Tag Archives: Nick Johnson

NCAA: Cuatro equipos en busca de la gloria

31 Mar

Ya tenemos a los 4 aspirantes a Loco Mayor de Marzo. Sólo un número 1 ha sobrevivido, Florida. Muy difícil lo tendrá para hacer valer su jerarquía ante la eficaz Wisconsin, la jovencísima Kentucky y la muy descarada Connecticut.

Zona Sur (sede: Memphis)

La número 1 Florida puso el punto final al brillante final de temporada de UCLA (79-68). Los californianos tuvieron una primera ventaja tras dos triples seguidos de David Wear. Pero allí estaba el francotirador de Florida, Michael Frazier (19 puntos, 6 rebotes, 5 de 8 en triples), para devolverle la calma a su equipo con tres triples casi consecutivos (Scottie Wilbekin aportó otro más) en sus tres primeros lanzamientos. Con un buen Will Yeguette (8 puntos, 7 rebotes) los de Billy Donovan dieron un primer estirón en el marcador, contrarrestado de forma parcial por Zach Lavine con sus 5 únicos puntos. Al descanso ganaba la número 1 de 6 (36-30).

En la segunda mitad dos triples más de Frazier contuvieron los primeros intentos californianos de reducir distancias. Una buena racha de acierto de Kyle Anderson (11 puntos, 9 rebotes, 5 asistencias) permitía a los Bruins ponerse sólo 1 punto por debajo. Florida no concedió a sus rivales ningún punto al contrataaque en los 10 minutos finales (había anotado 23 previamente). Scottie Wilbekin (13 puntos, 3 asistencias) hizo subir la diferencia de los Gators hasta los 11 con 6 puntos consecutivos a 5:30 del final. Jordan Adams (17 puntos) y Travis Wear (14 puntos) intentaron la remontada, pero no pudieron ante la labor conjunta de sus rivales.

 

La número 11 Dayton que entrena brillantemente Archie Miller no dio ninguna opción a la número 10 Stanford (72-82) en el duelo entre cenicientas. Los Flyers consiguieron imponer su ritmo de juego, mucho más rápido que el de su rival, desde el primer minuto. La defensa zonal de los Cardinals era incapaz de frenar la movilidad de los atacantes de Dayton (destacó la inteligencia de Devin Oliver en este aspecto), y sus hombres altos (Stefan Nastic, Dwight Powell) se cargaron muy rápido de faltas. El entrenador Johnny Dawkins tuvo que dar minutos a unos jugadores de banquillo que no acostumbran a tener demasiado protagonismo en sus planteamientos.

La mala noche en el tiro del base Chason Randle (21 puntos pero con una serie de 5 de 21 en los lanzamientos de campo) permitía a los defensores rivales centrarse sobre los interiores rivales, un Powell muy apagado en la primera mitad (13 de sus 17 puntos en los segundos 20 minutos) y un Stefan Nastic (15 puntos). Sobre los hombros del serbio cargó Stanford el peso de su intento de remontada en la segunda mitad hasta que fue eliminado a 5 minutos del final. Sólo uno de los 12 jugadores de Dayton se quedó sin anotar. Jordan Sibert lideró el equipo con 18 puntos, bien acompañado por el inesperado Kendall Pollard con 12 (en 14 minutos en pista).

 

Dayton despertó de su sueño en la final regional ante Florida (62-52). Los Gators consiguieron lo que no había logrado ninguno de los rivales anteriores de los Flyers: controlar el ritmo del partido, anulando las oportunidades de anotar en transición de sus rivales (8 puntos a la contra). Los de Billy Donovan también fueron superiores en la lucha por el rebote (37 a 26), lo que les concedió 13 puntos tras segundas oportunidades (Dayton sólo anotó 1 tras no coger ningún rebote en ataque en los últimos 20 minutos). Destacó en este aspecto Patric Young (12 puntos, 6 rebotes, 2 recuperaciones, 4 tapones).

Scottie Wilbekin asumió el liderazgo ofensivo de Florida ya en la primera mitad, antes de lo que viene siendo habitual (14 de sus 23 puntos en el primer período). Tras un parcial de 15 a 1 en los últimos 4:40 antes del descanso, Florida se puso 14 arriba (38-24). Dos triples de salida de Dayton redujeron su desventaja a 8 en la reanudación, pero fue lo más que consiguieron acercarse a sus contrarios. En los 8 minutos y medio finales, sólo anotaron dos jugadores: Wilbekin por los vencedores (7 puntos) y Dyshawn Pierre por los derrotados (11 de sus 18 puntos). El líder anotador de los Flyers, Jordan Sibert, se quedó en 0 puntos (la defensa de Florida sólo le concedió espacio para 3 lanzamientos en 30 minutos).

 

Zona Este (sede: New York)

La número 4 Michigan State confirmó su fama de equipo sólido y derrotó a la cabeza de serie regional, Virginia (59-61). Los Cavaliers, un equipo que ha basado su juego en la defensa, se encontraron con un muro enfrente que dejó su acierto en el lanzamiento de campo en el 35,7%. El buen inicio de partido de Adreian Payne (16 puntos, 5 rebotes) y Branden Dawson (24 puntos, 10 rebotes) dio a los Spartans su primera ventaja importante (21-11)  mediado el primer periodo. Virginia se rehizo para llegar al descanso sólo 4 abajo, 27 a 31. En la segunda mitad fue la cabeza de serie, liderada por Malcolm Brogdon (17 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias, 3 recuperaciones), la que sorprendió a Michigan State con un parcial de 9 a 1.

Dawson y Payne salieron al rescate de los suyos para estabilizar de nuevo la situación hasta llegar a unos 2 últimos minutos de locura. Un triple de Payne ponía a los Spartans 3 arriba. Un mate de Dawson ampliaba la ventaja de los suyos hasta los 5 puntos. Virginia se mantenía en el partido desde la línea de tres gracias a Joe Harris (17 puntos, 3 rebotes, 3 asistencias) y Malcolm Brogdon, mientras que Michigan State rentabilizaba las faltas recibidas, a pesar del 1+1 fallado por Keith Appling a falta de 17 segundos para el final. Gary Harris, para asegurar, lanzó a fallar su segundo tiro libre a un segundo del final, dejando sin margen a los Cavaliers para una jugada desesperada.

 

En la otra semifinal regional, DeAndre Daniels (27 puntos, 10 rebotes, 2 tapones) aprovechó la baja de Georges Niang en la número 3 Iowa State para llevar a la 7 Connecticut a la victoria (76-81). La baja de su pívot no fue el único handicap al que tuvieron que hacer frente los Cyclones. El mal partido de otra de sus estrellas, Melvin Ejim (7 puntos, 8 rebotes) y la noche errática en el lanzamiento de DeAndre Kane (16 puntos, 8 rebotes, 9 asistencias, pero 6 de 18 en los lanzamientos de campo) pesó más en su contra que el excepcional enfrentamiento realizado por Dustin Hogue (34 puntos, 6 rebotes, 15 de 19 en el tiro).

UConn abrió el partido a ritmo de triples de la mano de sus dos bases, Shabazz Napier (19 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias, 4 de 6 en triples) y Ryan Boatright (16 puntos, 2 de 3 en triples). Hogue contuvo la primera oleada, pero cedió ante la segunda, y más después que Daniels se sumase a la fiesta de los Huskies. Al descanso la diferencia era de 10 puntos. En la segunda mitad llegó hasta los 17. Unos buenos minutos de Kane y Naz Long ( sus 7 puntos, consecutivos durante esta fase) más la lucha constante de Hogue redujeron la distancia entre los dos conjuntos a sólo 4 puntos a 2:24 del final, pero la solidez de Connecticut en los tiros libres en los últimos 60 segundos (10 de 11) le evitó un susto mayor.

 

En el partido que cerraba el fin de semana en esta fase regional, Connecticut protagonizó otro upset eliminando a Michigan State (54-60). UConn abrió el partido con una efectividad tremenda que llevó a un parcial de 2-12 en los primeros 5 minutos. Michigan State supo recomponerse. Atrás con una defensa individual asfixiante, cerrada sobre su canasta, con cambios en los bloqueos y ayudas constantes sobre el rival con pelota. En ataque, dos triples consecutivos de Adreian Payne (13 puntos, 9 rebotes) marcaron el camino a los Spartans que llegaron al descanso 4 arriba gracias a dos triples más de Gary Harris (22 puntos, 4 de 9 en triples) y otro, tras 3 minutos de sequía global, de Denzel Valentine.

Payne abrió la segunda mitad con 5 puntos consecutivos. Con los Huskies 9 abajo, Shabazz Napier (25 puntos, 6 rebotes, 4 asistencias) demostró que nadie le ha regalado los galones de líder. Anotó 7 puntos para empatar el partido justo antes de recibir un golpe en la cara de Gary Harris. UConn apretó en defensa negándole la pintura a Payne. El show de Napier siguió con un triple increíble y una asistencia a Neils Giffey en el contrataque. Un triple de Ryan Boatright devolvió a los Huskies sus 10 puntos de ventaja. Valentine y Harris acudieron al rescate, como no, desde la línea de 3 puntos. Hasta llegar al peor escenario posible para los Spartans, un final ajustado en el que sus nervios y la frialdad de los Huskies formaron la tormenta perfecta.

 

Zona Oeste (sede: Anaheim)

La número 4 San Diego State le complicó mucho las cosas a la cabeza de serie regional Arizona que dirige Sean Miller (70-64). Los Aztecs, un equipo con mucho más físico del que parece, le plantaron cara a la número 1 en la lucha por el rebote (hasta 19 capturaron bajo el aro contrario, por sólo 10 cedidos en el propio). La torre de Arizona Kaleb Tarczewski se cargó de personales ante las acometidas contrarias. Una excelente defensa de Dwayne Polee (13 puntos) dejó a los Wildcats huérfanos de los puntos de Nick Johnson. El mismo Polee y Winston Shepard (11 puntos) dieron a los de San Diego 8 puntos de ventaja antes del descanso. En la segunda mitad Xavier Thames (25 puntos), volvía a elevar la distancia entre ambos equipos hasta este límite.

 Arizona, aferrándose al trabajo de unos brillantes Aaron Gordon y Rondae Hollis-Jefferson (15 puntos y 6 rebotes para cada uno de ellos), logró remontar y ponerse por delante. Y a 2:46 del final, tras haber fallado sus 10 lanzamientos anteriores, Nick Johnson anotó su primera canasta de dos. Treinta y seis segundos más tarde, sumaba un triple. La bestia había despertado. Con los Aztecs perdiendo de 6, el escolta de los Wildcats reclamó la pelota para recibir las previsibles faltas. Johnson anotó los 10 tiros libres que lanzó, para cerrar su estadística personal con 15 puntos (además de 8 rebotes y 3 asistencias) y la colectiva con un nuevo triunfo.

 

La otra semifinal regional se preveía a priori mucho más igualada que la anterior, pero la 2 Wisconsin en encargó de pulverizar los pronósticos dominando desde el inicio a una desconocida 6 Baylor (69-52). La defensa zonal de los Bears, que tantos problemas había causado a Nebraska y Creighton, fue fácilmente superada por los Badgers durante la primera mitad. Frank Kaminsky (19 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias, 6 tapones) anotó 8 de los 10 primeros puntos de los Badgers para darle una ventaja de 6 puntos. Con la ayuda de los triples de Ben Brust (14 puntos, 6 rebotes) y la aportación interior de Nigel Hayes (10 puntos, 6 rebotes), la diferencia subió hasta los 13 puntos al descanso.

La defensa de los de Bo Ryan sólo había concedido a un rival eminentemente ofensivo como Baylor 16 puntos durante los primeros 20 minutos. En la segunda mitad la diferencia entre ambos equipos subió hasta los 20 puntos a 9 minutos del final. Los Bears acabaron el encuentro con un porcentaje en sus lanzamientos de campo del 31,6% y sus triplistas Brady Heslip (1 de 4 desde la distancia) y Kenny Chery (12 puntos, pero 7 de tiros libres) perfectamente anulados. Su principal anotador fue Cory Jefferson (15 puntos, 7 rebotes), aunque gracias a que maquilló sus números (al igual que Chery) con el partido sentenciado.

 

No habrá duelo entre hermanos en la gran Final Four. Si la Dayton de Archie Miller cayó ante Florida, su hermano Sean vio como Wisconsin daba la sorpresa ante su equipo, Arizona (63-64). Los Wildcats empezaron más entonados, consiguiendo una ventaja de 7 puntos tras 2 tiros libres de Rondae Hollis-Jefferson (10 puntos, 4 rebotes). Con Kaminsky todavía sin entrar del todo en el juego (8 de sus 28 puntos antes del descanso, además de 11 rebotes), Wisconsin acabó la primera parte a tres de su rival gracias al trabajo de Nigel Hayes y Traevon Jackson (10 puntos, 5 asistencias).

En la segunda parte Kaminsky despertó para igualar el choque. Con un Aaron Gordon fallón (8 puntos y 18 rebotes, pero fallando 7 de sus 9 lanzamientos en la pintura), Nick Johnson (16 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias) intentaba mantener a Arizona por delante, pero el pívot de los Badgers le devolvía punto por punto. Y así se llegó a la prórroga y a la discutida falta en ataque de Johnson a 4 segundos del final (de la misma manera la podían haber pitado en defensa, el escolta de Arizona saca el brazo tras recibir el choque de Josh Gasser), con Arizona un punto abajo. Los Wildcats tuvieron tiempo de recuperar el balón en el saque de fondo posterior, pero no de conseguir un lanzamiento ganador.

 

Zona del Medio Oeste (sede: Indianapolis)

La carrera de la número 11 Tennessee desde los First Four se acabó ante la número 2 Michigan (73-71). Los Wolverines hicieron dos cosas bien para despertar de su sueño a los Volunteers: mantener su acierto habitual en los triples (11 de 20) y contener a un Jarnell Stokes (11 puntos, 6 rebotes) demoledor en sus tres partidos anteriores de este “March Madness”. Y a pesar de todo, la aspirante a cenicienta tuvo opciones hasta los últimos instantes para seguir en la competición una noche más. A 11 minutos del final Michigan ganaba de 15. Fue entonces cuando Jordan McRae (24 puntos, 6 rebotes) decidió echar el resto.

A 3:40 del final, la distancia era de 10 puntos tras el último triple de Nik Stauskas (14 puntos). Y entonces a los Wolverines, que veían el partido ganado, les dominó el miedo a la derrota. Después de conceder un parcial de 1 a 11, McRae ponía a Tennessee a sólo 1 punto con 13 segundos por jugarse. Caris Levert (10 puntos, 5 asistencias) perdió su quinta pelota de la noche en un saque de fondo. En el peor de los escenarios posibles para su equipo, Jordan Morgan (15 puntos, 7 rebotes) cerró su gran partido forzándole una decisiva falta en ataque a Jarnell Stokes (muy protestada por los Volunteers) que decidió el encuentro.

 

En el duelo con más morbo del “Sweet Sexteen” (la ronda de 16), la número 8 venció a su gran rival y vigente campeona, la 4 Louisville (69-74). Dos factores fueron claves en la derrota de los Cardinals. El primero, su escaso acierto en los tiros libres (13 de 23, para un 22 de 27 de Kentucky). El segundo, su colapso en la pintura en los últimos 8 minutos (2 puntos, con 1 de 5 en el lanzamiento, mientras que en los minutos previos habían anotado 42 con una serie de 21 de 29). En este segundo factor destacó el trabajo para Kentucky de los freshman Julius Randle (15 puntos, 15 rebotes) y Dakari Johnson (15 puntos, 6 rebotes), después que Willie Cauley-Stein se lesionase el tobillo en los primeros minutos.

Los Cardinals, liderados por Russ Smith (23 puntos, 3 asistencias), Luke Hancock (19 puntos, 3 de 5 en triples) y Montrez Harrell (15 puntos, 8 rebotes), fueron por delante en el marcador casi todo el encuentro. Hasta que Alex Poythress, prácticamente inédito hasta entonces, decidió que había llegado su momento. Con los Wildcats 7 abajo a 4:30 del final, el alero anotó sus 6 puntos de forma casi consecutiva durante un apagón ofensivo de Louisville. Un triple de Aaron Harrison (15 puntos) ponía a Kentucky 2 arriba a 40 segundos del final. Julius Randle y Aaron Harrison sellaron la victoria de los de John Calipari sobre el conjunto de Rick Pitino (exentrenador de Kentucky). El parcial desde la aparición de Poythress fue de 3 a 15.

 

Nik Stauskas (24 puntos) masacró a los Wildcats durante la primera mitad de la final de esta sede, sumando 18 de los 37 puntos de su equipo. Los Wolverines dejaron a la figura rival Julius Randle (16 puntos, 11 rebotes) en 6 puntos en los primeros 20 minutos con una serie de 2 de 7 en los tiros de campo. Kentucky sobrevivió gracias a la perfección de su alero James Young (10 de puntos sin fallo con dos triples, acabó con 13) y otro freshman que ha tenido poco protagonismo esta temporada, Marcus Lee. Calipari tuvo que recurrir al ala pívot ante la baja de Willie Cauley-Stein y Lee se reivindicó con 10 puntos en 5 lanzamientos en este período. Kentucky consiguió irse al descanso con empate a 37 después de haber estado 10 abajo.

La segunda mitad empezó para Michigan con la tercera falta de su interior Jordan Morgan (11 puntos, 4 rebotes). Sin él en pista, Julius Randle despertó y campó a sus anchas. Michigan se refugió en una zona 1-3-1 para paliar el dominio de Kentucky en la pintura (35 rebotes a 24). Los de John Beilein también tenían problemas en ataque, ya que Stauskas no encontraba posiciones de lanzamiento. Con Randle de líder, los Wildcats se distanciaron en el marcador aprovechando casi 6 minutos sin anotar de sus rivales. A base de zarpazos de Glenn Robinson (14 puntos, 4 rebotes) y Jordan Morgan los Wolverines empataron a 72 a falta de 27 segundos. Aaron Harrison (12 puntos) resolvió  con su cuarto triple de la noche (todos en los últimos 8 minutos). Kentucky venció 72 a 75 a la finalista del año pasado.

 

artículo publicado en http://www.encancha.com, marzo 2014

Anuncios

NCAA: La locura se adelanta

3 Mar

Esta semana, con las ligas regulares en su tramo final, hemos asistido a muchas derrotas inesperadas de equipos que parecían sólidos, y a victorias vitales de conjuntos sin ranquear en busca de su invitación para el torneo de marzo. Nervios en los banquillos y espectáculo en la pista. La locura llega este año un mes antes de lo habitual a la NCAA.

Florida aprovechó las dos semanas flojas de Syracuse (2 victorias ajustadas y dos derrotas consecutivas para robarle el número 1 del Ranking AP. Los Orange pagaron su mala racha cayendo hasta el cuarto lugar, precedidos por Wichita State (único equipo invicto de la División I) y Arizona, y seguidos por Kansas en el quinto. Duke, Louisville, Villanova, Creighton y Saint Louis completaron las 10 primeras posiciones. Salieron de la lista Connecticut, UCLA y Gonzaga, ocupando su lugar North Carolina (número 19), Southern Methodist (número 23) y New Mexico (número 25). Tras los resultados de esta semana, en el próximo listado se preveen variaciones importantes.

AMERICAN ATLETIC

Louisville, séptimo equipo de la lista, se deshizo sin problemas de Temple (88-66). Los más destacados, Russ Smith (24 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias y 4 recuperaciones) y Montrezl Harrell (21 puntos, 6 rebotes) y el freshman Terry Rozier (19 puntos). El trío no solo aportó anotación, sino también espectáculo (no os perdáis en el video los dos puntos de espaldas a canasta de Smith).

La número 21 Memphis ganaba de 3 puntos a falta de 2 minutos para el descanso, pero un parcial de 6 a 0 de Houston la mandó al vestuario tres abajo. En la segunda mitad los Cougars repitieron la jugada. Los visitantes, tras ir por detrás en el marcador desde que se retomó el juego, consiguieron empatar a 63 a 3:54 del final. A partir de ahí, los Tigers encajaron un parcial de 14 a 5 con 6 puntos de su verdugo de la primera mitad Danuel House (19 puntos), que les llevó a la derrota (77-68). La segunda unidad de los locales aportó 11 puntos más (44) que el cinco titular.

Los Tigers consiguieron callar las bocas de sus críticos derrotando a Louisville (72-66). Una victoria que a 4:45 del final parecía imposible. Memphis perdía de 8, pero 6 puntos consecutivos de Michael Dixon Jr. (18 puntos desde el banquillo) dieron inicio al parcial de 15 a 1 con el que los locales cerraron el partido. Los Cardinals no pudieron sacar el máximo provecho de la buena actuación de Montrezl Harrell (25 puntos, 12 rebotes). Russ Smith anotó 15 de sus 19 puntos en la primera mitad, pero desapareció en la segunda (perdiendo una pelota importante a 2:35).

Al frente de esta conferencia se mantiene un empate entre Louisville y Cincinnati, y con SMU al acecho, gracias a la derrota de los Bearcats ante Connecticut (51-45). Los Huskies, liderados por el base Shabazz Napier (18 puntos, 11 rebotes), vencieron a pesar de no anotar ninguna canasta de campo en los últimos 7 minutos y medio. Fue un enfrentamiento de poco acierto en el tiro.

Ambos conjuntos dispusieron de 48 lanzamientos. Connecticut anotó 15, y Cincinnati 13. Los locales aprovecharon la mala racha de sus rivales al inicio de la segunda parte (1 canasta de campo en los primeros 7 minutos y medio) para endosarles un parcial de 13 a 4. El entrenador visitante, Mick Cronin, protestó de forma vehemente durante esta racha y el árbitro Ted Valentine se encaró con él. Cronin tuvo que ser contenido por sus jugadores.

ATLANTIC COAST

Maryland no fue el balsamo que necesitaba la deprimida Syracuse. Los Orange vencieron a los Terrapins (55-57), pero sin dar muestras de recuperación. Ganando de 12 a falta de 5:45, dejaron que su rival redujese el margen a 1 punto con 47 segundos en el marcador. C.J. Fair falló su lanzamiento, pero el tapón de Baye Moussa Keita sobre la penetración de Nick Faust salvó a los de Jim Boeheim.

La semana anterior el entrenador de Syracuse se quejaba de una decisión arbitral. Ésta lo hizo su rival Mark Turgeon, para quien Faust fue objeto de falta. La respuesta de Boeheim fue contundente:”Han lanzado 27 tiros libres (Syracuse tuvo 6). Si alguien se puede quejar del arbitraje, ese soy yo. Si no hubieran perdido 18 balones no tendrían que preocuparse por esa jugada”. Mike Krzyzewski, entrenador de Duke, se mostró más moderado ante la reacción de Boeheim en el Duke-Syracuse de la otra semana.

La número 12 Virginia lidera esta conferencia. Tras llegar al descanso ante Miami con una ventaja de 7 puntos, abrieron la segunda mitad con un parcial de 16 a 5 que aseguró su triunfo (65-40). El base freshman London Perrantes, con una de las mejores ratios asistencias/pérdidas de la NCAA (3,69) se lució en esta fase anotando 2 de sus 4 triples para acabar el enfrentamiento con 15 puntos, los mismos que Malcolm Brogdon.

Virginia ahondó más la crisis de Syracuse (75-56). Los Cavaliers no sólo derrotaron a los de Boeheim, sino que también se proclamaron matemáticamente campeones de esta reñida conferencia. La última vez que Virginia se llevó este título fue hace 33 años, con Ralph Sampson en la plantilla. Los de Tony Benett lideran la NCAA en defensa (con una media de puntos encajados de 54,8). Durante la primera mitad, perforaron a voluntad la zona Orange, anotando 20 de sus 27 puntos en la pintura.

En la segunda mitad, la defensa de Syracuse se cerró para sellar su aro. La respuesta de los Cavaliers fue contundente, transformando 7 de sus 11 triples. Malcom Brogdon, con 17 de sus 19 puntos en el segundo período, fue la espoleta de un equipo que con un parcial de 14 a 3 abrió una brecha de 10 puntos en el marcador que su rival no pudo recuperar. Syracuse acusó los problemas físicos de Jerami Grant (sólo pudo jugar 13 minutos) y la mala racha de tiro de Trevor Cooney (ha fallado 22 de sus últimos 27 lanzamientos triples).

North Carolina, 19 para los votantes de AP, venció en la prórroga a su rival estatal North Carolina State (84-85) en un gran duelo entre el local T.J. Warren y el visitante Marcus Paige. Warren, el líder anotador de esta conferencia, se fue hasta los 36 puntos (26 tras el descanso) a pesar del trabajo del mejor defensor rival, J.P. Tokoto (16 puntos, 10 rebotes, 5 asistencias). Marcus Paige, que sólo había anotado 4 puntos en la primera mitad, anotó 31 (y sus 7 triples) a la vuelta del vestuario.

Los Tar Heels, que habían llegado a perder de 11 en la primera mitad, se pusieron por delante. Warren mandó el partido a la prórroga con 2 tiros libres. El líder de la Wolfpack anotó 6 puntos consecutivos para dar esa misma ventaja a los locales. UNC se recuperó. A 8 segundos del final, pero ahora con el marcador empatado, Warren fue de nuevo a la línea de tiros libres. Falló 1 de sus 2 lanzamientos, dejando margen a Paige para conceder con una penetración el triunfo a los de Roy Williams.

ATLANTIC 10

El  líder de la conferencia y 10 del ránking AP Saint Louis no podrá acabar invicto la liga regular tras caer ante Duquesne (64-71). Micah Mason (22 puntos, 3 asistencias, 3 recuperaciones) lideró a los Dukes. El triplista con mejor porcentaje de la temporada (55,4%) anotó 4 de sus 5 intentos de 3 puntos. Los Billikens dominaban en el marcador 42 a 35 a falta de 13:44, pero un parcial de 2 a 20 con 12 puntos del reserva Jerry Jones (19 puntos, 5 rebotes), les dejó KO.

Esta fue la primera derrota de la semana para los Billikens. La segunda llegó ante Virginia Commonwealth (67-56), necesitada de una victoria de prestigio para ganarse su invitación para el March Madness. Los Rams llegaron al descanso con 10 puntos de ventaja, pero en los 10 primeros minutos de la segunda parte sólo acertaron en dos de sus 13 lanzamientos. Por suerte para ellos, su rival no estuvo mucho mejor, convirtiendo 4 de sus 14 intentos. Jordair Jett fue el máximo anotador de Saint Louis (18 puntos, 5 rebotes) y del partido.

BIG EAST

La número 8 Villanova superó una de sus peores noches para vencer a la colista Butler (67-48). Los Wildcats necesitaron casi 10 minutos para anotar 10 puntos, fallando 8 de sus 9 primeros intentos de 3 puntos. Aún así, llegaron al descanso ganando de 14. La actuación de sus rivales fue mucho peor que la suya, quedándose en un mísero 26% de acierto en el lanzamiento en los primeros 20 minutos (30,6% al final de los 40). Vamos, que fue un partido sólo apto para aficionados incondicionales de Villanova (como los autores del video) que mejoró su nivel en el último tramo del duelo.

Su rival más directo en la conferencia y seguidora directa en el ránking AP Creighton, también tuvo su noche negada en el tiro. A diferencia de los Wildcats, los Bluejays lo pagaron con una derrota ante Xavier (75-69) a pesar de los 27 puntos y 10 rebotes de Doug McDermott. Creighton, que lideraba la NCAA en porcentaje de acierto en los triples, sólo convirtió 10 de sus 34 intentos desde la distancia (29,4%). El equipo, por si fuera poco, perdió casi tantos balones (15) como asistencias repartió (17). Semaj Christon (21 puntos) y Justin Martin (19 puntos, 16 rebotes) lideraron a los Musketeers.

BIG 10

El término remontada heroica se queda corto ante lo que hizo Michigan, 16 del ránking y líder de la Big Ten, en la pista de Purdue (76-77). Después de 13 minutos de juego los Wolverines perdían de 19 (8-27) a manos los Johnson, Ronnie (21 puntos y 7 asistencias) y Terone (22 puntos, 4 de 8 en triples). Al final de la primera parte habían recuperado 6 puntos.

Durante la segunda mitad siguieron recortando hasta forzar la prórroga. Un mate de Nik Stauskas (15 puntos) para abrir la prórroga les daba su primera ventaja del partido. Y en el último segundo, Glenn Robinson III (14 de sus 17 puntos tras el descanso) anotaba la difícil canasta de la victoria ante el equipo en el que había jugado su padre, el ex NBA Glenn “Big Dog” Robinson. Los Wolverines acarician el título de campeones de la liga regular.

La número 14 Wisconsin perdía tras los primeros 20 minutos de juego 29 a 19 contra Indiana, que está realizando una mala temporada. En el vestuario Bo Ryan le pidió a Sam Dekker (16 puntos, 7 rebotes, 3 tapones) que se mostrase más en el juego. El alero, que había fallado 2 de sus 3 intentos de canasta en la primera parte, anotó sus 4 tiros de campo de la segunda y sus 5 lanzamientos de personal.

Ben Brust (12 puntos), 0 de 4 en triples al descanso, conectó dos canastas de 3 puntos seguidas para reducir la ventaja de los Hoosiers a sólo 1 punto. Los Badgers se lanzaron a degüello. Tras un parcial de 20 a 5 inaugurado con un nuevo triple de Brust, se aseguraron el triunfo (69-58). El buen partido de Yogi Ferrell (24 puntos, 5 de 10 en triples) y Noah Vonleh (18 puntos, 6 rebotes) se quedó sin premio.

Indiana se aferró a sus esperanzas de poder seguir jugando en marzo derrotando a la 20 del ránking, Iowa (93-86) y a la 22 Ohio State (72-64). Los Hoosiers, propulsados por los puntos de Will Sheehey (30 puntos, 4 rebotes) hicieron encajar a los Hawkeyes su tercera derrota consecutiva. Iowa controlaba el marcador al principio de la segunda mitad pero los sucesivos embates locales les hicieron perder pie.

Stanford Robinson (17 puntos) lideró la última carga local culminada con un mate al contrataque de Sheehey a 1:34 del final. La seguridad en los tiros libres de Evan Gordon (12 puntos), hermano del NBA Eric Gordon, en los últimos segundos sentenció, a pesar de los esfuerzos de Aaron White (19 puntos, 10 rebotes) por evitarlo. Roy Devyn Marble fue el máximo anotador de Iowa con 20 puntos.

Ante los Buckeyes, de nuevo Will Sheehey asumió el liderazgo (19 puntos, 6 rebotes, 4 recuperaciones). En esta ocasión su escudero fue el base Yogi Ferrell (20 puntos, 4 asistencias). Los dos jugadores protagonizaron un duelo anotador contra LaQuinton Ross y Lenzelle Smith Jr. (19 puntos para cada uno). Un triunfo meritorio para unos Hoosiers que no pudieron contar por una lesión en el pie con los servicios del líder reboteador de la conferencia, el freshman Noah Vonleh. Tras ir debajo de 7 puntos en la primera mitad, un parcial de 21 a 5 les permitió irse con una ventaja al descanso que administraron hasta el final.

Minnesota, tras una mala racha de resultados (6 derrotas en sus 8 partidos previos), apuró sus opciones de ser invitada al torneo nacional de marzo derrotando a una Iowa, (95-89) empeñada en dar aire a los necesitados. Los Golden Gophers estuvieron brillantes en ataque (62% en el lanzamiento de campo), y en defensa frenaron a Roy Devin Marble en la segunda mitad (sólo 5 de sus 24 puntos en este período). Aaron White (21 puntos, 9 rebotes) y Josh Ogleby (16 puntos) tuvieron que suplir esta carencia.

Los locales vieron peligrar su triunfo después de estar 5 minutos sin anotar, tras un triple de Andre Hollins (14 puntos) a 8:30 del final. Los Hawkeyes, sólo 4 puntos por debajo, convirtieron el duelo en un carrusel de faltas. Sin embargo, Minnesota anotó 15 de los 17 tiros libres que lanzó en los 182 segundos, malbaratando la táctica rival. Austin Hollins (27 puntos, 4 rebotes, 4 asistencias) y DeAndre Mathieu (19 puntos, 7 asistencias) fueron los jugadores más destacados en el conjunto de Pittino Jr. que volvió a la derrota en su siguiente partido, ante Michigan (66-56).

En la noche de los séniors (último partido de la temporada en casa que sirve para homenajear a los jugadores que se gradúan) de Penn State el base local Tim Frazier (16 puntos) se despidió a lo grande, con un triunfo sobre una Ohio State (65-63) que acusó los problemas de faltas de su base Aaron Craft (sólo estuvo en pista 19 minutos). A su compañero D.J. Newbill aún le queda un curso más, pero también quiso ser partícipe de la fiesta (23 puntos, 3 rebotes, 3 asistencias).

Los Nittany Lions se complicaron la victoria en los 30 segundos finales perdiendo una pelota y fallando 3 de 4 tiros libres, pero el último triple de Lenzelle Smith Jr no entró. LaQuinton Ross anotó 19 puntos, 13 de tiros libres ante su desacierto en los lanzamientos de campo (4 de 12). La jugada del partido fue este tapón de Sam Thompson sobre Tim Frazier.

BIG 12

Kansas, quinta del ránking, se proclamó matemáticamente campeona de la liga regular de esta conferencia por décima temporada consecutiva (y 57 de su historia) tras su victoria sobre Oklahoma (83-75). Los Jayhawks golpearon primero, avanzándose en el marcador 15 a 4. Los Sooners igualaron el marcador liderados por Cameron Clark (18 puntos) sólo para encajar un parcial de 10 a 0 con 7 puntos consecutivos de Wayne Selden (15 puntos) que les dejó 9 puntos por debajo en el marcador al descanso.

En la segunda mitad Oklahoma aprovechó los problemas de faltas de jugadores claves del rival para ponerse por delante con un triple de Buddy Hield (16 puntos), hasta que Naadir Tharpe (19 puntos y 5 asistencias), Andrew Wiggins (15 puntos y 5 rebotes) y Joel Embiid (12 puntos, 13 rebotes, 3 asistencias, 4 recuperaciones, 3 tapones) se pusieron las pilas. Perry Ellis, el otro titular de Kansas, anotó en dobles figuras como sus  compañeros de quinteto (11 puntos y 4 rebotes).

Poco les duró la alegría a los Jayhawks ya que Marcus Smart elegió el partido contra ellos para reivindicarse. Oklahoma State venció a Kansas (72-65), y Smart anotó 20 puntos en la segunda mitad. Lejos de evitar a Joel Embiid (13 puntos, 13 rebotes) fue a por él forzándole 3 faltas en los primeros 6 minutos de la segunda parte.En este período el base se emparejó en defensa con Andrew Wiggins, al que anuló por completo (3 puntos y 4 balones perdidos en 6 posesiones).

Kansas llegó a tener 10 puntos de ventaja a falta de 10 minutos, que una buena racha de Le’Bryan Nash (16 puntos, 4 rebotes) ayudó a reducir. Cuatro puntos consecutivos de Smart (21 puntos, 6 rebotes, 5 asistencias, 4 recuperaciones) en el último minuto pusieron a los locales 5 puntos por delante, una diferencia que redondeó Markel Brown desde la línea de tiros libres (21 puntos, 4 asistencias, 3 recuperaciones). Los Cowboys no han perdido ninguno de sus 3 enfrentamientos desde el retorno de Smart.

Ante West Virginia, los problemas de faltas dejaron a la número 15 Iowa State sin el concurso de Melvin Ejim durante casi toda la segunda  mitad. Los Mountaineers aprovecharon su ausencia para reducir una desventaja de 11 puntos hasta sólo 4. Un triple de Naz Long (3 de sus 5 triples en la segunda parte) y otro de George Niang (24 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias) cortaron su remontada. Dustin Hogue (15 puntos, 9 rebotes) se mutiplicó para sustituir la aportación de Ejim y dar a los Cyclones una nueva victoria (83-66).

Iowa State cayó en su visita a una Kansas State (80-73), que busca con este triunfo borrar su imagen irregular de las últimas semanas. Melvin Ejim (30 puntos, 16 rebotes) y DeAndre Kane (24 puntos, 8 rebotes, 6 asistencias) lo pusieron todo de su parte para que su equipo ganase, pero sus compañeros les dejaron demasiado solos. Gracias a un parcial de 16 a 0, los Wildcats abrieron una brecha considerable en el marcador mediada la primera parte. El esfuerzo de Ejim y Kane redujo la desventaja a 5 al descanso. Con un marcador igualado a 2 minutos del final, los locales sellaron el resultado con un parcial de 11 a 2.

Michigan State, 18 del ránking y bajando, sumó ante Illinois su segunda derrota consecutiva y sexta en los últimos 10 partidos (46-53), tras ir por detrás en el marcador la mayor parte del encuentro. Los Fightin Illini encadenaban así 3 triunfos seguidos por primera vez desde principios de año. Todos estos resultados tienen un denominador común, la defensa. Los de John Groce han dejado a sus cuatro últimos oponentes por debajo de los 50 puntos, aunque ante Nebraska no les sirvió para ganar.

Los Spartans tenían por primera vez en casi dos meses a todos sus jugadores disponibles, pero Keith Appling sigue sin estar al 100%, y eso merma mucho el juego del conjunto. Ante Illinois, Gary Harris fue el único que dio la cara en ataque (19 puntos, 5 rebotes, 4 recuperaciones) ante la tripleta visitante integrada por Tracy Abrams (12 puntos, 4 asistencias, 5 recuperaciones), Rayvonte Rice (10 puntos, 5 rebotes, 5 recuperaciones) y Malcolm Hill (10 puntos, 5 rebotes).

La penúltima del ránking Texas ganaba de 15 al descanso a Baylor liderada por Javan Felix (21 puntos con 7 triples, 5 en los primeros 20 minutos). Los Bears, lejos de darse por vencidos, asestaron zarpazo tras zarpazo a los Longhorns, reduciendo su ventaja hasta un pírrico punto a 1:46 del final de la mano de un gran Kenny Chery (27 puntos). Sin embargo, el empuje de su equipo se vio frenado en seco cuando Cameron Ridley (20 puntos, 10 rebotes) evitó con un tapón que el base avanzase en el marcador a los visitantes, y la victoria se quedó en casa (74-69).

Texas no tuvo tanta suerte ante Oklahoma (77-65). Cameron Ridley volvió a cumplir (19 puntos, 14 rebotes), pero las pérdidas de pelota acabaron con las posibilidades de los Longhorns (16, que los Sooners transformaron en 23 puntos). La segunda mitad se inició con un triple de Jonathan Holmes (11 puntos, 5 rebotes) para los visitantes que fue respondido con un parcial de 13 a 3 abierto con un 2+1 de Isaiah Cousins (24 puntos) y cerrado con dos triples de Buddy Hield (17 puntos, 8 rebotes). Las diferencias ya no bajaron de los 10 puntos.

PACIFIC 12

Arizona se proclamó campeona de la PAC 12 tras derrotar a Stanford 79 a 66, con 19 puntos y 15 rebotes de Aaron Gordon. Previamente, la número 3 de la semana obtuvo una deseada venganza ante California (87-59). El pasado 1 de febrero, la entonces primera de la lista estrenó su casillero de derrotas ante los Golden Bears (60-58), la misma noche en que perdió por lesión para toda la competición a Brandon Ashley.

Nick Johnson, que en el primer duelo ante California sólo transformó 1 de sus 14 lanzamientos de campo, se fue hasta los 22 puntos (además de 7 rebotes y 5 asistencias). Suya es la jugada más espectacular, un tapón sobre Justin Cobb y la asistencia sin mirar al contrataque para Rondae Hollis-Jefferson.

Steve Alford, entrenador de UCLA, castigó con un partido de suspensión a sus dos mejores anotadores, Jordan Adams y Kyle Anderson, por saltarse las reglas del equipo. De esta circunstancia se aprovechó Oregon (83-87) para encadenar 4 victorias consecutivas tras una mala racha (8 derrotas en 10 partidos). Los californianos, por detrás en el marcador casi todo el tiempo, entraron en el último minuto con una desventaja de 7 puntos.

Con todo en contral, fueron capaces de forzar la prórroga con un papel destacado del hijo del entrenador, Bryce (31 puntos, 6 asistencias) y un buzzer beater de David Wear. Tras dos míseros puntos por banda, se pasó a un segundo tiempo extra en el que el dominio del rebote ofensivo y el acierto en los tiros libres dio el triunfo a unos Ducks liderados por Joseph Young (26 puntos) y Mike Moser (12 puntos, 20 rebotes, 5 asistencias).

SOUTHEASTERN CONFERENCE

Florida no tuvo un estreno plácido como primera del ranking, ya que Vanderbilt le presentó más batalla de la esperada (54-57). Los Commodores, a pesar de llegar a estar 11 puntos abajo en el marcador durante la primera mitad y 12 en la segunda,resistieron todos los intentos de los Gators de decidir el resultado por la vía rápida. Vanderbilt entró en el último minuto a sólo 2 puntos de su rival. A 33 segundos, un triple de Dorian Finney-Smith (19 puntos, 9 rebotes) parecía sentenciarles, pero Scottie Wilbekin falló un 1+1 desde  la línea de tiros libres a falta de 10 segundos del final. Por desgracia para los locales, el triple de Kyle Fuller para forzar la prórroga no entró.

Kentucky, 17 del listado de los votantes de AP, cayó ante Arkansas (67-71), lo que concedió a Florida el margen matemático para acabar como campeona de la liga regular de la SEC. Los Wildcats no pudieron evitar una prórroga en una mala noche en el tiro (26 de 76) que intentaron compensar con su dominio del rebote (47 a 38) y un mejor aprovechamiento de las pérdidas del balón que sus rivales.

En la prórroga, el acierto desde la línea de tiros libres de los Razorbacks les dio el triunfo. Los visitantes anotaron los 6 que lanzaron, para acabar el enfrentamiento con un pleno en sus 16 intentos (los de Calipari fallaron 10 de sus 22, otra de las estadísticas claves en su derrota). Kentucky no supo rentabilizar la superioridad de sus interiores. Julius Randle (14 puntos, 10 rebotes) y Willie Cauley-Stein (16 puntos, 13 rebotes).

Los Wildcats cerraron su semana fatídica con una nueva derrota tan inesperada como la anterior, ante South Carolina (72-67). La pésima racha de tiro de Kentucky fue equiparable a otras citadas en este mismo artículo (14 de 52, 26,9%). Con el equipo 12 abajo mediada la segunda mitad, Calipari estalló contra los árbitros (vaya semana de nervios en los banquillos) y fue expulsado.

Esta técnica fue el revulsivo que despertó a sus jugadores, que empezaron a remontar. Un 2 más 1 de Julius Randle (10 puntos, 15 rebotes) a 22 segundos del final dejaba a los Wildcats sólo1 punto abajo. Tras dos tiros libres de Sindarius Thornwell (14 puntos, 4 asistencias), Alex Poythress tuvo el triple para ganar, pero fallo. Brenton Williams (24 puntos) cerró el marcador con dos tiros libres más.

El protagonista de la imagen más curiosa de la semana no es ni un jugador ni un entrenador, sino un árbitro del que ya hemos hablado antes, Ted Valentine. El colegiado expulsó a uno de los aficionados sentados a pie de pista en el partido entre Auburn y South Carolina. El público local no estaba contento con la actuación de Valentine, y al árbitro no debió gustarle algún comentario del expulsado, que acabó viendo el partido desde un asiento más lejano.

OTRAS CONFERENCIAS

Wichita State, segundo del ránking, consiguió ante Bradley (69-49) su triunfo número 30 en una temporada en la que continua invicta. Si bien es el onceavo equipo en la historia de la NCAA que llega al 30-0, es el primero de la Division I que consigue esta cifra en la liga regular. Ante Missouri State cerró con otra victoria (68-45) esta fase de la temporada. Gonzaga se proclamó campeona de la fase regular del torneo de la West Coast derrotando a Pacific (53-70). Los Bulldogs, además, rompieron una racha de dos derrotas consecutivas que les sacó del ránking. Ante Saint Mary’s (47-75) cerraron esta parte de la temporada con una nueva victoria.

Southeast Missouri State y Murray State fundieron los marcadores tras 2 prórrogas (118-115) en el duelo entre los dos primeros clasificados de la Ohio Valley. Por los locales todos sus jugadores anotaron 10 puntos o más excepto Darrian Gray, que se quedó en blanco (sólo tiró una vez a canasta en los 11 minutos que jugó). Sus tres jugadores de banquillo anotaron más puntos (62) que los 5 titulares (56). UC Riverside se impuso 106 a 105 a Cal State Northridge, también tras dos prórrogas, en la Big West.

En la Big South Winthrop y UNC Asheville también tuvieron su festival anotador. Los locales vencían 91 a 80 a 3:27 del final, pero los Eagles forzaron la prórroga tras un parcial de 3 a 14, cerrado con 3 triples consecutivos. Se acabaron imponiendo los Bulldogs 107 a 100, con 37 puntos de Andrew Rowsey. Destacable el porcentaje de acierto de triples de ambos equipos: UNC Asheville, 13 de 24, y Winthrop, 15 de 27.

El polo opuesto se vio en la USA, en que Louisiana Tech derrotó a Middle Tennessee 55 a 39. Este resultado, unido al triunfo de Tulsa sobre UTEP generó un cuádruple empate en el liderato de la conferencia entre las dos implicadas, Southern Miss y Tulsa, con UTEP a sólo un triunfo de distancia. Igualdad máxima.

En la Western Athletic, Utah Valley consiguió el liderato en solitario tras vencer en la prórroga a New Mexico State (66-61). El partido tuvo un final tumultuoso después que el visitante K.C. Ross Miller arrojase el balón contra el local Holton Hunsaker. La pelea final coincidió con la invasión de pista de los aficionados, lo que complicó aún más la situación.

 

versión íntegra del artículo publicado en http://www.encancha.com, marzo 2014

NCAA: Arizona y Marcus Smart pierden la cabeza

10 Feb

Después de casi dos meses en lo más alto de la lista de los 25 mejores, Arizona cedió su lugar a Syracuse, en la semana en la que Jabari Parker se lució ante el responsable de fichajes de los Celtics, Melvin Ejim se exhibió y Marcus Smart perdió los nervios.

UN REPASO AL RÁNKING

Los 65 votantes de Asociated Press eligieron de forma unánime a Syracuse como nuevo número 1 del ránking tras ocho semanas de reinado de una Arizona que bajó al segundo lugar. Tras ellos, Florida, Wichita State y San Diego State mantuvieron sus posiciones. Villanova, Cincinnati, Kansas, Michigan State y Michigan cerraron los diez primeros puestos.

La excelente racha de Texas se vio recompensada con un fulgurante ascenso, del 25 al 15. En el otro lado de la moneda, el mal momento de Ohio State, Wisconsin (ambos llegaron a tener un número 3 de orden) y Massachusetts les hizo caer del Top 25, dejando sitio para el retorno de Virginia (20), Connecticut (22)  y Gongaga (23). Oklahoma State estaba bajo vigilancia de expulsión.

Sólo dos equipos acabaron la semana invictos, Syracuse y Wichita State. Y también son dos los que siguen sin vencer a ningún rival de su categoría, Cornell (derrotas ante Pennsylvania 90-83 y Princeton 69-48) y Gambling State (derrotas ante Mississippi Valley State 75-67  y ante Southern 54 a 104, encadenando 45 consecutivas ante equipos de la Division I).

AMERICAN ATLETIC

El número 7 Cincinnati sufrió hasta el final para mantenerse impoluto al frente de esta conferencia ante Connecticut, 22 del ránking (63-58). Sean Kilpatrick tuvo que rendir al máximo (26 puntos, 12 rebotes, 6 asistencias). Los Huskies, después de dominar el marcador la mayor parte del enfrentamiento, vieron como los locales conseguían 5 puntos de ventaja a 4:30 minutos del final, tras un parcial de 12 a 2. Dos horas antes del partido Cincinnati presentaba a su nuevo director atlético, Mike Bohn. La misión principal del recién llegado es conseguir el traslado del equipo a una conferencia más potente, después de haber sido rechazados, junto con Connecticut, por la Atlantic Coast. La jugada más destacada empieza con el tapón de Justin Jackson y acaba con el mate de Kilpatrick.

La buena racha de los Bearcats acabó en su visita a la pista de Southern Methodist, en la que cayeron claramente derrotados (76-55). Sean Kilpatrick se fue hasta los 22 puntos, pero la defensa de los Mustangs le dejó en un 5 de 18 en los lanzamientos de campo. El porcentaje global de su equipo fue del 35,4%, finalizando con más pelotas perdidas (19) que canastas (17). Es el tercer triunfo del equipo que entrena Larry Brown sobre un conjunto del Top 25 en sus últimos 7 partidos. Haciendo méritos para colarse en el torneo nacional de marzo.

ATLANTIC COAST

Syracuse estrenó su reinado con una victoria ante Notre Dame (61-55). Los Fightin Irish plantearon una defensa cerrada que minimizó la aportación de C.J. Fair, Jerami Grant y Tyler Ennis. Pero Trevor Cooney consiguió el mejor registro anotador de su periplo estudiantil con 33 puntos (más de la mitad de los sumados por los Orange). El escolta anotó 9 triples de 12 intentos, cinco en una primera parte que acabó con 13 puntos de ventaja para los locales. En la segunda mitad, los Orange se limitaron a mantener a raya a un rival que no se quiso dar por vencido. Hace dos temporadas, Notre Dame derrotó a Syracuse cuando los de Boeheim, invictos, lideraban el ránking. Este año la historia no se repitió. Ante Clemson (57-44)  los de Boeheim sumaron su victoria número 23 de esta temporada.

Duke, onceava del listado AP, superó fácilmente a Boston College (68-89) en el mejor partido de Jabari Parker. El freshman firmó una estadística personal de 29 puntos, 16 rebotes y 3 tapones. Los Blue Devils rompieron el enfrentamiento tras el descanso, con Parker anotando 12 de los 17 primeros puntos de su equipo. Danny Ainge, el responsable de fichajes de los Celtics de la NBA, no se perdió la exhibición. Incluso conversó con un compañero del alero, Nick Pagliuca, cuyo padre es copropietario de la franquicia de la NBA. ¿Buscando información privilegiada?

La número 20 Virginia sigue a Syracuse en los primeros lugares de la clasificación de esta conferencia.  Ante Boston College (77-67)  ganaban de 21 mediada la segunda mitad hasta que con una embestida los Eagles se pusieron 6 abajo a 40 segundos del final. Y ahí se les acabó el acierto a los visitantes. Malcolm Brogdon (17 puntos, 11 rebotes y 7 asistencias) volvió a ser decisivo. Esta vez acertó en los tiros finales desde la línea de personal. La semana anterior había anotado el triple de la victoria ante Pittsburgh. En el video, no os perdáis el mate de su compañero Justin Anderson.

Precisamente Pittsburgh, que cierra el ránking, se reencontró con la victoria ante Miami con un marcador de 55 a 59…¡después de una prórroga! Fue un enfrentamiento de muy bajo nivel ofensivo, con los dos equipos por debajo del 35% en los lanzamientos de campo. Durante los primeros cinco minutos de la segunda parte ninguno de los dos conjuntos fue capaz de anotar. Los 40 minutos acabaron con empate a 46. Por suerte para los Panthers, Lamar Patterson recordó que el objetivo del juego es que la pelotita pase por el aro, y tras anotar 10 de sus 25 puntos en los 5 minutos extra le dio el triunfo a los suyos.

Ante Virginia Tech, Pittsburgh sumo un nuevo triunfo y otro triste marcador, esta vez tras dos prórrogas (62-57). Lamar Patterson se quedó en 5 puntos, todos en los 10 minutos de más. Los 40 minutos reglamentarios acabaron con empate a 48 tras una jugada de 4 puntos del local James Robinson. Los 8 puntos del primer añadido (4 por banda) llegaron todos desde la línea de tiros libres. Pittsburg sólo anotó una canasta de campo en los minutos adicionales (precisamente de Patterson), pero acertó 12 de sus 16 tiros libres. Y aún fue mejor que sus rivales, que no anotaron ni una canasta. ¡Qué difícil es ser seguidor de los Panthers!

North Carolina sumó su cuarto triunfo consecutivo a costa de la venida a menos Maryland (75-63). Marcus Paige volvió a ser el de principio de temporada sumando 25 puntos, y Brice Johnson le ayudó saliendo del banquillo con 19 (y un inmaculado 8 de 8 en los lanzamientos). Los Tar Heels abrieron el partido con un parcial de 19 a 3 en los primeros 5 minutos que puso la victoria muy cara para los Terrapins. Los visitantes llegaron a ponerse tres abajo antes del descanso, pero una vez consumido su impulso volvieron a ceder una desventaja de dos dígitos. Antre Notre Dame ampliaron su racha gracias a su mayor atleticismo (62-73).  UNC provocó 17 pérdidas a sus rivales, su segunda mejor marca de la temporada. La jugada más destacada, este mate de J.P. Tokoto.

ATLANTIC 10

El líder de esta conferencia Saint Louis batió ante Saint Joseph’s (49-65 ) el récord del equipo de triunfos consecutivos: 15. Conjunto experto donde los haya, con cinco séniors como titulares (el mismo quinteto inicial de la temporada pasada), basa su éxito en la defensa. Mantiene a sus rivales en 59 puntos de media (octava mejor marca de la NCAA), dejándoles en un porcentaje de tiros de campo del 39% (29% desde la línea de 3 puntos). En su posterior visita a La Salle, sufrieron de lo lindo (63-65). Jordair Jett, con un físico de jugador de la NFL, anotó 19 de sus 25 puntos en la segunda mitad, entre ellos la canasta decisiva en los últimos segundos.

BIG EAST

En la victoria del número 12 Creighton sobre DePaul (78-66), Doug McDermott sobrepasó la cifra de los 1000 lanzamientos de campo anotados a lo largo de su etapa estudiantil. Y es que sus compañeros saben a quién tienen que buscar para desencallar los partidos. A pesar de su mal momento en el tiro (sólo había acertado 2 de sus últimos 10 lanzamientos tras anotar 6 de los 9 primeros), cuando los Pirates se pusieron a sólo 1 punto con 9 minutos de juego por delante McDermott fue la referencia de los Bluejays. Con sus recursos, se refugió en los tiros libres para conseguir la victoria, anotando 11 puntos (9 desde los 4,60) en el parcial de 14 a 3 que decidió el resultado. McDermott acabó con 32 puntos y 9 rebotes, que le permitieron también superar la cifra de las 1000 capturas.

Saint John’s recordaba perfectamente su partido ante Creighton del 28 de enero, en que un triple de McDermott les condenó. Esta vez mejoraron su táctica. No permitieron a la estrella de los Bluejays lanzar a canasta en los 8:40 finales. Y les dio resultado,. Los Red Storm vencieron 70 a 65 a pesar de los 25 puntos del segundo mejor anotador de la Division I en estos momentos, sumando su sexta victoria en los últimos 7 partidos. La sexta del ránking Villanova, que tuvo dos partidos fáciles esta semana, lidera esta conferencia.

BIG 10

La número 17 Iowa cedió en su casa ante una Ohio State (69-76) que renace. Los locales se enfrentaban a la mejor defensa de triples de la NCAA (los Buckeyes dejan a sus rivales en un 26,5% de media desde más allá de la línea), y cayeron víctimas de ella convirtiendo sólo 3 de sus 20 lanzamientos. En el aspecto individual, Aaron Craft secó a la perfección a Roy Devyn Marble. Y además aportó 17 puntos, 6 asistencias, 6 recuperaciones y 3 rebotes. Los Hawkeyes fueron capaces de remontar 9 puntos de desventaja en la primera mitad sólo para ver en la segunda como sus rivales se iban escapando poco a poco en el marcador. No de manera fulgurante, pero si con constancia.

Iowa se desquitó  con un triunfo sobre la número 10 del ránking, Michigan (85-67). Roy Devyn Marble decantó el partido ya en una primera mitad en la que anotó 22 de sus 26 puntos (6 de 9 en triples en estos 20 minutos). Su defensa sobre la figura rival, Nik Stauskas, también fue modélica. Dejó al líder anotador de los Wolverines en 10 puntos. Los Hawkeyes rompían así una racha de dos derrotas consecutivas como locales mientras que Michigan sigue sin encontrar alternativas a su juego ante defensas que anulan a su estrella. Un punto flaco que sus rivales explotan a conciencia (2 derrotas en los últimos 3 partidos).

Wisconsin derrotó a una Illinois (63-75) que, con 8 derrotas consecutivas, se ha convertido en un bálsamo para equipos caídos en desgracia como Ohio State, Indiana, Iowa y ahora los Badgers. Los Fightin Illini empezaron la temporada con un récord de 13-2, pero no han podido resistir la dureza del calendario de su conferencia. Sin referentes interiores de garantías, los locales centran todas sus opciones en el juego exterior. Ante Wisconsin, Rayvonte Rice se fue hasta los 24 puntos, pero no fue  suficiente.

Pero el aldabonazo de los Badgers llegó tras su victoria sobre el número 9, Michigan State (60-58). Josh Gasser secó por completo a Gary Harris (6 puntos con una serie de 3 de 20 en el tiro). Los Spartans no pudieron contar con el lesionado Keith Appling, el otro miembro clave de su línea exterior. El ya recuperado Adreian Payne, en su primera titularidad después de su lesión, aportó 24 puntos, entre ellos el triple que empataba el partido a 58. La última bola fue para Traevon Jackson que a 5 segundos del final le dio el triunfo a los de Bo Ryan. La crónica de video, a cargo del habitual Patrick Herb.

Purdue se deshizo de Minnesota (77-74) después de disputarse tres prórrogas. El pívot A.J. Hammonds fue su hombre más destacado, con 20 puntos, 14 rebotes y 6 tapones. Los Boilermakers rompieron su peor racha de la temporada, con cuatro derrotas consecutivas traspasándosela a los Golden Gophers, que tras este resultado encadenaban tres. Los de Pitino Jr. rompieron su mal fario a la primera ocasión, derrotando a Indiana 66 a 60.

BIG 12

La número 8 Kansas derrotó a Baylor (52-69) en una mala noche en el tiro de Andrew Wiggins (14 puntos pero con una serie en el lanzamiento de 4 de 13). Los primeros puntos del novato no llegaron hasta el final de la primera parte, pero valieron la pena: un triple desde medio campo. 6 minutos antes, Brady Heslip (14 puntos) había puesto por delante a Baylor 21 a 22. El escolta había anotado 4 triples hasta ese momento. En adelante, no sumó ningún punto más. El base Naadir Tharpe fue el hombre clave de los Jayhaws, con 9 de sus 22 puntos en el parcial de 14 a 3 que cerró la primera mitad, un triple para empezar la segunda y otro cuando los Bears se acercaban en el marcador. Ante West Virginia, victoria sin problemas (83-69).

Kansas State, el equipo que entra y sale del ránking, cortó de raíz la racha de 7 triunfos de la 15 según AP, Texas (74-57). Markus Foster rindió a un gran nivel, anotando 34 puntos, su mejor marca personal, en una serie de 13 de 16 en el tiro (on fire, como se ve en el video). De los 23 jugadores que saltaron a la pista, sólo dos anotaron en dobles figuras: Foster y su antagonista Isaiah Taylor (17). Pero no todo fue ataque. En defensa, los Wildcats sólo permitieron a sus rivales anotar 19 puntos en los primeros 20 minutos. El porcentaje de acierto de los Longhorns en esta primera mitad fue del 20%, con sólo 5 canastas.

Iowa State (16 del ránking) venció en su visita a la pista del número 19 Oklahoma State (97-98) en un partido con tres prórrogas. DeAndre Keane rozó el triple doble (26 puntos, 10 rebotes, 9 asistencias) No falló ninguno de los nombres propios de los dos contendientes. Por los locales, su trío de estrellas: Marcus Smart (20 puntos, 7 rebotes, 3 asistencias), Markel Brown (19 puntos, 10 rebotes) y Le’Bryan Nash (26 puntos, 10 rebotes, 5 asistencias). Por los Cyclones, además de Keane, Melvin Ejim (22 puntos, 13 rebotes), George Niang (17 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias, 3 recuperaciones) y Dustin Hogue (10 puntos, 13 rebotes, 3 tapones). Los Cowboys sumaron su tercera derrota consecutiva después que ni Smart ni Nash acertasen en sus lanzamientos en los segundos finales.

En la victoria ante TCU (84-69), Melvin Ejim decidió que era su noche, así que dio descanso a sus compañeros. El alero canadiense batió el récord anotador del torneo de la conferencia, con 48 puntos (y un acierto impresionante, convirtiendo 20 de sus 24 lanzamientos). El festín anotador llevaba incorporada una guarnición de 18 rebotes para redondear el plato. Es el tercer jugador esta temporada tras Aaric Murray y Tyler Haws que llega a esta cifra que no es, sin embargo, el mejor registro anotador individual de Iowa State. La marca está en posesión de Lafester Rhodes, que anotó 54 puntos ante Iowa el 19 de diciembre de 1987.

La alicaída Oklahoma State sumó una nueva derrota, en su visita a Texas Tech (65-61). Este enfrentamiento nos ha dejado la imagen de la semana. Con el marcador ajustado, Marcus Smart intenta taponar una entrada de un rival y acaba cayendo cerca del público situado detrás de la canasta. Al levantarse, empuja a un aficionado local. Sus compañeros le llevan, tras recibir una técnica, al banquillo. El base, muy alterado, afirma que el seguidor local le ha lanzado un insulto relacionado con el color de su piel. El aficionado admite que insultó a Smart, pero niega que lo hiciera de forma racista. El asunto se ha saldado con una sanción de 3 partidos para la estrella de los Cowboys  (cuando tenga tiempo trataré el tema con más profundidad).

West Virginia venció a la 21 del listado de equipos de AP, Oklahoma (91-86), después de una prórroga.  Por un retraso en su vuelo, los Sooners  llegaron a la pista rival 90 minutos antes del salto inicial. Durante la primera mitad sufrieron de la mano de los trece puntos de Juwan Staten (20 puntos, 10 rebotes, 6 asistencias) y Terry Henderson (17 puntos). En una segunda parte en la que remontaron una desventaja de 14 puntos, su pesadilla fue Eron Harris, que anotó 26 de sus 28 puntos tras el descanso. Un triple suyo envió el enfrentamiento a una prolongación que abrió con dos triples más. Todo un festival, como se ve en el vídeo.

PACIFIC 12

En su primer partido sin el lesionado Brandon Ashley (baja para toda la temporada), a la número 2 Arizona no le entraban los tiros en casa ante Oregon (67-65). Ni de campo (40%) ni los libres (54,3%). A pesar del buen papel de su sustituto en el cinco inicial, Rondae Hollis-Jefferson (14 puntos, 10 rebotes). Los Wildcats aguantaron de salida con 10 puntos y 5 rebotes en ataque de Kaleb Tarczewski. Pero a la que los Ducks doblaron el marcaje sobre el pívot y el base T.J. McConell se fue al banquillo con tres faltas, el equipo de Oregon empezó a dominar el marcador.

Y he aquí las diferencias de mentalidad entre ambos bloques. Mientras Arizona remontó, en los últimos 2 minutos su rival perdió 2 balones, Joseph Young falló un triple muy mal seleccionado y el equipo erró 3 de los 4 tiros libres de que dispuso. Estos errores se pagan en forma de derrota. Las dos acciones más espectaculares de la noche las puso Nick Johnson (18 puntos, 5 asistencias) con dos tremendos mates.

Oregon amplió su crisis (8 derrotas en sus últimos 10 partidos) ante Arizona State (74-72). Los Sun Devils, a pesar de la poca fiabilidad en el tiro de Jahii Carson (11 puntos, 12 rebotes, 6 asistencias pero 2 de 10 cara a canasta) llegaron al descanso con una ventaja de 20 puntos. Joseph Young, negado en anotación en la primera mitad, anotó 29 puntos en la segunda, entre ellos los últimos 11 de su equipo. Su actuación no tuvo el premio que él esperaba. Jordan Bachynski (26 puntos, 9 rebotes, 9 tapones) taponó su intento de forzar la prórroga.

SOUTHEASTERN CONFERENCE

La número 3 Florida se deshizo de Missouri (68-58) en el día del debut de Chris Walker. La NCAA se ha demorado mucho en conceder su permiso para jugar al freshman. Sólo con que sea la mitad de bueno de lo que se dice, ya será un gran refuerzo interior para los de Billy Donovan.  En su presentación en público consiguió cuatro puntos, 2 rebotes y 2 tapones en 7 minutos en pista. El enfrentamiento se rompió cuando Michael Frazier II, muy fallón en la primera mitad, conectó 3 triples consecutivos en la segunda.

En el siguiente partido de los Gators, Alabama les contuvo hasta el descanso gracias a la sensacional actuación de su base Trevor Releford (25 puntos, 16 durante los primeros 20 minutos, fallando sólo 3 de sus 10 tiros). Por una vez, lo que dio la victoria a los de Billy Donovan (78-69) no fue la defensa, sino el ataque, con sus 5 titulares anotando por encima de los 10 puntos y un porcentaje de acierto en los lanzamientos de campo del 62%. Patrick Young, además de 11 puntos, colocó un tapón espectacular.

Ante Ole Miss, la número 18 Kentucky no hizo los deberes hasta la segunda mitad (80-64). Willy Cauley-Stein, rompiendo una racha de malos partidos, cerró el camino al aro local con 6 tapones, a los que sumó 18 puntos y 11 rebotes. Julius Randle sumó 11 de sus 12 puntos en los segundos 20 minutos. Los Wildcats subieron en este periodo su porcentaje en lanzamientos de campo hasta el 60%, y redujeron el de los Rebels hasta un 36%. La lluvia de triples de Marshall Henderson se quedó en cuatro gotas (16 puntos, pero 4 de 12 desde la línea de 3 puntos).

OTRAS CONFERENCIAS

A Boise State le faltó muy poco para tumbar al líder de la Mountain West, el número 5 San Diego State (65-67). Los Broncos dominaron en el marcador durante casi todo el partido. Pero 8 minutos sin anotar permitieron a los Aztecs ponerse por delante a 4 minutos del final, en una remontada que culminó Xavier Thames (23 puntos) con siete puntos consecutivos. El marcador se mantuvo igualado, mientras Thames ampliaba su racha con 3 puntos más. Y en la última posesión,  con los 9.600 espectadores, los rivales e incluso su propio entrenador Steve Fisher convencidos de que se jugaría el último tiro, el base asistió a su compañero Dwayne Pole II para que se llevara la gloria del triunfo con un triple.

Gonzaga (23 del ránking), líder destacado de la West Coast, desperdició una desventaja de 22 puntos para acabar sufriendo ante Portland (71-66). Los Zags abrieron el encuentro con un parcial de 22 a 6, acertando 10 de sus 15 primeros lanzamientos (y 5 triples). Pero en los 9:30 primeros minutos de la segunda mitad su aportación ofensiva se vio reducida a una canasta de 2 puntos y 3 tiros libres. Con el marcador igualado, 6 puntos de David Stockton (1 triple y 3 tiros libres) y otros 7 de Kevin Pangos (1 triple y 4 tiros libres) en los 3:10 finales marcaron las diferencias. En un partido fuera del calendario de su conferencia, Gonzaga cayó ante la número 24 Memphis (60-54). Los Tigers cerraron el enfrentamiento con un parcial de 0 a 10 en los 3 minutos finales.

En la Big South, Virginia Military (VMI) protagonizó otro festival anotador, esta vez ante Gardner-Webb (104-108). Los Keydets necesitaron de 4 prórrogas para doblegar a sus rivales y de tres canastas sobre la bocina (final del partido, y de la segunda y tercera prórrogas) para evitar la derrota. Por los locales, el reserva Tyrell Nelson acabó con 24 puntos y 25 rebotes. Por los vencedores, destacaron los sospechosos habituales, D.J. Covington (28 puntos, 13 rebotes, 5 tapones), Rodney Glasgow (21 puntos, 12 asistencias, 6 rebotes, 5 recuperaciones)  y QJ Peterson (20 puntos), y el menos habitual Brian Brown (22 puntos, 6 de 9 en triples). Brown fue el que forzó la primera prórroga y el autor de la canasta clave en la última.

EL NUEVO REY DE LOS TRIPLES

Oakland cayó ante Cleveland State (85-91) en la Horizon League, a pesar de que Travis Bader anotó 35 puntos con un tremendo 10 de 13 en lanzamientos de 3 puntos (de todas las formas y colores, como se ve en el vídeo). Entre los dos equipos anotaron 29 triples, que se dice rápido. Por los Vikings le dio la réplica el base Charlie Lee con 31 puntos y 6 de 8 en triples. Ambos jugadores se marcaban mutuamente, así que me parece que no se aplicaron mucho en defensa.

El sénior de la Universidad de Oakland es el nuevo monarca del triple en la NCAA tras batir el domingo 2 de febrero contra Milwaukee el récord total de canastas de 3 puntos anotadas por un jugador en su carrera universitaria. Con los 6 que consiguió en ese enfrentamiento elevó su marca hasta los 461, 4 por encima del registro del exjugador de Duke y ahora en Los Angeles Clippers J.J. Redick. Y con los 13 de su última cita ya van 471. ¡Y aún le quedan unos cuantos partidos para seguir sumando!

 

versión íntegra del artículo publicado en http://www.encancha.com, febrero 2014

NCAA: Ya no quedan invictos

14 Ene

Todos los equipos de la I División de la NCAA ya conocen la derrota, después de que las 4 universidades que aún no lo habían hecho (Wyoming, Arizona, Michigan, Duke, por orden de ránking) se pusieran de acuerdo para perder esta semana.

  La primera en caer fue la modesta Wyoming, que perdió en su debut en la conferencia Mountain West. Un triple en el último segundo de Jeff Elorriaga consumó el fin de su racha de victorias, permitiendo a los Boise State Broncos domar a los Cowboys por 61 a 63.

 Tras dos semanas de jugarse los finales de partido a cara o cruz, a Arizona finalmente le salió cruz contra Oregon (70 a 66). Perdían de 12 a falta de 3 minutos, pero los Wildcats remontaron hasta ponerse 3 abajo en el último minuto. Sus opciones se desvanecieron cuando Nick Johnson perdió la pelota a falta de 14 segundos. Por los victoriosos Ducks destacó el completísimo partido de E.J. Singler, el hermano pequeño del exACB y ahora NBA Kyle Singler, con 14 puntos, 7 rebotes, 7 asistencias y 3 robos de pelota.

 En la Atlantic Coast, Duke cayó contra North Carolina State por 84 a 76. El bajito pero rocoso pívot Richard Howell (2,03) fue clave en el triunfo de los Wolfpack con sus 16 puntos y 18 rebotes. Estuvo bien ayudado por el talentoso pero inconstante ala pívot C.J. Leslie, autor de 25 puntos. Por los Blue Devils, Seth Curry se lesionó a falta de 5 minutos para el final. Llevaba 22 puntos anotados. Segunda baja esta semana de los de Krzyzewski después de perder a Ryan Kelly en la victoria sobre Clemson por 68 a 40. Duke tendrá que conseguir alternativas, y rápido, para suplir a sus dos mejores anotadores exteriores.

 Michigan igualó su mejor inicio de temporada histórico tras derrotar a Nebraska (62 a 47): 16 victorias por ninguna derrota. No pudo superar el récord al perder en su siguiente partido contra Ohio State por 56 a 53. Los Wolverines saltaron dormidos al parquet, lo que aprovecharon los locales Buckeyes para tener diferencias de hasta 21 puntos. En la segunda parte Trey Burke y Tim hardaway Jr se pusieron las pilas, y el resultado se ajustó. A falta de 14 segundos, con 52 a 50 en el marcador, Trey Burke lanzó un triple clave, pero la pelota se salió literalmente de dentro del aro.

 Deshaun Thomas, autor de 20 puntos en la victoria sobre Michigan, venía de  ser abucheado en la pista de Purdue, una de las universidades de Indiana . El ala pivot, un talento nacido en ese estado, se decidió por una universidad de otro, Ohio State. Thomas respondió a los silbidos con 22 puntos y 7 rebotes. Y los Buckeyes vencieron a los locales por 64 a 74 en la que fue la victoria número 100 del entrenador Thad Matta en la Big Ten.

 En la misma conferencia Big Ten, Minnesota es un equipo de segundas partes. Derrotó a Illinois por 67 a 84 anotando 50 puntos en ese periodo. Contra Indiana se fueron hasta los 52, aunque cayeron por 88 a 81. Una estadística curiosa, todos los jugadores de los dos quintetos titulares anotaron más de diez puntos. Al descanso el partido parecía decidido a favor de los Hoosiers, 52 a 29. Pero los Golden Gophers tiraron de su épica de las segundas mitades para ponerse a 3 puntos, 84 a 81, a falta de 20 segundos. El base de Indiana Jordan Hulls falló dos tiros libres, pero él mismo capturó el rebote ofensivo para no volver a perdonar en los dos siguientes.

 En la Atlantic Ten se vivió el momento más dramático de la semana en la victoria de Butler sobre Dayton por 73 a 79. Rotnei Clarke, tras un robo de pelota a Matt Derenbecker, se disponía a anotar una bandeja en la canasta local cuando recibió una dura falta del mismo jugador que había perdido la pelota. El base de los Bulldogs impactó violentamente con la cabeza y el hombro contra la base acolchada de la canasta. Aunque no perdió la movilidad de brazos y piernas, ya no se levantó del suelo y abandonó la cancha en camilla. Por suerte, parece que todo se quedará en un susto.

 Kansas ganó a Iowa State en su debut en la Big 12, aunque para ello necesitó forzar una prórroga (97 – 89). Ben McLemore acabó con 33 puntos para los Jayhakws, tres de ellos el triple que empató el partido a 79. Un mazazo para el exNBA Fred Hoiberg, entrenador de los Cyclones, que ordenó a sus jugadores defender en lugar de hacer falta para evitar ese lanzamiento de 3 puntos.

 Missouri debutó ganando a Alabama (84 a 68) en la Southeastern Conference (SEC para los amigos), pero perdió por lesión en su rodilla derecha a su líder en anotación y rebotes, Laurence Bowers, en un choque con su compañero Phil Pressey a 6 minutos del final del partido.  El alero pasó la temporada anterior en blanco por una lesión en la otra rodilla. Esta vez parece que no será tan grave. Los Tigers no supieron jugar sin él contra Ole Mississippi, y cayeron por 64 a 49.

 También en la SEC Kentucky debutó venciendo con mucha dificultad y polémica a Vanderbilt (58-60). Los de Calipari ganaban de 16 a falta de 16 minutos, pero un parcial de 22 a 4 de los Commodores dio la vuelta al marcador. A 17 segundos del final, una canasta del pívot Nerlens Noel daba a Kentucky una ventaja de 5 puntos. El problema es que lanzó cuando ya se había agotado el tiempo de posesión. Kevin Stallings, entrenador de Vanderbilt, pidió un tiempo muerto para que los árbitros revisasen la jugada en el video. Y los colegiados se negaron. Según el coordinador arbitral de la conferencia, sólo hubieran debido revisarla por un fallo en el funcionamiento del reloj de posesión. No para corregir un error humano. ¿Que hubiera dicho Tad Boyle, técnico de Colorado (ver resumen de la semana pasada) si ocupase el banquillo de Vanderbilt?

 Contra Texas A&M, sin polémica alguna, Kentucky perdió 71 a 83. Un parcial de 0 a 11 en los últimos minutos, cuando el partido estaba empatado a 63, sentenció a los Wildcats. Fabyon Harris anotó 9 de sus 14 puntos en esa fase del encuentro. Por los Aggies brilló Elston Turner, que se fue hasta los 40 puntos. Nerlens Noel fue el más destacado de los Wildcats con 15 puntos, 11 rebotes, 7 tapones y 6 asistencias.

 En la Big East, Boeheim siguió sumando victorias con Syracuse, aunque al rey de la zona 3-2 a punto estuvo de atragantársele la defensa zonal de Providence (66 a 72). Los Orange se han quedado sin su segundo mejor anotador, el sénior James Southerland, por un problema de elegibilidad que la universidad no ha especificado. Aun sin él, Syracuse amplió a 34 su racha de victorias consecutivas como local venciendo a Villanova por 72 a 61.

 En la Missouri Valley Creighton es un rodillo sobre sus rivales. Su última víctima fue Missouri State, a la que derrotó por 52 a 74. Noche estelar de su figura, Doug McDermott, que consiguió su mejor anotación de la temporada con 39 puntos. Incluyendo los 18 que su equipo anotó en los 7 primeros minutos de la segunda parte. Durante ese tiempo, los locales solo sumaron 5 puntos. Ese parcial sentencio el enfrentamiento.

publicado en http://www.encancha.com, enero 2013

NBA.com | Hang Time Blog

The official news blog of NBA.com with commentary and analysis from NBA.com's staff of writers.

ProBasketballTalk

Basketball - NBC Sports

El vestuario

Son historias. El deporte es sólo una excusa. Por Jorge Gérardin

EL ECO SIN PASOS

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

La Canasta Americana 🏀

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

A %d blogueros les gusta esto: