Tag Archives: Joel Embiid

Los Cavaliers, el equipo más afortunado de la NBA

21 May

El año pasado por estas fechas publicábamos un artículo sobre la suerte de los Cavaliers en el sorteo del draft. Ahora toca desempolvarlo y actualizarlo, porque la primera elección ha vuelto a caer en el equipo de Cleveland. La suerte de los Cavaliers parece inagotable.

Si la temporada pasada nos parecía extraordinario que los Cleveland Cavaliers obtuviesen la primera elección en el draft, lo de este año agota todos los adjetivos.  Destacábamos entonces que la franquicia de Cleveland había obtenido cuatro números 1 desde la instauración del sistema de sorteo en 1985. Ahora no solo han sumado el quinto, sino que además es el tercero en las últimas 4 temporadas. Es épico.

No soy un especialista en cálculo de probabilidades, pero las posibilidades matemáticas de que un hecho así se produzca deben ser cuanto menos absurdas. No es sólo ser el primero entre 30 en 3 de 4 ocasiones, es que además los boletos que cada equipo lleva en el sorteo no son equivalentes. Este 2014, por ejemplo, los Cavaliers sólo tenían un 1,7 de posibilidades de ser los grandes triunfadores de la noche. Me reafirmo en lo dicho en el párrafo anterior, es absolutamente épico. Me temo que a su dueño acabarán prohibiéndole la entrada a los casinos.

Abonados al número 1

Los Cavaliers iniciaron su historia de fortuna en el draft de la NBA en 1986, eligiendo a Brad Daugherty. El talentoso pívot fue el eje central entorno al cual formaron un gran bloque con Mark Price, Craig Ehlo, Larry Nance  y John “Hot Rod” Williams, entre otros. Sin embargo, sus continuos problemas de espalda le forzaron a retirarse tras 8 temporadas, con tan solo 28 años.

En junio de 2003, tras una serie de años anodinos, los Cavaliers fueron doblemente afortunados. Por una banda, consiguieron nuevamente la primera elección del draft. Y por otra, este hecho se produjo el mismo año que Lebron James optaba a hacerse profesional.  James volvió a poner la franquicia en el mapa,  llevándola hasta las finales de la NBA en 2007. Se enfrentaron a los Spurs en año impar. O sea que perdieron.

Con el proyecto agotado, Lebron James voló a Miami en 2010, dejando tras de sí un equipo desolado…pero con mucha suerte. El propietario Dan Gilbert envió a su hijo Nick como representante del equipo al sorteo del draft del 2011. Y el chaval fue talismán al obtener de nuevo una primera elección. Los Cavaliers se hicieron con Kyrie Irving, llamado a ser el mejor base de la NBA dentro de no demasiado tiempo. Un jugador sobre el que cimentar un nuevo proyecto.

La temporada pasada fueron agraciados de nuevo con el número uno.  De nuevo con Nick Gilbert como talismán. Aunque en aquella ocasión su sonrisa no fuera tan amplia y sincera como en la anterior. Porque si hubo un año en el que perder no era tan malo, y ganar no significaba tanto, era aquel. Los Cavaliers tenían una patata caliente en las manos. Y eligieron a Anthony Bennett, uno de los peores números 1 de la historia del draft en su primera temporada.

Este 2014 el representante del equipo en la ceremonia del sorteo no fue Nick Gilbert, sino el mánager general David Griffin. Pero tenía dos amuletos muy poderosos. Un pin en su solapa en recuerdo de su fallecida abuela y una pajarita en el bolsillo superior de su americana propiedad de Nick Gilbert. En los instantes decisivos del sorteo toca ambos objetos y…abracadabra, su equipo se hace con el ansiado número 1.

 

 

Todo un mundo de posibilidades

En 1986, 2003 y 2011 era muy fácil elegir. Había unos números 1 bastante claros, y era muy difícil equivocarseAlgo que no ocurrió en el 2013, con una clase de novatos que presentaba buenos jugadores (como siempre), pero con muy pocas opciones de que alguno de ellos se convirtiese en estrella.

Este año el azar les depara una ocasión de oro para resarcirse de la “mala suerte” del 2013. Porque la promoción de novatos es estelar. En palabras de Jeff Cohen, vicepresidente de los Cavaliers, “este es el mejor draft desde la llegada de Lebron James, Dwayne Wade, Chris Bosh y Carmelo Anthony”. Eso fue en el 2003, y su equipo también eligió entonces en primer lugar.

Los Cleveland  Cavaliers son un equipo en reconstrucción desde que Lebron James cambió los grandes lagos de Ohio por las soleadas playas de Florida, aunque este año ya luchaban por entrar en play offs.  Este nuevo número 1 les permitirá acelerar el proceso. Con el base Kyrie Irving como jugador franquicia el recién llegado no deberá asumir desde el primer día el peso de la responsabilidad. La posición de escolta también está perfectamente cubierta (Dion Waiters), así que lo más plausible parecería centrarse en las mayores carencias: los pívots.

El equipo no tiene a ningún center de máximo nivel en nómina para la próxima temporada.  Entre los aspirantes a profesionales figura el ex de Kansas Joel Embiid (2,13, 113 kilos), un proyecto de jugador muy interesante incluso a corto-medio plazo. Otra de las opciones de los Cavaliers sería tirar la toalla con Bennett y firmar un nuevo 3-4.  O eso, o recolocar al anterior número 1 de draft de 4 (buscando un traspaso para Tristan Thompson tal vez). En ambos casos, el equipo buscaría un alero potente, con buena mano exterior y capacidad para anotar dentro.

En la camada de novatos de este 2014 tenemos dos jugadores extraordinarios que encajarían en ese perfil. Uno es Jabari Parker, procedente de la prestigiosa Duke de Mike Krzyzewski. El otro, compañero de Embiid bajo las órdenes de Bill Self, el chico maravillas que tanto ha dado que hablar este temporada: Andrew Wiggins. Si nos hemos cansado de oír cómo se le comparaba a Lebron James, imaginad lo que puede pasar si Wiggins es elegido con el número 1 del draft por los Cavaliers.

Clasificación final en la Liga del Tanking

El peor equipo de la NBA, los Milwaukee Bucks, estaba representado en el sorteo por Mallory Edens (la hija adolescente del nuevo propietario Wes Edens). Con un 25% de posibilidades de acabar primeros, finalmente elegirán en segunda posición. Desde 2004 (Orlando Magic) el equipo que tiene más posibilidades no se lleva el premio gordo, así que puede tomarse como un triunfo. Cualquier jugador que elijan les servirá, así que es muy difícil que fallen. Ahora sólo falta ver con que empuje llega Wes Edens a la franquicia, y si será capaz de aprovechar esta oportunidad para sacar al equipo de Milwaukee del pozo de la clasificación.

Los Sixers, representados por el mítico Julius Erving, atesoraban el 19,9% de los boletos de la rifa. Y han acabado en tercera posición. No es un gran premio a sus denodados esfuerzos por perder partidos durante toda la temporada. Sin embargo, también dispondrán de la décima elección gracias al traspaso de J’rue Holiday a los Pelicans a cambio de Nerlens Noel (sexta elección del pasado draft que aún no ha debutado en la NBA por una rotura de ligamentos de su rodilla). Eso deja las cosas en un empate. Sin goles, pero un empate en la liga del tanking.

 Los Orlando Magic, el tercer peor equipo de la última regular, se hallan en una situación equiparable a los Sixers. Su cuarta plaza no es lo que esperaban, pero el disponer también de la doceava elección (vía Denver Nuggets) atenúa su decepción. Utah Jazz, el peor equipo del Oeste, elegirá quinto. No es una mala elección en este draft tan cargado de talento, y podrán seguir con la reconstrucción que ya han empezado esta misma temporada con Gordon Hayward, Alec Burks, Trey Burke, Derrick Favors i Enes Kanter. Los Jazz tienen otra elección en primera ronda, la 23, para potenciar el banquillo.

Los Celtics, después de ensombrecer su trayectoria histórica empatando a victorias y derrotas con los Jazz, han caído en la sexta posición de este draft del 2014. Otra temporada titularíamos “decepción mayúscula”. Este año podemos decir que se han salvado por los pelos en el último segundo del partido. Aún les quedará algún rookie con potencial de estrella. O pueden esperar a que alguno de los equipos que eligen antes que ellos arriesgue y se equivoque, dejando libre alguna pieza codiciada. El equipo de Boston tendrá una segunda elección, la 17, vía Nets, una de las muchas que consiguió en el traspaso de Garnett y Pierce. En pocos años, con un mínimo de fortuna en el sorteo, criterio a la hora de elegir novatos  y acierto en la renovación de los contratos de sus jugadores, pueden volver a armar una buena plantilla.

 Y llegamos al gran derrotado: Los Angeles Lakers. La franquicia californiana elige en séptimo lugar, y sólo tiene esta elección en la primera ronda del draft del 2014. Para una franquicia en reconstrucción como la angelina, es muy poco bagaje. Conseguirá un buen debutante, pero difícilmente un futuro jugador franquicia. Así que les tocará rascarse el bolsillo para fichar a una estrella a la que Kobe Bryant le pueda dar el testigo en breve, y acompañarla de un núcleo de buenos jugadores para armar un equipo competitivo. Tienen margen salarial, pero se me antoja corto para la magnitud del proyecto. Habrá que superar de nuevo el tope salarial, lo que  lastrará futuros presupuestos con el impuesto de lujo y la dolorosa penalización por ser reincidente habitual. ¿Valía la pena “tankear”?

¡Bendita Locura!

19 Mar

Ya tenemos aquí el “March Madness”. Para los fieles y convencidos, no hacen falta más explicaciones. Para los que aún no habéis vivido esta competición, en las líneas que siguen os explico porque este año no os la podéis perder. Si lo hacéis, allá vosotros.

Esta semana vendrá marcada por dos hechos de gran importancia. Uno es la llegada de la primavera. El otro, el inicio de la mejor competición de baloncesto del mundo, el “March Madness”. Los dos ocurren el mismo día, este jueves 20 de marzo. De hecho, 8 equipos jugarán una eliminatoria previa para conseguir una de las últimas 4 plazas libres en el cuadro de 64. Por mucho que los americanos lo denominen “primera ronda”, para mi la Locura no arranca hasta que el cuadro está totalmente cerrado.

Durante tres largos fines de semana los equipos se irán eliminando hasta que sólo quede uno, el campeón. Son partidos sin red de seguridad. El que gana, vive para luchar otro día. Para el que pierde se acaba la temporada. Sin repescas ni premios de consolación. La gloria o el olvido. Y esto es precisamente lo que convierte a la “Locura de Marzo” en una de las competiciones más emocionantes y auténticas del mundo del deporte.

Unos encuentros disputados por universitarios que quizás no estudien tanto como debieran. Principales actores de un negocio multimillonario del que a ellos, hasta ahora, sólo les dejan las migajas. Los jóvenes deberán aprovechar este gran escaparate para llamar la atención de los equipos de la NBA. Eso, los que quieran hacer carrera como profesionales. Para los demás, será un bonito recuerdo para explicar a sus nietos cuando envejezcan.

El comité de selección ha considerado cabezas de serie, y por tanto grandes favoritos, a Florida, Virginia, Arizona y Wichita State. Estos conjuntos presentan unas férreas defensas, sin fisuras. Los sabios del baloncesto universitario han dado por buena la frase que dice que las defensas ganan campeonatos. De los cuatro, Arizona es el que desplega un juego de ataque más espectacular. Algunos de sus partidos se acaban transformando en improvisados concursos de mates con Nick Johnson o Aaron Gordon de protagonistas.

Los tres “freshman” estrella del año tienen su hueco. Andrew Wiggins con Kansas, Jabari Parker con Duke y Julius Randle con Kentucky. Sobre Kansas, pesa la duda de si podrá jugar su otro novato destacado, el pívot Joel Embiid. Sin él, los Jayhawks pierden muchas de sus opciones. Duke también tiene problemas con sus interiores, en concreto la falta de uno de plenas garantías. Kentucky tiene grandes jugadores, pero hasta ahora no ha conseguido la regularidad necesaria como equipo para superar este reto.

A la gran Final Four que cerrará esta bendita Locura se pueden presentar invitados inesperados. Un bloque sólido como Michigan State, los vigentes campeones Louisville, los reyes del triple Iowa State, o una Syracuse que ha entrado en una crisis de juego y resultados en el peor momento. Oklahoma State y Michigan dependerán de la inspiración de sus figuras, Marcus Smart y Nik Stauskas. Doug McDermott dirá adiós a Creighton tras 4 temporadas en que se ha mostrado como el mejor anotador de la NCAA, con 3 cursos consecutivos pasando de los 800 puntos. Y como siempre, habrá un lugar reservado para la cenicienta que querrá su baile con el príncipe. ¿Quién será? Se admiten apuestas.

Y hablando de apuestas, el acertante de la quiniela de los ganadores de todos los partidos de estos tres próximos fines de semana puede ganar los 1000 millones de dólares que ofrece el multimillonario Warren Buffet. Sólo hay un problema. Es indispensable ser ciudadano norteamericano. Por suerte yo, a pesar de haber nacido a orillas del Mediterráneo, soy de Springfield de toda la vida. Como los Simpson.

 

publicado en http://www.encancha.com, y locutado para @nba305, marzo 2014

NCAA: El colapso de Syracuse

24 Feb

El equipo de Jim Boeheim empezaba la semana invicto, pero tras sufrir dos derrotas dice prácticamente adiós la primer lugar del ránking. La pujante Florida es la principal candidata al puesto. Los freshman estrella Andrew Wiggins y Julius Randle fueron decisivos en la semana en que Doug McDermott se coló entre los 10 máximos anotadores históricos de la NCAA.

UN REPASO AL RÁNKING

Syracuse mantuvo por tercera semana consecutiva el número 1 del ranking de AP, aunque la pujante Florida, que subió hasta el segundo lugar, le ha comido el terreno para la semana que ahora empezamos. Wichita State se aprovechó de  la derrota de Arizona (ahora cuarta) para completar el podio mientras que Duke cerró el TOP 5 tras el bajón de San Diego State (6). Cincinnati, Kansas, Villanova y Saint Louis copan los otros 10 primeros lugares de la lista.

UCLA (23) y Gonzaga (25) vuelven al TOP 25 del que caen Pittsburgh y la fugaz Southern Methodist. Tras las dos derrotas de Syracuse, Wichita State es el único equipo invicto a estas alturas de la temporada (ya suma 29 victorias y es campeón virtual de la liga regular de la Missouri Valley). Si la semana pasada Grambling State rompía una racha de 45 derrotas ante equipos de la Division I, con su triunfo en la pista de Prairie Wiew (81-83) acababa con su sequía como visitante tras 31 partidos perdidos.

AMERICAN ATHLETIC

Louisville, 11 del ranking, derrotó al líder de la conferencia, el séptimo de la lista Cincinnati (57-58). Tras una primera parte de muy baja anotación (19-22), los Cardinals se dispararon en el marcador hasta conseguir una ventaja de 10 puntos. La estrella local Sean Kilpatrick, muy bien defendido en la primera mitad, apareció en la segunda anotando 22 de sus 28 puntos. Los Bearcats remontaron para ponerse 3 arriba a 90 segundos del final. Hasta que Russ Smith (10 puntos, 5 asistencias) asumió el liderazgo. Con dos asistencias a Montrezl Harrell  (21 puntos, 10 rebotes) puso fin a la desventaja. Y una canasta suya, a 2,2 segundos del final, le dio el triunfo a los de Rick Pittino.

 

La 22 según los votantes de AP, Memphis, tuvo que jugar una prórroga para derrotar a Temple (82-79). Shaq Goodwin anotó 18 de sus 20 puntos en la segunda parte. Su compañero en la pintura Austin Nichols sumó 17 puntos, 12 rebotes y 7 tapones. Tras tener una diferencia de 10 puntos en la segunda parte, los Tigers se agarraron a la anotación de Goodwin para contener a los Owls en el desenlace del tiempo reglamentario. Los triples que habían permitido remontar a Temple (10 de 26)  dejaron de entrar en los 5 minutos de más (1 de 5), sellando su suerte.

Southern Methodist quiere volver a entrar en la lista de las 25 elegidas. Y lo demostró derrotando a una de sus miembros, la 21, Connecticut  (55-64). Los Mustangs han ganado 11 de sus últimos 13 enfrentamientos. Su buena defensa sólo concedió 16 canastas de camp a los Huskies, dejándolos en un 30% de acierto en el tiro. La dupla exterior de UConn, Napier y Boatright, anotaron 15 puntos cada uno, pero con un mal porcentaje conjunto (8 de 28).

ATLANTIC COAST

Syracuse, primer equipo del ranking, se dejó la imbatibilidad ante el rival más inesperado, Boston College (59-62). Los Eagles, cuando todo el mundo daba el encuentro por finiquitado, remontaron 13 puntos de desventaja en la segunda parte tras encadenar una racha de 5 triples consecutivos (11 de 22 al final del encuentro), 2 de Olivier Hanlan (20 puntos, 3 asistencias). En los 5 minutos de añadido, con 2 nuevos triples de salida sembraron el desconcierto en los locales.

Tyler Ennis (14 puntos, 8 rebotes, 6 asistencias), habitualmente un seguro en los momentos decisivos, falló cuando su equipo más le necesitaba. No pudo romper el empate a 30 segundos del final de los 40 minutos, y en la prórroga falló dos de sus tres tiros de campo y uno de sus 2 tiros libres. Los Orange, tras jugar con fuego en sus dos enfrentamientos de la semana anterior (ante Pittsburgh y North Carolina State), se acabaron quemando.

 

North Carolina venció a la número 5 Duke (74-66) y se dio un festín anotador contra Wake Forest  (105-72). Esta vez no hubo tormenta capaz de impedir la celebración del partido contra la número 5, uno de los más esperados de la temporada. Roy Williams, que venía de sumar su triunfo número 300 como entrenador de los Tar Heels ante Florida State (75-81), vio como su equipo llegaba al descanso siete abajo. Un Rodney Hood en estado de gracia (una racha de 11 puntos casi consecutivos, acabó el encuentro con 16) había neutralizado la ventaja inicial de los locales.

En la segunda mitad la labor anotadora de Leslie McDonald (21 puntos) se vio perfectamente complementada por Marcus Paige (13 puntos, todos en el segundo parcial, y 9 en los últimos 5:30). La ventaja de hasta 11 puntos de los Blue Devils se fue esfumando ante una defensa que alternó una disposición individual con una zona 1-3-1. Duke falló 13 lanzamientos seguidos y estuvo 6 minutos sin anotar. Una pelota robada por J.P. Tokoto (9 puntos, 7 rebotes) a Quinn Cook (17 puntos saliendo del banquillo) a 31 segundos del final selló el triunfo de UNC. Jabari Parker, a pesar de sufrir en la segunda mitad, acabó con 17 puntos y 11 rebotes.

 

El fin de semana, Duke recibió a Syracuse. Los Blue Devils, después de ver como su ataque se colapsaba ante una defensa en zona, sacaron sus conclusiones. Y atacaron la defensa clásica 2-3 de los Orange metiendo balones interiores en lugar de buscar directamente los triples. Tras las críticas recibidas en el sentido de que a su equipo le faltaba un liderazgo claro para los instantes más comprometidos, Krzyzewski le dio los galones a Jabari Parker (19 puntos, 10 rebotes) y Rodney Hood (13 puntos, 7 rebotes). Ambos jugadores rescataron a los locales cuando Syracuse se fue de 9 puntos en la primera mitad.

A 6:50 para el final del partido, Duke consiguió una renta favorable de 6 puntos. Un fallón Tyler Ennis (9 puntos, 4 rebotes, 6 asistencias, 4 recuperaciones) respondió con una canasta y una asistencia para Jerami Grant (17 puntos, 8 rebotes), ajustando de nuevo el marcador. A falta de 10 segundos los árbitros señalaron falta en ataque a C.J. Fair (12 puntos, 7 rebotes) cuando entraba a canasta. El técnico visitante Jim Boeheim perdió los nervios y fue expulsado. Y los Blue Devils sentenciaron el enfrentamiento gracias a los 4 tiros libres de que dispusieron (anotaron 3). Syracuse cerraba su semana negra con una derrota por 66 a 60.

 

La número 14 Virginia fue casi todo el partido a remolque de su rival estatal Virginia Tech (53-57).  La diferencia favorable a los locales llegó a ser de 11 puntos a falta de 14 minutos para el final. Fue entonces cuando los Cavaliers depositaron sus esperanzas en la línea de 3 puntos, y ésta les devolvió la confianza con 6 triples (con 2 de Justin Anderson y 2 más para Joe Harris). Cuando quedaban 1 minuto y 49 segundos para agotar el tiempo reglamentario, los segundos de conferencia ya ganaban de 5. Un alleyhoop de Justin Anderson tras pase de Malcolm Brogdon dejó el enfrentamiento visto para sentencia.

 

Justin Anderson volvió a ser protagonista en el triunfo de Virginia ante Notre Dame (70-49). Con los Fightin Irish a sólo 5 puntos en el marcador, su tapón sobre Zach Auguste fue el inicio del contrataque que culminó Anthony Gill con un mate. Esta fue la jugada que desencadenó el terrible parcial de 30 a 2 que acabó con todas las ilusiones de victoria de los visitantes.

 

ATLANTIC 10

El décimo para los votantes de AP, Saint Louis, tuvo que esperar a la prórroga para poder vencer al colista de su conferencia, George Mason (85-89). En el anterior enfrentamiento entre estos dos equipos, el 1 de febrero, los Billikens también ganaron en los 5 minutos extra. Sherrod Wright fue el estilete local con sus 34 puntos. La clave estuvo en la aparición tras el descanso del desequilibrante Jordair Jett para los visitantes, consiguiendo 24 de sus 25 puntos en el segundo período. Ante George Washington (66-59) también vencieron, pero después de dejarse recuperar 14 puntos de ventaja en la segunda parte.

Massachussets derrotó a Virginia Commonwealth, consiguiendo que los Rams de VCU encajasen por primera vez esta temporada dos derrotas consecutivas. El “diminuto” base de los Minutemen Chazz Williams (1,75) demostró su sangre fría en los instantes finales. Williams (20 puntos, 4 rebotes, 5 asistencias) anotó 2 tiros libres para dar 3 puntos de ventaja a su equipo a 17 segundos del final. En la siguiente posesión el base le robó la pelota a Briante Weber. Tras recibir una nueva falta, acertó en los tiros libres a falta de 8 segundos, dejando el definitivo 80 a 75 en el marcador.

BIG EAST

Creighton, 11 del ránking y líder de la conferencia, mermó las esperanzas de Marquette de recibir una invitación para el baile de marzo (70-85). Doug McDermott anotó 7 de sus 25 puntos durante el parcial de 2 a 10 que cortó la remontada local en la segunda mitad. Hasta el descanso la defensa de los Golden Eagles había limitado sus tiros, pero en la reanudación el alero vio aro con facilidad. McDermott ya lidera la tabla de anotadores de la División I con 25,8 puntos de promedio. Su compañero Ethan Wragge anotó 22 puntos, con 6 triples de 8 intentos.

 

Con los 29 puntos que anotó ante Seton Hall, la estrella de Creigthon se convirtió en el décimo anotador en la historia de la NCAA. Los Bluejays ganaron de forma ajustada (72-71) después de complicarse de forma inexplicable el partido. Ganando de 3, McDermott falló 2 tiros libres (su media de acierto es del 89%) a 21 segundos del final. Con 4 segundos en el reloj, Ethan Wragge (86% de eficacia) falló 2 más con los Pirates 1 punto por debajo. Aún tuvieron suerte que el lanzamiento a la desesperada de Fuquan Edwin no entró.

Su perseguidora, la número 9 Villanova, sudó la gota gorda para vencer a una correosa Providence (79-82), a la que no pudo doblegar hasta el final de la segunda prórroga. La aportación de los banquillos fue testimonial: ningún punto del de los Friars por 2 del rival.  Los Wildcats ganaban de 5 poco más de 1 minuto para el final de los 40 habituales, pero los locales forzaron el empate. Ryan Arcidiacono (21 puntos, 3 rebotes, 6 asistencias, 3 recuperaciones) falló el triple que le podría haber dado el triunfo a los visitantes.

Al final de la igualadísima primera prórroga, de nuevo Arcidiacono se jugó el tiro decisivo, esta vez en una entrada. Y de nuevo falló. Pero como dice la consabida muletilla, a la tercera fue la vencida. En los últimos segundos de la la disputada segunda prolongación, la pelota llegó de nuevo a las manos de Arcidiacono, que otra vez optó por la penetración. Canasta y tiro libre adicional tras falta de Kadeem Batts (21 puntos, 11 rebotes).

 

Villanova volvió a sufrir ante Saint John’s (57-54), en un partido muy físico y de marcado carácter defensivo. Los Red Storm son el equipo que menos puntos concede (68), y el que deja a sus rivales en los peores porcentajes de tiro, tanto general como de triples. Los Wildcats se quedaron 23 puntos por debajo de su media anotadora de la temporada, anotando un 39,2% de sus lanzamientos y perdiendo 15 pelotas. Saint John’s tuvo su opción de forzar la prórroga a falta de 1,5 segundos y 2 puntos abajo. D’Angelo Harrison tiró a fallar su segundo tiro libre, pero Rysheed Jordan entró a buscar el rebote antes de tiempo. 17.124 espectadores presenciaron este enfrentamiento en Filadelfia, con un gran ambiente, como se ve en el video

 

BIG 10

Purdue pagó el pato de la derrota de la semana anterior de Michigan State ante Nebraska. Los Spartans, caídos hasta el 13 del ránking, barrieron a los Boilermakers (79-94). Los de Tom Izzo batieron el record de triples de la universidad anotando 17, con 6 de Gary Harris (25 puntos), 4 de Travis Trice (14 puntos y 6 asistencias) y 4 más del interior Adreian Payne (23 puntos, 4 rebotes). Michigan State repartió 26 asistencias para conseguir 30 canastas de campo. Tom Izzo dio minutos a todos sus jugadores, aunque fueran testimoniales para algunos. Hasta 15 Spartans saltaron a la pista.

Pero como dice el refrán, poco dura la alegría en casa del pobre. Michigan State sufrió una nueva derrota, esta vez ante su archirrival Michigan (79-70). La 20 del ránking arrebató a los Spartans el liderato de la conferencia. Los Wolverines llegaron a perder de 10 durante la primera mitad, pero tras reducir la distancia a solo dos puntos al descanso rompieron el partido con un parcial de 19 a 4 en la segunda parte con 14 puntos de Stauskas (20 de sus 25 puntos en este período)  y 7 de Caris Levert (23 puntos). Por los visitantes, el renqueante Keith Appling anotó sus 6 puntos en los 2 minutos finales. Los Spartans acusan el mal momento físico de su director de juego.

La número 15 Iowa fue sorprendida en su casa por el equipo que la sigue en el ránking, Wisconsin. Frank Kaminski (21 puntos, 7 rebotes) fue el jugador clave en un final ajustado. Primero anotando la canasta que daba a los Badgers un punto de ventaja. Luego, robando el balón a Roy Devyn Marble (21 puntos, 11 asistencias) para anotar los dos tiros libres de la falta que recibió a continuación a 24,5 segundos del final. Y para acabar, el pívot selló el partido con los dos tiros libres que pusieron en el marcador el definitivo 74 a 79.

 

Thad Matta, entrenador de Ohio State, veía a su equipo de nuevo fuera del ránking (son los penúltimos). Los Buckeyes perdían de 10 ante Minnesota al descanso (18-28). Un parcial de 17 a 0 le permitió respirar más tranquilo. Y luego llegó el momento de Sam Thompson (19 puntos, 4 rebotes), que anotó 10 puntos consecutivos acabando con los últimos conatos de resistencia visitante. Al final, marcador capicua (64–46). Los Golden Gophers se precipitan fuera de las quinielas del March Madness después de perder 6 de sus últimos ocho partidos.

 

BIG 12

La número 8 y líder de esta conferencia, Kansas, se salvó por los pelos del “upset” ante Texas Tech (63-64).  Una vez superadas sus lesiones, un buen inicio del pívot Joel Embiid (18 puntos, 7 rebotes) con 7 de los primeros 12 puntos de su equipo dio la primera ventaja a los visitantes. La renta llegó hasta los 10 puntos tras un triple de Andrew Wiggins (19 puntos, 6 rebotes). Los Red Raiders consiguieron ajustar el marcador al descanso.

En la reanudación los locales aprovecharon 4 de sus 5 primeros ataques, mientras que Kansas solo anotó en 1 de sus 4 posesiones iniciales.Texas Tech consiguió una ventaja de 5 puntos que les permitió llegar vivos a un final apretado. Gracias a un rebote en ataque tras fallo de Wiggins, Embiid ponía a Kansas uno arriba a falta de 30 segundos. Una falta del pívot daba de nuevo la delantera a los tejanos tras dos tiros libres de Robert Turner. Una canasta de Andrew Wiggins al límite del tiempo recogiendo una pelota suelta de Embiid sentenció el partido.

 

 En su siguiente cita de la semana, Kansas venció a la 19 del ránking Texas (85-54). El día antes de cumplir 19 años, Andrew Wiggins se regaló 21 puntos, 6 rebotes y 2 tapones. Joel Embiid le ayudó a soplar las velas con una actuación muy completa (13 puntos, 7 rebotes, 6 tapones). Los Longhorns tuvieron una primera ventaja (3-8) que cedieron tras anotar un solo lanzamiento de campo en 11 minutos. En ese tiempo encajaron un parcial de 32 a 5 con un gran protagonismo de Wiggins. Tan demoledor como este mate al contrataque de Embiid.

 

Texas venía de perder en su visita a la número 17 Iowa State (85-76), con 67 puntos del trío mágico local: Melvin Ejim (25 puntos, 8 rebotes),  DeAndre Kane (22 puntos, 7 rebotes, 5 asistencias) y George Niang (20 puntos, 4 rebotes, 5 asistencias). Por los visitantes, el liderazgo anotador correspondió al base freshman Isaiah Taylor (26 puntos, 7 rebotes, 8 asistencias). Jonathan Holmes aportó 14 puntos y 9 rebotes.

Los Cyclones acertaron en la defensa del principal punto fuerte de los Longhorns ante ellos,  la superioridad en centímetros y kilos de Cameron Ridley (2,05 de altura y 129 kilos) sobre Niang (2 metros y 109 kilos). El mastodonte tejano se quedó en 4 puntos, 5 rebotes y 2 tapones, y sólo estuvo en pista 16 minutos ante su falta de relevancia en el encuentro. El otro factor clave de Texas es el acierto de Javan Felix en los triples, pero el base estuvo fallón (16 puntos, pero acertando sólo 4 de sus 15 lanzamientos desde la línea).

 

Oklahoma State encajó ante Baylor su séptima derrota consecutiva (70-64). Los Cowboys forzaron la prórroga gracias a una recuperación en uno de los servicios de fondo más absurdos de la historia del baloncesto (no os perdáis el vídeo),  y un triple de Leyton Hammonds (desde el 8 de noviembre en que anotó dos triples el jugador había fallado sus 14 intentos posteriores).

 En la prórroga, que se inició con un triple de Corey Jefferson (25 puntos, 13 rebotes, 3 tapones), los locales no cedieron la iniciativa a pesar de los esfuerzos de Markel Brown (26 puntos, 4 rebotes, 6 asistencias). Los Cowboys se reencontraron con la victoria ante Texas Tech (84-62) el día del retorno de Marcus Smart (16 puntos, 10 asistencias, 6 recuperaciones) tras cumplir sus tres partidos de sanción por empujar a un aficionado, precisamente en la pista de los Red Raiders.

 

PACIFIC 12

Arizona, el cuarto equipo del país, se salvó por los pelos de encajar su tercera derrota de la temporada. Utah les obligó a jugar una prórroga (63-67) en la que la defensa de los Wildcats sólo concedió a los locales una canasta de campo. Cuatro puntos de Rondae Hollis Jefferson (13 puntos, 4 rebotes) dieron a su equipo la misma ventaja a 1:52 del final del duelo. Los dos primeros, fruto de un rebote en ataque, y los dos últimos después de que Brandon Taylor (13 puntos, 5 asistencias), con un porcentaje de acierto del 86% desde los tiros libres, fallase sus tres lanzamientos consecutivos desde la línea de personal para los Utes.

 

UCLA (23 del ránking) le pisaba los talones a Arizona por el liderato de la conferencia hasta su derrota frente a Stanford (83-74). Chason Randle acribilló a los Bruins desde la línea de 3 (26 puntos con 7 triples). John Huestis sumó 22 puntos (además de 6 rebotes y 5 tapones) y Anthony Brown, 18 más. El acierto de los Cardinal les permitió anotar el 62,2%  de sus lanzamientos de campo y dominar en el marcador desde el minuto 10 de la primera mitad con ventajas de hasta 12 puntos. Un triunfo que permite a Standford albergar esperanzas de participar, vía invitación, en el gran torneo nacional de marzo.

 

SOUTHERN CONFERENCE

La número 2 Florida perdía de 8 al descanso contra Auburn tras un festival de triples por parte de ambos equipos (12 de las 23 canastas de este período). En la segunda mitad los Gators se confiaron al coloso Patrick Young. El pívot, que en principio no debía jugar por la tendinitis de sus rodillas, aportó 17 puntos en los segundos 20 minutos (todos los que consiguió) para llevar a los suyos a un ajustado triunfo (71-66). Young incluso anotó 3 de sus 4 tiros libres (su porcentaje esta temporada es del 59%) en los últimos 20 segundos .

 

Ole Miss también plantó cara a Florida. Al descanso el marcador registraba un empate a 42 con 22 puntos para los Rebels del loco del triple, Marshall Henderson. En la segunda mitad la defensa de los de Billy Donovan se ajustó perfectamente a los movimientos de Henderson, que falló sus seis lanzamientos en este período. Anthony Perez (10 puntos) y Jarvis Summers (20 puntos) intentaron mantener a Ole Miss en el partido, pero su esfuerzo fue insuficiente ante los triples de Michael Frazier (17 puntos) y Scottie Wilbekin (18 puntos, 7 asistencias) y la fuerza interior de Michael Young (12 puntos, 5 rebotes). Al final, triunfo para una Florida (71-75) que se postula como nuevo número 1.

 

Henderson y compañía venían de perder por la vía rápida ante una Kentucky (70-84) que tuvo a Julius Randle (25 puntos y 13 rebotes) de maestro de ceremonias. Al descanso los Wildcats ganaban a Ole Miss de 17 (25-42). De sus 17 canastas de campo en este período, 6 fueron triples,  otras 7 mates y 3 más entradas a canasta. Después del festival visitante de la primera parte, la segunda sirvió para que el local Marshall Henderson maquillara su estadística con 4 de sus 5 triples (18 puntos pero en una serie de tiros de campo de 5 de 17).

 

Ante Louisianna State, Randle anotó sólo 8 puntos (más 15 rebotes), pero 2 de ellos valen su peso en oro. Son los que dieron el triunfo a Kentucky en la prórroga (77-76) recogiendo el balón tras el tapón de Jordan Mickey a James Young. Los Wildcats compensaron la baja anotación del ala pívot con la aportación de Young (20 puntos) y Aaron Harrison (21 puntos). En LSU brilló su tripleta habitual: Johnny O’Bryant III (20 puntos, 12 rebotes), Anthony Hickey (20 puntos, 5 rebotes, 8 asistencias) y Jordan Mickey (11 puntos, 9 rebotes).

 

OTRAS CONFERENCIAS

La número 6 de la semana, San Diego State, cayó en su visita a New Mexico (58-44), quedando igualados ambos equipos al frente de la Mountain West. Los dos conjuntos tenían claro quién iba a ser el jugador clave: Cameron Bairstow (26 puntos, 9 rebotes). Los Aztecs fueron incapaces de evitar que la pelota llegase al ala pívot sénior, y el jugador de los Lobos les destrozó desde dentro. La estrella de SDSU, Xavier Thames, sigue con su mala racha en el tiro, encadenando 4 partidos con porcentajes de acierto inferiores al 30%. Dos de las cuatro derrotas del equipo han coincidido con la crisis del base. Al final hubo un poco de lío entre los jugadores, pero por suerte la cosa no fue a más.

 

Gonzaga, última del ránking y líder de la West Coast, cayó ante Brigham Young University (73-65), su perseguidor en la conferencia. BYU, sufriendo mucho esta temporada por su defensa del perímetro, consiguió contener a los triplistas rivales. El irregular Matt Carlino (15 puntos, 4 rebotes, 6 asistencias, 3 recuperaciones) anotó 7 puntos consecutivos (2 canastas y 3 de sus 4 tiros libres) en los minutos finales para acabar con las últimas opciones de los Bulldogs que cerraron la semana perdiendo de nuevo, esta vez ante San Diego (69-66). Duda Sanadze (15 puntos) anotó los tres tiros libres  que dieron el triunfo a los Toreros a 2,9 segundos del final. Estas derrotas pueden sacar de nuevo del ránking a Gonzaga.

OTRO RÉCORD PARA TRAVIS BADER

Travis Bader, máximo triplista histórico de la NCAA, batió un nuevo récord. El jugador de Oakland, además de ser el que más triples ha metido, también es el que más ha tirado. Con los 6 que intentó (de los que transformó 4) en el triunfo de su equipo ante Illinois-Chicago (71-86), Bader sumó 1.198 lanzamientos desde más allá de la línea de 3 puntos.

EL PÓSTER DE LA SEMANA

Tristan Carey, de Longwood University, realizó este mate por encima de Brandon Holcomb de Radford. A pesar de esta espectacular acción, los Lancers de Longwood, colistas del grupo Norte de la conferencia Big South, perdieron ante los Highlanders por 75 a 86.

 

 

versión íntegra del artículo publicado en http://www.encancha.com, febrero 2014

NCAA: Wisconsin y Iowa State también flaquean

20 Ene

Con Ohio State y Oregon entrando en barrena, esta semana Wisconsin, Iowa State y Baylor se han sumado a una crisis de la que parece salir Kansas mientras que históricos como Kentucky, Duke y UCLA no se sabe si suben o bajan. Los torneos de conferencias empiezan a hacer estragos.

Arizona y Syracuse siguen al frente

Arizona y Syracuse mantuvieron sus posiciones de privilegio en lo más alto de la lista de los 25 mejores de Associated Press. Sus dos derrotas de la semana pasada hicieron que Ohio State descendiera de la tercera a la treceava posición del Top 25. Su hueco lo ocupó Wisconsin. El cuarto lugar fue para Michigan State, mientras que Wichita State se colaba en el Top 5. La pérdida de posiciones de los Buckeyes ha permitido a San Diego State, sin hacer mucho ruido, colarse entre las 10 mejores por detrás de Villanova, Florida, Iowa State y Oklahoma State.

Duke siguió en caída libre. Su derrota ante Clemson les precipitó hasta el antepenúltimo lugar del ránking, con un aviso claro de exclusión ante otro tropiezo similar. Oregon no ha tenido tanta suerte como Duke. Tras perder tres partidos consecutivos, los votantes la han excluido de la lista (tras su derrota ante Oregon State esta semana ya son cuatro).

 También quedaron fuera Missouri, Gonzaga, Illinois y Kansas State (aparición fugaz la de estos dos equipos, que sólo han estado ranqueados una semana). En su lugar entraron Cincinnati (19), Creighton (20), Pittsburgh (22), Saint Louis (24) y Oklahoma y UCLA (empatadas a votos en el último lugar). Esta semana en el Top 25 hay 26 equipos. Todo es posible en la NCAA.

Arizona, Syracuse, Wisconsin y Wichita State empezaron la semana invictos. Wisconsin salió de la lista de elegidos al perder dos veces. En el extremo opuesto, Cornell y Grambling State partían sin haber derrotado a ningún rival de la Division I. Cornell cayó ante Columbia (71-61) mientras que Grambling State amplió su racha de derrotas ante Alcorn State (64-56) y Texas Southern (74-72). Contra los segundos estuvo a punto de romperla pero fue incapaz, lo mismo que su rival, de anotar en los 2:45 finales.

AMERICAN ATHLETIC

Connecticut se llevó el triunfo en su victoria a la cancha de la número 17 Memphis (73-83). Los Huskies entraron en el último minuto con un margen favorable de 5 puntos, y su seguridad en los tiros libres (6 de 6) les permitió conservarlo e incluso ampliarlo hasta los 10 definitivos. DeAndre Daniels con 23 puntos y 11 rebotes y Shabazz Napier con 17 fueron sus líderes. Vamos, los de siempre.

En su siguiente partido Shabazz Napier consiguió su mejor registro anotador, 30 puntos, insuficiente para derrotar a la número 18 Louisville (64 a 76). Su rival Russ Smith sumó 18 de sus 23 puntos en la segunda mitad. Los Cardinals rompieron el enfrentamiento en este período con un parcial de 4 a 20 durante el cual el entrenador rival Kevin Ollie fue expulsado tras serle señaladas dos técnicas. En el que se suponía tenía que ser un duelo entre anotadores exteriores, el pivot de los de Rick Pitino Montrezl Harrell brilló con 18 puntos, 13 rebotes y 3 tapones.

ATLANTIC COAST

La número 2 Syracuse no pudo decantar a su favor el duelo contra Boston College hasta la segunda parte (59-69), en el primer duelo en esta conferencia de dos exmiembros de la Big East. Los Eagles, liderados por Lonnie Jackson (18 puntos con 6 triples) mandaban de 5 en el marcador a falta de 10 minutos para el final. Los Orange apretaron en defensa y en ataque aprovecharon su mayor tamaño para conseguir 14 puntos consecutivos (7 de Trevor Cooney y 5 de Jerami Grant) que finiquitaron las esperanzas locales. Cooney acabó con 21 puntos, Grant anotó 16 y capturó  8 rebotes.

 

En otro duelo entre antiguos rivales de la Big East, y con el liderato de la conferencia en juego, Syracuse escapó por los pelos de la trampa de la 22 del ránking  Pittsburgh (59-54) para sumar su 18 victoria consecutiva. El dominio en el rebote ofensivo de los Panthers y una buena racha de triples en la segunda parte  les permitió, a pesar del 51,2% de acierto en el lanzamiento del segundo mejor equipo del país, llegar a un final igualado. Y aquí fue donde Tyler Ennis se doctoró, anotando dos entradas ante la exigente defensa rival en los 2 minutos finales. El freshman acabó con 16 puntos y 3 asistencias.

 

A 3:45 del final Duke (23 del ránking)  ganaba de 11 a la visitante Virginia. A falta de 37 segundos, perdía de 1. Y un sudor frío recorría la espalda de Mike Krzyzewski en el banquillo local. Perder les hubiera supuesto salir del ránking, en el que desde 1982 han permanecido 519 semanas de un total de 570. Un triple de Rasheed Sulaimon (21 puntos saliendo desde el banquillo) les volvía poner por delante y dos tiros libres de Amile Jefferson (su porcentaje en la distancia era del 41%) tras capturar el rebote en defensa ponían el definitivo 69 a 65 en el marcador. Y “Coack K” suspiró aliviado. ¿Y Jabari Parker? 8 puntos, 3 de 11 en el lanzamiento. Su buena defensa evitó a los Blue Devils los mismos problemas ante North Carolina State (95-60) en un duelo anotador entre Jabari Parker y T.J. Warren, ambos con 23 puntos.

 

BIG EAST

La número 20 Creighton superó sin problemas a Butler 88 a 60. La segunda parte sobró teniendo en cuenta que al descanso ganaban de 29 (53 a 29). Si tienes a un tal Doug McDermott capaz de anotar 24 puntos en los primeros 20 minutos, es más probable que estas cosas pasen. El hijo del entrenador local, una vez satisfecha su cuota anotadora, se reservó anotando sólo 4 puntos más en la segunda mitad.

En su siguiente partido, con 8 ojeadores de la NBA para observar a McDermott, los Bluejays perdieron con toda claridad ante Providence (81-68). Y Bryce Cotton se hizo un hueco en las libretas de los enviados de la liga profesional. McDermott acabó con 21 puntos y 7 rebotes, mientras que su rival llegó hasta los 23 puntos y las 6 asistencias. El primero estuvo muy solo, y el segundo recibió la ayuda de sus compañeros. Todo el cinco titular de los Friars anotó en dobles figuras.

 

BIG TEN

Wisconsin no pudo sumar 17 victorias consecutivas al caer en su visita a Indiana por 75 a 72. Los Badgers no fueron capaces de someter a sus rivales a un ritmo de partido de bajas revoluciones y eso les costó su primera derrota de la temporada. Conscientes de los problemas en el lanzamiento exterior de los Hoosiers, los de Bo Ryan se aplicaron en cerrar las líneas de pase interiores para Noah Vonleh. El ala pívot de Indiana anotó 10 puntos, pero solo pudo lanzar 5 veces a canasta, y dos de ellas des de más allá de la línea de 3 puntos.

 Pero Bo Ryan, el técnico visitante,  se equivocó en rivalizar con Indiana en un toma y daca anotador de canastas sin pausa, prolongando innecesariamente un tramo inicial del encuentro pleno de acierto por ambos bandos. Tras el descanso, Wisconsin intentó ralentizar el partido con sus habituales ataques largos. Y pareció conseguirlo tras ponerse 9 arriba coincidiendo con las malas decisiones en ataque de un pasado de revoluciones Yogi Ferrell.

 Tom Crean sentó a su base para serenarlo mientras sus compañeros remontaban. Y cuando volvió a la pista, en los 10 minutos finales, un Ferrell pletórico anotó 13 de sus 25 puntos y repartió 2 de sus 4 asistencias para minimizar el buen partido de su antagonista Traevon Jackson (21 puntos, 9 de 11 en los lanzamientos). También fueron clave en el resultado el freshman local Stanford Robinson, autor de 13 puntos en momentos clave saliendo desde el banquillo  y Will Sheehey ejerciendo de veterano cuando su equipo más lo necesitaba.

 

Los Badgers volvieron a caer, esta vez en casa ante Michigan (70-77). Los Wolverines, gracias a una noche acertada cara al aro rival (54,7% en los tiros), ganaban de 15 a falta de 10:30. Los locales apretaron los dientes e iniciaron la remontada. Después de una penetración de Ben Brust, estaban sólo uno abajo a falta de 1:30. Tiempo muerto de John Beilein y la consigna clara, pelotas al hombre más acertado de la noche, Nik Stauskas (23 puntos, 4 rebotes, 4 asistencias). El canadiense anotó un triple clave para distanciar a su equipo y 6 tiros libres para mantener la renta. Caris Levert también brilló con 20 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias y 4 robos.

 

Michigan State (número 4) consiguió ante Illinois el mejor inicio de temporada de su historia, 17 victorias por tan sólo 1 derrota. Los Spartans jugaron por tercer partido consecutivo sin su pivot Adreian Payne, con problemas en un tobillo. Ante un equipo con tan poca presencia interior como los Fightin Illini, su ausencia no se notó (62-78). Con Gary Harris (23 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias), Denzel Valentine (15 puntos, 11 rebotes, 4 asistencias) y Keith Appling (15 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias) fue suficiente.

Ohio State sigue en caída libre. Ante Minnesota, la número 11 encadenó su tercera derrota consecutiva (63-53). Un triunfo de prestigio para el otro Pitino, Richard, hjjo del gran Rick y entrenador jefe de unos Golden Gophers que basaron su juego en el dominio de la pintura, tanto anotando como reboteando. LaQuinton Ross anotó 22 puntos para los Buckeyes. Los otros 4 titulares del equipo sumaron 19 entre todos. Sam Thompson anotó 12 puntos. Esa fue toda la producción del banquillo de Ohio State.

 

Minnesota no pudo repetir su gesta ante Iowa, 14 del ránking (94-73). Con Aaron White desactivado por faltas, y Roy Devyn Marble desacertado, los Hawkeyes se mantuvieron gracias a anotadores menos habituales como Josh Oglesby (14 de sus 17 puntos antes de descanso). En la segunda parte, aparecieron los de siempre. White anotó sus 18 puntos y Marble 15 (en la primera mitad había anotado uno). Y al base rival Andre Hollins, que les había acribillado con 18 puntos durante los primeros 20 minutos, sólo le permitieron anotar 2 más, y de tiros libres.

BIG 12

Semana grande para la número 15 Kansas, tras derrotar sucesivamente a Iowa State (número 8) y Oklahoma State (número 9). En este segundo enfrentamiento, superó a los Cowboys (80-78) con un partido completísimo de un Joel Embiid (13 puntos, 11 rebotes, 8 tapones) que sigue ascendiendo posiciones en las previsiones de draft. El pivot ya apunta al número 1. Los Jayhwaks ganaban 30 a 47 al descanso. OKlahoma State, con 4 triples de Markel Brown (15 puntos) y otros 4 de Phil Forte (23 puntos desde el banquillo), se pusieron uno abajo a falta de 6 segundos.  Buena reacción, pero insuficiente para evitar el upset. Marcus Smart, a pesar de su mala noche en el tiro, rozó el triple doble con 16 puntos, 10 rebotes y 9 asistencias.  ¿Y Wiggins? 3 puntos en 23 minutos.

 

En su primer partido de la semana, Kansas inflingió a Iowa State su segunda derrota consecutiva (70-77). Los Jayhawks, sabedores que su rival anota una tercera parte de sus puntos desde la línea de 3 puntos, se aplicaron sobre los tiradores rivales, dejándolos en una serie de 4 de 25. Iowa State, por su parte, consciente de su inferioridad en centímetros, intentó contener a los pivots rivales con dobles marcajes. Lo consiguió durante la primera mitad. Kansas abrió el partido con un parcial de 15 a 4. Los locales consiguieron recuperarse, llegando al descanso empatados a 36.

 Los de Bill Self volvieron a salir en tromba en la segunda parte, con un parcial de 16 a 5 que los Cyclones no pudieron devolver. Joel Embiid anotó 12 de sus 16 puntos en esta segunda mitad (a su estadística hay que sumar 9 rebotes y 5 tapones). Andrew Wiggins maquilló su mal lanzamiento exterior con canastas en transición para acabar con 17 puntos y unos impactantes 19 rebotes. El base Naadir Tharpe consiguió su mejor marca anotadora, 23 puntos, más 6 rebotes y 4 asistencias, contestados por los 21 puntos, 8 rebotes, 3 asistencias y 4 robos de su némesis local, un renqueante DeAndre Keane.

 

Iowa State se sumó oficialmente a la lista de equipos en crisis tras volver a perder, esta vez en su visita a Texas (86-76). Los Cyclones volvieron a estar erráticos en el lanzamiento de 3 puntos (11 de 32) y no pudieron contener a Jonathan Holmes (23 puntos, 7 rebotes) y Cameron Ridley (16 puntos, 11 rebotes, 5 tapones) en el juego interior. Por segundo partido consecutivo George Niang tiró más de 3 que de dos. A pesar de su acierto (4 de 7), es un mal sintoma que tu interior tenga que buscarse la vida por fuera por segundo partido consecutivo. Ante Kansas, Niang ya se había quedado en un 0 de 9 desde esta distancia.

 

La número 12 Baylor cayó en su visita a Texas Tech (82-72). Los Red Raiders que entrena el histórico Tubby Smith dominaron de principio a fin con un gran juego conjunto, controlando el rebote y acertando el 57,1% de sus lanzamientos. Y se gustaron con algunos mates devastadores. Sus cinco titulares pasaron de la decena de puntos, liderados por un omnipresente Dejan Kravic (14 puntos, 9 rebotes, 6 asistencias) y Jaye Crockett (19 puntos). Por los Bears el base Kenny Chery anotó 22 puntos, y desde el banquillo Rico Gathers sumó 11 y Taurean Prince 7, pero sus dos torres Cory Jefferson y Isaiah Austin pasaron desapercibidos.

 

Oklahoma venía de perder en su visita a Kansas State (72-66), el equipo que cerraba la lista la semana anterior. El duelo del equipo más anotador de la conferencia contra el que mejor defiende cayó del lado del segundo. Hasta el punto que dejaron al líder anotador de la Big 12 Cameron Clark en sólo 2 puntos, 15 por debajo de su media. Nino Williams acertó con cuatro tiros libres cruciales al final del partido. Una inyección de ánimo para el alero júnior que había perdido la confianza en su tiro, viéndose muy restringidos sus minutos de juego

Pacific 12

Arizona seguirá otra semana como número 1 del ránking después de superar claramente a Arizona State (91-68). Los Wildcats, que nunca fueron por detrás en el marcador, dejaron sentenciado el partido ya en la primera mitad, cuando consiguieron una renta de 18 puntos. Siete jugadores locales anotaron diez o más puntos, liderados por Nick Johnson con 17 y Aaron Gordon, cada día más sólido, con 16. El entrenador Sean Miller repartió minutos, aunque fueran pocos, entre todos sus hombres.

 

UCLA, el otro número 25 del ránking, venció en su visita a casa del equipo que le precede cuatro lugares en la lista, Colorado (56-69). Era el primer partido de los locales sin su base Spencer Diwinddie, su líder anotador, pasador y recuperador de balones (baja para toda la temporada). Ante la falta de su compañero, Askia Booker tiró de galones en los Buffaloes con 21 puntos, secundado por Josh Scott con 19…y nadie más. La mala noche en el tiro de los californianos (39,4%) evitó un destrozo mayor.

 

La Universidad de California Los Angeles no pudo disfrutar de su triunfo, ya que cayó de forma inesperada ante Utah (74-69). Los de Steve Alford recuperaron una desventaja de 17 puntos hasta ponerse dos abajo en el último minuto, pero una pelota perdida de Kyle Anderson mandó al traste todo su esfuerzo. Una mala manera de estropear la buena noche del hombre orquesta de UCLA (28 puntos, 7 rebotes, 7 asistencias).

Southeastern Conference

Kentucky volvió a mostrar su irregularidad cayendo ante Arkansas en la prórroga (87-85), precisamente ahora que había remontado hasta el lugar 13 de la lista de 25. Su novato estrella Julius Randle recuperó el nivel en ataque (20 puntos y 14 rebotes), pero no así en defensa. Un triple de Andrew Harrison evitó la derrota de los Wildcats al final de los 40 minutos, y otro de James Young tras un rebote en ataque monstruoso de Alex Poythress parecía haber hecho lo mismo en la prórroga. Hasta que Michael Qualls, el hombre espectáculo de los Razorsback, absolutamente libre de marca, recogió un rebote en ataque para sellar el partido con un mate.

 

Los Wildcats se rehicieron derrotando a Tennesse (74 a 66) a pesar de que los Volunteers les superaron claramente en el rebote (24 a 39). Jarnell Stokes (20 puntos y 15 rebotes) campó a sus anchas por la zona local. Pero Kentucky estuvo brillante desde la línea de tiros libres. Falló uno de los 24 que lanzó (95,8%), y este error se produjo a 32 segundos del final, con el equipo 8 arriba en el marcador. Randle destacó de nuevo con 18 puntos, aunque el líder fue Andrew Harrison con 26 puntos.

Otras Conferencias

San Diego State (número 10)  sufrió en una noche aciaga en el tiro para vencer a Fresno State (68-60) en la Mountain West Conference. Los Aztecs se pusieron en las acertadas manos de su líder Xavier Thames, autor de 28 puntos en una serie de 8 de 13 en el lanzamiento. El resto del equipo sólo acertó en 10 de sus 41 intentos. En los últimos 8 minutos del enfrentamiento, después de una canasta de Winston Shepard, los locales sobrevivieron desde la línea de tiros libres, sumando 14 de sus 17 tiros de personal. En este lapso de tiempo no consiguieron ninguna canasta de campo.

Massachusetts, 16 del ránking, sigue abonada a las emociones fuertes. Ganó a George Mason 87 a 88 en la Atlantic Ten, a pesar de perder de 5 a falta de 45 segundos. Dos pelotas perdidas de Sherrod Wright hicieron posible la remontada. Chazz Williams dio de nuevo la cara por los Minutemen con 26 puntos, 8 asistencias y 5 recuperaciones (la quinta, sobre el segundo balón perdido de Wright). Y eso que estaba renqueante de su tobillo izquierdo. Contra la débil Elon (74-84) el equipo tuvo al fin un partido tranquilo.

EL PÓSTER DE LA SEMANA

En el duelo entre dos universidades de Michigan, Eastern y Western, el jugador de los Eagles de Eastern Glenn Bryant consiguió un mate por encima del Bronco Tucker Haymond. Para Haymond la desgracia mayor no fue salir retratado en el póster, sino que también tuvo el infortunio de lesionarse en esta espectacular jugada. Esperemos que no sea nada.

 

EL ESTUDIANTE DEL MES

Gary Diegert es el estudiante más destacado de la semana. Y no por sus notas. Este alumno de Drexel consiguió anotar desde el centro del campo, aunque necesitó más de un lanzamiento para hacerlo. El porcentaje no era importante. Con anotar una vez tenía suficiente para ganar el premio de este concurso: un año de bocadillos gratis en el restaurante que lo patrocinaba. ¡Ahora, a vigilar el colesterol!

 

versión íntegra del artículo publicado en http://www.encancha.com, enero 2014

ProBasketballTalk | NBC Sports

NBA news, video, analysis and more

El vestuario

Son historias. El deporte es sólo una excusa. Por Jorge Gérardin

EL ECO SIN PASOS

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

La Canasta Americana 🏀

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

A %d blogueros les gusta esto: