Tag Archives: Isaiah Austin

NBA: el esperado draft del 2014

28 Jun

La madrugada del jueves al viernes tuvo lugar el draft más esperado de los últimos años. En este artículo te damos las principales claves de la lluvia de talento que la NBA disfrutará a partir de la próxima temporada.

Al final, no hubo sorpresas en el draft y los Cleveland Cavaliers eligieron como abanderado de la promoción del 2014 a Andrew Wiggins. Los Cavs fueron los primeros en escoger por segunda temporada consecutiva, y por segunda eligieron a un jugador de nacionalidad canadiense. Los Cavaliers esperan no equivocarse esta vez, tal como hasta ahora parece que hicieron con Anthony Benett.

Wiggins ha hecho una buena temporada en su año freshman en Kansas, con algunas noches memorables y otras no tanto. Lo típico en un jugador joven. En Cleveland esperan que aporte al equipo desde el primer día, gracias a sus dotes atléticas que lo convierten en un jugador ideal para un juego en transición que será alimentado por el gran base Kyrie Irving . En cuanto supere la irregularidad en su tiro, este chico iniciará su camino hacia el estrellato en un equipo joven pero provisto de buenos jugadores y que aspira a fichar a Lebron James (como media liga). Si no llega el Rey, hay bloque para cumplir una buena temporada.

Los Milwaukee Bucks se hicieron con los servicios del alero freshman de Duke Jabari Parker. Con un físico robusto, una muñeca bien calibrada y buenos movimientos de aproximación a canasta, este hijo de exjugador NBA (como Wiggins) está preparado para amortizar el coste de su salario desde el primer día. Esta elección ha hecho felices a dos jugadores.

A Wiggins. que se salió con la suya siendo el número 1. Y a Parker, que no quería ir a Cleveland (los rumores apuntan que se dejó ir en su entrenamiento privado para la franquicia que tenía el privilegio de la primera elección). En los Bucks, un equipo sin figuras, Parker tendrá el terreno abonado para llevar las riendas del juego. Las elecciones de segunda ronda de esta franquicia, el ala pívot Johnny O’Bryan y el alero Lamar Patterson, pueden ser una agradable sorpresa si se les da confianza.

Los Sixers juegan con fuego

En Filadelfia siguen apostando por el riesgo, o mirando hacia un futuro que sólo ellos ven. Hace dos temporadas, dejaron ir a su entonces estrella Andre Iguodala a cambio de Andrew Bynum, un pívot con una lesión de rodilla que se pasó la temporada en blanco. El curso pasado reincidieron, cambiando a su mejor jugador (J’rue Holiday) por un pívot rookie que se había lesionado la rodilla (rotura de ligamentos) jugando en la NCAA (Kentucky) y que aún no ha debutado como profesional. Y este año, con el número 3 del draft, han apostado por Joel Embiid, el pívot que apuntaba a número 1 del draft hasta que fue operado de una fractura por estrés en el pie. Esta lesión le mantendrá fuera de las canchas de 4 a 6 meses.

Tras un cambio con los Orlando Magic, el equipo de Filadelfia se ha hecho también con los derechos de la gran perla europea del momento, el croata Dario Saric. Este ala pívot acaba de renovar con la Cibona, y ha manifestado que hasta dentro de dos temporadas no tiene previsto cruzar el océano. Así que los Sixers tendrán que tirar de lo que han conseguido en segunda ronda, que no ha sido poco: el alero pequeño K.J. McDaniels, el alero de grandes condiciones atléticas Jerami Grant, el base serbio Vasilije Micic, el escolta anotador Jordan McRae y los derechos sobre el base Pierre Jackson. Grant y McRae parecen ya preparados para el reto. No creo que la siguiente temporada vaya a ser la del despegue de los Sixers.

En el canje con el equipo de Filadelfia, los Magic se han hecho con los servicios de una de las revelaciones de la temporada NCAA, el base Elfrid Payton (10) de la modesta universidad de Louisiana-Lafayette. Previamente, la franquicia de Orlando había seleccionado con el número 4 a Aaron Gordon. Este ala pívot no ha conseguido realizar la transición a alero en su única temporada en la Universidad de Arizona, aunque ha destacado por sus condiciones físicas y su capacidad defensiva.

En el segundo equipo de Florida buscan potenciar el atleticismo de su plantilla, un camino que iniciaron con la selección de Victor Oladipo en el draft del 2013. Han traspasado a su anotador exterior, el veterano Arron Afflalo, pero sin perder potencia de fuego, ya que a cambio han conseguido al tirador rookie Roy Devin Marble (segunda ronda). Los Magic tienen un buen y barato bloque de jugadores con calidad y sacrificados en su trabajo, ahora sólo les falta una estrella para ponerle la guinda al pastel.

El top 5 del draft más esperado de los últimos años lo completa el australiano Dante Exum, seleccionado por los Utah Jazz que así añaden más juventud a su plantilla. Exum , a mitad de camino entre las posiciones de base y escolta, cubrirá desde el banquillo a Trey Burke y Alec Burks. En un equipo con unas pésimas prestaciones defensivas en la temporada pasada, el hijo de un excampeón NCAA con la North Carolina de Michael Jordan y James Worthy deberá colaborar cerrando su aro. Si no mejoran, Gordon Hayward (agente libre restringido) se plantearía cambiar de aires, y su marcha podría romper los planes de la franquicia. Con el número 23 los Jazz también eligieron al tirador James Young. Más refuerzos para el perímetro.

Una elección muy especial

Isaiah Austin es un pivot de 2,15 con una triste historia a sus espaldas. A lo largo de su carrera universitaria ha disputado todos sus partidos con gafas. Hasta esta pasada temporada decía que era para protegerse los ojos, porque todos los golpes le iban a parar a esa zona. En su segundo y último curso en Baylor, Austin (sobrino del exNBA Ike Austin) desveló el secreto: en su infancia recibió en su ojo derecho el impacto de una bola de béisbol. Como consecuencia, sufrió un desprendimiento de retina que le hizo perder la visión en ese ojo. Múltiples operaciones no resolvieron el problema, y el jugador ha acabado con una prótesis.

A pesar de este grave problema que le resta profundidad de campo a su visión, Austin ha destacado como triplista (con buenos porcentajes para un jugador de su altura). Y luchaba por hacerse un sitio en la NBA. Hasta que pocos días antes del draft se hacía público que padece el síndrome de Marfan. Esta extraña enfermedad genética afecta al esqueleto, los pulmones, los ojos, el corazón y los vasos sanguíneos, y en los casos más graves puede ser mortal. Adiós a la carrera profesional de un joven que apuntaba a ser elegido en segunda ronda.

La Liga tuvo un bonito detalle con él. Entre las elecciones 15 y 16, el comisionado Adam Silver tomó el micrófono para pronunciar las frases más emocionantes de la noche: “Como los demás jóvenes que están aquí esta noche, Isaiah se entregó a trabajar duro para tener una carrera como jugador profesional y nos queremos asegurar que pueda cumplir al menos una parte de ese sueño. Dejadme que tenga el gran placer de decir que con la próxima elección del draft de 2014, la NBA elige a Isaiah Austin, de la Universidad de Baylor”. Austin, a quien le han propuesto entrar en el cuerpo técnico de su universidad, pudo al menos ser seleccionado en el draft.

 

Comienza la carrera por Lebron y Melo

El 1 de julio se abre el período de los agentes libres. A partir de esa fecha los equipos pueden empezar a negociar con los jugadores sin equipo para incorporarlos. Ese es el día en el que algunas estrellas de la Liga pueden decidir si ejecutan la cláusula de su contrato que les permite darlos por finalizados o permanecen en sus actuales conjuntos. Entre los dos más destacados que tienen esta opción, Lebron James y Carmelo Anthony.

Los Miami Heat son conscientes de que a su estrella no le faltarán ofertas. Y de que el equipo necesita una remodelación a fondo tras su actuación en las últimas finales. James había dicho que el jugador de este draft que más le gustaba para los Heat era el base de Connecticut Shabazz Napier, campeón y jugador más valioso de la Final de la NCAA.

El problema es que los Heat tenían la elección número 26. Y en la 24, los Hornets se les adelantaron. La gerencia se pudo rápidamente manos a la obra, y convencieron a la franquicia de Charlotte de aceptar un canje a cambio del escolta P.J. Hairston, un escolta fogueado en la D-League después de ser expulsado de North Carolina a causa de las malas compañías. Los Heat consiguieron darle a Lebron lo que pedía. Punto para ellos.

El segundo punto puede llegar con las decisiones de Dwayne Wade, Chris Bosh y Udonis Haslem de poner fin también a sus contratos. Pero no con la idea de cambiar de ciudad, sino de rebajarse sus sueldos y aportar así más fondos al equipo de Miami para afrontar una renovación más que necesaria. Si esta noticia se confirma, otro punto para ellos. Porque si Lebron se acaba marchando, añadirá la etiqueta de “egoísta” a su perfil biográfico. Y una segunda salida en falso de un equipo tras la que protagonizó de los Cavaliers.

Desde la llegada de Phil Jackson a la gerencia de los Knicks de Nueva York su principal preocupación ha sido asegurarse la continuidad de la estrella del equipo, Carmelo Anthony. En un trueque previo al draft, el ahora ejecutivo envió a los Mavericks a Tyson Chandler y Raymond Felton, obteniendo a su vez a los bases José Manuel Calderón y Shane Larkin, el escolta Wayne Ellington y el pivot Samuel Dalembert (que acaba contrato), más dos elecciones de segunda ronda que se concretaron en el ala pívot Cleanthony Early y Thanasis Antetokoumpo, el hermano de Giannis (Milwaukee Bucks).

El cambio, más allá del posible interés entre los aficionados españoles por el destino de Calderón, no parecía presentar mayor interés. Hasta que se supo que Jackson pretendía fichar a Pau Gasol, a quien ya dirigió en los Lakers, para hacer pareja con Anthony. Y con este movimiento de jugadores abría hueco para hacerle sitio. En su nómina de pívots y en su limitada disponibilidad económica para hacerle una oferta al de Sant Boi de Llobregat. Los Knicks, que no tenían ninguna elección de primera ronda, deberán recurrir a los fichajes de relumbrón si quieren retener a Melo. A pesar de que sólo puedan ofrecerle 4 millones de dólares por temporada al mayor de los Gasol.

Los Lakers, por su parte, no parecen confiar en renovar a su ala pívot (o tal vez no ni siquiera se plantean intentarlo). Y eso explicaría su elección en este draft, con el número 7, de Julius Randle. Las características de este ala pívot son diametralmente opuestas a las de Gasol. Justo de centímetros pero con buena envergadura y excelente juego de pies, duro como una roca y muy vertical en su juego ofensivo, ataca la canasta con decisión buscando siempre acercarse al máximo antes de dejar ir el balón. El equipo californiano pretender cambiar radicalmente su estilo la próxima temporada. La marcha del entrenador D’Antoni fue la primera señal. La llegada de Randle tal vez sea la segunda.

Los Celtics también andan inmersos en un proceso de renovación, y su selección en este draft aviva los rumores surgidos en los últimos días sobre una salida, vía traspaso, del base Rajon Rondo. Con la sexta elección de la noche el equipo de Boston se hará con los servicios de Marcus Smart, un base de un físico exuberante y explosivo, capaz de desarrollar un juego eléctrico. Un jugador de rachas, muy difícil de parar en sus momentos álgidos al que le lastra su irregularidad en el lanzamiento exterior. Unas características muy similares a las del último superviviente de la plantilla que se proclamó campeona de la NBA el año 2008.

Curiosidades del draft

Andrew Wiggins fue el primer canadiense de la noche, pero no fue el último. Sus compatriotas el escolta Nik Stauskas (Sacramento Kings, 8) y el base Tyler Ennis (Phoenix Suns, 18) también fueron elegidos en primera ronda, y el ala pivot Dwight Powell en la segunda (Charlotte Hornets, 45). Habrá que seguir de cerca a Canadá de cara a futuros campeonatos internacionales de selecciones aunque la FIBA haya preferido invitar a Finlandia antes que a ellos de cara al próximo mundial. En breve puede armar un equipo temible.

El primer jugador sénior de los aspirantes a pasar a profesionales fue elegido en la onceava posición. El alero Doug McDermott, quinto anotador histórico de la NCAA, fue seleccionado por los Denver Nuggets y traspasado a los Chicago Bulls. Antes que él, habían sido seleccionados 6 freshman, dos sophomores, 1 júnior y el australiano Exum, que en pocos días cumplirá los 19 años. Nuevamente, los managers de la NBA han preferido las perspectivas de crecimiento a los jugadores más hechos.

En primera ronda han sido 6 los elegidos que no han pasado por alguna universidad norteamericana. A los ya nombrados Exum y Saric hay que añadir el pivot bosnio Jusuf Nurkic (16), el brasileño Bruno Caboclo (la gran sorpresa en el número 20, un jugador anónimo hasta la noche del draft), el suizo Clint Capela (25) y el serbio Bogdan Bogdanovic (27).

En segunda ronda, su presencia también ha sido importante. Del Mega Vizura, club de Belgrado, han sido nombrados 3 jugadores: el pívot Nikola Jokic (41), el base Vasilije Micic (52), y el escolta Nemanja Dangubic (54). A ellos se les unen el pivot del Herbalife Gran Canaria Walter Tavares (43, único representante de la ACB), los franceses Damien Inglis (31) y Louis Labeyrie (57), el italiano Alessandro Gentile (53) y el griego Thanasis Antetokounmpo (51), que esta temporada ha jugado en la Liga de Desarrollo de la NBA. Precisamente éste ha sido el primer draft de la historia con dos jugadores provenientes de la NBA-DL, Antetokounmpo y P.J. Hairston.

En un draft con tanto talento, no había sitio para todos en las primeras posiciones. Así que ya han empezado las especulaciones sobre quienes de estos jóvenes serán los “robos” del draft, aquellos elegidos lejos de los lugares de privilegio y con un rendimiento mejor al de los que les precedieron. Permitidme que no entre aún en un debate tan prematuro, aunque si os dejaré una sensación que me transmite: ojo a la segunda ronda, que puede dar muchas alegrías.

 

publicado en http://www.encancha.com, junio 2014

NCAA: Ya está aquí la Locura de Marzo

17 Mar

Se acabó la fase de Conferencias con las finales de los últimos torneos, que os explicamos en este artículo. Con la publicación del cuadro del “March Madness”, ahora sí que estamos en marzo. ¡Que empiece la locura!

UN REPASO AL RÁNKING

Florida y Wichita State se mantuvieron al frente del penúltimo Top 25 de Associated Press. Villanova ascendió desde el sexto hasta el tercer lugar, desplazando a una Arizona que cedió un puesto y ahora es cuarta. Louisville dio el gran salto, desde la onceava hasta la quinta posición. Virginia y Duke precedieron a los dos números 8 de la semana San Diego State, Michigan. Kansas cerró el Top 10. Kentucky, tras perder 3 de sus últimos 4 partidos, cayó del Top 25. Iowa fue su compañera de infortunio. En su lugar entraron Virginia Commonwealth (VCU, 23) y Ohio State (24)..

AMERICAN ATHLETIC

Southern Methodist, última del Top 25, cerró la liga regular con dos derrotas (ante Louisville y Memphis). En su partido de cuartos no pudo reencontrarse con el triunfo, cayendo ante Houston (64-68) víctimas de su mal porcentaje de el tiro en la segunda mitad. El acierto de los Cougars desde la línea de 3 (9 de 19), con 19 puntos (y 5 triples) de Jherrod Stiggers y 16 (y 3 triples) de L.J. Rose, les concedió espacios para el juego de sus interiores. A 17 segundos del final, un tapón de Tashawn Thomas (14 puntos, 9 rebotes, 4 asistencias, 4 tapones) sobre Markus Kennedy (13 puntos, 9 rebotes) acabó de sentenciar a una SMU que ha quedado fuera del torneo nacional de marzo. El NIT será su premio de consolación.

La alegria no duró demasiado en Houston. Su rival en semifinales era una Louisville, quinta del ránking, que se había dado un homenaje en cuartos ante Rutgers (92-31, 58-16 al descanso) en su partido previo. Los Cardinals anotaron 44 puntos tras pérdidas de pelota de una Rutgers a la que solo permitieron 12 canastas en juego. Contra los Cougars Russ Smith decidió que era su noche, y se fue hasta los 42 puntos (27 al descanso, sólo 5 menos que todo el equipo rival). Su entrenador Rick Pittino, le sentó durante los últimos 6 minutos. Con la victoria asegurada (94-65), prefirió que Smith se guardase algunas canastas para la final.

La número 21 Connecticut envió a la número 19 Memphis de vuelta a casa (72-53) a base de triples (10 de 20). El sénior Niels Giffey, premiado por el técnico Kevin Ollie con una poco habitual titularidad, respondió con 24 puntos (6 de 8 triples). Giffey fue el principal beneficiado de la táctica defensiva de los Tigers que buscaba el 2 contra 1 sobre el rival que llevaba el balón. Ni las protestas de sus aficionados desde las gradas hicieron variar al técnico Josh Pastner su estrategia suïcida.

Sean Kilpatrick tuvo que salir al rescate de Cincinnati (13 para los votantes de AP) ante Central Florida (61-58). A pesar de la asfixiante defensa sobre él, la estrella de los Bearcats consiguió 21 puntos (además de 9 rebotes y 4 asistencias). Un triple de Kevin Johnson a 36 segundos del final daba a los campeones de la liga regular 5 puntos de ventaja. Kilpatrick remachó la victoria anotando 3 de los 4 tiros libres que lanzó en los últimos segundos.

Cuando tras una primera parte igualada, Cincinnati abrió una brecha de 7 puntos ante Connecticut en la semifinal, los Huskies se engancharon a los triples de Niels Giffey (11 puntos) y Ryan Boatright (13 puntos) para darle la vuelta a la tortilla. Los Bearcats, que ahora perdían de 8, copiaron la táctica de su rival con Jermaine Sanders de estilete (10 puntos) y se pusieron uno abajo a 14 segundos del final.

Tres segundos más tarde, Shabazz Napier (15 puntos) acertaba uno de sus dos tiros libres para poner el 56 a 58 en el marcador. Cincinnati confió su suerte a Sean Kilpatrick (14 puntos), quien halló el camino para llegar hasta canasta y hacer una dejada. La pelota rebotó caprichosamente en el aro y se acabó saliendo. La semana anterior Cincinnati ganaba la liga regular, empatada con Louisville, por el lanzamiento de una moneda. Si entonces les salió cara, en esta les tocó la cruz (58-56).

Louisville se convirtió en el primer campeón del torneo de esta conferencia, en su fugaz paso por la misma tras su salto el curso que viene a la Atlantic Coast. Los de Pitttino encadenan tres campeonatos seguidos, los dos anteriores en la Big East. Su rival en la final, Connecticut, también había sido campeón de la Big East (7 veces). El partido no tuvo demasiada historia. Los Cardinals, liderados por Montrezl Harrell (22 puntos, 11 rebotes, 3 tapones) y Russ Smith (19 puntos, 3 asistencias, 5 recuperaciones) fueron siempre por delante con diferencias de hasta 20 puntos. Los Huskies consiguieron maquillar el marcador hasta el 71 a 61 final.

ATLANTIC COAST

Bien poco le faltó a Clemson para sorprender a la número 4 del ránking Duke (63-62) en los cuartos de final de este torneo. Los Blue Devils empezaron mandando en la primera y en la segunda parte, y los Tiger remontaron en ambas mitades. En la segunda, los de Krzyzewski llegaron a tener 13 puntos de ventaja, pero la fe de Clemson les permitió ponerse uno arriba a 9 segundos del final gracias a una canasta de Rod Hall (13 puntos). Rodney Hood (17 puntos) encaró el aro rival y fue objeto de falta, anotando los dos tiros libres para Duke. En la última jugada del encuentro, Rod Hall intentó anotar de nuevo, pero perdió la pelota cuando Tyler Thornton metió una mano providencial.

La número 11 Syracuse se pegó el batacazo en cuartos ante North Carolina State (63-66). La crisis en el tiro que arrastraba desde hace unos partidos Trevor Cooney se contagió al resto de sus compañeros (32,7% de acierto global). Después de 2 tiros libres de T.J. Warren (28 puntos, 8 rebotes) que daba a la Wolfpack 3 puntos de ventaja con 25 segundos para acabar el enfrentamiento, los Orange fallaron 6 lanzamientos consecutivos (tras capturar 5 rebotes en ataque, claro está), 4 de ellos triples. Los de Boeheim habían ido por detrás en el marcador toda la segunda mita a pesar de los esfuerzos de Jerami Grant (19 puntos,10 rebotes) y Tyler Ennis (21 puntos, 5 rebotes, 7 asistencias, 4 recuperaciones).

La semifinal entre Duke y North Carolina State (75-67) fue un duelo de anotadores entre T.J. Warren (21 puntos, 8 rebotes) y Jabari Parker (20 puntos, 8 rebotes). Los Blue Devils, sin embargo, encontraron a su hombre clave en Rodney Hood (14 puntos, 3 asistencias) Su labor en defensa anuló a Warren (la estrella de los Wolfpack se quedó en un 4 de 13 en el lanzamiento en la segunda mitad). Con su rival desarbolado, Duke certificó su pase a la final gracias al parcial de 19 a 9 con el que abrió los segundos 20 minutos.

North Carolina, 15 de la lista, se sumó al grupo de ilustres eliminadas en cuartos tras caer ante Pittsburgh (75-80). Los Panthers se apoyaron en las anchas espaldas de Talib Zanna (19 puntos y 21 rebotes, 10 en ataque) y los puntos de James Robinson (19) para construir una amplia ventaja antes del descanso, sabedores que Marcus Paige (27 puntos, sólo 7 antes del descanso) dormita los primeros 20 minutos para recuperar el tiempo perdido en la segunda mitad.

Esta vez el escolta de los Tar Heels apuró demasiado. A 7 minutos para el final del encuentro, con su equipo perdiendo de 18, anotó el primero de sus 4 triples de la noche. Dos tiros libres de Paige marcaron el punto álgido de la remontada de los de Roy Williams, cuando se pusieron 4 abajo a falta de 1 minuto. Pittsburgh le quiso dar emoción al resultado fallando 7 de sus 12 últimos tiros libres, pero North Carolina no supo aprovechar los regalos del rival.

Pittsburgh no pudo superar el escollo de la número 6 Virginia en semifinales (51-48). La defensa de los Cavaliers martirizó a los tiradores exteriores de los Panthers, que tuvieron que recurrir de nuevo a Zanna (15 puntos, 9 rebotes). En un partido de poca anotación, Virginia abrió una brecha de ocho puntos en la segunda mitad. El orgullo de Lamar Patterson (15 puntos, 7 rebotes) reactivó a Pittsburgh y James Robinson redujo la distancia a sólo 1 punto a 11 segundos del final. Dos tiros libres de Anthony Gill cerraron el partido.

En la final, Virginia cerró su gran temporada en la conferencia (fue la primera en la liga regular) derrotando a Duke (72-63). Jabari Parker anotó 23 puntos, pero la defensa sobre él de Akil Mitchell (7 puntos, 15 rebotes, 2 tapones) le hizo bajar mucho su efectividad. Malcolm Brogdon (23 puntos) lideró un buen inicio de los Cavaliers, pero los Blue Devils se rehicieron para acabar la primera mitad con 3 triples.

En la segunda parte Virginia buscó el juego interior, haciendo daño en la pintura, pero sin poder despegarse de sus rivales en el marcador. Hasta que a 2 minutos del final un triple de Joe Harris (15 puntos) les daba 7 puntos de ventaja. Malcolm Brogdon anotó los últimos 8 puntos de su equipo (6 de 8 en tiros libres) en los 70 segundos finales, haciendo insuficientes los triples de Quinn Cook y Andre Dawkins.

ATLANTIC 10

La 18 del ránking y ganadora de la liga regular Saint Louis perdió en cuartos de final ante Saint Bonaventure (68-71). El base de los Bonnies Charlon Kloof (22 puntos, 9 rebotes, 6 asistencias) volvió loca a la defensa de los Billikens. Así que cuando en la última jugada se fue directo a barraca, los jugadores de Saint Louis se fueron a por él, dejando sólo a Jordan Gathers en la linea de triples. Su tiro le dio el triunfo a un equipo que con su zona 1-3-1 había remontado una desventaja de 10 puntos en la segunda parte.

Los Bonnies cayeron una noche más tarde ante Saint Joseph’s (67-48), en una gran exhibición de Halil Kanacevic (26 puntos, 17 rebotes, 4 asistencias, 2 robos). Saint Bonaventure empezó la semifinal con más inspiración, pero a medida que el cansancio de sus jugadores iba aumentando, disminuía su acierto. Y así, durante casi 9 minutos de la segunda mitad sólo anotaron 1 tiro libre. Su rival no desaprovechó el regalo.

Saint Joseph’s venció en la final a la número 23 Virginia Commonwealth (61-65). Los Rams habían perdido por lesión en la semifinal ante George Washington (74-55) al mejor sexto hombre de la conferencia, Melvin Johnson. Fue un enfrentamiento agotador para el quinteto titular de los Hawks ante la agobiante defensa de VCU. No fueron al banquillo ni un momento de la segunda parte. El que menos estuvo en pista lo hizo 37 minutos. Kanacevic (11 puntos, 14 rebotes, 4 asistencias) y Langston Galloway (19 puntos, 4 rebotes) disputaron los 40 minutos. Precisamente Galloway rompió el partido, anotando 5 puntos en un parcial de 0 a 7 iniciado a 2:30 del final con el marcador empatado a 54.

BIG EAST

Georgetown dijo adios a sus aspiraciones de jugar el March Madness tras caer en primera ronda del torneo de conferencia ante DePaul (56-60). D’Vauntes Smith-Rivera (21 puntos, 7 rebotes, 3 asistencias) y Markel Starks (17 puntos) se encontraron demasiado solos. Tras llevar el peso del ataque de los Hoyas, estaban exhaustos cuando Forrest Robinson (14 puntos, 4 de 5 en triples) rompió el partido para DePaul con dos triples seguidos a 5 minutos del final.

Marquette también se despidió de sus opciones de prolongar su temporada cayendo en cuartos ante Xavier (68-65). Tras un buen inicio, los Golden Eagles fueron cediendo ante los embates de Semaj Christon (18 puntos, 5 asistencias) y Justin Martin (19 puntos, 4 rebotes). Todd Mayo, hermano de OJ Mayo, apuró las esperanzas de Marquette anotando 7 de sus 21 puntos en los últimos 45 segundos, pero no fueron suficientes para evitar la derrota ante los Musketeers.

La número 3 Villanova cayó en cuartos ante Seton Hall (63-64). Los Pirates sorprendieron en la primera parte a Villanova, consiguiendo una renta de hasta 15 puntos reducida a la nada tras un parcial de 16 a 0 en la segunda que los Wildcats construyeron desde la defensa. Y en un final igualado, apareció Gibbs para provocar la locura.

El adios de Villanova dejaba a Creighton, 14 del ránking, como la gran favorita para llevarse la plaza automática para la Locura de Marzo. Los Bluejays empezaron la competición derrotando en cuartos a DePaul (84-62) con 35 puntos de Doug McDermott (27 en la primera parte, récord del torneo). El hijo del entrenador de Creighton pasaba sumaba su tercera temporada consecutiva anotando más de 800 puntos. McDermott también masacró a Xavier (86-78) con 32 puntos. Los Musketeers dieron emoción con un parcial de 6 a 20 que les dejaba 5 abajo a 1:23 del final. Creighton amarró el triunfo gracias a su fiabilidad en los tiros libres en estos últimos segundos (9 de 10).

Bryce Cotton hizo uno de sus peores partidos para Providente en el duelo de cuartos ante Saint John’s. Por suerte para los Friars, los astros determinaron que esa misma fuera la mejor noche de Josh Fortune (24 puntos). Providence venció a la Red Storm (79-74), apeándola del torneo de esta conferencia y del “March Madness”.

Y en la final Providence, que justo una semana antes había perdido ante Creighton, se tomó su venganza (58-65). Su defensa zonal 2-3 desactivó el ataque de los Bluejays, que se fueron al descanso con 17 puntos, su peor marca anotadora en las 4 temporadas que Doug McDermott lleva en el equipo. En la segunda mitad los Friars llegaron a ganar de 12 hasta que McDermott (27 puntos, 5 rebotes) calentó la muñeca. A 1:18 perdían sólo de 2 tras el quinto triple del alero. Providence supo asegurar su victoria desde los tiros libres, y Brice Cottton (23 puntos, 5 rebotes) fue nombrado MVP del torneo.

BIG TEN

Indiana dijo adios a la locura de marzo en la primera ronda del torneo de esta conferencia, cayendo ante Illinois (54-64). Los Hoosiers fallaron sus nueve primeros lanzamientos del partido, lo que aprovechó su rival para colarles un parcial de 9 a 0. Indiana consiguió llegar al descanso con el marcador igualado gracias a su acierto en el triple. Con un buen inicio de la segunda mitad Indiana abrió una brecha de 5 puntos a 12:30 del final. Y ahí fue cuando despertó Tracy Abrams, anotando 17 de sus 25 puntos, para darle el triunfo a los Fightin Illini.

Illinois dio guerra hasta el final a la octava del ránking, Michigan (64-63). Tracy Abrams (11 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias) tuvo la canasta para ganar en los últimos segundos, pero ya había agotado su suerte en la eliminatoria anterior. Los Wolverines estuvieron a punto de echarlo todo a perder en los últimos 7 minutos y medio, en los cuales sólo anotaron 6 puntos ante la defensa zonal de su rival. Los Fightin Illini, rezagados en el marcador, lo aprovecharon para reengancharse al partido. John Beilein diseñó en su último tiempo muerto una jugada para Nik Stauskas (19 puntos, 3 asistencias). Pero el escolta, marcado, le cedió el honor a su compañero Jordan Morgan (4 puntos, 6 rebotes).

La penúltima del ránking Ohio State sufrió más de la cuenta en cuartos ante Perdue (63-61). Los Buckeyes se salvaron del upset porque el triple en el último segundo de Terone Johnson no entró. En cuartos ante Nebraska, los de Thad Matta perdían de 18 a 13:45 del final. LaQuinton Ross asumió el mando de las operaciones, anotando 17 de sus 26 puntos (además capturó 13 rebotes) en el parcial de 35 a 15 con el que Ohio State se puso por delante en el último minuto para acabar venciendo (71-67).

En la semifinal ante Michigan, los Wolverines les apabullaron con tres triples de inicio. La inspiración en las canastas de 3 puntos (los de Beilein anotaron 12 de 23) elevó la ventaja hasta los 16 puntos. Ohio State consiguió reducir la diferencia al descanso hasta los 4 puntos, pero Michigan salió de los vestuarios con 3 triples más. Un parcial de 4 a 17 concedía el mando a Ohio State. En los minutos finales, 2 canastas de Stauskas (18 puntos) y 2 tiros libres de Glenn Robinson le dieron a la número del ránking el impulso necesario para ganar (72-69).

Iowa cayó en primera ronda ante Northwestern (62-67), prolongando una noche más el pésimo estado de juego en que ha llegado al final de temporada (6 derrotas en sus últimos 7 partidos). Al hijo de Frank McCaffery, su entrenador, se le ha detectado un tumor en la tiroides, recibiendo el apoyo de equipo y afición antes del salto inicial. Roy Devyn Marble anotó 25 puntos, y el sexto hombre Jarrod Uthoff 17 (y 9 rebotes), pero el resto de los Hawkeyes no les acompañó. Los Wildcats celebraron en el vestuario un triunfo con el que no contaban. Su viaje acabó en cuartos ante la 23 del ránking Michigan State (67-51).

Los Spartans jugaron a un gran nivel en la primera parte de su upset sobre la 12 Wisconsin (75-83), en la semifinal. A pesar de la buena salida de Frank Kaminsky (10 de los 11 primeros puntos de los Badgers, para un total de 28), Michigan State empezó a abrir brecha desde el primer minuto. Un parcial de 16 a 1 con un triple y 3 jugadas de 2+1 les dio un margen de 21 puntos a 5 minutos del descanso. En la segunda mitad los de Bo Ryan lucharon por conseguir un imposible ante un bloque, liderado por Adreian Payne (18 puntos, 4 rebotes), con 6 jugadores anotando en dobles dígitos.

Michigan State se llevó la final ante su gran rival regional, Michigan (55-69). Ya con la plantilla sana, el tridente compuesto por Adreian Payne (18 puntos, 9 rebotes), Gary Harris (15 puntos, 3 recuperaciones) y Branden Dawson (15 puntos, 6 rebotes) condujo a los Spartans al triunfo. Michigan empezó mandando con un Derrick Walton Jr (11 puntos, 4 rebotes) muy acertado. Un parcial de 0 a 12 le cortó las alas a los Wolverines. Los interiores de Beilein, John Horford y Jordan Morgan, se cargaron de faltas durante la primera mitad. Sus rivales iniciaron la segunda parte con un parcial de 0 a 8 que cerró definitivamente el enfrentamiento. Nik Stauskas anotó 17 puntos en una mala noche en el lanzamiento (4 de 14).

BIG 12

Oklahoma State inició su andadura en el torneo de esta conferencia venciendo a Texas Tech (80-62). La venganza es un plato que se sirve frío, y Marcus Smart (18 puntos, 7 rebotes, 7 asistencias, 6 recuperaciones) se sirvió una ración doble. Su empujón a un aficionado de los Red Raiders le costó 3 partidos de expulsión. Markel Brown (20 puntos) demostró una vez más sus dotes de matador.

El recorrido de los Cowboys en este torneo acabó en cuartos, ante la décima del listado de AP Kansas (77-70). Oklahoma State luchó hasta el final de la prórroga, pero se encontró con un Andrew Wiggins (30 puntos, 8 rebotes, 3 asistencias, 3 recuperaciones) en una cruzada para reivindicarse como número 1 del draft de la NBA. Wiggins compensó la ausencia por lesión del pívot Joel Embiid, y sólo sufrió cuando fue defendido por Marcus Smart (14 puntos, 7 rebotes, 3 asistencias).

Los Jayhawks consiguieron una ventaja de 11 puntos durante la primera mitad, que fueron manteniendo hasta que en la segunda mitad sus interiores Perry Ellis y Tariq Black se cargaron de faltas. Oklahoma State igualó de nuevo el marcador a base de cargar directamente hacia el aro rival. En la prórroga su falta de puntería (1 de 8) les condenó.

La Kansas State de Marcus Foster (21 puntos, 4 asistencias) dio mucha guerra a la 16 del ránking Iowa State en cuartos de final. Los Cyclones dominaron bajo los tableros. Melvin Ejim (24 puntos, 10 rebotes) falló la canasta que podría haber cerrado el partido a su favor. Shane Southwell (19 puntos, 7 rebotes) perdió la pelota en el siguiente ataque, malbaratando las opciones de los Wildcats de empatar a 87 ya en el último minuto. Naz Long (14 puntos), con dos tiros libres y una canasta de 2 puntos, puso el definitivo 91 a 85 en el marcador.

Iowa State superó a Kansas en la semifinal (83-94). La primera mitad fue trepidante, con los Cyclones abriendo brecha en el marcador desde la línea de 3 puntos (8 triples en los primeros 20 minutos) y los Jayhawks contraatacando con un parcial de 16 a 0. En la segunda parte Kansas en la defensa perimetral, y aquí acusó la baja de su pívot Joel Embiid para cerrar los huecos que quedaban bajo el aro. Iowa State buscó su puntos en la pintura, y George Niang (25 puntos, 7 asistencias) no encontró quien le detuviera.

Entre Perry Ellis (30 puntos, 7 rebotes) y un Andrew Wiggins fallón en el tiro (22 puntos, 7 rebotes, pero 7 de 21 en el lanzamiento) intentaron evitar la derrota. Pero estaban demasiado solos mientras enfrente tenían un bloque en el que todos sumaron: Ejim (19 puntos), Dustin Hogue (12 puntos, 9 rebotes), Nian g, Monte Morris (11 puntos) y DeAndre Kane (20 puntos, 6 rebotes, 6 asistencias).

La número 17 Oklahoma cayó en cuartos ante la irregular Baylor (73-78). Los Bears, liderados por Isaiah Austin (18 puntos, 5 rebotes, 5 tapones), mostraron su mejor cara consiguiendo una renta de 21 puntos en los primeros compases de la segunda mitad. Una gran racha de acierto de Cameron Clark, consiguiendo 14 de sus 19 puntos, redujo las diferencias. Un triple de Buddy Hield (15 puntos, 7 rebotes) ponía a los Sooners cuatro abajo a 1:30 del final. Oklahoma se cegó en los triples, fallando 3 de los 4 que intentó en estos 90 segundos, y eso le impidió culminar su remontada.

Texas le pasó por encima a West Virginia (66-49) en cuartos. Jonathan Holmes (20 punto, 7 rebotes, 3 asistencias) anotó lo mismo que todo el quinteto titular de los Mountaineers. Juwan Staten, el líder anotador de esta conferencia, se quedó en 4 puntos después de anotar un único lanzamiento en once intentos. Los Longhorns abrieron el enfrentamiento con un parcial de 21 a 4, con su rival fallando 18 de sus 20 primeros tiros a canasta. Huelga decir que la segunda parte sobró.

Quien a hierro mata a hierro muere, y eso le sucedió a Texas. Por que Baylor les borró de la pista en la primera mitad (69-86). Los Bears fueron una tormenta perfecta para los Longhorns, con sus pivots Isaiah Austin dominando la zona en defensa (10 puntos, 5 rebotes, 7 tapones) y Cory Jefferson en ataque (20 puntos, 13 rebotes, 3 tapones), y  con Brady Heslip ejerciendo de francotirador (24 puntos con 6 de 11 en triples). Por los tejanos, Cameron Ridley y Javan Felix estuvieron muy controlados, y Jonathan Holmes no vio aro (3 de 12 en el tiro). Isaiah Taylor se quedó muy solo (16 puntos, 4 rebotes, 7 asistencias).

En la final, Iowa State derrotó a Baylor (74-65). A los Cyclones les costó descifrar la defensa en zona 2-3 de su rival, fallando sus 13 primeros lanzamientos contra ella. Naz Long (12 puntos, 4 triples) rompió la sequía con un triple a los 7 minutos y medio de juego. Baylor mandaba en el marcador bien dirigido por Kenny Chery (16 puntos, 5 asistencias, 5 recuperaciones), pero sin sacar pleno provecho de los problemas ofensivos de los de Fred Hoiberg. DeAndre Kane (17 puntos, 7 rebotes, 7 asistencias) no rindió a su nivel habitual en los primeros 20 minutos.

En la segunda mitad Iowa State decidió atacar la zona rival cargando contra ella, buscando sus puntos en la pintura. Así lo hicieron en sus 12 primeros lanzamientos, para luego buscar posiciones exteriores aprovechando los espacios creados con su táctica. El partido discurrió por un cauce de igualdad hasta que llegaron los triples de Naz Long y Melvin Ejim (10 puntos, 9 rebotes, 3 asistencias, 3 recuperaciones). Isaiah Austin (10 puntos, 7 rebotes) y Brady Heslip (14 puntos) igualaron la primera andanada, pero no pudieron hacer lo mismo con la segunda.

MOUNTAIN WEST

Cameron Bairstow (23 puntos, 8 rebotes), lideró a la número 20 New Mexico en su triunfo en semifinales de la Mountain West ante Boise State (70-67). Una canasta del ala pívot daba a los Lobos 7 puntos de ventaja a 40 segundos del final. Los Broncos reaccionaron con dos triples consecutivos. Tuvo que ser de nuevo Bairstow el que hiciera el trabajo, sellando el pase a la final de su equipo con dos tiros libres a falta de 3 segundos.

En la final New Mexico protagonizó la sorpresa ante la 8 del ránking San Diego State (58-64). Es el tercer título consecutivo de esta conferencia para Los Lobos. Perdiendo de 1 a 1:20 del final, consiguieron la victoria con un parcial de 1 a 8 en el que Cameron Bairstow (17 puntos, 9 rebotes) fue de nuevo clave con 5 puntos. El parcial era una respuesta al 8 a 0 que les habían propinado los Aztecs un minuto antes. Xavier Thames fue el máximo anotador de los derrotados con 15 puntos.

PACIFIC 12

Colorado parecía candidata clara a jugar el torneo nacional de marzo a principio de temporada. La lesión del base Spencer Diwindie cambió el panorama. Y necesitaban llegar lo más lejos en los play offs de su conferencia para asegurarse la invitación. En la primera ronda, la colista de la liga regular Southern California les puso en serios aprietos (59-56). En la segunda parte, 7 puntos seguidos de Askia Booker (21 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias) impidieron que los Trojans se escaparan en el marcador. Seis puntos consecutivos de Josh Scott (13 puntos, 9 rebotes) abrieron la brecha necesaria en los minutos finales para dar el triunfo a los Buffaloes. En cuartos ante California dominaron durante la mayor parte del encuentro para ver como su rival igualaba el enfrentamiento entrando en los 6 minutos finales. Acabaron ganando (56-59) liderados de nuevo por Booker (17 puntos).

El viaje de Colorado acabó ante la número 4 para AP, Arizona (63-43), que  pasó por encima de Utah en cuartos (71-39). La defensa de los de Sean Miller sólo permitió anotar 12 lanzamientos de campo a los utes (con un acierto del 25,5% en esta faceta), concediendo unos míseros 13 puntos la descanso. En la semifinal, los de Sean Miller dejaron que los Buffaloes se confiasen en la primera parte para matarlos con su defensa en la segunda (los dejaron en un 22’7% en el lanzamiento). Tras un  parcial de 13 a 0, el partido quedó finiquitado.

UCLA dio buena cuenta de Oregon en cuartos (82-63), en una noche de gran acierto cara a canasta de los Bruins (56,6%). Los Ducks aguantaron el ritmo hasta el descanso en el duelo entre dos equipos que practican un baloncesto eminentemente ofensivo. La segunda parte se inició con el parcial de 18 a 4 que sentenció el enfrentamiento, cortado por la aparición de Joseph Young (29 puntos, 6 de 11 en ttriples). Sin apoyo por parte de sus compañeros, los esfuerzos de Young sólo sirvieron para evitar que las diferencias fueran escandalosas.

Stanford derrotó en cuartos de final a Arizona State (58-79) en un duelo entre dos aspirantes a una invitación para el torneo de la NCAA. Los Cardinals anularon a la perfección a los mejores jugadores rivales. Dejaron a Jahii Carson en 10 puntos con una serie en el lanzamiento de 4 de 13, y a Jermaine Marshall en 4 anotando 2 de sus 8 tiros. En ataque, Chasson Randle les lideró con mano firme (21 puntos, 4 asistencias).

La progresión de Stanford acabó en la semifinal contra UCLA (84-59). Tras 4 minutos de juego los Bruins ya ganaban de 12 gracias a una salida explosiva de Kyle Anderson (13 puntos, 8 rebotes, 7 asistencias, 3 recuperaciones), Travis Wear (16 puntos, 4 rebotes) y Norman Powell (22 puntos). La segunda parte empezó como la primera: UCLA enchufadísima endosándole un parcial de 18 a 5 a los Cardinals.

La Universidad de California Los Angeles cerró su gran torneo derrotando en la final a Arizona (71-75). La labor del entrenador Steve Alford en su primera temporada al frente del equipo se vio refrendada con un título. UCLA es el único conjunto que ha superado los 70 puntos ante Arizona este curso, y lo han hecho dos veces. La primera mitad fue un festival ofensivo, el terreno preferido de los californianos. En la segunda las defensas fueron las protagonistas.

En ambos parciales se impusieron los de Steve Alford. Kyle Anderson estuvo en todas las salsas (21 puntos, 15 rebotes, 5 asistencias) y Jordan Adams (19 puntos, 4 rebotes, 4 asistencias) anotó un triple importantísimo a 40 segundos del final. Nick Johnson fue el máximo anotador de Arizona (22 puntos, 5 rebotes, 3 tapones) y Aaron Gordon su jugador más completo (11 puntos, 8 rebotes, 8 asistencias). Los de Sean Miller se vieron lastrados por su mala noche en los tiros libres (6 de 16).

SOUTHEASTERN

La final del torneo de esta conferencia fue la esperada, Florida – Kentucky, después que los dos favoritos hicieran su trabajo. Florida se deshizo de Missouri (72-49) tras un parcial de 34 a 13 en los 10 minutos finales. Ante Tennessee (56-49) los Gators llegaron a estar 10 abajo en el marcador (lo que no les ocurría desde el 1 de noviembre). Su excepcional defensa en la segunda mitad anuló por completo a unos Volunteers que sólo fueron capaces de anotar 14 puntos tras el descanso.

Kentucky había recuperado las buenas sensaciones ante Louisiana State (85-67), con 21 puntos de James Young, 17 puntos y 16 rebotes de Julius Randle y 6 tapones de Willie Cauley-Stein. Ante Georgia  (70-58) los protagonistas fueron los gemelos Harrison. Aaron anotó 22 puntos, y Andrew repartió 9 asistencias (además de sumar 12 puntos y capturar 5 rebotes).

En el último partido de la temporada en la SEC, Florida ganaba de 16 en el minuto 2 de la segunda mitad. Pero Patric Young (14 puntos, 5 rebotes, 3 tapones) se quedó muy solo. Fue el único jugador de los Gators que anotó en más de un ataque en este período. Kentucky empezó a reducir la diferencia, lenta pero inexorablemente. Hasta que James Young (13 puntos, 4 rebotes) ponía a los Wildcats uno abajo (61-60) a 90 segundos del final. El equipo que entrena Billy Donovan falló desde la linea de tiros libres sus dos 1+1, mientras Kentucky erraba sus dos lanzamientos de campo. Florida ganó la batalla de los nervios.

WEST COAST

La defensa de San Francisco sobre Tyler Haws (5 de 19 en los lanzamientos de campo) puso en serios problemas al equipo de  Brigham Young en una de las semifinales del torneo de esta conferencia. Ante los problemas del Jugador del Año de la conferencia, sus compañeros tuvieron que suplir su aportación ofensiva. El habitualmente sacrificado Kyle Collinsworth brilló con 18 puntos y 12 rebotes.

Los Cougars abrieron una brecha de 10 puntos en la primera parte, pero San Francisco, liderada por Cole Dickerson (20 puntos, 10 rebotes) no cedió. Tras una segunda parte de toma y daca, los Dons forzaron la prórroga. Haws (24 puntos, 14 de 14 en tiros libres) apareció con 8 puntos, contrarestando los 7 de Matt Glover (14 puntos, 4 rebotes) para sus rivales. BYU se acabó imponiendo 79 a 77.

David Stockton eligió este torneo para destaparse. El hijo del exNBA anotó la canasta de la victoria de Gonzaga ante Santa Clara (77-75) en los cuartos de final. En la semifinal ante Saint Mary’s (70-54) no dejó los deberes para última hora, ayudando a un triunfo cómodo con 21 puntos, 6 rebotes y 4 asistencias.

En la final, Gonzaga se aprovechó del cansancio de BYU tras la prórroga de la noche anterior para conseguir una ventaja de 21 puntos en la primera parte. Pero Sam Dover (20 puntos, 13 rebotes) dejó de anotar a 15 minutos del final y los Cougars sacaron su orgullo. Dos tiros libres de Tyler Haws (24 puntos) reducían la diferencia hasta los 8 puntos a falta de 3 minutos.

Los Bulldogs, sabedores que su rival recurriria a las faltas, le cedió la pelota a Kevin Pangos buscando su seguridad en los tiros libres (7 de 10 en los últimos 1:16 para acabar con 11 puntos). La estrategia funcionó, y los Zags se clasificaron para el “March Madness” por dieciseisava temporada consecutiva. David Stockton repartió 7 asistencias y puso un  tapón demoledor.

OTRAS CONFERENCIAS

Manhattan ganó su plaza para el March Madness derrotando a Iona (68-71) en la final del torneo de la conferencia Metro Athletic Atlantic. Wofford consiguió la suya imponiéndose a West Carolina (56-53) en el torneo de la Southern Conference. Delaware hizo lo propio tras vencer a William&Mary (75-74) en el último partido del año de la Colonial Athletic Association. Los Blue Hen perdían de 6 a 1:20 del final pero fueron capaces de ganarse una entrada para el baile de graduación con un parcial de 7 a 0 cerrado por su estrella Carl Baptiste (24 puntos, 8 rebotes).

Mount Saint Mary’s venció a la favorita Robert Morris (71-88) en la final de la Northeast, mientras que Milwaukee dominó de principio a fin a Wright State (63-69) en el partido que cerraba la temporada de la Horizon. North Dakota State aseguró su triunfo sobre IPFW (60-57) y la invitación asignada a la Summit gracias a un 2+1 de Taylor Brown a 12 segundos del final. American University venció en la final de la Patriot dejando a Boston University a la mitad de su promedio de anotación de la temporada (36-55). El pivot de los triunfantes Eagles Tony Wroblicky destaca por lanzar los tiros libres a una mano, con un acierto en su temporada sénior del 71,4%.

Albany derrotó a Stony Brook (60-69) en la final de la American East a pesar de ver como su líder anotador, Sam Rowley (18 puntos) cometía su quinta falta a 7 minutos del final. La Tulsa que entrena el exNBA Danny Manning (y campeón NCAA como jugador con Kansas en 1988) derrotó a Louisiana Tech (60-69) en el partido que cerraba el torneo de la Conferencia USA. North Carolina Central hizo buenos los pronósticos y se impuso a Morgan State (71-62) en la Mid-Eastern Athletic. Los 32 puntos de David Brown llevaron al título de la Mid-American a Western Michigan ante Toledo (98-77). Weber State se impuso a North Dakota (88-67) en la Big Sky, con su exjugador Damian Lillard (Portland Trail Blazers) en las gradas.

Stephen Austin ganó el torneo de la Southland derrotando a Sam Houston (68-49), para acabar la temporada de conferencia invicto con 18 triunfos en liga regular. New Mexico State fue mejor que Idaho (77-55) en la final de la Western Athletic, mientras que Cal Poly completó un gran torneo en la Big West (eliminó a los dos mejores equipos, UC Irvine y Santa Barbara) venciendo en la final a Cal State Northridge (59-61). En la Sun Belt, Arkansas State eliminó a Arkansas – Little Rock (116-114) en cuartos tras 4 prórrogas. Ninguno de estos dos equipos llegó a una final en que Louisiana-Lafayette derrotó a Georgia State (81-82) a pesar de los 37 puntos del transfer de Kentucky Ryan Harrow.

Grambling State, la cenicienta a la que hemos seguido a lo largo de esta temporada, acabó con sólo 3 triunfos ante equipos de la Division I la fase de la liga regular. Sin embargo, los Tigers dieron la sorpresa en la primera ronda del torneo de la Southwestern Athletic eliminando a Jackson State (75-84). Su temporada acabó ante la Texas Southern (79-54) del dominante Aaric Murray (18 puntos, 4 rebotes, 6 tapones). Texas Southern acabó conquistando la plaza de la Southwestern Athletic tras derrotar en la final a la sorprendente Prairie View A&M (78-73), un equipo que se redimió de una temporada decepcionante llegando a la final de su conferencia.

El CUADRO DE LA LOCURA

Y sin pausa el comité de selección de la NCAA eligió a los invitados que acompañarán a los campeones, asignó los cabezas de serie y repartió el cuadro en las cuatro zonas en que se dividen los competidores. Con un número 1 por zona, los elegidos fueron Florida, Virginia, Arizona y Wichita State. Los “sabios” esta vez hicieron trampas al solitario.

Primero, con su filosofia de dar el mismo valor a un triunfo en noviembre que a otro en el torneo de conferencia. Saint Joseph’s venció en la final de la Atlantic 10 a VCU. A los primeros les tocó un número 10 como cabeza de serie, a los segundos un 5. New Mexico derrotó a San Diego State en la final de la Mountain West. Los Lobos fueron premiados con un 7, sus rivales con un 4. En la Big East Villanova sale con un 2, Creighton con un 3 y la campeona del torneo, Providence, con un 11. Me parece demasiada distancia entre unos y otros.

Y segundo, en la distribución de los ocho equipos que disputan las cuatro eliminatorias de la primera fase. Los cuatro ganadores se integran en el cuadro de los 64 elegidos. Los duelos con el cuchillo entre los dientes serán Mount Saint Mary’s – Albany, North Carolina State – Xavier, Texas Souther – Cal Poly y Tennessee – Iowa. Cuatro campeones de conferencia entre estos 8 equipos. Si ganar un torneo te da plaza fija para la competición, me parece sibilino que se les ponga en una ronda eliminatoria que te puede dejar fuera del cuadro. Aunque sea a costa de sacrificar a equipos más potentes. La NCAA usa una puerta trasera para no tener que acometer una reforma del sistema eliminando las invitaciones automáticas de todas las conferencias.

LA FIESTA EN EL BANQUILLO

Colby College es un modesto equipo de la Division III integrado en la New England Small College Athletic Conference (NESCAC), integrada por universidades más centradas en el nivel académico que en el deportivo. Los Mules acabaron este año su liga regular con un registro de 4 victorias y 6 derrotas, y cayeron eliminados en cuartos de final del torneo de la NESCAC (el único partido que jugaron). Su balance final de la temporada ha sido 14-11, 7 triunfos más que la pasada. La principal baza de Colby no es su juego, sino la animación constante de su banquillo, con gran diversidad de celebraciones “patentadas”.

versión íntegra del artículo publicado en http://www.encancha.com, marzo 2014

Ya sólo quedan 4 invictos en la NCAA

31 Dic

Muchos equipos juegan sus últimos partidos de la fase de “pretemporada” antes de encarar ya los enfrentamientos del calendario oficial de sus respectivas conferencias. La fase de puesta a punto se termina. En breve se verá el nivel real de cada uno de ellos. Sólo 4 conjuntos pueden decir que aún no conocen la derrota.

En una semana con menos actividad por el parón de las Navidades, Duke mantuvo el número 1 en el ránking de Asociated Press, al obtener 63 de los 65 votos posibles. Los dos restantes para la primera posición de la lista fueron a parar a Michigan, la número 2. El podio lo completa Arizona en el número 3. La derrota de Syracuse contra Temple, de la que os informamos la semana pasada, le costó a los de Boeheim ser degradados fuera del Top 5 hasta la novena posición. Este sábado se quitaron la espina derrotando a Alcorn State por 57 a 36 a pesar de una mala noche en el tiro. Su racha de victorias consecutivas como locales subió hasta los 31 partidos.

Cincinnati, que había subido desde la onceava hasta la octava posición, encajó su primera derrota de la temporada contra New Mexico por 54 a 55. El pívot de 2,13 Alex Kirk fue la figura de Los Lobos. No sólo anotó 15 puntos y capturó 7 rebotes, sino que además en los últimos segundos  taponó a Sean Kilpatrick cuando intentaba anotar la canasta de la victoria para Cincinnati. Ya sólo quedan cuatro equipos invictos: Duke, Michigan, Arizona y la modesta Wyoming.

Precisamente Arizona había vivido una situación similar la noche de Navidad, aunque con un final más afortunado que Cincinnati. Derrotó a San Diego State por 68 a 67 en la final del Diamond Head Classic de Hawaii gracias a un espectacular tapón de Nick Johnson en los instantes finales del enfrentamiento (en serio, si no lo habéis visto, buscadlo en youtube). Solomon Hill fue elegido MVP del torneo, gracias a sus 21 puntos en ataque y su buena defensa sobre la estrella rival, Jamaal Franklin. Le dejó en 9 puntos, cortándole una excelente serie de 32 partidos anotando al menos 10 puntos.

Duke mantuvo su racha (12 victorias en 12 partidos) con una trabajada victoria contra Santa Clara por 90 a 77. Los 31 puntos de Seth Curry son su mejor anotación de la temporada. Michigan hizo lo propio en su treceavo partido (desafiando a las supersticiones) derrotando a Central Michigan por 88 a 73. Los Wolverines no notaron la baja por lesión de Tim Hardaway jr., gracias a los 22 puntos y 11 asistencias del siempre presente Trey Burke, los 20 puntos de Glenn Robinson III y los 19 puntos de Nik Stauskas.

El número 4 del ránking Louisville derrotó a su gran rival Kentucky por 80 a 77. Los Cardinals ganaban de 17 puntos a falta de 15 minutos de juego, pero tres triples de Kyle Wiltjer mantuvieron a los Wildcats en el partido. Luego Archie Goodwin se sumó a la fiesta (anotó 19 de sus 22 puntos en la segunda parte). Una jugada de 3+1 del base (triple con tiro libre adicional) situaba el 77 a 74 en el marcador a falta de 35 segundos. Su entrenador John Calipari se lamentaba al final del partido de no haber pedido entonces un tiempo muerto para planificar la estrategia a seguir. Casualidad o no, Chase Behanan (20 puntos y 7 rebotes) le robó la pelota a Goodwin para sellar el triunfo local.

Indiana, que ha subido hasta el número 5 del ránking, derrotó a Jacksonville por 93 a 59. Ante los problemas de faltas de Cody Zeller, el base Jordan Hulls asumió el liderazgo, anotando 17 de sus 20 puntos (6 de 9 en triples) en la primera parte. Los Hoosiers llevan tres victorias seguidas por más de 30 puntos de diferencia.

Kansas (número 6) destrozó a American por 89 a 57 gracias a su gran acierto desde la larga distancia. Los jugadores que entrena Bill Self acertaron en 15 de los 24 triples que intentaron.  Travis Releford (5 de 6), Elijah Johnson (4 de 5) y Naadir Tharpe (3 de 4) estuvieron especialmente inspirados. Dio la nota el novato Tyler Self, hijo del entrenador, con un lanzamiento triple que no tocó ni aro. ¿Papá le castigó sin cenar?

UCLA, fuera del top 25, derrotó a la número 9 Missouri por 97 a 94 después de una prórroga. Ben Howland ha tenido a sus chicos entrenando durante las vacaciones (tres no han podido irse a sus casas), así que esta victoria es un merecido premio a su sacrificio. Los 40 minutos reglamentarios acabaron con empate a 88, después de una muy poco navideña falta de Jordan Adams sobre el base Phil Pressey (que acabó con 19 puntos y 19 asistencias), y una mala gestión de la última posesión de Missouri.  Ya en el tiempo extra, Shabazz Muhammad anotó dos triples claves para los Bruins. El novato, noticia a principio de temporada por sus problemas de elegibilidad, ahora lo es por su buen juego. Lideró a los californianos con 27 puntos, bien secundado por los gemelos Wear (Travis, 22 puntos y 9 rebotes, David, 16 puntos y 6 rebotes).

Gonzaga, la número 13, venció a la siempre correosa Baylor por 94 a 87, gracias a la noche tonta de Kevin Pangos. El base canadiense anotó 31 puntos, acertando en 7 de sus 10 lanzamientos triples.  Su compatriota Kelly Olynyk le secundó con 21 puntos, mientras que el alemán Elias Harris aportó 17 más. Por Baylor, el más destacado fue el base Pierre Jackson, con 26 puntos y 6 asistencias (lástima de sus 7 pérdidas de balón), mientras que Isaiah Austin demostró su versatilidad. El pívot freshman de 2,13 fue capaz de anotar 2 triples, y encestar desde la media distancia y dentro de la pintura , para acabar con 20 puntos y 8 rebotes.

publicado en http://www.encancha.com, diciembre 2012

ProBasketballTalk | NBC Sports

NBA news, video, analysis and more

El vestuario

Son historias. El deporte es sólo una excusa. Por Jorge Gérardin

EL ECO SIN PASOS

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

La Canasta Americana 🏀

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

A %d blogueros les gusta esto: