Tag Archives: Scottie Pippen

Kobe Bryant: el discípulo alcanza al maestro

17 Dic

El domingo 14 de diciembre del 2014 pasará a la historia del baloncesto como el día en el que Kobe Bryant superaba a Michael Jordan en la lista oficial de anotadores de la NBA. Un logro que el escolta de los Lakers perseguía hace mucho tiempo.

Kobe Bryant superó a Michael Jordan como el tercer anotador de la liga regular en la historia de la NBA. La leyenda de los Chicago Bulls había sumado 32.292 en sus 1072 partidos repartidos en 15 temporadas. En el triunfo de los Lakers ante los Timberwolves de Minnesota, el escolta anotó 26 puntos en su partido 1269 como profesional (va por su temporada 19) para llegar hasta los 32.331 en el total de su carrera. Muy lejos quedan aún los 36.928 de Karl Malone y los 38.387 de Kareem Abdul Jabbar.

“La Mamba Negra” firmó su gesta ante el mismo equipo, los Timberwolves, que le vio debutar como profesional el 3 de noviembre de 1996. El joven de 18 años estuvo en la pista 6 minutos en su primer partido oficial en la NBA. Lanzó una vez a canasta y no anotó. El pasado domingo jugó 35 minutos, y convirtió 7 de sus 20 tiros de campo además de 10 de sus 13 tiros libres (con uno de ellos batió a Jordan). Entre una y otra noche han pasado algo más de 18 años.

Bryant nació el 23 de agosto de 1978 en Filadelfia. Su padre, Joe Bryant, jugaba entonces en los Sixers de Filadelfia. Pero el modelo del pequeño Kobe no era precisamente su progenitor sino un joven elegido con el número 3 en el draft de 1984, un talento llamado Michael Jordan que para entonces ya había ganado la NCAA con North Carolina (1982)  y que  en poco menos de dos meses conseguiría su primer oro olímpico con los USA en Los Angeles 84.

Después de su gesta del pasado fin de semana, Kobe Bryant publicó una emotiva nota en internet. En ella explica sus sensaciones y revela uno de los peores momentos de su vida: el día que se quedó en 0 puntos en un partido. Tenía 12 años y fue entonces cuando descubrió que estuvieron a punto de echar a Michael Jordan de su equipo en el instituto por falta de nivel. Y desde entonces Jordan fue su inspiración.

El joven Kobe creció viendo los partidos de “Air Jordan”, repasando una y otra vez sus videos, imitando sus movimientos. Rondaba los 14 años cuando Gatorade lanzó una campaña comercial protagonizada por el deportista más popular del momento, al que todos querían emular. El anuncio ponía en imágenes la motivación que ha guiado los pasos del jugador franquicia de los Lakers hasta el estrellato: ser como Mike. O mejor aún, superarlo.

Kobe Bryant ha cumplido en parte uno de sus anhelos, anotar más puntos que su ídolo de juventud en la Liga Regular. La NBA cuenta la anotación en play-offs aparte y Jordan lidera la tabla histórica de la liga en este concepto con 5.987 puntos en 179 partidos. Bryant es el tercero de la lista con 5640 puntos en 220 partidos. Tal como están los Lakers, veo difícil que le supere. Entre ambos, sorpresa, Abdul-Jabbar con 5762 puntos (237 partidos).

Otro objetivo del escolta del equipo californiano podría ser superar a su modelo en número de anillos ganados. Jordan ganó 6 veces la NBA (1991,1992,1993,1996,1997 y 1998) mientras que él lo ha conseguido en 5 ocasiones (2000,2001,2002, 2009 y 2010). De nuevo, el mal momento del equipo, la situación caótica que vive y las pocas perspectivas de mejora que se le intuyen a la franquicia juegan en su contra.

Kobe Bryant ha sido el ganador de la carrera para ser el heredero de Michael Jordan. Ninguno de los aspirantes se ha acercado tanto al modelo original, ni ha alcanzado la excelencia en el juego de su sucesor. Y sin embargo, el triunfo no tiene el mismo valor que tendría hace unos años. Porque suceder a Jordan no te hace rey de la NBA. La irrupción de Lebron James escenificó el cambio de paradigma en la liga, hacia un tipo de jugador total que partiendo de un dominio físico y unas grandes condiciones atléticas no necesita una técnica tan exquisita para imponer su juego.

Un draft decisivo

La historia podría haber sido muy diferente si en el draft del 1996 los entonces New Jersey Nets hubieran elegido a Kobe Bryant tal como pretendían. El entrenador y ejecutivo responsable de los fichajes John Calipari (ahora en la NCAA al mando de la temible Kentucky) y el general mánager John Nash quedaron con los padres del jugador la noche anterior a la ceremonia de elección. Y Joe Bryant predijo que su hijo sería all star en su segunda temporada.

La bravata espantó un poco a los directivos de los Nets. Para acabarlo de arreglar, al día siguiente el agente Arn Tellem les amenazó con que su representado se iría a jugar a Italia (donde había pasado parte de su infancia) si el equipo le elegía en el draft. Los Lakers ya habían llegado a un acuerdo secreto con los Hornets para que éstos eligieran a Bryant en treceava posición y se lo traspasaran luego a cambio de Vlade Divac.

Nash pensaba que Tellem iba de farol y era partidario de arriesgarse. Pero Calipari, más conservador, desestimó la incorporación del adolescente de instituto de Filadelfia y eligió en su lugar a Kerry Kittles, con 4 años en la NCAA a sus espaldas. Aún estaba reciente el ejemplo de Danny Ferry en 1989, quien disconforme tras ser elegido por Los Angeles Clippers se fue al Messagero di Roma para ingresar en la NBA una temporada más tarde como jugador de los Cleveland Cavaliers. Coincidencias del destino, ahora el pabellón de los Nets se halla en el barrio en el que nació Jordan, Brooklyn.

Carácter de campeón

La profecía de su padre se cumplió y Bryant fue all star en su segunda temporada, el más joven en su momento. Con Michael Jordan en el equipo del Este en baja forma a causa de un resfriado, el debutante fue a por él. “Si ves a alguien enfermo, tienes que ir a por él. Él lo ha hecho. Me gusta su actitud”, dijo el entonces rey de la NBA de su adversario. En el Madison Square Garden Jordan fue elegido MVP del partido con 23 puntos, 6 rebotes y 8 asistencias en 32 minutos de juego. Kobe acabó como máximo anotador del Oeste con 18 puntos y 6 rebotes habiendo estado 22 minutos en pista.

Jordan y Bryant han conseguido todos sus anillos a las órdenes del mismo entrenador Phil Jackson. Otro punto de encuentro en sus trayectorias es que se han proclamado campeones siempre con un mismo equipo (los Bulls el primero y los Lakers el segundo). Pero si hay algo que realmente comparten es un carácter ganador que los lleva al límite. Que les impide pasar por alto un reto o tolerar que se discuta su jerarquía. Y que les fuerza a presionarse a ellos mismos y a sus compañeros más allá de sus posibilidades.

Se cuenta la anécdota (nunca confirmada por los protagonistas) que Scottie Pippen le soltó un puñetazo al líder de los Bulls durante un entrenamiento en que no dejó de provocarle verbalmente. También corre la leyenda de la noche que Jordan se pasó en blanco en un casino porque no quería levantarse de la mesa perdiendo. Al día siguiente tenía partido, y en la pista cumplió como si hubiera descansado una semana entera.

Kobe Bryant ha llegado a jugar en el instituto de Lower Merion con la nariz rota, o provocar que a un compañero le tuvieran que poner unos puntos de sutura tras enviarlo contra un muro en un entrenamiento luchando por una pelota suelta porque quería acabar la sesión sin perder ningún partidillo de 4 contra 4.

Ya en profesionales, la convivencia entre Bryant y Shaquille O’Neal no fue nunca fácil, provocando la marcha del pívot a Miami. El último episodio lo protagonizó recientemente en los Lakers en una sesión preparatoria, picándose con Nick Young, llamando blandos a sus compañeros y menospreciándolos ante el general mánager del equipo. Por suerte, Young no es Scottie Pippen.

Artículo publicado en http://www.encancha.com, diciembre 2014

El enero caliente de Garnett

31 Ene

Kevin Garnett tiene fama de ser uno de los jugadores más desagradables de la NBA. Es de aquellos que elevan el sentido de la palabra competitividad a extremos casi malsanos. Un jugador que deseas tener en tu equipo para no tener que enfrentarte a él. Y ha tenido un enero movidito.

El 7 de enero los Celtics se impusieron a los Knicks por 96 a 102 en el Madison Square Garden. En el transcurso del partido Carmelo Anthony y Kevin Garnett tuvieron algo más que un intercambio de palabras. El enfrentamiento se prolongó al final del tiempo reglamentario, con la estrella de los locales intentando acceder al vestuario visitante para resolver cuestiones pendientes con el ala pívot de los Celtics. Como no pudo entrar, optó por esperar en el párking del Madison la salida de los jugadores rivales. Los servicios de seguridad evitaron el encontronazo físico, pero no los insultos.

El origen del enfado de Anthony está en unas palabras de Garnett, que puso el dedo en la llaga por partida doble. Por aquellos días el jugador de los Knicks realizaba por motivos espirituales una estricta dieta alimenticia cuyo origen podemos encontrar en la Biblia, la Dieta de Daniel: “En aquellos días yo Daniel estuve afligido por espacio de tres semanas. No comí manjar delicado, ni entró en mi boca carne ni vino, ni me ungí con ungüento, hasta que se cumplieron las tres semanas”. Una dieta vegetariana con la que el alero quería depurar su cuerpo y su mente.

Garnett, después de todo el partido calentándole los oídos a Anthony, le dijo que su mujer sabía a cereales con miel. Una frase envenenada, y no sólo por el tema dietético. El matrimonio del jugador de los Knicks pasa por momentos difíciles. El y la actriz La la Vasquez llevan dos meses separados, después de años de rumores de continuas infidelidades por parte del jugador.

El jugador de los Celtics es uno de los jugadores más versados en lo que se llama “trash talking”. Consiste en ir provocando a los jugadores rivales (antes, durante o después de los partidos) con toda clase de sutilezas verbales a fin de descentrarlos y sacarles del partido. Sus colegas le eligieron el rey de la especialidad en una votación organizada por la revista Sports Illustrated el año 2010.

No es un invento suyo, ni es algo reciente. Charles Barkley lo hacía de forma ingeniosa e incluso divertida (siempre y cuando no fueras el protagonista de sus burlas). Gary Payton era francamente desagradable. Reggie Miller y Larry Bird tampoco callaban. El mismo Michael Jordan dominaba este lance del juego. Una anécdota apócrifa cuenta que lo hacía incluso en los entrenamientos, provocando en una ocasión que Scottie Pippen le lanzara un puñetazo. Ni siquiera es exclusivo del baloncesto. En otros deportes también se practica este noble arte.

Las nuevas tecnologías son también un terreno propicio para desarrollar el “trash talking”. Ya no es necesaria la presencia de la prensa para recoger tus provocaciones a los rivales. Y de nuevo hallamos a Garnett implicado. Tras la marcha de Ray Allen de los Celtics a los Miami Heat, Rajon Rondo inició una guerra a través de twitter a la que se sumó encantando el ala pívot. Tuvo que ser Dwayne Wade el que zanjara el intercambio de forma rotunda.

Lo que diferencia a Garnett en esta práctica es su disposición a ultrapasar los límites, En noviembre de 2010 Charlie Villanueva le acusó de llamarlo “cancerígeno”. Garnett aclaró que en realidad le había dicho que era el cáncer de su equipo y de la liga. Igual de desafortunado. El jugador de los Pistons padece Alopecia Areata, una enfermedad que impide que le crezca pelo en ningún lugar de su cuerpo. Antes de serle diagnosticada esta dolencia, llegó a temerse que fuera un cáncer.

Los Knicks, en una iniciativa novedosa, decidieron blindar a su estrella respecto a futuras provocaciones verbales de otros rivales. Para ello, instalaron micrófonos adicionales alrededor de la pista para grabar todo lo que los jugadores decían en ella durante los partidos. Que se sepa, al menos, en los dos partidos siguientes al encontronazo, contra Bulls y Hornets.

El máximo responsable de la NBA, el comisionado David Stern, dio el visto bueno a la medida. Es más, le encantaría que en todas las pistas hubiera más micrófonos para que los aficionados puedan escuchar todo lo que pasa durante los partidos, tal como ocurre en la NFL. Siempre y cuando los micrófonos se centren en lo que pasa en el juego. Por tanto, nada de escuchas en el vestuario, o en los tiempos muertos (aparte del que pone la propia Liga). Eso ya sería considerado espionaje y sancionado.

El alero de los Knicks no ha sido el único rival con el que se las ha tenido Garnett. Joakim Noah, de los Chicago Bulls, le acusó de jugar sucio y sacar a pasear los codos en el partido que les enfrentó el 18 de enero. Se pasaron el enfrentamiento (nunca mejor dicho) enzarzados, y recibieron una doble técnica en el último cuarto. Entre ellos dos las rencillas vienen de su duelo en los playoffs de la Conferencia Este del 2010. En aquellos momentos, el pívot de los Bulls le acusó de ser especialmente duro con los jugadores extranjeros (Pau Gasol o Jose Manuel Calderón podrían dar fe de ello). Curiosamente, Noah tenia un póster de Garnett en su habitación cuando era un adolescente.

Garnett y Anthony volvieron a verse las caras el 24 de enero, pero esta vez en Boston. Carmelo viajó acompañado de un guardaespaldas, además de los dos miembros del equipo de seguridad de los Knicks que habitualmente acompañan al equipo en sus desplazamientos. Anthony, evidentemente, no esperaba que su protector saltase a la pista cada vez que Garnett se le acercase. Más bien era para evitar alguna reacción airada de los aficionados de los Celtics…que no se produjo. Los Knicks se tomaron la revancha ganando a los Celtics en su cancha, algo que no habían conseguido en las 6 temporadas anteriores. Y con 28 puntos de su estrella.

El fin de semana del All Star de Houston, del 15 al 17 de febrero, ambos jugadores coincidirán. Los dos serán titulares por el Este. ¿Habrán limado sus diferencias?

publicado en http://www.encancha.com, enero 2013

ProBasketballTalk | NBC Sports

NBA news, video, analysis and more

El vestuario

Son historias. El deporte es sólo una excusa. Por Jorge Gérardin

EL ECO SIN PASOS

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

La Canasta Americana 🏀

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

A %d blogueros les gusta esto: