Tag Archives: Xavier Thames

NCAA: Festival de upsets en la tercera ronda del “Madness”

24 Mar

Tras la primera entrega del resumen semanal de la NCAA, en esta segunda hablaremos de la tercera ronda del “Madness”, en la que Wichita State perdió su primer partido de la temporada en una fase llena de upsets (Kansas, Syracuse, Villanova y Creighton). Tennessee, el equipo trampa, se coló entre los 16 mejores.

La racha de perfección de la cabeza de serie número 1 Wichita State se quedó en 35 victorias tras caer ante la 8 Kentucky (76-78). Fue la noche de los freshman de los Wildcats, autores de 68 de los 78 puntos de su equipo. Los gemelos Harrison, Andrew (20 puntos, 3 asistencias a pesar de tener lastimado el codo derecho) y Aaron (19 puntos, 2 recuperaciones), fueron los más acertados aunque Julius Randle (13 puntos, 10 rebotes, 6 asistencias) y James Young (13 puntos, 8 rebotes) también estuvieron a la altura del reto.

Los Shockers, superados en altura tanto en las posiciones interiores como las exteriores, se aferraron a su defensa y al acierto de Cleanthony Early (31 puntos, 7 rebotes) y Ron Baker (20 puntos, 5 rebotes). En un encuentro igualado, un triple de James Young daba 2 puntos de ventaja a los de Calipari a 1:40 del final. La ventaja subió hasta los 4 con dos tiros libres de Andrew Harrison. Wichita State recortó para ponerse a distancia de triple. En el último segundo, el tiempo pareció detenerse mientras el lanzamiento de Fred VanVleet volaba. Tras su fallo, Kentucky fue una fiesta.

La número 1 Florida jugó una segunda parte prácticamente perfecta para deshacerse de la 9 Pittsburgh (61-45). El esperado duelo entre los pívots Patric Young (7 puntos, 8 rebotes, 4 tapones) y Talib Zanna (10 puntos, 6 rebotes, 1 tapón) tuvo menos peso en el resultado del que se preveía. Los Gators, tras llegar al descanso con una ventaja de 5 puntos, apretaron en defensa en la segunda mitad, dejando a los Panthers sin anotar cerca de 6 minutos y medio.

Cuando Pittsburgh se reencontró con el aro rival, entonces apareció Scottie Wilbekin (21 puntos, 3 rebotes) para darles la puntilla, con 13 puntos en 5 minutos. Para cuando se retiró al banquillo a que le pusieran hielo en las rodillas después de recibir un golpe, los de Billy Donovan ganaban de 12 y quedaba poco más de un minuto para el final del encuentro. Florida sólo perdió un balón en toda la segunda parte, cuando agotaron la posesión a 5 segundos del final. Por contra, le forzaron 7 a los Panthers, que les dieron 12 puntos.

Virginia (1) basa su éxito esta temporada en cortar el ritmo de sus contrincantes. Delante con un ataque pausado y detrás con una defensa asfixiante. La número 8 Memphis no pudo escapar de la trampa (78-60). Joe Harris fue el líder de los ganadores (16 puntos, 5 rebotes), ayudado desde el banquillo por Anthony Gill (13 puntos y 8 rebotes en 19 minutos). Al descanso los Cavaliers ya ganaban de 15. A tres minutos del final su renta subió hasta los 27. Geron Johnson aprovechó la relajación de Virginia para maquillar un poco el marcador y su estadística personal con 7 de sus 11 puntos.

La otra número 1 del cuadro, Arizona, tampoco tuvo el menor problema ante la 8 Gonzaga (84-61). Los Wildcats capitalizaron su exhibición defensiva anotando 31 puntos en jugadas tras pérdidas de pelota de los Zags (21, de ellos 15 robos). Arizona ya ganaba de 20 a 5 minutos del descanso gracias a un mate de Aaron Gordon (18 puntos, 6 rebotes, 6 asistencias, 4 recuperaciones). En el duelo entre los dos posibles pívots internacionales de Polonia en un futuro, el Bulldog Przemek Karnowski (14 puntos, 10 rebotes, 2 tapones) se impuso al interior de Arizona Kaleb Tarczewski (6 puntos, 5 rebotes, 2 recuperaciones).

Andrew Wiggins dijo adios al baloncesto universitario con una de las peores actuaciones de su corta carrera (4 puntos, 4 rebotes, 1 de 6 en el lanzamiento, 4 pérdidas de balón). La número 2 Kansas, que siguió sin poder contar con el pívot Joel Embiid, cayó ante la 7 Stanford (57-60). Esta baja, unida a la mala noche en el tiro de Perrry Ellis (9 puntos con una serie de 3 de 10, y 8 rebotes), dejó como único bastión interior de los de Bill Self al sénior de quinto año Tariq Black (18 puntos, 6 rebotes, 5 faltas en 26 minutos de juego).

Los Jayhawks, a los que se les atragantó la defensa en zona de Stanford, fueron por detrás en el marcador casi todo el enfrentamiento. El trabajo constante del base Chason Randle (13 puntos, 4 rebotes, 6 recuperaciones pero 7 pérdidas) y el ala pívot Dwight Powell (15 puntos, 7 rebotes) daba el mando de la situación a los Cardinals. Cuatro abajo a 50 segundos del final, buscaron los triples de Conner Frankamp (12 puntos) y escogieron a Anthony Brown (10 puntos, 5 rebotes) como blanco de sus faltas para remontar. Frankamp acertó 2 veces y Brown no falló lo suficiente (5 de 8).

Connecticut fue la protagonista de una de las sorpresas de la ronda de 32. Este número 7 eliminó a una segunda cabeza de serie, Villanova (65-77). Los Wildcats consiguieron un margen de 9 puntos en la primera mitad, pero tras 9 minutos sin anotar llegaron al descanso 1 abajo. Shabazz Napier, que ya había anotado 24 puntos en el partido anterior ante Saint Joseph’s, volvió a ser la estrella de los Huskies. El base jugó sólo 8 minutos en la primera mitad a causa de las faltas, anotando 4 puntos.

Pero en la segunda, convirtió el partido en su show particular. Con 21 puntos, se merendó a todos los defensores que le pusieron por delante. Con 3 triples consecutivos, le dio una ventaja de 9 puntos a UConn a 6 minutos del final. Dos minutos más tarde, un golpe en la mejilla le envió al banquillo. 40 segundos después volvia a la pista. En los últimos 66 segundos, la fiabilidad de Connecticut en los tiros libres (11 de 12) frustró la táctica de Villanova de recurrir a las faltas para remontar.

Michigan, cabeza de serie número 2, pasó a la siguiente ronda eliminando a la 7 Texas (79-65). El hombre clave de los Wolverines fue Nik Stauskas (17 puntos, 8 asistencias). La mano del canadiense se halla tras casi la mitad de los puntos de su equipo, ya fuera anotando o habilitando a sus compañeros, mientras que Jordan Morgan aportó la solidez interior (15 puntos, 10 rebotes). Por los tejanos, el más destacado fue el base Isaiah Taylor (22 puntos, 5 asistencias).

Los Wolverines abrieron brecha en la primera mitad a base de triples (7 de 13 en el periodo, 2 de Stauskas, 2 de Caris LeVert, 2 de Zak Irvin, 1 de Glenn Robinson) y empezaron la segunda con dos canastas más de 3 puntos de Derrick Walton en los tres primeros minutos. Aún así, los Longhorns insistieron, reduciendo su desventaja hasta los 6 puntos a 8 minutos del final. Dos triples seguidos de Michigan (Glenn Robinson, Spike Albrecht) marcaron el límite de su remontada.

La también número 2 Wisconsin perdía de 12 al descanso ante la 7 Oregon tras 7 puntos de Joseph Young (29 puntos, 3 rebotes, 4 de 7 en triples) en 20 segundos. Una salida en tromba de los Badgers en la segunda parte les permitió ponerse por delante gracias a una canasta de Frank Kaminsky (19 puntos, 5 rebotes) a 13:29 del final.

Young intentó infructuosamente mantener las esperanzas de los Ducks de pasar a la siguiente ronda, pero los de Bo Ryan iban lanzados. Un triple de Ben Brust (12 puntos, 4 de 8 en triples) a 69 segundos del final acabó con el último liderazgo en el marcador de Oregon. Traevon Jackson (16 puntos, 9 de 11 en tiros libres) y Sam Dekker (12 puntos, 8 rebotes, 4 asistencias), desde la línea de tiros libres, acabaron el trabajo (85-77).

Dayton protagonizó otro de los grandes upsets de esta ronda. La cabeza de serie número 11 eliminó a la número 3 Syracuse (53-55), que ha acabado la temporada inmersa en una grave crisis de juego, perdiendo 6 de sus 9 últimos partidos. Los dos anteriores al principio de la racha los ganó por 2 (Pittsburgh) y 1 punto (North Carolina State). Tyler Ennis (19 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias), autor de la canasta del triunfo hace algo más de un mes ante Pittsburgh, no acertó en el último lanzamiento en esta ocasión.

La actuación de los Orange en el tiro fue mala de categoria. No acertaron en ninguno de sus 10 intentos triples (Ennis 5, Cooney 4), y sólo transformaron 1 de sus 19 lanzamientos ajenos a la pintura. Y a pesar de ello, Syracuse pudo ganar. Cinco puntos por debajo en el marcador a 4:40 del final, Ennis asumió el liderazgo. Con 11 puntos consecutivos para su equipo, el base freshman redujo la desventaja a sólo 1 punto. Le faltó un último lanzamiento para ser el héroe de la noche. C.J. Fair se despidió de la NCAA con 14 puntos, 10 rebotes y 3 tapones.

La número 3 Iowa State tenía ante la 6 North Carolina la baja de su pívot titular, George Niang. La situación se compensó cuando el interior titular de UNC Brice Johnson se torció el tobillo a los pocos minutos de juego. Fue entonces cuando los Cyclones encontraron su mejor juego para ponerse por delante en el marcador, con su habitual acierto en el triple (acabaron con una serie de 12 de 26) y la inspiración de DeAndre Kane (24 puntos, 7 rebotes, 7 asistencias).

Los Tar Heels se recompusieron en la segunda parte liderados por Marcus Paige (19 puntos) y Leslie McDonald (18 puntos). Kennedy Meeks (15 puntos, 13 rebotes) compensaba la ausencia del lesionado Johnson poniendo a su equipo 8 arriba, un margen anulado por un Nazz Long en plan “killer” desde el triple (12 puntos). Kane ponia el 85 a 83 en el marcador a falta de 2 segundos. Nate Britt atravesó la pista con el balón para pedir tiempo muerto en campo contrario (y poder sacar de banda desde allí), pero cuando llegó a su destino el reloj ya estaba a cero. La alegria en el vestuario de Iowa State incluso contagió (pero poco) a su frío técnico Fred Hoiberg, que aprovechó para motivar a sus jugadores de cara a su siguiente partido.

La estrategia de Baylor ((6) para eliminar a la 3 Creighton (55-85) no fue otra que anular por completo a la figura rival, Doug McDermott (15 puntos, 2 rebotes). Al descanso, mientras los Bears ganaban de 20, la estrella universitaria sólo había anotado 3 puntos. Si a eso le añades un 61% de acierto en los triples (11 de 18), es muy difícil perder. Baylor abrió brecha a los 7 minutos tras anotar 5 triples consecutivos, 3 de ellos de Kenny Chery (14 puntos, 4 de 5 en triples).

Brady Heslip también brilló desde la distancia (19 puntos, 5 de 7). La ecuación se completa totalmente cuando tus pívots, Isaiah Austin (17 puntos) y Corey Jefferson (14 puntos), anotan sin problemas en la pintura y tu alero titular Royce O’Neal reparte juego como los ángeles (10 puntos, 5 rebotes, 8 asistencias). ¿Que recurso le quedaba a Creighton? Precisamente el que su rival no le dejó usar, McDermott.

Luke Hancock se transforma cuando llega marzo. La temporada pasada fue el MVP de la Final Four en la que ganó su equipo, la ahora 4 Louisville. Este año, tras apuntillar a Manhattan en la ronda anterior, encarriló el triunfo ante la 5 Saint Louis (66-51) con 21 puntos. Los Cardinals se sobrepusieron a la mala noche de Russ Smith (11 puntos, 7 asistencias, pero 3 de 10 cara a canasta y 7 pérdidas) y a sus 19 balones perdidos gracias a su defensa.

El equipo de Rick Pittino extrajo petróleo de las 18 pelotas pérdidas por Saint Louis, que rentabilizó en forma de 25 puntos. Además, dejaron a los Billikens sin anotar ninguno de sus lanzamientos de 3 puntos (0 de 15, un récord en la historia del March Madness). A pesar de ello, Saint Louis fue capaz de ponerse 2 puntos arriba en la segunda mitad tras un parcial de 2 a 13 (Louisville sólo anoto 2 tiros libres en casi 7 minutos). Hasta que Hancock, con dos triples consecutivos, devolvió la tranquilidad a los suyos.

La número 4 Michigan State envió a  la 12 Harvard de vuelta a casa (80-73), aunque los empollones no se lo pusieron nada fácil. Los Spartans construyeron un liderazgo en el marcador de hasta 12 puntos al descanso cimentado en la solidez ofensiva interior de Branden Dawson (22 puntos, 16 en la primera mitad, con 11 de 12 en el tiro, además de 9 rebotes).

En la segunda mitad, con todo perdido, Harvard se quitó la presión. De la mano de Wesley Saunders (22 puntos), 2 triples de Brandyn Curry (12 puntos, 6 rebotes) y la lucha de Steve Moundou-Missi (11 puntos, 10 rebotes), le dieron la vuelta al resultado a 7 minutos del final. Pero entonces los tiros dejaron de entrarles y Michigan State se recompuso con un triple de Gary Harris (18 puntos, 5 asistencias) y otro de Denzel Valentine (6 puntos, 7 rebotes, 6 asistencias).

San Diego State (4) se deshizo sin problemas de la 12 y aspirante a cenicienta North Dakota State (63-44), en una exhibición anotadora de su base y estrella Xavier Thames, autor de casi la mitad de los puntos de los Aztecs (30 puntos, 5 asistencias, generando el 70% de los puntos de SDSU). Lawrence Alexander, la estrella de los Bison en la ronda anterior, anotó un triple en el tercer minuto de juego. Fue su única canasta del enfrentamiento (3 puntos, 1 de 8 en el tiro). Taylor Braun (7 puntos, 2 de 14), el líder anotador de NDSU, llegó a fallar 9 tiros seguidos. Si además sólo anotas un tiro libre en los 5 minutos finales, es imposible aspirar a dar la sorpresa.

Stephen Austin (12) fue por delante de UCLA (4) en el marcador durante 39 segundos, en la primera mitad. La mayor parte del enfrentamiento la batalla de los Lumberjacks fue mantenerse a menos de 10 puntos de los californianos. Aguantaron hasta el minuto 5 de la segunda mitad. A partir de ese momento los de Steve Alford aniquilaron a su rival a base de rápidas transiciones (77-60). Kyle Anderson volvió a jugar otro partido completísimo (15 puntos, 8 rebotes, 5 asistencias), bien secundado por Jordan Adams (19 puntos, 5 rebotes) y Norman Powell (16 puntos).

En el duelo entre invitados inesperados, la 11 Tennessee acabó con las ilusiones de la 14 Mercer (83 a 63) sin ningún tipo de complicación. Los Volunteers, que siempre fueron por delante, ganaban de 15 al descanso gracias al dominio bajo los aros de Jarnell Stokes (17 puntos, 18 rebotes, 5 asistencias) y la punteria de Josh Richardson (16 de sus 26 puntos en la primera parte). En la segunda parte su ventaja fue en todo momento de dobles digitos. Tennessee es el tercer equipo en la historia que se cuela entre los “Sweet 16” (los mejores 16) procedente de la ronda de los First Four. El equipo trampa que la NCAA ha dispuesto en el cuadro del torneo dará emoción en la siguiente fase.

Artículo publicado en http://www.encancha.com, marzo 2014

NCAA: Arizona y Marcus Smart pierden la cabeza

10 Feb

Después de casi dos meses en lo más alto de la lista de los 25 mejores, Arizona cedió su lugar a Syracuse, en la semana en la que Jabari Parker se lució ante el responsable de fichajes de los Celtics, Melvin Ejim se exhibió y Marcus Smart perdió los nervios.

UN REPASO AL RÁNKING

Los 65 votantes de Asociated Press eligieron de forma unánime a Syracuse como nuevo número 1 del ránking tras ocho semanas de reinado de una Arizona que bajó al segundo lugar. Tras ellos, Florida, Wichita State y San Diego State mantuvieron sus posiciones. Villanova, Cincinnati, Kansas, Michigan State y Michigan cerraron los diez primeros puestos.

La excelente racha de Texas se vio recompensada con un fulgurante ascenso, del 25 al 15. En el otro lado de la moneda, el mal momento de Ohio State, Wisconsin (ambos llegaron a tener un número 3 de orden) y Massachusetts les hizo caer del Top 25, dejando sitio para el retorno de Virginia (20), Connecticut (22)  y Gongaga (23). Oklahoma State estaba bajo vigilancia de expulsión.

Sólo dos equipos acabaron la semana invictos, Syracuse y Wichita State. Y también son dos los que siguen sin vencer a ningún rival de su categoría, Cornell (derrotas ante Pennsylvania 90-83 y Princeton 69-48) y Gambling State (derrotas ante Mississippi Valley State 75-67  y ante Southern 54 a 104, encadenando 45 consecutivas ante equipos de la Division I).

AMERICAN ATLETIC

El número 7 Cincinnati sufrió hasta el final para mantenerse impoluto al frente de esta conferencia ante Connecticut, 22 del ránking (63-58). Sean Kilpatrick tuvo que rendir al máximo (26 puntos, 12 rebotes, 6 asistencias). Los Huskies, después de dominar el marcador la mayor parte del enfrentamiento, vieron como los locales conseguían 5 puntos de ventaja a 4:30 minutos del final, tras un parcial de 12 a 2. Dos horas antes del partido Cincinnati presentaba a su nuevo director atlético, Mike Bohn. La misión principal del recién llegado es conseguir el traslado del equipo a una conferencia más potente, después de haber sido rechazados, junto con Connecticut, por la Atlantic Coast. La jugada más destacada empieza con el tapón de Justin Jackson y acaba con el mate de Kilpatrick.

La buena racha de los Bearcats acabó en su visita a la pista de Southern Methodist, en la que cayeron claramente derrotados (76-55). Sean Kilpatrick se fue hasta los 22 puntos, pero la defensa de los Mustangs le dejó en un 5 de 18 en los lanzamientos de campo. El porcentaje global de su equipo fue del 35,4%, finalizando con más pelotas perdidas (19) que canastas (17). Es el tercer triunfo del equipo que entrena Larry Brown sobre un conjunto del Top 25 en sus últimos 7 partidos. Haciendo méritos para colarse en el torneo nacional de marzo.

ATLANTIC COAST

Syracuse estrenó su reinado con una victoria ante Notre Dame (61-55). Los Fightin Irish plantearon una defensa cerrada que minimizó la aportación de C.J. Fair, Jerami Grant y Tyler Ennis. Pero Trevor Cooney consiguió el mejor registro anotador de su periplo estudiantil con 33 puntos (más de la mitad de los sumados por los Orange). El escolta anotó 9 triples de 12 intentos, cinco en una primera parte que acabó con 13 puntos de ventaja para los locales. En la segunda mitad, los Orange se limitaron a mantener a raya a un rival que no se quiso dar por vencido. Hace dos temporadas, Notre Dame derrotó a Syracuse cuando los de Boeheim, invictos, lideraban el ránking. Este año la historia no se repitió. Ante Clemson (57-44)  los de Boeheim sumaron su victoria número 23 de esta temporada.

Duke, onceava del listado AP, superó fácilmente a Boston College (68-89) en el mejor partido de Jabari Parker. El freshman firmó una estadística personal de 29 puntos, 16 rebotes y 3 tapones. Los Blue Devils rompieron el enfrentamiento tras el descanso, con Parker anotando 12 de los 17 primeros puntos de su equipo. Danny Ainge, el responsable de fichajes de los Celtics de la NBA, no se perdió la exhibición. Incluso conversó con un compañero del alero, Nick Pagliuca, cuyo padre es copropietario de la franquicia de la NBA. ¿Buscando información privilegiada?

La número 20 Virginia sigue a Syracuse en los primeros lugares de la clasificación de esta conferencia.  Ante Boston College (77-67)  ganaban de 21 mediada la segunda mitad hasta que con una embestida los Eagles se pusieron 6 abajo a 40 segundos del final. Y ahí se les acabó el acierto a los visitantes. Malcolm Brogdon (17 puntos, 11 rebotes y 7 asistencias) volvió a ser decisivo. Esta vez acertó en los tiros finales desde la línea de personal. La semana anterior había anotado el triple de la victoria ante Pittsburgh. En el video, no os perdáis el mate de su compañero Justin Anderson.

Precisamente Pittsburgh, que cierra el ránking, se reencontró con la victoria ante Miami con un marcador de 55 a 59…¡después de una prórroga! Fue un enfrentamiento de muy bajo nivel ofensivo, con los dos equipos por debajo del 35% en los lanzamientos de campo. Durante los primeros cinco minutos de la segunda parte ninguno de los dos conjuntos fue capaz de anotar. Los 40 minutos acabaron con empate a 46. Por suerte para los Panthers, Lamar Patterson recordó que el objetivo del juego es que la pelotita pase por el aro, y tras anotar 10 de sus 25 puntos en los 5 minutos extra le dio el triunfo a los suyos.

Ante Virginia Tech, Pittsburgh sumo un nuevo triunfo y otro triste marcador, esta vez tras dos prórrogas (62-57). Lamar Patterson se quedó en 5 puntos, todos en los 10 minutos de más. Los 40 minutos reglamentarios acabaron con empate a 48 tras una jugada de 4 puntos del local James Robinson. Los 8 puntos del primer añadido (4 por banda) llegaron todos desde la línea de tiros libres. Pittsburg sólo anotó una canasta de campo en los minutos adicionales (precisamente de Patterson), pero acertó 12 de sus 16 tiros libres. Y aún fue mejor que sus rivales, que no anotaron ni una canasta. ¡Qué difícil es ser seguidor de los Panthers!

North Carolina sumó su cuarto triunfo consecutivo a costa de la venida a menos Maryland (75-63). Marcus Paige volvió a ser el de principio de temporada sumando 25 puntos, y Brice Johnson le ayudó saliendo del banquillo con 19 (y un inmaculado 8 de 8 en los lanzamientos). Los Tar Heels abrieron el partido con un parcial de 19 a 3 en los primeros 5 minutos que puso la victoria muy cara para los Terrapins. Los visitantes llegaron a ponerse tres abajo antes del descanso, pero una vez consumido su impulso volvieron a ceder una desventaja de dos dígitos. Antre Notre Dame ampliaron su racha gracias a su mayor atleticismo (62-73).  UNC provocó 17 pérdidas a sus rivales, su segunda mejor marca de la temporada. La jugada más destacada, este mate de J.P. Tokoto.

ATLANTIC 10

El líder de esta conferencia Saint Louis batió ante Saint Joseph’s (49-65 ) el récord del equipo de triunfos consecutivos: 15. Conjunto experto donde los haya, con cinco séniors como titulares (el mismo quinteto inicial de la temporada pasada), basa su éxito en la defensa. Mantiene a sus rivales en 59 puntos de media (octava mejor marca de la NCAA), dejándoles en un porcentaje de tiros de campo del 39% (29% desde la línea de 3 puntos). En su posterior visita a La Salle, sufrieron de lo lindo (63-65). Jordair Jett, con un físico de jugador de la NFL, anotó 19 de sus 25 puntos en la segunda mitad, entre ellos la canasta decisiva en los últimos segundos.

BIG EAST

En la victoria del número 12 Creighton sobre DePaul (78-66), Doug McDermott sobrepasó la cifra de los 1000 lanzamientos de campo anotados a lo largo de su etapa estudiantil. Y es que sus compañeros saben a quién tienen que buscar para desencallar los partidos. A pesar de su mal momento en el tiro (sólo había acertado 2 de sus últimos 10 lanzamientos tras anotar 6 de los 9 primeros), cuando los Pirates se pusieron a sólo 1 punto con 9 minutos de juego por delante McDermott fue la referencia de los Bluejays. Con sus recursos, se refugió en los tiros libres para conseguir la victoria, anotando 11 puntos (9 desde los 4,60) en el parcial de 14 a 3 que decidió el resultado. McDermott acabó con 32 puntos y 9 rebotes, que le permitieron también superar la cifra de las 1000 capturas.

Saint John’s recordaba perfectamente su partido ante Creighton del 28 de enero, en que un triple de McDermott les condenó. Esta vez mejoraron su táctica. No permitieron a la estrella de los Bluejays lanzar a canasta en los 8:40 finales. Y les dio resultado,. Los Red Storm vencieron 70 a 65 a pesar de los 25 puntos del segundo mejor anotador de la Division I en estos momentos, sumando su sexta victoria en los últimos 7 partidos. La sexta del ránking Villanova, que tuvo dos partidos fáciles esta semana, lidera esta conferencia.

BIG 10

La número 17 Iowa cedió en su casa ante una Ohio State (69-76) que renace. Los locales se enfrentaban a la mejor defensa de triples de la NCAA (los Buckeyes dejan a sus rivales en un 26,5% de media desde más allá de la línea), y cayeron víctimas de ella convirtiendo sólo 3 de sus 20 lanzamientos. En el aspecto individual, Aaron Craft secó a la perfección a Roy Devyn Marble. Y además aportó 17 puntos, 6 asistencias, 6 recuperaciones y 3 rebotes. Los Hawkeyes fueron capaces de remontar 9 puntos de desventaja en la primera mitad sólo para ver en la segunda como sus rivales se iban escapando poco a poco en el marcador. No de manera fulgurante, pero si con constancia.

Iowa se desquitó  con un triunfo sobre la número 10 del ránking, Michigan (85-67). Roy Devyn Marble decantó el partido ya en una primera mitad en la que anotó 22 de sus 26 puntos (6 de 9 en triples en estos 20 minutos). Su defensa sobre la figura rival, Nik Stauskas, también fue modélica. Dejó al líder anotador de los Wolverines en 10 puntos. Los Hawkeyes rompían así una racha de dos derrotas consecutivas como locales mientras que Michigan sigue sin encontrar alternativas a su juego ante defensas que anulan a su estrella. Un punto flaco que sus rivales explotan a conciencia (2 derrotas en los últimos 3 partidos).

Wisconsin derrotó a una Illinois (63-75) que, con 8 derrotas consecutivas, se ha convertido en un bálsamo para equipos caídos en desgracia como Ohio State, Indiana, Iowa y ahora los Badgers. Los Fightin Illini empezaron la temporada con un récord de 13-2, pero no han podido resistir la dureza del calendario de su conferencia. Sin referentes interiores de garantías, los locales centran todas sus opciones en el juego exterior. Ante Wisconsin, Rayvonte Rice se fue hasta los 24 puntos, pero no fue  suficiente.

Pero el aldabonazo de los Badgers llegó tras su victoria sobre el número 9, Michigan State (60-58). Josh Gasser secó por completo a Gary Harris (6 puntos con una serie de 3 de 20 en el tiro). Los Spartans no pudieron contar con el lesionado Keith Appling, el otro miembro clave de su línea exterior. El ya recuperado Adreian Payne, en su primera titularidad después de su lesión, aportó 24 puntos, entre ellos el triple que empataba el partido a 58. La última bola fue para Traevon Jackson que a 5 segundos del final le dio el triunfo a los de Bo Ryan. La crónica de video, a cargo del habitual Patrick Herb.

Purdue se deshizo de Minnesota (77-74) después de disputarse tres prórrogas. El pívot A.J. Hammonds fue su hombre más destacado, con 20 puntos, 14 rebotes y 6 tapones. Los Boilermakers rompieron su peor racha de la temporada, con cuatro derrotas consecutivas traspasándosela a los Golden Gophers, que tras este resultado encadenaban tres. Los de Pitino Jr. rompieron su mal fario a la primera ocasión, derrotando a Indiana 66 a 60.

BIG 12

La número 8 Kansas derrotó a Baylor (52-69) en una mala noche en el tiro de Andrew Wiggins (14 puntos pero con una serie en el lanzamiento de 4 de 13). Los primeros puntos del novato no llegaron hasta el final de la primera parte, pero valieron la pena: un triple desde medio campo. 6 minutos antes, Brady Heslip (14 puntos) había puesto por delante a Baylor 21 a 22. El escolta había anotado 4 triples hasta ese momento. En adelante, no sumó ningún punto más. El base Naadir Tharpe fue el hombre clave de los Jayhaws, con 9 de sus 22 puntos en el parcial de 14 a 3 que cerró la primera mitad, un triple para empezar la segunda y otro cuando los Bears se acercaban en el marcador. Ante West Virginia, victoria sin problemas (83-69).

Kansas State, el equipo que entra y sale del ránking, cortó de raíz la racha de 7 triunfos de la 15 según AP, Texas (74-57). Markus Foster rindió a un gran nivel, anotando 34 puntos, su mejor marca personal, en una serie de 13 de 16 en el tiro (on fire, como se ve en el video). De los 23 jugadores que saltaron a la pista, sólo dos anotaron en dobles figuras: Foster y su antagonista Isaiah Taylor (17). Pero no todo fue ataque. En defensa, los Wildcats sólo permitieron a sus rivales anotar 19 puntos en los primeros 20 minutos. El porcentaje de acierto de los Longhorns en esta primera mitad fue del 20%, con sólo 5 canastas.

Iowa State (16 del ránking) venció en su visita a la pista del número 19 Oklahoma State (97-98) en un partido con tres prórrogas. DeAndre Keane rozó el triple doble (26 puntos, 10 rebotes, 9 asistencias) No falló ninguno de los nombres propios de los dos contendientes. Por los locales, su trío de estrellas: Marcus Smart (20 puntos, 7 rebotes, 3 asistencias), Markel Brown (19 puntos, 10 rebotes) y Le’Bryan Nash (26 puntos, 10 rebotes, 5 asistencias). Por los Cyclones, además de Keane, Melvin Ejim (22 puntos, 13 rebotes), George Niang (17 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias, 3 recuperaciones) y Dustin Hogue (10 puntos, 13 rebotes, 3 tapones). Los Cowboys sumaron su tercera derrota consecutiva después que ni Smart ni Nash acertasen en sus lanzamientos en los segundos finales.

En la victoria ante TCU (84-69), Melvin Ejim decidió que era su noche, así que dio descanso a sus compañeros. El alero canadiense batió el récord anotador del torneo de la conferencia, con 48 puntos (y un acierto impresionante, convirtiendo 20 de sus 24 lanzamientos). El festín anotador llevaba incorporada una guarnición de 18 rebotes para redondear el plato. Es el tercer jugador esta temporada tras Aaric Murray y Tyler Haws que llega a esta cifra que no es, sin embargo, el mejor registro anotador individual de Iowa State. La marca está en posesión de Lafester Rhodes, que anotó 54 puntos ante Iowa el 19 de diciembre de 1987.

La alicaída Oklahoma State sumó una nueva derrota, en su visita a Texas Tech (65-61). Este enfrentamiento nos ha dejado la imagen de la semana. Con el marcador ajustado, Marcus Smart intenta taponar una entrada de un rival y acaba cayendo cerca del público situado detrás de la canasta. Al levantarse, empuja a un aficionado local. Sus compañeros le llevan, tras recibir una técnica, al banquillo. El base, muy alterado, afirma que el seguidor local le ha lanzado un insulto relacionado con el color de su piel. El aficionado admite que insultó a Smart, pero niega que lo hiciera de forma racista. El asunto se ha saldado con una sanción de 3 partidos para la estrella de los Cowboys  (cuando tenga tiempo trataré el tema con más profundidad).

West Virginia venció a la 21 del listado de equipos de AP, Oklahoma (91-86), después de una prórroga.  Por un retraso en su vuelo, los Sooners  llegaron a la pista rival 90 minutos antes del salto inicial. Durante la primera mitad sufrieron de la mano de los trece puntos de Juwan Staten (20 puntos, 10 rebotes, 6 asistencias) y Terry Henderson (17 puntos). En una segunda parte en la que remontaron una desventaja de 14 puntos, su pesadilla fue Eron Harris, que anotó 26 de sus 28 puntos tras el descanso. Un triple suyo envió el enfrentamiento a una prolongación que abrió con dos triples más. Todo un festival, como se ve en el vídeo.

PACIFIC 12

En su primer partido sin el lesionado Brandon Ashley (baja para toda la temporada), a la número 2 Arizona no le entraban los tiros en casa ante Oregon (67-65). Ni de campo (40%) ni los libres (54,3%). A pesar del buen papel de su sustituto en el cinco inicial, Rondae Hollis-Jefferson (14 puntos, 10 rebotes). Los Wildcats aguantaron de salida con 10 puntos y 5 rebotes en ataque de Kaleb Tarczewski. Pero a la que los Ducks doblaron el marcaje sobre el pívot y el base T.J. McConell se fue al banquillo con tres faltas, el equipo de Oregon empezó a dominar el marcador.

Y he aquí las diferencias de mentalidad entre ambos bloques. Mientras Arizona remontó, en los últimos 2 minutos su rival perdió 2 balones, Joseph Young falló un triple muy mal seleccionado y el equipo erró 3 de los 4 tiros libres de que dispuso. Estos errores se pagan en forma de derrota. Las dos acciones más espectaculares de la noche las puso Nick Johnson (18 puntos, 5 asistencias) con dos tremendos mates.

Oregon amplió su crisis (8 derrotas en sus últimos 10 partidos) ante Arizona State (74-72). Los Sun Devils, a pesar de la poca fiabilidad en el tiro de Jahii Carson (11 puntos, 12 rebotes, 6 asistencias pero 2 de 10 cara a canasta) llegaron al descanso con una ventaja de 20 puntos. Joseph Young, negado en anotación en la primera mitad, anotó 29 puntos en la segunda, entre ellos los últimos 11 de su equipo. Su actuación no tuvo el premio que él esperaba. Jordan Bachynski (26 puntos, 9 rebotes, 9 tapones) taponó su intento de forzar la prórroga.

SOUTHEASTERN CONFERENCE

La número 3 Florida se deshizo de Missouri (68-58) en el día del debut de Chris Walker. La NCAA se ha demorado mucho en conceder su permiso para jugar al freshman. Sólo con que sea la mitad de bueno de lo que se dice, ya será un gran refuerzo interior para los de Billy Donovan.  En su presentación en público consiguió cuatro puntos, 2 rebotes y 2 tapones en 7 minutos en pista. El enfrentamiento se rompió cuando Michael Frazier II, muy fallón en la primera mitad, conectó 3 triples consecutivos en la segunda.

En el siguiente partido de los Gators, Alabama les contuvo hasta el descanso gracias a la sensacional actuación de su base Trevor Releford (25 puntos, 16 durante los primeros 20 minutos, fallando sólo 3 de sus 10 tiros). Por una vez, lo que dio la victoria a los de Billy Donovan (78-69) no fue la defensa, sino el ataque, con sus 5 titulares anotando por encima de los 10 puntos y un porcentaje de acierto en los lanzamientos de campo del 62%. Patrick Young, además de 11 puntos, colocó un tapón espectacular.

Ante Ole Miss, la número 18 Kentucky no hizo los deberes hasta la segunda mitad (80-64). Willy Cauley-Stein, rompiendo una racha de malos partidos, cerró el camino al aro local con 6 tapones, a los que sumó 18 puntos y 11 rebotes. Julius Randle sumó 11 de sus 12 puntos en los segundos 20 minutos. Los Wildcats subieron en este periodo su porcentaje en lanzamientos de campo hasta el 60%, y redujeron el de los Rebels hasta un 36%. La lluvia de triples de Marshall Henderson se quedó en cuatro gotas (16 puntos, pero 4 de 12 desde la línea de 3 puntos).

OTRAS CONFERENCIAS

A Boise State le faltó muy poco para tumbar al líder de la Mountain West, el número 5 San Diego State (65-67). Los Broncos dominaron en el marcador durante casi todo el partido. Pero 8 minutos sin anotar permitieron a los Aztecs ponerse por delante a 4 minutos del final, en una remontada que culminó Xavier Thames (23 puntos) con siete puntos consecutivos. El marcador se mantuvo igualado, mientras Thames ampliaba su racha con 3 puntos más. Y en la última posesión,  con los 9.600 espectadores, los rivales e incluso su propio entrenador Steve Fisher convencidos de que se jugaría el último tiro, el base asistió a su compañero Dwayne Pole II para que se llevara la gloria del triunfo con un triple.

Gonzaga (23 del ránking), líder destacado de la West Coast, desperdició una desventaja de 22 puntos para acabar sufriendo ante Portland (71-66). Los Zags abrieron el encuentro con un parcial de 22 a 6, acertando 10 de sus 15 primeros lanzamientos (y 5 triples). Pero en los 9:30 primeros minutos de la segunda mitad su aportación ofensiva se vio reducida a una canasta de 2 puntos y 3 tiros libres. Con el marcador igualado, 6 puntos de David Stockton (1 triple y 3 tiros libres) y otros 7 de Kevin Pangos (1 triple y 4 tiros libres) en los 3:10 finales marcaron las diferencias. En un partido fuera del calendario de su conferencia, Gonzaga cayó ante la número 24 Memphis (60-54). Los Tigers cerraron el enfrentamiento con un parcial de 0 a 10 en los 3 minutos finales.

En la Big South, Virginia Military (VMI) protagonizó otro festival anotador, esta vez ante Gardner-Webb (104-108). Los Keydets necesitaron de 4 prórrogas para doblegar a sus rivales y de tres canastas sobre la bocina (final del partido, y de la segunda y tercera prórrogas) para evitar la derrota. Por los locales, el reserva Tyrell Nelson acabó con 24 puntos y 25 rebotes. Por los vencedores, destacaron los sospechosos habituales, D.J. Covington (28 puntos, 13 rebotes, 5 tapones), Rodney Glasgow (21 puntos, 12 asistencias, 6 rebotes, 5 recuperaciones)  y QJ Peterson (20 puntos), y el menos habitual Brian Brown (22 puntos, 6 de 9 en triples). Brown fue el que forzó la primera prórroga y el autor de la canasta clave en la última.

EL NUEVO REY DE LOS TRIPLES

Oakland cayó ante Cleveland State (85-91) en la Horizon League, a pesar de que Travis Bader anotó 35 puntos con un tremendo 10 de 13 en lanzamientos de 3 puntos (de todas las formas y colores, como se ve en el vídeo). Entre los dos equipos anotaron 29 triples, que se dice rápido. Por los Vikings le dio la réplica el base Charlie Lee con 31 puntos y 6 de 8 en triples. Ambos jugadores se marcaban mutuamente, así que me parece que no se aplicaron mucho en defensa.

El sénior de la Universidad de Oakland es el nuevo monarca del triple en la NCAA tras batir el domingo 2 de febrero contra Milwaukee el récord total de canastas de 3 puntos anotadas por un jugador en su carrera universitaria. Con los 6 que consiguió en ese enfrentamiento elevó su marca hasta los 461, 4 por encima del registro del exjugador de Duke y ahora en Los Angeles Clippers J.J. Redick. Y con los 13 de su última cita ya van 471. ¡Y aún le quedan unos cuantos partidos para seguir sumando!

 

versión íntegra del artículo publicado en http://www.encancha.com, febrero 2014

NCAA: La quiniela de los 1.000 millones

27 Ene

Esta semana el interés en la NCAA se ha desplazado de las canchas, tras el premio ofrecido por el multimillonario Warren Buffett al acertante del vencedor de todos los cruces del March Madness. Una locura, pero no en marzo sino ya en enero.

La compañía de inversiones del megamillonario Warren Buffett (más conocido como “el oráculo de Omaha”), junto con la empresa Quicken Loans Inc (su máximo responsable es Dan Gilbert, el dueño de los Cleveland Cavaliers), ofrecen un premio de 1000 millones de dólares (si, en euros también es una burrada) a aquel que acierte los resultados de todos los cruces del “March Madness”.

Las posibilidades de acertar el resultado de los 63 partidos son de 1 entre 9  quintillones (o sea, una probabilidad absurda). Los requisitos para participar, ser ciudadano norteamericano mayor de 21 años. Solo se permite una predicción por cada uno de los 10 millones de participantes como tope que admite el concurso.

El ganador, si lo hubiera, podrá elegir entre cobrar 25 millones de dólares anuales durante 40 años, o ingresar de golpe 500 millones. Si aparece más de un ganador (¡no se rian, por favor!) , se repartirán el premio. En el concurso anual de la ESPN no ha habido ningún pleno en los últimos 16 años. Y si no aparece ninguno, Quicken Loans premiará a las 20 personas que más se hayan aproximado con 100.000 dólares.

UN REPASO AL RÁNKING

Arizona y Syracuse se mantuvieron una semana más como números 1 y 2 del Top 25 de Associated Press. Su solidez no despierta dudas. Michigan State subió hasta el tercer lugar del podio tras el derrumbe de Wisconsin de la semana anterior (los Badgers son ahora novenos). Los votantes prefirieron darle el cuarto lugar de la lista a Villanova antes que a Wichita State, que mantuvo su quinta posición.

Por detras, San Diego State siguió escalando, y ya es la séptima del país. Kansas, tras sus dos victorias contra equipos ranqueados, fue premiada con la octava posición. Iowa State, que anteriormente ocupaba este puesto, es ahora la 16 de la lista por delante de Ohio State y Duke. Son tres equipos bajo vigilancia, lo mismo que Baylor (ha caído desde el número 12 hasta el 24).

Caen del Top 25 UCLA, Colorado y Creighton, entrando en su lugar Michigan y Kansas State. Y vuelve a haber 25 equipos. Empezaron y acabaron la semana invictos Arizona, Syracuse y Wichita State. Y como equipos sin triunfos ante rivales de la División I, Cornell (nueva derrota con Columbia 58 a 74), y Grambling State. Los Tigers rozaron de nuevo el triunfo, esta vez ante Prairie View (82-83) tras desperdiciar una ventaja de 14 puntos en la segunda parte, pero cayeron ante Jackson State (76-59).

ATLANTIC 10

Tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe. Es lo que le pasó a la 13 del ránking Massachussetts, acostumbrada a ir por detrás en el marcador y acabar remontando. Contra Richmond se rompió la tendencia. Los Spiders se impusieron en un partido de baja anotación (58-55) de la mano de un Kendall Anthony inspiradísimo (21 puntos con 4 triples de 6 intentos) y un Cedrick Lindsay fallón pero que supo acertar en los momentos clave.

La número 16 Cincinnati empezó como un tiro ante Temple (76-80). Al descanso ganaba de 10 con un Sean Kilpatric (29 puntos) que había empezado inspiradísimo consiguiendo 12 de los 14 primeros puntos de los Bearcats. En la segunda mitad parecía que iba a repetirse la historia hasta que a Kilpatric se le enfrió la mano a 14 minutos del final. Su desaparición coincidió con el despertar de su rival Dalton Pepper (33 puntos) anotando 19 puntos en 5 minutos. Los Owls igualaron el partido. Hasta que reapareció la estrella de Cincinnatti para anotar 2 tiros libres a 7 segundos del final y reafirmar su liderato de la conferencia con 8 victorias y ninguna derrota.

El póster colectivo de la semana es para Memphis, que pasó por encima de Houston 82 a 59. Un festival liderado por Shaq Goodwin (20 puntos) y Joe Jackson (18 puntos y 7 asistencias) con mates de todos los colores.

ATLANTIC COAST

Mike Krzyzewski llegó a las 900 victorias como entrenador de Duke (34 temporadas dirigiendo a los Blue Devils) cuando sus jugadores vencieron a Florida State 78 a 56. La número 18 del ránking superó una mala noche en los porcentajes de lanzamiento (18 aciertos en 59 intentos) gracias a sumar 29 puntos tras recuperaciones de pelota y rebotes ofensivos. Coach K es el entrenador con más partidos ganados, 973, en la historia de la Division I. Ahora se une a Jim Boeheim, de Syracuse, como los dos únicos técnicos con 900 partidos ganados con una misma universidad. La número 2 de esta semana, por cierto, derrotó a Miami (52-64).

Virginia hundió un poco más a North Carolina en un pozo al que no se le ve el fondo (76-61). Los Cavaliers se fueron al descanso preocupados por su mal juego, y aliviados porque ganaban de 9, gracias a un parcial final de 12 a 2. No tenían porque angustiarse. En la segunda mitad los Tar Heels siguieron sin dar la talla tras una nueva noche errática en el lanzamiento de Marcus Paige y Leslie McDonald (8 de 26 entre los dos, 3 de 13 en triples). La única nota positiva el buen nivel demostrado una noche más por el pívot novato Kennedy Meeks (15 puntos, 9 rebotes). Ante Clemson UNC mostró una mejor imagen (80-61).

BIG EAST

Villanova pagó el pato de la exclusión de Creighton de la lista de los mejores (68-96). Los Bluejays acribillaron al flamante número 4 desde la linea de 3 puntos, transformando 21 de sus 35 lanzamientos. Los visitantes abrieron el enfrentamiento anotando sin fallo sus nueve primeros triples, rompiendo el partido de salida. Ethan Wragge anotó 9 (27 puntos). Wrage es un alero que vive en la línea. De los 714 lanzamientos que ha realizado en sus cinco años en Creighton, sólo 53 fueron de 2 puntos. Doug McDermott  no faltó a la fiesta con sus 23 puntos (5 triples).

Exhibiciones como estas gustan. Tanto que Creighton batió el récord de público de su pista. 18.859 personas vieron como los locales vencían a Georgetown (76-63) y se consolidaban en el liderato de la conferencia por delante de una Villanova que se desquitó venciendo a Marquette (85–94).  Aunque para ello necesitó una prórroga, 30 puntos de James Bell y 20 de Ryan Arccidiano y Darrun Hillard.

Con anterioridad Marquette había vencido precisamente a Georgetown y tambien tras una prórroga (72-80), en un duelo entre dos históricos de la NCAA venidos a menos. Los Hoyas, que han perdido para el resto de la temporada a su pívot Joshua Smith por motivos académicos, vivieron casi exclusivamente de la aportación de Markel Starks (28 puntos) y D’Vauntes Smith-Rivera (24 puntos). El ataque de los Golden Eagles estuvo más equilibrado, con 5 jugadores anotando en dobles figuras.

BIG TEN

Michigan (21 del ránking y subiendo) cerró sus 7 días de gloria con una victoria ante el tercer equipo de la lista, Michigan State (75-80). Nik Stauskas (19 puntos), volvió a ser el hombre clave de los Wolverines. Primero, a falta de 4 minutos para el final, calmando a su entrenador John Beilein y evitando así que los árbitros le pitasen una técnica cuando el partido estaba igualado. Y poco después, clavando el triple que ponía por delante a su equipo. Derrick Walton Jr (19 puntos, 6 rebotes, 4 asistencias) remató la faena con 10 puntos en los 3 minutos finales.

Por los Spartans destacó Gary Harris con su mejor marca personal 27 puntos, pero estuvo muy solo en un equipo diezmado por la lesiones. Keith Appling (10 puntos y 10 asistencias) jugó mermado con dolor de espalda y una muñeca lesionada (3 de 11 en el lanzamiento). Los de Tom Izzo no pudieron contar con su musculo interior. A la baja de Adreian Payne (lleva 5 partidos fuera por una fascitis plantar) se unió la de Branden Dawson, que se fracturó la mano esta semana tras golpear la mesa durante una sesión de vídeo (estará de 4 a 5 semanas de baja).

Michigan se había desecho previamente de Ia décima de la lista Iowa (75-67) tras haber vencido a Wisconsin la semana anterior. Los Wolverines han aprendido a vivir sin Mitch McGary.  Nik Stauskas había asumido el liderazgo (26 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias) secundado por Glenn Robinson (14 puntos, 9 rebotes). Por los Hawkeyes Obaseni aguantó el equipo en la primera mitad (15 de sus 17 puntos) ante el letargo de un Aaron White (17 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias) que no despertó hasta la segunda parte encadenando 14 puntos consecutivos de su equipo que Michigan supo responder. A Iowa le faltó algo más de Roy Devyn Marble (13 puntos con una serie de 3 de 9 en los lanzamientos de campo) para ganar.

Michigan State, por su parte, vio en su partido anterior como Indiana les plantaba cara  (71-66). Los locales se aferraron a la buena segunda mitad de Gary Harris (20 de sus 24 puntos en esta mitad), siendo protagonista junto con el luego lesionado Branden Dawson en un parcial de 21 a 6 que los Hoosiers no pudieron contrarrestar. El base visitante Yogi Ferrell también subió el nivel en la segunda parte, anotando 14 de sus 19 puntos, pero a diferencia de en la victoria ante Wisconsin, esta vez no bastó.

Wisconsin salió de su dinàmica negativa. Tras haber encadenado tres derrotas consecutivas, se reencontró con la victoria ante Purdue (58-72). Bo Ryan pidió a sus jugadores más agresividad a la hora de atacar la canasta rival. Y sus hombres le respondieron forzando 33 tiros libres (en las derrotas ante Indiana, Michigan y Minnesota sumaron entre las tres 41 lanzamientos de personal). Todos sus titulares llegaron a la decena de puntos liderados por los 16 de Frank Kaminsky que sólo jugó 23 minutos por su problemas, precisamente, con las faltas.

Los Badgers venían de perder ante Minnesota (81-68). El trabajo del otro Pitino, Richard, sigue dando sus frutos en los Golden Gophers. Ni siquiera la lesión de una de sus piezas claves, Andre Hollins, a los 16 segundos de juego pudo frenarles. Las dos rápidas personales de la torre visitante Kaminsky en 2 minutos y medio de juego compensó la situación. Mo Walker (18 puntos, 9 rebotes) abusó de su sustituto, Nigel Hayes, mientras Deandre Mathieu completaba el trabajo desde el exterior (18 puntos). Este partido nos dejó uno de los pòsters de la semana, a cargo de Austin Hollins precisamente sobre Hayes.

Ohio State (número 17) siguió hundiéndose sumando su cuarta derrota consecutiva, la última ante la débil Nebraska (68-62). Terran Petteway lideró a los Cornhuskers con 7 puntos en los 2:22 finales, y 13 de sus 18 en la segunda mitad. Nebraska sobrevivió a un pésimo inicio del segundo período. De entrada, con 7 pérdidas de balón en sus primeras nueve posesiones. Y luego, con una sequía anotadora de 6 minutos.

El mal momento de los de Thad Matta queda demostrado porque, además de no aprovechar la flaqueza del rival, encajaron a continuación un parcial de 18 a 7 que les hizo entrar en el último minuto 10 abajo en el marcador. La última victoria de los Buckeyes, antes de su caída libre, por 31 puntos de margen, había sido el 4 de enero ante esta misma Nebraska.

Los Buckeyes rompieron al fin su racha de derrotas ante Illinois (62-55). Ohio State no tuvo el triunfo en la mano hasta que un 2+1 de LaQuinton Ross (18 puntos) y un triple de Lenzelle Smith (16 puntos, 5 rebotes) les pusieron 8 arriba a falta de 1:21. Los de Thad Matta también recuperaron buenas sensaciones defensivas. Es todo un mérito dejar sin anotar a Rayvonte Rice, que lleva una media de 17,4 puntos, por primera vez esta temporada. Rice se fue hasta los 20 puntos en su siguiente partido, pero no pudo evitar una nueva derrota de los Fightin Illini, esta vez ante Indiana (56-46). Yogi Ferrell volvió a despertar en la segunda mitad.

Nebraska, por su parte, venció a Minnesota (82-78) gracias a otro gran partido de Petteway (35 puntos). El enfrentamiento fue un duelo anotador entre el jugador de los Cornhuskers y el base rival Malik Smith. El base, titular a causa de la baja por lesión de Andre Hollins, se fue hasta los 29 puntos, con un 8 de 12 en triples.

BIG 12

Kansas (número 8) siguió con su mejoría, sumando su quinta victoria consecutiva a costa de una deprimida Baylor (78-68). Wiggins sigue sin encontrar su tiro, pero llegó hasta los 17 puntos gracias a su fiabilidad en los tiros libres (10 de 12). Los Jayhawks han aprendido a sobrevivir a los días flojos de su novato estrella. Su defensa les brindó un parcial de 14 a 2 decisivo en una segunda mitad en la que Perry Ellis anotó 16 de sus 18 puntos. Wiggins brilló ante Texas Christian University (69-91) con 27 puntos, su mejor marca personal.

La número 11 Oklahoma State tuvo que improvisar para vencer a West Virginia (81-75) a causa del mal partido de Marcus Smart . Los Mountaineers plantearon un enfrentamiento muy físico y consiguieron sacar de sus casillas al base, eliminado por faltas tras 25 minutos en pista y con sólo 4 puntos en su haber (Smart se disculpó via twiter por su mala actuación). Con Phil Forte también muy fallón (una serie de 2 de 12 en el lanzamiento) los Cowboys se encomendaron a los 29 puntos y 9 rebotes de Le’Bryan Nash, ayudado por los 15 y 10 de Markel Brown que además nos dejó un espectacular 360.

Los jugadores de Iowa State, descendida hasta el lugar 16 de los EEUU, mantuvieron una reunión sin presencia de entrenadores para intentar encauzar la situación después de tres derrotas consecutivas. Para ellos, el retorno a la disciplina de Bubu Palo (con la oposición de los órganos rectores del centro), apartado hasta que fue retirada una acusación de agresión sexual contra el base, no supone ninguna distracción. La universidad, por su parte, estaría encantada con la marcha del base a otro equipo.

La reunión parece que fue efectiva, y Iowa State superó a la número 22 Kansas State (81-75). Los Cyclones recuperaron su acierto desde la línea de 3 puntos (9 de 18), pero las aguas aún no han vuelto por completo a su cauce. Tras llegar al descanso 12 arriba, Iowa State vió como los Wildcats le igualaban el enfrentamiento. A 36 segundos del final Melvin Ejim (20 puntos, 9 rebotes, 3 recuperaciones, 3 tapones) desvió el lanzamiento triple con el que Shane Southwell quería empatar a 76. Poco después, dos tiros libres del alero supusieron el 79 a 73 a falta de 23 segundos.

La retornada al ránking Kansas State venía de caer en Texas (67-64) con un triple de Jonathan Holmes sobre la bocina. Fue un duelo igualado hasta el final ejemplificado en la lucha bajo los aros del local Cameron Ridley (18 puntos, 6 rebotes, 3 tapones) y el visitante Thomas Gipson (24 puntos, 5 rebotes). Javan Felix anotó 4 puntos importantes en la recta final para los Longhorns, pero falló dos tiros libres a falta de 12 segundos que hubieran sentenciado el encuentro. Por suerte para él, Holmes acertó.

No fue la única victoria de Texas esta semana ante un equipo del ránking. Los Longhorns también fueron superiores a la número 24 Baylor (60-74). Con el liderazgo del freshman Isaiah Taylor (29 puntos) y Jonathan Holmes (14 puntos, 8 rebotes), Texas encadenó tres triunfos consecutivos ante equipos del Top 25, tras haber superado la semana anterior a Iowa State. Una semana negra para Baylor, que ha caído ante Kansas y Texas. Los Bears tienen un pie y medio fuera de los lugares de privilegio del baloncesto universitario.

PACIFIC 12

Arizona sigue firme por séptima semana en lo más alto de la tabla. Los Wildcats se mantuvieron invictos tras 19 partidos derrotando a Colorado (69-57). A los seis minutos de partido ya ganaban de 14, a pesar de que no fue su noche en los triples (3 de 15). Lo compensaron con 44 puntos en la pintura, y su habitual exhibición de mates. Ante Utah State tampoco estuvieron inspirados, pero un parcial de 14 a 2 a 11 minutos del final les bastó para ganar (65-56). Colorado volvió a caer ante Arizona State (72-51).  Los Buffaloes van a echar mucho de menos a su lesionada estrella Spencer Diwinddie.

Oregon al fin acabó con su mala tanda de resultados. Después de 5 derrotas consecutivas, los Ducks volvieron a ganar. Lo hicieron ante Washington State (44-71), el último de la conferencia, y con 20 puntos de Jason Calliste saliendo del banquillo.

SOUTHEASTERN CONFERENCE

Michael Frazier II (18 puntos) apareció en los momentos claves para la número 6 Florida. Al filo del descanso con un triple y tiro libre addicional que permitía a los Gators dominar a Alabama 26 a 33 camino del vestuario. En la segunda mitad, con dos triples consecutivos, para que la ventaja de su equipo subiera hasta los 10 puntos. Los de Billy Donovan tuvieron suficiente con su inspiración y el acierto en los tiros libres en el último minuto (8 de 10) para mantener a raya a Alabama (62 – 68).

En su siguiente cita los Gators vencieron a Tennessee (67-41) gracias a una excepcional defensa sobre los anotadores de los Volunteers. Florida dejó a Jordan McRae, que venia de anotar 34 puntos ante Arkansas, en 5 y convirtiendo sólo 1 de sus 15 lanzamientos a canasta. Únicamente los interiores de Tennessee estuvieron acertados en ataque. Jarnell Stokes consiguió 16 puntos y 10 rebotes, y Jeronne Maymon, 8 y 7. Por los vencedores, Frazier destacó de nuevo con 17 puntos.

OTRAS CONFERENCIAS

La número 5 Wichita State sigue con paso firme en la Missouri Valley Conference. Esta semana llegó a las 21 victorias después de deshacerse de Illinois State (55-70) y Drake (61-78). Ante el nivel de los rivales de su conferencia, parece difícil que los Shockers pierdan algun partido antes del “March Madness”. Tekele Cotton nos dejó otro de los pósters de la semana.

El líder de la Mountain West y séptima del ránking AP San Diego State sufrió más de la cuenta ante Utah State (69-74). En la prórroga apareció su hombre más fiable, Xavier Thames, para anotar 10 de sus 31 puntos. Suyo fue el triple que ponía a su equipo 4 puntos arriba a falta de 50 segundos. Los Aztecs son el equipo más eficaz en defensa. Referenciando la anotación rival a 100 posesiones, sólo permiten 82,8 puntos.

El marcador quedó temblando después de las tres prórrogas que disputaron Portland y Brigham Young University. Ganaron los locales 114 a 110 después de remontar una desventaja de 8 puntos en el segundo período extra. Tyler Haws, de BYU, igualó el récord anotador de esta temporada con 48 puntos (Aaric Murray lo hizo en 40 minutos). Matt Carlino, desde el banquillo, le secundó con 25 puntos, 9 asistencias y 7 recuperaciones. Por los Pilots, los más destacados fueron el holandés Thomas van der Mars y Bobby Sharp con 27 puntos.

BYU cayó ante el sólido líder de la West Coast Conference, Gonzaga (84-69). Sam Dower les machacó desde dentro (18 puntos) y Kevin Pangos desde fuera (24 puntos con 6 triples de 10 intentos). Los Cougars, el segundo equipo más anotador de la Division I, pagaron su día aciago en los lanzamientos de 3 puntos. Solo transformaron 2 de los 11 que intentaron, quedándose en la mitad de su porcentaje habitual. Tyler Haws a lo suyo, 23 puntos.

En otra exhibición anotadora, Billy Baron de Canisius se fue hasta los 38 puntos en la victoria sobre Marist (78-65). Y llegamos al póster más desequilibrado de la semana. Mamadou Ndiaye, de UC Irvine, el jugador más alto de la NCAA con 2,26, hace un mate sobre Landon Drew (1,85, Cal State Northridge) que, optimista él, salta para intentar evitar la canasta. Lo que sobra es la palmadita condescendiente de Ndiaye en el pecho del rival.

versión íntegra del artículo publicado en http://www.encancha.com, enero 2014

NCAA: se acabó el maquillaje de balances

6 Ene

Con el Año Nuevo hemos entrado de lleno en la parte de la temporada ocupada por las ligas regulares de las conferencias, en primera instancia, para desembocar a continuación en sus respectivos playoffs. Ahora que los equipos ya no pueden hacerse calendarios a medida, veremos su verdadero nivel.

Por cuarta semana consecutiva, se repitió el Top 5, con Arizona State en el primer lugar de la lista, seguida por Syracuse, Ohio State, Wisconsin y Michigan State. Louisville, sexta la semana anterior, cayó hasta la catorceava posición. Hay más malas noticias para los de Pitino, que han echado de su programa universitario a Chane Behanan (7,6 puntos, 6,3 rebotes) por problemas disciplinarios, y tras la recaida de Kevin Ware le podrían declarar redshirt (entrenaría con el equipo, pero sin competir, aunque así no consumiría un año de elegibilidad universitaria).

Villanova, tras su derrota ante Syracuse, cayó hasta el número 11 de la lista. Oklahoma State (6), Duke (7), Wichita State (8), Baylor (9) y Oregon (10) aprovecharon el descenso de Cardinals y Wildcats para mejorar su colocación en el ránking. Ocho equipos permanecían invictos al principio de la semana (Arizona, Syracuse, Ohio State, Wisconsin, Wichita State, Oregon, Iowa State y la fuera de ránking Toledo). Sólo 6 mantuvieron su imbatibilidad (derrotas de Oregon y Toledo). Otros dos equipos no conocían la victoria, Cornell y Grambling State. Cornell cayó ante Saint Bonaventure (81-57), mientras que Grambling State perdió dos partidos más esta semana, ante Arkansas-Little Rock (88-68) y Alabama State (51-68).

TOLEDO SE CAE DE LA LISTA DE INVICTOS

Bill Self sólo tardó 35 segundos en pedir su primer tiempo muerto. Los que transcurrieron hasta que Kansas perdió su segundo balón y encajó una canasta fácil. El número 16 Kansas acabó con la imbatibilidad de Toledo (93-83)  en su treceavo partido, con 21 puntos y 11 rebotes de Perry Ellis, 20 puntos más de Tharpe y Wiggins, y 14 puntos y 10 rebotes de Joel Embiid. El problema para el entrenador de los Jayhawks no era su ataque, sino su defensa. Tanto que dedicó 15 minutos de la rueda de prensa posterior al enfrentamiento a hablar de ella.

 

Kansas cayó en su siguiente cita ante San Diego State (21 del ránking) por 57 a 61. El líder de los Aztecs Xavier Thames (16 puntos) anotó 4 tiros libres en los últimos 8 segundos claves para frenar las aspiraciones de unos Jayhwaks que, tras ir por detrás en el marcador la mayor parte del enfrentamiento, habían reducido las diferencias a un único punto. Una derrota lógica para los de Bill Self: sólo anotaron el 29,8% de sus lanzamientos, y cogieron 39 rebotes por 51 de su rival.

AMERICAN ATHLETIC CONFERENCE

Louisville (14 del ránking) derrotó a Rutgers (76 a 83) en un partido plagado de faltas. Hasta el punto que los de Pittino casi anotaron más puntos desde la linea de tiros libres (41) que en lanzamientos de campo. En total se señalaron 62 faltas en un encuentro que duró más de dos horas y media.

Semana negra de Connecticut (número 17), con dos derrotas ante equipos sin ranquear. Contra Houston llegó al descanso 18 abajo. Napier lideró la remontada de los Huskies anotando 25 de sus 27 puntos en la segunda parte. En  tan sólo 7 minutos Connecticut había conseguido empatar el partido, pero no fue capaz de culminar el trabajo. A falta de 9 segundos, dos tiros libres de Tashawn Thomas (23 puntos) ponían dos arriba a los Cougars. En el siguiente ataque, el mismo Thomas taponaba el lanzamiento de Napier. Womack, con dos nuevos tiros libres, cerraba la victoria de Houston (75-71).

 

Los Huskies volvieron a caer en la visita al remodelado pabellón de Southern Methodist, entrenada por Larry Brown, por 74 a 65. Se da la casualidad que el entrenador de UConn, Kevin Ollie, había jugado bajo las órdenes de Brown en los 76ers de la NBA. Los locales dejaron a sus rivales en un 36,7% de acierto en el lanzamiento (son el segundo mejor equipo universitario en este aspecto defensivo). La primera parte, con Nic Moore acaparando el ataque de los Mustangs (19 de sus 20 puntos en este período), se mantuvo igualada. En la segunda, con Nick Rusell y Markus Kennedy tirando del carro de los locales apoyados por Keith Frazier, Connecticut no pudo seguir el ritmo anotador de SMU.

 

Cincinnati protagonizó otro “upset” en esta conferencia derrotando al número 18 Memphis por 53 a 69. Mediada la segunda parte, los Bearcats abrieron un hueco de 10 puntos en el marcador. Los esfuerzos de los Tigers por cerrar la brecha fueron anulados por Sean Kilpatrick. La estrella de Cincinnati anotó los 11 puntos de su equipo en los 4 minutos finales. Aunque el principal verdugo de Memphis fue el mismo Memphis, que en este segundo período se quedó en un mísero 24% de acierto en el lanzamiento.

ATLANTIC COAST CONFERENCE

Syracuse sufrió más de lo que se esperaba para vencer a Miami en un partido de baja anotación (49-44). Aunque los Hurricanes son el vigente campión de la conferencia, han perdido sus cinco titulares de la pasada temporada (uno, Durand Scott, en Rio Natura Monbus de ACB). Un parcial de 4 a 14 en el principio de la segunda parte puso a los Orange seis puntos abajo. Los de Boeheim se mantuvieron invictos gracias al buen hacer del base Tyler Ennis en una remontada en la que anotó 6 puntos y repartió 3 asistencias (para un total de 10 puntos y 7 asistencias).

 

Notre Dame debutó con victoria en su incorporación a la conferencia atlàntica. Lo cual tiene especial mérito si el rival es el número 7 del ranking, Duke (79-77). Mala semana para Jabari Parker en anotación (12 puntos en el triunfo ante Elon y 7 en esta derrota, suis peores registros de la temporada). Los Blue Devils parecían poder romper el partido en la segunda mitad, cuando obtuvieron una ventaja de 10 puntos, pero no supieron rematar a sus rivales y pagaron su falta de madurez con un doloroso tropiezo. Rodney Hood (27 puntos) y Quinn Cook (22 puntos) tuvieron muy poca ayuda por parte de sus compañeros.

 

Pittsburgh también saldó con triunfo el primer partido de su historia en la ACC derrotando a North Carolina State 62 a 74. Los Panthers empezaron perdiendo 17 a 2, y llegaron al descanso 8 abajo. En la segunda mitad, su dominio de la pintura les permitió remontar. Otra noche de esfuerzo baldío para el brillante T.J. Warren, que se fue hasta los 23 puntos (su peor marca anotadora en los 14 partidos disputados por los Wolfpack hasta ahora ha sido 13 puntos) y los 8 rebotes.

La número 19 North Carolina no pudo superar la mala noche de sus dos lanzadores exteriores, Marcus Paige y Leslie McDonald  (6 de 25 en tiros de campo entre ambos, 2 de 15 en triples) y cayó ante Wake Forest 73 a 67, en su cuarta derrota de la temporada ante equipos de fuera del ránking.

BIG EAST

Villanova sufrió para derrotar a Butler. JayVaughn Pinkston (22 puntos) pudo dar la victoria a los Wildcats en los últimos segundos del tiempo reglamentario, pero falló su lanzamiento y hubo de disputarse una prórroga. Pinkston enmendó su error anotando los dos últimos tiros libres que pusieron en el marcador el definitivo 73 a 76. Providence no fue un rival tan duro para el número 11 del ránking (91-61), a pesar del buen partido de su estrella Bryce Cotton (25 puntos, 6 rebotes, 6 asistencias).

Georgetown y Saint John’s se han visto las caras 100 veces en la historia de la NCAA. En el partido del centenario, Georgetown puso tierra de por medio desde el salto inicial. D’Vauntes Smith-Rivera anotó 20 de sus 31 puntos en una primera mitad que acabó 42 a 16. Los Red Storm maquillaron el resultado en los minutos de la basura (pràcticamente toda la segunda mitad), y al final “sólo” perdieron 77 a 60. La jugada el partido, tapón de Smith-Rivera, asistencia de Markel Starks y mate de Jabril Trawick.

 

BIG TEN

Ohio State, tercero de la lista de AP, inauguró su participación en la liga regular de su conferencia venciendo a Purdue 69 a 78, gracias a su experiencia (un cinco inicial con 2 séniors y 3 júniors) para aguantar los mejores momentos de su rival, y su defensa para romper el partido en la segunda mitad. LaQuinton Ross lideró a los Buckeyes con 25 puntos y 12 rebotes, mientras que Aaron Craft puso la solidez una vez más con 7 puntos, 8 rebotes, 10 asistencias y 4 robos. Por los Boilemakers, el pívot A.J. Hammons acabó con 18 puntos, 16 rebotes, 4 asistencias y 5 tapones. Nebraska fue un rival menos complicado para el tercero del ránking (84-53).

Wisconsin (número 4) perdía 24 a 35 al descanso contra Iowa (22 del ránking). Ben Brust (17 puntos) no veía aro. En la segunda mitad, ambas cosas cambiaron. En plena remontada local, el entrenador visitante perdió los nervios ante una decisión arbitral. Tras recibir dos técnicas seguidas, Frank McCaffery fue expulsado, además de regalar 4 tiros libres a los Badgers que Brust anotó poniendo a su equipo por delante en el marcador. Los Hawkeyes no se rindieron, liderados por Roy Devyn Marble (27 puntos). Una jugada de 2+1 de un fallón Sam Dekker a falta de 1:07 dio el margen necesario a los locales para acabar imponiéndose 75 a 71, manteniendo su imbatibilidad.

Michigan State, quinto del ránking, también sufrió en su debut en la Big Ten. Al descanso perdía 47 a 40 contra Penn State. Los Spartans neutralizaron a la figura rival, el base Tim Frazier (7 puntos con una serie de 3 de 12 en el lanzamiento), y dominaron totalmente en la segunda mitad para acabar imponiéndose 63 a 79, liderados por Branden Dawson (20 puntos, 9 rebotes).

 

El equipo de Tom Izzo tuvo una noche más placida ante un histórico venido a menos, Indiana, al que derrotó 56 a 73 con 26 puntos de Gary Harris. 11 puntos consecutivos del escolta en la primera mitad pusieron por delante a los Spartans, que llegaron al descanso con una ventaja de 9 puntos tras otra racha de 6 puntos (2 triples) del inspirado jugador. En la segunda parte, otra serie de 7 puntos de Harris cortó la reacción de los Hoosiers, a los que remató Keith Appling con 11 puntos de una tacada.

Indiana venía de otra noche negra. Perdió 23 balones ante Illinois y aún así no cayó hasta la prórroga (83-80), gracias a su inspiración en los triples (10 de 22). El enfrentamiento se decidió desde la linea de los tiros libres. En el 1:30 final del tiempo extra, al que se llegó con un resultado de 77 a 75, la unica canasta fue el triple de Yogi Ferrell (30 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias pero 6 pérdidas de pelota) que ponía el 80 a 81 en el marcador. La jugada del partido, este alley hoop de Joseph Bertrand.

 

Michigan ganó 60 a 63 a Minnesota. Los Wolverines, tras perder para toda la temporada a Mitch McGary por una operación de espalda, vieron como Glen Robinson III se lesionaba al principio de la segunda parte. Nik Stauskas (14 puntos y 7 asistencias y el hermano del jugador de los Hawks de la NBA Al Horford, Jon (14 puntos y 9 rebotes) asumieron el liderazgo ayudados por los 5 triples de Zak Irvin. La lesión de Robinson se quedó en un susto, y el alero participó en la victoria sobre Northwestern por 51 a 74

BIG 12

Kansas State derrotó al número 6 del ránking, Oklahoma State (74-71). Los Cowboys notaron las bajas de su mejor interior Michael Cobbins (lesión en el tendón de Aquiles, baja para toda la temporada) y del segundo base Stevie Clark (no jugó después de un arresto por posesión de marihuana). Los visitantes acusaron los problemas de faltas en la segunda mitad de Marcus Smart y Le’Bryan Nash. Aún así tuvieron opciones, como mínimo, de alargar el partido si hubiera entrado el triple en el último instante de Smart.

PACIFIC 12

Arizona ganó claramente a Washington State, y eso que sólo anotó 60 puntos. La defensa de los Wildcats dejó a su rival en 25. Los Cougars, que se presentaron sin su máximo anotador Davonte Lacy (operado de apendicitis), fallaron sus primeros 16 lanzamientos de campo (Arizona se puso 21 a 3 en el marcador antes de la primera canasta de su rival), al descanso habían anotado 2 de 20, y acabaron el partido con un acierto del 20% (9 de 45).

 

Washington plantó más cara a la primera del ránking (71 – 62). A falta de 16 minutos para el final, ganaba de 6 puntos. La defensa de los Wildcats se intensificó, provocando que los Huskies fallasen 23 de sus 33 lanzamientos en la segunda mitad (entre ellos sus 7 intentos de triple). Y ni aún así consiguieron despegarse en el marcador con una ventaja “segura” hasta prácticamente el último minuto. Nick Johnson con 24 puntos y Aaron Gordon con 18 puntos y 11 rebotes lideraron a los locales que volvieron a ofrecer una exhibición de mates para todos los gustos.

 

El número 10 Oregon sufrió hasta el último segundo de la prórroga para vencer a Utah 68 a 70. Damyean Dotson salvó a los Ducks. Con una entrada empató a 68 a falta de 35 segundos. Y en la penúltima posesión de los Utes, robó la pelota para acabar haciendo un mate a falta de 1 segundo. El local Jordan Loveridge fue el máximo anotador con 21 puntos, pero falló dos lanzamientos triples claves. El primero podía haber dado la victoria a su equipo al final de los 40 minutos. Y el segundo, tras el mate de Dotson.

Ante Colorado (número 20 según AP), en un duelo de altísima anotación, Oregon no pudo parar a Askia Booker y Spencer Dinwiddie. Eso le costó su primera derrota de la temporada (100-91). Booker anotó 11 de sus 27 puntos en los últimos 4:40, Dinwiddie 16 de sus 23 en la segunda mitad. Los Ducks, que ganaban de 10 a falta de 14 minutos y medio para el final tras un triple de Mike Moser (24 puntos, 7 rebotes), se vieron desbordados ante la efectividad ofensiva de sus rivales.

OTRAS CONFERENCIAS

Southern Illinois acertó el 54,1% de sus lanzamientos (con un 53,8% en los triples), cogió sólo 3 rebotes menos que su rival y aún así perdió 67 a 82 contra el número 8, Wichita State, en la Missouri Valley Conference. Para vencer a los Shockers hay que hacer un partido casi perfecto y rezar para que el base Fred VanVleet no esté a la altura. Y contra los Salukis, brilló con 17 puntos, 7 asistencias, 2 robos y ninguna pelota perdida. Además, Cleanthony Early se fue hasta los 23 puntos fallando sólo 3 lanzamientos. En el triunfo ante Northern Iowa (67-53) volvieron a brillar estos dos jugadores, VanVleet con 22 puntos y Early con 18.

San Diego State (21 del país segun los votantes de AP) venció a Colorado State 61 a 71 en su primer partido de la temporada de la West Coast. Una vez más, Xavier Thames (23 puntos, 5 robos) fue clave para los Aztecs. Cuando en la segunda mitad los Rams se acercaron en el marcador (46 – 52), 10 puntos consecutivos de Thames anotando sus cuatro lanzamientos (2 triples) cortaron de raíz la remontada de sus rivales.

 

Semana maratoniana para una Gonzaga corta de efectivos. Los Bulldogs (24 del ránking) ganaron su segundo partido en la liga regular de la West Coast, contra San Francisco (69–41) a pesar de no poder contar con Gary Harris (fractura en la mano), Sam Dower (lesión en la espalda) y tener mermado a Kevin Pangos  con un problema en el pie. Contra su archienemigo Saint Mary’s recuperaron a un todavía renqueante Sam Dower (7 minutos en pista), pero el hombre clave en su triunfo (73-51) fue el pívot Przemec Karnowski, con 15 puntos, 9 rebotes y 7 tapones. Contra Pacific se apuntaron un nuevo triunfo (86-64), con Pango y Dower mejorando de sus dolencias.

RÉCORD PARA OLVIDAR

Champion Baptist College jugó el lunes contra su cuarto contrincante de la División I de esta temporada. Y por suerte para ellos, último. Si hace dos semanas os explicaba su derrota ante Grambling State, en su última cita cayeron 116 a 12 contra Southern. Los Tigers encajaron de salida un parcial de 44 a 0, roto por dos tiros libres de Kris Connor a 5:10 para el descanso. Es el parcial inicial más abultado en la historia de la NCAA.

 

Central Michigan también se dio un festín a costa de Marygrove (equipo de la NAIA), a la que derrotó 127 a 44. Una victoria por 83 tantos de diferencia, y que se queda a sólo 1 punto de igualar el triunfo más abultado de esta temporada, conseguido por Utah contra Evergreen State el 8 de noviembre (128-44).

Paliza importante también la que le propinó Virginia Military (VMI) a otro equipo de una categoria inferior, Washington College, 128 a 54 (al descanso, 70 a 25). QJ Peterson anotó 20 puntos en 18 minutos, Rodney Glasgow 15 en 20, y D.J. Covington 16 en 18. Los reservas dispusieron de muchos minutos, suficientes para anotar 70 puntos. Entre equipos de la Division I, Louisiana Tech arrolló a Longwood 126 a 52, batiendo el récord de puntos encajados esta temporada por un equipo de la màxima categoria de la NCAA.

 

versión íntegra del artículo publicado en http://www.encancha.com, enero 2014

ProBasketballTalk | NBC Sports

NBA news, video, analysis and more

El vestuario

Son historias. El deporte es sólo una excusa. Por Jorge Gérardin

EL ECO SIN PASOS

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

La Canasta Americana 🏀

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

A %d blogueros les gusta esto: