Tag Archives: KEVIN MCHALE

Las Torres Asimétricas de los Houston Rockets

7 Nov

En pleno apogeo del small ball personificado en los Miami Heat de Lebron James, algunos visionarios buscan alternativas. Los Houston Rockets parecían querer recuperar las Torres Gemelas de los años 80. Pero las apariencias engañan.

Cuando se menciona los Houston Rockets es difícil que no te vengan a la cabeza las “Torres Gemelas”, Hakeem Olajuwon (2,13) Y Ralph Sampson (2,24). Con estos dos jugadores el equipo tejano llegó a la Final de la NBA en 1986, después de eliminar a los Lakers de Magic Johnson, Kareem Abdul Jabbar, James Worthy y Byron Scott en la Final del Oeste. En la lucha por los anillos cayeron ante otro equipo de leyenda, los Celtics de Larry Bird, Dennis Johnson, Danny Ainge, Kevin McHale, Robert Parish y Bill Walton.

La sociedad se inició en 1984, cuando Olajuwon fue seleccionado con el número 1 del draft. Los Rockets la dieron por liquidada en 1988. Las rodillas de Sampson empezaban a dar sintomas de agotamiento, tras sólo 5 temporadas en la NBA. Así que la franquicia lo traspasó a los Golden State Warriors. La carrera del ala pívot más alto de la historia empezó su decadencia, viviendo su última etapa de tan sólo 8 partidos en la ACB en Málaga, durante la temporada 91-92.

Ya es curioso que los aficionados más veteranos asociemos la época dorada de los Rockets a estos dos gigantes, y no a los dos anillos consecutivos ganados en los años 1994 y 95, aún con Olajuwon y con permiso de Michael Jordan que había decidido probar suerte como jugador profesional de beisbol. Es una de las características de las utopías, que con la nostalgia de los años mejoran como los buenos vinos. Otra de sus peculiaridades es que siempre acaban volviendo.

Las dos torres

Y eso pasó este verano, con el fichaje de Dwight Howard por los Rockets y el interés de la franquicia de Houston en renovar al turco Omer Asik (poco más de 5 millones de dólares de sueldo esta temporada, pero casi 15 la siguiente). Empezaron los rumores de que la idea era hacerlos jugar juntos. Dos centers puros compartiendo un espacio reducido, dos gigantes en la zona. Una herejía en los tiempos del small ball.

Una vez empezada la liga regular, se han confirmado los rumores. Ambos jugadores saltan de inicio. Sin embargo, las cosas no son como nos las imaginábamos. No se trata de una nueva versión de las “Torres Gemelas”, sino simplemente un cinco titular con dos pívots a la vez. El binomio no funciona porque en realidad no es tal.

Howard y Asik son dos cincos puros, efectivos y letales en las proximidades del aro, pero que pierden toda su efectividad cuando las suelas de sus zapatillas dejan de estar en contacto con la pintura. Una diferencia de concepto respecto a la pareja Olajuwon – Sampson, en que el “bajito” era el pívot que jugaba de espaldas a canasta y el alto se podía buscar la vida de cara al aro.

Howard es el jugador mejor pagado de la franquicia de los Rockets. Sin embargo, no es el jugador franquicia (ese honor le corresponde a Harden). Para mantener el equilibrio, han llegado a un acuerdo tácito. El pívot no discute el reinado del escolta, siempre y cuando éste no se inmiscuya en su condado particular, las proximidades del aro. Ni él, ni ninguno de sus compañeros.

La zona tiene un dueño

Cuando coinciden en pista Howard y Asik, el ex de los Lakers ocupa los espacios de juego preferentes, las mejores posiciones para recibir y encarar la canasta. El turco merodea por los alrededores de la zona, procurando no estorbar las opciones de su compañero y atento a rebañar los balones que queden sueltos. El juego entre pívots no existe. Porque uno es un finalizador que con el balón en las manos no ve más que el aro, y al otro simplemente no le llega la pelota.

Ambos jugadores, más allá de saltar de inicio en el primer y tercer cuartos, no coinciden la mayor parte del tiempo en la pista. Cuando Asik se sienta, Howard sigue manteniendo su reino de taifas particular en la zona. Si no es que sale a hacer un bloqueo para jugar una posible continuación, sigue colapsando las posiciones privilegiadas de las vías interiores del ataque de los Rockets. No se agazapa esperando su oportunidad, sino que se hace visible en todo momento. Y sus compañeros se buscan la vida mayoritariamente desde el triple y la media distancia.

Cuando Howard descansa y es sustituido por Asik, entonces es como si el equipo jugara sin pívot en ataque, excepto a la hora de hacer bloqueos. Porque el turco sigue siendo casi tan invisible para sus compañeros como cuando compartía espacios en la pintura con su socio. Con la zona libre, el resto de jugadores de los Rockets pueden penetrar libremente y quitarse el mono de pintura.

Este esquema de juego ha hecho variar la tipologia de ala-pivots de la plantilla. Adios a los 4 poderosos físicamente que parecían buscar la liga pasada como Patrick Patterson (que fue traspasado a media temporada a cambio de Thomas Robinson, quien a su vez fue enviado a los Blazers al final de temporada a cambio de los derechos de dos jugadores del Barça, Papanikolaou y Todorovic) y Terrence Jones.

Jones y sus actuales compañeros de posición Greg Smith y Donatas Motejiunas disponen de muy pocos minutos de juego. El modelo de este año es un alero alto y polivalente, más hábil que potente, que suponga una amenaza desde el exterior y que sea capaz de penetrar. Los Rockets tienen dos jugadores perfectos para desempeñar este papel. Como titular, el indispensable hombre orquesta Chandler Parsons. Y saliendo del banquillo, el israelí Omri Caspi.

El gran mérito del entrenador Kevin McHale es haber conseguido un ataque equilibrado a pesar de la presencia acaparadora de su pívot estrella. Harden es el máximo anotador de los Rockets con 25 puntos por partido. Howard se va a los 17. Tras ellos se ha establecido un cuarteto con una anotación media entre los 16 y los 10 puntos (Jeremy Lin, Chandler Parsons, Francisco Garcia y Omri Caspi). Ahora McHale debería mejorar el aprovechamiento ofensivo de su segundo pívot. Asik no llega a los 6 puntos de media.

La mejorada salud de Howard

Dwight Howard ha vuelto a ser en estos inicios de temporada el jugador dominante físicamente de sus años de Orlando, dejando atrás la imagen de fragilidad que dio en los Lakers. Parece que las secuelas de la operación de hernía discal del 2012 han desaparecido.

McHale ha reconocido que el pivot no estaba todo lo sano que les gustaría cuando en julio le firmaon un contrato de 88 millones de dólares. “Aún podía jugar, y aún es un jugador joven. Estábamos más preocupados por su espalda, y su fuerza y flexibilidad”. Su cuerpo se había descompensado tras pasar por el quirófano y necesitaba ser reequilibrado. Y ese fue el trabajo específico en el que los Rockets y el jugador se han concentrado este verano.

Howard acredita tras 5 partidos de Liga Regular 17,4 puntos y 14,6 rebotes por partido. Pero más allá de los números, ha cambiado su actitud en la pista. Siempre activo, implicado en el juego, pidiendo la pelota en ataque, y poderoso en el rebote.”Me muevo mejor. Llego a pelotas que la temporada pasaba no podía. Rebotes, tapones, todo es muy diferente”. Superman ha vuelto transformado en su nueva fuente de inspiración, el Caballero Oscuro, Batman.

Otra de las claves de su buen rendimiento es la buena química que mantiene con el otro divo del equipo, James Harden, y con Kevin McHale, su entrenador. Algo que no ocurrió durante su breve etapa en los Lakers con Kobe Bryant y Mike D’Antoni. Mientras la cosas sigan así, en Houston pueden soñar con reverdecer viejos laureles.

publicado en http://www.encancha.com, noviembre 2013

Houston, tenemos un problema

10 Ene

La adaptación de Royce White a la NBA parece haberse encallado, y tal vez de forma definitiva. La relación entre el ala pívot rookie con un grave transtorno de ansiedad y su equipo, los Houston Rockets, está cada día más deteriorada. Tal vez en un punto de no retorno.

 Los Houston Rockets eligieron en el pasado draft de la NBA, con el número 16, a Royce White. Como ya explicamos en el artículo “Impossible is nothing: Royce White”, del 11 de octubre, el ala pívot padece un severísimo transtorno de ansiedad una de cuyas manifestaciones  es una tremenda aerofobia (pánico a volar). También sufre ataques de pánico que le impiden dormir de un tirón la mayoría de noches.

 Tras muchas negociaciones con los Rockets, consiguió que le permitieran desplazarse en autocaravana con dos chóferes. Aunque parezca mentira, en una liga con un calendario tan repleto de partidos como la NBA, y con unas distancias de ámbito continental, es posible llegar a la mayoria de los partidos sin tener que volar demasiadas veces. Otra cosa es lo descansado que llegue el jugador. Y así White voló hasta Detroit para el partido inaugural de la temporada, el 31 de octubre. Y desde allí se desplazó por carretera hasta Atlanta (2 de noviembre). Tras dos partidos en casa contra Portland (3 de noviembre) y Denver (7 de noviembre),  también hizo por carretera el desplazamiento a Memphis (9 de noviembre).

 El ala pívot no saltó a la pista en ninguno de esos partidos. Tras los dos primeros, encuentros, el equipo de Houston lo situó en su lista de jugadores inactivos (algo así como la lista de lesionados, pero con muchos matices), en la que ha pasado casi todo lo que llevamos de temporada.Y White empezó a saltarse entrenamientos. Desde el 12 de noviembre no participa en ninguna de las actividades del equipo.

 Royce White ha querido seguir el tratamiento de sus desórdenes mentales con su terapeuta de siempre, Los Rockets, por su parte, le asignaron también un especialista. Aunque no prohibían al jugador seguir visitando a su doctor habitual, consideraban obligatorio que pasara por la consulta del designado por el equipo. Cosa que el jugador no ha hecho. Y las multas empezaron a caer.

 Por dos veces los Rockets han intentado asignar a White a su equipo vinculado de la Liga de Desarrollo, los Rio Grande Valley Vipers. Y a la segunda, el 29 de diciembre, el jugador estalló con un durísimo comunicado con perlas como las siguientes:

– “Quiero jugar, pero solo lo haré con la colaboración y consejo de profesionales preparados. El objetivo del permiso de un doctor es asegurar que las decisiones médicas se toman mirando la salud, y sin injerencias económicas. Mi esperanza es que los que toman las decisiones se den cuenta que los médicos son la única base lógica para tomarlas”.

– “Los Rockets me han dicho que tienen derecho a saltarse incluso las recomendaciones de sus médicos. La idea de no escuchar a los especialistas es alarmante. También es alarmante que un jugador pueda ser multado por seguir la recomendación de los doctores.”

– “He elegido no jugar porque tanto los médicos como yo creemos que no es seguro que el personal no cualificado del departamento de personal de los Rockets tome decisiones médicas, ya que no son profesionales de la salud mental”.

 Hasta ahora los Rockets no han hecho con Royce White nada que no hayan hecho también con los otros rookies. El entrenador Kevin McHale da pocos minutos de juego a sus novatos, y acostumbra a enviarlos a la Liga de Desarrollo. Terrence Jones, Scott Machado (ya cortado por el equipo) y Donatas Motejiunas han pasado por ello, como lo hizo la temporada pasada Marcus Morris. Claro que ninguno de ellos tiene los problemas de White.

Después del comunicado, White rebajó un tanto su actitud. En una entrevista, afirmó que los Rockets no tienen la culpa de su situación, sino que el problema es la falta de un protocolo en la NBA para casos como el suyo. El jugador también aseguró que está muy feliz en Houston y quiere jugar en los Rockets,  aunque sin la existencia de un protocolo adecuado sus opciones de no debutar nunca son muy elevadas.

 Este cambio de actitud de White, muy beligerante via twitter con su equipo desde primeros de noviembre, podría deberse a un cambio de objetivos. Según el periodista Miguel Angel Paniagua, sus representantes empezaban esta semana a sondear el mercado europeo, y necesitaría que los Rockets le faciliten el camino de salida. La respuesta del equipo de Houston ha sido suspender al jugador por incumplimiento de contrato. A efectos prácticos, White se queda sin cobrar, sin necesidad de imponerle más multas. Estamos hablando de 2,3 millones de dólares (1,5 millones de euros) garantizados entre esta temporada y la siguiente.

 Y el jugador ha vuelto a desenterrar el hacha de guerra. Como no, a través de twiter. “¿En que me afecta la suspensión? Llevo fuera del equipo un mes y medio. Supongo que le quieren dar un nombre a un cambio en la contabilidad”. El segundo mensaje va dirigido directamente al General Manager, Daryl Morey: “Amenazas, multas, suspensiones no me disuadirán. No aceptaré decisiones ilógicas de salud, seguiré exigiendo seguridad y salud”.

 El escenario de una salida de los Rockets parece cada día más cercano. Un traspaso a otro equipo NBA no resolvería la problemática situación, sólo la trasladaría de ciudad. Así que la solución es emigrar. Puestos a especular, White buscaría un equipo en Europa, en una liga de buen nivel. Su contrato incluiría una claúsula para no volar. Eso podría limitar las opciones a conjuntos que no disputen competición europea (para no volar).Y claro, rebajaría el caché del jugador.  

 En este ejercicio de periodismo-ficción, la liga podría ser la ACB. La estructura radial de las comunicaciones del estado español le permitiría hacer cómodamente en tren o por autopista casi todos los desplazamientos (menos los de las Islas Canarias) en el caso de fichar por un equipo de la comunidad de Madrid. Descartado el Real Madrid, que juega la Euroliga, nos quedan Estudiantes y Fuenlabrada. ¡Señores de Asefa y Mad-croc, vayan preparando el talonario!

 

publicado en http://www.encancha.com, enero 2013

Impossible is Nothing: Royce White

11 Oct

 

El dia 1 de octubre fue el “Media Day”, dia de puerta abiertas a la prensa, de los equipos de la NBA. Las diferentes franquicias aprovechan para presentar a sus nuevos fichajes y empezar a promocionar a sus rookies. Y la sorpresa fue que Royce White, elegido en la primera ronda del draft por los Houston Rockets, no compareció ante los periodistas. Al día siguiente, primer dia oficial de entrenamientos, White tampoco se reunió con sus compañeros. Su ausencia pasó de sorpresa a gran noticia.

Royce White es un alero de 2,03 de altura, con un cuerpo y unos movimientos que le situarían de combo-forward (a medio camino de la posición de 3 y 4). En caso de tener que encarar a un alapivot (power forward), podría superarlo por velocidad, movimientos y tiro. Si su rival es un alero (small forward según el lenguaje NBA), le puede llevar al poste bajo y aprovechar su corpulencia. En su etapa universitaria con Iowa State, ha demostrado una buena lectura del juego y una gran polivalencia, aportando de forma consistente en puntos, rebotes, asistencias y robos de pelota.

Con esta descripción, deberíamos estar hablando de uno de los 10 primeros jugadores del draft, como mínimo. Y sin embargo, fue el número 16. Kevin McHale, entrenador de los Houston Rockets, fue el único que creyó en él. White tuvo problemas con la ley en su paso por la Universidad de Minnesota, y fue apartado de las canchas de juego. Decidió empezar de nuevo en Iowa State, y este cambio fue bálsamico para demostrar su potencial como jugador. Sin embargo, lo que más asustaba a los equipos de la NBA no eran sus antecedentes policiales ( no es el primer jugador, ni será el último que los tiene), sino sus gravísimos problemas de ansiedad. Unos problemas de ansiedad que también se manifiestan en el pánico a volar del jugador (para hablar con propiedad, no es miedo a volar, sino miedo a tener un ataque de pánico durante el vuelo)

 Mientras el resto de aspirantes a entrar en la NBA estaban en el Prudential Center de Newark, White seguía la ceremonia del draft  en la Universidad de Iowa State, rodeado de amigos, familiares, curiosos y prensa (aunque mucha menos que en la ceremonia oficial) . No pudo soportar la presión, y tuvo que refugiarse en el despacho de su entrenador para seguir las elecciones por televisión. Y su agente, desde Newark, le iba informando de que nadie le quería, que nadie confiaba en él…excepto McHale  (hay un reportatge de Grantland Channel tremendo sobre aquella noche; para los que no lo hayais visto aún lo teneis disponible en youtube).

Finalmente el lunes 8 de octubre, White se unió a los entrenamientos de los Houston Rockets. Sin contrato firmado aún, porque el jugador desea incorporar unas condiciones que la NBA no contempla. Ha propuesto al equipo realizar por carretera todos los desplazamientos de la temporada que la distancia permita, en un vehículo con chófer (probablemente algún tipo de autocaravana) que se costearía el mismo. Y no es solamente para evitar volar en avión.

Para proteger su equilibrio mental, Royce White debe mantener en la mayor medida de lo posible una rutina diaria que le permita acomodarse a su nueva vida profesional. Entrenamientos, partidos, comidas, horas de sueño, más o menos a la misma hora cada dia. Básicamente, necesita orden por encima de todo. Jugando en casa esto es más fácil de conseguir. Pero en los desplazamientos, se juntaría saltarse la rutina con volar en avión. Un cóctel explosivo. De ahí lo de desplazarse por carretera, en un vehículo acondicionado para encontrarse cómodo, como si fuera su segundo hogar.

Royce White podría dejarlo correr, irse a casa y dedicarse a otra cosa. Tal vez eso sería lo mejor para todos…menos para él. El jugador sabe que debe afrontar este reto y superarlo, si no quiere que su enfermedad se agudice. Y debe empezar a hacerlo pronto. Porque tal y como le ha explicado su psiquiatra, cuanto más tarde en incorporarse a su nueva vida más le costará adaptarse a ella. Los Rockets le apoyan. Al fin y al cabo, conocían su problemática cuando lo eligieron en el draft. Ahora la liga deberá encontrar la manera de acomodar las peculiaridades de White en el marco de su convenio colectivo…y rezar para que tenga exito. Pocas cosas venden más que una historia humana con final feliz, y de vender, la NBA sabe mucho.

NBA, where amazing happens!

ProBasketballTalk | NBC Sports

NBA news, video, analysis and more

El vestuario

Son historias. El deporte es sólo una excusa. Por Jorge Gérardin

EL ECO SIN PASOS

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

La Canasta Americana 🏀

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

A %d blogueros les gusta esto: