Tag Archives: Michael Carter Williams

NCAA: Ya tenemos finalistas

2 Abr

Louisville será el único de los cuatro cabezas de serie que llegará a la gran Final Four de Atlanta, aunque la grave lesión de Kevin Ware ensombrece su éxito. En la lucha por el título sus rivales seran Syracuse, Michigan y la inesperada Wichita State.

Cuarta ronda

Y dieron las 12 para Lasalle. Nuestra cenicienta cayó eliminada por Wichita State (72 a 58). Los Shockers abrieron el partido con un 14 a 2, para dejar claro a los Explorers que no les gustan las sorpresas. Gracias a su dominio del rebote y su defensa sobre los anotadores rivales, ampliaron paso a paso su ventaja. Al principio de la segunda parte, con 22 puntos de diferencia a su favor, los de Wichita empezaron a guardar fuerzas para su partido de la siguiente ronda contra Ohio State.

Los Buckeyes se están acostumbrado al sufrimiento y los finales ajustados. Arizona llegó a tener 11 puntos de ventaja en la primera parte, aunque al descanso el marcador ya se había ajustado. Deshaun Thomas estuvo en pista los 40 minutos, en los que anotó 20 puntos. Pero el héroe de la noche fue el reserva LaQuinton Ross. Si Ohio State superó la ronda anterior gracias a un triple en el último segundo de Aaron Craft, contra Arizona el lanzamiento decisivo corrió a cargo de Ross, autor de 17 puntos (73-70).

Indiana fue el segundo cabeza de serie en caer. La defensa 2-3 de Syracuse acabó con sus ilusiones, 50 a 61, dejándoles en su peor anotación de la temporada. Los interiores Orange maniataron perfectamente a Cody Zeller. El pívot  de los Hoosiers recibió más tapones (5) que tiros de campo anotó (3). Los exteriores de Indiana tampoco encontraron facilidades para anotar. Víctor Oladipo fue el único que vio aro. El base Michael Carter-Williams anotó más de la tercera parte de los puntos de Syracuse (24).

Marquette, el rival de los chicos de Jim Boeheim en la quinta ronda, tuvo un partido plácido para variar. Eliminaron a a Miami por 61 a 71. El equipo de de Florida no acertó con sus lanzamientos en la primera parte (6 de 28). Los Golden Eagles, liderados por un Vander Blue que no se sentó en el banquillo durante todo el enfrentamiento, dominaban al descanso 16 a 29. En la segunda mitad los Hurricanes probaron una presión a toda la pista que no les dió resultados

Kansas, cabeza de serie del Sur, cayó fulminada por los zarpazos de Trey Burke, de Michigan (85-87). El base anotó 23 puntos, todos en la segunda parte y la prórroga. Los Jayhawks ni supieron conservar una renta de 10 puntos a 2:22 del final, ni pudieron impedir el lejanísimo triple de Burke que forzaba el tiempo extra. En la prolongación, los puntos del director de juego de Michigan y del ala pívot freshman Mitch McGary (25 puntos y 14 rebotes) dieron a los Wolverines una ventaja que un intento de triple postrero de Naadir Tharpe no pudo neutralizar.

En el otro enfrentamiento de este lado del cuadro, Florida envió a casa a dormir a la segunda cenicienta del baile, Florida Gulf Coast, 62 a 50. Una racha de tres triples y un mate de los Eagles les dió una ventaja inicial, pero la defensa de los de Billy Donovan cortó de raíz sus ilusiones. Un parcial de 16 a 2 en los 5 últimos minutos de la primera mitad, y otro de 7 a 0 para empezar la segunda decantaron el resultado.

Louisville es el único cabeza de serie que ha superado esta ronda, tras vencer a Oregon 77 a 69. Russ Smith, el líder anotador de los Cardinals, arrastraba un catarro, y decidió que la mejor medicina para su enfermedad era anotar. Y como el resfriado era enorme, necesitó 31 puntos para calmarlo. Rick Pitino, su entrenador, mantuvo apartado al escolta de sus compañeros en los 6 minutos que éste pasó en el banquillo durante el partido, para evitar una epidemia. No se le pasó por la cabeza la idea de  enviarlo a casa a descansar. Smith es imprescindible para Louisville.

Duke eliminó a Michigan State 71 a 61 con Seth Curry en estado de gracia. El combo guard (jugador a medio camino entre base y escolta) marcó la diferencia para el equipo de Mike Krzyzewski con 29 puntos, y 6 triples de 9 intentos. Steven, hijo del entrenador de los Spartans Tom Izzo, predijo esta derrota en las quinielas previas al torneo (una tradicción entre los aficionados de la NCAA). El chaval no ha acertado con el campeón (Miami), y seguro que su padre esperaba que tampoco lo hiciera con su equipo.

Quinta ronda

Wichita State será el invitado inesperado en la gran Final Four de Atlanta, después de superar a Ohio State por 66 a 70 en la final regional del Oeste. Los Shockers (el nombre les encaja a la perfección) aprovecharon los malos porcentajes de tiro en la primera parte de los Buckeyes para abrir diferencias. Deshaun Thomas, por ejemplo, falló 9 de sus primeros 12 lanzamientos, aunque acabó el partido con 23 puntos.

A 12 minutos del final Wichita State ganaba de 20. Justo cuando LaQuinton Ross despertó. El alero anotó 15 de sus 19 puntos liderando la última carga de los de Thad Matta. Ohio State recortó hasta ponerse a 3 puntos con 2:49 por jugarse, pero los triples salvadores de rondas anteriores no entraron en esta ocasión. Tekele Cotton afianzó la victoria de los Shockers con una canasta de 3 puntos y un rebote ofensivo culminado en dos puntos por Fred Vanvleet.

Syracuse hizo los deberes ante la atenta mirada del presidente del pais Barack Obama. Derrotó a Marquette 39 a 55 en la final del Este gracias a su habitual defensa 2-3 (si una cosa funciona, mejor no tocarla). Los 39 puntos de los Golden Eagles son, además de su registro más bajo de esta temporada, la peor anotación en una final regional de la NCAA desde la introducción del reloj de posesión en 1986.

Atrapados en la telaraña diseñada por el técnico Jim Boeheim, los jugadores de Marquette sólo pudieron convertir 12 de sus 53 lanzamientos de campo. De hecho, tuvieron más pérdidas de pelota (14) que canastas anotadas, algo que le ha pasado a 3 de los 4 rivales de Syracuse en este torneo. El base de los Orange Michael Carter-Williams destacó en todas las facetas del juego, con 12 puntos, 8 rebotes, 6 asistencias y 5 pelotas robadas.

La final del Sur entre Michigan y Florida no tuvo ninguna emoción. Los Wolverines abrieron el partido con un parcial de 0 a 13, alimentado por ocho puntos de Mitch McGary. Florida, que ha practicado una buena defensa toda la temporada, no podía parar la lluvia de puntos que les caía encima. El novato Nick Stauskas les clavó 5 triples en la primera parte, para llegar al descanso 30 a 47.

En la segunda parte, Florida intentó un amago de remontada que Nick Stauskas cortó de raíz con su 6 triple (anotó un total de 22 puntos con 7-8 en tiros de campo, 6-6 en triples). Los últimos 16 minutos del partido se hicieron eternos para unos Gators que acabaron cayendo por 59 a 79.  El base de Michigan Trey Burke jugó con problemas en la espalda y estuvo fallón en el tiro. A pesar de ello, firmó una estadística de 15 puntos, 8 rebotes, 7 asistencias y 3 balones recuperados.

Louisville será el único cabeza de serie que llegará a la gran Final Four de Atlanta, después de derrotar a Duke por 85 a 63 en la final del Medio Oeste. El partido estuvo marcado por la grave lesión del jugador de los Cardinals Kevin Ware. En la primera parte, picó en una finta de tiro y saltó. Al caer, su tibia no aguantó y sufrió una doble fractura. La pierna le quedó colgando justo delante del banquillo de su equipo. Fue operado de urgencia, y se estima que tardará un año en recuperarse.

Sus compañeros lloraban desconsolados sobre el parquet. Pitino tampoco podía contener las lágrimas. Ware, antes de ser trasladado, tuvo tiempo de pedirles una cosa a sus compañeros: ganad. Y liderados por Russ Smith (23 puntos), Peyton Siva (16 puntos y 4 asistencias) y Gorgui Dieng (14 puntos, 11 rebotes y 4 tapones), así lo hicieron, por 85 a 63. Los Blue Devils pagaron el mal día de todos sus tiradores. Seth Curry anotó 12 puntos, todos tras el descanso. Dejaron demasiado sólo a Mason Plumlee.

 

publicado en http://www.encancha.com, abril 2013

NCAA: Louisville, número 1 y derrota

20 Ene

Las derrotas de la semana pasada han hecho variar sustancialmente el ranking de Associated Press. Los votantes han subido a Louisville hasta la primera posición, mientras que Indiana, que inició la temporada como número 1, sube hasta la segunda. Duke, anterior líder, desciende hasta la tercera posición, seguida de Kansas y Michigan (que baja desde el segundo puesto).

Louisville estrenó su privilegiada posición con una victoria en la Big East sobre Connecticut por 58 a 73. Tras sufrir en la primera parte, los Cardinals cambiaron el ritmo del partido en la segunda con una zona 2-3 y presión a todo el campo. La táctica de Rick Pitino dejó a los Huskies con sólo tres tiros de campo convertidos en los 13 minutos iniciales del segundo periodo. Los bajitos Russ Smith (23 puntos) y Peyton Siva lideraron el juego ofensivo de los Cardinals.

Esta misma presión puso en apuros a Syracuse, número 6, durante la primera mitad del siguiente partido de Louisville. Los Orange no dijeron adios a la victoria gracias a los 18 puntos de Brandon Triche en ese período (al final acabó con 23). El base Michel Carter Williams, tras unos primeros 20 minutos en que la defensa de los Cardinals lo tuvo controlado, despertó en la segunda parte, anotando 11 de los 13 últimos puntos de Syracuse. Los otros dos llegaron tras una de sus 7 asistencias. Los de Boeheim se impusieron a los Cardinals por 68 a 70, a pesar de los 25 puntos de Russ Smith. Esta derrota le costó a Louisville el liderato de conferencia a manos de Syracuse, y le puede hacer bajar del número 1 del ránking. Un reinado muy breve el suyo.

Indiana, por su parte, se dejo el liderato en la Big 10 tras perder en casa contra Wisconsin por 59 a 64. Es la primera vez esta temporada que los Hoosiers, equipo con mejor media anotadora de la I Division, no llega a los 60 puntos. Los Badgers, nuevos líderes de la conferencia tras esta victoria, supieron trabar el juego en la segunda mitad. El ejemplo más claro de este hecho fue el apagón del pívot Cody Zeller, que tras anotar 18 puntos en la primera parte se quedó en 5 en la segunda. Los de Tom Crean se rehicieron derrotano a Northwestern, aunque con más trabajo del esperado (59 a 67).

En la misma conferencia, Michigan derrotó a Minnesota por 75 a 83, en un enfrentamiento lleno de intensidad y jugadas espectaculares. Un parcial de 7 a 20 en el inicio de la segunda parte selló la victoria para los Wolverines. El colofón lo puso Glen Robinson III, quien tras robar una pelota en su campo anotó el 37 a 56 con un tremendo mate de 360 grados.

Los jugadores de Michigan State Branden Dawson y Adreian Payne, compañeros de habitación, se pelearon por la mañana en el hotel. Por la noche, estuvieron castigados en el banquillo durante la primera parte del encuentro contra Penn State, también de la Big 10. Hasta que el entrenador Tom Izzo les levantó el castigo. Payne anotó 20 puntos en 17 minutos de juego, y los Spartans ganaron por 71 a 82.

Payne siguió entonado (14 puntos) en la victoria sobre Ohio State por 59 a 56. Por los visitantes, Deshaun Thomas anotó 28 puntos, la mitad de los de su equipo, con 6 triples. En los últimos segundos, los Buckeyes tenían la opción de forzar la prórroga. El entrenador de los Spartans, por primera vez en su carrera, ordenó a sus jugadores no defender sino hacer falta sobre Thomas si éste recibía la pelota. El último tiro lo hizo Shannon Scott, y Izzo no culminó la traición a sus principios.

El freshman Ben McLemore lideró el triunfo de Kansas en la Big 12 sobre una decepcionante Baylor por 61 a 44. El escolta anotó 17 puntos y capturó 8 rebotes antes de torcerse el tobillo a falta de 3 minutos para el final del partido. Por Baylor destacaron los 15 puntos y 11 rebotes del polivalente pívot Isaiah Austin. La torcedura de tobillo de McLemore no le impidió anotar 16 puntos en la victoria sobre Texas por 59 a 64. Contra los Longhorns tocó remontada, ya que los locales vencían de 11 a falta de 15 minutos para el final.

Creighton se dejó el liderato en la Missouri Valley. Doug McDermott anotó 31 puntos en el triunfo sobre Northern Iowa por 79 a 68, y otros 25 en la derrota por 67 a 64 contra Wichita State, el nuevo líder de la conferencia. Este resultado es difícil de explicar mirando sólo las estadísticas. Los Shockers ganaron a pesar de su 17,4% en triples, su 47,4% en tiros libres, y capturando los mismos rebotes que su rival. La clave estuvo en las 14 pérdidas de balón de Creighton por sólo 6 de Wichita State. Defensa.

En la conferencia Southeastern (SEC) la defensa de Florida da miedo. Los de Billy Donovan derrotaron a Texas A&M (que venía de vencer a Kentucky la semana pasada) por 47 a 68, y a una Missouri sin el lesionado Laurence Bowers por 83 a 52. La clave de estos dos resultados fue el trabajo de Scottie Wilbekin sobre las estrellas rivales, Elston Turner y Phil Pressey. De los 16 partidos que los Gators han disputado esta temporada, en 8 su rival no ha pasado de los 50 puntos.

En la Atlantic Coast North Carolina State cayó en el último segundo ante Maryland por 51 a 50. Toda la euforia que arrastraban después de ganar al entonces número 1 del ranking Duke se desvaneció con un palmeo en el último segundo del pivot de los Terrapins Alex Len. La alegria no duró demasiado en Maryland, que perdió contra North Carolina por 62 a 52. Al descanso Reggie Bullock llevaba 21 puntos de los 42 de los Tar Heels. Los Terrapins solo habían anotado un total de 20. Bullock acabó el encuentro con 24 puntos. James Michael McAdoo colaboró con 19 puntos y 11 rebotes.

UCLA parecía haber encontrado el sistema de juego para encajar a sus jóvenes jugadores, encadenando 10 victorias consecutivas. 5 de ellas en el calendario de la Pacific 12, conferencia que lideraban. Tras vencer Oregon State por 74 a 64 con 21 puntos de Shabazz Muhammad, ell novato llegó tarde al entrenamiento del viernes y empezó en el banquillo el partido del sábado contra Oregon. Anotó 10 puntos, todos en la primera parte. Los Bruins cayeron 67 a 76 y se dejaron el liderato a manos de sus rivales. Por los Ducks el pivot iraní Arsaian Kazemi consiguió 12 puntos y 11 rebotes.

En la misma West Coast hallamos la otra jugada de la semana. El base australiano de Santa Clara Mathew Dellavedova, con un tiro libre, empató el partido contra BYU a 65 a 1:48 del final. Tyler Haws anotó para BYU, y Dellavedova empató de nuevo. A falta de 3 segundos, Haws volvió a anotar. Los Cougars de Brigham Young saboreaban la victoria. Hasta que nuestro héroe se sacó de la manga un triplazo tan espectacular como increíble.

Publicado en http://www.encancha.com, enero 2013

ProBasketballTalk | NBC Sports

NBA news, video, analysis and more

El vestuario

Son historias. El deporte es sólo una excusa. Por Jorge Gérardin

EL ECO SIN PASOS

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

La Canasta Americana 🏀

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

A %d blogueros les gusta esto: