Tag Archives: Mike Conley

NBA: Los hermanos Gasol ya están de vacaciones

17 May

Chicago Bulls y Memphis Grizzlies han caído en el sexto partido de las semifinales de sus respectivas conferencias. Ha sido el último partido de la temporada NBA para Pau y Marc Gasol. Repasemos porqué los dos hermanos no han llegado más lejos en los play-offs.

Los Chicago Bulls de Pau Gasol partían a principio de temporada como uno de los dos grandes favoritos de la Conferencia Este para jugar las Finales de la NBA. El otro eran los Cleveland Cavaliers de Lebron James, Kyrie Irving y Kevin Love. Todos los pronósticos daban por hecho que ambos equipos protagonizarían una final de la Conferencia Este apasionante. Los vaticinios acertaron, pero sólo a medias. Hubo un duelo a muerte entre los dos aspirantes, pero no fue por la disputa del honor de proclamarse campeones de su conferencia.

La temporada irregular de Bulls y Cavs les condenó a un enfrentamiento prematuro en play-offs. Los de Cleveland, por ejemplo sufrieron a principios de enero una racha de 6 partidos perdidos seguidos. La ausencia por lesión de 2 semanas de Lebron les sirvió de excusa para esta sucesión de malos resultados aunque su registro en esos momentos era de 19 victorias y 20 derrotas. A partir de ese momento enderezaron el rumbo (34-9), pero no lo suficiente como para atrapar a los sorprendentes líderes del Este, los Atlanta Hawks.

El equipo del mayor de los Gasol, al contrario de su verdugo en los play-offs, empezó la temporada con un nivel más que correcto. Todo se le complicó a partir del día de Reyes. Hasta ese momento, habían ganado 25 partidos de los 35 que habían jugado. Desde del 7 de enero al 4 de febrero sólo vencieron en 4 de 14. Tras rehacerse en febrero (7-3), en marzo volvieron a flojear (8-7) lastrados por las lesiones simultáneas de Derrick Rose y Jimmy Butler. Así que quedaron terceros en su conferencia por detrás de Hawks y Cavaliers.

Las carencias de los Bulls

En la serie ante las huestes de Lebron, que podría finiquitar la época de Tom Thibodeau en el banquillo de los Bulls, se han podido ver las costuras por las que se descosía el equipo de Chicago: una interior y otra exterior. Y eso a pesar de la baja por lesión en los Cavaliers de Kevin Love y los graves problemas físicos de un Kyrie Irving muy tocado. La interior ha sido la poca producción en puntos de los hombres altos del equipo. Más allá de Pau Gasol, los pívots de Thibodeau no han sido unos anotadores fiables.

La lesión del catalán expuso las carencias de sus compañeros y la poca visión de su entrenador. Expuso las carencias porque Joakim Noah es un especialista defensivo, con buena visión de juego pero con muchas carencias de definición. Taj Gibson es un gran atleta, un buen acabador de jugadas pero con problemas en la creación de sus propias oportunidades. La poca visión del técnico, porque el mismo había desactivado la alternativa a Gasol. Nikola Mirotic hizo un excelente mes de marzo aprovechando los tiros extra por las lesiones de Rose y Butler. Cuando estos volvieron, Thibodeau se olvidó del montenegrino. Y para cuando lo necesitó de nuevo, el buen momento de Mirotic era historia.

La segunda costura del traje de los Bulls que se desgarró no fue otra que la principal, la que aguantaba toda su estructura: Derrick Rose. El base, tras su calvario con las lesiones que le han tenido casi dos temporadas en blanco, tenía ganas de demostrar que volvía a ser aquel jugador que ganó el MVP de la Liga Regular 2010-11. Con sus rodillas recuperadas, el problema ha sido que le ha faltado fondo físico. A lo largo del curso Rose ha tenido problemas para hilvanar dos partidos seguidos con buenos porcentajes en el tiro. Su secuencia de lanzamientos en los partidos “Back to back” (dos noches seguidas jugando) o en noches alternas (con un día de descanso entre medio) así lo revela. Su porcentaje de tiro esta temporada ha sido de los peores de su carrera, lastrado precisamente por esos fallos.

En las semifinales del Este contra los Cavaliers Derrick Rose ha pretendido asumir el liderato de su equipo. Y más a partir de la lesión de Pau Gasol. Pero a diferencia de Lebron James, que anota cuando ve que su equipo más lo necesita y genera para sus compañeros (que le pregunten al cojo Irving, a Iman Shumpert o a Matthew Dellavedova), Rose acapara todo el juego sin dejar espacio libre para Butler, el tercer pilar ofensivo de los Bulls junto con Gasol. Rose empieza los partidos metiendo sus tiros. A medida que se cansa falla cada vez más, pero sigue tirando como en el quinto de la serie. O se diluye como en el sexto. Si los de dentro no meten y los de fuera se anulan entre sí, la derrota de Chicago en esta serie parecía inevitable.

Los Warriors no solo atacan

El Oeste se presentaba a principio de temporada no como un duelo al sol entre dos pistoleros sino como la pelea alocada de una cantina en día de cobro, con muchos gallitos peleándose por la dama. San Antonio Spurs y Oklahoma City Thunder (lástima de lesiones) parecían los candidatos más claros a jugar la Final de esta conferencia, con Los Angeles Clippers casi al mismo nivel y los Grizzlies y los Houston Rockets medio peldaño más abajo, con los Portland Trail Blazers aspirando a romper de una vez su habitual bajón de forma en play-offs (sin conseguirlo) y con la incógnita de los Golden State Warriors, un equipo de juego preciosista y entrenador novato (la receta típica para no llegar lejos en la lucha por el título).

Pero la sorpresa mayúscula ha sido que los Warriors han demostrado a lo largo de la Liga regular ser mucho más sólidos en defensa de lo que se les suponía. No sólo han sido el equipo de la NBA que más puntos ha metido en esta primera fase de la competición (110 de media), sino que además han sido el sexto del Oeste que menos ha encajado. Esta última estadística tiene su trampa, porque el equipo del debutante Steve Kerr juega ataques más rápidos que la mayoría de sus rivales. En sus partidos hay más puntos que en los del resto.

Si relacionamos los puntos encajados con el número de posesiones, resulta que el equipo californiano es el más eficiente en defensa de los 30 que participan en la Liga. Si relacionamos también los puntos anotados con las posesiones, resulta que los Warriors son los segundos más eficientes tan sólo con una décima menos que Los Angeles Clippers (109,8 y 109,7). Este sí que hubiera sido un duelo entre auténticos pistoleros si los Houston Rockets no lo hubiesen impedido.

Así que en la semifinal del Oeste los Grizzlies se encontraban ante un doble reto: frenar a uno de los mejores ataques de la liga y superar a la mejor defensa del campeonato. Los de Memphis empezaron la serie, además, sin su base titular Mike Conley. Y decidieron jugar a atacar. Craso error. El primer encuentro, disputado a un ritmo altísimo, se convirtió en una sucesión inacabable de 1×1 en la que los de California se llevaron la mejor parte.

El retorno de Mike Conley en el segundo partido cambió el panorama. Los Grizzlies bajaron el ritmo del juego y cargaron el peso ofensivo sobre sus mejores anotadores, los pívots Marc Gasol y Zach Randolph. Por fuera, con la reincorporación del base por fin tenían a alguien capaz de aprovechar los dobles marcajes sobre los jugadores altos. Kerr demostró su bisoñez como técnico renunciando al small ball (Harrison Barnes y Draymond Green de aleros) e intentó detener a su rival poniendo también dos hombres altos en pista. Con ello sólo consiguió ralentizar más la velocidad de su equipo. Los de Memphis ganaron dos partidos seguidos y tomaron la iniciativa.

La trampa de Steve Kerr

Pero en el cuarto partido llegó el giro inesperado que ha provocado las prontas vacaciones del mediano de los Gasol. Una innovación sugerida por el entrenador ayudante Ron Adams tras la derrota en el segundo partido, pero que los Warriors no se atrevieron a implantar hasta que se vieron contra las cuerdas perdiendo el tercero. Tony Allen es el especialista defensivo de los Grizzlies, el hombre encargado de secar a Klay Thompson. Pero el alero se comporta en ataque casi como un pívot, anotando la mayoría de sus puntos en la pintura.

Así que la idea era que lo marcase Andrew Bogut. Más que marcarlo, flotarlo descaradamente esperándolo cerca del aro por si quería penetrar pero regalándole todos los tiros exteriores que quisiera tomar. La misma táctica que el Panathinaikos utilizó en los cuartos de final de la Euroliga 2010-11 contra los bases del F. C. Barcelona Ricky Rubio y Víctor Sada, el mismo concepto: si tienes que dejar tirar a alguien, asegúrate que sea el peor tirador del equipo contrario.

Y la táctica funcionó. Allen vio el aro cuadrado mientras Bogut reforzaba la defensa de sus compañeros sobre los pívots de Memphis. Lo que Allen ganaba en defensa lo regalaba en ataque. Y las dudas se cernieron sobre el entrenador de Memphis Dave Joerger: ¿debía sentar a Allen para anular la táctica renunciando al concurso de su mejor secante defensivo o debía excluirlo de la circulación de la pelota para atacar abiertamente 4 contra 5?

Esta estratagema de los Warriors dejó además al descubierto la más grave de las carencias de los Grizzlies: su excesiva dependencia de la anotación interior ante la falta de un anotador exterior fiable más allá de Mike Conley y los breves minutos de Vince Carter. La ausencia por lesión del perro de presa de los de Joerger en el quinto partido y sus apenas 5 minutos en el sexto antes de resentirse no cambiaron el panorama. Los de Steve Kerr cerrados en su pintura, atosigando a Marc y a Randolph antes de recibir, cuando intentaban botar o girarse y cuando tiraban. Negándoles espacio hasta para respirar.

El entrenador de los Grizzlies probó a sacar a uno de los dos fuera de la pintura para amenazar desde la media distancia mientras le dejaba más espacios libres a su compañero. Sólo consiguió disminuir su capacidad para controlar el rebote ofensivo. Los Warriors pudieron correr. Si el conjunto de Oakland corre, Stephen Curry está en su salsa. Y si Curry funciona, su equipo funciona. Es como un reloj de maquinaria suiza engrasado a base de triples. El base anotó 26 canastas de 3 puntos en esta eliminatoria de las 68 de los Warriors. Entre todos los jugadores de los Grizzlies sólo sumaron 25.

Marc Gasol es agente libre este verano. En sus manos está cambiar de equipo o seguir en Memphis. Ofertas no le van a faltar siendo como es uno de los mejores cincos de la NBA. Tal vez ha llegado el momento de valorar si la progresión de los Grizzlies ha llegado hasta lo más alto o si al equipo le queda margen (y ganas) de mejora. Porque si no es así, ha llegado el momento para Marc de dar el salto al siguiente nivel, el de aquellos que luchan por ganar un anillo de campeones, el de los que no tienen miedo a asumir grandes retos, el de los que prefieren pensar en la gloria sin miedo al fracaso. El nivel de su hermano Pau.

Artículo publicado en http://www.encancha.com, mayo 2015

Anuncios

Los Lakers evitan el ridículo

19 Abr

Miami Heat ha sido el mejor equipo de la Liga Regular. Y finalmente, los Lakers consiguieron su plaza para jugar los playoffs. Mucha emoción en el Oeste durante los últimos partidos de la liga regular este mes de abril. En el Este, sólo los Knicks han animado el cotarro.

Los Lakers siguen en liza

La octava plaza vacante para los playoffs del Oeste no se decidió hasta el último día de Liga Regular. Lakers y Jazz pelearon hasta el final. Una lucha encarnizada en la que la ventaja que un día favorecía a un contendiente cambiaba de bando al siguiente. Los Jazz solventaron correctamente sus enfrentamientos asequibles, pero las derrotas ante Denver Nuggets, Oklahoma City Thunder y la del último partido contra los Memphis Grizzlies les dejaron sin playoffs.

Y así los Lakers tendrán opciones de luchar por el campeonato una vez más. Su temporada ya no podrá ser calificada como calamitosa. Aún puede ser un fracaso, pero han evitado el desastre absoluto. El ahora segundo equipo de la ciudad de Los Angeles cerró la liga regular de forma brillante: 7 triunfos y sólo una derrota en abril, ante el primer equipo de la ciudad, los Clippers.

Kobe Bryant tiró del carro hasta que su cuerpo dijo basta. Promediaba 30,5 puntos, 7 rebotes y 7,5 asistencias en este último mes hasta que se le desgarró el talón de Aquiles en la victoria ante los Warriors. Una lesión que le mantendrá fuera de las pistas hasta bien empezada la próxima temporada, la última de su contrato. Se especuló con su retirada, pero alguien tan competitivo como Bryant querrá decir adiós vistiendo de corto. Apuesto por su retorno.

Al final los Lakers quedaron séptimos tras vencer el último día a los Houston Rockets, que les precedían en la clasificación. Pau Gasol, en su mejor mes de la temporada, conseguía su segundo triple doble en menos de una semana. Él y Dwight Howard son los dos jugadores más en forma de los angelinos, que se han encontrado con dos regalos inesperados: el retorno de Metta World Peace sólo 12 días después de una operación de menisco y el despertar anotador del base Steve Blake, titular en ausencia de Steve Nash.

Los Mavericks se quedaron muy pronto fuera de la lucha por la octava plaza. Su consuelo es que sus jugadores al fin pudieron afeitarse la barba. A la cuarta ocasión en que podían situar su balance de victorias-derrotas en el 50%, lo consiguieron. Fue en el último partido como locales de los Hornets de Nueva Orleans, que la próxima temporada cambian su denominación por la de Pelicans. Asi que hubo un doble adiós. A las barbas de los Mavericks y a la mascota local, la avispa Hugo.

Los Spurs flaquean al final

En la parte alta de la Conferencia, Spurs y Thunder pugnaban por la primera plaza. Un pésimo final de los de San Antonio, con 6 derrotas en 9 partidos, dio la posición a los de Oklahoma. Los tejanos tuvieron que lidiar con las lesiones de Ginobili, Parker, Duncan y Kawhi Leonard. Y los Thunder, que afrontaron unos primeros partidos de abril complicados, se los comieron crudos (tanto en el duelo directo entre ambos, 100 a 88, como en la clasificación).

Los Nuggets son el tercer cabeza de serie tras un abril en que sólo cayeron en casa de los Mavericks, y después de una prórroga. La ventaja de campo en su caso es especialmente importante. Esta liga regular sólo han perdido tres partidos como locales, ante Miami Heat, Minnesota Timberwolves y Washington Wizards. Han recuperado al lesionado Ty Lawson, pero Danilo Gallinari se rompió para lo que resta de competición, y Kenneth Faried será duda los primeros partidos de playoff.

Clippers y Grizzlies han luchado por la cuarta posición del Oeste, que finalmente se quedó en Los Angeles. La victoria de los californianos en el partido que enfrentó a estos dos equipos ha decantado esta igualada pugna. Un duelo que se repetirá en la primera ronda de la lucha por el campeonato. La ventaja de campo estará en posesión de los Clippers, que han batido su récord de victorias en liga regular (56) y han conquistado el primer campeonato de división de su historia. Habrá que prestar atención a la actuación de Mike Conley. El base de Memphis ha subido sus cifras en anotación tras el traspaso de Rudy Gay.

Los Golden State Warriors finalmente han sido el sexto equipo del Oeste. Stephen Curry vio como Damien Lillard, de los Blazers, le arrebataba el récord de más triples anotados en liga regular por un rookie (185). Minucias para Curry, que con 272 batió el récord total de triples anotados en una temporada, anteriormente en posesión de Ray Allen.

Los Knicks animan el Este

 Los Miami Heat nadaron y guardaron la ropa. Fueron dando descanso a los miembros del “Big Three” (Lebron James, Dwayne Wade y Chris Bosh sólo coincidieron contra Celtics y Bulls) sin por ello dejar de asegurarse el mejor registro de victorias y derrotas de la Liga. De sus nueve partidos jugados en abril sólo perdieron el primero, contra los Knicks. Tendrán el factor pista a su favor incluso en la final. Con 66 triunfos han firmado la mejor liga regular en la historia de la franquicia.

Los Knicks han conseguido la segunda posición de la Conferencia gracias a un Carmelo Anthony extraordinario, bien secundado por J.R. Smith. En su peor partido del mes, contra los Pacers, el alero se quedó en 25 puntos. Sumaron 13 victorias consecutivas entre marzo y abril (tumbando entre otros a Heat y Thunder) hasta caer después de una prórroga en su visita a los Bulls de Chicago (si, el mismo equipo que dejó en 27 triunfos la racha histórica de los Heat).

Melo ha asumido su responsabilidad de jugador franquicia en un equipo con problemas de lesiones en todos sus interiores, promediando 36,9 puntos y 9,9 rebotes en los ocho partidos que ha jugado este mes. Una vez lograda la segunda plaza del Este para los Knicks, habiendo ganado el campeonato de la División Atlántica (primero desde 1994) y con el título individual de máximo anotador de la temporada en el bolsillo, Anthony obtuvo un merecido descanso.

Los Indiana Pacers no pudieron mantener el ritmo de los Knicks, y acabaron cediendo en su lucha por el subcampeonato del Este. Lo cierto es que tenían un calendario complicado. Cayeron ante Oklahoma City Thunder, los Washington Wizards (John Wall, en una noche loca, les metió 37 puntos), Brooklyn Nets (esta vez la noche tonta fue de Deron Williams, 33 puntos y 14 asistencias) y finalmente los Knicks. Su visita a los Celtics, intrascendente cara a la clasificación, fue cancelada después del atentado durante la maratón de Boston.

Los Nets de Brooklyn tuvieron un calendario sencillo, sin ningún choque contra equipos del Oeste.  Lo aprovecharon para asegurarse la cuarta plaza de la conferencia y el factor pista en la primera ronda de playoff como mínimo. Reggie Evans no ha aflojado en los rebotes (16,7 de media) y Deron Williams parece que ha superado sus problemas de tobillo justo a tiempo (27 puntos, 8,7 asistencias de promedio en abril).

Un final complicado para los Bulls

El abril de los Chicago Bulls ha rozado la épica. Lo que hubiera debido ser un mes tranquilo, con la mayoría de partidos asequibles, se ha transformado en un via crucis de derrotas por culpa de la plaga de lesiones (Noah, Gibson, Belinelli, Hamilton, Deng, y la larguísima baja de Derrick Rose). De sus tres enfrentamientos contra rivales de nivel, derrotaron a Knicks y Nets y cayeron ante unos Heat al completo.

La buena noticia es que Jimmy Butler ha ganado minutos y confianza, demostrando que puede ser un jugador importante. Y el renacer de un ilustre temporero, Nate Robinson. Los Hawks podrían haber sacado más partido de los problemas de los Bulls para mejorar su sexta posición de la conferencia. Pero por suerte para los de Chicago, los de Atlanta tampoco han acabado bien esta fase de la temporada. 

Boston Celtics y Milwaukee Bucks, una vez asegurados los playoffs, y ante la imposibilidad de mejorar o empeorar su séptimo y octavo lugar, han tenido un abril anodino. En el caso de los Bucks, 2 victorias en 10 partidos, un balance indigno para un equipo de playoffs.

En la parte baja de la clasificación Charlotte Bobcats y Orlando Magic pelearon hasta el último día por ver cual era el peor equipo de la temporada. Al final el dudoso honor se quedó en Orlando. Los de Florida pueden justificarse con la marcha de Dwight Howard y alguna lesión de importancia. La explosión de juego de Tobias Harris (fue un riesgo cambiarlo por JJ Reddick) y Nikola Vucevic suaviza la decepción.

La primera ronda de los playoffs

 Después de la innumerable serie de partidos de la liga regular, llegamos a los playoffs por el campeonato. Estos son los emparejamientos de la primera ronda. El primero de los dos equipos es el que tiene el factor campo a su favor.

a) Este

Miami Heat – Milwaukee Bucks

New York Knicks – Boston Celtics

Indiana Pacers – Atlanta Hawks

Brooklyn Nets – Chicago Bulls

b) Oeste

Oklahoma City Thunder – Houston Rockets

San Antonio Spurs – Los Angeles Lakers

Denver Nuggets – Golden State Warriors

Los Angeles Clippers – Memphis Grizzlies

 

publicado en www.encancha.com, abril 2013

NBA.com | Hang Time Blog

The official news blog of NBA.com with commentary and analysis from NBA.com's staff of writers.

ProBasketballTalk

Basketball - NBC Sports

El vestuario

Son historias. El deporte es sólo una excusa. Por Jorge Gérardin

EL ECO SIN PASOS

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

La Canasta Americana 🏀

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

A %d blogueros les gusta esto: