Tag Archives: zak showalter

NCAA: North Carolina vence a Gonzaga en la final del March Madness

4 Abr

Cerca de 80.000 personas asistieron en directo en el Phoenix University Stadium, sede los Arizona Cardinals de la NFL, a la victoria de North Carolina ante Gonzaga (71-65) en el último partido del March Madness. Los campeones, con Joel Berry (22 puntos, 6 asistencias) como jugador más valioso de la final, sumaban así su sexto título en el torneo, tercero para su entrenador Roy Williams, desquitándose de la final perdida el curso pasado con un triple en el último segundo de Kris Jenkins. El alero de Villanova siguió el partido muy cerca del banquillo de los Tar Heels animando a uno de los miembros del equipo, su hermanastro Nate Britt. Gonzaga cierra la temporada con un balance de 37 victorias y 2 derrotas, ambas dolorosas. La primera, en el último partido de la liga regular de la West Coast Conference, y la segunda, con el gran premio en juego en la primera Final Four de su historia. North Carolina, por su parte, ha ganado 32 de sus 39 partidos.

En el partido entre dos de los cuatro cabezas de serie número 1 del March Madness se preveía un duelo entre dos auténticos tanques en la zona, Przemek Karnowski (9 puntos, 9 rebotes) por Gonzaga y Kennedy Meeks (7 puntos, 10 rebotes) por North Carolina. Ambos equipos trabajaron duro para anular a las torres rivales, y lo consiguieron. Karnowski falló sus 4 tiros de la primera mitad y Meeks sólo pudo aparecer a poco del descanso para cargar a su contrincante con su segunda falta personal.  Los Tar Heels tenían un segundo objetivo en defensa: no dejar pensar al cerebro de los Zags, NIgel Williams-Goss (15 puntos, 9 rebotes, 6 asistencias). Y también lo lograron con el marcaje de Justin Jackson (16 puntos).

Y sin embargo, fueron los de Mark Few los que se escaparon hasta de 7 puntos en los 20 minutos iniciales gracias en gran parte a tres triples de Josh Perkins (13 puntos). El escolta se redimía así tras haberse quedado en blanco en la semifinal. Los problemas de faltas de los pívots rivales (Zach Collins también acabó los primeros 20 minutos cargado con una segunda falta que sólo vieron los árbitros) permitieron a North Carolina acreditar su condición de mejor equipo esta temporada en el rebote para irse al descanso sólo 3 puntos abajo, 32-35.

La segunda parte no pudo empezar peor para Gonzaga. North Carolina recuperó el liderato en el marcador gracias a dos balones robados que le permitieron hacer lo que mejor sabe: correr. Zach Collins (9 puntos, 7 rebotes, 3 tapones) y el ala pívot Jonathan Williams cometieron demasiado rápido su tercera personal.  El base Joel Berry (que arrastraba lesiones en los dos tobillos desde el fin de semana previo) situaba el parcial de salida en un 7-0, obligando a Mark Few a pedir tiempo muerto. El entrenador mantuvo a Collins en pista, y el freshman respondió con 5 puntos consecutivos justo antes de cometer en ataque la cuarta falta a 16 minutos del final. Un precio muy alto el pagado por igualar el marcador.

Williams cometió su cuarta personal 6 minutos después. Segundos más tarde llegaba también la cuarta de Meeks, en un arbitraje excesivamente puntilloso con los contactos. Karnowski se sumó al club de las cuatro por un manotazo involuntario a Berry tras recibir una falta del base de North Carolina. El partido estaba espeso y los puntos escaseaban. Los de Roy Williams cargaban en la  pintura liderados por Isaiah Hicks (13 puntos, 9 rebotes) eliminando a Collins del partido, y Gonzaga respondía con dos triples de Jonathan Williams y Nigel Williams-Goss. El base de los Bulldogs asumió la responsabilidad en ataque con 8 puntos seguidos antes de torcerse el tobillo faltando 1 minuto y medio para el final. Hicks anotó el 68-65 restando 22 segundos de juego. Williams-Goss se equivocó en su entrada, recibiendo el tapón de Meeks. En el contraataque, Justin Jackson sentenció.

 

Unas semifinales igualadas

En la primera  de las semifinales del sábado 1 de abril Gonzaga acabó con las ilusiones de la número 7 South Carolina (77-73), que empezó el partido decidida a anular al polaco Przemek Karnowski (13 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias), con dobles y hasta triples marcajes cada vez que recibía, y cargando sobre él su ataque alimentando de balones a Chris Silva (13 puntos, 13 rebotes, 3 tapones). Un manotazo del propio Silva en la cara de su rival en el ecuador de la primera parte dejó al pívot de los Zags fuera de combate hasta la segunda.

Su substituto, Zach Collins (14 puntos, 13 rebotes, 6 tapones), aprovechó sus minutos a la perfección, resolviendo bien en ataque y convirtiéndose en un muro defensivo. Gonzaga dio su primer tirón en el marcador con 2 triples de Silas Melson. Dos triples aislados de un Sindarious Thornwell (15 puntos, 4 de 12 en los tiros de campo) perfectamente controlado por la defensa de los Bulldogs retrasó la escapada de los de Mark Few hasta que Nigel Williams-Goss (23 puntos, 5 rebotes, 6 asistencias), bien secundado por Jordan Mathews (12 puntos, 4 de 8 en triples), empezó a anotar desde cualquier posición.  En la segunda parte la diferencia llegó hasta los 14 puntos sin que la zona 2-3 primero y 1-2-2 luego de South Carolina diera resultado.

Pero en ese momento el entrenador Frank Martín dio con la clave, la individual con presión a toda pista con la que los Gamecoks firmaron un parcial de 0-16 en poco más de 3 minutos bajo la batuta de PJ Dozier (17 puntos, 9 rebotes). Karnowski, en el banquillo descansando, volvió a entrar en juego y entre él y Collins pusieron a su equipo 5 arriba. Un nuevo error arbitral, en este caso la cuarta falta inexistente de Collins, dio pie a un final igualado. La última posesión fue para South Carolina, 3 puntos abajo. Gonzaga dejó pasar el tiempo y no hizo falta, de 2 tiros y no de 3, hasta que la pelota llegó a Thornwell con opciones de lanzar un triple. El escolta anotó el primero y lanzó a fallar el segundo, pero Kilian Tillie, el hermano del Kim que juega en el Baskonia, se hizo con el rebote y, tras recibir falta, sentenció con dos tiros libres.

En la segunda de las semifinales North Carolina derrotó a la número 3 Oregon (77-76) gracias a dos rebotes ofensivos en los últimos segundos. La actuación de ambos equipos en la pintura fue determinante tras la mala noche de sus tiradores. Por Oregon Tyler Dorsey se fue hasta los 21 puntos, pero gracias a su 12 de 12 en tiros libres. En tiros de campo firmó un 3 de 12. Su socio Dillon Brooks (10 puntos, 6 rebotes) estuvo algo peor, 2 de 12. Por North Carolina Joel Berry (11 puntos), tras haberse perdido algunos entrenamientos por sus problemas en los tobillos, se quedó en un 2 de 14.

Sólo dos exteriores mantuvieron unos porcentajes aceptables. Dylan Ennis (18 puntos, 7 de 19 en el tiro)  ayudó a Oregon a escaparse de 8 en la primera parte. Justin Jackson (22 puntos) consiguió anotar 6 de sus 13 tiros, de ellos 4 de 9 en triples. Tres de sus canastas de 3 puntos sirvieron a los Tar Heels para abrir brecha en la segunda parte. El pívot Kennedy Meeks (25 puntos, 14 rebotes), el mejor hombre del partido, situó la máxima diferencia en los 10 puntos.

A 57 segundos del final Norht Carolina ganaba de 6. 51 segundos después solo ganaba de 1 gracias en parte a la actividad reboteadora de Jordan Bell (13 puntos, 16 rebotes, 4 tapones). En el tiempo restante Meeks falló dos tiros libres pero un rebote ofensivo de Theo Pinson (8 puntos, 8 rebotes, 5 asistencias) le devolvió la posesión a North Carolina. Berry dispuso de otros dos tiros libres para sentenciar, pero también los falló. Un  nuevo rebote ofensivo, ahora de Meeks, privó a Oregon de la posibilidad de un último lanzamiento salvador. Dos rebotes cruciales que Bell no cerró adecuadamente.

Ya hemos visto como se desarrolló el último fin de semana del March Madness, ahora es momento de repasar como cada uno de los finalistas ganó su billete a Phoenix en el fin de semana previo. A diferencia de lo que hicimos en el primer artículo sobre el torneo donde explicaba los partidos de la primera de las tres semanas que ha durado, en que agrupé los partidos por rondas, en ese caso los agruparé por sedes para que podáis ver con más claridad el camino seguido por cada uno de los equipos.

South Carolina, campeona del Este

South Carolina, cabeza de serie número 7, abrió un fin de semana histórico eliminando del torneo a la 3 Baylor (50-70). Y sólo necesitó 20 minutos para hacerlo. Fue una primera mitad de juego físico, intenso, con muchos contactos. Los Gamecocks tenían una prioridad clara en defensa, limitar al máximo la producción ofensiva en la pintura de la estrella rival Jonathan Motley (18 puntos, 9 rebotes), y se emplearon a fondo para conseguirlo. Baylor, por su parte, había fijado su atención en frenar al escolta Sindarious Thornwell (24 puntos, 6 rebotes), el alma de su equipo en ataque. Con las dos figuras frenadas, South Carolina fue la primera en encontrar vías alternativas para anotar en PJ Dozier (12 puntos, 6 rebotes), Duane Notice (11 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias) y Chris Silva (12 puntos, 7 rebotes). Tras 12 minutos de igualdad, el partido se rompió. Mientras Baylor se estrellaba una y otra vez contra el muro defensivo de los de Frank Martin errando hasta 12 lanzamientos seguidos, South Carolina sumaba puntos hasta completar un parcial de 0-18. Los Bears llegaron al descanso 15 puntos abajo, 22-37, y ya no levantaron cabeza.

En la otra semifinal de esta región, la número 4 Florida eliminó a la ocho Wisconsin (84-83) gracias a un triple en los últimos instantes de la prórroga de un Chris Chiozza que lanzó desequilibrado. El base buscaba penetrar o encontrar un compañero abierto, pero la defensa de los Badgers no le dejó más opción que un tiro lejano. Un desenlace digno de una segunda mitad frenética. Florida ganaba de 10. Nigel Hayes (22 puntos, 6 rebotes) lideró la remontada de los Badgers, pero su rival volvió a escaparse gracias a tres triples de Keyvaughn Allen (35 puntos) .A 5 minutos del final de la segunda parte, Wisconsin perdía de 12. Zak Showalter (14 puntos, 7 rebotes, 4 recuperaciones) anotó 9 puntos en el parcial 4 a 16 que condujo al tiempo extra, los últimos tres con el triple imposible que empataba a 72 con 3 segundos de juego en el cronómetro. En los 5 minutos de extensión cambiaron las tornas. Ahora eran los Badgers los que se avanzaban de 5 a 1:09 del final, y los Gators los que conseguían el triunfo con un parcial de 9-3.

En la final del Este, en un partido ultradefensivo, South Carolina se impuso a Florida (70-77). En la primera parte los Gamecocks volvieron a vivir de lo que producía Sindarious Thornwell (26 puntos, 7 rebotes), ya fuera directamente de sus puntos o de los espacios que generaba para sus compañeros. Florida, más coral, sacaba el máximo provecho de su acierto en el triple (7 de 12 en los primeros 20 minutos), con un especialmente inspirado Justin Leon (18 puntos, 6 rebotes). En los dos últimos minutos de esta primera mitad los Gators se escaparon en el marcador aprovechando una serie de ataques fallidos de su contrincante. Los de Frank Martin se rehicieron al inicio de la segunda parte.

Maik Kotsar (12 puntos) anotaba en la zona y en defensa ajustaron a la perfección sobre los lanzamientos triples que tanto daño les habían hecho (0 de 14 en los segundos 20 minutos). La recuperación de South Carolina, basada en su dominio en la pintura, se tambaleó con la cuarta falta de Silva (13 puntos, 9 rebotes) a poco menos de 10 minutos para el final. Pero Thornwell, inactivo tras el descanso, volvió a aparecer conduciendo dos contraataques. Uno lo culminó él, y en el otro dio la asistencia a Notice. Los Gamecocks ganaban de 4 a falta de 2 minutos, pero Florida sumó un 2+1 de Keyvaughn Allen. En el siguiente ataque, los árbitros se volvieron protagonistas al no ver unos clarísimos pasos de Notice antes de recibir una falta de tiro. En el último minuto los Gators recurrieron a las faltas para detener el juego, pero sin el resultado que deseaban.

 

Gonzaga, campeona del Oeste

Gonzaga, cabeza de serie número 1, sacó adelante la semifinal regional frente a la siempre correosa West Virginia (61-58) y su agobiante presión a toda pista. Los Bulldogs supieron sobrevivir a un tipo de partido, a pocos puntos, al que esta temporada no están acostumbrados. Un partido con 34 canastas por 51 faltas. Gonzaga abrió brecha en la segunda parte, con un 3+1 de Jordan Mathews (13 puntos) primero y con dos canastas de Przemek Karnowski (13 puntos) después. West Virginia tuvo un porcentaje de tiro pésimo, 26,7%, y aun así fue capaz de remontar la desventaja de 8 puntos para avanzarse en el marcador con un triple de Jevon Carter (21 puntos, 7 rebotes) a falta de 1:48 para el final. Mathews volvió a conectar un nuevo triple para anotar el 60 a 58, y Silas Melson aprovechó uno de sus dos tiros libres para poner el 61 a 58 en el electrónico. En los 38 segundos restantes, los Mountaineers capturaron 1 rebote ofensivo que permitió a Jevon Carter lanzar dos triples en 20 segundos que no entraron. West Virginia se hizo con un nuevo rebote ofensivo, pero esta vez la defensa de Gonzaga no les concedió más lanzamientos.

La cenicienta y onceava cabeza de serie, Xavier, se ganó el derecho a seguir en el baile una canción más superando a la número 2 Arizona (71-73). Los Wildcats tenían la ventaja de la altura con sus dos torres de 2,13, Lauri Markkanen y Dusan Ristic (17 puntos, 4 rebotes). De salida la aprovecharon (2-10), especialmente con Ristic. Pero ocurrieron tres cosas simultáneamente que cambiaron el partido: Ristic se fue al banquillo con 2 faltas, Xavier pasó de defensa individual a zona 2-3, y Trevon Bluiett (25 puntos), la estrella de los Musketeers, aprovechó que su marcador Kadeem Allen también se había cargado de personales para empezar a anotar. Arizona dominaba el rebote ofensivo, pero eso no era suficiente ante el acierto de Bluiett. Tras el descanso, Ristic volvió a castigar a Xavier en la pintura y Bluiett volvía a sufrir ante el retorno de Allen. Pero el equipo que entrena Chris Mack se aferró al coraje de JP Macura (14 puntos, 7 rebotes, 5 asistencias) para capear el temporal que les estaba descargando encima Allonzo Trier (19 puntos, 9 rebotes) con 15 puntos consecutivos. Arizona se puso 8 arriba (69-61) a menos de 4 minutos para el final. Bluiett y Malcolm Bernard (15 puntos, 6 rebotes) sumaron 5 puntos cada uno en un parcial de 2 a 12. Arizona tuvo su último cartucho en un lanzamiento triple de Trier, pero falló el tiro por muy poco.

A cenicienta le dieron las 12 de la noche en la final regional. Gonzaga fue la encargada de tocarle las campanadas a Xavier (83-59) para clasificarse para la primera Final Four del March Madness de su historia. Los Musketeers resistieron poco más de 13 minutos, hasta que recibieron dos triples seguidos obra de Jonathan Williams (19 puntos, 8 rebotes) y Nigel Williams-Goss (23 puntos, 8 rebotes, 4 asistencias). Xavier llegó al descanso 10 puntos abajo. En el inicio de la segunda parte los Bulldogs remataron a su rival con dos nuevos triples consecutivos de los mismos protagonistas. Gonzaga firmó una estadística final del 50% (12 de 24) desde la larga distancia. La mejor manera de romper una zona, según dicen los entendidos.

 

Oregon, campeona del Medio Oeste

El sueño de Michigan, cabeza de serie número 7, se acabó ante la cabeza de serie número 3 Oregon (69-68). Los Wolverines, tras haber encadenado 7 victorias consecutivas, tuvieron el peor de los despertares posibles. El alemán Moritz Wagner no tuvo su mejor noche (7 puntos, 3 de 10 en tiros de campo), pero este hecho quedó compensado por la poca puntería de Dillon Brooks para Oregon (12 puntos, 5 de 13 en los lanzamientos). Los séniors Derrick Walton (20 puntos, 5 rebotes, 8 asistencias) y Zak irvin (19 puntos, 8 rebotes) lideraron a Michigan en un partido igualado, mientras Tyler Dorsey (20 puntos, 5 de 7 en triples) y Jordan Bell (16 puntos, 13 rebotes) hacían lo propio con los Ducks. Los de John Beilein recuperaron una desventaja de 5 puntos para entrar en los dos minutos finales ganando de 3. En menos de un minuto, Bell y Dorsey habían dado la vuelta al marcador. En el tiempo restante, los tiros de DJ Wilson (12 puntos, 6 rebotes) y Watson para mantener vivas las ilusiones de Michigan no encontraron canasta.

Kansas, una de las cuatro cabezas de serie principales se mostró como una sólida candidata a ganar el March Madness con su triunfo frente a la número 4 Purdue (98-66), un equipo que basa su juego en un dúo interior integrado por Caleb Swanigan (18 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias) y Isaac Haas (11 puntos), con recursos para resolver en la pintura y visión de juego y buena mano para doblar cuando reciben un doble marcaje. Los Boilermakers se avanzaron en el marcador aprovechando esta segunda faceta de sus pívots, que facilitaron triples librados a sus compañeros. Kansas ajustó su defensa, limitando la producción de los exteriores rivales, para igualar el marcador. En la segunda parte, los Jayhawks acabaron de echar el cerrojo sobre Swanigan y Haas. El primero anotó dos triples huyendo de una pintura donde no encontraba espacios. Mala señal. Kansas rompió definitivamente el partido con un mate de 360º de Lagerald Vick (12 puntos) y un triple de Josh Jackson (15 puntos, 12 rebotes, 4 recuperaciones) tras botarse la pelota entre las piernas. Con Frank Mason (26 puntos, 7 rebotes, 7 asistencias) y Devonte’ Graham (26 puntos) de maestros de ceremonias, Kansas al fin pudo correr. El entrenador Bill Self dio entonces tiempo de juego a todo su banquillo, incluyendo a su hijo Tyler.

Ya en la final del Medio Oeste, toda la solidez de Kansas se esfumó frente a Oregon (60-74). Jordan Bell (11 puntos, 13 rebotes, 4 asistencias, 8 tapones) dejó claras sus intenciones en los primeros 30 segundos, con un tapón a Josh Jackson (10 puntos, 12 rebotes, 5 asistencias) y un rebote ofensivo. Tyler Dorsey tardó un poco más en mostrarse, pero a los cinco minutos conectó el primero de sus 6 triples (27 puntos, 5 rebotes). Oregon se puso por delante y no volvió a ceder la iniciativa. Para entonces Jackson se había cargado con 2 faltas. Esta fue una de las claves del desenlace. El alero, fuera del partido por sus tempranas personales, no empezó a anotar hasta la segunda mitad. Con Devonte’ Graham (3 puntos, 0 de 7 en tiros de campo) negado de cara al aro, Frank Mason (21 puntos, 4 rebotes, 4 asistencias) mantuvo a los Jayhawks en el partido, primero con ayuda de los secundarios y luego en solitario, encadenando 15 puntos para su equipo. Al descanso, tras dos triples seguidos de Dorsey, el resultado era 33 a 44. En la segunda mitad Kansas, con la resurrección de Jackson, consiguió sobrevivir muchos minutos. Un triple del ucraniano Sviatoslav Mykhailiuk ponía el 60 a 66 en el marcador a 2:53 del final. Bell capturó un rebote ofensivo que terminó en un triple de Dorsey, taponó a Mason en el siguiente ataque de Kansas y remató la faena con una canasta suya tras un nuevo rebote ofensivo.

 

North Carolina, campeona del Sur

Esta Final a 4 Regional era a priori la más interesante de las cuatro del penúltimo fin de semana del March Madness, con tres candidatas para luchar por el título final como la número 2 Kentucky, la número 3 UCLA y la cabeza de serie North Carolina. Las dos primeras se enfrentaron en una semifinal, en un duelo entre dos bases de primer año. Lonzo Ball (10 puntos, 8 asistencias), el director de juego de los californianos, ha estado en boca de todos esta temporada, pero en esta ocasión los focos iluminaron a De’Aaron Fox (39 puntos, 4 asistencias). El base de Kentucky anotó los 8 primeros puntos de su equipo y ya no paró. Tras una primera parte igualada, Fox y Malik Monk (21 puntos) sumaron 22 de los primeros 27 puntos de los Wildcats en la segunda. Los otros 5 fueron de Dominique Hawkins (11 puntos). Sólo la alta efectividad de los californianos (anotaron 9 de sus 12 primeros lanzamientos en el período) retrasaron el despegue definitivo de su rival. Un triple de Hawkins para cerrar esta racha, seguido por otro de Derek Willis (8 puntos, 8 rebotes, 4 asistencias), abrieron una brecha definitiva que Fox se encargó de mantener abierta pese a los intentos de los Bruins de cerrarla a golpe de triple.

En la otra semifinal del Sur North Carolina pasó el rodillo sobre la número 4 Butler (92-80) desde el primer minuto. Los Tar Heels empezaron el partido con una gran efectividad en el tiro, especialmente por parte de Justin Jackson (24 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias). Butler se mantuvo viva gracias a Andrew Chrabascz (21 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias) y las pelotas perdidas por su rival. El base Joel Berry (26 puntos), que renqueante de un tobillo se lastimó el otro, sumó 5 puntos seguidos para darle los de Roy Williams 10 puntos de margen. Saliendo del banquillo, el ala pívot Luke Maye (16 puntos, 12 rebotes) conectó dos triples y North Carolina se escapó de 16 (30-14). Los Bulldogs redujeron su déficit a 8 puntos, pero los favoritos volvieron a escaparse a partir de su dominio del rebote y aprovechando los fallos de su contrincante. A dos minutos del descanso, el 52 a 32 del marcador dejaba el enfrentamiento visto para sentencia.

En la final del Sur, North Carolina derrotó a Kentucky en un duelo de nervios, fallos y emoción hasta el final (75-73). Su potencial interior le dio el dominio de salida a los campeones del Sur. John Calipari se vio obligado a dar entrada al pivot australiano Isaac Humphries(12 puntos, 5 rebotes) para ayudar a Bam Adebayo (13 puntos, 7 rebotes) en la pintura. Berry (11 puntos, 4 rebotes) seguía sin recuperarse plenamente del tobillo, pero las dos faltas tempranas de De’Aaron Fox (13 puntos, 4 rebotes) lo compensaban. Justin Jackson (19 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias) anulaba a Malik Monk (12 puntos) en defensa, y además anotaba el 31-22 a 6:30 del descanso. Kentucky resistió con jugadas de puerta atrás para igualar el marcador al inicio de la segunda parte.

Los Tar Heels volvieron a echar mano de sus pivots. Con Kennedy Meeks (7 puntos, 17 rebotes, 4 tapones) dominando el rebote y Luke Maye (17 puntos, 3 rebotes) anotando un triple y un 2+1, el cabeza de serie volvió a abrir brecha. Humphries y Fox respondieron hasta llevar a los Wildcats a su máxima ventaja, 59-64. Y ahora fue North Carolina la que devolvió el golpe con un parcial de 12 a 0. Ya en el último minuto, con un resultado de 71 a 64, Fox sumó un triple. Tras una pelota perdida por Meeks, Monk anotó otra canasta de 3 puntos. A 7 segundos del final, el escolta de Kentucky empataba a 73 con un lanzamiento triple punteado por dos rivales. Maye, para redondear su fin de semana glorioso, le dio a North Carolina un billete para la Final Four de Phoenix.

 

Artículo publicado en www, encancha, 4 abril 2017

 

Anuncios
NBA.com | Hang Time Blog

The official news blog of NBA.com with commentary and analysis from NBA.com's staff of writers.

ProBasketballTalk

Basketball - NBC Sports

EL ECO SIN PASOS

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

La Canasta Americana 🏀

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

A %d blogueros les gusta esto: