Tag Archives: Georgetown

NBA: Justin Zormelo, el estadístico de las estrellas

20 Sep

Las estadísticas avanzadas se han hecho hueco en el baloncesto. En la NBA, su dominio empieza a ser un requisito indispensable para acceder a un banquillo o a un cargo ejecutivo. Y ahora, llega la figura del profesional autónomo al margen de la estructura de los equipos.

El séquito que rodea a los jugadores de la NBA es cada vez mayor. Además de sus propios familiares y los agentes que les asesoran, llevan su agenda, planifican sus actos públicos y controlan sus finanzas, los profesionales tienden a rodearse de profesionales de lo más variado más allá de los fisioterapeutas y recuperadores físicos de confianza. Lebron James, por ejemplo, convenció al peluquero que le cortaba el pelo en Miami, Nick Castemanos, para que se trasladase con el a Cleveland y se pusiera a su servicio particular.

Muchos jugadores de la liga norteamericana contratan a entrenadores particulares para ponerse en forma. Otros contratan a especialistas con los que mejorar aspectos técnicos del juego. Ricky Rubio trabajó hace dos veranos con Mike Penberthy para mejorar su acierto en el lanzamiento. En este apartado técnico podría entrar Justin Zormelo, salvo que no tiene ningún título de entrenador ni ha sido jugador profesional. Es estadístico. El primer estadístico personal de la NBA. Si bien todas las franquicias tienen su propio equipo de análisis desde el auge imparable del “moneyball”, Zormelo es el primero al margen de esta estructura.

Creando una nueva profesión

El protagonista de nuestro artículo era un niño que quería jugar en la NBA, aunque desde pequeño demostró talento para las estadísticas. No en vano se crió en el seno de una familia conectada con los números. Su padre, Justice Zormelo, trabaja en la autoridad reguladora de la industria financiera de los Estados Unidos. Y su madre, Dulce Gómez-Zormelo, es directora financiera de la National Wildlife Federation, la ONG norteamericana más importante (con 4 millones de afiliados) de las dedicadas a la conservación de la naturaleza.

Justin jugó a baloncesto durante sus años de instituto, aunque sin destacar demasiado. Un par de lesiones de tobillo acabaron de dar al traste con sus ilusiones. Se matriculó en la Universidad de Georgetown, y se licenció en Finanzas en el 2006. Pero mientras estuvo en el campus consiguió que le admitieran como ayudante en el equipo de baloncesto de la institución, los Hoyas. Las funciones de los ayudantes van desde cuidarse del material a grabar los partidos o hacer vídeos de ellos, pero no es habitual que ejerzan de técnicos ni que den instrucciones en la pista, ya sea durante los entrenamientos o en competición.

El emprendedor Zormelo empezó a trabajar de forma personalizada con los jugadores que querían dar el salto a profesionales, preparándoles para el draft. Fue el primer paso en su carrera, que tras un interinazgo en los Miami Heat le llevó al cargo de ayudante del coordinador de vídeo de los Chicago Bulls. Allí fue donde empezó a sentar las bases de su método desarrollando un sistema de evaluación de los jugadores en base a los puntos fuertes y débiles de su juego. De ahí pasó a una de las grandes empresas de análisis de estadísticas deportivas, Synergy Sports Technology,como introductor de datos.

Ben Gordon fue su primer cliente particular. El escolta acababa de abandonar los Chicago Bulls para firmar con los Detroit Pistons. Y recurrió al extrabajador del departamento de vídeo de su antiguo equipo para que analizara en imágenes sus actuaciones con su nueva franquicia durante la temporada 2009-10. Y Zormelo, aconsejado por su padre, creo su propia empresa el año 2010: Best Ball Analytics, la primera consultora estadística deportiva personalizada.

Kevin Durant, primer paso hacia la fama

El gran éxito de la empresa viene ligado a Kevin Durant y su MVP de la liga regular del año 2014. El gurú de la estadística y la estrella de la NBA se conocieron en un entrenamiento predraft. Su buena conexión se cimentó en el hecho que ambos admiraban a Larry Bird. Luego Durant, número 2 del draft, firmó con los Sonics de Seattle (ahora Thunder de Oklahoma City) y Zormelo empezó su interinazgo en los Heat. Pero siguieron en contacto a través del correo electrónico. Hasta que Durant decidió que su juego debía alcanzar un nivel superior.

La estrella de los ahora Thunder era un gran anotador, pero quería más. Porque la historia de la NBA está llena de grandes anotadores que han acabado su carrera deportiva con muchos puntos, pero sin títulos ni logros destacados. Y Durant quería trascender. En los play-off del 2011, su equipo había caído en las finales del Oeste contra los Dallas Mavericks. El jugador había sido el mejor anotador de la liga regular por segundo año consecutivo, pero su porcentaje de acierto en el tiro en general, en los triples en particular y el número de asistencias dadas eran los peores de su carrera, exceptuando los de su temporada de novato.

A lo largo de 2 años Zormelo asistió a los partidos en Oklahoma City acompañado de su ipad, determinando lo que su cliente hacía bien y lo que hacía mal, cuantificándolo en números y registrándolo en videos. En base a estos datos, planificaba los entrenamientos individuales e incluso su comportamiento en los partidos. Durant pasó a tirar menos para tirar mejor. A renunciar a las acciones que la estadística le marcaba como desfavorables para centrarse en las que le eran óptimas. El jugador franquicia de los Thunder y su estadístico decidieron que ante los habituales dobles o triples marcajes, la mejor opción no era un mal tiro sino un buen pase o mejorar la posición desde el bote.

Una lluvia de clientes

El premio a su esfuerzo fue, el MVP para Durant y un montón de clientes para Best Ball Analytics. Entre los más conocidos, Paul George y Roy Hibbert, dos miembros de la plantilla de los Indiana Pacers que intentó arrebatarle la supremacia del Este a los Miami Heat de otros dos clientes de Zormelo, Dwyane Wade y Norris Cole. Dos grandes bases com Rajon Rondo y John Wall también requirieron sus servicios, así como Shaquille O’Neal en sus últimos años como profesional.

El último rookie del año, el alero de los Timberwolves de Minnesota Andrew Wiggins, es otro de sus pupilos. Y ahora, una de las perlas del futuro, el sudanés de 18 años y 2,13 de altura Thorn Maker. El joven intentó conseguir la elegibilidad para jugar en la NCAA esta próxima temporada, pero finalmente ingresará en la universidad en el curso de 2016-17, como estaba previsto. Y mientras tanto, intenta mejorar su juego. Aunque deberá dejar bien claro quien paga a Zormelo si quiere evitarse problemas con la estricta reglamentación universitaria.

A algunos entrenadores de la NBA esta nueva figura les puede crear suspicacias. Y posiblemente con razón. Nada que objetar al trabajo individualizado durante la pretemporada. Todo lo contrario. Se espera que los jugadores intenten mejorar sus prestaciones técnicas y físicas. Pero Zormelo sigue a algunos de sus clientes más allá de la pretemporada, dándoles consejos sobre como han de jugar los partidos. Unos consejos ajenos al cuerpo técnico de la franquicia.

Aquí puede radicar el problema. No siempre la visión de los profesionales sobre el parquet de cual es su juego ideal o hacia donde quieren orientar su carrera coincide con el cometido que su técnico les tiene reservado. No obstante, la NBA es una liga de estrellas, no de entrenadores, y no creo que se atreva a prohibir a los principales artífices del espectáculo (y por tanto del negocio) que intenten desarrollar su talento. Así que a los técnicos me temo que no les queda otra que adaptarse a los nuevos tiempos: la Era de la Estadística.

Artículo publicado en http://www.encancha.com, septiembre 2015

Anuncios

NCAA: Exámenes en las aulas y en las pistas

15 Dic

Los exámenes de final de semestre hicieron bajar la actividad de partidos, tanto en número como en duelos interesantes. No olvidemos que a los protagonistas de nuestros artículos se les supone la condición de estudiantes además de la de deportistas. Así que sólo se jugaron 241 partidos en la Division I.

Kentucky mantuvo una semana más el primer lugar del ranking de AP, gracias a la decisión unánime de todos los votantes. La victoria de Duke sobre Wisconsin de la semana anterior propició que los Blue Devils subieran hasta el segundo lugar y los Badgers bajasen al quinto. Les separaron Arizona y Louisville, en tercera y cuarta posición respectivamente. Virginia, Villanova, Texas, Gonzaga y Kansas por este orden completaron el Top 10.

Su victoria ante Wichita State convirtió a Utah en la protagonista del gran salto de la semana: de cerrar el Top 25 pasó al treceavo lugar. La cruz fue para Michigan. La derrota de los Wolverines ante la modestísima NJIT les apeó del ranking. Les acompañaron en su caída su rival estatal Michigan State, Arkansas y Illinois, entrando en la lista Washington (17), Northern Iowa (23), Saint John’s (24) y Notre Dame (25). North Carolina (21) está avisada de expulsión.

Jimmy V

Uno de los primeros focos de interés de la semana a nivel competitivo estuvo en el Torneo Benéfico Jimmy V (en honor del entrenador de North Carolina State Jim Valvano fallecido de cáncer en 1993). En el Madison Square Garden de Nueva York, la número 7 del ranking Villanova se impuso a Illinois gracias a su mayor solidez defensiva y las rápidas transiciones ofensivas generadas a partir de ella, y al acierto de dos de sus jugadores en ataque durante la segunda mitad: el habitual de Dylan Ennis (18 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias) y el inesperado del pívot Daniel Ochefu (12 puntos, 6 rebotes, 4 tapones). Los Figthin Illini aguantaron mientras Malcolm Hill tuvo fuerzas (20 puntos) mientras esperaban a un Rayvonte Rice que nunca apareció (10 puntos, 5 de 15 en el lanzamiento).

En el segundo partido de este torneo la cuarta del ranking Louisville se deshizo de Indiana (94-74). Los Cardinals ganaban de 12 a 3 minutos del descanso, pero 2 triples consecutivos de Nick Zeisloft (9 puntos) iniciaron un parcial de 18 a 2 que dio a los Hoosiers 4 puntos de ventaja ya en la segunda parte. Fue entonces cuando despertaron Chris Jones (24 puntos, 9 rebotes, 5 asistencias, 3 recuperaciones) y Terry Rozier (26 puntos, 6 rebotes, 5 de 8 en triples) desde el exterior y Montrezl Harrell (21 puntos, 11 rebotes) en la pintura para desarbolar a Indiana. Los de Pitino originaron 24 puntos a partir de sus 26 rebotes ofensivos (capturaron más rebotes en el aro de Indiana que su rivales, 24). El novato James Blackmon lideró en anotación a Indiana con 18 puntos.

Louisville cerró la semana sufriendo de forma inesperada, en un partido ajeno a este torneo, ante UNC-Wilmington (68-57). La número 4 de la lista ganaba con claridad hasta que encajó un parcial de 0 a 15 en la segunda mitad. Los Cardinals solventaron la papeleta cuando ajustaron su defensa haciendo fallar a sus rival 10 de sus últimos 13 lanzamientos, Terry Rozier anotó (19 puntos) y Montrezl Harrell reboteó (19 puntos, 17 rebotes).

Sustos para Kentucky y Kansas

El número 1 de los USA se vio en apuros ante un rival inesperado, Columbia (56-46). La universidad de la Ivy League, la conferencia de los “empollones”, logró un parcial inicial de 0 a 11. Era la primera vez esta temporada que los de Calipari cedían un margen de dos cifras. Los invictos Wildcats, que no pudieron contar en esta ocasión con los lesionados Tyler Ulis y Devin Booker, no se pusieron por delante hasta el minuto 27 de partido. Su defensa y mayor potencia interior evitaron la sorpresa. De los 11 rivales que han batido hasta ahora, Columbia fue el noveno que marcó su peor anotación de lo que llevamos de curso ante ellos. Una vez más, el punto flaco de Kentucky fueron los triples (2 de 17).

Contra la 21 North Carolina John Calipari recuperó a Ulis y Booker, pero perdió a Alex Poythress para toda la temporada (lesionado en los ligamentos de la rodilla izquierda durante un entrenamiento previo). Los triples de los Wildcats a cargo de Aaron Harrison (14 puntos, 3 de 7 en triples) y Booker (15 puntos, 3 de 3 en triples) esta vez sí entraron y Kentucky acabó con su mejor porcentaje de la temporada desde la distancia (46,7%, 7 de 15).

El primer equipo del ranking ganaba al descanso 49 a 34 a pesar de los esfuerzos de Brice Johnson (15 puntos, 4 rebotes). En la segunda mitad la diferencia entre ambos equipos subió hasta los 19 puntos hasta que la aparición de Marcus Paige (14 puntos, 4 de 6 en triples) permitió a UNC acercarse hasta un 66 a 57. Kentucky contraatacó con un parcial de 14 a 5 que aseguró su victoria (84-70).

Las protestas por la muerte de Eric Garner a manos de la policía de Nueva York el pasado mes de julio también llegaron a la NCAA. Todos los jugadores de Georgetown lucieron una camiseta con las últimas palabras de Garner (“No puedo respirar”) durante el calentamiento y la interpretación del himno norteamericano previos a su partido contra la 10 Kansas. Aunque diversos jugadores de la NBA ya habían lucido estas camisetas a título individual, esta universidad fue la primera en protagonizar este gesto de forma colectiva. Los Hoyas dieron mucha guerra antes de caer derrotados por 70 a 75, sacando el máximo provecho de su hombre-montaña, Joshua Smith (20 puntos, 5 rebotes). Los Jayhawks respondieron a base de triples, destacando en este apartado Brannen Greene (19 puntos y 5 de 5 en triples, 4 en la segunda parte).

En su siguiente cita de la semana, Kansas se impuso a la número 13 Utah de forma muy ajustada (63-60). Los Utes consiguieron una primera ventaja de 6 puntos que vieron contrarrestada con triples de Wayne Selden y Perry Ellis (14 puntos, 6 rebotes, 3 asistencias). Los Jayhawks se desmelenaron en el ecuador de la primera parte y llegaron a tener 21 puntos de ventaja al principio de la segunda tras un terrible parcial de 26 a 4. Jamari Traylor (13 puntos, 5 rebotes) dominaba en la pintura y el novato Kelly Oubre Jr (9 puntos, 3 rebotes) ofrecía minutos de calidad. Pero Utah no se descompuso.

Los Utes son un equipo con una defensa bien estructurada y una secuencia de movimientos definida en ataque. Cada uno de sus jugadores sabe cual es su sitio. La plantilla tiene dos nombres propios: Jacob Poeltl (8 puntos, 11 rebotes, 3 tapones), un pívot muy sólido y consciente de sus puntos fuertes, y Delon Wright (23 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias, 4 recuperaciones), un talento natural con una facilidad increíble para el baloncesto. Con estos mimbres remotaron hasta forzar un final a cara o cruz ante una Kansas que ha bajado dos peldaños (los de Joel Embiid y Andrew Wiggins) respecto la temporada pasada.

Históricos en apuros

Michigan prosiguió su desenfrenado descenso a los infiernos sufriendo un nuevo “upset”, el segundo consecutivo en casa. Si la semana anterior había caído ante NJIT, en esta última cayó ante Eastern Michigan (45-42). El entrenador de los Wolverines John Beilein afirmó tras el partido que la zona 2-3 de los Eagles era la más dura que había visto nunca. Todo un cumplido viniendo del responsable de un equipo que antes de esta racha negativa venía de derrotar a la reina de la zona 2-3 en la NCAA, Syracuse. Llama la atención que sus jugadores sólo fueran capaces de capturar 2 rebotes ofensivos en 40 minutos.

La situación no era la más propicia para que Michigan sorprendiera a la número 3 para los votantes de AP Arizona. Y menos si los Wildcats salen con el cuchillo entre los dientes desde el primer minuto. A su habitual defensa, los de Sean Miller unieron esta vez un efectivo ataque. Primero, buscaron los balones para sus hombres grandes Kaleb Tarczewski (15 puntos, 7 rebotes) y Brandon Ashley (10 puntos, 6 rebotes). Y cuando los Wolverines se vieron obligados a hacerles dobles marcajes, los exteriores ( Stanley Johnson 17 puntos y Gabe York 15) les fusilaron a placer.

Arizona anotó 8 de sus primeros 9 lanzamientos para construir una ventaja inicial de 20 a 9. Dejaron a sus rivales sin anotar ninguna canasta de campo durante 7 minutos de la primera parte, y abrieron la segunda con un parcial de 11 a 0 después que Michigan fallase sus 6 primeros lanzamientos. El marcador final de 80 a 53 está totalmente justificado. El próximo sábado, ante otro equipo que ha dado un paso atrás respecto el año pasado como SMU, Michigan tendrá la ocasión de romper esta racha de 3 derrotas consecutivas.

Michigan no es el único clásico del baloncesto universitario en apuros. Los campeones del año pasado, Connecticut, rompieron una racha de 3 derrotas consecutivas gracias a una victoria ante Coppin State (106-85). Fue la gran noche de Amida Brimah, que se fue hasta los 40 puntos, anotando sus 13 lanzamientos de campo. El pívot, quien también aportó 12 rebotes y 3 tapones, rozó la perfección. Lastima de los dos tiros libres que falló de los 16 que lanzó.

Syracuse venció a Louisiana Tech (71-69) con una canasta a 2 segundos del final de Rakeem Christmas. Los Orange ganaban de 10 a falta de 6 minutos. A Trevor Cooney (25 puntos) le entraban los tiros y Tyler Roberson hacía de los tableros su reino (14 puntos y 17 rebotes, de ellos 11 en ataque). Hasta que LSU les endosó un parcial de 4 a 14 con 9 puntos seguidos de Alex Hamilton (20 puntos, 3 asistencias, 3 robos) para empatar a 69. La zona 2-3 de Jim Boeheim no es tan impenetrable esta temporada como las anteriores, y sus jugadores perdieron demasiados balones (19, 8 de ellos del base freshman Kaleb Joseph) ante la presión de los Bulldogs.

North Carolina State cayó ante Wofford (54-55) en un final de partido muy cruel para el Wolfpack. Una canasta de Justin Gordon ponía por delante al equipo visitante a falta de 1,9 segundos para acabarse el encuentro. Trevor Lacey (18 puntos) intentó un triple a la desesperada que acabó entrando. Los árbitros, tras revisar el vídeo de la jugada, dictaminaron que su lanzamiento había sido fuera de tiempo por tan sólo una décima de segundo.

Un repaso al resto del ranqueados

Gonzaga, novena del ranking, dominó siempre en el marcador a UCLA (74-87) gracias a un inspiradísimo Kyle Wiltjer (24 puntos, 9 rebotes) que anotó 9 de los primeros 13 puntos del equipo. Y cuando el ala pívot necesitó un respiro, apareció la muñeca infalible de Byron Wesley (20 puntos, 9 rebotes, 4 asistencias, 7 de 8 en los lanzamientos de campo). La distancia máxima entre los dos equipos llegó hasta los 17 puntos a 12 minutos del final. Los californianos intentaron aprovechar una buena racha en los triples de Bryce Alford (23 puntos) para reaccionar. Isaac Hamilton (18 puntos) secundó al base en su empeño, pero los Bulldogs de Domantas Sabonis (10 puntos y 6 rebotes en 21 minutos) no se dejaron sorprender.

Wichita State también se llevó un susto. La 11 de la semana, se libró por poco del revolcón en su visita a la Detroit (68-77) de Juwan Howard Jr (27 puntos, 3 rebotes, 2, asistencias, 2 robos), hijo del exjugador NBA del mismo nombre. Ron Baker (19 puntos, 7 rebotes, 3 asistencias), que se presentaba a la cita con un 54% en triples, falló sus 9 primeros intentos desde la distancia para acertar los 3 últimos. Los Titans ganaban de 10 puntos a 11 del final hasta que Darius Carter (18 puntos, 11 rebotes) decidió que había que remontar. El alero anotó todos sus puntos en los minutos de juego que faltaban.

Bryce Dejean-Jones, uno de los jugadores claves de la número 14 Iowa State, fue arrestado la noche del miércoles por armar demasiado jaleo en un apartamento en el que también estaban su hermano, su compañero de equipo y habitación Abdel Nader y un amigo de Los Angeles. La cosa se complicó cuando los policías que entraron en el apartamento detectaron olor a marihuana. El juez, no obstante, dictaminó que no existían pruebas de que quien consumió la droga fuera el jugador que empezó su carrera universitaria en USC y tras transferirse a UNLV se enroló como estudiante graduado en los Cyclones.

El incidente le acarreó un partido de suspensión por parte de su equipo, que cumplió en el derbi ante Iowa. Iowa State resolvió el encuentro con un claro triunfo (75-90) cimentado en un parcial demoledor de 2 a 21 en el inicio de la segunda mitad. Ante la ausencia de Dejan-Jones, George Niang(16 puntos, 6 rebotes, 7 asistencias), Naz Long (21 puntos, 6 rebotes, 5 asistencias) y el también bajo sospecha Abdel Nader (19 puntos, 6 rebotes) se conjuraron para acabar con su rival.

La victoria de Butler sobre North Carolina en el Battle for Atlantis de finales de noviembre le dio muchos votos de cara al ranking. Pero de ahí a darle el 15 puesto de la lista va un abismo. Tennessee devolvió a los Bulldogs a su cruda realidad (67-55). Los Volunteers liderados por Josh Richardson (20 puntos, 18 en la segunda mitad, y 6 recuperaciones) les remontaron doce puntos en la segunda parte para acabar derrotándolos. Un afortunado triple a tablero de Derek Reese fue su puntilla.

La número 17 Washington fue por detrás de Eastern Washington en el marcador la mayor parte del encuentro. Robert Upshaw (21 puntos, 9 rebotes, 6 tapones) puso a los Huskies por delante y Nigel Williams-Goss (19 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias) y Darin Johnson acabaron el trabajo con dos triples consecutivos en los últimos 75 segundos. Triunfo final de los ranqueados por 81 a 77. West Virginia, 22 del ranking, también sufrió ante Marshall (69-66). Ante su mal dia en el tiro (22 de 57, 38,6%), los Mountaineers tuvieron que centrarse para ganar en su presión a toda pista y en el rebote ofensivo (21 de un total de 36 por 26 capturas totales de sus rivales).

La aparición de Northern Iowa (número 23) en el ranking puede ser fugaz. Virginia Commonwealth les derrotó, aunque necesitó de dos prórrogas para conseguirlo (93-87). Los locales llegaron a tener 11 puntos de ventaja en la segunda parte, y los visitantes 9 en la primera. El base de VCU Briante Weber mordió en defensa (14 puntos, 6 pelotas robadas) y Treveon Graham (21 puntos, 11 rebotes, 3 asistencias) hizo lo propio en ataque. Wes Washpun lideró a los Panthers con su mejor anotación personal (27 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias, 4 recuperaciones). Entre él y Matt Bohanon (18 puntos) sumaron los 10 puntos de su equipo en la primera prórroga. En la segunda fueron anulados. Con este triple de Graham los locales sentenciaron a su rival.

La vida fuera del ranking

Incarnate Word se halla en el segundo año de los cuatro que necesita un equipo ascendido de la Division II para consolidarse como miembro de la categoría superior de la NCAA. Tras derrotar a Princeton a finales de noviembre, esta última semana demostró que van por buen camino derrotando a Nebraska (73-74) con una canasta muy afortunada en los segundos finales de Kyle Hittle (18 puntos).

El duelo de anotadores de la semana se vivió en el partido entre Evansville y Murray State (79-81). D. J. Balentine anotó 31 puntos para los locales y Cameron Payne 32 para los visitantes. Entre los dos anotaron 9 de los 11 últimos puntos del encuentro en los 90 segundos finales.

El autor de la canasta de la semana es Jeff Laidig, de Belmont. Laidig cerró la primera parte anotando una canasta desde más allá de medio campo (de hecho, lanzó desde su propia línea de 3 puntos). Lástima que al final los Bruins perdieron ante Wright State por 71 a 79. Estos 3 puntos, por cierto, fueron la única aportación de nuestro protagonista a la anotación de su equipo.

Versión íntegra del artículo publicado en http://www.encancha.com, diciembre 2014

NCAA: Las Bahamas, un infierno para los equipos del TOP25

1 Dic

Se preveen cambios de trascendencia en el ranking de esta semana. Muchos equipos, entre ellos North Carolina, encajaron a lo largo de la semana pasada derrotas inesperadas. Gran parte de la culpa de estos futuros movimentos la tuvo el torneo Battle for Atlantis.

Kentucky, Arizona, Wisconsin y Duke (por este orden) mantuvieron las cuatro primeras posiciones del ranking de AP. Kansas, la anterior número 5, bajó hasta el 11 tras perder ante Kentucky. Los votantes castigaron al equipo de Bill Self no solo por la derrota sino también por la forma en que se produjo. Su lugar lo ocupó una pujante North Carolina, aunque probablemente de forma breve.

Texas (7), Wichita State (9) y Gonzaga (10) vieron mejoradas sus posiciones respecto a la anterior lista, entrando en un Top10 en el que también estaban Louisville (6) y Virginia (8). Florida cayó desde el octavo lugar hasta el 18, y Connecticut bajó desde el 17 hasta el 24. Primer aviso para estos dos equipos.

Miami (17) entró con fuerza en el ranking de los mejores. En los últimos 5 lugares asomaron la cabeza West Virginia (21), UCLA (22), Creighton (23) y Arkansas (25). Esto equipos ocuparon el sitio de Oklahoma, Nebraska, Utah, Southern Methodist y Syracuse. Una debacle, aunque menor, para Larry Brown (SMU) y de grandes proporciones para Jim Boeheim.

Battle for Atlantis

Butler dio la primera sorpresa en unos cuartos muy movidos de este torneo celebrado en las Bahamas eliminando en cuartos de final a la 5 del ranking de AP North Carolina (74-66). Los Bulldogs estuvieron fatal en el lanzamiento (22 de 72, 30,6%), con un dia nefasto de dos de sus mejores tiradores, Kellen Dunham (3 de 17) y Roosevelt Jones (3 de 11). Y aun así, ganaron. Dominar en el rebote a los Tar Heels (57 con 29 ofensivos por 40 del rival) les ayudó. Su defensa en el inicio de la segunda mitad hizo el resto parando el ataque de los de Roy Williams.

El margen a favor de Butler llegó a ser de 14 puntos. Un Marcus Paige errático en el tiro apareció al rescate de NC con 11 puntos en los 3:35 finales (3 jugadas en que el defensor se quedó en el bloqueo más un palmeo). Pero cuando tenían a Butler a tiro, 2 pelotas perdidas condenaron a North Carolina a encajar su primera derrota del año. Los Tar Heels intentaron minimizar los efectos en el ranking de este revés venciendo a UCLA (78-56) y Florida (75-64) en el cuadro de los perdedores.

En el segundo duelo de cuartos del torneo Oklahoma acabó con la imbatibilidad de la número 22 del ranking UCLA (65-75). Buddy Hield estuvo desatado (24 puntos). Su momento de locura llegó a 9 minutos del final, con los Sooners 7 abajo. Él solito le endosó a los Bruins un parcial de 10 a 0 para poner a su equipo por delante. Un triple suyo a con 2:20 por jugarse abrió una brecha de 6 puntos entre los dos equipos que los de Steve Alford no pudieron cerrar. Por UCLA, que estuvo negada en los tiros libres (9 de 21) destacaron el base Bryce (19 puntos), hijo del entrenador, y el ala pivot Kevon Looney (16 puntos, 15 rebotes).

Georgetown obtuvo su “upset” en estos cuartos ante la 18 de los EUA, Florida (66-65). Fue un duelo igualado en el que el mando del marcador cambió 21 veces de bando. El partido se resolvió en la prórroga después que L.J. Peak taponase a Eli Carter para dejar el marcador en empate a 53 tras 40 minutos de juego. Un lanzamiento en suspensión de D’Vauntes Smith-Rivera (17 puntos) a 5 segundos del final del tiempo extra le dio el triunfo a los Hoyas. Los Gators no han llegado a los 70 puntos en ninguno de sus 6 partidos disputados (3 victorias y 3 derrotas). Desde la temporada 1949-50 no anotaban tan poco.

En el único cruce de cuartos que no hubo sorpresa fue en el de la tercera de la lista de AP Wisconsin, que se deshizo de UAB (72-43). Los Badgers derrotaron en semifinales a una Georgetown que le plantó cara hasta el final (68-65) de la mano de D’Vauntes Smith-Rivera (29 puntos con 5 de 6 en triples). En la segunda mitad los Hoyas llegaron a tener 8 puntos de ventaja (42-50) con una racha de ultraactividad de su mejor jugador (2 triples consecutivos, 2 asistencias, una falta forzada y 2 puntos en penetración, todo ello en un parcial de 14 a 5).

Dos hombres de banquillo de Bo Ryan rescataron a Wisconsin: Bronson Koenig (7 de sus 14 puntos en estos momentos) y Duje Dukan (8 puntos consecutivos con 2 triples). Con esta inercia positiva los Badgers se pusieron 7 arriba, pero los de John Thompson III no se dejaron ir. Un palmeo de Nigel Hayes (15 puntos, 7 rebotes) a 20 segundos del final fue la jugada decisiva.

En la otra semifinal Oklahoma controló su rebote defensivo y anotó 13 de sus 16 lanzamientos de 2 puntos de la primera mitad (para un 0 de 4 en triples). Butler, sin un buen porcentaje de lanzamiento, no pudo seguir el ritmo de los Sooners. Al descanso Oklahoma ganaba de 12 (36-24) a pesar de que Buddy Hield estaba fallón (5 puntos, 2 de 10 en el tiro) y Ryan Spangler desaparecido (4 puntos, 10 rebotes, solo lanzó 2 veces en 30 minutos). En la segunda mitad Oklahoma no recuperó su nivel de acierto inicial pero tampoco subió el de sus rivales (23,7%, 14 de 59), con la consiguiente derrota final de los Bulldogs por 59 a 46. El máximo anotador del encuentro fue el derrotado Kellen Dunham con 17 puntos (y un 5 de 16 en canastas en juego).

En la gran final Wisconsin superó a Oklahoma (69-56). Los Sooners encontraron su acierto de cara a canasta sólo a rachas (37% global, pero un 29% en la segunda parte). Buddy Hield se quedó en un 2 de 11 en los lanzamientos de campo. Por si fueran pocas facilidades para los Badgers, Oklahoma perdió 21 balones, que sus rivales aprovecharon en forma de 27 puntos.

El encuentro, no obstante, no fue un paseo para los campeones. En una primera mitad igualada (34-33) el pivot Frank Kaminsky sólo pudo jugar 6 minutos tras cometer dos faltas. Duje Dukan saliendo desde el banquillo compensó este problema con 11 de sus 13 puntos de la noche (3 de 5 en triples). Ya en la segunda mitad Kaminsky apareció (14 de sus 17 puntos y 7 de sus 8 rebotes) para sentenciar y hacerse con el MVP del torneo.

Maui

En semifinales del torneo hawaiano se enfrentaron dos Wildcats, Arizona contra Kansas State, en el primer reto serio para la segunda del ranking. Venció Arizona (72-68) a pesar de los esfuerzos de Marcus Foster. Los de Sean Miller llegaron a ganar de 9 en la segunda mitad con Tarczewski cebándose en los pívots rivales (18 puntos). Foster redujo las diferencias de triple en triple (23 puntos, 6 de 9 en triples). A falta de 6 segundos, el base de Kansas State tuvo dos tiros libres con su equipo tres abajo. Metió el primero y falló el segundo, pero Rondae Hollis-Jefferson capturó el rebote decisivo para Arizona. Marcus Foster venía de anotar 24 puntos (9 de 14 en el tiro) en la primera ronda del torneo ante Purdue, recuperándose de su mala noche previa ante Long Beach State (1 de 13 en los lanzamientos).

Después de necesitar dos prórrogas para superar a BYU en la primera ronda (92-87), la 15 de la lista de AP San Diego State se deshizo de Pittsburgh (74-57) en la otra semifinal. Su buena noche en el tiro les permitió ir siempre por delante. Al descanso ya tenían una cómoda ventaja (39-25), que se amplió hasta los 25 puntos en la segunda mitad. Los Panthers, conducidos por James Robinson (17 puntos, 3 rebotes, 3 asistencias), maquillaron el marcador en los minutos finales.

En la final Arizona tuvo que usar todo su arsenal para vencer a San Diego State, un equipo que le iguala en despliegue físico (61-59 ). La defensa de los Aztecs controló perfectamente el ataque rival durante la primera mitad hasta que un parcial de 8 a 2 en los 3 últimos minutos del período permitió a los Wildcats llegar al descanso con un punto de ventaja, 32-31. Si en la primera parte Arizona había compensado con sus rebotes ofensivos los fallos en el lanzamiento, en la segunda los tiros entraron. Y aún así se mantuvo la igualdad casi hasta el final. La serenidad del freshman Stanley Johnson (18 puntos, 9 rebotes, 3 robos) en los tiros libres le dió a los campeones del torneo su màxima ventaja (6 puntos) a 35 segundos del final. Una brecha insalvable para los de Steve Fisher.

Los torneos del Barclays Center de NY

Villanova (12) superó a Virginia Commonwealth (14) en una de las dos semifinales del Progressive Legends Classic de Brooklyn por 77 a 53. Los Wildcats sentenciaron el duelo gracias a un demoledor parcial de 16 a 0 en los primeros minutos de la segunda parte. La número 19 Michigan superó a la Oregon (70-63) del anotador Joseph Young (20 puntos) en la otra semifinal. El escolta no estuvo acertado de cara a canasta (5 de 16 en el tiro). Los Wolverines fueron siempre por delante en el marcador a pesar de ceder claramente en la lucha por el rebote: 29 a 41 (de ellos, 18 ofensivos).

Villanova y Michigan disputaron una final resuelta en los últimos segundos en favor de los primeros (60-55). Los Wildcats liderados por Dylan Ennis (15 puntos) mantuvieron a los de John Beilein sin anotar los últimos 7 minutos de la primera parte y los primeros 2:40 de la segunda, consiguiendo una ventaja de 13 puntos. Zak Irvin (11 puntos) despertó a los Wolverines para igualar de nuevo la contienda. Jayvaughn Pinkston (8 puntos, 9 rebotes) por los Wildcats y Caris Levert (16 puntos, 6 rebotes) por Michigan asumieron la responsabilidad ofensiva de sus conjuntos en los últimos dos minutos. Hasta que a 4 segundos del final un tapón monstruoso de Pinskton decidió el partido.

La pista de los Nets acogió el fin de semana un segundo torneo, el Barclays Center Classic. En la final Rutgers igualó en su derrota ante la 8 Virginia (26-45) la marca negativa de anotación para un equipo de la Division I establecida esta misma semana por Savannah State. Los Scarlet Knights encajaron un parcial inicial de 3 a 11, pero luego los Cavaliers fallaron 13 de sus 16 lanzamientos para llegar al descanso 17 a 18.

En la segunda mitad los de Tony Bennett estuvieron más acertados en defensa (que no en ataque, 25% de efectividad de los derrotados por 32,7% de los vencedores) y evitaron un revolcón que, dadas las circunstancias del encuentro, podía haber sido bochornoso. Ambos equipos no se salvaron de la vergüenza de establecer la peor marca anotadora conjunta de la temporada. La imagen del torneo, no obstante, se vio en la final de consolación entre Vanderbilt y Lasalle, cuando de forma involuntaria el pívot de los primeros Damion Jones noqueó al árbitro Rick Crawford en el salto inicial. Tras ser atendido en el hospital, el colegiado se recuperó de la conmoción.

Hall of Fame Classic

En la final de este torneo disputado en Kansas Maryland superó a la 12 del ranking AP, Iowa State (63-72). Mark Turgeon, conocedor del talento de sus rivales, centró sus esfuerzos por ganar en la defensa de su equipo. Los Terrapins dejaron a sus rivales en un 29,7% en el lanzamiento. El único de los Cyclones que consiguió ver aro fue Bryce Dejean-Jones (17 puntos, 7 rebotes). Tras llegar al descanso 34-37, Iowa State no consiguió anotar en los primeros 5:30 minutos de la segunda parte. La ventaja de los Terrapins llegó hasta los 15 puntos a 3 minutos del final.

NIT Season Tip Off

En la semifinal de la edición de pretemporada del torneo neoyorquino, Gonzaga (10 del ranking) superó a Georgia (88-76) con 32 puntos de Kyle Wiltjer. El base Kevin Pangos colaboró con 22 puntos, 6 asistencias y 3 recuperaciones. Pangos también perdió un balón, el primero de la temporada tras 5 partidos disputados. El jugador de los Bulldogs Josh Perkins tuvo que dejar el encuentro tras recibir un fuerte golpe de Kenny Gaines que le rompió la mandíbula.

En la final Gonzaga se las vió con la universidad por excelencia de la ciudad, una Saint John’s que venia superar a Minnesota (70-61, aquí os dejo el enlace del partido completo por si teneis ganas y tiempo de verlo). Los Zags acabaron ganando, aunque la Red Storm se lo puso muy difícil (73-66). Los pupilos de Mark Few ganaban de 15 a nueve del final con un buen papel de Domantas Sabonis (14 puntos, 9 rebotes), pero los de Steve Lavin empezaron una remontada que dejó el marcador, tras dos triples consecutivos de Phil Greene IV (20 puntos), 69-66 a 1 minuto del final.

Después que cada equipo fallase su ataque, Greene recuperó una pelota, pero la estrella de Saint John’s D’Angelo Harrison (15 puntos, 5 rebotes) fue castigado con una falta en ataque muy rigurosa cuando faltaban 15 segundos para acabar el encuentro (a partir de 1:34:00 de la transmisión). Los neoyorquinos cometieron entonces una personal sobre Kevin Pangos (11 puntos, 9 asistencias), que debería haber sido señalada como flagrante pero no lo fue. El base anotó los dos tiros libres y selló el signo del resultado.

Orlando Classic

Kansas, 11 del ránking, empezó a recuperar crédito ante los votantes de AP con un triunfo en este torneo ante la número 20 Michigan State (56-61). El ala pivot Perry Ellis fue el hombre más incisivo de los Jayhawks con 17 puntos y 9 rebotes, bien secundado por los 10 puntos y 10 rebotes y 5 asistencias del base Frank Mason. Este partido fue otro ejemplo del desacierto ofensivo que muchos equipos han padecido esta semana. En los primeros 12 minutos de la segunda parte, los Spartans sólo anotaron 4 de sus 22 lanzamientos. Sus rivales no estuvieron mucho mejor: 6 de 17.

La marca de Pitino

Rick Pitino, de 62 años, llegó a las 700 victorias en la NCAA con el triunfo de Louisville ante Cleveland State (45-33), en un partido como muchos otros esta semana marcado por el desacierto ofensivo. Su equipo venía de machacar a Savannah State (87-26), conjunto al que hicieron batir la marca negativa de anotación de esta temporada para un equipo de la Division I. La defensa de los Cardinals dejó a su rival en un 19,6% de acierto en el tiro (10 de 51) y le forzó 26 pérdidas de balón, concediendo sólo 7 puntos en la primera parte (41-7). Montrezl Harrel nos regaló un alley hoop al contraataque.

La número 7 Texas no pudo respirar tranquila ante la 24 Connecticut hasta el último segundo del partido (54-55). Tras dominar de 5 al descanso, los tejanos vieron como una falta flagrante por sacar a pasear el codo de Kendal Yancy daba pie a un parcial de 11 a 1 que les ponía por detrás en el marcador. Ryan Boatright (24 puntos, 7 rebotes) anotó 15 de los 18 puntos de los Huskies hasta el final del encuentro (2 de los que no son suyos los generó él con una asistencia). En la última jugada, el base de UConn se torció el tobillo intentando evitar el triple ganador de Jonathan Holmes (13 puntos, 8 rebotes).

Tras perder ante Villanova, VCU cayó de forma inesperada contra Old Dominion (73-67). Aaron Bacote, que hasta ese partido llevaba una media de 4 puntos y un acierto en el tiro del 16%, anotó 31 puntos para los Monarchs con un porcentaje inmaculado en los tiros de campo (8 de 8) y muy elevado en los libres (11 de 13). Los Rams sólo fueron por delante tras la canasta inicial del inspirado Treveon Graham (34 puntos). Bacote empezó a anotar, y cuando le secundó Aaron Mosley con 3 triples y una asistencia consecutivos, la ventaja de Old Dominion se disparó más allá de lo que los de Shaka Smart pudieron recuperar.

Sheldon McClellan evitó que Charlotte diera la sorpresa ante la 17 Miami (74-77). El transfer procedente de Texas se fue hasta los 31 puntos (5 de 7 en triples) y los 11 rebotes. Estos dos equipos se enfrentaron dos veces en tres días. En el primero de los dos encuentros la victoria también fue para los Hurricanes (58-77), con 19 puntos de McClellan.

Southern Methodist sigue cayendo en picado. En esta ocasión perdió ante el equipo que cierra el Top25, Arkansas (72-78). En una primera parte desastrosa, los de Larry Brown perdieron 16 pelotas. Su equipo, habitualmente sólido en casa, ya iba 11 puntos por detrás en el descanso. Por los Razorbacks destacaron Bobby Portis (22 puntos, 5 rebotes) y el siempre explosivo Michael Qualls (13 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias).

Indiana cedió en casa ante Eastern Washington (86-88) tras desperdiciar una ventaja de 12 puntos a 15:30 del final. Es el primer triunfo de los Eagles ante un equipo de la Big Ten, y también el primero que consiguen ante más de 10.000 espectadores. Problemas para el entrenador Tom Crean, con el cargo en peligro. Auburn tuvo su noche negra ante Tulsa (35-53) a pesar de los 17 puntos y 15 rebotes de Cinmeon Bowers. Sus compañeros debieron pensar que la cosa no iba con ellos.

Los “metralletas” de la semana

Craig Bradshaw, autor de la canasta de la victoria de Belmont ante Ohio State (81-83), se fue hasta los 42 puntos (con 8 de 12 en triples) en 33 minutos. Sterling Gibbs (Seton Hall) anotó 40 puntos (3 de 5 en tiros de dos, 7 de 9 en triples y 13 de 13 en los libres) en el triunfo ante Illinois State (80-84). Otro Gibbs, de nombre Jack, llegó hasta los 37 (10 de 10 en 2 puntos, 5 de 7 en triples y 2 de 2 en la línea de personal) en la victoria de su Davidson ante UCF (95-69), un punto menos de los que anotó el interior de Eastern Washington Venky Jois (38) para derrotar a Eastern Oregon (104-87).

En promedio de puntos por minuto Schadrac Casimir gana por los pelos a Bradshaw. El jugador de Iona se fue hasta los 40 puntos en 28 minutos (8 de 9 desde detrás de la linea de 3 puntos que redondeó con 11 de 12 en tiros libres y 3 de 4 en tiros de 2) en la paliza sobre Delaware State (126-76). A ambos los supera Jevon Carter (West Virginia) , que anotó 28 (12 de 14 en tiros de campo) en 17 minutos en la victoria ante VMI (103-72).

El irregular trotamundos (UCLA, BYU y ahora Marquette) Matt Carlino tuvo una gran noche superando a Georgia Tech (70-72) con 38 puntos (8 de 14 en triples y 14 de 16 en los libres, de ellos 5 de 6 en los últimos 30 segundos). Shavon Shields lideró con sus 35 puntos (8 de 12 en dobles, 4 de 4 en triples y 7 de 8 en libres) el triunfo de Nebraska ante Omaha (80-67). Los Cornhuskers perdían de 16 en la primera parte hasta que apareció Shields para rescatarlos con 19 puntos en los 13 minutos que faltaban para el descanso. Derrick Randall, de Pittsburgh, capturó 21 rebotes (por 17 de todo el equipo rival) en la victoria contra Chaminade (68-81).

Chase Fischer (30 puntos), de BYU, tuvo su noche tonta desde la linea de 3 puntos (10 de 13) en la victoria ante Chaminade (85-121). Nate Engesser, de Denver, anotó 7 de 8 (26 puntos en 21 minutos) pero no pudo evitar la derrota ante Belmont (78-56). Jonathan Gilling, de Arizona State, también se unió al club de las muñecas calientes (7 de 10 en triples, 21 puntos) en la derrota ante Maryland (78-73). Montana State anotó 18 de 26 triples ante UT-Arlington (104-81), con un mano a mano de dos de sus jugadores: Michael Dison (32 puntos, 7 de 8 triples) y Stephan Holm (25 puntos, 7 de 11).

James McGee anotó 7 de sus 8 triples para Southern Utah ante UT San Antonio (92-93), el primer triunfo de la temporada para su equipo. Los Thunderbirds, tras ir por detrás en el marcador todo el encuentro, se pusieron 1 por debajo con 3 triples consecutivos en un lapso de 40 segundos. Jerome Hill anotó uno de sus dos tiros libres para UT permitiendo a A.J. Hess poner la guinda para Southern Utah con un triple desde media pista.

La jugada de la semana, precisamente un triple lejano, es este canastón de Jalen Jenkins que le dio el triunfo a George Mason ante Manhattan (63-64) después que Shane Richards fallase deliberadamente su segundo tiro libre con 3 segundos por jugarse para evitar que el rival ejecutase una jugada ensayada sacando de fondo. Una decisión lógica que por una vez acabó en desastre.

 

Versión íntegra del artículo publicado en http://www.encancha.com, diciembre 2014

NCAA: Una semana de sorpresas y exhibiciones

10 Mar

Se acabaron todas las ligas regulares, y algunos torneos de conferencias.Ya tenemos los primeros equipos clasificados para el March Madness. Doug McDermott rompió la barrera de los 3000 puntos en una semana de exhibiciones individuales y sorpresas colectivas, con equipos buscando desesperadamente su invitación para el baile de fin de curso.

Apurando las últimas semanas de ránking antes de llegar al gran torneo nacional, los tres primeros (Florida, Wichita State y Arizona) mantuvieron sus posiciones. Duke se benefició de las derrotas de Syracuse y Kansas para ascender hasta la cuarta posición. Precisamente el verdugo de los Orange, Virginia, protagonizó el gran salto de la semana, subiendo del doceavo lugar hasta el quinto.  Villanova, Syracuse, Kansas, Wisconsin y San Diego State cierran el grupo de los 10 primeros. Connecticut (19) y Oklahoma (23) volvieron a una lista de la que caen Ohio State y Texas. Michigan State (22), Iowa (24) y Kentucky (25) son los equipos en claro peligro de salir del siguiente Top 25 en caso de no completar una buena semana.

AMERICAN ATHLETIC

La número 11 Louisville solventó con buena nota ante Southern Methodist (71-84) su primer compromiso de una última semana complicada de liga regular. Los Mustangs, que ocupaban el 18 lugar del ránking, tuvieron una ventaja de 14 puntos durante la primera parte, pero un parcial de 0 a 15 con dos triples de Luke Hancock restableció la igualdad antes del descanso. Y en la segunda parte explotó Russ Smith (26 puntos, 6 rebotes, 5 asistencias).

El combo guard anotó 6 triples sin fallo. Tres de ellos llegaron de forma consecutiva en apenas 90 segundos, después de una asistencia suya para un mate de Montrezl Harrell. Los Cardinals se pusieron 7 arriba en el marcador. Cuando los de Larry Brown redujeron su desventaja a 3 puntos, 2 nuevos triples seguidos de Smith despegaron de nuevo a Louisville. Con su última canasta de 3 puntos, los de Rick Pitino llegaban a los 10 puntos de margen, que subieron hasta los 12 tras 4 puntos más del protagonista del partido.

Louisville venció en su Noche de los Séniors a la número 19 Connecticut (81-48). Con una buena defensa, los de Pitino llegaron al descanso 12 arriba permitiendo a su rival anotar únicamente 5 de sus 25 lanzamientos en este período. En la segunda mitad Connecticut no consiguió maquillar el resultado. Russ Smith se despidió con solo 3 puntos pero con 13 asistencias, muchas de las cuales fueron para Montrezl Harrell (20 puntos, 11 rebotes). Luke Hancock selló su etapa universitaria con 16 puntos (4 de 7 en triples). Los Huskies venían de derrotar a Rutgers (69-63), con 26 puntos de Shabazz Napier (7 de 11 en triples) y 16 de Neils Giffey (4 de 7 en triples) en su último partido como locales (ambos son séniors).

Sean Kilpatrick anotó 34 puntos, su mejor marca de la temporada, en su último partido ante la afición de Cincinnati, 15 del ránking. Los Bearcats superaron a la número 20, Memphis (97-84) con buenas actuaciones de sus otros dos séniors, Titus Rubles (24 puntos, 5 rebotes ) y Justin Jackson (13 puntos, 9 rebotes, 3 asistencias, 3 recuperaciones, 2 tapones). Memphis fue por detrás en el marcador durante todo el encuentro, aunque al inicio de la segunda parte redujera su desventaja de forma momentánea a sólo un punto. Cincinnati también venció en su visita a Rutgers (66-70) con 24 puntos de Kilpatrick. Como la clasificación registraba un empate entre los Bearcats y Louisville, se decidió el ganador lanzando una moneda al aire. El azar favoreció a Cincinnati.

Los Tigers, por lo menos, ganaron en su último partido de la liga regular a Southern Methodist (67-58). Joe Jackson llegó tarde a su homenaje, pero apareció. El base sumó 15 de sus 18 puntos en una segunda mitad en la que Memphis superó claramente a los Mustangs. Los locales consiguieron una ventaja de 14 puntos tras un parcial de 20 a 5 en el que el sénior Chris Crawford anotó sus 9 puntos.  Por primera vez en la temporada los de Larry Brown encajaban dos derrotas consecutivas.

ATLANTIC COAST

Wake Forest, con pocas opciones de ser invitada al March Madness, se aferró a sus escasas posibilidades derrotando a la cuarta del ránking Duke (82-72). Tras ir por detrás en el marcador casi toda la primera mitad, los Blue Devils cambiaron la dinámica en la segunda. Un  mate de Jabari Parker (19 puntos, 10 rebotes) les daba 7 puntos de ventaja a 5:45 del final. Y entonces los de Krzyzewski (que sufrió un desmayo) desaparecieron de la pista durante casi 5 minutos, en los que encajaron un parcial de 17 a 0. Tyler Cavanaugh anotó 10 de sus 20 puntos en esos 5:45 minutos de locura.

Syracuse, en la séptima posición de la lista de AP, siguió su descenso a los infiernos con una derrota ante Georgia Tech (62-67). En su “Senior Night”, C.J. Fair se despidió de su afición con 28 puntos y 8 rebotes, pero no con el triunfo que esperaba. Los Orange acusaron la baja por lesión de Jerami Grant, y la persistente mala racha en el tiro de Trevor Cooney. La temporada pasada perdieron 4 de sus últimos 5 partidos de liga regular. Llegaron a la final de la Big East y a la gran Final Four del Madness. ¿Lo repetirán este año?

North Carolina, 14 del ránking, venció a Notre Dame, tal como se suponía, pero sin la claridad esperada (63-61). Los Tar Heels dominaban de 14 al descanso, pero una racha de 10 puntos de Pat Connaughton (17 puntos, 13 rebotes) acercó a los Fightin Irish. Eric Atkins (21 puntos, 6 asistencias) cogió el relevo de su compañero con 7 puntos más para empatar el partido.

Esta vez Marcus Paige (7 puntos, 4 rebotes, 6 asistencias) no apareció en la segunda mitad para salvar al equipo. Es más, el escolta falló dos de sus 4 tiros libres en los últimos 20 segundos. Lo compensó poniéndole un tapón a Eric Atkins en el último lanzamiento del encuentro. James Michael McAdoo aprovechó la baja por lesión del pívot de Notre Dame Garrick Sherman para anotar 14 puntos y capturar 9 rebotes.

En su ultimo partido de liga regular, North Carolina cayó en la pista de su archirival Duke (93-81), en un enfrentamiento sin complicaciones para los de Krzyzewski. Jabari Parker, aún indeciso acerca de si salta o no a la NBA, cerró su temporada como local con su major marca anotadora, 30 puntos, a los que sumó 11 rebotes. El otro aspirante claro a NBA de los Blue Devils, Rodney Hood, le secundó con 24 puntos. Por los Tar Heels, que siempre fueron por debajo en el marcador, Marcus Paige esta vez sí despertó en la segunda parte consiguiendo 18 de sus 24 puntos.

North Carolina State derrotó  a Pittsburgh (67–74) en un partido que no podía perder si quiere estar en el March Madness. T.J. Warren se salió con 41 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias y 4 recuperaciones (es la octava vez esta temporada que llega a la cifra de 30 puntos). Ni Lamar Patterson, ni el especialista defensivo Cameron Wright ni el ala pivot Jamel Artis pudieron frenarle.

Tras llegar al descanso 5 abajo, la Wolfpack remontó de la mano de una extraordinaria racha en el lanzamiento de Warren (finalizó con 17 canastas de 22 intentos), que empezó el período con dos jugadas de 2+1. Un triple del alero ponía a los visitantes 4 arriba a 3 minutos del final, y un mate suyo a 20 segundos fijaba el marcador definitivo. Pittsburgh cerró la temporada derrotando a Clemson en la prórroga (78-83) con 30 puntos de Lamar Patterson.

A Warren sus 41 puntos debieron parecerle pocos, porque cerró la liga regular con 42 en el triunfo de NC State ante Boston College (78-68). Para redonder sus cifras capturó 13 rebotes. El alero de la Wolfpack ha encadenado 14 partidos sin bajar de los 20 puntos. Es el anotador más eficiente de la ACC, con un porcentaje en los tiros de campo del 52,8%. Los Eagles, sin embargo, no estaban dispuestos a facilitarle las cosas

Boston College perdía de 11 al descanso, pero igualó el enfrentamiento con un parcial de 0 a 15. Olivier Hanlan (29 puntos, 5 asistencias) intentó mantener un pulso anotador con Warren, pero el de North Carolina State estaba en racha. En los últimos 10:25, Hanlan consiguió 11 puntos por 18 del jugador de casa. Los locales volvieron a despegarse en el marcador, ya de forma definitiva.

En Maryland también se vivió una despedida. Y no solo de los jugadores  que se graduan sino de todo el equipo, que la próxima temporada deja la ACC y se marcha a la Big Ten para ceder su puesto a Louisville. En su último partido en casa, ante más de 17.000 espectadores, los Terrapins vencieron al campeón de la liga regular, el número 5 Virginia (75-69). Los Cavaliers estuvieron a punto de estropearle la fiesta a los anfitriones cuando Anthony Gill forzó la prórroga. Seth Allen sumó 5 de sus 20 puntos de forma consecutiva en el inicio del tiempo extra para salvar las celebraciones.

ATLANTIC 10

Saint Louis, 17 del listado de AP, encajó ante Dayton (67-72) su tercera derrota consecutiva. En su Noche de los Séniors, su quinteto titular (todos de último año) no pudo despedirse de la afición tal como le hubiera gustado. Un parcial de 2 a 16 dejaba 8 abajo a los Billikens a 3:38 del final, pero los locales devolvieron golpe por golpe. A 33 segundos del final sólo perdían de 1. El acierto de los Flyers en los tiros libres (4 de 4) y tres tiros fallados (dos triples) en una misma jugada (2 rebotes en ataque) les impidieron culminar su remontada.

En el último partido de la liga regular, Saint Louis rompió su mala racha ante Massachusetts (62-64) gracias a una canasta a falta de 3 segundos de Jordair Jett (17 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias). El jugador de los Billikens anotó los 6 últimos puntos de su equipo.  Saint Joseph’s desperdició sus opciones acabando esta fase de la temporada con dos tropiezos. El último, ante La Salle (63-71), permitió a los Billikens proclamarse campeones de la liga regular de esta conferencia.

BIG EAST

Villanova, 6 del ránking, se apuntó el título de campeona de la liga regular ante Xavier (70-77). Desde el 28-29 a 5 minutos del descanso, los Wildcats fueron por delante en el marcador liderados por Darrun Hillard II (19 puntos). Su ventaja llegó hasta los 12 puntos a 1:35 del final después de 8 puntos de Jayvaughn Pinkston (15 puntos) en menos de 2 minutos. Un parcial de 11 a 2 con 2 triples de Dee Davis y otro de Justin Martin (20 puntos, 6 rebotes) redujo la distancia a 3 puntos a 20 segundos del final, peor no impidió el triunfo de Villanova.

Georgetown apuró sus opciones de ser invitada al gran torneo nacional con una victoria sobre la 13 del país, Creighton (75-63). Markel Starks, en su último partido ante la afición de los Hoyas, acabó con 17 puntos y 11 asistencias. Su socio en la línea exterior, D’Vauntes Smith-Rivera, le acompañó con 18 puntos y 12 rebotes. Los de John Thompson llegaron al descanso con la ventaja suficiente para resistir el despertar de un Doug McDermott bien controlado en la primera mitad.

La estrella de los Blue Jays consiguió 16 de sus 22 puntos y 9 de sus 12 rebotes en los segundos 20 minutos. Los Hoyas cerraron la liga regular con una derrota en la pista de Villanova (77-59). De haber vencido en este último encuentro, la invitación para el marzo era casi segura. Ahora tendrán que esperar la decisión del comité de selección.

Doug McDermott se dio un homenaje en su último partido como local con la camiseta de Creighton. Quitándose el mal gusto de boca de la derrota ante Georgetown, el alero de los Blue Jays anotó 45 puntos en la victoria ante Providence (88-73), superando la marca de los 3.000 puntos en su carrera universitaria.

El visitante Bryce Cotton anotó sus 23 puntos en una segunda mitad en la que el  único interés (45-22 al descanso) era ver si McDermott superaba a Oscar Robertson y Hersey Hawkins en la lista de anotadores históricos de la NCAA. La estrella de Creighton lo consiguió, y ahora ocupa la séptima posición de un listado liderado por Pete Maravich con 3667 puntos. El punto 3000 de McDermott fue muy celebrado por sus seguidores.

Providence venía de dar al traste con las ilusiones de Marquette de jugar en marzo venciéndola después de 2 prórrogas (81-80). El sénior Bryce Cotton dijo adiós a su afición con 25 puntos, 9 asistencias, 7 rebotes y 2 tiros libres claves a 7,2 segundos del final de la segunda prolongación (estuvo en pista los 50 minutos sin descansar). Todd Mayo (hermano del jugador de los Bucks de la NBA) lideró a los Golden Eagles con 26 puntos y 11 rebotes, pero no pudo acertar en el último lanzamiento.

Marquette cayó de nuevo ante Saint John’s (90-91). A 22 segundos del final de los 40 minutos, la Red Storm ganaba de 6. Todd Mayo (20 puntos) forzó la primera de las dos prórrogas disputadas. Un tiro libre de Rysheed Jordan (20 puntos, 6 asistencias, 5 recuperaciones) a 15 segundos del final permitía a los visitantes forzar la segunda, y otro tiro libre del mismo protagonista a 19 segundos de agotarse la segunda prolongación sellaba el marcador. Un mal adiós ante su público para cerrar la brillante trayectoria universitaria de Davante Gardner (21 puntos, 3 rebotes).

BIG 10

La número 12 Michigan se proclamó campeona de la liga regular derrotando a Illinois (53-84). Los Fightin Illini, tras dejar a sus 4 anteriores rivales por debajo de los 50 puntos, esperaban hacer lo mismo con los Wolverines. Su estrategia no funcionó. Al descanso ya habían encajado 52. Los de John Beilein anotaron 16 de sus 23 lanzamientos triples (11 antes del descanso), y 5 de ellos consecutivos en un parcial de 4 a 19 en la primera parte. Nik Stauskas brilló con 24 puntos (y 7 de 9 en lanzamientos de 3 puntos).

Michigan State, 22 de la lista, rompió ante la penúltima del ránking Iowa (86-76) la racha de dos derrotas de la semana anterior. El base Keith Appling  anotó en dobles figuras por primera vez en 5 semanas (12 puntos, 3 rebotes, 3 asistencias). Adreian Payne (14 puntos, 4 rebotes),  el otro sénior de los Spartans, también mostró un buen nivel en su último partido como local. Dos jugadores aprovecharon para reclamar más protagonismo de cara a la próxima temporada. Denzel Valentine hizo de hombre orquesta (13 puntos, 6 rebotes, 9 asistencias), mientras que 8 puntos consecutivos durante la segunda parte de Travis Trice (17 puntos) originaron la escapada definitiva de los de Tom Izzo en el marcador. Por unos Hawkeyes con problemas defensivos destaco Roy Devyn Marble (24 puntos, 5 asistencias).

Los Spartans, sin embargo, no pudieron acabar la liga regular con un triunfo. Presos de la crisis que les persigue desde el 25 de enero (7 derrotas en 12 partidos), cayeron ante Ohio State (69-67) en la despedida ante su afición de Aaron Craft (12 puntos, 3 rebotes, 7 asistencias, 4 recuperaciones) y Lenzelle Smith (9 puntos, 8 rebotes, 4 asistencias).

Una canasta de Branden Dawson ponía a Michigan State 2 arriba a 4:30 del final, para no volver a anotar más. Los Buckeyes no estuvieron muy inspirados (fallaron 6 de sus 8 tiros libres), pero con 4 puntos tuvieron suficiente para ganar. LaQuinton Ross sumó 22 puntos para Ohio State, mientras que Payne fue el máximo anotador de los Spartans con 23.

Iowa cerró una mala semana con una derrota en su Noche Sénior ante una Illinois (63-66) que busca llamar la atención del comité de selección de la NCAA. La defensa de los Fightin Illini dejó al máximo anotador local, el escolta de ultimo año Roy Devyn Marble, en 8 puntos (el único partido de la liga regular en que no ha anotado en dobles figuras). El alero visitante John Ekey fue clave en un final apretado. Con un triple daba el mando a su equipo a 3 minutos del final. Y con un nuevo triple en el ultimo segundo le daba la victoria.

Nebraska hizo méritos para ganarse una invitación para el torneo nacional. Para empezar, venciendo a otra aspirante, Indiana (60-70). Los Hoosiers, que venían de ganar a dos equipos rankeados la semana anterior, sufrieron un serio traspiés ante un rival que encadenaba siete victorias en 8 partidos. Los Cornhuskers supieron sobreponerse a la mala noche de su estrella Terran Petteway (13 puntos, 3 de 10 en los tiros de campo). Los locales no fueron capaces de hacer lo mismo ante la ausencia de su ala pívot Noah Vonleh.

Pero Nebraska, sabedora que necesitaba más para optar a su invitación, cerro la liga regular con una Noche de los Séniors para recordar: derrotando a la novena de la lista Wisconsin (77-68) liderados por Petteway (26 puntos, 10 rebotes) y Shavon Shields (26 puntos). Un parcial de 12 a 1 puso a los Cornhuskers por delante en el marcador a 5 minutos del final. Dos triples de Walter Pitchford  (15 puntos, 5 rebotes) contuvieron las primeras embestidas visitantes. Terran Petteway cerró el partido desde la línea de tiros libres con 8 puntos en los últimos 1:36.

Indiana, de nuevo sin Vonleh, se despidió de muchas de sus opciones de jugar en marzo cayendo ante la campeona de la liga regular, Michigan (84-80). El Wolverine Jordan Morgan, tras una trayectoria NCAA irregular, dijo adiós con un último estallido de gloria (15 puntos, 10 rebotes). Los Hoosiers dominaron en la primera mitad, mientras que los locales lo hicieron en la segunda, coincidiendo con la aparición de Morgan, Glenn Robinson (13 de sus 20 puntos en esta mitad) y Nik Stauskas (13 de sus 21).

BIG 12

Kansas, 8 del ránking, no pudo sacar el máximo provecho al mejor partido de la temporada de Andrew Wiggins (41 puntos, 8 rebotes, 5 recuperaciones, 4 tapones) y acabó perdiendo ante West Virginia (92-86). La ausencia de su pívot Joel Embiid se hizo notar. La gran primera parte de Juwan Staten (14 de sus 24 puntos), Devin Williams (16 de sus 22 puntos) y Eron Harris (13 de sus 28 puntos) permitió a los Mountaineers llegar al descanso con 12 puntos de ventaja.

En la segunda parte, 4 triples (2 de Harris y 2 de Remi Dibo) aumentaron la ventaja local hasta los 25 puntos a 16 minutos del final. Wiggins lideró la contraofensiva de los Jayhawks con 24 puntos desde ese instante. Un triple de Frank Mason dejaba la distancia reducida a 5 puntos a falta de 85 segundos. Desde la línea de tiros libres, Staten (3 de 4) y Eron Harris (4 de 4) sentenciaron a los visitantes.

Los séniors Corey Jefferson y Brady Heslip se despidieron a lo grande en su último partido como locales en Baylor con un triunfo ante la 16 del ránking, Iowa State (74-61). Jefferson anotó 21 puntos y capturó 7 rebotes, y Heslip sumó 18 puntos, incluyendo 5 triples en la segunda parte. Por primera vez esta temporada, los Cyclones no llegaron a los 70 puntos. De hecho, tras el triple de Deandre Keane que empataba el partido a 61, se quedaron en blanco durante los 4 minutos y 10 segundos finales. El base Kenny Chery (16 puntos, 6 asistencias) anotó 8 de los 13 últimos puntos de los locales.

Oklahoma State ganó a Kansas State (77-61) en un partido clave para ambos equipos de cara a sus aspiraciones de jugar el torneo de marzo. En su último partido como local antes de hacerse profesional, el base Marcus Smart sumó 16 de sus 18 puntos en la segunda mitad. En la primera, los Wildcats se habían avanzado en el marcador. La buena defensa de los Cowboys, concediendo sólo 2 canastas en los 10 minutos previos al descanso, cambió las tornas. Otro que se despedía de su público, el sénior Markel Brown, añadió 15 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias, 3 recuperaciones y 2 tapones. Phil Forte sumó 21 puntos para Oklahoma State con 6 triples.

Los Cowboys vieron cortada su buena racha en su visita a la 16 del ránking, Iowa State (85-81). Los Cyclones necesitaron de una prórroga para volver a ganar tras encajar dos derrotas. Oklahoma State intentó amargar la última noche en casa de Melvin Ejim (12 puntos, 8 rebotes),  y DeAndre Kane (27 puntos, 7 rebotes, 8 asistencias), y consiguió una renta de 16 puntos  a falta de los mismos minutos.

George Niang (22 puntos, 6 rebotes) inició la recuperación con un triple y Nazz Long (14 puntos) forzó la prórroga con otro. Smart lideró a los Cowboys con los mismos puntos que Kane (además de 3 rebotes, 5 asistencias y 4 recuperaciones), pero su antagonista fue más decisivo con 5 puntos en el último medio minuto del tiempo extra (y con Smart ya eliminado por faltas).

Kansas State, por su parte, no pudo enmendar su derrota ante Oklahoma State, cayendo en su último partido ante Baylor (74-76). El base local Markus Foster protagonizó un duelo anotador de alta intensidad con un antagonista Kenny Chery (29 puntos para ambos).  A falta de 3:18, los Wildcats perdían de 8, pero Foster (4 de sus 7 triples) y Thomas Gipson (8 de sus 16 puntos) no estaban dispuestos a dejarse ir. La seguridad de los Bears en los tiros libres (14 de 14 en este lapso, con 10 de Chery) hizo inútil sus esfuerzos.

PACIFIC 12

Oregon venció a Arizona State (85-78) en busca desesperadamente de una invitación para la locura de marzo. Mike Moser fue su jugador clave, consiguiendo 17 de sus 22 puntos y 15 de sus 17 rebotes en la segunda mitad. Oregon empezó el partido con un parcial de 15 a 0 que fue respondido con otro de 2 a 16 por los Sun Devils.  Los locales volvieron a dar otro estirón en la segunda mitad, pero Arizona State recortó de la mano de Jahii Carson (22 de sus 28 puntos en los segundos 20 minutos). Ocho puntos de Mike Moser aseguraron el triunfo de su equipo. Arizona State volvió a ceder, esta vez de forma sorprendente, ante Oregon State (78-76).

La racha de Oregon se prolongó ante la número 3 Arizona (64-57). Los Wildcats llegaron a tener hasta 12 puntos de ventaja en la primera mitad y 8 en la segunda. Pero los 7 séniors de Oregon que se despedían de su afición no querían hacerlo con una derrota. Jason Calliste (18 puntos, 3 rebotes) lideró a sus compañeros de promoción en el tramo final, con 8 de los 14 puntos del equipo. Por los Wildcats, Nick Johnson no fue determinante (11 puntos, pero 4 de 12 en el tiro), sino que fue Aaron Gordon su jugador más destacado (21 puntos, 8 rebotes).

UCLA se deshizo de Washington (81-92) en un encuentro de alta eficacia en el lanzamiento. Ambos equipos superaron el 54% de acierto (y el 42% en triples). Jordan Adams lideró a los californianos con 31 puntos (11 de 15 en tiros de campo y 8 de 9 en libres), 16 de ellos en los 12 minutos iniciales de la segunda mitad (tras los que sufrió unas inoportunas rampas). Zach Lavine asumió su relevo anotando 11 de sus 14 puntos en los 5 minutos finales. El banquillo de los Bruins respondió a la perfección, con el ya citado Lavine, Tony Parker (10 puntos) y Bryce Alford (12 puntos).

Si ante Washington UCLA mostró su mejor cara, ante Washington State mostró una de las peores (73-55). Kyle Anderson (19 puntos, 11 rebotes, 4 asistencias) fue el único jugador de los Bruins con más de tres lanzamientos a canasta y un porcentaje de acierto por encima del 50%. Los titulares de los Cougars tampoco estuvieron mucho más acertados, pero su banquillo funcionó a pleno rendimiento: Iroegbu 14 puntos, Kernich-Drew 10 y Que Johnson 14. Ayudó el hecho de que al ser la Noche de los Séniors, algunos de los titulares habituales ceden su sitio a los compañeros que se gradúan.

SOUTHEASTERN CONFERENCE

La número 1 del ránking Florida ganó a South Carolina (46-72) con un entonadísimo Michael Frazier. El jugador acreditó su fama de tirador con 37 puntos, convirtiendo 11 de sus 18 triples. El resto de sus compañeros no acertaron ninguno (0 de 13). A pesar de lo abultado del resultado a 11:30 del final los Gators sólo ganaban de 4. Frazier, con 6 de sus canastas de 3 puntos, fue el principal responsable del parcial de 11 a 33 que sentenció a los Gamecoks.

Florida se convirtió en el primer equipo en acabar invicto la liga regular de esta conferencia (18-0) después de derrotar a la última del ranking Kentucky (84-65). En la primera mitad, Patrick Young no tuvo rival en la pintura (14 de sus 18 puntos). Dorian Finney-Smith y Michael Frazier fusilaron desde la línea de triples (3 por cabeza). Los Gators anotaron 14 de sus primeros 21 lanzamientos, lo que les permitió llegar al descanso ganando de 21 (49-28).

En la segunda parte Kentucky buscó la remontada a base de meter balones interiores para Julius Randle (16 puntos, 10 rebotes). Con un parcial de 15 a 0 los Wildcats volvieron a entrar en el partido. Un triple de Scottie Wilbekin (13 puntos, 3 rebotes, 4 asistencias) y un 2+1 de Casey Prather (15 puntos, 3 rebotes, 2 asistencias) les dejaron sin aire. Los cuatro séniors de Florida (Young, Wilbekin, Prather y Will Yeguette) se despidieron a lo grande.

En el duelo entre Arkansas y Ole Miss (110-80) hubo una exhibición de triples, pero no a cargo de Marshall Henderson. El jugador de los Runnin Rebels se quedó en 15 puntos tras una serie de 3 de 11 en sus intentos de 3 puntos. El recital vino a cargo del reserva de los victoriosos Razorbacks Anthlon Bell, que se fue hasta los 23 puntos transformando 7 de sus 10 lanzamientos desde detrás de la línea de 3. Lo más increíble es que sólo jugó 12 minutos. Los locales decantaron el resultado tras un parcial de 19 a 8 en la primera mitad con 14 puntos (4 triples) de Bell.

OTRAS CONFERENCIAS

La número 10 San Diego State consiguió una trabajada victoria ante la Universidad de Nevada Las Vegas (64 a 73). Un triple de Jelan Kendrick le dio a los Rebels 5 puntos de ventaja mediada la segunda parte. La presión a toda pista de los Aztecs desconectó a los locales, que sólo pudieron anotar 2 de sus lanzamientos de campo en el tiempo restante. Un parcial de 2 a 13 en los últimos 3 minutos y 4 segundos acabó de decidir el choque. Xavier Thames sumó 19 puntos, 6 rebotes y 6 asistencias, pero con un mal porcentaje de tiro (6 de 18).

San Diego State se proclamó campeón de la liga regular de la Mountain West derrotando al segundo de la conferencia y 21 del ránking New Mexico (51-48). Los Lobos ganaban de 16 a 12 minutos del final, justo cuando el entrenador de los Aztecs Steve Fisher ordenó una defensa 1-3-1. Los interiores rivales, Cameron Bairstow (20 puntos, 7 rebotes) y Alex Kirk (14 puntos, 11 rebotes) les estaban crucificando. Gracias a este cambio defensivo los locales consiguieron un parcial de 19 a 1 en 7 minutos y medio. Xavier Tames, en su último partido en el Viejas Arena, fue el único jugador local en anotar en dobles figuras (23 puntos, 5 recuperaciones). Si teneis un cuarto de hora, aqui teneis la transmisión completa del demoledor parcial.

En la Southland los espectadores del NorthWestern State – Central Arkansas se dieron un atracón de puntos (1119-102). Con ambos equipos muy acertados en sus lanzamientos de campo, los tiros libres fueron claves. Los locales transformaron 29 de 40. Los Bears, tan sólo 10 de 21. El máximo anotador fue el visitante LaQuentin Miles, con 34 puntos.

Harvard se convirtió en el primer equipo con un billete asegurado para el esperado torneo de marzo, al acabar primera la liga regular de la Ivy League. Esta conferencia no celebra playoffs, así que el campeón de la liga se clasifica automáticamente para el March Madness. Tras una sequía de 65 años, los Crimson encadenan tres participaciones sucesivas en el gran baile.

Wichita State, segundo equipo del país, acabó invicta los 18 partidos de la liga regular de la Missouri Valley. Los Shockers también se impusieron en el torneo de esta conferencia tras derrotar en la final a Indiana State (83-69). Llegarán al gran torneo de marzo con un récord de 34 victorias por ninguna derrota. Gonzaga sigue adelante en el torneo de la Mountain West. Los Bulldogs sufrieron ante Santa Clara en  su duelo de cuartos de final (77-75). Una canasta de David Stockton, hijo del gran John, les dio el triunfo a 2 segundos del final. Eastern Kentucky derrotó a Belmont (73-79) en la final del torneo de la Ohio Valley, ganando su plaza para la fiesta de marzo. Coastal Carolina se impuso a Winthrop en la lucha por la invitación de la Big South (76-61). Mercer derrotó a Florida Gulf Coast (60-68) en el último partido del torneo de la Atlantic Sun.

Oakland cayó eliminada en segunda ronda de los playoffs de la Horizon ante Wright State (73-57). Dado que es muy difícil que la NCAA le ceda a los Golden Grizzlies una invitación para su torneo nacional, podemos concluir que ha sido el último partido de la carrera universitaria de Travis Bader. Con los tres triples que consiguió ante los Raiders, Bader, el jugador con más triples anotados en la historia de la NCAA, subió su marca hasta los 504. Mucho tendrá que sudar el que quiera batir su récord.

El momento más tenso de la semana lo hallamos en el duelo entre UC Santa Barbara y Hawaii (86-77), en la Big West. El entrenador visitante Gib Arnold se enfadó después de que los árbitros le señalasen una falta intencionada a Brandon Spearman.  Tras ser sancionado con una técnica, entró la pista para protestar. Y entonces un aficionado local saltó a la cancha y se encaró con él. Dos jugadores de Hawaii le detuvieron, y el espectador les incitó a pelear con él.

versión íntegra del artículo publicado en http://www.encancha.com, marzo 2014