Tag Archives: purdue

NCAA: North Carolina vence a Gonzaga en la final del March Madness

4 Abr

Cerca de 80.000 personas asistieron en directo en el Phoenix University Stadium, sede los Arizona Cardinals de la NFL, a la victoria de North Carolina ante Gonzaga (71-65) en el último partido del March Madness. Los campeones, con Joel Berry (22 puntos, 6 asistencias) como jugador más valioso de la final, sumaban así su sexto título en el torneo, tercero para su entrenador Roy Williams, desquitándose de la final perdida el curso pasado con un triple en el último segundo de Kris Jenkins. El alero de Villanova siguió el partido muy cerca del banquillo de los Tar Heels animando a uno de los miembros del equipo, su hermanastro Nate Britt. Gonzaga cierra la temporada con un balance de 37 victorias y 2 derrotas, ambas dolorosas. La primera, en el último partido de la liga regular de la West Coast Conference, y la segunda, con el gran premio en juego en la primera Final Four de su historia. North Carolina, por su parte, ha ganado 32 de sus 39 partidos.

En el partido entre dos de los cuatro cabezas de serie número 1 del March Madness se preveía un duelo entre dos auténticos tanques en la zona, Przemek Karnowski (9 puntos, 9 rebotes) por Gonzaga y Kennedy Meeks (7 puntos, 10 rebotes) por North Carolina. Ambos equipos trabajaron duro para anular a las torres rivales, y lo consiguieron. Karnowski falló sus 4 tiros de la primera mitad y Meeks sólo pudo aparecer a poco del descanso para cargar a su contrincante con su segunda falta personal.  Los Tar Heels tenían un segundo objetivo en defensa: no dejar pensar al cerebro de los Zags, NIgel Williams-Goss (15 puntos, 9 rebotes, 6 asistencias). Y también lo lograron con el marcaje de Justin Jackson (16 puntos).

Y sin embargo, fueron los de Mark Few los que se escaparon hasta de 7 puntos en los 20 minutos iniciales gracias en gran parte a tres triples de Josh Perkins (13 puntos). El escolta se redimía así tras haberse quedado en blanco en la semifinal. Los problemas de faltas de los pívots rivales (Zach Collins también acabó los primeros 20 minutos cargado con una segunda falta que sólo vieron los árbitros) permitieron a North Carolina acreditar su condición de mejor equipo esta temporada en el rebote para irse al descanso sólo 3 puntos abajo, 32-35.

La segunda parte no pudo empezar peor para Gonzaga. North Carolina recuperó el liderato en el marcador gracias a dos balones robados que le permitieron hacer lo que mejor sabe: correr. Zach Collins (9 puntos, 7 rebotes, 3 tapones) y el ala pívot Jonathan Williams cometieron demasiado rápido su tercera personal.  El base Joel Berry (que arrastraba lesiones en los dos tobillos desde el fin de semana previo) situaba el parcial de salida en un 7-0, obligando a Mark Few a pedir tiempo muerto. El entrenador mantuvo a Collins en pista, y el freshman respondió con 5 puntos consecutivos justo antes de cometer en ataque la cuarta falta a 16 minutos del final. Un precio muy alto el pagado por igualar el marcador.

Williams cometió su cuarta personal 6 minutos después. Segundos más tarde llegaba también la cuarta de Meeks, en un arbitraje excesivamente puntilloso con los contactos. Karnowski se sumó al club de las cuatro por un manotazo involuntario a Berry tras recibir una falta del base de North Carolina. El partido estaba espeso y los puntos escaseaban. Los de Roy Williams cargaban en la  pintura liderados por Isaiah Hicks (13 puntos, 9 rebotes) eliminando a Collins del partido, y Gonzaga respondía con dos triples de Jonathan Williams y Nigel Williams-Goss. El base de los Bulldogs asumió la responsabilidad en ataque con 8 puntos seguidos antes de torcerse el tobillo faltando 1 minuto y medio para el final. Hicks anotó el 68-65 restando 22 segundos de juego. Williams-Goss se equivocó en su entrada, recibiendo el tapón de Meeks. En el contraataque, Justin Jackson sentenció.

 

Unas semifinales igualadas

En la primera  de las semifinales del sábado 1 de abril Gonzaga acabó con las ilusiones de la número 7 South Carolina (77-73), que empezó el partido decidida a anular al polaco Przemek Karnowski (13 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias), con dobles y hasta triples marcajes cada vez que recibía, y cargando sobre él su ataque alimentando de balones a Chris Silva (13 puntos, 13 rebotes, 3 tapones). Un manotazo del propio Silva en la cara de su rival en el ecuador de la primera parte dejó al pívot de los Zags fuera de combate hasta la segunda.

Su substituto, Zach Collins (14 puntos, 13 rebotes, 6 tapones), aprovechó sus minutos a la perfección, resolviendo bien en ataque y convirtiéndose en un muro defensivo. Gonzaga dio su primer tirón en el marcador con 2 triples de Silas Melson. Dos triples aislados de un Sindarious Thornwell (15 puntos, 4 de 12 en los tiros de campo) perfectamente controlado por la defensa de los Bulldogs retrasó la escapada de los de Mark Few hasta que Nigel Williams-Goss (23 puntos, 5 rebotes, 6 asistencias), bien secundado por Jordan Mathews (12 puntos, 4 de 8 en triples), empezó a anotar desde cualquier posición.  En la segunda parte la diferencia llegó hasta los 14 puntos sin que la zona 2-3 primero y 1-2-2 luego de South Carolina diera resultado.

Pero en ese momento el entrenador Frank Martín dio con la clave, la individual con presión a toda pista con la que los Gamecoks firmaron un parcial de 0-16 en poco más de 3 minutos bajo la batuta de PJ Dozier (17 puntos, 9 rebotes). Karnowski, en el banquillo descansando, volvió a entrar en juego y entre él y Collins pusieron a su equipo 5 arriba. Un nuevo error arbitral, en este caso la cuarta falta inexistente de Collins, dio pie a un final igualado. La última posesión fue para South Carolina, 3 puntos abajo. Gonzaga dejó pasar el tiempo y no hizo falta, de 2 tiros y no de 3, hasta que la pelota llegó a Thornwell con opciones de lanzar un triple. El escolta anotó el primero y lanzó a fallar el segundo, pero Kilian Tillie, el hermano del Kim que juega en el Baskonia, se hizo con el rebote y, tras recibir falta, sentenció con dos tiros libres.

En la segunda de las semifinales North Carolina derrotó a la número 3 Oregon (77-76) gracias a dos rebotes ofensivos en los últimos segundos. La actuación de ambos equipos en la pintura fue determinante tras la mala noche de sus tiradores. Por Oregon Tyler Dorsey se fue hasta los 21 puntos, pero gracias a su 12 de 12 en tiros libres. En tiros de campo firmó un 3 de 12. Su socio Dillon Brooks (10 puntos, 6 rebotes) estuvo algo peor, 2 de 12. Por North Carolina Joel Berry (11 puntos), tras haberse perdido algunos entrenamientos por sus problemas en los tobillos, se quedó en un 2 de 14.

Sólo dos exteriores mantuvieron unos porcentajes aceptables. Dylan Ennis (18 puntos, 7 de 19 en el tiro)  ayudó a Oregon a escaparse de 8 en la primera parte. Justin Jackson (22 puntos) consiguió anotar 6 de sus 13 tiros, de ellos 4 de 9 en triples. Tres de sus canastas de 3 puntos sirvieron a los Tar Heels para abrir brecha en la segunda parte. El pívot Kennedy Meeks (25 puntos, 14 rebotes), el mejor hombre del partido, situó la máxima diferencia en los 10 puntos.

A 57 segundos del final Norht Carolina ganaba de 6. 51 segundos después solo ganaba de 1 gracias en parte a la actividad reboteadora de Jordan Bell (13 puntos, 16 rebotes, 4 tapones). En el tiempo restante Meeks falló dos tiros libres pero un rebote ofensivo de Theo Pinson (8 puntos, 8 rebotes, 5 asistencias) le devolvió la posesión a North Carolina. Berry dispuso de otros dos tiros libres para sentenciar, pero también los falló. Un  nuevo rebote ofensivo, ahora de Meeks, privó a Oregon de la posibilidad de un último lanzamiento salvador. Dos rebotes cruciales que Bell no cerró adecuadamente.

Ya hemos visto como se desarrolló el último fin de semana del March Madness, ahora es momento de repasar como cada uno de los finalistas ganó su billete a Phoenix en el fin de semana previo. A diferencia de lo que hicimos en el primer artículo sobre el torneo donde explicaba los partidos de la primera de las tres semanas que ha durado, en que agrupé los partidos por rondas, en ese caso los agruparé por sedes para que podáis ver con más claridad el camino seguido por cada uno de los equipos.

South Carolina, campeona del Este

South Carolina, cabeza de serie número 7, abrió un fin de semana histórico eliminando del torneo a la 3 Baylor (50-70). Y sólo necesitó 20 minutos para hacerlo. Fue una primera mitad de juego físico, intenso, con muchos contactos. Los Gamecocks tenían una prioridad clara en defensa, limitar al máximo la producción ofensiva en la pintura de la estrella rival Jonathan Motley (18 puntos, 9 rebotes), y se emplearon a fondo para conseguirlo. Baylor, por su parte, había fijado su atención en frenar al escolta Sindarious Thornwell (24 puntos, 6 rebotes), el alma de su equipo en ataque. Con las dos figuras frenadas, South Carolina fue la primera en encontrar vías alternativas para anotar en PJ Dozier (12 puntos, 6 rebotes), Duane Notice (11 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias) y Chris Silva (12 puntos, 7 rebotes). Tras 12 minutos de igualdad, el partido se rompió. Mientras Baylor se estrellaba una y otra vez contra el muro defensivo de los de Frank Martin errando hasta 12 lanzamientos seguidos, South Carolina sumaba puntos hasta completar un parcial de 0-18. Los Bears llegaron al descanso 15 puntos abajo, 22-37, y ya no levantaron cabeza.

En la otra semifinal de esta región, la número 4 Florida eliminó a la ocho Wisconsin (84-83) gracias a un triple en los últimos instantes de la prórroga de un Chris Chiozza que lanzó desequilibrado. El base buscaba penetrar o encontrar un compañero abierto, pero la defensa de los Badgers no le dejó más opción que un tiro lejano. Un desenlace digno de una segunda mitad frenética. Florida ganaba de 10. Nigel Hayes (22 puntos, 6 rebotes) lideró la remontada de los Badgers, pero su rival volvió a escaparse gracias a tres triples de Keyvaughn Allen (35 puntos) .A 5 minutos del final de la segunda parte, Wisconsin perdía de 12. Zak Showalter (14 puntos, 7 rebotes, 4 recuperaciones) anotó 9 puntos en el parcial 4 a 16 que condujo al tiempo extra, los últimos tres con el triple imposible que empataba a 72 con 3 segundos de juego en el cronómetro. En los 5 minutos de extensión cambiaron las tornas. Ahora eran los Badgers los que se avanzaban de 5 a 1:09 del final, y los Gators los que conseguían el triunfo con un parcial de 9-3.

En la final del Este, en un partido ultradefensivo, South Carolina se impuso a Florida (70-77). En la primera parte los Gamecocks volvieron a vivir de lo que producía Sindarious Thornwell (26 puntos, 7 rebotes), ya fuera directamente de sus puntos o de los espacios que generaba para sus compañeros. Florida, más coral, sacaba el máximo provecho de su acierto en el triple (7 de 12 en los primeros 20 minutos), con un especialmente inspirado Justin Leon (18 puntos, 6 rebotes). En los dos últimos minutos de esta primera mitad los Gators se escaparon en el marcador aprovechando una serie de ataques fallidos de su contrincante. Los de Frank Martin se rehicieron al inicio de la segunda parte.

Maik Kotsar (12 puntos) anotaba en la zona y en defensa ajustaron a la perfección sobre los lanzamientos triples que tanto daño les habían hecho (0 de 14 en los segundos 20 minutos). La recuperación de South Carolina, basada en su dominio en la pintura, se tambaleó con la cuarta falta de Silva (13 puntos, 9 rebotes) a poco menos de 10 minutos para el final. Pero Thornwell, inactivo tras el descanso, volvió a aparecer conduciendo dos contraataques. Uno lo culminó él, y en el otro dio la asistencia a Notice. Los Gamecocks ganaban de 4 a falta de 2 minutos, pero Florida sumó un 2+1 de Keyvaughn Allen. En el siguiente ataque, los árbitros se volvieron protagonistas al no ver unos clarísimos pasos de Notice antes de recibir una falta de tiro. En el último minuto los Gators recurrieron a las faltas para detener el juego, pero sin el resultado que deseaban.

 

Gonzaga, campeona del Oeste

Gonzaga, cabeza de serie número 1, sacó adelante la semifinal regional frente a la siempre correosa West Virginia (61-58) y su agobiante presión a toda pista. Los Bulldogs supieron sobrevivir a un tipo de partido, a pocos puntos, al que esta temporada no están acostumbrados. Un partido con 34 canastas por 51 faltas. Gonzaga abrió brecha en la segunda parte, con un 3+1 de Jordan Mathews (13 puntos) primero y con dos canastas de Przemek Karnowski (13 puntos) después. West Virginia tuvo un porcentaje de tiro pésimo, 26,7%, y aun así fue capaz de remontar la desventaja de 8 puntos para avanzarse en el marcador con un triple de Jevon Carter (21 puntos, 7 rebotes) a falta de 1:48 para el final. Mathews volvió a conectar un nuevo triple para anotar el 60 a 58, y Silas Melson aprovechó uno de sus dos tiros libres para poner el 61 a 58 en el electrónico. En los 38 segundos restantes, los Mountaineers capturaron 1 rebote ofensivo que permitió a Jevon Carter lanzar dos triples en 20 segundos que no entraron. West Virginia se hizo con un nuevo rebote ofensivo, pero esta vez la defensa de Gonzaga no les concedió más lanzamientos.

La cenicienta y onceava cabeza de serie, Xavier, se ganó el derecho a seguir en el baile una canción más superando a la número 2 Arizona (71-73). Los Wildcats tenían la ventaja de la altura con sus dos torres de 2,13, Lauri Markkanen y Dusan Ristic (17 puntos, 4 rebotes). De salida la aprovecharon (2-10), especialmente con Ristic. Pero ocurrieron tres cosas simultáneamente que cambiaron el partido: Ristic se fue al banquillo con 2 faltas, Xavier pasó de defensa individual a zona 2-3, y Trevon Bluiett (25 puntos), la estrella de los Musketeers, aprovechó que su marcador Kadeem Allen también se había cargado de personales para empezar a anotar. Arizona dominaba el rebote ofensivo, pero eso no era suficiente ante el acierto de Bluiett. Tras el descanso, Ristic volvió a castigar a Xavier en la pintura y Bluiett volvía a sufrir ante el retorno de Allen. Pero el equipo que entrena Chris Mack se aferró al coraje de JP Macura (14 puntos, 7 rebotes, 5 asistencias) para capear el temporal que les estaba descargando encima Allonzo Trier (19 puntos, 9 rebotes) con 15 puntos consecutivos. Arizona se puso 8 arriba (69-61) a menos de 4 minutos para el final. Bluiett y Malcolm Bernard (15 puntos, 6 rebotes) sumaron 5 puntos cada uno en un parcial de 2 a 12. Arizona tuvo su último cartucho en un lanzamiento triple de Trier, pero falló el tiro por muy poco.

A cenicienta le dieron las 12 de la noche en la final regional. Gonzaga fue la encargada de tocarle las campanadas a Xavier (83-59) para clasificarse para la primera Final Four del March Madness de su historia. Los Musketeers resistieron poco más de 13 minutos, hasta que recibieron dos triples seguidos obra de Jonathan Williams (19 puntos, 8 rebotes) y Nigel Williams-Goss (23 puntos, 8 rebotes, 4 asistencias). Xavier llegó al descanso 10 puntos abajo. En el inicio de la segunda parte los Bulldogs remataron a su rival con dos nuevos triples consecutivos de los mismos protagonistas. Gonzaga firmó una estadística final del 50% (12 de 24) desde la larga distancia. La mejor manera de romper una zona, según dicen los entendidos.

 

Oregon, campeona del Medio Oeste

El sueño de Michigan, cabeza de serie número 7, se acabó ante la cabeza de serie número 3 Oregon (69-68). Los Wolverines, tras haber encadenado 7 victorias consecutivas, tuvieron el peor de los despertares posibles. El alemán Moritz Wagner no tuvo su mejor noche (7 puntos, 3 de 10 en tiros de campo), pero este hecho quedó compensado por la poca puntería de Dillon Brooks para Oregon (12 puntos, 5 de 13 en los lanzamientos). Los séniors Derrick Walton (20 puntos, 5 rebotes, 8 asistencias) y Zak irvin (19 puntos, 8 rebotes) lideraron a Michigan en un partido igualado, mientras Tyler Dorsey (20 puntos, 5 de 7 en triples) y Jordan Bell (16 puntos, 13 rebotes) hacían lo propio con los Ducks. Los de John Beilein recuperaron una desventaja de 5 puntos para entrar en los dos minutos finales ganando de 3. En menos de un minuto, Bell y Dorsey habían dado la vuelta al marcador. En el tiempo restante, los tiros de DJ Wilson (12 puntos, 6 rebotes) y Watson para mantener vivas las ilusiones de Michigan no encontraron canasta.

Kansas, una de las cuatro cabezas de serie principales se mostró como una sólida candidata a ganar el March Madness con su triunfo frente a la número 4 Purdue (98-66), un equipo que basa su juego en un dúo interior integrado por Caleb Swanigan (18 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias) y Isaac Haas (11 puntos), con recursos para resolver en la pintura y visión de juego y buena mano para doblar cuando reciben un doble marcaje. Los Boilermakers se avanzaron en el marcador aprovechando esta segunda faceta de sus pívots, que facilitaron triples librados a sus compañeros. Kansas ajustó su defensa, limitando la producción de los exteriores rivales, para igualar el marcador. En la segunda parte, los Jayhawks acabaron de echar el cerrojo sobre Swanigan y Haas. El primero anotó dos triples huyendo de una pintura donde no encontraba espacios. Mala señal. Kansas rompió definitivamente el partido con un mate de 360º de Lagerald Vick (12 puntos) y un triple de Josh Jackson (15 puntos, 12 rebotes, 4 recuperaciones) tras botarse la pelota entre las piernas. Con Frank Mason (26 puntos, 7 rebotes, 7 asistencias) y Devonte’ Graham (26 puntos) de maestros de ceremonias, Kansas al fin pudo correr. El entrenador Bill Self dio entonces tiempo de juego a todo su banquillo, incluyendo a su hijo Tyler.

Ya en la final del Medio Oeste, toda la solidez de Kansas se esfumó frente a Oregon (60-74). Jordan Bell (11 puntos, 13 rebotes, 4 asistencias, 8 tapones) dejó claras sus intenciones en los primeros 30 segundos, con un tapón a Josh Jackson (10 puntos, 12 rebotes, 5 asistencias) y un rebote ofensivo. Tyler Dorsey tardó un poco más en mostrarse, pero a los cinco minutos conectó el primero de sus 6 triples (27 puntos, 5 rebotes). Oregon se puso por delante y no volvió a ceder la iniciativa. Para entonces Jackson se había cargado con 2 faltas. Esta fue una de las claves del desenlace. El alero, fuera del partido por sus tempranas personales, no empezó a anotar hasta la segunda mitad. Con Devonte’ Graham (3 puntos, 0 de 7 en tiros de campo) negado de cara al aro, Frank Mason (21 puntos, 4 rebotes, 4 asistencias) mantuvo a los Jayhawks en el partido, primero con ayuda de los secundarios y luego en solitario, encadenando 15 puntos para su equipo. Al descanso, tras dos triples seguidos de Dorsey, el resultado era 33 a 44. En la segunda mitad Kansas, con la resurrección de Jackson, consiguió sobrevivir muchos minutos. Un triple del ucraniano Sviatoslav Mykhailiuk ponía el 60 a 66 en el marcador a 2:53 del final. Bell capturó un rebote ofensivo que terminó en un triple de Dorsey, taponó a Mason en el siguiente ataque de Kansas y remató la faena con una canasta suya tras un nuevo rebote ofensivo.

 

North Carolina, campeona del Sur

Esta Final a 4 Regional era a priori la más interesante de las cuatro del penúltimo fin de semana del March Madness, con tres candidatas para luchar por el título final como la número 2 Kentucky, la número 3 UCLA y la cabeza de serie North Carolina. Las dos primeras se enfrentaron en una semifinal, en un duelo entre dos bases de primer año. Lonzo Ball (10 puntos, 8 asistencias), el director de juego de los californianos, ha estado en boca de todos esta temporada, pero en esta ocasión los focos iluminaron a De’Aaron Fox (39 puntos, 4 asistencias). El base de Kentucky anotó los 8 primeros puntos de su equipo y ya no paró. Tras una primera parte igualada, Fox y Malik Monk (21 puntos) sumaron 22 de los primeros 27 puntos de los Wildcats en la segunda. Los otros 5 fueron de Dominique Hawkins (11 puntos). Sólo la alta efectividad de los californianos (anotaron 9 de sus 12 primeros lanzamientos en el período) retrasaron el despegue definitivo de su rival. Un triple de Hawkins para cerrar esta racha, seguido por otro de Derek Willis (8 puntos, 8 rebotes, 4 asistencias), abrieron una brecha definitiva que Fox se encargó de mantener abierta pese a los intentos de los Bruins de cerrarla a golpe de triple.

En la otra semifinal del Sur North Carolina pasó el rodillo sobre la número 4 Butler (92-80) desde el primer minuto. Los Tar Heels empezaron el partido con una gran efectividad en el tiro, especialmente por parte de Justin Jackson (24 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias). Butler se mantuvo viva gracias a Andrew Chrabascz (21 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias) y las pelotas perdidas por su rival. El base Joel Berry (26 puntos), que renqueante de un tobillo se lastimó el otro, sumó 5 puntos seguidos para darle los de Roy Williams 10 puntos de margen. Saliendo del banquillo, el ala pívot Luke Maye (16 puntos, 12 rebotes) conectó dos triples y North Carolina se escapó de 16 (30-14). Los Bulldogs redujeron su déficit a 8 puntos, pero los favoritos volvieron a escaparse a partir de su dominio del rebote y aprovechando los fallos de su contrincante. A dos minutos del descanso, el 52 a 32 del marcador dejaba el enfrentamiento visto para sentencia.

En la final del Sur, North Carolina derrotó a Kentucky en un duelo de nervios, fallos y emoción hasta el final (75-73). Su potencial interior le dio el dominio de salida a los campeones del Sur. John Calipari se vio obligado a dar entrada al pivot australiano Isaac Humphries(12 puntos, 5 rebotes) para ayudar a Bam Adebayo (13 puntos, 7 rebotes) en la pintura. Berry (11 puntos, 4 rebotes) seguía sin recuperarse plenamente del tobillo, pero las dos faltas tempranas de De’Aaron Fox (13 puntos, 4 rebotes) lo compensaban. Justin Jackson (19 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias) anulaba a Malik Monk (12 puntos) en defensa, y además anotaba el 31-22 a 6:30 del descanso. Kentucky resistió con jugadas de puerta atrás para igualar el marcador al inicio de la segunda parte.

Los Tar Heels volvieron a echar mano de sus pivots. Con Kennedy Meeks (7 puntos, 17 rebotes, 4 tapones) dominando el rebote y Luke Maye (17 puntos, 3 rebotes) anotando un triple y un 2+1, el cabeza de serie volvió a abrir brecha. Humphries y Fox respondieron hasta llevar a los Wildcats a su máxima ventaja, 59-64. Y ahora fue North Carolina la que devolvió el golpe con un parcial de 12 a 0. Ya en el último minuto, con un resultado de 71 a 64, Fox sumó un triple. Tras una pelota perdida por Meeks, Monk anotó otra canasta de 3 puntos. A 7 segundos del final, el escolta de Kentucky empataba a 73 con un lanzamiento triple punteado por dos rivales. Maye, para redondear su fin de semana glorioso, le dio a North Carolina un billete para la Final Four de Phoenix.

 

Artículo publicado en www, encancha, 4 abril 2017

 

Anuncios

Kentucky recupera la unanimidad como número 1 de la NCAA

9 Feb

Kentucky encabezó una semana más (como ha hecho desde el principio de la temporada) el ranking de Associated Press. La derrota de Virginia, además de dejarle como el último equipo invicto de la Division I, le ha devuelto el honor de ser líder unánime de la lista (algo que no conseguían desde el 4 de enero).

Gonzaga aprovechó el traspié de Virginia para subir hasta el segundo lugar del podio, desplazando a los Cavaliers a la tercera posición. Duke y Wisconsin completaron el Top 5, precediendo a Arizona, Villanova, Kansas, Louisville y Notre Dame. Ohio State (20) y Southern Methodist (23) volvieron al ranking a costa de las defenestradas Miami e Indiana. Texas, tras su mala semana anterior, recibió un aviso de expulsión cayendo desde el número 19 del ranking hasta el 25 y último. Georgetown, penúltima, también fue amonestada. Florida A&M (MEAC) es el único equipo que sigue sin saber lo que es ganar un partido este curso, tras el primer triunfo de la temporada de Central Arkansas.

American

Southern Methodist no se libró de la mala estrella que persigue a los recién llegados al ranking. Los antepenúltimos del Top25 y segundos de su conferencia perdieron ante los terceros de la American, Cincinnati  (54-62), un equipo que los ha derrotado en sus dos enfrentamientos en esta fase de la temporada. Los locales no supieron aprovechar el mal inicio de los Bearcats, con 10 pelotas perdidas en los 10 primeros minutos. Sus rivales si sacaron partido del mal final de SMU. En los 7 minutos finales, mientras los ranqueados se quedaban en un 4 de 14 en los tiros de campo, Cincinnati anotaba 5 de sus 7 tiros a canasta y 5 de sus 7 tiros libres.

El sábado se recuperaron derrotando al hasta entonces líder invicto de esta conferencia, Tulsa (57-68). La defensa de los Mustangs dejo a su rival sin anotar durante 7 minutos y 21 segundos de la segunda mitad. En este lapso de tiempo, el marcador pasó de un empate a 43 a un 43-58 tras 8 puntos del pívot Cannen Cunningham (16 puntos, 3 tapones) y 5 y una asistencia del base de 1’75 Nic Moore (23 puntos, 3 rebotes, 7 asistencias). James Woodard anotó 12 puntos para los Golden Hurricanes durante la primera parte. No volvió a sumar hasta que consiguió su quinto triple del encuentro a 2 segundos del final.

Atlantic Coast

Tras perder su imbatibilidad frente a Duke en la semana previa, la 3 del ranking Virginia dio un paso al frente venciendo a la 12 North Carolina (64-75). Los Cavaliers tenían muy claras las claves para ganar. La primera, anular a Marcus Paige. La estrella de UNC anotó 15 puntos, pero diez de ellos sólo sirvieron para maquillar el resultado en los dos últimos minutos y medio. La segunda, marcar el ritmo y evitar puntos en transición. Y la tercera, cerrar su aro a los pívots rivales con marcajes dobles en cuanto recibían.

Los Tar Heels resistieron durante los primeros 20 minutos aprovechando la descoordinación virginiana en los 2 contra 1 en defensa. En la segunda los de Tonny Bennett corrigieron sus errores. Los locales anotaron el 52% de sus lanzamientos en la primera parte (14 de 27) y el 38% en la segunda (11 de 29).  Sólo hizo falta que el base London Perrantes (15 puntos, 6 asistencias), habitualmente oscurecido por Malcolm Brodgon (17 puntos, 3 rebotes, 3 asistencias), empezase a anotar para que su rival cayera como fruta madura.

Louisville, novena del ranking, fue la siguiente víctima de Virginia (52-47). La clave fue nuevamente la defensa. A 10:32 del descanso, Montrezl Harrell empataba a 13. Los Cardinals no volvieron a sumar ningún punto hasta que se había disputado un minuto y medio de la segunda parte. El marcador era 15-24, porque los de Pitino también saben defender y eso evitó que Virginia consiguiera una diferencia definitiva.

Justin Anderson se lesionó un dedo de la mano izquierda en la segunda mitad. Fue operado el domingo y estará entre 4 y 6 semanas de baja. Louisville aprovechó la ausencia del líder anotador de su rival para buscar el triunfo, aunque la tercera de la lista de AP supo resistir. Chris Jones forzó un 2+1 a 18 segundos del final, pero falló el tiro libre. Malcolm Brogdon (15 puntos) se mostró más acertado en la siguiente jugada, y dejó el resultado decidido con dos lanzamientos desde la línea de personal.

Tal como había pasado en su victoria previa frente a Miami (55-63), sólo 4 jugadores de los Cardinals aportaron puntos: Terry Rozier (16 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias), Montrezl Harrell (12 puntos, 6 rebotes), Chris Jones (11 puntos, 5 rebotes) y Wayne Blackshear (8 puntos, 7 rebotes). No es extraño, los cuatro acapararon los minutos de juego (293 de 400 posibles durante la semana) y los tiros a canasta (87 de los 94 totales).

Duke, cuarta del ranking, superó a una Georgia Tech que nunca se dio por vencida (72-66). Quinn Cook, el único sénior de los Blue Devils, hizo realidad el dicho de que “la veteranía es un grado”. El base anotó sus 17 puntos en una segunda mitad en la que si bien su equipo fue siempre por delante, nunca pudo despegarse de su rival. Los Yellow Jackets entraron en el último minuto perdiendo de 4, pero dejaron escapar muchas de sus opciones de dar la sorpresa cuando primero Matt Jones y luego Justise Winslow (15 puntos, 10 rebotes, 3 asistencias) les robaron la pelota. Winslow selló el marcador con un tapón a falta de 4 segundos.

En su segundo partido de la semana el equipo de Mike Krzyzewski pudo vengarse de la derrota que encajó frente a Notre Dame el pasado 28 de enero. La décima del Top 25 abrió el partido con dos triples a cargo de Steve Vasturia (15 puntos) y Pat Connaughton. La respuesta de Duke fue contundente. Primero anotando 14 puntos seguidos, 6 de ellos de Justise Winslow (19 puntos, 11 rebotes, 4 asistencias). Con la participación destacada de Matt Jones (17 puntos) el parcial global acabó siendo de 43 a 7.

Duke anotó el 81% de sus lanzamientos en la primera parte. Tras llegar al descanso perdiendo 50 a 24, los Fightin Irish vieron como Winslow y Jahlil Okafor daban réplica a sus intentos de acercarse en el marcador. El pívot sólo pudo jugar 8 minutos en el primer período antes de cometer su segunda falta, pero aprovechó sus minutos en el segundo para acabar con 20 puntos y 10 rebotes. En sus 23 partidos jugados en la NCAA aún no ha bajado de la decena en anotación. La defensa de los Blue Devils estuvo muy pendiente del que fue su verdugo en la primera vuelta de la liga regular, un Jerian Grant al que dejaron en 7 puntos.

Notre Dame venía de superar a Boston College (71-63). Los Fightin Irish ganaban de 25 tras 15 minutos de juego, pero un triple desde el centro de la pista de Dimitri Batten justo antes del descanso le devolvió a los Eagles su espíritu combativo. Oivier Hanlan (28 puntos con 6 de 9 en tiros de 3, 4 rebotes, 4 asistencias) puso a los visitantes a tan sólo 6 puntos a 1:47 del final después de encestar 14 puntos (con 4 triples) seguidos en un parcial de 9 a 21. Hanlan volvió a brillar con 30 puntos frente a North Carolina, aunque tampoco pudo evitar la derrota de los suyos (68-79).

Atlantic 10

La 18 del ranking Virginia Commonwealth dejó atrás en el marcador a George Mason en la segunda mitad (60-72). En la primera había perdido por lesión a otro de sus jugadores claves, su máximo anotador Treveon Graham (se volvió a lesionar el tobillo izquierdo del que andaba renqueante desde hace 3 semanas). Además de a su mejor defensor (Briante Weber), el entrenador Shaka Smart ha perdido ahora a su mejor atacante.

Sin estos dos jugadores, autores de cerca de la tercera parte de los puntos del equipo esta temporada, VCU cayó ante Saint Bonaventure (73-71) con una canasta en el último segundo de Marcus Posley (15 puntos, 6 rebotes). Era la segunda acción de este tipo de Posley durante la semana. El jugador también le había dado el triunfo a los Bonnies en la pista de Davidson (61-62). Los locales abrieron el partido con un parcial de 9 a 1 y fueron siempre por delante en el marcador hasta que Jordan Burgess empató a 71 para los Rams a 18 segundos del final. Posley evitó la prórroga.

Trey Davis (26 puntos) demostró su sangre fría en el triunfo de Massachusetts en la pista de Fordham (72-78). Los Minutemen entraron en el último minuto ganando de 5. Davis se dedicó a acaparar el balón para recibir las faltas de sus rivales. La táctica funcionó a la perfección ya que convirtió los 10 que lanzó.

Big East

Villanova,  séptima de la lista de AP, dio buena cuenta de una débil Marquette (70-52) antes de obtener su revancha del partido de la primera vuelta contra la 24 Georgetown (69-53). Ryan Arcidiacono (9 puntos, 1 de 6 en triples) rompió su buena racha desde la línea de 3 puntos ante los Hoyas (12 de 21 en sus 4 partidos anteriores en los que no había bajado de los 10 puntos).

Darrun Hillard (15 puntos, 6 rebotes, 4 asistencias) y Josh Hart (13 puntos) impidieron que esto fuera un problema para unos Wildcats que consiguieron 17 puntos de ventaja a 5:42 del descanso. La poca presencia en el encuentro del base D’Vauntes Smith-Rivera (2 puntos, 3 rebotes, 3 asistencias, 3 recuperaciones) y del pivot Joshua Smith (7 puntos, 2 rebotes) frustró cualquier intento de remontada visitante.

La penúltima del ranking venía de caer ante una Providence que se negaba a alejarse de las primeras posiciones de la clasificación. Ante Georgetown (71-74) acabó remontando un encuentro que se les había complicado mucho. Tras unos primeros 23 minutos igualados, los Hoyas le endosaron a su rival un parcial de 16 a 2 cerrado con un triple de D’Vauntes Smith-Rivera (21 puntos). Pero Ladontae Henton (16 puntos, 6 rebotes) y Carson Desrosiers (14 puntos) entraron en ignición al tiempo que Georgetown desaparecía perdiendo seis balones y fallando 6 de sus 7 tiros a canasta en los últimos 11 minutos. Providence malogró este éxito cayendo ante Xavier (78-69) y ahora es tercera de la Big East.

Butler, 22 del ranking y segunda de la clasificación de esta conferencia, dejó sentenciada a DePaul (83-73) en el descanso gracias al acierto de Kellen Dunham (24 puntos) y Roosevelt Jones (20 puntos). Previamente, había arrollado a una Saint John’s a la que el cambio de año no le ha sentado bien (85-62). De los 12 partidos disputados el 2015, ha perdido 7. El equipo no está bien, y sus jugadores están nerviosos.

El pívot Chris Obekpa fue expulsado en la primera parte por dar un codazo a un rival. En la segunda mitad, Sir’Dominic Pointer (19 puntos, 6 rebotes) cometió falta sobre un lanzamiento triple de Kellen Dunham (21 puntos, 7 rebotes). Sus protestas le valieron una técnica y el tirador de Butler aprovechó los 5 tiros libres para poner el 50 a 30 en el marcador. Pero eso no sería lo peor de Pointer en el partido. Su “flopping” descarado pasará a la historia.

Big 10

Indiana se presentó sin James Blackmon Jr (lesionado en el tobillo) en su visita a la quinta del ranking Wisconsin. Un serio contratiempo. Si tampoco tienes una plantilla capaz de detener a un juego interior de gran calidad compuesto por Frank Kaminsky (23 puntos, 6 rebotes, 3 asistencias), Nigel Hayes (16 puntos, 3 asistencias, 5 de 5 en los tiros de campo)  y Sam Dekker (14 puntos, 6 rebotes), la derrota es inevitable.

Si además los exteriores de los Badgers también anotan la paliza puede ser considerable. Entre Josh Gasser y Bronson Koenig sumaron 26 puntos. A falta de 10 minutos los Hoosiers perdían de 30, aunque maquillaron el marcador final (92-78) anotando 5 de sus 6 últimos tiros de 3 puntos. La misma arma que les permitió capear el temporal en la primera parte (en la que acertaron en 8 de sus 11 intentos). Wisconsin también solventó con un triunfo su partido en casa frente a la colista Northwestern (65-50).

Maryland, 17 para los votantes de AP, sufrió para ganar a la Penn State (64-58) del sexto mejor anotador de la Division I,  D.J. Newbill (18 puntos, 7 rebotes, 5 asistencias). Los Terrapins necesitaron que Jonathan Graham, que jugó sus dos primeros cursos para su rival, hiciera su mejor partido de la temporada con 16 puntos (12 en la segunda mitad). Los locales tenían 5 puntos de ventaja a 2 minutos del final, pero dos triples seguidos de Brandon Taylor pusieron a los Nittany Lions a 1 justo antes de entrar en el último minuto. Newbill falló sus tres tiros mientras Dez Wells (23 puntos, 7 rebotes) y Melo Trimble sentenciaban desde la línea de personal.

En su siguiente cita los Terrapins se descalabraron en la pista de Iowa (71-55). Adam Woodbury (16 puntos, 5 rebotes) y Gabriel Olaseni  hicieron estragos en los primeros minutos en la pintura visitante mientras Peter Jok (15 puntos, 3 asistencias) anotaba 2 triples. Tras 12 minutos y medio de juego el marcador era de 24 a 5. Un arranque de orgullo de Melo Trimble (20 puntos, 3 asistencias) permitió a Maryland llegar al descanso con 17 puntos anotados (13 del freshman). El problema es que el equipo había encajado 40. En la segunda mitad Maryland tuvo una buena racha de triples, pero sólo le sirvió para rebajar su desventaja hasta los 14 puntos.

Purdue siguió escalando posiciones en la clasificación de la conferencia gracias a una racha de 4 victorias, 3 de ellas sobre equipos ranqueados. Su última víctima fue la número 20 Ohio State (60-58) que ha suspendido de forma indefinida al mejor triplista de la Big Ten, el escolta Marc Loving (53,2% de acierto desde la distancia, 11,7 puntos de media). Los Buckeyes no anotaron ningún triple en la primera parte, y acabaron el encuentro con 4 anotados de 15 intentados.

El novato D’Angelo Russell (20 puntos, 7 rebotes, 5 asistencias) se encontró muy solo frente a la buena defensa de los Boilermakers  liderada de nuevo por A.J. Hammons (7 puntos, 7 rebotes, 7 tapones). El desacierto local en los tiros libres en el último minuto (3 de 6) dio más emoción al desenlace del encuentro. La buena racha del equipo se truncó en su visita a Minnesota (62-58) por la buena defensa del equipo de Richard Pitino. Purdue cató su propia medicina.

Previamente a su triunfo sobre Maryland, Iowa había cerrado una racha de 3 derrotas consecutivas a costa de la alicaída Michigan (54-72). Los Hawkeyes consiguieron que el equipo de casa no anotase ningún punto durante los siete últimos minutos de la primera mitad. El parcial de 0 a 12 sumado en este tiempo les permitió llegar al descanso con 10 puntos de ventaja. Los Wolverines no pudieron recuperarse de este golpe. Michigan sumó una nueva derrota en su visita a Indiana (70-67), aunque esta vez plantó cara a su rival.

Michigan State ve un poco más lejos el baile de fin de curso de marzo tras una nueva derrota. Ante Illinois (54-59) los de Tom Izzo desaprovecharon una clara opción por su mal porcentaje en los tiros libres (38,9%, 7 de 18). En el último minuto los Spartans perdían de 3 cuando Travis Trice fue objeto de falta. Mientras lanzaba el 1+1, Jaylon Tate fue sancionado con una técnica, lo que concedía a los locales dos tiros libres más y la posesión de la pelota. Toda esta secuencia se tradujo tan sólo en 2 puntos (de tiros libres). En los segundos restantes, Malcolm Hill (19 puntos, 6 rebotes) si anotó los 4 que lanzó para los Fightin Illini.

Big 12

La octava de la lista Kansas frenó el ascenso de la 11 Iowa State (89-76). En la primera mitad los Cyclones habían llegado a tener 7 puntos de ventaja, pero Perry Ellis (17 puntos, 6 rebotes, 4 asistencias), Brannen  Greene (11 puntos, 4 rebotes) y Kelly Oubre(16 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias) permitieron a Kansas dominar al final de los primeros 20 minutos (35-28). En la segunda parte Wayne Selden disputó sus mejores minutos del curso para los Jayhaws.

Tras haber fallado sus tres lanzamientos (1 de ellos triple) antes del descanso, Selden anotó 5 de sus 6 tiros de tres en el segundo período para conseguir 19 de sus 20 puntos. Con el acierto del escolta y la buena defensa colectiva, el margen de su equipo subió hasta los 15 puntos. George Niang (24 puntos, 6 rebotes, 5 asistencias) intentó acercar a los visitantes sólo para ver como Oubre y Frank Mason (12 puntos, 5 rebotes, 8 asistencias) mataban de forma definitiva el partido elevando la ventaja hasta los 19 puntos.

Wayne Selden también estuvo inspirado en su siguiente encuentro (15 puntos, 4 de 5 en triples), pero eso no evitó que Kansas cayera ante Oklahoma State (67-62), el equipo para el que había jugado su entrenador Bill Self en sus tiempos de estudiante. El alero de los Cowboys Le’Bryan Nash (18 puntos, 5 rebotes) cometió su segunda falta a 11 minutos del descanso. Con él en el banquillo, Kansas se escapó de 14 puntos.

Los de casa abrieron la segunda parte con un parcial de 14 a 1 que minimizó los 11 puntos que habían cedido al final de la primera mitad. En un final emocionante, Nash dio aire a sus contrarios fallando un 1+1 con 53 segundos por jugarse. Phil Forte siguió su ejemplo 43 segundos más tarde. Por suerte para ellos, los Jayhawks que no habían visto aro durante los segundos 20 minutos (27% de acierto) tampoco lo hicieron en los últimos segundos.

Mientras Kansas caía, Iowa State se recompuso con una contundente victoria frente a la penúltima Texas Tech (75-38). En la primera vuelta los Red Raiders les habían superado gracias a su acierto en el triple. Los Cyclones, con la lección bien aprendida, controlaron a la perfección a los francotiradores rivales que sólo anotaron 4 de sus 20 lanzamientos lejanos. Toddrick Gotcher (11 puntos) anotó 3 triples seguidos al final de la primera parte para acercar a los visitantes a 16 puntos del equipo del exNBA Fred Hoiberg, pero fue un espejismo de reacción.

Oklahoma, 21 del Top 25, consiguió un upset frente a la 15 West Virginia (71-52). Los locales superaron la presión a toda pista con la que los Mountaineers acostumbran a desarbolar a sus contrincantes. En el primer partido del curso entre ambos conjuntos, el 13 de enero, los Sooners perdieron 23 balones. En este segundo rebajaron la cifra a 13. Una vez superadas las líneas enemigas, a los locales les costó bien poco encontrar posiciones cómodas para anotar. Liderado por Buddy Hield (21 puntos, 5 rebotes, 5 de 7 en triples), el equipo acabó con un porcentaje de acierto en el tiro del 61,4%). De haber estado algo más finos en los tiros libres (11 de 22), su triunfo podría haber sido histórico. Oklahoma también salió victoriosa de su siguiente compromiso contra Texas Christian (56-68).

West Virginia cerró una semana desastrosa con una derrota ante Baylor (69-87), 19 del ranking. Los Bears venían de darse un festín ante el último de la conferencia Texas Christian (77-57) con 14 puntos, 17 rebotes y 3 tapones de Rico Gathers. El ala pívot volvió a hacer estragos en la pintura, anotando 17 puntos y capturando 16 rebotes. Una vez más la presión a toda pista del equipo que entrena Bob Huggins se volvió en su contra ante un rival que la tenía perfectamente estudiada. Baylor la superó con pases largos para sus triplistas, claves en el parcial de 21 a 0 que puso el 3 a 23 en el marcador y que noqueó a los Mountaineers. Tanto como la contundencia de Gathers.

La colista del Top 25 Texas encadenó su cuarta derrota consecutiva cayendo en la prórroga frente a Oklahoma State (63-65). Los Longhorns llegaron al descanso 9 abajo después de regalar 14 balones durante la primera parte. El equipo de Rick Barnes tenía la baja de Javan Felix, y al inicio de la segunda mitad perdió a Jonathan Holmes por un golpe en la cabeza. Y aún así fue capaz de empatar a 56 al final de los 40 minutos con 6 puntos seguidos de Isaiah Taylor (18 puntos) en los últimos 75 segundos. Phil Forte (14 puntos), a quien los seguidores locales no habían dejado de dedicar canticos de “airball, airball” durante todo el encuentro (3 de 13 en los tiros de campo), les sentenció con 2 tiros libres a 2 segundos de acabar la prórroga. Le’Bryan Nash demostró sus cualidades atléticas con un gran mate.

Kansas State cayó claramente en casa del penúltimo de la Big 12 Texas Tech (64-47). Dos causas explican este resultado. La primera, el buen partido de los locales Toddrick Gotcher (15 puntos) y Devaungntah Williams (22 puntos). La segunda, la suspensión por violar las reglas internas de los Wildcats del novato Malek Harris y de su máximo anotador Marcus Foster (14 puntos de media). Bruce Weber, entrenador visitante, dijo que “desde el principio de la temporada arrastramos demasiada inmadurez, falta de disciplina y de consistencia, dentro y fuera de la pista”.

Si había un rival propicio para que Texas rompiera su mala racha, éste era Kansas State. Y aún así, a punto estuvo de no conseguirlo (57-61). Los tejanos, sin los lesionados Felix y Holmes, ganaban 12 a 24 a 4:16 del descanso aprovechando que los Wildcats habían fallado 18 de sus 21 lanzamientos a canasta. Pero con su referente interior Thomas Gipson (5 puntos, 5 rebotes) anulado, Kansas State recurrió a cuatro triples de Tre Harris (12 puntos) para recuperarse en el marcador.

Los Longhorns volvieron a marcharse, esta vez de 7 puntos, pero dos triples de Nigel Johnson(10 puntos) y otro de Nino Williams (13 puntos, 8 rebotes) dejaban a los locales a 2 puntos con 34 segundos por jugarse. Isaiah Taylor (23 puntos, 4 asistencias) falló dos tiros libres para los visitantes, mientras Gipson le devolvía el favor errando la canasta que podía forzar la prórroga y evitar la quinta derrota en 6 partidos.

Missouri Valley

Northern Iowa, 14 del ranking, se deshizo de Indiana State (51-61) gracias a su asfixiante defense y otro buen partido de su pivot Seth Tuttle (15 puntos, 8 rebotes, 5 asistencias). Frente a Drake (69-53) Tutttle volvió a brillar (16 puntos, 3 rebotes, 4 asistencias). Los Panthers ganaban de 16 al descanso tras haber anotado 8 de sus 13 lanzamientos triples, 4 de ellos a cargo de Matt  Bohannon (14 puntos). Su compañero Paul Jesperson (12 puntos) también convirtió 4 triples, aunque repartidos entre las dos mitades.

Wichita State, 16 del ranking, dio por cerrado su partido ante Bradley antes de tiempo (59-62). A 12:42 del final ganaban de 14. En el tiempo restante no consiguieron ninguna canasta de campo. Fueron sobreviviendo gracias a los tiros libres hasta que un parcial de 8 a 1 puso a los locales un punto abajo con 5 segundos por jugarse. Dos tiros libres de Fred VanVleet y una pelota recuperada por Evan Wessel aseguraron el triunfo de los Shockers. VanVleet consiguió un triple doble (10 puntos, 10 rebotes, 11 asistencias, 4 robos) en el triunfo posterior contra Missouri State (78-35).

Pacific 12

La sexta de la semana Arizona cayó en el derbi frente a Arizona State (81-78). Los Sun Devils jugaron un partido completísimo. En la primera mitad recuperaron una diferencia de 7 puntos para irse al descanso con esa misma ventaja. Su buen movimiento de balón les concedió lanzamientos libres de defensa, con una buena dirección de Tra Holder (15 puntos, 8 asistencias). Savon Goodman (15 puntos, 9 rebotes) abrió la segunda mitad con 4 canastas en la pintura.

Los Wildcats, liderados por T.J. McConnell (25 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias), Stanley Johnson (16 puntos), Brandon Ashley (13 puntos, 6 rebotes) y Rondae Hollis-Jefferson (14 puntos, 8 rebotes), se acercaron a tan sólo 2 puntos a falta de 6 minutos. Un triple de Bo Barnes (18 puntos, 3 rebotes) entrando en el último minuto y 4 tiros libres anotados por este mismo jugador en los 20 segundos finales evitaron la remontada visitante. Por suerte para él, el público solo se preocupaba en distraer a los Wildcats.

Utah, 13 del ranking, aprovechó el tropezón de los de Sean Miller para igualarles en la clasificación. Los Utes superaron a una Colorado (51-79) que acusó la baja de su mejor jugador, Askia Booker. Brandon Taylor (18 puntos, 6 asistencias) sacó el máximo partido del poco acierto de los Buffaloes a la hora de defender su línea de 3 puntos, anotando 6 de sus 9 lanzamientos desde esa distancia.

El partido entre Stanford y UCLA (67-69) fue una emocionante montaña rusa con hermosas subidas y terroríficos descensos para el equipo de Steve Alford. A 3:31 del final de la primera parte los visitantes ganaban de 16 (15-31). Al descanso los Cardinals habían reducido su desventaja a 6 puntos con un parcial de 10 a 0. Con Norman Powell (20 puntos, 8 rebotes, 3 asistencias) anotando 10 puntos seguidos la ventaja de los Bruins subió hasta los 22 a 11:24 para acabar el encuentro. Los jugadores que dirige Johnny Dawkins volvieron a remontar impulsados por Anthony Johnson (19 puntos, 9 rebotes) y Roscoe Allen (13 puntos, 5 rebotes), y tuvieron su oportunidad de ganar en un triple de Chasson Randle con el tiempo agotándose.

UCLA vio quebrarse su racha de 3 triunfos con una derrota en su visita a California (64-62). Los locales se están especializando en victorias ajustadas, venciendo por tercera vez consecutiva con una canasta en los últimos segundos. Ante el equipo de Los Angeles su autor fue Dwight Tarwater. Tras ir por detrás en el marcador durante la primera mitad, el equipo de Steve Alford abrió la segunda parte con un parcial de 2 a 12 que le dio la iniciativa. Kevon Looney (10 puntos, 11 rebotes) estuvo muy activo en esta fase del encuentro. California se recuperó, aunque a 3:30 del final perdía de 5 tras una canasta de Tony Parker (20 puntos, 7 rebotes). Dos triples de Jabari Bird (16 puntos, 6 rebotes, 3 asistencias) acercaron a los de casa lo suficiente para que Tarwater pudiera ser el héroe de la noche.

Southeastern Conference

Trey Liles se ha perdido tres partidos de la líder del ranking Kentucky a causa de una enfermedad no especificada por la universidad. Con esta baja Calipari se ha quedado sin aleros (Poythress es baja para todo el curso) y ha tenido que recomponer su sistema de dos unidades de juego. En el triunfo frente a Georgia, Willy Cauley-Stein, Karl Towns (15 puntos, 13 rebotes, 3 asistencias) y Andrew Harrison (23 puntos, 7 asistencias) superaron los 31 minutos en pista, lo que vino a ser una auténtica novedad. Estos dos últimos jugadores protagonizaron acciones claves en los últimos minutos para doblegar a unos correosos Bulldogs.

La vigente campeona del torneo de marzo Florida se hunde un poco más cada semana. Vanderbilt, que venía de perder sus 7 encuentros anteriores, les derrotó 67 a 61. Los Commodores se aprovecharon del mal inicio de partido de los visitantes, fallando sus 9 primeros lanzamientos, para conseguir un parcial de 15 a 0. Los de Billy Donovan se acercaron en el marcador en diversas ocasiones, pero sin llegar nunca a culminar su remontada. Michael Frazier fue el máximo anotador de los Gators, con 21 puntos (además de 5 rebotes y 6 recuperaciones), pero su buena actuación se vio empañada por una escandalosa simulación de falta.

En la situación en que se encuentra, resultaba utópico pensar que Florida podía derrotar a Kentucky. No obstante, dio mucha guerra al último equipo invicto de la Division I (61-68). En la primera mitad los Gators llegaron a ganar de 9. Los de Donovan dominaban al descanso 30 a 28 con 10 puntos de un Michael Frazier que se lesionó mediada la segunda parte. A 12 minutos del final un mate de Willie Cauley-Stein cambió la dinámica.

Kentucky mandaba por fin, aunque sin conseguir despegarse de su rival hasta el final, cuando Florida estuvo 2 minutos sin anotar. Kasey Hill (12 puntos, 6 asistencias) rompió esta sequía con 15 segundos en el cronómetro. Todos los puntos de los de Calipari excepto 1 se repartieron entre 4 de sus jugadores, los titulares Cauley-Stein (13 y 5 rebotes), Karl Towns (19 y 8 rebotes), Aaron Harrison (23) y el reserva Devin Booker (12).

Southland

Nicholls State derrotó a New Orleans (67-55) en el duelo entre 2 de los 4 últimos equipos de esta conferencia. Los vencidos Privateers perdieron más balones (23) que canastas convirtieron (16). Los vencedores Colonels lo hicieron algo mejor, aunque sin llegar al nivel de aprobado (19 pérdidas por 25 canastas). Se pitaron 56 faltas, lo que favoreció a los infractores ante el escaso acierto desde la línea de tiros libres de ambos equipos (13 de 31 los de casa, 22 de 33 los visitantes). Este mate de JaMarkus Horace (fueron sus únicos puntos para Nicholls) fue lo más positivo del encuentro.

Central Arkansas se quedó a tan sólo 3 puntos de sumar su primer triunfo del curso, en uno de los encuentros de más alta anotación de la semana. Northwestern derrotó a los Bears 108 a 110, en un partido SIN prórrogas. Una buena racha en los triples de los locales al inicio de la segunda parte (convirtieron 6 de sus 7 primeros intentos) les dio 12 puntos de ventaja a 12 minutos del final. Jalan West (28 puntos, 7 rebotes, 7 asistencias) y Zeek Woodley (26 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias, 6 recuperaciones) se conjuraron para remontar y acabar con la ilusión de sus rivales.

Finalmente Central Arkansas consiguió estrenar su casillero de victorias tras 19 derrotas. Y lo hizo ante New Orleans (70-67), aunque a punto estuvieron de no conseguirlo. Los Bears ganaban de 15 (64-49) a 5:35 del final, momento en el que se olvidaron de defender. Los visitantes les endosaron un parcial de 3 a 18 que empató el encuentro a falta de 1:57 para la conclusión del partido. Mientras los Privateers fallaban sus dos lanzamientos de campo a partir de ese instante, los locales acertaron 3 de sus 4 tiros libres.

West Coast

Santa Clara hizo sufrir a la 2 Gonzaga durante la primera mitad de su duelo (63-77). A pesar de su increíble acierto en el tiro (acabaron el encuentro con un porcentaje de acierto del 69%), los Bulldogs perdían al descanso tras haber cedido 10 balones al rival en la primera mitad. En la segunda cortaron esta sangría y apretaron en defensa, lo que les permitió firmar el parcial de 3 a 16 que desequilibró el encuentro. Kyle Wiltjer (22 puntos, 6 rebotes) provocó los abucheos del público local con una mate en el último segundo que su enfadado entrenador, Mark Few, consideró innecesario e irrespetuoso.

San Francisco también vendió cara su derrota ante Gonzaga (70-81). Kyle Wiltjer (29 puntos, 11 rebotes) anotó 16 de los primeros 24 puntos de su equipo en la segunda parte. Los Bulldogs aprovecharon su acierto para construir una ventaja de 10 puntos pero los Dons no se rindieron. Mark Tollefsen (18 puntos) dejaba a los locales 5 abajo con un triple a 1:43 del final. Pero mientras la pelota volaba, su compañero Matt Glover se sacudía de encima a Kevin Pangos (17 puntos, 4 asistencias). La acción fue castigada con una técnica. El base canadiense anotó los dos tiros libres y Wiltjer culminó la posesión adicional con la canasta que apagó los ánimos locales.

Kyle Collinsworth batió el récord de triples dobles en una temporada para un jugador de la Division I. El polivalente alero de la Universidad de Brigham Young elevó a 5 su registro de este curso con sus 23 puntos, 12 rebotes y 10 asistencias en el triunfo de su equipo en la pista de Loyola Marymount por 68 a 87. La siguiente marca a batir es la de triples dobles a lo largo de una carrera universitaria, que ostentan con 6 Michael Anderson (1985-88) y Shaquille O’Neal (1990-92).

Esta es la segunda entrega del resumen de esta semana de la actualidad NCAA. La primera estaba dedicada al fallecimiento del mítico entrenador Dean Smith y a la autosanción de Syracuse, probablemente para evitar una mayor.

Versión integra del artículo publicado en http://www.encancha.com, febrero 2015

NBA.com | Hang Time Blog

The official news blog of NBA.com with commentary and analysis from NBA.com's staff of writers.

ProBasketballTalk

Basketball - NBC Sports

EL ECO SIN PASOS

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

La Canasta Americana 🏀

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

A %d blogueros les gusta esto: