Tag Archives: Kyle Collinsworth

¡Al fin ya es marzo en la NCAA!

16 Mar

Esta semana quedó configurado el cuadro del March Madness después de que se resolvieran todos los torneos de las diferentes conferencias. Kentucky se mantuvo invicta tras llevarse el de la SEC, mientras que Notre Dame y North Carolina pusieron patas arriba el de la Atlantic Coast.

Un repaso al ranking

Kentucky empezó la temporada como número 1 del ranking de AP, y la acabará sin haber bajado de esta posición. Decir que una semana más lo han sido de forma unánime es redundante. Duke sobrepasó a Virginia para ponerse segunda. Villanova, cuarta, y Arizona, quinta, mantuvieron sus puestos lo mismo que Wisconsin (6) y Gonzaga (7). Maryland subió dos puestos hasta el octavo, a costa de una Wichita State que cayó 4 lugares a causa de su derrota en semifinales del torneo de la Missouri Valley. Kansas (9) y Northern Iowa completaron el Top 10.

Utah también se dio el batacazo, retrocediendo desde el puesto 13 al 17. Iowa State hizo el viaje opuesto, del 17 al 13. Arkansas, avisada de expulsión, pasó del número 18 al 21 mientras que Ohio State salió una vez más de la lista de 25. La acompañaron en su caída Providence y Murray State. Cubrieron las vacantes la retornada Georgetown (23) y las debutantes Davidson (24) y Boise State (25).

American

Connecticut, vigente campeona del March Madness y sexta de su liga regular, eliminó en semifinales a la segunda Tulsa (42-47). UConn perdía de 8 a 3:40 del final, pero acabó derrotando a su contrincante con un parcial de 1 a 14 en el que el base Ryan Boathright (21 puntos, 6 rebotes) aportó la mitad de los puntos. Su rival en el último partido del curso de esta conferencia fue la 20 del ranking Southern Methodist, que venía de eliminar a Temple ( 69-56) en la otra semifinal. Los Huskies necesitaban una victoria ante SMU para no convertirse en el sexto campeón de la NCAA que se pierde el gran torneo al año siguiente de ganarlo. Sin embargo, la superioridad del equipo que dirige el veterano Larry Brown durante la primera mitad les impidió conseguir su objetivo (62-54), a pesar de las ganas que le puso Rodney Purvis (29 puntos). La campeona no defenderá su título.

Atlantic Coast

North Carolina State venció en la segunda ronda a Pittsburgh (81-70) de la mano de un Anthony Barber (34 puntos, 3 rebotes, 5 asistencias) pletórico. El base llevaba 21 puntos al descanso, sólo 2 menos que los anotados por todo el equipo rival. En la posterior derrota en cuartos frente a la segunda del ranking Duke (77-53), Barber aún no había anotado cuando tuvo que dejar el juego a falta de 13:26 por un bloqueo de Amile Jefferson. No fue una acción decisiva porque para entonces su equipo ya perdía de 27.

Miami, un equipo en la burbuja (aquellos que tienen opciones de ser invitados al torneo nacional pero sin méritos suficientes para darlo por seguro; al final quedaron fuera) superó a Virginia Tech (59-49) en la segunda ronda pero cayó ante la 11 del ranking Notre Dame en cuartos (70-63). Los Fightin Irish llegaron al descanso con una ventaja de 18 puntos al descanso gracias a su 63% de acierto en la primera parte (con un 8 de 13 en triples). Sin embargo, en la segunda parte los de Tim Brey erraron sus 10 primeros lanzamientos, Los Hurricanes se pusieron por delante faltando 6 minutos y medio para acabar el partido. Un triple de Steve Vasturia (16 puntos, 4 rebotes, 4 asistencias, 3 recuperaciones) cortó su progresión al tiempo que Notre Dame, uno de los mejores equipos ofensivos de la DI, les ahogaba con su defensa.

En semifinales Notre Dame noqueó a Duke (64-74). Los Fightin Irish sacaron el máximo provecho de una mala primera mitad de los de Mike Krzyzewski. Demetrius Jackson (15 puntos, 5 asistencias) y Bonzie Colson (17 puntos, 5 rebotes) anotaron 20 de los primeros 26 puntos de unos irlandeses que cerraron los primeros 20 minutos con una ventaja de 15 puntos. Los Blue Devils, liderados por Jahlil Okafor (28 puntos, 8 rebotes), anotaban prácticamente a voluntad en la pintura (42 de sus 57 puntos fruto de canastas en juego) pero eran incapaces de superar la defensa de sus rivales para anotar desde la línea de 3 puntos (3 de 17).

El principal damnificado de la estrategia de Notre Dame fue Quinn Cook, que se quedó en 7 puntos (1 de 8 en triples). En la segunda mitad un Justise Winslow (11 puntos, 11 rebotes) inédito en anotación hasta entonces sumó sus fuerzas con Okafor. Un triple de Tyus Jones dejaba a los Blue Devils a 4 puntos cuando faltaban 3 minutos para el final. Y ahí se acabó la remontada porque Duke no volvió a anotar. Tim Brey es el único discípulo de Coach K que ha derrotado a su mentor. Este curso lo ha conseguido en 2 de las 3 veces que se han enfrentado. Tal vez en el March Madness haya un cuarto duelo.

Otro que estuvo inspirado en la segunda ronda del torneo fue Xavier Rathan-Mayes. El freshman de Florida State le clavó 30 puntos a Clemson. Los Seminoles acabaron pidiendo la hora (73-76). Faltó poco para que su ventaja de 20 puntos a 9 minutos del final se les quedase corta. En los cuartos contra la número 3 para AP Virginia (58-44), una canasta de Rathan-Mayes redujo la desventaja de los suyos a 5 puntos faltando 7:11 para el final.Y 5 fueron justamente los puntos que los Seminoles sumaron en esos minutos tras anotar 1 de sus 10 lanzamientos de campo. En ese mismo lapso de tiempo, sólo Malcolm Brogdon ya contribuyó con 8 puntos para unos Cavaliers que recuperaron a Justin Anderson.

North Carolina, 19 del ranking, superó en la segunda ronda a Boston College (81-63)  con una buena defensa sobre Olivier Hanlan. El base falló 12 de sus primeros 14 lanzamientos de campo (18 puntos con una serie de 5 de 19 en el tiro). En cuartos los Tar Heels enviaron a casa a la 14 Louisville. Tras 4 minutos de tanteo, la defensa de los Cardinals le dio a los de Pitino el mando del marcador impidiendo que UNC anotase ninguna canasta de campo en 7 minutos. El parcial fue de 10 a 3. Los de Roy Williams parecieron resucitar gracias a 8 puntos de Joel Berry (con 2 triples), pero Wayne Blackshear (18 puntos) y Terry Rozier (20 puntos) impidieron que la cosa fuera a más. Louisville llegó al descanso con 5 puntos de ventaja (37-32). En la segunda parte el panorama cambió por completo.

Marcus Paige (13 puntos, 3 rebotes, 5 asistencias, 4 recuperaciones) abrió el período con un triple a los que se sumaron 4 puntos de Brice Johnson. El ala pívot anotó 18 de sus 22 puntos en esta mitad. North Carolina cerró a cal y canto su pintura a los pivots rivales, y eso mantuvo el encuentro igualado hasta que a 7 minutos del final Louisville perdió totalmente su puntería. Los Cardinals fallaron 10 de sus últimos 11 lanzamientos. Sólo Montrezl Harrell (14 puntos, 12 rebotes), Rozier y Blackshear aportaron puntos para su equipo en los segundos 20 minutos.

Ya en la semifinal North Carolina prosiguió con su linea ascendente derrotando contra pronóstico a Virginia (67-71). Los Tar Heels acabaron el encuentro con un 54,8% de acierto en el lanzamiento, el porcentaje más alto que Virginia ha concedido este curso. El principal exponente de la buena punteria de los vencedores fue el freshman Justin Jackson, que acertó 8 de sus 10 lanzamientos para anotar 22 puntos. UNC se puso por delante con la primera canasta del encuentro y no consintió que su rival le arrebatara la iniciativa. Los de Roy Williams llegaron a tener 13 puntos de ventaja en la segunda mitad hasta que despertó Malcolm Brogdon (22 de sus 25 puntos tras el descanso).

El escolta de Virginia anotó 8 lanzamientos seguidos sin fallo. Con la única ayuda de London Perrantes (12 puntos, 3 asistencias) puso a los Cavaliers a tan sólo un punto. North Carolina aguantó gracias a dos canastas, una de Jackson y otra de Marcus Paige (14 puntos, 5 asistencias), y no hizo concesiones desde la línea de tiros libres (6 de 6 en los últimos 15 segundos). Virginia echó en falta los puntos de Justin Anderson, quien se ha quedado en blanco en los dos partidos que ha jugado tras su reaparición (lesión en un dedo de la mano y apendicitis).

La primera parte de la final entre Notre Dame y North Carolina fue un toma y daca entre los dos equipos, con Jerian Grant (24 puntos, 10 asistencias), Pat Connaughton (20 puntos, 4 de 5 en triples) y Steve Vasturia (14 puntos) llevando la voz cantante en los Irish y Brice Johnson (20 puntos) y Kennedy Meeks haciendo lo propio en UNC. La segunda mitad se abrió con 9 puntos seguidos de los Tar Heels que les pusieron 4 puntos arriba. Marcus Paige (22 de sus 24 puntos en el segundo período) despertó de su letargo y el margen de los suyos subió hasta los 9 puntos.

Y cuando mejor parecían estar las cosas para los de Roy Williams, Notre Dame echó mano de su arsenal ofensivo para endosarle a su rival un parcial demoledor de 24 a 2, alimentado con sus triples y 6 pelotas robadas a unos desconcertados Tar Heels. Marcus Paige luchó con todo lo que tenía para evitar la derrota, pero el margen que su equipo había concedido era demasiado grande. Notre Dame venció 90 a 82, consiguiendo el primer campeonato de conferencia de su historia.

Atlantic 10

Davidson estrenó su condición de ranqueada (es la penúltima del Top 25) con un ajustado triunfo sobre La Salle (67-66) en cuartos de final de su torneo. Después de ir por detrás de sus rivales casi todo el partido, una canasta in extremis de Tyler Kalinoski (18 puntos) le dio el triunfo a los Wildcats. En las semifinales contra VCU el resultado no fue nada ajustado, en este caso para desgracia del equipo del ranking (73-93). Los Rams les sacaron de la pista con el trabajo conjunto de Mo Alie-Cox (18 puntos, 7 rebotes ofensivos y 1 defensivo) dentro de la zona y Treveon Graham fuera de ella (18 puntos, 4 de 4 en triples, 9 rebotes). Mientras el banquillo de los Wildcats aportó 5 puntos, el de sus rivales se fue hasta los 27.

En la final los de Shaka Smart hicieron bueno el refrán “a la tercera va la vencida”. Virginia Commonwealth había disputado y perdido las finales de las dos temporadas pasadas. Este año, cuando más se les había complicado conseguir una invitación para el torneo nacional de marzo, competirán por derecho propio gracias a su triunfo sobre Dayton (65-71) en el partido que cerraba el curso en la Atlantic 10. Doug Brooks no anotó, pero fue decisivo al robar un balón que rompió en el último minuto el intercambio de canastas entre ambos equipos en un final de partido igualado. Esa acción le dio la iniciativa, de forma definitiva, a los Rams.

Big East

Seton Hall cerró el curso con una derrota en primera ronda ante la Marquette (56–78) de un inspiradísimo Matt Carlino (26 puntos, 8 de 12 en triples). Los Pirates, en un final de curso para olvidar, han perdido 9 de sus 10 últimos partidos. La temporada de Marquette sólo se prolongó un partido más al caer en cuartos frente a la número 4 del ranking Villanova (84-49). La entrada en pista del sexto hombre de los Wildcats, Josh Hart (20 puntos, 5 de 7 en triples) fue decisiva. En defensa, anuló a Carlino. En ataque anotó sus 6 primeros tiros, 5 de ellos triples.

Villanova pasó muchos más apuros en la semifinal frente a Providence (63-61). Josh Hart (18 puntos) volvió a ser importante, siendo el autor de 8 puntos en el parcial de 11 a 3 que puso a los Wildcats 11 puntos arriba en el marcador en el tramo final de la primera mitad, pero Kris Dunn (22 puntos, 7 rebotes, 9 asistencias) no dejó que los Friars se rindieran. Un triple de Jalen Lindsey dejaba la distancia entre ambos equipos en 4 puntos cuando faltaban 5 minutos de partido. Dunn, con dos canastas consecutivas, empató a 12 segundos del final. A falta de 3 segundos los árbitros señalaron una discutida falta de Ben Bentil (12 puntos, 10 rebotes) sobre Ryan Arcidiacono. El base, con una lesión en las costillas, anotó los dos tiros libres definitivos.

A la número 22 del ranking Butler la Big East no le sienta bien. Lleva dos temporadas en ella y aún no ha conseguido ganar ningún partido de su torneo. Esta temporada cayó en cuartos frente a Xavier (61-67), otro recién llegado que a diferencia de los Bulldogs ha llegado a semifinales en sus dos participaciones. El encuentro se resolvió en una prórroga en la que los ranqueados no pudieron contar ni con su líder anotador Kellen Dunham (17 puntos) ni con su mejor reboteador Kameron Woods (2 puntos, 14 rebotes), ambos eliminados por faltas. Uno de los handicaps de Butler fue que 55 de sus 61 puntos se los repartieron entre Dunham, Andrew Chrabascz (16) y Alex Barlow (22). El equipo pagó la falta de acierto de Roosevelt Jones (4 puntos con una serie de 2 de 9, 10 rebotes, 4 asistencias).

El contrincante en semifinales de Xavier fue otro equipo con un ataque previsible. La 23 del listado de AP Georgetown juega para D’Vauntes Smith-Rivera. El base anotó 12 de los últimos 14 puntos de los Hoyas ante Creighton (60-55) para un total personal de 25, pero se quedó en 11 frente a los Musketeers. Otro de los centros de interés del encuentro era el duelo entre dos pesos pesados, los pivots de 2,08 Matt Stainbrook (122 quilos) y Joshua Smith (158 quilos). Stainbrook (20 puntos, 9 rebotes) ganó el pulso. Los suyos se fueron de 21 puntos en la segunda mitad. Isaac Copeland (15 puntos, 7 rebotes) y Jabril Tawrick (19 puntos, 5 rebotes) redujeron la desventaja de Georgetown hasta 2 puntos, el 63 a 65 con que acabó el partido.

Xavier no fue rival para Villanova en la final (69-52). El equipo de Jay Wright asumió el mando de salida y empezó rápidamente a marcar distancias ante un rival cansado de piernas y fallón en los lanzamientos. Josh Hart cerró su sensacional participación en el torneo con 15 puntos y 7 rebotes, demostrando el acierto de los que le han elegido como mejor sexto hombre del curso en la Big East. Sus actuaciones le han valido ser designado MVP del torneo. Es el primer hombre de banquillo en la Big East que consigue este premio.

Big 10

Penn State, penúltima de la liga regular, superó dos rondas en el torneo derrotando a Nebraska (65-68) y Iowa (58-67). D.J. Newbill sumó 26 puntos en la primera de las dos victorias y 18 en la segunda. El sueño de los Nittany Lions se acabó en cuartos frente a Purdue (64-59), cuando no encontraron la forma de detener al pívot A.J. Hammons (23 puntos, 9 rebotes, 4 tapones). Newbill consiguió 19 puntos, pero a costa de fallar muchos tiros (6 de 18).

Purdue cayó en semifinales ante la sexta del ranking y primera de su liga regular Wisconsin (71-51). Los Boilermakers llegaron con 5 puntos de ventaja al descanso para ver como la defensa de la gran favorita les mataba en la segunda parte dejándoles en un 24% en el tiro con sólo 6 canastas de campo anotadas. El base Bronson Koenig, intuyendo su próximo retorno a la suplencia ante la vuelta inminente del lesionado Traevon Jackson, lideró a los Badgers en anotación con 19 puntos. El pivot Frank Kaminsky se tomó un ligero respiro en ataque (12 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias, 3 recuperaciones, 3 tapones) para concentrarse en la defensa sobre Hammons (10 puntos, 7 rebotes, 3 tapones).

La octava del Top 25 Maryland superó a Indiana en cuartos de final (75-69) con 39 puntos de su pareja exterior, Melo Trimble y Dez Wells. Los Hoosiers, a pesar de su pésima racha de tiro en la segunda parte, mantuvieron sus opciones casi hasta el final. A falta de 39 segundos estaban a 2 puntos. Tres triples fallados y la consiguiente falta rápida posterior les dejaron 9 puntos abajo antes del inútil triple final de Max Hoetzel. Esta derrota avivó el debate sobre la continuidad de su entrenador Tom Crean. Un grupo de aficionados ha puesto en marcha una iniciativa de crowfounding con el fin de recaudar los 4 millones necesarios para despedirlo la próxima temporada. Por el momento sin demasiado éxito, todo hay que decirlo.

La buena racha de Maryland se acabó en semifinales ante la tapada de su conferencia, una Michigan State (58-62) fuera del ranking que venía de eliminar a Ohio State con su tripleta mágica funcionando a las mil maravillas: Branden Dawson (14 puntos, 8 rebotes, 7 asistencias), Travis Trice (18 puntos) y Denzel Valentine (23 puntos, 8 rebotes, 7 asistencias). Frente a los Terrapins Valentine estuvo discreto, pero Trice (20 puntos, 4 asistencias) y Dawson (17 puntos, 8 rebotes) camparon a sus anchas.

Los Spartans perdían de 16 en el ecuador de la primera parte, con un Melo Trimble (22 puntos) absolutamente desatado en ataque. A la que ajustaron su defensa sobre él, empezaron su remontada. En el ecuador de la segunda mitad la situación se había igualado. A 5 del final, ya mandaba Michigan State gracias a la aportación de Dawson y Gavin Schilling. Trimble reapareció para anotar los 8 últimos puntos de Maryland, pero su esfuerzo no bastó.

En la final Michigan State contuvo a Wisconsin durante la primera mitad. En la segunda, un parcial de 5 a 17 impulsado por Denzel Valentine (16 puntos, 8 rebotes, 6 asistencias) puso a los Spartans 11 puntos por delante de su rival a 7:46 del final de la segunda parte. Bronson Koenig (18 puntos, 4 rebotes, 9 asistencias) y Frank Kamisnky (19 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias) resucitaron a los Badgers. Dos tiros libres del base forzaron la prórroga. En los 5 minutos de prolongación sólo hubo un equipo, Wisconsin. Los de Bo Ryan anotaron 11 puntos, 7 de Nigel Hayes (25 puntos, 5 rebotes) y 4 de Koenig, y dejaron a su rival en blanco. Desde el momento en que los Spartans marcaron su màxima diferencia, encajaron un parcial de 31 a 10 para acabar cediendo 80 a 69.

Big 12

Las aspiraciones de Kansas State de cara al March Madness se esfumaron tras su eliminación ante Texas Christian (65-67) en la primera ronda del torneo de su conferencia. En cuartos los Horned Frogs a punto estuvieron de aprovechar las bajas interiores de la número 9 del ranking Kansas (Perry Ellis lesionado y Cliff Alexander con problemas de elegibilidad). El buen partido de Kelly Oubre (25 puntos, 6 rebotes) y la buena defensa sobre Trey Zeigler (20 puntos pero 8 balones perdidos) en el tramo final del encuentro evitaron la sorpresa (64-59).

En los cuartos de final Baylor, 16 del ranking, superó a la 18 West Virginia (80-70) en un partido apretado casi hasta el final. Los Mountaineers, con las bajas de su base estrella Juwan Staten y su suplente Gary Browne, renunciaron a su defensa individual presionante por toda la pista para refugiarse muchos minutos en una zona que se ajustaba mucho a los exteriores rivales y cerraba las líneas de pase interiores.

Rico Gathers (15 puntos, 9 rebotes) lo pagó en la primera mitad en la que estuvo apagado, aunque Ishmail Wainright (7 puntos, 6 rebotes) le suplió perfectamente en el rebote. El pívot de los Bears apareció no obstante en la segunda mitad, en especial en los últimos minutos en los que su rival Devin Williams (18 puntos, 7 rebotes) se cargó de faltas. Sobre sus anchas espaldas y su dominio de los rechaces Baylor abrió brecha por primera vez, y de forma definitiva, en el marcador en los 4 últimos minutos.

En la semifinal contra Baylor Kansas pudo recuperar a Perry Ellis (11 puntos, 6 rebotes) para intentar contener a Rico Gathers (11 puntos, 13 rebotes). Los Jayhawks se olvidaron de hacer un juego bonito y se pusieron el mono de trabajo frente a un equipo correoso. Los Bears se caracterizan por su incómoda defensa 1-3-1, pero sin embargo la menos sofisticada individual de los de Bill Self hizo más daño durante la primera mitad (5 de 25 en los tiros de campo para Baylor) que la zona de su rival. Los 8 puntos de ventaja para Kansas al descanso se convirtieron en 15 en la segunda parte tras un 2+1 de Wayne Selden (20 puntos, 8 rebotes, 3 asistencias). Baylor, que acusó el desacierto de Taurean Prince (2 puntos, 1 de 11 en los lanzamientos), respondió con un parcial de 0 a 8 antes de encajar otro de 10 a 0 alimentado por Selden y Frank Mason que selló el triunfo de la campeona de la liga regular por 62 a 52.

Texas, un equipo en entredicho, resolvió su primer compromiso ante Texas Tech (65-53). Los Longhorns tuvieron en cuartos contra las cuerdas al número 13 para los votantes de AP Iowa State, pero acabaron perdiendo (69-67). El equipo de Rick Barnes, que había tenido una màxima ventaja de 16 puntos en el tramo final de la primera mitad, llegó con un margen favorable de 10 puntos a los 4 minutos finales. Fred Hoiberg se jugó su última carta con una presión a toda pista y acertó. Texas falló sus 5 lanzamientos siguientes y perdió 4 balones. Los Cyclones le dieron la vuelta a la situación con un parcial de 12 a 0 que les dio el triunfo . El base Monte Morris (24 puntos, 5 recuperaciones) aportó 7 de esos puntos, 2 gracias a la canasta definitiva en el último segundo.

El rival en semifinales de Iowa State fue la 15 del ranking Oklahoma. Los Sooners venían de eliminar a Oklahoma State (64-49). Le’Bryan Nash lideró a los derrotados con 24 puntos y 12 rebotes, insuficientes para compensar la escasa aportación de Phil Forte (3 puntos, 0 de 7 en triples). En el bando vencedor Buddy Hield se fue hasta los 22 puntos, pero con una pésima serie en el tiro: 5 de 15. El escolta prometió que tiraría mucho mejor en su siguiente encuentro, aunque su promesa no se cumplió.

Hield anotó 16 puntos contra Iowa State, pero su porcentaje en los triples fue bastante malo (2 de 13). Los Sooners anotaron 5 de sus 7 canastas de 3 puntos del encuentro en los primeros 11 minutos. Isaiah Cousins estuvo especialmente certero con 3. Unido a una mala salida de Iowa State, esto provocó una primera brecha de 11 puntos entre ambos conjuntos. La entrada de los jugadores de banquillo de los Cyclones despertó a los de Fred Hoiberg, que consiguieron empatar antes del descanso.

En la segunda mitad los puntos interiores de Jameel McKay (12 puntos, 9 rebotes) y 2 triples de Dustin Hogue le dieron a Iowa State un liderazgo de 7 puntos. Oklahoma se recuperó, lo que dio paso a unos minutos de igualdad y emoción rota por dos canastas de McKay y Georges Niang (13 puntos, 8 rebotes, 4 asistencias). A 2:24 para acabar ganaban los Cyclones 66 a 61. Los Sooners se acercaron. Ryan Spangler tuvo el tiro para forzar la prórroga, pero no acertó y el triunfo fue para su contrincante (67-65).

En la gran final ante Kansas, Iowa State remontó una diferencia de dobles dígitos por quinto partido consecutivo (66-70). El equipo se está abonando a los partidos épicos, aunque sus seguidores seguramente les agradecerían un pequeño respiro. Contra los Jayhawks perdían de 17 en los primeros instantes de la segunda parte. El entrenador Fred Hoiberg reunió a sus agotados jugadores y les pregunto cuanto les quedaba por darle.

Hoiberg obtuvo su respuesta en la pista con un parcial de 2 a 17 que igualaba el marcador. 7 puntos fueron de George Niang (19 puntos, 5 rebotes) y 6 de Jameel McKay (11 puntos, 8 rebotes). Otro parcial posterior de 0 a 10 puso a los de Hoiberg 6 arriba a 5:40 del final. Wayne Selden (25 puntos) lideró el contraataque de los Jayhawks, que llegaron a empatar el encuentro. En el último minuto los de Bill Self se vieron obligados a cometer faltas, lo que aprovecharon sus rivales para sentenciarlos desde la línea de tiros libres.

Mountain West

Boise State llegaba a su torneo con la confianza de estar entre las 25 mejores, aunque fuese como colista, y de haber estrenado su condición de ranqueada con un triunfo frente a Air Force (80-68) en cuartos. Wyoming acabó con su ilusión (66-71). Los Cowboys tuvieron un bajón durante la liga regular cuando una mononucleosis les dejó sin Larry Nance Jr. Con 20 puntos del hijo del exNBA, el equipo derrotó a los ranqueados en la semifinal. Los Broncos parecían tenerlo todo de cara cuando ganaban de 12 a 2:30 del descanso, hasta que Josh Adams (27 puntos, 5 rebotes, 3 recuperaciones) encontró la inspiración dándole la iniciativa a los suyos. Boise State luchó por no descolgarse y forzó la prórroga, pero no pudo hacer más. En la final de la conferencia Wyoming derrotó a San Diego State (43-45).

Pacific 12

La número 17 Utah le pasó por encima a Stanford en la segunda mitad (el parcial de estos minutos fue de 46 a 17) de su duelo de cuartos de final. Los Utes acertaron sus lanzamientos durante los segundos 20 minutos, pero además dejaron a su rival en un mísero 25% en el tiro (6 de 24). Los Cardinals no tenían las piernas frescas tras su duro duelo de primera ronda la noche anterior contra Washington (71-69) y lo pagaron con una derrota (80-56) que les dejó fuera del torneo de marzo.

Oregon ha estado toda la temporada a la sombra en la Pacific 12, agazapada tras las ranqueadas Arizona y Utah. En la semifinal contra la segunda decidió revelar su potencial. Ambos equipos comenzaron el encuentro metiendo muchos puntos. De Oregon se esperaba, de Utah no. Brandon Taylor (24 puntos, 6 de 9 en triples) anotó 3 triples para los Utes en los primeros 5 minutos. A 1:40 del descanso anotó el cuarto de su cuenta para dar 6 puntos de ventaja a su equipo. Joseph Young (25 puntos) y Elgin Cook recortaron el margen antes del descanso.

En la segunda mitad los que consiguieron 6 puntos de ventaja fueron los Ducks, pero Taylor empató de nuevo a 2:35 del final con un nuevo triple. Con empate a 64 a falta de 7 segundos, Dana Altman pidió tiempo muerto. El entrenador de Oregon planteó un último tiro para Young saliendo de un bloqueo. Su escolta le contradijo. Prefería subir él mismo la pelota. Su triple metió a su equipo en la final (64-67), dejando a Delon Wright (16 puntos, 9 rebotes, 5 asistencias) sin su final de conferencia en su última temporada NCAA.

UCLA se quedó sin Kevin Looney en la primera mitad del duelo de cuartos contra Southern California por una herida en la cara. En la segunda mitad, Norman Powell pagó con muchos minutos de banquillo sus problemas con las faltas. La buena actuación de Isaac Hamilton convirtió estos problemas del equipo en irrelevantes. Hamilton acertó 13 de sus 17 tiros a canasta (con un 7 de 9 en triples) para irse hasta los 36 puntos y llevar a los Bruins al triunfo (96-70).

Una máscara facial permitió a Kevon Looney disputar la semifinal contra la quinta del ranking Arizona, aunque rindió muy por debajo de su media habitual. Los Wildcats abrieron el partido con un parcial de 11 a 2, pero sus problemas para atacar la defensa en zona de UCLA permitieron a los de Steve Alford llegar al descanso con empate a 27. Norman Powell (21 puntos, 4 rebotes) y Tony Parker (15 puntos, 4 rebotes) empezaron la segunda mitad muy inspirados, dándole a los californianos una ventaja de 7 puntos. La respuesta de Arizona les hizo añicos: un parcial de 15 a 0. Norman Powell acercó a su equipo a 2 puntos faltando 2 minutos, pero Stanley Johnson (15 puntos, 9 rebotes) aseguró el triunfo de Arizona por 70 a 64. Brandon Ashley fue el máximo anotador con 24 puntos (y 9 de 11 en el tiro).

Ya en la final, Arizona no se dejó sorprender por un lobo vestido con piel de cordero como Oregon (80-52), rompiendo una sequía de 13 años en el campeonato de su conferencia. Los Wildcats llegaron al descanso con una ventaja de 15 puntos construida desde los triples y las canastas en transición. En la segunda mitad los de Sean Miller bajaron algo la intensidad en defensa, pero mejoraron en ataque, dejando claro a los Ducks que la remontada era una utopía inalcanzable. Brandon Ashley, con 20 puntos y 5 rebotes, se llevó el trofeo al mejor jugador.

Southeastern Conference

La 21 del ranking Arkansas sufrió para deshacerse de Tennessee en cuartos (80-72). Los Razorbacks ganaban de 20 a los 4 minutos de la segunda parte cuando empezaron a fallar sus lanzamientos (de sus últimos 15, sólo anotaron 3). A falta de 3 minutos y medio, su margen se había reducido a 4 después de una racha de 9 puntos de Kevin Punter. Arkansas sobrevivió gracias a los tiros libres (11 de 14 en este tramo final). La segunda de la liga regular tuvo una semifinal más plácida frente a Georgia (60-49). Tanta que apenas le afectó la mala noche cara a canasta de Bobby Portis (4 puntos con una serie de 1 de 14 en los tiros de campo).

La indiscutible número 1 de los EUA Kentucky se clasificó para las semifinales de su torneo tras vencer a Florida en cuartos (64-49). Los Gators consiguieron aguantar durante la primera mitad gracias a su efectividad en la pintura. En la segunda mitad Kentucky impuso su mayor físico y el acierto de su rival en el tiro interior bajó del 60 al 27,8%. Los de Billy Donovan,que el año pasado llegaron hasta la Final Four, se han quedado fuera del Gran Baile de final de curso este año.

El tercero de los favoritos para de esta conferencia, Louisiana State, cayó en cuartos frente a Auburn (70-73). Los Tigers habían controlado todo el encuentro, aunque sin grandes ventajas, hasta que despertó KT Harrell (29 puntos) con 15 puntos seguidos, entre ellos el triple que forzaba la prórroga y los 4 primeros del tiempo añadido que ponían por delante a los otros Tigers. LSU no pudo rentabilizar el dominio de los tableros de Jarell Martin (18 puntos, 16 rebotes). Su compañero en la pintura Jordan Mickey había enojado tanto a Jordon Granger con su juego de codos que éste le dejó ir un par de puñetazos.

La expulsión de Granger dejó el juego interior de Auburn mermado de cara a la semifinal contra la todopoderosa Kentucky. Los Wildcats se exhibieron, derrotando claramente a su rival (91-67) y rompiendo el anterior récord de victorias consecutivas de la universidad (32 entre el 5 de diciembre de 1953 y el 8 de enero de 1955). La defensa de los de Calipari se cebó con Harrell (13 puntos, 1 de 12 en tiros de campo).

La final de esta conferencia no tuvo demasiada historia. Kentucky abrió las hostilidades con un parcial de 8 a 0 gracias a 2 triples de Andrew Harrison (15 puntos). Arkansas se rehizo, pero tras la canasta de Michael Qualls (18 puntos) que ponía el 25 a 21 a 8:10 del descanso encajo el parcial de 16 a 4 (y los 4 de tiros libres) que la destrozó. En la segunda mitad los Wildcats se dedicaron a conservar su ventaja para acabar ganando 78 a 63, pensando ya en el gran torneo de marzo. Hasta tal punto están concentrados en la gran cita que los jugadores no cortaron las redes de la canasta. Dejaron esa tarea al personal auxiliar. Ellos quieren las de la gran final del March Madness.

West Coast

Brigham Young superó en semifinales a Portland (84-70). BYU rompió el partido en la primera parte con cuatro triples consecutitvos, 1 de Tyler Haws (18 puntos) y los otros 3 de un Chase Fischer que convirtió 6 antes del descanso. El base sumó 20 de sus 24 puntos en el primer período. No obstante, el nombre propio de la noche fue Kyle Collinsworth. Con sus 13 puntos, 14 rebotes y 11 asistencias sumó su sexto triple doble de la temporada. Ya tenía el récord de triples dobles en un sólo curso, pero ahora también ha igualado el de triples dobles en toda una carrera NCAA. Otros dos jugadores también consiguieron 6, aunque en su caso repartidos en diferentes temporadas: Michael Anderson (Drexel, 1985-88) y Shaquille O’Neal (LSU, 1990-92).

El rival de los mormones en la final del torneo de conferencia fue la número 7 del ranking Gonzaga, que de la mano de Byron Wesley (25 puntos, 3 asistencias, 4 robos) y Kyle Wiltjer (17 puntos, 9 rebotes) había derrotado en la otra semifinal a Pepperdine (79-61). Los dos jugadores se combinaron para anotar 25 de los primeros 30 puntos de su equipo en la segunda parte para desequilibrar un marcador igualado.

En el último partido del curso de la West Coast, Gonzaga centró su defensa de salida en frenar a la efectiva linea exterior de BYU ante la poca aportación ofensiva de los pivots rivales. Los Cougars, por el contrario, se cerraron en torno a su aro preocupados por la superioridad de las torres de su adversario. Tras unos 6 primeros minutos de pocos puntos, un triple de Kevin Pangos (16 puntos, 3 rebotes, 5 asistencias) abrió la caja de los truenos.

Los vigentes campeones se distanciaban con dos triples más obra de Kyle Wiltjer y Gary Bell. Tyler Haws (15 puntos, 4 rebotes, 4 asistencias), que había cometido dos faltas en menos de 4 minutos de juego, volvió a la pista. Con la ayuda de un Kyle Collinsworth (28 puntos, 8 rebotes, 5 asistencias) brillante en las penetraciones consiguieron estabilizar la desventaja de los suyos entorno a los 6 puntos. Volviendo del descanso los Bulldogs buscaron de forma insistente a Przemek Karnowski (12 puntos, 4 rebotes). El gigante polaco hizo estragos en la pintura rival, tanto anotando como cargando de faltas a sus defensores.

Domantas Sabonis (15 puntos, 6 rebotes) dio continuidad a la labor. Pero ni aún así Gonzaga conseguía dejar atrás de forma definitiva a su contrincante. Dos triples puntuales de Wiltjer (18 puntos, 10 rebotes) y Bell (15 puntos, 4 rebotes) aumentaron levemente el  margen de seguridad de los de Mark Few hasta que Pangos cerró el partido. Primero, con un triple a 2:44 del final que ponía a los suyos 13 arriba. Y luego con una entrada cuando faltaban 68 segundos para acabar, tras haber consumido casi por completo el tiempo de posesión, que hizo bajar los brazos a una BYU que acabó cediendo por 91 a 75.

Otros invitados por derecho propio al Gran Baile

Northeastern superó en la final de la Colonial Athletic Association a la favorita William&Mary (61-72). Wofford se impuso en  el último partido del torneo de la Southern a Furman (67-64), la colista de la liga que se había colado en la gran final. Los Paladins acusaron los 4 partidos jugados en 4 días. Manhattan, después de haber perdido sus dos partidos de la liga regular contra Iona, derrotó a los Gaels (69-79) en la final de la Metro Atlantic Athletic.

Robert Morris había llegado a la final de la Northeastern cuatro veces en los últimos cinco años. Tras perder en las tres primeras ocasiones, este curso superó a Saint Francis (63-66). La defensa de Valparaiso sobre el base Keifer Sykes (14 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias) permitió a los Crusaders superar a Green Bay (54-44) en la final de la Horizon. Los 17 puntos de Lawrence Alexander (25 puntos, 6 de 9 en triples) en la segunda parte ayudaron a que North Dakota State entrase en los dos últimos minutos de la final de la Summit contra South Dakota State con 8 puntos de margen. Sus rivales sólo pudieron recuperar 7 (56-57).

Lafayette se proclamó campeona de la Patriot gracias a Nick Lindner. En los tres partidos jugados por los Leopards en su torneo el base sumó un total de 71 puntos, además de repartir 16 asistencias. En la final, además, anotó los tiros libres decisivos ante American University (65-63). Albany ganó a Stony Brook (51-50) en la final de la America East con un triple en el último segundo de un Peter Hooley inmerso en una noche de poco acierto (3 de 13 en los tiros). Entre Jameel Warney y Carson Purefoy anotaron 43 de los 50 puntos de Stony Brook.

Hampton ganó la plaza para la gran fiesta del baloncesto de marzo de la Mid-Eastern Athletic Conference derrotando a Delaware State (61-82) a pesar de no poder contar con Dwight Meikle, su máximo anotador y reboteador. Texas Southern superó a Southern (62-58) en el torneo de la Southwestern Athletic Conference gracias a una falta flagrante (2 tiros libres y posesión) a falta de 27 segundos para acabar el encuentro. Harvard venció a Yale (51-53) en el partido de desempate de la liga regular de la Ivy League (no hacen torneo).

El legendario Bobby Hurley volverá al March Madness. El dos veces ganador como jugaor de Duke participará ahora como entrenador de Buffalo, representante de la Mid-American. Eastern Washington, el equipo del líder en anotación de la DI Tyler Harvey, superó a Montana en la final de la Big Sky (65-69). Stephen F. Austin ganó la invitación de la Southland apartando de su camino a Sam Houston (83-70). Era su triunfo 28 en sus últimos 29 partidos.

New Mexico State ganó por cuarta temporada consecutiva el torneo de la Western Athletic mientras que UC Irvine participará por primera vez en el gran baile de marzo tras derrotar a Hawaii (67-58) en la final de la Big West. Florida International derrotó a Texas-San Antonio (54-57) en primera ronda del torneo de la Conference USA gracias a un triple de Dennis Mavin (15 puntos, 9 rebotes, 5 asistencias) desde medio campo en el último segundo del encuentro. La final de esta conferencia la ganó la universidad de Alabama – Birmingham (UAB).

Georgia State superó a Georgia Southern en la final de la Sun Belt, en un partido con muy pocos puntos: 38 a 36. R.J. Hunter, hijo del entrenador campeón Ron Hunter, no estuvo muy inspirado, aunque consiguió los dos tiros libres decisivos. En la euforia de la celebración, su padre se lesionó el tendón de Aquiles. Kevin Ware, el jugador de Louisville que se rompió una pierna durante el March Madness del 2013, fue el máximo anotador para los vencedores con 18 puntos.

El cuadro del March Madness

Una vez acabada la reducida jornada de partidos de domingo, el comité de sabios de la NCAA se puso manos a la obra a la selección de los equipos que participaran en su gran torneo de marzo y su colocación en el cuadro. 32 se ganaron su lugar como campeones de sus conferencias. Los otros 36 los eligió, en función de sus méritos, la propia NCAA. A continuación os detallaré las universidades en liza. Entre paréntesis indicaré la conferencia de la que han quedado campeonas (las que lo hayan sido)

Entre martes y miércoles abrirán el fuego los ocho conjuntos que están en puertas de entrar en el torneo propiamente dicho. Son los First Four, que se juegan 4 puestos en el cuadro definitivo. Estos últimos años la NCAA ha considerado estos partidos como la primera ronda mientras que este humilde redactor se alineaba con los puristas que pensamos que las rondas empiezan con el cuadro completo y el resto son previos. Éste será el último curso que el organizador del torneo mantiene su empeño. A partir de la próxima temporada, los First Four serán los First Four y la ronda con los 64 equipos del cuadro en liza la primera. Los 4 emparejamientos previos son:

FF1: Manhattan (Metro Atlantic) – Hampton (Mid-Eastern)

FF2: Boise State (Ohio Valley) – Dayton  (Dayton fue la cenicienta del pasado curso; este año el vencedor de este partido podría volver a serlo superando a Providence en primera ronda).

FF3: North Florida (Atlantic Sun) – Robert Morris (North East)

FF4: BYU – Ole Miss (BYU y Ole Miss apuntan al habitual tapado que la NCAA coloca en estas eliminatorias para asegurarse una historia de cenicientas; la disposición del ganador en el cuadro final contra Xavier me lo confirma ).

Una vez resueltas estas eliminatorias, dará comienzo la lucha en la primera ronda de un torneo dividido en cuadrantes. Aquí los tenéis (el número entre paréntesis de cada equipo corresponde a su número de cabeza de serie):

A) MEDIO OESTE

Kentucky (1, SEC) – FF1 (16)

Cincinnati (8) – Purdue (9)

West Virginia (5) – Buffalo (12, Mid-American)

Maryland (4) – Valparaíso (13, Horizon)

Butler (6) – Texas (11)

Notre Dame (3, ACC) – Northeastern (14, Colonial)

Wichita State (7) –Indiana (10)

Kansas (2) – New Mexico State (15, Western Athletic)

B) ESTE

Villanova (1, Big East) – Lafayette (16, Patriot)

North Carolina State (8) – LSU (9)

Northern Iowa (5, Missouri Valley) – Wyoming (12, Mountain West)

Louisville (4) – UC Irvine (13, Big West)

Providence (6) – FF2 (11)

Oklahoma (3) – Albany (14, America East)

Michigan State (7) – Georgia (10)

Virginia (2) – Belmont (15, Ohio Valley)

C) SUR

Duke (1) – FF3 (16)

San Diego State (8) – Saint John’s (9)

Utah (5) – Stephen F. Austin (12, Southland)

Georgetown (4) – Eastern Washington (13, Big Sky)

Southern Methodist (6, American) – UCLA (11)

Iowa State (3, Big 12) – Universidad de Alabama – Birmingham (14, C-USA)

Iowa (7) – Davidson (10)

Gonzaga (2, West Coast) – North Dakota State (15, Summit)

D) OESTE

Wisconsin (1, Big 10) – Coastal Carolina (16, Big South)

Oregon (8) – Oklahoma State (9)

Arkansas (5) – Wofford (12, Southern)

North Carolina (4) – Harvard (13, Ivy League)

Xavier (6) – FF4 (11)

Baylor (3) – Georgia State (14, Sun Belt)

Virginia Commonwealth (7, Atlantic 10) – Ohio State (10)

Arizona (2, Pac 12) – Texas Southern (15, Southwestern Athletic)

Planes para que los jugadores acaben sus estudios

La NCAA, conjuntamente con la NBA y la Asociación de Entrenadores de Baloncesto han decidido unir fuerzas para diseñar una solución que evite que los jugadores dejen sus estudios antes de graduarse para entrar en el draft sin tener asegurada una buena elección. La propuesta pasaría por retrasar la fecha tope para retirar su candidatura al draft hasta finales de mayo, cinco semanas más tarde de la actual. Esto permitiría a los candidatos a profesionales tener una mejor perspectiva de sus posibilidades reales en la noche mágica.

El plan también contemplaría la existencia de un entrenamiento predraft a mediados de mayo, al que se accedería por invitación de la NBA. Si un jugador no fuera invitado, se le recomendaría retirar su petición de entrar en el draft y volver a la universidad. Esta propuesta podría ser aprobada por la NCAA el próximo mes de enero, y ya entraría en vigor de cara al draft del 2016. No obstante, esta no es la única iniciativa para que los jóvenes permanezcan el tiempo debido en la universidad.

Shawn Fojtik ha ideado un creativo sistema que ayuda a incentivar la permanencia de los deportistas universitarios en la NCAA. Fojtik es el creador de una iniciativa de crowfunding, FanAngel, que se encargaría de recoger las aportaciones económicas de los afcionados para premiar a sus estrellas por seguir sus estudios y no dar el salto a profesionales. De estas cantidades, el 80% serían para el jugador en cuestión, un 10% para sus compañeros y el 10% restante para fines benéficos y becas.

Los deportistas universitarios tienen prohibido cobrar por jugar, así que la recaudación se iría acumulando hasta que los jugadores se graduasen. Y como los beneficiados de la iniciativa no han dado expresamente su aprobación, tampoco se les puede castigar por ello mientras están en la universidad (según Fojtik, claro). ¿Y que pasa si un jugador se hace profesional antes de tiempo? La bolsa acumulada se devuelve a los aficionados. ¿Qué interés tiene Fojtik en esto? El 9% que pretende embolsarse por organizar las transacciones.

Versión íntegra del artículo publicado en http://www.encancha.com, marzo 2015

NCAA: Kentucky, contra las cuerdas

16 Feb

La Universidad de Kentucky estuvo muy cerca de perder su primer partido de la temporada, con la inesperada colaboración de su propio entrenador John Calipari. Esta fue la noticia más destacada de la semana en que falleció otro de los históricos de los banquillos universitarios. Jerry Tarkanian.

La invicta Kentucky se mantuvo de forma unánime como  primera del ranking de Associated Press. No había ningún motivo para lo contrario. Virginia, tras sus triunfos sobre los ranqueados North Carolina y Louisville, recuperó la segunda posición. Gonzaga, el equipo que se la había arrebatado, volvió al tercer lugar de la lista precediendo a Duke y Wisconsin. Ese fue el primero de los dos cambios en el Top 10. El otro, el descenso de Arizona desde la sexta a la séptima posición tras su derrota frente a Arizona State. Villanova se aprovechó de la desgracia de los Wildcats para hacerse con el sexto lugar mientras que Kansas, Louisville y Notre Dame conservaron sus posiciones.

Texas y Georgetown pagaron sus partidos perdidos de la semana saliendo del ranking. Ambos equipos eran conscientes de su situación y no fueron capaces de mejorar. Su lugar lo ocuparon Oklahoma State (21) y Arkansas (24). Esta semana los amonestados son Southern Methodist (25), Ohio State (23) y West Virginia (21). Ya no queda ningún equipo sin estrenarse después que Florida A&M venciera a North Carolina A&T (57-50). Jermaine Ruttley (24 puntos, 9 rebotes, 3 asistencias) y Jorge Rosa (22 puntos) acapararon la anotación de los Rattlers.

Tarkanian nos deja

Si la semana pasada nos hacíamos eco del fallecimiento de Dean Smith, en esta la triste noticia es la muerte, con 84 años, de otro de los entrenadores míticos de la NCAA como Jerry Tarkanian. El técnico llevó a la Universidad de Nevada Las Vegas a ganar su único campeonato de la NCAA el año 1990. En la final superó a Duke por 30 puntos (103-73), la mayor diferencia en la historia de las finales del “March Madness”. El “Tiburón”, uno de los primeros en fichar atletas procedentes de Junior College, mantuvo un largo enfrentamiento con los responsables del baloncesto universitario, que le acusaron de reclutamientos irregulares en los tres equipos que dirigió (Long Beach, UNLV, Fresno State).

La relación de algunos de sus jugadores con un apostador profesional acusado de amañar partidos motivó su adiós a Las Vegas al final de la temporada 1991-92. Tarkanian obtuvo su venganza cuando denunció a la NCAA por acosarle durante 2 décadas y el tribunal fijó una compensación para él de 2,5 millones de dólares. El entrenador obtuvo el dinero para iniciar el pleito gracias al finiquito que le dieron los Spurs cuando le despidieron tras 20 partidos de la liga regular del año 1992. Casualidades de la vida, el mismo día de su fallecimiento se enfrentaban en la liga regular de la Missouri Valley dos de sus equipos. UNLV venció a Fresno State por 73 a 61 con 27 puntos, 19 rebotes (9 ofensivos) y 7 tapones de Christian Wood.

American

La última del ranking Southern Methodist se impuso a la colista de su conferencia Houston (69-75). Markus Kennedy (17 puntos, 6 rebotes) y Nic Moore (15 puntos, 3 rebotes, 3 asistencias) se combinaron para anotar 23 puntos para los Mustangs en la segunda mitad. La ventaja visitante llegó a ser de 17 puntos. Los Cougars reaccionaron para entrar en el último minuto 4 puntos por debajo en el marcador. Su ímpetu les dio para capturar 3 rebotes ofensivos consecutivos en su penúltima posesión, pero no para amenazar el triunfo de sus invitados.

Este resultado, combinado con la derrota de la entonces líder Tulsa ante el vigente campeón norteamericano Connecticut (70-45), dio a SMU el liderazgo de su clasificación. Los Huskies encadenaban tres triunfos desde que su entrenador  se pasó al “small ball” desplazando a Daniel Hamilton de la posición de alero a la de ala pívot para dar entrada en el cinco titular a Terrence Samuel a la vez que enviaba al banquillo a Omar Calhoun y daba su lugar a Rodney Purvis.

La racha se truncó precisamente ante el equipo al que acababan de hacerle un favor, Southern Methodist (73-55). Los Huskies empezaron ganando 3 a 10 con dos triples de Ryan Boatright (19 puntos). Su dominio se acabó a la que aparecieron los interiores del equipo que entrena Larry Brown, Yannick Moreira (13 puntos, 10 rebotes) y Markus Kennedy (13 puntos, 8 rebotes).

Atlantic Coast

Virginia, segunda del ranking por detrás de Kentucky, superó con éxito su primer partido sin el lesionado Justin Anderson. Los Cavaliers sufrieron, pero vencieron a North Carolina State (47-51). Uno de los mejores jugadores locales, Ralston Turner (4 puntos, 0 de 6 en triples), jugó con problemas en una rodilla, lo que igualó la situación de ambos conjuntos. Aunque Malcolm Brogdon (15 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias) fue el máximo anotador de los visitantes, el protagonista de las jugadas claves en un partido muy ajustado fue Mike Tobey (11 puntos, 9 en la segunda parte, y 9 rebotes). El pívot puso a su equipo 5 arriba a 5 del final. Con un mate mantuvo a los suyos por delante cuando el rival se acercó. Y cuando Trevor Lacey (14 puntos) falló la entrada que podía forzar la prórroga, él fue quien capturó el rebote y anotó dos tiros libres importantísimos.

Los Cavaliers tampoco tuvieron un rival sencillo en la Wake Forest que entrena el exNBA Danny Manning (61-60). El freshman griego Konstantinos Mitoglou (18 puntos, 6 de 12 en triples) rompió la igualdad en los últimos 5 minutos de la primera parte con 3 triples que permitieron a los Deamon Deacons llegar al descanso con 7 puntos de ventaja (24-31). Virginia empezó la segunda mitad pasando el rodillo, con un Anthony Gill (19 puntos, 6 rebotes) muy incisivo en la zona. Hasta 13 puntos de ventaja llegaron a tener los de Tony Bennett antes de fallar 7 lanzamientos consecutivos.

Los visitantes se acercaron en el marcador con la inspiración de Cornelius Hudson (12 puntos) y Mitoglou. El segundo equipo del ranking dejó su destino en manos del extraordinario Malcolm Brogdon (11 puntos, 9 rebotes, 5 asistencias, 4 recuperaciones). El base-escolta redujo el ritmo de acercamiento de sus rivales con una asistencia, una canasta y un tapón sobre Mitoglou. Aún así, Wake Forest tuvo una última jugada para ganar. Brogdon cerró todos los espacios a un Cody Miller-McIntyre (13 puntos, 8 rebotes, 4 asistencias) al que le acabó robando este último balón.

La número 4 Duke consiguió frente a South Florida (70-73) su tercera victoria en 6 días. Los de Krzyzewski, tras fallar sus 8 primeros lanzamientos, anotaron 12 de sus 17 intentos para llegar al  descanso con 8 puntos de ventaja. Entre Jahlil Okafor (13 puntos) y Quinn Cook (26 puntos) elevaron el margen de los Blue Devils a 14 puntos al inicio de la segunda parte, con 5 asistencias de Tyus Jones (16 puntos, 6 rebotes, 12 asistencias). La anotación constante de Devon Bookert (23 puntos, 6 asistencias) acercó a los Seminoles en el marcador. A 11 segundos del final, Xavier Rathan-Mayes anotaba el 69-70. En el tiempo restante Cook convirtió 3 de sus 4 tiros libres mientras Bookert falló 3 de 4. Pequeños detalles que marcan la diferencia.

Syracuse llegó a gozar de 11 puntos de ventaja sobre Duke a 3:30 del descanso. En defensa Rakeem Christmas era un muro contra el que se estrellaba una y otra vez Jahlil Okafor, aunque fuera a  costa de cargarse con 2 faltas mediada la primera parte. En ataque Michael Gbinije (27 puntos, 6 rebotes, 4 asistencias) era un auténtico ciclón con 19 puntos en este período (5 de 6 en triples). Los Blue Devils esperaron que capeara el temporal y con 3 triples (Quinn Cook, Justise Winslow, Matt Jones) llegaron al descanso sólo 3 abajo (39-36).

En la segunda parte apareció Okafor (23 puntos, 13 rebotes, 10 de 15 en el lanzamiento). El freshman de Duke ya controlaba en defensa a Christmas (11 puntos, 6 rebotes, 5 asistencias, 5 tapones aunque 5 de 17 de cara a canasta), pero tras el descanso además acertó en ataque anotando sus 7 tiros a canasta. Un mate del pívot a 10:09 del final ponía el 50-61 en el marcador. Aunque Tyler Robertson (19 puntos, 10 rebotes) rebajó este margen a 4 puntos faltando 3:51, Quinn Cook (17 puntos, 5 asistencias) evitó desde la línea de tiros libres que los Orange se acercasen más. Duke venció 72 a 80.

Montrezl Harrell (28 puntos, 12 rebotes, 5 tapones) lideró la victoria de la novena Louisville sobre Pittsburgh (69-56). El ala pívot anotó todos los puntos de su equipo en el parcial de 8 a 2 que permitió a los Cardinals cerrar la primera parte con 5 puntos de margen. En la segunda, un buen arranque de Michael Young (16 puntos, 4 rebotes) permitió a los Panthers arrebatarle la iniciativa a su rival. Los de Pitino respondieron con un parcial de 22 a 2 en el que Harrell estuvo omnipresente, ya fuera capturando un rebote para anotar o colocando un tapón. Louisville rompió su racha de dos partidos con sólo 4 jugadores anotando. En este encuentro 3 jugadores de su banquillo se combinaron para sumar 8 puntos.

Wayne Blackshear (19 puntos, 4 de 6 en triples) y Terry Rozier anotaron los primeros 13 puntos de Louisville en casa frente a North Carolina State (65-74). A partir de su inspiración los Cardinals consiguieron un margen de hasta 5 puntos.  Sin embargo, a la que desapareció este impulso el equipo empezó a ceder. Anthony Barber (21 puntos, 4 asistencias), un base de trayectoria irregular que hasta ahora no había cumplido las grandes expectativas con las que llegó a los Wolfpack, dejó una muestra de su potencial real en la casa de Rick Pitino.

La gran dirección del sophomore fue clave para que su equipo igualase el duelo antes del descanso y para que lo desequilibrara en la segunda mitad, perfectamente auxiliado por Trevor Lacey (14 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias). Su partido tiene más mérito teniendo en cuenta que enfrente tenía a un perro de presa como Chris Jones (20 puntos, 3 asistencias). Con los suyos ya al mando en el marcador, Barber dio una lección de cómo superar la presión de Louisville. Los 7 puntos de su equipo en el último minuto, todos ellos desde la línea de tiros libres, llevaron su firma.

Pittsburgh, por su parte, fue la protagonista de uno de los upsets de la semana derrotando a la 12 del ranking North Carolina (89-76) en su siguiente encuentro. Los Panthers anotaron los 10 primeros puntos del enfrentamiento. Los Tar Heels se recuperaron hasta empatar a 18 a 9:55 del final de la primera parte sólo para ver como los locales se volvían a escapar (48-34 al descanso) anotando un triple tras otro (6 les cayeron, 2 de Sheldon Jeter).

Volviendo de los vestuarios Jeter (22 puntos, 10 de 14 en sus lanzamientos) remató la faena anotando desde la media distancia. North Carolina, uno de los mejores reboteadores ofensivos de la temporada, capturó 12 rebotes en ataque. Lástima que 11 de ellos llegasen en los minutos de la basura. Su anotador Marcus Paige se quedó en 8 puntos (3 de 11 en tiros de campo). Los cambios en su marcaje hicieron que siempre tuviera encima un rival con las piernas frescas.

Jerian Grant (22 puntos, 5 asistencias, 3 recuperaciones) rompió la larga historia de amor de su familia con Clemson. Su tío Horace tiene la camiseta retirada tras 4 años gloriosos con el equipo. Su padre Harvey jugó una temporada para los Tigers, y su hermano mayor Jerai cuatro. Tantos años de idilio se fueron al garete cuando el escolta dio un paso al frente en los últimos minutos para darle el triunfo a la décima de la lista de AP Notre Dame (58-60). El escolta anotó dos tiros libres, robó un balón que acabó en canasta de Demetrius Jackson y anotó el lanzamiento que cerró el parcial de 0 a 8 con el que los Fightin Irish pasaron de perder de 4 a ganar de esa diferencia a 47 segundos del final.

Atlantic 10

La Salle derrotó a la 20 del ranking Virginia Commonwealth (69-74) aprovechando la conjunción de dos factores. El primero, las bajas de unos Rams sin Briante Weber (definitiva) y Treveon Graham. Y el segundo, el partidazo de Jordan Price (34 puntos, 18 rebotes, 5 asistencias en 48 minutos de juego). Price firmó una buena primera parte, aunque en la segunda se le vio poco. Aún así, apareció a tiempo de anotar el triple que forzaba la primera prórroga. Tras quedar inédito en estos 5 minutos añadidos, el jugador de los Explorers anotó los 12 puntos de su equipo en el segundo de los períodos suplementarios. JeQuan Lewis (26 puntos, 3 asistencias), titular en VCU ocupando el lugar de Weber, también fue protagonista aportando 14 de los 15 puntos que su equipo consiguió en las dos prórrogas.

Treveon Graham (10 puntos, 4 rebotes) reapareció en el triunfo sobre George Washington (66-79). VCU consiguió una ventaja de 9 puntos en los primeros 7 minutos de partido de la mano de un Melvin Johnson inspiradísimo en los triples (17 puntos, 5 de 8 en triples), pero no fue capaz de conservarla al descanso. En la segunda parte los Rams volvieron a irse en el marcador aprovechando una nueva racha de triples en la que destacó Doug Brooks (14 puntos, 7 rebotes, 4 de 7 en tiros de 3), y que los Colonials no pudieron contrarrestar.

Big East

La sexta de la lista de AP Villanova consolidó su dominio de esta conferencia derrotando a dos rivales por el liderato, Providence (68-74) y la 18 Butler (65-68). El partido frente a los primeros lo decidió con un parcial de 0 a 11 en el ecuador de la segunda mitad a cargo de Daniel Ochefu (19 puntos, 9 rebotes) y Josh Hart (10 puntos). El local Ladontae Henton, que hasta ese momento llevaba 4 puntos, explotó con otros 19 puntos en los 8 últimos minutos. Ryan Arcidiacono (20 puntos, 4 asistencias) se redimió de dos pérdidas de pelota que dieron alas a los Friars anotando 9 tiros libres sin fallo para enfriar la remontada de sus contrincantes.

Para derrotar a Butler los Wildcats necesitaron de un triple en los últimos segundos de Darrun Hilliard (31 puntos con 8 de 13 en triples, 8 rebotes). Los Bulldogs estaban acertados en su defensa y en ataque Kellen Dunham y Alex Barlow (19 puntos para cada uno) protagonizaron una buena racha de acierto en la segunda parte (entre ambos sumaron 21 de los 23 puntos del equipo en los 8 minutos iniciales del período) que convirtió una desventaja de 5 puntos al descanso en un margen favorable de 5 puntos. Hillard evitó la sorpresa.

Big 10

Wisconsin lidera esta conferencia con mano firme. La quinta del ranking abrió la semana derrotando a Nebraska (55-65) en un buen partido de Sam Dekker (21 puntos, 8 rebotes). Ante Illinois (68-49) marcó el mejor inicio de temporada de su historia con 23 victorias en 25 partidos. Frank Kaminsky (23 puntos, 11 rebotes) anotó 17 puntos en la primera parte. Cuando la defensa de los Fightin Illini consiguió controlarlo, aparecieron Bronson Koenig (15 puntos, 4 asistencias) y Nigel Hayes (14 puntos, 4 rebotes) para anotar 23 puntos entre los dos en la segunda mitad. Más complicada fue la semana de su perseguidor Maryland.

El jugador de Indiana Yogi Ferrell (23 puntos, 5 rebotes, 6 asistencias) le tiene tomada la medida a la 19 del ranking Maryland. En la primera vuelta les clavó 8 triples. En esta segunda anotó 6 de sus 9 tiros de 3 puntos, aunque dos de los que no acertó fueron decisivos. Con los Terrapins ganando 68 a 66, el base falló a 9 segundos del final el tiro que le hubiera dado el triunfo a su equipo. Él mismo capturó el rebote ofensivo para errar de nuevo. Un final emocionante para un ajustado enfrentamiento durante el cual ninguno de los dos rivales tuvo más de 5 puntos de ventaja, y en el que el mando en el marcador cambió 18 veces de manos. (partido completo: )

Maryland volvió a sufrir para sacar adelante su segundo compromiso de la semana. Los Terrapins abrieron la segunda mitad con un parcial de 8 a 22 que parecía encarrilar su victoria en la pista de Penn State (73-76), pero inmediatamente después encajaron otro de 20 a 5 que ponía a los Nittany Lions por delante. Melo Trimble (20 puntos, 6 rebotes, 4 asistencias) y Dez Wells (22 puntos, 6 rebotes) anotaron 12 de los últimos 16 puntos visitantes mientras Newbill (25 puntos, 4 asistencias) hacia lo propio con los 9 finales de su equipo. El base intentó compensar su pérdida de balón a 23 segundos de acabarse el partido con un triple para forzar la prórroga, pero no acertó con el lanzamiento.

La antepenúltima Ohio State obtuvo un fácil triunfo sobre Penn State (75-55). El novato D’Angelo Russell, que venía de firmar un triple doble la semana previa contra Rutgers, volvió a brillar con 17 puntos, 6 rebotes y 7 asistencias. Russell sumó 10 puntos, 5 rebotes y 6 asistencias en la derrota frente a Michigan State (59-56), en el primer triunfo esta temporada de los Spartans sobre un equipo ranqueado. Los de casa mandaban al descanso 33 a 24 gracias a un parcial de 15 a 2 con 8 puntos de Branden Dawson (15 puntos, 11 rebotes, 4 asistencias, 5 tapones). En la segunda mitad los Buckeyes, que levantaron el castigo al escolta Marc Loving, igualaron de nuevo el resultado para caer derrotados por un triple en los últimos segundos de Denzel Valentine (17 puntos, 3 rebotes, 3 asistencias), casualmente en el día de San Valentín (chiste fácil que cuadra mejor en inglés).

Michigan ganaba de 7 a Illinois a 3:18 del final (43-50). Kendrick Nunn (21 puntos, 4 de 7 en triples) dio la asistencia y anotó los 5 puntos que permitieron a los Fightin Illini forzar una prórroga en la que aportó 4 puntos más. El pívot Nnanna Egwu (12 rebotes, 4 tapones) sumó sus 6 puntos en la prolongación. Los Wolverines encajaron en estos 8:18 un parcial de 21 a 2 en el que sus dos únicos puntos llegaron gracias a dos tiros libres de Abdur-Rahkman a 14 segundos de acabarse los 5 minutos de más. El marcador final fue de 64 a 52. Los jugadores de John Beilein habían mantenido una reunión sin la presencia de técnicos días antes de este encuentro. Parece que no sirvió de mucho.

Big 12

Bill Self, entrenador de la octava del ranking Kansas, introdujo a Cliff Alexander en el cinco titular en su visita a la pista de Texas Tech (51-73) desplazando al habitual Jamari Traylor. El pívot freshman le agradeció el detalle con  10 puntos, 5 rebotes y 4 tapones en 20 minutos en los que no dejó unos cuantos mates. Ante la debilidad del rival, el técnico de los Jayhawks se dio el lujo de dar minutos a todos y cada uno de sus 15 jugadores.

La líder de esta conferencia también solventó con un triunfo su segundo partido de la semana (74-64), a pesar de un flojo inicio. La 16 Baylor tenía 13 puntos de ventaja (10-23) después de dominar claramente el rebote durante los primeros 8 minutos del encuentro (1 a 11). Kelly Oubre (18 puntos, 6 rebotes, 4 de 6 en triples) y Wayne Selden (15 puntos, 3 rebotes, 4 asistencias) desde la línea de tres puntos, y Perry Ellis (18 puntos, 6 rebotes) machacando el aro acercaron a los Jayhawks hasta el 27 a 33 con el que se cerró la primera parte.

Volviendo del descanso 7 puntos de Selden redujeron al mínimo el margen de los Bears. A partir de ese momento, Kansas empezó a imponer su dominio de la mano de Perry Ellis y el inesperado Landen Lucas (9 puntos en el segundo período), a pesar de los esfuerzos de Kenny Chery (17 puntos, 3 asistencias) por evitarlo. Rico Gathers (18 puntos, 8 rebotes) vio rota su racha de 4 partidos seguidos con un mínimo de 15 capturas bajo los tableros.

Baylor venía de permitir en su propia pista que la 21 Oklahoma State rompiera la maldición del recién llegado al ranking (65-74). Los locales lograron un parcial de 11 a 2, con 9 puntos de Taurean Prince (20 puntos) en 100 segundos, durante los últimos minutos de la primera parte. Su falta de acierto posterior permitió a los Cowboys recuperarse antes de cerrarse el período. Volviendo de los vestuarios los visitantes se escaparon en el marcador gracias a sus triples. Phil Forte, el termómetro de Oklahoma State, anotó 16 de sus 18 puntos (3 de 7 en triples) en la segunda parte. Su compañero Le’Bryan Nash fue el máximo anotador con 22 puntos mientras el Bear Rico Gather firmaba un doble doble monstruoso (16 puntos, 16 rebotes).

La 17 Oklahoma sumó la mejor anotación del curso en su triunfo sobre la 14 Iowa State (94-83). El acierto exterior de Dustin Hogue (19 puntos, 4 de 5 en triples) y Naz Long (14 puntos, 4 de 7 en triples) y los mates de Jameel McKay (16 puntos, 9 rebotes) concedieron a los visitantes la iniciativa durante la primera mitad. La reacción local llegó de la mano de Buddy Hield (17 puntos) en los últimos minutos antes de un descanso al que se llegó con empate en el marcador, y se prolongó en la segunda mitad con la ayuda destacada de Tashawn Thomas (22 puntos, 11 rebotes, 5 asistencias, 3 tapones)  y Isaiah Cousins(19 puntos, 4 asistencias).

Iowa State, segunda de la conferencia, evitó ser sobrepasada en la clasificación por Oklahoma superando a la 21 del listado de AP y cuarta de la Big 12 West Virginia (79-59). Los Cyclones, que llegaron al descanso con una ventaja de 4 puntos a pesar de no estar acertados en ataque, cimentaron su triunfo en el parcial de 14 a 2 con el que abrieron la segunda parte. El base Monte Morris (19 puntos, 3 rebotes, 5 asistencias, 3 robos) clavó dos triples en estos momentos del encuentro. El alero reserva Abdel Nader brilló con 16 puntos y 7 rebotes en 21 minutos. El pívot Jamaal McKay (12 puntos, 8 rebotes, 5 tapones) se consolida en el quinteto titular de los locales en lugar del escolta Bryce Dejean-Jones (10 puntos), y parece que ambos jugadores se han amoldado bien a sus nuevos roles.

La única victoria de West Virginia en sus últimos 4 compromisos se produjo frente a un rival propicio, una Kansas State (76-72) con su líder anotador Marcus Foster apartado del equipo. Aunque  a punto estuvieron de desaprovechar la ocasión los Mountaineers, que pasaron de ganar de 10 a 5 minutos del final a perder de 2 a 2:25 después de encajar un parcial de 0 a 12 dirigido por Nigel Johnson (14 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias) y Nino Williams (22 puntos). Durante esta racha los locales fallaron 5 tiros libres consecutivos. Por suerte para los de Bob Huggins, a los Wildcats se les acabó el acierto. En el tiempo restante perdieron 3 balones y fallaron 3 de sus 4 tiros libres.

Marcus Foster (14 puntos) reapareció frente a Oklahoma tras estar castigado 3 partidos, y Kansas State cerró una racha de 5 derrotas consecutivas (59-56). El base, que no figuró en el quinteto titular, fue el autor del triple que dio el triunfo a los Wildcats. Se repetía así la historia de la primera vuelta de esta liga regular, en el que Foster decidió el resultado con un triple final. Los locales también basaron su éxito en los tiros libres. Tras el triple de Justin Edwards que les ponía 5 arriba a 9:25 del final, sólo anotaron 2 canastas más (ambas de Foster) aunque acertaron en 8 de sus 10 tiros libres. Las otras claves del resultado fueron la buena defensa sobre el escolta Buddy Hield (14 puntos) y los problemas de faltas del ala pívot de los Sooners Ryan Spangler y su sustituto Khadeem Lattin.

Oklahoma State, 21 del ranking, no pudo vencer en su visita a la pista de Texas Christian (70-55). Phil Forte se quedó en 7 puntos y 1 de 5 en triples. Como ya hemos comentado en artículos anteriores, cuando el tirador se queda en estos números su equipo pierde. Los Horned Frogs lanzaron su ofensiva definitiva en oleadas en forma de dos parciales de 10 a 0 en la segunda mitad. Los Cowboys, que neutralizaron el primero pero acabaron cediendo ante el segundo, veían romperse una racha de 3 victorias consecutivas, todas ellas frente a conjuntos ranqueados. TCU, por su parte, cerraba una serie de 7 derrotas seguidas. Los locales, tras empezar el curso ganando sus 13 primeros partidos, sólo han sumado 2 victorias en los 12 posteriores.

Conference USA

Southern Mississippi acabó con solo cuatro jugadores en pista su partido en casa contra Florida International (71-73). Enero fue un mes muy duro para los Golden Eagles. Primero la propia universidad excluyó al equipo del torneo de conferencia y de una hipotética participación en el torneo nacional de marzo a causa de unas presuntas irregularidades cometidas por su entonces técnico Donnie Tyndal (ahora al frente de Tennessee). Luego declaró no elegibles para jugar a 2 miembros de la plantilla, sin que hayan trascendido los motivos. Así que el equipo se presentó al encuentro contra FIU con 7 jugadores, de los que 3 fueron eliminados por faltas (el último a 48 segundos del final de la prórroga). Y aún así Chip Armelin (24 puntos, 8 rebotes) tuvo un tiro para alargar el enfrentamiento 5 minutos más.

Missouri Valley

Una semana más se mantuvo la hegemonía de Northern Iowa y Wichita State en esta conferencia. Illinois State lo sufrió por partida doble en sus dos partidos de la semana. Los primeros, 13 del ranking, la apalizaron entre semana (83-64) con el pívot Seth Tuttle (23 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias) anotando 18 de puntos en los primeros 9 minutos del enfrentamiento. Los segundos también la derrotaron el fin de semana (62-68), aunque un inoportuno colapso ofensivo de los Shockers les dio alguna opción. Los quinceavos del ranking vieron como durante la segunda mitad su ventaja se reducía de 11 puntos hasta tan sólo 2 después de sumar únicamente 6 puntos en un intervalo de 9 minutos.

Mountain West

Wyoming está notando la baja por mononucleosis de su estrella Larry Nance Jr. Tras caer en su visita a San Diego State (67-41) los Cowboys encadenaban dos derrotas consecutivas por primera vez esta temporada. Con este triunfo los Aztecs se ponían líderes en solitario de su conferencia, un honor que hasta hace poco reclamaban sus rivales. Wyoming rompió su mala racha derrotando al colista San Jose State (no conoce la victoria en esta liga tras 12 partidos disputados) por 77 a 60, aún sin Nance.

Pacific 12

Arizona, séptimo equipo del Top 25, derrotó fácilmente esta semana a Washington (86-62). Los Huskies han encadenado 7 derrotas consecutivas desde la expulsión del equipo de Robert Upshaw, líder taponeador en aquel momento de la Division I. Los Wildcats dejaron sentenciado el partido frente a Washington State (59-86) en el descanso al que se llegó con un marcador de 19 a 53 gracias a su buena defensa, su acierto en el tiro (60%) y su clara superioridad en el rebote en los primeros 20 minutos (9 a 30).

Utah, 11 del ranking y colíder de conferencia, superó claramente a un rival complicado como Stanford (75-59) liderada por Delon Wright (15 puntos, 5 rebotes, 4 recuperaciones). Los Utes rompieron el partido entre los dos minutos finales de la primera parte y los 5 primeros de la segunda con un parcial de 21 a 2. California plantó cara en su visita a Utah (76-61) durante 15 minutos gracias a los 17 minutos anotados en ese tiempo por Tyrone Wallace (26 puntos, 7 rebotes). La alegría les duró lo que tardaron los de Larry Krystowiak en ajustar su defensa.

Por detrás de estos dos equipos tenemos empatados en la clasificación a Oregon y UCLA gracias al triunfo de los segundos sobre los primeros (72-63). Norman Powell (23 puntos) y Kevon Looney (18 puntos, 11 rebotes) intentaron romper el partido de salida para los locales, pero los 5 triples de Jalil Abdul-Bassit (24 puntos, 7 de 12 en triples) en la primera mitad se lo impidieron. En la segunda parte, lejos de aflojar, Powell y Looney mantuvieron su ritmo de anotación. Los Ducks acabaron cediendo ante el desacierto de Joseph Young (18 puntos, 6 de 17 en tiros) tras el descanso.

Southeastern Conference    

John Calipari recuperó a Trey Liles a tiempo para la visita de Kentucky a Louisiana State, pero a punto estuvo de perder la imbatibilidad de su equipo este curso (69-71). La labor en la pintura de Jarrell Martin (21 puntos, 11 rebotes) y Jordan Mickey (16 puntos, 7 rebotes, 4 tapones) mantuvo por delante en el marcador a los locales la mayor parte de la primera mitad. Tras el descanso la número 1 del ranking parecía romper el encuentro obteniendo 13 puntos de ventaja liderada por Willie Cauley-Stein (15 puntos, 7 rebotes, 3 tapones). Pero los Tigers reaccionaron tras un tiempo muerto con un parcial de 21 a 2.

John Calipari, decidido a darles una lección a sus jugadores, desoyó a sus asistentes cuando le pedían que detuviera el partido. El entrenador confesó haber deseado que su equipo perdiera. Mejor ahora que en marzo, pensó. Y a punto estuvo de ver cumplido su deseo. Sólo faltó que el triple de Keith Hornsby (17 puntos) en los últimos segundos entrase. Pero no lo hizo. Con la lección bien aprendida los Wildcats barrieron a South Carolina (77-43). Con sus 25 victorias y ninguna derrota Kentucky ha igualado el mejor principio de temporada de su historia. Jordan Mickey, por su parte, volvió a destacar en el triunfo de LSU sobre Tennessee (55-73) con 20 puntos, 11 rebotes y 7 tapones.

La penúltima del ranking Arkansas tampoco sucumbió a la maldición del recién llegado a la lista. Los Razorbacks se dieron un banquete de puntos a costa de Auburn (87-101). Bobby Portis, máximo anotador de esta conferencia, se fue hasta los 22 puntos (a los que sumó 8 rebotes) el día en que cumplía 20 años. El encuentro se alargó hasta las dos horas y media por culpa de las 54 faltas personales y las 4 técnicas señaladas (tres para los visitantes). El partido fue bastante bronco y ambos entrenadores agradecieron la labor arbitral que evitó que la situación se descontrolase.

Arkansas se hizo con la segunda posición de la clasificación derrotando a otra de las candidatas, la Ole Miss del español Sebas Saiz (4 puntos, 3 rebotes en 22 minutos de juego). Fue un triunfo ajustado (70-71) gracias a una canasta de un jugador con el que nadie contaba para una jugada tan determinante, Manuale Watkins (8 puntos). Los Rebels fueron a rebufo de sus rivales la mayor parte del encuentro, pero consiguieron compensar su peor efectividad en los tiros a canasta (37,9% para un 47,5% de Arkansas) con su dominio del rebote (45, de ellos 21 ofensivos, por 31 de su rival). Si hubiera entrado el último tiro de Jarvis Summers habrían alargado a 7 su racha de triunfos consecutivos.

La última victoria de la serie de Ole Miss se produjo frente a Florida, uno de los equipos que llegó a la Final Four la temporada pasada y que está irreconocible en la presente. La marcha de 4 séniors es una de las causas. La otra, el flojo nivel de Chris Walker, en el que habían depositado muchas esperanzas. El pívot consiguió 7 puntos y 6 rebotes frente al español Sebas Saiz (6 puntos, 7 rebotes, 4 faltas en 15 minutos), firmemente asentado en el quinteto titular. En sus tres partidos previos había sumado un total de 1 punto y 5 rebotes.

Los Gators, sin el lesionado Michael Frazier, llegaron con ventaja en el marcador a los segundos finales. A pesar de realizar una buena defensa sobre la última posesión de los Rebels, no pudieron evitar el triple de Stefan Moody (18 puntos) que les mató (61-62). Florida volvería a caer por un solo punto frente a Texas A&M (63-62). Walker sumo 11 puntos y 4 tapones, pero él y sus compañeros flojearon en la defensa en la pintura. Los Aggies consiguieron el 66’6% de sus puntos (42) en la zona.

Southern

Virginia Military fusiló a Furman (93-59) desde la línea de triples. Hasta 24 (de 45 intentos) les clavaron los Keydets a sus rivales. VMI rompió el empate a 38 del descanso con una racha de 9 jugadas de 3 puntos seguidas (8 canastas de 3 y un 2+1) al principio de la segunda parte. Brian Brown anotó los 4 primeros triples y los dos últimos de esta racha para acabar con 29 puntos (9 de 14 en tiros de 3 puntos en total, 8 de 10 en los segundos 20 minutos). Su compañero Tim Marshall (25 puntos) contribuyó con 7 triples más de 15 intentos.

West Coast

Gonzaga, tercer equipo del ranking, se convirtió en el primero de la máxima categoría universitaria en llegar a los 25 triunfos (por tan sólo una derrota) este curso. Loyola Marymount le dio las máximas facilidades para ello (80-51). Antes de que los visitantes hubieran podido sumar un solo punto, los Bulldogs ya llevaban 20 en su casillero. Al descanso el partido estaba sentenciado (44-15) después de que los Lions hubiesen acertado tan sólo 3 de sus 25 lanzamientos de campo (12%). Pepperdine le planteó más problemas a Gonzaga, pero acabo cediendo en la segunda parte (56-48).

La ventaja de los Zags al frente de su conferencia se amplió gracias al triunfo de la tercera, Brigham Young, sobre la segunda, la Saint Mary’s (82-60) del pivot Brad Waldow (17 puntos, 5 rebotes). Kyle Collinsworth lideró a los mormones con 17 puntos (8 de ellos en el parcial de 13 a 0 que rompió el encuentro en la primera parte) y 9 rebotes. El alero de BYU estuvo a punto de conseguir su sexto triple doble de la temporada (12 puntos, 12 rebotes, 9 asistencias) en la abultada victoria sobre Pacific (84-59).

Versión íntegra del artículo publicado en http://www.encancha.com, febrero 2015

Kentucky recupera la unanimidad como número 1 de la NCAA

9 Feb

Kentucky encabezó una semana más (como ha hecho desde el principio de la temporada) el ranking de Associated Press. La derrota de Virginia, además de dejarle como el último equipo invicto de la Division I, le ha devuelto el honor de ser líder unánime de la lista (algo que no conseguían desde el 4 de enero).

Gonzaga aprovechó el traspié de Virginia para subir hasta el segundo lugar del podio, desplazando a los Cavaliers a la tercera posición. Duke y Wisconsin completaron el Top 5, precediendo a Arizona, Villanova, Kansas, Louisville y Notre Dame. Ohio State (20) y Southern Methodist (23) volvieron al ranking a costa de las defenestradas Miami e Indiana. Texas, tras su mala semana anterior, recibió un aviso de expulsión cayendo desde el número 19 del ranking hasta el 25 y último. Georgetown, penúltima, también fue amonestada. Florida A&M (MEAC) es el único equipo que sigue sin saber lo que es ganar un partido este curso, tras el primer triunfo de la temporada de Central Arkansas.

American

Southern Methodist no se libró de la mala estrella que persigue a los recién llegados al ranking. Los antepenúltimos del Top25 y segundos de su conferencia perdieron ante los terceros de la American, Cincinnati  (54-62), un equipo que los ha derrotado en sus dos enfrentamientos en esta fase de la temporada. Los locales no supieron aprovechar el mal inicio de los Bearcats, con 10 pelotas perdidas en los 10 primeros minutos. Sus rivales si sacaron partido del mal final de SMU. En los 7 minutos finales, mientras los ranqueados se quedaban en un 4 de 14 en los tiros de campo, Cincinnati anotaba 5 de sus 7 tiros a canasta y 5 de sus 7 tiros libres.

El sábado se recuperaron derrotando al hasta entonces líder invicto de esta conferencia, Tulsa (57-68). La defensa de los Mustangs dejo a su rival sin anotar durante 7 minutos y 21 segundos de la segunda mitad. En este lapso de tiempo, el marcador pasó de un empate a 43 a un 43-58 tras 8 puntos del pívot Cannen Cunningham (16 puntos, 3 tapones) y 5 y una asistencia del base de 1’75 Nic Moore (23 puntos, 3 rebotes, 7 asistencias). James Woodard anotó 12 puntos para los Golden Hurricanes durante la primera parte. No volvió a sumar hasta que consiguió su quinto triple del encuentro a 2 segundos del final.

Atlantic Coast

Tras perder su imbatibilidad frente a Duke en la semana previa, la 3 del ranking Virginia dio un paso al frente venciendo a la 12 North Carolina (64-75). Los Cavaliers tenían muy claras las claves para ganar. La primera, anular a Marcus Paige. La estrella de UNC anotó 15 puntos, pero diez de ellos sólo sirvieron para maquillar el resultado en los dos últimos minutos y medio. La segunda, marcar el ritmo y evitar puntos en transición. Y la tercera, cerrar su aro a los pívots rivales con marcajes dobles en cuanto recibían.

Los Tar Heels resistieron durante los primeros 20 minutos aprovechando la descoordinación virginiana en los 2 contra 1 en defensa. En la segunda los de Tonny Bennett corrigieron sus errores. Los locales anotaron el 52% de sus lanzamientos en la primera parte (14 de 27) y el 38% en la segunda (11 de 29).  Sólo hizo falta que el base London Perrantes (15 puntos, 6 asistencias), habitualmente oscurecido por Malcolm Brodgon (17 puntos, 3 rebotes, 3 asistencias), empezase a anotar para que su rival cayera como fruta madura.

Louisville, novena del ranking, fue la siguiente víctima de Virginia (52-47). La clave fue nuevamente la defensa. A 10:32 del descanso, Montrezl Harrell empataba a 13. Los Cardinals no volvieron a sumar ningún punto hasta que se había disputado un minuto y medio de la segunda parte. El marcador era 15-24, porque los de Pitino también saben defender y eso evitó que Virginia consiguiera una diferencia definitiva.

Justin Anderson se lesionó un dedo de la mano izquierda en la segunda mitad. Fue operado el domingo y estará entre 4 y 6 semanas de baja. Louisville aprovechó la ausencia del líder anotador de su rival para buscar el triunfo, aunque la tercera de la lista de AP supo resistir. Chris Jones forzó un 2+1 a 18 segundos del final, pero falló el tiro libre. Malcolm Brogdon (15 puntos) se mostró más acertado en la siguiente jugada, y dejó el resultado decidido con dos lanzamientos desde la línea de personal.

Tal como había pasado en su victoria previa frente a Miami (55-63), sólo 4 jugadores de los Cardinals aportaron puntos: Terry Rozier (16 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias), Montrezl Harrell (12 puntos, 6 rebotes), Chris Jones (11 puntos, 5 rebotes) y Wayne Blackshear (8 puntos, 7 rebotes). No es extraño, los cuatro acapararon los minutos de juego (293 de 400 posibles durante la semana) y los tiros a canasta (87 de los 94 totales).

Duke, cuarta del ranking, superó a una Georgia Tech que nunca se dio por vencida (72-66). Quinn Cook, el único sénior de los Blue Devils, hizo realidad el dicho de que “la veteranía es un grado”. El base anotó sus 17 puntos en una segunda mitad en la que si bien su equipo fue siempre por delante, nunca pudo despegarse de su rival. Los Yellow Jackets entraron en el último minuto perdiendo de 4, pero dejaron escapar muchas de sus opciones de dar la sorpresa cuando primero Matt Jones y luego Justise Winslow (15 puntos, 10 rebotes, 3 asistencias) les robaron la pelota. Winslow selló el marcador con un tapón a falta de 4 segundos.

En su segundo partido de la semana el equipo de Mike Krzyzewski pudo vengarse de la derrota que encajó frente a Notre Dame el pasado 28 de enero. La décima del Top 25 abrió el partido con dos triples a cargo de Steve Vasturia (15 puntos) y Pat Connaughton. La respuesta de Duke fue contundente. Primero anotando 14 puntos seguidos, 6 de ellos de Justise Winslow (19 puntos, 11 rebotes, 4 asistencias). Con la participación destacada de Matt Jones (17 puntos) el parcial global acabó siendo de 43 a 7.

Duke anotó el 81% de sus lanzamientos en la primera parte. Tras llegar al descanso perdiendo 50 a 24, los Fightin Irish vieron como Winslow y Jahlil Okafor daban réplica a sus intentos de acercarse en el marcador. El pívot sólo pudo jugar 8 minutos en el primer período antes de cometer su segunda falta, pero aprovechó sus minutos en el segundo para acabar con 20 puntos y 10 rebotes. En sus 23 partidos jugados en la NCAA aún no ha bajado de la decena en anotación. La defensa de los Blue Devils estuvo muy pendiente del que fue su verdugo en la primera vuelta de la liga regular, un Jerian Grant al que dejaron en 7 puntos.

Notre Dame venía de superar a Boston College (71-63). Los Fightin Irish ganaban de 25 tras 15 minutos de juego, pero un triple desde el centro de la pista de Dimitri Batten justo antes del descanso le devolvió a los Eagles su espíritu combativo. Oivier Hanlan (28 puntos con 6 de 9 en tiros de 3, 4 rebotes, 4 asistencias) puso a los visitantes a tan sólo 6 puntos a 1:47 del final después de encestar 14 puntos (con 4 triples) seguidos en un parcial de 9 a 21. Hanlan volvió a brillar con 30 puntos frente a North Carolina, aunque tampoco pudo evitar la derrota de los suyos (68-79).

Atlantic 10

La 18 del ranking Virginia Commonwealth dejó atrás en el marcador a George Mason en la segunda mitad (60-72). En la primera había perdido por lesión a otro de sus jugadores claves, su máximo anotador Treveon Graham (se volvió a lesionar el tobillo izquierdo del que andaba renqueante desde hace 3 semanas). Además de a su mejor defensor (Briante Weber), el entrenador Shaka Smart ha perdido ahora a su mejor atacante.

Sin estos dos jugadores, autores de cerca de la tercera parte de los puntos del equipo esta temporada, VCU cayó ante Saint Bonaventure (73-71) con una canasta en el último segundo de Marcus Posley (15 puntos, 6 rebotes). Era la segunda acción de este tipo de Posley durante la semana. El jugador también le había dado el triunfo a los Bonnies en la pista de Davidson (61-62). Los locales abrieron el partido con un parcial de 9 a 1 y fueron siempre por delante en el marcador hasta que Jordan Burgess empató a 71 para los Rams a 18 segundos del final. Posley evitó la prórroga.

Trey Davis (26 puntos) demostró su sangre fría en el triunfo de Massachusetts en la pista de Fordham (72-78). Los Minutemen entraron en el último minuto ganando de 5. Davis se dedicó a acaparar el balón para recibir las faltas de sus rivales. La táctica funcionó a la perfección ya que convirtió los 10 que lanzó.

Big East

Villanova,  séptima de la lista de AP, dio buena cuenta de una débil Marquette (70-52) antes de obtener su revancha del partido de la primera vuelta contra la 24 Georgetown (69-53). Ryan Arcidiacono (9 puntos, 1 de 6 en triples) rompió su buena racha desde la línea de 3 puntos ante los Hoyas (12 de 21 en sus 4 partidos anteriores en los que no había bajado de los 10 puntos).

Darrun Hillard (15 puntos, 6 rebotes, 4 asistencias) y Josh Hart (13 puntos) impidieron que esto fuera un problema para unos Wildcats que consiguieron 17 puntos de ventaja a 5:42 del descanso. La poca presencia en el encuentro del base D’Vauntes Smith-Rivera (2 puntos, 3 rebotes, 3 asistencias, 3 recuperaciones) y del pivot Joshua Smith (7 puntos, 2 rebotes) frustró cualquier intento de remontada visitante.

La penúltima del ranking venía de caer ante una Providence que se negaba a alejarse de las primeras posiciones de la clasificación. Ante Georgetown (71-74) acabó remontando un encuentro que se les había complicado mucho. Tras unos primeros 23 minutos igualados, los Hoyas le endosaron a su rival un parcial de 16 a 2 cerrado con un triple de D’Vauntes Smith-Rivera (21 puntos). Pero Ladontae Henton (16 puntos, 6 rebotes) y Carson Desrosiers (14 puntos) entraron en ignición al tiempo que Georgetown desaparecía perdiendo seis balones y fallando 6 de sus 7 tiros a canasta en los últimos 11 minutos. Providence malogró este éxito cayendo ante Xavier (78-69) y ahora es tercera de la Big East.

Butler, 22 del ranking y segunda de la clasificación de esta conferencia, dejó sentenciada a DePaul (83-73) en el descanso gracias al acierto de Kellen Dunham (24 puntos) y Roosevelt Jones (20 puntos). Previamente, había arrollado a una Saint John’s a la que el cambio de año no le ha sentado bien (85-62). De los 12 partidos disputados el 2015, ha perdido 7. El equipo no está bien, y sus jugadores están nerviosos.

El pívot Chris Obekpa fue expulsado en la primera parte por dar un codazo a un rival. En la segunda mitad, Sir’Dominic Pointer (19 puntos, 6 rebotes) cometió falta sobre un lanzamiento triple de Kellen Dunham (21 puntos, 7 rebotes). Sus protestas le valieron una técnica y el tirador de Butler aprovechó los 5 tiros libres para poner el 50 a 30 en el marcador. Pero eso no sería lo peor de Pointer en el partido. Su “flopping” descarado pasará a la historia.

Big 10

Indiana se presentó sin James Blackmon Jr (lesionado en el tobillo) en su visita a la quinta del ranking Wisconsin. Un serio contratiempo. Si tampoco tienes una plantilla capaz de detener a un juego interior de gran calidad compuesto por Frank Kaminsky (23 puntos, 6 rebotes, 3 asistencias), Nigel Hayes (16 puntos, 3 asistencias, 5 de 5 en los tiros de campo)  y Sam Dekker (14 puntos, 6 rebotes), la derrota es inevitable.

Si además los exteriores de los Badgers también anotan la paliza puede ser considerable. Entre Josh Gasser y Bronson Koenig sumaron 26 puntos. A falta de 10 minutos los Hoosiers perdían de 30, aunque maquillaron el marcador final (92-78) anotando 5 de sus 6 últimos tiros de 3 puntos. La misma arma que les permitió capear el temporal en la primera parte (en la que acertaron en 8 de sus 11 intentos). Wisconsin también solventó con un triunfo su partido en casa frente a la colista Northwestern (65-50).

Maryland, 17 para los votantes de AP, sufrió para ganar a la Penn State (64-58) del sexto mejor anotador de la Division I,  D.J. Newbill (18 puntos, 7 rebotes, 5 asistencias). Los Terrapins necesitaron que Jonathan Graham, que jugó sus dos primeros cursos para su rival, hiciera su mejor partido de la temporada con 16 puntos (12 en la segunda mitad). Los locales tenían 5 puntos de ventaja a 2 minutos del final, pero dos triples seguidos de Brandon Taylor pusieron a los Nittany Lions a 1 justo antes de entrar en el último minuto. Newbill falló sus tres tiros mientras Dez Wells (23 puntos, 7 rebotes) y Melo Trimble sentenciaban desde la línea de personal.

En su siguiente cita los Terrapins se descalabraron en la pista de Iowa (71-55). Adam Woodbury (16 puntos, 5 rebotes) y Gabriel Olaseni  hicieron estragos en los primeros minutos en la pintura visitante mientras Peter Jok (15 puntos, 3 asistencias) anotaba 2 triples. Tras 12 minutos y medio de juego el marcador era de 24 a 5. Un arranque de orgullo de Melo Trimble (20 puntos, 3 asistencias) permitió a Maryland llegar al descanso con 17 puntos anotados (13 del freshman). El problema es que el equipo había encajado 40. En la segunda mitad Maryland tuvo una buena racha de triples, pero sólo le sirvió para rebajar su desventaja hasta los 14 puntos.

Purdue siguió escalando posiciones en la clasificación de la conferencia gracias a una racha de 4 victorias, 3 de ellas sobre equipos ranqueados. Su última víctima fue la número 20 Ohio State (60-58) que ha suspendido de forma indefinida al mejor triplista de la Big Ten, el escolta Marc Loving (53,2% de acierto desde la distancia, 11,7 puntos de media). Los Buckeyes no anotaron ningún triple en la primera parte, y acabaron el encuentro con 4 anotados de 15 intentados.

El novato D’Angelo Russell (20 puntos, 7 rebotes, 5 asistencias) se encontró muy solo frente a la buena defensa de los Boilermakers  liderada de nuevo por A.J. Hammons (7 puntos, 7 rebotes, 7 tapones). El desacierto local en los tiros libres en el último minuto (3 de 6) dio más emoción al desenlace del encuentro. La buena racha del equipo se truncó en su visita a Minnesota (62-58) por la buena defensa del equipo de Richard Pitino. Purdue cató su propia medicina.

Previamente a su triunfo sobre Maryland, Iowa había cerrado una racha de 3 derrotas consecutivas a costa de la alicaída Michigan (54-72). Los Hawkeyes consiguieron que el equipo de casa no anotase ningún punto durante los siete últimos minutos de la primera mitad. El parcial de 0 a 12 sumado en este tiempo les permitió llegar al descanso con 10 puntos de ventaja. Los Wolverines no pudieron recuperarse de este golpe. Michigan sumó una nueva derrota en su visita a Indiana (70-67), aunque esta vez plantó cara a su rival.

Michigan State ve un poco más lejos el baile de fin de curso de marzo tras una nueva derrota. Ante Illinois (54-59) los de Tom Izzo desaprovecharon una clara opción por su mal porcentaje en los tiros libres (38,9%, 7 de 18). En el último minuto los Spartans perdían de 3 cuando Travis Trice fue objeto de falta. Mientras lanzaba el 1+1, Jaylon Tate fue sancionado con una técnica, lo que concedía a los locales dos tiros libres más y la posesión de la pelota. Toda esta secuencia se tradujo tan sólo en 2 puntos (de tiros libres). En los segundos restantes, Malcolm Hill (19 puntos, 6 rebotes) si anotó los 4 que lanzó para los Fightin Illini.

Big 12

La octava de la lista Kansas frenó el ascenso de la 11 Iowa State (89-76). En la primera mitad los Cyclones habían llegado a tener 7 puntos de ventaja, pero Perry Ellis (17 puntos, 6 rebotes, 4 asistencias), Brannen  Greene (11 puntos, 4 rebotes) y Kelly Oubre(16 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias) permitieron a Kansas dominar al final de los primeros 20 minutos (35-28). En la segunda parte Wayne Selden disputó sus mejores minutos del curso para los Jayhaws.

Tras haber fallado sus tres lanzamientos (1 de ellos triple) antes del descanso, Selden anotó 5 de sus 6 tiros de tres en el segundo período para conseguir 19 de sus 20 puntos. Con el acierto del escolta y la buena defensa colectiva, el margen de su equipo subió hasta los 15 puntos. George Niang (24 puntos, 6 rebotes, 5 asistencias) intentó acercar a los visitantes sólo para ver como Oubre y Frank Mason (12 puntos, 5 rebotes, 8 asistencias) mataban de forma definitiva el partido elevando la ventaja hasta los 19 puntos.

Wayne Selden también estuvo inspirado en su siguiente encuentro (15 puntos, 4 de 5 en triples), pero eso no evitó que Kansas cayera ante Oklahoma State (67-62), el equipo para el que había jugado su entrenador Bill Self en sus tiempos de estudiante. El alero de los Cowboys Le’Bryan Nash (18 puntos, 5 rebotes) cometió su segunda falta a 11 minutos del descanso. Con él en el banquillo, Kansas se escapó de 14 puntos.

Los de casa abrieron la segunda parte con un parcial de 14 a 1 que minimizó los 11 puntos que habían cedido al final de la primera mitad. En un final emocionante, Nash dio aire a sus contrarios fallando un 1+1 con 53 segundos por jugarse. Phil Forte siguió su ejemplo 43 segundos más tarde. Por suerte para ellos, los Jayhawks que no habían visto aro durante los segundos 20 minutos (27% de acierto) tampoco lo hicieron en los últimos segundos.

Mientras Kansas caía, Iowa State se recompuso con una contundente victoria frente a la penúltima Texas Tech (75-38). En la primera vuelta los Red Raiders les habían superado gracias a su acierto en el triple. Los Cyclones, con la lección bien aprendida, controlaron a la perfección a los francotiradores rivales que sólo anotaron 4 de sus 20 lanzamientos lejanos. Toddrick Gotcher (11 puntos) anotó 3 triples seguidos al final de la primera parte para acercar a los visitantes a 16 puntos del equipo del exNBA Fred Hoiberg, pero fue un espejismo de reacción.

Oklahoma, 21 del Top 25, consiguió un upset frente a la 15 West Virginia (71-52). Los locales superaron la presión a toda pista con la que los Mountaineers acostumbran a desarbolar a sus contrincantes. En el primer partido del curso entre ambos conjuntos, el 13 de enero, los Sooners perdieron 23 balones. En este segundo rebajaron la cifra a 13. Una vez superadas las líneas enemigas, a los locales les costó bien poco encontrar posiciones cómodas para anotar. Liderado por Buddy Hield (21 puntos, 5 rebotes, 5 de 7 en triples), el equipo acabó con un porcentaje de acierto en el tiro del 61,4%). De haber estado algo más finos en los tiros libres (11 de 22), su triunfo podría haber sido histórico. Oklahoma también salió victoriosa de su siguiente compromiso contra Texas Christian (56-68).

West Virginia cerró una semana desastrosa con una derrota ante Baylor (69-87), 19 del ranking. Los Bears venían de darse un festín ante el último de la conferencia Texas Christian (77-57) con 14 puntos, 17 rebotes y 3 tapones de Rico Gathers. El ala pívot volvió a hacer estragos en la pintura, anotando 17 puntos y capturando 16 rebotes. Una vez más la presión a toda pista del equipo que entrena Bob Huggins se volvió en su contra ante un rival que la tenía perfectamente estudiada. Baylor la superó con pases largos para sus triplistas, claves en el parcial de 21 a 0 que puso el 3 a 23 en el marcador y que noqueó a los Mountaineers. Tanto como la contundencia de Gathers.

La colista del Top 25 Texas encadenó su cuarta derrota consecutiva cayendo en la prórroga frente a Oklahoma State (63-65). Los Longhorns llegaron al descanso 9 abajo después de regalar 14 balones durante la primera parte. El equipo de Rick Barnes tenía la baja de Javan Felix, y al inicio de la segunda mitad perdió a Jonathan Holmes por un golpe en la cabeza. Y aún así fue capaz de empatar a 56 al final de los 40 minutos con 6 puntos seguidos de Isaiah Taylor (18 puntos) en los últimos 75 segundos. Phil Forte (14 puntos), a quien los seguidores locales no habían dejado de dedicar canticos de “airball, airball” durante todo el encuentro (3 de 13 en los tiros de campo), les sentenció con 2 tiros libres a 2 segundos de acabar la prórroga. Le’Bryan Nash demostró sus cualidades atléticas con un gran mate.

Kansas State cayó claramente en casa del penúltimo de la Big 12 Texas Tech (64-47). Dos causas explican este resultado. La primera, el buen partido de los locales Toddrick Gotcher (15 puntos) y Devaungntah Williams (22 puntos). La segunda, la suspensión por violar las reglas internas de los Wildcats del novato Malek Harris y de su máximo anotador Marcus Foster (14 puntos de media). Bruce Weber, entrenador visitante, dijo que “desde el principio de la temporada arrastramos demasiada inmadurez, falta de disciplina y de consistencia, dentro y fuera de la pista”.

Si había un rival propicio para que Texas rompiera su mala racha, éste era Kansas State. Y aún así, a punto estuvo de no conseguirlo (57-61). Los tejanos, sin los lesionados Felix y Holmes, ganaban 12 a 24 a 4:16 del descanso aprovechando que los Wildcats habían fallado 18 de sus 21 lanzamientos a canasta. Pero con su referente interior Thomas Gipson (5 puntos, 5 rebotes) anulado, Kansas State recurrió a cuatro triples de Tre Harris (12 puntos) para recuperarse en el marcador.

Los Longhorns volvieron a marcharse, esta vez de 7 puntos, pero dos triples de Nigel Johnson(10 puntos) y otro de Nino Williams (13 puntos, 8 rebotes) dejaban a los locales a 2 puntos con 34 segundos por jugarse. Isaiah Taylor (23 puntos, 4 asistencias) falló dos tiros libres para los visitantes, mientras Gipson le devolvía el favor errando la canasta que podía forzar la prórroga y evitar la quinta derrota en 6 partidos.

Missouri Valley

Northern Iowa, 14 del ranking, se deshizo de Indiana State (51-61) gracias a su asfixiante defense y otro buen partido de su pivot Seth Tuttle (15 puntos, 8 rebotes, 5 asistencias). Frente a Drake (69-53) Tutttle volvió a brillar (16 puntos, 3 rebotes, 4 asistencias). Los Panthers ganaban de 16 al descanso tras haber anotado 8 de sus 13 lanzamientos triples, 4 de ellos a cargo de Matt  Bohannon (14 puntos). Su compañero Paul Jesperson (12 puntos) también convirtió 4 triples, aunque repartidos entre las dos mitades.

Wichita State, 16 del ranking, dio por cerrado su partido ante Bradley antes de tiempo (59-62). A 12:42 del final ganaban de 14. En el tiempo restante no consiguieron ninguna canasta de campo. Fueron sobreviviendo gracias a los tiros libres hasta que un parcial de 8 a 1 puso a los locales un punto abajo con 5 segundos por jugarse. Dos tiros libres de Fred VanVleet y una pelota recuperada por Evan Wessel aseguraron el triunfo de los Shockers. VanVleet consiguió un triple doble (10 puntos, 10 rebotes, 11 asistencias, 4 robos) en el triunfo posterior contra Missouri State (78-35).

Pacific 12

La sexta de la semana Arizona cayó en el derbi frente a Arizona State (81-78). Los Sun Devils jugaron un partido completísimo. En la primera mitad recuperaron una diferencia de 7 puntos para irse al descanso con esa misma ventaja. Su buen movimiento de balón les concedió lanzamientos libres de defensa, con una buena dirección de Tra Holder (15 puntos, 8 asistencias). Savon Goodman (15 puntos, 9 rebotes) abrió la segunda mitad con 4 canastas en la pintura.

Los Wildcats, liderados por T.J. McConnell (25 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias), Stanley Johnson (16 puntos), Brandon Ashley (13 puntos, 6 rebotes) y Rondae Hollis-Jefferson (14 puntos, 8 rebotes), se acercaron a tan sólo 2 puntos a falta de 6 minutos. Un triple de Bo Barnes (18 puntos, 3 rebotes) entrando en el último minuto y 4 tiros libres anotados por este mismo jugador en los 20 segundos finales evitaron la remontada visitante. Por suerte para él, el público solo se preocupaba en distraer a los Wildcats.

Utah, 13 del ranking, aprovechó el tropezón de los de Sean Miller para igualarles en la clasificación. Los Utes superaron a una Colorado (51-79) que acusó la baja de su mejor jugador, Askia Booker. Brandon Taylor (18 puntos, 6 asistencias) sacó el máximo partido del poco acierto de los Buffaloes a la hora de defender su línea de 3 puntos, anotando 6 de sus 9 lanzamientos desde esa distancia.

El partido entre Stanford y UCLA (67-69) fue una emocionante montaña rusa con hermosas subidas y terroríficos descensos para el equipo de Steve Alford. A 3:31 del final de la primera parte los visitantes ganaban de 16 (15-31). Al descanso los Cardinals habían reducido su desventaja a 6 puntos con un parcial de 10 a 0. Con Norman Powell (20 puntos, 8 rebotes, 3 asistencias) anotando 10 puntos seguidos la ventaja de los Bruins subió hasta los 22 a 11:24 para acabar el encuentro. Los jugadores que dirige Johnny Dawkins volvieron a remontar impulsados por Anthony Johnson (19 puntos, 9 rebotes) y Roscoe Allen (13 puntos, 5 rebotes), y tuvieron su oportunidad de ganar en un triple de Chasson Randle con el tiempo agotándose.

UCLA vio quebrarse su racha de 3 triunfos con una derrota en su visita a California (64-62). Los locales se están especializando en victorias ajustadas, venciendo por tercera vez consecutiva con una canasta en los últimos segundos. Ante el equipo de Los Angeles su autor fue Dwight Tarwater. Tras ir por detrás en el marcador durante la primera mitad, el equipo de Steve Alford abrió la segunda parte con un parcial de 2 a 12 que le dio la iniciativa. Kevon Looney (10 puntos, 11 rebotes) estuvo muy activo en esta fase del encuentro. California se recuperó, aunque a 3:30 del final perdía de 5 tras una canasta de Tony Parker (20 puntos, 7 rebotes). Dos triples de Jabari Bird (16 puntos, 6 rebotes, 3 asistencias) acercaron a los de casa lo suficiente para que Tarwater pudiera ser el héroe de la noche.

Southeastern Conference

Trey Liles se ha perdido tres partidos de la líder del ranking Kentucky a causa de una enfermedad no especificada por la universidad. Con esta baja Calipari se ha quedado sin aleros (Poythress es baja para todo el curso) y ha tenido que recomponer su sistema de dos unidades de juego. En el triunfo frente a Georgia, Willy Cauley-Stein, Karl Towns (15 puntos, 13 rebotes, 3 asistencias) y Andrew Harrison (23 puntos, 7 asistencias) superaron los 31 minutos en pista, lo que vino a ser una auténtica novedad. Estos dos últimos jugadores protagonizaron acciones claves en los últimos minutos para doblegar a unos correosos Bulldogs.

La vigente campeona del torneo de marzo Florida se hunde un poco más cada semana. Vanderbilt, que venía de perder sus 7 encuentros anteriores, les derrotó 67 a 61. Los Commodores se aprovecharon del mal inicio de partido de los visitantes, fallando sus 9 primeros lanzamientos, para conseguir un parcial de 15 a 0. Los de Billy Donovan se acercaron en el marcador en diversas ocasiones, pero sin llegar nunca a culminar su remontada. Michael Frazier fue el máximo anotador de los Gators, con 21 puntos (además de 5 rebotes y 6 recuperaciones), pero su buena actuación se vio empañada por una escandalosa simulación de falta.

En la situación en que se encuentra, resultaba utópico pensar que Florida podía derrotar a Kentucky. No obstante, dio mucha guerra al último equipo invicto de la Division I (61-68). En la primera mitad los Gators llegaron a ganar de 9. Los de Donovan dominaban al descanso 30 a 28 con 10 puntos de un Michael Frazier que se lesionó mediada la segunda parte. A 12 minutos del final un mate de Willie Cauley-Stein cambió la dinámica.

Kentucky mandaba por fin, aunque sin conseguir despegarse de su rival hasta el final, cuando Florida estuvo 2 minutos sin anotar. Kasey Hill (12 puntos, 6 asistencias) rompió esta sequía con 15 segundos en el cronómetro. Todos los puntos de los de Calipari excepto 1 se repartieron entre 4 de sus jugadores, los titulares Cauley-Stein (13 y 5 rebotes), Karl Towns (19 y 8 rebotes), Aaron Harrison (23) y el reserva Devin Booker (12).

Southland

Nicholls State derrotó a New Orleans (67-55) en el duelo entre 2 de los 4 últimos equipos de esta conferencia. Los vencidos Privateers perdieron más balones (23) que canastas convirtieron (16). Los vencedores Colonels lo hicieron algo mejor, aunque sin llegar al nivel de aprobado (19 pérdidas por 25 canastas). Se pitaron 56 faltas, lo que favoreció a los infractores ante el escaso acierto desde la línea de tiros libres de ambos equipos (13 de 31 los de casa, 22 de 33 los visitantes). Este mate de JaMarkus Horace (fueron sus únicos puntos para Nicholls) fue lo más positivo del encuentro.

Central Arkansas se quedó a tan sólo 3 puntos de sumar su primer triunfo del curso, en uno de los encuentros de más alta anotación de la semana. Northwestern derrotó a los Bears 108 a 110, en un partido SIN prórrogas. Una buena racha en los triples de los locales al inicio de la segunda parte (convirtieron 6 de sus 7 primeros intentos) les dio 12 puntos de ventaja a 12 minutos del final. Jalan West (28 puntos, 7 rebotes, 7 asistencias) y Zeek Woodley (26 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias, 6 recuperaciones) se conjuraron para remontar y acabar con la ilusión de sus rivales.

Finalmente Central Arkansas consiguió estrenar su casillero de victorias tras 19 derrotas. Y lo hizo ante New Orleans (70-67), aunque a punto estuvieron de no conseguirlo. Los Bears ganaban de 15 (64-49) a 5:35 del final, momento en el que se olvidaron de defender. Los visitantes les endosaron un parcial de 3 a 18 que empató el encuentro a falta de 1:57 para la conclusión del partido. Mientras los Privateers fallaban sus dos lanzamientos de campo a partir de ese instante, los locales acertaron 3 de sus 4 tiros libres.

West Coast

Santa Clara hizo sufrir a la 2 Gonzaga durante la primera mitad de su duelo (63-77). A pesar de su increíble acierto en el tiro (acabaron el encuentro con un porcentaje de acierto del 69%), los Bulldogs perdían al descanso tras haber cedido 10 balones al rival en la primera mitad. En la segunda cortaron esta sangría y apretaron en defensa, lo que les permitió firmar el parcial de 3 a 16 que desequilibró el encuentro. Kyle Wiltjer (22 puntos, 6 rebotes) provocó los abucheos del público local con una mate en el último segundo que su enfadado entrenador, Mark Few, consideró innecesario e irrespetuoso.

San Francisco también vendió cara su derrota ante Gonzaga (70-81). Kyle Wiltjer (29 puntos, 11 rebotes) anotó 16 de los primeros 24 puntos de su equipo en la segunda parte. Los Bulldogs aprovecharon su acierto para construir una ventaja de 10 puntos pero los Dons no se rindieron. Mark Tollefsen (18 puntos) dejaba a los locales 5 abajo con un triple a 1:43 del final. Pero mientras la pelota volaba, su compañero Matt Glover se sacudía de encima a Kevin Pangos (17 puntos, 4 asistencias). La acción fue castigada con una técnica. El base canadiense anotó los dos tiros libres y Wiltjer culminó la posesión adicional con la canasta que apagó los ánimos locales.

Kyle Collinsworth batió el récord de triples dobles en una temporada para un jugador de la Division I. El polivalente alero de la Universidad de Brigham Young elevó a 5 su registro de este curso con sus 23 puntos, 12 rebotes y 10 asistencias en el triunfo de su equipo en la pista de Loyola Marymount por 68 a 87. La siguiente marca a batir es la de triples dobles a lo largo de una carrera universitaria, que ostentan con 6 Michael Anderson (1985-88) y Shaquille O’Neal (1990-92).

Esta es la segunda entrega del resumen de esta semana de la actualidad NCAA. La primera estaba dedicada al fallecimiento del mítico entrenador Dean Smith y a la autosanción de Syracuse, probablemente para evitar una mayor.

Versión integra del artículo publicado en http://www.encancha.com, febrero 2015

NCAA: Kentucky se reafirma ante Louisville como el equipo a batir

29 Dic

Kentucky cerrará invicta la primera fase de la temporada, la de partidos fuera de su conferencia. Y lo hace como el gran favorito (con permiso de Duke) a ganar el título nacional en marzo tras una importante victoria en la pista de su rival estatal, Louisville.

La dictadura de Kentucky al frente del ranking de Associated Press se mantuvo una semana más. Después de su exhibición ante UCLA, no había motivos para lo contrario. Como tampoco había razones para que Duke, Arizona y Louisville variasen en las cuatro primeras posiciones. El clínic de defensa de Virginia ante Harvard permitió a los Cavaliers relegar a Wisconsin de la quinta a la sexta plaza de la lista. Fue el único cambio del Top 10 que completaron Villanova, Gonzaga, Texas y Kansas.

El salto hacia arriba más grande fue para Notre Dame, que pasó de la posición 21 a la 16 y el batacazo para Ohio State, desde la 12 hasta la 21. North Carolina ha subido hasta el veinteavo lugar, aún en la zona de peligro. Baylor (22), la retornada Northern Iowa (23), Colorado State (24) y Texas Christian University (TCU, 25) reemplazaron en el Top25 a las caídas en desgracia Miami, San Diego State, Butler y Michigan State. La Big 12 es la conferencia con más equipos ranqueados, 7, dos más que la Atlantic Coast.

Este lunes 29 de diciembre quedaban 6 equipos invictos tras las derrotas esta última semana de dos pesos pesados como Arizona y Louisville y de Washington. Dos están en la ACC: Duke y Virginia. El resto de invictos son Colorado State (Mountain West), Kentucky (SEC), Texas Christian University (Big 12), Villanova (Big East). Se mantienen los tres conjuntos que no han vencido ninguno de sus encuentros, ya sea contra rivales de la Division I o de otras categorías: Central Arkansas (Southland), Delaware (Colonial) y Florida A&M (MEAC).

Nuevo golpe de efecto de Kentucky

Kentucky se afianzó de nuevo en su rol de gran favorito derrotando como visitante a su gran rival, la número 4 Louisville (50-58). Fue un duelo muy físico de carácter eminentemente defensivo. Los Wildcats aprovecharon su mayor estatura para dominar el rebote (33 a 46), ahogar en la pintura a la estrella local Montrezl Harrell (9 puntos y 8 rebotes, 6 de ellos ofensivos) y puntear los lanzamientos exteriores de Chris Jones (13 puntos, 3 de 15 en los tiros de campo) y Terry Rozier (15 puntos, 5 de 18 en los tiros de campo).

Louisville, que acabó con un pésimo 25,9% en el tiro, planteó una presión agobiante a toda pista seguida de una defensa zonal muy cerrada con los defensores metiendo muchas manos para negar el potente juego interior de los de Calipari (el número 1 del ranking tuvo 18 pérdidas de balón). La diferencia entre ambos conjuntos es que si bien los dos presentan unos quintetos iniciales temibles, los suplentes de Kentucky igualan en calidad a los titulares. El banquillo de Louisville no tiene la misma profundidad (sólo aportó 3 puntos).

Tyler Ulis, de la segunda unidad de los Wildcats, anotó 12 de sus 14 puntos en la segunda mitad. El base puso a los visitantes 11 arriba a 6:17 del final con 5 puntos consecutivos. Los Cardinals cambiaron su zona por una defensa individual, pero Andrew Harrison les remató con un triple a 4:40 para romper definitivamente el partido. Al final, ambos equipos vieron cortadas sus rachas. Louisville perdió su imbatibilidad en su doceavo partido. Kentucky sigue invicta, pero por primera vez en trece encuentros no ganó por 10 o más puntos de ventaja.

Primera derrota para Arizona

Arizona no pudo celebrar la navidad invicta por culpa de la Universidad de Nevada Las Vegas (71-67). UNLV llevó el partido al terreno físico y superó a sus rivales en el rebote, 46 a 33. De sus 14 rebotes ofensivos nacieron 19 puntos. Los Wildcats llegaron a tener 8 puntos de ventaja en la primera mitad y dos triples consecutivos de Gabe York para romper el encuentro. La respuesta de los Rebels, también en forma de canastas de 3 puntos, llegó de la mano de Rashard Vaughn (21 puntos, 5 rebotes) y Patrick McCaw (13 puntos, 7 rebotes).

Christian Wood (24 puntos, 16 en la segunda mitad, y 10 rebotes) anotó los 8 primeros puntos del equipo local en la segunda parte. Tras un pequeño respiro, volvió a la carga con otros 6 puntos consecutivos para empatar el encuentro a 62 a falta de 5:24 para el final. Y mientras en estos minutos Arizona sólo anotaba uno de sus 10 lanzamientos de campo, Rashad Vaughn sumaba 5 puntos a su estadística personal. Stanley Johnson (13 puntos, 13 rebotes, 7 balones perdidos) se jugó las últimas opciones de los visitantes, que estaban dos abajo, pero perdió la pelota a 2 segundos del final. Y empezó la fiesta en la pista.

Wisconsin, sexta del ranking, derrotó a uno de los equipos que ha protagonizado un buen principio de temporada, California (56-68). Después del parón por exámenes de nueve días, Nigel Hayes lideró a los Badgers con 17 puntos y 13 rebotes. El ala pívot estuvo bien secundado por Frank Kaminsky (14 puntos, 8 rebotes) y Sam Dekker (14 puntos, 6 rebotes). Entre los tres construyeron una ventaja máxima para su equipo de 17 puntos en los primeros 5 minutos de la segunda mitad que dejó el enfrentamiento resuelto. Los Golden Bears vieron truncada de esta forma su racha de 7 victorias consecutivas después de su única derrota previa ante Texas. Los californianos volvieron a caer, esta vez de forma inesperada, ante Cal State Bakersfield (52-55).

Buffalo le plantó más cara a los Badgers (68-56). Tras una mala primera mitad para los jugadores de Bo Ryan, Wisconsin llegó al descanso 1 punto abajo. Las penetraciones de sus rivales les estaban matando y sólo Frank Kaminsky (25 puntos, 11 rebotes, 6 tapones) veía canasta con regularidad. En la segunda mitad el panorama cambió por completo. El pívot cerró su aro poniendo todos sus tapones en este período y colaboró activamente en ataque con Nigel Hayes para sumar el parcial de 14 a 0 que les dio la victoria (entre los dos anotaron 12 puntos de estos 14 puntos).

Gonzaga, octavo mejor equipo universitario de los USA para los votantes de AP, estrenó su calendario en la liga regular de la West Coast derrotando un rival peligroso, Brigham Young (80-87).  Kyle Wiltjer (24 puntos, 5 rebotes) anotó los 6 primeros puntos de un parcial de 0 a 12 que puso a los Bulldogs por delante. El equipo que dirige Mark Few no pudo conservar una ventaja máxima de 16 puntos y se llegó al descanso con empate a 43. Kyle Collinsworth (sumó su segundo triple doble de la temporada con 13 puntos, 10 rebotes y 10 asistencias) puso a BYU 6 puntos arriba en el minuto 4 de la segunda parte. Y entonces Gonzaga rompió el partido a base de triples, 4 de ellos a cargo de Kevin Pangos (21 puntos, 7 asistencias).

Texas y Kansas, dos derrotas más en el Top 10 de la semana

Stanford hizó hincar la rodilla en la prórroga a la número 9 del ranking Texas (71-74). Chasson Randle (22 puntos) y Anthony Brown (25 puntos, 4 de 4 en triples, es el protagonista del vídeo que ilustra este partido) fueron una pesadilla para los Longhorns. El primero, con dos canastas de 3 puntos, ayudó a su equipo a atenuar el primer arreón tejano, y el segundo, con 4 triples prácticamente consecutivos, mantuvo la igualdad al descanso. En el inicio de la segunda parte Brown mantuvo a los Cardinals a tiro de piedra de su rival.

Randle calentó su muñeca en el ecuador de la segunda mitad, dando la iniciativa en el marcador a Stanford. Javan Felix (19 puntos) tuvo que rescatar a una Texas que estaba contra las cuerdas hasta que Jonathan Holmes (14 puntos), que perdió un diente en el duelo sin que ello le hiciera retirarse, forzó la prórroga. En el tiempo añadido, una canasta de Randle a 10 segundos del final dejó a Texas en la tesitura de buscar el triple para empatar. Ni Felix ni Demarcus Holland acertaron.

La pista de los Sixers vio al fin la victoria de un equipo local, aunque no fuera de la NBA (la franquicia de Filadelfia aún no se ha estrenado en su propio pabellón tras 14 partidos en casa). Temple, de la mano del acierto de su tripleta exterior (Will Cumming 19 puntos, Quenton DeCosey 18 y Jesse Morgan 17), derrotó por 25 puntos a la décima del país Kansas (77-52). Su acierto en el tiro (58,3% global con un espectacular 69,2% durante la segunda parte) dio a los Owls el liderazgo en el marcador desde la primera canasta hasta la última.

Un regalo envenenado para Wichita State

La número 11 del Top 25 Wichita State fue una de las 8 agraciadas con un viaje a Hawaii para participar en el  torneo Diamond Head Classic. En cuartos de final derrotó sin el menor problema a Loyola Marimount (80-53), aunque Ron Baker tuviera que tragarse el orgullo de ver como Evan Payne le hacía protagonista de un póster con un tremendo mate.

En otros duelos de cuartos Colorado se deshizo de DePaul (82-68) con 27 puntos, 6 rebotes y 6 asistencias de Askia Booker, y George Washington de Ohio (77-49) con 19 puntos y 15 rebotes de Kevin Larsen. Por segunda vez en los 6 años de historia de este torneo navideño, la anfitriona Hawaii pasó a semifinales. Lo consiguió tras sorprender a una Nebraska lejos del nivel que la convirtió en uno de los equipos revelación de la temporada pasada (66-58).  De este partido nos quedamos con el alley-oop local que inicia Quincy Smith y culmina Aaron Valdes.

Hawaii estuvo a punto de repetir sorpresa en semifinales. En la prórroga, se quedó muy cerca de eliminar a Wichita State (79-80). Un punto abajo en el marcador, el entrenador de los Shockers Gregg Marshall ordenó a sus jugadores que repitieran la misma jugada que intentaron en su otra prórroga de la temporada ante Utah. En aquella ocasión les salió mal. En ésta el tiro de Fred VanVleet (13 puntos, 4 rebotes, 5 asistencias, 3 robos) tampoco entró pero Rashard Kelly (12 puntos, 6 rebotes) lo arregló anotando tras capturar el rebote en ataque.

Los únicos 4 partidos de la máxima categoría universitaria que se disputaron el dia de Navidad correspondieron a este torneo. Era la pega del viaje al paraíso del surf. En la final, George Mason superó a Wichita State (54-60) gracias a su zona 1-3-1. Tres triples consecutivos de Ria’n Holland dieron a los Shockers una ventaja de 8 puntos. Los encargados de darle la vuelta a la tortilla para los Colonials fueron el japonés Yuta Watanabe desde la línea de 3 puntos (10 puntos, 4 rebotes) y Kethan Savage en la recuperación de balones (12 puntos, 3 rebotes, 3 asistencias, 3 pelotas robadas).

Washington también pierde su imbatibilidad

Robert Upshaw, de Washington (13 del ranking), lidera la tabla de taponadores (4,6 por partido) seguido por Chris Obekpa (3,7). El líder de la especialidad colocó 6 (además de 11 puntos y 10 rebotes) la noche que su equipo ganó a Tulane (66-57). El de Saint John’s, diecisieteavo equipo del ranking de AP, no quería ceder más distancia y puso los mismos (que completó con 16 puntos y 8 rebotes) en el triunfo ante Long Beach State (66-49). El siguiente rival de Saint John’s fue casualmente Tulane (82-57), y Obepkpa añadió 4 tapones más a su lista.

Upshaw mantuvo el pulso con Obekpa poniendo 4 tapones ante Stony Brook (además de sumar 10 puntos y 11 rebotes), insuficientes para evitar la primera derrota de la temporada de su equipo (57-62). Los Huskies ganaban de 16 a poco más de 13 minutos para el final tras una racha de 6 puntos consecutivos de Nigel  Williams-Goss (10 puntos). Pero en los últimos 7 minutos encajaron un parcial de 4 a 17 iniciado con 3 triples de Kameron Mitchell (12 puntos, 4 de 5 en canastas de 3 puntos). Jamel Warney (15 puntos, 8 rebotes, 6 asistencias, 3 tapones), líder en rebotes de la DI con 12,8 capturas por partido, puso por delante en el marcador a los Seawolves por primera vez en el encuentro cuando faltaban 34 segundos de juego ante la incapacidad de sus rivales para revertir su destino. Notre Dame, 16 de la lista, batió un récord propio venciendo a Northern Illinois (91-66). Por primera vez en su historia, los Irish han anotado al menos 70 puntos en sus primeros 13 partidos.

Oklahoma, el equipo 19 de la lista de los votantes de AP, batió un récord de la Division I en su triunfo ante Webber State (85-51). Los Sooners dominaban 10 a 4 después de 7 minutos de juego. Jordan Woodard (15 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias, 3 recuperaciones) abrió y cerró un parcial de 39 a 0, el mayor número de puntos consecutivos encajados por un equipo de la máxima categoría universitaria, para poner un clarísimo 49 a 4 en el marcador a 2:26 para el descanso. La temporada pasada Southern anotó 44 de una tacada pero fue ante Champion Baptist, un equipo independiente de las filas de la Asociación de Universidades Cristianas.

Precisamente Southern fue el rival que intentó amargarle a Baylor su debut como equipo del ranking (22) de esta temporada. Los Bears anotaron su última canasta a falta de poco más de 6 minutos para el final del partido. Su rival, 8 abajo en el marcador, se dedicó a hacerle faltas para parar su juego coincidiendo con el frenesí ofensivo del visitante Adrian Rogers (17 de sus 26 puntos en los 9 últimos minutos). La sangre fría de los jugadores del entrenador Scott Drew, anotando 11 de sus 12 tiros libres, concedió la victoria a los ranqueados (70-66). El debut como equipo del Top25 de TCU fue mucho más plácido, en una de las palizas de la semana a una conocida de los lectores, Grambling State (80-39). Esta vez los Tigers no hicieron internacional a ningún hijo de un exjugador NBA.

Colorado State, penúltima del Top 25, sufrió en su visita a New Mexico State para mantener su imbatibilidad tras trece partidos (57-58). J.J. Avila anotó 5 de sus 19 puntos y capturó 4 de sus 9 rebotes en los 5 minutos de más, que tuvieron un final muy emocionante. El mismo Avila anotó el 57 a 58 a falta de 31 segundos. Ian Baker (12 puntos, 8 rebotes, 4 asistencias) falló un tiro para los locales, que capturaron el rebote en ataque. Pascal Siakam (13 puntos, 13 rebotes, 4 tapones) erró de nuevo para los Aggies a falta de 5 segundos, pero fue objeto de falta al capturar él mismo el rebote ofensivo. Siakam no acertó en ninguno de sus dos tiros libres y Avila recibió una falta tras hacerse con el rebote defensivo. El jugador de los Rams también falló sus dos lanzamientos de personal a 3 segundos del final.

El susto de la semana

El alero de San Diego State Dwayne Polee protagonizó la imagen más dramática de la semana pasada, cuando se desplomó en la pista durante la primera mitad del partido que los Aztecs vencieron a UC Riverside (61-33). El jugador, que abandonó la pista plenamente consciente, fue trasladado al hospital donde se le hicieron las pruebas médicas pertinentes para averiguar que originó su colapso y evitar complicaciones posteriores. Su entrenador Steve Fisher desveló que Polee ya había vivido un episodio similar durante un entrenamiento de la temporada pasada, un detalle que no había trascendido hasta ahora.

Indiana y Georgetown, dos históricos del baloncesto NCAA con muchas ganas de conquistar un puesto en el ranking este curso, se enfrentaron en el Madison Square Garden de Nueva York. Indiana ganaba de 10 en el minuto 6 de la segunda mitad hasta que el mastodóntico pívot Joshua Smith (14 puntos, 6 rebotes, 3 asistencias), quien se había cargado de faltas en el primer período, volvió a la pista. Los Hoosiers evitaron el KO en primera instancia gracias a Troy Williams (23 puntos, 8 rebotes, 4 asistencias) y Yogi Ferrell (27 puntos). En la prórroga, los Hoyas les noquearon (87-91) de la mano de un D’Vauntes Smith Rivera muy certero (9 de sus 29 puntos en la prolongación, 4 asistencias, 4 recuperaciones, 5 de 7 en canastas de 3 puntos).

UCLA abrió su duelo ante Alabama con un mate de Norman Powell. Y entonces se colapsó en ataque. De sus 19 lanzamientos posteriores a canasta únicamente anotó 1. Si en su cita previa ante Kentucky se había quedado en 7 puntos al descanso, en esta ocasión no fue mucho más allá: 17.  Ricky Tarrant (24 puntos) anotó en esta primera parte para la Crimson Tide más puntos que todo el equipo rival, 18. En la segunda mitad 8 puntos consecutivos de Isaac Hamilton (sumó 13 de sus 15 puntos tras el descanso) apretaron el marcador. Un triple suyo ponía el empate a 48 faltando 2 minutos para el final. En ese tiempo UCLA anotó sólo 1 de sus 5 tiros (obra precisamente de Hamilton), mientras que Alabama aseguraba su victoria desde la línea de tiros libres (56-50).

Una de las imágenes clásicas del baloncesto universitario es el concurso de tiro durante alguna interrupción del juego. Se elige a un espectador de entre el público y se le da la opción de ganar un premio si anota una bandeja, un tiro libre, un triple y un tiro desde medio campo. Un estudiante de Michigan lo consiguió el lunes por la noche, pero se quedó sin su premio de 10.000 dólares. El último lanzamiento se produjo medio segundo más tarde de que expirase el tiempo concedido para superar la prueba.

versión íntegra del artículo publicado en http://www.encancha.com, diciembre 2014

ProBasketballTalk | NBC Sports

NBA news, video, analysis and more

El vestuario

Son historias. El deporte es sólo una excusa. Por Jorge Gérardin

EL ECO SIN PASOS

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

La Canasta Americana 🏀

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

A %d blogueros les gusta esto: