Tag Archives: Patrick Young

NCAA: Connecticut da la gran campanada

8 Abr

La NCAA echó al cierre a su temporada con un baile en el que la cenicienta se convirtió en princesa. Connecticut culminó su gran torneo (dejó en la cuneta a Villanova, Iowa State, Michigan State y Florida) derrotando a una joven Kentucky que perdió su recién ganada madurez cuando más la necesitaba.

SEMIFINAL 1: FLORIDA 53 – CONNECTICUT 63

Desde que empezó la temporada, surgieron las comparaciones entre el actual equipo de Connecticut  con el que se proclamó campeón en 2011. En aquella ocasión, como en esta, un base llevaba el timón con mano firme. La diferencia es que en el 2011 Kemba Walker estaba peor acompañado que Shabazz Napier. Y este hecho quedó bien patente en la semifinal ante Florida.

Los Gators abrieron el enfrentamiento con un triple de Michael Frazier (el único del equipo en toda la noche) y una defensa presionante a toda pista tras canasta o saque de fondo del rival. Si además le añadimos el dominio en el rebote (bajo ambos tableros), no es de extrañar que tras 11 minutos de juego el último número 1 superviviente dominase por 16 a 4. Ambos conjuntos se dedicaron a desactivar a la estrella rival, Nappier (12 puntos, 3 rebotes, 6 asistencias, 4 recuperaciones) en UConn y Wilbekin (4 puntos, 2 recuperaciones) en el bando contrario.

Y fue entonces cuando DeAndre Daniels (20 puntos, 10 rebotes) y Ryan Boatright (13 puntos, 6 rebotes, 3 asistencias y excepcional en la defensa sobre los bases rivales) rescataron a los de Kevin Ollie con tres triples. Connecticut no levantó el pie del acelerador hasta llegar al descanso 22 a 25, culminando un parcial de 6 a 21. En la segunda mitad la diferencia favorable a los “outsiders” llegó hasta los 9 puntos tras un triple de Napier. Patrick Young (19 puntos, 5 rebotes) y Casey Prather (15 puntos, 6 rebotes) contraatacaron para Florida, poniendo a su equipo a 3 puntos.

Daniels respondió con dos canastas consecutivas, elevando el margen de su equipo hasta los 10 puntos a 5:37 del final. Young cargó sobre sus anchas espaldas la responsabilidad del milagro, anotando 10 de los 12 últimos puntos de los Gators. Pero la habitual frialdad de Connecticut en el tramo final de los partidos (anotó en 6 de sus 9 últimas posesiones) les concedió el pase a la final. Florida volvió a perder tras 30 victorias contra el último equipo que les había derrotado, el 2 de diciembre.

 

SEMIFINAL 2: WISCONSIN 73 – KENTUCKY 74

Kentucky encarna perfectamente el concepto de equipo joven. Sólo tiene un sénior, Jarrod Polson, cuya participación en el juego es anecdótica, y 2 sophomores, Alex Poythress y Willie Cauley-Stein (lesionado). Todo el peso y el protagonismo recae principalmente sobre unos freshman hegemónicos en el cinco titular. Entre ellos, el único de los novatos estrella del año en la NCAA que ha llegado hasta la Final Four, Julius Randle. Enfrente tenían a Wisconsin, un conjunto con una mayoría de jugadores júniors (de tercer año).

Los Wildcats tuvieron éxito en un cometido indispensable para lograr la victoria. Detener a Frank Kaminsky. El pivot de Wisconsin, con un promedio de 22 puntos en sus tres partidos anteriores,  se quedó en 8 en esta semifinal con momentos destacados de Alex Poythress ejerciendo de lapa. Sam Dekker y Ben Brust (15 puntos y 4 rebotes para cada uno) compensaron este problema, bien ayudados por el novato Bronson Koenig, que anotó sus 11 puntos durante los primeros 20 minutos, compensando los problemas de personales de Traevon Jackson.

Dos triples de Brust dieron a los Badgers una ventaja de 8 mediado el primer período, ante un James Young (17 puntos, 5 rebotes) demasiado solo en Kentucky en los minutos iniciales. Cuando el resto del equipo se puso manos a la obra, redujo la distancia hasta los 4 con que se llegó al descanso. En el inicio del  segundo tiempo Kentucky impuso su exuberancia física para conseguir un parcial de 0 a 15. Wisconsin superó la crisis con buenos minutos de Duje Dukan (el hijo del ejecutivo de los Bulls y  antiguo capitán de la Yugoplastika Ivika Dukan sumó 8 puntos y 5 rebotes) para Wisconsin. Randle (16 puntos, 5 rebotes) aparecía en Kentucky. Se llegó a los tres minutos finales con empate a 69.

Alex Poythress (8 puntos, 7 rebotes) y Kaminsky anotaban para sus conjuntos. Traevon Jackson (12 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias), explotando su mayor veteranía, le sacó a Andrew Harrison una falta en un lanzamiento triple cuando se agotaba la posesión. El base anotó dos de los tres tiros libres (el único error desde la línea de personal de su equipo en el encuentro, 19 de 20). Y eso le concedió la oportunidad a Aaron Harrison (8 puntos, 3 rebotes), el héroe del partido previo de los Wildcats ante Michigan, para volver a anotar el triple de la victoria de su equipo.

 

FINAL: CONNECTICUT 60 – KENTUCKY 54

Kevin Ollie se doctoró como entrenador llevando a Connecticut a la cuarta victoria en su historia en el March Madness en su primera participación en el torneo (aunque el año pasado ya estaba en el cargo, UConn quedó excluida por las malas notas de sus jugadores). Napier fue elegido mejor jugador de la final (22 puntos, 6 rebotes, 3 asistencias, 3 recuperaciones), pero contó con la ayuda de un gran Ryan Boatright (14 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias, 3 recuperaciones). Kentucky, que desperdició sus opciones fallando demasiados tiros libres (su porcentaje fue del 54,2%, 13 de 24), echó en falta una mayor aportación de los gemelos Harrison.

La final registró un récord de espectadores del torneo, 79.238, en el estadio de los Dallas Cowboys de la NFL. Connecticut golpeó primero. La pareja de bases Boatright y Napier presionaban a sus rivales, Randle (10 puntos, 6 rebotes, 4 asistencias) no podía superar los 2 contra 1 en que se veía inmerso cada vez que recibía, y Brimah cerraba perfectamente el rebote en defensa, privando a los Wildcats de cualquier segunda opción. En ataque, los dos bases de los Huskies se mostraban certeros, llevando a su equipo a una ventaja de 15 puntos (30-15). Pero John Calipari no estaba dispuesto a arrojar la toalla tan pronto.

Kentucky se situó en una zona 2-3, coincidiendo con la marcha al banquillo por problemas de faltas de Boatright y un desacertado DeAndre Daniels (8 puntos, 6 rebotes, 4 de 14 en el tiro). Randle aparecía en los 2 minutos finales del primer período para acercar a Kentucky (35 a 31  al descanso). En el inicio de la segunda parte los Wildcats siguieron explotando su físico buscando penetraciones, en los mejores minutos de James Young (20 puntos, 7 rebotes). Llegaron  a ponerse a tan solo un punto, pero no aprovecharon sus oportunidades para sobrepasar a UConn en el marcador. Y con Napier en el banquillo, absolutamente colapsado por la responsabilidad, Connecticut se recompuso después de un triple de Neils Giffey.

El alero alemán anotó luego otro triple rompiendo una mala racha personal en el tiro (hasta este momento llevaba 1 de 13 en el torneo cuando había acreditado un porcentaje cercano al 50%). Napier, con las pilas cargadas, consiguió otra canasta de 3 puntos clave. Las diferencias a favor de los Huskies se estabilizaron en los 5-6 puntos mientras los Wildcats perdían demasiados balones. En los minutos finales, la sangre fría del equipo de Kevin Ollie se impuso ante una Kentucky que no supo jugar bajo presión, que ni metió sus tiros ni hizo faltas por miedo a la fiabilidad contraria en los tiros libres (10 de 10) ni apretó a los bases rivales por miedo a ser sobrepasados.

Warren Buffet, el oráculo de Omaha, se acabó ahorrando los 1.000 millones de dólares que ofrecía a aquel que acertase los vencedores de los 63 partidos del cuadro final de La Locura de Marzo. En este sentido, ya podía estar tranquilo. Nadie había hecho un pleno en la ronda de 64.  Para la próxima temporada ya ha avanzado que rebajara la dificultad del reto. No sabemos si también rebajara el premio. De los 11 millones de quinielas recogidas en la web de la cadena deportiva ESPN, sólo el 0,3%  (27.203) daban como ganador a Connecticut. La mía no es una de ellas.

 

DOUG MCDERMOTT, MEJOR JUGADOR DE LA TEMPORADA

El alero Doug McDermott, que acabó su carrera en Creighton en el quinto lugar de la lista de anotadores de la historia de la NCAA (3.150 puntos), fue elegido por unanimidad Mejor Jugador de la temporada. En su curso sénior ha sido el máximo anotador de la competición con una media de 26,7 puntos por partido y un porcentaje de acierto en el lanzamiento del 52,6% (44,9% desde la línea de 3 puntos).

McDermott figura, evidentemente, en el equipo ideal de jugadores universitarios de este año, junto con el base Shabazz Napier (Connecticut), los comboguard Sean Kilpatrick (Cincinnati) y Russ Smith (Louisville) y el alero Jabari Parker (Duke). Greg Marshall, entrenador de Wichita State (temporada de 35 victorias y 1 derrota) fue elegido como el mejor técnico. Marcus Lewis ganó el concurso de mates universitario con una actuación de altísimo nivel.

 

LOS TORNEOS MENORES

Además del March Madness, plato estrella del baloncesto universitario, se disputan tres torneos menores para equipos que no han logrado su invitación para el Gran Baile. El más importante de ellos es el NIT (National Invitational Tournement), en el que el honor de la familia Pitino quedó a salvo esta temporada. El patriarca Rick no pudo revalidar su título de campeón de la  NCAA con Louisville, pero su hijo Richard, entrenador de Minnesota, ganó el torneo de consolación en el Madison Square Garden de Nueva York derrotando en la final a Southern Methodist (65-63). Tras el partido, no se sabía quién de los dos estaba más contento, si el hijo o el padre.

El CBI (College Basketball Invitational) presenta la particularidad que la final se disputa al mejor de tres partidos. Siena se impuso por 2 victorias a 1 a Fresno State, consiguiendo su primer título a nivel nacional desde que accedió a la Division I en 1976. El sophomore Brett Bisping fue elegido mejor jugador de la final. Se rehizo de una discreta primera noche ante Fresno State (se quedó en 8 puntos) para irse hasta los 20 en los dos enfrentamientos siguientes.

Y finalmente Murray State superó a Yale (65-57) en la final del CollegeInsider.com Postseason Tournament (CTI). Jonathan Fairell y Jarvis Williams intimidaron a unos Bulldogs (5 tapones cada uno) que se quedaron en un mísero 26% de acierto en el tiro, mientras que en ataque Cameron Payne  ejerció de punta de lanza (24 puntos, 7 rebotes, 6 asistencias), bien secundado por Williams (16 puntos).

NCAA: El colapso de Syracuse

24 Feb

El equipo de Jim Boeheim empezaba la semana invicto, pero tras sufrir dos derrotas dice prácticamente adiós la primer lugar del ránking. La pujante Florida es la principal candidata al puesto. Los freshman estrella Andrew Wiggins y Julius Randle fueron decisivos en la semana en que Doug McDermott se coló entre los 10 máximos anotadores históricos de la NCAA.

UN REPASO AL RÁNKING

Syracuse mantuvo por tercera semana consecutiva el número 1 del ranking de AP, aunque la pujante Florida, que subió hasta el segundo lugar, le ha comido el terreno para la semana que ahora empezamos. Wichita State se aprovechó de  la derrota de Arizona (ahora cuarta) para completar el podio mientras que Duke cerró el TOP 5 tras el bajón de San Diego State (6). Cincinnati, Kansas, Villanova y Saint Louis copan los otros 10 primeros lugares de la lista.

UCLA (23) y Gonzaga (25) vuelven al TOP 25 del que caen Pittsburgh y la fugaz Southern Methodist. Tras las dos derrotas de Syracuse, Wichita State es el único equipo invicto a estas alturas de la temporada (ya suma 29 victorias y es campeón virtual de la liga regular de la Missouri Valley). Si la semana pasada Grambling State rompía una racha de 45 derrotas ante equipos de la Division I, con su triunfo en la pista de Prairie Wiew (81-83) acababa con su sequía como visitante tras 31 partidos perdidos.

AMERICAN ATHLETIC

Louisville, 11 del ranking, derrotó al líder de la conferencia, el séptimo de la lista Cincinnati (57-58). Tras una primera parte de muy baja anotación (19-22), los Cardinals se dispararon en el marcador hasta conseguir una ventaja de 10 puntos. La estrella local Sean Kilpatrick, muy bien defendido en la primera mitad, apareció en la segunda anotando 22 de sus 28 puntos. Los Bearcats remontaron para ponerse 3 arriba a 90 segundos del final. Hasta que Russ Smith (10 puntos, 5 asistencias) asumió el liderazgo. Con dos asistencias a Montrezl Harrell  (21 puntos, 10 rebotes) puso fin a la desventaja. Y una canasta suya, a 2,2 segundos del final, le dio el triunfo a los de Rick Pittino.

 

La 22 según los votantes de AP, Memphis, tuvo que jugar una prórroga para derrotar a Temple (82-79). Shaq Goodwin anotó 18 de sus 20 puntos en la segunda parte. Su compañero en la pintura Austin Nichols sumó 17 puntos, 12 rebotes y 7 tapones. Tras tener una diferencia de 10 puntos en la segunda parte, los Tigers se agarraron a la anotación de Goodwin para contener a los Owls en el desenlace del tiempo reglamentario. Los triples que habían permitido remontar a Temple (10 de 26)  dejaron de entrar en los 5 minutos de más (1 de 5), sellando su suerte.

Southern Methodist quiere volver a entrar en la lista de las 25 elegidas. Y lo demostró derrotando a una de sus miembros, la 21, Connecticut  (55-64). Los Mustangs han ganado 11 de sus últimos 13 enfrentamientos. Su buena defensa sólo concedió 16 canastas de camp a los Huskies, dejándolos en un 30% de acierto en el tiro. La dupla exterior de UConn, Napier y Boatright, anotaron 15 puntos cada uno, pero con un mal porcentaje conjunto (8 de 28).

ATLANTIC COAST

Syracuse, primer equipo del ranking, se dejó la imbatibilidad ante el rival más inesperado, Boston College (59-62). Los Eagles, cuando todo el mundo daba el encuentro por finiquitado, remontaron 13 puntos de desventaja en la segunda parte tras encadenar una racha de 5 triples consecutivos (11 de 22 al final del encuentro), 2 de Olivier Hanlan (20 puntos, 3 asistencias). En los 5 minutos de añadido, con 2 nuevos triples de salida sembraron el desconcierto en los locales.

Tyler Ennis (14 puntos, 8 rebotes, 6 asistencias), habitualmente un seguro en los momentos decisivos, falló cuando su equipo más le necesitaba. No pudo romper el empate a 30 segundos del final de los 40 minutos, y en la prórroga falló dos de sus tres tiros de campo y uno de sus 2 tiros libres. Los Orange, tras jugar con fuego en sus dos enfrentamientos de la semana anterior (ante Pittsburgh y North Carolina State), se acabaron quemando.

 

North Carolina venció a la número 5 Duke (74-66) y se dio un festín anotador contra Wake Forest  (105-72). Esta vez no hubo tormenta capaz de impedir la celebración del partido contra la número 5, uno de los más esperados de la temporada. Roy Williams, que venía de sumar su triunfo número 300 como entrenador de los Tar Heels ante Florida State (75-81), vio como su equipo llegaba al descanso siete abajo. Un Rodney Hood en estado de gracia (una racha de 11 puntos casi consecutivos, acabó el encuentro con 16) había neutralizado la ventaja inicial de los locales.

En la segunda mitad la labor anotadora de Leslie McDonald (21 puntos) se vio perfectamente complementada por Marcus Paige (13 puntos, todos en el segundo parcial, y 9 en los últimos 5:30). La ventaja de hasta 11 puntos de los Blue Devils se fue esfumando ante una defensa que alternó una disposición individual con una zona 1-3-1. Duke falló 13 lanzamientos seguidos y estuvo 6 minutos sin anotar. Una pelota robada por J.P. Tokoto (9 puntos, 7 rebotes) a Quinn Cook (17 puntos saliendo del banquillo) a 31 segundos del final selló el triunfo de UNC. Jabari Parker, a pesar de sufrir en la segunda mitad, acabó con 17 puntos y 11 rebotes.

 

El fin de semana, Duke recibió a Syracuse. Los Blue Devils, después de ver como su ataque se colapsaba ante una defensa en zona, sacaron sus conclusiones. Y atacaron la defensa clásica 2-3 de los Orange metiendo balones interiores en lugar de buscar directamente los triples. Tras las críticas recibidas en el sentido de que a su equipo le faltaba un liderazgo claro para los instantes más comprometidos, Krzyzewski le dio los galones a Jabari Parker (19 puntos, 10 rebotes) y Rodney Hood (13 puntos, 7 rebotes). Ambos jugadores rescataron a los locales cuando Syracuse se fue de 9 puntos en la primera mitad.

A 6:50 para el final del partido, Duke consiguió una renta favorable de 6 puntos. Un fallón Tyler Ennis (9 puntos, 4 rebotes, 6 asistencias, 4 recuperaciones) respondió con una canasta y una asistencia para Jerami Grant (17 puntos, 8 rebotes), ajustando de nuevo el marcador. A falta de 10 segundos los árbitros señalaron falta en ataque a C.J. Fair (12 puntos, 7 rebotes) cuando entraba a canasta. El técnico visitante Jim Boeheim perdió los nervios y fue expulsado. Y los Blue Devils sentenciaron el enfrentamiento gracias a los 4 tiros libres de que dispusieron (anotaron 3). Syracuse cerraba su semana negra con una derrota por 66 a 60.

 

La número 14 Virginia fue casi todo el partido a remolque de su rival estatal Virginia Tech (53-57).  La diferencia favorable a los locales llegó a ser de 11 puntos a falta de 14 minutos para el final. Fue entonces cuando los Cavaliers depositaron sus esperanzas en la línea de 3 puntos, y ésta les devolvió la confianza con 6 triples (con 2 de Justin Anderson y 2 más para Joe Harris). Cuando quedaban 1 minuto y 49 segundos para agotar el tiempo reglamentario, los segundos de conferencia ya ganaban de 5. Un alleyhoop de Justin Anderson tras pase de Malcolm Brogdon dejó el enfrentamiento visto para sentencia.

 

Justin Anderson volvió a ser protagonista en el triunfo de Virginia ante Notre Dame (70-49). Con los Fightin Irish a sólo 5 puntos en el marcador, su tapón sobre Zach Auguste fue el inicio del contrataque que culminó Anthony Gill con un mate. Esta fue la jugada que desencadenó el terrible parcial de 30 a 2 que acabó con todas las ilusiones de victoria de los visitantes.

 

ATLANTIC 10

El décimo para los votantes de AP, Saint Louis, tuvo que esperar a la prórroga para poder vencer al colista de su conferencia, George Mason (85-89). En el anterior enfrentamiento entre estos dos equipos, el 1 de febrero, los Billikens también ganaron en los 5 minutos extra. Sherrod Wright fue el estilete local con sus 34 puntos. La clave estuvo en la aparición tras el descanso del desequilibrante Jordair Jett para los visitantes, consiguiendo 24 de sus 25 puntos en el segundo período. Ante George Washington (66-59) también vencieron, pero después de dejarse recuperar 14 puntos de ventaja en la segunda parte.

Massachussets derrotó a Virginia Commonwealth, consiguiendo que los Rams de VCU encajasen por primera vez esta temporada dos derrotas consecutivas. El “diminuto” base de los Minutemen Chazz Williams (1,75) demostró su sangre fría en los instantes finales. Williams (20 puntos, 4 rebotes, 5 asistencias) anotó 2 tiros libres para dar 3 puntos de ventaja a su equipo a 17 segundos del final. En la siguiente posesión el base le robó la pelota a Briante Weber. Tras recibir una nueva falta, acertó en los tiros libres a falta de 8 segundos, dejando el definitivo 80 a 75 en el marcador.

BIG EAST

Creighton, 11 del ránking y líder de la conferencia, mermó las esperanzas de Marquette de recibir una invitación para el baile de marzo (70-85). Doug McDermott anotó 7 de sus 25 puntos durante el parcial de 2 a 10 que cortó la remontada local en la segunda mitad. Hasta el descanso la defensa de los Golden Eagles había limitado sus tiros, pero en la reanudación el alero vio aro con facilidad. McDermott ya lidera la tabla de anotadores de la División I con 25,8 puntos de promedio. Su compañero Ethan Wragge anotó 22 puntos, con 6 triples de 8 intentos.

 

Con los 29 puntos que anotó ante Seton Hall, la estrella de Creigthon se convirtió en el décimo anotador en la historia de la NCAA. Los Bluejays ganaron de forma ajustada (72-71) después de complicarse de forma inexplicable el partido. Ganando de 3, McDermott falló 2 tiros libres (su media de acierto es del 89%) a 21 segundos del final. Con 4 segundos en el reloj, Ethan Wragge (86% de eficacia) falló 2 más con los Pirates 1 punto por debajo. Aún tuvieron suerte que el lanzamiento a la desesperada de Fuquan Edwin no entró.

Su perseguidora, la número 9 Villanova, sudó la gota gorda para vencer a una correosa Providence (79-82), a la que no pudo doblegar hasta el final de la segunda prórroga. La aportación de los banquillos fue testimonial: ningún punto del de los Friars por 2 del rival.  Los Wildcats ganaban de 5 poco más de 1 minuto para el final de los 40 habituales, pero los locales forzaron el empate. Ryan Arcidiacono (21 puntos, 3 rebotes, 6 asistencias, 3 recuperaciones) falló el triple que le podría haber dado el triunfo a los visitantes.

Al final de la igualadísima primera prórroga, de nuevo Arcidiacono se jugó el tiro decisivo, esta vez en una entrada. Y de nuevo falló. Pero como dice la consabida muletilla, a la tercera fue la vencida. En los últimos segundos de la la disputada segunda prolongación, la pelota llegó de nuevo a las manos de Arcidiacono, que otra vez optó por la penetración. Canasta y tiro libre adicional tras falta de Kadeem Batts (21 puntos, 11 rebotes).

 

Villanova volvió a sufrir ante Saint John’s (57-54), en un partido muy físico y de marcado carácter defensivo. Los Red Storm son el equipo que menos puntos concede (68), y el que deja a sus rivales en los peores porcentajes de tiro, tanto general como de triples. Los Wildcats se quedaron 23 puntos por debajo de su media anotadora de la temporada, anotando un 39,2% de sus lanzamientos y perdiendo 15 pelotas. Saint John’s tuvo su opción de forzar la prórroga a falta de 1,5 segundos y 2 puntos abajo. D’Angelo Harrison tiró a fallar su segundo tiro libre, pero Rysheed Jordan entró a buscar el rebote antes de tiempo. 17.124 espectadores presenciaron este enfrentamiento en Filadelfia, con un gran ambiente, como se ve en el video

 

BIG 10

Purdue pagó el pato de la derrota de la semana anterior de Michigan State ante Nebraska. Los Spartans, caídos hasta el 13 del ránking, barrieron a los Boilermakers (79-94). Los de Tom Izzo batieron el record de triples de la universidad anotando 17, con 6 de Gary Harris (25 puntos), 4 de Travis Trice (14 puntos y 6 asistencias) y 4 más del interior Adreian Payne (23 puntos, 4 rebotes). Michigan State repartió 26 asistencias para conseguir 30 canastas de campo. Tom Izzo dio minutos a todos sus jugadores, aunque fueran testimoniales para algunos. Hasta 15 Spartans saltaron a la pista.

Pero como dice el refrán, poco dura la alegría en casa del pobre. Michigan State sufrió una nueva derrota, esta vez ante su archirrival Michigan (79-70). La 20 del ránking arrebató a los Spartans el liderato de la conferencia. Los Wolverines llegaron a perder de 10 durante la primera mitad, pero tras reducir la distancia a solo dos puntos al descanso rompieron el partido con un parcial de 19 a 4 en la segunda parte con 14 puntos de Stauskas (20 de sus 25 puntos en este período)  y 7 de Caris Levert (23 puntos). Por los visitantes, el renqueante Keith Appling anotó sus 6 puntos en los 2 minutos finales. Los Spartans acusan el mal momento físico de su director de juego.

La número 15 Iowa fue sorprendida en su casa por el equipo que la sigue en el ránking, Wisconsin. Frank Kaminski (21 puntos, 7 rebotes) fue el jugador clave en un final ajustado. Primero anotando la canasta que daba a los Badgers un punto de ventaja. Luego, robando el balón a Roy Devyn Marble (21 puntos, 11 asistencias) para anotar los dos tiros libres de la falta que recibió a continuación a 24,5 segundos del final. Y para acabar, el pívot selló el partido con los dos tiros libres que pusieron en el marcador el definitivo 74 a 79.

 

Thad Matta, entrenador de Ohio State, veía a su equipo de nuevo fuera del ránking (son los penúltimos). Los Buckeyes perdían de 10 ante Minnesota al descanso (18-28). Un parcial de 17 a 0 le permitió respirar más tranquilo. Y luego llegó el momento de Sam Thompson (19 puntos, 4 rebotes), que anotó 10 puntos consecutivos acabando con los últimos conatos de resistencia visitante. Al final, marcador capicua (64–46). Los Golden Gophers se precipitan fuera de las quinielas del March Madness después de perder 6 de sus últimos ocho partidos.

 

BIG 12

La número 8 y líder de esta conferencia, Kansas, se salvó por los pelos del “upset” ante Texas Tech (63-64).  Una vez superadas sus lesiones, un buen inicio del pívot Joel Embiid (18 puntos, 7 rebotes) con 7 de los primeros 12 puntos de su equipo dio la primera ventaja a los visitantes. La renta llegó hasta los 10 puntos tras un triple de Andrew Wiggins (19 puntos, 6 rebotes). Los Red Raiders consiguieron ajustar el marcador al descanso.

En la reanudación los locales aprovecharon 4 de sus 5 primeros ataques, mientras que Kansas solo anotó en 1 de sus 4 posesiones iniciales.Texas Tech consiguió una ventaja de 5 puntos que les permitió llegar vivos a un final apretado. Gracias a un rebote en ataque tras fallo de Wiggins, Embiid ponía a Kansas uno arriba a falta de 30 segundos. Una falta del pívot daba de nuevo la delantera a los tejanos tras dos tiros libres de Robert Turner. Una canasta de Andrew Wiggins al límite del tiempo recogiendo una pelota suelta de Embiid sentenció el partido.

 

 En su siguiente cita de la semana, Kansas venció a la 19 del ránking Texas (85-54). El día antes de cumplir 19 años, Andrew Wiggins se regaló 21 puntos, 6 rebotes y 2 tapones. Joel Embiid le ayudó a soplar las velas con una actuación muy completa (13 puntos, 7 rebotes, 6 tapones). Los Longhorns tuvieron una primera ventaja (3-8) que cedieron tras anotar un solo lanzamiento de campo en 11 minutos. En ese tiempo encajaron un parcial de 32 a 5 con un gran protagonismo de Wiggins. Tan demoledor como este mate al contrataque de Embiid.

 

Texas venía de perder en su visita a la número 17 Iowa State (85-76), con 67 puntos del trío mágico local: Melvin Ejim (25 puntos, 8 rebotes),  DeAndre Kane (22 puntos, 7 rebotes, 5 asistencias) y George Niang (20 puntos, 4 rebotes, 5 asistencias). Por los visitantes, el liderazgo anotador correspondió al base freshman Isaiah Taylor (26 puntos, 7 rebotes, 8 asistencias). Jonathan Holmes aportó 14 puntos y 9 rebotes.

Los Cyclones acertaron en la defensa del principal punto fuerte de los Longhorns ante ellos,  la superioridad en centímetros y kilos de Cameron Ridley (2,05 de altura y 129 kilos) sobre Niang (2 metros y 109 kilos). El mastodonte tejano se quedó en 4 puntos, 5 rebotes y 2 tapones, y sólo estuvo en pista 16 minutos ante su falta de relevancia en el encuentro. El otro factor clave de Texas es el acierto de Javan Felix en los triples, pero el base estuvo fallón (16 puntos, pero acertando sólo 4 de sus 15 lanzamientos desde la línea).

 

Oklahoma State encajó ante Baylor su séptima derrota consecutiva (70-64). Los Cowboys forzaron la prórroga gracias a una recuperación en uno de los servicios de fondo más absurdos de la historia del baloncesto (no os perdáis el vídeo),  y un triple de Leyton Hammonds (desde el 8 de noviembre en que anotó dos triples el jugador había fallado sus 14 intentos posteriores).

 En la prórroga, que se inició con un triple de Corey Jefferson (25 puntos, 13 rebotes, 3 tapones), los locales no cedieron la iniciativa a pesar de los esfuerzos de Markel Brown (26 puntos, 4 rebotes, 6 asistencias). Los Cowboys se reencontraron con la victoria ante Texas Tech (84-62) el día del retorno de Marcus Smart (16 puntos, 10 asistencias, 6 recuperaciones) tras cumplir sus tres partidos de sanción por empujar a un aficionado, precisamente en la pista de los Red Raiders.

 

PACIFIC 12

Arizona, el cuarto equipo del país, se salvó por los pelos de encajar su tercera derrota de la temporada. Utah les obligó a jugar una prórroga (63-67) en la que la defensa de los Wildcats sólo concedió a los locales una canasta de campo. Cuatro puntos de Rondae Hollis Jefferson (13 puntos, 4 rebotes) dieron a su equipo la misma ventaja a 1:52 del final del duelo. Los dos primeros, fruto de un rebote en ataque, y los dos últimos después de que Brandon Taylor (13 puntos, 5 asistencias), con un porcentaje de acierto del 86% desde los tiros libres, fallase sus tres lanzamientos consecutivos desde la línea de personal para los Utes.

 

UCLA (23 del ránking) le pisaba los talones a Arizona por el liderato de la conferencia hasta su derrota frente a Stanford (83-74). Chason Randle acribilló a los Bruins desde la línea de 3 (26 puntos con 7 triples). John Huestis sumó 22 puntos (además de 6 rebotes y 5 tapones) y Anthony Brown, 18 más. El acierto de los Cardinal les permitió anotar el 62,2%  de sus lanzamientos de campo y dominar en el marcador desde el minuto 10 de la primera mitad con ventajas de hasta 12 puntos. Un triunfo que permite a Standford albergar esperanzas de participar, vía invitación, en el gran torneo nacional de marzo.

 

SOUTHERN CONFERENCE

La número 2 Florida perdía de 8 al descanso contra Auburn tras un festival de triples por parte de ambos equipos (12 de las 23 canastas de este período). En la segunda mitad los Gators se confiaron al coloso Patrick Young. El pívot, que en principio no debía jugar por la tendinitis de sus rodillas, aportó 17 puntos en los segundos 20 minutos (todos los que consiguió) para llevar a los suyos a un ajustado triunfo (71-66). Young incluso anotó 3 de sus 4 tiros libres (su porcentaje esta temporada es del 59%) en los últimos 20 segundos .

 

Ole Miss también plantó cara a Florida. Al descanso el marcador registraba un empate a 42 con 22 puntos para los Rebels del loco del triple, Marshall Henderson. En la segunda mitad la defensa de los de Billy Donovan se ajustó perfectamente a los movimientos de Henderson, que falló sus seis lanzamientos en este período. Anthony Perez (10 puntos) y Jarvis Summers (20 puntos) intentaron mantener a Ole Miss en el partido, pero su esfuerzo fue insuficiente ante los triples de Michael Frazier (17 puntos) y Scottie Wilbekin (18 puntos, 7 asistencias) y la fuerza interior de Michael Young (12 puntos, 5 rebotes). Al final, triunfo para una Florida (71-75) que se postula como nuevo número 1.

 

Henderson y compañía venían de perder por la vía rápida ante una Kentucky (70-84) que tuvo a Julius Randle (25 puntos y 13 rebotes) de maestro de ceremonias. Al descanso los Wildcats ganaban a Ole Miss de 17 (25-42). De sus 17 canastas de campo en este período, 6 fueron triples,  otras 7 mates y 3 más entradas a canasta. Después del festival visitante de la primera parte, la segunda sirvió para que el local Marshall Henderson maquillara su estadística con 4 de sus 5 triples (18 puntos pero en una serie de tiros de campo de 5 de 17).

 

Ante Louisianna State, Randle anotó sólo 8 puntos (más 15 rebotes), pero 2 de ellos valen su peso en oro. Son los que dieron el triunfo a Kentucky en la prórroga (77-76) recogiendo el balón tras el tapón de Jordan Mickey a James Young. Los Wildcats compensaron la baja anotación del ala pívot con la aportación de Young (20 puntos) y Aaron Harrison (21 puntos). En LSU brilló su tripleta habitual: Johnny O’Bryant III (20 puntos, 12 rebotes), Anthony Hickey (20 puntos, 5 rebotes, 8 asistencias) y Jordan Mickey (11 puntos, 9 rebotes).

 

OTRAS CONFERENCIAS

La número 6 de la semana, San Diego State, cayó en su visita a New Mexico (58-44), quedando igualados ambos equipos al frente de la Mountain West. Los dos conjuntos tenían claro quién iba a ser el jugador clave: Cameron Bairstow (26 puntos, 9 rebotes). Los Aztecs fueron incapaces de evitar que la pelota llegase al ala pívot sénior, y el jugador de los Lobos les destrozó desde dentro. La estrella de SDSU, Xavier Thames, sigue con su mala racha en el tiro, encadenando 4 partidos con porcentajes de acierto inferiores al 30%. Dos de las cuatro derrotas del equipo han coincidido con la crisis del base. Al final hubo un poco de lío entre los jugadores, pero por suerte la cosa no fue a más.

 

Gonzaga, última del ránking y líder de la West Coast, cayó ante Brigham Young University (73-65), su perseguidor en la conferencia. BYU, sufriendo mucho esta temporada por su defensa del perímetro, consiguió contener a los triplistas rivales. El irregular Matt Carlino (15 puntos, 4 rebotes, 6 asistencias, 3 recuperaciones) anotó 7 puntos consecutivos (2 canastas y 3 de sus 4 tiros libres) en los minutos finales para acabar con las últimas opciones de los Bulldogs que cerraron la semana perdiendo de nuevo, esta vez ante San Diego (69-66). Duda Sanadze (15 puntos) anotó los tres tiros libres  que dieron el triunfo a los Toreros a 2,9 segundos del final. Estas derrotas pueden sacar de nuevo del ránking a Gonzaga.

OTRO RÉCORD PARA TRAVIS BADER

Travis Bader, máximo triplista histórico de la NCAA, batió un nuevo récord. El jugador de Oakland, además de ser el que más triples ha metido, también es el que más ha tirado. Con los 6 que intentó (de los que transformó 4) en el triunfo de su equipo ante Illinois-Chicago (71-86), Bader sumó 1.198 lanzamientos desde más allá de la línea de 3 puntos.

EL PÓSTER DE LA SEMANA

Tristan Carey, de Longwood University, realizó este mate por encima de Brandon Holcomb de Radford. A pesar de esta espectacular acción, los Lancers de Longwood, colistas del grupo Norte de la conferencia Big South, perdieron ante los Highlanders por 75 a 86.

 

 

versión íntegra del artículo publicado en http://www.encancha.com, febrero 2014

ProBasketballTalk | NBC Sports

NBA news, video, analysis and more

El vestuario

Son historias. El deporte es sólo una excusa. Por Jorge Gérardin

EL ECO SIN PASOS

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

La Canasta Americana 🏀

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

A %d blogueros les gusta esto: