NCAA: Oklahoma se mantiene firme, Kentucky y Duke ceden

5 Feb

Ya hemos consumido otro mes más de competición en la corta temporada del baloncesto universitario. Un outsider emerge como favorito, y su líder llama con fuerza a las puertas de la NBA, mientras los principales aspirantes a priori sufren o se hunden.

En el anterior artículo sobre la NCAA, donde os resumía lo ocurrido en la fase previa a las ligas de conferencia, citaba a Oklahoma (19 victorias, 2 derrotas) como un invitado inesperado. El equipo ha ido a más dentro de la complicada Big 12, hasta el punto que ha encadenado tres semanas seguidas al frente del ranking de AP, el que define los 25 mejores equipos del baloncesto universitario.

Los Sooners lideran su conferencia con un registro de 7 victorias y 2 derrotas con el mismo balance que un equipo rocoso y de aguerrida defensa como West Virginia (18 victorias, 4 derrotas), a la que ha vencido en el primero de sus dos duelos de esta fase de la temporada. Sus dos tropiezos los ha tenido frente a Kansas (18 victorias, 4 derrotas), después de 3 prórrogas y un par de decisiones arbitrales en contra tan equivocadas como decisivas, y ante un conjunto con oficio y talento como Iowa State (16 victorias, 6 derrotas), también en un final ajustado.

Su entrenador, Lon Kruger, es el único técnico de la Division I en disputar el March Madness con 5 equipos diferentes: Kansas State, Florida, Illinois, UNLV (Nevada Las Vegas) y Oklahoma. Con Florida llegó a la Final Four en 1994, pero cayó en semifinales. Este puede ser su año si Buddy Hield no baja su rendimiento. El escolta de 1,93 está jugando a un nivel estelar, dando la cara cada noche, asumiendo la responsabilidad cuando el equipo lo necesita sin esquivar nunca las pelotas que más queman. Anota 25,8 puntos por partido con un 51,7% de acierto en los triples. En los tiros libres está en el 89,6%. Y además captura casi 5,7 rebotes por noche. ¡Una auténtica locura!

El bahameño es un enfermo del baloncesto. Creció pegado a un balón, botando y tirando todo el día y parte de la noche. Con un gen extremadamente competitivo que siente alergia a la derrota. Un líder de los de verdad, de los que en lugar de hablar dan ejemplo con sus actos. En su año sénior, es el segundo mejor anotador de la Division I. Y su mérito es que lo hace como líder de un bloque con aspiraciones a ganar títulos y no en un equipo que juega para mayor gloria de su figura.

Hield lidera la rebelión de los veteranos contra los novatos que de forma sistemática ocupan los primeros lugares en las previsiones del futuro draft de la NBA. Una rivalidad plasmada en el partido contra la LSU (14 victorias, 8 derrotas) del debutante estrella de este curso, Ben Simmons. Los Tigers fueron por delante toda la primera mitad hasta que una lluvia de triples del líder de los Sooners después del descanso igualó la contienda. Y en la última jugada, sabedor que todos sus rivales esperaban que fuese él quien hiciera el último tiro, abrió la puerta con su movimiento sin balón al base Isaiah Cousins para que se llevase la gloria del triunfo.

Favoritos en entredicho

De los 5 favoritos que os mencionaba en la previa de la temporada, North Carolina (19 victorias, 3 derrotas), Kansas y Maryland (20 victorias, 3 derrotas) van manteniendo el tipo, Kentucky (16 victorias, 6 derrotas) hace aguas y Duke (16 victorias, 6 derrotas) se está hundiendo. Los Tar Heels eran líderes invictos de la tremenda Atlantic Coast con 8 victorias, aunque con un calendario relativamente sencillo. El primer rival de máximo nivel, una Louisville (18 victorias, 4 derrotas) no tan brillante como en cursos anteriores pero igual de eficaz en defensa, acabó con su imbatibilidad en la ACC.

El entrenador Roy Williams dispone de un lujo tan poco frecuente en el baloncesto universitario como una rotación amplia, 9 jugadores de garantía. El ala pívot Brice Johnson  se ha sumado a la revuelta de los veteranos con 16,8 puntos y 10,2 rebotes de noche, liderando un quinteto titular en el que los cinco jugadores aseguran al menos 10 puntos de media. El sénior vivió su gran noche ante Florida State con sus monstruosos 39 puntos y 23 rebotes.

Maryland también dispone de una buena rotación, de un quinteto titular muy solvente, y de un líder claro, el base de segundo año Melo Trimble (14,8 puntos y 5,3 asistencias de media) que además de dirigir asume los tiros decisivos. Y aún así, no son líderes de la Big Ten. Las dos derrotas contra Michigan y Michigan State tienen la culpa. Lo compensaron ganando a uno de los dos equipos que le preceden, una Iowa (18 victorias, 4 derrotas) que con un bloque veterano y aguerrido puede dar más de una sorpresa en el gran torneo nacional de marzo.

El sorprendente líder de esta conferencia es una Indiana (19 victorias, 4 derrotas) a la que muchos daban por perdida antes de empezar la temporada, con la continuidad de su entrenador Tom Crean en entredicho. Sin embargo, los Hoosiers de otro veterano alzado en armas, el base Yogi Ferrell (17,4 puntos, 4,2 rebotes y 5,8 asistencias de media), podrían estar viviendo en una burbuja durante la parte más sencilla de su calendario de conferencia. De ahora en adelante se verán las caras con los rivales de más peso como Iowa (en dos ocasiones), Michigan State, Purdue y la propia Maryland.

Michigan State (19 victorias, 4 derrotas), tras acabar la primera fase de la temporada invicta, ha perdido fuelle con 4 derrotas (3 consecutivas) en esta segunda fase, 2 ante Iowa, otra ante una renacida (al menos esa noche) Wisconsin y la última, inesperada, ante Nebraska en casa. Denzel Valentine (18,5 puntos, 7,8 rebotes y 6,6 asistencias por partido), otro de los séniors que se reivindican partido a partido, sigue manteniendo su nivel espectacular, pero el resto de piezas importantes de los Spartans no se muestran igual de constantes en su rendimiento. Más difícil lo tiene, en esta misma Big Ten, Ohio State (14 victorias, 9 derrotas), que además de ceder en su liga de conferencia tampoco hizo una buena primera fase. Lo de los Buckeyes ha pasado de año de transición a año de supervivencia.

Kansas también sufre en su conferencia, en este caso la Big 12. Los Jayhawks han ganado su liga regular 11 años seguidos, pero este año parece que se romperá su racha. Oklahoma está muy fuerte, West Virginia (18 victorias, 4 derrotas) no cede y Baylor (17 victorias, 5 derrotas), Texas (15 victorias, 7 derrotas) y Iowa State, justo detrás suyo, no son rivales fáciles. El entrenador Bill Self ha simplificado su rotación, con un cuarteto básico integrado por el ala pívot Perry Ellis, el alero Wayne Selden, el escolta Devonte Graham y el base Frank Mason. En un equipo que a principio de curso se presumía amplío, esto no es una buena noticia.

Los rookies Carlton Bragg y Cheick Diallo prácticamente no tienen oportunidades y el escolta Brannen Greene ha caído en desgracia a los ojos del entrenador por segunda vez este curso. La primera, por quejarse de sus minutos de juego. La segunda, por un mate ante Kansas State en los últimos segundos con el partido sentenciado, saltándose la norma de no tirar en la última jugada cuando has ganado. Al menos, consiguieron un triunfo de prestigio en la prórroga ante Kentucky en un partido ajeno al calendario de conferencias.

Los riesgos de basarlo todo en los novatos

Kentucky ha jugado muchos años a la lotería de los “one and done”, los freshman que tras un solo curso en la universidad saltaban a la NBA. El programa ha explotado el talento de estos jóvenes ávidos de gloria para convertirse en un clásico de la Final Four del torneo nacional. El problema es que no todas las promociones son igual de talentosas. Y el equipo de este año está totalmente descompensado, con muy poco potencial interior ante el bajo rendimiento de su novato estrella, Skal Labissiere. Hace falta frotarse los ojos cuando se mira la clasificación de la Southern Conference (SEC). Los de John Calipari no son líderes.

Este honor le corresponde a una Texas A&M (18 victorias, 3 derrotas) muy solvente, por delante de una LSU que ha ganado en solidez. Los Aggies presentan un bloque muy compacto que crece a partir de la defensa, con todo el potencial físico que le falta a los Wildcats, dos exteriores polivalentes y complementarios como Jalen Jones y Danuel House (el primero estaría entre ala pivot y alero, y el segundo entre alero y escolta), un gran base creador de juego como Anthony Collins, un pívot de garantías como el freshman Tyler Davis y un chico para todo como el base-escolta Alex Caruso, además de un banquillo más que apañado. Mucho cuidado con estos nombres, porque pueden llegar lejos en el baile de primavera.

Duke ha roto una racha de más de 8 años (desde la lista de pretemporada del curso 2007-08) sin salir del Top25 de los mejores equipos. Los de Mike Krzyzewski, que han vivido un final de enero para olvidar, transitan por la zona media-baja en la clasificación de la Atlantic Coast, con 5 victorias y ¡4 derrotas!  (2 en casa) en los últimos 5 partidos del primer mes del año. La baja de Amile Jefferson les ha dejado totalmente huérfanos en la pintura. Un calvario al que los Blue Devils no están acostumbrados y que le ha costado a su técnico un ingreso hospitalario por una tensión demasiado elevada.

La anotación exterior de un brilante Grayson Allen (20,6 puntos de media) y de un pujante rookie como Brandon Ingram (sus promedios de 17 puntos y 6,5 rebotes le sitúan como otro de los candidatos a número 1 de draft si Simmons se descuida) no son suficientes para sostener al bloque. Su única esperanza es que otro talentoso freshman como el tirador Luke Kennard aparque su irregularidad. Por dentro, la cosa no tiene pinta de mejorar: Marshall Plumlee da más de lo que puede aunque sin llegar a cubrir las necesidades de los Blue Devils, Sean Obi no da la talla y el notato Chase Jeter está muy verde.

Históricos en apuros

Arizona (18 victorias, 5 derrotas) no ha caído del ranking de las 25 mejores como Duke, pero mira muy de cerca el abismo. Su entrenador Sean Miller tenía claro que el equipo no iba a defender esta temporada con la intensidad de las anteriores, pero contaba con la calidad de sus jugadores para subsanarlo con una mayor producción ofensiva. No ha sido suficiente, y han encajado 4 derrotas en la Pacific 12. Ante UCLA cayeron con un triple en el último segundo de Brice Alford, y ante Southern California tras 4 prórrogas. Después de perder por lesión a uno de sus hombres claves, el freshman Allonzo Trier, también hincaron la rodilla ante California y Oregon (18 victorias, 4 derrotas), sólido líder de esta conferencia. Ahora rezan para que Trier se recupere pronto.

UCLA ( 13 victorias, 9 derrotas) es otra de las grandes casas con problemas. Tiene una buena plantilla, con un base como Alford minusvalorado por ser el hijo del entrenador, con un exterior todo terreno como Isaac Hamilton y con una pareja interior muy productiva como Tony Parker y Thomas Welsh. Aaron Holiday, hermano de los NBA Jrue (Pelicans) y Justin (Hawks) completa un quinteto básico en el que todos anotan más de 10 puntos de promedio. Su problema está en la defensa. Como conjunto anotan 80,1 puntos de media, pero reciben 76,8 (uno de los que más en la Division I). Han perdido 9 partidos esta temporada, 5 en la fase de conferencias.

Gonzaga (17 victorias, 5 derrotas) también ve peligrar su invitación para el gran torneo nacional que cierra la temporada. Kyle Wiltjer (una media de 22 puntos y  6,8 rebotes, y un 44,5% de acierto en los triples) y Domantas Sabonis (17,1 puntos y 11,5 rebotes por noche) funcionan bien, pero los Zags no han recompuesto una línea exterior que se graduó en pleno el curso anterior (Kevin Pangos, Gary Bell y Byron Wesley). A ello se le suma la baja desde diciembre, y para todo lo que resta de temporada, de su pívot titular Przemek Karnowski. Una lesión de espalda ha obligado al polaco a pasar por el quirófano. Necesitan proclamarse campeones del torneo de su conferencia, la West Coast, para asegurar su presencia en el March Madness. Los principales obstáculos en su empeño serán la líder de la WCC Saint Mary’s y Brigham Young University (BYU).

La fuerza de la Big East

Una de las sorpresas más llamativas a estas alturas de temporada es la presencia en el séptimo lugar del ranking de la Universidad de Xavier, con tan solo 2 derrotas en 22 partidos. Ambas contra dos rivales de su liga, la Big East. La primera contra los sempiternos líderes de esta conferencia, Villanova (19 victorias, 3 derrotas), y la segunda contra una Georgetown de la que ya hablamos bien en artículos anteriores, a pesar de sus malos resultados (13 victorias, 10 derrotas). En un equipo sin estrellas, el secreto del éxito de los Musketeers no es otro que la zona 1-3-1 que utilizan para cambiar el signo de los partidos.

Evidentemente, Villanova ocupa una posición más destacada en el Top 25 (es la tercera) que el segundo de la Big East. Los de Jay Wright también basan sus triunfos en la defensa, en su caso con una presión a toda la pista de sus bajitos que les da muchos puntos tras recuperación de pelota o pérdida del rival. El tercer equipo de esta conferencia que se ha instalado de forma cómoda en el ranking de los mejores es la Providence (18 victorias, 5 derrotas) del extraordinario base Kris Dunn (17,2 puntos, 6 rebotes, 6,9 asistencias y 3,1 recuperaciones) y el alero Ben Bentil (19,7 puntos y 7,8 rebotes).

Y si antes hablábamos de históricos en apuros, no podemos dejar de citar el caso del colista de esta conferencia, Saint John’s. El registro de la Red Storm en la primera temporada del legendario jugador NBA Chris Mullin como técnico del equipo es, en estos momentos, de 7 victorias y 16 derrotas. En la liga de conferencia, su balance es de 10 derrotas en 10 partidos. En Nueva York esperan que el pivot español Yankuba Sima, de baja desde primeros de enero por una fractura en su mano izquierda (la mala), vuelva pronto.

 

Artículo publicado en http://www.encancha.com, febrero del 2016.

Anuncios
NBA.com | Hang Time Blog

The official news blog of NBA.com with commentary and analysis from NBA.com's staff of writers.

ProBasketballTalk

Basketball - NBC Sports

EL ECO SIN PASOS

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

La Canasta Americana 🏀

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

A %d blogueros les gusta esto: