Tag Archives: Cleanthony Early

NCAA: Festival de upsets en la tercera ronda del “Madness”

24 Mar

Tras la primera entrega del resumen semanal de la NCAA, en esta segunda hablaremos de la tercera ronda del “Madness”, en la que Wichita State perdió su primer partido de la temporada en una fase llena de upsets (Kansas, Syracuse, Villanova y Creighton). Tennessee, el equipo trampa, se coló entre los 16 mejores.

La racha de perfección de la cabeza de serie número 1 Wichita State se quedó en 35 victorias tras caer ante la 8 Kentucky (76-78). Fue la noche de los freshman de los Wildcats, autores de 68 de los 78 puntos de su equipo. Los gemelos Harrison, Andrew (20 puntos, 3 asistencias a pesar de tener lastimado el codo derecho) y Aaron (19 puntos, 2 recuperaciones), fueron los más acertados aunque Julius Randle (13 puntos, 10 rebotes, 6 asistencias) y James Young (13 puntos, 8 rebotes) también estuvieron a la altura del reto.

Los Shockers, superados en altura tanto en las posiciones interiores como las exteriores, se aferraron a su defensa y al acierto de Cleanthony Early (31 puntos, 7 rebotes) y Ron Baker (20 puntos, 5 rebotes). En un encuentro igualado, un triple de James Young daba 2 puntos de ventaja a los de Calipari a 1:40 del final. La ventaja subió hasta los 4 con dos tiros libres de Andrew Harrison. Wichita State recortó para ponerse a distancia de triple. En el último segundo, el tiempo pareció detenerse mientras el lanzamiento de Fred VanVleet volaba. Tras su fallo, Kentucky fue una fiesta.

La número 1 Florida jugó una segunda parte prácticamente perfecta para deshacerse de la 9 Pittsburgh (61-45). El esperado duelo entre los pívots Patric Young (7 puntos, 8 rebotes, 4 tapones) y Talib Zanna (10 puntos, 6 rebotes, 1 tapón) tuvo menos peso en el resultado del que se preveía. Los Gators, tras llegar al descanso con una ventaja de 5 puntos, apretaron en defensa en la segunda mitad, dejando a los Panthers sin anotar cerca de 6 minutos y medio.

Cuando Pittsburgh se reencontró con el aro rival, entonces apareció Scottie Wilbekin (21 puntos, 3 rebotes) para darles la puntilla, con 13 puntos en 5 minutos. Para cuando se retiró al banquillo a que le pusieran hielo en las rodillas después de recibir un golpe, los de Billy Donovan ganaban de 12 y quedaba poco más de un minuto para el final del encuentro. Florida sólo perdió un balón en toda la segunda parte, cuando agotaron la posesión a 5 segundos del final. Por contra, le forzaron 7 a los Panthers, que les dieron 12 puntos.

Virginia (1) basa su éxito esta temporada en cortar el ritmo de sus contrincantes. Delante con un ataque pausado y detrás con una defensa asfixiante. La número 8 Memphis no pudo escapar de la trampa (78-60). Joe Harris fue el líder de los ganadores (16 puntos, 5 rebotes), ayudado desde el banquillo por Anthony Gill (13 puntos y 8 rebotes en 19 minutos). Al descanso los Cavaliers ya ganaban de 15. A tres minutos del final su renta subió hasta los 27. Geron Johnson aprovechó la relajación de Virginia para maquillar un poco el marcador y su estadística personal con 7 de sus 11 puntos.

La otra número 1 del cuadro, Arizona, tampoco tuvo el menor problema ante la 8 Gonzaga (84-61). Los Wildcats capitalizaron su exhibición defensiva anotando 31 puntos en jugadas tras pérdidas de pelota de los Zags (21, de ellos 15 robos). Arizona ya ganaba de 20 a 5 minutos del descanso gracias a un mate de Aaron Gordon (18 puntos, 6 rebotes, 6 asistencias, 4 recuperaciones). En el duelo entre los dos posibles pívots internacionales de Polonia en un futuro, el Bulldog Przemek Karnowski (14 puntos, 10 rebotes, 2 tapones) se impuso al interior de Arizona Kaleb Tarczewski (6 puntos, 5 rebotes, 2 recuperaciones).

Andrew Wiggins dijo adios al baloncesto universitario con una de las peores actuaciones de su corta carrera (4 puntos, 4 rebotes, 1 de 6 en el lanzamiento, 4 pérdidas de balón). La número 2 Kansas, que siguió sin poder contar con el pívot Joel Embiid, cayó ante la 7 Stanford (57-60). Esta baja, unida a la mala noche en el tiro de Perrry Ellis (9 puntos con una serie de 3 de 10, y 8 rebotes), dejó como único bastión interior de los de Bill Self al sénior de quinto año Tariq Black (18 puntos, 6 rebotes, 5 faltas en 26 minutos de juego).

Los Jayhawks, a los que se les atragantó la defensa en zona de Stanford, fueron por detrás en el marcador casi todo el enfrentamiento. El trabajo constante del base Chason Randle (13 puntos, 4 rebotes, 6 recuperaciones pero 7 pérdidas) y el ala pívot Dwight Powell (15 puntos, 7 rebotes) daba el mando de la situación a los Cardinals. Cuatro abajo a 50 segundos del final, buscaron los triples de Conner Frankamp (12 puntos) y escogieron a Anthony Brown (10 puntos, 5 rebotes) como blanco de sus faltas para remontar. Frankamp acertó 2 veces y Brown no falló lo suficiente (5 de 8).

Connecticut fue la protagonista de una de las sorpresas de la ronda de 32. Este número 7 eliminó a una segunda cabeza de serie, Villanova (65-77). Los Wildcats consiguieron un margen de 9 puntos en la primera mitad, pero tras 9 minutos sin anotar llegaron al descanso 1 abajo. Shabazz Napier, que ya había anotado 24 puntos en el partido anterior ante Saint Joseph’s, volvió a ser la estrella de los Huskies. El base jugó sólo 8 minutos en la primera mitad a causa de las faltas, anotando 4 puntos.

Pero en la segunda, convirtió el partido en su show particular. Con 21 puntos, se merendó a todos los defensores que le pusieron por delante. Con 3 triples consecutivos, le dio una ventaja de 9 puntos a UConn a 6 minutos del final. Dos minutos más tarde, un golpe en la mejilla le envió al banquillo. 40 segundos después volvia a la pista. En los últimos 66 segundos, la fiabilidad de Connecticut en los tiros libres (11 de 12) frustró la táctica de Villanova de recurrir a las faltas para remontar.

Michigan, cabeza de serie número 2, pasó a la siguiente ronda eliminando a la 7 Texas (79-65). El hombre clave de los Wolverines fue Nik Stauskas (17 puntos, 8 asistencias). La mano del canadiense se halla tras casi la mitad de los puntos de su equipo, ya fuera anotando o habilitando a sus compañeros, mientras que Jordan Morgan aportó la solidez interior (15 puntos, 10 rebotes). Por los tejanos, el más destacado fue el base Isaiah Taylor (22 puntos, 5 asistencias).

Los Wolverines abrieron brecha en la primera mitad a base de triples (7 de 13 en el periodo, 2 de Stauskas, 2 de Caris LeVert, 2 de Zak Irvin, 1 de Glenn Robinson) y empezaron la segunda con dos canastas más de 3 puntos de Derrick Walton en los tres primeros minutos. Aún así, los Longhorns insistieron, reduciendo su desventaja hasta los 6 puntos a 8 minutos del final. Dos triples seguidos de Michigan (Glenn Robinson, Spike Albrecht) marcaron el límite de su remontada.

La también número 2 Wisconsin perdía de 12 al descanso ante la 7 Oregon tras 7 puntos de Joseph Young (29 puntos, 3 rebotes, 4 de 7 en triples) en 20 segundos. Una salida en tromba de los Badgers en la segunda parte les permitió ponerse por delante gracias a una canasta de Frank Kaminsky (19 puntos, 5 rebotes) a 13:29 del final.

Young intentó infructuosamente mantener las esperanzas de los Ducks de pasar a la siguiente ronda, pero los de Bo Ryan iban lanzados. Un triple de Ben Brust (12 puntos, 4 de 8 en triples) a 69 segundos del final acabó con el último liderazgo en el marcador de Oregon. Traevon Jackson (16 puntos, 9 de 11 en tiros libres) y Sam Dekker (12 puntos, 8 rebotes, 4 asistencias), desde la línea de tiros libres, acabaron el trabajo (85-77).

Dayton protagonizó otro de los grandes upsets de esta ronda. La cabeza de serie número 11 eliminó a la número 3 Syracuse (53-55), que ha acabado la temporada inmersa en una grave crisis de juego, perdiendo 6 de sus 9 últimos partidos. Los dos anteriores al principio de la racha los ganó por 2 (Pittsburgh) y 1 punto (North Carolina State). Tyler Ennis (19 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias), autor de la canasta del triunfo hace algo más de un mes ante Pittsburgh, no acertó en el último lanzamiento en esta ocasión.

La actuación de los Orange en el tiro fue mala de categoria. No acertaron en ninguno de sus 10 intentos triples (Ennis 5, Cooney 4), y sólo transformaron 1 de sus 19 lanzamientos ajenos a la pintura. Y a pesar de ello, Syracuse pudo ganar. Cinco puntos por debajo en el marcador a 4:40 del final, Ennis asumió el liderazgo. Con 11 puntos consecutivos para su equipo, el base freshman redujo la desventaja a sólo 1 punto. Le faltó un último lanzamiento para ser el héroe de la noche. C.J. Fair se despidió de la NCAA con 14 puntos, 10 rebotes y 3 tapones.

La número 3 Iowa State tenía ante la 6 North Carolina la baja de su pívot titular, George Niang. La situación se compensó cuando el interior titular de UNC Brice Johnson se torció el tobillo a los pocos minutos de juego. Fue entonces cuando los Cyclones encontraron su mejor juego para ponerse por delante en el marcador, con su habitual acierto en el triple (acabaron con una serie de 12 de 26) y la inspiración de DeAndre Kane (24 puntos, 7 rebotes, 7 asistencias).

Los Tar Heels se recompusieron en la segunda parte liderados por Marcus Paige (19 puntos) y Leslie McDonald (18 puntos). Kennedy Meeks (15 puntos, 13 rebotes) compensaba la ausencia del lesionado Johnson poniendo a su equipo 8 arriba, un margen anulado por un Nazz Long en plan “killer” desde el triple (12 puntos). Kane ponia el 85 a 83 en el marcador a falta de 2 segundos. Nate Britt atravesó la pista con el balón para pedir tiempo muerto en campo contrario (y poder sacar de banda desde allí), pero cuando llegó a su destino el reloj ya estaba a cero. La alegria en el vestuario de Iowa State incluso contagió (pero poco) a su frío técnico Fred Hoiberg, que aprovechó para motivar a sus jugadores de cara a su siguiente partido.

La estrategia de Baylor ((6) para eliminar a la 3 Creighton (55-85) no fue otra que anular por completo a la figura rival, Doug McDermott (15 puntos, 2 rebotes). Al descanso, mientras los Bears ganaban de 20, la estrella universitaria sólo había anotado 3 puntos. Si a eso le añades un 61% de acierto en los triples (11 de 18), es muy difícil perder. Baylor abrió brecha a los 7 minutos tras anotar 5 triples consecutivos, 3 de ellos de Kenny Chery (14 puntos, 4 de 5 en triples).

Brady Heslip también brilló desde la distancia (19 puntos, 5 de 7). La ecuación se completa totalmente cuando tus pívots, Isaiah Austin (17 puntos) y Corey Jefferson (14 puntos), anotan sin problemas en la pintura y tu alero titular Royce O’Neal reparte juego como los ángeles (10 puntos, 5 rebotes, 8 asistencias). ¿Que recurso le quedaba a Creighton? Precisamente el que su rival no le dejó usar, McDermott.

Luke Hancock se transforma cuando llega marzo. La temporada pasada fue el MVP de la Final Four en la que ganó su equipo, la ahora 4 Louisville. Este año, tras apuntillar a Manhattan en la ronda anterior, encarriló el triunfo ante la 5 Saint Louis (66-51) con 21 puntos. Los Cardinals se sobrepusieron a la mala noche de Russ Smith (11 puntos, 7 asistencias, pero 3 de 10 cara a canasta y 7 pérdidas) y a sus 19 balones perdidos gracias a su defensa.

El equipo de Rick Pittino extrajo petróleo de las 18 pelotas pérdidas por Saint Louis, que rentabilizó en forma de 25 puntos. Además, dejaron a los Billikens sin anotar ninguno de sus lanzamientos de 3 puntos (0 de 15, un récord en la historia del March Madness). A pesar de ello, Saint Louis fue capaz de ponerse 2 puntos arriba en la segunda mitad tras un parcial de 2 a 13 (Louisville sólo anoto 2 tiros libres en casi 7 minutos). Hasta que Hancock, con dos triples consecutivos, devolvió la tranquilidad a los suyos.

La número 4 Michigan State envió a  la 12 Harvard de vuelta a casa (80-73), aunque los empollones no se lo pusieron nada fácil. Los Spartans construyeron un liderazgo en el marcador de hasta 12 puntos al descanso cimentado en la solidez ofensiva interior de Branden Dawson (22 puntos, 16 en la primera mitad, con 11 de 12 en el tiro, además de 9 rebotes).

En la segunda mitad, con todo perdido, Harvard se quitó la presión. De la mano de Wesley Saunders (22 puntos), 2 triples de Brandyn Curry (12 puntos, 6 rebotes) y la lucha de Steve Moundou-Missi (11 puntos, 10 rebotes), le dieron la vuelta al resultado a 7 minutos del final. Pero entonces los tiros dejaron de entrarles y Michigan State se recompuso con un triple de Gary Harris (18 puntos, 5 asistencias) y otro de Denzel Valentine (6 puntos, 7 rebotes, 6 asistencias).

San Diego State (4) se deshizo sin problemas de la 12 y aspirante a cenicienta North Dakota State (63-44), en una exhibición anotadora de su base y estrella Xavier Thames, autor de casi la mitad de los puntos de los Aztecs (30 puntos, 5 asistencias, generando el 70% de los puntos de SDSU). Lawrence Alexander, la estrella de los Bison en la ronda anterior, anotó un triple en el tercer minuto de juego. Fue su única canasta del enfrentamiento (3 puntos, 1 de 8 en el tiro). Taylor Braun (7 puntos, 2 de 14), el líder anotador de NDSU, llegó a fallar 9 tiros seguidos. Si además sólo anotas un tiro libre en los 5 minutos finales, es imposible aspirar a dar la sorpresa.

Stephen Austin (12) fue por delante de UCLA (4) en el marcador durante 39 segundos, en la primera mitad. La mayor parte del enfrentamiento la batalla de los Lumberjacks fue mantenerse a menos de 10 puntos de los californianos. Aguantaron hasta el minuto 5 de la segunda mitad. A partir de ese momento los de Steve Alford aniquilaron a su rival a base de rápidas transiciones (77-60). Kyle Anderson volvió a jugar otro partido completísimo (15 puntos, 8 rebotes, 5 asistencias), bien secundado por Jordan Adams (19 puntos, 5 rebotes) y Norman Powell (16 puntos).

En el duelo entre invitados inesperados, la 11 Tennessee acabó con las ilusiones de la 14 Mercer (83 a 63) sin ningún tipo de complicación. Los Volunteers, que siempre fueron por delante, ganaban de 15 al descanso gracias al dominio bajo los aros de Jarnell Stokes (17 puntos, 18 rebotes, 5 asistencias) y la punteria de Josh Richardson (16 de sus 26 puntos en la primera parte). En la segunda parte su ventaja fue en todo momento de dobles digitos. Tennessee es el tercer equipo en la historia que se cuela entre los “Sweet 16” (los mejores 16) procedente de la ronda de los First Four. El equipo trampa que la NCAA ha dispuesto en el cuadro del torneo dará emoción en la siguiente fase.

Artículo publicado en http://www.encancha.com, marzo 2014

NCAA: Louisville, un gran campeón

9 Abr

Louisville, el único de los cuatro cabezas de serie que llegó hasta la gran Final Four de Atlanta, se proclamó campeón derrotando a una brillante Michigan en el último partido. El reserva Luke Hancock fue el gran protagonista.

Semifinales

Louisville ganó a la sorprendente Wichita State por 72 a 68, aunque antes tuvo que tomar una gran dosis de su propia medicina. La buena defensa de los Shockers anuló por completo a su pívot Gorgui Dieng (0 puntos, sólo pudo lanzar a canasta una vez), y dificultó mucho la labor de Russ Smith. El escolta anotó 21 puntos (no ha bajado de los 20 en ninguno de los 5 partidos del torneo nacional), pero con un mal porcentaje, 6 de 17 en tiros de campo.

Wichita State peleó por cada rebote como si fuera el último y en ataque jugó sin precipitación, moviendo la pelota hasta encontrar un tiro claro. El base Malcolm Armstead, una de sus piezas claves, tuvo una mala noche cara al aro rival, pero el polivalente Cleanthony Early lo compensó con 24 puntos y 10 rebotes.

Los Cardinals estaban al borde del KO a 13:35 del final, cuando perdían de 12. Hasta que 2 triples del infrautilizado Tim Henderson (esta temporada su media de minutos en pista es de tres y medio) les dieron aire. Fueron sus únicas canastas de la noche, pero bastaron para animar a sus compañeros. Luke Hancock y Chane Behanan sumaron sus puntos al parcial mientras Peyton Siva y Russ Smith apretaban en defensa, forzando 7 pérdidas de pelota al rival en los 7 últimos minutos.

Los aficionados de Wichita no quedaron contentos de una decisión arbitral en los últimos segundos, cuando estaban 3 abajo en el marcador. Tras fallar un tiro libre Luke Hancock, los colegiados señalaron lucha en el rebote posterior. Su queja es que la pitaron demasiado rápido, sin que Hancock esté en posición real de arrebatar la pelota. Sea como fuere, la posesión correspondió a Louisville, esfumándose así la última opción de los Shockers.

En la otra semifinal Michigan se impuso a Syracuse por 61 a 56. Los Wolverines cimentaron su triunfo en una buena primera mitad que les permitió irse al descanso con 11 puntos de ventaja, 36 a 25. Tenían perfectamente estudiada la zona 2-3 de los Orange. Buscaron abrir espacios con puntos desde la línea triples, aspecto en el que destacaron los poco habituales Caris LeVert i Spike Albretch. Y cuando los jugadores de Boeheim se abrieron, entonces buscaron balones interiores.

El líder de Michigan Trey Burke aportó 7 puntos en una mala noche en el tiro (1 de 8 en tiros de campo). Su compañero Nik Stauskas aún estuvo peor, fallando sus 5 lanzamientos. Tim Hardaway Jr se fue hasta los 13 puntos, pero con sólo un 25% de acierto. Michigan superó este problema con la buena actuación de Glenn Robinson y Mitch McGary (10 puntos, 12 rebotes, 6 asistencias y 2 tapones), y los 21 puntos de sus jugadores de banquillo. Una brillante actuación de equipo.

Por los de Jim Boeheim el alero C.J. Fair se fue hasta los 22 puntos. Pero se encontró demasiado sólo. Su única ayuda consistente fueron los 11 puntos del escolta Brandon Triche. Ningún compañero más subió de 5 en anotación. Fallaron especialmente el base Michael Carter-Williams y el alero James Southerland, de los que se esperaba mucho más en esta faceta del juego.

Aún así, Syracuse tuvo opciones hasta el final. A falta de 20 segundos sólo perdía de 2. Brandon Triche penetró a canasta, pero Jordan Morgan consiguió provocarle una falta en ataque. Perdiendo de 3 en los últimos 15 segundos, los Orange tuvieron otra oportunidad, pero en lugar de buscar el triple para forzar la prórroga, lo resolvieron con una penetración a canasta. Trevor Cooney falló, y Jordan Morgan selló el marcador con un mate al contrataque.

La Gran Final

Louisville se impuso a Michigan por 82 a 76 en una final vibrante, y con protagonistas inesperados. Los Wolverines empezaron haciendo de la necesidad virtud. El base Trey Burke anotó los siete primeros puntos del equipo, pero cometió muy rápido su segunda falta personal. Su relevo lo cogió un secundario habitual, Spike Albrecht., con 17 puntos en la primera parte. Y Michigan se fue en el marcador. 21 a 33 a falta de 3:55 para el descanso.

Pero los Cardinals también se guardaban su as en la manga, el alero júnior Luke Hancock. En la semifinal contra Wichita State este reserva ya había anotado 20 puntos. En el tiempo de juego que quedaba de la primera mitad consiguió 14 puntos, con 4 triples consecutivos. La ventaja de Michigan se esfumó en un abrir y cerrar de ojos. Al final del primer período el resultado era de 37 a 38 para los Wolverines.

En la segunda parte Spike Albrecht se quedó en blanco, pero Trey Burke apareció de forma estelar con 17 puntos. Insuficientes para imponerse al trabajo coral de Louisville. Impulsados por la anotación de Chane Behanan y Peyton Siva, ahora eran los Cardinals los que abrían diferencias. El quinto triple de Luke Hancock marcaba la màxima ventaja de los campeones, 76 a 66. A Michigan sólo le quedaban 3 minutos y medio para remontar. Llegaron a ponerse 4 abajo, pero 2 tiros libres de Hancock acabaron con su reacción.

Louisville cierra la temporada con una serie de 16 victorias consecutivas. Luke Hancock fue elegido jugador más valioso de la final, con sus 22 decisivos puntos. Es el primer jugador de banquillo que gana el premio en la historia de la NCAA. Rick Pitino también pasará a la historia, en su caso como el primer entrenador que conquista el título con dos equipos diferentes (también fue campeón en 1996 con Kentucky). Justo la misma semana en que era elegido para el Hall of Fame y en que su hijo conseguía el cargo de entrenador jefe en la Universidad de Minnesota. Una semana redonda.

 Los otros torneos

Baylor conquistó el NIT por primera vez, tras vencer a Iowa 74 a 54. El base sénior Pierre Jackson fue elegido mejor jugador del torneo. No podía ser de otra manera, tras promediar 19,6 puntos y 11 asistencias. Acabó los últimos 4 enfrentamientos del NIT con un doble doble. Si no lo hizo en el primero fue porque sólo jugó 20 minutos (el rival, Long Beach State, no dio mucha guerra). Baylor salva así una mala temporada con un premio de consolación, y Jackson mejora sus escasas opciones de entrar en la NBA (lástima de su altura).

Santa Clara vencio en el CBI después de imponerse en la serie final a George Mason por dos victorias a una. El escolta sénior Kevin Foster demostró su gran habilidad para anotar con una media de 26,3 puntos en los 6 partidos del torneo. Por su estatura (1,87)  tiene muy difícil jugar en la NBA, pero seguro que no ha pasado desapercibido para los ojeadores de otras ligas de fuera de los Estados Unidos.

East Carolina se proclamó campeona del CIT, derrotando en la final a Weber State 74 a 77. Un triple en el último segundo de Akeem Richmond dió el título a los Pirates ante la mirada de Damien Lillard, máximo aspirante a rookie del año en la NBA y antigua estrella de Weber State .

Premios individuales

El base de Michigan Trey Burke ganó el premio John Wooden al mejor jugador de la temporada. Para obtener este prestigioso galardón no basta con ser el mejor sobre la pista. Los candidatos también deben ser buenos estudiantes y ser un modelo de comportamiento cívico.

El premio de Asociated Press sólo tiene en cuenta lo que pasa dentro de la pista. Y también lo ganó Burke. No sólo por su juego y sus estadísticas (19,2 puntos, 6,7 asistencias y 3,2 rebotes), sino también por su capacidad de liderazgo en un conjunto con fuerte presencia de novatos en pista.

Jim Larranaga de Miami fue elegido por los votantes de AP como mejor entrenador de la NCAA, después de llevar a los Hurricanes a conquistar la Liga Regular y el campeonato de la Atlantic Coast por primera vez en su historia. Por detrás suyo quedaron Jim Crews de Saint Louis y Mark Few de Gonzaga.

El lado oscuro de una semana brillante

Mike Rice, el vehemente entrenador de Rutgers, fue cesado después que la cadena de televisión ESPN hiciera pública unas imágenes durante los entrenamientos de pretemporada en las que maltrataba a sus jugadores, tanto física como verbalmente. Esta conducta fue denunciada ante los responsables de la universidad por un extécnico del equipo, primero en junio y luego con un video a finales de noviembre.

Rutgers lo resolvió inicialmente con una multa, 3 partidos de suspensión y unas horas de terapia para Rice. Y procurando que el tema no trascendiera. La exposición pública del comportamiento de Rice les hizo reconsiderar su decisión. Justo cuando negocian un nuevo contrato de sus derechos televisivos. El escándalo también ha provocado la dimisión del director deportivo del centro, Tim Pernetti. Ambos se llevan una sustanciosa indemnización

Adidas ha dejado de vender las camisetas de Louisville homenajeando a Kevin Ware, el jugador que sufrió una gravísima lesión durante la final del Medio Oeste contra Duke. La Universidad había renunciado a sus derechos económicos sobre estas camisetas para que nadie pudiera decir que se lucraba con la desgracia de Ware. Adidas, por su parte, se comprometía a hacer contribuciones al fondo de becas de Louisville.

Una demanda de un grupo de antiguos jugadores que han denunciado a la NCAA y la empresa de videojuegos Electronic Arts por usar su nombre sin permiso acabó con este trato. Sin el permiso explicito de Ware, la marca deportiva no podía vender las camisetas. Y si el jugador consentía, estaría violando la normativa de la liga universitaria y no podría volver a competir nunca más.

El director de arbitraje de la Pacific 12, Ed Rush, dimitió después de filtrarse que ofreció 5000 dólares o un viaje a Cancún al árbitro que le señalase una técnica al entrenador de Arizona Sean Miller durante los partidos de la conferencia. Algunos de los colegiados, de forma anónima, admitieron que su exdirector hizo la oferta en dos ocasiones diferentes. Rush, por su parte, se justificó diciendo que era una broma en el marco de la crítica a la conducta de algunos entrenadores que debe ser corregida. Evidentemente, muchos de los árbitros presentes se lo tomaron en serio. Por no hablar de los entrenadores de la conferencia, a los cuales la supuesta broma no les ha hecho ninguna gracia.

 

publicado en www.encancha.com, abril 2013

ProBasketballTalk | NBC Sports

NBA news, video, analysis and more

El vestuario

Son historias. El deporte es sólo una excusa. Por Jorge Gérardin

EL ECO SIN PASOS

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

La Canasta Americana 🏀

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

A %d blogueros les gusta esto: