Tag Archives: Tyler Ennis

NCAA: Festival de upsets en la tercera ronda del “Madness”

24 Mar

Tras la primera entrega del resumen semanal de la NCAA, en esta segunda hablaremos de la tercera ronda del “Madness”, en la que Wichita State perdió su primer partido de la temporada en una fase llena de upsets (Kansas, Syracuse, Villanova y Creighton). Tennessee, el equipo trampa, se coló entre los 16 mejores.

La racha de perfección de la cabeza de serie número 1 Wichita State se quedó en 35 victorias tras caer ante la 8 Kentucky (76-78). Fue la noche de los freshman de los Wildcats, autores de 68 de los 78 puntos de su equipo. Los gemelos Harrison, Andrew (20 puntos, 3 asistencias a pesar de tener lastimado el codo derecho) y Aaron (19 puntos, 2 recuperaciones), fueron los más acertados aunque Julius Randle (13 puntos, 10 rebotes, 6 asistencias) y James Young (13 puntos, 8 rebotes) también estuvieron a la altura del reto.

Los Shockers, superados en altura tanto en las posiciones interiores como las exteriores, se aferraron a su defensa y al acierto de Cleanthony Early (31 puntos, 7 rebotes) y Ron Baker (20 puntos, 5 rebotes). En un encuentro igualado, un triple de James Young daba 2 puntos de ventaja a los de Calipari a 1:40 del final. La ventaja subió hasta los 4 con dos tiros libres de Andrew Harrison. Wichita State recortó para ponerse a distancia de triple. En el último segundo, el tiempo pareció detenerse mientras el lanzamiento de Fred VanVleet volaba. Tras su fallo, Kentucky fue una fiesta.

La número 1 Florida jugó una segunda parte prácticamente perfecta para deshacerse de la 9 Pittsburgh (61-45). El esperado duelo entre los pívots Patric Young (7 puntos, 8 rebotes, 4 tapones) y Talib Zanna (10 puntos, 6 rebotes, 1 tapón) tuvo menos peso en el resultado del que se preveía. Los Gators, tras llegar al descanso con una ventaja de 5 puntos, apretaron en defensa en la segunda mitad, dejando a los Panthers sin anotar cerca de 6 minutos y medio.

Cuando Pittsburgh se reencontró con el aro rival, entonces apareció Scottie Wilbekin (21 puntos, 3 rebotes) para darles la puntilla, con 13 puntos en 5 minutos. Para cuando se retiró al banquillo a que le pusieran hielo en las rodillas después de recibir un golpe, los de Billy Donovan ganaban de 12 y quedaba poco más de un minuto para el final del encuentro. Florida sólo perdió un balón en toda la segunda parte, cuando agotaron la posesión a 5 segundos del final. Por contra, le forzaron 7 a los Panthers, que les dieron 12 puntos.

Virginia (1) basa su éxito esta temporada en cortar el ritmo de sus contrincantes. Delante con un ataque pausado y detrás con una defensa asfixiante. La número 8 Memphis no pudo escapar de la trampa (78-60). Joe Harris fue el líder de los ganadores (16 puntos, 5 rebotes), ayudado desde el banquillo por Anthony Gill (13 puntos y 8 rebotes en 19 minutos). Al descanso los Cavaliers ya ganaban de 15. A tres minutos del final su renta subió hasta los 27. Geron Johnson aprovechó la relajación de Virginia para maquillar un poco el marcador y su estadística personal con 7 de sus 11 puntos.

La otra número 1 del cuadro, Arizona, tampoco tuvo el menor problema ante la 8 Gonzaga (84-61). Los Wildcats capitalizaron su exhibición defensiva anotando 31 puntos en jugadas tras pérdidas de pelota de los Zags (21, de ellos 15 robos). Arizona ya ganaba de 20 a 5 minutos del descanso gracias a un mate de Aaron Gordon (18 puntos, 6 rebotes, 6 asistencias, 4 recuperaciones). En el duelo entre los dos posibles pívots internacionales de Polonia en un futuro, el Bulldog Przemek Karnowski (14 puntos, 10 rebotes, 2 tapones) se impuso al interior de Arizona Kaleb Tarczewski (6 puntos, 5 rebotes, 2 recuperaciones).

Andrew Wiggins dijo adios al baloncesto universitario con una de las peores actuaciones de su corta carrera (4 puntos, 4 rebotes, 1 de 6 en el lanzamiento, 4 pérdidas de balón). La número 2 Kansas, que siguió sin poder contar con el pívot Joel Embiid, cayó ante la 7 Stanford (57-60). Esta baja, unida a la mala noche en el tiro de Perrry Ellis (9 puntos con una serie de 3 de 10, y 8 rebotes), dejó como único bastión interior de los de Bill Self al sénior de quinto año Tariq Black (18 puntos, 6 rebotes, 5 faltas en 26 minutos de juego).

Los Jayhawks, a los que se les atragantó la defensa en zona de Stanford, fueron por detrás en el marcador casi todo el enfrentamiento. El trabajo constante del base Chason Randle (13 puntos, 4 rebotes, 6 recuperaciones pero 7 pérdidas) y el ala pívot Dwight Powell (15 puntos, 7 rebotes) daba el mando de la situación a los Cardinals. Cuatro abajo a 50 segundos del final, buscaron los triples de Conner Frankamp (12 puntos) y escogieron a Anthony Brown (10 puntos, 5 rebotes) como blanco de sus faltas para remontar. Frankamp acertó 2 veces y Brown no falló lo suficiente (5 de 8).

Connecticut fue la protagonista de una de las sorpresas de la ronda de 32. Este número 7 eliminó a una segunda cabeza de serie, Villanova (65-77). Los Wildcats consiguieron un margen de 9 puntos en la primera mitad, pero tras 9 minutos sin anotar llegaron al descanso 1 abajo. Shabazz Napier, que ya había anotado 24 puntos en el partido anterior ante Saint Joseph’s, volvió a ser la estrella de los Huskies. El base jugó sólo 8 minutos en la primera mitad a causa de las faltas, anotando 4 puntos.

Pero en la segunda, convirtió el partido en su show particular. Con 21 puntos, se merendó a todos los defensores que le pusieron por delante. Con 3 triples consecutivos, le dio una ventaja de 9 puntos a UConn a 6 minutos del final. Dos minutos más tarde, un golpe en la mejilla le envió al banquillo. 40 segundos después volvia a la pista. En los últimos 66 segundos, la fiabilidad de Connecticut en los tiros libres (11 de 12) frustró la táctica de Villanova de recurrir a las faltas para remontar.

Michigan, cabeza de serie número 2, pasó a la siguiente ronda eliminando a la 7 Texas (79-65). El hombre clave de los Wolverines fue Nik Stauskas (17 puntos, 8 asistencias). La mano del canadiense se halla tras casi la mitad de los puntos de su equipo, ya fuera anotando o habilitando a sus compañeros, mientras que Jordan Morgan aportó la solidez interior (15 puntos, 10 rebotes). Por los tejanos, el más destacado fue el base Isaiah Taylor (22 puntos, 5 asistencias).

Los Wolverines abrieron brecha en la primera mitad a base de triples (7 de 13 en el periodo, 2 de Stauskas, 2 de Caris LeVert, 2 de Zak Irvin, 1 de Glenn Robinson) y empezaron la segunda con dos canastas más de 3 puntos de Derrick Walton en los tres primeros minutos. Aún así, los Longhorns insistieron, reduciendo su desventaja hasta los 6 puntos a 8 minutos del final. Dos triples seguidos de Michigan (Glenn Robinson, Spike Albrecht) marcaron el límite de su remontada.

La también número 2 Wisconsin perdía de 12 al descanso ante la 7 Oregon tras 7 puntos de Joseph Young (29 puntos, 3 rebotes, 4 de 7 en triples) en 20 segundos. Una salida en tromba de los Badgers en la segunda parte les permitió ponerse por delante gracias a una canasta de Frank Kaminsky (19 puntos, 5 rebotes) a 13:29 del final.

Young intentó infructuosamente mantener las esperanzas de los Ducks de pasar a la siguiente ronda, pero los de Bo Ryan iban lanzados. Un triple de Ben Brust (12 puntos, 4 de 8 en triples) a 69 segundos del final acabó con el último liderazgo en el marcador de Oregon. Traevon Jackson (16 puntos, 9 de 11 en tiros libres) y Sam Dekker (12 puntos, 8 rebotes, 4 asistencias), desde la línea de tiros libres, acabaron el trabajo (85-77).

Dayton protagonizó otro de los grandes upsets de esta ronda. La cabeza de serie número 11 eliminó a la número 3 Syracuse (53-55), que ha acabado la temporada inmersa en una grave crisis de juego, perdiendo 6 de sus 9 últimos partidos. Los dos anteriores al principio de la racha los ganó por 2 (Pittsburgh) y 1 punto (North Carolina State). Tyler Ennis (19 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias), autor de la canasta del triunfo hace algo más de un mes ante Pittsburgh, no acertó en el último lanzamiento en esta ocasión.

La actuación de los Orange en el tiro fue mala de categoria. No acertaron en ninguno de sus 10 intentos triples (Ennis 5, Cooney 4), y sólo transformaron 1 de sus 19 lanzamientos ajenos a la pintura. Y a pesar de ello, Syracuse pudo ganar. Cinco puntos por debajo en el marcador a 4:40 del final, Ennis asumió el liderazgo. Con 11 puntos consecutivos para su equipo, el base freshman redujo la desventaja a sólo 1 punto. Le faltó un último lanzamiento para ser el héroe de la noche. C.J. Fair se despidió de la NCAA con 14 puntos, 10 rebotes y 3 tapones.

La número 3 Iowa State tenía ante la 6 North Carolina la baja de su pívot titular, George Niang. La situación se compensó cuando el interior titular de UNC Brice Johnson se torció el tobillo a los pocos minutos de juego. Fue entonces cuando los Cyclones encontraron su mejor juego para ponerse por delante en el marcador, con su habitual acierto en el triple (acabaron con una serie de 12 de 26) y la inspiración de DeAndre Kane (24 puntos, 7 rebotes, 7 asistencias).

Los Tar Heels se recompusieron en la segunda parte liderados por Marcus Paige (19 puntos) y Leslie McDonald (18 puntos). Kennedy Meeks (15 puntos, 13 rebotes) compensaba la ausencia del lesionado Johnson poniendo a su equipo 8 arriba, un margen anulado por un Nazz Long en plan “killer” desde el triple (12 puntos). Kane ponia el 85 a 83 en el marcador a falta de 2 segundos. Nate Britt atravesó la pista con el balón para pedir tiempo muerto en campo contrario (y poder sacar de banda desde allí), pero cuando llegó a su destino el reloj ya estaba a cero. La alegria en el vestuario de Iowa State incluso contagió (pero poco) a su frío técnico Fred Hoiberg, que aprovechó para motivar a sus jugadores de cara a su siguiente partido.

La estrategia de Baylor ((6) para eliminar a la 3 Creighton (55-85) no fue otra que anular por completo a la figura rival, Doug McDermott (15 puntos, 2 rebotes). Al descanso, mientras los Bears ganaban de 20, la estrella universitaria sólo había anotado 3 puntos. Si a eso le añades un 61% de acierto en los triples (11 de 18), es muy difícil perder. Baylor abrió brecha a los 7 minutos tras anotar 5 triples consecutivos, 3 de ellos de Kenny Chery (14 puntos, 4 de 5 en triples).

Brady Heslip también brilló desde la distancia (19 puntos, 5 de 7). La ecuación se completa totalmente cuando tus pívots, Isaiah Austin (17 puntos) y Corey Jefferson (14 puntos), anotan sin problemas en la pintura y tu alero titular Royce O’Neal reparte juego como los ángeles (10 puntos, 5 rebotes, 8 asistencias). ¿Que recurso le quedaba a Creighton? Precisamente el que su rival no le dejó usar, McDermott.

Luke Hancock se transforma cuando llega marzo. La temporada pasada fue el MVP de la Final Four en la que ganó su equipo, la ahora 4 Louisville. Este año, tras apuntillar a Manhattan en la ronda anterior, encarriló el triunfo ante la 5 Saint Louis (66-51) con 21 puntos. Los Cardinals se sobrepusieron a la mala noche de Russ Smith (11 puntos, 7 asistencias, pero 3 de 10 cara a canasta y 7 pérdidas) y a sus 19 balones perdidos gracias a su defensa.

El equipo de Rick Pittino extrajo petróleo de las 18 pelotas pérdidas por Saint Louis, que rentabilizó en forma de 25 puntos. Además, dejaron a los Billikens sin anotar ninguno de sus lanzamientos de 3 puntos (0 de 15, un récord en la historia del March Madness). A pesar de ello, Saint Louis fue capaz de ponerse 2 puntos arriba en la segunda mitad tras un parcial de 2 a 13 (Louisville sólo anoto 2 tiros libres en casi 7 minutos). Hasta que Hancock, con dos triples consecutivos, devolvió la tranquilidad a los suyos.

La número 4 Michigan State envió a  la 12 Harvard de vuelta a casa (80-73), aunque los empollones no se lo pusieron nada fácil. Los Spartans construyeron un liderazgo en el marcador de hasta 12 puntos al descanso cimentado en la solidez ofensiva interior de Branden Dawson (22 puntos, 16 en la primera mitad, con 11 de 12 en el tiro, además de 9 rebotes).

En la segunda mitad, con todo perdido, Harvard se quitó la presión. De la mano de Wesley Saunders (22 puntos), 2 triples de Brandyn Curry (12 puntos, 6 rebotes) y la lucha de Steve Moundou-Missi (11 puntos, 10 rebotes), le dieron la vuelta al resultado a 7 minutos del final. Pero entonces los tiros dejaron de entrarles y Michigan State se recompuso con un triple de Gary Harris (18 puntos, 5 asistencias) y otro de Denzel Valentine (6 puntos, 7 rebotes, 6 asistencias).

San Diego State (4) se deshizo sin problemas de la 12 y aspirante a cenicienta North Dakota State (63-44), en una exhibición anotadora de su base y estrella Xavier Thames, autor de casi la mitad de los puntos de los Aztecs (30 puntos, 5 asistencias, generando el 70% de los puntos de SDSU). Lawrence Alexander, la estrella de los Bison en la ronda anterior, anotó un triple en el tercer minuto de juego. Fue su única canasta del enfrentamiento (3 puntos, 1 de 8 en el tiro). Taylor Braun (7 puntos, 2 de 14), el líder anotador de NDSU, llegó a fallar 9 tiros seguidos. Si además sólo anotas un tiro libre en los 5 minutos finales, es imposible aspirar a dar la sorpresa.

Stephen Austin (12) fue por delante de UCLA (4) en el marcador durante 39 segundos, en la primera mitad. La mayor parte del enfrentamiento la batalla de los Lumberjacks fue mantenerse a menos de 10 puntos de los californianos. Aguantaron hasta el minuto 5 de la segunda mitad. A partir de ese momento los de Steve Alford aniquilaron a su rival a base de rápidas transiciones (77-60). Kyle Anderson volvió a jugar otro partido completísimo (15 puntos, 8 rebotes, 5 asistencias), bien secundado por Jordan Adams (19 puntos, 5 rebotes) y Norman Powell (16 puntos).

En el duelo entre invitados inesperados, la 11 Tennessee acabó con las ilusiones de la 14 Mercer (83 a 63) sin ningún tipo de complicación. Los Volunteers, que siempre fueron por delante, ganaban de 15 al descanso gracias al dominio bajo los aros de Jarnell Stokes (17 puntos, 18 rebotes, 5 asistencias) y la punteria de Josh Richardson (16 de sus 26 puntos en la primera parte). En la segunda parte su ventaja fue en todo momento de dobles digitos. Tennessee es el tercer equipo en la historia que se cuela entre los “Sweet 16” (los mejores 16) procedente de la ronda de los First Four. El equipo trampa que la NCAA ha dispuesto en el cuadro del torneo dará emoción en la siguiente fase.

Artículo publicado en http://www.encancha.com, marzo 2014

NCAA: El colapso de Syracuse

24 Feb

El equipo de Jim Boeheim empezaba la semana invicto, pero tras sufrir dos derrotas dice prácticamente adiós la primer lugar del ránking. La pujante Florida es la principal candidata al puesto. Los freshman estrella Andrew Wiggins y Julius Randle fueron decisivos en la semana en que Doug McDermott se coló entre los 10 máximos anotadores históricos de la NCAA.

UN REPASO AL RÁNKING

Syracuse mantuvo por tercera semana consecutiva el número 1 del ranking de AP, aunque la pujante Florida, que subió hasta el segundo lugar, le ha comido el terreno para la semana que ahora empezamos. Wichita State se aprovechó de  la derrota de Arizona (ahora cuarta) para completar el podio mientras que Duke cerró el TOP 5 tras el bajón de San Diego State (6). Cincinnati, Kansas, Villanova y Saint Louis copan los otros 10 primeros lugares de la lista.

UCLA (23) y Gonzaga (25) vuelven al TOP 25 del que caen Pittsburgh y la fugaz Southern Methodist. Tras las dos derrotas de Syracuse, Wichita State es el único equipo invicto a estas alturas de la temporada (ya suma 29 victorias y es campeón virtual de la liga regular de la Missouri Valley). Si la semana pasada Grambling State rompía una racha de 45 derrotas ante equipos de la Division I, con su triunfo en la pista de Prairie Wiew (81-83) acababa con su sequía como visitante tras 31 partidos perdidos.

AMERICAN ATHLETIC

Louisville, 11 del ranking, derrotó al líder de la conferencia, el séptimo de la lista Cincinnati (57-58). Tras una primera parte de muy baja anotación (19-22), los Cardinals se dispararon en el marcador hasta conseguir una ventaja de 10 puntos. La estrella local Sean Kilpatrick, muy bien defendido en la primera mitad, apareció en la segunda anotando 22 de sus 28 puntos. Los Bearcats remontaron para ponerse 3 arriba a 90 segundos del final. Hasta que Russ Smith (10 puntos, 5 asistencias) asumió el liderazgo. Con dos asistencias a Montrezl Harrell  (21 puntos, 10 rebotes) puso fin a la desventaja. Y una canasta suya, a 2,2 segundos del final, le dio el triunfo a los de Rick Pittino.

 

La 22 según los votantes de AP, Memphis, tuvo que jugar una prórroga para derrotar a Temple (82-79). Shaq Goodwin anotó 18 de sus 20 puntos en la segunda parte. Su compañero en la pintura Austin Nichols sumó 17 puntos, 12 rebotes y 7 tapones. Tras tener una diferencia de 10 puntos en la segunda parte, los Tigers se agarraron a la anotación de Goodwin para contener a los Owls en el desenlace del tiempo reglamentario. Los triples que habían permitido remontar a Temple (10 de 26)  dejaron de entrar en los 5 minutos de más (1 de 5), sellando su suerte.

Southern Methodist quiere volver a entrar en la lista de las 25 elegidas. Y lo demostró derrotando a una de sus miembros, la 21, Connecticut  (55-64). Los Mustangs han ganado 11 de sus últimos 13 enfrentamientos. Su buena defensa sólo concedió 16 canastas de camp a los Huskies, dejándolos en un 30% de acierto en el tiro. La dupla exterior de UConn, Napier y Boatright, anotaron 15 puntos cada uno, pero con un mal porcentaje conjunto (8 de 28).

ATLANTIC COAST

Syracuse, primer equipo del ranking, se dejó la imbatibilidad ante el rival más inesperado, Boston College (59-62). Los Eagles, cuando todo el mundo daba el encuentro por finiquitado, remontaron 13 puntos de desventaja en la segunda parte tras encadenar una racha de 5 triples consecutivos (11 de 22 al final del encuentro), 2 de Olivier Hanlan (20 puntos, 3 asistencias). En los 5 minutos de añadido, con 2 nuevos triples de salida sembraron el desconcierto en los locales.

Tyler Ennis (14 puntos, 8 rebotes, 6 asistencias), habitualmente un seguro en los momentos decisivos, falló cuando su equipo más le necesitaba. No pudo romper el empate a 30 segundos del final de los 40 minutos, y en la prórroga falló dos de sus tres tiros de campo y uno de sus 2 tiros libres. Los Orange, tras jugar con fuego en sus dos enfrentamientos de la semana anterior (ante Pittsburgh y North Carolina State), se acabaron quemando.

 

North Carolina venció a la número 5 Duke (74-66) y se dio un festín anotador contra Wake Forest  (105-72). Esta vez no hubo tormenta capaz de impedir la celebración del partido contra la número 5, uno de los más esperados de la temporada. Roy Williams, que venía de sumar su triunfo número 300 como entrenador de los Tar Heels ante Florida State (75-81), vio como su equipo llegaba al descanso siete abajo. Un Rodney Hood en estado de gracia (una racha de 11 puntos casi consecutivos, acabó el encuentro con 16) había neutralizado la ventaja inicial de los locales.

En la segunda mitad la labor anotadora de Leslie McDonald (21 puntos) se vio perfectamente complementada por Marcus Paige (13 puntos, todos en el segundo parcial, y 9 en los últimos 5:30). La ventaja de hasta 11 puntos de los Blue Devils se fue esfumando ante una defensa que alternó una disposición individual con una zona 1-3-1. Duke falló 13 lanzamientos seguidos y estuvo 6 minutos sin anotar. Una pelota robada por J.P. Tokoto (9 puntos, 7 rebotes) a Quinn Cook (17 puntos saliendo del banquillo) a 31 segundos del final selló el triunfo de UNC. Jabari Parker, a pesar de sufrir en la segunda mitad, acabó con 17 puntos y 11 rebotes.

 

El fin de semana, Duke recibió a Syracuse. Los Blue Devils, después de ver como su ataque se colapsaba ante una defensa en zona, sacaron sus conclusiones. Y atacaron la defensa clásica 2-3 de los Orange metiendo balones interiores en lugar de buscar directamente los triples. Tras las críticas recibidas en el sentido de que a su equipo le faltaba un liderazgo claro para los instantes más comprometidos, Krzyzewski le dio los galones a Jabari Parker (19 puntos, 10 rebotes) y Rodney Hood (13 puntos, 7 rebotes). Ambos jugadores rescataron a los locales cuando Syracuse se fue de 9 puntos en la primera mitad.

A 6:50 para el final del partido, Duke consiguió una renta favorable de 6 puntos. Un fallón Tyler Ennis (9 puntos, 4 rebotes, 6 asistencias, 4 recuperaciones) respondió con una canasta y una asistencia para Jerami Grant (17 puntos, 8 rebotes), ajustando de nuevo el marcador. A falta de 10 segundos los árbitros señalaron falta en ataque a C.J. Fair (12 puntos, 7 rebotes) cuando entraba a canasta. El técnico visitante Jim Boeheim perdió los nervios y fue expulsado. Y los Blue Devils sentenciaron el enfrentamiento gracias a los 4 tiros libres de que dispusieron (anotaron 3). Syracuse cerraba su semana negra con una derrota por 66 a 60.

 

La número 14 Virginia fue casi todo el partido a remolque de su rival estatal Virginia Tech (53-57).  La diferencia favorable a los locales llegó a ser de 11 puntos a falta de 14 minutos para el final. Fue entonces cuando los Cavaliers depositaron sus esperanzas en la línea de 3 puntos, y ésta les devolvió la confianza con 6 triples (con 2 de Justin Anderson y 2 más para Joe Harris). Cuando quedaban 1 minuto y 49 segundos para agotar el tiempo reglamentario, los segundos de conferencia ya ganaban de 5. Un alleyhoop de Justin Anderson tras pase de Malcolm Brogdon dejó el enfrentamiento visto para sentencia.

 

Justin Anderson volvió a ser protagonista en el triunfo de Virginia ante Notre Dame (70-49). Con los Fightin Irish a sólo 5 puntos en el marcador, su tapón sobre Zach Auguste fue el inicio del contrataque que culminó Anthony Gill con un mate. Esta fue la jugada que desencadenó el terrible parcial de 30 a 2 que acabó con todas las ilusiones de victoria de los visitantes.

 

ATLANTIC 10

El décimo para los votantes de AP, Saint Louis, tuvo que esperar a la prórroga para poder vencer al colista de su conferencia, George Mason (85-89). En el anterior enfrentamiento entre estos dos equipos, el 1 de febrero, los Billikens también ganaron en los 5 minutos extra. Sherrod Wright fue el estilete local con sus 34 puntos. La clave estuvo en la aparición tras el descanso del desequilibrante Jordair Jett para los visitantes, consiguiendo 24 de sus 25 puntos en el segundo período. Ante George Washington (66-59) también vencieron, pero después de dejarse recuperar 14 puntos de ventaja en la segunda parte.

Massachussets derrotó a Virginia Commonwealth, consiguiendo que los Rams de VCU encajasen por primera vez esta temporada dos derrotas consecutivas. El “diminuto” base de los Minutemen Chazz Williams (1,75) demostró su sangre fría en los instantes finales. Williams (20 puntos, 4 rebotes, 5 asistencias) anotó 2 tiros libres para dar 3 puntos de ventaja a su equipo a 17 segundos del final. En la siguiente posesión el base le robó la pelota a Briante Weber. Tras recibir una nueva falta, acertó en los tiros libres a falta de 8 segundos, dejando el definitivo 80 a 75 en el marcador.

BIG EAST

Creighton, 11 del ránking y líder de la conferencia, mermó las esperanzas de Marquette de recibir una invitación para el baile de marzo (70-85). Doug McDermott anotó 7 de sus 25 puntos durante el parcial de 2 a 10 que cortó la remontada local en la segunda mitad. Hasta el descanso la defensa de los Golden Eagles había limitado sus tiros, pero en la reanudación el alero vio aro con facilidad. McDermott ya lidera la tabla de anotadores de la División I con 25,8 puntos de promedio. Su compañero Ethan Wragge anotó 22 puntos, con 6 triples de 8 intentos.

 

Con los 29 puntos que anotó ante Seton Hall, la estrella de Creigthon se convirtió en el décimo anotador en la historia de la NCAA. Los Bluejays ganaron de forma ajustada (72-71) después de complicarse de forma inexplicable el partido. Ganando de 3, McDermott falló 2 tiros libres (su media de acierto es del 89%) a 21 segundos del final. Con 4 segundos en el reloj, Ethan Wragge (86% de eficacia) falló 2 más con los Pirates 1 punto por debajo. Aún tuvieron suerte que el lanzamiento a la desesperada de Fuquan Edwin no entró.

Su perseguidora, la número 9 Villanova, sudó la gota gorda para vencer a una correosa Providence (79-82), a la que no pudo doblegar hasta el final de la segunda prórroga. La aportación de los banquillos fue testimonial: ningún punto del de los Friars por 2 del rival.  Los Wildcats ganaban de 5 poco más de 1 minuto para el final de los 40 habituales, pero los locales forzaron el empate. Ryan Arcidiacono (21 puntos, 3 rebotes, 6 asistencias, 3 recuperaciones) falló el triple que le podría haber dado el triunfo a los visitantes.

Al final de la igualadísima primera prórroga, de nuevo Arcidiacono se jugó el tiro decisivo, esta vez en una entrada. Y de nuevo falló. Pero como dice la consabida muletilla, a la tercera fue la vencida. En los últimos segundos de la la disputada segunda prolongación, la pelota llegó de nuevo a las manos de Arcidiacono, que otra vez optó por la penetración. Canasta y tiro libre adicional tras falta de Kadeem Batts (21 puntos, 11 rebotes).

 

Villanova volvió a sufrir ante Saint John’s (57-54), en un partido muy físico y de marcado carácter defensivo. Los Red Storm son el equipo que menos puntos concede (68), y el que deja a sus rivales en los peores porcentajes de tiro, tanto general como de triples. Los Wildcats se quedaron 23 puntos por debajo de su media anotadora de la temporada, anotando un 39,2% de sus lanzamientos y perdiendo 15 pelotas. Saint John’s tuvo su opción de forzar la prórroga a falta de 1,5 segundos y 2 puntos abajo. D’Angelo Harrison tiró a fallar su segundo tiro libre, pero Rysheed Jordan entró a buscar el rebote antes de tiempo. 17.124 espectadores presenciaron este enfrentamiento en Filadelfia, con un gran ambiente, como se ve en el video

 

BIG 10

Purdue pagó el pato de la derrota de la semana anterior de Michigan State ante Nebraska. Los Spartans, caídos hasta el 13 del ránking, barrieron a los Boilermakers (79-94). Los de Tom Izzo batieron el record de triples de la universidad anotando 17, con 6 de Gary Harris (25 puntos), 4 de Travis Trice (14 puntos y 6 asistencias) y 4 más del interior Adreian Payne (23 puntos, 4 rebotes). Michigan State repartió 26 asistencias para conseguir 30 canastas de campo. Tom Izzo dio minutos a todos sus jugadores, aunque fueran testimoniales para algunos. Hasta 15 Spartans saltaron a la pista.

Pero como dice el refrán, poco dura la alegría en casa del pobre. Michigan State sufrió una nueva derrota, esta vez ante su archirrival Michigan (79-70). La 20 del ránking arrebató a los Spartans el liderato de la conferencia. Los Wolverines llegaron a perder de 10 durante la primera mitad, pero tras reducir la distancia a solo dos puntos al descanso rompieron el partido con un parcial de 19 a 4 en la segunda parte con 14 puntos de Stauskas (20 de sus 25 puntos en este período)  y 7 de Caris Levert (23 puntos). Por los visitantes, el renqueante Keith Appling anotó sus 6 puntos en los 2 minutos finales. Los Spartans acusan el mal momento físico de su director de juego.

La número 15 Iowa fue sorprendida en su casa por el equipo que la sigue en el ránking, Wisconsin. Frank Kaminski (21 puntos, 7 rebotes) fue el jugador clave en un final ajustado. Primero anotando la canasta que daba a los Badgers un punto de ventaja. Luego, robando el balón a Roy Devyn Marble (21 puntos, 11 asistencias) para anotar los dos tiros libres de la falta que recibió a continuación a 24,5 segundos del final. Y para acabar, el pívot selló el partido con los dos tiros libres que pusieron en el marcador el definitivo 74 a 79.

 

Thad Matta, entrenador de Ohio State, veía a su equipo de nuevo fuera del ránking (son los penúltimos). Los Buckeyes perdían de 10 ante Minnesota al descanso (18-28). Un parcial de 17 a 0 le permitió respirar más tranquilo. Y luego llegó el momento de Sam Thompson (19 puntos, 4 rebotes), que anotó 10 puntos consecutivos acabando con los últimos conatos de resistencia visitante. Al final, marcador capicua (64–46). Los Golden Gophers se precipitan fuera de las quinielas del March Madness después de perder 6 de sus últimos ocho partidos.

 

BIG 12

La número 8 y líder de esta conferencia, Kansas, se salvó por los pelos del “upset” ante Texas Tech (63-64).  Una vez superadas sus lesiones, un buen inicio del pívot Joel Embiid (18 puntos, 7 rebotes) con 7 de los primeros 12 puntos de su equipo dio la primera ventaja a los visitantes. La renta llegó hasta los 10 puntos tras un triple de Andrew Wiggins (19 puntos, 6 rebotes). Los Red Raiders consiguieron ajustar el marcador al descanso.

En la reanudación los locales aprovecharon 4 de sus 5 primeros ataques, mientras que Kansas solo anotó en 1 de sus 4 posesiones iniciales.Texas Tech consiguió una ventaja de 5 puntos que les permitió llegar vivos a un final apretado. Gracias a un rebote en ataque tras fallo de Wiggins, Embiid ponía a Kansas uno arriba a falta de 30 segundos. Una falta del pívot daba de nuevo la delantera a los tejanos tras dos tiros libres de Robert Turner. Una canasta de Andrew Wiggins al límite del tiempo recogiendo una pelota suelta de Embiid sentenció el partido.

 

 En su siguiente cita de la semana, Kansas venció a la 19 del ránking Texas (85-54). El día antes de cumplir 19 años, Andrew Wiggins se regaló 21 puntos, 6 rebotes y 2 tapones. Joel Embiid le ayudó a soplar las velas con una actuación muy completa (13 puntos, 7 rebotes, 6 tapones). Los Longhorns tuvieron una primera ventaja (3-8) que cedieron tras anotar un solo lanzamiento de campo en 11 minutos. En ese tiempo encajaron un parcial de 32 a 5 con un gran protagonismo de Wiggins. Tan demoledor como este mate al contrataque de Embiid.

 

Texas venía de perder en su visita a la número 17 Iowa State (85-76), con 67 puntos del trío mágico local: Melvin Ejim (25 puntos, 8 rebotes),  DeAndre Kane (22 puntos, 7 rebotes, 5 asistencias) y George Niang (20 puntos, 4 rebotes, 5 asistencias). Por los visitantes, el liderazgo anotador correspondió al base freshman Isaiah Taylor (26 puntos, 7 rebotes, 8 asistencias). Jonathan Holmes aportó 14 puntos y 9 rebotes.

Los Cyclones acertaron en la defensa del principal punto fuerte de los Longhorns ante ellos,  la superioridad en centímetros y kilos de Cameron Ridley (2,05 de altura y 129 kilos) sobre Niang (2 metros y 109 kilos). El mastodonte tejano se quedó en 4 puntos, 5 rebotes y 2 tapones, y sólo estuvo en pista 16 minutos ante su falta de relevancia en el encuentro. El otro factor clave de Texas es el acierto de Javan Felix en los triples, pero el base estuvo fallón (16 puntos, pero acertando sólo 4 de sus 15 lanzamientos desde la línea).

 

Oklahoma State encajó ante Baylor su séptima derrota consecutiva (70-64). Los Cowboys forzaron la prórroga gracias a una recuperación en uno de los servicios de fondo más absurdos de la historia del baloncesto (no os perdáis el vídeo),  y un triple de Leyton Hammonds (desde el 8 de noviembre en que anotó dos triples el jugador había fallado sus 14 intentos posteriores).

 En la prórroga, que se inició con un triple de Corey Jefferson (25 puntos, 13 rebotes, 3 tapones), los locales no cedieron la iniciativa a pesar de los esfuerzos de Markel Brown (26 puntos, 4 rebotes, 6 asistencias). Los Cowboys se reencontraron con la victoria ante Texas Tech (84-62) el día del retorno de Marcus Smart (16 puntos, 10 asistencias, 6 recuperaciones) tras cumplir sus tres partidos de sanción por empujar a un aficionado, precisamente en la pista de los Red Raiders.

 

PACIFIC 12

Arizona, el cuarto equipo del país, se salvó por los pelos de encajar su tercera derrota de la temporada. Utah les obligó a jugar una prórroga (63-67) en la que la defensa de los Wildcats sólo concedió a los locales una canasta de campo. Cuatro puntos de Rondae Hollis Jefferson (13 puntos, 4 rebotes) dieron a su equipo la misma ventaja a 1:52 del final del duelo. Los dos primeros, fruto de un rebote en ataque, y los dos últimos después de que Brandon Taylor (13 puntos, 5 asistencias), con un porcentaje de acierto del 86% desde los tiros libres, fallase sus tres lanzamientos consecutivos desde la línea de personal para los Utes.

 

UCLA (23 del ránking) le pisaba los talones a Arizona por el liderato de la conferencia hasta su derrota frente a Stanford (83-74). Chason Randle acribilló a los Bruins desde la línea de 3 (26 puntos con 7 triples). John Huestis sumó 22 puntos (además de 6 rebotes y 5 tapones) y Anthony Brown, 18 más. El acierto de los Cardinal les permitió anotar el 62,2%  de sus lanzamientos de campo y dominar en el marcador desde el minuto 10 de la primera mitad con ventajas de hasta 12 puntos. Un triunfo que permite a Standford albergar esperanzas de participar, vía invitación, en el gran torneo nacional de marzo.

 

SOUTHERN CONFERENCE

La número 2 Florida perdía de 8 al descanso contra Auburn tras un festival de triples por parte de ambos equipos (12 de las 23 canastas de este período). En la segunda mitad los Gators se confiaron al coloso Patrick Young. El pívot, que en principio no debía jugar por la tendinitis de sus rodillas, aportó 17 puntos en los segundos 20 minutos (todos los que consiguió) para llevar a los suyos a un ajustado triunfo (71-66). Young incluso anotó 3 de sus 4 tiros libres (su porcentaje esta temporada es del 59%) en los últimos 20 segundos .

 

Ole Miss también plantó cara a Florida. Al descanso el marcador registraba un empate a 42 con 22 puntos para los Rebels del loco del triple, Marshall Henderson. En la segunda mitad la defensa de los de Billy Donovan se ajustó perfectamente a los movimientos de Henderson, que falló sus seis lanzamientos en este período. Anthony Perez (10 puntos) y Jarvis Summers (20 puntos) intentaron mantener a Ole Miss en el partido, pero su esfuerzo fue insuficiente ante los triples de Michael Frazier (17 puntos) y Scottie Wilbekin (18 puntos, 7 asistencias) y la fuerza interior de Michael Young (12 puntos, 5 rebotes). Al final, triunfo para una Florida (71-75) que se postula como nuevo número 1.

 

Henderson y compañía venían de perder por la vía rápida ante una Kentucky (70-84) que tuvo a Julius Randle (25 puntos y 13 rebotes) de maestro de ceremonias. Al descanso los Wildcats ganaban a Ole Miss de 17 (25-42). De sus 17 canastas de campo en este período, 6 fueron triples,  otras 7 mates y 3 más entradas a canasta. Después del festival visitante de la primera parte, la segunda sirvió para que el local Marshall Henderson maquillara su estadística con 4 de sus 5 triples (18 puntos pero en una serie de tiros de campo de 5 de 17).

 

Ante Louisianna State, Randle anotó sólo 8 puntos (más 15 rebotes), pero 2 de ellos valen su peso en oro. Son los que dieron el triunfo a Kentucky en la prórroga (77-76) recogiendo el balón tras el tapón de Jordan Mickey a James Young. Los Wildcats compensaron la baja anotación del ala pívot con la aportación de Young (20 puntos) y Aaron Harrison (21 puntos). En LSU brilló su tripleta habitual: Johnny O’Bryant III (20 puntos, 12 rebotes), Anthony Hickey (20 puntos, 5 rebotes, 8 asistencias) y Jordan Mickey (11 puntos, 9 rebotes).

 

OTRAS CONFERENCIAS

La número 6 de la semana, San Diego State, cayó en su visita a New Mexico (58-44), quedando igualados ambos equipos al frente de la Mountain West. Los dos conjuntos tenían claro quién iba a ser el jugador clave: Cameron Bairstow (26 puntos, 9 rebotes). Los Aztecs fueron incapaces de evitar que la pelota llegase al ala pívot sénior, y el jugador de los Lobos les destrozó desde dentro. La estrella de SDSU, Xavier Thames, sigue con su mala racha en el tiro, encadenando 4 partidos con porcentajes de acierto inferiores al 30%. Dos de las cuatro derrotas del equipo han coincidido con la crisis del base. Al final hubo un poco de lío entre los jugadores, pero por suerte la cosa no fue a más.

 

Gonzaga, última del ránking y líder de la West Coast, cayó ante Brigham Young University (73-65), su perseguidor en la conferencia. BYU, sufriendo mucho esta temporada por su defensa del perímetro, consiguió contener a los triplistas rivales. El irregular Matt Carlino (15 puntos, 4 rebotes, 6 asistencias, 3 recuperaciones) anotó 7 puntos consecutivos (2 canastas y 3 de sus 4 tiros libres) en los minutos finales para acabar con las últimas opciones de los Bulldogs que cerraron la semana perdiendo de nuevo, esta vez ante San Diego (69-66). Duda Sanadze (15 puntos) anotó los tres tiros libres  que dieron el triunfo a los Toreros a 2,9 segundos del final. Estas derrotas pueden sacar de nuevo del ránking a Gonzaga.

OTRO RÉCORD PARA TRAVIS BADER

Travis Bader, máximo triplista histórico de la NCAA, batió un nuevo récord. El jugador de Oakland, además de ser el que más triples ha metido, también es el que más ha tirado. Con los 6 que intentó (de los que transformó 4) en el triunfo de su equipo ante Illinois-Chicago (71-86), Bader sumó 1.198 lanzamientos desde más allá de la línea de 3 puntos.

EL PÓSTER DE LA SEMANA

Tristan Carey, de Longwood University, realizó este mate por encima de Brandon Holcomb de Radford. A pesar de esta espectacular acción, los Lancers de Longwood, colistas del grupo Norte de la conferencia Big South, perdieron ante los Highlanders por 75 a 86.

 

 

versión íntegra del artículo publicado en http://www.encancha.com, febrero 2014

NCAA: Syracuse sufre, Florida se postula

16 Feb

La número 1 Syracuse ha vivido al límite esta semana, resolviendo sus dos enfrentamientos en los últimos segundos y con bastante fortuna. Todo lo contrario que una sólida Florida, a la que parece que el número 3 del ránking le sabe a poco.

AL FIN GANARON TODOS

Syracuse mantuvo el primer lugar del ranking con el apoyo unánime de los votantes de AP. Tampoco hubieron cambios en las siguientes cinco posiciones, ocupadas por Arizona, Florida, Wichita State, San Diego State y Villanova. Kansas subió hasta el séptimo puesto, precediendo a Duke. Michigan State y Cincinnati cerraron el top 10. Oklahoma, Oklahoma State y Gonzaga salieron del ranking para dejar paso a los recuperados Wisconsin (21) y Ohio State (22), y a la Southern Methodist de Larry Brown (23), que no entraba en el Top 25 desde la temporada 1984-85.

Dos equipos empezaron la semana invictos, Syracuse y Wichita State. Syracuse pasó grandes apuros para conseguir acabarla de la misma manera. Grambling State rompió su racha de 45 derrotas consecutivas ante rivales de la Division I derrotando a Alcorn State (95-80). Su Victoria anterior data del 3 de marzo del 2012.  Cornell también salió de la lista negra derrotando a Darmouth 70 a 67. Ya no quedan equipos  sin victorias ante rivales de su categoría en la División I.

AMERICAN ATHLETIC

Southern Methodist, flamante miembro del ránking (23), emborronó su magnífica trayectoria de las últimas semanas con una derrota en su visita a Temple (71-64). SMU se presentaba con el mejor margen reboteador de la conferencia, mientras que los Owls eran el peor equipo del grupo en este apartado. Pues a pesar de la baja de su líder en capturas bajo los tableros, los locales cogieron más rechaces que sus rivales (38 por 25). Sus 12 rebotes en ataque se tradujeron en 15 puntos. Larry Brown, entrenador de los Mustangs, no quiso excusar la derrota en el bajo acierto de los suyos en los tiros libres (14 de 26). Brown admitió que su contrincante Fran Dunphy le había superado claramente.

Connecticut,  penúltimo equipo para los votantes de AP, venció al equipo situado cuatro lugares más arriba, Memphis (86-81). La canasta más comentada del partido es precisamente la que no entró, el triple de Shabazz Napier que pudo haber evitado la prórroga. Tras pasearse caprichosamente por el aro, la pelota salió despedida. En el tiempo extra el base de UConn pudo sumar 6 puntos más para elevar su anotación hasta la cifra de 34. Así se vivió el momento decisivo desde las gradas.

ATLANTIC COAST

La número 1 Syracuse a punto estuvo de dejarse la imbatibilidad en  su visita al equipo que cierra el Top 25, Pittsburgh (56-58), en la gran noche en la que Tyler Ennis (13 puntos, 5 asistencias). Los Panthers llevaron el partido a su terreno. Juego trabado, sin concesiones al espectáculo, fuerte defensa y poca anotación. En ataque, vivieron de los puntos de Lamar Patterson (14) y del trabajo en el rebote ofensivo de Talib Zanna (16 puntos y 14 rebotes, 7 en ataque).

Su planteamiento les permitió llegar a los 2 últimos minutos con 6 puntos de ventaja. Y aquí fue donde los Orange echaron el resto. Cinco puntos consecutivos de C.J. Fair (14 puntos) pusieron a los de Boeheim solo 1 punto abajo. A diez segundos del final, el base freshman daba la vuelta al marcador con dos tiros libres. Y cuando Pittsburgh parecía haber sentenciado el partido a falta de 4 segundos, tras una falta recibida por Talib Zanna, apareció un novato con hielo en las venas, la mente fría y el corazón caliente, para conectar un triple magnífico.

Pero a pesar de esta canasta, Tyler Ennis sigue siendo un freshman. Una ingenua falta ofensiva del base (12 puntos, 5 asistencias y 4 pérdidas, igualando su peor registro en este apartado negativo de las estadísticas) a 15 segundos del final a punto estuvo de mandar al traste la buena racha de su equipo ante North Carolina State (56-55).  En la siguiente posesión Rakeem Christmas (14 puntos, 12 rebotes, 7 tapones) robó el balón, y Ennis se reivindicó con la asistencia para la canasta definitiva de C.J. Fair.

Pero antes de esta recuperación tenemos la polémica de la noche, una falta de Trevor Cooney sobre T.J. Warren (23 puntos) justo antes de que el alero de los Wolfpack tire y anote. Los colegiados deciden que el lanzamiento del jugador visitante no es acción continuada y lo invalidan. Un posible 2 +1 que al final se quedó en el servicio de fondo que da lugar a la acción decisiva de Christmas.

Esta semana una tormenta de nieve obligó a aplazar un buen número de enfrentamientos previstos. Entre los afectados uno de los grandes duelos del básket universitario entre North Carolina y la número 8 Duke, que fue pospuesto hasta el 20 de febrero. El autobus no podia llegar hasta el campus de los Blue Devils, recoger al equipo y recorrer los casi 18 kilómetros que los separan del campus de los Tar Heels. Lo que no se suspendió fue la pachanga previa entre los auxiliares de ambos equipos, en que hubo tangana. Ganó UNC 38 a 33.

Duke volvió a la acción ante otro un rival, Maryland, que deja esta conferencia a final de temporada. Los Blue Devils tuvieron que sudar hasta el último segundo (69-67) a pesar de que Jabari Parker protagonizó una nueva exhibición (23 puntos, 8 rebotes, y un mate prodigioso a 1 minuto del final). Los de Krzyzewski fallaron 17 de sus primeros 19 lanzamientos en la segunda mitad. Ante otro rival, eso les hubiera condenado. Pero la temporada de los Terrapins está siendo especialmente floja. Y Charles Mitchell no acertó en dos tiros en los 10 segundos finales que les podrían haber dado un triunfo del que andan muy necesitados.

El último del Top 25, Pittsburgh, no pudo asaltar con éxito el hogar de North Carolina (75-71). Los Tar Heels se sacudieron la decepción por el aplazamiento de su partido contra Duke en una buena noche de James McAdoo (24 puntos, 12 rebotes) y Marcus Paige (18 puntos, 4 rebotes, 4 asistencias, 4 recuperaciones y 5 de 6 en triples). Los Tar Heels llegaron a ganar de 12 durante la segunda mitad.

La remontada de los Panthers situó a los visitantes a sólo 3 puntos a falta de 23 segundos.  Jamel Artis (13 puntos, 7 rebotes) falló su segundo tiro libre tras haber anotado el primero fruto de una falta recibida, y ni James Robinson (10 puntos, 5 rebotes), ni Lamar Patterson ( 16 puntos, 4 rebotes, 4 robos) ni Talib Zanna lograron anotar tras tres rebotes ofensivos de Pittsburgh. Un tiro libre de Brice Johnson (13 puntos, 7 rebotes, 5 tapones) selló el marcador.

ATLANTIC 10

La veteranía es un grado del que la 12 del ránking AP Saint Louis saca todo el provecho posible. Ganaban de 12 ante la  Virginia Commonwealth del mediático entrenador Shaka Smart a diez minutos del final. Ocho minutos más tarde el partido estaba empatado. Los séniors de los Billikens (su quinteto titular al completo) mantuvieron la cabeza fría. Anotaron sus tres siguientes tiros y recuperaron un balón para conseguir un parcial de 7 a 0, una renta que administraron hasta el final del enfrentamiento (64-62).

BIG EAST

La número 6 Villanova se deshizo sin problemas del colista de esta conferencia, DePaul (62-87). Los visitantes anotaron 15 triples con un alto grado de efectividad (57,7%). Cinco jugadores de los Wildcats anotaron en dobles figuras, liderados por Darrun Hillard (22). Creighton (18 en el ranking) superó a Butler 63 a 68 con 26 puntos de Doug McDermott. Dos partidos que sirvieron a los líderes destacados de calentamiento para el gran duelo de domingo que les enfrentaba.

Y en el gran duelo Creighton demostró su calidad ofensiva ante Villanova (101-80). Hacía cuatro años que ningún equipo le metía una centena a los Wildcats (Georgetown, 6 de febrero de 2010). Doug McDermott igualó su tope anotador de esta temporada con 39 puntos, arruinando el planteamiento defensivo del entrenador Jay Wright. En el enfrentamiento de la primera vuelta, Wragge consiguió 9 triples ante Villanova. Este fin de semana el objetivo era que el alero no tirase, a costa de no hacer dobles marcajes sobre McDermott. Si en aquella ocasión los de Wright perdieron de 28, en esta lo hicieron de 21. Algo han progresado…

BIG 10

Nebraska volvió a dar la sorpresa, y esta vez lo hizo en la pista de la número 9, Michigan State (51-60). 7 puntos consecutivos de Terran Petteway dieron la primera ventaja de importancia a los visitantes. Los Cornhuskers llegaron al descanso 7 puntos arriba en el marcador (25-32) impulsados por los 4 triples de Walter Pitchford (18 puntos).

En la segunda mitad, Petteway rompió una racha de fallos en el tiro con 15 puntos consecutivos para su equipo (empezó a falta de 9 minutos para el final, y Pitchford cerró la serie con dos tiros libres con sólo 15 segundos por jugarse), conteniendo las embestidas de unos Spartans que guiados por Gary Harris (18 puntos, pero 5 de 15 en el lanzamiento) y Adreian Payne (11 puntos, 9 rebotes) llegaron a ponerse a 2 puntos.

Michigan, 15 de la lista de esta semana, venció en su visita a la pista de la 22, Ohio State (60-70), su primera victoria en esa cancha en 11 años. Un inicio de partido pletórico de LaQuinton Ross (24 puntos, 7 rebotes)  le dio las primeras ventajas a los locales. Pero un parcial de 0 a 12 de los Wolverines mediada la segunda mitad cambió la dinámica del enfrentamiento. Nik Stauskas (15 puntos) contó con la ayuda del freshman Derrick Walton Jr (sus 13 puntos en la segunda mitad, además de 10 rebotes y 6 asistencias).

Wisconsin parece haber aprendido la lección y no quiere volver a salir del ranking. La retornada número 21 superó a Minnesota (78-70) con 17 puntos de Frank Kaminsky y 15 del reserva Nigel Hayes. Ben Brust (20 puntos, 6 rebotes) cerró el partido con dos tiros libres a falta de 38 segundos. Los Badgers cimentaron su triunfo en su mejor aprovechamiento de las pérdidas de balón del rival (13 puntos en 13 pérdidas , por 1 punto en 7 de los Golden Gophers).

Michigan y Wisconsin cerraron la semana jugando entre ellos, con triunfo claro de los Badgers (62-75). El equipo de Bo Ryan marcó diferencias desde el salto inicial, con dos triples de Josh Gasser (13 puntos) y 3 canastas consecutivas de un inspirado Frank Kaminsky (25 puntos, 11 rebotes). Al descanso, la diferencia era de 15 puntos (19-34). En la segunda mitad los Wolverines reaccionaron liderados por Caris Levert (17 de sus 25 puntos en este periodo).

Tras dos tiros libres de Levert  el margen se redujo a 3 puntos a 6 minutos del final. La respuesta de Wisconsin fue demoledora: 2 canastas de 2 puntos y un 2+1 de Kaminsky, triple de Gasser, triple de Kaminsky y 2 tiros libres de Gasser. Parcial de 3 a 15 y triunfo asegurado. Contando los dos ya citados de Gasser, los Badgers anotaron sus 10 lanzamientos de personal en el último minuto y medio del partido, desactivando el recurso de cometer faltas para intentar recortar distancias.

Ohio State y Illinois le dieron poco trabajo al marcador electrónico (39-48).  Es evidente que en esta ocasión fue la defensa la que le dio el triunfo a los Buckeyes, que sólo permitieron anotar a los locales 9 puntos durante los primeros quince minutos de la segunda parte. Los Fightin Illinois, que han perdido 10 de sus últimos 11 partidos, acabaron el enfrentamiento con un desolador 28,3% de acierto en sus lanzamientos de campo. Por los de Thad Matta, el hombre clave fue el base Aaron Craft, con 14 puntos y 3 recuperaciones.

BIG 12

Kansas State venció en la prórroga al número 7, Kansas (85-82). La defensa de los Wildcats dejó a Wiggins (16 puntos, 5 rebotes) sin anotar un lanzamiento de campo durante toda la primera parte. En la segunda el freshman buscó la pintura y por fin vio aro. Los locales ganaban de 9 a poco menos de 2 minutos para el final de los 40 habituales, pero los Jayhawks remontaron con dos canastas claves de Brannen Greene. Andrew Wiggins, recogiendo su propio rebote ofensivo, forzó los 5 minutos de añadido. Kansas State no volvió a ceder la iniciativa en el juego en la prórroga.

Markus Foster anotó 2 tiros libres resultado de una personal de Wiggins a falta de 22 segundos, llegando así hasta los 20 puntos (no ha bajado de esta cifra en sus 3 partidos de febrero). Will Sprading (15 puntos, 6 rebotes, 5 asistencias, 3 robos) aprovechó una nueva falta de Wiggins para elevar la diferencia hasta los 6 puntos a falta de 6 segundos. Lo único que pudo hacer Kansas es maquillar el resultado con un triple de Conner Frankamp.

Por los de Bill Self, brilló Perry Ellis (19 puntos, 11 rebotes) ante los problemas físicos de Embiid (6 puntos, 6 rebotes). Kansas se reencontró con el triunfo ante la débil TCU (95-65) en otra gran noche de Perry Ellis (32 puntos, 8 rebotes, 5 asistencias), mientras que Kansas State cayó tras dos prórrogas ante Baylor (87-73) con un triple doble del base local Kenny Chery (20 puntos, 10 rebotes, 12 asistencias).

West Virginia no tuvo piedad del 11 del ranking, Iowa State (102-77). El francés Remi Dibo sumó 20 puntos, anotando 6 de sus 8 triples. Y en defensa consiguió dejar a Melvin Ejim en 6 puntos (el alero venía de anotar 48 ante TCU). El mayor acierto de los Mountaineers desde la línea de tres puntos les dio el triunfo. Mientras los de Bob Huggins convirtieron 13 de los 22 que intentaron (59,1%), Iowa State sólo acertó en 4 de sus 23 intentos (17,4%).

Terry Henderson (16 puntos con 4 triples) y Eron Harris (16 puntos y 2 triples más) ayudaron a Dibo a acribilllar el aro rival, bien dirigidos por Juwan Staten (19 puntos, 7 rebotes, 9 asistencias). En los Cyclones el resto de los titulares sumaron sus puntos habituales, pero no pudieron compensar la sequía anotadora de Ejim. Ante Texas Tech, victoria con sufrimiento de Iowa State tras ver como sus rivales les endosaban quince puntos en menos de 3 minutos (70-64). DeAndre Kane flirteó con el triple doble (17 puntos, 8 rebotes, 9 asistencias).

Texas, 19 del ranking esta semana, dejo sentenciada a Oklahoma State (87-68) antes del descanso. Los Cowboys, en su primer partido sin el sancionado Marcus Smart, no pudieron frenar a Javan Felix (27 puntos con 6 triples de 8 intentos). El líder anotador de los Longhorns , Jonathan Holmes, se perdió el enfrentamiento por una lesion de rodilla. Su sustituto en el cinco inicial, Connor Lammert, anotó 3 triples en unos primeros 20 minutos que registraron un marcador de 54 a 33.

Los Longhorns también saldaron con una victoria su siguiente enfrentamiento de la semana, ante West Virginia (88-71). La anotación fue como la lotería, muy repartida entre todo su quinteto titular. Oklahoma State, por su parte, volvió a caer, esta vez ante Oklahoma (74-77). En los últimos 31 segundos se vieron 12 puntos, 6 por equipo. Los Sooners anotaron los 6 tiros libres de que dispusieron, mientras que Markel Brown (26 puntos, 9 rebotes)  y Phil Forte (16 puntos) mantuvieron las esperanzas de los Cowboys desde la línea de 3 puntos. El mismo Brown falló en el último segundo el triple que hubiera forzado la prórroga.

PACIFIC 12

Arizona State dio la sorpresa venciendo a la número 2 Arizona (69-66) tras dos prórrogas, en una noche negada de ambos equipos en los tiros libres: los locales, 15 de 26 (57,7%) y los visitantes, 16 de 30 (53,3%). Ante su mala noche en el tiro en general (35%), los Wildcats intentaron ganar desde la defensa, pero no frenaron lo suficiente a los Sun Devils como para compensar sus problemas ofensivos. Por los locales, Jermaine Marshall anotó 8 de sus 29 puntos en la segunda prórroga, y Jordan Bachynski (13 puntos, 7 rebotes y 8 tapones) volvió a poner un tapón clave, impidiendo la canasta de T.J. McConnell (17 puntos, 5 rebotes) a 6 segundos del final. Jahii Carson (17 puntos, 6 asistencias) recogió la pelota para anotar al contraataque. Nick Johnson tuvo una última oportunidad para forzar una tercera prórroga.

UCLA remontó una diferencia de 12 puntos al descanso ante Colorado (92-74) con una aportación destacada del hijo de su entrenador Bryce Alford (14 puntos, y 4 triples en los segundos 20 minutos). Los puntos del base reserva fueron claves en un parcial de 18 a 5 que permitió a los Bruins romper esta dinámica negativa a 10 minutos del final. El hombre orquesta de los de Steve Alford, Kyle Anderson, volvió a demostrar su versatilidad con 22 puntos, 7 rebotes y 11 asistencias. El “killer” Jordan Adams sumó 17 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias y 3 recuperaciones. En la victoria ante Utah (80-66), Adams se fue hasta los 24 puntos.

SOUTHERN CONFERENCE

Florida (número 3) venció a Tennessee 58 a 67 en un partido con dos caras. En la primera mitad, el acierto en el lanzamiento de los Volunteers (62% en los primeros 20 minutos) les permitió llegar al descanso con una mínima ventaja. Jordan McRae campaba a sus anchas (anotó 11 de sus 17 puntos). En la segunda mitad los Gators ajustaron su defensa y el panorama cambió. Jarnell Stokes mantuvo su ritmo anotador (20 puntos, 11 rebotes), pero McRae dejó de producir a 11 minutos del final. Mientras, Scottie Wilbekin (14 de sus 21 puntos en este periodo) asumió el mando de las operaciones ofensivas del equipo de Billy Donovan, dándole la puntilla a los visitantes.

La líder de la conferencia dejó sellado prácticamente su predominio en la liga regular de la SEC superando a su seguidora, la 14 según AP Kentucky (59-69). Un triunfo que permite a los Gators presentar su candidatura a número 1 del ránking. A 11 minutos del final los de Billy Donovan perdían de 7, pero dos jugadas de 2+1 de Patrick Young (10 puntos, 5 rebotes) y un triple de Scottie Wilbekin sacaron de sus casillas al entrenador local, John Calipari, castigado con una técnica.

Wilbekin (23 puntos) asumió el protagonismo a partir de ese momento, anotando 9 de los 10 tiros libres que lanzó. Y mientras su equipo se crecía, menguaba la confianza de los Wildcats. La defensa de Florida cerró tan bien a Julius Randle (13 puntos, 13 rebotes) que el ala pívot de Kentucky no anotó en la pintura en toda la segunda parte. Wilbekin estuvo perfectamente secundado, además de por el oportuno Young, por el alero Casey Prather (24 puntos, 4 rebotes, 4 robos).

Missouri venció a Arkansas 86 a 85, de la mano (y nunca mejor dicho) de Jordan Clarkson (27 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias) y Jabari Brown (25 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias). Entre los dos jugadores sumaron el 60% de los puntos de los Tigers. Los locales anotaron sus 23 primeros tiros libres (34 de 38 en total) igualando el record del equipo.

OTRAS CONFERENCIAS

En la Misssouri Valley, la número 4 del ranking Wichita State encadenó 26 victorias consecutivas tras derrotar a Southern Illinois (78-67). Los Shockers perdían de 1 al descanso, con sus principales jugadores en el banquillo con problemas de faltas, y los tiros que no entraban. Esta temporada han acabado la primera mitad de sus partidos por debajo en el marcador en 9 ocasiones. Y siempre han acabado remontando. Contra los Salukis bastó con volver a poner en pista a Ron Baker (19 puntos), Cleanthony Early (18 puntos) y Fred VanVleet. Muchas menos dificultades tuvo Wichita State ante Evansville (68-84) para extender su impresionante registro hasta las 27 victorias.

La quinta de la lista San Diego State vio truncada su racha de 20 victorias consecutivas ante la Wyoming (68-62) de Larry Nance jr (14 puntos, 6 rebotes, 3 tapones), hijo del ganador del primer concurso de mates de la NBA. Los Aztecs pagaron la mala noche en el tiro de su estrella Xavier Thames (13 puntos, pero acertando únicamente en 3 de sus 16 tiros) y sus lagunas defensivas en la segunda parte, aprovechadas por los Cowboys para conseguir una ventaja de 16 puntos durante la segunda mitad. Los locales llegaron a encadenar cuatro mates consecutivos. La posterior remontada de San Diego State solo sirvió para maquillar el marcador. Si te has preguntado cómo se vive un partido NCAA, esta filmación desde las primeras filas te permitirá hacerte una idea

En el siguiente enfrentamiento de los Aztecs, Winston Shepard dio muestras de su potencial. Con el partido ante Air Force encallado, y en otra noche de poco acierto cara a canasta de Xavier Thames (13 puntos, pero con un acierto de 3 de 10 en los tiros de campo), el alero consiguió 14 de sus 16 puntos en los 7 minutos finales. Su aparición decantó el resultado a favor de San Diego State (64-56)

EL TOP 3 DE LOS FINALES AJUSTADOS

En una semana de grandes partidos y finales no aptos para cardíacos, de jugadores de cabeza fría y muñeca caliente, destacaré los segundos finales de enfrentamientos que si bien no llaman la atención por la trascendencia de su resultado o por el nombre de sus jugadores, no desmerecen en ilusión y emoción respecto a otras universidades más conocidas. Es el Top 3 de los otros finales.

Alabama , en la parte baja de la clasificación de la SEC, sorprendió a una Ole Miss (67-64) que intentaba sacar la cabeza por la parte alta. Trevor Releford volvio a ser el hombre clave de la Crimson Tide, con 26 puntos, y un sensacional triple para cerrar el enfrentamiento. El español Sebas Saiz, titular habitual de los derrotados Rebels, aportó 4 puntos y 2 rebotes en 16 minutos en pista.

En la Atlantic Coast, Georgia Tech superó a Boston College (74-71) con algo de ayuda de su rival.  A 22 segundos del final, una entrada de Marcus George-Hunt les ponía 1 abajo. A 3 falta de sólo 3 segundos Olivier Hanlan volvía a poner a los visitantes por delante. Y al técnico de Boston College se le ocurre pedir un tiempo muerto. El que no tenía el entrenador local para preparar una jugada que acabó con el triple y tiro libre adicional de George-Hunt.

En la Metro Atlantic Athletic Conference, Marist perdía ante Siena de 4 pero fue capaz de remontar con 5 puntos en los 10 segundos finales del encuentro. Chavaughn Lewis redujo la distancia a sólo 2 a falta de 7 segundos. En el siguiente saque de fondo, Jay Bowie roba la pelota y anota un triple. A Siena aún le quedaban tres segundos para intentar una jugada, pero otra buena defensa de los Red Foxes les permitió recuperar de nuevo la posesión.

EL ASPIRANTE A TIGER WOODS

En el descanso entre el encuentro que enfrentaba a Auburn y Mississippi State, un aficionado demostró su habilidad con el palo de golf con un golpe de precisión total. Situado en una de las líneas de fondo de la pista, debía conseguir que la bola pasara por un pequeño agujero de un  panel de anuncio, situado en la otra línea de fondo. El émulo de Tiger Woods ganó un coche, para alegría de todo el pabellón (con la excepción del patrocinador, evidentemente). Por cierto, los jugadores de Auburn son conocidos como los Tigers.

versión íntegra del artículo publicado en http://www.encancha.com, febrero 2014

NCAA: Arizona pierde en la semana de los buzzers beaters

3 Feb

Arizona se dejó la imbatibilidad, y posiblemente el número 1 del ránking, ante California. Si la semana pasada triunfaban los pósters, en esta proliferan las canastas al límite del cronómetro. Pasen y vean.

UN REPASO AL RÁNKING

Las dos primeras posiciones de la lista siguieron en posesión de Arizona y Syracuse por octava semana consecutiva. La buena actuación de Florida en la Southeastern Conference catapultó a los Gators hasta el tercer lugar, por delante de Wichita State y la pujante San Diego State. Kansas precedió a Michigan State, que cayó del podio, Oklahoma State, Villanova y Michigan.

La exhibición triplista de Creighton ante Villanova significó el reingreso en el Top 25 de los Bluejays. Texas, tras vencer a tres equipos ranqueados de una tacada, cerró la lista de los mejores equipos de la NCAA. Baylor, que ya estaba sobre aviso, salió del ránking tras sus dos derrotas de la semana anterior,  acompañada por Kansas State. Los Wildcats son el Guadiana de esta temporada, entrando y saliendo del listado.

Tres equipos empezaron la semana invictos: Arizona, Syracuse y Wichita State. El domingo sólo quedaban dos, tras la derrota de Arizona ante California. Y dos son también los conjuntos que no han vencido a rivales de su categoría.  Cornell abrió la semana con una derrota ante Brown per 78 a 66 y la cerró perdiendo con Yale 61 a 57 (empezó ganando 11 a 3, pero ahí se le acabó el fuelle). Gambling State cayó ante Arkansas Pine Bluff 66 a 64. Una pérdida de balón a 8 segundos del final les condenó.

AMERICAN ATLETIC

Cincinnati (13 del ránking) se consolida al frente de esta conferencia después de vencer al equipo que le precede en la lista de AP, la vigente campeona nacional Louisville (66-69). Los Bearcats dominaban de 17 (42-25) a los 4 minutos de juego de la segunda mitad, con unos dominantes Shaquille Thomas (11 puntos, 6 rebotes) y Justin Jackson (11 puntos, 9 rebotes, 2 tapones). Hasta que los Cardinals decidieron que había llegado el momento de la remontada.

Enfrente había un hombre dispuesto a impedírselo, Sean Kilpatrick. La estrella del equipo visitante anotó 17 de sus 28 puntos en esta fase del encuentro. Y aunque Louisville consiguió ponerse por delante de forma fugaz tras un triple de Russ Smith, Kilpatrick no perdió la calma. Su serenidad en los tiros libres (11 de 11, 4 en los últimos 9 segundos) selló el resultado. Cincinati, que también derrotó a South Florida, es primera destacada en la AAC con 10 victorias y ninguna derrota. Lousiville, por su parte, ha perdido las 4 veces que ha jugado esta temporada contra rivales del Top 25.

 

Southern Methodist derrotó a la 22 del listado de AP Memphis (87-72). Los Tigers se escaparon de 8 puntos en la primera mitad tras un parcial de 0 a 12, pero los Mustangs que entrena el venerable Larry Brown  igualaron de nuevo el resultado en menos de 2 minutos. En la segunda mitad se cambiaron las tornas. Un parcial de salida de 10 a 2 para abrir boca, un respiro y luego la estocada definitiva en forma de 15 a 3. Joe Jackson jugó un partido bastante completo (22 puntos, 8 rebotes, 6 asistencias, 3 robos), pero se quedó sin el premio de la victoria que fue para Markus Kennedy (21 puntos, 15 rebotes, 10 de 10 en los lanzamientos de campo). Ojito con SMU, que aspira a colarse en el March Madness.

 

ATLANTIC COAST

El partido entre la segunda de la lista, Syracuse, y la 17, Duke, marca el nacimiento de una nueva era de rivalidades en esta conferencia. Ganaron los Orange 91 a 89 con una asistencia récord a su pabellón de 35.446 personas. Los locales parecían haber roto el partido a 6:40 del final, cuando se fueron de 7 en el marcador, pero tres triples consecutivos de Tyler Thornton (9 puntos) restablecieron la igualdad. Rasheed Sulaimon (16 puntos, 6 asistencias) llevó el partido a la prórroga con un triple sobre la bocina (el segundo que metía en el último minuto).

Ya en el tiempo extra, C.J. Fair (28 puntos, 5 rebotes), el hombre más inspirado de Syracuse hasta ese momento, cedió su protagonismo a Jerami Grant (24 puntos, 12 rebotes). El alero de los Orange, aprovechando la eliminación por faltas de Jabari Parker (15 puntos, 9 rebotes) y Amile Jefferson (14 puntos, 7 rebotes, 5 asistencias), encadenó tres mates respondidos por dos triples de Andrew Dawkins (14 puntos). Duke firmó un 15 de 36 desde la línea de 3 puntos. Tyler Ennis (14 puntos, 9 asistencias) mostró su serenidad desde la línea de tiros libres para sellar una victoria que puede catapultar a los de Jim Boeheim al lugar más alto del ránking AP.

 

Syracuse previamente había vencido  a Wake Forest  (57-67) impulsado por la buena segunda mitad del base Tyler Ennis. El base freshman anotó 16 de sus 18 puntos en ese período, imponiendo un ritmo anotador que los Deamon Deacons no pudieron seguir. C.J. Fair consiguió 16 puntos en una noche errática en el lanzamiento (4 de 14). Tampoco se pudo ver la mejor versión de Trevor Cooney. Anotó sólo 8 puntos, pero los consiguió en tan solo 45 segundos, en el penúltimo minuto del enfrentamiento. La jugada del partido fue este mate de Arnaud Williams, de Wake Forest.

 

Duke venía de vencer en su visita a la pista del equipo que la sigue en el ránking, Pittsburgh (65-80), ante una afición hostil que no intimidó a sus jugadores. Jabari Parker, con 21 puntos y 11 rebotes, sumó su tercer doble doble consecutivo. Andre Dawkins anotó tres triples (20 puntos, 6 de 7 en triples, en sólo 15 minutos de juego) durante el parcial de 3 a 15 en la segunda mitad que decidió el signo del encuentro. Este sénior de quinto año es el termómetro de los Blue Devils, que han ganado 10 de los 11 partidos de esta temporada en que Dawkins ha anotado en dobles digitos (la excepción fue ante Syracuse).

 

Pittsburgh cerró una mala semana con una derrota  ante Virginia (45 – 48) con un triple en el último segundo de Malcolm Brogdon, en el enfrentamiento entre los dos equipos con las mejores defensas de la conferencia. Una muestra de ello, además del escuálido marcador final, es que al descanso ambos conjuntos llevaban un porcentaje de lanzamientos de campo idéntico: 9 de 24. De la escasez de puntos, no obstante, no son totalmente culpables las defensas. Los locales anotaron 6 de sus 12 tiros libres, y los visitantes 11 de 19. Que yo sepa, estos lanzamientos se llaman libres porque se efectúan sin oposición alguna.

 

BIG EAST

En el enfrentamiento entre Georgetown y la número 9 Villanova (60-65) casi hubo más pérdidas de balón (34) o faltas (39) que tiros de campo anotados (41). Al uso de lo que solía ser la vieja Big East. Los locales anotaron los 8 primeros puntos de la noche, y esa fue la diferencia más amplia que alguno de los dos equipos tuvo sobre el otro. Los tiros libres marcaron el signo: 8 de 9 para los Hoyas por 22 de 28 para Villanova. Georgetown  jugó sin sus pívots puros. A la suspensión por toda la temporada de Joshua Smith se unió la de un partido de Moses Ayegba.

Saint John’s era consciente que no podía parar a Dough McDermott, asi que se centró en minimizar la aportación del resto de jugadores de la número 20 Creighton. La táctica estuvo a punto de darles resultado (63-60).  Los secuaces del alero se quedaron en un 8 de 21 en el lanzamiento, y perdieron 17 balones que los Red Storm transformaron en 21 puntos. Los locales ganaban de 18 a 12 minutos del final, pero los visitantes consiguieron empatar a falta de 1:30. El fallo en su planteamiento estuvo en que el segundo máximo anotador de la División I de la temporada hizo su mejor partido del curso, con 39 puntos y el triple de la victoria de Creighton.

 

BIG TEN

La número 15 Iowa tuvo a la séptima del ránking Michigan State contra las cuerdas, pero no supo rematarla (69-71). Los Spartans se presentaban sin sus dos hombres más atléticos, Adreian Payne y Branden Dawson. El entrenador de Iowa, Frank McCaffery, consciente de la debilidad interior de su rival, ordenó a sus jugadores cargar todo su juego hacia el interior de la zona contraria. De los 30 puntos que los Hawkeyes llevaban al descanso, 16 fueron dentro de la pintura, y otros 12 fruto de tiros de personal por faltas provocadas mayoritariamente en esa zona.

Iowa se obcecó en la segunda mitad, y Michigan State acertó con su defensa. Desde el minuto 10 de la segunda parte los locales no anotaron ningún lanzamiento de campo hasta que Roy Devin Marble (21 puntos) les puso sólo 2 abajo con un 2+1 a 6 segundos del final de la prórroga. Tres veces tuvieron el partido en sus manos, y las tres perdonaron. Las dos primeras, cuando abrieron brecha pero fueron incapaces de irse en el marcador. La tercera,  en la última posesión del tiempo reglamentario. Marble se emborrachó de responsabilidad y fue incapaz de conseguir un tiro claro para ganar.

Michigan State es un equipo con una mentalidad a prueba de bombas. A pesar de la buena defensa local sobre sus triplistas, Keith Appling (16 puntos) encontró huecos para anotar tres triples claves. Los dos primeros, las dos ocasiones de la segunda mitad en que Iowa se puso 6 arriba. El tercero, en la prórroga, para dar la iniciativa a los de Tom Izzo. La labor del base fue complementada por Matt Costello (11 puntos, 12 rebotes), vital en los instantes decisivos del encuentro. Mike Gesell, el base de Iowa, pudo forzar una segunda prórroga, pero falló la entrada .

 

Georgetown, sin embargo, si que fue capaz de triunfar allá donde fracasó Iowa. Los Hoyas se impusieron a Michigan State 64 a 60 en el Madison Square Garden en un enfrentamiento entre equipos de conferencias distintas. Jabril Tawrick y Nate Lubick aportaron el punto de físico que le faltó a los Hawkeyes y que los Spartans, sin Payne ni Dawson, no pudieron contrarrestar. Los locales abrieron la segunda parte con un parcial de 11 a 2 que les permitió abrir diferencias en el marcador. Gary Harris (20 puntos) intentó reducirlas, pero su esfuerzo solitario encontró poca ayuda de sus compañeros. Demasiadas heroicidades para una sola semana. Iowa, por su parte, le inflingió a Illinois (74-81) su séptima derrota consecutiva.

 

Wisconsin (14 del ránking ) sumó su cuarta derrota en cinco partidos tras caer ante Northwestern (56-65). El esfuerzo defensivo de los Wildcats, que dejaron a los locales en un paupérrimo 26,3% de acierto en el tiro (15 de 57) tuvo su merecido premio. Comandados por el sénior de quinto año Drew Crawford (30 puntos, 8 rebotes), los visitantes ganaban de 15 (39-54) a 3:41 del final. Los Badgers se encomendaron al milagro con Ben Brust de santo patrón (21 puntos y 5 recuperaciones), pero una pérdida de pelota de Traevon Jackson a 23 segundos del final, cuando estaban 7 abajo, ahondó aún más su crisis. Northwestern volvió a ganar en su siguiente encuentro, en Minnesota (54-55).

Otra que no levanta cabeza es Ohio State (24 del Top 25). La derrota ante Penn State en la prórroga (70-71) puede provocar su salida del ránking. D.J. Newbill fue el héroe de los Nittany Lions. Con un triple forzó los 5 minutos de tiempo suplementario. Y con un nuevo triple, esta vez ante Aaron Craft, uno de los mejores defensores de la categoría, dio el triunfo a los visitantes. El escolta acabó con 25 puntos (11 en los instantes decisivos de final de segunda parte y final de prórroga). El base Tim Frazier, la estrella del equipo, se quedó en 8 puntos, pero ayudó con 10 rebotes y 7 asistencias.

Wisconsin y Ohio State se enfrentaron en un duelo a vida o muerte entre dos equipos que necesitaban un triunfo como el aire que respiran. En un duelo marcado por las rachas de acierto individuales, la victoria fue para los Buckeyes (58-59). Cuando los Badgers abrían diferencias en la primera parte, 9 puntos de Amadeo Della Valle (11 puntos) salvaron a los visitantes. A partir del minuto 16 de la segunda mitad, Nigel Hayes anotó 12 de los 17 puntos de Wisconsin, que se puso 7 arriba. Hasta que apareció Aaron Craft con 7 puntos y 1 asistencia para poner el 56-57 a 1:30 del final. En esos 90 segundos, cada equipo tiró 4 tiros libres y falló 2.

 

Indiana cayó en su visita a Nebraska (60-55). Los Cornhuskers llevan tres victorias en 8 partidos en el calendario de su conferencia, pero los tres triunfos ante equipos con pedigrí: Ohio State, Minnesota y ahora los Hoosiers. Terran Petteway, su jugador más decisivo, anotó 13 de sus 18 puntos en una segunda mitad en la que los locales cambiaron por completo la dinámica, tras llegar al descanso perdiendo 19 a 32. Indiana no aprovechó los 4 tiros libres fallados (de 8 lanzados) por sus rivales en los últimos 69 segundos.

Los Hoosiers compensaron su derrota venciendo a la número 10 Michigan (63-52). El base Yogi Ferrell fue su hombre clave. En ataque, con 27 puntos y 7 triples anotados de 8 intentos. Y en defensa, secando al principal anotador rival, Nik Stauskas. El canadiense se quedó en 6 puntos, acertando 1 de sus 6 lanzamientos. Una muestra de la buena defensa de Indiana es que en la primera mitad los Wolverines tenían más pérdidas de balón (8) que canastas (7), anotando 6 puntos en sus últimas 11 posesiones. Lo cual, mirado desde otra perspectiva, nos indica que los Hoosiers tampoco andan muy boyantes, ya que al descanso sólo ganaban 25 a 22. El siguiente enfrentamiento de Michigan es contra Nebraska. ¿Romperán de nuevo los pronósticos los Cornhuskers?

 

BIG 12

Andrew Wiggins dio una muestra esta semana de hasta donde puede elevarse su nivel de juego. El freshman llevó en volandas a la número 6 de la lista de AP Kansas con su mejor marca personal en anotación, 27 puntos, al triunfo ante la 16 del ránking Iowa State (92-81). Los Jayhawks ganaban de 16 en el ecuador de la primera mitad (30-14), hasta que el alero se sentó en el banquillo para tomarse un respiro.

 Los Cyclones remontaron, e incluso consiguieron neutralizar otro parcial favorable a los locales al inicio de la segunda mitad. Hasta que 6 puntos consecutivos de Wiggins permitieron a los de Bill Self entrar en los 3 minutos finales con un margen suficiente para ganar. El candidato a número 1 del draft 2014, con problemas de tiro en los últimos enfrentamientos, anotó 4 de los 6 triples que intentó. Su compañero y también candidato a liderar el próximo draft Joel Embiid acabó con 14 puntos y 11 rebotes.

 

Sin embargo, los Jayhawks cayeron en su siguiente cita ante la última del Top 25 Texas (81-69). Los Longhorns encadenan cuatro victorias consecutivas ante equipos ranqueados. La defensa zonal de los locales se aplicó sobre los tiradores de Kansas. Entre los damnificados, un Andrew Wiggins que anotó 7 puntos tras convertir 2 de sus 12 lanzamientos de campo. Sólo Wayne Selden fue capaz de encontrar el camino hacia la canasta rival (21 puntos, 8 de 16 en el tiro).

Los interiores de Kansas no tuvieron una noche mucho más plácida (Embiid 8 puntos, 10 rebotes). Doce tapones colocaron los jugadores de Texas, destacando con 4 por barba el mastodóntico Cameron Ridley (más 9 puntos y 10 rebotes)  y Prince Ibeh. Liderados en ataque por Isaiah Taylor (23 puntos) y Jonathan Holmes (22 puntos, 4 rebotes, 3 recuperaciones, 3 tapones), los Longhorns consiguieron una ventaja superior a la decena de puntos ya en la primera mitad y no concedieron a Kansas ninguna ocasión para minimizarla.

 

La número 23 Oklahoma venció a su rival estatal, la octava del ránking Oklahoma State (88-76). El ex de Gonzaga Ryan Spangler les dio a los Sooners el músculo interior que necesitaban, con 15 puntos y 17 rebotes. El freshman Jordan Woodard anotó 18 puntos (17 en la segunda mitad), y desde el banquillo Tyler Neal aportó otros 15 . Oklahoma State no realizó una buena defensa y se cargó de faltas. Marcus Smart anotó 22 puntos en los 25 minutos que estuvo en pista y Le’Bryan Nash (8 puntos) sólo pudo jugar 17 minutos antes de ser eliminado. Phil Forte acabó con 20 puntos (y 6 de 6 en triples) y Markel Brown realizó sus mates marca de la casa.

 

La alegría no le duró mucho a Oklahoma, ya que cayó en su visita a la dolida Iowa State (81-75) a pesar de los 30 puntos de Buddy Hield. Fred Hoiberg introdujo cambios en el cinco inicial de los Cyclones, otorgando el puesto de base titular al suplente Monte Morris para pasar a la posición de escolta a DeAndre Keane. Mientras Morris anotó 12 puntos, Keane se quedó en solo 5. Aunque dio la asistencia para el triple de George Niang (27 puntos) que ponía a su equipo 6 arriba a falta de 1 minuto. Melvin Ejim, una vez más, hizo un poco de todo (22 puntos, 16 rebotes, 2 recuperaciones, 2 tapones).

 

Y por fin, a la sexta fue la vencida y Baylor volvió a ganar. Los Bears le endosaron a Oklahoma State su segunda derrota consecutiva (70-76). Y eso que las cosas no pintaban bien para los locales que perdían poco antes del inicio del partido a su base titular Kenny Chery, por una lesión en un  pie. El enfrentamiento se mantuvo igualado hasta que en los últimos 3:30 Gary Franklin (11 puntos) conectó 3 triples consecutivos, seguido de un mate de Royce O’Neale. Hasta este momento Brady Heslip (20 puntos) había sostenido a su equipo ante las acometidas del trío de los Cowboys: Marcus  Smart (15 puntos, 6 rebotes, 7 asistencias, 3 recuperaciones  pero 3 de 14 en el tiro), Markel Brown ( 24 puntos) y Le’Bryan Nash (19 puntos). Rico Gathers (14 puntos) firmó para los locales la jugada del partido.

 

PACIFIC 12

La serie de partidos invictos de Arizona se quedó en 21, tras caer ante California 60 a 58. Lo peor del partido para los Wildcats, que ya venían de un partido complicado ante Stanford (57-60), no fue la derrota sino la lesión en un pie en los primeros minutos de Brandon Ashley. A falta de confirmación, parece que podría perderse lo que queda de temporada. Tampoco fue la noche de Nick Johnson, que se quedó en 4 puntos con una serie de 1 de 14 en el lanzamiento. El equipo que entrena Sean Miller se encomendó a la superioridad en la zona de Kaleb Tarczewski (18 puntos, 6 rebotes).  

La número 1 de los EEUU, que perdía de 6 a 9 minutos del final, se puso dos arriba a falta de 2:47. Fue incapaz de conseguir ningún punto más. Justin Cobbs (19 puntos, 7 asistencias), autor de los últimos 12 puntos de los Golden Bears, les sentenció con una canasta en el último segundo. Los aficionados invadieron la pista dos veces. Una, tras los dos puntos, creyendo que había finalizado el encuentro. Y la otra, cuando realmente finalizó.

 

SOUTHEASTERN CONFERENCE

La número 11 Kentucky salió escaldada en su visita a Louisiana State (87-82). En ataque, la defensa zonal de los locales se le atragantó. Y en defensa, no supieron como parar a Johnny O’Bryant III (29 puntos, 9 rebotes, 2 tapones). El ala pívot, en una tremenda exhibición física, fue una pesadilla para los interiores de los Wildcats, superando a unos Julius Randle y Willy Cauley-Stein inoperantes en ataque (9 puntos entre los dos). Jordan Mickey ayudó a O’Bryant con 14 puntos, 6 rebotes y 5 tapones.

Los Tigers empezaron anotando 9 de sus 12 primeros lanzamientos ante un rival que en el mismo número de ataques solo consiguió 4 canastas, y que perdió 5 balones en los primeros 5 minutos del encuentro. Después de 6 minutos y medio de partido, ganaban de 16 (22-6). Kentucky redujo distancias hasta perder de 6 al descanso conducidos por James Young (23 puntos) y Dakari Johnson (15 puntos), pero un nuevo arreón local en la segunda mitad dio al traste con su esfuerzo.

 

Tras esta derrota, Alex Poythress convocó a sus compañeros  a una reunión solo de jugadores. Y parece que funcionó, ya que vencieron a Missouri 79 a 84. Los exteriores de los Tigers Jabari Brown (33 puntos) y Jordan Clarkson (28 puntos) fueron su principal obstáculo, encontrando muchas facilidades para anotar. Sin embargo, en el juego interior los Wildcats fueron netamente superiores a sus rivales. Aun así, Kentucky vio como una diferencia de 15 puntos a su favor mediada la segunda mitad quedaba reducida a sólo tres puntos en el último minuto. Cuatro puntos consecutivos de Aaron Harrison (21 puntos) dieron a su equipo el impulso que necesitaba para cerrar el partido. James Young (20 puntos) y Julius Randle (18 puntos, 9 rebotes, 3 asistencias, 3 recuperaciones) también destacaron.

 

OTRAS CONFERENCIAS

En la Missouri Valley parecía que iba a saltar la sorpresa cuando a 8:47 del descanso la número 4 Wichita State perdía de 15 ante Evansville. Pero fue un espejismo. Al descanso los Shockers ya ganaban de 6. El base Fred VanVleet (14 puntos, 7 rebotes, 5 asistencias, 2 robos) reaccionó a tiempo, involucrando también al ala pívot Cleanthony Early (13 puntos, 8 rebotes). Al final los líderes de la conferencia  acabaron sumando su victoria número 23 de la temporada (81 – 67) a pesar del buen partido de D.J. Balentine (26 puntos).

Cuando Steve Fisher se hizo con las riendas de San Diego State en 1999, el programa de baloncesto era irrelevante y su mejor jugador, Tony Gwynn, se había convertido en una estrella de los San Diego Padres…de beisbol. Esta semana Fisher, que cumplirá 69 años en marzo, sumó su victoria 300 con el número 5 del ránking. Xavier Thames, como de costumbre, lideró a los Aztecs (24 puntos, 7 rebotes) en el triunfo sobre Colorado State (65-56). Uno de los hombres claves de los Rams, Daniel Bejarano, jugó sólo 3 minutos porque a su entrenador no le gustó su nivel en la pista.

El número 21 Massachusetts, de la Atlantic 10, encajó dos derrotas esta semana. Saint Bonaventure anuló perfectamente a su motor, el base Chaz Williams, para derrotarlos  78 a 65. Para los Bonnies el resultado es una venganza de su derrota ante los Minutemen del pasado 11 de enero, en que se dejaron remontar en la segunda parte una ventaja a su favor de 13 puntos para acabar cayendo 73 a 68. Los días en que UMass se dedicaba a arrollar a sus rivales en los 20 minutos finales parecen quedar muy lejos. Ante Saint Joseph’s anularon una desventaja de 20 puntos para acabar sentenciados en los últimos segundos por los tiros libres (73-68). Hace apenas un mes, los minutemen habían ganado a los Hawks tras ir 9 puntos abajo en el marcador.

El festival anotador de la semana llegó de la Big South. UNC Asheville cayó en casa ante Virginia Military Institute por 105 a 109 (56-55 al descanso). Por los Keydets brilló su pareja de exteriores, Rodney Glasgow (35 puntos, 6 rebotes, 10 asistencias) y QJ Peterson (37 puntos, 15 rebotes, 4 asistencias). Andrew Rowsey (35 puntos) les dio la réplica por parte local. En unos frenéticos 13 segundos finales, se anotaron 2 tiros libres, un mate y dos triples. Lo dicho, un festival.

Ninguno de los tres llegó, no obstante, a los 38 puntos que Tyler Haws consiguió en la victoria de BYU sobre Pacific (88-78), en la West Coast. Contra Saint Mary’s, en un nuevo triunfo de su equipo (84-71) sumó 33 más. El anotador habitual de los Cougars encadena 37 partidos consecutivos anotando al menos 10 puntos. En la Ivy League, que agrupa a las universidades de más prestigio académico, se ha vivido esta semana el derbi entre Harvard y Princeton (82-76).

EL TOP 3 DE LAS CANASTAS IMPOSIBLES

Para ir cerrando el artículo, dos triples irrepetibles. El primero lo tenemos en la victoria de Grand Rapids Community College sobre Kalamazoo, de la Division II de Junior Colleges. Empataron con un triple a falta de 10 segundos y recuperaron la posesión en el siguiente ataque de su rival con el tiempo justo para que Courtney Hill acertase con un triple increíble. La calidad del video no es muy buena, pero vale la pena dejarse un poco la vista para ver este buzzer beeter.

 

El segundo en el enfrentamiento entre Sacramento State y Webber Sate, de la Big Sky. En unos 15 segundos finales de la prórroga  de locura, los árbitros pitaron dos técnicas por protestar y otra por pedir un tiempo muerto cuando ya se habían agotado. McKinney empató a 75 para los visitantes en un triple sensacional. Y con sólo 7 décimas en el cronómetro, Dylan Garrity anotó un triple desde su propio campo.

 

Pero para canastas alucinantes la de Ashlee Arnau, una animadora de la Universidad de William Carey durante el descanso de un partido de este equipo de la NAIA. Tal vez deberían pedirle que cuelgue los pompones e ingrese en el equipo de baloncesto.

 

versión íntegra del artículo publicado en http://www.encancha.com, febrero 2014

ProBasketballTalk | NBC Sports

NBA news, video, analysis and more

El vestuario

Son historias. El deporte es sólo una excusa. Por Jorge Gérardin

EL ECO SIN PASOS

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

La Canasta Americana 🏀

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

A %d blogueros les gusta esto: