Tag Archives: marzo

¡Llega el March Madness!

14 Mar

La NCAA hizo público este domingo el cuadro del March Madness con Kansas, North Carolina, Virginia y Oregon como cabezas de serie. A continuación te explicamos los equipos que participaran en el gran torneo del baloncesto universitario y como llegan los principales favoritos.

El domingo 13 de marzo, una vez finalizadas las últimas finales de los torneos de las conferencias, el Comité de Selección de la NCAA hizo público el cuadro del torneo nacional, el “March Madness”, cuya final se disputará en Houston el 4 de abril en el NRG Stadium, una instalación con capacidad para casi 72.000 espectadores que acoge los partidos de los Texans de la NFL. El anuncio llegó con más polémica de la habitual. A las típicas controversias sobre los equipos que se han quedado fuera, y los que han entrado sin méritos evidentes, y sobre la asignación de los números de serie a cada uno de los participantes, se añadió la filtración antes de tiempo de la configuración del torneo. Un hecho que la NCAA va a investigar para evitar filtraciones de este tipo en el futuro.

A continuación te explicamos el estado de forma con el que encaran los principales favoritos esta apasionante Locura de Marzo. Los haremos agrupando a los de las principales conferencias, entre los que se hallan los más fuertes, y reservando un bloque luego para el resto. Para no hacer el artículo demasiado largo (más de lo habitual), no transcribiremos como ha quedado el cuadro. Si quieres consultarlo, así como el calendario completo de la competición, lo encontrarás aquí.

ATLANTIC COAST

North Carolina se coronó como la campeona de la liga regular de la conferencia atlàntica. Los Tar Heels son, de entre los favoritos, el que presenta una rotación de jugadores más larga. Y eso es una ventaja que el entrenador Roy Williams ha sabido aprovechar en el torneo de la regularidad. Aun así, les ha costó asegurar el título en una durísima conferencia repleta de equipos de calidad, con solo un triunfo de margen tras ceder 4 derrotas en sus últimos 10 partidos de la fase ante los ranqueados Louisville, Duke y Virginia, y ante una Notre Dame que ha entrado y salido del Top25 de los mejores equipos universitarios. Marcus Paige no está brillando lo que se esperaba de él (su reconversión de escolta a director de juego le resta mucho potencial anotador), pero lo compensa la sensacional temporada del ala pivot Bryce Johnson (16,6 puntos y 10,6 rebotes de media).

Miami tenia al alcance de la mano acabar como campeona compartida de esta conferencia, pero la derrota inesperada frente a Virginia Tech en su último partido de la liga regular les dejó sin su ansiado premio. Eso, y la derrota frente a North Carolina del 20 de febrero. Han sido sus dos únicos tropiezos en sus 10 últimos partidos regulares. El juego ofensivo de los Hurricanes pivota sobre los puntos de Sheldon McClellan y la dirección de Ángel Rodríguez, mientras que su defensa bascula sobre los hombros del pivot Tonye Jekiri. El madrileño Iván Cruz (2,08) se ha revelado como un triplista fiable (44,6%) saliendo desde el banquillo.

Virginia fue la tercera de la fase regular, empatada con Miami. Los de Tony Bennett cedieron en sus visitas a la pista de Duke y a la de su compañera en la clasificación, pero ganaron en casa a North Carolina y Louisville, en un tramo final de calendario que sólo presentaba esos cuatro escollos. Su defensa individual es excelente, con todos los jugadores conscientes de su papel. Nadie se esconde cuando toca bajar el culo. La batuta en ataque la lleva el elegante sénior Malcolm Brogdon (18,7 puntos, 4,1 rebotes, 2,9 asistencias), elegido mejor jugador de la conferencia. ¿Es escolta? ¿Es base? Sea lo que sea, es un excelente jugador de baloncesto. El pivot Anthony Gill ha vivido un mes de febrero con altibajos que debería superar. Sus compañeros necesitarán su mejor versión en el torneo nacional.

En el torneo de la ACC North Carolina logró el doblete superando en la final a Virginia. La última vez que los de Roy Williams ganaron este título de post-temporada fue el año 2008. En las semifinales los campeones habían eliminado a Notre Dame mientras que los Cavaliers habían superado a Miami.

Otros equipos seleccionados: Duke, Notre Dame, Pittsburgh, Syracuse.

BIG EAST

Villanova se llevó claramente, y con todo merecimiento, la liga regular de su conferencia. El entrenador Jay Wright sigue fiel a sus principios: buena defensa, transiciones rápidas cuando es posible y triples para romper la defensa rival en estático, a pesar de no tener unos porcentajes demasiado destacables. Josh Hart y Kris Jenkins son sus dos hombres más peligrosos, aunque no hay que olvidar al base Ryan Arcidiacono ni a su cerrojo en defensa, el pivot Daniel Ochefu.

Los Wildcats ganaron 10 de sus 11 últimos partidos de esta fase, cediendo sólo ante la sorprendente Xavier, un equipo que amparado en su zona 1-3-1 y la intensidad que aporta J.P. Macura como hombre más avanzado en esta disposición táctica ha acabado segundo de esta conferencia. Los Musketeers son un bloque, con una estrella sin mucho brillo como Trevon Bluiett pero con unos secundarios que cumplen sobradamente como Myles Davis, Edmon Sumner y los interiores James Farr y Jalen Reynolds.

La derrota de Xavier ante Seton Hall puso en un apuro a los encargados de hacer la selección de equipos invitados para el torneo de marzo Y es que los Pirates han acabado terceros la fase regular de la Big East liderados por el talentoso escolta Isaiah Whitehead (18,4 puntos, 3,6 rebotes y 5 asistencias de promedio). La temporada se les complicó en enero tras ceder 4 de sus 8 derrotas, aunque dos fueran ante Villanova y otra frente a Xavier. Pero esta victoria ante los Musketeers les puso de nuevo en el mapa.

El triunfo confirmaba a Seton Hall como aspirante a una invitación para el March Madness, poniendo en peligro la del cuarto clasificado de la fase regular, la Providence de Kris Dunn y Ben Bentil. Durante muchas semanas los Friars habían figurado en el ranking de los mejores pero en febrero se desinflaron de manera dramática, cediendo entre el 2 de febrero y el 25 de febrero en 5 de sus 6 citas en el calendario. Una ante Villanova, otra ante Xavier y otra, la que más peso podía tener para el comité de selección, precisamente ante los Pirates. Para acabar de complicar la situación, Seton Hall se hizo con la plaza automática para el Madness derrotando en la final del torneo de conferencia a Villanova tras haberse desecho de Xavier en semifinales. Finalmente, el Comité decidió incluir a las cuatro en el cuadro.

Otro equipo invitado: Butler.

BIG TEN

Tom Crean ha conseguido diluir las amenazas a su continuidad en el banquillo de Indiana llevando a su equipo, contra todo pronóstico, a acabar primero la liga regular de su conferencia, con dos tropiezos en este mes de febrero, uno de difícil justificación ante Penn State y otro frente al segundo clasificado, Michigan State. Se recuperó de estos malos resultados tumbando a equipos del ranking como Iowa (por partida doble), Purdue, y Maryland en el último partido de la temporada en casa en su Noche de los Séniors (el homenaje a los jugadores que se graduan). Y todo ello sin su segundo mejor anotador, el escolta James Blackmon Jr, fuera de juego la mayor parte del curso por culpa de una lesión en su rodilla derecha.

Michigan State fue segunda por detrás de los Hoosiers. Tom Izzo siempre consigue que sus equipos sean competitivos cuando se acerca el mes de marzo. Tras tres derrotas consecutivas a mediados de enero, los Spartans se rehicieron para ganar 10 de sus siguientes 11 encuentro en la liga. Su única derrota llegó ante uno de los juegos interiores más poblados y devastadores de la Division I, Purdue, en la prórroga y por sólo un punto de diferencia. El equipo se aprovecha de las excepcionales cualidades del sénior Denzel Valentine (19,4 puntos, 7,6 rebotes y 7,6 asistencias por noche), bien escoltado por dos compañeros de promoción como el francotirador Brynn Forbes y el pivot Matt Costello. Valentine se quedó a una asistencia del triple doble (15 puntos, 10 rebotes, 9 asistencias) en el triunfo de los suyos en la final del torneo de esta conferencia, en su venganza sobre Purdue.

Maryland dio muestras preocupantes de debilidad en el tramo final de la competición regular cediendo en 4 de sus 9 últimos encuentros. Demasiados tropiezos para un equipo que aspiraba a ser cabeza de serie en el March Madness. Además de la derrota ya citada contra Indiana, también cayo frente a Purdue, una Wisconsin que luchaba por mantenerse entre las 64 mejores del país desesperadamente y ante la deshauciada Minnesota, que ha vivido una temporada decepcionante. Los 5 titulares de los Terrapins superan los 10 puntos de media, pero desde el banquillo hace falta algo más de aportación, como se vio en la derrota en las semifinales del torneo ante Michigan State. Mimbres hay.

Otros equipos invitados: Purdue, Iowa, Wisconsin y Michigan.

BIG 12

Después de su derrota del 25 de enero ante Iowa State, por entonces 14 del ránking, Kansas remontó el vuelo para ganar, por doceavo año consecutivo, la liga regular de la Big 12 encadenando 10 victorias seguidas en esta competición más otra en un partido amistoso frente a Kentucky. Y sumando triunfos ante rivales  ranqueados como West Virginia, Oklahoma, Baylor, Texas y Iowa State. Una muestra de solidez que le permitió recuperar su mejor versión tras haber cedido tres derrotas en un primer mes del año irregular. Los rookies Carlton Bragg y Cheik Diallo apenas cuentan para el entrenador Bill Self. Lo mismo le pasa al alero ucraniano de segundo año Sviatoslav Mykhailiuk. El ala pivot sénior Perry Ellis y los juniors Frank Mason (base) y Wayne Selden (alero) son su nucleo duro, ayudado por el escolta sophomore Devonte’ Graham. La experiencia es un grado. Kansas fue otro de los favoritos que firmó un doblete en su conferencia, derrotando en la final del torneo a West Virginia. En semifinales ambos equipos habían superado, respectivamente, a Baylor y Oklahoma.

La correosa West Virginia cedió 3 derrotas en sus últimos 10 partidos de la liga regular, pero aún así acabó esta fase segunda  de su conferencia aprovechando el bajón de una Oklahoma que se ha ido desinflando a medida que pasaban los partidos. Los Mountaineers juegan a partir de la defensa, y de los contraataques que sus recuperaciones de pelota generan. En estático son un equipo muy paciente, buscando siempre que pueden el primer pase a su pivot Devin Williams para iniciar su secuencia de ataque. Sus exteriores priman la penetración como primera opción, ya que a excepción de Tarik Phillip y Nathan Adrian el resto no tienen buenos porcentajes exteriores. A pesar de ello, Jaysean Page, Daxter Miles Jr y Jevon Carter no se cortan un pelo a la hora de tirar.

Oklahoma, una de las sensaciones en los primeros tramos de temporada, cedió 4 derrotas el segundo mes del año, dos perdonables ante Kansas y Texas, y dos que duelen ante Kansas State y Texas Tech. Los Sooners han vivido muy cómodos bajo el liderazgo del estelar Buddy Hield, segundo máximo anotador de la Division I con una media de 25 puntos por partido (49,6% de acierto en los tiros de campo, 46,4% si contamos solo los triples). Pero cuando sus rivales han empezado a negar sus buenas rachas de tiro se ha encontrado a faltar que algunos de sus compañeros, a excepción de Isaiah Cousins y Ryan Spangler, fueran capaces de dar un paso al frente para sacar los partidos adelante. Estos tres hombres junto con el base Jordan Woodard son los responsables de más del 75% de los puntos de su equipo. El entrenador Lon Kruger deberá exprimir un poco más su banquillo.

En esta Big 12 Texas aprovechó febrero para reivindicarse. Cedió ante Oklahoma a primeros de  mes, pero le devolvió la moneda el último fin de semana. Perdió ante Baylor, pero habia abierto el mes superando a este equipo. Cedió ante Iowa State, pero supero a West Virginia. Cayó ante Kansas en su penúltimo partido, pero perder ante el número 1 del ranking, aunque sea de 30, siempre es perdonable. En definitiva, demostró que puede competir con los mejores. En su primer año al frente del equipo, el entrenador Shaka Smart ha colado a los Longhorns en el gran torneo nacional de marzo.

Iowa State, quinta de la liga regular por detrás de Texas, se despide este curso del jugador que ha sido su emblema en estos últimos cursos, de uno de los mejores ala-pivot de todo el baloncesto universitario norteamericano, de un jugador con una gran inteligencia en la pista, George Niang (19,8 puntos, 6,2 rebotes y 3,3 asistencias de media). Al equipo le costará rehacerse tras esta pérdida. Pero mientras tanto, aún tienen una última oportunidad de disfrutar de su juego, y de conseguir algunas victorias más, en el torneo de marzo.

Otros equipos invitados: Baylor, Texas Tech.

PACIFIC 12

Oregon aguantó el tipo en la conferencia de la costa del Pacífico a pesar de sus dos derrotas consecutivas a mediados de febrero, la primera ante la pujante California y la segunda ante Stanford. Su defensa ha ido mejorando conforme avanzaba la temporada hasta convertirse en una de las más temibles de la categoria. En ataque los aleros Dillon Brooks y Elgin Cook (31,3 puntos de media entre ambos) y el devastador interior Chris Boucher (12,1 puntos, 7,6 rebotes y 3,1 tapones) se han visto bien acompañados por el base freshman Tyler Dorsey (13,8 puntos). Dylan Ennis, que se transfirió desde Villanova para jugar su último curso, sólo ha disputado 2 partidos por culpa de las lesiones. Una pena para él, y una suerte para sus rivales que los Ducks no hayan podido contar con este reconocido anotador. Los jugadores de Dana Altman culminaron su reinado de este curso con el torneo de la Pac 12, apabullando a Utah en la final después de haber superado a Arizona en la semifinal.

Utah abrió el mes de febrero con dos derrotas ante las dos Oregon, la del párrafo anterior y la estatal, pero se mantuvo firme en el resto de compromisos del mes, destacando el triunfo en su penúltimo partido regular frente a a Arizona. La campaña del pivot austríaco Jakob Poetl es para enmarcar, jugando él y haciendo jugar a sus compañeros con sus pases. El técnico Larry Krystkowiak saca el máximo partido de su visión rodeándolo siempre con un mínimo de tres tiradores atentos a armar el brazo a la menor ocasión. Perdió la final del torneo ante Oregon, pero en semifinales había conseguido un triunfo importante sobre California para conseguir un buen número de cabeza de serie en la Locura de Marzo.

Arizona y California acabaron la fase regular tercera y cuarta, empatadas a victorias. Los jugadores de Sean Miller se vieron sorprendidos por la sólida Utah y por una Colorado, quinta de la liga regular, que ha colgado su destino en los anchos hombros del pivot Josh Scott. Los Wildcats no defienden como en años anteriores, quizás porque su plantilla no tiene la capacidad atlética de otros cursos. Los cuatro mosqueteros exteriores de California, con el novato Jaylen Brown en el papel de d’Artagnan y Tyrone Wallace, Jordan Matthews y Jabari Bird completando la banda, tienen muchos puntos en sus manos mientras otro debutante, Ivan Rabb, brilla en la pintura. Los Golden Bears han vivido un mes de febrero casi perfecto: 8 victorias en 9 partidos. Su único borrón fue frente a Arizona, en un encuentro que ganaban de 8 a 2 minutos del final y que acabaron perdiendo de 3 tras encajar un parcial de 11 a 0.

Otros equipos invitados: Colorado, Southern California (USC), Oregon State.

SOUTHEASTERN CONFERENCE

Texas A&M y Kentucky cerraron  la fase regular empatados al frente de la SEC, y con un buen margen de distancia respecto a sus perseguidores. Los Aggies desperdiciaron la ocasión de proclamarse campeones en solitario encajando cuatro derrotas consecutivas a inicios de febrero, ante Vanderbilt, South Carolina, Alabama y LSU.Luego se rehicieron para encadenar 6 victorias de una tacada, una de ellas en la prórroga frente a Kentucky que al final acabó siendo decisiva, aunque el mal ya estaba hecho.

Kentucky, que no está viviendo uno de sus mejores cursos, ha apostado claramente por dos bazas: el base Tyler Ulis y el escolta Jamaal Murray. Ellos dos tiran del bloque, ayudados por la veterania y el trabajo bajo los aros del sénior Alex Poythress. Al resto de jugadores del equipo les cuesta mantener el ritmo de sus compañeros. Además de la derrota ante sus rivales tejanos, los Wildcats cayeron ante una Tennessee que este año no aspira a nada y una Vanderbilt que buscaba su invitación para el torneo de marzo.

Aggies y Wildcats resolvieron su empate de la fase regular en una emocionante final del torneo de conferencia. El triunfo, tras una prórroga, fue para los Wildcats que, liderados por un extraordinario Tyler Ulis (30 puntos, 5 asistencias), tuvieron que esperar hasta los últimos segundos del tiempo extra para que Jamal Murray sentenciara con un triple, haciendo inútiles los 32 puntos de Danuel House

En esta conferencia la vacilante Louisiana State del ala pivot Ben Simmons se jugó sus penúltimas opciones de estar presente en el March Madness en la pista de Kentucky, en su último partido de la liga regular. Y fueron derrotados de forma estrepitosa. Hasta el desaparecido pivot novato de los Wildcats Skal Labissiere fue capaz de anotarles 18 puntos. Es sorprendente la temporada tan gris que ha hecho un equipo con tanto talento. Poco después se hacía público que Simmons quedaba fuera de la carrera por el premio John Wooden, que distingue al mejor jugador NCAA, por no cumplir los requisitos académicos. El australiano ha descuidado sus estudios saltándose algunas clases. A los Tigers sólo les quedaba una carta para jugar el torneo estatal: ganar la plaza fija reservada al campeón del torneo de esta conferencia. Pero en las semifinales Texas A&M les destripó totalmente (38-71). Y se acabó la temporada para el futuro número 1 del draft de la NBA.

Otro equipo invitado: Vanderbilt.

LOS OTROS

Gonzaga salvó la temporada tras un curso flojo. Habían acabado la liga regular de la West Coast Conference liderando la clasificación empatados con Saint Mary’s, pero eso no les aseguraba un hueco en el torneo de marzo. Así que no les quedaba otra que ganar también el torneo de post-temporada de la WCC para asegurarse la plaza fija en juego. Kyle Wiltjer, Domantas Sabonis y compañía salieron victoriosos del reto y prolongaron la racha de participaciones consecutivas de los Zags en la locura de marzo a 18 años. La buena noticia fueron los puntos anotados por su linea exterior, su punto flojo hasta ahora. Veremos si fue un destello de esperanza o sólo flor de un dia.

Wichita State fue la primera de la liga regular de su conferencia, la Missouri Valley, pero en las semifinales del torneo se vio sorprendida por la campeona, una Northern Iowa que la superó tras una prórroga con 20 puntos del atlético Wes Washpun. En la final ante Evansville, el base de los Panthers volvió a ser decisivo anotando sobre la bocina la canasta del triunfo que le daba a los suyos una entrada para el gran baile de marzo. Wichita State tuvo que esperar la benevolencia del comité de sabios de la NCAA en el Domingo de Selección, el 13 de marzo, para alquilar su esmoquin para la fiesta.

En la Mountain West San Diego State fue una vez más el mejor de la liga regular, pero cayó en la final del torneo ante el segundo de la primera fase, Fresno State, que se quedó la plaza automática. Esta final perdida dejó a los Aztecs fuera del torneo nacional. Bueno, esta y las otras 8 derrotas de este curso, 7 de ellas en la fase previa a la de conferencias. Algunas ante rivales de peso como Utah, West Virginia y Kansas, otras imperdonables para un aspirante al baile frente a Arkansas-Little Rock y Grand Canyon.

Virginia Commonwealth ha afrontado su primera temporada sin el entrenador que la puso en el mapa baloncestístico, Shaka Smart. Los Rams acabaron la liga regular de su conferencia, la Atlantic 10, empatados en lo más alto de la clasificación con Dayton y Saint Bonaventure. En la final del torneo, con la invitación para el Madness en juego, cayeron ante el cuarto clasificado, Saint Joseph’s, que se aseguró prolongar un poco más el curso. Finalmente, VCU y Dayton si estarán en el cuadro.

Connecticut tampoco ha tenido un curso brillante, acabando sextos de la liga regular de la American Conference, por detras de Temple, SMU (que por sanción no puede jugar el March Madness), Houston, Cincinnati y Tulsa. Los Huskies, sin embargo, supieron reaccionar en el mejor momento, ganando el torneo de su conferencia para asegurar su presencia en el torneo nacional sin depender de una invitación. Les acompañarán en el cuadro Temple, Cincinnati y Tulsa.

Los otros equipos que completan el cuadro son Yale, como primer clasificado de la fase regular de la Ivy League (esta conferencia no celebra torneo eliminatorio de post-temporada),y los campeones de los torneos de las restantes conferencias que son, por orden cronológico de clasificación: Austin Peay (Ohio Valley Conference), UNC Asheville (Big South), Florida Gulf Coast (Atlantic Sun), UNC Wilmington (Colonial Athletic Association), Iona (Metro Atlantic Athletic Conference), Chattanooga (Southern Conference), Farleigh Dickinson (Northeast Conference), Green Bay (Horizon), South Dakota State (Summit), Holy Cross (Patriot), Stony Brook (America East), Hampton (Mid-Eastern Athletic Conference), Middle Tennessee (Conference USA), Southern (Southwestern Athletic Conference), Buffalo (Mid-American Conference), Weber State (Big Sky), Stephen F. Austin (Southland), CSU Bakersfield (Western Athletic Conference), Hawaii (Big West), y Arkansas-Little Rock (Sun Belt).

 

Artículo publicado en http://www.encancha.com, marzo 2016

Anuncios

NCAA: Un repaso al cuadro antes de conocer a los finalistas

26 Mar

Después de la vorágine de partidos del pasado fin de semana, cuando acabe este que en breve empieza ya sabremos los cuatro finalistas del Gran Baile. Aprovechemos para hacer un repaso de los emparejamientos del cuadro y del camino seguido por los equipos supervivientes.

Previamente al fin de semana que todos estábamos esperando, la NCAA nos ofreció el aperitivo de los First Four, cuatro duelos entre 8 aspirantes a completar el cuadro de los 64 candidatos a campeón del gran torneo nacional. En dos de estos partidos se enfrentaron campeones de conferencias secundarias. Albany derrotó a Mount Saint Mary’s (71-64), y Cal Poly a Texas Southern (81-69).

Los otros dos duelos tenían trampa, ya que enfrentaban a equipos con más potencial del que se espera para los implicados en esta fase, y que podían convertirse en verdaderas bombas de relojería dentro del torneo. Por si no aparecía una cenicienta (una historia de outsiders siempre vende), la NCAA se había preparado un plan B. North Carolina State eliminó a Xavier (74-59) y Tennessee a Iowa (78-65). Con estos 4 resultados, ya podia empezar el Gran Baile de final de curso.

SUR

La cabeza de serie número 1 de esta parte del cuadro, Florida, ha superado el primer fin de semana de competición. En su primer compromiso, una Albany proveniente de la fase previa de los First Four les puso en problemas (67-55) con una buena actuación del base D.J. Evans (21 puntos, 7 rebotes). La segunda unidad rescató al equipo. En su segundo partido de la semana, los Gators superaron a Pittsburgh (61-45) con una gran segunda mitad en defensa y el acierto de Scottie Wilbekin (21 puntos).

El próximo rival de Florida será una UCLA que ha solventado bien sus compromisos, aunque ante rivales de menor entidad, como Tulsa en primera ronda (76-59) y la sorprendente Stephen Austin en segunda (77-60). Los Lumberjacks accedieron a la ronda de 32 dando la sorpresa ante VCU (77-75). Contra los californianos aguantaron hasta el minuto 5 de la segunda mitad antes de verse arrollados en rápidas transiciones.

En la parte baja de esta zona del cuadro encontramos 2 aspirantes a cenicientas. La número 10 Stanford se libró de la 7 New Mexico (53-58) en la ronda de 64, y en la siguiente de la número 2 Kansas (57-60). Uno de los peores partidos de Andrew Wiggins se unió a la baja por lesión del otro novato estrella de los Jayhawks, el pivot Joel Embiid (no ha participado en ninguno de los dos enfrentamientos de Kansas en el March Madness).

Los Cardinals se verán las caras el próximo fin de semana con otro outsider, Dayton. Este número 11 se deshizo de dos equipos a los que la NCAA sobrevaloró en sus números de serie, el 6 Ohio State (59-60) y el 3 Syracuse (53-55). Tyler Ennis estuvo a punto de salvar a los Orange con 11 puntos consecutivos que situaron a su equipo sólo 2 puntos por debajo en el marcador, pero no acertó en su último triple (Syracuse falló los 10 triples que lanzó durante el partido).

ESTE

La cabeza de serie número 1 de esta zona, Virginia, también ha sobrevivido a sus dos primeros partidos, ante la débil Coastal Carolina (70-59) y ante una Memphis que se deshizo ante su defensa agobiante y sus ataques de bajas revoluciones que griparon el motor de los Tigers (78-60).

La número 4 Michigan State también hizo buenos los pronósticos y superó dos rondas, aunque su rival en la segunda no fuese el previsto. Y es que Harvard sorprendió a la Cincinnati de Sean Kilpatrick en su partido inicial (61-57). Los Spartans empezaron mandando con un gran Branden Dawson, pero en la segunda mitad los empollones intentaron remontar. Dos triples (Gary Harris, Denzel Valentine) les enviaron de vuelta a la biblioteca (80-73). Previamente MichiganState había superado a Delaware (93-78) con 41 puntos de Adreian Payne (y 17 tiros libres sin fallo, récord del torneo).

Iowa State, número 3, perdió a su pívot George Niang (fractura en el pie) en su primer partido del Madness, contra North Carolina Central (93-75). Esta baja no fue decisiva ante North Carolina (85-83), ya que el interior de UNC Brice Johnson se lesionó poco después del salto inicial. Los Tar Heels, que venían de sufrir ante la Providence (79-77) de Bryce Cotton (36 puntos, 8 asistencias), cayeron ante los Cyclones tras una canasta a dos segundos del final de DeAndre Kane (24 puntos, 10 rebotes, 7 asistencias).

Las previsiones marcaban que el siguiente rival de Iowa y State debía ser la 2 Villanova, pero el jugador de Connecticut Shabazz Napier no hace caso de los pronósticos. El base brilló (24 puntos, 8 rebotes, 6 asistencias) en el triunfo de los Huskies ante Saint Joseph’s (89-81), y volvió a hacerlo para derrotar a los Wildcats (65-77) anotando 21 de sus 25 puntos en una segunda mitad prodigiosa.

OESTE

El número 1 regional Arizona se mostró algo dubitativo ante Weber State (69-58) y sólido apabullando con su defensa a Gonzaga (84-61). Precisamente Gonzaga había eliminado en primera ronda a la peligrosa Oklahoma State (85-77) de un Marcus Smart que se despidió del baloncesto universitario a lo grande (23 puntos, 13 rebotes, 7 asistencias y 6 recuperaciones). En este enfrentamiento se señalaron 61 faltas personales.

San Diego State espera a los Wildcats este próximo fin de semana. El número 4 escapó por los pelos en su partido inaugural de la trampa de la New Mexico State (73-69) del canadiense de 2,25 Sim Bhullar. North Dakota State, que había sorprendido a Oklahoma en su primer partido (75-80), no pudo resistir (63-44) la exhibición de la estrella de los Aztecs Xavier Thames (30 puntos, 5 asistencias).

Baylor, con un 6 en el cuadro, prosiguió su buena racha enterrando las ilusiones de Nebraska (74-60) y poniendo el cierre a la carrera NCAA de la estrella de la número 3 Creighton (85-55), Doug McDermott. Desconectada la estrella de los Bluejays por la defensa de los Bears, el partido fue un paseo. Baylor rompió de salida el marcador desde la línea de triples (5 consecutivos en sus 7 primeros ataques).

Wisconsin no es un equipo con un juego vistoso, pero si muy efectivo. Este número 2 será el siguiente escollo para Baylor, en una batalla de estilos bien diferenciados. Los Badgers destrozaron a American University (75-35) con un parcial de 22 a 5 antes del descanso y otro de 37 a 6 a la vuelta. Ante Oregon (85-77), Joseph Young les plantó cara en un buen momento de forma (29 puntos contra Wisconsin y otros 19 a BYU), pero no pudo frenarlos.

MEDIO OESTE

Esta parte del cuadro es la más difícil de las cuatro. Las malas lenguas dicen que para perjudicar a Wichita State, al que la NCAA se ha visto casi obligada a hacer primera cabeza de serie. Precisamente la racha de triunfos de los Shockers se quedó en 35 tras sufrir su primera derrota de la temporada ante la Kentucky (78-76) de los gemelos Harrison (Andrew y Aaron), Julius Randle y James Young. Entre los 4 rookies anotaron un total de 65 puntos, haciendo baldíos los 31 de Cleanthony Early. Los Wildcats se reivindican con sus dos triunfos, éste y el anterior ante la complicada Kansas State (56-49).

Este fin de semana Kentucky se enfrentará a uno de sus archirrivales, la vigente campeona Louisville que dirige su antiguo entrenador Rick Pittino. Los Cardinals abrieron boca ante la Manhattan (71-64) del técnico Steve Masiello, un viejo conocido de Pitino (recogepelotas en los Knicks cuando los dirigía él, jugador suyo en Kentucky y ayudante luego en Louisville), y luego eliminaron a Saint Louis (66-51). En ambos partidos destacó el alero Luke Hancock, MVP de la última Final Four y al que los aires de marzo sientan muy bien.

Los 2 equipos trampa de la organización para ir pasando rondas desde los First Four estaban en esta parte del cuadro. North Carolina State no tuvo suerte ante Saint Louis (83-80), pero Tennesse se ha plantado entre los 16 mejores tras eliminar a Massachussetts (86-67) y Mercer (83-63), quien a su vez le había allanado el camino derrotando a la Duke (71-78) de Jabari Parker en su duelo anterior. Jarnell Stokes es el líder de los Volunteers, tras anotar 61 puntos y capturar 45 rebotes en sus tres partidos de Madness (las dos rondas del cuadro más el previo de los First Four).

El próximo rival de Tennessee no será tan sencillo, la número 2 Michigan que no ha tenido ningún problema ante Wofford (57–40) y Texas (79-65). El canadiense Nik Stauskas es el líder de unos Wolverines con los que nadie contaba a principio de temporada tras la marcha a la NBA de Trey Burke y Tim Hardaway Jr., y la lesión de espalda de Mitch McGary. Pero los subcampeones del último año han sabido reconstruirse y ahora son un hueso duro de roer con su estilo de 4 jugadores abiertos en ataque.

NAIA

Aunque el torneo nacional de la Primera División de la NCAA acapare toda la atención de los aficionados al baloncesto, este mes se celebran también las competiciones de otras categorías universitarias. Una de ellas es la NAIA, que agrupa a universidades de menor potencial deportivo que la todopoderosa National Collegiate Athletic Association. La californiana Vanguard se proclamó campeona nacional de la Division de la National Association of Intercollegiate Athletics derrotando en la final a Emmanuel (80-75), situada en el estado de Georgia.

El MVP de la final fue Preston Wyne, que acabó con 20 puntos y 6 rebotes (en sus últimos 7 partidos no ha bajado de la veintena). En la semifinal Wyne había anotado 42 contra Saint Gregory. Este base de 1,85 necesitó seis cursos para poder acceder al ciclo universitario, repartidos entre el instituto y el Junior College. Durante algunos de esos años tuvo que compaginar sus estudios con un trabajo en la construcción para poder mantener a sus dos hijos (la familia se ha ampliado desde entonces con una niña).

 

artículo publicado en http://www.encancha.com, marzo 2014

¡Bendita Locura!

19 Mar

Ya tenemos aquí el “March Madness”. Para los fieles y convencidos, no hacen falta más explicaciones. Para los que aún no habéis vivido esta competición, en las líneas que siguen os explico porque este año no os la podéis perder. Si lo hacéis, allá vosotros.

Esta semana vendrá marcada por dos hechos de gran importancia. Uno es la llegada de la primavera. El otro, el inicio de la mejor competición de baloncesto del mundo, el “March Madness”. Los dos ocurren el mismo día, este jueves 20 de marzo. De hecho, 8 equipos jugarán una eliminatoria previa para conseguir una de las últimas 4 plazas libres en el cuadro de 64. Por mucho que los americanos lo denominen “primera ronda”, para mi la Locura no arranca hasta que el cuadro está totalmente cerrado.

Durante tres largos fines de semana los equipos se irán eliminando hasta que sólo quede uno, el campeón. Son partidos sin red de seguridad. El que gana, vive para luchar otro día. Para el que pierde se acaba la temporada. Sin repescas ni premios de consolación. La gloria o el olvido. Y esto es precisamente lo que convierte a la “Locura de Marzo” en una de las competiciones más emocionantes y auténticas del mundo del deporte.

Unos encuentros disputados por universitarios que quizás no estudien tanto como debieran. Principales actores de un negocio multimillonario del que a ellos, hasta ahora, sólo les dejan las migajas. Los jóvenes deberán aprovechar este gran escaparate para llamar la atención de los equipos de la NBA. Eso, los que quieran hacer carrera como profesionales. Para los demás, será un bonito recuerdo para explicar a sus nietos cuando envejezcan.

El comité de selección ha considerado cabezas de serie, y por tanto grandes favoritos, a Florida, Virginia, Arizona y Wichita State. Estos conjuntos presentan unas férreas defensas, sin fisuras. Los sabios del baloncesto universitario han dado por buena la frase que dice que las defensas ganan campeonatos. De los cuatro, Arizona es el que desplega un juego de ataque más espectacular. Algunos de sus partidos se acaban transformando en improvisados concursos de mates con Nick Johnson o Aaron Gordon de protagonistas.

Los tres “freshman” estrella del año tienen su hueco. Andrew Wiggins con Kansas, Jabari Parker con Duke y Julius Randle con Kentucky. Sobre Kansas, pesa la duda de si podrá jugar su otro novato destacado, el pívot Joel Embiid. Sin él, los Jayhawks pierden muchas de sus opciones. Duke también tiene problemas con sus interiores, en concreto la falta de uno de plenas garantías. Kentucky tiene grandes jugadores, pero hasta ahora no ha conseguido la regularidad necesaria como equipo para superar este reto.

A la gran Final Four que cerrará esta bendita Locura se pueden presentar invitados inesperados. Un bloque sólido como Michigan State, los vigentes campeones Louisville, los reyes del triple Iowa State, o una Syracuse que ha entrado en una crisis de juego y resultados en el peor momento. Oklahoma State y Michigan dependerán de la inspiración de sus figuras, Marcus Smart y Nik Stauskas. Doug McDermott dirá adiós a Creighton tras 4 temporadas en que se ha mostrado como el mejor anotador de la NCAA, con 3 cursos consecutivos pasando de los 800 puntos. Y como siempre, habrá un lugar reservado para la cenicienta que querrá su baile con el príncipe. ¿Quién será? Se admiten apuestas.

Y hablando de apuestas, el acertante de la quiniela de los ganadores de todos los partidos de estos tres próximos fines de semana puede ganar los 1000 millones de dólares que ofrece el multimillonario Warren Buffet. Sólo hay un problema. Es indispensable ser ciudadano norteamericano. Por suerte yo, a pesar de haber nacido a orillas del Mediterráneo, soy de Springfield de toda la vida. Como los Simpson.

 

publicado en http://www.encancha.com, y locutado para @nba305, marzo 2014

ProBasketballTalk

Basketball - NBC Sports

El vestuario

Son historias. El deporte es sólo una excusa. Por Jorge Gérardin

EL ECO SIN PASOS

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

La Canasta Americana 🏀

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

A %d blogueros les gusta esto: