Tag Archives: Ryan Arcidiacono

Varapalo de la NCAA para Jim Boeheim y Syracuse

9 Mar

Ya se han empezado a disputar los torneos de algunas conferencias mientras que las principales cerraban sus ligas regulares. Cuatro equipos tienen su plaza asegurada en el March Madness, aunque la noticia de la semana ha sido la sanción de la NCAA a Syracuse y su entrenador Jim Boeheim.

Como resultado de la investigación de la NCAA sobre las irregularidades cometidas por la universidad de Syracuse, el organismo rector del deporte universitario norteamericano decidió suspender a su entrenador Jim Boeheim para los primeros 9 partidos de la próxima liga regular de la Atlantic Coast y borrar del palmarés de los Orange 108 victorias obtenidas entre los períodos 2004-07 y 2010-12. El veterano técnico necesitaba 34 triunfos para llegar a los 1000, pero tras esta decisión se quedará con 858 partidos ganados.

La NCAA ha considerado culpable a Syracuse de ayudar de forma inadecuada a los deportistas en sus estudios para que pudieran seguir siendo elegibles para jugar (Fabricio Melo y James Southerland fueron los últimos beneficiados). El responsable de estos actos sería el director de operaciones baloncestísticas y sus ayudantes, a quien Boeheim encargó el control de los temas académicos. La universidad también ha sido sancionada por incumplir su programa de lucha contra el uso de sustancias prohibidas, y por promover las relaciones de sus jugadores con un grupo que les ayudaba financieramente a cambio de su participación en actos de una asociación juvenil de raíces religiosas, la popular YMCA de los Village People.

Boeheim, castigado por haber dejado que la situación se le fuera de las manos, está estudiando apelar. Sin embargo, Syracuse ha aceptado la pena. Además de las victorias que desaparecen de su historial, debe devolver el dinero que ingresó por su participación en los torneos de la NCAA entre el 2011 y el 2013, verá reducidas sus becas deportivas y estará 5 años bajo vigilancia. Pero conserva el campeonato nacional que ganó el año 2003 con Carmelo Anthony. Y el año que viene podrá participar en los torneos de final de temporada (incluyendo el March Madness si consigue plaza), ya que el organismo sancionador ha tenido en cuenta la autoexclusión que los Orange se han impuesto este año.

Tras hacerse pública la decisión, Syracuse cerró la temporada con una derrota en su último compromiso de la liga regular de la Atlantic Coast ante North Carolina State (71-57). Los Orange dominaban 17 a 25 a 3 minutos del descanso antes de encajar un parcial de 27 a 2 que les sacó del partido. Jim Boeheim envió a su segundo a la rueda de prensa posterior al encuentro, en una noche muy incómoda para él. La afición local se dedicó a abuchearle y a cantar la canción antes mencionada de los Village People durante las primeras posesiones del conjunto visitante.

Un repaso al ranking

Después de una semana con malos resultados para 15 equipos del Top 25, el ranking experimentó muchos cambios. Kentucky y Virginia, que solventaron con triunfos sus compromisos, se mantuvieron como primero (de forma unánime) y segundo. Por detrás de ellos Duke, Villanova y Arizona completaron el Top 5. Fuera de los dos primeros, tan sólo Utah (13), Arkansas (18) y West Virginia (20) mantuvieron sus posiciones de la lista previa.

Resumiendo los batacazos más destacados, Gonzaga cayó de la tercera posición a la séptima, Notre Dame de la nueve a la doce, Iowa State de la doce a la diecisiete y North Carolina de la quince a la diecinueve. Los grandes beneficiados fueron la 8 Wichita State (antes 11), la 10 Maryland (era la 14) y la 14 Baylor (desde el número 19). Virginia Commonwealth y San Diego State fueron sustituidos en la lista por la retornada Ohio State (23) y la debutante Murray State (25).

Ya tenemos a los primeros clasificados para el March Madness después de ganar los torneos de sus respectivas conferencias. Los agraciados con la invitación automática son, en estos momentos, Belmont (Ohio Valley), Coastal Carolina (Big South), North Florida (Atlantic Sun) y Northern Iowa (Missouri Valley).

American

Southern Methodist, 22 del ranking, salió vencedora del trascendental duelo frente a Tulsa con el título de la liga regular en juego (67-62), el primero que gana en 22 años. En un partido muy parejo, la presión defensiva de los Golden Hurricane les mantuvo dentro del partido. Los puntos del equipo llegaban gracias a las recuperaciones de balón o los triples de un inspiradísimo James Woodard (30 puntos, 10 de 16 en triples). Los campeones se apoyaron en la aportación de Marcus Kennedy (12 de sus 16 puntos tras el descanso, 7 rebotes, 3 tapones) y algunas acciones puntuales de Nic Moore (14 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias) para conseguir el control del marcador durante la segunda mitad, aunque sin llegar a despegarse nunca de forma definitiva de sus rivales.

Atlantic Coast

La segunda del ranking Virginia no empezó con buen pie su visita a Syracuse (47-59). Después de trece minutos de juego, sólo había anotado un lanzamiento de campo de Anthony Gill (17 puntos, 9 rebotes) y perdía 13 a 2 habiendo encajado 6 puntos del pívot Rakeem Christmas (10 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias) en su última noche en el pabellón de los Orange. Los Cavaliers apretaron los dientes y le cerraron los espacios a Christmas. Tras llegar al descanso ganando 20 a 23, anotaron 7 de sus 9 primeros lanzamientos de la segunda parte con 3 triples. Este triunfo convirtió al equipo de Tony Bennett en campeón de la liga regular de la ACC por segunda temporada consecutiva.

El entrenador esperaba recuperar a su segundo mejor anotador Justin Anderson (7 partidos de baja por una fractura en un dedo de su mano buena) de cara al duelo contra la 16 Louisville. Sin embargo, el alero tuvo que ser operado de apendicitis. El equipo echó en falta sus puntos en la pista de los Cardinals (59-57), finalmente cuartos de la ACC. Los locales pegaron primero, con Montrezl Harrell (20 puntos, 12 rebotes) haciendo estragos en la pintura y Quentin Snider  (11 puntos) colaborando con tres triples. Los Cavaliers se recuperaron, y tras haber llegado a perder de 14 en la primera parte, se pusieron por delante con los triples de Malcolm Brogdon (17 puntos, 6 rebotes, 4 triples tras el descanso).

El equipo de Pitino dio un nuevo estirón sólo para ver como una nueva canasta de 3 de Brogdon ponía el 56 a 57 en el marcador a falta de 16 segundos para el final. Estaba claro que las mejores opciones de Louisville eran Harrell o Terry Rozier (11 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias). Así que cuando la pelota llegó a las manos del base, ya tenía a dos defensores encima. Y el que se jugó el tiro decisivo, y lo clavó, fue Mangok Mathiang (2 puntos, 2 rebotes). Era la segunda canasta de campo del pívot desde el  31 de enero (en este tiempo su serie ha sido 2 de 17).

Louisville se recuperó con este resultado de la derrota previa en casa contra Notre Dame, doceava de la lista de AP (59-71). Los Fightin Irish son un equipo de buenos tiradores, aunque a priori menos potentes en el  juego interior que su rival. El suplente Bonzie Colson (17 puntos, 9 rebotes, 7 de 7 en los tiros de campo) compensó este déficit. Precisamente los pívots de los Cardinals fueron los artífices del parcial inicial de 6 a 0. Los visitantes se rehicieron rápidamente, y con la aportación de Demetrius Jackson (21 puntos, 5 rebotes, 4 robos) y Jerian Grant (12 puntos, 7 asistencias) llegaron al descanso ganando 31 a 42.

Louisville empató en el inicio de la segunda parte con un parcial de 11 a 0, pero entre Colson y Jackson volvieron a poner tierra de por medio. Montrezl Harrell (23 puntos, 12 rebotes) asumió el liderazgo local ante la desacertada noche cara a canasta de Terry Rozier y Wayne Blackshear (11 puntos por cabeza, pero con una serie conjunta de 8 de 25 en el tiro), pero a su equipo le faltó capacidad de anotación para mantener el ritmo. ¡Cuánto daño le va a hacer a Louisville la expulsión del equipo de Chris Jones!

North Carolina, 19 del ranking, cogió moral para recibir a la número 3 Duke apalizando a Georgia Tech (49-81). Los Blue Devils, por su parte, prepararon la visita a su rival pasando por encima de Wake Forest (94-51). El freshman Grayson Allen (27 puntos, 9 de 11 en tiros e campo) le robó el protagonismo al senior Quinn Cook (13 puntos, 5 rebotes) en su última noche en Durham. Por primera vez en 29 partidos, el también novato Jahlil Okafor (6 puntos, 4 rebotes) no llegó a los 10 puntos. En parte porque el pívot, el primer freshman en ser proclamado mejor jugador del curso de esta conferencia, sólo jugó 19 minutos.

En la gran noche el triunfo acabó siendo para Duke (77-84). Si Kentucky y Virginia ganan sus partidos desde la defensa, los Blue Devils lo hacen desde el ataque. Anotando puntos sin cesar hasta que su rival se muestra incapaz de seguirles el ritmo. Y eso fue lo que pasó. Los de Krzyzewski salieron en tromba, desplegando todo su arsenal. Los Tar Heels se rehicieron antes del descanso con una buena aportación de Brice Johnson (17 puntos, 7 rebotes).

Los jugadores de North Carolina se hicieron ilusiones cuando se pusieron 7 arriba en el minuto 6 de la segunda mitad tras un triple de Marcus Paige (23 puntos, 5 asistencias). Jahlil Okafor (14 puntos, 4 rebotes) tocó a carga y Tyus Jones (24 puntos, 17 en la segunda parte, 6 rebotes, 7 asistencias, 3 recuperaciones) asumió el mando con Quinn Cook (20 puntos) de segundo para acabar con las esperanzas de los de Roy Williams.

Atlantic 10

Dayton salió vencedora del duelo entre dos de los colíderes de esta conferencia al imponerse a Rhode Island (75-59). El partido perfecto en el tiro de Jordan Sibert (21 puntos, 5 de 5 en tiros de 2, 1 de 1 en triples y 8 de 8 en las personales) contribuyó mucho a este éxito de los Flyers Tanto como los 19 puntos y 11 rebotes de Dyshawn Pierre y los 18 puntos de Kendall Pollard. El equipo de Archie Miller, hermano del entrenador de Arizona, pasó a compartir el primer lugar de la clasificación con Davidson. Los Wildcats, mejor equipo de la NCAA en ratio de asistencias/pérdidas y octavo mejor anotador de la DI, superaron a una VCU (82-55) que encadenaba así tres derrotas consecutivas en un momento de lo más inoportuno (si es que hay algún momento bueno para perder).  Virginia Commonwealth cerró su mal momento ganando a George Mason (71-60). En la última jornada, la inesperada derrota de Dayton en su visita a La Salle (55-53) concedió el título a una Davidson que arrolló a Duquesne (78-107) de la mano de un gran Tyler Kalinoski (32 puntos, 8 de 10 en triples, 5 rebotes, 9 asistencias).

Big East

Creighton intentó frenar a la número cuatro Villanova con las mismas armas de su rival, una defensa muy física. Y a punto estuvo de conseguirlo (72-76). Ryan Arcidiacono (23 puntos, 4 rebotes) y Dylan Ennis (19 puntos, 3 recuperaciones) sostuvieron con su anotación a los Wildcats durante la primera mitad, ante el éxito de sus rivales frenando a JayVaughn Pinkston. En la segunda parte el equipo de Jay Wright se fue de 11 puntos, pero los de casa siguieron insistiendo.

Austin Chatman (21 puntos, 5 rebotes) puso un punto arriba a los Bluejays a 1 minuto del final, pero Arcidiacono respondió forzando un 2+1. De nuevo Chatman, esta vez con un triple, dejó a Creighton a dos puntos a 10 segundos del final, tras dos tiros libres de Arcidiacono. El base de Villanova aseguró la victoria de su equipo capturando un rebote después de que Will Artino fallase el tiro que hubiera empatado el encuentro. Superado este escollo, la líder indiscutible de su conferencia se paseó ante Saint John’s (105-68).

La 21 del Top 25 Butler perdió la segunda posición de esta conferencia con una derrota ante su rival directa Georgetown (54-60). Los Hoyas dejaron a su rival en un 35,3% de efectividad en el tiro, consiguieron que su máximo anotador Kellen Dunham se quedase en 8 puntos con 3 canastas de campo de 12 intentos, y sellaron su canasta con 10 tapones (4 de Mikael Hopkins y 3 de Isaac Copeland). El mejor hombre en ataque de los de John Thompson III fue el de siempre, D’Vauntes Smith-Rivera (16 puntos, 7 rebotes).

La penúltima del ranking Providence perdía de 8 al descanso frente a Seton Hall después de haber anotado el 26% de sus tiros. En la segunda mitad el panorama varió totalmente. Kris Dunn anotó sus 17 puntos (que al final acompañó con 7 rebotes y 8 asistencias), Ben Bentil (21 puntos, 10 rebotes) puso 13 más y LaDontae Henton despejó la ecuación  (21 puntos, 7 rebotes) con otros 12. Los Friars acertaron el 67% de sus intentos de la segunda mitad para acabar venciendo 66 a 79. Su paso a defensa zonal también tuvo un papel decisivo en el resultado.

En la última jornada de la liga regular Providence recibió la visita de Butler (64-68). LaDontae Henton (8 puntos, 2 de 10 en el lanzamiento) no pudo despedirse de su afición como le hubiera gustado. Kris Dunn y Taylor Harris intentaron que al menos no dijera adios con una derrota, e impulsaron la remontada de unos Friars que perdían de 16 en los primeros minutos de la segunda parte. A partir de entonces Dunn anotó 21 de sus 23 puntos (más 3 rebotes, 6 asistencias y 4 roboso) y Harris 9 de sus 17, pero su esfuerzo fue baldío. Lo más que llegaron a acercarse fue a 3 puntos.

Big 10

El gran partido de Dez Wells (20 puntos, 10 rebotes, 4 asistencias) compensó la mala noche de Melo Trimble. La décima de la lista de AP Maryland arruinó la última noche en casa de los séniors de Rutgers (50-60). Los Scarlet Knights sumaban trece derrotas consecutivas. Los Terrapins batieron su récord de triunfos al final de la liga regular (26) con una victoria frente a una Nebraska (61-64) que acusó su desacierto en los tiros libres durante la segunda mitad (12 de 22 en el período). Aún así, Shavon Shields (26 puntos, 6 rebotes, 4 asistencias, 3 robos) tuvo un triple para forzar la prórroga. Por los segundos de esta conferencia destacaron  Melo Trimble (21 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias) y Dez Wells (18 puntos, 12 rebotes, 4 asistencias).

El antepenúltimo del ranking Ohio State al fin rompió su maldición del recién llegado ganando su primer partido tras ser ranqueado. La escasa entidad de Penn State (67-77) contribuyó al logro de unos Buckeyes que llevan todo el curso entrando y saliendo de la lista de los 25 mejores. El freshman D’Angelo Russell contribuyó con 28 puntos, 6 rebotes, 3 asistencias y 3 robos. El base-escolta es el debutante que más veces ha llegado a los 25 puntos (6) este curso. Los Buckeyes no pudieron cerrar su semana con otro triunfo. Ya es mala suerte que en tu último partido en casa del curso te toque jugar contra el campeón de esta liga regular, la número 6 Wisconsin (48-72).

Los Badgers venían de asegurar su título de la liga regular con un triunfo en Minnesota (63-76) en el que brillaron Frank Kaminsky (25 puntos, 6 rebotes, 7 asistencias) y Sam Dekker (20 puntos, 6 rebotes).  Ante Ohio State no levantaron el pie del acelerador. D’Angelo Russell (17 puntos, 5 asistencias) intentó orquestar la remontada local cuando estaban 16 abajo a falta de 17 minutos con 6 puntos y 1 asistencia en un parcial de 9 a 0. Su rival le quitó rápidamente la idea de la cabeza con un parcial de 20 a 2 iniciado por dos triples de Bronson Koenig (15 puntos) y alimentado por Kaminsky (20 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias).

Michigan State consiguió una victoria crucial ante Purdue (72-66) para mantenerse entre los 5 primeros de la conferencia. Los Spartans, además, rompieron una serie de dos derrotas consecutivas. La mala noticia de la noche fue la lesión de Branden Dawson en su último partido en  la que ha sido su casa durante 4 temporadas. Dawson sólo pudo jugar 9 minutos tras recibir un golpe en la cabeza. Matt Costello (13 puntos, 7 rebotes, 4 tapones) mantuvo a raya a las dos torres de 2,13 de los Boilermakers, A.J. Hammons (7 puntos, 8 rebotes) y Isaac Haas (9 puntos), mientras Travis Trice (27 puntos, 6 asistencias) masacraba el aro visitante.

Iowa amplió su racha de victorias a 5 a costa de una Indiana (63-77) que encadenaba dos derrotas. Los Hoosiers se pusieron por delante gracias a su acierto inicial (anotaron 8 de sus primeros 14 lanzamientos) para ceder la iniciativa a 8 minutos del descanso tras un parcial de 1 a 8 y volver a recuperarla. Aaron White hizo patente su buen momento de forma con 21 puntos y 5 rebotes. Mientras las críticas sobre el técnico de Indiana Tom Crean arreciaban, el director atlético de la universidad le mostraba su apoyo.

Despedir a Crean puede salirle muy caro al centro: 12 millones de dólares si lo hacen antes del 1 de julio o 7,5 si lo hacen a partir de esa fecha. El próximo año la cantidad bajaría hasta los 4 millones, y para el período 2017-20 sería de 1 millón. Más de un aficionado empezó a echar cuentas tras la derrota en la última jornada frente a Michigan State (72-74). La gran segunda parte de Travis Trice (anotó 18 de sus 21 puntos tras el descanso) impulsó a los Spartans. El sénior Yogi Ferrell (21 puntos, 7 rebotes y 6 asistencias) tuvo la oportunidad de despedirse a lo grande de Indiana con dos tiros libres a 2 segundos del final para forzar la prórroga. Lástima que sólo anotó uno. Michigan State acabó tercera la liga regular por delante de Iowa, Purdue y Ohio State.

Big 12

La novena Kansas se aseguró el título de la liga regular, y van once consecutivos, superando a la veinte West Virginia (76-69). Aunque antes tuvo que recuperar una desventaja de 18 puntos (22-40 a 1:23 del descanso) para conseguir forzar una prórroga. El triunfo les puede salir muy caro ya que su mejor interior, Perry Ellis, se lesionó la rodilla derecha en los últimos minutos de la primera parte. A esta baja se suma la del pívot freshman Cliff Alexander por problemas de elegibilidad para jugar en la NCAA.

Los Mountaineers, sin la presencia de sus base lesionados Juwan Staten y Gary Browne, fiaron sus cartas en ataque al acierto de Daxter Miles (23 puntos, 4 rebotes). El novato anotó 7 de los 10 puntos de los visitantes en el tiempo añadido, que no fueron suficientes ante la aportación del pívot Jamari Traylor (6 de sus 14 puntos en estos minutos ) y los 8 puntos consecutivos (6 de tiros libres) con los que el base Frank Mason (19 puntos, 7 rebotes, 3 asistencias, 3 recuperaciones) cerró el partido. Los Jayhawks acabaron ganando a pesar de su 0 de 15 en triples. West Virginia, aún sin Staten y Browne, cerró esta fase del curso superando a Oklahoma State (81-72).

Las posibilidades de Oklahoma, 15 del ranking, de arrebatarle el título de campeona de la liga regular de la Big 12 a Kansas se esfumaron tras su derrota en la pista de la 17 Iowa State (77-70). Y eso que parecía que tenían bien encarrilado el partido, con una ventaja de 20 puntos (28-48) a 15 minutos del final. Fue entonces cuando se produjo la jugada que lo cambió todo. Ryan Spangler (9 puntos, 11 rebotes)  le colocó un tapón a la estrella local George Niang, y a Isaiah Cousins (12 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias, 3 recuperaciones) se le soltó la lengua ante el banquillo local. Los árbitros oyeron su comentario inapropiado y le sancionaron con una técnica.

Niang (23 puntos, 8 rebotes, 4 asistencias) convirtió la jugada en cinco puntos, 2 de los tiros libres y 3 del 2+1 de la posesión aparejada. El versátil jugador, que llevaba 5 puntos antes de este momento, se vino arriba y encadenó tres asistencias para que Monte Morris (19 puntos, 4 rebotes, 5 asistencias) sumara 8 puntos más. Los Cyclones, haciendo honor a su nombre, borraron a su rival de la pista con un parcial de 22 a 0 en 5 minutos. Los Sooners, superados por el delirio colectivo que se vivía en el Hilton Coliseum,  se olvidaron de su excelente circulación de balón de la primera parte. Sólo Buddy Hield (26 puntos, 5 rebotes) fue capaz de mantener el tipo. Iowa State acabó segunda de la clasificación tras derrotar a TCU (76-89).

El desquite de Oklahoma llegó en la última jornada con una victoria in extremis sobre la campeona Kansas (75-73). No fue la mejor noche en la carrera de Buddy Hield (18 puntos y 6 rebotes, pero 6 de 20 en los lanzamientos), pero si una de las que recordará con más agrado. Su palmeo en los últimos segundos fue el que provocó la derrota de los Jayhawks. Las bajas de los visitantes también contribuyeron al resultado final. Perry Ellis no se vistió a causa de su rodilla, Brannen Greene fue suspendido por conducta irresponsable y Cliff Alexander no viajó a la espera de resolver sus problemas de elegibilidad. El base Frank Mason cogió las riendas (21 puntos) mientras el suplente Landen Lucas aprovechó las bajas en la pintura para reivindicarse (13 puntos, 12 rebotes).

La 14 del ranking Baylor parecía tener controlado su enfrentamiento en la casa de una Texas que venía de sumar 4 derrotas consecutivas. Los Bears, liderados por Tayshaun Prince (17 puntos, 7 rebotes) y Rico Gathers (12 puntos, 11 rebotes),  tenían una ventaja de 10 puntos a falta de 6:30 y su defensa zonal mantenía a raya al equipo tejano. Pero los locales subieron su agresividad defensiva al tiempo que los visitantes especulaban con su ataque. Y así, tras malos tiros con el tiempo consumiéndose, pérdidas de pelota y alguna posesión agotada, Baylor se encontró jugándose la vida en una prórroga.

Con el marcador ajustado, el base de Tejas Isaiah Taylor recibió un codazo involuntario en la boca del alero de Baylor Royce O’Neale mientras ambos disputaban el balón en el suelo. Taylor perdió los nervios y se sacó de encima a su rival. Los suplentes saltaron a la pista previendo una pelea, pero lo hicieron demasiado pronto porque O’Neale no perdió la compostura. Cuatro jugadores de los Longhorns y 3 de los Bears fueron expulsados por dejar el banquillo. Y aún suerte que no voló ningún puñetazo, porque la sanción podría haber sido muy dura. Al final, Taylor pudo desquitarse anotando la canasta de la victoria tejana (61-59).

Baylor cerró la liga regular con una sufrida victoria ante la colista Texas Tech (77-74). Devaugntah Williams (28 puntos, 8 de 9 en triples), puso todo su empeño en arruinarle su noche sénior a Kenny Chery (18 puntos, 4 asistencias) y Royce O’Neale, y a punto estuvo de conseguirlo. Un triple suyo dejó contra las cuerdas a los Bears, 12 abajo en el marcador a 13 minutos del final. Rico Gathers (18 puntos, 7 rebotes) abrió y cerró un parcial de 26 a 14 en el que Taurean Prince (24 puntos, 9 rebotes) entró en ignición, anotando 18 puntos hasta empatar el encuentro a 65. Dos triples consecutivos de O’Neale acabaron de doblegar a los Red Raiders.

Ivy League

En esta conferencia, que engloba a los centros de más prestigio académico, Yale derrotó a Harvard (52-62) arrebatándole el primer lugar de la clasificación. Es la única que no celebra torneo tras la liga regular. Así que el equipo que se clasifica para el gran torneo norteamericano de marzo es el ganador de la liga. La última vez que Yale lo consiguió fue en 1962. Su entrenador actual, James Jones, ostenta la racha más larga de años de un técnico en una misma universidad sin participar en el gran torneo nacional (16).

Pero cuando Yale lo tenía todo a su favor, sucumbió en la última jornada  frente a Dartmouth (59-58) con una canasta en el último segundo de Gabas Maldunas. Como Harvard ganó a la colista Brown (72-62), se produjo un empate al frente de la clasificación que deberá resolverse con un partido de desempate el próximo fin de semana.

Missouri Valley

En el torneo de esta conferencia no se produjo la esperada final entre la 8 del ranking Wichita State y la 11 Northern Iowa. La culpa la tuvo Illinois State, que eliminó en semifinales a los Shockers (62-65) con Daison Knight de brazo ejecutor. Knight sumó 9 de sus 25 puntos en el parcial de 0 a 14 que dio a los Redbirds una ventaja de 5 puntos. Fred VanFleet (19 puntos, 7 rebotes, 5 asistencias), secundado por Darius Carter y Tekele Cotton, intentó con todas sus fuerzas que su equipo recuperase el mando en el marcador, pero no lo consiguió. Mikyle McIntosh, un freshman con una media de acierto del 55% en los tiros libres, convirtió los 4 que lanzó en los últimos 2 minutos para los inesperados vencedores.

Northern Iowa si cumplió su parte del guión superando en semifinales a Loyola de Illinois (63-49). En la final los Redbirds les plantaron más cara de la esperada, especialmente en una primera mitad que acabaron dominando 22 a 36 liderados nuevamente por Dayson Knight (16 puntos, 6 rebotes, 4 asistencias). Pero los Panthers reaccionaron tras el descanso. Tres triples de Jeremy Morgan y 8 puntos de Seth Tuttle (15 puntos, 9 rebotes, 3 asistencias) hicieron posible el parcial de 25 a 4 con el que empezó la segunda mitad. Illinois State consiguió empatar de nuevo el encuentro sólo para ver como Nate Buss (15 puntos) lideraba el esfuerzo conjunto de los ranqueados que les permitió hacerse con la invitación para el gran torneo de marzo.

Ohio Valley

Murray State también pudo con la maldición del recién llegado al ranking. El último de la lista salió victorioso en su primer partido tras ser seleccionado, derrotando a Morehead State (80-77) en la semifinal del torneo de la Ohio Valley. Los Racers perdían de 11 a 6:30 del final, pero Cameron Payne (25 puntos, 4 rebotes, 4 asistencias, 3 recuperaciones) resucitó al equipo con algunas canastas milagrosas. Un triple suyo puso por delante a los ranqueados  a falta de 56 segundos. Era la primera vez en toda la segunda parte que Murray State mandaba en el marcador. Los Racers, sin embargo, fueron superados por Belmont en la final (87-88), lo que les costó perder la invitación automática para el March Madness.

Craig Bradshaw (25 puntos) y Nick Smith (16 puntos) le habían dado las primeras ventajas a los futuros campeones de conferencia, pero T.J. Sapp (28 puntos) igualó de nuevo la situación. El equipo del ranking ganaba de 2 a falta de 10 segundos después de que Cameron Payne (20 puntos, 6 rebotes, 10 asistencias) devolviera el mando del marcador a los suyos con 5 puntos consecutivos. Rick Byrd, entrenador de los Bruins, pidió un tiempo muerto en el que planificó una jugada de 2 puntos para forzar la prórroga. Pero cuando los jugadores volvieron a la pista los árbitros detuvieron el juego por un fallo en el cronómetro. Y Byrd, que había revelado sus cartas, cambió la jugada. Taylor Barnette, desequilibrado, buscó el triple del triunfo. Y lo encontró.

Pacific 12

Arizona, quinta del Top 25, se proclamó campeona de la liga regular con un fácil triunfo frente a California (99-60). El base T.J. McConnell dio 11 asistencias sin perder ningún balón. El principal beneficiado de su buena actuación fue un Brandon Ashley que igualó su mejor marca anotadora con 21 puntos. McConnell volvió a dar 11 asistencias (además de anotar 10 puntos) para superar a Stanford (91-69) en su último partido como local de su carrera universitaria. Los Wildcats atesoran la racha de victorias más larga de la DI en estos momentos con 38 consecutivas.

La número 13 del ranking de AP Utah vio peligrar su segunda posición en esta liga en la segunda parte de su partido frente a Washington State, cuando perdía de 8 a 13 minutos del final.  Jordan Loveridge (16 puntos) y Brandon Taylor (11 puntos, 4 rebotes) pusieron los puntos, y Delon Wright (18 puntos, 8 rebotes, 8 asistencias) los pases para evitar la derrota de los Utes (59-67). El desastre se consumó con su derrota en la última jornada ante la Washington (77-68) de Nigel Williams-Goss (28 puntos, 6 rebotes, 3 asistencias). La temporada de los Huskies ha sido una montaña rusa. Ganaron sus 11 primeros partidos para colarse entre los 15 primeros del ranking antes de sumar 4 derrotas seguidas. Luego, tras expulsar del equipo al entonces líder en tapones de la DI, perdieron 10 de sus 11 siguientes encuentros para acabar cerrando la liga regular con un triunfo sobre un equipo ranqueado.

Oregon, finalmente la segunda de esta conferencia, superó a su rival regional Oregon State (62-65) liderada por Elgin Cook (17 puntos, 5 rebotes) y Joseph Young (15 puntos, 6 rebotes, 6 asistencias, 3 recuperaciones). En el bando local, Gary Payton Jr (13 puntos, 10 rebotes, 9 asistencias, 6 recuperaciones) se quedó a un paso de su segundo triple doble del curso. Como en el equipo de casa no había jugadores de la clase sénior, el entrenador Wayne Tinkle quiso homenajear a cinco jugadores sin beca deportiva (lo que se conoce como “walk on”) con la titularidad. Es muy posible que ninguno de ellos siga la próxima temporada ante la llegada de una buena remesa de novatos (con su correspondiente beca). Un gesto que honra al técnico en su primer curso al frente de los Beavers.

Southern Conference

Georgia esperaba evitar que la invicta y primera del ranking Kentucky sumase su victoria número 30 del curso. Conocedores de la irregularidad en el lanzamiento exterior de los Wildcats (4 de 15 en triples), su plan se basaba en, dificultar al máximo la anotación de los pívots en la pintura y forzar a su rival a jugar a un ritmo lento con ataques largos y una buena circulación de balón para evitar pérdidas.

El montenegrino Nemanja Djurisic (18 puntos, 6 rebotes) y su socio en la pintura Marcus Thornton (14 puntos, 7 rebotes), ambos en su noche sénior, anotaban eludiendo el cuerpo a cuerpo, ya fuera penetrando desde el exterior gracias a su mayor velocidad o aprovechando las superioridades tras los cambios defensivos en los bloqueos, tal como se ve en el vídeo. Una racha de acierto de los locales les puso 9 arriba a 9 minutos del final.

Pero tras unos momentos de intercambio de canastas, Kentucky pudo al fin imponer su físico en defensa al tiempo que sus exteriores hallaban la manera de hacer llegar balones a Karl-Anthony Towns (19 puntos, 7 rebotes). Los minutos finales del pívot le dieron la victoria al equipo de John Calipari (64-72), que hasta entonces había sobrevivido con los puntos de los gemelos Harrison, Andrew (12 puntos, 4 rebotes) y Aaron (16 puntos, 3 rebotes).

Kentucky quemó una etapa más de la temporada ante Florida: acabar invicta la liga regular (67-50). Los Wildcats llevaron a cabo otro de sus habituales trabajos de demolición en que van desgastando la energía del rival hasta que se queda sin fuerzas para más. La gasolina le duró 30 minutos a los Gators. Un triple de Devin Booker dio inicio al parcial de 23 a 9 de los 10 minutos restantes. Karl-Anthony Towns (13 puntos, 9 rebotes, 3 asistencias y 6 tapones) y Trey Liles (14 puntos, 6 rebotes) fueron los máximos anotadores del equipo de casa que por primera vez en su historia cierra esta parte de la competición sin haber perdido ningún partido. Su balance es de 31 victorias por ninguna derrota.

La número 18 para los votantes de AP Arkansas se aseguró la segunda plaza de su liga con un triunfo sobre South Carolina (74-78) en un partido en que hizo el Guadiana. Los Razorbacks convirtieron 17 de sus primeros 24 lanzamientos para conseguir una ventaja de 20 puntos (23-43) en 14 minutos. Tras alcanzar este hito, el equipo se relajó hasta tal punto que perdía 71 a 60 a 6 minutos del final. Arkansas volvió a despertar y, ayudada por la rampas que obligaron al máximo anotador local Tyrone Johnson (18 puntos, 6 asistencias) a dejar el juego cuando faltaban 2 minutos y medio (los Gamecocks sólo anotaron 1 punto a partir de su marcha), acabó ganando 74 a 78. Bobby Portis (24 puntos, 8 rebotes) y Michael Qualls (18 puntos, 7 rebotes, 4 recuperaciones) destacaron una vez más en los vencedores.

En su fiesta de los séniors Arkansas encajó una dolorosa aunque intrascendente derrota frente a Louisiana State (78-81). Los Tigers, que llegaron a tener una ventaja de hasta 12 puntos en la primera mitad, imponían la velocidad de sus ataques sobre la defensa local con Josh Gray (10 puntos, 6 asistencias) marcando el ritmo que más le convenía a los suyos. Los Razorbacks se aplicaron en frenar a sus rivales y poco a poco fueron remontando, a pesar de los esfuerzos de Jarell Martin (27 puntos, 8 rebotes) en unos minutos de baloncesto frenético y vibrante.

Los locales consiguieron ponerse 3 arriba para ver como un triple de Jalyn Patterson (20 puntos, 6 de 8 en triples) igualaba de nuevo el marcador en el último minuto. Alandise Harris buscó la canasta decisiva para encontrarse con un tapón de Martin. En la última posesión Keith Hornsby se jugó el triple decisivo. Y acertó para decepción de un trabajador Bobby Portis (21 puntos, 15 rebotes). Las opciones de LSU de ser invitada al gran baile de marzo han subido exponencialmente.

Stefan Moody anotó 22 de sus 25 puntos en la segunda mitad para hacer posible la remontada de Ole Miss frente a Alabama (74-82). El jugador de los Rebels le robó el protagonismo en su última noche  al sénior local Levi Randolph, el primer “All America” por sus buenas notas en la historia de su universidad. Randolph anotó 32 puntos con un inmaculado 17 de 17 en los tiros libres. Moody no se quedó atrás: 13 de 14 en los lanzamientos de personal. Ole Miss se llevó un varapalo en su último partido de liga regular cayendo ante Vanderbilt (77-86).

West Coast

En el torneo de la West Coast saltó la sorpresa cuando Portland, que había cerrado la liga regular con una racha de 4 derrotas, superó en cuartos de final a la tercera de la liga regular Saint Mary’s. Los Pilots mandaron siempre en el marcador a pesar de los 25 puntos y 8 rebotes de Brad Waldow para los Gaels. El problema para los derrotados es que el pívot fue el único de su equipo que estuvo por encima del 50% en sus tiros de campo. Mientras Waldow anotó 8 de 14, el resto de sus compañeros se quedó en un 5 de 29 global. Un duro golpe para las esperanzas de Saint Mary’s de cara a ser invitada al torneo nacional de marzo. Gonzaga, séptima del ranking, salió victoriosa de su duelo de cuartos contra San Francisco (81-72). Brigham Young sufrió para pasar a semifinales ante Santa Clara (78-76). Una canasta en los últimos segundos de Tyler Haws (30 puntos, 9 rebotes) les mantuvo vivos en el torneo.

El cajón de sastre

Bucknell, primer cabeza de serie del torneo de la Patriot League, sufrió para superar en primera ronda a Holy Cross (90-83). Los Bison ganaban de 13 en el ecuador de la segunda parte, pero tras cuatro triples en cuatro minutos de Malcolm Miller (25 de sus 34 puntos tras el descanso, 8 rebotes, 4 asistencias, 4 tapones) pasaron a perder de 3 a falta de 35 segundos. Chris Hass (32 puntos, 4 rebotes) rescató al equipo con una jugada de 2+1 que forzó una prórroga en la que se cumplieron los pronósticos. En la primera ronda del torneo de esta conferencia Navy superó a Army 56 a 52. En el equipo de la marina destacó el pívot Will Kelly con 13 puntos, 7 rebotes y 8 tapones.

Delaware State superó a Coppin State (92-104) en la liga regular de la MEAC. Su pívot Kendall Gray consiguió una estadística muy poco habitual: un doble 30 con 33 puntos y 30 rebotes. Consiguió más capturas él solo que todo el equipo contrario (26). Su compañero Amere May (40 puntos, 6 asistencias, 5 rebotes) le escatimó el honor de ser también el máximo anotador de la noche.

Las cheerleaders y los equipos de baile y animación de las universidades de Albany State y Tuskegee no estarán presentes en el torneo de la Southern Intercollegiate Athletic Conference (SIAC) de la Division II. Fueron expulsados tras la pelea que mantuvieron en el descanso del partido de la primera ronda que enfrentaba a sus respectivos conjuntos de baloncesto. La sanción afecta especialmente a los miembros de Tuskegee, vencedores del partido por 80 a 63. Tras perder, los de Albany State tenían que volver a a casa de todas formas.

Versión integra del artículo publicado en http://www.encancha.com, marzo 2015

NCAA: El colapso de Syracuse

24 Feb

El equipo de Jim Boeheim empezaba la semana invicto, pero tras sufrir dos derrotas dice prácticamente adiós la primer lugar del ránking. La pujante Florida es la principal candidata al puesto. Los freshman estrella Andrew Wiggins y Julius Randle fueron decisivos en la semana en que Doug McDermott se coló entre los 10 máximos anotadores históricos de la NCAA.

UN REPASO AL RÁNKING

Syracuse mantuvo por tercera semana consecutiva el número 1 del ranking de AP, aunque la pujante Florida, que subió hasta el segundo lugar, le ha comido el terreno para la semana que ahora empezamos. Wichita State se aprovechó de  la derrota de Arizona (ahora cuarta) para completar el podio mientras que Duke cerró el TOP 5 tras el bajón de San Diego State (6). Cincinnati, Kansas, Villanova y Saint Louis copan los otros 10 primeros lugares de la lista.

UCLA (23) y Gonzaga (25) vuelven al TOP 25 del que caen Pittsburgh y la fugaz Southern Methodist. Tras las dos derrotas de Syracuse, Wichita State es el único equipo invicto a estas alturas de la temporada (ya suma 29 victorias y es campeón virtual de la liga regular de la Missouri Valley). Si la semana pasada Grambling State rompía una racha de 45 derrotas ante equipos de la Division I, con su triunfo en la pista de Prairie Wiew (81-83) acababa con su sequía como visitante tras 31 partidos perdidos.

AMERICAN ATHLETIC

Louisville, 11 del ranking, derrotó al líder de la conferencia, el séptimo de la lista Cincinnati (57-58). Tras una primera parte de muy baja anotación (19-22), los Cardinals se dispararon en el marcador hasta conseguir una ventaja de 10 puntos. La estrella local Sean Kilpatrick, muy bien defendido en la primera mitad, apareció en la segunda anotando 22 de sus 28 puntos. Los Bearcats remontaron para ponerse 3 arriba a 90 segundos del final. Hasta que Russ Smith (10 puntos, 5 asistencias) asumió el liderazgo. Con dos asistencias a Montrezl Harrell  (21 puntos, 10 rebotes) puso fin a la desventaja. Y una canasta suya, a 2,2 segundos del final, le dio el triunfo a los de Rick Pittino.

 

La 22 según los votantes de AP, Memphis, tuvo que jugar una prórroga para derrotar a Temple (82-79). Shaq Goodwin anotó 18 de sus 20 puntos en la segunda parte. Su compañero en la pintura Austin Nichols sumó 17 puntos, 12 rebotes y 7 tapones. Tras tener una diferencia de 10 puntos en la segunda parte, los Tigers se agarraron a la anotación de Goodwin para contener a los Owls en el desenlace del tiempo reglamentario. Los triples que habían permitido remontar a Temple (10 de 26)  dejaron de entrar en los 5 minutos de más (1 de 5), sellando su suerte.

Southern Methodist quiere volver a entrar en la lista de las 25 elegidas. Y lo demostró derrotando a una de sus miembros, la 21, Connecticut  (55-64). Los Mustangs han ganado 11 de sus últimos 13 enfrentamientos. Su buena defensa sólo concedió 16 canastas de camp a los Huskies, dejándolos en un 30% de acierto en el tiro. La dupla exterior de UConn, Napier y Boatright, anotaron 15 puntos cada uno, pero con un mal porcentaje conjunto (8 de 28).

ATLANTIC COAST

Syracuse, primer equipo del ranking, se dejó la imbatibilidad ante el rival más inesperado, Boston College (59-62). Los Eagles, cuando todo el mundo daba el encuentro por finiquitado, remontaron 13 puntos de desventaja en la segunda parte tras encadenar una racha de 5 triples consecutivos (11 de 22 al final del encuentro), 2 de Olivier Hanlan (20 puntos, 3 asistencias). En los 5 minutos de añadido, con 2 nuevos triples de salida sembraron el desconcierto en los locales.

Tyler Ennis (14 puntos, 8 rebotes, 6 asistencias), habitualmente un seguro en los momentos decisivos, falló cuando su equipo más le necesitaba. No pudo romper el empate a 30 segundos del final de los 40 minutos, y en la prórroga falló dos de sus tres tiros de campo y uno de sus 2 tiros libres. Los Orange, tras jugar con fuego en sus dos enfrentamientos de la semana anterior (ante Pittsburgh y North Carolina State), se acabaron quemando.

 

North Carolina venció a la número 5 Duke (74-66) y se dio un festín anotador contra Wake Forest  (105-72). Esta vez no hubo tormenta capaz de impedir la celebración del partido contra la número 5, uno de los más esperados de la temporada. Roy Williams, que venía de sumar su triunfo número 300 como entrenador de los Tar Heels ante Florida State (75-81), vio como su equipo llegaba al descanso siete abajo. Un Rodney Hood en estado de gracia (una racha de 11 puntos casi consecutivos, acabó el encuentro con 16) había neutralizado la ventaja inicial de los locales.

En la segunda mitad la labor anotadora de Leslie McDonald (21 puntos) se vio perfectamente complementada por Marcus Paige (13 puntos, todos en el segundo parcial, y 9 en los últimos 5:30). La ventaja de hasta 11 puntos de los Blue Devils se fue esfumando ante una defensa que alternó una disposición individual con una zona 1-3-1. Duke falló 13 lanzamientos seguidos y estuvo 6 minutos sin anotar. Una pelota robada por J.P. Tokoto (9 puntos, 7 rebotes) a Quinn Cook (17 puntos saliendo del banquillo) a 31 segundos del final selló el triunfo de UNC. Jabari Parker, a pesar de sufrir en la segunda mitad, acabó con 17 puntos y 11 rebotes.

 

El fin de semana, Duke recibió a Syracuse. Los Blue Devils, después de ver como su ataque se colapsaba ante una defensa en zona, sacaron sus conclusiones. Y atacaron la defensa clásica 2-3 de los Orange metiendo balones interiores en lugar de buscar directamente los triples. Tras las críticas recibidas en el sentido de que a su equipo le faltaba un liderazgo claro para los instantes más comprometidos, Krzyzewski le dio los galones a Jabari Parker (19 puntos, 10 rebotes) y Rodney Hood (13 puntos, 7 rebotes). Ambos jugadores rescataron a los locales cuando Syracuse se fue de 9 puntos en la primera mitad.

A 6:50 para el final del partido, Duke consiguió una renta favorable de 6 puntos. Un fallón Tyler Ennis (9 puntos, 4 rebotes, 6 asistencias, 4 recuperaciones) respondió con una canasta y una asistencia para Jerami Grant (17 puntos, 8 rebotes), ajustando de nuevo el marcador. A falta de 10 segundos los árbitros señalaron falta en ataque a C.J. Fair (12 puntos, 7 rebotes) cuando entraba a canasta. El técnico visitante Jim Boeheim perdió los nervios y fue expulsado. Y los Blue Devils sentenciaron el enfrentamiento gracias a los 4 tiros libres de que dispusieron (anotaron 3). Syracuse cerraba su semana negra con una derrota por 66 a 60.

 

La número 14 Virginia fue casi todo el partido a remolque de su rival estatal Virginia Tech (53-57).  La diferencia favorable a los locales llegó a ser de 11 puntos a falta de 14 minutos para el final. Fue entonces cuando los Cavaliers depositaron sus esperanzas en la línea de 3 puntos, y ésta les devolvió la confianza con 6 triples (con 2 de Justin Anderson y 2 más para Joe Harris). Cuando quedaban 1 minuto y 49 segundos para agotar el tiempo reglamentario, los segundos de conferencia ya ganaban de 5. Un alleyhoop de Justin Anderson tras pase de Malcolm Brogdon dejó el enfrentamiento visto para sentencia.

 

Justin Anderson volvió a ser protagonista en el triunfo de Virginia ante Notre Dame (70-49). Con los Fightin Irish a sólo 5 puntos en el marcador, su tapón sobre Zach Auguste fue el inicio del contrataque que culminó Anthony Gill con un mate. Esta fue la jugada que desencadenó el terrible parcial de 30 a 2 que acabó con todas las ilusiones de victoria de los visitantes.

 

ATLANTIC 10

El décimo para los votantes de AP, Saint Louis, tuvo que esperar a la prórroga para poder vencer al colista de su conferencia, George Mason (85-89). En el anterior enfrentamiento entre estos dos equipos, el 1 de febrero, los Billikens también ganaron en los 5 minutos extra. Sherrod Wright fue el estilete local con sus 34 puntos. La clave estuvo en la aparición tras el descanso del desequilibrante Jordair Jett para los visitantes, consiguiendo 24 de sus 25 puntos en el segundo período. Ante George Washington (66-59) también vencieron, pero después de dejarse recuperar 14 puntos de ventaja en la segunda parte.

Massachussets derrotó a Virginia Commonwealth, consiguiendo que los Rams de VCU encajasen por primera vez esta temporada dos derrotas consecutivas. El “diminuto” base de los Minutemen Chazz Williams (1,75) demostró su sangre fría en los instantes finales. Williams (20 puntos, 4 rebotes, 5 asistencias) anotó 2 tiros libres para dar 3 puntos de ventaja a su equipo a 17 segundos del final. En la siguiente posesión el base le robó la pelota a Briante Weber. Tras recibir una nueva falta, acertó en los tiros libres a falta de 8 segundos, dejando el definitivo 80 a 75 en el marcador.

BIG EAST

Creighton, 11 del ránking y líder de la conferencia, mermó las esperanzas de Marquette de recibir una invitación para el baile de marzo (70-85). Doug McDermott anotó 7 de sus 25 puntos durante el parcial de 2 a 10 que cortó la remontada local en la segunda mitad. Hasta el descanso la defensa de los Golden Eagles había limitado sus tiros, pero en la reanudación el alero vio aro con facilidad. McDermott ya lidera la tabla de anotadores de la División I con 25,8 puntos de promedio. Su compañero Ethan Wragge anotó 22 puntos, con 6 triples de 8 intentos.

 

Con los 29 puntos que anotó ante Seton Hall, la estrella de Creigthon se convirtió en el décimo anotador en la historia de la NCAA. Los Bluejays ganaron de forma ajustada (72-71) después de complicarse de forma inexplicable el partido. Ganando de 3, McDermott falló 2 tiros libres (su media de acierto es del 89%) a 21 segundos del final. Con 4 segundos en el reloj, Ethan Wragge (86% de eficacia) falló 2 más con los Pirates 1 punto por debajo. Aún tuvieron suerte que el lanzamiento a la desesperada de Fuquan Edwin no entró.

Su perseguidora, la número 9 Villanova, sudó la gota gorda para vencer a una correosa Providence (79-82), a la que no pudo doblegar hasta el final de la segunda prórroga. La aportación de los banquillos fue testimonial: ningún punto del de los Friars por 2 del rival.  Los Wildcats ganaban de 5 poco más de 1 minuto para el final de los 40 habituales, pero los locales forzaron el empate. Ryan Arcidiacono (21 puntos, 3 rebotes, 6 asistencias, 3 recuperaciones) falló el triple que le podría haber dado el triunfo a los visitantes.

Al final de la igualadísima primera prórroga, de nuevo Arcidiacono se jugó el tiro decisivo, esta vez en una entrada. Y de nuevo falló. Pero como dice la consabida muletilla, a la tercera fue la vencida. En los últimos segundos de la la disputada segunda prolongación, la pelota llegó de nuevo a las manos de Arcidiacono, que otra vez optó por la penetración. Canasta y tiro libre adicional tras falta de Kadeem Batts (21 puntos, 11 rebotes).

 

Villanova volvió a sufrir ante Saint John’s (57-54), en un partido muy físico y de marcado carácter defensivo. Los Red Storm son el equipo que menos puntos concede (68), y el que deja a sus rivales en los peores porcentajes de tiro, tanto general como de triples. Los Wildcats se quedaron 23 puntos por debajo de su media anotadora de la temporada, anotando un 39,2% de sus lanzamientos y perdiendo 15 pelotas. Saint John’s tuvo su opción de forzar la prórroga a falta de 1,5 segundos y 2 puntos abajo. D’Angelo Harrison tiró a fallar su segundo tiro libre, pero Rysheed Jordan entró a buscar el rebote antes de tiempo. 17.124 espectadores presenciaron este enfrentamiento en Filadelfia, con un gran ambiente, como se ve en el video

 

BIG 10

Purdue pagó el pato de la derrota de la semana anterior de Michigan State ante Nebraska. Los Spartans, caídos hasta el 13 del ránking, barrieron a los Boilermakers (79-94). Los de Tom Izzo batieron el record de triples de la universidad anotando 17, con 6 de Gary Harris (25 puntos), 4 de Travis Trice (14 puntos y 6 asistencias) y 4 más del interior Adreian Payne (23 puntos, 4 rebotes). Michigan State repartió 26 asistencias para conseguir 30 canastas de campo. Tom Izzo dio minutos a todos sus jugadores, aunque fueran testimoniales para algunos. Hasta 15 Spartans saltaron a la pista.

Pero como dice el refrán, poco dura la alegría en casa del pobre. Michigan State sufrió una nueva derrota, esta vez ante su archirrival Michigan (79-70). La 20 del ránking arrebató a los Spartans el liderato de la conferencia. Los Wolverines llegaron a perder de 10 durante la primera mitad, pero tras reducir la distancia a solo dos puntos al descanso rompieron el partido con un parcial de 19 a 4 en la segunda parte con 14 puntos de Stauskas (20 de sus 25 puntos en este período)  y 7 de Caris Levert (23 puntos). Por los visitantes, el renqueante Keith Appling anotó sus 6 puntos en los 2 minutos finales. Los Spartans acusan el mal momento físico de su director de juego.

La número 15 Iowa fue sorprendida en su casa por el equipo que la sigue en el ránking, Wisconsin. Frank Kaminski (21 puntos, 7 rebotes) fue el jugador clave en un final ajustado. Primero anotando la canasta que daba a los Badgers un punto de ventaja. Luego, robando el balón a Roy Devyn Marble (21 puntos, 11 asistencias) para anotar los dos tiros libres de la falta que recibió a continuación a 24,5 segundos del final. Y para acabar, el pívot selló el partido con los dos tiros libres que pusieron en el marcador el definitivo 74 a 79.

 

Thad Matta, entrenador de Ohio State, veía a su equipo de nuevo fuera del ránking (son los penúltimos). Los Buckeyes perdían de 10 ante Minnesota al descanso (18-28). Un parcial de 17 a 0 le permitió respirar más tranquilo. Y luego llegó el momento de Sam Thompson (19 puntos, 4 rebotes), que anotó 10 puntos consecutivos acabando con los últimos conatos de resistencia visitante. Al final, marcador capicua (64–46). Los Golden Gophers se precipitan fuera de las quinielas del March Madness después de perder 6 de sus últimos ocho partidos.

 

BIG 12

La número 8 y líder de esta conferencia, Kansas, se salvó por los pelos del “upset” ante Texas Tech (63-64).  Una vez superadas sus lesiones, un buen inicio del pívot Joel Embiid (18 puntos, 7 rebotes) con 7 de los primeros 12 puntos de su equipo dio la primera ventaja a los visitantes. La renta llegó hasta los 10 puntos tras un triple de Andrew Wiggins (19 puntos, 6 rebotes). Los Red Raiders consiguieron ajustar el marcador al descanso.

En la reanudación los locales aprovecharon 4 de sus 5 primeros ataques, mientras que Kansas solo anotó en 1 de sus 4 posesiones iniciales.Texas Tech consiguió una ventaja de 5 puntos que les permitió llegar vivos a un final apretado. Gracias a un rebote en ataque tras fallo de Wiggins, Embiid ponía a Kansas uno arriba a falta de 30 segundos. Una falta del pívot daba de nuevo la delantera a los tejanos tras dos tiros libres de Robert Turner. Una canasta de Andrew Wiggins al límite del tiempo recogiendo una pelota suelta de Embiid sentenció el partido.

 

 En su siguiente cita de la semana, Kansas venció a la 19 del ránking Texas (85-54). El día antes de cumplir 19 años, Andrew Wiggins se regaló 21 puntos, 6 rebotes y 2 tapones. Joel Embiid le ayudó a soplar las velas con una actuación muy completa (13 puntos, 7 rebotes, 6 tapones). Los Longhorns tuvieron una primera ventaja (3-8) que cedieron tras anotar un solo lanzamiento de campo en 11 minutos. En ese tiempo encajaron un parcial de 32 a 5 con un gran protagonismo de Wiggins. Tan demoledor como este mate al contrataque de Embiid.

 

Texas venía de perder en su visita a la número 17 Iowa State (85-76), con 67 puntos del trío mágico local: Melvin Ejim (25 puntos, 8 rebotes),  DeAndre Kane (22 puntos, 7 rebotes, 5 asistencias) y George Niang (20 puntos, 4 rebotes, 5 asistencias). Por los visitantes, el liderazgo anotador correspondió al base freshman Isaiah Taylor (26 puntos, 7 rebotes, 8 asistencias). Jonathan Holmes aportó 14 puntos y 9 rebotes.

Los Cyclones acertaron en la defensa del principal punto fuerte de los Longhorns ante ellos,  la superioridad en centímetros y kilos de Cameron Ridley (2,05 de altura y 129 kilos) sobre Niang (2 metros y 109 kilos). El mastodonte tejano se quedó en 4 puntos, 5 rebotes y 2 tapones, y sólo estuvo en pista 16 minutos ante su falta de relevancia en el encuentro. El otro factor clave de Texas es el acierto de Javan Felix en los triples, pero el base estuvo fallón (16 puntos, pero acertando sólo 4 de sus 15 lanzamientos desde la línea).

 

Oklahoma State encajó ante Baylor su séptima derrota consecutiva (70-64). Los Cowboys forzaron la prórroga gracias a una recuperación en uno de los servicios de fondo más absurdos de la historia del baloncesto (no os perdáis el vídeo),  y un triple de Leyton Hammonds (desde el 8 de noviembre en que anotó dos triples el jugador había fallado sus 14 intentos posteriores).

 En la prórroga, que se inició con un triple de Corey Jefferson (25 puntos, 13 rebotes, 3 tapones), los locales no cedieron la iniciativa a pesar de los esfuerzos de Markel Brown (26 puntos, 4 rebotes, 6 asistencias). Los Cowboys se reencontraron con la victoria ante Texas Tech (84-62) el día del retorno de Marcus Smart (16 puntos, 10 asistencias, 6 recuperaciones) tras cumplir sus tres partidos de sanción por empujar a un aficionado, precisamente en la pista de los Red Raiders.

 

PACIFIC 12

Arizona, el cuarto equipo del país, se salvó por los pelos de encajar su tercera derrota de la temporada. Utah les obligó a jugar una prórroga (63-67) en la que la defensa de los Wildcats sólo concedió a los locales una canasta de campo. Cuatro puntos de Rondae Hollis Jefferson (13 puntos, 4 rebotes) dieron a su equipo la misma ventaja a 1:52 del final del duelo. Los dos primeros, fruto de un rebote en ataque, y los dos últimos después de que Brandon Taylor (13 puntos, 5 asistencias), con un porcentaje de acierto del 86% desde los tiros libres, fallase sus tres lanzamientos consecutivos desde la línea de personal para los Utes.

 

UCLA (23 del ránking) le pisaba los talones a Arizona por el liderato de la conferencia hasta su derrota frente a Stanford (83-74). Chason Randle acribilló a los Bruins desde la línea de 3 (26 puntos con 7 triples). John Huestis sumó 22 puntos (además de 6 rebotes y 5 tapones) y Anthony Brown, 18 más. El acierto de los Cardinal les permitió anotar el 62,2%  de sus lanzamientos de campo y dominar en el marcador desde el minuto 10 de la primera mitad con ventajas de hasta 12 puntos. Un triunfo que permite a Standford albergar esperanzas de participar, vía invitación, en el gran torneo nacional de marzo.

 

SOUTHERN CONFERENCE

La número 2 Florida perdía de 8 al descanso contra Auburn tras un festival de triples por parte de ambos equipos (12 de las 23 canastas de este período). En la segunda mitad los Gators se confiaron al coloso Patrick Young. El pívot, que en principio no debía jugar por la tendinitis de sus rodillas, aportó 17 puntos en los segundos 20 minutos (todos los que consiguió) para llevar a los suyos a un ajustado triunfo (71-66). Young incluso anotó 3 de sus 4 tiros libres (su porcentaje esta temporada es del 59%) en los últimos 20 segundos .

 

Ole Miss también plantó cara a Florida. Al descanso el marcador registraba un empate a 42 con 22 puntos para los Rebels del loco del triple, Marshall Henderson. En la segunda mitad la defensa de los de Billy Donovan se ajustó perfectamente a los movimientos de Henderson, que falló sus seis lanzamientos en este período. Anthony Perez (10 puntos) y Jarvis Summers (20 puntos) intentaron mantener a Ole Miss en el partido, pero su esfuerzo fue insuficiente ante los triples de Michael Frazier (17 puntos) y Scottie Wilbekin (18 puntos, 7 asistencias) y la fuerza interior de Michael Young (12 puntos, 5 rebotes). Al final, triunfo para una Florida (71-75) que se postula como nuevo número 1.

 

Henderson y compañía venían de perder por la vía rápida ante una Kentucky (70-84) que tuvo a Julius Randle (25 puntos y 13 rebotes) de maestro de ceremonias. Al descanso los Wildcats ganaban a Ole Miss de 17 (25-42). De sus 17 canastas de campo en este período, 6 fueron triples,  otras 7 mates y 3 más entradas a canasta. Después del festival visitante de la primera parte, la segunda sirvió para que el local Marshall Henderson maquillara su estadística con 4 de sus 5 triples (18 puntos pero en una serie de tiros de campo de 5 de 17).

 

Ante Louisianna State, Randle anotó sólo 8 puntos (más 15 rebotes), pero 2 de ellos valen su peso en oro. Son los que dieron el triunfo a Kentucky en la prórroga (77-76) recogiendo el balón tras el tapón de Jordan Mickey a James Young. Los Wildcats compensaron la baja anotación del ala pívot con la aportación de Young (20 puntos) y Aaron Harrison (21 puntos). En LSU brilló su tripleta habitual: Johnny O’Bryant III (20 puntos, 12 rebotes), Anthony Hickey (20 puntos, 5 rebotes, 8 asistencias) y Jordan Mickey (11 puntos, 9 rebotes).

 

OTRAS CONFERENCIAS

La número 6 de la semana, San Diego State, cayó en su visita a New Mexico (58-44), quedando igualados ambos equipos al frente de la Mountain West. Los dos conjuntos tenían claro quién iba a ser el jugador clave: Cameron Bairstow (26 puntos, 9 rebotes). Los Aztecs fueron incapaces de evitar que la pelota llegase al ala pívot sénior, y el jugador de los Lobos les destrozó desde dentro. La estrella de SDSU, Xavier Thames, sigue con su mala racha en el tiro, encadenando 4 partidos con porcentajes de acierto inferiores al 30%. Dos de las cuatro derrotas del equipo han coincidido con la crisis del base. Al final hubo un poco de lío entre los jugadores, pero por suerte la cosa no fue a más.

 

Gonzaga, última del ránking y líder de la West Coast, cayó ante Brigham Young University (73-65), su perseguidor en la conferencia. BYU, sufriendo mucho esta temporada por su defensa del perímetro, consiguió contener a los triplistas rivales. El irregular Matt Carlino (15 puntos, 4 rebotes, 6 asistencias, 3 recuperaciones) anotó 7 puntos consecutivos (2 canastas y 3 de sus 4 tiros libres) en los minutos finales para acabar con las últimas opciones de los Bulldogs que cerraron la semana perdiendo de nuevo, esta vez ante San Diego (69-66). Duda Sanadze (15 puntos) anotó los tres tiros libres  que dieron el triunfo a los Toreros a 2,9 segundos del final. Estas derrotas pueden sacar de nuevo del ránking a Gonzaga.

OTRO RÉCORD PARA TRAVIS BADER

Travis Bader, máximo triplista histórico de la NCAA, batió un nuevo récord. El jugador de Oakland, además de ser el que más triples ha metido, también es el que más ha tirado. Con los 6 que intentó (de los que transformó 4) en el triunfo de su equipo ante Illinois-Chicago (71-86), Bader sumó 1.198 lanzamientos desde más allá de la línea de 3 puntos.

EL PÓSTER DE LA SEMANA

Tristan Carey, de Longwood University, realizó este mate por encima de Brandon Holcomb de Radford. A pesar de esta espectacular acción, los Lancers de Longwood, colistas del grupo Norte de la conferencia Big South, perdieron ante los Highlanders por 75 a 86.

 

 

versión íntegra del artículo publicado en http://www.encancha.com, febrero 2014

NCAA: Las estrellas se ponen de acuerdo para fallar

2 Dic

Las estrellas también tienen días malos. La noticia es que todas se pongan de acuerdo para flojear en una misma semana. Eso ha pasado con Andrew Wiggins, Jabari Parker, Julius Randle, Marcus Smart y Doug McDermott. Y claro, sus equipos lo han notado. Massachusetts volvió a estar entre las 25 mejores universidades según el ránking de Associated Press 15 años despúes, aunque fuera por los pelos. Les ha caído el número 24. Michigan State se mantuvo como la mejor tras una semana de resultados inmaculados. La derrota de Louisville ante North Carolina hizo bajar a los Cardinals hasta la novena posición.

 Nit Season Tip Off: Arizona frena a Parker

En una de las semifinales Arizona, número 4 del ránking, no entendió bien a qué hora empezaba su partido. Así se explica que a 7 minutos del descanso perdiera 8 a 27 contra Drexel, con continuas pérdidas de pelota, malas decisiones y fallos en el lanzamiento mientras los francotiradores Fouch (14 puntos hasta ese momento) y Massenat les acribillaban.

Por desgracia para los Dragons, a esa hora sonó el despertador en forma de presión por toda la pista. Los Wildcats igualaron el enfrentamiento con un parcial de 25 a 4. El pívot Tarczewski tuvo unos minutos de absoluto dominio durante la segunda mitad. En los últimos minutos 6 puntos de Nick Johnson le dieron a Arizona una renta que Drexel ya no pudo recuperar. Al final, 66 a 62 para el equipo de Aaron Gordon.

En la otra semifinal Jabari Parker se fue hasta los 27 puntos para evitar que Alabama diera la sorpresa y eliminara a la número 6, Duke. El freshman no había bajado de los 20 puntos en sus primeros 7 partidos, igualando la marca de Kevin Durant.  Otra exhibición del debutante con canastas para todos los gustos.

La final empezó con retraso porque en la lucha por el tercer y cuarto puesto no se pudo determinar un ganador hasta el final de la tercera prórroga. Y no hubo una cuarta porque Trevor Releford (21 puntos, 8 rebotes, 4 asistencias y 4 pelotas recuperadas) no acertó en un último lanzamiento agónico. Victoria para la heroica Drexel sobre Alabama por 85 a 83.

En el último partido del torneo jugado en el Madison Square Garden de Nueva York se truncó la racha de Parker, aunque sólo por un punto. El freshman de Duke se quedó en 19. Arizona ganó una final en la que se evidenciaron las carencias de ambos finalistas. Duke carece de juego interior, y los ganadores del NIT Season flaquean en exceso en su lanzamiento exterior.

Con los dos conjuntos conscientes de los defectos del rival, los Wildcats supieron sacar más provecho de la situación para llevarse el gato al agua con un completo T.J. McConell (10 puntos, 6 rebotes, 8 asistencias). La defensa de los de Sean Miller dejó a Parker en 7 de 21 en el lanzamiento (0-5 en triples cuando acreditaba hasta entonces un 60%), siendo Rodney Hood el sostén ofensivo de Duke (21 puntos).

En ataque, Arizona repitió la táctica de la semifinal y cargó el juego sobre el armario Tarczewski en el inicio de la segunda mitad. Duke se puso en zona, pero su rival abrió el cerrojo, y no con dos triples sino con dos mates (¡todo un despropósito!). Unos momentos de inspiración de Nick Johnson dieron una pequeña ventaja a los Wildcats, y el desacierto y precipitación de los Blue Devils hizo el resto. Al final Arizona ganó la final 72 a 66.

Battle 4 Atlantis: dos malas noches de Wiggins

En su enfrentamiento contra Xavier, la número 23 Iowa no fue por delante en el marcador ni un sólo segundo de los 40 minutos habituales de un partido de baloncesto. En la prórroga nunca estuvo por detrás a pesar de perder a su máximo anotador Roy Devyn Marble (30 puntos) por calambres. Los Hawkeyes se acabaron imponiendo 77 a 74. En la semifinal, Iowa no tuvo ninguna compasión de UTEP, a la que barrió de la pista 89 a 53.

Kansas, número 2 del país, debutó en este torneo derrotando a la hasta entonces invicta Wake Forest. La defensa de los Deamon Deacons bajó el porcentaje de acierto en el lanzamiento de los de Bill Self hasta un 47%, el más bajo hasta entonces de la presente temporada. Tras llegar al descanso 14 abajo, Wake Forest intentó evitar la derrota con un gran Codi Miller-MCIntyre, que anotó 20 de sus 26 puntos en la segunda mitad. Por Kansas, Andrew Wiggins, que hasta ese momento no había aparecido en exceso, le dio la réplica con 12 de sus 17 puntos. Finalmente, se impusieron los Jayhawks 87 a 78.

En las semifinales, Villanova rebajó aún más el tope negativo de acierto en el lanzamiento de Kansas en un partido, dejándolo en el 38,9%. Los Wildcats no estuvieron tampoco demasiado acertados en esta faceta (34,6%). Los Jayhawks no dejaron que sus rivales anotaran su primera canasta en juego hasta después de haberse disputado los primeros 6 minutos (11-2), pero en los 6 minutos finales de la primera parte encajaron un parcal de 12 a 3 que les hizo irse al descanso 7 abajo (22-29).

En la segunda parte los de Bill Self remontaron gracias a mantener a Villanova sin anotar nada más que un tiro libre en los 7 últimos minutos del partido. Sin embargo, no pudieron completar el trabajo. A 10 segundos del final, un triple de Ryan Arcidiacono, su única canasta de campo del enfrentamiento, les condenó a la derrota. Kansas perdió 59 a 63, y Andrew Wiggins se quedó en 10 puntos.

En la final de consolación siguieron los problemas de los Jayhwaks, a pesar de derrotar a UTEP 67 a 63. Y es que Kansas pasó de ganar de 14 a dos minutos del final a ver peligrar el triunfo. Wiggins tuvo otra mala noche (6 puntos), pero Perry Ellis, Wayne Selden Jr. y Joel Embid compensaron su bajo rendimiento. Estos dos partidos a buen seguro harán que Kansas baje en el ránking de la  próxima semana.

Villanova acabó con la imbatibilidad de otro equipo en la final de este torneo. Los Wildcats vencieron 88 a 83 al número 23 del TOP 25, Iowa, después de una prórroga a la que se llegó tras el duelo anotador entre Ryan Arcidiacono (2 triples) y Roy Devin Marble (jugada de 2+1 y personal forzada en la siguiente jugada de la que sólo aprovechó uno de los dos tiros libres) en los últimos 75 segundos antes de llegar al final de los 40 minutos. El MVP del torneo James Bell, de Villanova, anotó 20 puntos mientras que Marble se fue hasta los 24.

Old Spice Classic: Smart no es inmune a los virus

Contra Purdue Smart realizó su segunda exhibición de la semana. 24 puntos suyos antes del descanso permitieron a Oklahoma State, número 5 según el ránking AP, irse al vestuario 52 a 29. Dos faltas y una tècnica por protestar la segunda en apenas 30 segundos enviaron al base al banquillo con cuatro faltas y 11 minutos por jugarse. Los Boilemakers aprovecharon la situación para remontar y ponerse sólo 4 puntos por debajo en el marcador. Hasta que volvió Smart a pista. 30 puntos para él, y la victoria para su equipo por 97 a 87. Markel Brown anotó 25 puntos por segundo partido consecutivo.

La primera demostración de Smart había tenido lugar en un partido ajeno al torneo en el que los Cowboy se deshicieron de la hasta entonces invicta South Florida por 67 a 93 con 25 puntos, 4 asistencias, y 4 robos de su base estrella que incluso fue capaz de anotar un triple desde más alla de media pista.

Butler se impuso a Washington State 76 a 69, con un ataque bicéfalo repartido entre los 32 puntos de Kellen Dunham (6 de 9 en triples) y los 30 de Khyle Marshall. Y no es que acaparan todo el peso ofensivo de los Bulldogs. Entre los dos realizaron 32 de los 56 lanzamientos de campo de su equipo, convirtiendo 21. Es que sus compañeros no estuvieron tan acertados (6 de 24).

En la semifinal contra Oklahoma State ni Dunham ni Marshall repitieron su nivel de acierto, pero aún así Butler puso contra las cuerdas a los Cowboys. Los Bulldogs pasaron de perder de 14 en el descanso a estar sólo un punto abajo en el último minuto (68-67). Marcus Smart falló tres tiros libres, Khyle Marshall dos, hasta que Le’Bryan Nash transformó uno de los dos que lanzó para anotar el 69 a 68. Elijah Brown dispuso de un triple para ganar, pero su lanzamiento en el último segundo fue taponado por Michael Cobbins. Un final de miedo.

En la otra semifinal Memphis (número 21) eliminó a Lousianna State University por 76 a 69, liderada por el freshman Austin Nichols con 19 puntos y 8 rebotes. A falta de 3 minutos, dos canastas del base Joe Jackson (16 puntos) le dieron a los Tigers de Memphis una ventaja de 4 puntos que los Tigers de LSU ya no pudieron neutralizar. La buena noticia para los ganadores, además de la clasificación para la final fue que el escolta Chris Crawford recuperó su efectividad cara a canasta (17 puntos).

En la final, Memphis se desquitó del enfrentamiento previo ante Oklahoma State del pasado 19 de noviembre, en que fueron barridos de la pista. En aquella ocasión la estrella rival Marcus Smart les endosó 39 puntos. En esta ocasión, se aplicaron más en defensa sobre él. Su esfuerzo, unido a los problemas estomacales con que el base afrontó el partido, dejaron a Smart  en 12 puntos (4 de 13 en el lanzamiento), 8 rebotes y 4 asistencias. Markel Brown tampoco estuvo inspirado en el tiro y Le’Bryan Nash no fue protagonista. Phil Forte, con 19 puntos desde el banquillo, asumió el peso ofensivo de los Cowboys.

Y aun así Oklahoma State se fue al descanso 10 puntos arriba. Un parcial de 7 a 0 de los Tigers para empezar la segunda parte propició una fase de igualdad que ya no se rompería hasta el final. En los últimos 30 segundos, 2 pérdidas de pelota de Marcus Smart, y los 4 tiros libres consecuencia de ellas anotados por Joe Jackson marcaron el resultado final de 73 a 68.

Maui: Syracuse mantiene su infalibilidad

Dayton eliminó a Gonzaga, la número 11, en la primera ronda del torneo (84-79). Los Flyers pasaron de acertar 1 de cada 3 lanzamientos en la primera parte a anotar 2 de cada 3 en la segunda, liderados por Jordan Sibert y sus 23 puntos (5-8 en triples). Kevin Pangos mantuvo las opciones de Gonzaga hasta que fue eliminado por faltas en el último minuto. Los interiores de los Bulldogs Sam Dower y Przemek Karnowski también vieron limitados sus minutos por las faltas.

La modesta Chaminade, de la Division II, no pudo derrotar a la número 18 Baylor (93-77), aunque Cristophe Varidel lo intentó hasta la extenuación. El suizo anotó 42 puntos, quedándose a sólo un punto del récord del torneo que Adam Morrison fijó en 2005 después de tres prórrogas. El enfrentamiento fue un duelo de triples entre Varidel (10 de 16) y su rival Gary Franklin (6 de 10).

En una de las semifinales Syracuse, número 8 del ránking, eliminó a California 92 a 81 con una gran actuación de Tyler Ennis. El base freshman anotó 28 puntos, 17 en la segunda parte en la que los Orange rompieron el partido. Trevor Cooney también anotó 20 de sus 23 puntos en este segundo período.

En la otra semifinal Dayton tuvo contra las cuerdas a Baylor. Los Bears, que llegaron a perder en algunos momentos del partido hasta de 14, sólo mandaron en el marcador en la segunda parte durante 16 segundos. Los mismos que separaron la canasta de Cory Jefferson del final del tiempo reglamentario. Tras 6 victorias en otros tantos partidos, empieza a preocupar en Baylor que el pívot Isaiah Austin no está rindiendo conforme a las expectativas.

En la final se impuso la lógica del ránking y Syracuse ganó a Baylor 74 a 67. Los Orange han ganado el torneo en las tres ediciones que han participado (1990, 1998 y 2013). El equipo que entrena Jim Boeheim rompió el partido en la primera parte y en la segunda se dedicó a administrar la renta controlando los esfuerzos de los Bears para remontar. C.J. Fair anotó 14 de sus 24 puntos en la segunda parte, y acabó siendo nombrado mejor jugador del torneo.

Wooden Legacy: McDermott frenado por las defensas rivales

Tras la marcha de jugadores clave como Shane Larkin, Kenny Kadji y Durand Scott (Rio Natura Monbus, ACB), no se prevee una temporada triunfal como la del año pasado para los Hurricanes de Miami. Su derrota contra George Washington es una prueba (63-71). Los de Miami forzaron la pròrroga a pesar de ir 12 abajo a falta de 10 minutos, gracias a los 15 puntos de Garrius Adams en esta remontada (anotó 17 en total). En el tiempo extra, un parcial de 12 a 2 de los Colonials les condenó.

George Washington no pudo disfrutar de la victoria, ya que en semifinales la última del TOP 25 Marquette les pasó por encima (76-60). Los Golden Eagles salieron en tromba y al descanso ya dominaban 46 a 25 con el pívot Davante Gardner anotando 14 de sus 20 puntos. La segunda parte, sobró.

La número 20 Creighton infringió a la Arizona State de Jahii Carson, una de los equipos destacados en este inicio de temporada, su primera derrota (88-60). Doug McDermott anotó 12 puntos en los 8 primeros minutos hasta que Jonathan Gilling se convirtió en su sombra. De ahí al descanso sólo anotó 4 tiros libres (acabó el enfrentamiento con 27 puntos). El relevo anotador para los Bluejays lo asumió Devin Brooks desde el banquillo, con 11 de sus 23 puntos hasta el final de una primera parte que acabó 45 a 31. En la segunda mitad los intentos de reacción de los Sun Devils fueron infructuosos.

En la semifinal McDermott anotó 6 de sus 7 primeros lanzamientos y Creighton se puso 12 arriba en el marcador. San Diego State ajustó su defensa sobre él y con un parcial de 31 a 9 dio la vuelta al resultado. A partir de ese momento, la iniciativa en el enfrentamiento fue en todo momento para los Aztecs, a pesar de los esfuerzos de la estrella de los Bluejays, que acabó con 30 puntos, para evitar la derrota. Xavier Thames, con 6 de sus 26 puntos en los últimos 1:18 de partido, aseguró la victoria de su equipo por 80 a 86.

En la final San Diego State protagonizó un nuevo upset, derrotando a Marquette 59 a 67.  Xavier Thames batió su marca personal en anotación con 27 puntos. Después de llegar empatados a 53 a los últimos 3 minutos y 30 segundos, un parcial de 4 a 14 de los Aztecs les dio el triunfo en el torneo. Thames demostró su seguridad en los tiros libres anotando los 6 que lanzó en los 40 segundos finales. En la final de consolación la buena defensa de Isaiah Armwood dejó a Doug McDermott en 7 puntos, 21 por debajo de su media. Creighton lo acusó cayendo derrotada ante George Washington 53 a 60.

CBE Hall of Fame Classic: un poco de Vanvleet es mucho

Wichita State, la 12 del ránking de la semana, ganó este torneo tras vencer en la final a Brigham Young University (BYU) por 75 a 62. Las diferencias iniciales fueron para los Cougars, que llegaron a ganar de 13 en la primera parte gracias a un inspiradísimo Matt Carlino (18 de sus 21 puntos en este período). La buena actuación del zurdo minimizó el efecto de la buena defensa de los Shockers sobre Tyler Haws.

En la segunda parte Carlino bajó su rendimiento y los Shockers impusieron su físico, impidiendo al equipo mormón anotar ningún lanzamiento de campo en los últimos 8 minutos y medio del partido (aunque sí les concedió tiros libres) y dejando la racha de tiro de Tyler Haws en un flojo 3 de 15 (acabó con 17 puntos tras anotar sus 11 tiros libres).  Y en el momento oportuno, Fred Vanvleet dió la puntilla a BYU con 8 puntos consecutivos. Ron Baker (23 puntos y una gran defensa sobre Haws) anotó 6 tiros libres en los últimos 45 segundos para acabar de sentenciar el resultado.

Cancun Challenge: El bloque de Wisconsin

Wisconsin, dècima del ránking, se llevó este torneo gracias a su victoria en la final sobre West Virginia por 70 a 63. El jugador clave para los Badgers fue Sam Dekker con 21 puntos y 12 rebotes, aunque el juego del equipo buscó más lo colectivo, con 15 asistencias y cuatro jugadores anotando en dobles dígitos. El partido se mantuvo igualado hasta que un triple de Josh Gasser inauguró un parcial de 18 a 0 cerrado con un mate de Dekker.

Julius Randle también se vuelve humano

La racha de dobles dobles de Julius Randle se truncó en la victoria de los de John Calipari sobre Providence por 79 a 65. El ala pívot cumplió en anotación, con 12 puntos, pero se quedó en “sólo” 8 rebotes. Mientras, su compañero Willie Cauley-Stein flirteaba con el triple doble: 15 puntos, 8 rebotes y 9 tapones. Previamente en la semana, los Wildcats habían sufrido para sacar adelante un partido.

Tras encajar un parcial de 6 a 20 entre el final de la primera parte el principio de la segunda, el número 3 del ránking Kentucky perdía de 11 puntos ante Cleveland State. Con 14 minutos por delante, Andrew Harrison decidió ser el base que su equipo necesita y lideró la reacción con dos jugadas de 3 puntos, la segunda para empatar a 57. Acabaron ganando los Wildcats 68 a 61 en un partido de bajo porcentaje de acierto en el tiro (35,8 Kentucky por 35,6 de los Vikings). Julius Randle conseguía su séptimo doble doble en otros tantos partidos con 15 puntos y 15 rebotes.

Otrp upset  (una universidad derrota a otra con mejor ránking) de la semana lo protagonizó la Universidad de Alabama Birmingham (UAB), derrotando a North Carolina 63 a 59. Jerod Haase, técnico de los locales, se llevó la victoria ante su antiguo entrenador y luego jefe Roy Williams. Los Blazers, equipo más reboteador de la categoria, capturaron 15 rebotes más que los Tar Heels, y compensaron su pésimo 30% en el lanzamiento de campo con 21 rechaces ofensivos. Chad Frazier lideró a los locales con 25 puntos, mientras que North Carolina sigue encontrando a faltar una mayor aportación de James McAdoo.

Steve Alford se convirtió en el primer entrenador debutante en la historia de UCLA en ganar sus siete primeros partidos, algo que ni el mítico John Wooden (6-1) había conseguido. El técnico estableció la marca con la victoria de su equipo, 19 del ránking en su último duelo del torneo de Las Vegas contra Northwestern (95-79). Los de Alford anotaron 13 de sus 17 triples, y Kyle Anderson rozó el triple doble (16 puntos, 9 rebotes, 9 asistencias). Esta cita ha tenido un formato atípico porque Missouri, otro de los participantes, y UCLA ya tenían programado un enfrentamiento entre ellos para la próxima semana, y no querían jugar entre ellos dos veces en una misma temporada.

La canasta más increíble de la semana pasada la encontramos en la NAIA, una organización de deporte universitario similar a la NCAA pero de menor tamaño. Con esta canasta de Shane Merryman, Huntington University derrotaba a Marian 61 a 59 para mantener su imbatibilidad esta temporada.

publicado en http://www.encancha.com, diciembre 2013

La maldición del número 1

29 Ene

Duke perdió su primer partido después de volver al número 1 del ranking de los 25 mejores. Tal como le pasó a los Cardinals de Louisville, el anterior líder del Top 25 (fugaz reinado el suyo, han caído hasta la quinta posición). Esta semana se ha vivido una rebelión de los equipos no ranqueados, especialmente cruda en la Big East.

El primer lugar del ránking AP parece maldito. La última victima del maleficio han sido los Blue Devils, que encajaron una derrota ante el número 25 Miami (de Florida, hay otra en Ohio) por 90 a 63.  Los Hurricanes decantaron el enfrentamiento tras de un parcial de 25 a 1 en la primera parte, durante el cual los jugadores de Duke fallaron 13 lanzamientos consecutivos. Duke se rehizo de la derrota apalizando a un histórico en horas bajas, Maryland, por 84 a 64.  El freshman Rasheed Sulaimon anotó 25 puntos con 6 triples, 4 de ellos en una racha de apenas tres minutos en la primera parte.

Michigan, de la Big Ten, puede aprovechar el tropiezo de Duke para subir desde la segunda posición que ahora ocupa hasta el número 1 del ránking. Los Wolverines hicieron los deberes y ganaron sus dos enfrentamientos de esta semana, contra Purdue (68-53) y Illinois (60-74) con un buen trabajo conjunto de sus exteriores (Trey Burke, Tim Hardaway Jr., Nik Stauskas y Glen Robinson III).

Esta semana en la Big East dos equipos ajenos al Top 25 se han rebelado. En los pasados 7 días Villanova ha sido capaz de derrotar a Louisville (número 5) y a Syracuse (3).  Contra Syracuse, necesitaron de una pròrroga para imponerse por 75 a 71. El base Darrun Hillard aportó 25 puntos, 7 rebotes, 6 asistencias, y 1 pelota robada por ninguna perdida, pero el héroe fue el escolta Ryan Arcidiacono. El forzó la prórroga con un triple a falta de 3 segundos para el final del partido, y selló el triunfo con dos tiros libres a 6 segundos de acabar la prolongación.

Georgetown es el otro modesto rebelde. Primero derrotó a Notre Dame (número 24) y luego a la reincidente Louisville, que ha encadenado tres derrotas después de ser nominada número 1 hace dos semanas. La canasta de la victoria de los Hoyas (53 – 51)  sobre los Cardinals fue fruto de un palmeo acrobático de Aaron Bowen…a 3 minutos y medio del final. Tras estos dos puntos, el marcador sólo se movió con dos tiros libres, uno por equipo.

 North Carolina State (número 18)  obtuvo una victoria balsámica en la Atlantic Coast tras derrotar a North Carolina por 91 a 83. Esta vez la ventaja a favor de hasta 28 puntos en la segunda parte fue suficiente. El martes el Wolfpack había perdido contra Wake Forest tras dilapidar una renta favorable de 16 puntos. Y eso que los Deamon Deacons no consiguieron anotar ningún lanzamiento de campo en los últimos 4 minutos de partido.

En la Pacific 12 UCLA derrotó al número 6 Arizona por 73 a 84. Los Bruins no son un equipo modesto a pesar de no estar ranqueados. Su potencial y talento es sólo comparable a su irregularidad. Shabazz Muhammad metió 23 puntos (los californianos han vencido en los 7 partidos en que el escolta ha pasado de los 20 puntos).  

Épica remontada en la Atlantic 10 de Richmond ante Virginia Commonwealth (VCU, número 19). Perdían de 7 a falta de 42 segundos, y llevaban 5 minutos sin anotar. Pero Kendall Anthony creía en la victoria. Reúne a sus compañeros y les dice “vamos a ganar”. Consiguen forzar la prórroga. Anthony anotó 9 de sus 26 puntos en el tiempo extra, y los Spiders acabaron venciendo por 86 a 74.

VCU amplió su racha de derrotas contra otro equipo no ranqueado, Lasalle (61-69), que ha vivido una semana gloriosa derrotando también a Butler (número 9) por 54 a 53. En los dos triunfos fue clave Ramon Galloway. En el primero anotó la canasta de la victoria, y contra VCU se fue hasta los 31 puntos.

Otras víctimas de la rebelión de los modestos fueron Kansas State (número 11), que cayó ante Iowa State por 73 a 67, Minnesota (número 12) derrotada por Wisconsin 45 a 44, Minnesota (número 15), vencida por Northwestern 55 a 48, y New Mexico (número 15), apabullada por la ahora fuera del ránking San Diego State por 55 a 34.

El escolta Travis Bader, de Oakland, anotó 47 puntos (11 de 18 en triples), la mejor marca anotadora individual de la temporada en la I División (Jack Taylor anotó 138 puntos, pero jugaba en la III División). El registro negativo lo ha batido Northern Illinois. En su partido contra Eastern Michigan sólo anotó 4 puntos en la primera parte, nuevo récord de la I Division. El anterior estaba en 5 puntos, y lo había establecido en diciembre esta misma universidad. Porcentaje de acierto en tiros de campo en la primera mitad, 3,2%, y 13,1% al final. Dos nuevos récords para olvidar.

La anécdota de la semana la tenemos en el duelo entre Marquette y Providence (81 a 71). El partido tuvo que ser detenido varias veces en la segunda parte por el vuelo de un murciélago que aterrorizó a público y jugadores. ¿Drácula se ha aficionado al baloncesto?

 

Publicado en http://www.encancha.com, enero 2013

ProBasketballTalk | NBC Sports

NBA news, video, analysis and more

El vestuario

Son historias. El deporte es sólo una excusa. Por Jorge Gérardin

EL ECO SIN PASOS

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

La Canasta Americana 🏀

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

A %d blogueros les gusta esto: