Tag Archives: Rajon Rondo

Recuperando el tiempo perdido

28 Oct

La temporada pasada, unos cuantos jugadores importantes de la NBA se pasaron toda o la mayor parte de la competición fuera de las pistas por culpa de las lesiones. En este artículo recordamos algunos de ellos, y repasamos los retos a los que se enfrentan en su retorno.

DERRICK ROSE: Vuelve un participante del Juego de Tronos

Los Chicago Bulls acabaron la liga regular en el 2012 como uno de los candidatos al título, como un bloque sólido capaz de plantarle cara al trío de los Heat (Lebron, Wade y Bosh).  Hasta que en el primer partido de la primera ronda de playoffs, ante los Sixers, Derrick Rose se rompió el ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda.

Para un jugador tan atlético como el MVP de la liga regular de la temporada 2010-11, la rodilla es una articulación clave. Una mala recuperación ponía en peligro su carrera. Así que tras pasar por el quirófano en mayo del 2012, el base de los Bulls empezó  un largo trabajo de recuperación. Mientras, su equipo intentaba sacar adelante la temporada 2012-13.

Sus compañeros se clasificaron para los play-offs. Tras eliminar a los Nets, se emparejaron con los Heat en las semifinales de la Conferencia Este. Y llegó la ansiedad de los aficionados sobre un posible retorno de Rose. Pero el jugador franquicia era consciente que no debía apresurarse, aún a riesgo de defraudar a sus seguidores. Y los Bulls fueron eliminados por unos Heat que acabaron ganando el anillo de campeones de la NBA.

Esta pretemporada, 17 meses después de lesionarse, el base ha vuelto a jugar a un gran nivel. Dejando estadísticas impresionantes, muy buenas sensaciones y un pequeño susto (se perdió un partido por una inflamación en su rodilla convaleciente, pero no parece que el tema preocupe a los médicos del equipo). Con él, los Chicago Bulls vuelven a ser un equipo temible. Derrick Rose debe demostrar que la espera ha valido la pena.

<p><p>

DANNY GRANGER: Hay otro gallo en el gallinero

El reto de Danny Granger es de otra magnitud al de Derrick Rose, pero igualmente relevante para el futuro del jugador. Porque la némesis del alero de los Pacers no es el líder de otro equipo ni un recién llegado a la NBA. El que le come el terreno a Granger es un compañero de su mismo equipo.

El alero empezó la temporada pasada con problemas en la misma rodilla que amargaba la existencia a Rose, la izquierda. En el caso del  jugador de Indiana, una tendinosis le impidió iniciar la competición junto con el resto del equipo. A finales de febrero volvió a las pistas, aunque la articulación sólo resistió 5 partidos. Y como la rehabilitación no funcionaba, en marzo decidió operarse, diciendo adiós de forma definitiva al resto de la temporada.

Pero mientras los Bulls sufrían por la ausencia de Rose, los Pacers no echaban en falta a Granger. Porque la temporada pasada Paul George presentó su candidatura a estrella de la NBA. El hombre orquesta de Indiana, el jugador más parecido en la actualidad a Lebron James, rindió a un nivel extraordinario, conduciendo a un bloque temible hasta las finales de la conferencia Este, en las que fueron eliminados por los Heat en el séptimo partido de la serie.

La temporada 2013-14 Granger se enfrenta a un dilema: ¿intenta recuperar los galones que tenía en los Pacers antes de su lesión, o se echa a un lado para que Paul George consiga confirmar su categoría de estrella en la NBA? George tiene muy claros sus objetivos, y parece dispuesto a pelear por ellos. Para empezar, Granger cederá más terreno al perderse los primeros partidos de competición por una lesión muscular.

<p><p>

ANDREW BYNUM: El paso de candidato a jugador estrella a jugador secundario

Los Angeles Lakers incluyeron a Andrew Bynum en el megatraspaso en el que se hicieron con los servicios de Dwight Howard. Una temporada después, han surgido dos certezas incuestionables de aquella operación: Howard no era el jugador que los californianos necesitaban, y fue un acierto total deshacerse de Bynum.

El pívot de 2,13 de altura, con un largo historial de problemas de lesiones en sus rodillas, no disputó ni un solo partido de la pasada temporada en su franquicia de destino, los Sixers de Filadelfia. Y lo peor no es que no llegase a debutar, sino la pérdida total de credibilidad en torno a su seriedad, capacidad de trabajo y motivación en su recuperación.

Cuando se empezaba a rumorear un pronto retorno a las pistas, llegó una recaída en su lesión. Al parecer, provocada por una partida de bolos. Y no fue la única “extravagancia” de Bynum durante la temporada. Gran aficionado al futbol, acudió al Bernabeu a presenciar el partido en el que el Borussia de Dortmund eliminaba al Real Madrid en semifinales de la Liga de Campeones. Tras el encuentro, decidió prolongar la noche en un tablao flamenco.

Una vez acabada la temporada, diversas franquicias se interesaron en él, pero el jugador se negó a someterse a ningún tipo de reconocimiento médico. Contratarlo se convirtió así en cuestión de fe. Y los que más han creído han sido los Cleveland Cavaliers. Bynum no ha debutado en pretemporada y se duda que esté a punto para el inicio de la liga regular. ¿Llegará a sudar la camiseta de los Cavaliers o se convertirá en un nuevo Greg Oden?

<p><p>

RAJON RONDO: Volviendo a un equipo irreconocible

El 25 de enero de 2013, tras 38 partidos de liga regular, el base de los Celtics se rompió el ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha. Una lesión para la que se establece un proceso de recuperación comprendido entre los 9 y los 12 meses. La rehabilitación de Rondo va por buen camino en lo que se refiere a la operación a la que se sometió, pero el base no quiere acelerar su retorno. “Volveré cuando pueda saltar con mi pierna derecha y machacar”.

Cuando regrese, sus Celtics no se parecerán en nada a aquellos con los que disputó 38 partidos durante la temporada 2012-13, con un nuevo entrenador y la marcha de sus principales referentes en la pista. Se fueron Paul Pierce, Kevin Garnett y Jason Terry, dejando el timón del equipo en sus manos. Algo que no cambia la llegada de Gerald Wallace, un veterano que firma buenos números pero cuyos equipos no han dado un paso adelante tras su llegada.

Rondo será el líder de un equipo en el que el alapívot Jeff Green debe seguir creciendo. En el que la  esperanza radica en el sophomore Jared Sullinger y el rookie Kelly Olynyk. En el que el base Avery Bradley puede dar alguna sorpresa agradable. Con la solidez de Brandon Bass bajo los aros. Y la confianza que Gerald Wallace y Kris Humphries cumplan su papel de veteranos. Si todo funciona, disiparán las sospechas que la gerencia ha diseñado un bloque para perder y obtener buenas elecciones de draft (si, la palabra maldita, tanking).

KEVIN LOVE : Aprendiendo a delegar

El ala pívot es el ejemplo personificado del calvario de lesiones que la temporada pasada asoló a los Timberwolves de Minnesota. En pretemporada se fracturó el dedo corazón de su mano derecha, lo que le impidió comenzar la liga regular. A primeros de enero recayó de la misma lesión tras recibir un golpe. Y para cuando estaba a punto de reaparecer, un problema en la rodilla izquierda le hizo pasar por el quirófano. Su bagaje en toda la temporada 2012-13 fue de 18 partidos.

En su vuelta se encontrará con un equipo que no necesita ser tan dependiente de sus actuaciones. Los Timberwolves han configurado un bloque entorno al juego de Ricky Rubio, con un pivot con un físico poderoso como Nikola Pekovic para aprovechar sus asistencias interiores, y una batería de tiradores como Kevin Martin, Chase Budinger y Shabazz Muhammad para anotar desde fuera los balones que doble el base del Masnou.

En Minnesota confían que Kevin Love siga ejerciendo de líder, pero sin acaparar los balones en ataque en un equipo que pide a gritos que le dejen crecer. Un bloque que necesita encontrar su juego para dar un paso adelante, y que cuenta con los jugadores necesarios para ello. Siempre y cuando el ala pívot californiano cumpla con su parte del guión, jugar y dejar jugar. Resolviendo los atascos del conjunto sin provocar ninguno.

AMAR’E  STOUDEMIRE: Cuando el rival es tu propio cuerpo

El ala pivot de los New York Knicks no pudo empezar la liga regular la pasada temporada después que una lesión en su rodilla izquierda durante la pretemporada le obligara a pasar por el quirófano. En marzo la rodilla operada fue la derecha. Ambas lesiones, unidas a una hernia discal, sólo le permitieron jugar 29 partidos. En julio se sometió a una tercera intervención en una de sus rodillas, esas articulaciones que tantos problemas le están dando.

La temporada anterior un Stoudemire muy castigado por las lesiones sólo había podido disputar 47 partidos. Los Knicks, perseguidos por las dudas acerca de la consistencia de su ala pívot, han incorporado este verano a Andrea Bargnani. Amar’e deberá luchar contra su propio cuerpo y contra un rival más sano para demostrar que aún puede ser un jugador importante en la NBA.

versión integra del artículo publicado en http://www.encancha.com, octubre 2013

Celtics: Juventud, divino tesoro

15 Jul

Los Boston Celtics han decidido dar un cambio de rumbo radical. Ahora que el “Big Three” dominante de la Liga está en Miami, se han desprendido de lo que quedaba del trío que les hizo campeones en el 2008. Ray Allen se marchó a los Miami Heat, con los que se ha proclamado campeón esta temporada, pero Kevin Garnett y Paul Pierce aún seguían vistiendo de verde.

 Pierce era el capitán, buque insignia de los orgullosos Celtics desde que lo eligieron con el número 10 en el draft de 1998. “The Truth” ha sido sostén y faro del equipo en los momentos difíciles, guía de los recién llegados y referente para el público local. Pero ni todo eso, ni su tremenda implicación con el equipo, le ha valido para salvarse de la quema. En la franquicia sólo han tenido en cuenta su edad y su nómina.

Paul Pierce (36 años), Kevin Garnett (37 años), Jason Terry (36 años) y D.J. White (26 años) han sido enviados a los Nets de Brooklyn. A cambio los Celtics reciben a Gerald Wallace (31 años), Kris Humphries (28 años), Keith Bogans (33 años), Marshon Brooks (24 años) y Kris Joseph (24 años). Además de tres primeras rondas de draft (una del 2014, otra del 2016 y una última del 2018) y la opción de intercambiar con los Nets la primera ronda del 2017. Y aqui puede estar una de los elementos más trascendentes de la operación.

 A efectos salariales, el equipo de Brooklyn recibe 32.090.802 dólares en sueldos garantizados para la siguiente temporada, y 17.450.000 para la 2014-15. Si ejecutan la opción de renovación sobre D.J. White, la cifra correspondiente a la temporada 2013-14 se incrementaría en poco más de 1 millón de dólares.

 Los Celtics, por su parte, reciben 23.382.415 en salarios fijos para la temporada 2013-14, y 10.105.855 tanto para la 14-15 como la 15-16, correspondientes a la nómina de Gerald Wallace. La cifra para la temporada 2013-14 podria ampliarse si en Boston deciden prolongar el contrato de Kris Joseph (casi 800.000 dólares). El próximo verano se repetirá la situación con los casi 2.300.000 de la opción sobre Marshon Brooks. Keith Bogans ha acabado contrato.

Sin embargo, los rumores persistentes en torno a Wallace y Humphries hacen pensar que la gerencia de los Celtics aún no ha decidido irse de vacaciones. Si pueden colocarlos en algún otro equipo, lo harán. Estos dos jugadores representan el grueso económico de la operación para Boston (12 millones de dólares por una temporada para Humphries y los poco más de 10 millones de Wallace para cada una las tres siguientes).

Un entrenador imberbe

La renovación afecta a todo el banquillo, y no sólo a los jugadores. Los Celtics también han cambiado de entrenador. Glenn “Doc” Rivers, técnico del equipo de Boston desde 2004 y con contrato en vigor hasta 2016, fue traspasado (si, también se puede traspasar entrenadores en la NBA) a los Angeles Clippers. Los rumores hablan de un enfrentamiento físico con Rajon Rondo. Yo me inclino a pensar que no compartía los planteamientos de futuro.

Para reemplazar a Rivers, con el que ganó un anillo de campeones, la franquicia céltica ha contratado a Brad Stevens, procedente del baloncesto universitario. Stevens, de tan sólo 36 años, llevó dos veces a Butler a la Final Four de la NCAA. En la primera de las dos, en el 2010, se quedó a sólo una canasta de ganar el campeonato (el tiro desesperado de Gordon Hayward ante Duke no entró).

Stevens es un hombre tranquilo, muy familiar, formal y con aspecto de no haber roto nunca un plato. Butler, bajo sus órdenes, se ha caracterizado por un buen juego colectivo con mucho enfásis en la defensa. Pero lo que más destaca de este entrenador es la atención que presta al análisis estadístico a la hora plantear los enfrentamientos. Es un ferviente seguidor de la corriente del “moneyball” (el dia que me anime, hablaremos de ello).

Con estos movimientos los Celtics entran oficialmente en un periodo de reconstrucción. Con la base de Rajon Rondo, siempre que no se vea envuelto en una operación de traspaso tal como apuntan los mentideros, y Jeff Green. Esperando la aportación de Avery Bradley, Jordan Crawford y Jared Sullinger. Con las esperanzas puestas en el más que prometedor Kelly Olynyk. Y confiando en reclutar más talento en el draft con las elecciones propias y las procedentes del traspaso con los Nets.

Los Nets, de nuevo aspirantes a todo

Los grandes beneficiados a corto plazo de esta operación han sido los Brooklyn Nets. A principios de la pasada temporada, inaugurando el novísimo Barclays Center, el accionista mayoritario Mikhail Prokhorov prometió que en un plazo de tres años tendría un equipo campeón. Invirtió muchos millones en hacer un cinco inicial de toda garantia (ver “¿Quien se comerá la Gran Manzana”, 27 septiembre 2012). Pero los resultados no han llegado.

Al magnate ruso no le tiembla la mano a la hora de tomar decisiones. Con este traspaso, ha conseguido un cinco inicial absolutamente demoledor: Deron Williams, Joe Johson, Paul Pierce, Kevin Garnett y Brook López. En el banquillo, Jason Terry, Andray Blatche y la guinda del pastel, Andrei Kirilenko. El alero ha renunciado a un suculento contrato en los Timberwolves (10 millones de dólares la próxima temporada) para integrarse en un equipo que aspira a todo. Y “sólo” cobrará 3 millones en un contrato de una temporada.

El coste total de las nóminas de la plantilla del equipo de Brooklyn supera los 100 millones, pasando de largo el tope salarial. El impuesto “de lujo” a pagar promete ser astronómico, de alrededor de 80 millones. ¿Es sostenible el equipo? Depende de las ansias de Prokhorov de tener su anillo. En todo caso, parece una operación a muy corto plazo, un ahora o nunca.

 

publicado en http://www.encancha.com, julio 2013

 

La cuesta de enero en la NBA

3 Feb

En enero ya se han disputado la mitad de los partidos de la liga regular. Por tanto, ya podemos imaginar la mayoría de equipos que entraran en playoffs, y los que lo harán con opciones de ganar el título. Y que franquicias dicen adios a cualquier otra aspiración que no sea dejarse llevar hasta el final de esta fase, ganando algún partido de vez en cuando para no desanimar a sus aficionados.

 Tras un enero errático, los Lakers parecían encontrar el rumbo a final de mes con tres victorias consecutivas en las que se daban unas pautas comunes. Todas como locales. Queda descartado el sistema ofensivo de D’Antoni. Pau Gasol vuelve a jugar minutos de pívot, pero desde el banquillo para suplir a Howard. Nash y Kobe Bryant intercambian sus papeles. El base es el tirador de triples. El escolta da las asistencias (39 en total en la racha de tres triunfos) y mira menos a canasta. Las estadísticas son demoledoras. Cuando Kobe ha tirado a canasta 20 veces o más, los Lakers han ganado 6 de 28 partidos. Cuando ha lanzado menos de 20 veces, los Lakers han ganado 14 de 18. La racha de triunfos se acabó en el último partido de este primer mes del 2013, contra los Phoenix Suns. Era el primero de una gira de 7 partidos fuera de casa.  En enero el equipo no ha sido capaz de ganar ningún encuentro como visitante. ¿La recuperación ha sido un espejismo?

 La clasificación del Oeste la encabezan los San Antonio Spurs, que como de costumbre han ido de menos a más. En enero, 12 victorias en 15 partidos (las últimas 9 consecutivas). Asistimos a una segunda juventud de Tim Duncan. Detrás de los veteranos tejanos tenemos a los jóvenes Oklahoma City Thunder. El punto negro de Durant y los suyos han sido las derrotas contra Nuggets, Warriors y Lakers, posibles rivales en playoffs (si es que los Lakers encuentran su juego óptimo). Caer contra los Wizards de Washington antes del retorno de John Wall no es más que una anécdota. Y sucumbir contra los enrachados Nets tampoco debe preocuparles aún. Spurs y Thunder son favoritos claros en el Oeste.

 Tras ellos, tres franquicias que han perdido fuelle, Los Angeles Clippers, Memphis Grizzlies y Golden State Warriors. Los Clippers (9 victorias y 7 derrotas en enero) están acusando la baja por lesión del base Chris Paul. Los Grizzlies (10 victorias, 7 derrotas) parece que se conformarán con entrar en playoffs, sin más aspiraciones posteriores. El nuevo propietario Robert Pera quiere reducir el capítulo de nóminas, y ha traspasado a su líder anotador Rudy Gay. Los Golden State Warriors han pasado un bache este enero, con 7 derrotas en 15 partidos (todas contra equipos en zona de playoffs). A pesar de tener un buen bloque, están siempre pendientes de los frágiles tobillos de Stephen Curry..

  Los Denver Nuggets han completado un enero muy sólido, con sólo 3 derrotas. Danilo Gallinari, líder del equipo, ha sumado 19 puntos por partido, con un nivel de regularidad extraordinario. En los playoffs pueden ser un equipo muy peligroso. Utah Jazz y Houston Rockets copan las últimas plazas que dan derecho a luchar por los anillos. En Los  Rockets, Harden se ha comido a Lin. Por lo menos parece que encarrilan las relaciones con Royce White. El jugador ha aceptado ir a la D-League, y el equipo le ha levantado la suspensión de contrato.

 Los Portland Trail Blazers no sacan de su plantilla todo el rendimiento que puede dar. En enero han empatado: 8 victorias y 8 derrotas. Su quinteto titular (Aldridge, Hickson, Mathews, Batum y Lillard) está enchufadísimo, pero la aportación del banquillo es testimonial (casi tanto como la participación de Claver). Aún tienen un registro de victorias por encima del 50%, y tratan de no perder de vista los playoffs, pero se les escapan poco a poco, como arena entre los dedos.

 Esta temporada las lesiones se están cebando con Kevin Love en particular, y con los Minnesota Timberwolves en general (el base Luke Ridnour es el único que ha participado en todos los enfrentamientos de la temporada). Así que su plan es dejar pasar los partidos, esperando que Ricky Rubio recupere su mejor nivel de juego. Este último mes sólo han ganado 3 partidos de 15 jugados.

 En el Este Miami Heat encabeza la clasificación, a costa de sobrecargar de minutos de juego a Lebron James. 37 de media en noviembre, 39 en diciembre y 40 en enero. Y suerte que este mes sólo han tenido 13 partidos. Aún así han perdido 5, con derrotas contra rivales de playoff como Indiana y Chicago, y otra contra los Celtics. Ray Allen ya es el jugador que más triples ha tirado del equipo.

 Los Knicks, segundos del Este, han acusado en enero la baja por lesión del base Raymond Felton y la dieta vegetariana de Carmelo Anthony, perdiendo más partidos de los previstos (5 victorias en 11 encuentros). Los Nets de Brooklyn tuvieron un diciembre pésimo, al contrario que sus rivales de ciudad. Y sin embargo, ahora los tienen a tiro de piedra. La razón de esta mejora se halla en el cambio de entrenador. Adios Avery Johnson, hola P.J. Carlesimo. De los tres últimos partidos del año ganaron 2. En este enero, 11 triunfos de 15 posibles.

 En la clasificación de la Conferencia Este los Chicago Bulls son terceros, navegando entre los dos equipos de Nueva York. Una posición muy meritoria, teniendo en cuenta que aún no ha podido debutar su estrella, el base Derrick Rose. Este mes les deja dos buenas noticias, las 12 victorias en 16 partidos, y la eclosión de Jimmy Butler. Los Bulls confían en el retorno de Rose para febrero. Con él a tope, son aspirantes al título, junto con Heat, Knicks y Nets.

 Los Pacers de Indiana han perdido 6 partidos este último mes. Todos los que dejaron que su rival anotase más de 90 puntos. Y los seis como visitantes. Son un buen bloque, pero les falta chispa, una estrella para momentos complicados. Los Atlanta Hawks  han tenido un enero para olvidar. Sólo han ganado 7 de sus 16 encuentros. Los Celtics son octavos por detrás de los Milwaukee Bucks, y con los Sixers intentando darles caza. La lesión de rodilla de Rajon Rondo en uno de los últimos partidos del mes, y que le hará perderse todo lo que resta de temporada, puede costarles los playoffs.  

 José Manuel Calderón sale de Guatemala para acabar en Guatepeor. Toronto Raptors y Detroit Pistons navegan por la zona insulsa de la clasificación. Entrar en playoffs sería un milagro.  Su llegada a los Pistons puede ayudar a que Brandon Knight acabe de madurar. Por suerte, será una situación pasajera. El extremeño acaba contrato a final de temporada, y puede aspirar a equipos mejores.

 Cerrando la cola de la clasificación ya encontramos a los Charlotte Bobcats, empeñados en arruinar mi futuro como adivino. Andan empatados a 11 victorias con  los Washington Wizards, pero la mejora de los capitalinos unida a su nula progresión parece que convertirán a los Bobcats en el peor equipo de la NBA por segunda temporada consecutiva. El revulsivo de los Washington Wizards no ha sido otro que el retorno de su estrella, John Wall. Seis de sus victorias han llegado este enero, coincidiendo con los 11 partidos que ha jugado el base.

 POSTDATA: Los Lakers han empezado febrero ganando en Minnesota. No es que sea una gran victoria, pero al menos han roto la sequía de triunfos como visitantes. Pau Gasol ha vuelto a ser titular. Tampoco es un hecho relevante, porque Dwight Howard está lesionado. Ahorrémonos titulares eufóricos hasta que realmente signifiquen algo.

publicado en www. encancha.com, febrero 2013

ProBasketballTalk | NBC Sports

NBA news, video, analysis and more

El vestuario

Son historias. El deporte es sólo una excusa. Por Jorge Gérardin

EL ECO SIN PASOS

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

La Canasta Americana 🏀

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

A %d blogueros les gusta esto: