Tag Archives: Aaron Gordon

NBA: el esperado draft del 2014

28 Jun

La madrugada del jueves al viernes tuvo lugar el draft más esperado de los últimos años. En este artículo te damos las principales claves de la lluvia de talento que la NBA disfrutará a partir de la próxima temporada.

Al final, no hubo sorpresas en el draft y los Cleveland Cavaliers eligieron como abanderado de la promoción del 2014 a Andrew Wiggins. Los Cavs fueron los primeros en escoger por segunda temporada consecutiva, y por segunda eligieron a un jugador de nacionalidad canadiense. Los Cavaliers esperan no equivocarse esta vez, tal como hasta ahora parece que hicieron con Anthony Benett.

Wiggins ha hecho una buena temporada en su año freshman en Kansas, con algunas noches memorables y otras no tanto. Lo típico en un jugador joven. En Cleveland esperan que aporte al equipo desde el primer día, gracias a sus dotes atléticas que lo convierten en un jugador ideal para un juego en transición que será alimentado por el gran base Kyrie Irving . En cuanto supere la irregularidad en su tiro, este chico iniciará su camino hacia el estrellato en un equipo joven pero provisto de buenos jugadores y que aspira a fichar a Lebron James (como media liga). Si no llega el Rey, hay bloque para cumplir una buena temporada.

Los Milwaukee Bucks se hicieron con los servicios del alero freshman de Duke Jabari Parker. Con un físico robusto, una muñeca bien calibrada y buenos movimientos de aproximación a canasta, este hijo de exjugador NBA (como Wiggins) está preparado para amortizar el coste de su salario desde el primer día. Esta elección ha hecho felices a dos jugadores.

A Wiggins. que se salió con la suya siendo el número 1. Y a Parker, que no quería ir a Cleveland (los rumores apuntan que se dejó ir en su entrenamiento privado para la franquicia que tenía el privilegio de la primera elección). En los Bucks, un equipo sin figuras, Parker tendrá el terreno abonado para llevar las riendas del juego. Las elecciones de segunda ronda de esta franquicia, el ala pívot Johnny O’Bryan y el alero Lamar Patterson, pueden ser una agradable sorpresa si se les da confianza.

Los Sixers juegan con fuego

En Filadelfia siguen apostando por el riesgo, o mirando hacia un futuro que sólo ellos ven. Hace dos temporadas, dejaron ir a su entonces estrella Andre Iguodala a cambio de Andrew Bynum, un pívot con una lesión de rodilla que se pasó la temporada en blanco. El curso pasado reincidieron, cambiando a su mejor jugador (J’rue Holiday) por un pívot rookie que se había lesionado la rodilla (rotura de ligamentos) jugando en la NCAA (Kentucky) y que aún no ha debutado como profesional. Y este año, con el número 3 del draft, han apostado por Joel Embiid, el pívot que apuntaba a número 1 del draft hasta que fue operado de una fractura por estrés en el pie. Esta lesión le mantendrá fuera de las canchas de 4 a 6 meses.

Tras un cambio con los Orlando Magic, el equipo de Filadelfia se ha hecho también con los derechos de la gran perla europea del momento, el croata Dario Saric. Este ala pívot acaba de renovar con la Cibona, y ha manifestado que hasta dentro de dos temporadas no tiene previsto cruzar el océano. Así que los Sixers tendrán que tirar de lo que han conseguido en segunda ronda, que no ha sido poco: el alero pequeño K.J. McDaniels, el alero de grandes condiciones atléticas Jerami Grant, el base serbio Vasilije Micic, el escolta anotador Jordan McRae y los derechos sobre el base Pierre Jackson. Grant y McRae parecen ya preparados para el reto. No creo que la siguiente temporada vaya a ser la del despegue de los Sixers.

En el canje con el equipo de Filadelfia, los Magic se han hecho con los servicios de una de las revelaciones de la temporada NCAA, el base Elfrid Payton (10) de la modesta universidad de Louisiana-Lafayette. Previamente, la franquicia de Orlando había seleccionado con el número 4 a Aaron Gordon. Este ala pívot no ha conseguido realizar la transición a alero en su única temporada en la Universidad de Arizona, aunque ha destacado por sus condiciones físicas y su capacidad defensiva.

En el segundo equipo de Florida buscan potenciar el atleticismo de su plantilla, un camino que iniciaron con la selección de Victor Oladipo en el draft del 2013. Han traspasado a su anotador exterior, el veterano Arron Afflalo, pero sin perder potencia de fuego, ya que a cambio han conseguido al tirador rookie Roy Devin Marble (segunda ronda). Los Magic tienen un buen y barato bloque de jugadores con calidad y sacrificados en su trabajo, ahora sólo les falta una estrella para ponerle la guinda al pastel.

El top 5 del draft más esperado de los últimos años lo completa el australiano Dante Exum, seleccionado por los Utah Jazz que así añaden más juventud a su plantilla. Exum , a mitad de camino entre las posiciones de base y escolta, cubrirá desde el banquillo a Trey Burke y Alec Burks. En un equipo con unas pésimas prestaciones defensivas en la temporada pasada, el hijo de un excampeón NCAA con la North Carolina de Michael Jordan y James Worthy deberá colaborar cerrando su aro. Si no mejoran, Gordon Hayward (agente libre restringido) se plantearía cambiar de aires, y su marcha podría romper los planes de la franquicia. Con el número 23 los Jazz también eligieron al tirador James Young. Más refuerzos para el perímetro.

Una elección muy especial

Isaiah Austin es un pivot de 2,15 con una triste historia a sus espaldas. A lo largo de su carrera universitaria ha disputado todos sus partidos con gafas. Hasta esta pasada temporada decía que era para protegerse los ojos, porque todos los golpes le iban a parar a esa zona. En su segundo y último curso en Baylor, Austin (sobrino del exNBA Ike Austin) desveló el secreto: en su infancia recibió en su ojo derecho el impacto de una bola de béisbol. Como consecuencia, sufrió un desprendimiento de retina que le hizo perder la visión en ese ojo. Múltiples operaciones no resolvieron el problema, y el jugador ha acabado con una prótesis.

A pesar de este grave problema que le resta profundidad de campo a su visión, Austin ha destacado como triplista (con buenos porcentajes para un jugador de su altura). Y luchaba por hacerse un sitio en la NBA. Hasta que pocos días antes del draft se hacía público que padece el síndrome de Marfan. Esta extraña enfermedad genética afecta al esqueleto, los pulmones, los ojos, el corazón y los vasos sanguíneos, y en los casos más graves puede ser mortal. Adiós a la carrera profesional de un joven que apuntaba a ser elegido en segunda ronda.

La Liga tuvo un bonito detalle con él. Entre las elecciones 15 y 16, el comisionado Adam Silver tomó el micrófono para pronunciar las frases más emocionantes de la noche: “Como los demás jóvenes que están aquí esta noche, Isaiah se entregó a trabajar duro para tener una carrera como jugador profesional y nos queremos asegurar que pueda cumplir al menos una parte de ese sueño. Dejadme que tenga el gran placer de decir que con la próxima elección del draft de 2014, la NBA elige a Isaiah Austin, de la Universidad de Baylor”. Austin, a quien le han propuesto entrar en el cuerpo técnico de su universidad, pudo al menos ser seleccionado en el draft.

 

Comienza la carrera por Lebron y Melo

El 1 de julio se abre el período de los agentes libres. A partir de esa fecha los equipos pueden empezar a negociar con los jugadores sin equipo para incorporarlos. Ese es el día en el que algunas estrellas de la Liga pueden decidir si ejecutan la cláusula de su contrato que les permite darlos por finalizados o permanecen en sus actuales conjuntos. Entre los dos más destacados que tienen esta opción, Lebron James y Carmelo Anthony.

Los Miami Heat son conscientes de que a su estrella no le faltarán ofertas. Y de que el equipo necesita una remodelación a fondo tras su actuación en las últimas finales. James había dicho que el jugador de este draft que más le gustaba para los Heat era el base de Connecticut Shabazz Napier, campeón y jugador más valioso de la Final de la NCAA.

El problema es que los Heat tenían la elección número 26. Y en la 24, los Hornets se les adelantaron. La gerencia se pudo rápidamente manos a la obra, y convencieron a la franquicia de Charlotte de aceptar un canje a cambio del escolta P.J. Hairston, un escolta fogueado en la D-League después de ser expulsado de North Carolina a causa de las malas compañías. Los Heat consiguieron darle a Lebron lo que pedía. Punto para ellos.

El segundo punto puede llegar con las decisiones de Dwayne Wade, Chris Bosh y Udonis Haslem de poner fin también a sus contratos. Pero no con la idea de cambiar de ciudad, sino de rebajarse sus sueldos y aportar así más fondos al equipo de Miami para afrontar una renovación más que necesaria. Si esta noticia se confirma, otro punto para ellos. Porque si Lebron se acaba marchando, añadirá la etiqueta de “egoísta” a su perfil biográfico. Y una segunda salida en falso de un equipo tras la que protagonizó de los Cavaliers.

Desde la llegada de Phil Jackson a la gerencia de los Knicks de Nueva York su principal preocupación ha sido asegurarse la continuidad de la estrella del equipo, Carmelo Anthony. En un trueque previo al draft, el ahora ejecutivo envió a los Mavericks a Tyson Chandler y Raymond Felton, obteniendo a su vez a los bases José Manuel Calderón y Shane Larkin, el escolta Wayne Ellington y el pivot Samuel Dalembert (que acaba contrato), más dos elecciones de segunda ronda que se concretaron en el ala pívot Cleanthony Early y Thanasis Antetokoumpo, el hermano de Giannis (Milwaukee Bucks).

El cambio, más allá del posible interés entre los aficionados españoles por el destino de Calderón, no parecía presentar mayor interés. Hasta que se supo que Jackson pretendía fichar a Pau Gasol, a quien ya dirigió en los Lakers, para hacer pareja con Anthony. Y con este movimiento de jugadores abría hueco para hacerle sitio. En su nómina de pívots y en su limitada disponibilidad económica para hacerle una oferta al de Sant Boi de Llobregat. Los Knicks, que no tenían ninguna elección de primera ronda, deberán recurrir a los fichajes de relumbrón si quieren retener a Melo. A pesar de que sólo puedan ofrecerle 4 millones de dólares por temporada al mayor de los Gasol.

Los Lakers, por su parte, no parecen confiar en renovar a su ala pívot (o tal vez no ni siquiera se plantean intentarlo). Y eso explicaría su elección en este draft, con el número 7, de Julius Randle. Las características de este ala pívot son diametralmente opuestas a las de Gasol. Justo de centímetros pero con buena envergadura y excelente juego de pies, duro como una roca y muy vertical en su juego ofensivo, ataca la canasta con decisión buscando siempre acercarse al máximo antes de dejar ir el balón. El equipo californiano pretender cambiar radicalmente su estilo la próxima temporada. La marcha del entrenador D’Antoni fue la primera señal. La llegada de Randle tal vez sea la segunda.

Los Celtics también andan inmersos en un proceso de renovación, y su selección en este draft aviva los rumores surgidos en los últimos días sobre una salida, vía traspaso, del base Rajon Rondo. Con la sexta elección de la noche el equipo de Boston se hará con los servicios de Marcus Smart, un base de un físico exuberante y explosivo, capaz de desarrollar un juego eléctrico. Un jugador de rachas, muy difícil de parar en sus momentos álgidos al que le lastra su irregularidad en el lanzamiento exterior. Unas características muy similares a las del último superviviente de la plantilla que se proclamó campeona de la NBA el año 2008.

Curiosidades del draft

Andrew Wiggins fue el primer canadiense de la noche, pero no fue el último. Sus compatriotas el escolta Nik Stauskas (Sacramento Kings, 8) y el base Tyler Ennis (Phoenix Suns, 18) también fueron elegidos en primera ronda, y el ala pivot Dwight Powell en la segunda (Charlotte Hornets, 45). Habrá que seguir de cerca a Canadá de cara a futuros campeonatos internacionales de selecciones aunque la FIBA haya preferido invitar a Finlandia antes que a ellos de cara al próximo mundial. En breve puede armar un equipo temible.

El primer jugador sénior de los aspirantes a pasar a profesionales fue elegido en la onceava posición. El alero Doug McDermott, quinto anotador histórico de la NCAA, fue seleccionado por los Denver Nuggets y traspasado a los Chicago Bulls. Antes que él, habían sido seleccionados 6 freshman, dos sophomores, 1 júnior y el australiano Exum, que en pocos días cumplirá los 19 años. Nuevamente, los managers de la NBA han preferido las perspectivas de crecimiento a los jugadores más hechos.

En primera ronda han sido 6 los elegidos que no han pasado por alguna universidad norteamericana. A los ya nombrados Exum y Saric hay que añadir el pivot bosnio Jusuf Nurkic (16), el brasileño Bruno Caboclo (la gran sorpresa en el número 20, un jugador anónimo hasta la noche del draft), el suizo Clint Capela (25) y el serbio Bogdan Bogdanovic (27).

En segunda ronda, su presencia también ha sido importante. Del Mega Vizura, club de Belgrado, han sido nombrados 3 jugadores: el pívot Nikola Jokic (41), el base Vasilije Micic (52), y el escolta Nemanja Dangubic (54). A ellos se les unen el pivot del Herbalife Gran Canaria Walter Tavares (43, único representante de la ACB), los franceses Damien Inglis (31) y Louis Labeyrie (57), el italiano Alessandro Gentile (53) y el griego Thanasis Antetokounmpo (51), que esta temporada ha jugado en la Liga de Desarrollo de la NBA. Precisamente éste ha sido el primer draft de la historia con dos jugadores provenientes de la NBA-DL, Antetokounmpo y P.J. Hairston.

En un draft con tanto talento, no había sitio para todos en las primeras posiciones. Así que ya han empezado las especulaciones sobre quienes de estos jóvenes serán los “robos” del draft, aquellos elegidos lejos de los lugares de privilegio y con un rendimiento mejor al de los que les precedieron. Permitidme que no entre aún en un debate tan prematuro, aunque si os dejaré una sensación que me transmite: ojo a la segunda ronda, que puede dar muchas alegrías.

 

publicado en http://www.encancha.com, junio 2014

NCAA: Una semana de sustos y revolcones

13 Ene

Algunos equipos del ránking han tenido esta semana derrotas imprevistas. Otros han sufrido de lo lindo para sacar adelante sus partidos. El calendario de conferencias empieza a poner a cada uno en su lugar en la última semana sin cambios en el Top 5. Ohio State y Oregon entran oficialmente en crisis, mientras que Duke y North Carolina se confirman como enfermos crónicos.

Arizona se mantuvo como el mejor equipo de la NCAA para los votantes de Associated Press por quinta semana consecutiva. Su registro es impresionante, 17 victorias en otros tantos partidos. Syracuse, Ohio State, Wisconsin y Michigan State acompañaban a los Wildcats en la posiciones de privilegio.  La posición de estos cuatro equipos tampoco se vio alterada, aunque para la siguiente lista si que se esperan variaciones.

Wichita, Baylor, Villanova, Iowa State y Florida eran los siguientes de un ránking que dejó a Duke fuera de las 10 primeras de la lista. El equipo de Mike Krzyzewski, relegado hasta el número 16, no caía tan abajo desde el 10 de diciembre del 2007, acumulando 122 semanas seguidas entre los 10 mejores equipos. Connecticut y North Carolina fueron desterrados del TOP 25, castigados por sus malos resultados. En su lugar entraron en la lista, por primera vez esta temporada, Illinois (número 23)  y Kansas State (último de la lista). San Diego State, tras derrotar a Kansas, han dio un gran salto hacia arriba pasando de la posición 21 a la 13.

Seis equipos empezaron la semana invictos: Arizona, Syracuse, Ohio State, Wisconsin, Wichita State y Iowa State. Ohio State vio truncada su imbatibilidad por partida doble ante Michigan State y Iowa, y Iowa State en su visita a Oklahoma. Cornell y Grambling State siguen sin conocer la victoria. Los primeros ganaron pero no cuenta, ya que Oberlin es de la Division III (77-55). Grambling State  cayó el día de Reyes contra Alabama A&M (58-70) y el fin de semana contra Southern (73-49).

AMERICAN ATHLETIC CONFERENCE

Memphis (24 del ránking) rompió los pronósticos en su visita a la vigente campeona de la NCAA y número 12 en la lista de AP, Louisville (67-73). Todos los titulares de los Tigers anotaron en dobles figuras en un reparto ofensivo muy equilibrado. Los Cardinals ganaban 61 a55 a falta de 5:26 para el final, con un Luke Hancock inspirado (20 puntos). Un parcial de 6 a 18 liderado por Geron Johnson (13 puntos, 11 rebotes), Joe Jackson (15 puntos, 6 asistencias) y Shaq Goodwin  (15 puntos, 8 rebotes) le dio una victoria balsámica a Memphis ante las críticas de sus aficionados respecto el comportamiento académico de sus jugadores.

Louisville se rehizo a costa de Southern Methodist (71 – 63), en el duelo entre dos entrenadores míticos aún estando en activo, Rick Pitino y Larry Brown. A pesar de dominar la mayor parte del enfrentamiento, los Cardinals no pudieron despegarse de los Mustangs de forma definitiva en el marcador hasta los últimos 30 segundos. Luke Hancock, en su primer partido como titular de la temporada, anotó 23 puntos, los mismos que Russ Smith (que también aportó 5 rebotes, 7 asistencias y 4 robos).

ATLANTIC COAST

North Carolina volvió a mostrar su peor cara, cayendo ante una Miami (57 a 63) que nada tiene que ver con la de la temporada pasada. Los Tar Heels desperdiciaron un buen inicio (8-0) para irse al descanso 23 a 29 tras encajar dos triples. Y aún gracias del triple de Leslie Mcdonald que evitó males mayores. En la segunda mitad redujeron diferencias hasta que encajaron un parcial de 0 a 11 que ya no pudieron remontar. Una noche sin acierto en el lanzamiento de UNC, especialmente de Marcus Paige (2 de 15) y Leslie McDonald (3 de 12).

La segunda derrota de la semana de UNC era mucho más esperada, ante la número 2 del ránking Syracuse (57 – 45). Los Orange acabaron con su peor porcentaje en el lanzamiento de campo de la temporada (35%), notándose la mala noche del escolta Trevor Cooney. Los de Roy Williams fueron por delante los primeros 10 minutos del partido, de la mano de un  James Michael McAdoo muy acertado (10 de sus 15 puntos llegaron en estos momentos). Hasta que la defensa de Syracuse provocó el apagón definitivo del ataque de sus rivales. C.J. Fair con 20 puntos fue el máximo anotador de los de Boeheim.

La número 16 Duke se reencontró con el triunfo, aunque no pudo despegarse de Georgia Tech hasta la segunda mitad (79-57). Jabari Parker parece estar pasando un pequeño bache. El freshman anotó 12 puntos, pero con una serie de 4 de 12 en los lanzamientos de campo. Rodney Hood suplió la mala noche de su compañero con 27 puntos. Rasheed Sulaimon, tras haberse presentado fuera de forma después del verano, fue titular por primera vez esta temporada. Más munición para Krzyzewski.

Los Blue Devils cayeron en su siguiente cita ante Clemson (72-59). Dos triples y 1 asistencia de Jaron Blossomgame permitieron a los Tigers, por detrás en el marcador hasta entonces, ganar ventaja respecto a Due a 8 minutos del final. Blossomgame acabó el enfrentamiento con 14 puntos y 14 rebotes. Un premio para un jugador que se perdió su temporada freshman con una fractura en su pierna de la que ha sido operado 2 veces. Rodney Hood (20 puntos) y Jabari Parker (15 puntos, 7 rebotes) tuvieron poca ayuda por parte de sus compañeros.

BIG EAST

Doug McDermott consiguió 12 de sus 19 puntos en la segunda mitad del partido en el que Creighton derrotó a DePaul 62 a 81. Y lo hizo con un esguince en  el hombro izquierdo mermaba su movilidad. El hijo del entrenador de Creighton es el segundo máximo anotador de la Division I con una media de 24,3 puntos por partido. No es extraño si es capaz de sumar casi 20 puntos tan mermado físicamente. En la victoria ante Xavier (95-89), más recuperado, se fue hasta los 35 puntos. Esta temporada, es la sexta vez en 16 partidos que anota 30 o más puntos.

Providence rompió una racha de 3 derrotas consecutivas a costa de la histórica Georgetown (70-57), liderada por Kadeem Batts (21 puntos) y el habitual Bryce Cotton (20). Los Hoyas se presentaban con una baja importante, el inmenso pívot Joshua Smith (por temas académicos). Los visitantes redujeron la diferencia rival a sólo 3 puntos a los 5 minutos de la segunda mitad, pero dos triples seguidos Josh Fortune (11 de sus 13 puntos en los segundos 20 minutos) cortaron de raíz su reacción. Los Friars dejaron en evidencia a la defensa de sus rivales.

BIG TEN

La tercera del ránking Ohio State perdió su imbatibilidad en su visita a la quinta de la lista, Michigan State (72-68). Los Spartans aprovecharon las 21 pérdidas de pelota de los de Thad Matta para ser el primer equipo en anotarles más de 70 puntos esta temporada. Un parcial de 13 a 4 en la segunda mitad daba 17 puntos de ventaja a los locales a falta de 8 minutos para el final del período. Pero entonces Sam Thompson empezó a ver canasta. Con nueve puntos fue el principal responsable de un parcial de 3 a 20 que llevó el partido a la prórroga.

Y aún tuvo suerte Michigan State que Shannon Scott falló una  bandeja en el último segundo, con empate a 58. En el tiempo extra tres triples dieron la iniciativa de forma definitiva en el marcador al equipo que entrena Tom Izzo. El freshman Marc Loving, ante la inoperancia de LaQuinton Ross, asumió el protagonismo ofensivo de los Buckeyes, pero con escaso acierto. Keith Appling fue su máximo anotador de los vencedores con 20 puntos. El base jugó 43 minutos a pesar de tener calambres en ambas piernas. Adreian Payne, que no fue titular por problemas físicos, aportó otros 18 puntos, los mismos que su rival Sam Thompson.

Ohio State sufrió su segunda derrota de la semana en casa, ante la número 20 Iowa (74-84). Tras una primera parte igualada, los locales consiguieron un parcial de 12 a 3 que les ponía el 9 arriba. La respuesta de los Hawkeyes llegó en 2 tandas. Una primera, para empatar a 55. Y tras tomar aire, un demoledor parcial de 9 a 22 en unos 6 minutos finales en que los Buckeyes se quedaron sin piernas. Roy Devyn Marble (22 puntos) y Aaron White (19 puntos) fueron los verdugos de la tercera del ránking, que seguramente perderá esta posición en el siguiente ránking.

Michigan State confirmó su liderato en la conferencia derrotando a Minnesota (87-75), aunque tuvo que llegar hasta la prórroga para conseguirlo. Diez abajo a falta de 16 minutos para el final de la segunda parte, los Spartans consiguieron quince puntos consecutivos mientras mantenían a su rival sin anotar durante ocho minutos. Y ganando de 5 a falta de 22 segundos, no pudieron impedir que Minnesota alargase el partido 5 minutos más. La seguridad en los tiros libres de Keith Appling, anotando los ocho que lanzó (24 puntos) fue clave en el triunfo del equipo de Tom Izzo, que no pudo contar con el lesionado Adreian Payne.

Wisconsin, la cuarta del país, sigue rompiendo récords. Pasó por encima de la número 23 Illinois (95-70) gracias a un parcial de 20 a 0 en la primera mitad que dejó el partido finiquitado. Así de fácil. Su porcentaje de acierto en el lanzamiento fue del 56%.  Los Badgers están sorprendiendo por su gran facilidad anotadora. Es la cuarta vez esta temporada que Wisconsin anota 50 puntos al descanso, algo que sólo había conseguido tres veces sumando los partidos de los cinco cursos previos. Y no sumaban tantos puntos en un partido de su conferencia desde el 28 de enero de 1995. Su entrenador era Stan Van Gundy.

Illinois contaba con recuperarse de este resultado en su visita a Northwestern, pero la defensa local dejó a los Fightin Illini en un tristísimo 28,1% de acierto en los lanzamientos de campo, anotando unos escasos 43 puntos. Tracy Abrams dio la cara (13 puntos, 6 rebotes, 5 asistencias y 3 pelotas recuperadas) ante el desacierto de sus compañeros, pero no fue suficiente. A los Wildcats les bastaron 49 puntos para llevarse el triunfo después que 3 triples consecutivos de Tre Demps les pusieran por delante en el marcador.

BIG 12

La número 9 Iowa State derrotó a la 7 Baylor (87-72) en otro de los grandes partidos de esta semana. Tres triples en los tres primeros ataques pusieron por delante a los Bears ante unos locales desconcertados. Pero DeAndre Keane (30 puntos, 8 rebotes, 9 asistencias, 5 robos), el hombre de la noche, mantuo a los Cyclones en la pugna anotando 15 de los 19 primeros puntos de un equipo que acusaba los problemas de faltas de George Niang. Aún así, Baylor no pudo aprovechar la mayor altura de sus torres, Isaiah Austin y Cory Jefferson.

Baylor pasó de zona a individual para intentar frenar a Keane, pero sólo consiguió que Melvin Ejim (18 puntos) y un inesperado Monte Morris (13 puntos) se sumasen a la fiesta. Tras un trepidante duelo de triples entre ellos y los visitantes Brady Heslip y Gary Franklin (15 puntos para cada uno de ellos), se llegó al descanso con el marcador ajustado. En la segunda mitad, Iowa State siguió sumando efectivos. Naz Long y George Niang empezaron a anotar, decantando de forma definitiva el resultado.

Poco les duró la alegría por esta victoria a los Cyclones, que perdieron su imbatibilidad en la pista de Oklahoma (87-82). La racha de Iowa State se quedó en 14 victorias consecutivas, la mejor de su historia. Los Sooners vencieron a pesar del mal día de su máximo anotador Cameron Clark (12 puntos en una serie de lanzamientos de 4 de 16). Los Cyclones lograron remontar una desventaja de 13 puntos y ponerse por delante después de un triple de Melvin Ejim (21 puntos) a 2:41 del final. Oklahoma les respondió con 11 puntos seguidos que sellaron el triunfo local. DeAndre Keane (23 puntos,  9 rebotes) se lesionó el tobillo a 20 segundos del final.

Semana de sufrimiento para Oklahoma State, número 11 del ránking. Texas les contuvo hasta que los Cowboys se pusieron en zona al principio de la segunda parte. Los Longhorns cayeron 87 a 74 ante el empuje de Markel Brown (27 puntos) y Marcus Smart (24 puntos, 11 rebotes, 5 asistencias, 6 recuperaciones), y los triples de Phil Forte (14 puntos). Smart consiguió otro doble doble (22 puntos y 12 rebotes) en la ajustada victoria ante West Virginia por 72 a 73. Markel Brown anotó el triple definitivo a 14 segundos del final.

La número 18 Kansas venció en su visita a Oklahoma (83-90). Las buenas actuaciones de Wayne Selden Jr. (24 puntos, 5 de 10 en triples), Perry Ellis (22 puntos y 11 rebotes) y Naadir Tharpe (17 puntos) disimularon otra mala noche de Andrew Wiggins en el lanzamiento (9 puntos en una serie de 2 de 9).  Por los Sooners Cameron Clark igualó su mejor registro personal con 32 puntos. En las dos ocasiones que ha llegado a esta cifra, Oklahoma ha perdido (la otra vez fue contra Michigan State).

Wiggins se reencontró con su mejor juego en la mejor ocasión el derbi entre Kansas y Kansas State (última del Top 25). Los Jayhawks, que ganaron 86 a 60, dejaron sentenciado el duelo al descanso (45-28) tras repartir 14 asistencias, anotar el 65,5% de sus lanzamientos y no perder ninguna pelota. El freshman estrella anotó 22 puntos, algunos de ellos tan espectaculares como este mate.

PACIFIC 12

UCLA le puso las cosas muy difíciles a su invitado, el número 1 de la lista Arizona (75-79). Con Aaron Gordon defendiendo a Kyle Anderson, los Wildcats parecían haber roto el partido liderados por Nick Johnson (22 puntos), con 13 puntos de ventaja a 6 minutos del final. Hasta que Gordon, Brandon Ashley y T.J. McConnell se cargaron con su cuarta falta personal.

El hombre orquesta de los californianos aprovechó el momento para despertar. Con 7 puntos y 3 asistencias de Anderson (16 puntos, 11 rebotes, 6 asistencias, 3 robos, 2 tapones) UCLA llegó incluso a ponerse por delante, aunque la seguridad en los tiros libres de Arizona (8 de 10 en los últimos 1:03) les impidió dar la sorpresa.

Colorado, número 15 de los Estados Unidos, no pudo derrotar al colista de su conferencia, Washington State, hasta el último segundo de la prórroga (70-71). Askia Booker maquilló su mala noche en el lanzamiento (2 de 12) desde los tiros libres (13 de 14) para acabar con 18 puntos. Su compañero Josh Scott fue decisivo, sumando 8 de sus 19 puntos en los 5 minutos suplementarios. Al base Spencer Dinwiddie ni se le vio (6 puntos, 2 rebotes, 2 asistencias, 2 robos, para enojo de su entrenador Tad Boyle: “No sé donde estaba Spencer. No estaba en el Spokane Arena esta noche”.

Los Buffaloes se llevaron un revolcón inesperado en su visita a Washington (71-54), al no poder sobreponerse a la baja de su base Spencer Dinwiddie por una lesión de rodilla al final de la primera parte. Si su entrenador lo encontró a faltar en el partido anterior, en éste no os lo podeis ni imaginar. C.J. Wilcox aprovechó el colapso visitante en la segunda mitad para anotar 21 de sus 31 puntos (y 5 de sus 7 triples) mientras en sus rivales Askia Booker se quedaba en unos insólitos 0 puntos.

California venció en su visita a la pista del número 17, Oregon (83-96), con un protagonista inesperado. El freshman Jordan Mathews, con una media hasta entonces de 7 puntos por partido, se fue hasta los 32 con una serie de 10 de 14 en los tiros de campo. Para el entrenador de los Ducks Dana Altman, “fue un apagón defensivo de todo el equipo. Tenemos que recuperar el espíritu. Defensivamente no somos buenos. Oregon, en plena crisis, volvió a caer contra Stanford (80-82) desperdiciando dos lanzamientos en los últimos 8 segundos para variar su suerte. Después de ganar sus 13 primeros enfrentamientos, los Ducks han sufrido tres derrotas consecutivas encajando 278 puntos en estos tres partidos. Claramente es un problema de defensa.

SOUTHEASTERN CONFERENCE

Florida, décima del ránking, se sobrepuso a la baja de su líder anotador Casey Prather para vencer a Arkansas, aunque necesitasen una prórroga para conseguirlo (82-84). Dorian Finney-Smith ocupó su lugar en el cinco titular, y con un tobillo tocado se fue hasta los 22 puntos y los 15 rebotes. Scottie Wilbekin, que tampoco estaba en plenitud de condiciones, le secundó desde el banquillo con 18 puntos. Se rompió la racha de 23 victorias seguidas como locales de los Razorbacks.

Mississippi State mantuvo en vilo a Kentucky (14 del ránking) hasta poco después del descanso. Justo cuando  los Wildcats les endosaron un parcial de 27 a 6 que les dio el triunfo por 85 a 63. Julius Randle fue uno de los que más acusó el parón de 11 días sin competir anotando tan solo 8 puntos (cogió 14 rebotes). Aunque la verdad es que las opciones ofensivas de su equipo pasaron por James Young (26 puntos, 8 de 18 en el lanzamiento). Una Vanderbilt corta de efectivos y superada en estatura les planteó menos problemas (62-71).

La número 21 Missouri se vio sorprendida en la prórroga por Georgia (64 a 70), rompiendo su racha de 26 victorias seguidas como local. Y eso a pesar de haber tenido 5 puntos de ventaja a 2:20 del final del período extra. Un triunfo muy emotivo para el entrenador Mark Fox, que el día anterior estaba en el funeral de su padre. En su siguiente partido los Tigers estuvieron a punto de caer de nuevo, esta vez en la pista de Auburn (68-70). Tuvo que ser Earnest Ross, que jugó para los locales sus dos primeras temporadas NCAA, el que sellara el triunfo de los Tigers con 4 tiros libres.

OTRAS CONFERENCIAS

Wichita State (número 6) recuperó una desventaja de 19 puntos en la segunda parte para derrotar a Missouri State en la prórroga (69-72) y ganar su cuarto partido de la Missouri Valley Conference. Fred VanFleet demostró que tiene hielo en las venas. El base se rehizo de una mala noche en el tiro para  anotar 12 de los últimos 13 puntos de su equipo (7 de ellos en los 5 minutos adicionales). Cleanthony Early (22 puntos, 14 rebotes), anotó con un tiro libre el último punto de su equipo, y recuperó a continuación la pelota en el pase a la desesperada de los Bears para su última jugada.

Boise State mantuvo en vilo al número 13, San Diego State, hasta el final. Derrick Marks (21 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias) fue una pesadilla para los Aztecs, segundos de la Mountain West. Un lanzamiento suyo ponía a los Broncos uno abajo (67-66) a falta de 54 segundos. Los locales perdieron la pelota en el siguiente ataque y Boise State tuvo su oportunidad para ganar, pero Marks falló un lanzamiento algo forzado en los segundos finales. Una personal tras el rebote posterior permitió a Xavier Thames (16 puntos, 7 rebotes, 3 asistencias, 3 robos) anotar el definitivo 69 a 66.

En la Atlantic 10, el base de Massachussetts (número 19) Chaz Williams tuvo que exprimirse al máximo para derrotar a Saint Joseph’s 66 a 62. Williams anotó 8 de sus 22 puntos en los 6 minutos finales, con su equipo 9 abajo en el marcador. El líder de los Minutemen destacó también en la defensa sobre el base rival, Langston Galloway, que sólo anotó 1 de sus 18 puntos durante este tramo decisivo del juego. En su siguiente partido, ante Saint Bonaventure, la renta a remontar subió hasta los 13 puntos. También lo consiguieron (73-68), a pesar de la mala noche de Williams cara a canasta. A los Minutemen les gusta jugar con fuego.

Gonzaga, 22 del ránking AP, cerró su agotadora serie de 5 enfrentamientos contra rivales de la West Coast Conferencie en 11 días con una derrota en su visita a Portland (82-73). Los Bulldogs, líderes de la conferencia con 4 victorias, fueron dominados por los Pilots de principio a fin. Gonzaga tendrá ahora un descanso de 5 días hasta su siguiente cita. Un descanso que le vendrá de perlas a algunos de sus jugadores para recuperarse de los problemas fisicos que arrastran.

Boston University ganó de más de 20 puntos a pesar de anotar sólo 55. Dejó a Navy en unos míseros 32 puntos en un enfrentamiento de la Patriot Conference. Al descanso el marcador era de 25 a 13. El quinteto titular de los MIdshipmen sólo aportó 8 puntos, y su máximo anotador fue el reserva Grant Vermeer con 7.

En la Metro Atlantic Athletic Conference, Billy Baron (el hermano de Jimmy) batió su tope anotador en la victoria de Canisius sobre Rider per 94 a 91. El hijo del entrenador Jim (todo queda en familia) se fue hasta los 38 puntos, 10 en la segunda prórroga, con una serie de 11 de 19 en los lanzamientos de campo y 12 de 13 en los de personal. A su estadística hay que sumarle 7 rebotes y 7 asistencias. Y descansando sólo 2 minutos de los 50 que duró el partido. Su última canasta, el triple de la victoria cuando se agotaba el tiempo.

GRINNELL, FÁBRICA DE RÉCORDS

Esta modesta universidad de la Division III era hasta ahora conocida gracias a Jack Taylor, el jugador que batió el récord de anotación de la NCAA con 138 puntos la temporada pasada. El estilo de juego del equipo, basado en presión defensiva a toda pista para recuperar lo antes posible la posesión y en ataques rápidos a poder ser culminados desde la línea de 3 puntos, se está desvelando como ideal para establecer registros espectaculares. En esta ocasión ha sido Patrick Maher el que ha batido la marca de asistencias en la competición universitaria. Maher repartió 37 en la victoria de Grinnell sobre College of Faith por 164 a 144. También anotó 19 puntos. En parte gracias a que Taylor fue baja por lesión.

UN MATE DE CONCURSO

Ovie Soko lleva unos promedios de 18,1 puntos y 8,8 rebotes en su primera temporada en Dukesne. Contra Fordham, los superó: 29 puntos, 9 rebotes. Como guinda, este alleyhoop a tablero más propio de un concurso de mates que de un partido.

versión integra del artículo publicado en http://www.encancha.com, enero 2014

NCAA: Las estrellas se ponen de acuerdo para fallar

2 Dic

Las estrellas también tienen días malos. La noticia es que todas se pongan de acuerdo para flojear en una misma semana. Eso ha pasado con Andrew Wiggins, Jabari Parker, Julius Randle, Marcus Smart y Doug McDermott. Y claro, sus equipos lo han notado. Massachusetts volvió a estar entre las 25 mejores universidades según el ránking de Associated Press 15 años despúes, aunque fuera por los pelos. Les ha caído el número 24. Michigan State se mantuvo como la mejor tras una semana de resultados inmaculados. La derrota de Louisville ante North Carolina hizo bajar a los Cardinals hasta la novena posición.

 Nit Season Tip Off: Arizona frena a Parker

En una de las semifinales Arizona, número 4 del ránking, no entendió bien a qué hora empezaba su partido. Así se explica que a 7 minutos del descanso perdiera 8 a 27 contra Drexel, con continuas pérdidas de pelota, malas decisiones y fallos en el lanzamiento mientras los francotiradores Fouch (14 puntos hasta ese momento) y Massenat les acribillaban.

Por desgracia para los Dragons, a esa hora sonó el despertador en forma de presión por toda la pista. Los Wildcats igualaron el enfrentamiento con un parcial de 25 a 4. El pívot Tarczewski tuvo unos minutos de absoluto dominio durante la segunda mitad. En los últimos minutos 6 puntos de Nick Johnson le dieron a Arizona una renta que Drexel ya no pudo recuperar. Al final, 66 a 62 para el equipo de Aaron Gordon.

En la otra semifinal Jabari Parker se fue hasta los 27 puntos para evitar que Alabama diera la sorpresa y eliminara a la número 6, Duke. El freshman no había bajado de los 20 puntos en sus primeros 7 partidos, igualando la marca de Kevin Durant.  Otra exhibición del debutante con canastas para todos los gustos.

La final empezó con retraso porque en la lucha por el tercer y cuarto puesto no se pudo determinar un ganador hasta el final de la tercera prórroga. Y no hubo una cuarta porque Trevor Releford (21 puntos, 8 rebotes, 4 asistencias y 4 pelotas recuperadas) no acertó en un último lanzamiento agónico. Victoria para la heroica Drexel sobre Alabama por 85 a 83.

En el último partido del torneo jugado en el Madison Square Garden de Nueva York se truncó la racha de Parker, aunque sólo por un punto. El freshman de Duke se quedó en 19. Arizona ganó una final en la que se evidenciaron las carencias de ambos finalistas. Duke carece de juego interior, y los ganadores del NIT Season flaquean en exceso en su lanzamiento exterior.

Con los dos conjuntos conscientes de los defectos del rival, los Wildcats supieron sacar más provecho de la situación para llevarse el gato al agua con un completo T.J. McConell (10 puntos, 6 rebotes, 8 asistencias). La defensa de los de Sean Miller dejó a Parker en 7 de 21 en el lanzamiento (0-5 en triples cuando acreditaba hasta entonces un 60%), siendo Rodney Hood el sostén ofensivo de Duke (21 puntos).

En ataque, Arizona repitió la táctica de la semifinal y cargó el juego sobre el armario Tarczewski en el inicio de la segunda mitad. Duke se puso en zona, pero su rival abrió el cerrojo, y no con dos triples sino con dos mates (¡todo un despropósito!). Unos momentos de inspiración de Nick Johnson dieron una pequeña ventaja a los Wildcats, y el desacierto y precipitación de los Blue Devils hizo el resto. Al final Arizona ganó la final 72 a 66.

Battle 4 Atlantis: dos malas noches de Wiggins

En su enfrentamiento contra Xavier, la número 23 Iowa no fue por delante en el marcador ni un sólo segundo de los 40 minutos habituales de un partido de baloncesto. En la prórroga nunca estuvo por detrás a pesar de perder a su máximo anotador Roy Devyn Marble (30 puntos) por calambres. Los Hawkeyes se acabaron imponiendo 77 a 74. En la semifinal, Iowa no tuvo ninguna compasión de UTEP, a la que barrió de la pista 89 a 53.

Kansas, número 2 del país, debutó en este torneo derrotando a la hasta entonces invicta Wake Forest. La defensa de los Deamon Deacons bajó el porcentaje de acierto en el lanzamiento de los de Bill Self hasta un 47%, el más bajo hasta entonces de la presente temporada. Tras llegar al descanso 14 abajo, Wake Forest intentó evitar la derrota con un gran Codi Miller-MCIntyre, que anotó 20 de sus 26 puntos en la segunda mitad. Por Kansas, Andrew Wiggins, que hasta ese momento no había aparecido en exceso, le dio la réplica con 12 de sus 17 puntos. Finalmente, se impusieron los Jayhawks 87 a 78.

En las semifinales, Villanova rebajó aún más el tope negativo de acierto en el lanzamiento de Kansas en un partido, dejándolo en el 38,9%. Los Wildcats no estuvieron tampoco demasiado acertados en esta faceta (34,6%). Los Jayhawks no dejaron que sus rivales anotaran su primera canasta en juego hasta después de haberse disputado los primeros 6 minutos (11-2), pero en los 6 minutos finales de la primera parte encajaron un parcal de 12 a 3 que les hizo irse al descanso 7 abajo (22-29).

En la segunda parte los de Bill Self remontaron gracias a mantener a Villanova sin anotar nada más que un tiro libre en los 7 últimos minutos del partido. Sin embargo, no pudieron completar el trabajo. A 10 segundos del final, un triple de Ryan Arcidiacono, su única canasta de campo del enfrentamiento, les condenó a la derrota. Kansas perdió 59 a 63, y Andrew Wiggins se quedó en 10 puntos.

En la final de consolación siguieron los problemas de los Jayhwaks, a pesar de derrotar a UTEP 67 a 63. Y es que Kansas pasó de ganar de 14 a dos minutos del final a ver peligrar el triunfo. Wiggins tuvo otra mala noche (6 puntos), pero Perry Ellis, Wayne Selden Jr. y Joel Embid compensaron su bajo rendimiento. Estos dos partidos a buen seguro harán que Kansas baje en el ránking de la  próxima semana.

Villanova acabó con la imbatibilidad de otro equipo en la final de este torneo. Los Wildcats vencieron 88 a 83 al número 23 del TOP 25, Iowa, después de una prórroga a la que se llegó tras el duelo anotador entre Ryan Arcidiacono (2 triples) y Roy Devin Marble (jugada de 2+1 y personal forzada en la siguiente jugada de la que sólo aprovechó uno de los dos tiros libres) en los últimos 75 segundos antes de llegar al final de los 40 minutos. El MVP del torneo James Bell, de Villanova, anotó 20 puntos mientras que Marble se fue hasta los 24.

Old Spice Classic: Smart no es inmune a los virus

Contra Purdue Smart realizó su segunda exhibición de la semana. 24 puntos suyos antes del descanso permitieron a Oklahoma State, número 5 según el ránking AP, irse al vestuario 52 a 29. Dos faltas y una tècnica por protestar la segunda en apenas 30 segundos enviaron al base al banquillo con cuatro faltas y 11 minutos por jugarse. Los Boilemakers aprovecharon la situación para remontar y ponerse sólo 4 puntos por debajo en el marcador. Hasta que volvió Smart a pista. 30 puntos para él, y la victoria para su equipo por 97 a 87. Markel Brown anotó 25 puntos por segundo partido consecutivo.

La primera demostración de Smart había tenido lugar en un partido ajeno al torneo en el que los Cowboy se deshicieron de la hasta entonces invicta South Florida por 67 a 93 con 25 puntos, 4 asistencias, y 4 robos de su base estrella que incluso fue capaz de anotar un triple desde más alla de media pista.

Butler se impuso a Washington State 76 a 69, con un ataque bicéfalo repartido entre los 32 puntos de Kellen Dunham (6 de 9 en triples) y los 30 de Khyle Marshall. Y no es que acaparan todo el peso ofensivo de los Bulldogs. Entre los dos realizaron 32 de los 56 lanzamientos de campo de su equipo, convirtiendo 21. Es que sus compañeros no estuvieron tan acertados (6 de 24).

En la semifinal contra Oklahoma State ni Dunham ni Marshall repitieron su nivel de acierto, pero aún así Butler puso contra las cuerdas a los Cowboys. Los Bulldogs pasaron de perder de 14 en el descanso a estar sólo un punto abajo en el último minuto (68-67). Marcus Smart falló tres tiros libres, Khyle Marshall dos, hasta que Le’Bryan Nash transformó uno de los dos que lanzó para anotar el 69 a 68. Elijah Brown dispuso de un triple para ganar, pero su lanzamiento en el último segundo fue taponado por Michael Cobbins. Un final de miedo.

En la otra semifinal Memphis (número 21) eliminó a Lousianna State University por 76 a 69, liderada por el freshman Austin Nichols con 19 puntos y 8 rebotes. A falta de 3 minutos, dos canastas del base Joe Jackson (16 puntos) le dieron a los Tigers de Memphis una ventaja de 4 puntos que los Tigers de LSU ya no pudieron neutralizar. La buena noticia para los ganadores, además de la clasificación para la final fue que el escolta Chris Crawford recuperó su efectividad cara a canasta (17 puntos).

En la final, Memphis se desquitó del enfrentamiento previo ante Oklahoma State del pasado 19 de noviembre, en que fueron barridos de la pista. En aquella ocasión la estrella rival Marcus Smart les endosó 39 puntos. En esta ocasión, se aplicaron más en defensa sobre él. Su esfuerzo, unido a los problemas estomacales con que el base afrontó el partido, dejaron a Smart  en 12 puntos (4 de 13 en el lanzamiento), 8 rebotes y 4 asistencias. Markel Brown tampoco estuvo inspirado en el tiro y Le’Bryan Nash no fue protagonista. Phil Forte, con 19 puntos desde el banquillo, asumió el peso ofensivo de los Cowboys.

Y aun así Oklahoma State se fue al descanso 10 puntos arriba. Un parcial de 7 a 0 de los Tigers para empezar la segunda parte propició una fase de igualdad que ya no se rompería hasta el final. En los últimos 30 segundos, 2 pérdidas de pelota de Marcus Smart, y los 4 tiros libres consecuencia de ellas anotados por Joe Jackson marcaron el resultado final de 73 a 68.

Maui: Syracuse mantiene su infalibilidad

Dayton eliminó a Gonzaga, la número 11, en la primera ronda del torneo (84-79). Los Flyers pasaron de acertar 1 de cada 3 lanzamientos en la primera parte a anotar 2 de cada 3 en la segunda, liderados por Jordan Sibert y sus 23 puntos (5-8 en triples). Kevin Pangos mantuvo las opciones de Gonzaga hasta que fue eliminado por faltas en el último minuto. Los interiores de los Bulldogs Sam Dower y Przemek Karnowski también vieron limitados sus minutos por las faltas.

La modesta Chaminade, de la Division II, no pudo derrotar a la número 18 Baylor (93-77), aunque Cristophe Varidel lo intentó hasta la extenuación. El suizo anotó 42 puntos, quedándose a sólo un punto del récord del torneo que Adam Morrison fijó en 2005 después de tres prórrogas. El enfrentamiento fue un duelo de triples entre Varidel (10 de 16) y su rival Gary Franklin (6 de 10).

En una de las semifinales Syracuse, número 8 del ránking, eliminó a California 92 a 81 con una gran actuación de Tyler Ennis. El base freshman anotó 28 puntos, 17 en la segunda parte en la que los Orange rompieron el partido. Trevor Cooney también anotó 20 de sus 23 puntos en este segundo período.

En la otra semifinal Dayton tuvo contra las cuerdas a Baylor. Los Bears, que llegaron a perder en algunos momentos del partido hasta de 14, sólo mandaron en el marcador en la segunda parte durante 16 segundos. Los mismos que separaron la canasta de Cory Jefferson del final del tiempo reglamentario. Tras 6 victorias en otros tantos partidos, empieza a preocupar en Baylor que el pívot Isaiah Austin no está rindiendo conforme a las expectativas.

En la final se impuso la lógica del ránking y Syracuse ganó a Baylor 74 a 67. Los Orange han ganado el torneo en las tres ediciones que han participado (1990, 1998 y 2013). El equipo que entrena Jim Boeheim rompió el partido en la primera parte y en la segunda se dedicó a administrar la renta controlando los esfuerzos de los Bears para remontar. C.J. Fair anotó 14 de sus 24 puntos en la segunda parte, y acabó siendo nombrado mejor jugador del torneo.

Wooden Legacy: McDermott frenado por las defensas rivales

Tras la marcha de jugadores clave como Shane Larkin, Kenny Kadji y Durand Scott (Rio Natura Monbus, ACB), no se prevee una temporada triunfal como la del año pasado para los Hurricanes de Miami. Su derrota contra George Washington es una prueba (63-71). Los de Miami forzaron la pròrroga a pesar de ir 12 abajo a falta de 10 minutos, gracias a los 15 puntos de Garrius Adams en esta remontada (anotó 17 en total). En el tiempo extra, un parcial de 12 a 2 de los Colonials les condenó.

George Washington no pudo disfrutar de la victoria, ya que en semifinales la última del TOP 25 Marquette les pasó por encima (76-60). Los Golden Eagles salieron en tromba y al descanso ya dominaban 46 a 25 con el pívot Davante Gardner anotando 14 de sus 20 puntos. La segunda parte, sobró.

La número 20 Creighton infringió a la Arizona State de Jahii Carson, una de los equipos destacados en este inicio de temporada, su primera derrota (88-60). Doug McDermott anotó 12 puntos en los 8 primeros minutos hasta que Jonathan Gilling se convirtió en su sombra. De ahí al descanso sólo anotó 4 tiros libres (acabó el enfrentamiento con 27 puntos). El relevo anotador para los Bluejays lo asumió Devin Brooks desde el banquillo, con 11 de sus 23 puntos hasta el final de una primera parte que acabó 45 a 31. En la segunda mitad los intentos de reacción de los Sun Devils fueron infructuosos.

En la semifinal McDermott anotó 6 de sus 7 primeros lanzamientos y Creighton se puso 12 arriba en el marcador. San Diego State ajustó su defensa sobre él y con un parcial de 31 a 9 dio la vuelta al resultado. A partir de ese momento, la iniciativa en el enfrentamiento fue en todo momento para los Aztecs, a pesar de los esfuerzos de la estrella de los Bluejays, que acabó con 30 puntos, para evitar la derrota. Xavier Thames, con 6 de sus 26 puntos en los últimos 1:18 de partido, aseguró la victoria de su equipo por 80 a 86.

En la final San Diego State protagonizó un nuevo upset, derrotando a Marquette 59 a 67.  Xavier Thames batió su marca personal en anotación con 27 puntos. Después de llegar empatados a 53 a los últimos 3 minutos y 30 segundos, un parcial de 4 a 14 de los Aztecs les dio el triunfo en el torneo. Thames demostró su seguridad en los tiros libres anotando los 6 que lanzó en los 40 segundos finales. En la final de consolación la buena defensa de Isaiah Armwood dejó a Doug McDermott en 7 puntos, 21 por debajo de su media. Creighton lo acusó cayendo derrotada ante George Washington 53 a 60.

CBE Hall of Fame Classic: un poco de Vanvleet es mucho

Wichita State, la 12 del ránking de la semana, ganó este torneo tras vencer en la final a Brigham Young University (BYU) por 75 a 62. Las diferencias iniciales fueron para los Cougars, que llegaron a ganar de 13 en la primera parte gracias a un inspiradísimo Matt Carlino (18 de sus 21 puntos en este período). La buena actuación del zurdo minimizó el efecto de la buena defensa de los Shockers sobre Tyler Haws.

En la segunda parte Carlino bajó su rendimiento y los Shockers impusieron su físico, impidiendo al equipo mormón anotar ningún lanzamiento de campo en los últimos 8 minutos y medio del partido (aunque sí les concedió tiros libres) y dejando la racha de tiro de Tyler Haws en un flojo 3 de 15 (acabó con 17 puntos tras anotar sus 11 tiros libres).  Y en el momento oportuno, Fred Vanvleet dió la puntilla a BYU con 8 puntos consecutivos. Ron Baker (23 puntos y una gran defensa sobre Haws) anotó 6 tiros libres en los últimos 45 segundos para acabar de sentenciar el resultado.

Cancun Challenge: El bloque de Wisconsin

Wisconsin, dècima del ránking, se llevó este torneo gracias a su victoria en la final sobre West Virginia por 70 a 63. El jugador clave para los Badgers fue Sam Dekker con 21 puntos y 12 rebotes, aunque el juego del equipo buscó más lo colectivo, con 15 asistencias y cuatro jugadores anotando en dobles dígitos. El partido se mantuvo igualado hasta que un triple de Josh Gasser inauguró un parcial de 18 a 0 cerrado con un mate de Dekker.

Julius Randle también se vuelve humano

La racha de dobles dobles de Julius Randle se truncó en la victoria de los de John Calipari sobre Providence por 79 a 65. El ala pívot cumplió en anotación, con 12 puntos, pero se quedó en “sólo” 8 rebotes. Mientras, su compañero Willie Cauley-Stein flirteaba con el triple doble: 15 puntos, 8 rebotes y 9 tapones. Previamente en la semana, los Wildcats habían sufrido para sacar adelante un partido.

Tras encajar un parcial de 6 a 20 entre el final de la primera parte el principio de la segunda, el número 3 del ránking Kentucky perdía de 11 puntos ante Cleveland State. Con 14 minutos por delante, Andrew Harrison decidió ser el base que su equipo necesita y lideró la reacción con dos jugadas de 3 puntos, la segunda para empatar a 57. Acabaron ganando los Wildcats 68 a 61 en un partido de bajo porcentaje de acierto en el tiro (35,8 Kentucky por 35,6 de los Vikings). Julius Randle conseguía su séptimo doble doble en otros tantos partidos con 15 puntos y 15 rebotes.

Otrp upset  (una universidad derrota a otra con mejor ránking) de la semana lo protagonizó la Universidad de Alabama Birmingham (UAB), derrotando a North Carolina 63 a 59. Jerod Haase, técnico de los locales, se llevó la victoria ante su antiguo entrenador y luego jefe Roy Williams. Los Blazers, equipo más reboteador de la categoria, capturaron 15 rebotes más que los Tar Heels, y compensaron su pésimo 30% en el lanzamiento de campo con 21 rechaces ofensivos. Chad Frazier lideró a los locales con 25 puntos, mientras que North Carolina sigue encontrando a faltar una mayor aportación de James McAdoo.

Steve Alford se convirtió en el primer entrenador debutante en la historia de UCLA en ganar sus siete primeros partidos, algo que ni el mítico John Wooden (6-1) había conseguido. El técnico estableció la marca con la victoria de su equipo, 19 del ránking en su último duelo del torneo de Las Vegas contra Northwestern (95-79). Los de Alford anotaron 13 de sus 17 triples, y Kyle Anderson rozó el triple doble (16 puntos, 9 rebotes, 9 asistencias). Esta cita ha tenido un formato atípico porque Missouri, otro de los participantes, y UCLA ya tenían programado un enfrentamiento entre ellos para la próxima semana, y no querían jugar entre ellos dos veces en una misma temporada.

La canasta más increíble de la semana pasada la encontramos en la NAIA, una organización de deporte universitario similar a la NCAA pero de menor tamaño. Con esta canasta de Shane Merryman, Huntington University derrotaba a Marian 61 a 59 para mantener su imbatibilidad esta temporada.

publicado en http://www.encancha.com, diciembre 2013

NCAA: El debut de los Tres Magníficos

11 Nov

La temporada 2013-14 de baloncesto universitario se abrió en la División I con 135 partidos el viernes 8. Habia ganas de volver a ver canastas en las pistas de la NCAA, y también de ver ya a a los tres mosqueteros, Wiggins, Randle y Parker, en acción. Y los tres cumplieron.

El primer cinco inicial de Kansas, número 5 del ranking de Associated Press esta primera semana, presentaba tres freshman. Además de los ya esperados Andrew Wiggins y Wayne Selden, el base Frank Mason saltó de inicio porque Naadir Thorpe cumplía un partido de sanción. Wiggins cumplió con 16 puntos en 34 minutos, aunque hubo momentos en que desapareció del juego. De los titulares del curso pasado sólo repitió el ala pívot Perry Ellis.

El equipo de Bill Self derrotó a Louisiana-Monroe 80-63 ante 16.000 espectadores, a pesar de llevarse un susto. Los Warhawks llegaron a mandar en el marcador 13-15. Los Jayhawks no rompieron  el partido hasta el minuto 5 de la segunda parte. Self sólo dio 11 minutos de juego a su otro novato estrella,  Joel Embiid. El pívot tuvo tiempo suficiente para demostrar su buena mano desde la línea de tiros libres.

Julius Randle también fue titular en Kentucky, junto con los también debutantes James Young y los gemelos Harrison. El único veterano en el cinco titular fue el pívot sophomore Willie Cauley-Stein. La mayoría de este quinteto estará en el siguiente draft de la NBA. Los Wildcats se merendaron a los Bulldogs de UNC-Asheville 89-57.

Los jóvenes de Calipari empezaron atascados los 10 primeros minutos, pero llegaron al descanso con 10 puntos de ventaja. En la segunda parte el número 1 del ranking se dio un festival anotador para alegría de sus 22000 espectadores.  Julius Randle acabó con 23 puntos y 15 rebotes. Otro de los destacados fue el también freshman Marcus Lee, con 17 puntos en 15 minutos. Los Wildcats volvieron a jugar la noche del domingo, ante otro rival a priori muy inferior, Northern Kentucky. El marcador de este derbi estatal no deja lugar a dudas de la diferencia de nivel entre ambos conjuntos, 93 a 63, con una nueva exhibición de Randle (22 puntos y 14 rebotes).

Mike Krzyzewski no hizo tantas concesiones a sus debutantes. El único de los recién llegados que fue titular en el primer partido de Duke, número 4 del ranking, fue Jabari Parker. El sophomore transferido de Mississipi State Rodney Hood también saltó de inicio tras no poder jugar la temporada pasada. Los dos firmaron 22 puntos, y los Blue Devils pasaron por encima de Davison, 111 a 57.

El escolta sophomore Rasheed Sulaimon anotó 20 puntos saliendo desde el banquillo. Parece que  “Coach K” lo utilizará de sexto hombre para mantener el ritmo de anotación cuando los titulares necesiten descanso. La asistencia a este partido fue de poco más de 9.000 personas. No por falta de interés por ver a Parker, sino porque en el Cameron Indoor Stadium no cabe más público.

Un debut inmaculado para el Top 25

En el primer fin de semana de la temporada ninguna de  las 25 universidades del Top 25 encajó una derrota. Aunque algunas sufrieron más que otras, la mayoría se buscaron un rival asequible para empezar con buen pie. No es cuestión de dar un disgusto a tu parroquia la primera noche.

Louisville, la vigente campeona, inicia el curso con el número 3 del ranking de Associated Press. En su debut los chicos de Pitino salieron dormidos y permitieron a Charleston hacerse ilusiones durante 33 minutos. Es lo que tiene celebrar la ceremonia de izar la bandera de campeones al techo del pabellón antes de los partidos. Que la gente se distrae. Cuando los locales despertaron le endosaron un parcial de 22-3 a sus rivales y se hicieron con la victoria por 70 a 48.

El número 2  según el ranking de AP Michigan State se deshizo fácilmente de la débil McNeese State por 98 a 52, con 2 séniors y 3 sophomores en su cinco inicial. Gary Harris, extraordinario, anotó 20 puntos, capturó 10 rebotes y repartió 6 asistencias. Los de Tom Izzo superaron claramente a sus rivales en el rebote (66-29). La noche del martes ante Kentucky, en su siguiente partido, no lo tendrán tan fácil.

Aaron Gordon, renqueante de una distensión inguinal, tuvo que emplearse a fondo ante la resistencia que Cal Poly le planteó a la número 6, Arizona. Los Mustangs, gracias al acierto triplista de Kyle Odister (21 puntos con 7 triples), aguantaron hasta la mitad de la segunda parte. El resultado final fue de 73 a 62 con 13 puntos, 10 rebotes y 4 tapones de Gordon, otro de los freshman estrella del año.

Peor lo pasó la número 8, Syracuse, que perdía contra Cornell 22 a 36 a 4 minutos del descanso. Trevor Cooney con 2 triples rescató  a los Orange antes de que acabara la primera parte. En la segunda, siguió con su labor de demolición del rival ( acabó con 27 puntos y 7 tiros de 3 convertidos de 8 lanzados) hasta conseguir una nueva victoria para el palmarés de Jim Boeheim, con un resultado de 82 a 60.

Los Gators, en cuadro

Florida, la número 10,  se presentó a su partido inaugural diezmada por lesiones y sanciones (a destacar la ausencia de Scottie Wilbekin, una de sus piezas clave). Pero ni aún así North Florida pudo con los Gators. Los de Billy Donovan tuvieron suficiente con la tripleta exterior formada por Kasey Hill (15 puntos), Michael Frazier (19 puntos, 9 rebotes) y Casey Prather (28 puntos, 8 rebotes) para vencer por 77 a 69. La mala noticia es el papel irrelevante de su pívot Patric Young.

En la victoria de Marquette, la número 17, sobre Southern por 66 a 53 se pudo ver el resultado de la aplicación de las nuevas reglas de la NCAA. A partir de esta temporada, será sancionado con falta el contacto continuado o repetido de manos y antebrazos por parte del defensor hacia el defendido. Los Golden Eagles lanzaron 53 tiros libres. Por suerte para sus rivales, fallaron 20. El pívot Davante Gardner anotó 25 puntos, 15 de ellos desde la línea de personal.

Shabazz Napier robó la pelota y dio la asistencia que ponía a Connecticut 17 arriba ante Maryland a 8 minutos del final. En la celebración posterior, los colegiados interpretaron que el base se excedió y le castigaron con una técnica. Y aquí empezó el sufrimiento para la 18 del ranking ante la remontada de los Terrapins. Dezmine Wells tuvo el tiro de la victoria, pero la bola no entró, y el triunfo fue para los Huskies 78 a 77.

Steve Alford, el nuevo entrenador de la número 22 UCLA, no tuvo un debut tranquilo. Sus jugadores, que habían llegado a dominar a Drexel de 12 puntos a 1 minuto del descanso, dejaron que su rival se acercara a tan sólo 1 punto a 1 minuto del final. Y encima no consiguieron llenar su pabellón. Por lo menos, acabaron ganando 72 a 67, con 12 puntos, 12 rebotes y 7 asistencias del polivalente alero (por su estatura) Kyle Anderson.

publicado en http://www.encancha.com, noviembre 2013

ProBasketballTalk | NBC Sports

NBA news, video, analysis and more

El vestuario

Son historias. El deporte es sólo una excusa. Por Jorge Gérardin

EL ECO SIN PASOS

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

La Canasta Americana 🏀

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

A %d blogueros les gusta esto: