Tag Archives: Tennessee

NCAA: Towns mantiene a Kentucky en su búsqueda de la perfección

30 Mar

Kentucky contra Wisconsin y Duke contra Michigan State. Esos son los duelos que abrirán la Final Four  en Indianapolis el próximo 4 de abril. De los 4 clasificados, sólo 1 (Michigan State) no partía como cabeza de serie. Veamos que han hecho este pasado fin de semana para meterse en la gran fiesta del baloncesto universitario.

Medio Oeste

A West Virginia, tras eliminar a Maryland en segunda ronda, se le subieron los humos. Hasta el punto de dar por segura su victoria frente a Kentucky en las declaraciones previas a su partido de la tercera ronda. Y ocurrió lo previsible, que Kentucky ejerció de macho alfa y marcó territorio de forma despiadada. Abrió el encuentro con un parcial de 18 a 2 para llegar al descanso ganando 44 a 18. El resultado final fue de 78 a 39. El técnico derrotado, Bob Huggins, dijo al final que “es el mejor equipo defensivo al que me he enfrentado. Y cuando les entran los tiros no hay quien les venza”.

La presión defensiva a toda pista de los Mountaineers no fue efectiva. En los 22 ataques rivales que la aplicaron sólo recuperaron 4 balones. En total Kentucky perdió 10 pelotas, que se transformaron en 11 puntos (la media de West Virginia de puntos tras recuperación es de 20,7). Por el contrario, la defensa de los de Calipari maniató a su rival. 39 puntos es la anotación más baja en esta ronda desde que se amplió el March Madness a 32 equipos en 1975. El 24,1% de acierto en el tiro es el peor porcentaje en este torneo en las últimas 50 temporadas. Los de Bob Huggins acabaron con más tapones recibidos (7) que canastas interiores convertidas (6).

Notre Dame superó a Wichita State en el otro partido de la tercera ronda de esta región (81-70). Los vencedores dieron el primer aviso a su rival en los minutos iniciales del duelo con 2 triples seguidos de Demetrius Jackson (20 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias) y otro de Pat Connaughton (16 puntos, 10 rebotes). Zach Auguste (15 puntos, 6 rebotes) se unió a la fiesta y los Fightin Irish pusieron el 20 a 7 en el marcador. La efectividad de los de Mike Brey bajó tras este hito, lo que aprovecharon Ron Baker y Fred VanVleet (25 puntos, 6 rebotes) para igualar la situación al descanso.

Lo que en la primera parte había sido un ensayo, en la segunda fue una realidad. Notre Dame anotó 18 de sus 24 tiros de campo (6 de 8 en triples) para conseguir un 75% de acierto en los segundos 20 minutos. Jerian Grant (9 puntos, 11 asistencias), tras haber fallado sus 5 lanzamientos de la primera parte, se dedicó a pasar la pelota. Un vendaval para el que los Shockers no tuvieron respuesta. VanVleet intentó resistir, pero sólo Darius Carter (22 puntos, 8 rebotes), primo lejano de Lebron James, le secundó en su empeño.

Los irlandeses cerraron su temporada en un grandísimo partido, la final regional contra Kentucky. Fue el enfrentamiento del March Madness más visto en la historia de la televisión de pago de los EUA. Notre Dame tuvo contra las cuerdas al gran favorito, pero le faltó un golpe más para tumbarlo (68-66). Los de John Calipari recurrieron al mejor Karl Anthony Towns (25 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias) para superar a su rival. El candidato más enigmático a entrar en el draft (el estricto reparto de minutos en su equipo le ha privado del tiempo necesario para mostrar todas sus posibilidades) firmó una gran segunda parte con 17 puntos. Sólo 2 pelotas perdidas impidieron que fuera perfecta.

Los Wildcats frenaron a Jerian Grant (15 puntos, 6 asistencias, 4 de 14 en sus tiros de campo), Pat Connaughton (8 puntos, 9 rebotes, 3 de 10 cara a canasta) y Demetrius Jackson (1 de 7 en el tiro), pero no a Zach Auguste (20 puntos, 9 rebotes) ni a Steve Vasturia (16 puntos). Así que el último equipo invicto también tuvo que echar mano de su capacidad en ataque para vencer. Los Wildcats anotaron sus últimos 9 lanzamientos a canasta para remontar una diferencia en contra de 6 puntos a 6 minutos del final. Dos tiros libres de Andrew Harrison y una buena defensa sobre Grant en las 3 últimas posesiones de los irlandeses decidieron el resultado. Kentucky suma ya 38 victorias por ninguna derrota.

Oeste

Wisconsin recuperó a su base titular Traevon Jackson, ausente 18 partidos por una lesión, para su primer triunfo del fin de semana ante North Carolina (79-72). Durante la primera mitad un renqueante Kennedy Meeks fue capaz de frenar a Frank Kaminsky (19 puntos, 8 rebotes), pero el buen partido de Sam Dekker (15 de sus 23 puntos antes del descanso, 9 de 9 de sus tiros en la pintura convertidos) mantuvo a su equipo a rueda de los Tar Heels al final de los primeros 20 minutos.

En la segunda parte los de Roy Williams tuvieron su mejor momento a 11:11 del final, cuando una canasta de Isaiah Hicks les dio 7 puntos de ventaja. Kaminsky estaba en el banquillo tras haber recibido un golpe en el ojo. Wisconsin reaccionó de la mano de un protagonista inesperado, Zak Showalter (6 puntos en 8 minutos). Con Frank “the Tank” de nuevo en pista (aunque con el ojo izquierdo más cerrado de lo habitual), los de Bo Ryan consiguieron un parcial de 23 a 11. Dos triples seguidos de Marcus Paige (12 puntos) dejaron a UNC a 1 punto en el último minuto, pero Wisconsin cerró su victoria anotando sus 8 tiros libres.

El baile de la cenicienta Xavier se acabó en la tercera ronda. Su príncipe, Arizona, la envió a dormir (68-60). A lo largo del primer período los de Sean Miller, entrenador jefe de Xavier durante 5 temporadas (2004-2009) fueron incapaces de contener al pívot Matt Stainbrook (17 puntos, 10 rebotes). La mala primera parte del base T.J. McConnell para los Wildcats (2 de 7 en los tiros de campo y 3 pelotas perdidas) condujo a un empate a 28 al descanso.

En la segunda mitad, a pesar de tener a Stainbrook controlado, Arizona fue incapaz de dejar atrás a Xavier. Los Wildcats perdían de 4 a 7:25 del final. La defensa de Arizona cumplió su cometido, consiguiendo que su rival fallase 7 de sus últimos 8 lanzamientos. Y entre Kaleb Tarczewski (12 puntos, 12 rebotes) y McConnell (15 puntos, 7 rebotes, 5 asistencias, 4 pelotas perdidas) iniciaron el parcial de 19 a 7 que les dio el triunfo. El base subió el nivel en este segundo período anotando 13 puntos y liderando la defensa.

Wisconsin se clasificó para su cuarta Final Four tras derrotar a Arizona en la final del Oeste (85-78). Frank Kaminsky (29 puntos, 6 rebotes) abrió las hostilidades desde el primer minuto forzándole dos faltas a Brandon Ashley. Los Badgers se pusieron 10 a 2 en el marcador, pero los Wildcats supieron reaccionar. Brandon Ashley (17 puntos, 4 rebotes) empató el encuentro y luego Rondae Hollis Jefferson (17 puntos, 8 rebotes) y Kaleb Tarczewski (11 puntos) permitieron a los de Sean Miller llegar al descanso por delante (30-33).

Kaminsky volvió a arrancar fuerte en la segunda parte, anotando 8 puntos en un parcial de 11 a 1. Wisconsin se escapó de 7 puntos, y halló en los triples la respuesta a todos los intentos de su rival de acercarse. Los jugadores de Bo Ryan anotaron 10 de sus 12 lanzamientos de 3 puntos en este período. Cinco fueron de Sam Dekker (27 puntos, 5 rebotes, 5 de 6 en triples), que frenó en seco cada arreón de una Arizona que recurrió a la presión a toda pista en los últimos 4 minutos. El base T.J. McConnel cerró su último curso en la NCAA con 14 puntos y 5 asistencias.

Este

La aventura de North Carolina State en esta Locura de Marzo se acabó en la tercera ronda ante Louisville (75-65). Trevor Lacey (18 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias) y Ralston Turner (12 puntos) lideraron a la Wolfpack durante la primera mitad. Dos triples de seguidos del base Anthony “Cat” Barber (8 puntos, 3 asistencias), inédito hasta entonces en anotación, dieron a NC State 8 puntos de ventaja al inicio de la segunda parte. Pero el júnior Montrezl Harrell (24 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias), previsiblemente en su último año en la NCAA, estaba dispuesto a llevar a los de Pitino lo más lejos posible.

Harrell se puso manos a la obra tras el descanso, anotando 8 de los primeros 9 puntos de su equipo en un parcial de 16 a 2 que devolvió el mando a los de Rick Pitino. Lacey y Turner igualaron de nuevo el marcador desde la línea de tres puntos antes de que Terry Rozier (17 puntos, 14 rebotes, 4 asistencias), secundado por Quentin Snider (14 puntos, 3 rebotes, 3 asistencias) y el omnipresente Harrell, decidiera finiquitar el duelo dando inicio a un parcial en los últimos 4:20 de 17 a 8 que ya fue definitivo.

Michigan State superó en su partido de la madrugada del viernes a Oklahoma (58-62). Tom Izzo siempre saca lo mejor de sus jugadores cuando llega marzo. Los Sooners empezaron el encuentro con acierto, anotando 8 de sus primeros 11 lanzamientos para conseguir una ventaja de 10 puntos, 18 a 8. Los Spartans ajustaron su defensa y se acabó el festival ofensivo de Oklahoma, que hasta el final del encuentro anotó 12 de sus siguientes 44 lanzamientos. Los  de Izzo perdían de 4 una vez concluida la primera mitad.

Tras el descanso despertó Denzel Valentine (18 puntos, 7 rebotes). El chico para todo de Michigan State había fallado 6 de sus 8 tiros en la primera parte. En la segunda anotó 13 puntos, con 3 triples incluidos. Travis Trice (24 puntos) también aumentó su actividad anotadora. Entre los dos sumaron 27 de los 35 puntos de los Spartans en el período. Buddy Hield (21 puntos, 6 rebotes) y Tashawn Thomas (16 puntos, 7 rebotes) intentaron igualar su producción para Oklahoma, pero se quedaron cortos (22 de los 27 puntos de su equipo). El duelo de parejas fue para los Spartans.

En la final tuvo lugar un duelo entre dos entrenadores abonados a la Final Four, Tom Izzo (Michigan State) y Rick Pitino (Louisville). Sólo uno de los dos podía pasar, y finalmente fue Izzo el afortunado (76-70). Fue un enfrentamiento entre dos equipos muy serios en defensa, con pocas concesiones al rival, cada uno desde su estilo propio (individual los Spartans, zona 2-3 match up los Cardinals). En la segunda mitad parecía imponerse el planteamiento de Michigan State. Louisville, tras haber anotado 17 de sus 32 lanzamientos en la primera parte con un inspirado Wayne Blackshear (28 puntos, 3 rebotes, 4 de 6 en triples y 12 de 12 en los tiros libres), se quedó en un 6 de 32 en la segunda.

Los Spartans pasaron de perder de 8 al descanso a llegar a los últimos 4 minutos con 6 puntos de ventaja. En ataque, una vez más el escolta Denzel Valentine (15 puntos, 7 rebotes, 6 asistencias) asumía la dirección para liberar al anotador base Travis Trice (17 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias). Blackshear, tras muchos minutos sin anotar, volvió a aparecer para meter a los de Pitino de nuevo en el partido. Mangok Mathiang, anotó 1 de sus dos tiros libres a falta de 2 segundos para forzar la prórroga. El pívot había capturado el rebote en ataque tras un tiro fallado por Terry Rozier (13 puntos, 8 rebotes, 3 asistencias, 4 recuperaciones).

En el tiempo añadido Michigan State se había quedado sin pívots para defender a Montrezl Harrell (16 puntos, 9 rebotes, 4 asistencias), pero lo resolvieron cerrándose sobre él para negarle espacios. Brynn Forbes (14 puntos, 4 de 6 en triples) le dio el mando a Michigan State anotando los puntos de los suyos en un parcial de 5 a 1, y Branden Dawson (9 puntos, 11 rebotes, 4 tapones) consiguió la canasta decisiva tras un rebote en ataque de un tiro fallado por Forbes.

Sur

Utah consiguió algo realmente difícil: frenar a Jahlil Okafor (6 puntos, 8 rebotes). Su esfuerzo, sin embargo, no fue suficiente para derrotar a Duke (63-57). En los primeros 4 minutos del encuentro ambos conjuntos se combinaron para fallar los primeros 14 lanzamientos del partido. Los Utes se pusieron por delante de modo fugaz (8-5) hasta que Justise Winslow (21 puntos, 10 rebotes) hizo su primera aparición. La tercera falta de la estrella de Utah, Delon Wright (10 puntos, 6 rebotes, 3 recuperaciones), a cinco minutos del descanso, acabó de complicar su situación. Los de Larry Kristkowiak llegaron a perder de 10 tres minutos más tarde.

En la segunda parte Utah intentó acercarse a su rival, pero Justise Winslow los mantuvo a raya. El base Brandon Taylor lideró la última carga con 15 puntos (todos los que anotó) de los últimos 23 de los derrotados. Esta vez Winslow contó con la ayuda de un Tyus Jones sereno en los tiros libres (15 puntos, 9 de 10 desde la línea de personal). La anécdota fue el tiro libre final de Quinn Cook (11 puntos, 4 rebotes), señalado con el tiempo prácticamente agotado, que hizo perder unos cuantos millones de dólares a las casas de apuestas al hacer pasar la diferencia final en el marcador de 5 a 6 puntos.

Gonzaga y UCLA batieron la marca de desacierto del encuentro entre Duke y Utah. Tras 5 minutos y 32 segundos de juego ganaban los Zags 13 a 10. En los siguientes 6:42 entre ambos conjuntos erraron 19 tiros a canasta (la anotación en estos minutos se limitó a 3 tiros libres de Gonzaga). Después de la sequía, rota por el escolta de UCLA Norman Powell (16 puntos, 5 rebotes), llegaron las lluvias para los de Mark Few que se pusieron 11 arriba. Tony Parker (16 puntos, 11 rebotes), con dos jugadas de 2+1, permitió a los californianos cerrar la primera parte 7 puntos abajo.

UCLA sólo acertó en 5 de las 25 veces que lanzó desde fuera de la pintura en todo el encuentro. Gonzaga no estaba mucho mejor. En la primera mitad convirtió únicamente 3 de sus 17 tiros exteriores. Así que el equipo buscó a su hombre-montaña polaco, Przemek Karnowski (18 puntos, 9 rebotes). Los de Steve Alford llegaron a recortar su desventaja a sólo 1 punto, pero las diferencias se hicieron insalvables cuando Domantas Sabonis (12 puntos, 8 rebotes) también empezó a anotar. Los puntos en la pintura le dieron el triunfo a Gonzaga por 74 a 62.

Mike Krzyzewski igualará el récord del legendario John Wooden de UCLA con 12 participaciones en una Final Four. En la final regional contra Gonzaga al entrenador de Duke le preocupaba la versatilidad de Kyle Wiltjer (16 puntos, 5 rebotes), capaz de hacer daño tanto en la pintura como desde la línea de 3 puntos. Y por eso introdujo una variación en su cinco inicial, sentando al ala pívot Amile Jefferson para dar entrada al alero Matt Jones y así poder poner a Justise Winslow (16 puntos, 5 rebotes) de cuatro. Jones cumplió por encima de lo esperado, batiendo su mejor marca en anotación (16 puntos, 3 rebotes, 3 recuperaciones).

Entre los dos Jones, Matt y el base Tyus (15 puntos, 6 asistencias), le dieron a los Blue Devils una primera ventaja importante, de hasta 11 puntos. Justise Winslow se torció el tobillo en una entrada a canasta. El juego se detuvo unos instantes, permitiendo a Gonzaga recomponerse en unos minutos productivos de Domantas Sabonis (9 puntos, 4 rebotes). Los Zags culminaron su remontada tras el descanso, poniéndose 4 puntos por delante en el marcador. Apareció de nuevo Matt Jones con 2 triples para restablecer la calma antes que Justise Winslow anotara 7 puntos consecutivos para distanciar de forma definitiva a los Blue Devils (66-52).

Donnie Tyndall se queda sin trabajo

La Universidad de Tennessee ha despedido a su entrenador jefe, que está siendo investigado por saltarse las reglas de reclutamiento de jugadores mientras ejercía el mismo cargo en la universidad de Southern Mississippi. Su anterior equipo, ante la investigación de la NCAA, se autoexcluyó del torneo de su propia conferencia y de una posible participación en el March Madness u otro torneo de final de temporada (NIT, CBI, CIT). Hasta ahora ni Tyndall ni los Volunteers habían reaccionado a esta noticia.

El técnico ha acabado su primera temporada (y última) en Tennessee con un registro de 16 victorias y 16 derrotas, sin ser invitado al gran torneo de marzo. Su predecesor, Cuonzo Martin, se marchó ganando 24 partidos y cayendo en la ronda de 16 de marzo frente a Michigan. Una cláusula en el contrato de Tyndall permitía a la universidad despedirlo sin compensación alguna si se detectaban infracciones de las reglas de la NCAA. Y a eso se ha acogido Tennessee. La duda es si lo ha hecho para castigar a su exentrenador por saltarse las reglas o por su mal año al frente del equipo.

Texas también ha despedido a su entrenador Rick Barnes, tras una mala temporada con una plantilla que claramente daba para bastante más. Barnes ha estado al frente de los Longhorns 17 cursos. En su caso la Universidad no tiene ninguna clausula a la que acogerse y deberá pagarle al técnico 1,75 millones de dólares.

Cambio en el día de publicación

La gran final de este torneo se disputará la noche del 6 de abril (en España, la madrugada del lunes al martes). Por ese motivo, como viene siendo habitual cada temporada, retrasaré un día la fecha de publicación de mi resumen semanal, de lunes a martes, para poder recoger todo lo ocurrido en el partido más esperado del curso.

Artículo publicado en http://www.encancha.com, marzo 2015

NCAA: Un repaso al cuadro antes de conocer a los finalistas

26 Mar

Después de la vorágine de partidos del pasado fin de semana, cuando acabe este que en breve empieza ya sabremos los cuatro finalistas del Gran Baile. Aprovechemos para hacer un repaso de los emparejamientos del cuadro y del camino seguido por los equipos supervivientes.

Previamente al fin de semana que todos estábamos esperando, la NCAA nos ofreció el aperitivo de los First Four, cuatro duelos entre 8 aspirantes a completar el cuadro de los 64 candidatos a campeón del gran torneo nacional. En dos de estos partidos se enfrentaron campeones de conferencias secundarias. Albany derrotó a Mount Saint Mary’s (71-64), y Cal Poly a Texas Southern (81-69).

Los otros dos duelos tenían trampa, ya que enfrentaban a equipos con más potencial del que se espera para los implicados en esta fase, y que podían convertirse en verdaderas bombas de relojería dentro del torneo. Por si no aparecía una cenicienta (una historia de outsiders siempre vende), la NCAA se había preparado un plan B. North Carolina State eliminó a Xavier (74-59) y Tennessee a Iowa (78-65). Con estos 4 resultados, ya podia empezar el Gran Baile de final de curso.

SUR

La cabeza de serie número 1 de esta parte del cuadro, Florida, ha superado el primer fin de semana de competición. En su primer compromiso, una Albany proveniente de la fase previa de los First Four les puso en problemas (67-55) con una buena actuación del base D.J. Evans (21 puntos, 7 rebotes). La segunda unidad rescató al equipo. En su segundo partido de la semana, los Gators superaron a Pittsburgh (61-45) con una gran segunda mitad en defensa y el acierto de Scottie Wilbekin (21 puntos).

El próximo rival de Florida será una UCLA que ha solventado bien sus compromisos, aunque ante rivales de menor entidad, como Tulsa en primera ronda (76-59) y la sorprendente Stephen Austin en segunda (77-60). Los Lumberjacks accedieron a la ronda de 32 dando la sorpresa ante VCU (77-75). Contra los californianos aguantaron hasta el minuto 5 de la segunda mitad antes de verse arrollados en rápidas transiciones.

En la parte baja de esta zona del cuadro encontramos 2 aspirantes a cenicientas. La número 10 Stanford se libró de la 7 New Mexico (53-58) en la ronda de 64, y en la siguiente de la número 2 Kansas (57-60). Uno de los peores partidos de Andrew Wiggins se unió a la baja por lesión del otro novato estrella de los Jayhawks, el pivot Joel Embiid (no ha participado en ninguno de los dos enfrentamientos de Kansas en el March Madness).

Los Cardinals se verán las caras el próximo fin de semana con otro outsider, Dayton. Este número 11 se deshizo de dos equipos a los que la NCAA sobrevaloró en sus números de serie, el 6 Ohio State (59-60) y el 3 Syracuse (53-55). Tyler Ennis estuvo a punto de salvar a los Orange con 11 puntos consecutivos que situaron a su equipo sólo 2 puntos por debajo en el marcador, pero no acertó en su último triple (Syracuse falló los 10 triples que lanzó durante el partido).

ESTE

La cabeza de serie número 1 de esta zona, Virginia, también ha sobrevivido a sus dos primeros partidos, ante la débil Coastal Carolina (70-59) y ante una Memphis que se deshizo ante su defensa agobiante y sus ataques de bajas revoluciones que griparon el motor de los Tigers (78-60).

La número 4 Michigan State también hizo buenos los pronósticos y superó dos rondas, aunque su rival en la segunda no fuese el previsto. Y es que Harvard sorprendió a la Cincinnati de Sean Kilpatrick en su partido inicial (61-57). Los Spartans empezaron mandando con un gran Branden Dawson, pero en la segunda mitad los empollones intentaron remontar. Dos triples (Gary Harris, Denzel Valentine) les enviaron de vuelta a la biblioteca (80-73). Previamente MichiganState había superado a Delaware (93-78) con 41 puntos de Adreian Payne (y 17 tiros libres sin fallo, récord del torneo).

Iowa State, número 3, perdió a su pívot George Niang (fractura en el pie) en su primer partido del Madness, contra North Carolina Central (93-75). Esta baja no fue decisiva ante North Carolina (85-83), ya que el interior de UNC Brice Johnson se lesionó poco después del salto inicial. Los Tar Heels, que venían de sufrir ante la Providence (79-77) de Bryce Cotton (36 puntos, 8 asistencias), cayeron ante los Cyclones tras una canasta a dos segundos del final de DeAndre Kane (24 puntos, 10 rebotes, 7 asistencias).

Las previsiones marcaban que el siguiente rival de Iowa y State debía ser la 2 Villanova, pero el jugador de Connecticut Shabazz Napier no hace caso de los pronósticos. El base brilló (24 puntos, 8 rebotes, 6 asistencias) en el triunfo de los Huskies ante Saint Joseph’s (89-81), y volvió a hacerlo para derrotar a los Wildcats (65-77) anotando 21 de sus 25 puntos en una segunda mitad prodigiosa.

OESTE

El número 1 regional Arizona se mostró algo dubitativo ante Weber State (69-58) y sólido apabullando con su defensa a Gonzaga (84-61). Precisamente Gonzaga había eliminado en primera ronda a la peligrosa Oklahoma State (85-77) de un Marcus Smart que se despidió del baloncesto universitario a lo grande (23 puntos, 13 rebotes, 7 asistencias y 6 recuperaciones). En este enfrentamiento se señalaron 61 faltas personales.

San Diego State espera a los Wildcats este próximo fin de semana. El número 4 escapó por los pelos en su partido inaugural de la trampa de la New Mexico State (73-69) del canadiense de 2,25 Sim Bhullar. North Dakota State, que había sorprendido a Oklahoma en su primer partido (75-80), no pudo resistir (63-44) la exhibición de la estrella de los Aztecs Xavier Thames (30 puntos, 5 asistencias).

Baylor, con un 6 en el cuadro, prosiguió su buena racha enterrando las ilusiones de Nebraska (74-60) y poniendo el cierre a la carrera NCAA de la estrella de la número 3 Creighton (85-55), Doug McDermott. Desconectada la estrella de los Bluejays por la defensa de los Bears, el partido fue un paseo. Baylor rompió de salida el marcador desde la línea de triples (5 consecutivos en sus 7 primeros ataques).

Wisconsin no es un equipo con un juego vistoso, pero si muy efectivo. Este número 2 será el siguiente escollo para Baylor, en una batalla de estilos bien diferenciados. Los Badgers destrozaron a American University (75-35) con un parcial de 22 a 5 antes del descanso y otro de 37 a 6 a la vuelta. Ante Oregon (85-77), Joseph Young les plantó cara en un buen momento de forma (29 puntos contra Wisconsin y otros 19 a BYU), pero no pudo frenarlos.

MEDIO OESTE

Esta parte del cuadro es la más difícil de las cuatro. Las malas lenguas dicen que para perjudicar a Wichita State, al que la NCAA se ha visto casi obligada a hacer primera cabeza de serie. Precisamente la racha de triunfos de los Shockers se quedó en 35 tras sufrir su primera derrota de la temporada ante la Kentucky (78-76) de los gemelos Harrison (Andrew y Aaron), Julius Randle y James Young. Entre los 4 rookies anotaron un total de 65 puntos, haciendo baldíos los 31 de Cleanthony Early. Los Wildcats se reivindican con sus dos triunfos, éste y el anterior ante la complicada Kansas State (56-49).

Este fin de semana Kentucky se enfrentará a uno de sus archirrivales, la vigente campeona Louisville que dirige su antiguo entrenador Rick Pittino. Los Cardinals abrieron boca ante la Manhattan (71-64) del técnico Steve Masiello, un viejo conocido de Pitino (recogepelotas en los Knicks cuando los dirigía él, jugador suyo en Kentucky y ayudante luego en Louisville), y luego eliminaron a Saint Louis (66-51). En ambos partidos destacó el alero Luke Hancock, MVP de la última Final Four y al que los aires de marzo sientan muy bien.

Los 2 equipos trampa de la organización para ir pasando rondas desde los First Four estaban en esta parte del cuadro. North Carolina State no tuvo suerte ante Saint Louis (83-80), pero Tennesse se ha plantado entre los 16 mejores tras eliminar a Massachussetts (86-67) y Mercer (83-63), quien a su vez le había allanado el camino derrotando a la Duke (71-78) de Jabari Parker en su duelo anterior. Jarnell Stokes es el líder de los Volunteers, tras anotar 61 puntos y capturar 45 rebotes en sus tres partidos de Madness (las dos rondas del cuadro más el previo de los First Four).

El próximo rival de Tennessee no será tan sencillo, la número 2 Michigan que no ha tenido ningún problema ante Wofford (57–40) y Texas (79-65). El canadiense Nik Stauskas es el líder de unos Wolverines con los que nadie contaba a principio de temporada tras la marcha a la NBA de Trey Burke y Tim Hardaway Jr., y la lesión de espalda de Mitch McGary. Pero los subcampeones del último año han sabido reconstruirse y ahora son un hueso duro de roer con su estilo de 4 jugadores abiertos en ataque.

NAIA

Aunque el torneo nacional de la Primera División de la NCAA acapare toda la atención de los aficionados al baloncesto, este mes se celebran también las competiciones de otras categorías universitarias. Una de ellas es la NAIA, que agrupa a universidades de menor potencial deportivo que la todopoderosa National Collegiate Athletic Association. La californiana Vanguard se proclamó campeona nacional de la Division de la National Association of Intercollegiate Athletics derrotando en la final a Emmanuel (80-75), situada en el estado de Georgia.

El MVP de la final fue Preston Wyne, que acabó con 20 puntos y 6 rebotes (en sus últimos 7 partidos no ha bajado de la veintena). En la semifinal Wyne había anotado 42 contra Saint Gregory. Este base de 1,85 necesitó seis cursos para poder acceder al ciclo universitario, repartidos entre el instituto y el Junior College. Durante algunos de esos años tuvo que compaginar sus estudios con un trabajo en la construcción para poder mantener a sus dos hijos (la familia se ha ampliado desde entonces con una niña).

 

artículo publicado en http://www.encancha.com, marzo 2014

NCAA: Duke cae a las primeras de cambio

24 Mar

Debido a la locura de partidos de este primer fin de semana del “March Madness”, os haré el resumen en dos entregas. En esta primera que estás leyendo, me centraré en los First Four y la Segunda Ronda o como yo la llamo, “La Gran Escabechina”, que elimina a 32 de los 64 equipos en liza.

Florida lideró el último ránking. Lo cual no sé si es muy bueno para sus intereses.Tan solo en cuatro ocasiones el equipo que acabó la temporada como número 1 ganó el “March Madness” (Duke 1992, UCLA 1995, Duke 2001 y Kentucky 2012). Wichita State, Virginia, Arizona y Louisville la siguieron en las preferencias de los expertos de Associated Press.

LOS FIRST FOUR

La NCAA nos deparó para empezar a abrir boca un menú con 4 partidos, 2 entre campeones de conferencia y dos entre equipos al límite de la selección. En uno de los duelos entre campeones, Albany se impuso a Mount Saint Mary (71-64). Los Great Danes se aprovecharon de la ineficiencia en el tiro rival para distanciarse en el marcador, 21-2, con un D.J. Evans muy sólido (22 puntos, 9 rebotes, 3 asistencias). Hasta que salió Will Miller (21 puntos, 7-12 en triples). Mount Saint Mary conectó 7 triples para llegar al descanso 35 a 31. En la segunda mitad, Albany volvió a abrir una brecha de 7 puntos, que Miller dinamitó de nuevo con 2 triples. Lástima que a los Mountaineers ya no les quedaban más balas en la recámara.

En el otro enfrentamiento entre campeones de conferencia, Cal Poly derrotó a Texas Southern (69-81) a pesar de los 38 puntos de Aaric Murray. Sabedores que el interior iba a anotar de todas formas, su táctica consistió en negarle la ayuda de sus compañeros. Los Mustangs son el equipo participante en la competición con un peor balance de victorias/derrotas, 14/19 tras su victoria en los First Four. Su premio por este triunfo era un emparejamiento con el equipo de mejor registro, Wichita State y su inmaculado 34/0.

North Carolina State venció a Xavier (59-74) en el primero de los duelos entre outsiders. Su gran estrella, T.J. Warren, falló sus dos primeros tiros y cometió dos faltas en los primeros 4 minutos de juego. Y aún así anotó 9 puntos en los 11 minutos finales del primer periodo. Los Wolfpack se fueron a los vestuarios con una ventaja de 6 puntos, y cuando se reanudó el juego Warren aseguró su triunfo con sus 16 puntos restantes. Ralston Turner fue su escudero de lujo (17 puntos).

En el partido que cerraba la fase de los First Four, Tennessee derrotó a Iowa (78-65) tras una prórroga. La defensa de los Volunteers contuvo perfectamente a los dos jugadores principales de Iowa, Roy Devin Marble (15 puntos pero 3 de 15 en el lanzamiento) y Aaron White (7 puntos, 1 de 5 en tiros de campo). A pesar de ello, los Hawkeyes se mantuvieron por delante en el marcador los 37 primeros minutos, liderados por Adam Woodbury (16 puntos, 8 rebotes).  Los 5 minutos suplementarios se resolvieron con un parcial de 14 a 1 iniciado con un 2+1 de Jarnell Stokes (18 puntos, 13 rebotes) y alimentado con 7 puntos de Jordan McRae (acabó con 20).

LA GRAN ESCABECHINA

Tras una primera tanda de partidos, los equipos en liza quedaron reducidos de 64 a 32. Albany le plantó batalla a uno de los cabezas de serie número 1, Florida, pero no pudo evitar la derrota (67-55). El entrenador Will Brown intentó desconcertar al equipo rival alternando una amplia gama de defensas. En ataque, su equipo anotó 10 de sus primeros 15 lanzamientos. Los Great Danes se mantuvieron dentro del partido hasta el minuto 6 de la segunda mitad. Justo cuando sus titulares perdieron fuelle y la segunda unidad de los Gators les hincó el diente. Dorian Finney-Smit (16 puntos) y Kasey Hill (10 puntos) pusieron tierra de por medio, despertando a Albany de su sueño a pesar del buen papel de D.J. Evans (21 puntos, 7 rebotes).

A Rick Pitino, entrenador de Louisville (2), no le gustaba nada su emparejamiento con Manhattan (13). El técnico rival, Steve Masiello, había sido recogepelotas en los Knicks cuando los dirigía Pitino, había jugado para él en Kentucky y había sido asistente suyo durante 6 temporadas en los Cardinals. Y ahora ha armado un equipo a imagen a semejanza del de su mentor que ganaba de 3 a falta de 4 minutos. Ocho puntos de Luke Hanckok (16 puntos, 4 rebotes, 4 asistencias, 4 recuperaciones) en los últimos 2 minutos le dieron el triunfo a los favoritos (71-64).

El fantasma del upset también planeó sobre otro 2, Kansas, en su duelo ante el 15 Eastern Kentucky (80-69). Los Colonels llegaron a dominar de 9 puntos durante la primera mitad, forzando pérdidas de pelota de unos Jayhwaks que no pudieron contar con Joel Embiid por lesión. Una buena racha de Wiggins (19 puntos, 4 rebotes) entre el final de la primera parte y el inicio de la segunda cambió la dinámica. Con Kansas ya al mando de las operaciones, Eastern Kentucky sobrevivió gracias a sus triples (destacando Glenn Cosey con 5). La número 2 no pudo conseguir un margen de tranquilidad en el marcador hasta los últimos 3 minutos.

Por segunda vez en tres temporadas Duke (3) cayó eliminada a las primeras de cambio. En esta ocasion su verdugo fue la catorce Mercer (71-78). Los Blue Devils empezaron el partido con un gran acierto desde la línea de tres puntos, con Rasheed Sulaimon (20 puntos, 5 de 12 en triples) y el reserva Quinn Cook (23 puntos, 7 de 10 en triples) como figuras destacadas. Pero no consiguieron poner distancia en el marcador respecto a los Bears. Hasta que a 7 minutos del final dejaron de entrar sus triples. Mercer, que se había mantenido a rebufo, abrió gas para conseguir un parcial de 5 a 18 que rompió Cook con un triple cuando solo quedaban 3 segundos en el reloj. Los de Krzyzewski pagaron con una derrota la mala noche de Jabari Parker (14 puntos y 7 rebotes, pero 4 de 14 en el tiro) y Rodney Hood (6 puntos, 6 rebotes y 5 asistencias, pero 2 de 10 cara a canasta).

El número 4 San Diego State escapó por los pelos de la trampa de la 13 New Mexico State (73-69), a pesar de ir siempre por delante en el marcador. Con 14 puntos de ventaja al inicio de la segunda mitad, el canadiense de 2,25 Sim Bhullar (14 puntos, 7 rebotes) y Daniel Mullings (18 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias) les volvieron locos. Xavier Thames (23 puntos, 5 asistencias, 3 recuperaciones) no daba abasto para igualar su producción ofensiva. Los Aggies consiguieron forzar una prórroga, pero con la torre Bhullar eliminada por faltas les faltaron piezas para dar el jaque a los Aztecs.

La número 5 Virginia Commonwealth ha pasado de ser la cenicienta del 2011 a ser víctima de uno de los upsets de la primera ronda este año. Stephen Austin (12) les sacó del torneo (75-77) tras ver como la defensa de los Rams eliminaba su ventaja de la primera mitad y ponía a su rival 10 arriba en la segunda parte. Un 3+1 de Desmond Haymon (17 puntos, 7 rebotes, 3 asistencias) permitía a los Lumberjacks forzar la prórroga. JeQuan Lewis tuvo el triple al final del tiempo añadido para dar el triunfo al equipo que entrena Shaka Smart, pero falló.

Harvard (12) fue el protagonista de otra de las grandes sorpresas de esta ronda al eliminar al cinco Cincinnati (57-61), repitiendo su hazaña de la temporada pasada ante New Mexico. Los “empollones” fueron por delante casi todo el partido, aunque no sacaron todo el provecho posible de una sequía anotadora de casi 6 minutos y medio de su rival durante la segunda mitad. Sean Kilpatrick cerró su carrera universitaria con 18 puntos y una pérdida de pelota clave en la eliminación de su equipo.

Este triunfo emparejaba a Harvard con Michigan State (4) en la siguiente ronda. Los Spartans machacaron a la número 13 Delaware (93-78) con una actuación monstruosa de Adreian Payne. El ala pívot se fue hasta los 41 puntos, con una serie de 10 de 15 en los lanzamientos de campo (de ellos 4 de 5 en triples) y 17 tiros libres convertidos sin fallo (récord del torneo).

Oklahoma, otro número 5, tampoco pudo imponer su teórica superioridad sobre otro 12, North Dakota State (75-80). Un triple de Lawrence Alexander (28 puntos, 8 rebotes, 4 asistencias), figura de unos Bison que ganaban de 8 al descanso, dio paso a una prórroga. Cameron Clark lo dio todo para evitar la derrota de los Sooners (16 de sus 25 puntos entre los 5 minutos finales de la segunda parte y los 5 minutos de añadido). Los cuatro únicos puntos de Carlin Dupree (sólo estuvo en pista 2 minutos) abrieron de nuevo brecha para North Dakota State a 42 segundos para el final, elevada a la categoría de definitiva por 4 tiros libres de Alexander.

Saint Louis, la única quinta cabeza de serie superviviente, tuvo que sudar durante 45 minutos para evitar el upset ante North Carolina State (83-80), procedente de los First Four. A falta de 5 minutos para el final de la segunda mitad los Billikens perdían de 14 ante la Wolpack liderada por T.J. Warren (28 puntos, 8 rebotes, 3 recuperaciones). Pero Jordair Jett  (18 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias) empezó a anotar hasta forzar los 5 minutos de prolongación en los que Rob Loe (22 puntos, 15 rebotes) le dio el relevo. Con Warren eliminado segundos antes, Ralston Turner(16 punos, 5 rebotes) intentó forzar la segunda prórroga pero no acertó en su intento de triple.

Dayton, cabeza de serie número 11, eliminó a un número 6, Ohio State (59-60) gracias a una canasta del transfer de Georgetown Vee Sanford (10 puntos, 3 asistencias) a 3.8 segundos del final. El base Aaron Craft (16 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias, 4 recuperaciones) tuvo una última oportunidad para evitar la derrota de los Buckeyes, pero su tiro a la desesperada no entró. Dayton había llegado a tener 8 puntos de ventaja en la segunda mitad, pero un parcial de 10 a 0 con 8 puntos de Sam Thompson (18 puntos, 4 rebotes) había equilibrado la situación a 10:30 del final. A partir de ese momento, la igualdad fue máxima hasta el desenlace final.

Otro de los equipos procedentes de los First Four, Tennessee (11), sí que eliminó a su primer rival en el cuadro, la 6 Massachusetts (67-86). Jarnell Stokes fue su hombre más productivo, con 26 puntos (20 en la segunda mitad) y 14 rebotes. Y si Stokes machacó a los Minutemen desde dentro de la zona, su compañero Jordan McRae lo hizo desde el exterior (21 puntos). Este era uno de los “upsets programados” por la NCAA al diseñar el torneo, a la búsqueda de un candidato a cenicienta que fuera superando rondas superando rivales teóricamente superiores. Y Massachusetts ejerció de víctima propiciatoria para el sacrificio.

La también número 6 North Carolina se exprimió al máximo para eliminar a la 11 Providence (79-77). Bryce Cotton estuvo en pista los 40 minutos (lo ha hecho en 16 de los últimos 19 partidos de su equipo), liderando a los Friars con 36 puntos, 5 rebotes y 8 asistencias. Cada golpe de UNC recibía cumplida respuesta por parte del base sénior llamando a las puertas de la NBA. En los últimos segundos James Michael McAdoo (16 puntos, 10 rebotes) anotó un tiro libre y falló el segundo. Él mismo capturó el rebote largo, y Coton tuvo que cometer falta sobre el jugador de UNC. El ala pívot lanzó 4 tiros libres en los últimos 3.5 segundos. Sólo anotó dos, pero bastaron.

La cabeza de serie número 7 Connecticut también tuvo que llegar a una prórroga para deshacerse de la 10 Saint Joseph’s (89-81). Los Hawks, capitaneados por Langston Galloway (25 puntos, 3 rebotes, 3 asistencias), llegaron a ponerse 9 puntos arriba en el marcador a 2:19 del descanso. En la segunda mitad, UConn recortó distancias, pero no consiguió el dominio del encuentro. Un 2+1 del reserva Amida Brimah (9 puntos, 6 rebotes) ponía el empate a 70. Galloway y Shabazz Napier (24 puntos, 8 rebotes, 6 asistencias, 3 recuperaciones) no pudieron dar el triunfo a sus respectivos equipos. En la prórroga siguiente, los titulares de Saint Joseph’s no aguantaron el ritmo (ningún punto desde el banquillo) y los Huskies les sentenciaron desde la línea de tiros libres (14 de 15 en el periodo adicional). En la siguiente ronda les esperaba la número 2 Villanova, que había eliminado  a la 15 Milwaukee (73-53) con muchos más apuros de los que indica la diferencia final.

Texas, número 7, sufrió ante la número 10 Arizona State (87-85) y su pívot Jordan Bachynski (25 puntos y 7 rebotes en su último partido universitario). Los Sun Devils habían recuperado una desventaja de 14 puntos a 12 minutos del final para llegar a un final igualado. El triple de Jonathan Holmes (11 puntos) para romper el empate en los últimos segundos fue un fallo espantoso que chocó contra el tablero sin tocar aro. Por suerte para los Longhorns, Cameron Ridley (17 puntos, 12 rebotes) recogió el balón y dio el pase a su equipo a la siguiente ronda.

New Mexico no tuvo tanta fortuna como las números 7 anteriores, y acabó cayendo ante su 10 correspondiente, la Stanford (53-58) que lidera Chason Randle (23 puntos, 5 rebotes). Cameron Bairstow rindió a su nivel habitual en los Lobos (24 puntos, 8 rebotes), pero Kendall Williams (3 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias) y Alex Kirk (3 puntos, 6 rebotes) no le acompañaron. A pesar de ello, New Mexico se recuperó de un pésimo inicio (perdían 20 a 4 a 13:39 del descanso) para llegar a los 30 segundos finales sólo 2 abajo. El acierto en los tiros libres de Robbie Lemons i Randle truncó su remontada.

Gonzaga (8) derrotó a Oklahoma State (9) en un partido en el que se señalaron 61 faltas. El base de los derrotados Cowboys se despidió con estilo en su más que probable último partido NCAA: 23 puntos (lástima de su 5 de 14 en el lanzamiento y 12 de 19 en tiros libres), 13 rebotes, 7 asistencias y 6 recuperaciones. Una estadística que nadie había conseguido antes. Oklahoma State acusó la falta de ritmo en el juego por la abundancia de faltas, y su escaso acierto exterior en la segunda parte les acabó de condenar (1 de 11 en triples en estos 20 minutos). Los Bulldogs estuvieron bien liderados por Kevin Pangos (26 puntos, 12 de 14 en tiros libres), mientras que el pívot Przemek Karnowski hizo valer su superioridad física (15 puntos, 10 rebotes).

Memphis (8) no lo tuvo nada fácil ante George Washington (9). Los Tigers, a pesar de ir siempre por delante, no pudieron asegurar su triunfo hasta el final (71-66). Los Colonials, que habían llegado a ir 10 abajo, se pusieron a sólo 2 puntos a en los últimos 2:40, liderados por Isaiah Armwood (21 puntos, 5 rebotes). Hasta que apareció el sexto hombre de Memphis, Michael Dixon Jr. (19 puntos). Un triple suyo para respirar un poco, y 4 tiros libres sin fallo para contener las últimas acometidas del rival.

Pittsburgh (9) ganaba de 28 al descanso a Colorado (8) gracias a la labor del pívot Talib Zanna, que ya había anotado 16 de sus 18 puntos. La defensa de los Panthers se cebó con Askia Booker (6 puntos, 5 rebotes), quien no pudo anotar su primera canasta hasta el cuarto minuto de una segunda mitad en la que los vencedores reservaron a sus mejores jugadores para la siguiente ronda.

Kentucky (8) superó a la 9 Kansas State (56-49) en un duelo entre Wildcats con un comienzo peculiar. Los árbitros sancionaron a Kansas State con una técnica por un mate…¡durante la rueda de calentamiento! Antes del salto inicial, el marcador era 1 a 0. La defensa de los de Calipari controló perfectamente una de las mejores armas de su rival, el lanzamiento triple (5 de 21). En ataque, Julius Randle se mostró dominante en la pintura (19 puntos, 15 rebotes) y Aaron Harrison le acompañó desde fuera (18 puntos).

Arizona, cabeza de serie número 1, empezó cediendo 2 a 10 en su partido ante Weber State (16) para acabar ganando 68 a 59, con 16 puntos, 8 rebotes y 5 tapones de Aaron Gordon. Otra número 1, Virginia, dejó que Coastal Carolina se hiciera ilusiones durante la primera mitad para despertarla de su sueño en la segunda (70-59). La también número 1 Wichita State eliminó a Cal Poly (64-37), elevando su récord a 35 victorias por 0 derrotas.

Wisconsin, cabeza de serie número 2, no tuvo piedad de la 15 American University (75-35). Con los Eagles 7 arriba a 9:50 para el descanso, los Badgers cerraron la primera parte con un parcial de 22 a 5 y abrieron la segunda con otro de 28 a 4. El mal inicio de segunda mitad de la número 2 Michigan ante Wofford (15) permitió a los Terriers reducir su desventaja desde los 18 hasta los 3 puntos. Los Wolverines apretaron en defensa para acabar ganando 57 a 40.

Syracuse (3) venció sin problemas a la 14 Western Michigan (77-53) la noche en que Trevor Cooney recuperó la puntería (18 puntos, 4 de 8 en triples). Iowa State (3) superó a North Carolina Central (93-75),  pero perdió a George Niang (24 puntos, 6 rebotes) con una fractura en el pie. Otro 3, Creighton, derrotó a Louisiana-Lafayete (76-66) con 30 puntos y 12 rebotes de Doug McDermott.  ElfrydPayton le plantó cara con 24 puntos, 8 rebotes, 3 asistencias y 3 recuperaciones.

UCLA, cabeza de serie número 4, acabó con la racha de 11 victorias consecutivas de la Tulsa que entrena Danny Manning (76-59). La número 6 Baylor hizo pagar muy caro a la 11 Nebraska su mal inicio de partido (74-60). Oregon (7) no hizo caso de las expectativas que situaban su duelo frente a BYU (10) como igualado a priori y superó claramente a su rival (87-68). Sus uniformes amarillo fosforito debieron deslumbrar a los Cougars.

 

versión íntegra del artículo publicado en http://www.encancha.com, marzo 2014

NCAA: Los más fuertes no aflojan

10 Dic

Syracuse será un año más un rival a tener en cuenta, de la mano del eterno Jim Boeheim (1200 partidos como entrenador NCAA, casi 900 victorias). Es cuarta en el ránking de la I Division, con 8 victorias en 8 partidos y 28 victorias consecutivas como local, mejor racha del país.

La disposición defensiva de Syracuse es siempre la misma. Una zona 3-2, con variantes, pero siempre la zona 3-2. Durante los 40 minutos de todos y cada uno de los partidos en los más de 30 años que lleva Boeheim al frente del equipo. Por eso sorprende que la zona de Eastern Michigan se le atragantase a Syracuse hasta el punto de perder 18 balones (claro que los visitantes perdieron 17…sólo en la primera parte).

Se explica mejor sabiendo que el entrenador visitante, Rob Murphy, fue ayudante del técnico local siete temporadas, hasta que dio el salto a Eastern Michigan. No obstante su conocimiento del contrario, no pudo evitar la derrota ante un rival con un potencial muy superior. Y por paliza, 84-48. Esto no se le hace a un amigo…Y el sábado, otra paliza, esta vez a Monmouth (108-56). Demasiada diferencia de altura entre ambos equipos. Sólo dos jugadores visitantes pasaban de los 2 metros.

El número 1 del ranking AP, los todavía invictos Hoosiers de Indiana, también tuvo un partido fácil contra Central Connecticut State (100-69). Cent Conn St empezó mandando (con la primera canasta del partido) para encajar 22 puntos consecutivos que acabaron con toda posible incertidumbre. El número 2 Duke tampoco conoce la derrota después de 9 partidos, tras derrotar a Temple por 90 a 67. Los jugadores de Krzyzewski jugaron el sábado después de una semana de descanso. Ahora, a causa de los exámenes, volverán a descansar 11 días. Las mismas victorias, 9,  que lleva Michigan (tercera del ránking) tras mostrarse como un sólido bloque en la victoria sobre Arkansas (80-67). Todos los jugadores del cinco titular anotaron más de 10 puntos.

¿Se puede ganar un partido después de perder 27 pelotas? No es una pregunta retórica. Arizona si pudo.  El número 8 en el ránking de Asociated Press sufrió, pero acabó derrotando a Southern Mississippi por 63 a 57 para mantenerse invicta tras 6 partidos jugados (ahora ya 7). ¿Y como consiguieron la victoria? Pues con defensa, defensa y más defensa. Forzando 17 pérdidas de pelota a su rival sólo en la segunda parte,  negándoles lanzamientos liberados a canasta, y confiando en el carácter de sus jugadores más veteranos como Nick Johnson, Kevin Parrom y Solomon Hill. Un partido importante, no por el rival y la victoria en sí, sino por el aprendizaje y confianza que puede representar cara a compromisos más importantes a medida que avance la temporada.

En el Madison Square Garden de Nueva York se disputó el Jimmy V Classic, una cita benéfica que recauda dinero para la lucha contra el cáncer. En el segundo partido del torneo, North Carolina State derrotó a Connecticut por un ajustado 69 a 65. Richard Howell acabó con 13 puntos y 10 rebotes, tras superar a los pívots rivales y un inoportuno y tremendo dolor de cabeza (¡si le llegan a dar una aspirina se sale!). Una victoria especial para NC State. El entrenador Jimmy Valvano, que da nombre al torneo, les guió hasta el título nacional en 1983. Murió de cáncer en 1993. North Carolina State no pasa por un buen momento. Ha caído de la sexta posición del ránking AP a principio de temporada a la 25 que ocupa ahora. Cuenta con buenos jugadores, pero es un equipo irregular.

En el primer partido del Jimmy V Classic, Georgetown derrotó a Texas por  64 a 41. Los Longhorns, después de 8 partidos, aún no han podido contar con su base Myck Kabongo, bajo investigación de la NCAA. Por los Hoyas de Georgetown, de nuevo destacó la solidez de Otto Porter, con 14 puntos y 8 rebotes. En su siguiente partido, los jugadores de John Thompson III tuvieron una noche ofensivamente aciaga. Tras perder de 17 durante la primera parte, acabaron ganando gracias a su defensa a los Towson Tigers. Sorprende que remontaran esta diferencia teniendo en cuenta el resultado final, 46 a 40. El entrenador de Georgetown no está contento del ataque de su equipo, pero sí de su defensa. Lleva 3 partidos seguidos dejando a sus rivales en 41 puntos o menos.

Tennessee parece un caso perdido para el baloncesto. En el anterior resumen de la NCAA dábamos cuenta de su derrota ante Georgetown por 37 a 36 (el primero de la tanda de 3 rivales de que hablábamos en el párrafo precedente). Su última gesta es perder contra Virginia por 46 a 38. Sólo 15 canastas en todo el partido, y un único punto anotado en los últimos 6 minutos de juego. ¡Qué duro es ser seguidor de los Volunteers!

La semana nos ha deparado dos sustos. El jugador de Utah State Danny Berger, de 22 años, sufrió un paro cardíaco en su entrenamiento del martes. Pudo salvar la vida gracias a que en la pista había un desfibrilador. Tras pasar por el hospital, los médicos creen que podrá volver a jugar. El jueves el sénior de Creighton Josh Jones se desmayó durante el calentamiento del partido de su equipo contra Nebraska. En su último año de Instituto, en septiembre del 2007, Jones fue sometido a una operación a corazón abierto para reemplazar una válvula cardíaca. Su vida no corre peligro, pero no volverá a jugar hasta que supere todas las pruebas médicas pertinentes.

ProBasketballTalk | NBC Sports

NBA news, video, analysis and more

El vestuario

Son historias. El deporte es sólo una excusa. Por Jorge Gérardin

EL ECO SIN PASOS

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

La Canasta Americana 🏀

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

A %d blogueros les gusta esto: