Tag Archives: Tim Hardaway jr

NBA: No es fácil la vida en el otro lado

12 Dic

Es duro dar el salto de la pista a los despachos. Esta semana hemos tenido dos ejemplos en dos figuras históricas de la NBA, Magic Johnson y Phil Jackson. Atrapados en equipos perdedores, no han podido reaccionar de la misma forma en que lo hacían cuando pisaban el parquet.

Magic Johnson ha sorprendido esta semana con unas declaraciones en las que reclamaba que Los Angeles Lakers apostasen de forma clara y descarada por el tanking (perder partidos a posta para conseguir más posibilidades de una buena elección en el draft de la NBA). “Espero que los Lakers pierdan todos los partidos, porque si vas a perder, pierde de verdad. Y no bromeo”.

Uno de los mejores bases de la historia de a NBA y uno de los grandes iconos históricos de la franquicia angelina explicaba que “si vas a perder, tienes que perder a conciencia, porque no te puedes quedar en el medio. O eres muy bueno o tienes que ser malo para conseguir una buena elección del draft”. Y por si alguien se había perdido sus palabras, se ratificó via twitter:

Magic Johnson fue uno de los grandes valedores del fichaje de Byron Scott, uno de sus camaradas en la pista en los años del glorioso “showtime”, como entrenador de los Lakers. Magic, que tanto criticó a Mike Brown y Mike D’Antoni por los pésimos resultados del equipo, no ha hecho lo mismo con Scott.

La antigua estrella y exitoso hombre de negocios cree que la camada de novatos que este año se presentará al draft será incluso mejor que la del pasado. El problema es que los Lakers, a raíz del fichaje de Steve Nash, deberán ceder su elección de primera ronda de este año…a no ser que elijan entre los 5 primeros.

Si no quieren depender de la suerte, deberían quedar últimos o penúltimos de la Liga Regular. Los 76ers y los Pistons llevan ventaja ahora mismo en esta carrera, mientras que Knicks, Wolves, Jazz y Hornets también están en la pugna. Tampoco hay que olvidar los efectos secundarios de caer tan abajo en el orgullo de una franquicia ganadora.

Y finalmente, tenemos a Kobe Bryant, peleado con el verbo perder. El actual jugador franquicia, no obstante, se mostró bastante lúcido ante la situación: “Habla desde el punto de vista de un propietario. Creo que los aficionados, o parte de ellos, son lo bastante inteligentes para entender sus palabras como las de un propietario. Así lo he hecho yo”.

Kobe afirmó que “Magic es uno de los jugadores más competitivos de todos los tiempos. Él no quiere perder. Desde el razonamiento de un propietario, su idea es conseguir buenas elecciones y poder utilizar esta ventaja para hacer cambios y conseguir un equipo competitivo”. La estrella de los Lakers negó el tanking por parte de los jugadores, aunque no puso la mano en el fuego por los ejecutivos.

El clima en el equipo no es el mejor. En un entrenamiento esta semana, Nick Young tuvo la osadía de decirle a Kobe tras anotarle una canasta que “nadie en el mundo puede defenderme”. Y el macho alfa del equipo fue a por él para demostrarle lo contrario. Kobe se encendió tanto que acusó al resto de sus compañeros de ser blandos en la pista. Al final de la sesión, el escolta se marchó gritándole al general mánager Mitch Kupchak que “creo que estos capullos no están haciendo una mierda”. Así de crudo.

El Gusano hurga en la manzana

El ambiente en los Knicks de Nueva York también está sumamente enrarecido. El equipo ha sumado el peor inicio de liga de su historia, y la relación entre Carmelo Anthony y Tim Hardaway Jr vivió un episodio público de tensión (aunque luego ellos afirmaran que se llevan bien). En la derrota ante los Brooklyn Nets del 2 de diciembre, Hardaway le gritó a Melo “coge ese rebote” y el jugador franquicia del equipo le respondió que le iba a dar una paliza en el vestuario.

Anthony decidió tomarse el miércoles 10 de diciembre la noche libre ante los Spurs, en la décima derrota seguida de su equipo. El alero lleva un tiempo con un dolor en la rodilla izquierda que no acaba de desaparecer ni disminuir. La duda ahora es si el jugador aguantará toda la temporada o decidirá pasar antes por el quirófano para resolver el problema. Lo cual sería un mazazo para los Knicks.

La etapa de Phil Jakcson como ejecutivo del equipo del Madison Square Garden ha empezado de una forma nada gloriosa. La cadena de deportes ESPN se hacía eco de una supuesta rebelión del vestuario en contra de la implantación del triángulo como pilar de su juego ofensivo. Por el momento, parece que los jugadores apuntan bajo, contra el entrenador Derek Fisher.

El Maestro Zen no se quedó callado, y sin alzar la voz respondió a sus jugadores con dureza: “Hablamos de mentalidad perdedora, no de habilidad o talento”. El 11 veces ganador de la NBA como entrenador afirmó que “obviamente estamos decepcionados. Creo que los chicos entienden lo que pretendemos hacer. Por suerte, se están mostrando más receptivos. Hay un poco de resistencia a la disciplina, el orden y el cambio de cultura”.

El mismo Phil Jackson que consiguió encauzar al “enfant terrible” del baloncesto de los años 90 Dennis Rodman no puede ahora hacerse con las riendas del equipo.”El Gusano” ha afirmado, para poner un poco más de salsa en el guiso, que “aprendí el sistema en unos quince minutos cuando estuve en Chicago. No es difícil. Es un triángulo”. El ala pívot tampoco perdió la ocasión de enviarle un dardo envenenado a Carmelo Anthony: “Todo el mundo tenía su oportunidad de tocar balón y tirar. Ahora parece que la pelota llega a Carmelo y ahí acaba todo”.

Magic y Phil, dos ganadores en la pista, dos monstruos a los que nada se les resistía en el parquet, no pueden ahora con el peso de su maletín de ejecutivo. Y añoran los tiempos en los que sus decisiones tenían efecto inmediato, en forma de canasta o victoria. En los que sólo importaba el partido que estabas jugando, el rival que tenías delante. Aquellos tiempos en que noche tras noche, no había planificación estratégica más allá de los cuatro cuartos. Aquellas noches en que tenías a tu enemigo delante y todo, para bien o para mal, se resolvía en 48 minutos.

Artículo publicado en http://www.encancha.com, diciembre 2014

NCAA : Un número 1 invicto, al fin

18 Feb

Indiana mantuvo el número 1 del Top 25, a pesar de caer la semana anterior contra Illinois. Para el próximo ránking no parece que haya dudas. Los Hoosiers han ganado sus dos partidos de esta semana. Deberían mantener su posición. Duke, la número 2, puede dejar su lugar a una imparable Miami, que la semana pasada subió del octavo al tercer lugar.

 Nebraska basó su planteamiento contra Indiana en ralentizar el ritmo de juego, agotando sus posesiones en ataque y presionando a los Hoosiers en defensa para no dejarlos correr. La táctica funcionó durante 15 minutos. Luego los de Tom Crean les pasaron por encima, 76 a 47. Purdue tampoco fue rival para los Hoosiers (83 a 55). Contra los Boilermakers el más destacado fue su sexto hombre, Will Sheehey. El alero acertó con los nueve lanzamientos de campo que intentó para anotar 22 puntos.

 Michigan State (número 8) arrolló a Michigan (número 4) por 75 a 52, en su lucha con Indiana por el liderato de la Big Ten. Los Wolverines acusaron la mala noche de Tim Hardaway Jr, que sólo anotó 2 puntos con 1 de 11 en tiros de campo. Quien si estuvo inspirado fue el francotirador de los Spartans Gary Harris, autor de 17 puntos con 5 triples. Siguiendo con la lista de lesionados de Michigan Sate, Branden Dawson no pudo acabar el partido tras recibir un golpe en la cara. En su segunda cita de la semana los Spartans vencieron en Nebraska por 64 a 73 (vaya semanita para los Cornhuskers), esta vez sin lesiones ni percances.

 En esta misma conferencia, el número 20 del ránking AP Wisconsin venía de ganar en la prórroga a Iowa y a Michigan. En el tercer partido consecutivo con el marcador empatado al final de los 40 minutos reglamentarios, los Badgers cayeron contra Minnesota por 58 a 53. Un éxito de la defensa de los Golden Gophers, que no permitió a sus rivales anotar ningún lanzamiento de campo entre el minuto 14 de la segunda parte y los 10 últimos segundos del tiempo suplementario. La alegría se desbordó en el vestuario local, con el entrenador Tubby Smith ejerciendo de alma de la fiesta .

 

http://www.youtube.com/watch?v=r6pOPNYWdls

Duke (2) derrotó a North Carolina por 73 a 68 en la Atlantic Coast, su sexta victoria consecutiva. Los Tar Heels, con un discreto McAdoo jugando de pívot, dominaron en el marcador los primeros 26 minutos del partido, hasta que un parcial de 18 a 7 iniciado y cerrado con sendos triples del suplente Tyler Thornton dió a los Blue Devils una ventaja de 5 puntos que ya fue definitiva.

Duke cerró su semana cayendo por 83 a 81 contra otro de sus rivales históricos, Maryland. Para los de Krzyzewski era el cuarto partido en 10 días, y notaron el cansancio. Su linea exterior (Seth Curry, Quinn Cook, Rasheed Sulaimon) aportó la anotación, pero el pívot Mason Plumlee no tuvo fuerzas para detener al ucraniano Alex Len (19 puntos y 9 rebotes).

Miami, flamante número 3 del ránking y líder de la conferencia, derrotó a Florida State por 68 a 74 con 22 puntos de su base Shane Larkin, hijo de un Hall of Fame del beisbol. Más dificultades le planteó Clemson, a la que sólo pudo derrotar por 43 a 45 en un feo partido con malos porcentajes de lanzamiento de los dos equipos. No obstante, el mantenerse invicta le da argumentos para reemplazar la próxima semana a Duke como número 2 del ránking.

Gonzaga (número 5) lidera con mano firme la West Coast, con 12 victorias y ninguna derrota. Esta semana venció al segundo de la conferencia, Saint Mary, y a un rival que en los últimos años le ha amargado más de una noche, San Francisco.

Kansas rompe la racha perdedora

 En el liderato de la Big 12 tenemos un triple empate entre Kansas, Oklahoma State y Kansas State. Oklahoma State (número 16) derrotó a Oklahoma por 84 a 79 tras una prórroga, ante los 13.611 espectadores que ocuparon todas las localidades del Gallagher-Iba Arena. El otro lleno de esta temporada fue el 31 de diciembre, contra Gonzaga, cuando el multimillonario T. Boone Pickens compró 4000 entradas y las regaló a los aficionados. El irregular Le’Bryan Nash jugó al nivel que se espera de él, consiguiendo su màxima anotación de esta temporada con 26 puntos.

  Kansas (número 14) rompió su racha de tres derrotas consecutivas a costa de Kansas State (número 10) por 83 a 62. El freshman de los Jayhawks Ben McLemore celebró su veinteavo aniversario anotando 30 puntos, y sin condicionar en exceso el juego de su equipo. Jeff Withey pusó 5 tapones para convertirse en el máximo taponador histórico de Kansas, superando a Greg Ostertag.

 Contra los Longhorns de Texas, Withey puso los dos tapones que le hacian falta para superar a Chris Mihm como máximo taponador de la historia de la Big 12, sumando un total en su carrera de 265. Los Jayhawks vencieron por 73 a 47. Myck Kabongo, que ya ha cumplido su sanción de 23 partidos, lideró a una apabullada Texas con 13 puntos (los mismos que había anotado en la victoria contra Iowa State, en su debut esta temporada). Ben McLemore estuvo más discreto anotando, pero puso el espectáculo.

 http://www.youtube.com/watch?v=wP40u2pAtlU

 Connecticut derrotó a Syracuse (número 6) por 66 a 58, en el último episodio de una rivalidad histórica (70 enfrentamientos en partidos de conferencia) en la Big East. La próxima temporada los Orange de Jim Boeheim pasan a la Atlantic Coast. Tres triples del freshman Omar Calhoun fueron claves en el parcial que dió el liderato definitivo en el marcador a los Huskies. Los Orange compensaron esta derrota venciendo a Seton Hall (65 a 76) con 26 puntos de Brandon Triche.

 Marquette (número 20 del ránking) estaba remontando contra Georgetown (número 15) en la segunda parte, reduciendo una desventaja de 10 puntos en el marcador a sólo 3. Hasta que su entrenador Buzz Williams recibió su técnica anual (le han pitado un total de 5 en las 5 temporadas que lleva dirigiendo a los Golden Eagles). Parcial de 8 a 1 para los Hoyas y victoria asegurada, 63 a 55. Los Hoyas, tras derrotar también a Cincinnati, encadenan 7 triunfos consecutivos. Georgetown, Marquette y Syracuse están empatados en el liderato de la igualadísima Big East.

 Florida (número 7), se mantiene firme en el liderato de la Southeastern Conference. En uno de sus partidos de esta semana derrotaron a Kentucky por 69 a 52. Los Wildcats no sólo perdieron el enfrentamiento, rompiendo una racha de 5 victorias. También se han quedado sin Nerlens Noel. El pívot se lesionó los ligamentos de la rodilla izquierda al intentar taponar a Mike Rosario, lo que le obligará a pasar por el quirófano y perderse el resto de la temporada. En su primer partido sin él, Kentucky cayó estrepitosamente contra Tennessee, 88 a 58.

 http://www.youtube.com/watch?v=YFsUXzSYh9w

 Colorado se tomó la revancha ante Arizona (número 9), y la ganó claramente por 71 a 58 en la Pacific 12. El pasado 7 de enero, los Buffaloes cayeron derrotados en la prórroga, después que los árbitros consideraran fuera de tiempo un triple de Sabatino Chen que les hubiera dado el triunfo al final de los 40 minutos reglamentarios (ver “Jim Boeheim supera a Bobby Knight”, publicado el 8 de enero). Aquella derrota les dejó muy tocados, sumiéndoles en una racha negativa de la que ya han salido. Sabatino Chen no anotó en esta ocasión. Su relevo lo cogió Spencer Dinwiddie, que sumó 19 de sus 21 puntos en la segunda parte. Oregon lidera la conferencia por delante de UCLA, que ha tenido una semana irregular (derrota ante California y victoria contra Stanford).

 Michael Lyons anotó 45 puntos para Air Force, aunque no pudo evitar la derrota contra Colorado State por 86 a 89. Erick Green, de Virginia Tech, es el líder anotador de la I Division. En la derrota contra North Carolina State anotó 29 puntos. Ha pasado de la veintena en 23 de los 25 partidos que ha disputado. Los mates de la semana son de Doug Anderson. El alero senior de 1,98 de los Detroit Titants destrozó en dos ocasiones la canasta de los Vikings de Cleveland Sate.

 http://www.youtube.com/watch?v=qCqffa3QtoE

 

publicado en http://www.encancha.com

NCAA: La maldición es contagiosa

12 Feb

El maleficio del número 1 se ha extendido. Cinco de los 7 primeros equipos del ránking han sido sus víctimas. Indiana, Florida, Michigan, Kansas y Arizona han perdido al menos uno de sus partidos. Solo Duke, número 4, y Gonzaga, número 6, se han mantenido ajenos a la derrota.

Por quinta semana consecutiva cayó el número 1. Illinois, que venía de perder 8 de sus últimos 11 partidos, tumbó a los Hoosiers  en la Big Ten por 74 a 72. Indiana ganaba de 10 a 4:30 del final, pero D.J. Richardson empató el partido con 8 puntos consecutivos. Victor Oladipo perdió la pelota a falta de 9 segundos, aunque compensó el error con un monumental tapón sobre D.J. Richardson. En el posterior saque de fondo, Tyler Griffey recibió totalmente sólo bajo la canasta de Indiana para anotar uno de los “buzzer beaters” más fáciles de la historia. Los Fightin Illini fueron capaces de derrotar a posteriori a Minnesota (número 18).

 Indiana se rehizo de esta derrota venciendo a Ohio State (número 19) por 68 a 81, aunque necesitó del mejor Oladipo de la temporada (26 puntos), bien secundado por la pareja interior (Christian Watford, 20 puntos, Cody Zeller, 24). Por los Buckeyes, Deshaun Thomas  y Aaron Craft tuvieron poca ayuda de sus compañeros. Los Hoosiers recuperan el liderato de la Big Ten empatados con Michigan State.

Ohio  State  venía de perder en la prórroga contra Michigan (3) por 76 a 74. Los Buckeyes llegaron a tener una diferencia de 8 puntos en la segunda parte, pero una racha de cinco triples casi consecutivos de Tim Hardaway Jr permitió a los locales igualar el enfrentamiento. Aaron Craft intentó anotar en dos jugadas en los últimos 9 segundos del tiempo extra, pero se llevó 2 tapones, uno de Trey Burke y otro de Hardaway. ¿Hubo falta en las dos acciones? Juzgadlo vosotros mismos. (http://www.youtube.com/watch?v=CmMbkkVtqNY)

La fortuna abandonó a los Wolverines en su siguiente partido, contra Wisconsin (65-62). A dos segundos del final del tiempo reglamentario, Tim Hardaway jr. Anotó lo que parecía que iba a ser el triple de la victoria. Pero no contaban con la increíble canasta de Ben Brust desde casi medio campo. En la prórroga el mismo Brust anotó otro triple que confirmaba la derrota de Michigan.

Michigan State (número 12) derrotó a Minnesota (número 18) por 61 a 50, pero de seguir a este ritmo pronto tendrá que saltar a la pista su entrenador Tom Izzo. Al cambio de universidad de Brandan Kearney hay que sumarle que Travis Trice es baja por un golpe en la cabeza, Gary Harris juega con dolores de espalda, Keith Apling se hizo daño en el hombro derecho a poco del final, Adreian Payne se llevó un codazo en la cara y Branden Dawson sufre una torcedura de tobillo. Contra Purdue todos los lesionados excepto Trice jugaron. Renqueantes, derrotaron a los Boilermakers por 65 a 78.

Florida ( número 2), líder de la Southeastern, encajó la primera derrota en el torneo de su conferencia a manos de Arkansas, 80-69. Esta vez su defensa no funcionó. Los locales anotaron 15 de sus 20 primeros tiros de campo, mientras que los Gators sólo acertaron en 7 de los 24 intentos de canasta que hicieron en la primera parte.

El fortín de Syracuse

Syracuse (número 9), líder de la Big East, rompió una racha de dos derrotas consecutivas (ambas como visitante). Todo fue volver a su pista, el inexpugnable Carrier Dome, y reencontrarse con la victoria. La víctima fue Notre Dame (número 25), que cayó por 63 a 47. El freshman de los Orange Jerami Grant se fue hasta los 14 puntos, su mejor marca personal, contra su hermano mayor Jerian, que lideró a Notre Dame con 15. El padre de ambos es Harvey Grant, 11 temporadas en la NBA y hermano gemelo de Horace Grant, campeón con los Bulls de Michael Jordan.

Notre Dame se resarció de esta derrota con una épica victoria de sobre Louisville (número 11) por 104 a 101. Y eso que perdían de 8 a falta de 50 segundos para el final del tiempo reglamentario. 12 puntos consecutivos de Jerian Grant (3 triples y un 2+1) les permitieron forzar la primera de las 5 prórrogas que hicieron falta para encontrar un vencedor.

La crisis de Kansas

La gran sorpresa de la semana la protagonizó Kansas (número 5 del ránking AP), líder de la Big 12. Primero perdió 62 a 55 contra el colista, Texas Christian University (TCU para los amigos). Los Jayhawks necesitaron 7 minutos y 18 segundos para anotar sus primeros dos puntos. Kansas sólo anotó 1 de sus primeros 17 lanzamientos a canasta. Esta derrota rompía una racha de los de Bill Self de 264 partidos (desde enero de 2006) sin encadenar 2 derrotas consecutivas. En su siguiente encuentro, ante Oklahoma, los Jayhawks mejoraron, pero no lo suficiente. Nueva derrota por 72 a 66.

En este mismo torneo, Oklahoma State (número 22) ganaba en casa de 14 a 7:40 para el final. Y permitió que Baylor forzara la prórroga. Con el partido empatado a 67, Michael Cobbin le puso un tapón a A.J. Walton. Markel Brown recogió la pelota y atravesó toda la pista como un  poseso para anotar la bandeja que daba la victoria a los locales por 69 a 67.

North Carolina parecía que enderezaba su rumbo en la Atlantic Coast. Empezó perdiendo sus 2 primeros partidos de conferencia, para ganar luego 6 de los 7 siguientes.  Pero tras vencer a Wake Forest (62-87)  la buena racha se truncó en la visita al líder de la Conferencia, Miami (de Florida, número 8),  único equipo que queda invicto en las principales conferencias de la I Division. Los Hurricanes fulminaron a los Tar Heels por 87 a 61 a base de triples (15 de 26) y una buena defensa. Va siendo hora de tomarse en serio a este equipo. Duke, (número 4), ganó por los pelos (y por un tiro libre de Mason Plumlee) a Boston College, 61 a 62.

Nate Wolters batió el récord anotador de la temporada de la I Division con 53 puntos, en la victoria de South Dakota State sobre Indiana University – Purdue University (abreviado, IPFW). 

 

Publicado en http://www.encancha.com, febrero 2013

NCAA, nuevo récord de anotación

27 Nov

La noticia de la semana han sido los 138 puntos que anotó en un partido Jack Taylor, nuevo récord universitario. El base de Grinnell, una universidad de la Division III, anotó 52 de sus 108 lanzamientos de campo (27 de 71 en triples) y 7 de 10 tiros libres. Y todo ello en 36 minutos de juego, lo que nos da una frenética media de un tiro a canasta cada 20 segundos. Entre todos sus compañeros sólo lanzaron 28 veces. Grinnell basa su juego en la presión defensiva y el lanzamiento de 3 puntos. En 17 de las últimas 19 temporadas han liderado la NCAA en anotación, y en 15 de ellas también en tiros de 3 puntos. El resultado final fue, evidentemente, abultado: Grinnell 179 – Faith Baptiste Bible 104. Por estos últimos, David Larson llegó a los 70 puntos, después de lanzar 44 veces. ¿Era un partido de baloncesto o un 1×1?

Otro protagonista de la semana fue el entrenador de Morehead State. Sean Woods fue sancionado con un partido de suspensión por su abusiva conducta respecto a uno de sus jugadores, el base Devan Atkinson, en la derrota ante  Kentucky. Su actuación estuvo totalmente fuera de lugar, y creo que merecía un castigo mayor. Es la segunda vez que protagoniza un comportamiendo de este estilo durante la temporada. ¿Nos ha salido un imitador de Bobby Knight?

Y por fin debutó Shabazz Muhammad. Anotó 15 puntos en 25 minutos de juego, con un 50% en tiros de campo, saliendo del banquillo. No obstante, UCLA encajó la primera derrota de la temporada en la semifinal del torneo Progressive Legend Classic, por 78 a 70, contra Georgetown. No pudieron parar a un hiperactivo Otto Porter, que sumó en todas las estadísticas: 18 puntos, 11 rebotes, 5 asistencias, 3 robos de pelota y 5 tapones.

UCLA se desquitó en la final de consolación del torneo, derrotando a Georgia por 60 a 56. Muhammad ya fue titular y máximo anotador del partido, con 21 puntos.  Su compañero Jordan Adams (también novato) se quedó en 4 puntos, rompiendo su espectacular racha de 4 partidos seguidos por encima de los 20 puntos. El equipo que entrena Ben Howland cerró la semana con una inesperadísima derrota ante Cal Poly por 68 a 70, dejándose remontar una ventaja de 18 puntos en la segunda parte.

Indiana y Georgetown disputaron la final del torneo Progressive Legend. A falta de 1 minuto. Indiana tenía el partido ganado, con 7 puntos de ventaja. Triple de Starks para Georgetown. Y Indiana falla dos tiros libres. Triple de Otto Porter. Y Indiana sólo acierta con uno de dos nuevos tiros libres. Canasta de dos de Porter, y a la pròrroga. En el tiempo extra, la defensa de Indiana ahogó el juego de su rival para ganar por 82 a 72.

Illinois y Butler jugaron la final del torneo de Maui (Hawaii). Los segundos habían sido la sensación de la competición hasta ese partido, la modesta cenicienta que había superado a rivales por encima de sus posibilidades. En cuartos de final eliminaron a Marquette con un triple en los segundos finales de Rotnei Clarke. En la semifinal habían derrotado con claridad a North Carolina, de nuevo con Clarke como jugador destacado. En la final, Illinois jugó como un equipo, y Butler como Clarke y cuatro más. Ganó el juego de conjunto por 78 a 61.

La Universidad de Michigan ganó el primero de los torneos NIT de Nueva York de esta temporada. El segundo se disputa en marzo, con equipos que no se han clasificado para el “March Madness”. Los Wolverines tuvieron como jugador más destacado a Tim Hardaway Jr, hijo del mítico base. Ahora tienen algo más en común: los dos han hecho levantarse de sus asientos al público del Madison Square Garden.

En la del final torneo de Nassau, Bahamas, Duke ganó a Louisville por 76 a 71. Quinn Cook fue el autor de los ocho últimos puntos del equipo de Krzyzewski que se mostró como un bloque en ataque. La anotación quedó muy repartida entre el cinco titular (Quinn Cook 15 puntos, Seth Curry 14, Rashard Sulaimon 14, Ryan Kelly 15 y Mason Plumlee 16), aunque el banquillo solo aportó 3 puntos.Por los Cardinals, destacó el de siempre, el base Peyton Siva.

Connecticut acabará la temporada en blanco. Por sanción no puede optar ni al campeonato de su conferencia ni al nacional. En un partido a cara de perro, los Lobos de New Mexico derrotaron a los Huskies por 66 a 60 en el Paradise Jam disputado en las Islas Vírgenes. Aunque no fuera más que un torneo de principio de temporada, era un título. El máximo anotador de UConn fue una vez más Shabazz Napier, con 23 puntos.