Tag Archives: BYU

NCAA: Ya está aquí la Locura de Marzo

17 Mar

Se acabó la fase de Conferencias con las finales de los últimos torneos, que os explicamos en este artículo. Con la publicación del cuadro del “March Madness”, ahora sí que estamos en marzo. ¡Que empiece la locura!

UN REPASO AL RÁNKING

Florida y Wichita State se mantuvieron al frente del penúltimo Top 25 de Associated Press. Villanova ascendió desde el sexto hasta el tercer lugar, desplazando a una Arizona que cedió un puesto y ahora es cuarta. Louisville dio el gran salto, desde la onceava hasta la quinta posición. Virginia y Duke precedieron a los dos números 8 de la semana San Diego State, Michigan. Kansas cerró el Top 10. Kentucky, tras perder 3 de sus últimos 4 partidos, cayó del Top 25. Iowa fue su compañera de infortunio. En su lugar entraron Virginia Commonwealth (VCU, 23) y Ohio State (24)..

AMERICAN ATHLETIC

Southern Methodist, última del Top 25, cerró la liga regular con dos derrotas (ante Louisville y Memphis). En su partido de cuartos no pudo reencontrarse con el triunfo, cayendo ante Houston (64-68) víctimas de su mal porcentaje de el tiro en la segunda mitad. El acierto de los Cougars desde la línea de 3 (9 de 19), con 19 puntos (y 5 triples) de Jherrod Stiggers y 16 (y 3 triples) de L.J. Rose, les concedió espacios para el juego de sus interiores. A 17 segundos del final, un tapón de Tashawn Thomas (14 puntos, 9 rebotes, 4 asistencias, 4 tapones) sobre Markus Kennedy (13 puntos, 9 rebotes) acabó de sentenciar a una SMU que ha quedado fuera del torneo nacional de marzo. El NIT será su premio de consolación.

La alegria no duró demasiado en Houston. Su rival en semifinales era una Louisville, quinta del ránking, que se había dado un homenaje en cuartos ante Rutgers (92-31, 58-16 al descanso) en su partido previo. Los Cardinals anotaron 44 puntos tras pérdidas de pelota de una Rutgers a la que solo permitieron 12 canastas en juego. Contra los Cougars Russ Smith decidió que era su noche, y se fue hasta los 42 puntos (27 al descanso, sólo 5 menos que todo el equipo rival). Su entrenador Rick Pittino, le sentó durante los últimos 6 minutos. Con la victoria asegurada (94-65), prefirió que Smith se guardase algunas canastas para la final.

La número 21 Connecticut envió a la número 19 Memphis de vuelta a casa (72-53) a base de triples (10 de 20). El sénior Niels Giffey, premiado por el técnico Kevin Ollie con una poco habitual titularidad, respondió con 24 puntos (6 de 8 triples). Giffey fue el principal beneficiado de la táctica defensiva de los Tigers que buscaba el 2 contra 1 sobre el rival que llevaba el balón. Ni las protestas de sus aficionados desde las gradas hicieron variar al técnico Josh Pastner su estrategia suïcida.

Sean Kilpatrick tuvo que salir al rescate de Cincinnati (13 para los votantes de AP) ante Central Florida (61-58). A pesar de la asfixiante defensa sobre él, la estrella de los Bearcats consiguió 21 puntos (además de 9 rebotes y 4 asistencias). Un triple de Kevin Johnson a 36 segundos del final daba a los campeones de la liga regular 5 puntos de ventaja. Kilpatrick remachó la victoria anotando 3 de los 4 tiros libres que lanzó en los últimos segundos.

Cuando tras una primera parte igualada, Cincinnati abrió una brecha de 7 puntos ante Connecticut en la semifinal, los Huskies se engancharon a los triples de Niels Giffey (11 puntos) y Ryan Boatright (13 puntos) para darle la vuelta a la tortilla. Los Bearcats, que ahora perdían de 8, copiaron la táctica de su rival con Jermaine Sanders de estilete (10 puntos) y se pusieron uno abajo a 14 segundos del final.

Tres segundos más tarde, Shabazz Napier (15 puntos) acertaba uno de sus dos tiros libres para poner el 56 a 58 en el marcador. Cincinnati confió su suerte a Sean Kilpatrick (14 puntos), quien halló el camino para llegar hasta canasta y hacer una dejada. La pelota rebotó caprichosamente en el aro y se acabó saliendo. La semana anterior Cincinnati ganaba la liga regular, empatada con Louisville, por el lanzamiento de una moneda. Si entonces les salió cara, en esta les tocó la cruz (58-56).

Louisville se convirtió en el primer campeón del torneo de esta conferencia, en su fugaz paso por la misma tras su salto el curso que viene a la Atlantic Coast. Los de Pitttino encadenan tres campeonatos seguidos, los dos anteriores en la Big East. Su rival en la final, Connecticut, también había sido campeón de la Big East (7 veces). El partido no tuvo demasiada historia. Los Cardinals, liderados por Montrezl Harrell (22 puntos, 11 rebotes, 3 tapones) y Russ Smith (19 puntos, 3 asistencias, 5 recuperaciones) fueron siempre por delante con diferencias de hasta 20 puntos. Los Huskies consiguieron maquillar el marcador hasta el 71 a 61 final.

ATLANTIC COAST

Bien poco le faltó a Clemson para sorprender a la número 4 del ránking Duke (63-62) en los cuartos de final de este torneo. Los Blue Devils empezaron mandando en la primera y en la segunda parte, y los Tiger remontaron en ambas mitades. En la segunda, los de Krzyzewski llegaron a tener 13 puntos de ventaja, pero la fe de Clemson les permitió ponerse uno arriba a 9 segundos del final gracias a una canasta de Rod Hall (13 puntos). Rodney Hood (17 puntos) encaró el aro rival y fue objeto de falta, anotando los dos tiros libres para Duke. En la última jugada del encuentro, Rod Hall intentó anotar de nuevo, pero perdió la pelota cuando Tyler Thornton metió una mano providencial.

La número 11 Syracuse se pegó el batacazo en cuartos ante North Carolina State (63-66). La crisis en el tiro que arrastraba desde hace unos partidos Trevor Cooney se contagió al resto de sus compañeros (32,7% de acierto global). Después de 2 tiros libres de T.J. Warren (28 puntos, 8 rebotes) que daba a la Wolfpack 3 puntos de ventaja con 25 segundos para acabar el enfrentamiento, los Orange fallaron 6 lanzamientos consecutivos (tras capturar 5 rebotes en ataque, claro está), 4 de ellos triples. Los de Boeheim habían ido por detrás en el marcador toda la segunda mita a pesar de los esfuerzos de Jerami Grant (19 puntos,10 rebotes) y Tyler Ennis (21 puntos, 5 rebotes, 7 asistencias, 4 recuperaciones).

La semifinal entre Duke y North Carolina State (75-67) fue un duelo de anotadores entre T.J. Warren (21 puntos, 8 rebotes) y Jabari Parker (20 puntos, 8 rebotes). Los Blue Devils, sin embargo, encontraron a su hombre clave en Rodney Hood (14 puntos, 3 asistencias) Su labor en defensa anuló a Warren (la estrella de los Wolfpack se quedó en un 4 de 13 en el lanzamiento en la segunda mitad). Con su rival desarbolado, Duke certificó su pase a la final gracias al parcial de 19 a 9 con el que abrió los segundos 20 minutos.

North Carolina, 15 de la lista, se sumó al grupo de ilustres eliminadas en cuartos tras caer ante Pittsburgh (75-80). Los Panthers se apoyaron en las anchas espaldas de Talib Zanna (19 puntos y 21 rebotes, 10 en ataque) y los puntos de James Robinson (19) para construir una amplia ventaja antes del descanso, sabedores que Marcus Paige (27 puntos, sólo 7 antes del descanso) dormita los primeros 20 minutos para recuperar el tiempo perdido en la segunda mitad.

Esta vez el escolta de los Tar Heels apuró demasiado. A 7 minutos para el final del encuentro, con su equipo perdiendo de 18, anotó el primero de sus 4 triples de la noche. Dos tiros libres de Paige marcaron el punto álgido de la remontada de los de Roy Williams, cuando se pusieron 4 abajo a falta de 1 minuto. Pittsburgh le quiso dar emoción al resultado fallando 7 de sus 12 últimos tiros libres, pero North Carolina no supo aprovechar los regalos del rival.

Pittsburgh no pudo superar el escollo de la número 6 Virginia en semifinales (51-48). La defensa de los Cavaliers martirizó a los tiradores exteriores de los Panthers, que tuvieron que recurrir de nuevo a Zanna (15 puntos, 9 rebotes). En un partido de poca anotación, Virginia abrió una brecha de ocho puntos en la segunda mitad. El orgullo de Lamar Patterson (15 puntos, 7 rebotes) reactivó a Pittsburgh y James Robinson redujo la distancia a sólo 1 punto a 11 segundos del final. Dos tiros libres de Anthony Gill cerraron el partido.

En la final, Virginia cerró su gran temporada en la conferencia (fue la primera en la liga regular) derrotando a Duke (72-63). Jabari Parker anotó 23 puntos, pero la defensa sobre él de Akil Mitchell (7 puntos, 15 rebotes, 2 tapones) le hizo bajar mucho su efectividad. Malcolm Brogdon (23 puntos) lideró un buen inicio de los Cavaliers, pero los Blue Devils se rehicieron para acabar la primera mitad con 3 triples.

En la segunda parte Virginia buscó el juego interior, haciendo daño en la pintura, pero sin poder despegarse de sus rivales en el marcador. Hasta que a 2 minutos del final un triple de Joe Harris (15 puntos) les daba 7 puntos de ventaja. Malcolm Brogdon anotó los últimos 8 puntos de su equipo (6 de 8 en tiros libres) en los 70 segundos finales, haciendo insuficientes los triples de Quinn Cook y Andre Dawkins.

ATLANTIC 10

La 18 del ránking y ganadora de la liga regular Saint Louis perdió en cuartos de final ante Saint Bonaventure (68-71). El base de los Bonnies Charlon Kloof (22 puntos, 9 rebotes, 6 asistencias) volvió loca a la defensa de los Billikens. Así que cuando en la última jugada se fue directo a barraca, los jugadores de Saint Louis se fueron a por él, dejando sólo a Jordan Gathers en la linea de triples. Su tiro le dio el triunfo a un equipo que con su zona 1-3-1 había remontado una desventaja de 10 puntos en la segunda parte.

Los Bonnies cayeron una noche más tarde ante Saint Joseph’s (67-48), en una gran exhibición de Halil Kanacevic (26 puntos, 17 rebotes, 4 asistencias, 2 robos). Saint Bonaventure empezó la semifinal con más inspiración, pero a medida que el cansancio de sus jugadores iba aumentando, disminuía su acierto. Y así, durante casi 9 minutos de la segunda mitad sólo anotaron 1 tiro libre. Su rival no desaprovechó el regalo.

Saint Joseph’s venció en la final a la número 23 Virginia Commonwealth (61-65). Los Rams habían perdido por lesión en la semifinal ante George Washington (74-55) al mejor sexto hombre de la conferencia, Melvin Johnson. Fue un enfrentamiento agotador para el quinteto titular de los Hawks ante la agobiante defensa de VCU. No fueron al banquillo ni un momento de la segunda parte. El que menos estuvo en pista lo hizo 37 minutos. Kanacevic (11 puntos, 14 rebotes, 4 asistencias) y Langston Galloway (19 puntos, 4 rebotes) disputaron los 40 minutos. Precisamente Galloway rompió el partido, anotando 5 puntos en un parcial de 0 a 7 iniciado a 2:30 del final con el marcador empatado a 54.

BIG EAST

Georgetown dijo adios a sus aspiraciones de jugar el March Madness tras caer en primera ronda del torneo de conferencia ante DePaul (56-60). D’Vauntes Smith-Rivera (21 puntos, 7 rebotes, 3 asistencias) y Markel Starks (17 puntos) se encontraron demasiado solos. Tras llevar el peso del ataque de los Hoyas, estaban exhaustos cuando Forrest Robinson (14 puntos, 4 de 5 en triples) rompió el partido para DePaul con dos triples seguidos a 5 minutos del final.

Marquette también se despidió de sus opciones de prolongar su temporada cayendo en cuartos ante Xavier (68-65). Tras un buen inicio, los Golden Eagles fueron cediendo ante los embates de Semaj Christon (18 puntos, 5 asistencias) y Justin Martin (19 puntos, 4 rebotes). Todd Mayo, hermano de OJ Mayo, apuró las esperanzas de Marquette anotando 7 de sus 21 puntos en los últimos 45 segundos, pero no fueron suficientes para evitar la derrota ante los Musketeers.

La número 3 Villanova cayó en cuartos ante Seton Hall (63-64). Los Pirates sorprendieron en la primera parte a Villanova, consiguiendo una renta de hasta 15 puntos reducida a la nada tras un parcial de 16 a 0 en la segunda que los Wildcats construyeron desde la defensa. Y en un final igualado, apareció Gibbs para provocar la locura.

El adios de Villanova dejaba a Creighton, 14 del ránking, como la gran favorita para llevarse la plaza automática para la Locura de Marzo. Los Bluejays empezaron la competición derrotando en cuartos a DePaul (84-62) con 35 puntos de Doug McDermott (27 en la primera parte, récord del torneo). El hijo del entrenador de Creighton pasaba sumaba su tercera temporada consecutiva anotando más de 800 puntos. McDermott también masacró a Xavier (86-78) con 32 puntos. Los Musketeers dieron emoción con un parcial de 6 a 20 que les dejaba 5 abajo a 1:23 del final. Creighton amarró el triunfo gracias a su fiabilidad en los tiros libres en estos últimos segundos (9 de 10).

Bryce Cotton hizo uno de sus peores partidos para Providente en el duelo de cuartos ante Saint John’s. Por suerte para los Friars, los astros determinaron que esa misma fuera la mejor noche de Josh Fortune (24 puntos). Providence venció a la Red Storm (79-74), apeándola del torneo de esta conferencia y del “March Madness”.

Y en la final Providence, que justo una semana antes había perdido ante Creighton, se tomó su venganza (58-65). Su defensa zonal 2-3 desactivó el ataque de los Bluejays, que se fueron al descanso con 17 puntos, su peor marca anotadora en las 4 temporadas que Doug McDermott lleva en el equipo. En la segunda mitad los Friars llegaron a ganar de 12 hasta que McDermott (27 puntos, 5 rebotes) calentó la muñeca. A 1:18 perdían sólo de 2 tras el quinto triple del alero. Providence supo asegurar su victoria desde los tiros libres, y Brice Cottton (23 puntos, 5 rebotes) fue nombrado MVP del torneo.

BIG TEN

Indiana dijo adios a la locura de marzo en la primera ronda del torneo de esta conferencia, cayendo ante Illinois (54-64). Los Hoosiers fallaron sus nueve primeros lanzamientos del partido, lo que aprovechó su rival para colarles un parcial de 9 a 0. Indiana consiguió llegar al descanso con el marcador igualado gracias a su acierto en el triple. Con un buen inicio de la segunda mitad Indiana abrió una brecha de 5 puntos a 12:30 del final. Y ahí fue cuando despertó Tracy Abrams, anotando 17 de sus 25 puntos, para darle el triunfo a los Fightin Illini.

Illinois dio guerra hasta el final a la octava del ránking, Michigan (64-63). Tracy Abrams (11 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias) tuvo la canasta para ganar en los últimos segundos, pero ya había agotado su suerte en la eliminatoria anterior. Los Wolverines estuvieron a punto de echarlo todo a perder en los últimos 7 minutos y medio, en los cuales sólo anotaron 6 puntos ante la defensa zonal de su rival. Los Fightin Illini, rezagados en el marcador, lo aprovecharon para reengancharse al partido. John Beilein diseñó en su último tiempo muerto una jugada para Nik Stauskas (19 puntos, 3 asistencias). Pero el escolta, marcado, le cedió el honor a su compañero Jordan Morgan (4 puntos, 6 rebotes).

La penúltima del ránking Ohio State sufrió más de la cuenta en cuartos ante Perdue (63-61). Los Buckeyes se salvaron del upset porque el triple en el último segundo de Terone Johnson no entró. En cuartos ante Nebraska, los de Thad Matta perdían de 18 a 13:45 del final. LaQuinton Ross asumió el mando de las operaciones, anotando 17 de sus 26 puntos (además capturó 13 rebotes) en el parcial de 35 a 15 con el que Ohio State se puso por delante en el último minuto para acabar venciendo (71-67).

En la semifinal ante Michigan, los Wolverines les apabullaron con tres triples de inicio. La inspiración en las canastas de 3 puntos (los de Beilein anotaron 12 de 23) elevó la ventaja hasta los 16 puntos. Ohio State consiguió reducir la diferencia al descanso hasta los 4 puntos, pero Michigan salió de los vestuarios con 3 triples más. Un parcial de 4 a 17 concedía el mando a Ohio State. En los minutos finales, 2 canastas de Stauskas (18 puntos) y 2 tiros libres de Glenn Robinson le dieron a la número del ránking el impulso necesario para ganar (72-69).

Iowa cayó en primera ronda ante Northwestern (62-67), prolongando una noche más el pésimo estado de juego en que ha llegado al final de temporada (6 derrotas en sus últimos 7 partidos). Al hijo de Frank McCaffery, su entrenador, se le ha detectado un tumor en la tiroides, recibiendo el apoyo de equipo y afición antes del salto inicial. Roy Devyn Marble anotó 25 puntos, y el sexto hombre Jarrod Uthoff 17 (y 9 rebotes), pero el resto de los Hawkeyes no les acompañó. Los Wildcats celebraron en el vestuario un triunfo con el que no contaban. Su viaje acabó en cuartos ante la 23 del ránking Michigan State (67-51).

Los Spartans jugaron a un gran nivel en la primera parte de su upset sobre la 12 Wisconsin (75-83), en la semifinal. A pesar de la buena salida de Frank Kaminsky (10 de los 11 primeros puntos de los Badgers, para un total de 28), Michigan State empezó a abrir brecha desde el primer minuto. Un parcial de 16 a 1 con un triple y 3 jugadas de 2+1 les dio un margen de 21 puntos a 5 minutos del descanso. En la segunda mitad los de Bo Ryan lucharon por conseguir un imposible ante un bloque, liderado por Adreian Payne (18 puntos, 4 rebotes), con 6 jugadores anotando en dobles dígitos.

Michigan State se llevó la final ante su gran rival regional, Michigan (55-69). Ya con la plantilla sana, el tridente compuesto por Adreian Payne (18 puntos, 9 rebotes), Gary Harris (15 puntos, 3 recuperaciones) y Branden Dawson (15 puntos, 6 rebotes) condujo a los Spartans al triunfo. Michigan empezó mandando con un Derrick Walton Jr (11 puntos, 4 rebotes) muy acertado. Un parcial de 0 a 12 le cortó las alas a los Wolverines. Los interiores de Beilein, John Horford y Jordan Morgan, se cargaron de faltas durante la primera mitad. Sus rivales iniciaron la segunda parte con un parcial de 0 a 8 que cerró definitivamente el enfrentamiento. Nik Stauskas anotó 17 puntos en una mala noche en el lanzamiento (4 de 14).

BIG 12

Oklahoma State inició su andadura en el torneo de esta conferencia venciendo a Texas Tech (80-62). La venganza es un plato que se sirve frío, y Marcus Smart (18 puntos, 7 rebotes, 7 asistencias, 6 recuperaciones) se sirvió una ración doble. Su empujón a un aficionado de los Red Raiders le costó 3 partidos de expulsión. Markel Brown (20 puntos) demostró una vez más sus dotes de matador.

El recorrido de los Cowboys en este torneo acabó en cuartos, ante la décima del listado de AP Kansas (77-70). Oklahoma State luchó hasta el final de la prórroga, pero se encontró con un Andrew Wiggins (30 puntos, 8 rebotes, 3 asistencias, 3 recuperaciones) en una cruzada para reivindicarse como número 1 del draft de la NBA. Wiggins compensó la ausencia por lesión del pívot Joel Embiid, y sólo sufrió cuando fue defendido por Marcus Smart (14 puntos, 7 rebotes, 3 asistencias).

Los Jayhawks consiguieron una ventaja de 11 puntos durante la primera mitad, que fueron manteniendo hasta que en la segunda mitad sus interiores Perry Ellis y Tariq Black se cargaron de faltas. Oklahoma State igualó de nuevo el marcador a base de cargar directamente hacia el aro rival. En la prórroga su falta de puntería (1 de 8) les condenó.

La Kansas State de Marcus Foster (21 puntos, 4 asistencias) dio mucha guerra a la 16 del ránking Iowa State en cuartos de final. Los Cyclones dominaron bajo los tableros. Melvin Ejim (24 puntos, 10 rebotes) falló la canasta que podría haber cerrado el partido a su favor. Shane Southwell (19 puntos, 7 rebotes) perdió la pelota en el siguiente ataque, malbaratando las opciones de los Wildcats de empatar a 87 ya en el último minuto. Naz Long (14 puntos), con dos tiros libres y una canasta de 2 puntos, puso el definitivo 91 a 85 en el marcador.

Iowa State superó a Kansas en la semifinal (83-94). La primera mitad fue trepidante, con los Cyclones abriendo brecha en el marcador desde la línea de 3 puntos (8 triples en los primeros 20 minutos) y los Jayhawks contraatacando con un parcial de 16 a 0. En la segunda parte Kansas en la defensa perimetral, y aquí acusó la baja de su pívot Joel Embiid para cerrar los huecos que quedaban bajo el aro. Iowa State buscó su puntos en la pintura, y George Niang (25 puntos, 7 asistencias) no encontró quien le detuviera.

Entre Perry Ellis (30 puntos, 7 rebotes) y un Andrew Wiggins fallón en el tiro (22 puntos, 7 rebotes, pero 7 de 21 en el lanzamiento) intentaron evitar la derrota. Pero estaban demasiado solos mientras enfrente tenían un bloque en el que todos sumaron: Ejim (19 puntos), Dustin Hogue (12 puntos, 9 rebotes), Nian g, Monte Morris (11 puntos) y DeAndre Kane (20 puntos, 6 rebotes, 6 asistencias).

La número 17 Oklahoma cayó en cuartos ante la irregular Baylor (73-78). Los Bears, liderados por Isaiah Austin (18 puntos, 5 rebotes, 5 tapones), mostraron su mejor cara consiguiendo una renta de 21 puntos en los primeros compases de la segunda mitad. Una gran racha de acierto de Cameron Clark, consiguiendo 14 de sus 19 puntos, redujo las diferencias. Un triple de Buddy Hield (15 puntos, 7 rebotes) ponía a los Sooners cuatro abajo a 1:30 del final. Oklahoma se cegó en los triples, fallando 3 de los 4 que intentó en estos 90 segundos, y eso le impidió culminar su remontada.

Texas le pasó por encima a West Virginia (66-49) en cuartos. Jonathan Holmes (20 punto, 7 rebotes, 3 asistencias) anotó lo mismo que todo el quinteto titular de los Mountaineers. Juwan Staten, el líder anotador de esta conferencia, se quedó en 4 puntos después de anotar un único lanzamiento en once intentos. Los Longhorns abrieron el enfrentamiento con un parcial de 21 a 4, con su rival fallando 18 de sus 20 primeros tiros a canasta. Huelga decir que la segunda parte sobró.

Quien a hierro mata a hierro muere, y eso le sucedió a Texas. Por que Baylor les borró de la pista en la primera mitad (69-86). Los Bears fueron una tormenta perfecta para los Longhorns, con sus pivots Isaiah Austin dominando la zona en defensa (10 puntos, 5 rebotes, 7 tapones) y Cory Jefferson en ataque (20 puntos, 13 rebotes, 3 tapones), y  con Brady Heslip ejerciendo de francotirador (24 puntos con 6 de 11 en triples). Por los tejanos, Cameron Ridley y Javan Felix estuvieron muy controlados, y Jonathan Holmes no vio aro (3 de 12 en el tiro). Isaiah Taylor se quedó muy solo (16 puntos, 4 rebotes, 7 asistencias).

En la final, Iowa State derrotó a Baylor (74-65). A los Cyclones les costó descifrar la defensa en zona 2-3 de su rival, fallando sus 13 primeros lanzamientos contra ella. Naz Long (12 puntos, 4 triples) rompió la sequía con un triple a los 7 minutos y medio de juego. Baylor mandaba en el marcador bien dirigido por Kenny Chery (16 puntos, 5 asistencias, 5 recuperaciones), pero sin sacar pleno provecho de los problemas ofensivos de los de Fred Hoiberg. DeAndre Kane (17 puntos, 7 rebotes, 7 asistencias) no rindió a su nivel habitual en los primeros 20 minutos.

En la segunda mitad Iowa State decidió atacar la zona rival cargando contra ella, buscando sus puntos en la pintura. Así lo hicieron en sus 12 primeros lanzamientos, para luego buscar posiciones exteriores aprovechando los espacios creados con su táctica. El partido discurrió por un cauce de igualdad hasta que llegaron los triples de Naz Long y Melvin Ejim (10 puntos, 9 rebotes, 3 asistencias, 3 recuperaciones). Isaiah Austin (10 puntos, 7 rebotes) y Brady Heslip (14 puntos) igualaron la primera andanada, pero no pudieron hacer lo mismo con la segunda.

MOUNTAIN WEST

Cameron Bairstow (23 puntos, 8 rebotes), lideró a la número 20 New Mexico en su triunfo en semifinales de la Mountain West ante Boise State (70-67). Una canasta del ala pívot daba a los Lobos 7 puntos de ventaja a 40 segundos del final. Los Broncos reaccionaron con dos triples consecutivos. Tuvo que ser de nuevo Bairstow el que hiciera el trabajo, sellando el pase a la final de su equipo con dos tiros libres a falta de 3 segundos.

En la final New Mexico protagonizó la sorpresa ante la 8 del ránking San Diego State (58-64). Es el tercer título consecutivo de esta conferencia para Los Lobos. Perdiendo de 1 a 1:20 del final, consiguieron la victoria con un parcial de 1 a 8 en el que Cameron Bairstow (17 puntos, 9 rebotes) fue de nuevo clave con 5 puntos. El parcial era una respuesta al 8 a 0 que les habían propinado los Aztecs un minuto antes. Xavier Thames fue el máximo anotador de los derrotados con 15 puntos.

PACIFIC 12

Colorado parecía candidata clara a jugar el torneo nacional de marzo a principio de temporada. La lesión del base Spencer Diwindie cambió el panorama. Y necesitaban llegar lo más lejos en los play offs de su conferencia para asegurarse la invitación. En la primera ronda, la colista de la liga regular Southern California les puso en serios aprietos (59-56). En la segunda parte, 7 puntos seguidos de Askia Booker (21 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias) impidieron que los Trojans se escaparan en el marcador. Seis puntos consecutivos de Josh Scott (13 puntos, 9 rebotes) abrieron la brecha necesaria en los minutos finales para dar el triunfo a los Buffaloes. En cuartos ante California dominaron durante la mayor parte del encuentro para ver como su rival igualaba el enfrentamiento entrando en los 6 minutos finales. Acabaron ganando (56-59) liderados de nuevo por Booker (17 puntos).

El viaje de Colorado acabó ante la número 4 para AP, Arizona (63-43), que  pasó por encima de Utah en cuartos (71-39). La defensa de los de Sean Miller sólo permitió anotar 12 lanzamientos de campo a los utes (con un acierto del 25,5% en esta faceta), concediendo unos míseros 13 puntos la descanso. En la semifinal, los de Sean Miller dejaron que los Buffaloes se confiasen en la primera parte para matarlos con su defensa en la segunda (los dejaron en un 22’7% en el lanzamiento). Tras un  parcial de 13 a 0, el partido quedó finiquitado.

UCLA dio buena cuenta de Oregon en cuartos (82-63), en una noche de gran acierto cara a canasta de los Bruins (56,6%). Los Ducks aguantaron el ritmo hasta el descanso en el duelo entre dos equipos que practican un baloncesto eminentemente ofensivo. La segunda parte se inició con el parcial de 18 a 4 que sentenció el enfrentamiento, cortado por la aparición de Joseph Young (29 puntos, 6 de 11 en ttriples). Sin apoyo por parte de sus compañeros, los esfuerzos de Young sólo sirvieron para evitar que las diferencias fueran escandalosas.

Stanford derrotó en cuartos de final a Arizona State (58-79) en un duelo entre dos aspirantes a una invitación para el torneo de la NCAA. Los Cardinals anularon a la perfección a los mejores jugadores rivales. Dejaron a Jahii Carson en 10 puntos con una serie en el lanzamiento de 4 de 13, y a Jermaine Marshall en 4 anotando 2 de sus 8 tiros. En ataque, Chasson Randle les lideró con mano firme (21 puntos, 4 asistencias).

La progresión de Stanford acabó en la semifinal contra UCLA (84-59). Tras 4 minutos de juego los Bruins ya ganaban de 12 gracias a una salida explosiva de Kyle Anderson (13 puntos, 8 rebotes, 7 asistencias, 3 recuperaciones), Travis Wear (16 puntos, 4 rebotes) y Norman Powell (22 puntos). La segunda parte empezó como la primera: UCLA enchufadísima endosándole un parcial de 18 a 5 a los Cardinals.

La Universidad de California Los Angeles cerró su gran torneo derrotando en la final a Arizona (71-75). La labor del entrenador Steve Alford en su primera temporada al frente del equipo se vio refrendada con un título. UCLA es el único conjunto que ha superado los 70 puntos ante Arizona este curso, y lo han hecho dos veces. La primera mitad fue un festival ofensivo, el terreno preferido de los californianos. En la segunda las defensas fueron las protagonistas.

En ambos parciales se impusieron los de Steve Alford. Kyle Anderson estuvo en todas las salsas (21 puntos, 15 rebotes, 5 asistencias) y Jordan Adams (19 puntos, 4 rebotes, 4 asistencias) anotó un triple importantísimo a 40 segundos del final. Nick Johnson fue el máximo anotador de Arizona (22 puntos, 5 rebotes, 3 tapones) y Aaron Gordon su jugador más completo (11 puntos, 8 rebotes, 8 asistencias). Los de Sean Miller se vieron lastrados por su mala noche en los tiros libres (6 de 16).

SOUTHEASTERN

La final del torneo de esta conferencia fue la esperada, Florida – Kentucky, después que los dos favoritos hicieran su trabajo. Florida se deshizo de Missouri (72-49) tras un parcial de 34 a 13 en los 10 minutos finales. Ante Tennessee (56-49) los Gators llegaron a estar 10 abajo en el marcador (lo que no les ocurría desde el 1 de noviembre). Su excepcional defensa en la segunda mitad anuló por completo a unos Volunteers que sólo fueron capaces de anotar 14 puntos tras el descanso.

Kentucky había recuperado las buenas sensaciones ante Louisiana State (85-67), con 21 puntos de James Young, 17 puntos y 16 rebotes de Julius Randle y 6 tapones de Willie Cauley-Stein. Ante Georgia  (70-58) los protagonistas fueron los gemelos Harrison. Aaron anotó 22 puntos, y Andrew repartió 9 asistencias (además de sumar 12 puntos y capturar 5 rebotes).

En el último partido de la temporada en la SEC, Florida ganaba de 16 en el minuto 2 de la segunda mitad. Pero Patric Young (14 puntos, 5 rebotes, 3 tapones) se quedó muy solo. Fue el único jugador de los Gators que anotó en más de un ataque en este período. Kentucky empezó a reducir la diferencia, lenta pero inexorablemente. Hasta que James Young (13 puntos, 4 rebotes) ponía a los Wildcats uno abajo (61-60) a 90 segundos del final. El equipo que entrena Billy Donovan falló desde la linea de tiros libres sus dos 1+1, mientras Kentucky erraba sus dos lanzamientos de campo. Florida ganó la batalla de los nervios.

WEST COAST

La defensa de San Francisco sobre Tyler Haws (5 de 19 en los lanzamientos de campo) puso en serios problemas al equipo de  Brigham Young en una de las semifinales del torneo de esta conferencia. Ante los problemas del Jugador del Año de la conferencia, sus compañeros tuvieron que suplir su aportación ofensiva. El habitualmente sacrificado Kyle Collinsworth brilló con 18 puntos y 12 rebotes.

Los Cougars abrieron una brecha de 10 puntos en la primera parte, pero San Francisco, liderada por Cole Dickerson (20 puntos, 10 rebotes) no cedió. Tras una segunda parte de toma y daca, los Dons forzaron la prórroga. Haws (24 puntos, 14 de 14 en tiros libres) apareció con 8 puntos, contrarestando los 7 de Matt Glover (14 puntos, 4 rebotes) para sus rivales. BYU se acabó imponiendo 79 a 77.

David Stockton eligió este torneo para destaparse. El hijo del exNBA anotó la canasta de la victoria de Gonzaga ante Santa Clara (77-75) en los cuartos de final. En la semifinal ante Saint Mary’s (70-54) no dejó los deberes para última hora, ayudando a un triunfo cómodo con 21 puntos, 6 rebotes y 4 asistencias.

En la final, Gonzaga se aprovechó del cansancio de BYU tras la prórroga de la noche anterior para conseguir una ventaja de 21 puntos en la primera parte. Pero Sam Dover (20 puntos, 13 rebotes) dejó de anotar a 15 minutos del final y los Cougars sacaron su orgullo. Dos tiros libres de Tyler Haws (24 puntos) reducían la diferencia hasta los 8 puntos a falta de 3 minutos.

Los Bulldogs, sabedores que su rival recurriria a las faltas, le cedió la pelota a Kevin Pangos buscando su seguridad en los tiros libres (7 de 10 en los últimos 1:16 para acabar con 11 puntos). La estrategia funcionó, y los Zags se clasificaron para el “March Madness” por dieciseisava temporada consecutiva. David Stockton repartió 7 asistencias y puso un  tapón demoledor.

OTRAS CONFERENCIAS

Manhattan ganó su plaza para el March Madness derrotando a Iona (68-71) en la final del torneo de la conferencia Metro Athletic Atlantic. Wofford consiguió la suya imponiéndose a West Carolina (56-53) en el torneo de la Southern Conference. Delaware hizo lo propio tras vencer a William&Mary (75-74) en el último partido del año de la Colonial Athletic Association. Los Blue Hen perdían de 6 a 1:20 del final pero fueron capaces de ganarse una entrada para el baile de graduación con un parcial de 7 a 0 cerrado por su estrella Carl Baptiste (24 puntos, 8 rebotes).

Mount Saint Mary’s venció a la favorita Robert Morris (71-88) en la final de la Northeast, mientras que Milwaukee dominó de principio a fin a Wright State (63-69) en el partido que cerraba la temporada de la Horizon. North Dakota State aseguró su triunfo sobre IPFW (60-57) y la invitación asignada a la Summit gracias a un 2+1 de Taylor Brown a 12 segundos del final. American University venció en la final de la Patriot dejando a Boston University a la mitad de su promedio de anotación de la temporada (36-55). El pivot de los triunfantes Eagles Tony Wroblicky destaca por lanzar los tiros libres a una mano, con un acierto en su temporada sénior del 71,4%.

Albany derrotó a Stony Brook (60-69) en la final de la American East a pesar de ver como su líder anotador, Sam Rowley (18 puntos) cometía su quinta falta a 7 minutos del final. La Tulsa que entrena el exNBA Danny Manning (y campeón NCAA como jugador con Kansas en 1988) derrotó a Louisiana Tech (60-69) en el partido que cerraba el torneo de la Conferencia USA. North Carolina Central hizo buenos los pronósticos y se impuso a Morgan State (71-62) en la Mid-Eastern Athletic. Los 32 puntos de David Brown llevaron al título de la Mid-American a Western Michigan ante Toledo (98-77). Weber State se impuso a North Dakota (88-67) en la Big Sky, con su exjugador Damian Lillard (Portland Trail Blazers) en las gradas.

Stephen Austin ganó el torneo de la Southland derrotando a Sam Houston (68-49), para acabar la temporada de conferencia invicto con 18 triunfos en liga regular. New Mexico State fue mejor que Idaho (77-55) en la final de la Western Athletic, mientras que Cal Poly completó un gran torneo en la Big West (eliminó a los dos mejores equipos, UC Irvine y Santa Barbara) venciendo en la final a Cal State Northridge (59-61). En la Sun Belt, Arkansas State eliminó a Arkansas – Little Rock (116-114) en cuartos tras 4 prórrogas. Ninguno de estos dos equipos llegó a una final en que Louisiana-Lafayette derrotó a Georgia State (81-82) a pesar de los 37 puntos del transfer de Kentucky Ryan Harrow.

Grambling State, la cenicienta a la que hemos seguido a lo largo de esta temporada, acabó con sólo 3 triunfos ante equipos de la Division I la fase de la liga regular. Sin embargo, los Tigers dieron la sorpresa en la primera ronda del torneo de la Southwestern Athletic eliminando a Jackson State (75-84). Su temporada acabó ante la Texas Southern (79-54) del dominante Aaric Murray (18 puntos, 4 rebotes, 6 tapones). Texas Southern acabó conquistando la plaza de la Southwestern Athletic tras derrotar en la final a la sorprendente Prairie View A&M (78-73), un equipo que se redimió de una temporada decepcionante llegando a la final de su conferencia.

El CUADRO DE LA LOCURA

Y sin pausa el comité de selección de la NCAA eligió a los invitados que acompañarán a los campeones, asignó los cabezas de serie y repartió el cuadro en las cuatro zonas en que se dividen los competidores. Con un número 1 por zona, los elegidos fueron Florida, Virginia, Arizona y Wichita State. Los “sabios” esta vez hicieron trampas al solitario.

Primero, con su filosofia de dar el mismo valor a un triunfo en noviembre que a otro en el torneo de conferencia. Saint Joseph’s venció en la final de la Atlantic 10 a VCU. A los primeros les tocó un número 10 como cabeza de serie, a los segundos un 5. New Mexico derrotó a San Diego State en la final de la Mountain West. Los Lobos fueron premiados con un 7, sus rivales con un 4. En la Big East Villanova sale con un 2, Creighton con un 3 y la campeona del torneo, Providence, con un 11. Me parece demasiada distancia entre unos y otros.

Y segundo, en la distribución de los ocho equipos que disputan las cuatro eliminatorias de la primera fase. Los cuatro ganadores se integran en el cuadro de los 64 elegidos. Los duelos con el cuchillo entre los dientes serán Mount Saint Mary’s – Albany, North Carolina State – Xavier, Texas Souther – Cal Poly y Tennessee – Iowa. Cuatro campeones de conferencia entre estos 8 equipos. Si ganar un torneo te da plaza fija para la competición, me parece sibilino que se les ponga en una ronda eliminatoria que te puede dejar fuera del cuadro. Aunque sea a costa de sacrificar a equipos más potentes. La NCAA usa una puerta trasera para no tener que acometer una reforma del sistema eliminando las invitaciones automáticas de todas las conferencias.

LA FIESTA EN EL BANQUILLO

Colby College es un modesto equipo de la Division III integrado en la New England Small College Athletic Conference (NESCAC), integrada por universidades más centradas en el nivel académico que en el deportivo. Los Mules acabaron este año su liga regular con un registro de 4 victorias y 6 derrotas, y cayeron eliminados en cuartos de final del torneo de la NESCAC (el único partido que jugaron). Su balance final de la temporada ha sido 14-11, 7 triunfos más que la pasada. La principal baza de Colby no es su juego, sino la animación constante de su banquillo, con gran diversidad de celebraciones “patentadas”.

versión íntegra del artículo publicado en http://www.encancha.com, marzo 2014

NCAA: La quiniela de los 1.000 millones

27 Ene

Esta semana el interés en la NCAA se ha desplazado de las canchas, tras el premio ofrecido por el multimillonario Warren Buffett al acertante del vencedor de todos los cruces del March Madness. Una locura, pero no en marzo sino ya en enero.

La compañía de inversiones del megamillonario Warren Buffett (más conocido como “el oráculo de Omaha”), junto con la empresa Quicken Loans Inc (su máximo responsable es Dan Gilbert, el dueño de los Cleveland Cavaliers), ofrecen un premio de 1000 millones de dólares (si, en euros también es una burrada) a aquel que acierte los resultados de todos los cruces del “March Madness”.

Las posibilidades de acertar el resultado de los 63 partidos son de 1 entre 9  quintillones (o sea, una probabilidad absurda). Los requisitos para participar, ser ciudadano norteamericano mayor de 21 años. Solo se permite una predicción por cada uno de los 10 millones de participantes como tope que admite el concurso.

El ganador, si lo hubiera, podrá elegir entre cobrar 25 millones de dólares anuales durante 40 años, o ingresar de golpe 500 millones. Si aparece más de un ganador (¡no se rian, por favor!) , se repartirán el premio. En el concurso anual de la ESPN no ha habido ningún pleno en los últimos 16 años. Y si no aparece ninguno, Quicken Loans premiará a las 20 personas que más se hayan aproximado con 100.000 dólares.

UN REPASO AL RÁNKING

Arizona y Syracuse se mantuvieron una semana más como números 1 y 2 del Top 25 de Associated Press. Su solidez no despierta dudas. Michigan State subió hasta el tercer lugar del podio tras el derrumbe de Wisconsin de la semana anterior (los Badgers son ahora novenos). Los votantes prefirieron darle el cuarto lugar de la lista a Villanova antes que a Wichita State, que mantuvo su quinta posición.

Por detras, San Diego State siguió escalando, y ya es la séptima del país. Kansas, tras sus dos victorias contra equipos ranqueados, fue premiada con la octava posición. Iowa State, que anteriormente ocupaba este puesto, es ahora la 16 de la lista por delante de Ohio State y Duke. Son tres equipos bajo vigilancia, lo mismo que Baylor (ha caído desde el número 12 hasta el 24).

Caen del Top 25 UCLA, Colorado y Creighton, entrando en su lugar Michigan y Kansas State. Y vuelve a haber 25 equipos. Empezaron y acabaron la semana invictos Arizona, Syracuse y Wichita State. Y como equipos sin triunfos ante rivales de la División I, Cornell (nueva derrota con Columbia 58 a 74), y Grambling State. Los Tigers rozaron de nuevo el triunfo, esta vez ante Prairie View (82-83) tras desperdiciar una ventaja de 14 puntos en la segunda parte, pero cayeron ante Jackson State (76-59).

ATLANTIC 10

Tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe. Es lo que le pasó a la 13 del ránking Massachussetts, acostumbrada a ir por detrás en el marcador y acabar remontando. Contra Richmond se rompió la tendencia. Los Spiders se impusieron en un partido de baja anotación (58-55) de la mano de un Kendall Anthony inspiradísimo (21 puntos con 4 triples de 6 intentos) y un Cedrick Lindsay fallón pero que supo acertar en los momentos clave.

La número 16 Cincinnati empezó como un tiro ante Temple (76-80). Al descanso ganaba de 10 con un Sean Kilpatric (29 puntos) que había empezado inspiradísimo consiguiendo 12 de los 14 primeros puntos de los Bearcats. En la segunda mitad parecía que iba a repetirse la historia hasta que a Kilpatric se le enfrió la mano a 14 minutos del final. Su desaparición coincidió con el despertar de su rival Dalton Pepper (33 puntos) anotando 19 puntos en 5 minutos. Los Owls igualaron el partido. Hasta que reapareció la estrella de Cincinnatti para anotar 2 tiros libres a 7 segundos del final y reafirmar su liderato de la conferencia con 8 victorias y ninguna derrota.

El póster colectivo de la semana es para Memphis, que pasó por encima de Houston 82 a 59. Un festival liderado por Shaq Goodwin (20 puntos) y Joe Jackson (18 puntos y 7 asistencias) con mates de todos los colores.

ATLANTIC COAST

Mike Krzyzewski llegó a las 900 victorias como entrenador de Duke (34 temporadas dirigiendo a los Blue Devils) cuando sus jugadores vencieron a Florida State 78 a 56. La número 18 del ránking superó una mala noche en los porcentajes de lanzamiento (18 aciertos en 59 intentos) gracias a sumar 29 puntos tras recuperaciones de pelota y rebotes ofensivos. Coach K es el entrenador con más partidos ganados, 973, en la historia de la Division I. Ahora se une a Jim Boeheim, de Syracuse, como los dos únicos técnicos con 900 partidos ganados con una misma universidad. La número 2 de esta semana, por cierto, derrotó a Miami (52-64).

Virginia hundió un poco más a North Carolina en un pozo al que no se le ve el fondo (76-61). Los Cavaliers se fueron al descanso preocupados por su mal juego, y aliviados porque ganaban de 9, gracias a un parcial final de 12 a 2. No tenían porque angustiarse. En la segunda mitad los Tar Heels siguieron sin dar la talla tras una nueva noche errática en el lanzamiento de Marcus Paige y Leslie McDonald (8 de 26 entre los dos, 3 de 13 en triples). La única nota positiva el buen nivel demostrado una noche más por el pívot novato Kennedy Meeks (15 puntos, 9 rebotes). Ante Clemson UNC mostró una mejor imagen (80-61).

BIG EAST

Villanova pagó el pato de la exclusión de Creighton de la lista de los mejores (68-96). Los Bluejays acribillaron al flamante número 4 desde la linea de 3 puntos, transformando 21 de sus 35 lanzamientos. Los visitantes abrieron el enfrentamiento anotando sin fallo sus nueve primeros triples, rompiendo el partido de salida. Ethan Wragge anotó 9 (27 puntos). Wrage es un alero que vive en la línea. De los 714 lanzamientos que ha realizado en sus cinco años en Creighton, sólo 53 fueron de 2 puntos. Doug McDermott  no faltó a la fiesta con sus 23 puntos (5 triples).

Exhibiciones como estas gustan. Tanto que Creighton batió el récord de público de su pista. 18.859 personas vieron como los locales vencían a Georgetown (76-63) y se consolidaban en el liderato de la conferencia por delante de una Villanova que se desquitó venciendo a Marquette (85–94).  Aunque para ello necesitó una prórroga, 30 puntos de James Bell y 20 de Ryan Arccidiano y Darrun Hillard.

Con anterioridad Marquette había vencido precisamente a Georgetown y tambien tras una prórroga (72-80), en un duelo entre dos históricos de la NCAA venidos a menos. Los Hoyas, que han perdido para el resto de la temporada a su pívot Joshua Smith por motivos académicos, vivieron casi exclusivamente de la aportación de Markel Starks (28 puntos) y D’Vauntes Smith-Rivera (24 puntos). El ataque de los Golden Eagles estuvo más equilibrado, con 5 jugadores anotando en dobles figuras.

BIG TEN

Michigan (21 del ránking y subiendo) cerró sus 7 días de gloria con una victoria ante el tercer equipo de la lista, Michigan State (75-80). Nik Stauskas (19 puntos), volvió a ser el hombre clave de los Wolverines. Primero, a falta de 4 minutos para el final, calmando a su entrenador John Beilein y evitando así que los árbitros le pitasen una técnica cuando el partido estaba igualado. Y poco después, clavando el triple que ponía por delante a su equipo. Derrick Walton Jr (19 puntos, 6 rebotes, 4 asistencias) remató la faena con 10 puntos en los 3 minutos finales.

Por los Spartans destacó Gary Harris con su mejor marca personal 27 puntos, pero estuvo muy solo en un equipo diezmado por la lesiones. Keith Appling (10 puntos y 10 asistencias) jugó mermado con dolor de espalda y una muñeca lesionada (3 de 11 en el lanzamiento). Los de Tom Izzo no pudieron contar con su musculo interior. A la baja de Adreian Payne (lleva 5 partidos fuera por una fascitis plantar) se unió la de Branden Dawson, que se fracturó la mano esta semana tras golpear la mesa durante una sesión de vídeo (estará de 4 a 5 semanas de baja).

Michigan se había desecho previamente de Ia décima de la lista Iowa (75-67) tras haber vencido a Wisconsin la semana anterior. Los Wolverines han aprendido a vivir sin Mitch McGary.  Nik Stauskas había asumido el liderazgo (26 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias) secundado por Glenn Robinson (14 puntos, 9 rebotes). Por los Hawkeyes Obaseni aguantó el equipo en la primera mitad (15 de sus 17 puntos) ante el letargo de un Aaron White (17 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias) que no despertó hasta la segunda parte encadenando 14 puntos consecutivos de su equipo que Michigan supo responder. A Iowa le faltó algo más de Roy Devyn Marble (13 puntos con una serie de 3 de 9 en los lanzamientos de campo) para ganar.

Michigan State, por su parte, vio en su partido anterior como Indiana les plantaba cara  (71-66). Los locales se aferraron a la buena segunda mitad de Gary Harris (20 de sus 24 puntos en esta mitad), siendo protagonista junto con el luego lesionado Branden Dawson en un parcial de 21 a 6 que los Hoosiers no pudieron contrarrestar. El base visitante Yogi Ferrell también subió el nivel en la segunda parte, anotando 14 de sus 19 puntos, pero a diferencia de en la victoria ante Wisconsin, esta vez no bastó.

Wisconsin salió de su dinàmica negativa. Tras haber encadenado tres derrotas consecutivas, se reencontró con la victoria ante Purdue (58-72). Bo Ryan pidió a sus jugadores más agresividad a la hora de atacar la canasta rival. Y sus hombres le respondieron forzando 33 tiros libres (en las derrotas ante Indiana, Michigan y Minnesota sumaron entre las tres 41 lanzamientos de personal). Todos sus titulares llegaron a la decena de puntos liderados por los 16 de Frank Kaminsky que sólo jugó 23 minutos por su problemas, precisamente, con las faltas.

Los Badgers venían de perder ante Minnesota (81-68). El trabajo del otro Pitino, Richard, sigue dando sus frutos en los Golden Gophers. Ni siquiera la lesión de una de sus piezas claves, Andre Hollins, a los 16 segundos de juego pudo frenarles. Las dos rápidas personales de la torre visitante Kaminsky en 2 minutos y medio de juego compensó la situación. Mo Walker (18 puntos, 9 rebotes) abusó de su sustituto, Nigel Hayes, mientras Deandre Mathieu completaba el trabajo desde el exterior (18 puntos). Este partido nos dejó uno de los pòsters de la semana, a cargo de Austin Hollins precisamente sobre Hayes.

Ohio State (número 17) siguió hundiéndose sumando su cuarta derrota consecutiva, la última ante la débil Nebraska (68-62). Terran Petteway lideró a los Cornhuskers con 7 puntos en los 2:22 finales, y 13 de sus 18 en la segunda mitad. Nebraska sobrevivió a un pésimo inicio del segundo período. De entrada, con 7 pérdidas de balón en sus primeras nueve posesiones. Y luego, con una sequía anotadora de 6 minutos.

El mal momento de los de Thad Matta queda demostrado porque, además de no aprovechar la flaqueza del rival, encajaron a continuación un parcial de 18 a 7 que les hizo entrar en el último minuto 10 abajo en el marcador. La última victoria de los Buckeyes, antes de su caída libre, por 31 puntos de margen, había sido el 4 de enero ante esta misma Nebraska.

Los Buckeyes rompieron al fin su racha de derrotas ante Illinois (62-55). Ohio State no tuvo el triunfo en la mano hasta que un 2+1 de LaQuinton Ross (18 puntos) y un triple de Lenzelle Smith (16 puntos, 5 rebotes) les pusieron 8 arriba a falta de 1:21. Los de Thad Matta también recuperaron buenas sensaciones defensivas. Es todo un mérito dejar sin anotar a Rayvonte Rice, que lleva una media de 17,4 puntos, por primera vez esta temporada. Rice se fue hasta los 20 puntos en su siguiente partido, pero no pudo evitar una nueva derrota de los Fightin Illini, esta vez ante Indiana (56-46). Yogi Ferrell volvió a despertar en la segunda mitad.

Nebraska, por su parte, venció a Minnesota (82-78) gracias a otro gran partido de Petteway (35 puntos). El enfrentamiento fue un duelo anotador entre el jugador de los Cornhuskers y el base rival Malik Smith. El base, titular a causa de la baja por lesión de Andre Hollins, se fue hasta los 29 puntos, con un 8 de 12 en triples.

BIG 12

Kansas (número 8) siguió con su mejoría, sumando su quinta victoria consecutiva a costa de una deprimida Baylor (78-68). Wiggins sigue sin encontrar su tiro, pero llegó hasta los 17 puntos gracias a su fiabilidad en los tiros libres (10 de 12). Los Jayhawks han aprendido a sobrevivir a los días flojos de su novato estrella. Su defensa les brindó un parcial de 14 a 2 decisivo en una segunda mitad en la que Perry Ellis anotó 16 de sus 18 puntos. Wiggins brilló ante Texas Christian University (69-91) con 27 puntos, su mejor marca personal.

La número 11 Oklahoma State tuvo que improvisar para vencer a West Virginia (81-75) a causa del mal partido de Marcus Smart . Los Mountaineers plantearon un enfrentamiento muy físico y consiguieron sacar de sus casillas al base, eliminado por faltas tras 25 minutos en pista y con sólo 4 puntos en su haber (Smart se disculpó via twiter por su mala actuación). Con Phil Forte también muy fallón (una serie de 2 de 12 en el lanzamiento) los Cowboys se encomendaron a los 29 puntos y 9 rebotes de Le’Bryan Nash, ayudado por los 15 y 10 de Markel Brown que además nos dejó un espectacular 360.

Los jugadores de Iowa State, descendida hasta el lugar 16 de los EEUU, mantuvieron una reunión sin presencia de entrenadores para intentar encauzar la situación después de tres derrotas consecutivas. Para ellos, el retorno a la disciplina de Bubu Palo (con la oposición de los órganos rectores del centro), apartado hasta que fue retirada una acusación de agresión sexual contra el base, no supone ninguna distracción. La universidad, por su parte, estaría encantada con la marcha del base a otro equipo.

La reunión parece que fue efectiva, y Iowa State superó a la número 22 Kansas State (81-75). Los Cyclones recuperaron su acierto desde la línea de 3 puntos (9 de 18), pero las aguas aún no han vuelto por completo a su cauce. Tras llegar al descanso 12 arriba, Iowa State vió como los Wildcats le igualaban el enfrentamiento. A 36 segundos del final Melvin Ejim (20 puntos, 9 rebotes, 3 recuperaciones, 3 tapones) desvió el lanzamiento triple con el que Shane Southwell quería empatar a 76. Poco después, dos tiros libres del alero supusieron el 79 a 73 a falta de 23 segundos.

La retornada al ránking Kansas State venía de caer en Texas (67-64) con un triple de Jonathan Holmes sobre la bocina. Fue un duelo igualado hasta el final ejemplificado en la lucha bajo los aros del local Cameron Ridley (18 puntos, 6 rebotes, 3 tapones) y el visitante Thomas Gipson (24 puntos, 5 rebotes). Javan Felix anotó 4 puntos importantes en la recta final para los Longhorns, pero falló dos tiros libres a falta de 12 segundos que hubieran sentenciado el encuentro. Por suerte para él, Holmes acertó.

No fue la única victoria de Texas esta semana ante un equipo del ránking. Los Longhorns también fueron superiores a la número 24 Baylor (60-74). Con el liderazgo del freshman Isaiah Taylor (29 puntos) y Jonathan Holmes (14 puntos, 8 rebotes), Texas encadenó tres triunfos consecutivos ante equipos del Top 25, tras haber superado la semana anterior a Iowa State. Una semana negra para Baylor, que ha caído ante Kansas y Texas. Los Bears tienen un pie y medio fuera de los lugares de privilegio del baloncesto universitario.

PACIFIC 12

Arizona sigue firme por séptima semana en lo más alto de la tabla. Los Wildcats se mantuvieron invictos tras 19 partidos derrotando a Colorado (69-57). A los seis minutos de partido ya ganaban de 14, a pesar de que no fue su noche en los triples (3 de 15). Lo compensaron con 44 puntos en la pintura, y su habitual exhibición de mates. Ante Utah State tampoco estuvieron inspirados, pero un parcial de 14 a 2 a 11 minutos del final les bastó para ganar (65-56). Colorado volvió a caer ante Arizona State (72-51).  Los Buffaloes van a echar mucho de menos a su lesionada estrella Spencer Diwinddie.

Oregon al fin acabó con su mala tanda de resultados. Después de 5 derrotas consecutivas, los Ducks volvieron a ganar. Lo hicieron ante Washington State (44-71), el último de la conferencia, y con 20 puntos de Jason Calliste saliendo del banquillo.

SOUTHEASTERN CONFERENCE

Michael Frazier II (18 puntos) apareció en los momentos claves para la número 6 Florida. Al filo del descanso con un triple y tiro libre addicional que permitía a los Gators dominar a Alabama 26 a 33 camino del vestuario. En la segunda mitad, con dos triples consecutivos, para que la ventaja de su equipo subiera hasta los 10 puntos. Los de Billy Donovan tuvieron suficiente con su inspiración y el acierto en los tiros libres en el último minuto (8 de 10) para mantener a raya a Alabama (62 – 68).

En su siguiente cita los Gators vencieron a Tennessee (67-41) gracias a una excepcional defensa sobre los anotadores de los Volunteers. Florida dejó a Jordan McRae, que venia de anotar 34 puntos ante Arkansas, en 5 y convirtiendo sólo 1 de sus 15 lanzamientos a canasta. Únicamente los interiores de Tennessee estuvieron acertados en ataque. Jarnell Stokes consiguió 16 puntos y 10 rebotes, y Jeronne Maymon, 8 y 7. Por los vencedores, Frazier destacó de nuevo con 17 puntos.

OTRAS CONFERENCIAS

La número 5 Wichita State sigue con paso firme en la Missouri Valley Conference. Esta semana llegó a las 21 victorias después de deshacerse de Illinois State (55-70) y Drake (61-78). Ante el nivel de los rivales de su conferencia, parece difícil que los Shockers pierdan algun partido antes del “March Madness”. Tekele Cotton nos dejó otro de los pósters de la semana.

El líder de la Mountain West y séptima del ránking AP San Diego State sufrió más de la cuenta ante Utah State (69-74). En la prórroga apareció su hombre más fiable, Xavier Thames, para anotar 10 de sus 31 puntos. Suyo fue el triple que ponía a su equipo 4 puntos arriba a falta de 50 segundos. Los Aztecs son el equipo más eficaz en defensa. Referenciando la anotación rival a 100 posesiones, sólo permiten 82,8 puntos.

El marcador quedó temblando después de las tres prórrogas que disputaron Portland y Brigham Young University. Ganaron los locales 114 a 110 después de remontar una desventaja de 8 puntos en el segundo período extra. Tyler Haws, de BYU, igualó el récord anotador de esta temporada con 48 puntos (Aaric Murray lo hizo en 40 minutos). Matt Carlino, desde el banquillo, le secundó con 25 puntos, 9 asistencias y 7 recuperaciones. Por los Pilots, los más destacados fueron el holandés Thomas van der Mars y Bobby Sharp con 27 puntos.

BYU cayó ante el sólido líder de la West Coast Conference, Gonzaga (84-69). Sam Dower les machacó desde dentro (18 puntos) y Kevin Pangos desde fuera (24 puntos con 6 triples de 10 intentos). Los Cougars, el segundo equipo más anotador de la Division I, pagaron su día aciago en los lanzamientos de 3 puntos. Solo transformaron 2 de los 11 que intentaron, quedándose en la mitad de su porcentaje habitual. Tyler Haws a lo suyo, 23 puntos.

En otra exhibición anotadora, Billy Baron de Canisius se fue hasta los 38 puntos en la victoria sobre Marist (78-65). Y llegamos al póster más desequilibrado de la semana. Mamadou Ndiaye, de UC Irvine, el jugador más alto de la NCAA con 2,26, hace un mate sobre Landon Drew (1,85, Cal State Northridge) que, optimista él, salta para intentar evitar la canasta. Lo que sobra es la palmadita condescendiente de Ndiaye en el pecho del rival.

versión íntegra del artículo publicado en http://www.encancha.com, enero 2014

Los Wildcats de Arizona se consolidan en el número 1 del ránking

23 Dic

Arizona, después de su sufrida victoria ante Michigan de la semana anterior, mantuvo el primer lugar del ránking de Asociated Press.  Los Wildcats, con un solo partido esta semana ante la floja Southern (victoria por 69-43, con 21 puntos de Aaron Gordon),  tienen muchas papeletas para repetir posición en las próximas votaciones de AP. Syracuse, a quien también le tocó sufrir ante Saint John’s, siguió otra semana en la segunda posición del podio. Esta semana sólo tuvo un fácil partido contra High Point (75-54, con 5 de 6 en triples para Trevor Cooney), así que tampoco se preveen cambios en su lugar en en el ránking.

Las acompaña en el podio universitario Ohio State. Los Buckeyes salvaron un partido que tenían perdido, ante Notre Dame (64-63), en unos minutos finales de locura. A dos del final un triple de Jerian Grant ponía a los Fightin Irish 8 puntos arriba. Entrando en el último minuto, 2 recuperaciones de pelota situaban a los locales  4 abajo en el marcador. Un balón perdido de Notre Dame permitía a los de Thad Matta reducir la diferencia a sólo 2. 7 puntos seguidos de Lenzelle Smith culminaban la remontada. La defensa de Ohio State había colapsado a Notre Dame en el último partido para Grant. El máximo anotador de la universidad católica no volverá a jugar esta temporada por una cuestión académica.

Wisconsin y Michigan State completan un Top 5 que siguió tal como estaba la semana anterior. Los Badgers no jugaron esta semana mientras que los Spartans derrotaron a Texas (78-93) gracias al mejor partido de su carrera de Adreian Payne. El pívot anotó 33 puntos con una serie de 10 de 13 en los lanzamientos de campo (de ellos 2 de 5 en triples), y 11 de 12 en los libres. Payne compensó así la mala noche de Keith Appling (2 de 13 en el tiro), con problemas en la cadera.

La número 6 Louisville abusó de Missouri State (90-60). Rick Pitino dijo que era el mejor partido que había jugado su equipo esta temporada. “No sé si fue mejor la defensa, el ataque o el rebote ofensivo. La primera parte fue increíble”. El novato Terry Rozier añadió que “si defendemos así, podemos ganar a cualquier equipo del país”. A ver si contra Arizona o  Syracuse son capaces de repetirlo. Lástima que estos duelos no figuren en su calendario.

Oklahoma State (7) acabó con la racha de 10 victorias seguidas de Colorado (29), derrotándola 73 a 78. Los Cowboys cogieron el mando del marcador en el minuto 4 de la primera parte y no lo soltaron hasta el final. Primero, con un margen muy reducido, y ya en la segunda parte con una ventaja de hasta diez puntos gracias un triple de Phil Forte a 7:47 del final. Tras un intento de remontada de los Buffaloes, un nuevo triple de Phil Forte (4 de 7 desde la distancia) faltando 3:10 ponía a Oklahoma State 12 arriba, demasiado lejos para Colorado. Markel Brown hizo un completo partido para los ganadores con 23 puntos y 11 rebotes.

La número 8 Duke eligió para volver a la carga tras 2  semanas de parón a Gardner Webb. Los Blue Devils cumplieron venciendo 85 a 66 con 21 puntos de Jabari Parker. En ataque de los de Krzyzewski empezaron entonados, transformando 17 de sus 23 primeros lanzamientos, aunque en defensa naufragaron en la primera mitad. El enfrentamiento les sirvió de rodaje para su siguiente cita, mucho más complicada, ante UCLA.

Los Blue Devils vencieron a los californianos por 80 a 63, con el Jabari Parker de las grandes noches (23 puntos, 10 rebotes, 5 asistencias). Participó con un triple y un mate en el parcial de 16 a 4 que rompió definitivamente el partido en la segunda mitad. Quinn Cook y Rodney Hood le secundaron con 14 puntos cada uno, mientras que la labor de distribución desde el poste alto de Amile Jefferson ayudó a Duke a superar la defensa zonal de los Bruins.

En la primera parte los de Krzyzewski habían llegado a ganar de 10, pero  un parcial de 18 a 5,  con 7 puntos y 3 asistencias de Kyle Anderson, permitió a los de Steve Alford dar la vuelta a la tortilla. Anderson, que ejerció funciones de director de juego, firmó una estadística muy completa, con 15 puntos, 10 rebotes, 7 asistencias y 5 robos, sólo empañada por sus 7 pelotas perdidas. Jordan Adams, que promedia 20 puntos por partido, se quedó en 10 ante la buena defensa rival.

Wichita State, número 11 del ránking de la semana, mantuvo en blanco al líder anotador de Alabama durante los primeros 14 minutos del enfrentamiento. Luego, Trevor Releford se soltó el pelo y se fue hasta los 22 puntos. La Crimson Tide recuperó una desventaja de 9 puntos para mantener el enfrentamiento igualado hasta el final ante unos Shockers liderados por Cleanthony Early con 26 puntos, y que alargaron su racha de imbatibilidad hasta las 12 victorias con un posterior triunfo ante North Carolina Central (77-66).

Tras un parón de 12 días, Baylor, la número 12, sufrió ante Northwestern State (91-84). El base Kenny Chery falló la canasta que podía haber dado la victoria a los Bears al final de unos 40 minutos que acabaron con empate a 76. En la prórroga compensó a su equipo anotando 12 de sus 20 puntos. Los otros tres puntos de Baylor en el tiempo extra los anotó Gary Franklin con un lanzamiento triple. ¿Sabeis a quien le apuntaron la asistencia de este tiro? Exacto, a Chery.

La número 13 Oregon alargó su racha de victorias hasta las 10, derrotando a UC Irvine 91 a 63. Los Ducks recuperaban al base Dominic Artis tras cumplir 9 partidos de sanción por vender parte de la ropa deportiva que le proporcionaba la universidad.  Por los Anteeaters de Irvine, llama la atención la presencia del freshman senegalés Mamadou Ndiaye, el jugador más alto de la NCCA con 2,30 de altura. En los Ducks juega uno de los más bajitos, Johnathan Loyd (1,72).

En su siguiente enfrentamiento Oregon tuvo que llegar a la prórroga para derrotar a Brigham Young University (100-96). Un festival ofensivo en el duelo entre el tercer mejor anotador, Oregon (89,3 puntos de media) y el quinto, BYU (88,6). Los mormones ganaban de 7 a falta de 2 minutos para agotar los 40 reglamentarios, después de ir por delante desde casi el inicio del partido, pero la última carga de los Ducks forzó el tiempo extra. Jason Calliste (31 puntos) y Joseph Young (25) lideraron al 13 del ránking, mientras que Tyler Haws fue el máximo anotador de los Cougars con 32 puntos.

North Carolina, el número 14, es un equipo capaz de derrotar a Michigan State, Kentucky y Louisville, y también de perder anteTexas (83-86) a pesar de los 23 puntos de Marcus Paige y de recuperar al sancionado Leslie McDonald (15 puntos con 4 triples. Su entrenador, Roy Williams, estalló: “Si quereis saber lo enfadado que estoy, les he dicho que entrenaremos esta medianoche. Y luego les he dicho que mejor comprobaría las reglas de la NCAA para saber si podíamos hacerlo. No podemos entrenar hasta las 5 de la mañana. Así que todo el mundo estará allí a las 5”.

El entreno matutino no parece haber sido muy efectivo. El equipo de Roy Williams ganó 97 a 85 a Davidson. El marcador engaña, ya que corresponde al final de la prórroga. Los 40 minutos acabaron con empate a 79. Brian Sullivan se fue hasta los 33 puntos con 7 triples, y falló el lanzamiento que le podía haber dado la victoria a Davidson a 4 segundos del final. Ya en el tiempo reglamentario, despertó el que siempre aparece, Marcus Paige, anotando 11 de sus 17 puntos.  Una semana complicada para una universidad que, además, ha decidido no solicitar a la NCAA el reingreso de su estrella de la pasada temporada, P.J. Hairston, excluído por motivos extradeportivos.

En estos últimos 7 días se han dado pocos enfrentamientos entre equipos rankeados. En uno de ellos, la número 15 Memphis perdió contra una pujante Florida, situada una posición por debajo suyo en el ránking (75-77). Casey Prather anotó 22 puntos, incluyendo los 8 últimos de los Gators. A falta de 18 segundos Scottie Wilbekin no aprovechó tras falta de Geron Johnson un 1+1.  Los locales tuvieron su oportunidad, pero los de Billy Donovan habían aprendido la dura lección que les enseñó Shabazz Napier de Connecticut. Tapón de Dorian Finney-Smith sobre la entrada de Joe Jackson, y los Gators esforzándose por evitar que los Tigers pudieran aprovechar el rechace para tener una segunda opción.

 

Kentucky, tras su derrota ante North Carolina, se precipitó hasta el lugar 19. Un serio aviso para los de Calipari, que con un tropiezo más podrían caer del Top 25.  Y este pudo haber llegado ante  la misma Belmont que había vencido semanas atrás a North Carolina. Los Bruins llegaron a tener 11 puntos de ventaja durante la primera parte. Por suerte para los Wildcats, apareció la mejor versión de Julius Randle con 29 puntos, 15 de ellos en el parcial de la segunda mitad que sentenció el enfrentamiento. Aaron Harrison (23 puntos) y Willie Cauley-Stein (16 puntos) fueron los otros dos jugadores de John Calipari que dieron la cara.

Los Wildcats están una posición por detrás de Kansas (18 del ránking), que solventó con mayor autoridad su enfrentamiento contra un rival de más entidad que Belmont. Los Jayhawks derrotaron 86 a 64 a Georgetown con un gran papel de sus interiores. Tarik Black, que había sido relegado a la suplencia, hizo su mejor partido para Bill Self con 17 puntos. Joel Embiid, el jugador que le ha desplazado al banquillo, sumó otros 17. Ambos jugadores devastaron de faltas a sus rivales, convirtiendo 16 de 21 tiros libres. En un duelo muy físico, Perry Ellis dejó el juego como consecuencia de un codazo en la nuca.

La número 21 Gonzaga se dejó sorprender en su visita a Kansas State (72-62). A falta de 7:51 los locales ganaban de 2. Su entrenador, Bruce Weber, les retó a mejorar su defensa después de haber encajado casi 30 puntos en el tiempo jugado de la segunda parte. Y los Bulldogs anotaron únicamente 2 puntos en los siguientes 7 minutos. Estos 62 puntos son la anotación más baja de Gonzaga en lo que llevamos de temporada.

14 universidades empezaron la semana invictas (Arizona, Syracuse, Ohio State, Wisconsin, Villanova, Connecticut, Wichita State, Oregon, Iowa State, Massachusetts, Missouri y las no ranqueadas Pittsburgh, Saint Mary’s y Toledo). No todas consiguieron mantener inmaculado su marcador de derrotas.

EL PEOR PARTIDO DE LA TEMPORADA

Pittsburgh vio truncada su racha de 10 victorias consecutivas en el Madison Square Garden al perder contra Cincinnati por 44 a 43. Un grandioso escenario que no se merecía el espectáculo ofrecido por ambos conjuntos en lo que es un firme candidato al peor partido de la temporada. Los Panthers sabían que Cincinnati depende en exceso de la producción ofensiva de Sean Kilpatrick, y lo neutralizaron. El ataque de los Bearcats, habitualmente con un ritmo dinámico, se atascó por la desaparición de su estrella, a la que sus compañeros tampoco ayudaron a reaparecer.

Cincinnati, por su parte, conocía las facilidades que los defensores de Pittsburgh conceden para ganarles la espalda, sea en estático o cuando intentan capturar un rebote defensivo. Y la mayoría de los 12 puntos de Justin Jackson llegaron tras rebote ofensivo, lo mismo que la canasta que le dio la victoria a los Bearcats tras un rebote en ataque de Titus Rubles. Lo que no podían preveer los Panthers es que además les fallara su faceta más segura, los tiros libres. Firmando de media un acierto que ronda el 75%, en el Madison no acertaron en 10 de los 29 que lanzaron.

El juego lento y controlado en ataque de Pittsburgh se volvió aburrido y monótono ante una defensa que les esperaba sabiendo que el tiro exterior no es su fuerte.  Los Panthers fueron incapaces de anotar ningún lanzamiento de campo en los últimos 9 minutos de la primera parte. En la segunda mitad sólo anotaron uno en los 15 minutos finales. En total, estuvieron 21:43 sin hacer una canasta, viviendo de los tiros libres. Y aún así estuvieron a punto de ganar, lo cual no dice mucho a favor de Cincinnnati.

MÁS IMBATIBILIDADES PERDIDAS

Connecticut, número 10 del ránking, acusó los 12 días que ha estado sin competir, perdiendo su primer partido de la temporada. Los Huskies fueron derrotados por Stanford (51 – 53), a pesar de que al descanso ganaban de 10.  Durante la primera mitad el equipo de Kevin Ollie había anotado 6 de sus 10 lanzamientos de 3 puntos. En la segunda, con los Cardinals refugiados en una zona, fallaron sus 12 intentos de triple. Un parcial de 0 a 14 volvió a meter a Stanford en la lucha por el triunfo. En los últimos 45 segundos los locales fallaron 4 lanzamientos ( 3 de ellos Napier) que podrían haber variado el signo del encuentro.

El número 22 Massachusetts cayó en su visita a Florida State (60-55) acusando su pésimo acierto en el lanzamiento triple, con solo un acierto de quince intentos. Los Minutemen recibieron 12 tapones de sus rivales, 7 en 16 minutos de Boris Bojanowski (2,20). Los hasta entonces invictos ganaban 54 a 55 a falta de 1:51, pero no fueron capaces de anotar en sus últimas 4 posesiones.

El siguiente en el ránking, Missouri, también salió de la lista de equipos imbatidos. Illinois les derrotó 64 a 65 con dos tiros libres a falta de 4,6 segundos de Tracy Abrams (22 puntos, 6 rebotes). Los Fightin Illini rompían así una serie de 4 derrotas consecutivas en un duelo clásico que llegaba a su edición 33.  Los Tigers desperdiciaron su última posesión por un mal entendimiento entre Tony Criswell y Jordan Clarkson (25 puntos, 6 rebotes, 8 asistencias).

Los Gaels de Saint Mary’s encajaron su primera derrota ante South Carolina (71-78). Los Gamecocks fueron por delante en el marcador prácticamente todo el encuentro, liderados por su pareja exterior. Tyrone Johnson, muy acertado en el tiro, anotó 16 puntos mientras que Sindarius Thornwell aportó 13. Saint Mary’s, que tuvo como jugadores más destacados a los aleros Brad Waldow (20 puntos, 5 rebotes) y Beau Levesque (15 puntos,  8 rebotes), encontró a faltar una mayor aportación de su banquillo (sólo 5 puntos por 26 de South Carolina).

OTRAS RACHAS ROTAS

Después de 737 partidos, New Mexico se quedó sin anotar un triple. Ocurrió en la derrota de Los Lobos ante su rival estatal, New Mexico State, por 61 a 67. Los locales fallaron sus siete intentos desde más allá de la línea de 3 puntos. Lo más grave, sin embargo, es que concedieron una ventaja de 18 puntos a los Aggies en tan sólo 6 minutos de juego, lo que les hizo ir todo el enfrentamiento persiguiendo a su contrincante. A 34 segundos del final tuvieron ocasión de empatar, pero Cullen Neal recibió un tapón en el último lanzamiento.

Grambling State, equipo encuadrado en la Southwestern Athletic Conference, rompió una serie de 32 derrotas consecutivas. Aunque para ello tuvo que buscarse un rival de la Division II, Central Baptist (83-75).  Los Tigers no ganaban un partido desde el 3 de marzo del 2011. La victoria se hizo esperar más de lo deseado, no solo por la mala racha sino además porque este enfrentamiento empezó con 70 minutos de retraso. Los árbitros llegaron tarde.

UN FINAL CON POLÉMICA

El duelo que disputaron South Florida y Florida Gulf Coast fue de baja anotación. Ganaron los locales 68 a 66…¡tras dós prórrogas! Los cuarenta minutos acabaron con empate a 55, y en la primera prórroga cada equipo sólo anotó 2 puntos. Por los Eagles, una de las revelaciones del pasado “March Madness”, Bernard Thompson se fue hasta los 32 puntos, casi la mitad de los conseguidos de su equipo. Su compañero Nate Hicks capturó 19 rebotes (todos defensivos), pero se quedó sin anotar. Se podrían haber repartido un poco mejor el trabajo.

El partido acabó con polémica. En la última posesión para Florida Gulf Coast, con sólo 3 décimas de segundo en el reloj, Jamail Jones lanzó un pase desde su propia línea de fondo para Chase Fieler, en la linea de fondo contraria. Fieler capturó la pelota y lanzó, anotando una canasta complicadísima. A pesar de que el vídeo la muestra dentro del tiempo, los árbitros no la concedieron porque la reglamentación establece el tiempo mínimo para coger el balón y lanzar en 4 décimas.  Es la regla Trent Tucker (fue el jugador de los Bulls de la NBA que la originó en un partido contra los Knicks el 15 de enero de 1990), que la FIBA también ha adoptado.

LA EXHIBICIÓN DE LA SEMANA

El talentoso Aaric Murray, tras su paso por Lasalle y West Virginia, parece haber encontrado su sitio en Texas Southern. En su Filadelfia natal batió su récord anotador con 48 puntos en la victoria de su equipo sobre la local Temple por 89 a 90, con una serie de 20 de 28 en los lanzamientos de campo ( y sí, antes de que me lo preguntéis, acaparó casi la mitad de los 59 tiros de los Tigers). El pívot, en su temporada sénior, promedia 24,5 puntos por partido.

Una versión resumida de este artículo se publicó en http://www.encancha.com, en diciembre de 2013

ProBasketballTalk | NBC Sports

NBA news, video, analysis and more

El vestuario

Son historias. El deporte es sólo una excusa. Por Jorge Gérardin

EL ECO SIN PASOS

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

La Canasta Americana 🏀

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

A %d blogueros les gusta esto: