Tag Archives: moritz wagner

NCAA: Villanova y Duke, eliminadas en el March Madness

21 Mar

El primer fin de semana del March Madness nos ha dejado buen sabor de boca. Buenos partidos en primera ronda, aunque con muchos resultados previsibles, y excelentes partidos en la segunda con las sorpresas típicas de la gran competición universitaria de los Estados Unidos. Villanova, la vigente campeona, y Duke, la gran favorita de la pretemporada, fueron dos de los pesos pesados que quedaron eliminados. La Locura de Marzo, en estado puro.

En tan sólo 4 días, los que iban del jueves 16 marzo al domingo 19 de marzo, los 64 equipos en liza quedaron reducidos a 16. Cuarenta y ocho partidos en 4 días de máxima emoción, buen baloncesto y alguna que otra polémica. El March Madness nunca ha sido apto para cardíacos.

Dividiré la cobertura de esta competición, para evitar que los artículos resulten excesivamente largos (más de lo habitual) en dos bloques. En este primero nos centraremos en lo ocurrido en el primer fin de semana del gran baile, mientras que lo que ocurra en los dos próximos fines de semana lo dejaré para la siguiente entrega, ya en abril.

Primera Ronda

El fuego del March Madness lo abrieron los ocho equipos implicados en los First Four, con cuatro puestos del cuadro final de 68 en juego. Dos eran eliminatorias trampa, destinadas a crear cenicientas para superar rondas ante equipos teóricamente superiores. Kansas State, con su batería de tiradores liderada por Wesley Iwundu (24 puntos, 6 rebotes, 7 asistencias) y Kamau Stokes (22 puntos, 5 de 8 en triples), superó el poder interior de John Collins (26 puntos, 9 rebotes) en Wake Forest (88-95). Southern California recuperó una desventaja de 17 puntos al inicio de la segunda parte para eliminar a Providence (71-75). En las otras dos eliminatorias previas, Mount Saint Mary’s eliminó a New Orleans (66-67) con 23 puntos del base Junior Robinson, el jugador más bajito de la Division I (1,65) y UC Davis a North Carolina Central (67-63).

Ya en el cuadro principal, los favoritos destacados superaron la primera ronda del torneo, aunque alguno se llevó un susto considerable. Los cabezas de serie, Villanova, Gonzaga, Kansas y North Carolina, ganaron respectivamente a Saint Mary’s (76-56), South Dakota State (66-46), UC Davis (100-62) y Texas Southern (103-64). Los tres primeros conjuntos concedieron unos minutos de cortesía a sus rivales antes de arrollarlos, mientras que los Tar Heels dejaron clara su superioridad de salida.

Entre los segundos cabezas de serie, Duke no tuvo compasión  de Troy (87-65) ni Arizona de North Dakota (100-82) en un partido perfecto de Rawle Alkins (20 puntos con 8 de 8 en tiros de campo y 2 de 2 en los libres, 4 rebotes, 5 asistencias, 1 tapón y ninguna pelota perdida). Kentucky derrotó a Northern Kentucky (79-70), un rival que luchó para acercarse en el marcador tras estar 18 puntos abajo en la segunda parte. Esta vez, los novatos de los Wildcats supieron cerrar el partido. Louisville fue por detrás en el marcador 13 minutos antes de poder dejar atrás a una Jacksonville State (78-63) donde el lituano Norbertas Giga (30 puntos, 9 rebotes) tuvo poca ayuda para frenar a los interiores de los Cardinals.

Por lo que hace referencia a  los números 3 del cuadro, Florida State contuvo el intento de remontada de Florida Gulf Coast en los últimos 2 minutos (86-80), Baylor no pudo dejar atrás a New Mexico State hasta el inicio de la segunda parte (91-73), Oregon dio buena cuenta de Iona (93-77) y Lonzo Ball (15 puntos, 3 asistencias) estableció un nuevo récord de asistencias en una temporada de UCLA  (257) en el triunfo de los Bruins sobre Kent State (97-80).

La número 4 West Virginia llegó a superar la decena de puntos de ventaja tanto en la primera como en la segunda parte frente a Bucknell (86-80), pero los Bison se las apañaron en ambas ocasiones para reengancharse al partido y dar emoción hasta el final. Purdue necesitó de los 15 puntos tras el descanso de Vince Edwards (21 puntos, 15 rebotes) para deshacerse de la correosa Vermont (80-70), que había encadenado 21 victorias seguidas hasta esta derrota, mientras que Butler fue siempre por delante en el marcador frente a Winthrop (76-64). Florida dio un espectáculo de mates frente a East Tennessee State (80-65).

De aquí para abajo los sufrimientos de los equipos mejor ranqueados se hicieron más evidentes. Iowa State, con Monte Morris rozando el triple doble (19 puntos, 8 rebotes, 8 asistencias), fue la única número 5 que no pasó apuros, en su caso frente a Nevada (84-73). Minnesota fue la protagonista pasiva del primer upset al caer frente a Middle Tennessee (72-81). Los Blue Raiders se están convirtiendo en una cenicienta habitual. El año pasado ya dieron la sorpresa en primera ronda frente a Michigan State. Los Golden Gophers cedieron una desventaja de 17 puntos en la segunda parte, y cuando intentaron rebajarla apareció Reggie Upshaw (19 puntos, 9 rebotes) para impedírselo.

La defensa de Virginia, cabeza de serie número 5, no consiguió frenar a los Seahawks de UNC Wilmington. Tras verse al borde del desastre, 15 abajo, (11-26), los Cavaliers reaccionaron. Y no lo hicieron con lo que ha sido su fuerte este curso, su defensa, sino con los puntos de London Perrantes (24, segunda mejor anotación del curso) y Marial Shayok (mejor anotación en sus 3 temporadas NCAA).

Otra número 5, Notre Dame, sufrió hasta el último segundo ante Princeton (60-58). El base de los Fightin Irish Matt Farrell (16 puntos, 4 rebotes, 4 asistencias) falló un 1+1 (en la NCAA aún existen) a pocos segundos del final con el marcador 59-58. Los Tigers tuvieron su oportunidad para ganar, pero el triple de Devin Cannady no entró.

Southern Methodist (SMU), sexta cabeza de serie, cayó ante una de las cenicientas trampa del cuadro, Southern California. Los Trojans, que venían de los First Four, volvieron a remontar una desventaja de dobles dígitos (en este caso de 10 puntos) en la segunda parte gracias a su gran acierto en el tiro tras el descanso (58,3%, 9 de 11 en tiros de 2 puntos). Elijah Stewart, con un triple, puso el 65 a 66 en el marcador a 36 segundos del final. Ben Moore falló el 1+1 que podría haber dado la vuelta al resultado. Chimezie Metzu falló el 1+1 que hubiera sentenciado para los californianos. Con el tiempo agotándose, Shake Milton se lanzó a una penetración suicida en un último intento, infructuoso, para evitar la derrota de los Mustangs.

Maryland, con el mismo rango que SMU, cayó eliminada ante Xavier (65-76). El escolta de los Musketeers Trevon Bluiett falló sus 7 primeros tiros a canasta para cerrar la primera parte con 3 puntos. En la segunda ajustó el punto de mira con 4 triples para irse hasta los 18 puntos. Los Terrapins se ahogaron ante los constantes cambios de defensa de su rival, y no supieron encontrar buenos lanzamientos. Su estrella, el base Melo Trimble, se quedó en 13 puntos tras fallas 10 de sus 15 tiros.

Creighton también cedió ante Rhode Island (72-84). Los cinco titulares de los Rams anotaron en dobles dígitos en un ataque compensado. Su estrella, E.C. Matthews, firmó 16 puntos, superados por los 23 de Jeff Dowtin (su media de la temporada era de 5,5) y los 17 de Kuran Iverson, primo de la estrella retirada de la NBA Allen Iverson. La gran sensación de Creighton de esta temporada ha sido el pivot de primer año Justin Patton, pero en esta ocasión tras fallar sus 7 primeros lanzamientos se quedó en unos insuficientes 8 puntos y 7 rebotes.

El único sexto cabeza de serie que pasó ronda fue Cincinnati, gracias a su triunfo sobre el segundo tapado de los First Four, Kansas State (75-61). Los Bearcats, que habitualmente destacan por su defensa, también brillaron en ataque, firmando un 62,8% de acierto en el tiro que no concedió ninguna opción a su rival. El base Troy Caupain desde fuera (23 puntos, 7 rebotes) y el alero alto Kyle Washington (16 puntos) en la pintura y la media distancia fueron los hombres más destacados de un equipo que asumió el mando de salida anotando sus 8 primeros tiros para construirse una ventaja de 9 puntos.

Entre los séptimos cabezas de serie, el único que cedió fue Dayton frente a Wichita State (58-64). El duelo se mantuvo igualado hasta los 6 minutos finales. Hasta ese momento la defensa de los Shockers había reducido considerablemente los números ofensivos de Dayton respecto a sus medias de la temporada. Y entonces apareció su ataque. Un triple de Zach Brown (12 puntos) les puso 6 puntos arriba, 45-51. Kyle Davis intentó acercar a los Flyers desde la larga distancia, pero una nueva canasta de tres puntos de Conner Frankamp, sus únicos puntos de la noche, frenó la remontada de los de Scoochie Smith (25 puntos, 3 rebotes, 4 asistencias, 4 recuperaciones).

Michigan supo sufrir ante Oklahoma State (92-91). Los Cowboys, en un buen inicio de Jeffrey Carroll (19 puntos), llegaron a mandar de 7 puntos en la primera parte. En la segunda, los Wolverines descargaron una autèntica lluvia de triples liderada por el base Derrick Walton (26 puntos, 6 de 9 en triples, 5 rebotes, 11 asistencias). Una canasta lejana de DJ Wilson (19 puntos, 5 rebotes)  puso el 73-66 en el marcador, pero Oklahoma State reaccionó. A Walton i Wilson no les tembló el pulso desde la linea de tiros libres en los últimos 10 segundos mientras por los Cowboys Jawun Evans (23 puntos, 7 rebotes, 12 asistencias) ajustaba el marcador con 5 puntos.

Saint Mary’s se fue al descanso ante Virginia Commonwealth (85-77) con 15 puntos de margen gracias al parcial de 23 a 6 iniciado por dos triples consecutivos de Calvin Hermanson (16 puntos). En la segunda mitad VCU, liderada en ataque por JeQuan Lewis (30 puntos) recurrió a la presión para intentar recuperarse, pero Jock Landale (18 puntos, 13 rebotes) y los suyos se recompusieron a tiempo para capear el temporal.

La South Carolina de Sindarious Thornwell (29 puntos, 11 rebotes) y PJ Dozier (21 puntos superó a Marquette (93-73) aguantando en la primera parte un chaparrón de triples, especialmente por parte de Jajuan Johnson (16 puntos, 6 rebotes) y Sam Houser (12 puntos), que concedieron hasta 10 puntos de margen a sus rivales. Tras el descanso los Gamecoks dierón un primer estirón con un parcial de 13 a 0. Los Golden Eagles encajaron este golpe, pero no el segundo, el arreón final de 6-25.

Por lo que respecta a los números 8 en sus  duelos a priori igualados contra los novenos cabezas de serie, Miami fue el único que no pasó. Los Hurricanes cedieron frente a Michigan State (58-78). A pesar de un mal inicio que les dejó 11 abajo (19-8), los Spartans llegaron al descanso por delante (27-38) gracias a la labor de sus dos novatos, Nick Ward (19 puntos, 7 rebotes) y Miles Bridges (18 puntos, 9 rebotes, 3 asistencias). Más igualado fue el duelo entre Wisconsin y Virginia Tech (84-74). Los ocho triples de Bronson Koenig (28 puntos, 8 de 17 en lanzamientos de 3 puntos) decantaron la balanza a favor de los Badgers.

Una falta tan clara como absurda, selló el destino de Vanderbilt ante Northwestern (68-66). Con su equipo ganando de uno a 14 segundos del final, Mathew Fisher-Davis (22 puntos) cometió personal voluntariamente a media pista sobre Bryant McIntosh (25 puntos), quien no falló los tiros libres. En su último ataque, los Commodores no consiguieron anotar. Otra personal, esta flagrante de Desi Rodriguez sobre Jaylen Barford (20 puntos, 7 rebotes, 4 recuperaciones) a 18 segundos del final permitió a Arkansas eliminar a Seton Hall (77-71). La decisión creó polémica, pero lo cierto es que Rodriguez empuja claramente a su rival.

Segunda Ronda

La campeona del March Madness del 2016, Villanova, fue la primera cabeza de serie eliminada tras su derrota frente a la número 8 Wisconsin (62-65). Los Badgers, conscientes de su superioridad en la pintura, focalizaron su juego en un gran Nigel Hayes (19 puntos, 8 rebotes) y un Ethan Happ (12 puntos, 8 rebotes) intermitente tras cargarse rápido de faltas. Wisconsin se puso 10 puntos arriba gracias también a los triples de Bronson Koenig (17 puntos) y Vito Brown. Josh Hart (19 puntos) y Donte DiVincenzo (15 puntos) igualaron la situación para los campeones que, aprovechando que Koenig también se cargó de faltas, se pusieron por delante tras el descanso. Pero el entrenador Greg Gard supo gestionar las faltas de sus jugadores para contar con ellos en un final igualado. En el último minuto, Hart empañó una excelente temporada con dos pelotas perdidas ante los dobles marcajes del rival que condenaron a los suyos.

Kentucky salió viva de la trampa de la 10 Wichita State (65-62) en un partido que curtió a sus jovenes jugadores. Los Shockers plantearon un partido serio, trabado, correoso, sin dejar correr a los de John Calipari y anulando a sus dos estrellas, Malik Monk (14 puntos) y De’Aaron Fox (14 puntos). Los Wildcats sobrevivieron con anotadores secundarios, Dominique Hawkins en la primera parte y Bam Adebayo (13 puntos, 10 rebotes) al inicio de la segunda. Hasta que con el partido ajustado, las estrellas aparecieron para decidir. Entre los dos sumaron los 10 últimos puntos de Kentucky, en una secuencia iniciada con un mate de Fox tras robo (58-51). Un entonadísimo Landry Shamet (20 puntos) les dio la réplica con 8 puntos. Los dos últimos triples de Wichita State fueron taponados por Monk y Adebayo.

North Carolina tuvo que echar mano de la veterania de sus pívots séniors Kennedy Meeks (16 puntos, 11 rebotes) y Isaiah Hicks (9 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias) para sacar adelante su partido contra Arkansas (72-65). Un sufrimiento que parecía impensable cuando los Tar Heels ganaban de 17 a 5 minutos del descanso. Los Razorbacks apretaron en defensa hasta ponerse por delante en el ecuador de la segunda parte. A 3:30 del final, Arkansas ganaba de 5. Pero la experiencia es un grado, y de eso va sobrado el equipo de Roy Williams. Hicks sumó 4 puntos seguidos para devolver la iniciativa a los suyos, y Meeks encadenó un tapón y 2 puntos tras palmeo en rebote ofensivo. Hicks anotó dos tiros libres faltando 10 segundos de juego, y acto seguido el júnior Justin Jackson (15 puntos, 8 rebotes, 5 asistencias, 5 recuperaciones) robó la pelota para cerrar el partido con un mate.

Kansas mostró su solidez como cabeza de serie ante una guerrera número 9 Michigan State (90-70). Los dos conjuntos protagonizaron un espectacular intercambio de golpes en el que los Spartans se llevaron la peor parte, en sentido real y figurado. Real,  por el codazo que dejó fuera de combate unos minutos a su gran estrella Miles Bridges (22 puntos, 8 rebotes), y por el manotazo en la cara que recibió Lourawls Nairn en una entrada a canasta de Frank Mason (20 puntos, 5 asistencias). Y figurado, por la desventaja de 5 puntos con que llegaron al descanso tras encadenar una serie de ataques fallados. En la segunda parte buscaron acercarse en el marcador con los novatos Bridges y Nick Ward (13 puntos) hipermotivados. Pero el sénior Frank Mason y el freshman Josh Jackson (23 puntos) se conjuraron para evitarlo. Un triple de Devonte Graham (18 puntos, 4 rebotes, 4 asistencias, 3 recuperaciones) puso el 68-83 a poco menos de 3 minutos del final, dejando el partido visto para sentencia antes que un mate de Jackson hiciera levantarse al público de sus asientos.

Otra cabeza de serie, Gonzaga, fue la protagonista de la polémica de esta segunda ronda. A la número 8 Northwestern (79-73) la avasalló de salida, llegando a ganar de 21 puntos al inicio de la segunda parte. Y entonces, con todo perdido, los Wildcats iniciaron una remontada imposible. Bryant McIntosh anotó 13 de sus 20 puntos, tras el descanso, Vic Law 15 de sus 18. A 4:54 del final llegó la jugada clave. Con 63 a 58 en el marcador, Zach Collins taponó el lanzamiento de Derek Pardon, aunque lo hizo de forma ilegal, con la mano por dentro del aro. Los árbitros, de forma inexplicable, no lo vieron, y luego castigaron con técnica las airadas y lógicas protestas del entrenador de Northwestern, Chris Collins. De poder ponerse a 3 puntos, a verse a 7. Fin de la remontada.

Duke, cabeza de serie número 2 y gran favorita de la pretemporada a hacerse con el título, parecía haberse rehecho de un mal inicio de temporada para volver a aparecer en las quinielas. La 7 South Carolina hizo añicos los pronósticos (81-88) en una segunda parte de locura anotadora. Duke anotó 51 puntos, pero encajó 65, todo un récord de la época Krzyzewski. Los Blue Devils anotaron 5 de sus 8 triples, su principal arma en muchos momentos del curso, antes del descanso. Tras él, ahogados por la defensa de los Gamecoks de Sindarious Thornwell (24 puntos, 6 rebotes, 5 asistencias), se quedaron en un mísero 5 de 19. South Carolina llevó el partido al terreno físico y Duke no pudo igualar la apuesta pese a los esfuerzos de Amile Jefferson (14 puntos, 15 rebotes, 6 tapones).

Michigan prolongó su buen momento eliminando a la número 2 Louisville (59-63), en un partido donde los hombres altos llevaron la voz cantante. Primero fueron los del equipo de Rick Pitino, liderados por Mangok Mathiang (13 puntos), devastando a su rival en la pintura para darle las primeras ventajas a la favorita. Con los exteriores Derrick Walton (10 puntos, 7 rebotes, 6 asistencias) y Zak Irvin (11 puntos) anulados por la defensa de los Cardinals, la respuesta de Michigan vino de la versatilidad de sus interiores, Moritz Wagner (26 puntos) y DJ Wilson (17 puntos). El primero protagonizó una segunda parte espectacular, dando una demostración de fundamentos en el poste bajo y una exhibición de movilidad para un jugador de 2,10 penetrando. Con una jugada de este tipo, iniciada con una finta en la línia de 3 puntos, el alemán anotó el 61-67 a 1:19 del final. Dos pelotas perdidas por los Wolverines sirviendo de fondo permitieron a Deng Adel (16 puntos) y Donovan Mitchell (19 puntos, 7 rebotes, 5 asistencias) dar emoción al desenlace. La frialdad del otro interior de los de John Beilein, Wilson, en los tiros libres (4 de 4 en los últimos 20 segundos) sentenció a Louisville.

Saint Mary’s, séptima cabeza de serie, tuvo contra las cuerdas a la 2 Arizona (69-60) en la primera mitad, impidiéndole correr con su defensa. El pivot Jock Landale (19 puntos, 11 rebotes, 4 asistencias) anotó 10 de los primeros 14 puntos de los Gaels, además de repartir una asistencia para otros dos. Lauri Markkanen (16 puntos, 11 rebotes) empezó a dominar el rebote, forzar faltas y anotar, y los Wildcats se rehicieron. En la segunda parte, Allonzo Trier (14 puntos, 6 rebotes) anotó 9 puntos para Arizona en el parcial de 11 a 2 que dio a su equipo una ventaja de 7 puntos que administró hasta el final.

La número 11 Xavier se convirtió oficialmente en la cenicienta del March Madness 2017 al sobrevivir al primer fin de semana de competición eliminando con autoridad en esta segunda ronda a la número 3 Florida State (66-91). Con Trevon Bluiett (29 puntos, 6 rebotes) anotando desde fuera y Sean O’Mara (11 puntos) en la pintura, los Musketeers se escaparon de 15 puntos. En defensa, conscientes de su desventaja en centímetros respecto los Seminoles, se refugiaron en una zona 2-3 para obligarles a tirar desde fuera, y limitaron sus pérdidas de balón para evitar sus contraataques. En la segunda parte, tres triples casi consecutivos del sexto hombre Kaiser Gates (14 puntos, 4 de 5 en triples) acabaron de confirmar la sorpresa. Xavier firmó un 11 de 17 en triples, aspecto en el que naufragó su rival (4 de 21, 1 de 13 su quinteto titular).

En otro duelo entre un número 11 y un número 3, Rhode Island tuvo en sus manos echar a Oregon de la carrera por el título (75-72). Los Rams lucharon por cada pelota suelta y cada rebote ofensivo, a pesar de los problemas de faltas de uno de sus jugadores claves, Hassan Martin. Un casi infalible Tyler Dorsey (27 puntos, 9 de 10 en tiros de campo) sostenia en ataque a los Ducks ante los malos porcentajes en el tiro de Dillon Brooks (19 puntos, 7 de 20 en sus lanzamientos). Pero los tiradores siempre acaban metiendo. Con su equipo 7 puntos abajo, Brooks anotó dos triples y tres tiros libres en un parcial de 11 a 2 concluido a 5 minutos del final. Stanford Robinson (21 puntos, 10 de 12 en los tiros de campo) volvió a dar a Rhode Island 4 puntos de margen faltando 2:20. Dorsey solventó la papeleta con dos triples.

Southern California, otro cabeza de serie número 11, también le complicó la vida a su rival, la 3 Baylor. En sus dos partidos previos del March Madness, los Trojans habían remontado diferencias de dobles dígitos en la segunda parte. Claro que ni Providence ni SMU tenían a Manu Lecomte. El base belga, tras 35 minutos hivernando, apareció con 12 puntos en los 5 minutos finales para acabar con el sueño de hadas de Chimezie Metu (28 puntos, 5 rebotes), Bennie Boatwright (16 puntos) y compañía. La eliminación de la estrella de los Bears, Jonathan Motley (19 puntos, 10 rebotes), a 1:39 del final quedó compensada por la eclosión final de Lecomte.

La número 3 restante, UCLA, pasó menos problemas frente a la 6 Cincinnati (79-67), aunque tampoco tuvo un partido totalmente plácido. No fue hasta la segunda mitad, cuando los californianos dejaron ir una andanada de tres triples seguidos, 2 de Lonzo Ball (18 puntos, 7 rebotes, 9 asistencias) y otro de Bryce Alford (16 puntos), que el equipo del entrenador Steve Alford pudo construirse un margen de seguridad con el que llegar sanos y salvos al final del primer fin de semana del March Madness.

La defensa de la número 4 West Virginia impidió a la cinco Notre Dame desarrollar su habitual juego ofensivo, rápido y alegre. Los tiradores de los Fightin Irish no encontraron posiciones cómodas de tiro, y solo Bonzie Colson rindió a su nivel (27 puntos, 8 rebotes). Los Mountaineers, que además tenían el día inspirado en ataque con Juvan Carter (24 puntos, 4 de 5 en triples) y Daxter Miles (18 puntos) como estiletes, abrieron el partido con un parcial de 10 a 0 y ya nunca fueron por detrás en el marcador. A 10 minutos del final Colson cometió su cuarta falta, pero el entrenador Mike Brey se vio obligado a mantenerlo en pista para un último intento de remontada que acabó convirtiéndose en un intercambio de canastas que no le benefició.

Purdue, también cuarta cabeza de serie, sufrió para deshacerse de Iowa State (80-76), en el duelo entre un equipo sobrado de centímetros con Caleb Swanigan (20 puntos, 12 rebotes, 7 asistencias), Isaac Haas (14 puntos) y  el alero Vince Edwards (21 puntos, 10 rebotes), y otro carente de ellos. Los Boilermakers, tras un arreón al final de la primera parte, consiguieron una ventaja de 19 puntos a 14:30 del final. Pero entonces apareció la bateria exterior de los Cyclones, liderada por un Deonte Burton (17 de sus 25 puntos en la segunda parte) que estuvo bien acompañado por Matt Thomas (20 puntos, 6 rebotes) y Monte Morris (12 de sus 18 puntos en los segundos 20 minutos, 9 asistencias). A 3:11 del final, Iowa State se avanzó por primera vez, y única, en el marcador (71-73). Purdue supo reaccionar para seguir viva.

Las otras dos cabezas de serie número 4 solventaron con autoridad sus compromisos. Florida asfixió en defensa una Virginia con muchas carencias ofensivas este curso (65-39), y sentenció con un parcial de 21 a 0 gracias a las penetraciones de Kasey Hill y Chris Chiozza que facilitaron tiros librados a Devin Robinson (14 puntos, 11 rebotes) y Justin Leon (14 puntos, 10 rebotes). Butler, que fue siempre por delante en el marcador, acabó con las aspiraciones de la aspirante a ceniciente Middle Tennessee State (74-65).

 

Artículo publicado en http://www.encancha.com, 21 marzo 2017

Anuncios
NBA.com | Hang Time Blog

The official news blog of NBA.com with commentary and analysis from NBA.com's staff of writers.

ProBasketballTalk

Basketball - NBC Sports

EL ECO SIN PASOS

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

La Canasta Americana 🏀

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

A %d blogueros les gusta esto: