Tag Archives: Jose Manuel Calderón

La cuesta de enero en la NBA

3 Feb

En enero ya se han disputado la mitad de los partidos de la liga regular. Por tanto, ya podemos imaginar la mayoría de equipos que entraran en playoffs, y los que lo harán con opciones de ganar el título. Y que franquicias dicen adios a cualquier otra aspiración que no sea dejarse llevar hasta el final de esta fase, ganando algún partido de vez en cuando para no desanimar a sus aficionados.

 Tras un enero errático, los Lakers parecían encontrar el rumbo a final de mes con tres victorias consecutivas en las que se daban unas pautas comunes. Todas como locales. Queda descartado el sistema ofensivo de D’Antoni. Pau Gasol vuelve a jugar minutos de pívot, pero desde el banquillo para suplir a Howard. Nash y Kobe Bryant intercambian sus papeles. El base es el tirador de triples. El escolta da las asistencias (39 en total en la racha de tres triunfos) y mira menos a canasta. Las estadísticas son demoledoras. Cuando Kobe ha tirado a canasta 20 veces o más, los Lakers han ganado 6 de 28 partidos. Cuando ha lanzado menos de 20 veces, los Lakers han ganado 14 de 18. La racha de triunfos se acabó en el último partido de este primer mes del 2013, contra los Phoenix Suns. Era el primero de una gira de 7 partidos fuera de casa.  En enero el equipo no ha sido capaz de ganar ningún encuentro como visitante. ¿La recuperación ha sido un espejismo?

 La clasificación del Oeste la encabezan los San Antonio Spurs, que como de costumbre han ido de menos a más. En enero, 12 victorias en 15 partidos (las últimas 9 consecutivas). Asistimos a una segunda juventud de Tim Duncan. Detrás de los veteranos tejanos tenemos a los jóvenes Oklahoma City Thunder. El punto negro de Durant y los suyos han sido las derrotas contra Nuggets, Warriors y Lakers, posibles rivales en playoffs (si es que los Lakers encuentran su juego óptimo). Caer contra los Wizards de Washington antes del retorno de John Wall no es más que una anécdota. Y sucumbir contra los enrachados Nets tampoco debe preocuparles aún. Spurs y Thunder son favoritos claros en el Oeste.

 Tras ellos, tres franquicias que han perdido fuelle, Los Angeles Clippers, Memphis Grizzlies y Golden State Warriors. Los Clippers (9 victorias y 7 derrotas en enero) están acusando la baja por lesión del base Chris Paul. Los Grizzlies (10 victorias, 7 derrotas) parece que se conformarán con entrar en playoffs, sin más aspiraciones posteriores. El nuevo propietario Robert Pera quiere reducir el capítulo de nóminas, y ha traspasado a su líder anotador Rudy Gay. Los Golden State Warriors han pasado un bache este enero, con 7 derrotas en 15 partidos (todas contra equipos en zona de playoffs). A pesar de tener un buen bloque, están siempre pendientes de los frágiles tobillos de Stephen Curry..

  Los Denver Nuggets han completado un enero muy sólido, con sólo 3 derrotas. Danilo Gallinari, líder del equipo, ha sumado 19 puntos por partido, con un nivel de regularidad extraordinario. En los playoffs pueden ser un equipo muy peligroso. Utah Jazz y Houston Rockets copan las últimas plazas que dan derecho a luchar por los anillos. En Los  Rockets, Harden se ha comido a Lin. Por lo menos parece que encarrilan las relaciones con Royce White. El jugador ha aceptado ir a la D-League, y el equipo le ha levantado la suspensión de contrato.

 Los Portland Trail Blazers no sacan de su plantilla todo el rendimiento que puede dar. En enero han empatado: 8 victorias y 8 derrotas. Su quinteto titular (Aldridge, Hickson, Mathews, Batum y Lillard) está enchufadísimo, pero la aportación del banquillo es testimonial (casi tanto como la participación de Claver). Aún tienen un registro de victorias por encima del 50%, y tratan de no perder de vista los playoffs, pero se les escapan poco a poco, como arena entre los dedos.

 Esta temporada las lesiones se están cebando con Kevin Love en particular, y con los Minnesota Timberwolves en general (el base Luke Ridnour es el único que ha participado en todos los enfrentamientos de la temporada). Así que su plan es dejar pasar los partidos, esperando que Ricky Rubio recupere su mejor nivel de juego. Este último mes sólo han ganado 3 partidos de 15 jugados.

 En el Este Miami Heat encabeza la clasificación, a costa de sobrecargar de minutos de juego a Lebron James. 37 de media en noviembre, 39 en diciembre y 40 en enero. Y suerte que este mes sólo han tenido 13 partidos. Aún así han perdido 5, con derrotas contra rivales de playoff como Indiana y Chicago, y otra contra los Celtics. Ray Allen ya es el jugador que más triples ha tirado del equipo.

 Los Knicks, segundos del Este, han acusado en enero la baja por lesión del base Raymond Felton y la dieta vegetariana de Carmelo Anthony, perdiendo más partidos de los previstos (5 victorias en 11 encuentros). Los Nets de Brooklyn tuvieron un diciembre pésimo, al contrario que sus rivales de ciudad. Y sin embargo, ahora los tienen a tiro de piedra. La razón de esta mejora se halla en el cambio de entrenador. Adios Avery Johnson, hola P.J. Carlesimo. De los tres últimos partidos del año ganaron 2. En este enero, 11 triunfos de 15 posibles.

 En la clasificación de la Conferencia Este los Chicago Bulls son terceros, navegando entre los dos equipos de Nueva York. Una posición muy meritoria, teniendo en cuenta que aún no ha podido debutar su estrella, el base Derrick Rose. Este mes les deja dos buenas noticias, las 12 victorias en 16 partidos, y la eclosión de Jimmy Butler. Los Bulls confían en el retorno de Rose para febrero. Con él a tope, son aspirantes al título, junto con Heat, Knicks y Nets.

 Los Pacers de Indiana han perdido 6 partidos este último mes. Todos los que dejaron que su rival anotase más de 90 puntos. Y los seis como visitantes. Son un buen bloque, pero les falta chispa, una estrella para momentos complicados. Los Atlanta Hawks  han tenido un enero para olvidar. Sólo han ganado 7 de sus 16 encuentros. Los Celtics son octavos por detrás de los Milwaukee Bucks, y con los Sixers intentando darles caza. La lesión de rodilla de Rajon Rondo en uno de los últimos partidos del mes, y que le hará perderse todo lo que resta de temporada, puede costarles los playoffs.  

 José Manuel Calderón sale de Guatemala para acabar en Guatepeor. Toronto Raptors y Detroit Pistons navegan por la zona insulsa de la clasificación. Entrar en playoffs sería un milagro.  Su llegada a los Pistons puede ayudar a que Brandon Knight acabe de madurar. Por suerte, será una situación pasajera. El extremeño acaba contrato a final de temporada, y puede aspirar a equipos mejores.

 Cerrando la cola de la clasificación ya encontramos a los Charlotte Bobcats, empeñados en arruinar mi futuro como adivino. Andan empatados a 11 victorias con  los Washington Wizards, pero la mejora de los capitalinos unida a su nula progresión parece que convertirán a los Bobcats en el peor equipo de la NBA por segunda temporada consecutiva. El revulsivo de los Washington Wizards no ha sido otro que el retorno de su estrella, John Wall. Seis de sus victorias han llegado este enero, coincidiendo con los 11 partidos que ha jugado el base.

 POSTDATA: Los Lakers han empezado febrero ganando en Minnesota. No es que sea una gran victoria, pero al menos han roto la sequía de triunfos como visitantes. Pau Gasol ha vuelto a ser titular. Tampoco es un hecho relevante, porque Dwight Howard está lesionado. Ahorrémonos titulares eufóricos hasta que realmente signifiquen algo.

publicado en www. encancha.com, febrero 2013

El hundimiento de los Lakers

25 Ene

Tras 41 partidos disputados, estamos justo en mitad de la liga Regular. Los equipos están rodados, y ya no hablamos de tendencias sino de hechos confirmados. Tras una pretemporada infame, aunque no contase para nada, y tras un inicio de liga decepcionante, ahora ya podemos afirmarlo: la temporada de los Lakers es un desastre. La duda es si conseguiran salvarla entrando en play offs.

Los Angeles Lakers, a 22 de enero y habiendo disputado la mitad de sus partidos de la liga Regular, ocupaban la doceava plaza en la Conferencia Oeste. Con 17 victorias y 24 derrotas, se hallaban a 5 triunfos de distancia de los Houston Rockets, el equipo que ocupaba la octava (y última) plaza de playoffs de la Conferencia.

Sólo tres equipos estaban por debajo de los angelinos: los aún Sacramento Kings (16 victorias), los New Orleans Hornets (14 victorias) y los Phoenix Suns (13 victorias). Los primeros equipos del Oeste, Oklahoma City Thunder y Los Angeles Clippers, casi doblaban en victorias (32) a Pau Gasol y los suyos. Los Lakers están más cerca de la cola de la clasificación que de los playoffs. Si en casa ganan más partidos de los que pierden (para alivio de sus abonados), como visitantes únicamente habían vencido en 5 de sus 19 enfrentamientos.

Los Lakers cerraron la primera mitad de esta fase de la temporada con una derrota en Chicago por 95 a 83. Era el tercer partido de Pau Gasol desde su retorno después de la conmoción cerebral. Y el segundo que era suplente. El ala pívot había sido titular en sus primeros 345 partidos en los Lakers, y en 816 de los 824 que ha jugado en la NBA. La suplencia, que parece que será habitual a partir de ahora, es fruto de la aplicación de la filosofía del técnico Mike D’Antoni, que prefiere un equipo dinámico a uno alto.

Antes del duelo contra los Bulls, D’Antoni dijo que quería jugar con un equipo más bajo.”Así son las cosas. Llega después de un gran partido de Pau (25 puntos contra los Raptors), no es por él. Hemos hablado del tema, y ha entendido hacia donde debemos ir y lo que tenemos que hacer. Saldrá desde el banquillo, y si podemos jugar algunos minutos con Dwight Howard y él juntos, bien. Y si no se puede, pues no se puede”. El mensaje es claro: si Gasol quiere volver a jugar por dentro tendrá que ser como suplente de Howard.

El ala pívot tuvo que comerse unas palabras pronunciadas unos días antes, después de su vuelta contra los Heat de Miami:”En mi carrera nunca he salido del banquillo, Este ha sido mi primer partido como suplente con los Lakers, si descontamos un par de partidos por lesión. He sido titular toda mi carrera. He sido una estrella titular toda mi carrera, y quiero seguir siéndolo”.

D’Antoni quiere un equipo capaz de anotar de 110 puntos por partido. Después de dirigir al equipo en 32 partidos, el equipo ha llegado a esa cifra 8 veces, ganando 5. Sin embargo, los Lakers, quinta peor defensa de la NBA, permiten de forma regular que sus rivales pasen de la centena en el marcador. De los 15 partidos en que eso ha sucedido, han perdido 14. Para apuntalar su defensa exterior, el técnico decidió que Kobe Bryant fuera el perro de presa del creador de juego rival por delante de un Nash sin chispa al que las piernas no le dan más de si.

El escolta brilló frenando a Kyrie Irving y Brandon Jennings. Sin embargo, en los tres partidos siguientes (Heat, Raptors, Bulls) Dwayne Wade, José Calderón y Kirk Hinrick anotaron más de 20 puntos. Tres derrotas consecutivas. Y no sólo eso. Los porcentajes de tiro de Bryant en estos enfrentamientos fueron  dramáticos. 8 de 25 contra los Heat, 10 de 32 contra los Raptors y 7 de 22 contra los Bulls. La derrota en Chicago fue especialmente dolorosa para él. Del techo de este pabellón cuelgan las banderas de los seis campeonatos ganados por Michael Jordan. Y Kobe, viendo el sueño de conquistar su sexto anillo convertirse en pesadilla, no se mordió la lengua.

“Tenemos que volver a lo básico. Necesitamos que los jugadores estén en las posiciones en que juegan mejor. Tenemos que volver a empezar. Steve (Nash) es mejor en el bloqueo y continuación. Pau juga mejor en el poste. Y yo soy mejor en la media distancia. Volvamos a lo básico”. Bryant le envió otro recado a D’Antoni. “Tenemos que replantearnos algunas cosas. Vamos a tener que hacer algunos cambios. Meter más balones al poste, ralentizar algo el juego”. Preguntado sobre la suplencia de Gasol, su respuesta fue un largo silencio.

Él no fue el único que habló. Tras la derrota ante los Raptors, Dwight Howard observaba cabizbajo las estadísticas. Y llegó a una conclusión. Tiraba pocas veces, y quería que le llegasen más balones. Clara alusión a Kobe Bryant.

Si a principio de temporada el objetivo era ganar el anillo de campeones, ahora no está clara ni siquiera la clasificación para los playoffs. Contando que en el Oeste es difícil entrar con un porcentaje de victorias en liga regular inferior al 50%, los californianos deberían ganar como mínimo 24 de los 41 partidos  que les restan en el calendario, prácticamente 2 de cada 3 enfrentamientos. Y eso confiando que los de más arriba fallen.

La remontada debía empezar la noche del 23 de enero ante los Grizzlies de Memphis. Por la mañana, sesión de tiro. D’Antoni aprovecha para recriminar a sus jugadores sus declaraciones a la prensa y pedirles que se sinceren ante él. Nash se muestra políticamente correcto. Kobe se dirige directamente hacia Howard y le pregunta si le supone un problema jugar con él. El pívot no responde al reto, pero la química entre ambos se ha roto tal vez de forma definitiva.

Por la noche, la recuperación se aplaza para otro día, Los Lakers vuelven a caer (cuarta derrota consecutiva, 106 a 93), y Dwight Howard se resiente del hombro. Los interrogantes en torno al juego del equipo no se disipan. Sólo hay una certeza. La directiva de los Lakers confía en Mike D’Antoni, al menos públicamente. Despedir dos técnicos la misma temporada sería histórico en los Lakers.

Y mientras tanto se disparan los rumores de traspasos en torno al equipo, y no todos con Gasol (que empieza a dejarse querer) como centro. La hipótesis de la salida de Dwight Howard cada día gana más fuerza. A los Lakers se les agota el tiempo. Si no encuentran una solución, y pronto, ya pueden dar la temporada por perdida.

 

publicado en www.encancha.com, enero 2013

ProBasketballTalk | NBC Sports

NBA news, video, analysis and more

El vestuario

Son historias. El deporte es sólo una excusa. Por Jorge Gérardin

EL ECO SIN PASOS

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

La Canasta Americana 🏀

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

A %d blogueros les gusta esto: