Tag Archives: Reggie Evans

El caso Avdalovic no se repetirá en la NBA

4 Jun

La NBA es una organización ágil a la que no le da miedo cambiar las reglas de la competición por el bien del espectáculo. La última modificación ha sido la que pretende luchar contra la simulación de faltas. Las sanciones aplicadas en la final de la Conferencia Este han vuelto a poner los focos sobre ella. Repasémosla.

En los últimos años la NBA había detectado un incremento de simulaciones por parte de algunos jugadores para conseguir que los árbitros le señalasen falta a algún rival. Y también habían aumentado los reproches públicos entre quienes lo hacían y sus víctimas. Para cortarlo de raíz la Liga estableció para esta temporada una normativa contra el flopping (que es como se conoce por aquellas lares esta práctica).

La reglamentación descarga de la responsabilidad de aplicación de la misma a los árbitros, más allá de pitar técnica por conducta antideportiva si lo consideran apropiado. Es la misma organización de la NBA la que repasa las imágenes de todos los partidos y decide si existe alguna conducta sancionable. Para la primera vez, la cosa se resuelve con una advertencia. La segunda vez, con una multa de 5000 dólares. La tercera vez la multa es de 10.000 y 15.000 para la cuarta infracción.

Si el jugador es Don Erre que Erre, o no ha sido capaz de cambiar a su profesor de interpretación, se le castigara con 30.000 dólares la quinta vez que la NBA considere que finja. Y a partir de la sexta infracción, el castigo acarrea suspensión de un partido más una posible multa a decisión de la liga. Desconocemos el criterio para establecer sanciones en este último caso porque nadie ha llegado tan lejos…aún.

La regla se empezó a experimentar en la pretemporada, de forma discreta y sin sanciones económicas. La cosa se saldó con entre 15 y 20 advertencias. Tiene guasa que el primer jugador que reconoció haber sido avisado fue Jarrett Jack. El base de los Warriors era uno de los que más había criticado en público a los fingidores. Por ejemplo, durante los playoffs del año pasado, pidió a los árbitros en un tweet que no picasen tanto en los engaños de Blake Griffin.

Durante la temporada regular, y una vez superada la novedad del primer amonestado de forma oficial, o el primer multado (Reggie Evans), la situación se normalizó y no se le dio más importancia al asunto. Y esta fase de la temporada acabó con 24 infracciones repartidas entre 19 jugadores, de los que 5 que tuvieron que pagar 5.000 dólares (2 infracciones): Reggie Evans y Gerald Wallace (Brooklyn Nets), Jose Juan Barea (Timberwolves), Kevin Martin (Thunder) y Omar Asik (Rockets).

Endurecimiento de la normativa en playoffs

Stu Jackson, vicepresidente de la NBA y responsable directo del programa antiflopping, defendía el éxito del mismo ante las críticas por la escasez de sanciones argumentando que actuaban de forma discreta (¡aunque las amonestaciones y multas son públicas!). Según él, la efectividad radicaba en que equipos y jugadores sabían que los vigilaban de cerca, y muchos querían evitar el estigma de ser señalados como “cuentistas”.

Pero he aquí que llegan los playoffs y la Liga decide subir las apuestas. Durante esta fase de la competición, se suspende el aviso previo y se pasa directamente a las multas. Todos los castigos se endurecen un grado. La primera infracción ya se multa directamente con 5.000 dólares. Y Jeff Pendergraph (Pacers), Derek Fisher (Thunder), J.R. Smith (Knicks) y Tony Allen (Grizzlies) pasan por caja.

Hasta que llegamos a unas Finales del Este muy calientes entre Miami Heat y Indiana Pacers. En lo deportivo, y en lo no tan deportivo. En el cuarto enfrentamiento de la serie se sanciona por flopping de una sola tacada a tres jugadores: Lebron James (Heat), y David West y Lance Stephenson (Pacers). El tema ya venía de antiguo. En las semifinales de la misma conferencia de la pasada temporada, el técnico de los Pacers Frank Vogel había acusado a los Heat de ser el equipo más fingidor de la Liga. Le costó una multa de 15.000 dólares.

No ha sido el único entrenador en vincular esta práctica con el equipo de Miami. Tom Thibodeau, de los Chicago Bulls, ha sido multado con 35.000 dólares por acusar de simulación a Lebron James, tras ser eliminados esta temporada por los Heat en las semifinales de la Conferencia Este. James se defendió.”Yo no necesito tirarme. Juego duro pero no me tiro. Nunca he sido de esos. No necesito tirarme. Ni siquiera sé hacerlo”.

Claro que antes del fatídico cuarto partido contra los Pacers, la estrella de los Heat también dijo: “Algunos jugadores llevan años tirándose para conseguir una ventaja. Cualquier medio por el que puedas conseguir una ventaja sobre el contrario para beneficiar a tu equipo es válido”. ¿Con cual de las dos declaraciones de Lebron James nos quedamos? Por cierto, al final los de Miami eliminaron al equipo de Indiana para disputar su tercera final de la NBA en tres temporadas.

La ventaja de usar el video

Siempre se dice que los errores arbitrales son parte del juego, y como tal hay que asumirlos y aceptarlos. De esa excusa que en más de una ocasión ha servido para salvar alguna cabeza poco competente nace el camino que lleva al flopping. Porque ya que los árbitros se equivocan, nada impide sacar partido de sus errores en un mundo como el del deporte en el que sólo perduran los resultados. Bueno, siempre queda el juego limpio, la ética, etc.., pero todas esas cosas no ganan títulos.

En el baloncesto FIBA todo queda en manos de los árbitros, que pueden castigar la acción con una falta técnica, pero nada más. La ventaja que tiene la revisión del video antes de aplicar la sanción de la NBA es que así se evitan los “casos Avdalovic”. El 7 de noviembre del 2007, en la Copa ULEB, el jugador del Pamesa Valencia Vule Avdalovic salta para lanzar a canasta en el partido contra el Fraport Skyliners. Hace un movimiento extraño en el aire, sin que nadie le toque, y se queda tumbado en el suelo retorciéndose de dolor.

Al base-escolta le cae una técnica por fingir. El árbitro Anibal Castano pita técnica. Mientras el rival lanza los tiros libres, a él se lo llevan a la enfermería. Rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha, en el último apoyo antes de saltar. Tuvo que pasar por el quirófano para sanar una lesión que mermó su carrera deportiva. En este caso Don Erre que Erre fue la tripleta arbitral (Anastasios Piloidis, Anibal Castano y Enrico Sabetta), que no quiso rectificar una decisión equivocada.

 

publicado en http://www.encancha.com , junio 2013

Anuncios

Los Lakers evitan el ridículo

19 Abr

Miami Heat ha sido el mejor equipo de la Liga Regular. Y finalmente, los Lakers consiguieron su plaza para jugar los playoffs. Mucha emoción en el Oeste durante los últimos partidos de la liga regular este mes de abril. En el Este, sólo los Knicks han animado el cotarro.

Los Lakers siguen en liza

La octava plaza vacante para los playoffs del Oeste no se decidió hasta el último día de Liga Regular. Lakers y Jazz pelearon hasta el final. Una lucha encarnizada en la que la ventaja que un día favorecía a un contendiente cambiaba de bando al siguiente. Los Jazz solventaron correctamente sus enfrentamientos asequibles, pero las derrotas ante Denver Nuggets, Oklahoma City Thunder y la del último partido contra los Memphis Grizzlies les dejaron sin playoffs.

Y así los Lakers tendrán opciones de luchar por el campeonato una vez más. Su temporada ya no podrá ser calificada como calamitosa. Aún puede ser un fracaso, pero han evitado el desastre absoluto. El ahora segundo equipo de la ciudad de Los Angeles cerró la liga regular de forma brillante: 7 triunfos y sólo una derrota en abril, ante el primer equipo de la ciudad, los Clippers.

Kobe Bryant tiró del carro hasta que su cuerpo dijo basta. Promediaba 30,5 puntos, 7 rebotes y 7,5 asistencias en este último mes hasta que se le desgarró el talón de Aquiles en la victoria ante los Warriors. Una lesión que le mantendrá fuera de las pistas hasta bien empezada la próxima temporada, la última de su contrato. Se especuló con su retirada, pero alguien tan competitivo como Bryant querrá decir adiós vistiendo de corto. Apuesto por su retorno.

Al final los Lakers quedaron séptimos tras vencer el último día a los Houston Rockets, que les precedían en la clasificación. Pau Gasol, en su mejor mes de la temporada, conseguía su segundo triple doble en menos de una semana. Él y Dwight Howard son los dos jugadores más en forma de los angelinos, que se han encontrado con dos regalos inesperados: el retorno de Metta World Peace sólo 12 días después de una operación de menisco y el despertar anotador del base Steve Blake, titular en ausencia de Steve Nash.

Los Mavericks se quedaron muy pronto fuera de la lucha por la octava plaza. Su consuelo es que sus jugadores al fin pudieron afeitarse la barba. A la cuarta ocasión en que podían situar su balance de victorias-derrotas en el 50%, lo consiguieron. Fue en el último partido como locales de los Hornets de Nueva Orleans, que la próxima temporada cambian su denominación por la de Pelicans. Asi que hubo un doble adiós. A las barbas de los Mavericks y a la mascota local, la avispa Hugo.

Los Spurs flaquean al final

En la parte alta de la Conferencia, Spurs y Thunder pugnaban por la primera plaza. Un pésimo final de los de San Antonio, con 6 derrotas en 9 partidos, dio la posición a los de Oklahoma. Los tejanos tuvieron que lidiar con las lesiones de Ginobili, Parker, Duncan y Kawhi Leonard. Y los Thunder, que afrontaron unos primeros partidos de abril complicados, se los comieron crudos (tanto en el duelo directo entre ambos, 100 a 88, como en la clasificación).

Los Nuggets son el tercer cabeza de serie tras un abril en que sólo cayeron en casa de los Mavericks, y después de una prórroga. La ventaja de campo en su caso es especialmente importante. Esta liga regular sólo han perdido tres partidos como locales, ante Miami Heat, Minnesota Timberwolves y Washington Wizards. Han recuperado al lesionado Ty Lawson, pero Danilo Gallinari se rompió para lo que resta de competición, y Kenneth Faried será duda los primeros partidos de playoff.

Clippers y Grizzlies han luchado por la cuarta posición del Oeste, que finalmente se quedó en Los Angeles. La victoria de los californianos en el partido que enfrentó a estos dos equipos ha decantado esta igualada pugna. Un duelo que se repetirá en la primera ronda de la lucha por el campeonato. La ventaja de campo estará en posesión de los Clippers, que han batido su récord de victorias en liga regular (56) y han conquistado el primer campeonato de división de su historia. Habrá que prestar atención a la actuación de Mike Conley. El base de Memphis ha subido sus cifras en anotación tras el traspaso de Rudy Gay.

Los Golden State Warriors finalmente han sido el sexto equipo del Oeste. Stephen Curry vio como Damien Lillard, de los Blazers, le arrebataba el récord de más triples anotados en liga regular por un rookie (185). Minucias para Curry, que con 272 batió el récord total de triples anotados en una temporada, anteriormente en posesión de Ray Allen.

Los Knicks animan el Este

 Los Miami Heat nadaron y guardaron la ropa. Fueron dando descanso a los miembros del “Big Three” (Lebron James, Dwayne Wade y Chris Bosh sólo coincidieron contra Celtics y Bulls) sin por ello dejar de asegurarse el mejor registro de victorias y derrotas de la Liga. De sus nueve partidos jugados en abril sólo perdieron el primero, contra los Knicks. Tendrán el factor pista a su favor incluso en la final. Con 66 triunfos han firmado la mejor liga regular en la historia de la franquicia.

Los Knicks han conseguido la segunda posición de la Conferencia gracias a un Carmelo Anthony extraordinario, bien secundado por J.R. Smith. En su peor partido del mes, contra los Pacers, el alero se quedó en 25 puntos. Sumaron 13 victorias consecutivas entre marzo y abril (tumbando entre otros a Heat y Thunder) hasta caer después de una prórroga en su visita a los Bulls de Chicago (si, el mismo equipo que dejó en 27 triunfos la racha histórica de los Heat).

Melo ha asumido su responsabilidad de jugador franquicia en un equipo con problemas de lesiones en todos sus interiores, promediando 36,9 puntos y 9,9 rebotes en los ocho partidos que ha jugado este mes. Una vez lograda la segunda plaza del Este para los Knicks, habiendo ganado el campeonato de la División Atlántica (primero desde 1994) y con el título individual de máximo anotador de la temporada en el bolsillo, Anthony obtuvo un merecido descanso.

Los Indiana Pacers no pudieron mantener el ritmo de los Knicks, y acabaron cediendo en su lucha por el subcampeonato del Este. Lo cierto es que tenían un calendario complicado. Cayeron ante Oklahoma City Thunder, los Washington Wizards (John Wall, en una noche loca, les metió 37 puntos), Brooklyn Nets (esta vez la noche tonta fue de Deron Williams, 33 puntos y 14 asistencias) y finalmente los Knicks. Su visita a los Celtics, intrascendente cara a la clasificación, fue cancelada después del atentado durante la maratón de Boston.

Los Nets de Brooklyn tuvieron un calendario sencillo, sin ningún choque contra equipos del Oeste.  Lo aprovecharon para asegurarse la cuarta plaza de la conferencia y el factor pista en la primera ronda de playoff como mínimo. Reggie Evans no ha aflojado en los rebotes (16,7 de media) y Deron Williams parece que ha superado sus problemas de tobillo justo a tiempo (27 puntos, 8,7 asistencias de promedio en abril).

Un final complicado para los Bulls

El abril de los Chicago Bulls ha rozado la épica. Lo que hubiera debido ser un mes tranquilo, con la mayoría de partidos asequibles, se ha transformado en un via crucis de derrotas por culpa de la plaga de lesiones (Noah, Gibson, Belinelli, Hamilton, Deng, y la larguísima baja de Derrick Rose). De sus tres enfrentamientos contra rivales de nivel, derrotaron a Knicks y Nets y cayeron ante unos Heat al completo.

La buena noticia es que Jimmy Butler ha ganado minutos y confianza, demostrando que puede ser un jugador importante. Y el renacer de un ilustre temporero, Nate Robinson. Los Hawks podrían haber sacado más partido de los problemas de los Bulls para mejorar su sexta posición de la conferencia. Pero por suerte para los de Chicago, los de Atlanta tampoco han acabado bien esta fase de la temporada. 

Boston Celtics y Milwaukee Bucks, una vez asegurados los playoffs, y ante la imposibilidad de mejorar o empeorar su séptimo y octavo lugar, han tenido un abril anodino. En el caso de los Bucks, 2 victorias en 10 partidos, un balance indigno para un equipo de playoffs.

En la parte baja de la clasificación Charlotte Bobcats y Orlando Magic pelearon hasta el último día por ver cual era el peor equipo de la temporada. Al final el dudoso honor se quedó en Orlando. Los de Florida pueden justificarse con la marcha de Dwight Howard y alguna lesión de importancia. La explosión de juego de Tobias Harris (fue un riesgo cambiarlo por JJ Reddick) y Nikola Vucevic suaviza la decepción.

La primera ronda de los playoffs

 Después de la innumerable serie de partidos de la liga regular, llegamos a los playoffs por el campeonato. Estos son los emparejamientos de la primera ronda. El primero de los dos equipos es el que tiene el factor campo a su favor.

a) Este

Miami Heat – Milwaukee Bucks

New York Knicks – Boston Celtics

Indiana Pacers – Atlanta Hawks

Brooklyn Nets – Chicago Bulls

b) Oeste

Oklahoma City Thunder – Houston Rockets

San Antonio Spurs – Los Angeles Lakers

Denver Nuggets – Golden State Warriors

Los Angeles Clippers – Memphis Grizzlies

 

publicado en www.encancha.com, abril 2013

Los Heat reinaron en marzo

3 Abr

Entramos en abril y ya se huelen los playoffs. A los equipos les quedan unos 10 partidos para asegurarse la clasificación, mejorar su posición cara a los futuros emparejamientos, o simplemente echar el cierre e irse de vacaciones. De estos últimos no hablaremos en este artículo. Porque lo interesante pasa más arriba.

Este mes de marzo ha tenido dos puntos principales de interés: la racha victoriosa de los Heats en el Este y la lucha por el octavo lugar de la clasificación en el Oeste, el último que da acceso a los playoffs. Empezaremos nuestro repaso por este segundo tema.

Jazz, Lakers y Mavericks pelean por ser octavos en el Salvaje Oeste. Los de Utah dieron facilidades a sus perseguidores con un mal inicio de mes, perdiendo 9 de sus 12 primeros partidos. Los Lakers les robaron el deseado octavo lugar. Con el agua al cuello, cerraron el mes con 4 victorias en 6 días, recuperando la posición. Aunque empatados con los angelinos.

Pau Gasol parece haber superado sus problemas físicos, pero Steve Nash y sobre todo Kobe Bryant andan renqueantes. Metta World Peace será baja como mínimo hasta el final de la liga regular.  Los Lakers,  con una buena racha (7 partidos ganados, 2 perdidos), metieron la cabeza entre los 8 primeros. Y cuando parecía que iban a consolidar su posición,  4 derrotas en 5 encuentros (2 especialmente dolorosas por la poca entidad de los rivales, ante Suns y Wizards) cortaron su progresión.

Los californianos cerraron el mes venciendo, aunque con mucho sufrimiento, a otro equipo de su mismo estado, los Kings de Sacramento. La misma noche en que Kobe Bryant superaba a Wilt Chamberlain para colocarse cuarto en la lista de máximos anotadores en la historia de la NBA.

En mi resumen de febrero descartaba a los Mavericks. Craso error. Dirk Nowitzki y 6 compañeros más se conjuraron el 8 de febrero a no afeitarse hasta que el equipo tuviera tantos partidos ganados como perdidos en la liga regular. Este mes, con el alemán cogiendo la forma, la conjura ha empezado a ser efectiva. Cierran marzo sin afeitarse aún, pero con 11 victorias por sólo 5 derrotas. Y pisando los talones a Jazz y Lakers.

Por encima de esta tripleta de equipos los Houston Rockets no pueden descuidarse, con dos victorias de ventaja sobre Jazz y Lakers, si no quieren complicarse el tramo final de liga regular, mientras que los Golden State Warriors se hallan en aguas tranquilas, muy lejos tanto de la cabeza como de la cola. Suyas serán con toda probabilidad la sexta y séptima plazas del Oeste.

La eterna juventud de Duncan

En la parte alta de la clasificación San Antonio Spurs y Oklahoma City Thunder luchan por ser campeones de conferencia.  La  baja del base Tony Parker durante 8 encuentros sólo les costó 2 derrotas a los tejanos (10 victorias de 14 partidos en el total del mes).

El secreto de su éxito es un Tim Duncan en su mejor momento. En marzo ha promediado 20,8 puntos y 11,6 rebotes por partido. Mucha atención también al acierto en los triples de Daniel Green. Lástima de la derrota del día 31 contra los Miami Heat. Y de la reciente baja de Manu Ginobili, que podría alargarse hasta los playoffs.

Los Thunder sólo han perdido 5 de sus 17 partidos de marzo. Una de sus derrotas fue contra unos Spurs sin Tony Parker y con Duncan fallón, dos circunstancias que difícilmente se repetirán en los 7 partidos de una serie por el título de conferencia.   También cayeron dos veces contra los Denver Nuggets y otra contra Memphis, con los que podrían cruzarse en los playoffs.

Kevin Durant, Russell Westbrook, Serge Ibaka y Kevin Martin son la base del equipo de Oklahoma. Especialmente los dos primeros, que se multiplican noche tras noche. El problema es que necesitarán mucha más aportación del resto de sus compañeros para aspirar al premio gordo.

Señales de alarma en los Clippers

Por debajo de los dos ogros del Oeste tenemos una tripleta formada por Denver Nuggets, Los Angeles Clippers y Memphis Grizzlies. Los Nuggets encadenaron 15 victorias consecutivas entre finales de febrero y marzo, para caer de forma inesperada y contundente contra los Hornets (110-86). También perdieron contra los Spurs, aunque dando la cara hasta el último segundo. Un bloque con muchas ganas de dar guerra, especialmente en casa.

Los Clippers han tenido un mes flojo, con 7 victorias y 7 derrotas. Y lo que es peor, de los equipos del Oeste contra los que han jugado sólo han podido ganar a los Hornets. Fueron derrotados por Thunder, Nuggets, Grizzlies, Kings, Mavericks, Spurs y Rockets. Una pésima señal cara a sus aspiraciones de luchar por el campeonato. El no tener en perfecto estado a Chauncey Billups y Grant Hill, y la escasa aportación de Lamar Odom les resta potencial.

Y respecto a los Grizzlies de Marc Gasol, 11 victorias en 17 partidos. El catalán se perdió 2 partidos por una lesión abdominal, pero eso no le ha impedido consolidarse como uno de los pívots más completos de la NBA. En marzo, sus números han sido dignos de una estrella: 17 puntos, 7 rebotes, 4,5 asistencias y casi 2 tapones por partido.

El Este pertenece a los Heat

Una racha de 27 victorias consecutivas entre febrero y marzo aseguró a los Heat el primer lugar de la Conferencia Este. Los de Miami cerraron el mes con una importantísima victoria sobre los Spurs. Un triple en el último instante de Chris Bosh impidió a los tejanos aprovechar las ausencias por lesión de Lebron James, Dwayne Wade y Mario Chalmers. Y concedió a los vigentes campeones una ventaja real de 4 victorias a falta de 9 partidos sobre sus más directos perseguidores, precisamente los de San Antonio.

Muy por detrás suyo, Knicks y Pacers mantienen una dura pugna por el segundo lugar en la conferencia.  Los de Nueva York encadenaron 4 derrotas consecutivas en su gira por el Oeste justificadas por las lesiones de Carmelo Anthony, Tyson Chandler y Amare Stoudemire. Sin embargo, han acabado marzo ganando sus últimos ocho partidos con J.R. Smith, un suplente de lujo, viendo el aro como una piscina.

Los Indiana Pacers se esfuerzan cada noche en demostrar que hay vida más allá de Danny Granger. El alero, cuya rodilla izquierda le obligará a pasar por el quirófano, sólo tuvo una participación testimonial en los dos primeros partidos de marzo. Sin él, los Pacers se han centrado en su defensa, para consolidarse como el equipo que menos puntos encaja (89,7 por partido) y el que mejor rebotea. Y ya sabéis lo que dicen de la defensa…

Mucha irregularidad y poca emoción

A mucha distancia del trio de cabeza Brooklyn Nets, Chicago Bulls y Atlanta Hawks luchan por ser el cabeza de serie restante del Este. Los tres conjuntos han vivido un último mes bastante gris. En Chicago sigue el suspense sobre el retorno de Derrick Rose, pero al menos se llevaron una alegría. Pasarán a la historia como el equipo que cortó la racha de 27 victorias consecutivas de los Heat.

 En los Nets la única constante fiable ha sido la lucha por el rebote del veterano Reggie Evans, con 15,5 capturas de media en marzo. A los Hawks viajar no le ha sentado bien. A pesar que Al Horford ha mantenido el nivel (19 puntos y 10,9 rebotes por partido), sólo han ganado 3 de sus 10 desplazamientos.

Los Celtics y los Bucks se encuentran un poco en tierra de nadie, con escasa opciones tanto de mejorar como de empeorar en los partidos que les resta, languideciendo a la espera de conocer rival en playoffs. La derrota con que cerraron el mes los de Boston, contra Knicks, escuece. La buena noticia para ellos es la recuperación de Jeff Green.

En Milwaukee al show habitual de los bajitos Brandon Jennings y Monta Ellis se ha sumado este último mes como artista invitado Ersan Ilyasova, con algunos partidos monstruosos (atención a sus 19 puntos y casi 10 rebotes de promedio en marzo). Junto a Larry Sanders pueden conformar una pareja interior de garantías. Siempre y cuando los pequeños les cedan algo de protagonismo…y la pelota.

 

publicado en http://www.encancha.com, abril 2013

ProBasketballTalk

Basketball - NBC Sports

El vestuario

Son historias. El deporte es sólo una excusa. Por Jorge Gérardin

EL ECO SIN PASOS

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

La Canasta Americana 🏀

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

A %d blogueros les gusta esto: