Tag Archives: UNC

NCAA: Kentucky sobrevive, Michigan State se reivindica y UCLA sorprende

23 Mar

Después del primer fin de semana de competición del March Madness ya tenemos un cabeza de serie fuera de la competición. Se trata de Villanova en el Este, una región que también ha perdido a su número 2. La primera ronda tuvo tantas sorpresas que de los 11,5 millones de brackets registrados por la ESPN, sólo 1 había acertado todos los vencedores.

El último ranking del curso

Kentucky empezó el March Madness tal como empezó la temporada: al frente del ranking de Asociated Press. Y de forma unánime. Al ser la última votación del curso los expertos se dejaron ir un poco subiendo a Villanova hasta la segunda posición para castigar a Duke (4) y Virginia (6) por sus derrotas en semifinales en el torneo de la Atlantic Coast. Wisconsin ascendió hasta la tercera posición mientras que Arizona cerró el Top 5 de la lista.

Notre Dame escaló hasta el octavo lugar, por detrás de Gonzaga, desde el onceavo, relevando a una Maryland que se fue hasta el número 12. Iowa State siguió a los Irish en su ascenso, del 13 al 9. Kansas, a pesar de perder un puesto, se mantuvo entre las 10 mejores. Davidson y Boise State desaparecieron del Top 25, dejando sitio para la llegada de Michigan State (23) y Virginia Commonwealth (25).

Los First Four

Hampton se ganó el derecho de ser eliminada por Kentucky en la primera ronda tras derrotar a Manhattan (64-74) en este partido previo. Los Pirates abrieron el encuentro con un parcial de 7 a 0. Un triple de Deron Powers elevó su ventaja hasta los 12 puntos a 3:52 del descanso. Su rival reaccionó hasta ponerse a un punto mediada la segunda mitad. Reginald Johnson (15 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias) frenó con sus puntos el empuje de los Jaspers. Luego, cuando su compañero Quinton Chievous (15 puntos, 13 rebotes) ya estaba fuera de juego por una torcedura de tobillo, los remató con dos robos de balón.

Ole Miss le dio a probar a Brigham Young su propia medicina. El 2012 BYU eliminó en esta fase a Dayton tras remontar 25 puntos de desventaja. En esta ocasión, los Rebels del madrileño Sebas Saiz (10 puntos, 9 rebotes, 2 tapones) ganaron (94-90) tras anular el margen rival de 17 puntos al descanso. En la primera mitad, los Cougars estuvieron acertadísimos en el triple (10 de 15) liderados por Tyler Haws (33 puntos, 19 en los primeros 20 minutos) y Chase Fischer (17 de sus 23 puntos en el primer tiempo). Ole Miss negó espacios a los tiradores rivales en la segunda parte y empezó a anotar cargando en la pintura con un destacado M.J. Rhet (20 puntos) o robando balones. De sus 62 puntos en este período, 48 llegaron por estas dos vías. Y cuando los Cougars se pusieron en zona, Stefan Moody (26 puntos, 5 asistencias) les martilleó con triples psicológicos.

Robert Morris derrotó a North Florida (77-81) a pesar de que perdía de 13 en los primeros compases de la segunda mitad tras dos triples de Beau Beach (28 puntos, 7 rebotes, 6 de 10 en canastas de 3 puntos). El secreto de la remontada de los Colonials estuvo en que no perdieron ningún balón después del descanso. En ataque, entre los titulares Marcquise Reed (19 puntos) Rodney Pryor (20 puntos) y el reserva Lucky Jones (21 puntos, 7 rebotes, 5 recuperaciones) anotaron 39 de los 50 puntos que sumó el equipo para salir del pozo.

Dayton aprovechó la ventaja de jugar en casa (esta fase de la Locura de marzo se disputó en la cancha de la Universidad de Dayton) para deshacerse de Boise State (55-56). El alma ofensiva de este equipo es Jordan Sibert (13 puntos en 24 minutos). Los Broncos aprovecharon que el escolta estaba en el banquillo con 3 faltas para cerrar la primera parte con 9 puntos de ventaja, liderados por Derrick Marcks (23 puntos, 3 rebotes, 3 asistencias, 3 recuperaciones).

Una buena racha de Scoochie Smith (11 puntos, 6 asistencias) igualó la situación momentáneamente antes de un nuevo estirón de Boise State, que mantuvo su liderato aprovechando la cuarta falta de Sibert. A 3:40 del final el equipo que jugaba en casa perdía de 7. Con Sibert de nuevo en pista llegó la última remontada. Un triple suyo avanzaba a Dayton faltando 37 segundos. Los Broncos tuvieron dos posesiones para evitar su derrota, pero no estuvieron acertados. La jugada curiosa de la noche la protagonizó Dyshawn Pierre, a quien se le bajaron los pantalones en un rebote.

La batalla de Kentucky en el Medio Oeste

La principal favorita a ganar el torneo avasalló en primera ronda a Hampton (79-56) siguiendo el guión previsto. Su rival en la segunda ronda fue una Cincinnati que venía de eliminar a Purdue (66-65). El equipo de la Big Ten tuvo una noche negada en los triples (4 de 26) pero A.J. Hammons (17 puntos, 10 rebotes) y Vince Edwards (14 puntos, 8 rebotes, 7 asistencias) lo compensaban en la pintura. Fueron precisamente 2 canastas de tres puntos las que le dieron 7 puntos de ventaja a 48 segundos del final de la segunda mitad. Cincinnati respondió con un parcial de 2 a 10 culminado con la canasta de Troy Caupain (10 puntos, 4 asistencias) en el último segundo que forzó la prórroga. En el tiempo añadido Coreontae DeBerry (13 puntos) le dio la iniciativa necesaria a Cincinnati para vencer.

Cincinnati planteó su duelo contra Kentucky como una batalla, sin rehuir ningún contacto, sin dar un paso atrás, peleando por cada rebote y cada balón suelto como si su vida dependiera de ello, como si no hubiera un mañana. Fue un partido duro, incluso con momentos de tensión con Octavius Ellis de los Bearcats presente en todas las salsas. Los Wildcats se enfrentaron por primera vez esta temporada a un rival que les discutía su dominio físico.

Hasta los últimos 8:30 del encuentro no consiguieron los de Calipari estabilizar su ventaja por encima de los 10 puntos. Y ni así se rindieron los Bearcats. A pesar de recibir 4 tapones en una posesión, siguieron luchando por anotar en la zona. A pesar de estar 17 abajo en el marcador a falta de menos de 2 minutos siguieron negando canastas fáciles a la campeona de la SEC. Kentucky se acabó imponiendo 64 a 51 y lo que es más importante, sobrevivió a un tipo de juego al que aún no se había enfrentado.

West Virginia amargó el debut como entrenador de Bobby Hurley en el March Madness. El técnico se había proclamado campeón dos veces como jugador con Duke. Su Buffalo llegó a la media parte 10 puntos abajo. En la segunda mitad aprendieron a superar la presión de los Mountaineers y remontaron con 16 puntos en transición. Tarik Phillip (9 puntos, 3 rebotes), un suplente valorado sólo por su defensa, anotó el triple que aseguraba el triunfo de West Virginia por 68 a 62. Bob Huggins, su entrenador, se olvidó de hacer un cambio de balonmano y sentarlo en el ataque decisivo.

Maryland salió decidida a tumbar a Valparaíso por la vía rápida, con un parcial de salida de 11 a 2. Los Crusaders, sin embargo, encajaron ese golpe y todos los posteriores que le lanzó su contrincante. Cada vez que los Terrapins se escapaban, el equipo modesto conectaba una serie de triples (12 de 27) para volver a ponerse a su altura. Alec Peters fue su referente con 18 puntos (4 de 7 en canastas de 3 puntos). El encuentro se resolvió en dos jugadas en los últimos dos minutos, un 2+1 de Dez Wells (14 puntos) con rebote ofensivo incluido y la presión en la última jugada de Varun Ram que evitó el posible triple del empate de Keith Carter. Ram sólo estuvo en pista 13 segundos, pero aprovechó al máximo su tiempo de juego para ayudar a Maryland a vencer (65-62).

En el duelo de segunda ronda West Virginia superó a Maryland gracias a su defensa, que forzó 23 pérdidas de pelota a su rival, y el trabajo en la zona de Devin Williams (16 puntos, 10 rebotes). El encuentro se mantuvo en términos de igualdad hasta que un parcial de 0 a 8 concedió a los Mountaineers 9 puntos de ventaja a faltando 7 minutos y 15 segundos para acabar el encuentro. Las cuatro canastas de los de Bob Huggins coincidieron con la lesión del base de los Terrapins, Melo Trimble (15 puntos, 7 rebotes). El novato recibió un golpe en la cabeza por parte de un compañero y ya no pudo volver a la pista. El otro líder de Maryland, el escolta Dez Wells, sólo pudo jugar 13 minutos a causa de las personales. Mientras estuvo sobre el parquet, la defensa de West Virginia le provocó 8 pérdidas de balón que dieron origen a 10 puntos. Regaló más de los que anotó (9).

Notre Dame pasó muchos apuros para superar en primera ronda a Northeastern (69-65). Los Huskies no desesperaron cuando estaban 12 abajo a 6 minutos del final. Tras un parcial de 4 a 14, Scott Eatherton (18 puntos, 8 rebotes) redujo su desventaja a tan sólo 2 puntos con 37 segundos por jugarse. La mala gestión de su última posesión posibilitó el robo de balón de Jerian Grant (17 puntos, 5 asistencias) y los tiros libres de Zach Auguste (25 puntos, 5 rebotes) que cerraron el encuentro.

Texas puso el colofón a su irregular temporada cayendo en primera ronda ante Butler (56-48). Los Bulldogs ganaban de 11 a 4 minutos del descanso, tras un triple de Kellen  Dunham (20 puntos), cuando de forma súbita se les fundieron los plomos. No fue hasta que se habían disputado los 6 primeros minutos de la segunda mitad que Dunham volvió a anotar un lanzamiento de campo para Butler. Los Longhorns no aprovecharon plenamente la sequía rival, limitándose a igualar el encuentro con un parcial de 2 a 15. Los dos puntos de Dunham abrieron un parcial de 11 a 0. Los tejanos llegaron a ponerse a 1 punto nuevamente en un rabioso final de Isaiah Taylor (14 puntos, 4 asistencias), autor de 12 de los últimos 18 puntos de los suyos, pero Butler se mantuvo firme.

Roosevelt Jones (23 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias), que se había lesionado la rodilla izquierda ante Texas, jugó 44 de los 45 minutos posibles frente a Notre Dame (hubo una prórroga) en la segunda ronda.  El escolta sumó 9 puntos en el parcial de 5 a 15 que permitió a Butler recuperar antes del descanso la ventaja de 10 puntos que habían alcanzado los Irish. En la segunda parte el destacado para los Bulldogs fue Andrew Chrabascz (20 puntos). Su equipo llegó a tener hasta 6 puntos de ventaja tras un parcial de 2 a 16, pero no los pudo conservar. Butler aún tuvo dos opciones de vencer a su rival al final de los 40 minutos.

Con empate a 55 los Bulldogs tuvieron 5 lanzamientos en los últimos 2 minutos por 0 de su oponente. Ninguno entró. En la prórroga se cambiaron las tornas. Los irlandeses asumieron el control y aseguraron el triunfo (67-64) tras dos triples consecutivos, uno de Pat Connaughton (7 puntos, 9 rebotes, 5 tapones) y otro de Steve Vasturia (20 puntos, 6 rebotes). Mike Brey, su entrenador, pudo dedicarle el triunfo a su madre, olímpica en natación con los EUA en 1956, fallecida de un ataque al corazón la misma mañana del partido.

Las esperanzas de Indiana de salvar la temporada, y de su entrenador Tom Crean de asegurar su cargo se esfumaron tras su derrota en primera ronda frente a Wichita State (81-76). Los Hoosiers llegaron a tener hasta 8 puntos de ventaja en la primera parte gracias a los triples de Yogi Ferrell (24 puntos, 4 de 6) y Collin Hartman (11 puntos, 3 de 4). Fred VanVleet (27 puntos, 4 asistencias) evitó el hundimiento de los Shockers antes del descanso. En la segunda mitad el base y el novato Zach Brown (11 puntos, 8 rebotes) contribuyeron de forma decisiva a poner contra las cuerdas a Indiana con un parcial de 15 a 3. En los 6 minutos finales Ron Baker (15 puntos, 5 rebotes, 5 recuperaciones) y Tekele Cotton (9 puntos, 5 rebotes) contuvieron la última ofensiva de los de Tom Crean anotando los últimos 14 puntos de los vencedores (7 por cabeza).

Kansas superó sin ningún tipo de problema a New Mexico State (75-56). Los Jayhawks estuvieron sensacionales desde la línea de triples (9 de 13). En segunda ronda ante Wichita State se quedaron en un paupérrimo 6 de 21 (28,6%). El equipo de este año de Bill Self ha evidenciado problemas de carácter, de alma, en los momentos complicados. En su último partido de curso esta carencia se hizo evidente de nuevo. Inicialmente parecía que Frank Mason (16 puntos, 6 rebotes) podría superar a Fred VanVleet (17 puntos, 6 rebotes, 6 asistencias, 4 robos) en el duelo de bases, dándole a Kansas una ventaja de 8 puntos. Pero entonces aparecieron los triples de Wichita State (10 de 20 al final del partido) para pulverizar la renta de su rival antes del descanso.

En la segunda mitad Tekele Cotton (19 puntos) tocó a carga. Un triple de Evan Wessel (12 puntos, 9 rebotes, 4 de 6 en triples) puso a los Shockers 13 arriba. Bill Self ordenó a sus jugadores que presionaran en toda la pista. El recurso fue efectivo hasta que Darius Carter (10 puntos, 4 rebotes) conectó dos canastas seguidas a falta de 5 minutos. Al técnico, que ya había agotado sus tiempos muertos, no le quedó más remedio que contemplar impotente la derrota de sus jugadores por 65 a 78.

Wisconsin sobrevive a Joseph Young en el Oeste

A falta de 4:30 para el descanso entre el enfrentamiento de primera ronda entre Oregon y Oklahoma State, Joseph Young (27 puntos, 4 rebotes, 4 asistencias) había fallado sus 3 lanzamientos y sólo llevaba 2 puntos de tiros libres. El hijo de Michael Young, ganador de la Euroliga en 1993 con el Limoges, cerró la primera parte con una racha de 15 puntos y su equipo pasó de perder de 8 a ganar de 4. Los Cowboys volvieron a plantar cara durante 16 minutos para volver a ceder en sus fatídicos últimos 4 minutos, en este caso de la segunda parte. En este lapso fallaron 6 de sus 7 lanzamientos de campo para encajar el parcial de 9 a 4 que les condenó a perder 79 a 73. Por los derrotados, Phil Forte sumó 12 puntos, pero se quedó en 1 de 7 en triples. ¿Recordáis lo que hemos dicho a lo largo de la temporada sobre Forte y sus rachas de triples? Pues eso.

Coastal Carolina resistió 12 minutos y 38 segundos antes de que Wisconsin, la primera cabeza de serie de esta región,  se le escapase de forma definitiva (86 -72) en su duelo de primera ronda. Los bajitos Chanticleers, sin ningún titular de más de 2 metros, no pudieron frenar a la línea frontal de los Badgers (62 puntos y 22 rebotes entre Frank Kaminsky, Sam Dekker y Nigel Hayes). El trío mantuvo un duelo desigual en segunda ronda contra Joseph Young. Con los puntos de Dekker (17 puntos, 5 rebotes), Kaminsky (16 puntos, 7 rebotes) y Hayes (14 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias) Wisconsin abrió distancia en el marcador respecto a Oregon.

Young empezó frío, fallando sus 5 primeros lanzamientos, pero a la que anotó su primer triple no tuvo freno. El escolta le clavó 30 puntos a su rival, aunque estaba en inferioridad de 3 a 1. Los breves momentos en que Jalil Abdul-Bassit (12 puntos, 4 de 5 en triples) y Dwayne Benjamin (8 puntos, 8 rebotes) le acompañaron, los Ducks consiguieron empatar a 52. Cuando le dejaron solo, Bronson Koenig (12 puntos) se sumó al trío de Wisconsin para sentenciar el choque (72-65).

Wesley Saunders (26 puntos, 4 rebotes, 5 asistencias) anotó 15 de los 18 primeros puntos de Harvard en primera ronda ante North Carolina. Su liderazgo, no obstante, no resultó decisivo. Los Tar Heels se fueron hasta los 16 puntos de ventaja en la segunda mitad. Los empollones, con todo perdido, se fueron hacia delante tras una canasta de Siyane Chambers (13 puntos). Con un 3+1 de este jugador loscampeones de la Ivy League se ponían 2 puntos arriba a 1:15 del final tras un parcial de 13 a 31. Dos canastas del freshman Justin Jackson (14 puntos) salvaron del desastre a los de Roy Williams.

Arkansas también se libró por los pelos del upset frente a Wofford (56-53). Fue un duelo a cara de perro en el que los Razorbacks fueron por detrás en el marcador, aunque por pocos puntos, durante muchísimos minutos. Michael Qualls (20 puntos) y Bobby Portis (15 puntos, 13 rebotes) sostuvieron a los suyos en el tramo final del encuentro. La mala noche de Karl Cochran en el tiro (12 puntos pero 2 de 12 en triples) fue un lastre para los Terriers. Cochran falló uno de los tiros de tres de que dispuso su conjunto para forzar la prórroga.

North Carolina se metió en los “Sweet 16” (los mejores 16) superando a Arkansas en su segundo partido del fin de semana (87-78). Marcus Paige (22 puntos, 6 rebotes, 5 recuperaciones) empezó con la muñeca fría fallando 7 de sus 8 lanzamientos de la primera parte. Los Razorbacks salieron en tromba con Michael Qualls (27 puntos, 10 rebotes, 3 asistencias) dirigiendo la ofensiva secundado por los triples de Rashad Madden y Anthlon Bell. Pero los compañeros de Paige se mantuvieron firmes, y llegaron al descanso con ventaja en el marcador, 39 a 36.

Un Bobby Portis (18 puntos, 14 rebotes, 5 recuperaciones) prácticamente inédito durante la primera mitad empezó a anotar en la segunda, pero sin romper la igualdad del encuentro. Hasta que Kennedy Meeks se lesionó la rodilla. Sin su pívot, Roy Williams puso un equipo pequeño en pista. Paige asumió el liderazgo de los Tar Heels, anotando 20 puntos a partir de ese momento, 15 en el parcial de 24 a 11 que decantó el duelo. Justin Jackson (16 puntos) y J.P. Tokoto (13 puntos, 5 rebotes, 8 asistencias) remataron la faena. Tras la victoria, el entrenador de UNC se desmelenó en el vestuario.

La aventura de Sebas Saiz (4 puntos, 5 rebotes, 2 tapones en 21 minutos) en este Madness se acabó en primera ronda frente a Xavier (76-57). Unos cansados Rebels fueron incapaces de frenar a Matt Stainbrook (20 puntos, 9 rebotes, 5 asistencias) en la pintura ni a Dee Davis en la lejana distancia (17 puntos, 4 de 9 en triples).

Georgia State protagonizó una de las grandes sorpresas de la primera ronda eliminando a la cabeza de serie número 3 Baylor (56-57). A poco menos de tres minutos del final este resultado parecía imposible. Dos tiros libres de Rico Gathers (9 puntos, 10 rebotes) ponían a  Baylor 8 puntos por delante en el marcador a falta de 2:54. Pero el hijo del entrenador de los Panthers no quería que la fiesta acabase tan rápido.

R.J. Hunter (16 puntos, 3 rebotes, 3 recuperaciones) sumó 12 puntos en un parcial de 0 a 13 que dejó a los Bears KO en la lona. Los últimos 3, con un triple a falta de 3 segundos. Ron Hunter, que se había lesionado el tendón de Aquiles tras la decisiva actuación de su hijo en la final de conferencia, se cayó de su silla tras esta canasta de su vástago. En este final enloquecido Baylor tuvo 4 pérdidas de balón, 2 de ellas responsabilidad de Taurean Prince (18 puntos, 15 rebotes).

El viaje de marzo de Georgia State concluyó frente a Xavier (75-67). R. J. Hunter (20 puntos, 4 rebotes, 5 asistencias) volvió a brillar, pero sus compañeros estuvieron discretos. Por contra, los titulares de los Musketeers encontraron el apoyo de dos hombres de banquillo, Jalen Reynolds (21 puntos, 6 rebotes) y Myles Davis (17 puntos). Reynolds avasalló en la pintura mientras Davis frió a triples (5 de 8) a los Panthers. El equipo de Ron Hunter no fue nunca por delante en el marcador. Aunque en la primera parte pudo contrarrestar los arreones de su rival, en la segunda el acierto de Xavier en los tiros de campo (13 de 16) y su fiabilidad en los tiros libres (22 de 25 global) acabó por sentenciarles.

El sensacional freshman D’Angelo Russell (28 puntos, 6 rebotes) llevó a Ohio State al triunfo en la prórroga frente a Virginia Commonwealth (72-75). El base sólo estuvo en el banquillo 1 minuto, el tiempo necesario para ponerle un vendaje en la ceja tras recibir un codazo de Doug Brooks (14 puntos, 4 de 7 en triples) en el tramo final de la segunda parte. El técnico de VCU Shaka Smart empezó el duelo con su habitual “havoc”, una presión en todo el campo. Tras tener 12 puntos de ventaja, tuvo que renunciar a su defensa característica cuando Russell y el base Shannon Scott (9 puntos, 10 asistencias) le destrozaron la táctica. La igualdad se mantuvo hasta el final, con los Buckeyes aprovechando su mayor acierto en el tiro (49,1% por 38,1% de su rival) y VCU haciendo valer su dominio del rebote ofensivo (13 a 8). Russell se marcó la jugada de la noche, aunque la acción no acabase en canasta.

Arizona pasó el rodillo por encima de Texas Southern (93-72), a pesar de que el entrenador Sean Miller no se mostró nada contento con la defensa realizada por sus jugadores.  En su siguiente partido los Wildcats se vieron superados de salida por sus problemas para atacar la zona 2-3 de Ohio State. Los Buckeyes llegaron a tener 6 puntos de ventaja con un D’Angelo Russell (9 puntos, 7 rebotes, 6 asistencias) fallón en el tiro (3 de 19) pero autor de alguna asistencia espectacular. Arizona empezó a superar la defensa rival con la velocidad para romper las líneas del base T. J. McConnell (19 puntos, 6 rebotes, 6 asistencias, 5 recuperaciones) y la habilidad de Rondae Hollis-Jefferson (11 puntos, 10 rebotes, 5 asistencias) recibiendo en la línea de tiros libres y conectando desde ese punto con sus pívots, Brandon Ashley y Kaleb Tarczewski.

La tercera falta en los primeros compases de la segunda parte de Ashley no fue un problema sino una ventaja para los de Miller. El equipo pasó a jugar con 3 “bajitos”. El cuarto triple de Gabe York (19 puntos, 5 triples) tras el descanso les dio 13 puntos de ventaja mientras McConnell enfriaba el ritmo del partido. Con su rival asegurando sus ataques, Ohio State perdió la oportunidad de anotar en transición y se atascó en estático. Thad Matta ordenó cambiar a defensa individual a su equipo, con presión a toda pista los últimos 5 minutos, pero no pudo evitar la derrota por 73 a 58.

El Este, descabezado

El dominio abrumador de Louisiana State en la pintura durante la primera parte de su duelo de primera ronda frente a North Carolina State le dio una ventaja de 14 puntos al descanso. Jarell Martin (16 puntos, 11 rebotes, 4 asistencias) y Jordan Mickey (12 puntos, 14 rebotes, 6 tapones) campaban a sus anchas, bien escoltados por Tim Quarterman (17 puntos, 9 rebotes, 7 asistencias). A 10:25 del final los Tigers dominaban de 12, tras la última canasta en juego de Martin. Última suya, y de su equipo, que falló sus siguientes 12 lanzamientos. La debacle se completó con un 5 de 13 en los tiros libres. El parcial para la Wolfpack fue de 5 a 18. Una canasta a falta de 4 segundos de Bejaay Anya le acabó dando la victoria a North Carolina State (66-65).

La primera cabeza de serie de esta región Villanova no mostró ninguna compasión ante Lafayette (93-52) en su primer encuentro del fin de semana. Los Wildcats no salieron vivos del segundo, frente a una North Carolina State (68-71) con un ataque muy compensado (4 de sus titulares por encima de los 10 puntos). Su principio de partido ya fue premonitorio, acertando 2 de sus primeros 14 tiros de campo. Sólo las pérdidas de balón de la Wolfpack en estos minutos iniciales (4) evitaron una diferencia difícil de recuperar.

Tras remontar al descanso, Villanova volvió a las andadas en el inicio de la segunda parte (2 de 12 en sus primeros lanzamientos). Esta vez sus rivales si lo aprovecharon y se escaparon de 12 puntos. Jayvaughn Pinkston (13 puntos, 6 rebotes) y Darrun Hillard (27 puntos, 6 de 10 en triples) intentaron salvar al equipo de la eliminación. Dillard, tras conectar 3 triples en 90 segundos, puso a los Jay Wright a 1 punto. Lástima que sólo faltaba 1 segundo para el final.

Northern Iowa superó en primera ronda a Wyoming (71-54) a pesar de los esfuerzos de Larry Nance Jr (16 puntos, 7 rebotes). Los Panthers ganaban de 21 a 15 minutos del final. El hijo del ganador del primer concurso de mates de la NBA anotó 2 triples, Riley Grabau le secundó con 2 más y Charles Hankerson puso otro. La diferencia se redujo hasta 7 puntos sin que los jugadores de Norhtern Iowa perdieran la calma en ningún momento. Una vez se acabó la racha, volvieron a irse en el marcador.

Más problemas tuvo Louisville para vencer en su primer enfrentamiento a la UC Irvine (57-55) del gigante de 2,28 Mamadou N’Diaye (12 puntos, 5 rebotes). Los correosos Anteaters se mantuvieron pegados a los talones del equipo de Rick Pitino los 40 minutos. Con Montrezl Harrell anulado (8 puntos, 4 rebotes), los Cardinals tuvieron que recurrir a sus exteriores. En el último minuto Wayne Blackshear (19 puntos, 7 rebotes) penetró para anotar ante la torre rival el empate a 55, Quentin Snider (16 puntos, 5 rebotes) puso el marcador en 57 a 55 desde la línea de tiros libres y Terry Rozier (12 puntos, 3 rebotes, 5 asistencias) provocó una pérdida de pelota en la última posesión de UC Irvine.

Sin embargo, los Cardinals tuvieron un partido mucho más plácido en segunda ronda ante Northern Iowa (66-53). Rick Pitino tenía perfectamente estudiados a sus rivales y especialmente a su mejor jugador, el pívot Seth Tuttle (14 puntos, 7 rebotes). Para frenarlo, hizo salir de titular a Mangog Mathiang y dispuso a sus jugadores en una defensa que mutaba de zona 2-3 a individual y viceversa. Tras unos primeros minutos disputados, a la que Terry Rozier (25 puntos, 5 rebotes, 7 asistencias) encontró la canasta de los Panthers Louisville pasó a dominar de forma definitiva el encuentro.

Dayton se convirtió en el único equipo de los First Four en superar la primera ronda tras vencer a Providence (53-66). Para los Flyers, que no parecieron notar el cansancio, era su 5 partido en 8 días. Un fallón Jordan Sibert (15 puntos, 3 de 12 en los tiros) y Dyshawn Pierre (20 puntos, 9 rebotes) fueron sus hombres claves en ataque con 15 puntos. Un triple de Pierre puso el 42 a 50 a 4:28 del final. En el tiempo muerto de los Friars, el entrenador Ed Cooley fue sancionado con una técnica por lanzar su silla contra el suelo. El técnico afirma que no fue premeditado, que pretendía animar a sus jugadores, pero lo cierto es que su equipo le perdió la cara al partido de forma definitiva. Aunque si no lo digo reviento: la técnica me parece absurda.

Oklahoma dejó en la cuneta a las primeras de cambio a Albany (66-60). Su entrenador Lon Kruger se convirtió en el primero en ganar un partido del torneo con 5 universidades diferentes. En la segunda ronda frente a Dayton (72-66) se convirtió en el primero en meterse entre los 16 mejores con 4 equipos distintos. Oklahoma abrió las hostilidades ante los Flyers anotando 7 de sus 9 primeros tiros de tres. Los Sooners estaban 12 arriba, pero Dayton aún no tenía ganas de irse a casa y respondió con un parcial de 0 a 15 recuperando 6 pelotas. Los de Archie Miller creyeron que podrían repetir la historia del curso pasado cuando un triple de Dyshawn Pierre les dio 9 puntos de ventaja a 7 minutos del final. Oklahoma bajó el culo en defensa para sumar 16 puntos mientras dejaba a su rival, que falló 8 de sus 9 tiros de campo y regaló 5 pelotas, en 2.

Michigan State dio per acabado su primer partido del torneo antes de tiempo, y eso casi le cuesta la derrota. Los Spartans ganaban a Georgia de 12 a falta de 90 segundos. Un minuto después, sólo ganaban de 4. Denzel Valentine (16 puntos, 6 rebotes, 6 asistencias, 3 recuperaciones) anotó sus 6 tiros libres en los últimos 30 segundos para darle la victoria a los de Tom Izzo por 70 a 63.

Belmont, de la mano de Craig Bradshaw (25 puntos, 9 rebotes), le plantó cara a Virginia hasta el final (79-67). Dos triples seguidos del jugador pusieron a los Bruins 2 puntos por debajo a 4:36 del final. Los Cavaliers aseguraron su victoria en los tiros libres, anotando 11 de sus 13 intentos en la parte final del encuentro. La buena noticia para los de Tony Bennett fue la recuperación como anotador de Justin Anderson (15 puntos, 5 rebotes).

Michigan State ha llegado a marzo en su mejor momento del año. Su triunfo en la segunda ronda sobre Virginia (54-60), segunda cabeza de serie del cuadrante, es la prueba evidente. La defensa de los Spartans, aprovechando al máximo su potencial físico para cerrar su aro, desconectó por completo el estilo de ataque de su rival, pausado y controlado. No dejaron pensar a Malcolm Brogdon, y los de Tony Bennett no hallaron la manera de anotar con fluidez. En ataque, los de Tom Izzo vivieron de dos rachas. La primera, en los primeros 20 minutos, de Travis Trice (23 puntos, 3 asistencias). El escolta anotó 13 puntos de una tacada. El marcador pasó del empate a 2 hasta un 15 a 4.

La segunda racha llegó tras el descanso, cuando un Justin Anderson aun falto de forma acercó a los Cavaliers a tan sólo 2 puntos. Denzel Valentine encendió la mecha con un triple y Branden Dawson (15 puntos, 9 rebotes, 4 tapones) entró en ignición con 7 puntos. Michigan State se puso 12 arriba tras otro triple, esta vez de Brynn Forbes. Los últimos 15 minutos del encuentro, con pocas canastas en juego y muchos tiros libres, se hicieron interminables para los Spartans, que administraban su renta, y agónicos para Virginia que no consiguió eliminarla. La lucha de Darion Atkins (10 puntos, 14 rebotes) no tuvo premio.

UCLA, la inesperada superviviente en el Sur

Duke calentó en primera ronda ante Robert Morris (85-56) antes de enfrentarse a San Diego State en la segunda. Los Aztecs habían echado previamente del torneo a una Saint John’s (76-64) que jugó sin su pivot titular Chris Obekpa, sancionado por saltarse las reglas del equipo. El partido de la segunda ronda no tuvo más historia que la que escribieron los Blue Devils (68-49). Jahlil Okafor (26 puntos, 6 rebotes, 3 tapones) dio un clínic anotando 18 puntos en la primera parte. Su superioridad fue casi insultante. El pívot había anotado 9 de sus 11 lanzamientos de campo en su primera actuación del fin de semana. En la segunda acertó 12 de 16. El partido quedo rotó al descanso a pesar de los intentos del conjunto que entrena el veterano Steve Fisher de reengancharse en la segunda parte.

Utah cumplió las previsiones y derrotó a Stephen F. Austin (57-50) en su primer partido de la Locura de Marzo. El pívot austríaco Jacob Poetl fue su jugador más destacado con 18 puntos, 8 rebotes y 5 tapones. Su rival en la segunda ronda, Georgetown, también se ajustó al guión ante Eastern Washington (84-74) con 25 puntos y 8 rebotes de D’Vauntes Smith-Rivera. Una buena racha en los triples le dio a los Eagles el mando en el marcador durante el ecuador de la primera mitad, pero fue un liderazgo fugaz para el equipo del máximo anotador de la Division I, Tyler Harvey (27 puntos).

Diez años después, Utah volvió a colarse entre los 16 mejores de la NCAA tras derrotar a Georgetown (64-75). A los Utes les costó ajustar su defensa al ataque estilo Princeton de sus rivales. Con la inspiración de Jabril Tabrick (10 puntos) y L.J. Peak (18 puntos, 7 de 8 en el tiro) los Hoyas llegaron a tener 11 puntos de ventaja. D’Vauntes Smith-Rivera (12 puntos, 6 asistencias) estaba desaparecido pero el dúo, con la ayuda de Isaac Copeland (14 puntos), lo compensaba. Hasta que Utah ajustó y llegó a puntear los lanzamientos rivales. Un triple de Brandon Taylor (14 puntos, 3 rebotes, 5 asistencias) ponía a Utah 7 arriba a 2:47. Dakarai Tucker (11 puntos, 5 rebotes) hizo la brecha más grande.

UCLA eliminó a Southern Methodist en el final más controvertido de la primera ronda del torneo. El angoleño Yannick Moreira, intentando hacerse con el rebote, tocó en trayectoria descendente el lanzamiento triple de Bryce Alford (27 puntos, 9 de 11 en tiros de 3). Aunque el tiro no iba dentro, los árbitros concedieron los tres puntos. Los californianos se pusieron tras esta decisión un punto arriba (59-60) a 13 segundos del final. Nic Moore (24 puntos) tuvo dos oportunidades para intentar compensar el error de su compañero, pero falló sus dos lanzamientos.

La Universidad de Alabama – Birmingham hizo añicos todas las apuestas eliminando a Iowa State a las primeras de cambio (59-60). El equipo con la plantilla más joven del torneo le sacó los colores a una de las claras candidatas a estar entre las 16 mejores con un dominio apabullante del rebote (52 por los 37 de su contrincante). El outsider capturó 19 rebotes en ataque, 9 de ellos del jugador de 1,93 Tyler Madison (9 puntos, 11 rebotes). El principio de partido de los Cyclones, con un parcial de 12 a 2, no hacía presagiar su inminente derrota. Pero Robert Brown (21 puntos) empezó a meter sus tiros y UAB llegó al descanso con una ventaja de 3 puntos. La segunda mitad fue igualadísima hasta que 4 puntos de William Lee (14 puntos, 12 rebotes) en el último minuto impulsaron a los Blazers hasta la victoria.

En la segunda ronda UCLA acabó con el sueño de UAB. Los Blazers depositaron sus esperanzas en el gran partido de Robert Brown (25 puntos, 3 asistencias), pero el dominio incontestable bajo ambos aros de Tony Parker (28 puntos con 11 de 14 en los tiros de campo, 12 rebotes, 3 tapones) y una buena dirección de juego de Bryce Alford (22 puntos, 5 asistencias) permitieron a los Bruins clasificarse para el segundo fin de semana del gran torneo del baloncesto universitario.

Aaron White (26 puntos, 6 rebotes) se bastó para eliminar a Davidson (83-52). El versatil alero de Iowa anotó todos los puntos de los Hawkeyes en el parcial de 13 a 1 que dejó el choque visto para sentencia en la segunda parte. Gonzaga tampoco pasó apuros frente a North Dakota State (86-76). En la siguiente ronda los Bulldogs pasaron su rodillo de puntos por encima de Iowa (87-68). El equipo de Mark Few, liderado por Kyle Wiltjer (24 puntos, 10 de 12 en el tiro, 7 rebotes), anotó el 61,5% de sus lanzamientos con un destacable 10 de 16 en triples. Domantas Sabonis colaboró como sexto hombre con 18 puntos y 9 rebotes.

Versión íntegra del artículo publicado en http://www.encancha.com, marzo 2015

Anuncios

NCAA: Las dos caras de Duke

19 Ene

La universidad de Duke ha mostrado esta semana sus dos versiones. La mala, en la derrota ante Miami que abría una crisis deportiva. La excelente, en el triunfo en la pista de Louisville que cierra la crisis y les presenta como firmes aspirantes a coronarse campeones del “March Madness”.

Kentucky mantuvo el número 1 del ranking de Associated Press que ha acaparado desde el principio de temporada, pero en su última edición ya no lo hizo con todos los votantes a su favor. Perder la imbatibilidad le costó a Duke el segundo puesto de la lista. Virginia reemplazó a los Blue Devils, que cayeron hasta el cuarto lugar. Los de Mike Krzyzewski no fueron los únicos equipos del Top 5 anterior penalizados por sus derrotas.

Wisconsin, que era la cuarta, cayó hasta el séptimo lugar. Su base Traevon Jackson, lesionado en la derrota ante Rutgers, fue operado del pie derecho esta semana. Un grave contratiempo para una rotación corta. La quinta Louisville pasó a ser la sexta. Estos movimientos tuvieron como consecuencia que Gonzaga se hiciera con el número 3 y Villanova con el 5. Utah, Kansas y Arizona completaron las 10 primeras posiciones del ranking.

La mejor progresión fue para Iowa State, que subió hasta el puesto 11 desde el 17. Texas se llevó un castigo considerable después de sus dos derrotas, pasando a la veinteava posición tras haber sido décima. Ohio State, Saint John’s y Old Dominion (que sólo estuvo una semana en la lista) cedieron su sitio en el Top 25 a la retornada Northern Iowa (23), Oklahoma State (24) y Wyoming (25).

Tras los partidos de esta semana no ha habido variaciones en los equipos invictos y aquellos que aún no saben que es ganar. Kentucky (SEC) y Virginia (ACC) aún no han encontrado quien les haga morder el polvo, mientras que Central Arkansas (Southland) y Florida A&M (MEAC) siguen buscando un alma caritativa que les permita estrenar su casillero de triunfos.

American

La Universidad de Central Florida y Tulane protagonizaron uno de los partidos más largos de la semana. Vencieron los locales por 103 a 100 tras tres prórrogas con B.J. Taylor como el héroe de la noche. Y no sólo por irse hasta los 33 puntos, sino por ser el autor de 11 de los 12 que los Knights anotaron en el tercero de los tiempos añadidos.

Los problemas de Southern Methodist han llegado a los despachos tras recibir un aviso de la NCAA notificándoles que han detectado irregularidades académicas en su programa de baloncesto, y pidiéndoles que presente alegaciones antes de una vista del Comité de Infracciones. La cuestión estaría en si Keith Frazier (10,5 puntos, 4 rebotes de media) cumple los mínimos educativos requeridos para jugar. El pívot Markus Kennedy ya se perdió todo el primer semestre a causa de sus notas, y el alero reserva Justin Martin, un transfer procedente de Xavier, ha anunciado su salto al profesionalismo al no llegar a estos mínimos. Esta semana el equipo de Larry Brown ha derrotado a Temple y East Carolina.

Atlantic Coast

La segunda del ranking Virginia abrió su semana con un triunfo ante Clemson (65-42). Los Cavaliers perdieron sólo 4 balones, siendo su quinto encuentro consecutivo por debajo de los 10 perdidos. En su visita a Boston College sumaron su victoria 17 de la temporada en un partido que solventaron en la segunda parte (51-66) liderados por Malcolm Brogdon (20 puntos, 5 rebotes). En este encuentro casi rompen su buena racha: regalaron 8 pelotas.

Duke, la cuarta de la lista, entró en crisis encadenando ante Miami (74-90) su segunda derrota seguida de la temporada. Se rompía una racha de 41 partidos consecutivos sin perder como locales iniciada en marzo del 2012. Jahlil Okafor (15 puntos, 15 rebotes) volvió a ser objeto de dobles marcajes, lo que concedió mayor libertad de movimientos a Amile Jefferson (14 puntos, 12 rebotes).  La poca puntería de sus compañeros desde el exterior (6 de 21 en triples, 4 de 7 de Quinn Cook que fue el único acertado) condenó al equipo.

Tras una primera mitad igualada, los Hurricanes se escaparon en la segunda. Los jugadores de Jim Larranaga hicieron gala de una gran efectividad en el lanzamiento en este período (18 de 27, de ellos 6 de 9 en triples) con Angel Rodríguez (24 puntos, 4 rebotes, 5 asistencias, 5 recuperaciones) y Manu Lecomte (23 puntos) como principales estiletes. Los visitantes anotaron 56 puntos en unos segundos 20 minutos pletóricos en que jugaron a placer ante la presión defensiva con la que Duke pretendía remontar.

Duke dejó atras su mal momento con un triunfo en la pista de Louisville (52-63), sexta del Top 25. Los primeros minutos fueron muy igualados, con defensas muy cerradas y mucha intensidad en la lucha por el rebote ante la falta de acierto en el lanzamiento exterior (4 de 25 en triples los locales por 4 de 15 de sus rivales). Ni el local Montrezl Harrell (10 puntos, 14 rebotes) ni el visitante Jahlil Okafor encontraban su sitio en la pintura. Los de Krzyzewski solventaron este problema gracias a la aportación de un Amile Jefferson (19 puntos, 7 rebotes) que volvió a gozar de más libertad de movimientos en la zona.

Tras un par de rápidas transiciones y un triple de Quinn Cook Duke abrió una brecha de 12 puntos en el tramo final del período. Al descanso el marcador era de 20 a 30. Los visitantes inauguraron el segundo período con un parcial de 2 a 12. Los Cardinals, con problemas en la circulación de pelota, no encontraban la manera de romper la activa zona 2-3 de los Blue Devils. Y para complicarles más las cosas a los de Rick Pitino, Okafor (18 puntos, 7 rebotes) empezó a anotar con asiduidad.

Louisville se diluía mientras la figura del pívot se agrandaba. La diferencia entre ambos equipos subió hasta los 21 puntos. Los Cardinals reaccionaron con 7 puntos seguidos de Terry Rozier (17 puntos) coincidiendo con un descanso del mejor jugador universitario del momento. El triunfo 998 en la carrera de “Coach K” no peligró a pesar de una racha de más de 7 minutos sin anotar ninguna canasta de campo por parte de los suyos, y que aprovechó el equipo local para maquillar su derrota.

Louisville venía de superar sin problemas a Virginia Tech (78-63). En sus tres partidos anteriores, Chris Jones (7 puntos) había promediado 21 puntos pero los Cardinals habían sufrido para ganar los dos primeros y perdido el tercero. Ante los Hookies, Pitino pidió al base que repartiera más juego. Jones dio 11 asistencias y volvió el buen juego. Claro que la debilidad del rival también ayudó.

La doce Notre Dame parecía sufrir un grave contratiempo en sus aspiraciones tras la salida del equipo sin fecha de retorno de su pívot Zach Auguste (14,3 puntos y 6,4 rebotes de media), por motivos académicos. El freshman Bonzie Colson aprovechó su ausencia para anotar 10 puntos y capturar 4 rebotes en el triunfo de la doceava del ranking AP en la pista de Georgia Tech (59-62).

La ausencia de Auguste duró poco. El interior jugó, aunque poco (9 minutos),  en el siguiente compromiso de su equipo en casa ante Miami. En la primera mitad no le entraron los triples (3 de 16) al equipo del ranking, que llegó al descanso 12 abajo. En la segunda parte varió el panorama por completo. Tras un parcial visitante de 2 a 13, los Irish ajustaron el punto de mira anotando 7 de sus 9 intentos de larga distancia.

Jugando Notre Dame con un quinteto pequeño, Jerian Grant lideró una remontada espectacular (23 puntos, 8 asistencias) que les acabó dando el triunfo (75-70). En los visitantes, los héroes del upset ante Duke Angel Rodríguez y Manu Lecomte se quedaron en 4 puntos (1 de 10 en el tiro) y 3 puntos, respectivamente.

Marcus Paige (23 puntos, 5 rebotes, 9 asistencias, 4 recuperaciones, 5 de 5 en triples) firmó su mejor partido de la temporada para North Carolina en la pista de uno de sus rivales históricos, North Carolina State. La quince del ranking se impuso por 79 a 81 con dos tiros libres claves de su base a un segundo del final ante la remontada de una Wolfpack que perdía de 11 a falta de 4 minutos después del quinto triple de Paige. Los locales aún tuvieron una última oportunidad con dos tiros libres cuando quedaban dos décimas en el cronómetro. Abdul-Malik acertó el primero y tiró a fallar el segundo, pero el palmeo de Cody Martin no entró.

Syracuse sigue inmersa en su crisis. El prometedor freshman Chris McCullough (titular en los 16 partidos que jugó con 9,3 puntos, 6,9 rebotes y 2,1 tapones de media) será baja lo que resta de temporada tras lesionarse los ligamentos de su rodilla derecha. Rakeem  Christmas tuvo que multiplicarse en la pintura (35 puntos, 9 rebotes) para que los Orange pudieran vencer a Wake Forest en la prórroga (86-83). En la primera mitad los de Boeheim ganaban de 10, pero la aparición de un magnífico Konstantinos Mitoglou (26 puntos, 6 rebotes) igualó el encuentro. En su visita a Clemson (66-53) los esfuerzos de Christmas (21 puntos, 10 rebotes) fueron en vano.

Atlantic 10

Virginia Commonwealth, 17 del ranking, estaba pasando apuros ante Rhode Island cuando su jugador más acertado, Treveon Graham, se torció un tobillo al principio de la segunda mitad. El equipo no podía prescindir de sus servicios, así que volvió a la pista. Graham anotó 16 de sus 26 puntos en los segundos 20 minutos. Su compañero Briante Weber acabó de asegurar la victoria de los Rams (60-65) desde la línea de tiros libres. El líder anotador de los Rams fue baja contra Duquesne, y sus compañeros sufrieron para vencer (64-70). Los Dukes, que habían llegado a estar 14 abajo, se pusieron a 2 puntos a falta de 2 minutos para el final. Un triple de Melvin Johnson acabó con su remontada.

Big East

Villanova, número 8 de la lista de AP, se mantuvo firme al frente de la conferencia con un triunfo ante una Xavier (88-75) a la que Ryan Arcidiacono (18 puntos), Dylan Ennis (17 puntos) y Josh Hart (15 puntos) cosieron a triples (12 de 20 entre los tres). Seton Hall, 21 del ranking AP, flirteó con la expulsión de la lista de privilegiadas perdiendo en la prórroga en casa contra Butler (75-79). Los Pirates no pudieron sobreponerse a la eliminación de su máximo anotador Sterling Gibbs (30 puntos, 6 de 9 en triples) a 2:08 del final de tiempo añadido. Los puntos de los Bulldogs los pusieron los de siempre, Roosevelt Jones (23) y Kellen Dunham (21).

Big 10

Wisconsin, 7 del ranking, recuperó a Frank Kaminsky. El pívot fue su mejor anotador (22 puntos, 5 rebotes, 4 de 5 en triples) en el triunfo ante la Nebraska (70-55) de Terran Petteway (27 puntos). Tras la lesión de Traevon Jackson, Bronson Koenig fue el base titular de los Badgers. El sophomore cumplió con 11 puntos (4 de 5 en el lanzamiento), 4 rebotes y 1 asistencia.

La 14 Maryland derrotó a Rutgers en el duelo entre recién llegadas a la conferencia. Los Terrapins no tuvieron su noche de cara a la canasta contraria, especialmente en la segunda parte en la que se quedaron en un 28% en el tiro. La defensa y el control del rebote (46 a 33) les permitieron cerrar los 7 últimos minutos del partido con un parcial de 22 a 8. De ir por detrás 51 a 57 a acabar ganando 73 a 65. En este tiempo los Scarlet Knights fallaron 8 de sus 10 tiros de campo, 4 de sus 8 tiros libres y perdieron 4 balones.

En su siguiente compromiso Maryland agravó la crisis de una desconocida Michigan State (75-59). Su escolta novato Melo Trimble se exhibió en la primera parte con 21 de sus 24 puntos (7 de 11 en el tiro en este período, de ellos 5 de 7 en triples) y la jugada del partido. Con el tiempo de posesión agotándose, le rompió la cintura a Lourawls Nairn Jr (que perdió el equilibrio) para anotar un triple. Jake Layman le secundó con 23 puntos y 12 rebotes. Entre los dos sumaron sólo 12 puntos menos que todos los Spartans.

Ohio State intentó rehacerse de su expulsión del ranking con dos triunfos ante dos rivales no ranqueados pero si de prestigio. A Michigan (71-52), un equipo que ha protagonizado este curso remontadas espectaculares tras el descanso, no le dio ninguna opción abriendo el segundo período con un parcial de 13 a 0. D’Angelo Russell rindió a un buen nivel con 21 puntos, 4 rebotes, 6 asistencias y 4 recuperaciones. Los decaídos Wolverines acabaron de complicarse la temporada ante Northwestern. Vencieron, pero perdieron para todo el curso por una lesión en el pie izquierdo a su estrella Caris LeVert.

Iowa, el siguiente rival de los Buckeyes, es un conjunto al que se le dan mejor las primeras partes que las segundas (lo que estuvo a punto de costarle la derrota ante Minnesota, 75 a 77). Y precisamente en la primera mitad los Hawkeyes frustraron las aspiraciones de Ohio State (76-67). En la segunda mitad Aaron White ayudó a los locales a mantener su ventaja anotando 18 de sus 22 puntos. D’Angelo Russell lideró a los visitantes con su mejor marca anotadora del curso, 27 puntos (a los que sumó 14 rebotes).

Big 12

Kansas, novena del ranking, venció esta semana a la 24 Oklahoma State (67-57) y cedió ante la 11 Iowa State (86-81). A la primera la superó en un partido largo (cerca de tres horas) por las 49 faltas personales pitadas (que provocaron 71 tiros libres), y sin realizar un juego especialmente brillante, gracias a la mayor profundidad de su banquillo (20 puntos a 3). Dos jugadores llevaron el peso anotador de los visitantes: Phil Forte en la primera mitad (con 16 de sus 18 puntos) antes de hacerse daño en la pierna derecha, y Le’Bryan Nash en la segunda (con 19 de sus 21 puntos). El “highlight” del partido, y posiblemente de la semana, fue este mate del novato de Kansas Cliff Alexander.

Ante la segunda los Jayhawks vieron romperse su racha de 5 triunfos consecutivos. Tras una primera mitad igualada, los Cyclones empezaron a poner tierra de por medio en el marcador nada más empezar la segunda. Kansas respondió al primer golpe, recuperando desde una desventaja de 12 puntos hasta ponerse a dos. Jameel McKay (11 puntos saliendo del banquillo), con tres canastas, dio impulso a un parcial de 16 a 4 que anulaba esta recuperación. Frank Mason (21 puntos) y Kelly Oubre se multiplicaron para intentar una nueva remontada, pero se quedaron cortos. Naz Long (16 de sus 20 puntos en los segundos 20 minutos) lideró un quinteto inicial local en que todos sus miembros anotaron en dobles figuras.

Iowa State venía de encajar un upset ante la 22 Baylor que parecía inevitable tras los cinco primeros minutos del juego. Un claro 16 a 1 en el marcador así lo hacía presagiar. Los Cyclones se recuperaron hasta ponerse a 4 puntos, pero al descanso volvieron a ceder una ventaja de 12 puntos. En la segunda parte los visitantes reaccionaron con un Naz Long muy acertado desde la línea de triples (19 puntos, 5 de 5 en la distancia). Una canasta de tres puntos de Bryce Dejea-Jones avanzó a Iowa State a 14 segundos del final. Una última canasta de un Kenny Chery muy fallón hasta entonces (13 puntos, 4 de 16 en el lanzamiento) hizo buenos los presagios iniciales en favor de Baylor (74-73).

Kenny Chery no pudo volver a salvar a su equipo ante el sorprendente líder de la conferencia Kansas State (63-61). El equipo de casa, tras ir perdiendo claramente la mayor parte del encuentro, se puso por delante en el minuto 14 de la segunda mitad. Chery anotó 21 puntos (4 de 6 en triples), pero falló un tiro a 2:28 del final para avanzar a Baylor y un triple a 57 segundos para empatar. Con un 2+1 con 6 segundos por jugarse ponía a los Bears a sólo un punto de los Wildcats. Y después que Thomas Gipson no acertase uno de sus dos tiros libres para los locales, el base aún tuvo un último lanzamiento para forzar la prórroga. Falló.

La 16 West Virginia batió a la 18 Oklahoma (86-65). La estrella de los Mountaineers Juwan Staten repartió 8 asistencias, pero se quedo en 4 puntos, casi 12 por debajo de su media. Su equipo no le echó en falta, porque era la noche de los suplentes. Los jugadores del banquillo aportaron 55 puntos, liderados por Jevon Carter (18 puntos, 7 rebotes, 3 asistencias, 3 recuperaciones) y Nathan Adrien (11 puntos). West Virginia sumó 27 puntos fruto de las 22 recuperaciones ocasionadas por su presión a toda pista. Los titulares de los Sooners, liderados por Buddy Hield (21 puntos, 8 rebotes) no pudieron mantener el ritmo.

Texas, 20 del ranking, le bajó los humos a West Virginia (77-50) rompiendo de paso una racha de dos derrotas. El juego interior de los Longhorns avasalló a los Mountaineers liderado por Cameron Ridley (19 puntos, 6 rebotes, 4 tapones), y bien secundado por Myles Turner (16 puntos, 7 rebotes). Jonathan Holmes contribuyó con 16 puntos y 11 rebotes. Por los visitantes, Juwan Staten volvió a marcar un mínimo en anotación de la temporada con 3 puntos (1 de 7 en tiros). Esta vez el base no repartió ninguna asistencia, cerrando así una semana negativa de juego. La mejor jugada de la noche fue este mate de Ridley.

Oklahoma consiguió su triunfo de la semana ante la penúltima del Top 25, Oklahoma State (82-65). El partido quedó sentenciado al descanso. La defensa local controló perfectamente a los anotadores rivales Le’Bryan Nash y Phil Forte, que si bien sumaron puntos lo hicieron con malos porcentajes de acierto. La gran noche de Buddy Hield fue la otra clave del resultado. Sólo dos tiros libres fallados de 5 lanzados empañaron una estadística increible de cara a canasta. La estrella de los Sooners convirtió sus 10 lanzamientos de campo, de ellos 4 triples, para irse hasta los 27 puntos. Aquí teneis su exhibición.

Missouri Valley

La única manera que encontraron los jugadores de Illinois State para frenar a Darius Carter fue darle un manotazo en el ojo en la segunda parte. El alero fue la pieza clave del triunfo de la 13 del ranking Wichita State ante los Salukis (67-55). Carter anotó 25 puntos en los 23 minutos que estuvo en pista, acertando 11 de sus 15 lanzamientos de campo. El percance no afectó al jugador en el siguiente partido de los Shockers, que vencieron a Evansville (41 – 61) con 18 puntos y 11 rebotes suyos.

Northern Iowa, antepenúltima del Top 25, ganaba a Bradley de 23 a poco más de 13 minutos para el final. La relajación defensiva de los ranqueados permitió a los locales volver a entrar en el partido. Warren Jones anotó sus 10 puntos en la recuperación de unos Braves que entraron en el último minuto sólo 6 puntos abajo. Los mismos, 6, que anotó el pívot Seth Tuttle (15 puntos, 7 rebotes, 5 asistencias) desde la línea de personal para frustrar las ilusiones de Bradley y asegurar el triunfo de los Panthers por 52 a 63. El triunfo contra Missouri State fue mucho más sencillo (60-46).

Mountain West

San Diego State derrotó a la última del ranking Wyoming (52-60) en el duelo entre la cuarta y la tercera mejor defensa (respecto a puntos concedidos a los rivales) de la Division I. La aportación del banquillo de los Aztecs fue clave en su triunfo. Encabezados por Trey Kell (12 puntos), sus suplentes contribuyeron con 24 puntos por ninguno de los reservas locales. Larry Nance Jr (19 puntos, 8 rebotes) fue el mejor jugador de los Cowboys, además de dejarnos un gran mate. De casta le viene al galgo: es hijo del ganador del primer concurso de mates de la historia de la NBA.

Larry Nance anotó 21 puntos y capturó 11 rebotes en el triunfo posterior ante Fresno State (65-70). Los Cowboys necesitaron 3 prórrogas para superar a su rival. Nance falló un lanzamiento para darle el triunfo a su equipo al final de la segunda parte y desaprovechó dos tiros libres para cerrar el partido cuando restaba un segundo para acabar el segundo de los tiempos extras. El alero lo compensó anotando la canasta que ponía a los visitantes por delante a 1:05 del final de la última prórroga. Un triple de Charles Hankerson estableció el marcador definitivo.

Pacific 12

Utah, octava del ranking, cedió su primera derrota en la conferencia y el liderato a manos de la décima Arizona (69-51). El novato Stanley Johnson, con problemas de faltas en la primera mitad, anotó sus 18 puntos y capturó sus 9 rebotes en la segunda. El otro factor decisivo en el triunfo de los Wildcats fue T.J. McConnell. El base estuvo incisivo en ataque con 16 puntos y 6 asistencias, y en defensa contribuyó a anular a Delon Wright (10 puntos, 4 rebotes, 7 asistencias). La estrella de Utah empezó anotando los 7 primeros puntos de su equipo. Su siguiente canasta no llegó hasta 2 minutos antes del descanso. En la segunda parte sólo anotó un tiro libre.

Arizona venía de derrotar a una Colorado (68-54) que se presentó sin su segundo y tercero mejores anotadores y reboteadores. Askia Booker (30 puntos, 6 de 9 en triples) se multiplicó para suplir las bajas de sus compañeros, pero no pudo evitar la derrota de los Buffaloes. Utah, por su parte abrió la semana superando a Arizona State (59-76) con 21 puntos y 6 asistencias de Delon Wright. Fijaos como intentaban distraer los aficionados locales a los jugadores de Utah para que fallasen sus tiros libres.

Gary Payton y Shawn Kemp fueron compañeros de equipo siete temporadas en los Seattle Supersonics de la NBA. Con las dos viejas glorias juntas en los asientos de pie de pista, sus hijos se enfrentaron por primera vez en la NCAA. La Washington de Shawn Kemp Jr se impuso a la Oregon State de Gary Payton Jr por 56 a 43. En los vencedores, Robert Upshaw (12 puntos, 15 rebotes) afianzó su primer lugar en la clasificación de taponadores de la Division I con 6 gorros más. El pívot acredita una media de 4,5 por partido. El espectáculo de la noche lo puso el joven Payton, con sus tapones (4) y un mate de mucha categoría, su única canasta del encuentro.

Southeastern Conference

Kentucky, líder del Top 25, dejó atrás sus dudas de la semana anterior, en que necesitó 3 prórrogas para ganar sus dos partidos. Empezó estos 7 días arrollando a Missouri (86-37). Los Wildcats cerraron el camino a su aro a los Tigers (27% en el tiro). El mejor anotador de los visitantes, Jonathan Williams, se quedo en 3 puntos tras anotar uno de sus 13 lanzamientos a canasta. A Alabama la despacharon en los primeros 20 minutos (48-70) desde la defensa y el dominio del rebote. El freshman Devin Booker (13 puntos) mantuvo su idilio con los triples. En los últimos 7 partidos ha anotado 20 de los 28 que ha intentado.

Florida y Tennessee le siguen los pasos en la clasificación de la SEC a los Wildcats. Los Gators vencieron sus tres primeros partidos de esta fase del calendario ante equipos de la parte baja de la clasificación. En el cuarto cayeron ante Georgia (73-61). Es la primera derrota en esta conferencia del equipo de Billy Donovan desde la final del año 2013 (24 victorias consecutivas). Georgia marcó el paso desde el principio gracias a un parcial de 12 a 0. Michael Frazier batió el récord de la Universidad de Florida tras encadenar 39 partidos anotado al menos un triple.

Tennessee batió a la 19 Arkansas (74-69) de Bobby Portis (17 puntos, 11 rebotes). La clave del éxito de los Volunteers estuvo en el acierto cara a canasta de Josh Richardson (20 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias), Robert Hubbs (16 puntos) y Armani Moore (14 puntos, 8 rebotes, 4 recuperaciones). Entre los tres convirtieron 20 de sus 26 lanzamientos. El resto de compañeros sumaron 7 de 27. Los Razorbacks perdían de 14 a 5:20 del final, pero una reacción final les volvió a meter en el partido. Hasta que Anton Beard falló los tres tiros libres que hubieran empatado el encuentro a falta de 5 segundos. Tennessee culminó la semana venciendo a Missouri (51-59).

Arkansas volvió a caer el fin de semana ante la Ole Miss (82-96) del español Sebas Saiz (12 puntos, 4 rebotes). El pívot fue uno de los 5 jugadores visitantes que anotaron en dobles figuras, liderados por Stefan Moody (18 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias). Por los locales Bobby Portis (23 puntos, 10 rebotes, 3 tapones), Michael Qualls (22 puntos) y Rashad Madden (22 puntos) acapararon los puntos, pero con poca ayuda de sus compañeros. El buen inicio de los Rebels, transformando 8 de sus 9 primeros lanzamientos y 5 de sus 6 triples en la primera parte, les dio un margen de 15 puntos antes del descanso que su rival no pudo recuperar.

Summit

El artillero de la semana lo encontramos en esta conferencia. CJ Carter, de Omaha, llegó hasta los 45 puntos tras anotar 19 de sus 25 tiros de campo (7 de 8 en triples). El colista de la conferencia, a pesar de esta exhibición, perdió ante IUPUI (Indiana University – Purdue University) por 84 a 89.

West Coast

La tercera de la semana Gonzaga sufrió mucho más de lo esperado en su visita a Pepperdine (76-78). Parte de culpa la tuvo su mala noche en los tiros libres (14 de 33). Un parcial de 8 a 2 con 4 canastas de Domantas Sabonis (18 puntos, 12 rebotes) puso a los Zags 15 arriba en la primera mitad, aunque al descanso el margen se quedó en 9 puntos. El lituano lidera la DI en acierto en el tiro de campo (72,8%). Once puntos consecutivos de los Waves, 8 de ellos de Jett Raines (22 puntos, 6 rebotes), igualaron el encuentro en el inicio de la segunda parte. La aparición de Kyle Wiltjer, que sumó 19 de sus 24 puntos tras el parcial encajado por su equipo, fue clave para que los Bulldogs se mantuvieran invictos en su conferencia. Su triunfo ante Loyola Mary fue mucho más sencillo (55-72).

Saint Mary’s se mantuvo firme en su pugna por el liderato con Gonzaga superando a Brigham Young University (82-77) con 24 puntos y 14 rebotes de Brad Waldow. Tyler Haws le dio la réplica en los visitantes con 28 puntos. Kyle Collingsworth, el hombre orquesta de BYU, había igualado el récord de triples dobles en una temporada, cuatro, en su partido anterior. Collingsworth se había ido hasta los 17 puntos, 11 rebotes y 11 asistencias en la victoria ante Pacific (80-93). Es el quinto jugador de la historia de la NCAA en llegar a esta cifra, y el primero desde que lo hizo un viejo conocido de la liga española, el francés Stephane Lasme (Universidad de Massachusetts, 2006-07).

Versión íntegra del artículo publicado en http://www.encancha.com, enero 2015

NCAA: Festival de upsets en la tercera ronda del “Madness”

24 Mar

Tras la primera entrega del resumen semanal de la NCAA, en esta segunda hablaremos de la tercera ronda del “Madness”, en la que Wichita State perdió su primer partido de la temporada en una fase llena de upsets (Kansas, Syracuse, Villanova y Creighton). Tennessee, el equipo trampa, se coló entre los 16 mejores.

La racha de perfección de la cabeza de serie número 1 Wichita State se quedó en 35 victorias tras caer ante la 8 Kentucky (76-78). Fue la noche de los freshman de los Wildcats, autores de 68 de los 78 puntos de su equipo. Los gemelos Harrison, Andrew (20 puntos, 3 asistencias a pesar de tener lastimado el codo derecho) y Aaron (19 puntos, 2 recuperaciones), fueron los más acertados aunque Julius Randle (13 puntos, 10 rebotes, 6 asistencias) y James Young (13 puntos, 8 rebotes) también estuvieron a la altura del reto.

Los Shockers, superados en altura tanto en las posiciones interiores como las exteriores, se aferraron a su defensa y al acierto de Cleanthony Early (31 puntos, 7 rebotes) y Ron Baker (20 puntos, 5 rebotes). En un encuentro igualado, un triple de James Young daba 2 puntos de ventaja a los de Calipari a 1:40 del final. La ventaja subió hasta los 4 con dos tiros libres de Andrew Harrison. Wichita State recortó para ponerse a distancia de triple. En el último segundo, el tiempo pareció detenerse mientras el lanzamiento de Fred VanVleet volaba. Tras su fallo, Kentucky fue una fiesta.

La número 1 Florida jugó una segunda parte prácticamente perfecta para deshacerse de la 9 Pittsburgh (61-45). El esperado duelo entre los pívots Patric Young (7 puntos, 8 rebotes, 4 tapones) y Talib Zanna (10 puntos, 6 rebotes, 1 tapón) tuvo menos peso en el resultado del que se preveía. Los Gators, tras llegar al descanso con una ventaja de 5 puntos, apretaron en defensa en la segunda mitad, dejando a los Panthers sin anotar cerca de 6 minutos y medio.

Cuando Pittsburgh se reencontró con el aro rival, entonces apareció Scottie Wilbekin (21 puntos, 3 rebotes) para darles la puntilla, con 13 puntos en 5 minutos. Para cuando se retiró al banquillo a que le pusieran hielo en las rodillas después de recibir un golpe, los de Billy Donovan ganaban de 12 y quedaba poco más de un minuto para el final del encuentro. Florida sólo perdió un balón en toda la segunda parte, cuando agotaron la posesión a 5 segundos del final. Por contra, le forzaron 7 a los Panthers, que les dieron 12 puntos.

Virginia (1) basa su éxito esta temporada en cortar el ritmo de sus contrincantes. Delante con un ataque pausado y detrás con una defensa asfixiante. La número 8 Memphis no pudo escapar de la trampa (78-60). Joe Harris fue el líder de los ganadores (16 puntos, 5 rebotes), ayudado desde el banquillo por Anthony Gill (13 puntos y 8 rebotes en 19 minutos). Al descanso los Cavaliers ya ganaban de 15. A tres minutos del final su renta subió hasta los 27. Geron Johnson aprovechó la relajación de Virginia para maquillar un poco el marcador y su estadística personal con 7 de sus 11 puntos.

La otra número 1 del cuadro, Arizona, tampoco tuvo el menor problema ante la 8 Gonzaga (84-61). Los Wildcats capitalizaron su exhibición defensiva anotando 31 puntos en jugadas tras pérdidas de pelota de los Zags (21, de ellos 15 robos). Arizona ya ganaba de 20 a 5 minutos del descanso gracias a un mate de Aaron Gordon (18 puntos, 6 rebotes, 6 asistencias, 4 recuperaciones). En el duelo entre los dos posibles pívots internacionales de Polonia en un futuro, el Bulldog Przemek Karnowski (14 puntos, 10 rebotes, 2 tapones) se impuso al interior de Arizona Kaleb Tarczewski (6 puntos, 5 rebotes, 2 recuperaciones).

Andrew Wiggins dijo adios al baloncesto universitario con una de las peores actuaciones de su corta carrera (4 puntos, 4 rebotes, 1 de 6 en el lanzamiento, 4 pérdidas de balón). La número 2 Kansas, que siguió sin poder contar con el pívot Joel Embiid, cayó ante la 7 Stanford (57-60). Esta baja, unida a la mala noche en el tiro de Perrry Ellis (9 puntos con una serie de 3 de 10, y 8 rebotes), dejó como único bastión interior de los de Bill Self al sénior de quinto año Tariq Black (18 puntos, 6 rebotes, 5 faltas en 26 minutos de juego).

Los Jayhawks, a los que se les atragantó la defensa en zona de Stanford, fueron por detrás en el marcador casi todo el enfrentamiento. El trabajo constante del base Chason Randle (13 puntos, 4 rebotes, 6 recuperaciones pero 7 pérdidas) y el ala pívot Dwight Powell (15 puntos, 7 rebotes) daba el mando de la situación a los Cardinals. Cuatro abajo a 50 segundos del final, buscaron los triples de Conner Frankamp (12 puntos) y escogieron a Anthony Brown (10 puntos, 5 rebotes) como blanco de sus faltas para remontar. Frankamp acertó 2 veces y Brown no falló lo suficiente (5 de 8).

Connecticut fue la protagonista de una de las sorpresas de la ronda de 32. Este número 7 eliminó a una segunda cabeza de serie, Villanova (65-77). Los Wildcats consiguieron un margen de 9 puntos en la primera mitad, pero tras 9 minutos sin anotar llegaron al descanso 1 abajo. Shabazz Napier, que ya había anotado 24 puntos en el partido anterior ante Saint Joseph’s, volvió a ser la estrella de los Huskies. El base jugó sólo 8 minutos en la primera mitad a causa de las faltas, anotando 4 puntos.

Pero en la segunda, convirtió el partido en su show particular. Con 21 puntos, se merendó a todos los defensores que le pusieron por delante. Con 3 triples consecutivos, le dio una ventaja de 9 puntos a UConn a 6 minutos del final. Dos minutos más tarde, un golpe en la mejilla le envió al banquillo. 40 segundos después volvia a la pista. En los últimos 66 segundos, la fiabilidad de Connecticut en los tiros libres (11 de 12) frustró la táctica de Villanova de recurrir a las faltas para remontar.

Michigan, cabeza de serie número 2, pasó a la siguiente ronda eliminando a la 7 Texas (79-65). El hombre clave de los Wolverines fue Nik Stauskas (17 puntos, 8 asistencias). La mano del canadiense se halla tras casi la mitad de los puntos de su equipo, ya fuera anotando o habilitando a sus compañeros, mientras que Jordan Morgan aportó la solidez interior (15 puntos, 10 rebotes). Por los tejanos, el más destacado fue el base Isaiah Taylor (22 puntos, 5 asistencias).

Los Wolverines abrieron brecha en la primera mitad a base de triples (7 de 13 en el periodo, 2 de Stauskas, 2 de Caris LeVert, 2 de Zak Irvin, 1 de Glenn Robinson) y empezaron la segunda con dos canastas más de 3 puntos de Derrick Walton en los tres primeros minutos. Aún así, los Longhorns insistieron, reduciendo su desventaja hasta los 6 puntos a 8 minutos del final. Dos triples seguidos de Michigan (Glenn Robinson, Spike Albrecht) marcaron el límite de su remontada.

La también número 2 Wisconsin perdía de 12 al descanso ante la 7 Oregon tras 7 puntos de Joseph Young (29 puntos, 3 rebotes, 4 de 7 en triples) en 20 segundos. Una salida en tromba de los Badgers en la segunda parte les permitió ponerse por delante gracias a una canasta de Frank Kaminsky (19 puntos, 5 rebotes) a 13:29 del final.

Young intentó infructuosamente mantener las esperanzas de los Ducks de pasar a la siguiente ronda, pero los de Bo Ryan iban lanzados. Un triple de Ben Brust (12 puntos, 4 de 8 en triples) a 69 segundos del final acabó con el último liderazgo en el marcador de Oregon. Traevon Jackson (16 puntos, 9 de 11 en tiros libres) y Sam Dekker (12 puntos, 8 rebotes, 4 asistencias), desde la línea de tiros libres, acabaron el trabajo (85-77).

Dayton protagonizó otro de los grandes upsets de esta ronda. La cabeza de serie número 11 eliminó a la número 3 Syracuse (53-55), que ha acabado la temporada inmersa en una grave crisis de juego, perdiendo 6 de sus 9 últimos partidos. Los dos anteriores al principio de la racha los ganó por 2 (Pittsburgh) y 1 punto (North Carolina State). Tyler Ennis (19 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias), autor de la canasta del triunfo hace algo más de un mes ante Pittsburgh, no acertó en el último lanzamiento en esta ocasión.

La actuación de los Orange en el tiro fue mala de categoria. No acertaron en ninguno de sus 10 intentos triples (Ennis 5, Cooney 4), y sólo transformaron 1 de sus 19 lanzamientos ajenos a la pintura. Y a pesar de ello, Syracuse pudo ganar. Cinco puntos por debajo en el marcador a 4:40 del final, Ennis asumió el liderazgo. Con 11 puntos consecutivos para su equipo, el base freshman redujo la desventaja a sólo 1 punto. Le faltó un último lanzamiento para ser el héroe de la noche. C.J. Fair se despidió de la NCAA con 14 puntos, 10 rebotes y 3 tapones.

La número 3 Iowa State tenía ante la 6 North Carolina la baja de su pívot titular, George Niang. La situación se compensó cuando el interior titular de UNC Brice Johnson se torció el tobillo a los pocos minutos de juego. Fue entonces cuando los Cyclones encontraron su mejor juego para ponerse por delante en el marcador, con su habitual acierto en el triple (acabaron con una serie de 12 de 26) y la inspiración de DeAndre Kane (24 puntos, 7 rebotes, 7 asistencias).

Los Tar Heels se recompusieron en la segunda parte liderados por Marcus Paige (19 puntos) y Leslie McDonald (18 puntos). Kennedy Meeks (15 puntos, 13 rebotes) compensaba la ausencia del lesionado Johnson poniendo a su equipo 8 arriba, un margen anulado por un Nazz Long en plan “killer” desde el triple (12 puntos). Kane ponia el 85 a 83 en el marcador a falta de 2 segundos. Nate Britt atravesó la pista con el balón para pedir tiempo muerto en campo contrario (y poder sacar de banda desde allí), pero cuando llegó a su destino el reloj ya estaba a cero. La alegria en el vestuario de Iowa State incluso contagió (pero poco) a su frío técnico Fred Hoiberg, que aprovechó para motivar a sus jugadores de cara a su siguiente partido.

La estrategia de Baylor ((6) para eliminar a la 3 Creighton (55-85) no fue otra que anular por completo a la figura rival, Doug McDermott (15 puntos, 2 rebotes). Al descanso, mientras los Bears ganaban de 20, la estrella universitaria sólo había anotado 3 puntos. Si a eso le añades un 61% de acierto en los triples (11 de 18), es muy difícil perder. Baylor abrió brecha a los 7 minutos tras anotar 5 triples consecutivos, 3 de ellos de Kenny Chery (14 puntos, 4 de 5 en triples).

Brady Heslip también brilló desde la distancia (19 puntos, 5 de 7). La ecuación se completa totalmente cuando tus pívots, Isaiah Austin (17 puntos) y Corey Jefferson (14 puntos), anotan sin problemas en la pintura y tu alero titular Royce O’Neal reparte juego como los ángeles (10 puntos, 5 rebotes, 8 asistencias). ¿Que recurso le quedaba a Creighton? Precisamente el que su rival no le dejó usar, McDermott.

Luke Hancock se transforma cuando llega marzo. La temporada pasada fue el MVP de la Final Four en la que ganó su equipo, la ahora 4 Louisville. Este año, tras apuntillar a Manhattan en la ronda anterior, encarriló el triunfo ante la 5 Saint Louis (66-51) con 21 puntos. Los Cardinals se sobrepusieron a la mala noche de Russ Smith (11 puntos, 7 asistencias, pero 3 de 10 cara a canasta y 7 pérdidas) y a sus 19 balones perdidos gracias a su defensa.

El equipo de Rick Pittino extrajo petróleo de las 18 pelotas pérdidas por Saint Louis, que rentabilizó en forma de 25 puntos. Además, dejaron a los Billikens sin anotar ninguno de sus lanzamientos de 3 puntos (0 de 15, un récord en la historia del March Madness). A pesar de ello, Saint Louis fue capaz de ponerse 2 puntos arriba en la segunda mitad tras un parcial de 2 a 13 (Louisville sólo anoto 2 tiros libres en casi 7 minutos). Hasta que Hancock, con dos triples consecutivos, devolvió la tranquilidad a los suyos.

La número 4 Michigan State envió a  la 12 Harvard de vuelta a casa (80-73), aunque los empollones no se lo pusieron nada fácil. Los Spartans construyeron un liderazgo en el marcador de hasta 12 puntos al descanso cimentado en la solidez ofensiva interior de Branden Dawson (22 puntos, 16 en la primera mitad, con 11 de 12 en el tiro, además de 9 rebotes).

En la segunda mitad, con todo perdido, Harvard se quitó la presión. De la mano de Wesley Saunders (22 puntos), 2 triples de Brandyn Curry (12 puntos, 6 rebotes) y la lucha de Steve Moundou-Missi (11 puntos, 10 rebotes), le dieron la vuelta al resultado a 7 minutos del final. Pero entonces los tiros dejaron de entrarles y Michigan State se recompuso con un triple de Gary Harris (18 puntos, 5 asistencias) y otro de Denzel Valentine (6 puntos, 7 rebotes, 6 asistencias).

San Diego State (4) se deshizo sin problemas de la 12 y aspirante a cenicienta North Dakota State (63-44), en una exhibición anotadora de su base y estrella Xavier Thames, autor de casi la mitad de los puntos de los Aztecs (30 puntos, 5 asistencias, generando el 70% de los puntos de SDSU). Lawrence Alexander, la estrella de los Bison en la ronda anterior, anotó un triple en el tercer minuto de juego. Fue su única canasta del enfrentamiento (3 puntos, 1 de 8 en el tiro). Taylor Braun (7 puntos, 2 de 14), el líder anotador de NDSU, llegó a fallar 9 tiros seguidos. Si además sólo anotas un tiro libre en los 5 minutos finales, es imposible aspirar a dar la sorpresa.

Stephen Austin (12) fue por delante de UCLA (4) en el marcador durante 39 segundos, en la primera mitad. La mayor parte del enfrentamiento la batalla de los Lumberjacks fue mantenerse a menos de 10 puntos de los californianos. Aguantaron hasta el minuto 5 de la segunda mitad. A partir de ese momento los de Steve Alford aniquilaron a su rival a base de rápidas transiciones (77-60). Kyle Anderson volvió a jugar otro partido completísimo (15 puntos, 8 rebotes, 5 asistencias), bien secundado por Jordan Adams (19 puntos, 5 rebotes) y Norman Powell (16 puntos).

En el duelo entre invitados inesperados, la 11 Tennessee acabó con las ilusiones de la 14 Mercer (83 a 63) sin ningún tipo de complicación. Los Volunteers, que siempre fueron por delante, ganaban de 15 al descanso gracias al dominio bajo los aros de Jarnell Stokes (17 puntos, 18 rebotes, 5 asistencias) y la punteria de Josh Richardson (16 de sus 26 puntos en la primera parte). En la segunda parte su ventaja fue en todo momento de dobles digitos. Tennessee es el tercer equipo en la historia que se cuela entre los “Sweet 16” (los mejores 16) procedente de la ronda de los First Four. El equipo trampa que la NCAA ha dispuesto en el cuadro del torneo dará emoción en la siguiente fase.

Artículo publicado en http://www.encancha.com, marzo 2014

NCAA: El ránking no se mueve por Navidad

29 Dic

La NCAA se ha tomado un respiro por Navidad, con un parón que ha reducido considerablemente tanto el número de partidos como la cantidad de enfrentamientos interesantes. Los equipos toman aire para empezar los torneos de conferencia. Tal como preveíamos en nuestro anterior artículo, no se produjeron grandes cambios en el ránking de Associated Press que mide a los equipos más en forma de la División I de la NCAA. Arizona se mantuvo por tercera semana consecutiva en lo más alto del Top 25. Los Wildcats, con un calendario extremadamente sencillo, seguramente prolongarán su estancia en lo más alto de podio una semana más después de derrotar a Northern Arizona 77 a 44 en su último partido previo al inicio del torneo de su conferencia, la Pacific 12. Así que, a falta de retos más interesantes, se dedicaron a grabar este villancico.

Syracuse continuó en el número 2, por delante de Ohio State (fácil victoria ante Louisiana-Monroe 71-31, la anotación más baja para un equipo de la División I en lo que llevamos de competición), Wisconsin (exhibición ante Prairie Wiev, 80 a 43), Michigan State (vapuleo a Nueva Orleans, 101 a 48), Louisville, Oklahoma State (esta semana descansó), Villanova, Duke (82 a 59 contra Eastern Michigan con 23 puntos y nueva exhibición de Jabari Parker)  y Wichita State (sufrida victoria ante Davidson), que cierra las 10 primeras posiciones de la lista.

Nueve equipos empezaron la semana invictos en la máxima categoría universitaria (8 de ellos entre los 14 primeros del ránking): Arizona, Syracuse, Ohio Sate, Wisconsin, Villanova, Wichita State, Oregon, Iowa State y la no ranqueada Toledo. Tras perder contra Syracuse, ya podemos tachar a Villanova de la lista. El resto sobrevivieron a estos 7 dias.

DUELO DE INVICTOS

Tanto Syracuse como Villanova llegaban al partido que les enfrentaba con 11 triunfos. Los visitantes fueron los primeros en golpear. Con un gran acierto desde la línea de 3 puntos (5 triples, 3 de James Bell), los Wildcats dominaban en el marcador 7 a 25. Trevor Cooney y C.J. Fair lideraron la remontada Orange, culminada cuando Tyler Ennis se sumó a la fiesta en el enfrentamiento contra el equipo de su hermano mayor Dylan.

Tras llegar al descanso 38 a 34, en la segunda parte la tripleta de Syracuse se dedicó a aumentar la diferencia favorable al equipo de Jim Boeheim. Los locales acabaron ganando de 16 (78 a 62), su máxima renta favorable en el marcador, con 21 puntos de Cooney, 20 de Ennis y 17 de Fair. En Villanova, el único jugador que pasó de la decena de puntos fue James Bell, que anotó 25.

VICTORIA DE PRESTIGIO DE KENTUCKY

El equipo de la Universidad de Kentucky, bajo vigilancia de los votantes de Associated Press que lo habían relegado hasta el lugar 18 del ránking por algunos malos resultados anteriores, se reivindicó derrotando a la número 6 Louisville 73 a 66. A la cuarta fue la vencida. Tras perder ante Michigan State, Baylor y North Carolina, por fin los jugadores de John Calipari consiguieron derrotar a un equipo rankeado esta temporada.

Los Wildcats sacaron provecho de su mayor altura para dominar el rebote e impedir a Louisville conseguir puntos interiores, puntearon los lanzamientos exteriores de su rival y neutralizaron las rachas de unos Cardinals que salieron en tromba. Después de dos triples de Chris Jones, Louisville mandaba 0 a 8. Julius Randle mandó cargar (17 puntos en la primera mitad). Secundado por James Young y Andrew Harrison, Kentucky  dio la vuelta a la situación, ganando al descanso 41 a 36.

En la segunda mitad las cosas parecieron torcerse para los locales cuando Randle tuvo que dejar el partido con unos dolorosos calambres. Los de Rick Pitino lo aprovecharon para volver a ponerse por delante (51-52 a 11 minutos del final). Pero una racha de inspiración de James Young y los gemelos Harrison propició un parcial de 15 a 4. La defensa de Kentucky impidió a Russ Smith anotar ningún punto en los 8:43 finales. Aún así, fue el máximo anotador del partido con 19 puntos.

IOWA STATE CELEBRA LA NAVIDAD EN HAWAII

La número 14 Iowa State se apuntó la victoria en el Diamond Classic de Hawaii, el único torneo que se jugó el día de Navidad. Los Shockers derrotaron en la final a Boise State por 66 a 70. Aún siendo su anotación más baja de la temporada, puede darse por buena teniendo en cuenta que al descanso perdían 34 a 27. La mejora de sus porcentajes de tiro en la segunda parte, con un destacable 6 de 13 en triples, les permitió remontar. Previamente, habían vencido en las semifinales a Akron (60-83), gracias a una buena defensa que les concedió muchos puntos fáciles en rápidas transiciones.

Roy Williams, entrenador de North Carolina (número 19) sigue sin estar contento con su equipo. Al descanso ante Northern Kentucky,  ganando sólo de 5, quería castigar a sus jugadores con series de esprints. Al final, optó por dejar en el banquillo a cuatro de sus titulares en el inicio de la segunda mitad. Marcus Paige fue el único que se salvo de la quema. Los Tar Heels acabaron ganando 75 a 60, pero el mosqueo de su técnico empieza a ser épico.

San Diego State, el número 20, apalizó por 83 puntos de diferencia a Saint Katherine (118-35) en su último partido antes de comenzar la competición de su conferencia, la Mountain West. Un baño de realismo para St. Katherine, hasta ahora sin equipo de baloncesto, que la noche del sábado se llevo otro durísimo correctivo ante Utah (124 – 51). Precisamente los Utes son el equipo que ha obtenido una mayor diferencia de puntos en una victoria esta temporada, 84, ante Evergreen State, el 8 de noviembre (128-44).

UN REPASO AL FINAL DEL TOP 25

Massachusetts, en las posiciones de cola del ránking (23) sufrió para derrotar a Providence por 69 a 67. Los Friars llevaron el partido hasta la prórroga guiados por Bryce Cotton, quien sumó 24 puntos tras permanecer los 45 minutos de juego en pista. El sénior anotó el empate a 59 al final de los 40 primeros minutos, y con un triple volvió a empatar, ahora a 67, a falta de 37 segundos para acabar el tiempo extra. Con Chaz Williams eliminado por faltas, el autor de la canasta de la victoria de los Minutemen fue Derrick Gordon, recogiendo un rebote ofensivo.

En su primer partido del calendario de la Conferencia West Coast, la número 24 Gonzaga derrotó a Santa Clara 74 a 60, a pesar de sus problemas con las lesiones. Los Bulldogs no pudieron contar con su segundo máximo anotador, Sam Dover, Kevin Pangos hubo de ser tratado de un pie durante la segunda parte (a pesar de lo cual anotó 18 puntos con 5 de 8 en triples), y Gary Bell sufrió una lesión en la mano en los primeros compases del enfrentamiento. David, el hijo del gran John Stockton, se multiplicó con 21 puntos, 3 asistencias y 4 recuperaciones.

El último del Top 25, Missouri derrotó a North Carolina State 64 a 68, su primera victoria en pista contraria. Y eso que parecía que eran incapaces de detener a T.J. Warren, quien consiguió unos números de 24 puntos y 13 rebotes. Pero el alero del Wolfpack dejó de anotar a 12 minutos del final. Los Tigers neutralizaron una desventaja en el marcador de 10 puntos para acabar venciendo con 21 puntos de Jordan Clarkson (con un pésimo 5 de 15 en el lanzamiento).

FUERA DE RÁNKING

UCLA venció a Alabama 75 a 67 haciendo inútil la exhibición de Trevor Releford. El base se fue hasta los 34 puntos con una serie de 11 de 15 en los lanzamientos de campo (a destacar su 6 de 9 en triples). Los Bruins ganaban de 5 a 2 minutos del final, pero a falta de 1:35 Releford conseguía empatar a 67 después de haber robado 2 pelotas y anotado 5 puntos. A partir de ese momento, Alabama falló sus 4 lanzamientos mientras que los locales acertaron sus 8 tiros libres. Kyle Anderson volvió a ejercer de hombre orquesta en los californianos con 13 puntos, 6 rebotes y 7 asistencias. Buen papel en UCLA del pivot suplente Tony Parker, con 16 puntos en 19 minutos.

Dos universidades aún no conocen la victoria, Cornell (0-12) y Grambling State (0-7). Esta última rompió hace dos semanas una racha de 32 derrotas consecutivas. Como lo hizo contra Central Baptist, de la Division II, no es un resultado válido para el cómputo de la temporada. Vamos, que para la NCAA fue poco más que una pachanga. Esta semana fueron derrotados por Saint Peter’s y Evansville, respectivamente.

El pívot de Seton Hall Eugene Teague tenía una noche dominante ante Lafayette, con 18 puntos y 11 rebotes. Hasta que entrando a canasta Michael Hoffman le desestabilizó en el aire. Tras una mala caída, el jugador perdió el conocimiento. Tuvo que ser retirado de la pista en camilla y con el cuello inmovilizado por precaución.  Teague permanecerá unos días hospitalizado para descartar que este fuerte golpe en la cabeza tenga consecuencias más graves.

Publicado en http://www.encancha.com, diciembre 2013

ProBasketballTalk

Basketball - NBC Sports

El vestuario

Son historias. El deporte es sólo una excusa. Por Jorge Gérardin

EL ECO SIN PASOS

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

La Canasta Americana 🏀

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

A %d blogueros les gusta esto: