Tag Archives: Stanford

Kentucky, el último equipo invicto en la NCAA

2 Feb

La noticia de la semana es la primera derrota del curso de Virginia. Los Cavaliers cedieron ante Duke, dejando a la todopoderosa Kentucky como el único equipo de la Division I que aún no ha perdido ninguno de sus partidos.

No se produjeron cambios en las tres primeras posiciones del ranking que publica Associated Press, con las entonces invictas Kentucky y Virginia al frente y Gonzaga acompañándolas en el podio. Al final de la semana tan sólo la primera se mantuvo sin perder ningún partido. Duke fue cuarta ganando una posición mientras Wisconsin cerró el Top 5. Arizona, Villanova, Notre Dame, Kansas y Louisville completaron la nómina de los 10 mejores conjuntos para los votantes de AP.

Iowa State se llevó la mayor caída de posiciones de la semana, pasando desde el número nueve hasta el 15. Oklahoma, tras sus dos derrotas de la semana anterior, bajó del 19 al 24. Dayton, Seton Hall y Iowa dejaron su lugar en la lista a Georgetown (21), Miami (23) y Butler (25). Central Arkansas (Southland, 18 derrotas) y Florida A&M (MEAC, 21 derrotas) siguen sin saber lo que es ganar un partido este curso.

American

Cincinnati y Connecticut, dos de los equipos sobre el papel destinados a dominar esta conferencia, se hallan bastante lejos del liderazgo de su liga regular. Los Bearcats se impusieron a los aún vigentes campeones universitarios (70-58) en el mejor partido de la carrera de Troy Caupain (20 puntos, 4 rebotes). El base fue eliminado tras recibir su segunda técnica a 2:24 del final, pero en ese momento los suyos ganaban de 14. Ryan Boatright (22 puntos, 3 rebotes, 3 robos) se entonó demasiado tarde para salvar a UConn. Boathright encestó su primera canasta en juego cuando ya se habían disputado 7 minutos de la segunda parte. La defensa rival había limitado su aportación a 4 tiros libres hasta aquel momento.

Tulane se marcó un ridículo histórico ante Temple (55-37). La Green Wave firmó una primera parte terrible, en la que sólo anoto 8 puntos (7 de Kajon Mack). Su porcentaje de acierto en el tiro en estos primeros 20 minutos fue de chiste: 12,5% (3 de 24). En la segunda mitad maquillaron algo su derrota gracias a un parcial de 0 a 12.

Atlantic Coast

Notre Dame, líder de la Division I en eficiencia ofensiva y octava del ranking, fue capaz de derrotar a la 4 Duke (77-73). En la primera mitad Jahlil Okafor (22 puntos, 17 rebotes, 3 asistencias) y Quinn Cook (15 puntos, 3 rebotes) asumieron el liderazgo de los Blue Devils. En el inicio de la segunda Tyus Jones (14 puntos, 3 rebotes) y Justise Winslow (13 puntos) les relevaron. Gracias al acierto de la pareja de novatos los de Krzyzewski consiguieron una renta de 10 puntos faltando 12:38 para el final.

Cinco minutos más tarde Notre Dame había igualado de nuevo el encuentro impulsada por los puntos de Demetrius Jackson (10 puntos) y Zach Auguste (14 puntos, 6 rebotes). Fue entonces cuando Jerian Grant (23 puntos, 6 rebotes, 12 asistencias, 3 recuperaciones) hizo suyo el partido con 3 canastas. La última, con 1:11 de tiempo por jugarse, transformando en 2 puntos al límite de la posesión lo que parecía una pelota perdida. Enfrente, Okafor empañó su buen partido fallando 4 de 5 tiros libres en los 4:30 finales. Un triple de Steve Vasturia asistido por Grant acabó de decidir un duelo vibrante.

Posteriormente Notre Dame sucumbió frente a Pittsburgh (76-72). Los Panthers son el mejor exponente del estilo de juego de la antigua Big East (la de antes de su remodelación). Un equipo con una defensa sin fisuras ni concesiones al rival, que plantea partidos muy físicos y trabados. Los dos contendientes llegaron igualados a los 10 minutos finales. Los Fightin Irish buscaban a Jerian Grant para desatascar su ataque, pero el escolta no encontraba espacios. Demetrius Jackson(15 puntos)  intentó cumplir con este cometido, pero no lo consiguió.

El equipo de casa, habituado a este tipo de escenarios de ansiedad, construyó una diferencia a su favor de 8 puntos con 3 minutos por jugarse. Y entonces apareció el talento de Grant (14 puntos, 3 asistencias, 4 recuperaciones), anotando 9 puntos consecutivos para poner a los suyos 1 arriba a falta de 30 segundos. James Robinson (15 puntos, 10 asistencias) avanzó de nuevo a Pitsburgh. En el último ataque de Notre Drame, Grant penetró para asistir a Steve Vasturia, pero su tiro de 3 esta vez no entró.

Antes de su segundo partido de la semana Duke dio la baja al júnior Rasheed Sulaimon (7,5 puntos, 2 rebotes y 1,8 asistencias de media). Tras un buen debut como freshman, el escolta se presentó a su segundo año falto de forma tras las vacaciones de verano. Aquel mismo curso se le recriminó su actitud en el banquillo cuando no estaba conforme con su situación personal. En esta última temporada destacaba por su defensa. Mike Krzyzewski dijo en un comunicado que Sulaimon no había podido cumplir de forma regular los mínimos requeridos para estar en su equipo. Es el primer jugador que Coach K expulsa en sus 35 años al frente de los Blue Devils.

Los de Krzyzewski se quitaron el mal sabor de boca haciendo encajar a Virginia, 2 del ranking, su primera derrota del curso (63-69). Duke se convirtió en el primer equipo de la temporada que supera el 50% en tiros de campo ante este rival (50,9%). Los Blue Devils dominaron durante toda la primera parte, con un Justise Winslow (15 puntos, 11 rebotes) muy acertado en ataque (11 puntos en el período). Los visitantes llegaron a tener 9 puntos de ventaja, pero los Cavaliers se recuperaron con 7 puntos de Darion Atkins para llegar al descanso perdiendo sólo de 1, 25 a 26.

En la segunda mitad fueron los locales quienes se fueron de 11 puntos gracias a una buena salida y la inspiración de Malcom Brogdon (17 puntos, 6 rebotes). Poco les duró la alegría. Los Blue Devils cerraron el encuentro con un parcial de 7 a 22 en los últimos 5:08. Los cuartos del ranking anotaron 5 triples en este parcial, 3 de ellos de Quinn Cook (15 puntos, 3 rebotes). El último de los 5, obra de Tyus Jones (17 puntos, 4 rebotes, 4 asistencias), sentenció el duelo a 11 segundos del final. Los dobles marcajes sobre Jahlil Okafor (10 puntos, 9 rebotes) concedieron más espacios a los exteriores del equipo.

Rick Pitino, entrenador de la décima Louisville, no había vuelto a dirigir un partido en Boston desde que dejó el cargo de técnico de los Boston Celtics de la NBA el año 2001. Ante Boston University (72-81), Chris Jones (28 puntos, 6 rebotes) y Terry Rozier (23 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias) lideraron el triunfo de su equipo. La línea exterior de los Cardinals es una de las más peligrosas de la NCAA, tanto atacando como defendiendo.

Louisville protagonizó la remontada de la semana ante la 13 del ranking, North Carolina (78-68). Los Tar Heels ganaban de 18 a falta de 17:53 para el final de los 40 minutos reglamentarios, con todos sus jugadores aportando. Pero Montrezl Harrell (22 puntos, 15 rebotes) no estaba dispuesto a perder. Con su energía contagió a sus compañeros. Louisville cerró su aro (ningún punto en segundas oportunidades para UNC en la segunda mitad) mientras hacía estragos en el del rival (15 rebotes en ataque tras el descanso).

Los Cardinals empataron a 53 faltando 8:20 con un parcial de 9 a 0 alimentado por un triple de Terry Rozier (22 puntos, 10 rebotes), otro de Chris Jones (17 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias) y una jugada de 2+1 de Harrell. El ala pívot pudo darle el triunfo a los locales al final de los 40 minutos, pero su triple no entró (60-60). Rozier abrió la prórroga anotando los 6 primeros puntos de los suyos para darle la iniciativa a su equipo. Un parcial de 10 a 0 con 7 puntos de Jones dejó el enfrentamiento visto para sentencia.

North Carolina venía de sufrir durante la primera parte de su enfrentamiento contra Syracuse. Además de una buena racha de acierto de Trevor Cooney (28 puntos), los Orange contaron con la ayuda de las 13 pelotas perdidas por los Tar Heels en este período (de las 20 totales, que se tradujeron en 26 puntos para los de Jim Boeheim). Los visitantes cerraron los primeros 20 minutos con una ventaja de 5 puntos gracias a un contraataque tras pérdida de balón.

La segunda mitad cambió el panorama con tres canastas consecutivas de Brice Johnson (17 puntos, 11 rebotes). Kennedy Meeks (17 puntos, 8 rebotes) y Marcus Paige (22 puntos, 6 rebotes, 8 asistencias, 4 recuperaciones) se sumaron a la fiesta, y Nate Britt (17 puntos, 4 de 5 en triples) puso la guinda al pastel. UNC dejó de perder pelotas y afinó su puntería tras el descanso, anotando el 62% de sus tiros de campo. Como no podía ser de otra manera, la victoria fue para el equipo del ranking (93-83).

Georgia Tech le pegó un revolcón a la antepenúltima del ranking, Miami (50-70), en su primera victoria del curso en esta conferencia. Los Yellow Jackets asumieron el mando en el marcador de salida, con un parcial de 20 a 6 en los 12 minutos iniciales. A partir de ese momento, un Marcus Georges-Hunt que realizó una segunda mitad extraordinaria (17 de sus 24 puntos en el período) se dedicó a administrar esta renta, bien secundado por Chris Bolden (13 puntos). El base júnior de los Hurricanes Angel Rodríguez se quedó en 0 puntos por primera vez desde su año freshman. Sheldon McClellan, que había anotado al menos 13 puntos en 14 de los primeros 18 partidos de Miami, sumó un total de 13 entre este encuentro y el anterior.

Los de Jim Larranaga se llevaron otra decepción en su visita a Florida State (55-54), a pesar de una mejoría de McClellan (13 puntos). Miami ganaba de 16 a 3:12 del final de la primera parte tras un parcial de 1 a 19 aprovechando los 10 minutos en los que los Seminoles no acertaron ningún tiro de campo. Su mala segunda mitad, en la que anotaron 18 puntos en 6 canastas de 19 intentos, permitió a Montay Brandon (18 puntos, 12 tras el descanso, acertando sus 7 lanzamientos de campo) dirigir la remontada de los locales. Miami sufrió la maldición del recién llegado al Top 25 por partida doble.

Adam Smith es uno de los héroes de la semana. El base de Virginia Tech (26 puntos) transformó 6 triples en el triunfo ante Pittsburgh (70-67). Con el penúltimo forzó la prórroga, y con el último le dio la victoria a los Hookies. Después de 6 derrotas, el equipo ganó su primer partido en el calendario de la ACC.

Atlantic 10

Virginia Commonwealth, 14 del Top 25, superó con nota  el duelo frente al que debía ser uno de sus rivales más duros de su conferencia, George Washington (72-48). El freshman Terry Larrier (15 puntos, 4 rebotes) aprovechó el partido para demostrar su calidad. El jugador del Bronx anotó 11 puntos en la primera mitad, 6 en el parcial de 12 a 2 que cerró el periodo y que permitió a los Rams irse a los vestuarios ganando 29 a 21. Larrier colaboró con un triple y un tiro libre en el parcial de 16 a 2 de la segunda mitad que acabó de finiquitar el encuentro. Los Colonials tuvieron más balones perdidos (16) que canastas anotadas (14).

Sin embargo, el equipo de Shaka Smart cedió en casa ante Richmond (55-64). En la primera mitad Virginia Commonwealth llegó a  tener 11 puntos de ventaja. Los Spiders redujeron la diferencia con 5 puntos consecutivos antes del descanso, y volvieron de los vestuarios con 3 triples, 2 de T. J. Cline. El parcial fue de 4 a 22. Kendall Anthony (22 puntos, 4 rebotes, 6 asistencias), con 20 puntos en la segunda parte, fue el verdugo  de los aún líderes de la Atlantic 10. En los últimos compases del partido VCU perdió para lo que queda de la temporada a su líder en defensa, Briante Weber. Una grave lesión de rodilla impedirá al sénior batir el récord total de recuperaciones de la NCAA (con 374, estaba a 12 robos de establecer una nueva marca). Sus compañeros Mo Allie-Cox y Justin Tillman colocaron dos tapones sensacionales.

Big East

Providence, de forma inesperada, lideró esta conferencia por delante de equipos ranqueados como Villanova y Georgetown. Kris Dunn consiguió un triple doble (27 puntos, 13 rebotes, 11 asistencias) en el triunfo de los Friars ante DePaul (83-72). Sin embargo, el equipo cedió la primera plaza de la clasificación tras caer ante Saint John’s (75-66). Dunn volvió a liderar al equipo con 23 puntos, pero no pudo contrarrestar a la batería formada por Sir’Dominic Pointer (20 puntos, 7 rebotes, 5 asistencias), Phil Greene IV (16 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias) y D’Angelo Harrison (15 puntos). Una vez más la Red Storm contó con la solidez interior de Chris Obekpa (8 puntos, 10 rebotes, 6 tapones).

Georgetown, 21 de la lista de AP, siguió con la tradición de los equipos recién llegados al Top 25 de perder su primer partido tras ingresar en él. Su verdugo fue Xavier (53-66). Los Hoyas son reincidentes. Ya fueron víctimas de la maldición del novato la última semana del 2014. En aquella ocasión, colocados en el número 25, también cayeron ante Xavier. En esta segunda derrota de la temporada ante los Musketeers, los ranqueados acusaron el lapso de más de 11 minutos que estuvieron sin anotar ningún lanzamiento de campo durante la primera mitad, y que les hizo llegar al descanso con tan sólo 16 puntos en el marcador. El freshman Myles Davis sumó 19 puntos para los vencedores, 13 de ellos en una racha espectacular en la primera mitad. Georgetown se rehízo con un triunfo balsámico frente a Creighton (40-67).

La séptima Villanova aprovechó las derrotas de Providence y Georgetown para hacerse con el liderato en solitario. Los Wildcats, no obstante, tuvieron que sufrir ante DePaul para conseguirlo (55-68). Los Blue Demons mandaban al descanso 37 a 31 después de encestar el 52% de sus lanzamientos de campo. En la segunda mitad, bajó su acierto, fallando 8 de sus 9 primeros tiros. Por si fuera poco, apareció Ryan Arcidiacono, inédito en la primera mitad, para anotar 18 en la segunda. Jayvaughn Pinkston, que antes del descanso sólo había aportado 2 puntos, elevó su producción final hasta los 14 para completar la faena de su compañero. Entre los dos sumaron 30 de los 37 puntos de su equipo en el segundo período.

La colista del Top 25 Butler se impuso en la prórroga a Marquette (68-72). Los locales ganaban de 10 a 4:20 del final pero Andrew Chrabascz (30 puntos, 8 rebotes) respondió con 5 puntos para resucitar a los Bulldogs. Kellen Dunham (17 puntos) empató a 58 a 26 segundos de acabar la segunda mitad, y el marcador ya no se movió. En la prórroga entre Chrabascz y Dunham anotaron 12 de los 14 puntos de su equipo. Fue el único debutante de la semana en el ranking que ganó su primer partido.

Big 10

La quinta del ranking, la Wisconsin de Frank Kaminsky (24 puntos, 9 rebotes), consolidó su liderato en esta conferencia tras vencer a Iowa (63-74). En la primera parte los Bagders consiguieron una ventaja de 8 puntos gracias a unos momentos de inspiración de Sam Dekker (11 puntos, 8 rebotes). Los de casa pararon la sangría con dos triples consecutivos de Aaron White (15 puntos, 7 rebotes) y Peter Jok. Pero en la segunda parte la defensa de Wisconsin les permitió anotar solo uno de sus lanzamientos de campo durante casi 12 minutos y medio. Los 7 tiros libres anotados en este lapso no fueron suficientes para evitar que los jugadores de Bo Ryan se fueran de 13 en el marcador en unos buenos minutos de Nigel Hayes (14 puntos).

Ohio State superó a la 13 Maryland (80-56) en el duelo entre dos de los mejores freshman de la conferencia, D’Angelo Russell y Melo Trimble. El escolta de los Buckeyes, mejor debutante en anotación de la categoría, fue una de las claves del resultado (18 puntos, 14 rebotes, 6 asistencias) mientras su oponente pasó totalmente desapercibido (3 puntos con 0 de 8 en los tiros de campo. Marc Loving, que ha perdido su titularidad por su poca eficacia en defensa, respondió a sus críticos anotando los 5 triples que intentó (19 puntos, 6 rebotes). El conjunto que entrena Thad Matta, que ganó claramente la batalla del rebote (51 a 32), reclamaba su retorno al ranking tras vencer de forma consecutiva a dos equipos del Top 25 (la semana anterior había vencido a Indiana). Los árbitros anularon una espectacular canasta de Sam Thompson por una falta en ataque que sólo vieron ellos.

Precisamente Indiana, 22 del Top 25, encadenó por primera vez en la temporada dos derrotas consecutivas tras caer frente a Purdue (83-67). La defensa de los Boilermakers, liderada por el pívot A.J. Hammons (11 puntos, 3 rebotes, 8 tapones), sólo concedió a sus rivales dos canastas de campo durante 10 minutos de la primera mitad. Lógicamente, los de casa se escaparon en el marcador (30-15). Yogi Ferrell hizo lo imposible en la segunda mitad para conseguir la remontada de los Hoosiers. El base sumó en este período 15 de sus 21 puntos, pero no fueron suficientes para culminar con éxito su empeño (83-67). Purdue ha encontrado una extraña manera de ganar. En su triunfo anterior había permitido a Iowa capturarle 24 rebotes ofensivos. Indiana le cogió 19.

Indiana a punto estuvo de prolongar su mala racha contra una peleona Rutgers (72-64). Kadeem Jack (11 puntos) redujo a 2 la ventaja de los locales al descanso, y Myles Mack, que anotó 20 de sus 24 puntos volviendo del vestuario, abrió la segunda mitad con 3 triples. Los Scarlet Knights llegaron a tener un margen de hasta 6 puntos, pero no pudieron mantenerlo. Un parcial de 10 a 1 a 4:30 del final con puntos de James Blackmon Jr (20 puntos, 5 rebotes) y Nick Zeisloft salvó a los Hoosiers.

Michigan State superó a Michigan (76-66) en uno de los derbis clásicos de la conferencia, aunque el de esta ocasión presentó un detalle poco habitual: ninguno de los dos equipos está en el ranking. Aún con las bajas de Caris Levert y Derrick Walton, los Wolverines fueron competitivos. Los Spartans necesitaron tres triples, 2 a cargo de Denzel Valentine (25 puntos, 7 rebotes, 7 asistencias), para llegar al descanso con una ventaja de 5 puntos. En la segunda mitad Spike Albrecht y el freshman Muhammad-Ali Abdur-Rahkman (18 puntos para cada uno) se conjuraron para recuperar esta desventaja. En la prórroga, los visitantes se cegaron en el triple, fallando sus 4 intentos. Los de Tom Izzo se apuntaron la victoria con un parcial de 10 a 0 en los minutos de prolongación.

Big 12

Kansas State se aleja de las primeras posiciones en la clasificación de la Big 12 tras dos derrotas. La primera, ante la 17 del ranking West Virginia (59-65). Fue un enfrentamiento poco vistoso, en el que se señalaron 54 faltas y se registraron 45 pérdidas de balón (25 para los locales y 20 para los visitantes). Su mala noche en los tiros libres (20-35) tuvo gran parte de la culpa de la derrota de Kansas State. Una lesión en la rodilla izquierda hizo que Nino Williams sólo pudiera jugar 8 minutos para el equipo de casa.

El alero había promediado 21 puntos en los dos partidos anteriores de los Wildcats. Williams no pudo jugar contra Kansas (68-57). Su equipo cerró la primera parte perdiendo 33 a 17, tras haber anotado tan sólo 6 de sus 35 lanzamientos de campo (17,1%). En la segunda mitad su acierto subió hasta el 62,5% con Marcus Foster y Thomas Gipson monopolizando los puntos (19 por cabeza al final del encuentro), pero nunca se acercaron a menos de 11 puntos de los Jayhawks. Justin Edwards protagonizó una de las mejores jugadas con su tapón sobre el base de casa Frank Mason.

Kansas, 9 equipo de la lista, previamente a su triunfo sobre Kansas State había escapado por los pelos de la trampa en la pista de Texas Christian University (61-64). Frank Mason (16 puntos, 3 rebotes, 2 asistencias) fue el jugador más efectivo de los Jayhawks y el único del equipo que anotó en dobles figuras. En la primera mitad los de Bill Self dispusieron de hasta 13 puntos de ventaja que se quedaron en 6 al descanso. En la segunda, con los Frogs 3 arriba, Mason abrió y cerró un parcial de 17 a 5 que le daba a Kansas 11 puntos de ventaja a 3:35 del final. Y de nuevo los locales remontaron. Dos tiros libres fallados por Mason con 4 segundos por jugarse concedieron una última oportunidad a TCU,  pero Charles Hill no acertó con su desesperado tiro de 3.

Iowa State, 15 del ranking, superó a la 19 Texas (89-86). Los Cyclones mostraron sus dos caras en este encuentro. La buena en ataque, entre los últimos 5 minutos de la primera parte y el ecuador de la segunda. Partiendo de un marcador igualado lograron una renta de 21 puntos (60-39). Bryce Dejean-Jones (18 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias) y George Niang (19 puntos) anotaban con facilidad, y Jameel McKay (14 puntos) machacaba a voluntad el aro contrario. Previamente Miles Turner (16 puntos, 6 rebotes, 3 tapones) había neutralizado un primer parcial favorable a los locales.

Y la mala en defensa, justo a partir de ese momento. En los 11:41 finales, los locales encajaron la friolera de 47 puntos. Javan Felix (20 puntos, 8 asistencias, 4 de 4 en triples), Jonathan Holmes (17 puntos, 10 rebotes) y Isaiah Taylor (17 puntos, 8 asistencias) volvieron loca a la defensa rival y la distancia entre ambos equipos empezó a bajar. 16 puntos a falta de 4 minutos, 11 a falta de 3 y 6 a falta de 2. Iowa State falló 5 de sus 10 tiros libres en el último minuto. Por suerte para ellos, a los Longhorns les faltó algo de tiempo (aunque muy poco) para culminar su remontada.

La 20 del ranking Baylor sucumbió en su visita a la pista de Oklahoma State (64-53). La defensa de los Cowboys les asfixió, reduciendo su acierto en el tiro al 34,5% y dejándolos en su anotación más baja de la temporada. Phil Forte anotó 16 puntos, convirtiendo 4 de sus 7 lanzamientos de 3 puntos. De los 21 partidos jugados esta temporada, en 11 Forte ha anotado un mínimo de 3 triples. Oklahoma State solo ha perdido en 2 de ellos (y fue contra equipos ranqueados como Maryland y Iowa State). De los 10 en que el jugador no llegó a los 3 triples convertidos, su equipo ganó la mayoría de los disputados ante rivales débiles en la fase inicial (5-1) y ha cedido en los 4 últimos en conferencia ante Kansas, Oklahoma (en dos ocasiones, la última este fin de semana) y Kansas State.

Baylor se recompuso agravando la crisis de una Texas (83-60) que encadena 3 derrotas consecutivas. Los Longhorns se vieron frenados por la defensa zonal de los locales. Su entrenador Rick Barnes, ante su desacierto en el triple (5 de 26), urgió a a sus jugadores a cargar el juego interior. Veinte de los primeros 21 puntos de los tejanos en la segunda mitad se generaron en la pintura.

Barnes solventó su problema en ataque, pero no pudo hacer lo mismo con los defensivos. Los Bears cerraron la primera mitad con un parcial de 11 a 3 que les dio 12 puntos de ventaja al descanso. En la segunda mitad, la aparición del base Kenny Chery (23 puntos, 19 de ellos en los segundos 20 minutos, 4 rebotes, 5 asistencias, 3 recuperaciones) acabó de destrozar a los visitantes. Rico Gathers capturó 15 rebotes, de los cuales 6 ofensivos. El interior se ha hecho con 115 rebotes en ataque en los 21 partidos disputados (5,47 de media).

Ivy League

Harvard salió victoriosa de su visita a Princeton (72-75), en el duelo por excelencia de la conferencia de los “empollones”, la que engloba a los centros de mayor prestigio académico. Corbin Miller anotó 19 puntos (5 de 8 en triples) saliendo del banquillo para liderar a los triunfantes Crimsons. Amir Bell anotó 9 de sus 17 puntos para los locales en los últimos 50 segundos, pero se quedo cortó a pesar del escaso acierto de los visitantes en los tiros libres en el minuto final (6 de 10).

Missouri Valley

Wichita State, 12 para los votantes de AP, falló 13 de sus 17 primeros lanzamientos ante Loyola. Fred VanVleet  (27 puntos, 4 de 7 en triples) empezó a arreglar el porcentaje de su equipo. En la segunda mitad, Ron Baker (16 puntos, 3 de 6 en triples) le secundó en su empeño. Entre ambos jugadores, que convirtieron 16 de sus 28 tiros de campo, sumaron 25 de los 29 puntos de los Shockers en los últimos 20 minutos. No es de extrañar, teniendo en cuenta que sus compañeros anotaron sólo 6 de sus 30 intentos del encuentro. Wichita State ganó 58 a 47.

Su competidor por el liderato de la conferencia, la 18 Northern Iowa, venció a Southern Illinois (52-59) después de no conceder a a su rival ninguna canasta durante 6 minutos de la segunda mitad. En este lapso los Panthers se apuntaron un parcial de 1 a 14. Seth Tuttle firmó un doble doble con 13 puntos y 10 rebotes. El pívot recibió el apoyo desde el banquillo de Paul Jesperson (13 puntos) y Nate Buss (10 puntos).

En el duelo entre los dos gallitos el triunfo fue para Northern Iowa (70-54). Los Shockers no encontraron la manera de detener a Tuttle (29 puntos, 7 rebotes). Con el marcador empatado a 18, Nate Buss y Matt Bohannon propiciaron el despegue de su equipo con dos triples consecutivos (sus únicos puntos de la noche). Ese fue el  inicio del parcial clave de 18 a 3 que sentenció el duelo. Wichita State intentó evitar la derrota con una presión a todo el campo, pero el recurso no le dio resultado.

Mountain West

Wyoming cedió su primera derrota del presente curso en su conferencia tras caer ante Utah State (56-44). La jugada más destacada no fue obra de su estrella Larry Nance (14 puntos, 6 rebotes, 4 asistencias), sino de su compañero Riley Grabau (16 puntos, 5 de 9 en triples). El jugador de los Cowboys respondió con una canasta desde 24 metros al mate al contraataque de David Collette (16 puntos, 5 rebotes). De esta forma tan espectacular se cerró la primera mitad.

Pacific 12

La sexta del ranking de AP Arizona destrozó a Oregon, tanto ofensiva como defensivamente. En ataque, los Wildcats se fueron hasta los 90 puntos acertando en el 59,3% de sus tiros de campo (con un 40% en triples). En defensa, acosando a los jugadores del equipo más anotador de la conferencia, presionándolos y no consintiéndoles canastas fáciles, para dejarlos en 56 puntos (su media es de 77,9 por encuentro).

En los 13 minutos finales los Ducks recibieron un parcial de 34 a 10. Su estrella, Joseph Young, se quedó en 12 puntos, mientras que por Arizona todo el quinteto titular llegó a la decena y su máximo anotador fue Gabe York, saliendo del banquillo, con 16 puntos. Young tampoco brilló ante Arizona State (14 puntos, 4 de 12 en el tiro), pero al menos Oregon ganó aunque fuera tras una prórroga (67-68).

La única derrota de Arizona en su conferencia hasta ahora tuvo lugar el 11 de enero, en su visita a Oregon State. En la repetición  del duelo, pero en la pista de los Wildcats, los de Sean Miller no desaprovecharon la ocasión de vengarse (57-34). T. J. McConnell (7 puntos, 4 rebotes, 6 asistencias) fue una pesadilla para sus rivales, ya fuera presionando el bote del rival o acechando las líneas de pase. Hasta 8 balones robó el base de Arizona. Rondae Hollis-Jefferson (11 puntos, 4 rebotes) y Brandon Ashley (12 puntos, 6 rebotes) echaron el cerrojo sobre su aro. Los asfixiados visitantes se quedaron en un 28% en el tiro, y su estrella Gary Payton Jr en 6 puntos con una serie en el lanzamiento de 3 de 13.

UCLA necesitaba una victoria de prestigio de cara a mantener sus opciones de ser invitada a La Locura de Marzo, y la consiguió ante la 11 del ranking Utah (69-59). Los Bruins, de paso, se vengaron de la dura derrota encajada el 4 de enero en Salt Lake City por 71 a 39. Los de Los Angeles rompieron el encuentro gracias al parcial de 12 a 0 con el que abrieron la segunda mitad. El sénior Norman Powell (23 puntos, 4 rebotes) aportó 8 puntos en estos momentos decisivos. El equipo que dirige Steve Alford presentó un gran balance entre pelotas perdidas (6) y recuperadas (8).  En casa ante Colorado (72-59), los californianos liderados nuevamente por Powell  (22 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias, 5 robos) rompieron  el partido con un parcial de 25 a 4 en la segunda mitad. Utah, por su parte, se reencontró con la victoria frente a Southern California (39-67).

La Universidad de Washington ha expulsado de su programa de baloncesto al líder de la Division I en tapones, Robert Upshaw, por violar las reglas del equipo. El pívot júnior de 2,13 acreditaba hasta ahora unos promedios de 10,9 puntos, 8,2 rebotes y 4,4 tapones en tan sólo 24,9 minutos de juego. La ESPN, citando a fuentes cercanas al caso, afirma que el transfer de Fresno State (de cuyo equipo también fue expulsado tras su temporada freshman) ha dado positivo en diversos controles antidroga a lo largo de su carrera universitaria.

El pívot Stefan Nastic sacó provecho de la ausencia de Upshaw para anotar 15 de sus 17 puntos en la primera mitad del partido entre Washington y Stanford (74-84). Anthony Brown (23 puntos, 7 rebotes, 3 asistencias y 3 tapones) y Chason Randle (20 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias) remataron la faena desde fuera para unos Cardinals que anotaron 8 de sus 13 triples (61,5%). Los Huskies volvieron a perder, esta vez contra California (88-90), tras encajar un triple en los últimos segundos.

Stanford comenzó entonadísima su siguiente encuentro frente a Washingon State, anotando 9 de sus primeros 14 lanzamientos (con un 5 de 6 en triples). Pero tras construir una ventaja de 13 puntos el equipo se enfrió, y su rival lo aprovechó para endosarle un parcial de 13 a 1. Al descanso ganaban los Cougars 42 a 41. En la segunda parte los locales llevaron la iniciativa, aunque incordiados muy de cerca por los Cardinals y su base Chason Randle (24 puntos de sus 33 puntos en estos minutos). Finalmente el triunfo se quedo en casa (89-88).

Colorado salió victoriosa de su visita a Southern California (94-98) aunque necesitó de 3 prórrogas y una noche de inspiración total de Askia Booker (43 puntos). Booker, natural de Los Angeles, se reivindicó ante sus conciudadanos con 8 puntos en el tercer período de prolongación. Por los Trojans, dos jugadores llevaron el peso ofensivo del equipo: Nikola Jovanovic (30 puntos, 9 rebotes) y Katin Reinhardt (35 puntos, 9 de 18 en triples).

Southeastern Conference

Kentucky, dominadora incontestable del ranking hasta estos momentos, llegó a las 20 victorias (por ninguna derrota) en su partido contra Missouri (53-69). Es el segundo equipo de la conferencia en los últimos 50 años con un arranque de temporada tan contundente. El otro fue la misma Kentucky la temporada 1965-66, entrenada por el legendario Adolph Rupp y con un joven Pat Riley como líder anotador. Devin Booker, hijo del exjugador de los Tigers Melvin Booker, se llevó un gorrazo del local Keanau Post de los que hacen historia. El encuentro frente a Alabama tampoco tuvo demasiada historia (70-55). Tras 8 minutos de juego Karl Towns ya había anotado sus 12 puntos y los Wildcats vencían 24 a 10.

Dorian Finney-Smith solo anotó dos puntos para Florida en la pista de Alabama, pero fueron los que le dieron el triunfo (50-52). El ala pívot lo hizo además con estilo, marcándose un mate espectacular. Para rematar la faena, Finney-Smith taponó a Levi Randolph cuando intentaba empatar el encuentro y se hizo con el último rebote. Michael Frazier cerró su racha de 41 partidos seguidos anotando al menos un triple. Ante la Crimson Tide falló los 4 que lanzó. Frente a Arkansas Finney-Smith anotó 16 puntos, pero quien le dio el triunfo al equipo en el último segundo (57-56) fue Frazier desde la línea de tiros libres. Bobby Portis firmó un doble doble (21 puntos, 10 rebotes) para los Razorbacks.

West Coast

La tercera del ranking Gonzaga arrolló a Portland en la segunda mitad (64-46). Los Zags impidieron a sus contrincantes anotar ningún lanzamiento de campo durante 12 minutos y medio. En este lapso de tiempo los de Mark Few anotaron 23 puntos por 3 de los visitantes. Domantas Sabonis destacó una noche más en su rol de sexto hombre con 13 puntos y 11 rebotes.

En esta conferencia el campeonato parece cosa de dos. El otro contendiente, Saint Mary’s, derrotó a Loyola Mary (68-54) en un encuentro en el que su mejor anotador no fue el pívot Brad Waldow (14 puntos, 6 rebotes) sino el tirador Kerry Carter (18 puntos, 6 de 8 en triples). Waldow si que estuvo excelente frente a Pepperdine con 25 puntos y 6 rebotes, pero el equipo perdió 62 a 67.

Versión íntegra del artículo publicado en http://www.encancha.com, febrero del 2015

NCAA: Kentucky sufre, Duke pierde

12 Ene

Kentucky pasó apuros esta semana para mantenerse invicta. El máximo favorito flaqueó  justo cuando cobraba fuerza el debate de si conseguirá culminar el curso sin perder ningún partido.Su más inmediato perseguidor, Duke, hizo más que eso: cedió su primera derrota de la temporada.

Por quinta semana consecutiva Kentucky fue el número 1 unánime del ranking de Associated Press. El orden de los otros cuatro equipos que completaron los cinco primeros lugares del Top 25 tampoco registró cambios: Duke, Virginia, Wisconsin y Louisville. Gonzaga, Arizona, Villanova, Utah y Texas completaron la lista hasta la décima posición.

Perder ante South Carolina provocó la caída de Iowa State desde el noveno lugar hasta el 17. La mala semana de Saint John’s le dejo en el puesto 24, a un paso de la expulsión viniendo desde el número 15. Peor suerte tuvieron Washington, Colorado State, Northern Iowa y Georgetown, cuyas derrotas les acarrearon pena de destierro. Ocuparon su lugar Seton Hall (19), Virginia Commonwealth (20), Arkansas (23) y Old Dominion (25), que se cuela en el ranking por primera vez en su historia.

La derrota de Duke ante North Carolina State apeó a los de Krzyzewski de la carrera por ser el último equipo en perder su primer partido este curso. Ya sólo quedan dos candidatos, Kentucky (SEC) y Virginia (ACC). Dos son también los conjuntos que no han vencido ninguno de sus encuentros, ya sea contra rivales de la Division I o de otras categorías: Central Arkansas (Southland) y Florida A&M (MEAC).

American

Houston perdió en la prórroga ante Central Florida, aunque lo correcto sería decir que cayó ante Brandon Goodwin (78-79). El hombre orquesta de los Knights (30 puntos con una serie de 12 de 17 en los tiros de campo, 7 rebotes, 5 asistencias) anotó los 13 últimos puntos de su equipo, entre ellos el triple que forzó los 5 minutos extra y el triple que dio el triunfo a los suyos. El parcial del tiempo añadido fue bastante rácano (3-4).

Atlantic Coast

Duke, segundo equipo de la lista, fue por detrás en el marcador durante una segunda mitad por primera vez esta temporada. Ocurrió ante Wake Forest (65-73) tras un triple de Codi Miller-McIntyre. Quinn Cook, el único sénior de los Blue Devils, anotó 9 de sus 12 puntos a partir de ese momento para ayudar al equipo de Krzyzewski a mantenerse invicto. La defensa local maniató perfectamente a Jahlil Okafor (12 puntos, 11 rebotes), que sólo pudo lanzar 6 veces a canasta. Justise Winslow (20 puntos, 7 rebotes, 3 asistencias) se erigió como líder anotador de los visitantes mientras que Devin Thomas (24 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias, 4 recuperaciones) lo fue del encuentro. Los malos presagios de su partido anterior se hicieron realidad ante North Carolina State.

Los Blue Devils sufrieron su primera derrota de la temporada tras catorce victorias, y además lo hicieron de forma clara (75-87). La Wolfpack basó su éxito en dos claves. Una defensiva, consistente en dificultar el juego interior de Jahlil Okafor (23 puntos, 12 rebotes, 3 recuperaciones, 3 tapones) con dobles marcajes constantes. La segunda, ofensiva, su acierto en el tiro de 3 puntos (10 de 16). Ralston Turner (16 puntos, 4 de 7 en triples) dio el primer aviso de lo que le esperaba a Duke anotando 3 triples consecutivos en los primeros minutos de la segunda parte. Luego, el resto de sus compañeros se sumó a la fiesta. North Carolina State sumó en 7 ataques seguidos para construir una ventaja de 19 puntos con Trevor Lacey (21 puntos, 5 de 7 en triples) y Beejay Anya (14 puntos, 6 rebotes, 4 tapones) como protagonistas.

La Wolfpack cerraba así una dura semana en que también puso en apuros a otro invicto, la tercera del ranking Virginia. Al menos durante la primera mitad (61-51). El ataque de los Cavaliers no acababa de funcionar mientras que Ralston Turner (14 puntos) los había fusilado con 4 triples.Tras el descanso Malcolm Brogdon (14 puntos, 4 rebotes) y Justin Anderson (16 puntos, 9 rebotes) se aplicaron sobre el escolta rival, que no volvió a anotar. La Wolfpack se quedó en 20 puntos en la segunda parte tras convertir tan sólo 9 lanzamientos de campo.

Virginia también sufrió para vencer a Notre Dame (56-62). Los Cavaliers, una de las mejores defensas de la categoría, dejaron al equipo de la DI con mejor porcentaje de acierto en el tiro (54,8%) en su peor nivel de lanzamientos convertidos del curso (34%). Su líder anotador, Jerian Grant (17,3 puntos por partido) sólo pudo aportar 6 puntos. Pat Connaughton (21 puntos, 8 rebotes) tuvo que multiplicarse para compensarlo. Con dos triples suyos los locales se pusieron un punto por delante a falta de 4:51. Pero Virginia no solo defiende. También sabe atacar. Dos triples de Malcolm Brogdon (13 puntos) y Justin Anderson (11 puntos) iniciaron un parcial de 2 a 12 (los 12 puntos fueron obra de estos 2 jugadores) que dejó el duelo sentenciado.

Notre Dame, que ocupa la posición del ranking no apta para supersticiosos (13), venía de asaltar la pista de la 18 North Carolina (70-71). Aprovechando una buena serie en los triples (acabaron con 10 de 23) los Fightin Irish se fueron de 10 puntos en la primera mitad, aunque una sequía de 6 minutos y medio sin transformar ningún lanzamiento de campo permitió acercarse a los Tar Heels al descanso. La segunda mitad tuvo un inicio similar. Una buena racha dio a Notre Dame un margen de 11 puntos tras una canasta de 3 de Pat Connaughton (16 puntos y 9 rebotes, 4 de 7 en triples).

A 10:18 del final el visitante Demetrius Jackson (15 puntos, 4 asistencias) anotó un triple. Los Irish sobrevivieron con 6 tiros libres los 3 siguientes minutos hasta que a falta de 6:25 el apagón fue total. North Carolina se puso por delante en el marcador, aunque su porcentaje de acierto también fue penoso (anotó 1 de sus últimos 14 lanzamientos de campo). Zach Auguste (18 puntos, 6 rebotes, 2 tapones), tras capturar un rebote en ataque, consiguió la canasta de la victoria para los suyos a falta de 68 segundos en los que los locales erraron 5 tiros de campo y los visitantes 2 libres. El palmeo de Brice Johnson llegó fuera de tiempo.

North Carolina compensó esta derrota con un triunfo de prestigio ante Louisville (72-71). En esta ocasión Chris Jones (19 puntos, 4 rebotes, 5 asistencias) empezó a anotar ya en la primera parte. Tras el descanso, su acierto fue clave junto al de Terry Rozier (25 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias) para que los Cardinals consiguiesen un margen de 13 puntos a con ocho minutos y 43 segundos por jugarse. Y justo entonces, cambiaron las tornas. Los visitantes no veían aro (3 de 12 en sus tiros hasta el final del partido) mientras que los Tar Heels lo metían casi todo (8 de 13). J.P. Tokoto (10 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias) y Brice Johnson (11 puntos, 11 rebotes) dieron impulso a una remontada que culminó Marcus Paige (10 puntos) con una entrada a canasta a 9 segundos del final.

Lousiville, quinta de la clase, ya había sudado más de la cuenta en su enfrentamiento previo para derrotar a Clemson. Por segundo partido consecutivo el base Chris Jones (22 puntos) rescató a los de Pitino con 20 puntos tras el descanso. El equipo cerró la primera parte perdiendo 18 a 22, anotando tan sólo el 22% de sus lanzamientos de campo. Jones convirtió tres tiples importantes en los segundos 20 minutos, a los que sumó 7 tiros libres de 9 lanzados y 3 de sus 5 pelotas recuperadas. El otro responsable de la remontada de los Cardinals fue el escolta Terry Rozier (15 puntos, 6 rebotes), que aportó 9 puntos y sus 4 asistencias tras volver de los vestuarios. Los de Rick Pitino acabaron ganando 58 a 52 y Montrezl Harrell, como siempre, dando espectáculo.

Georgia Tech anotó su última canasta de campo, un triple de Travis Jorgenson, a 8:53 del final del partido. Con esos tres puntos vencía por un margen de 4. En el tiempo restante, sus jugadores sólo anotaron 4 tiros libres.Y aún así, sólo perdieron de un punto ante Syracuse (45-46). Los Orange de Jim Boeheim están protagonizando la peor temporada que les recuerdo. Suerte tuvieron de que el pívot Rakeem Christmas (18 puntos, 8 rebotes) anotase dos tiros libres a falta de 13 segundos, y de que por parte de los Yellow Jackets Chris Bolden fallase un triple y Quinto Stephens su lanzamiento posterior tras capturar el rebote en ataque. Los Orange vencieron claramente a Florida State (70-57) gracias a que Trevor Cooney se reencontró con su tiro (28 puntos, 7 de 11 en triples) y a que Rakeem Christmas mantuvo su solidez interior (14 puntos, 11 rebotes, 5 tapones). La mala noticia fue la lesión en los ligamentos de su rodilla derecha del freshman Chris McCullough a los 12 minutos de partido (baja para el resto de la temporada).

Atlantic 10

Shaka Smart, entrenador de Virginia Commonwealth (20 del Top 25) tenía claro que para vencer a un equipo tan anotador como Davidson (85 puntos de media) debía detener a su principal peligro, sus lanzadores de larga distancia. Sus jugadores consiguieron que entre Jack Gibbs y Tyler Kalinoski (ambos estaban por encima del 46% en tiros de 3 puntos) sólo convirtieran 3 de sus 13 intentos triples. Y ninguno hasta los 6 minutos finales, cuando los visitantes ya perdían de 11 puntos. Tras el maquillaje final VCU se impuso por 71 a 65. Para derrotar a Saint Joseph (89-74) su equipo tuvo suficiente con el acierto en los triples de Melvin Johnson (6 de 7, 20 puntos) y Treveon Graham (4 de 6, 19 puntos).

Big East

La semana anterior Seton Hall se ganó un lugar en el ranking (19) derrotando a dos equipos ranqueados, Saint John’s y Villanova. En esta, Xavier le pagó con su misma moneda (69-58). Los Musketeers fueron por delante la mayor parte de un encuentro caracterizado por el poco acierto en el tiro exterior. La máxima ventaja visitante fue de 4 puntos en la primera mitad, tras dos triples de Haralds Karlis. Poco después, un parcial de 13 a 2 ponía 7 arriba a unos locales que sentenciaron en el tramo final de la segunda parte con otro parcial de 20 a 6 (los dos únicos triples de la noche de un Sterling Gibbs que se quedó en 8 puntos aunque repartió 7 asistencias). Al menos, los triples de Gibbs (22 puntos) sí que sirvieron ante Creighton. El último de ellos (4 de 8) le dio el triunfo a los Pirates (67-68).

La 24 Saint John’s intentó remontar el vuelo tras su mala semana anterior venciendo a un rival de prestigio, la octava Villanova. En la primera mitad, D’Angelo Harrison (25 puntos, 4 rebotes) y Phil Greene IV (14 puntos) mantuvieron vivas sus esperanzas. En la segunda, llegaron los triples de los Wildcats (7). Siete puntos consecutivos de Darrun Hillard (21 puntos) daban esa misma ventaja a los visitantes. Daniel Ochefu (13 puntos, 13 rebotes, 4 asistencias), aprovechando los problemas de faltas de los pívots neoyorquinos, remató a la Red Storm con 4 canastas consecutivas condenándoles a encajar su tercera derrota consecutiva, todas en el calendario de conferencia (72-90). Villanova redondeó su semana con un triunfo ante DePaul (81-64) anotando 13 triples de 27 intentos.

Big 10

Como consecuencia de un codazo recibido en el triunfo ante Purdue (62-55) , la número cuatro Wisconsin no pudo contar con Frank Kaminsky (que a pesar del golpe había acabado el encuentro con 21 puntos) ante Rutgers. Cuando el equipo ganaba de 12 al descanso no parecía que su ausencia fuese tan importante. Pero cuando Myles Mack (21 puntos) y Kadeem Jack (20 puntos) empezaron a anotar como locos en la segunda parte, Wisconsin echó en falta su aportación. La situación se complicó aún más tras perder por lesión al base Traevon Jackson. Los de Bo Ryan acabaron sucumbiendo 67 a 62 a pesar del último esfuerzo de Nigel Hayes (15 puntos, 10 rebotes, 5 asistencias) por impedirlo. Demasiadas bajas para un conjunto con una rotación corta de jugadores.

La onceava de la semana Maryland cayó en su visita a Illinois (64-57). Los locales no pudieron contar con el concurso de su líder anotador y reboteador Rayvonte Rice, quien sufrió una fractura en su mano izquierda en un entrenamiento. Malcolm Hill, la segunda espada del equipo, asumió su rol con 28 puntos y 7 rebotes. El encuentro se mantuvo igualado hasta que Hill lo rompió anotando 12 puntos en un demoledor parcial de 20 a 3 para empezar la segunda parte. Los Terrapins se rehicieron derrotando a Purdue (60-69).

Ohio State, 22 de la lista, dominaba claramente a Minnesota al descanso (29-41) gracias a la inspiración de su novato estrella D’Angelo Russell (25 de sus 27 puntos en los primeros 20 minutos con 5 de 5 en triples). En la segunda parte, la defensa de los de Richard Pitino congeló su muñeca. El escolta, tras fallar los cinco tiros de campo que intentó hasta el desenlace final, no volvería a anotar hasta la prórroga, y fue gracias a dos tiros libres. Una canasta desde la media distancia de Marc Loving (13 puntos, 7 rebotes) a 6 segundos del final salvó a los ranqueados (72-74).

Los Buckeyes no tuvieron tanta suerte en la pista de Indiana (69-66). Tras empezar anotando 4 de sus 9 primeros lanzamientos, la defensa local se ajustó perfectamente sobre los jugadores de Ohio State dejándoles en un 19 de 58 los 35 minutos restantes. Los Hoosiers tuvieron una ventaja máxima de 9 puntos en los primeros minutos la segunda mitad. Sam Thompson (12 puntos) lideró la reacción visitante en el tramo final del encuentro, pero con 32 segundos de juego por disputarse falló el tiro libre que hubiera puesto el empate en el marcador. James Blackmon (18 puntos, 16 tras el descanso) le ganó el duelo de escoltas novatos a D’Angelo Russell (13 puntos pero 3 de 15 en los tiros). El espectáculo lo puso Troy Williams (15 puntos, 12 rebotes).

Indiana venía de caer ante Michigan State (70-50) en el duelo entre dos clásicos en apuros. Los Spartans, conscientes de su mal momento, se centraron en su defensa dejando a los Hoosiers en un 18% de acierto en el lanzamiento en la primera mitad (28,3% al final de los 40 minutos). Su buena labor en este campo junto con el control del rebote (50 a 28) les dio el dominio total del encuentro a partir del minuto 5 de juego. Denzel Valentine (15 puntos, 6 rebotes, 4 asistencias) y Branden Dawson (14 puntos, 13 rebotes) fueron los jugadores más destacados del equipo de Tom Izzo.

En su segundo partido de la semana, los Spartans parecieron encontrar el punto de inflexión que necesitaban para salir del pozo. Tras empezar dominando en su visita a Iowa, se vieron 11 abajo a 2:50 del descanso ante el empuje en la pintura de Gabriel Olaseni (18 puntos, 4 rebotes). Tom Izzo, desesperado, provocó una técnica en el último minuto de la primera mitad. Su equipo encontró la inspiración en la segunda parte desde la línea de 3 puntos, convirtiendo 8 de sus 9 intentos en el período. Liderada por Travis Trice (25 puntos, 7 de 8 en triples) y Denzel Valentine (18 puntos, 9 rebotes, 6 asistencias, 4 de 7 en triples), Michigan State acabó venciendo 61 a 75. En su siguiente encuentro se demostró que la crisis seguía bien viva. Michigan State necesitó una prórroga para superar a Northwestern (84-77) tras haber llegado a ganar de 14 en la primera parte y de 11 en la segunda.

Big 12

Kansas, doceavo mejor equipo según los votantes de AP, ganó por la mínima en su visita a la 21 del Top 25 Baylor (55-56). Los Jayhawks anotaron 18 puntos en unos 20 primeros minutos de escaso acierto en ataque (27%). Por suerte para ellos su rival no estuvo mucho mejor, con lo que se fueron al descanso perdiendo “sólo” de 4. A la vuelta del vestuario el equipo parecía otro, anotando el 73% de sus lanzamientos.

Jamari Traylor (13 puntos, 5 rebotes) y Frank Mason (11 puntos, 5 asistencias) igualaron el encuentro contrarrestando el acierto local en los triples (8 de 15) y los puntos de Kenny Chery (25). Wayne Selden, con tres canastas consecutivas, dio a Kansas su máxima ventaja de 3 puntos a 1:18 del final. La jugada más espectacular fue un mate de Jonathan Motley. Lástima que fue invalidado por una falta en ataque sobre Traylor. El partido contra Texas Tech fue considerablemente más placido para los Jayhawks (86-54).

La número 16 del ranking Oklahoma barrió a la décima Texas de su propia pista (49-70). Los Longhorns sólo fueron por delante (3-2) gracias a un triple de Javan Felix. Luego empezó su sufrimiento con un parcial de 0 a 10. Los Sooners dejaron a los locales en 14 puntos al descanso (14-33), su peor marca histórica en un partido en esta conferencia. Durante la primera mitad, los tejanos sólo convirtieron 6 de sus 30 lanzamientos de campo. En la segunda parte, la diferencia en el marcador nunca bajó de los 20 puntos. Buddy Hield (13 puntos, 7 rebotes) fue el máximo anotador de Oklahoma, seguido de cerca por un Tashawn Thomas dominador bajo los aros (12 puntos, 11 rebotes).

La alegría de Oklahoma no duró demasiado tras caer en casa ante Kansas State (63-66). El héroe del partido fue el base visitante Marcus Foster (14 puntos). Tras un eslálom imposible contra el mundo anotó por elevación ante Ryan Spangler, 13 centímetros más alto que él, la canasta que forzaba la prórroga. Y al final de los 5 minutos extra Foster emulaba a su ídolo de infancia Kobe Bryant consiguiendo el triple de la victoria de los Wildcats. De nada les sirvió a los Sooners la mejor actuación como universitario de Buddy Hield (31 puntos). Hield anotó 13 de los primeros 15 puntos de su equipo para acabar la primera parte con 20.

Texas cedió nuevamente ante otro rival del mismo estado, Oklahoma State (69-58). Le’Bryan Nash y Phil Forte lideraron a los Cowboys con 20 puntos por cabeza, bien acompañados por el transfer de LSU Anthony Hickey (10 puntos, 9 rebotes, 7 asistencias). Entre Forte y Hickey anotaron 20 de los últimos 30 puntos de su equipo en el tramo final del encuentro en el que Oklahoma State arrolló a su rival a base de triples (6, 3 de Forte). Myles Turner, que volvió a la segunda unidad, aportó 18 puntos, 6 rebotes y 5 tapones para una Texas que puede sufrir un duro castigo en el próximo ranking.

Oklahoma State se desquitaba así de su ajustada derrota ante la 17 del Top 25, Iowa State (63-61). Uno de los titulares de los Cyclones con menos cartel, Dustin Hogue (17 puntos, 8 rebotes), salvó a los locales de la derrota. El alero anotó todos sus puntos en la segunda mitad, consiguió la última canasta de su equipo dándole un margen de 4 puntos para entrar en el último minuto y evitó un triple en los últimos segundos que podría haber cambiado el signo del partido con un tapón apoteósico. George Niang colocó otro tapón sobre el intento desesperado de Phil Forte (21 puntos, 4 rebotes, 5 asistencias) en el último segundo.

A Iowa State le tocó sufrir otra noche más para volver a vencer, en esta ocasión al 14 del ranking West Virginia (72-74). Una racha de 7 puntos de Abdel Nader (19 puntos, 7 rebotes)  le dio a los Cyclones una ventaja de 6 puntos a 3:28 del final. Los Mountaineers sólo anotaron 3 de sus 15 tiros de 3 puntos. Uno de ellos dio inicio a su remontada que culminó Juwan Staten (23 puntos, 4 asistencias) con una jugada de 2+1. El base empañó su partido fallando 2 tiros libres decisivos cuando quedaban 21 segundos de juego. Abdel Nader acertó los suyos y a 1 segundo del final. Naz Long anotó el primero y falló el segundo para asegurar el resultado.

Baylor se reencontró con el triunfo ante uno de los equipos revelación de la fase anterior de la temporada y que ya encadena tres derrotas en la actual, Texas Christian University (59-66). Los Bears firmaron su peor noche cara a canasta de la temporada (29,8%). En los tiros libres no estuvieron mucho mejor (67,4%, 31 de 46) aunque por suerte para ellos los locales no les fueron a la zaga (53,6%, 15 de 28). Los 40 minutos acabaron con empate a 53 después de que el base de Baylor Kenny Chery se empachase de balón en la última posesión de su equipo. En la prórroga lo compensó con 7 de sus 13 puntos. Rico Gathers firmó un doble doble monstruoso para los ganadores con 17 puntos y 18 rebotes (10 ofensivos).

Conference USA

Old Dominion jugó el primer partido de su historia como equipo del ranking (25). Los Monarchs celebraron la efeméride con un triunfo ante Marshall (51-72). Una acertada política de atracción de jugadores transferidos de otras universidades explica que un equipo que la temporada pasada acabó con un balance de 18-18 sume ahora 13 victorias en 15 partidos. Trey Freeman, su líder anotador (16,4 puntos de media), proviene de Campbell. Jonathan Arledge, que sumó 13 puntos y 6 rebotes ante Marshall, llegó desde George Mason.

La buena racha de Old Dominion se acabó ante Western Kentucky (72-65). George Fant fue su pesadilla durante la primera parte anotando 20 de sus 24 puntos totales y capturando 10 de sus 13 rebotes. En la segunda mitad Chris Harrison-Docks (19 puntos) y T.J. Price (15 puntos) culminaron la tarea de su compañero.

Horizon

Keifer Sykes es uno de los anotadores más peligrosos del baloncesto universitario. El hecho de jugar en un equipo modesto como Green Bay de una conferencia menor como la Horizon le resta mucha visibilidad. Los Phoenix superaron a Milwaukee (63-79) con 34 puntos de su estrella (13 de 20 en los tiros de campo, de ellos 5 de 7 en triples). Después de 16 minutos disputados ya había anotado 22 puntos, por 19 de todo el equipo rival. Sykes empezó fallando su primer lanzamiento para anotar los 8 siguientes, 4 de ellos triples. Aquí os dejo su exhibición.

Mountain West

Colorado State sumó su segunda derrota consecutiva tras haber empezado la temporada ganando sus primeros 14 partidos. Los 23 puntos, 7 rebotes y 4 recuperaciones de J.J. Avila se quedaron cortos ante el escaso acompañamiento del resto del equipo. Dos canastas de Larry Nance Jr (15 puntos, 6 rebotes) encauzaron un triunfo para Wyoming que selló de forma definitiva Jason McManamen con un triple a 23 segundos del final. La mala racha de los Rams se cerró ante Air Force (87-92) gracias al partidazo de J.J. Avila (28 puntos, 14 rebotes, 5 asistencias) mientras que Larry Nance (18 puntos, 10 rebotes, 4 asistencias, 4 tapones) volvía a tener una buena noche en el triunfo de Wyoming sobre Boise State (65-54). Marvelle Harris anotó 40 puntos para ayudar a Fresno State a vencer a Nevada (66-69).

Pacific 12

Arizona, séptimo mejor equipo según los votantes de AP, cedió su primera derrota en la Pac 12 en su visita a la Oregon State (58-56) que lidera Gary Payton Jr (10 puntos, 9 rebotes, 3 asistencias). Por segunda vez en la semana, T.J. McConnell fue su jugador más acertado en ataque (13 puntos, 6 rebotes, 6 asistencias con 6 de 12 en los tiros de campo). El base había llegado hasta los 21 puntos en el triunfo previo ante Oregon (62-80).

El resto de jugadores de los Wildcats o bien tuvieron malos porcentajes o bien tuvieron pocas ocasiones para lanzar en un duelo muy defensivo. El encuentro fue igualado en todo momento, y ninguno de los dos equipos tuvo ventajas superiores a los 4 puntos. La defensa de los Wildcats concedió una entrada a canasta fácil a Langston Morris-Walker (12 puntos, 8 rebotes), quien anotó a 28 segundos del final. McConnell tuvo un lanzamiento para forzar la prórroga en el último segundo, pero no acertó ante la alegría de los seguidores locales.

La nueve del ranking Utah se mantuvo firme en el liderato de la conferencia. En su único partido e esta semana derrotó sin problemas a un rival que le podía plantear problemas como Colorado (74-49). Los Utes se aplicaron en defensa, sumando 28 de sus puntos tras pérdidas de pelota visitantes. En segundas opciones llegaron 13 más fruto de sus 14 rebotes en ataque. Colorado fue incapaz de anotar ningún punto durante unos 8 minutos y medio interminables de la primera parte en los que fallaron 5 tiros y perdieron 7 balones.

Cuando peor lo tenía, UCLA rompió una racha de 5 derrotas consecutivas con un triunfo ante Stanford tras dos prórrogas (81-86). El equipo que dirige Steve Alford perdía de 11 en el ecuador de la segunda parte, acribillado desde la lejanía por Chasson Randle (32 puntos, 7 de 13 en triples) y Anthony Brown (21 puntos, 5 de 11 en tiros de 3 puntos). El freshman Kevon Looney (27 puntos, 19 rebotes) surgió al rescate de los Bruins.

El ala pívot anotó 10 de sus puntos en el parcial de 1 a 15 que igualó el encuentro. Randle y Brown tuvieron sus tiros de la victoria al final de la segunda parte con el marcador empatado a 66, pero fallaron. Al final de la primera prórroga Randle volvió a tener su oportunidad con 2 tiros libres que le podían haber dado el triunfo a los Cardinals. Sólo anotó 1. En el segundo período añadido Tony Parker (22 puntos, 12 rebotes) remató la faena para UCLA con dos mates. Los de Steve Alford siguieron con su línea ascendente superando a California (73-54) a pesar del festival triplista de Jordan Matthews (23 puntos, 6 de 9 en tiros de 3).

Washington se mantuvo en su caída en picado tras encadenar su cuarta derrota consecutiva. En el derbi estatal ante Washington State (77-80) perdió a pesar de la buena actuación de Nigel William-Goss (30 puntos, 7 rebotes, 6 asistencias, 3 recuperaciones). La seguridad de Davonte Lacey (25 puntos) desde la línea de tiros libres, anotando los 6 últimos de los estatales, frustró su intento de remontada.

Southeastern Conference

La primera de la clase, Kentucky, rozó la derrota ante Ole Miss (89-86) en su primer partido del curso en la SEC. Los Wildcats abrieron el partido con un parcial de 18 a 5 gracias a 7 puntos de Karl Towns y 3 triples de Aaron Harrison (26 puntos, 4 rebotes). Los Rebels, lejos de rendirse, llegaron al descanso con una ventaja de 2 puntos liderados por Stefan Moody (25 puntos, 5 de 7 en triples). En la segunda mitad él y Jarvis Summers (23 puntos, 4 asistencias, 4 recuperaciones) mantuvieron a los visitantes en el partido.

Los de John Calipari tampoco pudieron poner tierra de por medio en la prórroga. A 15 segundos del final Trey Lyles falló 2 tiros libres, lo que dio a Martavious Newby la oportunidad de alargar el partido cinco minutos más. Para tranquilidad de los locales, su triple no entró. Fue el partido de la presente temporada en que Kentucky ha encajado más puntos y el primero en el que su rival le superó en puntos en la pintura (26 a 30). El español Sebas Saiz (6 puntos, 7 rebotes, 3 tapones) puso su granito de arena en este último logro de Ole Miss. Saiz firmó 10 puntos y 5 rebotes en la victoria ante South Carolina (65-49).

En su segundo partido de la semana los apuros para los discípulos de Calipari aún fueron mayores. Durante los primeros 20 minutos de juego, Texas A&M llegó a ganar de 11 con un Danuel House muy inspirado (25 puntos, 9 rebotes). Después del descanso Kentucky parecía que podía empezar a respirar tranquila cuando se puso 7 arriba a 6 minutos del final. Pero los Aggies hicieron lo impensable. ¿Remontar? No, más aún. ¿Forzar una prórroga? No, fueron dos. Devin Booker (18 puntos, 4 de 7 en triples) lideró en anotación a unos negados Wildcats en el tiro (28,1%). Aaron Harrison no veía aro, y aún así siguió lanzando (12 puntos, 4 de 20 en los tiros de campo).

Arkansas, antepenúltima del ranking, empezó apurada su encuentro en la pista de Georgia (75-79).  Los Razorbacks, tras ceder un margen de 13 puntos a su rival, llegaron al descanso 7 abajo en el marcador. Después de haber anotado 15 de sus 26 lanzamientos (de ellos 6 de 9 triples) en la primera parte, los locales anotaron 4 de sus primeros 18 en la segunda. Bobby Portis (21 puntos, 5 rebotes) sólo había contado con la ayuda de Michael Qualls (17 puntos, 7 rebotes) en el primer período. En el segundo, con la aparición en ataque de más compañeros, Arkansas remontó. Alandise Harris (15 puntos), con 7 puntos seguidos, puso por delante al equipo de forma definitiva a 5 minutos del final. Portis se fue hasta los 32 puntos y los 11 rebotes en el triunfo ante Vanderbilt (82-70).

Florida, liderada por Dorian Finney-Smith (20 puntos, 7 rebotes) rompió una racha de dos derrotas de la semana anterior en su debut de conferencia ante South Carolina (68-72). Por primera vez esta temporada, Michael Frazier (17 puntos) no fue titular. El entrenador Billy Donovan decidió que saliera desde el banquillo. La presión por liderar el equipo ha hecho perder efectividad en su tiro a Frazier. Este no es el único problema de Donovan, que ha sancionado a John Horford (hermano del NBA Al) por mala conducta. Los Gators sumaron su segundo triunfo de la semana ante Mississippi State (72-47).

West Coast

Gonzaga, sexta del ranking, se mantuvo firme en su conferencia derrotando a San Francisco (88-57) y Santa Clara (79-57) con buenas actuaciones de su pivot Przemec Karnowski (16 puntos ante los Dons y 18 y 9 rebotes contra los Broncos). El primer partido de la semana, en su retorno a su pista de Spokane tras tres semanas jugando fuera de casa, lo solventaron en la segunda mitad con un parcial de 16 a 2. En el segundo tuvieron 5 jugadores con más de 10 puntos anotados. Uno de ellos, Domantas Sabonis (11 puntos, 9 rebotes). Saint Mary’s le sigue disputando el liderato de la conferencia tras vencer apuradamente a Pacific (47-54) con 21 puntos y 11 rebotes de Brad Waldow. Fue el único jugador de los dos equipos en llegar a los 10 puntos.

Un entrenador en patinete

El técnico de Saint Bonaventure Mark Schmidt se lesionó el tendón de Aquiles hace unas semanas, y desde entonces utiliza un patinete de 3 ruedas adaptado para dirigir a su equipo durante los partidos. La solución tiene sus riesgos. El artilugio no es tan estable como podría parecer, y la prueba evidente fue su vuelco al final del encuentro ante Massachusetts. Por suerte, Schmidt no resultó dañado en el percance.

Versión íntegra del artículo publicado en http://www.encancha.com

NCAA: Kentucky se reafirma ante Louisville como el equipo a batir

29 Dic

Kentucky cerrará invicta la primera fase de la temporada, la de partidos fuera de su conferencia. Y lo hace como el gran favorito (con permiso de Duke) a ganar el título nacional en marzo tras una importante victoria en la pista de su rival estatal, Louisville.

La dictadura de Kentucky al frente del ranking de Associated Press se mantuvo una semana más. Después de su exhibición ante UCLA, no había motivos para lo contrario. Como tampoco había razones para que Duke, Arizona y Louisville variasen en las cuatro primeras posiciones. El clínic de defensa de Virginia ante Harvard permitió a los Cavaliers relegar a Wisconsin de la quinta a la sexta plaza de la lista. Fue el único cambio del Top 10 que completaron Villanova, Gonzaga, Texas y Kansas.

El salto hacia arriba más grande fue para Notre Dame, que pasó de la posición 21 a la 16 y el batacazo para Ohio State, desde la 12 hasta la 21. North Carolina ha subido hasta el veinteavo lugar, aún en la zona de peligro. Baylor (22), la retornada Northern Iowa (23), Colorado State (24) y Texas Christian University (TCU, 25) reemplazaron en el Top25 a las caídas en desgracia Miami, San Diego State, Butler y Michigan State. La Big 12 es la conferencia con más equipos ranqueados, 7, dos más que la Atlantic Coast.

Este lunes 29 de diciembre quedaban 6 equipos invictos tras las derrotas esta última semana de dos pesos pesados como Arizona y Louisville y de Washington. Dos están en la ACC: Duke y Virginia. El resto de invictos son Colorado State (Mountain West), Kentucky (SEC), Texas Christian University (Big 12), Villanova (Big East). Se mantienen los tres conjuntos que no han vencido ninguno de sus encuentros, ya sea contra rivales de la Division I o de otras categorías: Central Arkansas (Southland), Delaware (Colonial) y Florida A&M (MEAC).

Nuevo golpe de efecto de Kentucky

Kentucky se afianzó de nuevo en su rol de gran favorito derrotando como visitante a su gran rival, la número 4 Louisville (50-58). Fue un duelo muy físico de carácter eminentemente defensivo. Los Wildcats aprovecharon su mayor estatura para dominar el rebote (33 a 46), ahogar en la pintura a la estrella local Montrezl Harrell (9 puntos y 8 rebotes, 6 de ellos ofensivos) y puntear los lanzamientos exteriores de Chris Jones (13 puntos, 3 de 15 en los tiros de campo) y Terry Rozier (15 puntos, 5 de 18 en los tiros de campo).

Louisville, que acabó con un pésimo 25,9% en el tiro, planteó una presión agobiante a toda pista seguida de una defensa zonal muy cerrada con los defensores metiendo muchas manos para negar el potente juego interior de los de Calipari (el número 1 del ranking tuvo 18 pérdidas de balón). La diferencia entre ambos conjuntos es que si bien los dos presentan unos quintetos iniciales temibles, los suplentes de Kentucky igualan en calidad a los titulares. El banquillo de Louisville no tiene la misma profundidad (sólo aportó 3 puntos).

Tyler Ulis, de la segunda unidad de los Wildcats, anotó 12 de sus 14 puntos en la segunda mitad. El base puso a los visitantes 11 arriba a 6:17 del final con 5 puntos consecutivos. Los Cardinals cambiaron su zona por una defensa individual, pero Andrew Harrison les remató con un triple a 4:40 para romper definitivamente el partido. Al final, ambos equipos vieron cortadas sus rachas. Louisville perdió su imbatibilidad en su doceavo partido. Kentucky sigue invicta, pero por primera vez en trece encuentros no ganó por 10 o más puntos de ventaja.

Primera derrota para Arizona

Arizona no pudo celebrar la navidad invicta por culpa de la Universidad de Nevada Las Vegas (71-67). UNLV llevó el partido al terreno físico y superó a sus rivales en el rebote, 46 a 33. De sus 14 rebotes ofensivos nacieron 19 puntos. Los Wildcats llegaron a tener 8 puntos de ventaja en la primera mitad y dos triples consecutivos de Gabe York para romper el encuentro. La respuesta de los Rebels, también en forma de canastas de 3 puntos, llegó de la mano de Rashard Vaughn (21 puntos, 5 rebotes) y Patrick McCaw (13 puntos, 7 rebotes).

Christian Wood (24 puntos, 16 en la segunda mitad, y 10 rebotes) anotó los 8 primeros puntos del equipo local en la segunda parte. Tras un pequeño respiro, volvió a la carga con otros 6 puntos consecutivos para empatar el encuentro a 62 a falta de 5:24 para el final. Y mientras en estos minutos Arizona sólo anotaba uno de sus 10 lanzamientos de campo, Rashad Vaughn sumaba 5 puntos a su estadística personal. Stanley Johnson (13 puntos, 13 rebotes, 7 balones perdidos) se jugó las últimas opciones de los visitantes, que estaban dos abajo, pero perdió la pelota a 2 segundos del final. Y empezó la fiesta en la pista.

Wisconsin, sexta del ranking, derrotó a uno de los equipos que ha protagonizado un buen principio de temporada, California (56-68). Después del parón por exámenes de nueve días, Nigel Hayes lideró a los Badgers con 17 puntos y 13 rebotes. El ala pívot estuvo bien secundado por Frank Kaminsky (14 puntos, 8 rebotes) y Sam Dekker (14 puntos, 6 rebotes). Entre los tres construyeron una ventaja máxima para su equipo de 17 puntos en los primeros 5 minutos de la segunda mitad que dejó el enfrentamiento resuelto. Los Golden Bears vieron truncada de esta forma su racha de 7 victorias consecutivas después de su única derrota previa ante Texas. Los californianos volvieron a caer, esta vez de forma inesperada, ante Cal State Bakersfield (52-55).

Buffalo le plantó más cara a los Badgers (68-56). Tras una mala primera mitad para los jugadores de Bo Ryan, Wisconsin llegó al descanso 1 punto abajo. Las penetraciones de sus rivales les estaban matando y sólo Frank Kaminsky (25 puntos, 11 rebotes, 6 tapones) veía canasta con regularidad. En la segunda mitad el panorama cambió por completo. El pívot cerró su aro poniendo todos sus tapones en este período y colaboró activamente en ataque con Nigel Hayes para sumar el parcial de 14 a 0 que les dio la victoria (entre los dos anotaron 12 puntos de estos 14 puntos).

Gonzaga, octavo mejor equipo universitario de los USA para los votantes de AP, estrenó su calendario en la liga regular de la West Coast derrotando un rival peligroso, Brigham Young (80-87).  Kyle Wiltjer (24 puntos, 5 rebotes) anotó los 6 primeros puntos de un parcial de 0 a 12 que puso a los Bulldogs por delante. El equipo que dirige Mark Few no pudo conservar una ventaja máxima de 16 puntos y se llegó al descanso con empate a 43. Kyle Collinsworth (sumó su segundo triple doble de la temporada con 13 puntos, 10 rebotes y 10 asistencias) puso a BYU 6 puntos arriba en el minuto 4 de la segunda parte. Y entonces Gonzaga rompió el partido a base de triples, 4 de ellos a cargo de Kevin Pangos (21 puntos, 7 asistencias).

Texas y Kansas, dos derrotas más en el Top 10 de la semana

Stanford hizó hincar la rodilla en la prórroga a la número 9 del ranking Texas (71-74). Chasson Randle (22 puntos) y Anthony Brown (25 puntos, 4 de 4 en triples, es el protagonista del vídeo que ilustra este partido) fueron una pesadilla para los Longhorns. El primero, con dos canastas de 3 puntos, ayudó a su equipo a atenuar el primer arreón tejano, y el segundo, con 4 triples prácticamente consecutivos, mantuvo la igualdad al descanso. En el inicio de la segunda parte Brown mantuvo a los Cardinals a tiro de piedra de su rival.

Randle calentó su muñeca en el ecuador de la segunda mitad, dando la iniciativa en el marcador a Stanford. Javan Felix (19 puntos) tuvo que rescatar a una Texas que estaba contra las cuerdas hasta que Jonathan Holmes (14 puntos), que perdió un diente en el duelo sin que ello le hiciera retirarse, forzó la prórroga. En el tiempo añadido, una canasta de Randle a 10 segundos del final dejó a Texas en la tesitura de buscar el triple para empatar. Ni Felix ni Demarcus Holland acertaron.

La pista de los Sixers vio al fin la victoria de un equipo local, aunque no fuera de la NBA (la franquicia de Filadelfia aún no se ha estrenado en su propio pabellón tras 14 partidos en casa). Temple, de la mano del acierto de su tripleta exterior (Will Cumming 19 puntos, Quenton DeCosey 18 y Jesse Morgan 17), derrotó por 25 puntos a la décima del país Kansas (77-52). Su acierto en el tiro (58,3% global con un espectacular 69,2% durante la segunda parte) dio a los Owls el liderazgo en el marcador desde la primera canasta hasta la última.

Un regalo envenenado para Wichita State

La número 11 del Top 25 Wichita State fue una de las 8 agraciadas con un viaje a Hawaii para participar en el  torneo Diamond Head Classic. En cuartos de final derrotó sin el menor problema a Loyola Marimount (80-53), aunque Ron Baker tuviera que tragarse el orgullo de ver como Evan Payne le hacía protagonista de un póster con un tremendo mate.

En otros duelos de cuartos Colorado se deshizo de DePaul (82-68) con 27 puntos, 6 rebotes y 6 asistencias de Askia Booker, y George Washington de Ohio (77-49) con 19 puntos y 15 rebotes de Kevin Larsen. Por segunda vez en los 6 años de historia de este torneo navideño, la anfitriona Hawaii pasó a semifinales. Lo consiguió tras sorprender a una Nebraska lejos del nivel que la convirtió en uno de los equipos revelación de la temporada pasada (66-58).  De este partido nos quedamos con el alley-oop local que inicia Quincy Smith y culmina Aaron Valdes.

Hawaii estuvo a punto de repetir sorpresa en semifinales. En la prórroga, se quedó muy cerca de eliminar a Wichita State (79-80). Un punto abajo en el marcador, el entrenador de los Shockers Gregg Marshall ordenó a sus jugadores que repitieran la misma jugada que intentaron en su otra prórroga de la temporada ante Utah. En aquella ocasión les salió mal. En ésta el tiro de Fred VanVleet (13 puntos, 4 rebotes, 5 asistencias, 3 robos) tampoco entró pero Rashard Kelly (12 puntos, 6 rebotes) lo arregló anotando tras capturar el rebote en ataque.

Los únicos 4 partidos de la máxima categoría universitaria que se disputaron el dia de Navidad correspondieron a este torneo. Era la pega del viaje al paraíso del surf. En la final, George Mason superó a Wichita State (54-60) gracias a su zona 1-3-1. Tres triples consecutivos de Ria’n Holland dieron a los Shockers una ventaja de 8 puntos. Los encargados de darle la vuelta a la tortilla para los Colonials fueron el japonés Yuta Watanabe desde la línea de 3 puntos (10 puntos, 4 rebotes) y Kethan Savage en la recuperación de balones (12 puntos, 3 rebotes, 3 asistencias, 3 pelotas robadas).

Washington también pierde su imbatibilidad

Robert Upshaw, de Washington (13 del ranking), lidera la tabla de taponadores (4,6 por partido) seguido por Chris Obekpa (3,7). El líder de la especialidad colocó 6 (además de 11 puntos y 10 rebotes) la noche que su equipo ganó a Tulane (66-57). El de Saint John’s, diecisieteavo equipo del ranking de AP, no quería ceder más distancia y puso los mismos (que completó con 16 puntos y 8 rebotes) en el triunfo ante Long Beach State (66-49). El siguiente rival de Saint John’s fue casualmente Tulane (82-57), y Obepkpa añadió 4 tapones más a su lista.

Upshaw mantuvo el pulso con Obekpa poniendo 4 tapones ante Stony Brook (además de sumar 10 puntos y 11 rebotes), insuficientes para evitar la primera derrota de la temporada de su equipo (57-62). Los Huskies ganaban de 16 a poco más de 13 minutos para el final tras una racha de 6 puntos consecutivos de Nigel  Williams-Goss (10 puntos). Pero en los últimos 7 minutos encajaron un parcial de 4 a 17 iniciado con 3 triples de Kameron Mitchell (12 puntos, 4 de 5 en canastas de 3 puntos). Jamel Warney (15 puntos, 8 rebotes, 6 asistencias, 3 tapones), líder en rebotes de la DI con 12,8 capturas por partido, puso por delante en el marcador a los Seawolves por primera vez en el encuentro cuando faltaban 34 segundos de juego ante la incapacidad de sus rivales para revertir su destino. Notre Dame, 16 de la lista, batió un récord propio venciendo a Northern Illinois (91-66). Por primera vez en su historia, los Irish han anotado al menos 70 puntos en sus primeros 13 partidos.

Oklahoma, el equipo 19 de la lista de los votantes de AP, batió un récord de la Division I en su triunfo ante Webber State (85-51). Los Sooners dominaban 10 a 4 después de 7 minutos de juego. Jordan Woodard (15 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias, 3 recuperaciones) abrió y cerró un parcial de 39 a 0, el mayor número de puntos consecutivos encajados por un equipo de la máxima categoría universitaria, para poner un clarísimo 49 a 4 en el marcador a 2:26 para el descanso. La temporada pasada Southern anotó 44 de una tacada pero fue ante Champion Baptist, un equipo independiente de las filas de la Asociación de Universidades Cristianas.

Precisamente Southern fue el rival que intentó amargarle a Baylor su debut como equipo del ranking (22) de esta temporada. Los Bears anotaron su última canasta a falta de poco más de 6 minutos para el final del partido. Su rival, 8 abajo en el marcador, se dedicó a hacerle faltas para parar su juego coincidiendo con el frenesí ofensivo del visitante Adrian Rogers (17 de sus 26 puntos en los 9 últimos minutos). La sangre fría de los jugadores del entrenador Scott Drew, anotando 11 de sus 12 tiros libres, concedió la victoria a los ranqueados (70-66). El debut como equipo del Top25 de TCU fue mucho más plácido, en una de las palizas de la semana a una conocida de los lectores, Grambling State (80-39). Esta vez los Tigers no hicieron internacional a ningún hijo de un exjugador NBA.

Colorado State, penúltima del Top 25, sufrió en su visita a New Mexico State para mantener su imbatibilidad tras trece partidos (57-58). J.J. Avila anotó 5 de sus 19 puntos y capturó 4 de sus 9 rebotes en los 5 minutos de más, que tuvieron un final muy emocionante. El mismo Avila anotó el 57 a 58 a falta de 31 segundos. Ian Baker (12 puntos, 8 rebotes, 4 asistencias) falló un tiro para los locales, que capturaron el rebote en ataque. Pascal Siakam (13 puntos, 13 rebotes, 4 tapones) erró de nuevo para los Aggies a falta de 5 segundos, pero fue objeto de falta al capturar él mismo el rebote ofensivo. Siakam no acertó en ninguno de sus dos tiros libres y Avila recibió una falta tras hacerse con el rebote defensivo. El jugador de los Rams también falló sus dos lanzamientos de personal a 3 segundos del final.

El susto de la semana

El alero de San Diego State Dwayne Polee protagonizó la imagen más dramática de la semana pasada, cuando se desplomó en la pista durante la primera mitad del partido que los Aztecs vencieron a UC Riverside (61-33). El jugador, que abandonó la pista plenamente consciente, fue trasladado al hospital donde se le hicieron las pruebas médicas pertinentes para averiguar que originó su colapso y evitar complicaciones posteriores. Su entrenador Steve Fisher desveló que Polee ya había vivido un episodio similar durante un entrenamiento de la temporada pasada, un detalle que no había trascendido hasta ahora.

Indiana y Georgetown, dos históricos del baloncesto NCAA con muchas ganas de conquistar un puesto en el ranking este curso, se enfrentaron en el Madison Square Garden de Nueva York. Indiana ganaba de 10 en el minuto 6 de la segunda mitad hasta que el mastodóntico pívot Joshua Smith (14 puntos, 6 rebotes, 3 asistencias), quien se había cargado de faltas en el primer período, volvió a la pista. Los Hoosiers evitaron el KO en primera instancia gracias a Troy Williams (23 puntos, 8 rebotes, 4 asistencias) y Yogi Ferrell (27 puntos). En la prórroga, los Hoyas les noquearon (87-91) de la mano de un D’Vauntes Smith Rivera muy certero (9 de sus 29 puntos en la prolongación, 4 asistencias, 4 recuperaciones, 5 de 7 en canastas de 3 puntos).

UCLA abrió su duelo ante Alabama con un mate de Norman Powell. Y entonces se colapsó en ataque. De sus 19 lanzamientos posteriores a canasta únicamente anotó 1. Si en su cita previa ante Kentucky se había quedado en 7 puntos al descanso, en esta ocasión no fue mucho más allá: 17.  Ricky Tarrant (24 puntos) anotó en esta primera parte para la Crimson Tide más puntos que todo el equipo rival, 18. En la segunda mitad 8 puntos consecutivos de Isaac Hamilton (sumó 13 de sus 15 puntos tras el descanso) apretaron el marcador. Un triple suyo ponía el empate a 48 faltando 2 minutos para el final. En ese tiempo UCLA anotó sólo 1 de sus 5 tiros (obra precisamente de Hamilton), mientras que Alabama aseguraba su victoria desde la línea de tiros libres (56-50).

Una de las imágenes clásicas del baloncesto universitario es el concurso de tiro durante alguna interrupción del juego. Se elige a un espectador de entre el público y se le da la opción de ganar un premio si anota una bandeja, un tiro libre, un triple y un tiro desde medio campo. Un estudiante de Michigan lo consiguió el lunes por la noche, pero se quedó sin su premio de 10.000 dólares. El último lanzamiento se produjo medio segundo más tarde de que expirase el tiempo concedido para superar la prueba.

versión íntegra del artículo publicado en http://www.encancha.com, diciembre 2014

NCAA: Un repaso al cuadro antes de conocer a los finalistas

26 Mar

Después de la vorágine de partidos del pasado fin de semana, cuando acabe este que en breve empieza ya sabremos los cuatro finalistas del Gran Baile. Aprovechemos para hacer un repaso de los emparejamientos del cuadro y del camino seguido por los equipos supervivientes.

Previamente al fin de semana que todos estábamos esperando, la NCAA nos ofreció el aperitivo de los First Four, cuatro duelos entre 8 aspirantes a completar el cuadro de los 64 candidatos a campeón del gran torneo nacional. En dos de estos partidos se enfrentaron campeones de conferencias secundarias. Albany derrotó a Mount Saint Mary’s (71-64), y Cal Poly a Texas Southern (81-69).

Los otros dos duelos tenían trampa, ya que enfrentaban a equipos con más potencial del que se espera para los implicados en esta fase, y que podían convertirse en verdaderas bombas de relojería dentro del torneo. Por si no aparecía una cenicienta (una historia de outsiders siempre vende), la NCAA se había preparado un plan B. North Carolina State eliminó a Xavier (74-59) y Tennessee a Iowa (78-65). Con estos 4 resultados, ya podia empezar el Gran Baile de final de curso.

SUR

La cabeza de serie número 1 de esta parte del cuadro, Florida, ha superado el primer fin de semana de competición. En su primer compromiso, una Albany proveniente de la fase previa de los First Four les puso en problemas (67-55) con una buena actuación del base D.J. Evans (21 puntos, 7 rebotes). La segunda unidad rescató al equipo. En su segundo partido de la semana, los Gators superaron a Pittsburgh (61-45) con una gran segunda mitad en defensa y el acierto de Scottie Wilbekin (21 puntos).

El próximo rival de Florida será una UCLA que ha solventado bien sus compromisos, aunque ante rivales de menor entidad, como Tulsa en primera ronda (76-59) y la sorprendente Stephen Austin en segunda (77-60). Los Lumberjacks accedieron a la ronda de 32 dando la sorpresa ante VCU (77-75). Contra los californianos aguantaron hasta el minuto 5 de la segunda mitad antes de verse arrollados en rápidas transiciones.

En la parte baja de esta zona del cuadro encontramos 2 aspirantes a cenicientas. La número 10 Stanford se libró de la 7 New Mexico (53-58) en la ronda de 64, y en la siguiente de la número 2 Kansas (57-60). Uno de los peores partidos de Andrew Wiggins se unió a la baja por lesión del otro novato estrella de los Jayhawks, el pivot Joel Embiid (no ha participado en ninguno de los dos enfrentamientos de Kansas en el March Madness).

Los Cardinals se verán las caras el próximo fin de semana con otro outsider, Dayton. Este número 11 se deshizo de dos equipos a los que la NCAA sobrevaloró en sus números de serie, el 6 Ohio State (59-60) y el 3 Syracuse (53-55). Tyler Ennis estuvo a punto de salvar a los Orange con 11 puntos consecutivos que situaron a su equipo sólo 2 puntos por debajo en el marcador, pero no acertó en su último triple (Syracuse falló los 10 triples que lanzó durante el partido).

ESTE

La cabeza de serie número 1 de esta zona, Virginia, también ha sobrevivido a sus dos primeros partidos, ante la débil Coastal Carolina (70-59) y ante una Memphis que se deshizo ante su defensa agobiante y sus ataques de bajas revoluciones que griparon el motor de los Tigers (78-60).

La número 4 Michigan State también hizo buenos los pronósticos y superó dos rondas, aunque su rival en la segunda no fuese el previsto. Y es que Harvard sorprendió a la Cincinnati de Sean Kilpatrick en su partido inicial (61-57). Los Spartans empezaron mandando con un gran Branden Dawson, pero en la segunda mitad los empollones intentaron remontar. Dos triples (Gary Harris, Denzel Valentine) les enviaron de vuelta a la biblioteca (80-73). Previamente MichiganState había superado a Delaware (93-78) con 41 puntos de Adreian Payne (y 17 tiros libres sin fallo, récord del torneo).

Iowa State, número 3, perdió a su pívot George Niang (fractura en el pie) en su primer partido del Madness, contra North Carolina Central (93-75). Esta baja no fue decisiva ante North Carolina (85-83), ya que el interior de UNC Brice Johnson se lesionó poco después del salto inicial. Los Tar Heels, que venían de sufrir ante la Providence (79-77) de Bryce Cotton (36 puntos, 8 asistencias), cayeron ante los Cyclones tras una canasta a dos segundos del final de DeAndre Kane (24 puntos, 10 rebotes, 7 asistencias).

Las previsiones marcaban que el siguiente rival de Iowa y State debía ser la 2 Villanova, pero el jugador de Connecticut Shabazz Napier no hace caso de los pronósticos. El base brilló (24 puntos, 8 rebotes, 6 asistencias) en el triunfo de los Huskies ante Saint Joseph’s (89-81), y volvió a hacerlo para derrotar a los Wildcats (65-77) anotando 21 de sus 25 puntos en una segunda mitad prodigiosa.

OESTE

El número 1 regional Arizona se mostró algo dubitativo ante Weber State (69-58) y sólido apabullando con su defensa a Gonzaga (84-61). Precisamente Gonzaga había eliminado en primera ronda a la peligrosa Oklahoma State (85-77) de un Marcus Smart que se despidió del baloncesto universitario a lo grande (23 puntos, 13 rebotes, 7 asistencias y 6 recuperaciones). En este enfrentamiento se señalaron 61 faltas personales.

San Diego State espera a los Wildcats este próximo fin de semana. El número 4 escapó por los pelos en su partido inaugural de la trampa de la New Mexico State (73-69) del canadiense de 2,25 Sim Bhullar. North Dakota State, que había sorprendido a Oklahoma en su primer partido (75-80), no pudo resistir (63-44) la exhibición de la estrella de los Aztecs Xavier Thames (30 puntos, 5 asistencias).

Baylor, con un 6 en el cuadro, prosiguió su buena racha enterrando las ilusiones de Nebraska (74-60) y poniendo el cierre a la carrera NCAA de la estrella de la número 3 Creighton (85-55), Doug McDermott. Desconectada la estrella de los Bluejays por la defensa de los Bears, el partido fue un paseo. Baylor rompió de salida el marcador desde la línea de triples (5 consecutivos en sus 7 primeros ataques).

Wisconsin no es un equipo con un juego vistoso, pero si muy efectivo. Este número 2 será el siguiente escollo para Baylor, en una batalla de estilos bien diferenciados. Los Badgers destrozaron a American University (75-35) con un parcial de 22 a 5 antes del descanso y otro de 37 a 6 a la vuelta. Ante Oregon (85-77), Joseph Young les plantó cara en un buen momento de forma (29 puntos contra Wisconsin y otros 19 a BYU), pero no pudo frenarlos.

MEDIO OESTE

Esta parte del cuadro es la más difícil de las cuatro. Las malas lenguas dicen que para perjudicar a Wichita State, al que la NCAA se ha visto casi obligada a hacer primera cabeza de serie. Precisamente la racha de triunfos de los Shockers se quedó en 35 tras sufrir su primera derrota de la temporada ante la Kentucky (78-76) de los gemelos Harrison (Andrew y Aaron), Julius Randle y James Young. Entre los 4 rookies anotaron un total de 65 puntos, haciendo baldíos los 31 de Cleanthony Early. Los Wildcats se reivindican con sus dos triunfos, éste y el anterior ante la complicada Kansas State (56-49).

Este fin de semana Kentucky se enfrentará a uno de sus archirrivales, la vigente campeona Louisville que dirige su antiguo entrenador Rick Pittino. Los Cardinals abrieron boca ante la Manhattan (71-64) del técnico Steve Masiello, un viejo conocido de Pitino (recogepelotas en los Knicks cuando los dirigía él, jugador suyo en Kentucky y ayudante luego en Louisville), y luego eliminaron a Saint Louis (66-51). En ambos partidos destacó el alero Luke Hancock, MVP de la última Final Four y al que los aires de marzo sientan muy bien.

Los 2 equipos trampa de la organización para ir pasando rondas desde los First Four estaban en esta parte del cuadro. North Carolina State no tuvo suerte ante Saint Louis (83-80), pero Tennesse se ha plantado entre los 16 mejores tras eliminar a Massachussetts (86-67) y Mercer (83-63), quien a su vez le había allanado el camino derrotando a la Duke (71-78) de Jabari Parker en su duelo anterior. Jarnell Stokes es el líder de los Volunteers, tras anotar 61 puntos y capturar 45 rebotes en sus tres partidos de Madness (las dos rondas del cuadro más el previo de los First Four).

El próximo rival de Tennessee no será tan sencillo, la número 2 Michigan que no ha tenido ningún problema ante Wofford (57–40) y Texas (79-65). El canadiense Nik Stauskas es el líder de unos Wolverines con los que nadie contaba a principio de temporada tras la marcha a la NBA de Trey Burke y Tim Hardaway Jr., y la lesión de espalda de Mitch McGary. Pero los subcampeones del último año han sabido reconstruirse y ahora son un hueso duro de roer con su estilo de 4 jugadores abiertos en ataque.

NAIA

Aunque el torneo nacional de la Primera División de la NCAA acapare toda la atención de los aficionados al baloncesto, este mes se celebran también las competiciones de otras categorías universitarias. Una de ellas es la NAIA, que agrupa a universidades de menor potencial deportivo que la todopoderosa National Collegiate Athletic Association. La californiana Vanguard se proclamó campeona nacional de la Division de la National Association of Intercollegiate Athletics derrotando en la final a Emmanuel (80-75), situada en el estado de Georgia.

El MVP de la final fue Preston Wyne, que acabó con 20 puntos y 6 rebotes (en sus últimos 7 partidos no ha bajado de la veintena). En la semifinal Wyne había anotado 42 contra Saint Gregory. Este base de 1,85 necesitó seis cursos para poder acceder al ciclo universitario, repartidos entre el instituto y el Junior College. Durante algunos de esos años tuvo que compaginar sus estudios con un trabajo en la construcción para poder mantener a sus dos hijos (la familia se ha ampliado desde entonces con una niña).

 

artículo publicado en http://www.encancha.com, marzo 2014

ProBasketballTalk | NBC Sports

NBA news, video, analysis and more

El vestuario

Son historias. El deporte es sólo una excusa. Por Jorge Gérardin

EL ECO SIN PASOS

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

La Canasta Americana 🏀

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

A %d blogueros les gusta esto: