Tag Archives: Gary Harris

NCAA: Cuatro equipos en busca de la gloria

31 Mar

Ya tenemos a los 4 aspirantes a Loco Mayor de Marzo. Sólo un número 1 ha sobrevivido, Florida. Muy difícil lo tendrá para hacer valer su jerarquía ante la eficaz Wisconsin, la jovencísima Kentucky y la muy descarada Connecticut.

Zona Sur (sede: Memphis)

La número 1 Florida puso el punto final al brillante final de temporada de UCLA (79-68). Los californianos tuvieron una primera ventaja tras dos triples seguidos de David Wear. Pero allí estaba el francotirador de Florida, Michael Frazier (19 puntos, 6 rebotes, 5 de 8 en triples), para devolverle la calma a su equipo con tres triples casi consecutivos (Scottie Wilbekin aportó otro más) en sus tres primeros lanzamientos. Con un buen Will Yeguette (8 puntos, 7 rebotes) los de Billy Donovan dieron un primer estirón en el marcador, contrarrestado de forma parcial por Zach Lavine con sus 5 únicos puntos. Al descanso ganaba la número 1 de 6 (36-30).

En la segunda mitad dos triples más de Frazier contuvieron los primeros intentos californianos de reducir distancias. Una buena racha de acierto de Kyle Anderson (11 puntos, 9 rebotes, 5 asistencias) permitía a los Bruins ponerse sólo 1 punto por debajo. Florida no concedió a sus rivales ningún punto al contrataaque en los 10 minutos finales (había anotado 23 previamente). Scottie Wilbekin (13 puntos, 3 asistencias) hizo subir la diferencia de los Gators hasta los 11 con 6 puntos consecutivos a 5:30 del final. Jordan Adams (17 puntos) y Travis Wear (14 puntos) intentaron la remontada, pero no pudieron ante la labor conjunta de sus rivales.

 

La número 11 Dayton que entrena brillantemente Archie Miller no dio ninguna opción a la número 10 Stanford (72-82) en el duelo entre cenicientas. Los Flyers consiguieron imponer su ritmo de juego, mucho más rápido que el de su rival, desde el primer minuto. La defensa zonal de los Cardinals era incapaz de frenar la movilidad de los atacantes de Dayton (destacó la inteligencia de Devin Oliver en este aspecto), y sus hombres altos (Stefan Nastic, Dwight Powell) se cargaron muy rápido de faltas. El entrenador Johnny Dawkins tuvo que dar minutos a unos jugadores de banquillo que no acostumbran a tener demasiado protagonismo en sus planteamientos.

La mala noche en el tiro del base Chason Randle (21 puntos pero con una serie de 5 de 21 en los lanzamientos de campo) permitía a los defensores rivales centrarse sobre los interiores rivales, un Powell muy apagado en la primera mitad (13 de sus 17 puntos en los segundos 20 minutos) y un Stefan Nastic (15 puntos). Sobre los hombros del serbio cargó Stanford el peso de su intento de remontada en la segunda mitad hasta que fue eliminado a 5 minutos del final. Sólo uno de los 12 jugadores de Dayton se quedó sin anotar. Jordan Sibert lideró el equipo con 18 puntos, bien acompañado por el inesperado Kendall Pollard con 12 (en 14 minutos en pista).

 

Dayton despertó de su sueño en la final regional ante Florida (62-52). Los Gators consiguieron lo que no había logrado ninguno de los rivales anteriores de los Flyers: controlar el ritmo del partido, anulando las oportunidades de anotar en transición de sus rivales (8 puntos a la contra). Los de Billy Donovan también fueron superiores en la lucha por el rebote (37 a 26), lo que les concedió 13 puntos tras segundas oportunidades (Dayton sólo anotó 1 tras no coger ningún rebote en ataque en los últimos 20 minutos). Destacó en este aspecto Patric Young (12 puntos, 6 rebotes, 2 recuperaciones, 4 tapones).

Scottie Wilbekin asumió el liderazgo ofensivo de Florida ya en la primera mitad, antes de lo que viene siendo habitual (14 de sus 23 puntos en el primer período). Tras un parcial de 15 a 1 en los últimos 4:40 antes del descanso, Florida se puso 14 arriba (38-24). Dos triples de salida de Dayton redujeron su desventaja a 8 en la reanudación, pero fue lo más que consiguieron acercarse a sus contrarios. En los 8 minutos y medio finales, sólo anotaron dos jugadores: Wilbekin por los vencedores (7 puntos) y Dyshawn Pierre por los derrotados (11 de sus 18 puntos). El líder anotador de los Flyers, Jordan Sibert, se quedó en 0 puntos (la defensa de Florida sólo le concedió espacio para 3 lanzamientos en 30 minutos).

 

Zona Este (sede: New York)

La número 4 Michigan State confirmó su fama de equipo sólido y derrotó a la cabeza de serie regional, Virginia (59-61). Los Cavaliers, un equipo que ha basado su juego en la defensa, se encontraron con un muro enfrente que dejó su acierto en el lanzamiento de campo en el 35,7%. El buen inicio de partido de Adreian Payne (16 puntos, 5 rebotes) y Branden Dawson (24 puntos, 10 rebotes) dio a los Spartans su primera ventaja importante (21-11)  mediado el primer periodo. Virginia se rehizo para llegar al descanso sólo 4 abajo, 27 a 31. En la segunda mitad fue la cabeza de serie, liderada por Malcolm Brogdon (17 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias, 3 recuperaciones), la que sorprendió a Michigan State con un parcial de 9 a 1.

Dawson y Payne salieron al rescate de los suyos para estabilizar de nuevo la situación hasta llegar a unos 2 últimos minutos de locura. Un triple de Payne ponía a los Spartans 3 arriba. Un mate de Dawson ampliaba la ventaja de los suyos hasta los 5 puntos. Virginia se mantenía en el partido desde la línea de tres gracias a Joe Harris (17 puntos, 3 rebotes, 3 asistencias) y Malcolm Brogdon, mientras que Michigan State rentabilizaba las faltas recibidas, a pesar del 1+1 fallado por Keith Appling a falta de 17 segundos para el final. Gary Harris, para asegurar, lanzó a fallar su segundo tiro libre a un segundo del final, dejando sin margen a los Cavaliers para una jugada desesperada.

 

En la otra semifinal regional, DeAndre Daniels (27 puntos, 10 rebotes, 2 tapones) aprovechó la baja de Georges Niang en la número 3 Iowa State para llevar a la 7 Connecticut a la victoria (76-81). La baja de su pívot no fue el único handicap al que tuvieron que hacer frente los Cyclones. El mal partido de otra de sus estrellas, Melvin Ejim (7 puntos, 8 rebotes) y la noche errática en el lanzamiento de DeAndre Kane (16 puntos, 8 rebotes, 9 asistencias, pero 6 de 18 en los lanzamientos de campo) pesó más en su contra que el excepcional enfrentamiento realizado por Dustin Hogue (34 puntos, 6 rebotes, 15 de 19 en el tiro).

UConn abrió el partido a ritmo de triples de la mano de sus dos bases, Shabazz Napier (19 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias, 4 de 6 en triples) y Ryan Boatright (16 puntos, 2 de 3 en triples). Hogue contuvo la primera oleada, pero cedió ante la segunda, y más después que Daniels se sumase a la fiesta de los Huskies. Al descanso la diferencia era de 10 puntos. En la segunda mitad llegó hasta los 17. Unos buenos minutos de Kane y Naz Long ( sus 7 puntos, consecutivos durante esta fase) más la lucha constante de Hogue redujeron la distancia entre los dos conjuntos a sólo 4 puntos a 2:24 del final, pero la solidez de Connecticut en los tiros libres en los últimos 60 segundos (10 de 11) le evitó un susto mayor.

 

En el partido que cerraba el fin de semana en esta fase regional, Connecticut protagonizó otro upset eliminando a Michigan State (54-60). UConn abrió el partido con una efectividad tremenda que llevó a un parcial de 2-12 en los primeros 5 minutos. Michigan State supo recomponerse. Atrás con una defensa individual asfixiante, cerrada sobre su canasta, con cambios en los bloqueos y ayudas constantes sobre el rival con pelota. En ataque, dos triples consecutivos de Adreian Payne (13 puntos, 9 rebotes) marcaron el camino a los Spartans que llegaron al descanso 4 arriba gracias a dos triples más de Gary Harris (22 puntos, 4 de 9 en triples) y otro, tras 3 minutos de sequía global, de Denzel Valentine.

Payne abrió la segunda mitad con 5 puntos consecutivos. Con los Huskies 9 abajo, Shabazz Napier (25 puntos, 6 rebotes, 4 asistencias) demostró que nadie le ha regalado los galones de líder. Anotó 7 puntos para empatar el partido justo antes de recibir un golpe en la cara de Gary Harris. UConn apretó en defensa negándole la pintura a Payne. El show de Napier siguió con un triple increíble y una asistencia a Neils Giffey en el contrataque. Un triple de Ryan Boatright devolvió a los Huskies sus 10 puntos de ventaja. Valentine y Harris acudieron al rescate, como no, desde la línea de 3 puntos. Hasta llegar al peor escenario posible para los Spartans, un final ajustado en el que sus nervios y la frialdad de los Huskies formaron la tormenta perfecta.

 

Zona Oeste (sede: Anaheim)

La número 4 San Diego State le complicó mucho las cosas a la cabeza de serie regional Arizona que dirige Sean Miller (70-64). Los Aztecs, un equipo con mucho más físico del que parece, le plantaron cara a la número 1 en la lucha por el rebote (hasta 19 capturaron bajo el aro contrario, por sólo 10 cedidos en el propio). La torre de Arizona Kaleb Tarczewski se cargó de personales ante las acometidas contrarias. Una excelente defensa de Dwayne Polee (13 puntos) dejó a los Wildcats huérfanos de los puntos de Nick Johnson. El mismo Polee y Winston Shepard (11 puntos) dieron a los de San Diego 8 puntos de ventaja antes del descanso. En la segunda mitad Xavier Thames (25 puntos), volvía a elevar la distancia entre ambos equipos hasta este límite.

 Arizona, aferrándose al trabajo de unos brillantes Aaron Gordon y Rondae Hollis-Jefferson (15 puntos y 6 rebotes para cada uno de ellos), logró remontar y ponerse por delante. Y a 2:46 del final, tras haber fallado sus 10 lanzamientos anteriores, Nick Johnson anotó su primera canasta de dos. Treinta y seis segundos más tarde, sumaba un triple. La bestia había despertado. Con los Aztecs perdiendo de 6, el escolta de los Wildcats reclamó la pelota para recibir las previsibles faltas. Johnson anotó los 10 tiros libres que lanzó, para cerrar su estadística personal con 15 puntos (además de 8 rebotes y 3 asistencias) y la colectiva con un nuevo triunfo.

 

La otra semifinal regional se preveía a priori mucho más igualada que la anterior, pero la 2 Wisconsin en encargó de pulverizar los pronósticos dominando desde el inicio a una desconocida 6 Baylor (69-52). La defensa zonal de los Bears, que tantos problemas había causado a Nebraska y Creighton, fue fácilmente superada por los Badgers durante la primera mitad. Frank Kaminsky (19 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias, 6 tapones) anotó 8 de los 10 primeros puntos de los Badgers para darle una ventaja de 6 puntos. Con la ayuda de los triples de Ben Brust (14 puntos, 6 rebotes) y la aportación interior de Nigel Hayes (10 puntos, 6 rebotes), la diferencia subió hasta los 13 puntos al descanso.

La defensa de los de Bo Ryan sólo había concedido a un rival eminentemente ofensivo como Baylor 16 puntos durante los primeros 20 minutos. En la segunda mitad la diferencia entre ambos equipos subió hasta los 20 puntos a 9 minutos del final. Los Bears acabaron el encuentro con un porcentaje en sus lanzamientos de campo del 31,6% y sus triplistas Brady Heslip (1 de 4 desde la distancia) y Kenny Chery (12 puntos, pero 7 de tiros libres) perfectamente anulados. Su principal anotador fue Cory Jefferson (15 puntos, 7 rebotes), aunque gracias a que maquilló sus números (al igual que Chery) con el partido sentenciado.

 

No habrá duelo entre hermanos en la gran Final Four. Si la Dayton de Archie Miller cayó ante Florida, su hermano Sean vio como Wisconsin daba la sorpresa ante su equipo, Arizona (63-64). Los Wildcats empezaron más entonados, consiguiendo una ventaja de 7 puntos tras 2 tiros libres de Rondae Hollis-Jefferson (10 puntos, 4 rebotes). Con Kaminsky todavía sin entrar del todo en el juego (8 de sus 28 puntos antes del descanso, además de 11 rebotes), Wisconsin acabó la primera parte a tres de su rival gracias al trabajo de Nigel Hayes y Traevon Jackson (10 puntos, 5 asistencias).

En la segunda parte Kaminsky despertó para igualar el choque. Con un Aaron Gordon fallón (8 puntos y 18 rebotes, pero fallando 7 de sus 9 lanzamientos en la pintura), Nick Johnson (16 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias) intentaba mantener a Arizona por delante, pero el pívot de los Badgers le devolvía punto por punto. Y así se llegó a la prórroga y a la discutida falta en ataque de Johnson a 4 segundos del final (de la misma manera la podían haber pitado en defensa, el escolta de Arizona saca el brazo tras recibir el choque de Josh Gasser), con Arizona un punto abajo. Los Wildcats tuvieron tiempo de recuperar el balón en el saque de fondo posterior, pero no de conseguir un lanzamiento ganador.

 

Zona del Medio Oeste (sede: Indianapolis)

La carrera de la número 11 Tennessee desde los First Four se acabó ante la número 2 Michigan (73-71). Los Wolverines hicieron dos cosas bien para despertar de su sueño a los Volunteers: mantener su acierto habitual en los triples (11 de 20) y contener a un Jarnell Stokes (11 puntos, 6 rebotes) demoledor en sus tres partidos anteriores de este “March Madness”. Y a pesar de todo, la aspirante a cenicienta tuvo opciones hasta los últimos instantes para seguir en la competición una noche más. A 11 minutos del final Michigan ganaba de 15. Fue entonces cuando Jordan McRae (24 puntos, 6 rebotes) decidió echar el resto.

A 3:40 del final, la distancia era de 10 puntos tras el último triple de Nik Stauskas (14 puntos). Y entonces a los Wolverines, que veían el partido ganado, les dominó el miedo a la derrota. Después de conceder un parcial de 1 a 11, McRae ponía a Tennessee a sólo 1 punto con 13 segundos por jugarse. Caris Levert (10 puntos, 5 asistencias) perdió su quinta pelota de la noche en un saque de fondo. En el peor de los escenarios posibles para su equipo, Jordan Morgan (15 puntos, 7 rebotes) cerró su gran partido forzándole una decisiva falta en ataque a Jarnell Stokes (muy protestada por los Volunteers) que decidió el encuentro.

 

En el duelo con más morbo del “Sweet Sexteen” (la ronda de 16), la número 8 venció a su gran rival y vigente campeona, la 4 Louisville (69-74). Dos factores fueron claves en la derrota de los Cardinals. El primero, su escaso acierto en los tiros libres (13 de 23, para un 22 de 27 de Kentucky). El segundo, su colapso en la pintura en los últimos 8 minutos (2 puntos, con 1 de 5 en el lanzamiento, mientras que en los minutos previos habían anotado 42 con una serie de 21 de 29). En este segundo factor destacó el trabajo para Kentucky de los freshman Julius Randle (15 puntos, 15 rebotes) y Dakari Johnson (15 puntos, 6 rebotes), después que Willie Cauley-Stein se lesionase el tobillo en los primeros minutos.

Los Cardinals, liderados por Russ Smith (23 puntos, 3 asistencias), Luke Hancock (19 puntos, 3 de 5 en triples) y Montrez Harrell (15 puntos, 8 rebotes), fueron por delante en el marcador casi todo el encuentro. Hasta que Alex Poythress, prácticamente inédito hasta entonces, decidió que había llegado su momento. Con los Wildcats 7 abajo a 4:30 del final, el alero anotó sus 6 puntos de forma casi consecutiva durante un apagón ofensivo de Louisville. Un triple de Aaron Harrison (15 puntos) ponía a Kentucky 2 arriba a 40 segundos del final. Julius Randle y Aaron Harrison sellaron la victoria de los de John Calipari sobre el conjunto de Rick Pitino (exentrenador de Kentucky). El parcial desde la aparición de Poythress fue de 3 a 15.

 

Nik Stauskas (24 puntos) masacró a los Wildcats durante la primera mitad de la final de esta sede, sumando 18 de los 37 puntos de su equipo. Los Wolverines dejaron a la figura rival Julius Randle (16 puntos, 11 rebotes) en 6 puntos en los primeros 20 minutos con una serie de 2 de 7 en los tiros de campo. Kentucky sobrevivió gracias a la perfección de su alero James Young (10 de puntos sin fallo con dos triples, acabó con 13) y otro freshman que ha tenido poco protagonismo esta temporada, Marcus Lee. Calipari tuvo que recurrir al ala pívot ante la baja de Willie Cauley-Stein y Lee se reivindicó con 10 puntos en 5 lanzamientos en este período. Kentucky consiguió irse al descanso con empate a 37 después de haber estado 10 abajo.

La segunda mitad empezó para Michigan con la tercera falta de su interior Jordan Morgan (11 puntos, 4 rebotes). Sin él en pista, Julius Randle despertó y campó a sus anchas. Michigan se refugió en una zona 1-3-1 para paliar el dominio de Kentucky en la pintura (35 rebotes a 24). Los de John Beilein también tenían problemas en ataque, ya que Stauskas no encontraba posiciones de lanzamiento. Con Randle de líder, los Wildcats se distanciaron en el marcador aprovechando casi 6 minutos sin anotar de sus rivales. A base de zarpazos de Glenn Robinson (14 puntos, 4 rebotes) y Jordan Morgan los Wolverines empataron a 72 a falta de 27 segundos. Aaron Harrison (12 puntos) resolvió  con su cuarto triple de la noche (todos en los últimos 8 minutos). Kentucky venció 72 a 75 a la finalista del año pasado.

 

artículo publicado en http://www.encancha.com, marzo 2014

NCAA: El debut de los Tres Magníficos

11 Nov

La temporada 2013-14 de baloncesto universitario se abrió en la División I con 135 partidos el viernes 8. Habia ganas de volver a ver canastas en las pistas de la NCAA, y también de ver ya a a los tres mosqueteros, Wiggins, Randle y Parker, en acción. Y los tres cumplieron.

El primer cinco inicial de Kansas, número 5 del ranking de Associated Press esta primera semana, presentaba tres freshman. Además de los ya esperados Andrew Wiggins y Wayne Selden, el base Frank Mason saltó de inicio porque Naadir Thorpe cumplía un partido de sanción. Wiggins cumplió con 16 puntos en 34 minutos, aunque hubo momentos en que desapareció del juego. De los titulares del curso pasado sólo repitió el ala pívot Perry Ellis.

El equipo de Bill Self derrotó a Louisiana-Monroe 80-63 ante 16.000 espectadores, a pesar de llevarse un susto. Los Warhawks llegaron a mandar en el marcador 13-15. Los Jayhawks no rompieron  el partido hasta el minuto 5 de la segunda parte. Self sólo dio 11 minutos de juego a su otro novato estrella,  Joel Embiid. El pívot tuvo tiempo suficiente para demostrar su buena mano desde la línea de tiros libres.

Julius Randle también fue titular en Kentucky, junto con los también debutantes James Young y los gemelos Harrison. El único veterano en el cinco titular fue el pívot sophomore Willie Cauley-Stein. La mayoría de este quinteto estará en el siguiente draft de la NBA. Los Wildcats se merendaron a los Bulldogs de UNC-Asheville 89-57.

Los jóvenes de Calipari empezaron atascados los 10 primeros minutos, pero llegaron al descanso con 10 puntos de ventaja. En la segunda parte el número 1 del ranking se dio un festival anotador para alegría de sus 22000 espectadores.  Julius Randle acabó con 23 puntos y 15 rebotes. Otro de los destacados fue el también freshman Marcus Lee, con 17 puntos en 15 minutos. Los Wildcats volvieron a jugar la noche del domingo, ante otro rival a priori muy inferior, Northern Kentucky. El marcador de este derbi estatal no deja lugar a dudas de la diferencia de nivel entre ambos conjuntos, 93 a 63, con una nueva exhibición de Randle (22 puntos y 14 rebotes).

Mike Krzyzewski no hizo tantas concesiones a sus debutantes. El único de los recién llegados que fue titular en el primer partido de Duke, número 4 del ranking, fue Jabari Parker. El sophomore transferido de Mississipi State Rodney Hood también saltó de inicio tras no poder jugar la temporada pasada. Los dos firmaron 22 puntos, y los Blue Devils pasaron por encima de Davison, 111 a 57.

El escolta sophomore Rasheed Sulaimon anotó 20 puntos saliendo desde el banquillo. Parece que  “Coach K” lo utilizará de sexto hombre para mantener el ritmo de anotación cuando los titulares necesiten descanso. La asistencia a este partido fue de poco más de 9.000 personas. No por falta de interés por ver a Parker, sino porque en el Cameron Indoor Stadium no cabe más público.

Un debut inmaculado para el Top 25

En el primer fin de semana de la temporada ninguna de  las 25 universidades del Top 25 encajó una derrota. Aunque algunas sufrieron más que otras, la mayoría se buscaron un rival asequible para empezar con buen pie. No es cuestión de dar un disgusto a tu parroquia la primera noche.

Louisville, la vigente campeona, inicia el curso con el número 3 del ranking de Associated Press. En su debut los chicos de Pitino salieron dormidos y permitieron a Charleston hacerse ilusiones durante 33 minutos. Es lo que tiene celebrar la ceremonia de izar la bandera de campeones al techo del pabellón antes de los partidos. Que la gente se distrae. Cuando los locales despertaron le endosaron un parcial de 22-3 a sus rivales y se hicieron con la victoria por 70 a 48.

El número 2  según el ranking de AP Michigan State se deshizo fácilmente de la débil McNeese State por 98 a 52, con 2 séniors y 3 sophomores en su cinco inicial. Gary Harris, extraordinario, anotó 20 puntos, capturó 10 rebotes y repartió 6 asistencias. Los de Tom Izzo superaron claramente a sus rivales en el rebote (66-29). La noche del martes ante Kentucky, en su siguiente partido, no lo tendrán tan fácil.

Aaron Gordon, renqueante de una distensión inguinal, tuvo que emplearse a fondo ante la resistencia que Cal Poly le planteó a la número 6, Arizona. Los Mustangs, gracias al acierto triplista de Kyle Odister (21 puntos con 7 triples), aguantaron hasta la mitad de la segunda parte. El resultado final fue de 73 a 62 con 13 puntos, 10 rebotes y 4 tapones de Gordon, otro de los freshman estrella del año.

Peor lo pasó la número 8, Syracuse, que perdía contra Cornell 22 a 36 a 4 minutos del descanso. Trevor Cooney con 2 triples rescató  a los Orange antes de que acabara la primera parte. En la segunda, siguió con su labor de demolición del rival ( acabó con 27 puntos y 7 tiros de 3 convertidos de 8 lanzados) hasta conseguir una nueva victoria para el palmarés de Jim Boeheim, con un resultado de 82 a 60.

Los Gators, en cuadro

Florida, la número 10,  se presentó a su partido inaugural diezmada por lesiones y sanciones (a destacar la ausencia de Scottie Wilbekin, una de sus piezas clave). Pero ni aún así North Florida pudo con los Gators. Los de Billy Donovan tuvieron suficiente con la tripleta exterior formada por Kasey Hill (15 puntos), Michael Frazier (19 puntos, 9 rebotes) y Casey Prather (28 puntos, 8 rebotes) para vencer por 77 a 69. La mala noticia es el papel irrelevante de su pívot Patric Young.

En la victoria de Marquette, la número 17, sobre Southern por 66 a 53 se pudo ver el resultado de la aplicación de las nuevas reglas de la NCAA. A partir de esta temporada, será sancionado con falta el contacto continuado o repetido de manos y antebrazos por parte del defensor hacia el defendido. Los Golden Eagles lanzaron 53 tiros libres. Por suerte para sus rivales, fallaron 20. El pívot Davante Gardner anotó 25 puntos, 15 de ellos desde la línea de personal.

Shabazz Napier robó la pelota y dio la asistencia que ponía a Connecticut 17 arriba ante Maryland a 8 minutos del final. En la celebración posterior, los colegiados interpretaron que el base se excedió y le castigaron con una técnica. Y aquí empezó el sufrimiento para la 18 del ranking ante la remontada de los Terrapins. Dezmine Wells tuvo el tiro de la victoria, pero la bola no entró, y el triunfo fue para los Huskies 78 a 77.

Steve Alford, el nuevo entrenador de la número 22 UCLA, no tuvo un debut tranquilo. Sus jugadores, que habían llegado a dominar a Drexel de 12 puntos a 1 minuto del descanso, dejaron que su rival se acercara a tan sólo 1 punto a 1 minuto del final. Y encima no consiguieron llenar su pabellón. Por lo menos, acabaron ganando 72 a 67, con 12 puntos, 12 rebotes y 7 asistencias del polivalente alero (por su estatura) Kyle Anderson.

publicado en http://www.encancha.com, noviembre 2013

NCAA : Un número 1 invicto, al fin

18 Feb

Indiana mantuvo el número 1 del Top 25, a pesar de caer la semana anterior contra Illinois. Para el próximo ránking no parece que haya dudas. Los Hoosiers han ganado sus dos partidos de esta semana. Deberían mantener su posición. Duke, la número 2, puede dejar su lugar a una imparable Miami, que la semana pasada subió del octavo al tercer lugar.

 Nebraska basó su planteamiento contra Indiana en ralentizar el ritmo de juego, agotando sus posesiones en ataque y presionando a los Hoosiers en defensa para no dejarlos correr. La táctica funcionó durante 15 minutos. Luego los de Tom Crean les pasaron por encima, 76 a 47. Purdue tampoco fue rival para los Hoosiers (83 a 55). Contra los Boilermakers el más destacado fue su sexto hombre, Will Sheehey. El alero acertó con los nueve lanzamientos de campo que intentó para anotar 22 puntos.

 Michigan State (número 8) arrolló a Michigan (número 4) por 75 a 52, en su lucha con Indiana por el liderato de la Big Ten. Los Wolverines acusaron la mala noche de Tim Hardaway Jr, que sólo anotó 2 puntos con 1 de 11 en tiros de campo. Quien si estuvo inspirado fue el francotirador de los Spartans Gary Harris, autor de 17 puntos con 5 triples. Siguiendo con la lista de lesionados de Michigan Sate, Branden Dawson no pudo acabar el partido tras recibir un golpe en la cara. En su segunda cita de la semana los Spartans vencieron en Nebraska por 64 a 73 (vaya semanita para los Cornhuskers), esta vez sin lesiones ni percances.

 En esta misma conferencia, el número 20 del ránking AP Wisconsin venía de ganar en la prórroga a Iowa y a Michigan. En el tercer partido consecutivo con el marcador empatado al final de los 40 minutos reglamentarios, los Badgers cayeron contra Minnesota por 58 a 53. Un éxito de la defensa de los Golden Gophers, que no permitió a sus rivales anotar ningún lanzamiento de campo entre el minuto 14 de la segunda parte y los 10 últimos segundos del tiempo suplementario. La alegría se desbordó en el vestuario local, con el entrenador Tubby Smith ejerciendo de alma de la fiesta .

 

http://www.youtube.com/watch?v=r6pOPNYWdls

Duke (2) derrotó a North Carolina por 73 a 68 en la Atlantic Coast, su sexta victoria consecutiva. Los Tar Heels, con un discreto McAdoo jugando de pívot, dominaron en el marcador los primeros 26 minutos del partido, hasta que un parcial de 18 a 7 iniciado y cerrado con sendos triples del suplente Tyler Thornton dió a los Blue Devils una ventaja de 5 puntos que ya fue definitiva.

Duke cerró su semana cayendo por 83 a 81 contra otro de sus rivales históricos, Maryland. Para los de Krzyzewski era el cuarto partido en 10 días, y notaron el cansancio. Su linea exterior (Seth Curry, Quinn Cook, Rasheed Sulaimon) aportó la anotación, pero el pívot Mason Plumlee no tuvo fuerzas para detener al ucraniano Alex Len (19 puntos y 9 rebotes).

Miami, flamante número 3 del ránking y líder de la conferencia, derrotó a Florida State por 68 a 74 con 22 puntos de su base Shane Larkin, hijo de un Hall of Fame del beisbol. Más dificultades le planteó Clemson, a la que sólo pudo derrotar por 43 a 45 en un feo partido con malos porcentajes de lanzamiento de los dos equipos. No obstante, el mantenerse invicta le da argumentos para reemplazar la próxima semana a Duke como número 2 del ránking.

Gonzaga (número 5) lidera con mano firme la West Coast, con 12 victorias y ninguna derrota. Esta semana venció al segundo de la conferencia, Saint Mary, y a un rival que en los últimos años le ha amargado más de una noche, San Francisco.

Kansas rompe la racha perdedora

 En el liderato de la Big 12 tenemos un triple empate entre Kansas, Oklahoma State y Kansas State. Oklahoma State (número 16) derrotó a Oklahoma por 84 a 79 tras una prórroga, ante los 13.611 espectadores que ocuparon todas las localidades del Gallagher-Iba Arena. El otro lleno de esta temporada fue el 31 de diciembre, contra Gonzaga, cuando el multimillonario T. Boone Pickens compró 4000 entradas y las regaló a los aficionados. El irregular Le’Bryan Nash jugó al nivel que se espera de él, consiguiendo su màxima anotación de esta temporada con 26 puntos.

  Kansas (número 14) rompió su racha de tres derrotas consecutivas a costa de Kansas State (número 10) por 83 a 62. El freshman de los Jayhawks Ben McLemore celebró su veinteavo aniversario anotando 30 puntos, y sin condicionar en exceso el juego de su equipo. Jeff Withey pusó 5 tapones para convertirse en el máximo taponador histórico de Kansas, superando a Greg Ostertag.

 Contra los Longhorns de Texas, Withey puso los dos tapones que le hacian falta para superar a Chris Mihm como máximo taponador de la historia de la Big 12, sumando un total en su carrera de 265. Los Jayhawks vencieron por 73 a 47. Myck Kabongo, que ya ha cumplido su sanción de 23 partidos, lideró a una apabullada Texas con 13 puntos (los mismos que había anotado en la victoria contra Iowa State, en su debut esta temporada). Ben McLemore estuvo más discreto anotando, pero puso el espectáculo.

 http://www.youtube.com/watch?v=wP40u2pAtlU

 Connecticut derrotó a Syracuse (número 6) por 66 a 58, en el último episodio de una rivalidad histórica (70 enfrentamientos en partidos de conferencia) en la Big East. La próxima temporada los Orange de Jim Boeheim pasan a la Atlantic Coast. Tres triples del freshman Omar Calhoun fueron claves en el parcial que dió el liderato definitivo en el marcador a los Huskies. Los Orange compensaron esta derrota venciendo a Seton Hall (65 a 76) con 26 puntos de Brandon Triche.

 Marquette (número 20 del ránking) estaba remontando contra Georgetown (número 15) en la segunda parte, reduciendo una desventaja de 10 puntos en el marcador a sólo 3. Hasta que su entrenador Buzz Williams recibió su técnica anual (le han pitado un total de 5 en las 5 temporadas que lleva dirigiendo a los Golden Eagles). Parcial de 8 a 1 para los Hoyas y victoria asegurada, 63 a 55. Los Hoyas, tras derrotar también a Cincinnati, encadenan 7 triunfos consecutivos. Georgetown, Marquette y Syracuse están empatados en el liderato de la igualadísima Big East.

 Florida (número 7), se mantiene firme en el liderato de la Southeastern Conference. En uno de sus partidos de esta semana derrotaron a Kentucky por 69 a 52. Los Wildcats no sólo perdieron el enfrentamiento, rompiendo una racha de 5 victorias. También se han quedado sin Nerlens Noel. El pívot se lesionó los ligamentos de la rodilla izquierda al intentar taponar a Mike Rosario, lo que le obligará a pasar por el quirófano y perderse el resto de la temporada. En su primer partido sin él, Kentucky cayó estrepitosamente contra Tennessee, 88 a 58.

 http://www.youtube.com/watch?v=YFsUXzSYh9w

 Colorado se tomó la revancha ante Arizona (número 9), y la ganó claramente por 71 a 58 en la Pacific 12. El pasado 7 de enero, los Buffaloes cayeron derrotados en la prórroga, después que los árbitros consideraran fuera de tiempo un triple de Sabatino Chen que les hubiera dado el triunfo al final de los 40 minutos reglamentarios (ver “Jim Boeheim supera a Bobby Knight”, publicado el 8 de enero). Aquella derrota les dejó muy tocados, sumiéndoles en una racha negativa de la que ya han salido. Sabatino Chen no anotó en esta ocasión. Su relevo lo cogió Spencer Dinwiddie, que sumó 19 de sus 21 puntos en la segunda parte. Oregon lidera la conferencia por delante de UCLA, que ha tenido una semana irregular (derrota ante California y victoria contra Stanford).

 Michael Lyons anotó 45 puntos para Air Force, aunque no pudo evitar la derrota contra Colorado State por 86 a 89. Erick Green, de Virginia Tech, es el líder anotador de la I Division. En la derrota contra North Carolina State anotó 29 puntos. Ha pasado de la veintena en 23 de los 25 partidos que ha disputado. Los mates de la semana son de Doug Anderson. El alero senior de 1,98 de los Detroit Titants destrozó en dos ocasiones la canasta de los Vikings de Cleveland Sate.

 http://www.youtube.com/watch?v=qCqffa3QtoE

 

publicado en http://www.encancha.com