Tag Archives: West Virginia

NCAA: North Carolina vence a Gonzaga en la final del March Madness

4 Abr

Cerca de 80.000 personas asistieron en directo en el Phoenix University Stadium, sede los Arizona Cardinals de la NFL, a la victoria de North Carolina ante Gonzaga (71-65) en el último partido del March Madness. Los campeones, con Joel Berry (22 puntos, 6 asistencias) como jugador más valioso de la final, sumaban así su sexto título en el torneo, tercero para su entrenador Roy Williams, desquitándose de la final perdida el curso pasado con un triple en el último segundo de Kris Jenkins. El alero de Villanova siguió el partido muy cerca del banquillo de los Tar Heels animando a uno de los miembros del equipo, su hermanastro Nate Britt. Gonzaga cierra la temporada con un balance de 37 victorias y 2 derrotas, ambas dolorosas. La primera, en el último partido de la liga regular de la West Coast Conference, y la segunda, con el gran premio en juego en la primera Final Four de su historia. North Carolina, por su parte, ha ganado 32 de sus 39 partidos.

En el partido entre dos de los cuatro cabezas de serie número 1 del March Madness se preveía un duelo entre dos auténticos tanques en la zona, Przemek Karnowski (9 puntos, 9 rebotes) por Gonzaga y Kennedy Meeks (7 puntos, 10 rebotes) por North Carolina. Ambos equipos trabajaron duro para anular a las torres rivales, y lo consiguieron. Karnowski falló sus 4 tiros de la primera mitad y Meeks sólo pudo aparecer a poco del descanso para cargar a su contrincante con su segunda falta personal.  Los Tar Heels tenían un segundo objetivo en defensa: no dejar pensar al cerebro de los Zags, NIgel Williams-Goss (15 puntos, 9 rebotes, 6 asistencias). Y también lo lograron con el marcaje de Justin Jackson (16 puntos).

Y sin embargo, fueron los de Mark Few los que se escaparon hasta de 7 puntos en los 20 minutos iniciales gracias en gran parte a tres triples de Josh Perkins (13 puntos). El escolta se redimía así tras haberse quedado en blanco en la semifinal. Los problemas de faltas de los pívots rivales (Zach Collins también acabó los primeros 20 minutos cargado con una segunda falta que sólo vieron los árbitros) permitieron a North Carolina acreditar su condición de mejor equipo esta temporada en el rebote para irse al descanso sólo 3 puntos abajo, 32-35.

La segunda parte no pudo empezar peor para Gonzaga. North Carolina recuperó el liderato en el marcador gracias a dos balones robados que le permitieron hacer lo que mejor sabe: correr. Zach Collins (9 puntos, 7 rebotes, 3 tapones) y el ala pívot Jonathan Williams cometieron demasiado rápido su tercera personal.  El base Joel Berry (que arrastraba lesiones en los dos tobillos desde el fin de semana previo) situaba el parcial de salida en un 7-0, obligando a Mark Few a pedir tiempo muerto. El entrenador mantuvo a Collins en pista, y el freshman respondió con 5 puntos consecutivos justo antes de cometer en ataque la cuarta falta a 16 minutos del final. Un precio muy alto el pagado por igualar el marcador.

Williams cometió su cuarta personal 6 minutos después. Segundos más tarde llegaba también la cuarta de Meeks, en un arbitraje excesivamente puntilloso con los contactos. Karnowski se sumó al club de las cuatro por un manotazo involuntario a Berry tras recibir una falta del base de North Carolina. El partido estaba espeso y los puntos escaseaban. Los de Roy Williams cargaban en la  pintura liderados por Isaiah Hicks (13 puntos, 9 rebotes) eliminando a Collins del partido, y Gonzaga respondía con dos triples de Jonathan Williams y Nigel Williams-Goss. El base de los Bulldogs asumió la responsabilidad en ataque con 8 puntos seguidos antes de torcerse el tobillo faltando 1 minuto y medio para el final. Hicks anotó el 68-65 restando 22 segundos de juego. Williams-Goss se equivocó en su entrada, recibiendo el tapón de Meeks. En el contraataque, Justin Jackson sentenció.

 

Unas semifinales igualadas

En la primera  de las semifinales del sábado 1 de abril Gonzaga acabó con las ilusiones de la número 7 South Carolina (77-73), que empezó el partido decidida a anular al polaco Przemek Karnowski (13 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias), con dobles y hasta triples marcajes cada vez que recibía, y cargando sobre él su ataque alimentando de balones a Chris Silva (13 puntos, 13 rebotes, 3 tapones). Un manotazo del propio Silva en la cara de su rival en el ecuador de la primera parte dejó al pívot de los Zags fuera de combate hasta la segunda.

Su substituto, Zach Collins (14 puntos, 13 rebotes, 6 tapones), aprovechó sus minutos a la perfección, resolviendo bien en ataque y convirtiéndose en un muro defensivo. Gonzaga dio su primer tirón en el marcador con 2 triples de Silas Melson. Dos triples aislados de un Sindarious Thornwell (15 puntos, 4 de 12 en los tiros de campo) perfectamente controlado por la defensa de los Bulldogs retrasó la escapada de los de Mark Few hasta que Nigel Williams-Goss (23 puntos, 5 rebotes, 6 asistencias), bien secundado por Jordan Mathews (12 puntos, 4 de 8 en triples), empezó a anotar desde cualquier posición.  En la segunda parte la diferencia llegó hasta los 14 puntos sin que la zona 2-3 primero y 1-2-2 luego de South Carolina diera resultado.

Pero en ese momento el entrenador Frank Martín dio con la clave, la individual con presión a toda pista con la que los Gamecoks firmaron un parcial de 0-16 en poco más de 3 minutos bajo la batuta de PJ Dozier (17 puntos, 9 rebotes). Karnowski, en el banquillo descansando, volvió a entrar en juego y entre él y Collins pusieron a su equipo 5 arriba. Un nuevo error arbitral, en este caso la cuarta falta inexistente de Collins, dio pie a un final igualado. La última posesión fue para South Carolina, 3 puntos abajo. Gonzaga dejó pasar el tiempo y no hizo falta, de 2 tiros y no de 3, hasta que la pelota llegó a Thornwell con opciones de lanzar un triple. El escolta anotó el primero y lanzó a fallar el segundo, pero Kilian Tillie, el hermano del Kim que juega en el Baskonia, se hizo con el rebote y, tras recibir falta, sentenció con dos tiros libres.

En la segunda de las semifinales North Carolina derrotó a la número 3 Oregon (77-76) gracias a dos rebotes ofensivos en los últimos segundos. La actuación de ambos equipos en la pintura fue determinante tras la mala noche de sus tiradores. Por Oregon Tyler Dorsey se fue hasta los 21 puntos, pero gracias a su 12 de 12 en tiros libres. En tiros de campo firmó un 3 de 12. Su socio Dillon Brooks (10 puntos, 6 rebotes) estuvo algo peor, 2 de 12. Por North Carolina Joel Berry (11 puntos), tras haberse perdido algunos entrenamientos por sus problemas en los tobillos, se quedó en un 2 de 14.

Sólo dos exteriores mantuvieron unos porcentajes aceptables. Dylan Ennis (18 puntos, 7 de 19 en el tiro)  ayudó a Oregon a escaparse de 8 en la primera parte. Justin Jackson (22 puntos) consiguió anotar 6 de sus 13 tiros, de ellos 4 de 9 en triples. Tres de sus canastas de 3 puntos sirvieron a los Tar Heels para abrir brecha en la segunda parte. El pívot Kennedy Meeks (25 puntos, 14 rebotes), el mejor hombre del partido, situó la máxima diferencia en los 10 puntos.

A 57 segundos del final Norht Carolina ganaba de 6. 51 segundos después solo ganaba de 1 gracias en parte a la actividad reboteadora de Jordan Bell (13 puntos, 16 rebotes, 4 tapones). En el tiempo restante Meeks falló dos tiros libres pero un rebote ofensivo de Theo Pinson (8 puntos, 8 rebotes, 5 asistencias) le devolvió la posesión a North Carolina. Berry dispuso de otros dos tiros libres para sentenciar, pero también los falló. Un  nuevo rebote ofensivo, ahora de Meeks, privó a Oregon de la posibilidad de un último lanzamiento salvador. Dos rebotes cruciales que Bell no cerró adecuadamente.

Ya hemos visto como se desarrolló el último fin de semana del March Madness, ahora es momento de repasar como cada uno de los finalistas ganó su billete a Phoenix en el fin de semana previo. A diferencia de lo que hicimos en el primer artículo sobre el torneo donde explicaba los partidos de la primera de las tres semanas que ha durado, en que agrupé los partidos por rondas, en ese caso los agruparé por sedes para que podáis ver con más claridad el camino seguido por cada uno de los equipos.

South Carolina, campeona del Este

South Carolina, cabeza de serie número 7, abrió un fin de semana histórico eliminando del torneo a la 3 Baylor (50-70). Y sólo necesitó 20 minutos para hacerlo. Fue una primera mitad de juego físico, intenso, con muchos contactos. Los Gamecocks tenían una prioridad clara en defensa, limitar al máximo la producción ofensiva en la pintura de la estrella rival Jonathan Motley (18 puntos, 9 rebotes), y se emplearon a fondo para conseguirlo. Baylor, por su parte, había fijado su atención en frenar al escolta Sindarious Thornwell (24 puntos, 6 rebotes), el alma de su equipo en ataque. Con las dos figuras frenadas, South Carolina fue la primera en encontrar vías alternativas para anotar en PJ Dozier (12 puntos, 6 rebotes), Duane Notice (11 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias) y Chris Silva (12 puntos, 7 rebotes). Tras 12 minutos de igualdad, el partido se rompió. Mientras Baylor se estrellaba una y otra vez contra el muro defensivo de los de Frank Martin errando hasta 12 lanzamientos seguidos, South Carolina sumaba puntos hasta completar un parcial de 0-18. Los Bears llegaron al descanso 15 puntos abajo, 22-37, y ya no levantaron cabeza.

En la otra semifinal de esta región, la número 4 Florida eliminó a la ocho Wisconsin (84-83) gracias a un triple en los últimos instantes de la prórroga de un Chris Chiozza que lanzó desequilibrado. El base buscaba penetrar o encontrar un compañero abierto, pero la defensa de los Badgers no le dejó más opción que un tiro lejano. Un desenlace digno de una segunda mitad frenética. Florida ganaba de 10. Nigel Hayes (22 puntos, 6 rebotes) lideró la remontada de los Badgers, pero su rival volvió a escaparse gracias a tres triples de Keyvaughn Allen (35 puntos) .A 5 minutos del final de la segunda parte, Wisconsin perdía de 12. Zak Showalter (14 puntos, 7 rebotes, 4 recuperaciones) anotó 9 puntos en el parcial 4 a 16 que condujo al tiempo extra, los últimos tres con el triple imposible que empataba a 72 con 3 segundos de juego en el cronómetro. En los 5 minutos de extensión cambiaron las tornas. Ahora eran los Badgers los que se avanzaban de 5 a 1:09 del final, y los Gators los que conseguían el triunfo con un parcial de 9-3.

En la final del Este, en un partido ultradefensivo, South Carolina se impuso a Florida (70-77). En la primera parte los Gamecocks volvieron a vivir de lo que producía Sindarious Thornwell (26 puntos, 7 rebotes), ya fuera directamente de sus puntos o de los espacios que generaba para sus compañeros. Florida, más coral, sacaba el máximo provecho de su acierto en el triple (7 de 12 en los primeros 20 minutos), con un especialmente inspirado Justin Leon (18 puntos, 6 rebotes). En los dos últimos minutos de esta primera mitad los Gators se escaparon en el marcador aprovechando una serie de ataques fallidos de su contrincante. Los de Frank Martin se rehicieron al inicio de la segunda parte.

Maik Kotsar (12 puntos) anotaba en la zona y en defensa ajustaron a la perfección sobre los lanzamientos triples que tanto daño les habían hecho (0 de 14 en los segundos 20 minutos). La recuperación de South Carolina, basada en su dominio en la pintura, se tambaleó con la cuarta falta de Silva (13 puntos, 9 rebotes) a poco menos de 10 minutos para el final. Pero Thornwell, inactivo tras el descanso, volvió a aparecer conduciendo dos contraataques. Uno lo culminó él, y en el otro dio la asistencia a Notice. Los Gamecocks ganaban de 4 a falta de 2 minutos, pero Florida sumó un 2+1 de Keyvaughn Allen. En el siguiente ataque, los árbitros se volvieron protagonistas al no ver unos clarísimos pasos de Notice antes de recibir una falta de tiro. En el último minuto los Gators recurrieron a las faltas para detener el juego, pero sin el resultado que deseaban.

 

Gonzaga, campeona del Oeste

Gonzaga, cabeza de serie número 1, sacó adelante la semifinal regional frente a la siempre correosa West Virginia (61-58) y su agobiante presión a toda pista. Los Bulldogs supieron sobrevivir a un tipo de partido, a pocos puntos, al que esta temporada no están acostumbrados. Un partido con 34 canastas por 51 faltas. Gonzaga abrió brecha en la segunda parte, con un 3+1 de Jordan Mathews (13 puntos) primero y con dos canastas de Przemek Karnowski (13 puntos) después. West Virginia tuvo un porcentaje de tiro pésimo, 26,7%, y aun así fue capaz de remontar la desventaja de 8 puntos para avanzarse en el marcador con un triple de Jevon Carter (21 puntos, 7 rebotes) a falta de 1:48 para el final. Mathews volvió a conectar un nuevo triple para anotar el 60 a 58, y Silas Melson aprovechó uno de sus dos tiros libres para poner el 61 a 58 en el electrónico. En los 38 segundos restantes, los Mountaineers capturaron 1 rebote ofensivo que permitió a Jevon Carter lanzar dos triples en 20 segundos que no entraron. West Virginia se hizo con un nuevo rebote ofensivo, pero esta vez la defensa de Gonzaga no les concedió más lanzamientos.

La cenicienta y onceava cabeza de serie, Xavier, se ganó el derecho a seguir en el baile una canción más superando a la número 2 Arizona (71-73). Los Wildcats tenían la ventaja de la altura con sus dos torres de 2,13, Lauri Markkanen y Dusan Ristic (17 puntos, 4 rebotes). De salida la aprovecharon (2-10), especialmente con Ristic. Pero ocurrieron tres cosas simultáneamente que cambiaron el partido: Ristic se fue al banquillo con 2 faltas, Xavier pasó de defensa individual a zona 2-3, y Trevon Bluiett (25 puntos), la estrella de los Musketeers, aprovechó que su marcador Kadeem Allen también se había cargado de personales para empezar a anotar. Arizona dominaba el rebote ofensivo, pero eso no era suficiente ante el acierto de Bluiett. Tras el descanso, Ristic volvió a castigar a Xavier en la pintura y Bluiett volvía a sufrir ante el retorno de Allen. Pero el equipo que entrena Chris Mack se aferró al coraje de JP Macura (14 puntos, 7 rebotes, 5 asistencias) para capear el temporal que les estaba descargando encima Allonzo Trier (19 puntos, 9 rebotes) con 15 puntos consecutivos. Arizona se puso 8 arriba (69-61) a menos de 4 minutos para el final. Bluiett y Malcolm Bernard (15 puntos, 6 rebotes) sumaron 5 puntos cada uno en un parcial de 2 a 12. Arizona tuvo su último cartucho en un lanzamiento triple de Trier, pero falló el tiro por muy poco.

A cenicienta le dieron las 12 de la noche en la final regional. Gonzaga fue la encargada de tocarle las campanadas a Xavier (83-59) para clasificarse para la primera Final Four del March Madness de su historia. Los Musketeers resistieron poco más de 13 minutos, hasta que recibieron dos triples seguidos obra de Jonathan Williams (19 puntos, 8 rebotes) y Nigel Williams-Goss (23 puntos, 8 rebotes, 4 asistencias). Xavier llegó al descanso 10 puntos abajo. En el inicio de la segunda parte los Bulldogs remataron a su rival con dos nuevos triples consecutivos de los mismos protagonistas. Gonzaga firmó una estadística final del 50% (12 de 24) desde la larga distancia. La mejor manera de romper una zona, según dicen los entendidos.

 

Oregon, campeona del Medio Oeste

El sueño de Michigan, cabeza de serie número 7, se acabó ante la cabeza de serie número 3 Oregon (69-68). Los Wolverines, tras haber encadenado 7 victorias consecutivas, tuvieron el peor de los despertares posibles. El alemán Moritz Wagner no tuvo su mejor noche (7 puntos, 3 de 10 en tiros de campo), pero este hecho quedó compensado por la poca puntería de Dillon Brooks para Oregon (12 puntos, 5 de 13 en los lanzamientos). Los séniors Derrick Walton (20 puntos, 5 rebotes, 8 asistencias) y Zak irvin (19 puntos, 8 rebotes) lideraron a Michigan en un partido igualado, mientras Tyler Dorsey (20 puntos, 5 de 7 en triples) y Jordan Bell (16 puntos, 13 rebotes) hacían lo propio con los Ducks. Los de John Beilein recuperaron una desventaja de 5 puntos para entrar en los dos minutos finales ganando de 3. En menos de un minuto, Bell y Dorsey habían dado la vuelta al marcador. En el tiempo restante, los tiros de DJ Wilson (12 puntos, 6 rebotes) y Watson para mantener vivas las ilusiones de Michigan no encontraron canasta.

Kansas, una de las cuatro cabezas de serie principales se mostró como una sólida candidata a ganar el March Madness con su triunfo frente a la número 4 Purdue (98-66), un equipo que basa su juego en un dúo interior integrado por Caleb Swanigan (18 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias) y Isaac Haas (11 puntos), con recursos para resolver en la pintura y visión de juego y buena mano para doblar cuando reciben un doble marcaje. Los Boilermakers se avanzaron en el marcador aprovechando esta segunda faceta de sus pívots, que facilitaron triples librados a sus compañeros. Kansas ajustó su defensa, limitando la producción de los exteriores rivales, para igualar el marcador. En la segunda parte, los Jayhawks acabaron de echar el cerrojo sobre Swanigan y Haas. El primero anotó dos triples huyendo de una pintura donde no encontraba espacios. Mala señal. Kansas rompió definitivamente el partido con un mate de 360º de Lagerald Vick (12 puntos) y un triple de Josh Jackson (15 puntos, 12 rebotes, 4 recuperaciones) tras botarse la pelota entre las piernas. Con Frank Mason (26 puntos, 7 rebotes, 7 asistencias) y Devonte’ Graham (26 puntos) de maestros de ceremonias, Kansas al fin pudo correr. El entrenador Bill Self dio entonces tiempo de juego a todo su banquillo, incluyendo a su hijo Tyler.

Ya en la final del Medio Oeste, toda la solidez de Kansas se esfumó frente a Oregon (60-74). Jordan Bell (11 puntos, 13 rebotes, 4 asistencias, 8 tapones) dejó claras sus intenciones en los primeros 30 segundos, con un tapón a Josh Jackson (10 puntos, 12 rebotes, 5 asistencias) y un rebote ofensivo. Tyler Dorsey tardó un poco más en mostrarse, pero a los cinco minutos conectó el primero de sus 6 triples (27 puntos, 5 rebotes). Oregon se puso por delante y no volvió a ceder la iniciativa. Para entonces Jackson se había cargado con 2 faltas. Esta fue una de las claves del desenlace. El alero, fuera del partido por sus tempranas personales, no empezó a anotar hasta la segunda mitad. Con Devonte’ Graham (3 puntos, 0 de 7 en tiros de campo) negado de cara al aro, Frank Mason (21 puntos, 4 rebotes, 4 asistencias) mantuvo a los Jayhawks en el partido, primero con ayuda de los secundarios y luego en solitario, encadenando 15 puntos para su equipo. Al descanso, tras dos triples seguidos de Dorsey, el resultado era 33 a 44. En la segunda mitad Kansas, con la resurrección de Jackson, consiguió sobrevivir muchos minutos. Un triple del ucraniano Sviatoslav Mykhailiuk ponía el 60 a 66 en el marcador a 2:53 del final. Bell capturó un rebote ofensivo que terminó en un triple de Dorsey, taponó a Mason en el siguiente ataque de Kansas y remató la faena con una canasta suya tras un nuevo rebote ofensivo.

 

North Carolina, campeona del Sur

Esta Final a 4 Regional era a priori la más interesante de las cuatro del penúltimo fin de semana del March Madness, con tres candidatas para luchar por el título final como la número 2 Kentucky, la número 3 UCLA y la cabeza de serie North Carolina. Las dos primeras se enfrentaron en una semifinal, en un duelo entre dos bases de primer año. Lonzo Ball (10 puntos, 8 asistencias), el director de juego de los californianos, ha estado en boca de todos esta temporada, pero en esta ocasión los focos iluminaron a De’Aaron Fox (39 puntos, 4 asistencias). El base de Kentucky anotó los 8 primeros puntos de su equipo y ya no paró. Tras una primera parte igualada, Fox y Malik Monk (21 puntos) sumaron 22 de los primeros 27 puntos de los Wildcats en la segunda. Los otros 5 fueron de Dominique Hawkins (11 puntos). Sólo la alta efectividad de los californianos (anotaron 9 de sus 12 primeros lanzamientos en el período) retrasaron el despegue definitivo de su rival. Un triple de Hawkins para cerrar esta racha, seguido por otro de Derek Willis (8 puntos, 8 rebotes, 4 asistencias), abrieron una brecha definitiva que Fox se encargó de mantener abierta pese a los intentos de los Bruins de cerrarla a golpe de triple.

En la otra semifinal del Sur North Carolina pasó el rodillo sobre la número 4 Butler (92-80) desde el primer minuto. Los Tar Heels empezaron el partido con una gran efectividad en el tiro, especialmente por parte de Justin Jackson (24 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias). Butler se mantuvo viva gracias a Andrew Chrabascz (21 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias) y las pelotas perdidas por su rival. El base Joel Berry (26 puntos), que renqueante de un tobillo se lastimó el otro, sumó 5 puntos seguidos para darle los de Roy Williams 10 puntos de margen. Saliendo del banquillo, el ala pívot Luke Maye (16 puntos, 12 rebotes) conectó dos triples y North Carolina se escapó de 16 (30-14). Los Bulldogs redujeron su déficit a 8 puntos, pero los favoritos volvieron a escaparse a partir de su dominio del rebote y aprovechando los fallos de su contrincante. A dos minutos del descanso, el 52 a 32 del marcador dejaba el enfrentamiento visto para sentencia.

En la final del Sur, North Carolina derrotó a Kentucky en un duelo de nervios, fallos y emoción hasta el final (75-73). Su potencial interior le dio el dominio de salida a los campeones del Sur. John Calipari se vio obligado a dar entrada al pivot australiano Isaac Humphries(12 puntos, 5 rebotes) para ayudar a Bam Adebayo (13 puntos, 7 rebotes) en la pintura. Berry (11 puntos, 4 rebotes) seguía sin recuperarse plenamente del tobillo, pero las dos faltas tempranas de De’Aaron Fox (13 puntos, 4 rebotes) lo compensaban. Justin Jackson (19 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias) anulaba a Malik Monk (12 puntos) en defensa, y además anotaba el 31-22 a 6:30 del descanso. Kentucky resistió con jugadas de puerta atrás para igualar el marcador al inicio de la segunda parte.

Los Tar Heels volvieron a echar mano de sus pivots. Con Kennedy Meeks (7 puntos, 17 rebotes, 4 tapones) dominando el rebote y Luke Maye (17 puntos, 3 rebotes) anotando un triple y un 2+1, el cabeza de serie volvió a abrir brecha. Humphries y Fox respondieron hasta llevar a los Wildcats a su máxima ventaja, 59-64. Y ahora fue North Carolina la que devolvió el golpe con un parcial de 12 a 0. Ya en el último minuto, con un resultado de 71 a 64, Fox sumó un triple. Tras una pelota perdida por Meeks, Monk anotó otra canasta de 3 puntos. A 7 segundos del final, el escolta de Kentucky empataba a 73 con un lanzamiento triple punteado por dos rivales. Maye, para redondear su fin de semana glorioso, le dio a North Carolina un billete para la Final Four de Phoenix.

 

Artículo publicado en www, encancha, 4 abril 2017

 

Gonzaga, única invicta en la NCAA mientras Duke entra en crisis

17 Ene

Seis equipos llegaban invictos al inicio de las ligas regulares de las distintas conferencias. Apenas 3 semanas más tarde, sólo uno sobrevive. Entre los 6 no estaba una Duke que pasa por una crisis preocupante.

Oregon, una de las favoritas para los analistas antes del inicio de la temporada, no pudo contar con su estrella Dillon Brooks en sus 3 primeros partidos por culpa de una fractura por estrés en el pie. Los Ducks notaron la baja y el tiempo posterior que el alero necesitó para recuperar su mejor forma y encajaron dos derrotas, ante Baylor y Georgetown, además de sufrir para sacar adelante su enfrentamiento contra Tennessee.

Brooks llegó al 100%, y con mucha hambre, al inicio de la liga regular de su conferencia, la Pacific 12, y Oregon lo aprovechó para volver al primer plano de la NCAA, recuperando posiciones perdidas en el ránking de Associated Press. En su primera cita de esta fase de la temporada, el 28 de diciembre, acabó con la imbatibilidad de UCLA (89-87), y en la segunda, el 30 de diciembre, con la de Southern California (84-61). Y lo hizo a pesar de tener renqueante a otro de sus hombres claves, el interior Chris Boucher.

El pivot de UCLA Thomas Welsh (20 puntos, 10 rebotes) aprovechó que Boucher no fue titular para castigar de salida a Oregon. Hasta que Brooks (23 puntos, 9 rebotes) dijo basta. Los californianos se mostraron débiles en defensa en la pista de su rival, especialmente cuando se pusieron en una zona que los Ducks destrozaron a base de triples. Los Bruins acusaron el golpe, se tambalearon, pero no cayeron gracias a las canastas de 3 puntos de Bryce Alford (20 puntos, 6 de 10 en triples).

El base Lonzo Ball (14 puntos, 6 asistencias), la gran sensación de los californianos en su primera (y previsiblemente única) temporada NCAA, apareció en los últimos minutos para compensar su flojo partido. Y UCLA se avanzó de nuevo en el marcador. Pero los pistoleros de verdad siempre se guardan una última bala en la recámara. Como la que tenía Brooks, que sentenció el encuentro con un triple al límite del tiempo.

 

Casi sin espacio para la pausa, Oregon recibió la visita del otro invicto de la Pac12, Southern California. Los Trojans hincaron la rodilla ante su primer contrincante de entidad de la temporada. Brooks, ejerciendo nuevamente como maestro de ceremonias, rompió su marca anotadora del curso con 28 puntos y una serie casi inmaculada en los tiros a canasta: 4 de 4 en los triples, 5 de 6 en los de dos y 6 de 6 en los triples.

USC y Oregon empezaron el intercambio de golpes desde la defensa. Primero fueron los Ducks los que abrieron brecha. Luego le tocó el turno a los californianos, que recuperaron la desventaja y crearon su propio margen favorable. Y entonces el entrenador Dana Altman dio con la clave: Chris Boucher intimidando atrás (5 tapones) y Brooks apuntillando delante. Al final de la primera parte Oregon ganaba de 9.

El enfrentamiento quedó roto tras el descanso, cuando Dylan Ennis (21 puntos) se sumó a la fiesta aportando 14 puntos a un parcial de 21 a 3 de los Ducks. Ennis es un transfer de Villanova que se pasó la temporada pasada en blanco. Ésta puede ser una de las piezas clave en los esquemas de Altman.

En este mes de enero no todo han sido elogios para Brooks. El alero fue expulsado en el partido contra Washington State tras esta jugada, en la que propina un golpe bajo con su pie a un rival. Una jugada al más puro estilo del jugador de los Warriors de la NBA Draymond Green. Ante las dudas de si deja ir el pie voluntariamente o es fruto del desequilibrio en la caída, no hubo más sanciones para la estrella de Oregon.

Villanova, la vigente campeona de la NCAA, asaltó la fortaleza de Creighton en el duelo entre equipos invictos que abrió el calendario regular de la conferencia Big East (70-80). Los Wildcats no lo tuvieron nada fácil. Tras un mal inicio, perdían de 10 cumplidos los primeros 7 minutos de juego. Su estrella, Josh Hart, no encontraba espacio para anotar. El escolta finalmente apareció ( 18 puntos, 10 rebotes) para colaborar con el base Jalen Brunson (27 puntos) y el alero Kris Jenkins (21 puntos) y dar el mando del partido a los suyos.

Los Blue Jays, uno de los conjuntos de la Division I con mayor efectividad desde la linea de 3 puntos, no tuvieron una buena noche con su mejor arma (6 de 24). Su líder anotador, el escolta Marcus Foster (22 puntos), firmó un paupérrimo 2 de 11 desde la larga distancia. Pero el equipo que entrena Greg McDermott, padre del jugador de los Chicago Bulls de la NBA Doug, supo aprovechar la escasez de efectivos de Villanova en la pintura para empatar a 4 minutos del final alimentando de balones al pivot Justin Patton (18 puntos, 8 rebotes). Pero Hart y Brunson no estaban para bromas, y se combinaron para sentenciar con un parcial de 4 a 14.

La buena racha de los Wildcats no se alargó mucho más allá de esta victoria. El 3 de enero la número 1 del ranking durante 5 semanas seguidas cayó en su visita a Butler (66-58). Los Bulldogs decidieron centrarse en su defensa, sin ninguna concesión ni al rival ni al espectáculo. A los jugadores visitantes les costó mucho entrar en juego, especialmente a Josh Hart (13 puntos, 3 de 11 en los tiros de campo) y a Kris Jenkins (11 puntos, 4 de 11 en los lanzamientos). Brunson fue el único que mantuvo el nivel (23 puntos, 9 de 16 en sus tiros). Villanova firmó su peor porcentaje cara a canasta de la temporada (37,3%, con 6 de 26 en triples) y perdió su imbatibilidad tras 14 victorias, 20 si contamos las 6 del último March Madness.

Villanova fue por delante en el marcador la mayor parte del encuentro, pero sin poder distanciarse gracias a canastas importantes de los dos líderes de Butler, el alero Kelan Martin (12 puntos, 6 rebotes) y el ala-pivot Andrew Chrabascz (13 puntos, 7 rebotes, 3 asistencias). Y a 3 minutos del final, gracias a dos penetraciones de Kethan Savage (13 puntos) antes de quedar eliminado por faltas, los locales se adelantaron. El técnico Jay Wright ordenó a sus jugadores presión a todo el campo y falta rápida si no conseguían robar la pelota. La estrategia no le dio los resultados esperados. La invasión de pista al final del partido le costó a Butler una multa de 5.000 euros que donó gustosa a fines benéficos. Sarna con gusto no pica.

Tras esta derrota uno de los dos equipos invictos que quedaban, Baylor, se puso al frente del Top 25 de Associated Press por primera vez en su historia. Un premio muy trabajado, ya que los Bears venían de ganar a Iowa State con una canasta a 8 segundos del final del base belga Manu Lecomte, y de sufrir también para derrotar a Oklahoma State en la liga regular de la Big 12. El número 1 le duró muy poco a los tejanos. Baylor se dejo su imbatibilidad en su visita a West Virginia (89-68).

Los Mountaineers son un equipo correoso, y en su propia pista, en Morgantown, temible. Practican una de las mejores defensas de la Division I de la NCAA, con una presión a toda pista asfixiante que acaba por ahogar a sus rivales. Baylor sobrevivió los primeros 20 minutos, más mal que bien, a pesar de sus 16 balones perdidos. El punto flojo de West Virginia es su ataque en estático, sin ninguna gran estrella que les asegure muchos puntos. Y los Bears compensaron sus problemas en el manejo del balón con su característica zona 1-3-1.

Tras el descanso cambió el panorama. Los chicos de Bob Huggins abrieron la segunda parte con un parcial de 11 a 3. Los 7 puntos de ventaja con que habían cerrado los primeros 20 minutos se convirtieron en 15. Baylor dio muestras de desfallecimiento. West Virginia olió la sangre y se lanzó a degüello en su presión hasta construir un margen favorable de 26 puntos a poco más de 5 minutos para el final. Nathan Adrien, que durante la primera parte había hecho daño a los visitantes ganándoles la espalda por la línea de fondo, acabo el partido asfixiado, pero con 22 puntos. El número 1 de Baylor había sido tan merecido como fugaz.

El último invicto, Gonzaga, se pasea por el momento en la West Coast Conference. Ante San Francisco sumó por primera vez en su historia 15 victorias para empezar una temporada, con 36 puntos, 11 rebotes y 6 asistencias de Nigel Williams-Goss. El 14 de enero se enfrentaron a su principal rival de conferencia, Saint Mary’s. Solventaron el compromiso con nota y ahora mismo son firmes candidatos a acabar imbatidos esta segunda parte de la temporada.

Los Gaels son un equipo que juga con un pivot, Jock Landale (10 puntos, 6 rebotes), y 4 tiradores abiertos para aprovechar los espacios que genera. Pero el australiano se cargó rápido de faltas en la primera parte y tuvo que ir al banquillo. Gonzaga no aprovechó su ausencia hasta el final de la primera parte, cuando consiguió un parcial de 12 a 0 en unos buenos minutos de su pivot suplente, el novato Zach Collins (10 puntos).

Landale volvió a la pista en la segunda parte y Saint Mary’s recuperó gran parte de la desventaja de 9 puntos (43-34) que había cedido al descanso. Fue un espejismo. El pivot cometió su cuarta falta a 10 minutos del final y esta vez sus tres transfers Nigel Williams-Goss (19 puntos, 6 asistencias), Jordan Matthews (16 puntos, 4 de 6 en triples) y Jonathan Williams (14 puntos, 5 rebotes) no perdonaron.

Pero el hecho de quedar como único equipo de la Division I que aún no ha perdido un partido no catapultó a Gonzaga hasta el primer lugar del ranking de los 25 mejores. Los analistas de Associated Press no acaban de confiar en los Bulldogs, y decidieron devolverle el lugar de honor de la lista a Villanova.

Lio en Duke

En la jornada inaugural de la liga regular de la Atlantic Coast Conference se produjo una curiosa coincidencia. El mismo dia, el 30 de diciembre, cayeron derrotadas las 4 universidades principales del estado de Carolina del Norte: Duke frente a Virginia Tech, North Carolina en casa de Georgia Tech (75-63), Wake Forest en la pista de la dura Clemson y North Carolina State en su visita a Miami. Este hecho sólo se había dado otra vez desde que se creó la NCAA el año 1953: el 11 de enero del 2014.

La de Duke, en casa de Virginia Tech, fue una paliza en toda regla (89-75). Era el primer partido sin el suspendido Grayson Allen, al que su entrenador Mike Krzyzewski también había despojado de la capitanía del equipo. Los Blue Devils cedieron un parcial de 8 a 0 de salida y fueron siempre por debajo en el marcador. Su defensa fue en todo momento un paso por detrás de un equipo pequeño y móvil (la mayor parte del tiempo ninguno de sus jugadores en pista superaba los 2 metros) que basaba sus ataques en rápidas transiciones y continuos duelos uno contra uno.

Superiores con un ataque muy compensado (4 de sus titulares y dos hombres de banquillo anotaron más de 10 puntos), los Hookies también supieron sufrir para asegurar su rebote. Mediada la primera mitad, y 14 abajo en el marcador, Krzyzewski recurrió a una zona 2-3 que no arregló nada. La desventaja de los suyos llegó hasta los 20 puntos. Y aún suerte del completísimo partido de Luke Kennard (34 puntos, 7 rebotes) y la aparición en la segunda parte de Jayson Tatum (18 puntos, 7 rebotes), porque el desastre podía haber sido aún peor.

La mala imagen de los Blue Devils provocó la rápida reacción de Krzyzewski, quien pospuso unos días la operación de hernia discal que le mantendrá unas 4 semanas de baja para dirigir a los suyos frente a Georgia Tech. El técnico decidió que la suspensión indefinida de Grayson Allen, ahora reconvertido a base, por poner la zancadilla a un contrario sólo debía durar un partido. El otro cambio fue dar entrada en el cinco titular, y más minutos de juego, a Harry Giles. El pivot de las rodillas frágiles respondió con 10 puntos y 12 rebotes en 17 minutos. Duke arrolló a los Yellow Jackets (110-57) con un festival de triples (muchos generados tras penetraciones de Allen) en la primera parte que les permitió irse al descanso con 61 puntos en su marcador y una ventaja de 31 puntos.

Ya sin Krzyzxewski, con Jeff Capel asumiendo el mando desde el banquillo, Duke volvió a ofrecer minutos de juego brillante frente a Boston College, en un partido que no obstante dejó 2 notas negativas al equipo vencedor. La primera, la lesión en un pie de Amile Jefferson, quien hasta ahora protagonizaba una temporada espectacular. El ala-pivot se perdió el curso pasado por una fractura de un hueso del pie. Este percance redundará en más minutos para Giles. La segunda nota negativa la protagonizó Grayson Allen con una nueva jugada polémica. La Atlantic Coast no encontró evidencias para asegurar que el escolta intentase poner intencionadamente una nueva zancadilla a un rival, pero la polémica estaba servida.

Sin embargo ante Florida State, su primer rival ranqueado en su calendario de conferencia, Duke volvió a caer (88-72). Jugando muchos minutos con un sólo hombre alto fueron incapaces de frenar las penetraciones de los exteriores rivales o de asegurar su rebote defensivo. La figura de los Seminoles, que exhibieron una rotación de jugadores mucho más larga que la de los Blue Devils, fue Xavier Rathan-Mayes (21 puntos). El base canadiense fue uno de los dos zancadilleados por Grayson Allen el curso pasado, y quería su venganza. Y vaya si la tuvo. Sumo 18 puntos tras el descanso, durante los minutos en que su equipo rompió el partido.

La crisis de Duke se agravó aún más frente al segundo rival ranqueado consecutivo, Louisville, con una nueva derrota (78-69). Mientras los Blue Devils pudieron correr, y anotaron algún triple ocasional, fueron por delante. Pero en el momento que los Cardinals endurecieron su defensa, imponiendo un nivel más físico, los ahora jugadores de Capel cedieron terreno. El pivot egipcio Anas Mahmoud (17 puntos, 11 rebotes) empezó a campar a sus anchas en la zona y los exteriores locales hacían y deshacían a voluntad para darle a Louisville el liderato en el marcador.

Una vez más Duke se mostró floja en defensa y, en su segundo partido sin Amile Jefferson, débil en la pintura. El máximo favorito antes de empezar el curso para los analistas hace aguas. Tras este resultado, los votantes del Top25 enviaron a los Blue Devils una seria advertencia, haciéndoles descender desde el séptimo puesto del ranking al 18. Aviso de expulsión.

 

Otras imágenes destacadas

El vencedor perenne de la conferencia Big 12, Kansas, necesitó de una canasta en el último segundo de Sviatoslav Mykhailiuk para derrotar a Kansas State (90-88). Esta ha sido una de las jugadas controvertidas del primer mes del 2017, ya que los 2 puntos no deberían haber subido al marcador. El alero ucraniano da 4 pasos antes de dejar ir la bola.

 

La remontada del mes, y posiblemente de la temporada, la protagonizó Nevada en la pista de New Mexico (104-105). Los visitantes perdían de 14 a poco más de un minuto para el final de la segunda mitad, pero tras encadenar 6 triples, y aprovechar la bisoñez de los locales para dar la pelota a sus mejores lanzadores de tiros libres (New Mexico firmó en este lapso de tiempo un 4 de 10 desde la línea de personal), consiguieron forzar la prórroga. De los 6 triples, 4 fueron de Marcus Marshall (26 puntos). Ya en el tiempo extra New Mexico consiguió una renta de 5 puntos gracias a Elijah Brown (26 puntos), pero no supo conservarla. A 8 segundos del final Brown tuvo dos tiros libres para poner a los suyos a tres puntos, pero sólo acertó uno, dejando la puerta abierta al triple ganador del héroe del partido, Jordan Caroline (45 puntos, 13 rebotes).

En el partido entre Georgia y Missouri se lió una tangana al final de la primera parte. Todo empezó con un roce entre jugadores por la última bola. Parecía que la situación se tranquilizaba, y fue entonces cuando Keith Davidson, director de operaciones de baloncesto de Georgia, y el técnico asistente de Missouri Steve Shields intercambiaron algo más que palabras. Fue una dura tarea para los árbitros conseguir que la cosa no pasara a mayores y enviar a los dos equipos a sus vestuarios a tranquilizarse.

 

NCAA: Kentucky sobrevive, Michigan State se reivindica y UCLA sorprende

23 Mar

Después del primer fin de semana de competición del March Madness ya tenemos un cabeza de serie fuera de la competición. Se trata de Villanova en el Este, una región que también ha perdido a su número 2. La primera ronda tuvo tantas sorpresas que de los 11,5 millones de brackets registrados por la ESPN, sólo 1 había acertado todos los vencedores.

El último ranking del curso

Kentucky empezó el March Madness tal como empezó la temporada: al frente del ranking de Asociated Press. Y de forma unánime. Al ser la última votación del curso los expertos se dejaron ir un poco subiendo a Villanova hasta la segunda posición para castigar a Duke (4) y Virginia (6) por sus derrotas en semifinales en el torneo de la Atlantic Coast. Wisconsin ascendió hasta la tercera posición mientras que Arizona cerró el Top 5 de la lista.

Notre Dame escaló hasta el octavo lugar, por detrás de Gonzaga, desde el onceavo, relevando a una Maryland que se fue hasta el número 12. Iowa State siguió a los Irish en su ascenso, del 13 al 9. Kansas, a pesar de perder un puesto, se mantuvo entre las 10 mejores. Davidson y Boise State desaparecieron del Top 25, dejando sitio para la llegada de Michigan State (23) y Virginia Commonwealth (25).

Los First Four

Hampton se ganó el derecho de ser eliminada por Kentucky en la primera ronda tras derrotar a Manhattan (64-74) en este partido previo. Los Pirates abrieron el encuentro con un parcial de 7 a 0. Un triple de Deron Powers elevó su ventaja hasta los 12 puntos a 3:52 del descanso. Su rival reaccionó hasta ponerse a un punto mediada la segunda mitad. Reginald Johnson (15 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias) frenó con sus puntos el empuje de los Jaspers. Luego, cuando su compañero Quinton Chievous (15 puntos, 13 rebotes) ya estaba fuera de juego por una torcedura de tobillo, los remató con dos robos de balón.

Ole Miss le dio a probar a Brigham Young su propia medicina. El 2012 BYU eliminó en esta fase a Dayton tras remontar 25 puntos de desventaja. En esta ocasión, los Rebels del madrileño Sebas Saiz (10 puntos, 9 rebotes, 2 tapones) ganaron (94-90) tras anular el margen rival de 17 puntos al descanso. En la primera mitad, los Cougars estuvieron acertadísimos en el triple (10 de 15) liderados por Tyler Haws (33 puntos, 19 en los primeros 20 minutos) y Chase Fischer (17 de sus 23 puntos en el primer tiempo). Ole Miss negó espacios a los tiradores rivales en la segunda parte y empezó a anotar cargando en la pintura con un destacado M.J. Rhet (20 puntos) o robando balones. De sus 62 puntos en este período, 48 llegaron por estas dos vías. Y cuando los Cougars se pusieron en zona, Stefan Moody (26 puntos, 5 asistencias) les martilleó con triples psicológicos.

Robert Morris derrotó a North Florida (77-81) a pesar de que perdía de 13 en los primeros compases de la segunda mitad tras dos triples de Beau Beach (28 puntos, 7 rebotes, 6 de 10 en canastas de 3 puntos). El secreto de la remontada de los Colonials estuvo en que no perdieron ningún balón después del descanso. En ataque, entre los titulares Marcquise Reed (19 puntos) Rodney Pryor (20 puntos) y el reserva Lucky Jones (21 puntos, 7 rebotes, 5 recuperaciones) anotaron 39 de los 50 puntos que sumó el equipo para salir del pozo.

Dayton aprovechó la ventaja de jugar en casa (esta fase de la Locura de marzo se disputó en la cancha de la Universidad de Dayton) para deshacerse de Boise State (55-56). El alma ofensiva de este equipo es Jordan Sibert (13 puntos en 24 minutos). Los Broncos aprovecharon que el escolta estaba en el banquillo con 3 faltas para cerrar la primera parte con 9 puntos de ventaja, liderados por Derrick Marcks (23 puntos, 3 rebotes, 3 asistencias, 3 recuperaciones).

Una buena racha de Scoochie Smith (11 puntos, 6 asistencias) igualó la situación momentáneamente antes de un nuevo estirón de Boise State, que mantuvo su liderato aprovechando la cuarta falta de Sibert. A 3:40 del final el equipo que jugaba en casa perdía de 7. Con Sibert de nuevo en pista llegó la última remontada. Un triple suyo avanzaba a Dayton faltando 37 segundos. Los Broncos tuvieron dos posesiones para evitar su derrota, pero no estuvieron acertados. La jugada curiosa de la noche la protagonizó Dyshawn Pierre, a quien se le bajaron los pantalones en un rebote.

La batalla de Kentucky en el Medio Oeste

La principal favorita a ganar el torneo avasalló en primera ronda a Hampton (79-56) siguiendo el guión previsto. Su rival en la segunda ronda fue una Cincinnati que venía de eliminar a Purdue (66-65). El equipo de la Big Ten tuvo una noche negada en los triples (4 de 26) pero A.J. Hammons (17 puntos, 10 rebotes) y Vince Edwards (14 puntos, 8 rebotes, 7 asistencias) lo compensaban en la pintura. Fueron precisamente 2 canastas de tres puntos las que le dieron 7 puntos de ventaja a 48 segundos del final de la segunda mitad. Cincinnati respondió con un parcial de 2 a 10 culminado con la canasta de Troy Caupain (10 puntos, 4 asistencias) en el último segundo que forzó la prórroga. En el tiempo añadido Coreontae DeBerry (13 puntos) le dio la iniciativa necesaria a Cincinnati para vencer.

Cincinnati planteó su duelo contra Kentucky como una batalla, sin rehuir ningún contacto, sin dar un paso atrás, peleando por cada rebote y cada balón suelto como si su vida dependiera de ello, como si no hubiera un mañana. Fue un partido duro, incluso con momentos de tensión con Octavius Ellis de los Bearcats presente en todas las salsas. Los Wildcats se enfrentaron por primera vez esta temporada a un rival que les discutía su dominio físico.

Hasta los últimos 8:30 del encuentro no consiguieron los de Calipari estabilizar su ventaja por encima de los 10 puntos. Y ni así se rindieron los Bearcats. A pesar de recibir 4 tapones en una posesión, siguieron luchando por anotar en la zona. A pesar de estar 17 abajo en el marcador a falta de menos de 2 minutos siguieron negando canastas fáciles a la campeona de la SEC. Kentucky se acabó imponiendo 64 a 51 y lo que es más importante, sobrevivió a un tipo de juego al que aún no se había enfrentado.

West Virginia amargó el debut como entrenador de Bobby Hurley en el March Madness. El técnico se había proclamado campeón dos veces como jugador con Duke. Su Buffalo llegó a la media parte 10 puntos abajo. En la segunda mitad aprendieron a superar la presión de los Mountaineers y remontaron con 16 puntos en transición. Tarik Phillip (9 puntos, 3 rebotes), un suplente valorado sólo por su defensa, anotó el triple que aseguraba el triunfo de West Virginia por 68 a 62. Bob Huggins, su entrenador, se olvidó de hacer un cambio de balonmano y sentarlo en el ataque decisivo.

Maryland salió decidida a tumbar a Valparaíso por la vía rápida, con un parcial de salida de 11 a 2. Los Crusaders, sin embargo, encajaron ese golpe y todos los posteriores que le lanzó su contrincante. Cada vez que los Terrapins se escapaban, el equipo modesto conectaba una serie de triples (12 de 27) para volver a ponerse a su altura. Alec Peters fue su referente con 18 puntos (4 de 7 en canastas de 3 puntos). El encuentro se resolvió en dos jugadas en los últimos dos minutos, un 2+1 de Dez Wells (14 puntos) con rebote ofensivo incluido y la presión en la última jugada de Varun Ram que evitó el posible triple del empate de Keith Carter. Ram sólo estuvo en pista 13 segundos, pero aprovechó al máximo su tiempo de juego para ayudar a Maryland a vencer (65-62).

En el duelo de segunda ronda West Virginia superó a Maryland gracias a su defensa, que forzó 23 pérdidas de pelota a su rival, y el trabajo en la zona de Devin Williams (16 puntos, 10 rebotes). El encuentro se mantuvo en términos de igualdad hasta que un parcial de 0 a 8 concedió a los Mountaineers 9 puntos de ventaja a faltando 7 minutos y 15 segundos para acabar el encuentro. Las cuatro canastas de los de Bob Huggins coincidieron con la lesión del base de los Terrapins, Melo Trimble (15 puntos, 7 rebotes). El novato recibió un golpe en la cabeza por parte de un compañero y ya no pudo volver a la pista. El otro líder de Maryland, el escolta Dez Wells, sólo pudo jugar 13 minutos a causa de las personales. Mientras estuvo sobre el parquet, la defensa de West Virginia le provocó 8 pérdidas de balón que dieron origen a 10 puntos. Regaló más de los que anotó (9).

Notre Dame pasó muchos apuros para superar en primera ronda a Northeastern (69-65). Los Huskies no desesperaron cuando estaban 12 abajo a 6 minutos del final. Tras un parcial de 4 a 14, Scott Eatherton (18 puntos, 8 rebotes) redujo su desventaja a tan sólo 2 puntos con 37 segundos por jugarse. La mala gestión de su última posesión posibilitó el robo de balón de Jerian Grant (17 puntos, 5 asistencias) y los tiros libres de Zach Auguste (25 puntos, 5 rebotes) que cerraron el encuentro.

Texas puso el colofón a su irregular temporada cayendo en primera ronda ante Butler (56-48). Los Bulldogs ganaban de 11 a 4 minutos del descanso, tras un triple de Kellen  Dunham (20 puntos), cuando de forma súbita se les fundieron los plomos. No fue hasta que se habían disputado los 6 primeros minutos de la segunda mitad que Dunham volvió a anotar un lanzamiento de campo para Butler. Los Longhorns no aprovecharon plenamente la sequía rival, limitándose a igualar el encuentro con un parcial de 2 a 15. Los dos puntos de Dunham abrieron un parcial de 11 a 0. Los tejanos llegaron a ponerse a 1 punto nuevamente en un rabioso final de Isaiah Taylor (14 puntos, 4 asistencias), autor de 12 de los últimos 18 puntos de los suyos, pero Butler se mantuvo firme.

Roosevelt Jones (23 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias), que se había lesionado la rodilla izquierda ante Texas, jugó 44 de los 45 minutos posibles frente a Notre Dame (hubo una prórroga) en la segunda ronda.  El escolta sumó 9 puntos en el parcial de 5 a 15 que permitió a Butler recuperar antes del descanso la ventaja de 10 puntos que habían alcanzado los Irish. En la segunda parte el destacado para los Bulldogs fue Andrew Chrabascz (20 puntos). Su equipo llegó a tener hasta 6 puntos de ventaja tras un parcial de 2 a 16, pero no los pudo conservar. Butler aún tuvo dos opciones de vencer a su rival al final de los 40 minutos.

Con empate a 55 los Bulldogs tuvieron 5 lanzamientos en los últimos 2 minutos por 0 de su oponente. Ninguno entró. En la prórroga se cambiaron las tornas. Los irlandeses asumieron el control y aseguraron el triunfo (67-64) tras dos triples consecutivos, uno de Pat Connaughton (7 puntos, 9 rebotes, 5 tapones) y otro de Steve Vasturia (20 puntos, 6 rebotes). Mike Brey, su entrenador, pudo dedicarle el triunfo a su madre, olímpica en natación con los EUA en 1956, fallecida de un ataque al corazón la misma mañana del partido.

Las esperanzas de Indiana de salvar la temporada, y de su entrenador Tom Crean de asegurar su cargo se esfumaron tras su derrota en primera ronda frente a Wichita State (81-76). Los Hoosiers llegaron a tener hasta 8 puntos de ventaja en la primera parte gracias a los triples de Yogi Ferrell (24 puntos, 4 de 6) y Collin Hartman (11 puntos, 3 de 4). Fred VanVleet (27 puntos, 4 asistencias) evitó el hundimiento de los Shockers antes del descanso. En la segunda mitad el base y el novato Zach Brown (11 puntos, 8 rebotes) contribuyeron de forma decisiva a poner contra las cuerdas a Indiana con un parcial de 15 a 3. En los 6 minutos finales Ron Baker (15 puntos, 5 rebotes, 5 recuperaciones) y Tekele Cotton (9 puntos, 5 rebotes) contuvieron la última ofensiva de los de Tom Crean anotando los últimos 14 puntos de los vencedores (7 por cabeza).

Kansas superó sin ningún tipo de problema a New Mexico State (75-56). Los Jayhawks estuvieron sensacionales desde la línea de triples (9 de 13). En segunda ronda ante Wichita State se quedaron en un paupérrimo 6 de 21 (28,6%). El equipo de este año de Bill Self ha evidenciado problemas de carácter, de alma, en los momentos complicados. En su último partido de curso esta carencia se hizo evidente de nuevo. Inicialmente parecía que Frank Mason (16 puntos, 6 rebotes) podría superar a Fred VanVleet (17 puntos, 6 rebotes, 6 asistencias, 4 robos) en el duelo de bases, dándole a Kansas una ventaja de 8 puntos. Pero entonces aparecieron los triples de Wichita State (10 de 20 al final del partido) para pulverizar la renta de su rival antes del descanso.

En la segunda mitad Tekele Cotton (19 puntos) tocó a carga. Un triple de Evan Wessel (12 puntos, 9 rebotes, 4 de 6 en triples) puso a los Shockers 13 arriba. Bill Self ordenó a sus jugadores que presionaran en toda la pista. El recurso fue efectivo hasta que Darius Carter (10 puntos, 4 rebotes) conectó dos canastas seguidas a falta de 5 minutos. Al técnico, que ya había agotado sus tiempos muertos, no le quedó más remedio que contemplar impotente la derrota de sus jugadores por 65 a 78.

Wisconsin sobrevive a Joseph Young en el Oeste

A falta de 4:30 para el descanso entre el enfrentamiento de primera ronda entre Oregon y Oklahoma State, Joseph Young (27 puntos, 4 rebotes, 4 asistencias) había fallado sus 3 lanzamientos y sólo llevaba 2 puntos de tiros libres. El hijo de Michael Young, ganador de la Euroliga en 1993 con el Limoges, cerró la primera parte con una racha de 15 puntos y su equipo pasó de perder de 8 a ganar de 4. Los Cowboys volvieron a plantar cara durante 16 minutos para volver a ceder en sus fatídicos últimos 4 minutos, en este caso de la segunda parte. En este lapso fallaron 6 de sus 7 lanzamientos de campo para encajar el parcial de 9 a 4 que les condenó a perder 79 a 73. Por los derrotados, Phil Forte sumó 12 puntos, pero se quedó en 1 de 7 en triples. ¿Recordáis lo que hemos dicho a lo largo de la temporada sobre Forte y sus rachas de triples? Pues eso.

Coastal Carolina resistió 12 minutos y 38 segundos antes de que Wisconsin, la primera cabeza de serie de esta región,  se le escapase de forma definitiva (86 -72) en su duelo de primera ronda. Los bajitos Chanticleers, sin ningún titular de más de 2 metros, no pudieron frenar a la línea frontal de los Badgers (62 puntos y 22 rebotes entre Frank Kaminsky, Sam Dekker y Nigel Hayes). El trío mantuvo un duelo desigual en segunda ronda contra Joseph Young. Con los puntos de Dekker (17 puntos, 5 rebotes), Kaminsky (16 puntos, 7 rebotes) y Hayes (14 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias) Wisconsin abrió distancia en el marcador respecto a Oregon.

Young empezó frío, fallando sus 5 primeros lanzamientos, pero a la que anotó su primer triple no tuvo freno. El escolta le clavó 30 puntos a su rival, aunque estaba en inferioridad de 3 a 1. Los breves momentos en que Jalil Abdul-Bassit (12 puntos, 4 de 5 en triples) y Dwayne Benjamin (8 puntos, 8 rebotes) le acompañaron, los Ducks consiguieron empatar a 52. Cuando le dejaron solo, Bronson Koenig (12 puntos) se sumó al trío de Wisconsin para sentenciar el choque (72-65).

Wesley Saunders (26 puntos, 4 rebotes, 5 asistencias) anotó 15 de los 18 primeros puntos de Harvard en primera ronda ante North Carolina. Su liderazgo, no obstante, no resultó decisivo. Los Tar Heels se fueron hasta los 16 puntos de ventaja en la segunda mitad. Los empollones, con todo perdido, se fueron hacia delante tras una canasta de Siyane Chambers (13 puntos). Con un 3+1 de este jugador loscampeones de la Ivy League se ponían 2 puntos arriba a 1:15 del final tras un parcial de 13 a 31. Dos canastas del freshman Justin Jackson (14 puntos) salvaron del desastre a los de Roy Williams.

Arkansas también se libró por los pelos del upset frente a Wofford (56-53). Fue un duelo a cara de perro en el que los Razorbacks fueron por detrás en el marcador, aunque por pocos puntos, durante muchísimos minutos. Michael Qualls (20 puntos) y Bobby Portis (15 puntos, 13 rebotes) sostuvieron a los suyos en el tramo final del encuentro. La mala noche de Karl Cochran en el tiro (12 puntos pero 2 de 12 en triples) fue un lastre para los Terriers. Cochran falló uno de los tiros de tres de que dispuso su conjunto para forzar la prórroga.

North Carolina se metió en los “Sweet 16” (los mejores 16) superando a Arkansas en su segundo partido del fin de semana (87-78). Marcus Paige (22 puntos, 6 rebotes, 5 recuperaciones) empezó con la muñeca fría fallando 7 de sus 8 lanzamientos de la primera parte. Los Razorbacks salieron en tromba con Michael Qualls (27 puntos, 10 rebotes, 3 asistencias) dirigiendo la ofensiva secundado por los triples de Rashad Madden y Anthlon Bell. Pero los compañeros de Paige se mantuvieron firmes, y llegaron al descanso con ventaja en el marcador, 39 a 36.

Un Bobby Portis (18 puntos, 14 rebotes, 5 recuperaciones) prácticamente inédito durante la primera mitad empezó a anotar en la segunda, pero sin romper la igualdad del encuentro. Hasta que Kennedy Meeks se lesionó la rodilla. Sin su pívot, Roy Williams puso un equipo pequeño en pista. Paige asumió el liderazgo de los Tar Heels, anotando 20 puntos a partir de ese momento, 15 en el parcial de 24 a 11 que decantó el duelo. Justin Jackson (16 puntos) y J.P. Tokoto (13 puntos, 5 rebotes, 8 asistencias) remataron la faena. Tras la victoria, el entrenador de UNC se desmelenó en el vestuario.

La aventura de Sebas Saiz (4 puntos, 5 rebotes, 2 tapones en 21 minutos) en este Madness se acabó en primera ronda frente a Xavier (76-57). Unos cansados Rebels fueron incapaces de frenar a Matt Stainbrook (20 puntos, 9 rebotes, 5 asistencias) en la pintura ni a Dee Davis en la lejana distancia (17 puntos, 4 de 9 en triples).

Georgia State protagonizó una de las grandes sorpresas de la primera ronda eliminando a la cabeza de serie número 3 Baylor (56-57). A poco menos de tres minutos del final este resultado parecía imposible. Dos tiros libres de Rico Gathers (9 puntos, 10 rebotes) ponían a  Baylor 8 puntos por delante en el marcador a falta de 2:54. Pero el hijo del entrenador de los Panthers no quería que la fiesta acabase tan rápido.

R.J. Hunter (16 puntos, 3 rebotes, 3 recuperaciones) sumó 12 puntos en un parcial de 0 a 13 que dejó a los Bears KO en la lona. Los últimos 3, con un triple a falta de 3 segundos. Ron Hunter, que se había lesionado el tendón de Aquiles tras la decisiva actuación de su hijo en la final de conferencia, se cayó de su silla tras esta canasta de su vástago. En este final enloquecido Baylor tuvo 4 pérdidas de balón, 2 de ellas responsabilidad de Taurean Prince (18 puntos, 15 rebotes).

El viaje de marzo de Georgia State concluyó frente a Xavier (75-67). R. J. Hunter (20 puntos, 4 rebotes, 5 asistencias) volvió a brillar, pero sus compañeros estuvieron discretos. Por contra, los titulares de los Musketeers encontraron el apoyo de dos hombres de banquillo, Jalen Reynolds (21 puntos, 6 rebotes) y Myles Davis (17 puntos). Reynolds avasalló en la pintura mientras Davis frió a triples (5 de 8) a los Panthers. El equipo de Ron Hunter no fue nunca por delante en el marcador. Aunque en la primera parte pudo contrarrestar los arreones de su rival, en la segunda el acierto de Xavier en los tiros de campo (13 de 16) y su fiabilidad en los tiros libres (22 de 25 global) acabó por sentenciarles.

El sensacional freshman D’Angelo Russell (28 puntos, 6 rebotes) llevó a Ohio State al triunfo en la prórroga frente a Virginia Commonwealth (72-75). El base sólo estuvo en el banquillo 1 minuto, el tiempo necesario para ponerle un vendaje en la ceja tras recibir un codazo de Doug Brooks (14 puntos, 4 de 7 en triples) en el tramo final de la segunda parte. El técnico de VCU Shaka Smart empezó el duelo con su habitual “havoc”, una presión en todo el campo. Tras tener 12 puntos de ventaja, tuvo que renunciar a su defensa característica cuando Russell y el base Shannon Scott (9 puntos, 10 asistencias) le destrozaron la táctica. La igualdad se mantuvo hasta el final, con los Buckeyes aprovechando su mayor acierto en el tiro (49,1% por 38,1% de su rival) y VCU haciendo valer su dominio del rebote ofensivo (13 a 8). Russell se marcó la jugada de la noche, aunque la acción no acabase en canasta.

Arizona pasó el rodillo por encima de Texas Southern (93-72), a pesar de que el entrenador Sean Miller no se mostró nada contento con la defensa realizada por sus jugadores.  En su siguiente partido los Wildcats se vieron superados de salida por sus problemas para atacar la zona 2-3 de Ohio State. Los Buckeyes llegaron a tener 6 puntos de ventaja con un D’Angelo Russell (9 puntos, 7 rebotes, 6 asistencias) fallón en el tiro (3 de 19) pero autor de alguna asistencia espectacular. Arizona empezó a superar la defensa rival con la velocidad para romper las líneas del base T. J. McConnell (19 puntos, 6 rebotes, 6 asistencias, 5 recuperaciones) y la habilidad de Rondae Hollis-Jefferson (11 puntos, 10 rebotes, 5 asistencias) recibiendo en la línea de tiros libres y conectando desde ese punto con sus pívots, Brandon Ashley y Kaleb Tarczewski.

La tercera falta en los primeros compases de la segunda parte de Ashley no fue un problema sino una ventaja para los de Miller. El equipo pasó a jugar con 3 “bajitos”. El cuarto triple de Gabe York (19 puntos, 5 triples) tras el descanso les dio 13 puntos de ventaja mientras McConnell enfriaba el ritmo del partido. Con su rival asegurando sus ataques, Ohio State perdió la oportunidad de anotar en transición y se atascó en estático. Thad Matta ordenó cambiar a defensa individual a su equipo, con presión a toda pista los últimos 5 minutos, pero no pudo evitar la derrota por 73 a 58.

El Este, descabezado

El dominio abrumador de Louisiana State en la pintura durante la primera parte de su duelo de primera ronda frente a North Carolina State le dio una ventaja de 14 puntos al descanso. Jarell Martin (16 puntos, 11 rebotes, 4 asistencias) y Jordan Mickey (12 puntos, 14 rebotes, 6 tapones) campaban a sus anchas, bien escoltados por Tim Quarterman (17 puntos, 9 rebotes, 7 asistencias). A 10:25 del final los Tigers dominaban de 12, tras la última canasta en juego de Martin. Última suya, y de su equipo, que falló sus siguientes 12 lanzamientos. La debacle se completó con un 5 de 13 en los tiros libres. El parcial para la Wolfpack fue de 5 a 18. Una canasta a falta de 4 segundos de Bejaay Anya le acabó dando la victoria a North Carolina State (66-65).

La primera cabeza de serie de esta región Villanova no mostró ninguna compasión ante Lafayette (93-52) en su primer encuentro del fin de semana. Los Wildcats no salieron vivos del segundo, frente a una North Carolina State (68-71) con un ataque muy compensado (4 de sus titulares por encima de los 10 puntos). Su principio de partido ya fue premonitorio, acertando 2 de sus primeros 14 tiros de campo. Sólo las pérdidas de balón de la Wolfpack en estos minutos iniciales (4) evitaron una diferencia difícil de recuperar.

Tras remontar al descanso, Villanova volvió a las andadas en el inicio de la segunda parte (2 de 12 en sus primeros lanzamientos). Esta vez sus rivales si lo aprovecharon y se escaparon de 12 puntos. Jayvaughn Pinkston (13 puntos, 6 rebotes) y Darrun Hillard (27 puntos, 6 de 10 en triples) intentaron salvar al equipo de la eliminación. Dillard, tras conectar 3 triples en 90 segundos, puso a los Jay Wright a 1 punto. Lástima que sólo faltaba 1 segundo para el final.

Northern Iowa superó en primera ronda a Wyoming (71-54) a pesar de los esfuerzos de Larry Nance Jr (16 puntos, 7 rebotes). Los Panthers ganaban de 21 a 15 minutos del final. El hijo del ganador del primer concurso de mates de la NBA anotó 2 triples, Riley Grabau le secundó con 2 más y Charles Hankerson puso otro. La diferencia se redujo hasta 7 puntos sin que los jugadores de Norhtern Iowa perdieran la calma en ningún momento. Una vez se acabó la racha, volvieron a irse en el marcador.

Más problemas tuvo Louisville para vencer en su primer enfrentamiento a la UC Irvine (57-55) del gigante de 2,28 Mamadou N’Diaye (12 puntos, 5 rebotes). Los correosos Anteaters se mantuvieron pegados a los talones del equipo de Rick Pitino los 40 minutos. Con Montrezl Harrell anulado (8 puntos, 4 rebotes), los Cardinals tuvieron que recurrir a sus exteriores. En el último minuto Wayne Blackshear (19 puntos, 7 rebotes) penetró para anotar ante la torre rival el empate a 55, Quentin Snider (16 puntos, 5 rebotes) puso el marcador en 57 a 55 desde la línea de tiros libres y Terry Rozier (12 puntos, 3 rebotes, 5 asistencias) provocó una pérdida de pelota en la última posesión de UC Irvine.

Sin embargo, los Cardinals tuvieron un partido mucho más plácido en segunda ronda ante Northern Iowa (66-53). Rick Pitino tenía perfectamente estudiados a sus rivales y especialmente a su mejor jugador, el pívot Seth Tuttle (14 puntos, 7 rebotes). Para frenarlo, hizo salir de titular a Mangog Mathiang y dispuso a sus jugadores en una defensa que mutaba de zona 2-3 a individual y viceversa. Tras unos primeros minutos disputados, a la que Terry Rozier (25 puntos, 5 rebotes, 7 asistencias) encontró la canasta de los Panthers Louisville pasó a dominar de forma definitiva el encuentro.

Dayton se convirtió en el único equipo de los First Four en superar la primera ronda tras vencer a Providence (53-66). Para los Flyers, que no parecieron notar el cansancio, era su 5 partido en 8 días. Un fallón Jordan Sibert (15 puntos, 3 de 12 en los tiros) y Dyshawn Pierre (20 puntos, 9 rebotes) fueron sus hombres claves en ataque con 15 puntos. Un triple de Pierre puso el 42 a 50 a 4:28 del final. En el tiempo muerto de los Friars, el entrenador Ed Cooley fue sancionado con una técnica por lanzar su silla contra el suelo. El técnico afirma que no fue premeditado, que pretendía animar a sus jugadores, pero lo cierto es que su equipo le perdió la cara al partido de forma definitiva. Aunque si no lo digo reviento: la técnica me parece absurda.

Oklahoma dejó en la cuneta a las primeras de cambio a Albany (66-60). Su entrenador Lon Kruger se convirtió en el primero en ganar un partido del torneo con 5 universidades diferentes. En la segunda ronda frente a Dayton (72-66) se convirtió en el primero en meterse entre los 16 mejores con 4 equipos distintos. Oklahoma abrió las hostilidades ante los Flyers anotando 7 de sus 9 primeros tiros de tres. Los Sooners estaban 12 arriba, pero Dayton aún no tenía ganas de irse a casa y respondió con un parcial de 0 a 15 recuperando 6 pelotas. Los de Archie Miller creyeron que podrían repetir la historia del curso pasado cuando un triple de Dyshawn Pierre les dio 9 puntos de ventaja a 7 minutos del final. Oklahoma bajó el culo en defensa para sumar 16 puntos mientras dejaba a su rival, que falló 8 de sus 9 tiros de campo y regaló 5 pelotas, en 2.

Michigan State dio per acabado su primer partido del torneo antes de tiempo, y eso casi le cuesta la derrota. Los Spartans ganaban a Georgia de 12 a falta de 90 segundos. Un minuto después, sólo ganaban de 4. Denzel Valentine (16 puntos, 6 rebotes, 6 asistencias, 3 recuperaciones) anotó sus 6 tiros libres en los últimos 30 segundos para darle la victoria a los de Tom Izzo por 70 a 63.

Belmont, de la mano de Craig Bradshaw (25 puntos, 9 rebotes), le plantó cara a Virginia hasta el final (79-67). Dos triples seguidos del jugador pusieron a los Bruins 2 puntos por debajo a 4:36 del final. Los Cavaliers aseguraron su victoria en los tiros libres, anotando 11 de sus 13 intentos en la parte final del encuentro. La buena noticia para los de Tony Bennett fue la recuperación como anotador de Justin Anderson (15 puntos, 5 rebotes).

Michigan State ha llegado a marzo en su mejor momento del año. Su triunfo en la segunda ronda sobre Virginia (54-60), segunda cabeza de serie del cuadrante, es la prueba evidente. La defensa de los Spartans, aprovechando al máximo su potencial físico para cerrar su aro, desconectó por completo el estilo de ataque de su rival, pausado y controlado. No dejaron pensar a Malcolm Brogdon, y los de Tony Bennett no hallaron la manera de anotar con fluidez. En ataque, los de Tom Izzo vivieron de dos rachas. La primera, en los primeros 20 minutos, de Travis Trice (23 puntos, 3 asistencias). El escolta anotó 13 puntos de una tacada. El marcador pasó del empate a 2 hasta un 15 a 4.

La segunda racha llegó tras el descanso, cuando un Justin Anderson aun falto de forma acercó a los Cavaliers a tan sólo 2 puntos. Denzel Valentine encendió la mecha con un triple y Branden Dawson (15 puntos, 9 rebotes, 4 tapones) entró en ignición con 7 puntos. Michigan State se puso 12 arriba tras otro triple, esta vez de Brynn Forbes. Los últimos 15 minutos del encuentro, con pocas canastas en juego y muchos tiros libres, se hicieron interminables para los Spartans, que administraban su renta, y agónicos para Virginia que no consiguió eliminarla. La lucha de Darion Atkins (10 puntos, 14 rebotes) no tuvo premio.

UCLA, la inesperada superviviente en el Sur

Duke calentó en primera ronda ante Robert Morris (85-56) antes de enfrentarse a San Diego State en la segunda. Los Aztecs habían echado previamente del torneo a una Saint John’s (76-64) que jugó sin su pivot titular Chris Obekpa, sancionado por saltarse las reglas del equipo. El partido de la segunda ronda no tuvo más historia que la que escribieron los Blue Devils (68-49). Jahlil Okafor (26 puntos, 6 rebotes, 3 tapones) dio un clínic anotando 18 puntos en la primera parte. Su superioridad fue casi insultante. El pívot había anotado 9 de sus 11 lanzamientos de campo en su primera actuación del fin de semana. En la segunda acertó 12 de 16. El partido quedo rotó al descanso a pesar de los intentos del conjunto que entrena el veterano Steve Fisher de reengancharse en la segunda parte.

Utah cumplió las previsiones y derrotó a Stephen F. Austin (57-50) en su primer partido de la Locura de Marzo. El pívot austríaco Jacob Poetl fue su jugador más destacado con 18 puntos, 8 rebotes y 5 tapones. Su rival en la segunda ronda, Georgetown, también se ajustó al guión ante Eastern Washington (84-74) con 25 puntos y 8 rebotes de D’Vauntes Smith-Rivera. Una buena racha en los triples le dio a los Eagles el mando en el marcador durante el ecuador de la primera mitad, pero fue un liderazgo fugaz para el equipo del máximo anotador de la Division I, Tyler Harvey (27 puntos).

Diez años después, Utah volvió a colarse entre los 16 mejores de la NCAA tras derrotar a Georgetown (64-75). A los Utes les costó ajustar su defensa al ataque estilo Princeton de sus rivales. Con la inspiración de Jabril Tabrick (10 puntos) y L.J. Peak (18 puntos, 7 de 8 en el tiro) los Hoyas llegaron a tener 11 puntos de ventaja. D’Vauntes Smith-Rivera (12 puntos, 6 asistencias) estaba desaparecido pero el dúo, con la ayuda de Isaac Copeland (14 puntos), lo compensaba. Hasta que Utah ajustó y llegó a puntear los lanzamientos rivales. Un triple de Brandon Taylor (14 puntos, 3 rebotes, 5 asistencias) ponía a Utah 7 arriba a 2:47. Dakarai Tucker (11 puntos, 5 rebotes) hizo la brecha más grande.

UCLA eliminó a Southern Methodist en el final más controvertido de la primera ronda del torneo. El angoleño Yannick Moreira, intentando hacerse con el rebote, tocó en trayectoria descendente el lanzamiento triple de Bryce Alford (27 puntos, 9 de 11 en tiros de 3). Aunque el tiro no iba dentro, los árbitros concedieron los tres puntos. Los californianos se pusieron tras esta decisión un punto arriba (59-60) a 13 segundos del final. Nic Moore (24 puntos) tuvo dos oportunidades para intentar compensar el error de su compañero, pero falló sus dos lanzamientos.

La Universidad de Alabama – Birmingham hizo añicos todas las apuestas eliminando a Iowa State a las primeras de cambio (59-60). El equipo con la plantilla más joven del torneo le sacó los colores a una de las claras candidatas a estar entre las 16 mejores con un dominio apabullante del rebote (52 por los 37 de su contrincante). El outsider capturó 19 rebotes en ataque, 9 de ellos del jugador de 1,93 Tyler Madison (9 puntos, 11 rebotes). El principio de partido de los Cyclones, con un parcial de 12 a 2, no hacía presagiar su inminente derrota. Pero Robert Brown (21 puntos) empezó a meter sus tiros y UAB llegó al descanso con una ventaja de 3 puntos. La segunda mitad fue igualadísima hasta que 4 puntos de William Lee (14 puntos, 12 rebotes) en el último minuto impulsaron a los Blazers hasta la victoria.

En la segunda ronda UCLA acabó con el sueño de UAB. Los Blazers depositaron sus esperanzas en el gran partido de Robert Brown (25 puntos, 3 asistencias), pero el dominio incontestable bajo ambos aros de Tony Parker (28 puntos con 11 de 14 en los tiros de campo, 12 rebotes, 3 tapones) y una buena dirección de juego de Bryce Alford (22 puntos, 5 asistencias) permitieron a los Bruins clasificarse para el segundo fin de semana del gran torneo del baloncesto universitario.

Aaron White (26 puntos, 6 rebotes) se bastó para eliminar a Davidson (83-52). El versatil alero de Iowa anotó todos los puntos de los Hawkeyes en el parcial de 13 a 1 que dejó el choque visto para sentencia en la segunda parte. Gonzaga tampoco pasó apuros frente a North Dakota State (86-76). En la siguiente ronda los Bulldogs pasaron su rodillo de puntos por encima de Iowa (87-68). El equipo de Mark Few, liderado por Kyle Wiltjer (24 puntos, 10 de 12 en el tiro, 7 rebotes), anotó el 61,5% de sus lanzamientos con un destacable 10 de 16 en triples. Domantas Sabonis colaboró como sexto hombre con 18 puntos y 9 rebotes.

Versión íntegra del artículo publicado en http://www.encancha.com, marzo 2015

NCAA: Syracuse sufre, Florida se postula

16 Feb

La número 1 Syracuse ha vivido al límite esta semana, resolviendo sus dos enfrentamientos en los últimos segundos y con bastante fortuna. Todo lo contrario que una sólida Florida, a la que parece que el número 3 del ránking le sabe a poco.

AL FIN GANARON TODOS

Syracuse mantuvo el primer lugar del ranking con el apoyo unánime de los votantes de AP. Tampoco hubieron cambios en las siguientes cinco posiciones, ocupadas por Arizona, Florida, Wichita State, San Diego State y Villanova. Kansas subió hasta el séptimo puesto, precediendo a Duke. Michigan State y Cincinnati cerraron el top 10. Oklahoma, Oklahoma State y Gonzaga salieron del ranking para dejar paso a los recuperados Wisconsin (21) y Ohio State (22), y a la Southern Methodist de Larry Brown (23), que no entraba en el Top 25 desde la temporada 1984-85.

Dos equipos empezaron la semana invictos, Syracuse y Wichita State. Syracuse pasó grandes apuros para conseguir acabarla de la misma manera. Grambling State rompió su racha de 45 derrotas consecutivas ante rivales de la Division I derrotando a Alcorn State (95-80). Su Victoria anterior data del 3 de marzo del 2012.  Cornell también salió de la lista negra derrotando a Darmouth 70 a 67. Ya no quedan equipos  sin victorias ante rivales de su categoría en la División I.

AMERICAN ATHLETIC

Southern Methodist, flamante miembro del ránking (23), emborronó su magnífica trayectoria de las últimas semanas con una derrota en su visita a Temple (71-64). SMU se presentaba con el mejor margen reboteador de la conferencia, mientras que los Owls eran el peor equipo del grupo en este apartado. Pues a pesar de la baja de su líder en capturas bajo los tableros, los locales cogieron más rechaces que sus rivales (38 por 25). Sus 12 rebotes en ataque se tradujeron en 15 puntos. Larry Brown, entrenador de los Mustangs, no quiso excusar la derrota en el bajo acierto de los suyos en los tiros libres (14 de 26). Brown admitió que su contrincante Fran Dunphy le había superado claramente.

Connecticut,  penúltimo equipo para los votantes de AP, venció al equipo situado cuatro lugares más arriba, Memphis (86-81). La canasta más comentada del partido es precisamente la que no entró, el triple de Shabazz Napier que pudo haber evitado la prórroga. Tras pasearse caprichosamente por el aro, la pelota salió despedida. En el tiempo extra el base de UConn pudo sumar 6 puntos más para elevar su anotación hasta la cifra de 34. Así se vivió el momento decisivo desde las gradas.

ATLANTIC COAST

La número 1 Syracuse a punto estuvo de dejarse la imbatibilidad en  su visita al equipo que cierra el Top 25, Pittsburgh (56-58), en la gran noche en la que Tyler Ennis (13 puntos, 5 asistencias). Los Panthers llevaron el partido a su terreno. Juego trabado, sin concesiones al espectáculo, fuerte defensa y poca anotación. En ataque, vivieron de los puntos de Lamar Patterson (14) y del trabajo en el rebote ofensivo de Talib Zanna (16 puntos y 14 rebotes, 7 en ataque).

Su planteamiento les permitió llegar a los 2 últimos minutos con 6 puntos de ventaja. Y aquí fue donde los Orange echaron el resto. Cinco puntos consecutivos de C.J. Fair (14 puntos) pusieron a los de Boeheim solo 1 punto abajo. A diez segundos del final, el base freshman daba la vuelta al marcador con dos tiros libres. Y cuando Pittsburgh parecía haber sentenciado el partido a falta de 4 segundos, tras una falta recibida por Talib Zanna, apareció un novato con hielo en las venas, la mente fría y el corazón caliente, para conectar un triple magnífico.

Pero a pesar de esta canasta, Tyler Ennis sigue siendo un freshman. Una ingenua falta ofensiva del base (12 puntos, 5 asistencias y 4 pérdidas, igualando su peor registro en este apartado negativo de las estadísticas) a 15 segundos del final a punto estuvo de mandar al traste la buena racha de su equipo ante North Carolina State (56-55).  En la siguiente posesión Rakeem Christmas (14 puntos, 12 rebotes, 7 tapones) robó el balón, y Ennis se reivindicó con la asistencia para la canasta definitiva de C.J. Fair.

Pero antes de esta recuperación tenemos la polémica de la noche, una falta de Trevor Cooney sobre T.J. Warren (23 puntos) justo antes de que el alero de los Wolfpack tire y anote. Los colegiados deciden que el lanzamiento del jugador visitante no es acción continuada y lo invalidan. Un posible 2 +1 que al final se quedó en el servicio de fondo que da lugar a la acción decisiva de Christmas.

Esta semana una tormenta de nieve obligó a aplazar un buen número de enfrentamientos previstos. Entre los afectados uno de los grandes duelos del básket universitario entre North Carolina y la número 8 Duke, que fue pospuesto hasta el 20 de febrero. El autobus no podia llegar hasta el campus de los Blue Devils, recoger al equipo y recorrer los casi 18 kilómetros que los separan del campus de los Tar Heels. Lo que no se suspendió fue la pachanga previa entre los auxiliares de ambos equipos, en que hubo tangana. Ganó UNC 38 a 33.

Duke volvió a la acción ante otro un rival, Maryland, que deja esta conferencia a final de temporada. Los Blue Devils tuvieron que sudar hasta el último segundo (69-67) a pesar de que Jabari Parker protagonizó una nueva exhibición (23 puntos, 8 rebotes, y un mate prodigioso a 1 minuto del final). Los de Krzyzewski fallaron 17 de sus primeros 19 lanzamientos en la segunda mitad. Ante otro rival, eso les hubiera condenado. Pero la temporada de los Terrapins está siendo especialmente floja. Y Charles Mitchell no acertó en dos tiros en los 10 segundos finales que les podrían haber dado un triunfo del que andan muy necesitados.

El último del Top 25, Pittsburgh, no pudo asaltar con éxito el hogar de North Carolina (75-71). Los Tar Heels se sacudieron la decepción por el aplazamiento de su partido contra Duke en una buena noche de James McAdoo (24 puntos, 12 rebotes) y Marcus Paige (18 puntos, 4 rebotes, 4 asistencias, 4 recuperaciones y 5 de 6 en triples). Los Tar Heels llegaron a ganar de 12 durante la segunda mitad.

La remontada de los Panthers situó a los visitantes a sólo 3 puntos a falta de 23 segundos.  Jamel Artis (13 puntos, 7 rebotes) falló su segundo tiro libre tras haber anotado el primero fruto de una falta recibida, y ni James Robinson (10 puntos, 5 rebotes), ni Lamar Patterson ( 16 puntos, 4 rebotes, 4 robos) ni Talib Zanna lograron anotar tras tres rebotes ofensivos de Pittsburgh. Un tiro libre de Brice Johnson (13 puntos, 7 rebotes, 5 tapones) selló el marcador.

ATLANTIC 10

La veteranía es un grado del que la 12 del ránking AP Saint Louis saca todo el provecho posible. Ganaban de 12 ante la  Virginia Commonwealth del mediático entrenador Shaka Smart a diez minutos del final. Ocho minutos más tarde el partido estaba empatado. Los séniors de los Billikens (su quinteto titular al completo) mantuvieron la cabeza fría. Anotaron sus tres siguientes tiros y recuperaron un balón para conseguir un parcial de 7 a 0, una renta que administraron hasta el final del enfrentamiento (64-62).

BIG EAST

La número 6 Villanova se deshizo sin problemas del colista de esta conferencia, DePaul (62-87). Los visitantes anotaron 15 triples con un alto grado de efectividad (57,7%). Cinco jugadores de los Wildcats anotaron en dobles figuras, liderados por Darrun Hillard (22). Creighton (18 en el ranking) superó a Butler 63 a 68 con 26 puntos de Doug McDermott. Dos partidos que sirvieron a los líderes destacados de calentamiento para el gran duelo de domingo que les enfrentaba.

Y en el gran duelo Creighton demostró su calidad ofensiva ante Villanova (101-80). Hacía cuatro años que ningún equipo le metía una centena a los Wildcats (Georgetown, 6 de febrero de 2010). Doug McDermott igualó su tope anotador de esta temporada con 39 puntos, arruinando el planteamiento defensivo del entrenador Jay Wright. En el enfrentamiento de la primera vuelta, Wragge consiguió 9 triples ante Villanova. Este fin de semana el objetivo era que el alero no tirase, a costa de no hacer dobles marcajes sobre McDermott. Si en aquella ocasión los de Wright perdieron de 28, en esta lo hicieron de 21. Algo han progresado…

BIG 10

Nebraska volvió a dar la sorpresa, y esta vez lo hizo en la pista de la número 9, Michigan State (51-60). 7 puntos consecutivos de Terran Petteway dieron la primera ventaja de importancia a los visitantes. Los Cornhuskers llegaron al descanso 7 puntos arriba en el marcador (25-32) impulsados por los 4 triples de Walter Pitchford (18 puntos).

En la segunda mitad, Petteway rompió una racha de fallos en el tiro con 15 puntos consecutivos para su equipo (empezó a falta de 9 minutos para el final, y Pitchford cerró la serie con dos tiros libres con sólo 15 segundos por jugarse), conteniendo las embestidas de unos Spartans que guiados por Gary Harris (18 puntos, pero 5 de 15 en el lanzamiento) y Adreian Payne (11 puntos, 9 rebotes) llegaron a ponerse a 2 puntos.

Michigan, 15 de la lista de esta semana, venció en su visita a la pista de la 22, Ohio State (60-70), su primera victoria en esa cancha en 11 años. Un inicio de partido pletórico de LaQuinton Ross (24 puntos, 7 rebotes)  le dio las primeras ventajas a los locales. Pero un parcial de 0 a 12 de los Wolverines mediada la segunda mitad cambió la dinámica del enfrentamiento. Nik Stauskas (15 puntos) contó con la ayuda del freshman Derrick Walton Jr (sus 13 puntos en la segunda mitad, además de 10 rebotes y 6 asistencias).

Wisconsin parece haber aprendido la lección y no quiere volver a salir del ranking. La retornada número 21 superó a Minnesota (78-70) con 17 puntos de Frank Kaminsky y 15 del reserva Nigel Hayes. Ben Brust (20 puntos, 6 rebotes) cerró el partido con dos tiros libres a falta de 38 segundos. Los Badgers cimentaron su triunfo en su mejor aprovechamiento de las pérdidas de balón del rival (13 puntos en 13 pérdidas , por 1 punto en 7 de los Golden Gophers).

Michigan y Wisconsin cerraron la semana jugando entre ellos, con triunfo claro de los Badgers (62-75). El equipo de Bo Ryan marcó diferencias desde el salto inicial, con dos triples de Josh Gasser (13 puntos) y 3 canastas consecutivas de un inspirado Frank Kaminsky (25 puntos, 11 rebotes). Al descanso, la diferencia era de 15 puntos (19-34). En la segunda mitad los Wolverines reaccionaron liderados por Caris Levert (17 de sus 25 puntos en este periodo).

Tras dos tiros libres de Levert  el margen se redujo a 3 puntos a 6 minutos del final. La respuesta de Wisconsin fue demoledora: 2 canastas de 2 puntos y un 2+1 de Kaminsky, triple de Gasser, triple de Kaminsky y 2 tiros libres de Gasser. Parcial de 3 a 15 y triunfo asegurado. Contando los dos ya citados de Gasser, los Badgers anotaron sus 10 lanzamientos de personal en el último minuto y medio del partido, desactivando el recurso de cometer faltas para intentar recortar distancias.

Ohio State y Illinois le dieron poco trabajo al marcador electrónico (39-48).  Es evidente que en esta ocasión fue la defensa la que le dio el triunfo a los Buckeyes, que sólo permitieron anotar a los locales 9 puntos durante los primeros quince minutos de la segunda parte. Los Fightin Illinois, que han perdido 10 de sus últimos 11 partidos, acabaron el enfrentamiento con un desolador 28,3% de acierto en sus lanzamientos de campo. Por los de Thad Matta, el hombre clave fue el base Aaron Craft, con 14 puntos y 3 recuperaciones.

BIG 12

Kansas State venció en la prórroga al número 7, Kansas (85-82). La defensa de los Wildcats dejó a Wiggins (16 puntos, 5 rebotes) sin anotar un lanzamiento de campo durante toda la primera parte. En la segunda el freshman buscó la pintura y por fin vio aro. Los locales ganaban de 9 a poco menos de 2 minutos para el final de los 40 habituales, pero los Jayhawks remontaron con dos canastas claves de Brannen Greene. Andrew Wiggins, recogiendo su propio rebote ofensivo, forzó los 5 minutos de añadido. Kansas State no volvió a ceder la iniciativa en el juego en la prórroga.

Markus Foster anotó 2 tiros libres resultado de una personal de Wiggins a falta de 22 segundos, llegando así hasta los 20 puntos (no ha bajado de esta cifra en sus 3 partidos de febrero). Will Sprading (15 puntos, 6 rebotes, 5 asistencias, 3 robos) aprovechó una nueva falta de Wiggins para elevar la diferencia hasta los 6 puntos a falta de 6 segundos. Lo único que pudo hacer Kansas es maquillar el resultado con un triple de Conner Frankamp.

Por los de Bill Self, brilló Perry Ellis (19 puntos, 11 rebotes) ante los problemas físicos de Embiid (6 puntos, 6 rebotes). Kansas se reencontró con el triunfo ante la débil TCU (95-65) en otra gran noche de Perry Ellis (32 puntos, 8 rebotes, 5 asistencias), mientras que Kansas State cayó tras dos prórrogas ante Baylor (87-73) con un triple doble del base local Kenny Chery (20 puntos, 10 rebotes, 12 asistencias).

West Virginia no tuvo piedad del 11 del ranking, Iowa State (102-77). El francés Remi Dibo sumó 20 puntos, anotando 6 de sus 8 triples. Y en defensa consiguió dejar a Melvin Ejim en 6 puntos (el alero venía de anotar 48 ante TCU). El mayor acierto de los Mountaineers desde la línea de tres puntos les dio el triunfo. Mientras los de Bob Huggins convirtieron 13 de los 22 que intentaron (59,1%), Iowa State sólo acertó en 4 de sus 23 intentos (17,4%).

Terry Henderson (16 puntos con 4 triples) y Eron Harris (16 puntos y 2 triples más) ayudaron a Dibo a acribilllar el aro rival, bien dirigidos por Juwan Staten (19 puntos, 7 rebotes, 9 asistencias). En los Cyclones el resto de los titulares sumaron sus puntos habituales, pero no pudieron compensar la sequía anotadora de Ejim. Ante Texas Tech, victoria con sufrimiento de Iowa State tras ver como sus rivales les endosaban quince puntos en menos de 3 minutos (70-64). DeAndre Kane flirteó con el triple doble (17 puntos, 8 rebotes, 9 asistencias).

Texas, 19 del ranking esta semana, dejo sentenciada a Oklahoma State (87-68) antes del descanso. Los Cowboys, en su primer partido sin el sancionado Marcus Smart, no pudieron frenar a Javan Felix (27 puntos con 6 triples de 8 intentos). El líder anotador de los Longhorns , Jonathan Holmes, se perdió el enfrentamiento por una lesion de rodilla. Su sustituto en el cinco inicial, Connor Lammert, anotó 3 triples en unos primeros 20 minutos que registraron un marcador de 54 a 33.

Los Longhorns también saldaron con una victoria su siguiente enfrentamiento de la semana, ante West Virginia (88-71). La anotación fue como la lotería, muy repartida entre todo su quinteto titular. Oklahoma State, por su parte, volvió a caer, esta vez ante Oklahoma (74-77). En los últimos 31 segundos se vieron 12 puntos, 6 por equipo. Los Sooners anotaron los 6 tiros libres de que dispusieron, mientras que Markel Brown (26 puntos, 9 rebotes)  y Phil Forte (16 puntos) mantuvieron las esperanzas de los Cowboys desde la línea de 3 puntos. El mismo Brown falló en el último segundo el triple que hubiera forzado la prórroga.

PACIFIC 12

Arizona State dio la sorpresa venciendo a la número 2 Arizona (69-66) tras dos prórrogas, en una noche negada de ambos equipos en los tiros libres: los locales, 15 de 26 (57,7%) y los visitantes, 16 de 30 (53,3%). Ante su mala noche en el tiro en general (35%), los Wildcats intentaron ganar desde la defensa, pero no frenaron lo suficiente a los Sun Devils como para compensar sus problemas ofensivos. Por los locales, Jermaine Marshall anotó 8 de sus 29 puntos en la segunda prórroga, y Jordan Bachynski (13 puntos, 7 rebotes y 8 tapones) volvió a poner un tapón clave, impidiendo la canasta de T.J. McConnell (17 puntos, 5 rebotes) a 6 segundos del final. Jahii Carson (17 puntos, 6 asistencias) recogió la pelota para anotar al contraataque. Nick Johnson tuvo una última oportunidad para forzar una tercera prórroga.

UCLA remontó una diferencia de 12 puntos al descanso ante Colorado (92-74) con una aportación destacada del hijo de su entrenador Bryce Alford (14 puntos, y 4 triples en los segundos 20 minutos). Los puntos del base reserva fueron claves en un parcial de 18 a 5 que permitió a los Bruins romper esta dinámica negativa a 10 minutos del final. El hombre orquesta de los de Steve Alford, Kyle Anderson, volvió a demostrar su versatilidad con 22 puntos, 7 rebotes y 11 asistencias. El “killer” Jordan Adams sumó 17 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias y 3 recuperaciones. En la victoria ante Utah (80-66), Adams se fue hasta los 24 puntos.

SOUTHERN CONFERENCE

Florida (número 3) venció a Tennessee 58 a 67 en un partido con dos caras. En la primera mitad, el acierto en el lanzamiento de los Volunteers (62% en los primeros 20 minutos) les permitió llegar al descanso con una mínima ventaja. Jordan McRae campaba a sus anchas (anotó 11 de sus 17 puntos). En la segunda mitad los Gators ajustaron su defensa y el panorama cambió. Jarnell Stokes mantuvo su ritmo anotador (20 puntos, 11 rebotes), pero McRae dejó de producir a 11 minutos del final. Mientras, Scottie Wilbekin (14 de sus 21 puntos en este periodo) asumió el mando de las operaciones ofensivas del equipo de Billy Donovan, dándole la puntilla a los visitantes.

La líder de la conferencia dejó sellado prácticamente su predominio en la liga regular de la SEC superando a su seguidora, la 14 según AP Kentucky (59-69). Un triunfo que permite a los Gators presentar su candidatura a número 1 del ránking. A 11 minutos del final los de Billy Donovan perdían de 7, pero dos jugadas de 2+1 de Patrick Young (10 puntos, 5 rebotes) y un triple de Scottie Wilbekin sacaron de sus casillas al entrenador local, John Calipari, castigado con una técnica.

Wilbekin (23 puntos) asumió el protagonismo a partir de ese momento, anotando 9 de los 10 tiros libres que lanzó. Y mientras su equipo se crecía, menguaba la confianza de los Wildcats. La defensa de Florida cerró tan bien a Julius Randle (13 puntos, 13 rebotes) que el ala pívot de Kentucky no anotó en la pintura en toda la segunda parte. Wilbekin estuvo perfectamente secundado, además de por el oportuno Young, por el alero Casey Prather (24 puntos, 4 rebotes, 4 robos).

Missouri venció a Arkansas 86 a 85, de la mano (y nunca mejor dicho) de Jordan Clarkson (27 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias) y Jabari Brown (25 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias). Entre los dos jugadores sumaron el 60% de los puntos de los Tigers. Los locales anotaron sus 23 primeros tiros libres (34 de 38 en total) igualando el record del equipo.

OTRAS CONFERENCIAS

En la Misssouri Valley, la número 4 del ranking Wichita State encadenó 26 victorias consecutivas tras derrotar a Southern Illinois (78-67). Los Shockers perdían de 1 al descanso, con sus principales jugadores en el banquillo con problemas de faltas, y los tiros que no entraban. Esta temporada han acabado la primera mitad de sus partidos por debajo en el marcador en 9 ocasiones. Y siempre han acabado remontando. Contra los Salukis bastó con volver a poner en pista a Ron Baker (19 puntos), Cleanthony Early (18 puntos) y Fred VanVleet. Muchas menos dificultades tuvo Wichita State ante Evansville (68-84) para extender su impresionante registro hasta las 27 victorias.

La quinta de la lista San Diego State vio truncada su racha de 20 victorias consecutivas ante la Wyoming (68-62) de Larry Nance jr (14 puntos, 6 rebotes, 3 tapones), hijo del ganador del primer concurso de mates de la NBA. Los Aztecs pagaron la mala noche en el tiro de su estrella Xavier Thames (13 puntos, pero acertando únicamente en 3 de sus 16 tiros) y sus lagunas defensivas en la segunda parte, aprovechadas por los Cowboys para conseguir una ventaja de 16 puntos durante la segunda mitad. Los locales llegaron a encadenar cuatro mates consecutivos. La posterior remontada de San Diego State solo sirvió para maquillar el marcador. Si te has preguntado cómo se vive un partido NCAA, esta filmación desde las primeras filas te permitirá hacerte una idea

En el siguiente enfrentamiento de los Aztecs, Winston Shepard dio muestras de su potencial. Con el partido ante Air Force encallado, y en otra noche de poco acierto cara a canasta de Xavier Thames (13 puntos, pero con un acierto de 3 de 10 en los tiros de campo), el alero consiguió 14 de sus 16 puntos en los 7 minutos finales. Su aparición decantó el resultado a favor de San Diego State (64-56)

EL TOP 3 DE LOS FINALES AJUSTADOS

En una semana de grandes partidos y finales no aptos para cardíacos, de jugadores de cabeza fría y muñeca caliente, destacaré los segundos finales de enfrentamientos que si bien no llaman la atención por la trascendencia de su resultado o por el nombre de sus jugadores, no desmerecen en ilusión y emoción respecto a otras universidades más conocidas. Es el Top 3 de los otros finales.

Alabama , en la parte baja de la clasificación de la SEC, sorprendió a una Ole Miss (67-64) que intentaba sacar la cabeza por la parte alta. Trevor Releford volvio a ser el hombre clave de la Crimson Tide, con 26 puntos, y un sensacional triple para cerrar el enfrentamiento. El español Sebas Saiz, titular habitual de los derrotados Rebels, aportó 4 puntos y 2 rebotes en 16 minutos en pista.

En la Atlantic Coast, Georgia Tech superó a Boston College (74-71) con algo de ayuda de su rival.  A 22 segundos del final, una entrada de Marcus George-Hunt les ponía 1 abajo. A 3 falta de sólo 3 segundos Olivier Hanlan volvía a poner a los visitantes por delante. Y al técnico de Boston College se le ocurre pedir un tiempo muerto. El que no tenía el entrenador local para preparar una jugada que acabó con el triple y tiro libre adicional de George-Hunt.

En la Metro Atlantic Athletic Conference, Marist perdía ante Siena de 4 pero fue capaz de remontar con 5 puntos en los 10 segundos finales del encuentro. Chavaughn Lewis redujo la distancia a sólo 2 a falta de 7 segundos. En el siguiente saque de fondo, Jay Bowie roba la pelota y anota un triple. A Siena aún le quedaban tres segundos para intentar una jugada, pero otra buena defensa de los Red Foxes les permitió recuperar de nuevo la posesión.

EL ASPIRANTE A TIGER WOODS

En el descanso entre el encuentro que enfrentaba a Auburn y Mississippi State, un aficionado demostró su habilidad con el palo de golf con un golpe de precisión total. Situado en una de las líneas de fondo de la pista, debía conseguir que la bola pasara por un pequeño agujero de un  panel de anuncio, situado en la otra línea de fondo. El émulo de Tiger Woods ganó un coche, para alegría de todo el pabellón (con la excepción del patrocinador, evidentemente). Por cierto, los jugadores de Auburn son conocidos como los Tigers.

versión íntegra del artículo publicado en http://www.encancha.com, febrero 2014

NBA.com | Hang Time Blog

The official news blog of NBA.com with commentary and analysis from NBA.com's staff of writers.

ProBasketballTalk

Basketball - NBC Sports

EL ECO SIN PASOS

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

La Canasta Americana 🏀

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

A %d blogueros les gusta esto: