Tag Archives: Chris Bosh

Heat – Spurs, los tres primeros asaltos

13 Jun

Primer partido: Heat 88 – Spurs 92, audiencia televisiva 10,6% de los hogares

 Los Spurs empezaron la serie con una defensa muy centrada en negarle espacios interiores a Lebron James, con todos los jugadores del lado débil pendientes de él. Los Heat reaccionaron buscando a sus triplistas, muy acertados en la primera fase del encuentro. Aprovechando los fallos en el tiro de los tejanos y su pésima transición defensiva, también corrieron al contrataque. Y a pesar de hacer el juego que más les gusta, no rompieron el partido.

 Los de San Antonio, con los triples de Daniel Green y el trabajo de un Tim Duncan negado en el primer cuarto (0 de 5 en tiros de campo) pero inspirado en el segundo y tercero, no le perdieron la cara al enfrentamiento. Y en el último cuarto apareció Tony Parker, muy gris hasta entonces. Y las dudas se apoderaron de los Heat, que empezaron a tomar malas decisiones en ataque.

 En defensa, Lebron James se emparejó los últimos 3 minutos con Parker. Y ni por esas. El francés estaba en racha. Sus 10 puntos en los 12 últimos minutos abrieron una brecha por la que se le escapaba la victoria a los de Florida. Y para culminar la noche, una canasta en la última décima de posesión de los Spurs, cuando sólo quedaban cinco segundos de juego para el final de los 48 minutos reglamentarios. Los de Popovich acababan de robarle el factor pista a los de Spoelstra.

Segundo partido: Heat 103 – Spurs 84, audiencia 8,5%

En el segundo partido de la serie el entrenador de los Heat, Erik Spoelstra, enseñó sus cartas. La buena defensa de Kahwi Leonard mantenía en segundo plano a Lebron James (fallando 10 de sus primeros 12 lanzamientos), pero los puntos llegaban de la mano de Mario Chalmers, Dwayne Wade, Ray Allen y Chris Bosh. La jugada básica del ataque de Miami, penetrar y doblar al tirador.

Mejora importante por parte de Miami de la defensa del bloqueo y continuación de los Spurs entre Tony Parker y Tim Duncan. Cambios en los bloqueos, dos contra uno al base y negación de pases hacia Duncan en la línea de tiros libres (mejor con el defensor recuperando su posición que con una ayuda). La circulación de pelota de los Spurs desapareció por completo. Sólo el acierto de Danny Green y aportaciones esporádicas de Parker salvaban al equipo de San Antonio del colapso.

Hasta que en los tres minutos finales del tercer cuarto la defensa de los Heat dio una vuelta de tuerca más. Tiros fallados y malas decisiones en ataque de los tejanos provocaron rebotes defensivos y recuperaciones de pelota de los Heat (8 balones perdidos de los Spurs en esta parte del encuentro, el doble de las pérdidas de todo el enfrentamiento anterior), que al fin pudieron correr. Parcial de 33-5 en apenas ocho minutos de juego, y partido sentenciado. Los dos entrenadores sentaron a sus estrellas, y Tracy McGrady (Spurs) pudo debutar al fin en una final de la NBA.

 Tercer partido: Spurs 113 – Heat 77, audiencia 8,5%

 La defensa de los Heat volvió a centrar sus esfuerzos en negar las penetraciones de Parker o Ginobili y los espacios interiores a Duncan. Pero cayeron en la trampa de hacerlo con ayudas. Y los Spurs pudieron mover la pelota con mucha facilidad. El primer pase no iba hacia dentro sino hacia fuera. Los tiradores locales hallaron más espacios para recibir y acribillaron el aro rival a base de triples. Danny Green (7/9) y Gary Neal (6/10) se dieron un verdadero festín. Especialmente al final del tercer cuarto y la primera mitad del último, cuando los tejanos arrollaron a los Heat

Los Spurs, por su parte, siguieron basando su defensa en negar a Lebron James la posibilidad de acercarse a canasta. La defensa de Kahwi Leonard fue modélica. Sin su rival en pista al final del primer cuarto, James aprovechó la superioridad física sobre Green para forzar a los tejanos a hacer ayudas y así poder asistir a sus compañeros. Al final del tercer cuarto, de nuevo con Leonard en el banquillo, anotó 8 puntos consecutivos. Pero no se le vio mucho más.

La estrella de los Heat parece haber perdido su confianza y acierto en el lanzamiento exterior. Si no puede penetrar, y tampoco las mete desde fuera, los Heat tienen un grave problema. Wade lo intenta, pero la sensación es que no da más de sí. Bosh, en cambio, da la impresión de poder aportar mucho más con un juego sobrio y efectivo desde la media distancia. ¿No quiere más protagonismo, o no se lo dan?

 

publicado en www.encancha, junio 2013

Los Heat reinaron en marzo

3 Abr

Entramos en abril y ya se huelen los playoffs. A los equipos les quedan unos 10 partidos para asegurarse la clasificación, mejorar su posición cara a los futuros emparejamientos, o simplemente echar el cierre e irse de vacaciones. De estos últimos no hablaremos en este artículo. Porque lo interesante pasa más arriba.

Este mes de marzo ha tenido dos puntos principales de interés: la racha victoriosa de los Heats en el Este y la lucha por el octavo lugar de la clasificación en el Oeste, el último que da acceso a los playoffs. Empezaremos nuestro repaso por este segundo tema.

Jazz, Lakers y Mavericks pelean por ser octavos en el Salvaje Oeste. Los de Utah dieron facilidades a sus perseguidores con un mal inicio de mes, perdiendo 9 de sus 12 primeros partidos. Los Lakers les robaron el deseado octavo lugar. Con el agua al cuello, cerraron el mes con 4 victorias en 6 días, recuperando la posición. Aunque empatados con los angelinos.

Pau Gasol parece haber superado sus problemas físicos, pero Steve Nash y sobre todo Kobe Bryant andan renqueantes. Metta World Peace será baja como mínimo hasta el final de la liga regular.  Los Lakers,  con una buena racha (7 partidos ganados, 2 perdidos), metieron la cabeza entre los 8 primeros. Y cuando parecía que iban a consolidar su posición,  4 derrotas en 5 encuentros (2 especialmente dolorosas por la poca entidad de los rivales, ante Suns y Wizards) cortaron su progresión.

Los californianos cerraron el mes venciendo, aunque con mucho sufrimiento, a otro equipo de su mismo estado, los Kings de Sacramento. La misma noche en que Kobe Bryant superaba a Wilt Chamberlain para colocarse cuarto en la lista de máximos anotadores en la historia de la NBA.

En mi resumen de febrero descartaba a los Mavericks. Craso error. Dirk Nowitzki y 6 compañeros más se conjuraron el 8 de febrero a no afeitarse hasta que el equipo tuviera tantos partidos ganados como perdidos en la liga regular. Este mes, con el alemán cogiendo la forma, la conjura ha empezado a ser efectiva. Cierran marzo sin afeitarse aún, pero con 11 victorias por sólo 5 derrotas. Y pisando los talones a Jazz y Lakers.

Por encima de esta tripleta de equipos los Houston Rockets no pueden descuidarse, con dos victorias de ventaja sobre Jazz y Lakers, si no quieren complicarse el tramo final de liga regular, mientras que los Golden State Warriors se hallan en aguas tranquilas, muy lejos tanto de la cabeza como de la cola. Suyas serán con toda probabilidad la sexta y séptima plazas del Oeste.

La eterna juventud de Duncan

En la parte alta de la clasificación San Antonio Spurs y Oklahoma City Thunder luchan por ser campeones de conferencia.  La  baja del base Tony Parker durante 8 encuentros sólo les costó 2 derrotas a los tejanos (10 victorias de 14 partidos en el total del mes).

El secreto de su éxito es un Tim Duncan en su mejor momento. En marzo ha promediado 20,8 puntos y 11,6 rebotes por partido. Mucha atención también al acierto en los triples de Daniel Green. Lástima de la derrota del día 31 contra los Miami Heat. Y de la reciente baja de Manu Ginobili, que podría alargarse hasta los playoffs.

Los Thunder sólo han perdido 5 de sus 17 partidos de marzo. Una de sus derrotas fue contra unos Spurs sin Tony Parker y con Duncan fallón, dos circunstancias que difícilmente se repetirán en los 7 partidos de una serie por el título de conferencia.   También cayeron dos veces contra los Denver Nuggets y otra contra Memphis, con los que podrían cruzarse en los playoffs.

Kevin Durant, Russell Westbrook, Serge Ibaka y Kevin Martin son la base del equipo de Oklahoma. Especialmente los dos primeros, que se multiplican noche tras noche. El problema es que necesitarán mucha más aportación del resto de sus compañeros para aspirar al premio gordo.

Señales de alarma en los Clippers

Por debajo de los dos ogros del Oeste tenemos una tripleta formada por Denver Nuggets, Los Angeles Clippers y Memphis Grizzlies. Los Nuggets encadenaron 15 victorias consecutivas entre finales de febrero y marzo, para caer de forma inesperada y contundente contra los Hornets (110-86). También perdieron contra los Spurs, aunque dando la cara hasta el último segundo. Un bloque con muchas ganas de dar guerra, especialmente en casa.

Los Clippers han tenido un mes flojo, con 7 victorias y 7 derrotas. Y lo que es peor, de los equipos del Oeste contra los que han jugado sólo han podido ganar a los Hornets. Fueron derrotados por Thunder, Nuggets, Grizzlies, Kings, Mavericks, Spurs y Rockets. Una pésima señal cara a sus aspiraciones de luchar por el campeonato. El no tener en perfecto estado a Chauncey Billups y Grant Hill, y la escasa aportación de Lamar Odom les resta potencial.

Y respecto a los Grizzlies de Marc Gasol, 11 victorias en 17 partidos. El catalán se perdió 2 partidos por una lesión abdominal, pero eso no le ha impedido consolidarse como uno de los pívots más completos de la NBA. En marzo, sus números han sido dignos de una estrella: 17 puntos, 7 rebotes, 4,5 asistencias y casi 2 tapones por partido.

El Este pertenece a los Heat

Una racha de 27 victorias consecutivas entre febrero y marzo aseguró a los Heat el primer lugar de la Conferencia Este. Los de Miami cerraron el mes con una importantísima victoria sobre los Spurs. Un triple en el último instante de Chris Bosh impidió a los tejanos aprovechar las ausencias por lesión de Lebron James, Dwayne Wade y Mario Chalmers. Y concedió a los vigentes campeones una ventaja real de 4 victorias a falta de 9 partidos sobre sus más directos perseguidores, precisamente los de San Antonio.

Muy por detrás suyo, Knicks y Pacers mantienen una dura pugna por el segundo lugar en la conferencia.  Los de Nueva York encadenaron 4 derrotas consecutivas en su gira por el Oeste justificadas por las lesiones de Carmelo Anthony, Tyson Chandler y Amare Stoudemire. Sin embargo, han acabado marzo ganando sus últimos ocho partidos con J.R. Smith, un suplente de lujo, viendo el aro como una piscina.

Los Indiana Pacers se esfuerzan cada noche en demostrar que hay vida más allá de Danny Granger. El alero, cuya rodilla izquierda le obligará a pasar por el quirófano, sólo tuvo una participación testimonial en los dos primeros partidos de marzo. Sin él, los Pacers se han centrado en su defensa, para consolidarse como el equipo que menos puntos encaja (89,7 por partido) y el que mejor rebotea. Y ya sabéis lo que dicen de la defensa…

Mucha irregularidad y poca emoción

A mucha distancia del trio de cabeza Brooklyn Nets, Chicago Bulls y Atlanta Hawks luchan por ser el cabeza de serie restante del Este. Los tres conjuntos han vivido un último mes bastante gris. En Chicago sigue el suspense sobre el retorno de Derrick Rose, pero al menos se llevaron una alegría. Pasarán a la historia como el equipo que cortó la racha de 27 victorias consecutivas de los Heat.

 En los Nets la única constante fiable ha sido la lucha por el rebote del veterano Reggie Evans, con 15,5 capturas de media en marzo. A los Hawks viajar no le ha sentado bien. A pesar que Al Horford ha mantenido el nivel (19 puntos y 10,9 rebotes por partido), sólo han ganado 3 de sus 10 desplazamientos.

Los Celtics y los Bucks se encuentran un poco en tierra de nadie, con escasa opciones tanto de mejorar como de empeorar en los partidos que les resta, languideciendo a la espera de conocer rival en playoffs. La derrota con que cerraron el mes los de Boston, contra Knicks, escuece. La buena noticia para ellos es la recuperación de Jeff Green.

En Milwaukee al show habitual de los bajitos Brandon Jennings y Monta Ellis se ha sumado este último mes como artista invitado Ersan Ilyasova, con algunos partidos monstruosos (atención a sus 19 puntos y casi 10 rebotes de promedio en marzo). Junto a Larry Sanders pueden conformar una pareja interior de garantías. Siempre y cuando los pequeños les cedan algo de protagonismo…y la pelota.

 

publicado en http://www.encancha.com, abril 2013

El futuro de Pau Gasol

18 Ene

La NBA es un hervidero de rumores sobre traspasos de jugadores. Algunos infundados, otros se convertirán en noticia. La entrada en vigor a partir de la próxima temporada del nuevo impuesto de lujo cambia las cosas. Y las franquicias ya empiezan a maniobrar. El tiempo es oro. ¿El reloj corre a favor o en contra de Pau Gasol?

Hasta el 21 de febrero, fecha de cierre del período de traspasos, la NBA estará en plena efervescencia de especulaciones. Los Kings quieren deshacerse de Demarcus Cousins para evitarse más líos con el jugador. Toronto sondea las posibilidades de Barnagni, fallido jugador franquicia. Sorprenden los Grizzlies poniendo en el mercado a Rudy Gay y Zach Randolph. Detrás de algunos de estos rumores se halla el interés de los equipos en aligerar su gasto en nóminas de cara a la remodelación de la tasa por sobrepasar el tope salarial. Un supuesto en el que podríamos incluir el caso de Pau Gasol.

Las competiciones profesionales norteamericanas son ligas cerradas, con una sola división. Por tanto, sin ascensos ni descensos. Para intentar mantenerlas igualadas, se establece el mecanismo del draft y el tope salarial. En el draft, los peores conjuntos tienen más posibilidades de elegir a los mejores jugadores para mejorar sus plantillas. El tope salarial pretender equiparar el potencial económico de las franquicias fijando un gasto máximo en salarios de jugadores.

La NBA tiene un tope salarial flexible. No es un límite estricto. Por encima del tope salarial se fija el tope del impuesto de lujo. Sobrepasar la primera cantidad supone no poder firmar alguno de los contratos especiales que marca el convenio. La segunda cantidad puede traspasarse a cambio del pago de una multa. Hasta ahora es de un dólar por cada dólar que supera la cifra marcada. Si te pasas 10 millones, pagas una penalización de 10 millones.

Este resquicio es aprovechado por los equipos con mayor potencial económico, o con propietarios dispuestos a rascarse el bolsillo. El nuevo convenio firmado el 2011 entre propietarios y jugadores cambia la situación, aunque establecía una moratoria hasta finales de esta temporada para que las franquicias se adaptasen al nuevo marco.

A partir de la siguiente temporada la cuantía de las multas se incrementa de forma progresiva a medida que se va superando el tope de gasto. Por los primeros 5 millones en exceso se paga 1,5 dólares por dólar, y de los 5 hasta los 10 cuestan 1,75. Pasar de los 10 millones hasta los 15 supone 2,5 dólares por dólar, y 3,25 para los comprendidos los 15 y los 20 millones. A partir de esa cantidad, la multa aumenta medio dólar por cada tramos de 5 millones. También se penaliza a los reincidentes en superar el margen. Si en un lapso de 5 temporadas una franquicia se pasa 4 del límite, en la siguiente cada penalización se incrementa un dólar. O sea, de 1,5 se pasa a 2,5, de 1,75 a 2,75, de 2,5 a 3,5…

Vamos a poner un ejemplo práctico. Los Lakers son el equipo que más paga en nóminas de jugadores esta temporada, unos 100 millones de dólares. El tope salarial es de 58 millones, mientras que el límite del impuesto de lujo está fijado en los 70. Con las reglamentación vigente la franquicia ha pagado 30 millones de multa. Con las nuevas reglas hubieran pagado 85 millones de multa. Para pensárselo dos veces. Excepto si eres Mark Cuban, propietario de los Mavericks, cuyos bolsillos parecen no tener fondo.

El impuesto sobre salarios se implantó en 1999. Con el formato que ha tenido hasta ahora ha fracasado en su objetivo de mantener la igualdad de oportunidades para todos los equipos de la NBA. Con la nueva tasa se persigue el final de la moda de los “Big 3” o “Fantastic 4”, con una acumulación de estrellas en un puñado de conjuntos mientras el resto se conforman con referentes de segunda línea. La idea es volver a la época en que cada equipo podía hacer un póster con una cara bien reconocible para los aficionados de toda la liga.

Lebron, Wade y Bush en Miami “sólo” suman 52 millones de dólares en salarios esta temporada (17 por cabeza más o menos), pero esta cifra se dispara de forma progresiva en las siguientes. El quinteto titular de los Nets (Deron Williams, Joe Johnson, Gerald Wallace, Khris Humpries y Brook Lopez) cobra 72 millones de dólares, una inversión del millonario ruso Prokhorov, amo del equipo de Brooklyn, para hacerse un hueco en Nueva York. La misma cifra que cobran Bryant, Howard, Gasol y Nash en Los Lakers, 80 si sumamos a Metta World Peace.

Pau Gasol cobrará esta temporada 19 millones de dólares. Su sueldo subirá hasta los 19,6 la próxima. Una cláusula en su contrato establece que en caso de traspaso, estas cantidades se incrementan un 15%, pasando a los 21,85 para la temporada en curso y 22,54 para la posterior. Una cifra que muy pocos equipos pueden absorber. Y menos aún viendo el rendimiento ofrecido por el ala pívot en estos momentos (sea por responsabilidad propia o ajena) y sus continuos problemas físicos.

Los Lakers, por su parte, no están dispuestos a traspasarlo a cambio de nada. No se regala un All Star así por la buenas. Recordemos que la pasada temporada ya lo habrían cambiado por Chris Paul si los propietarios de las franquicias modestas lo hubieran permitido. En Los Angeles buscan las tres B: Bueno, Bonito y Barato. Y si es preciso se esperarán una temporada más. Un jugador con su sueldo es más atractivo en la última temporada de contrato. El equipo que lo recibe está liberando dinero de nóminas de forma casi inmediata, transfiriendo a cambio jugadores con contratos más largos.

Por si fuera poco, Dwight Howard acaba contrato a final de temporada. Ya hay rumores de equipos interesados en sus servicios. Entre ellos dos con propietarios dispuestos a gastar, los Mavericks y los Nets. Una mala temporada de los Lakers disminuiría el interés del pívot en renovar. Sería suicida para el equipo deshacerse de Gasol sin otro recambio interior. Visto lo visto, creo que Pau tiene más posibilidades de seguir en Los Ángeles una temporada más. Aunque como ya se vio en artículos anteriores, mis dotes adivinatorias no son nada fiables.

publicado en http://www.encancha.com, enero 2013

ProBasketballTalk | NBC Sports

NBA news, video, analysis and more

El vestuario

Son historias. El deporte es sólo una excusa. Por Jorge Gérardin

EL ECO SIN PASOS

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

La Canasta Americana 🏀

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

A %d blogueros les gusta esto: