NCAA: Kentucky sufre, Duke pierde

12 Ene

Kentucky pasó apuros esta semana para mantenerse invicta. El máximo favorito flaqueó  justo cuando cobraba fuerza el debate de si conseguirá culminar el curso sin perder ningún partido.Su más inmediato perseguidor, Duke, hizo más que eso: cedió su primera derrota de la temporada.

Por quinta semana consecutiva Kentucky fue el número 1 unánime del ranking de Associated Press. El orden de los otros cuatro equipos que completaron los cinco primeros lugares del Top 25 tampoco registró cambios: Duke, Virginia, Wisconsin y Louisville. Gonzaga, Arizona, Villanova, Utah y Texas completaron la lista hasta la décima posición.

Perder ante South Carolina provocó la caída de Iowa State desde el noveno lugar hasta el 17. La mala semana de Saint John’s le dejo en el puesto 24, a un paso de la expulsión viniendo desde el número 15. Peor suerte tuvieron Washington, Colorado State, Northern Iowa y Georgetown, cuyas derrotas les acarrearon pena de destierro. Ocuparon su lugar Seton Hall (19), Virginia Commonwealth (20), Arkansas (23) y Old Dominion (25), que se cuela en el ranking por primera vez en su historia.

La derrota de Duke ante North Carolina State apeó a los de Krzyzewski de la carrera por ser el último equipo en perder su primer partido este curso. Ya sólo quedan dos candidatos, Kentucky (SEC) y Virginia (ACC). Dos son también los conjuntos que no han vencido ninguno de sus encuentros, ya sea contra rivales de la Division I o de otras categorías: Central Arkansas (Southland) y Florida A&M (MEAC).

American

Houston perdió en la prórroga ante Central Florida, aunque lo correcto sería decir que cayó ante Brandon Goodwin (78-79). El hombre orquesta de los Knights (30 puntos con una serie de 12 de 17 en los tiros de campo, 7 rebotes, 5 asistencias) anotó los 13 últimos puntos de su equipo, entre ellos el triple que forzó los 5 minutos extra y el triple que dio el triunfo a los suyos. El parcial del tiempo añadido fue bastante rácano (3-4).

Atlantic Coast

Duke, segundo equipo de la lista, fue por detrás en el marcador durante una segunda mitad por primera vez esta temporada. Ocurrió ante Wake Forest (65-73) tras un triple de Codi Miller-McIntyre. Quinn Cook, el único sénior de los Blue Devils, anotó 9 de sus 12 puntos a partir de ese momento para ayudar al equipo de Krzyzewski a mantenerse invicto. La defensa local maniató perfectamente a Jahlil Okafor (12 puntos, 11 rebotes), que sólo pudo lanzar 6 veces a canasta. Justise Winslow (20 puntos, 7 rebotes, 3 asistencias) se erigió como líder anotador de los visitantes mientras que Devin Thomas (24 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias, 4 recuperaciones) lo fue del encuentro. Los malos presagios de su partido anterior se hicieron realidad ante North Carolina State.

Los Blue Devils sufrieron su primera derrota de la temporada tras catorce victorias, y además lo hicieron de forma clara (75-87). La Wolfpack basó su éxito en dos claves. Una defensiva, consistente en dificultar el juego interior de Jahlil Okafor (23 puntos, 12 rebotes, 3 recuperaciones, 3 tapones) con dobles marcajes constantes. La segunda, ofensiva, su acierto en el tiro de 3 puntos (10 de 16). Ralston Turner (16 puntos, 4 de 7 en triples) dio el primer aviso de lo que le esperaba a Duke anotando 3 triples consecutivos en los primeros minutos de la segunda parte. Luego, el resto de sus compañeros se sumó a la fiesta. North Carolina State sumó en 7 ataques seguidos para construir una ventaja de 19 puntos con Trevor Lacey (21 puntos, 5 de 7 en triples) y Beejay Anya (14 puntos, 6 rebotes, 4 tapones) como protagonistas.

La Wolfpack cerraba así una dura semana en que también puso en apuros a otro invicto, la tercera del ranking Virginia. Al menos durante la primera mitad (61-51). El ataque de los Cavaliers no acababa de funcionar mientras que Ralston Turner (14 puntos) los había fusilado con 4 triples.Tras el descanso Malcolm Brogdon (14 puntos, 4 rebotes) y Justin Anderson (16 puntos, 9 rebotes) se aplicaron sobre el escolta rival, que no volvió a anotar. La Wolfpack se quedó en 20 puntos en la segunda parte tras convertir tan sólo 9 lanzamientos de campo.

Virginia también sufrió para vencer a Notre Dame (56-62). Los Cavaliers, una de las mejores defensas de la categoría, dejaron al equipo de la DI con mejor porcentaje de acierto en el tiro (54,8%) en su peor nivel de lanzamientos convertidos del curso (34%). Su líder anotador, Jerian Grant (17,3 puntos por partido) sólo pudo aportar 6 puntos. Pat Connaughton (21 puntos, 8 rebotes) tuvo que multiplicarse para compensarlo. Con dos triples suyos los locales se pusieron un punto por delante a falta de 4:51. Pero Virginia no solo defiende. También sabe atacar. Dos triples de Malcolm Brogdon (13 puntos) y Justin Anderson (11 puntos) iniciaron un parcial de 2 a 12 (los 12 puntos fueron obra de estos 2 jugadores) que dejó el duelo sentenciado.

Notre Dame, que ocupa la posición del ranking no apta para supersticiosos (13), venía de asaltar la pista de la 18 North Carolina (70-71). Aprovechando una buena serie en los triples (acabaron con 10 de 23) los Fightin Irish se fueron de 10 puntos en la primera mitad, aunque una sequía de 6 minutos y medio sin transformar ningún lanzamiento de campo permitió acercarse a los Tar Heels al descanso. La segunda mitad tuvo un inicio similar. Una buena racha dio a Notre Dame un margen de 11 puntos tras una canasta de 3 de Pat Connaughton (16 puntos y 9 rebotes, 4 de 7 en triples).

A 10:18 del final el visitante Demetrius Jackson (15 puntos, 4 asistencias) anotó un triple. Los Irish sobrevivieron con 6 tiros libres los 3 siguientes minutos hasta que a falta de 6:25 el apagón fue total. North Carolina se puso por delante en el marcador, aunque su porcentaje de acierto también fue penoso (anotó 1 de sus últimos 14 lanzamientos de campo). Zach Auguste (18 puntos, 6 rebotes, 2 tapones), tras capturar un rebote en ataque, consiguió la canasta de la victoria para los suyos a falta de 68 segundos en los que los locales erraron 5 tiros de campo y los visitantes 2 libres. El palmeo de Brice Johnson llegó fuera de tiempo.

North Carolina compensó esta derrota con un triunfo de prestigio ante Louisville (72-71). En esta ocasión Chris Jones (19 puntos, 4 rebotes, 5 asistencias) empezó a anotar ya en la primera parte. Tras el descanso, su acierto fue clave junto al de Terry Rozier (25 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias) para que los Cardinals consiguiesen un margen de 13 puntos a con ocho minutos y 43 segundos por jugarse. Y justo entonces, cambiaron las tornas. Los visitantes no veían aro (3 de 12 en sus tiros hasta el final del partido) mientras que los Tar Heels lo metían casi todo (8 de 13). J.P. Tokoto (10 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias) y Brice Johnson (11 puntos, 11 rebotes) dieron impulso a una remontada que culminó Marcus Paige (10 puntos) con una entrada a canasta a 9 segundos del final.

Lousiville, quinta de la clase, ya había sudado más de la cuenta en su enfrentamiento previo para derrotar a Clemson. Por segundo partido consecutivo el base Chris Jones (22 puntos) rescató a los de Pitino con 20 puntos tras el descanso. El equipo cerró la primera parte perdiendo 18 a 22, anotando tan sólo el 22% de sus lanzamientos de campo. Jones convirtió tres tiples importantes en los segundos 20 minutos, a los que sumó 7 tiros libres de 9 lanzados y 3 de sus 5 pelotas recuperadas. El otro responsable de la remontada de los Cardinals fue el escolta Terry Rozier (15 puntos, 6 rebotes), que aportó 9 puntos y sus 4 asistencias tras volver de los vestuarios. Los de Rick Pitino acabaron ganando 58 a 52 y Montrezl Harrell, como siempre, dando espectáculo.

Georgia Tech anotó su última canasta de campo, un triple de Travis Jorgenson, a 8:53 del final del partido. Con esos tres puntos vencía por un margen de 4. En el tiempo restante, sus jugadores sólo anotaron 4 tiros libres.Y aún así, sólo perdieron de un punto ante Syracuse (45-46). Los Orange de Jim Boeheim están protagonizando la peor temporada que les recuerdo. Suerte tuvieron de que el pívot Rakeem Christmas (18 puntos, 8 rebotes) anotase dos tiros libres a falta de 13 segundos, y de que por parte de los Yellow Jackets Chris Bolden fallase un triple y Quinto Stephens su lanzamiento posterior tras capturar el rebote en ataque. Los Orange vencieron claramente a Florida State (70-57) gracias a que Trevor Cooney se reencontró con su tiro (28 puntos, 7 de 11 en triples) y a que Rakeem Christmas mantuvo su solidez interior (14 puntos, 11 rebotes, 5 tapones). La mala noticia fue la lesión en los ligamentos de su rodilla derecha del freshman Chris McCullough a los 12 minutos de partido (baja para el resto de la temporada).

Atlantic 10

Shaka Smart, entrenador de Virginia Commonwealth (20 del Top 25) tenía claro que para vencer a un equipo tan anotador como Davidson (85 puntos de media) debía detener a su principal peligro, sus lanzadores de larga distancia. Sus jugadores consiguieron que entre Jack Gibbs y Tyler Kalinoski (ambos estaban por encima del 46% en tiros de 3 puntos) sólo convirtieran 3 de sus 13 intentos triples. Y ninguno hasta los 6 minutos finales, cuando los visitantes ya perdían de 11 puntos. Tras el maquillaje final VCU se impuso por 71 a 65. Para derrotar a Saint Joseph (89-74) su equipo tuvo suficiente con el acierto en los triples de Melvin Johnson (6 de 7, 20 puntos) y Treveon Graham (4 de 6, 19 puntos).

Big East

La semana anterior Seton Hall se ganó un lugar en el ranking (19) derrotando a dos equipos ranqueados, Saint John’s y Villanova. En esta, Xavier le pagó con su misma moneda (69-58). Los Musketeers fueron por delante la mayor parte de un encuentro caracterizado por el poco acierto en el tiro exterior. La máxima ventaja visitante fue de 4 puntos en la primera mitad, tras dos triples de Haralds Karlis. Poco después, un parcial de 13 a 2 ponía 7 arriba a unos locales que sentenciaron en el tramo final de la segunda parte con otro parcial de 20 a 6 (los dos únicos triples de la noche de un Sterling Gibbs que se quedó en 8 puntos aunque repartió 7 asistencias). Al menos, los triples de Gibbs (22 puntos) sí que sirvieron ante Creighton. El último de ellos (4 de 8) le dio el triunfo a los Pirates (67-68).

La 24 Saint John’s intentó remontar el vuelo tras su mala semana anterior venciendo a un rival de prestigio, la octava Villanova. En la primera mitad, D’Angelo Harrison (25 puntos, 4 rebotes) y Phil Greene IV (14 puntos) mantuvieron vivas sus esperanzas. En la segunda, llegaron los triples de los Wildcats (7). Siete puntos consecutivos de Darrun Hillard (21 puntos) daban esa misma ventaja a los visitantes. Daniel Ochefu (13 puntos, 13 rebotes, 4 asistencias), aprovechando los problemas de faltas de los pívots neoyorquinos, remató a la Red Storm con 4 canastas consecutivas condenándoles a encajar su tercera derrota consecutiva, todas en el calendario de conferencia (72-90). Villanova redondeó su semana con un triunfo ante DePaul (81-64) anotando 13 triples de 27 intentos.

Big 10

Como consecuencia de un codazo recibido en el triunfo ante Purdue (62-55) , la número cuatro Wisconsin no pudo contar con Frank Kaminsky (que a pesar del golpe había acabado el encuentro con 21 puntos) ante Rutgers. Cuando el equipo ganaba de 12 al descanso no parecía que su ausencia fuese tan importante. Pero cuando Myles Mack (21 puntos) y Kadeem Jack (20 puntos) empezaron a anotar como locos en la segunda parte, Wisconsin echó en falta su aportación. La situación se complicó aún más tras perder por lesión al base Traevon Jackson. Los de Bo Ryan acabaron sucumbiendo 67 a 62 a pesar del último esfuerzo de Nigel Hayes (15 puntos, 10 rebotes, 5 asistencias) por impedirlo. Demasiadas bajas para un conjunto con una rotación corta de jugadores.

La onceava de la semana Maryland cayó en su visita a Illinois (64-57). Los locales no pudieron contar con el concurso de su líder anotador y reboteador Rayvonte Rice, quien sufrió una fractura en su mano izquierda en un entrenamiento. Malcolm Hill, la segunda espada del equipo, asumió su rol con 28 puntos y 7 rebotes. El encuentro se mantuvo igualado hasta que Hill lo rompió anotando 12 puntos en un demoledor parcial de 20 a 3 para empezar la segunda parte. Los Terrapins se rehicieron derrotando a Purdue (60-69).

Ohio State, 22 de la lista, dominaba claramente a Minnesota al descanso (29-41) gracias a la inspiración de su novato estrella D’Angelo Russell (25 de sus 27 puntos en los primeros 20 minutos con 5 de 5 en triples). En la segunda parte, la defensa de los de Richard Pitino congeló su muñeca. El escolta, tras fallar los cinco tiros de campo que intentó hasta el desenlace final, no volvería a anotar hasta la prórroga, y fue gracias a dos tiros libres. Una canasta desde la media distancia de Marc Loving (13 puntos, 7 rebotes) a 6 segundos del final salvó a los ranqueados (72-74).

Los Buckeyes no tuvieron tanta suerte en la pista de Indiana (69-66). Tras empezar anotando 4 de sus 9 primeros lanzamientos, la defensa local se ajustó perfectamente sobre los jugadores de Ohio State dejándoles en un 19 de 58 los 35 minutos restantes. Los Hoosiers tuvieron una ventaja máxima de 9 puntos en los primeros minutos la segunda mitad. Sam Thompson (12 puntos) lideró la reacción visitante en el tramo final del encuentro, pero con 32 segundos de juego por disputarse falló el tiro libre que hubiera puesto el empate en el marcador. James Blackmon (18 puntos, 16 tras el descanso) le ganó el duelo de escoltas novatos a D’Angelo Russell (13 puntos pero 3 de 15 en los tiros). El espectáculo lo puso Troy Williams (15 puntos, 12 rebotes).

Indiana venía de caer ante Michigan State (70-50) en el duelo entre dos clásicos en apuros. Los Spartans, conscientes de su mal momento, se centraron en su defensa dejando a los Hoosiers en un 18% de acierto en el lanzamiento en la primera mitad (28,3% al final de los 40 minutos). Su buena labor en este campo junto con el control del rebote (50 a 28) les dio el dominio total del encuentro a partir del minuto 5 de juego. Denzel Valentine (15 puntos, 6 rebotes, 4 asistencias) y Branden Dawson (14 puntos, 13 rebotes) fueron los jugadores más destacados del equipo de Tom Izzo.

En su segundo partido de la semana, los Spartans parecieron encontrar el punto de inflexión que necesitaban para salir del pozo. Tras empezar dominando en su visita a Iowa, se vieron 11 abajo a 2:50 del descanso ante el empuje en la pintura de Gabriel Olaseni (18 puntos, 4 rebotes). Tom Izzo, desesperado, provocó una técnica en el último minuto de la primera mitad. Su equipo encontró la inspiración en la segunda parte desde la línea de 3 puntos, convirtiendo 8 de sus 9 intentos en el período. Liderada por Travis Trice (25 puntos, 7 de 8 en triples) y Denzel Valentine (18 puntos, 9 rebotes, 6 asistencias, 4 de 7 en triples), Michigan State acabó venciendo 61 a 75. En su siguiente encuentro se demostró que la crisis seguía bien viva. Michigan State necesitó una prórroga para superar a Northwestern (84-77) tras haber llegado a ganar de 14 en la primera parte y de 11 en la segunda.

Big 12

Kansas, doceavo mejor equipo según los votantes de AP, ganó por la mínima en su visita a la 21 del Top 25 Baylor (55-56). Los Jayhawks anotaron 18 puntos en unos 20 primeros minutos de escaso acierto en ataque (27%). Por suerte para ellos su rival no estuvo mucho mejor, con lo que se fueron al descanso perdiendo “sólo” de 4. A la vuelta del vestuario el equipo parecía otro, anotando el 73% de sus lanzamientos.

Jamari Traylor (13 puntos, 5 rebotes) y Frank Mason (11 puntos, 5 asistencias) igualaron el encuentro contrarrestando el acierto local en los triples (8 de 15) y los puntos de Kenny Chery (25). Wayne Selden, con tres canastas consecutivas, dio a Kansas su máxima ventaja de 3 puntos a 1:18 del final. La jugada más espectacular fue un mate de Jonathan Motley. Lástima que fue invalidado por una falta en ataque sobre Traylor. El partido contra Texas Tech fue considerablemente más placido para los Jayhawks (86-54).

La número 16 del ranking Oklahoma barrió a la décima Texas de su propia pista (49-70). Los Longhorns sólo fueron por delante (3-2) gracias a un triple de Javan Felix. Luego empezó su sufrimiento con un parcial de 0 a 10. Los Sooners dejaron a los locales en 14 puntos al descanso (14-33), su peor marca histórica en un partido en esta conferencia. Durante la primera mitad, los tejanos sólo convirtieron 6 de sus 30 lanzamientos de campo. En la segunda parte, la diferencia en el marcador nunca bajó de los 20 puntos. Buddy Hield (13 puntos, 7 rebotes) fue el máximo anotador de Oklahoma, seguido de cerca por un Tashawn Thomas dominador bajo los aros (12 puntos, 11 rebotes).

La alegría de Oklahoma no duró demasiado tras caer en casa ante Kansas State (63-66). El héroe del partido fue el base visitante Marcus Foster (14 puntos). Tras un eslálom imposible contra el mundo anotó por elevación ante Ryan Spangler, 13 centímetros más alto que él, la canasta que forzaba la prórroga. Y al final de los 5 minutos extra Foster emulaba a su ídolo de infancia Kobe Bryant consiguiendo el triple de la victoria de los Wildcats. De nada les sirvió a los Sooners la mejor actuación como universitario de Buddy Hield (31 puntos). Hield anotó 13 de los primeros 15 puntos de su equipo para acabar la primera parte con 20.

Texas cedió nuevamente ante otro rival del mismo estado, Oklahoma State (69-58). Le’Bryan Nash y Phil Forte lideraron a los Cowboys con 20 puntos por cabeza, bien acompañados por el transfer de LSU Anthony Hickey (10 puntos, 9 rebotes, 7 asistencias). Entre Forte y Hickey anotaron 20 de los últimos 30 puntos de su equipo en el tramo final del encuentro en el que Oklahoma State arrolló a su rival a base de triples (6, 3 de Forte). Myles Turner, que volvió a la segunda unidad, aportó 18 puntos, 6 rebotes y 5 tapones para una Texas que puede sufrir un duro castigo en el próximo ranking.

Oklahoma State se desquitaba así de su ajustada derrota ante la 17 del Top 25, Iowa State (63-61). Uno de los titulares de los Cyclones con menos cartel, Dustin Hogue (17 puntos, 8 rebotes), salvó a los locales de la derrota. El alero anotó todos sus puntos en la segunda mitad, consiguió la última canasta de su equipo dándole un margen de 4 puntos para entrar en el último minuto y evitó un triple en los últimos segundos que podría haber cambiado el signo del partido con un tapón apoteósico. George Niang colocó otro tapón sobre el intento desesperado de Phil Forte (21 puntos, 4 rebotes, 5 asistencias) en el último segundo.

A Iowa State le tocó sufrir otra noche más para volver a vencer, en esta ocasión al 14 del ranking West Virginia (72-74). Una racha de 7 puntos de Abdel Nader (19 puntos, 7 rebotes)  le dio a los Cyclones una ventaja de 6 puntos a 3:28 del final. Los Mountaineers sólo anotaron 3 de sus 15 tiros de 3 puntos. Uno de ellos dio inicio a su remontada que culminó Juwan Staten (23 puntos, 4 asistencias) con una jugada de 2+1. El base empañó su partido fallando 2 tiros libres decisivos cuando quedaban 21 segundos de juego. Abdel Nader acertó los suyos y a 1 segundo del final. Naz Long anotó el primero y falló el segundo para asegurar el resultado.

Baylor se reencontró con el triunfo ante uno de los equipos revelación de la fase anterior de la temporada y que ya encadena tres derrotas en la actual, Texas Christian University (59-66). Los Bears firmaron su peor noche cara a canasta de la temporada (29,8%). En los tiros libres no estuvieron mucho mejor (67,4%, 31 de 46) aunque por suerte para ellos los locales no les fueron a la zaga (53,6%, 15 de 28). Los 40 minutos acabaron con empate a 53 después de que el base de Baylor Kenny Chery se empachase de balón en la última posesión de su equipo. En la prórroga lo compensó con 7 de sus 13 puntos. Rico Gathers firmó un doble doble monstruoso para los ganadores con 17 puntos y 18 rebotes (10 ofensivos).

Conference USA

Old Dominion jugó el primer partido de su historia como equipo del ranking (25). Los Monarchs celebraron la efeméride con un triunfo ante Marshall (51-72). Una acertada política de atracción de jugadores transferidos de otras universidades explica que un equipo que la temporada pasada acabó con un balance de 18-18 sume ahora 13 victorias en 15 partidos. Trey Freeman, su líder anotador (16,4 puntos de media), proviene de Campbell. Jonathan Arledge, que sumó 13 puntos y 6 rebotes ante Marshall, llegó desde George Mason.

La buena racha de Old Dominion se acabó ante Western Kentucky (72-65). George Fant fue su pesadilla durante la primera parte anotando 20 de sus 24 puntos totales y capturando 10 de sus 13 rebotes. En la segunda mitad Chris Harrison-Docks (19 puntos) y T.J. Price (15 puntos) culminaron la tarea de su compañero.

Horizon

Keifer Sykes es uno de los anotadores más peligrosos del baloncesto universitario. El hecho de jugar en un equipo modesto como Green Bay de una conferencia menor como la Horizon le resta mucha visibilidad. Los Phoenix superaron a Milwaukee (63-79) con 34 puntos de su estrella (13 de 20 en los tiros de campo, de ellos 5 de 7 en triples). Después de 16 minutos disputados ya había anotado 22 puntos, por 19 de todo el equipo rival. Sykes empezó fallando su primer lanzamiento para anotar los 8 siguientes, 4 de ellos triples. Aquí os dejo su exhibición.

Mountain West

Colorado State sumó su segunda derrota consecutiva tras haber empezado la temporada ganando sus primeros 14 partidos. Los 23 puntos, 7 rebotes y 4 recuperaciones de J.J. Avila se quedaron cortos ante el escaso acompañamiento del resto del equipo. Dos canastas de Larry Nance Jr (15 puntos, 6 rebotes) encauzaron un triunfo para Wyoming que selló de forma definitiva Jason McManamen con un triple a 23 segundos del final. La mala racha de los Rams se cerró ante Air Force (87-92) gracias al partidazo de J.J. Avila (28 puntos, 14 rebotes, 5 asistencias) mientras que Larry Nance (18 puntos, 10 rebotes, 4 asistencias, 4 tapones) volvía a tener una buena noche en el triunfo de Wyoming sobre Boise State (65-54). Marvelle Harris anotó 40 puntos para ayudar a Fresno State a vencer a Nevada (66-69).

Pacific 12

Arizona, séptimo mejor equipo según los votantes de AP, cedió su primera derrota en la Pac 12 en su visita a la Oregon State (58-56) que lidera Gary Payton Jr (10 puntos, 9 rebotes, 3 asistencias). Por segunda vez en la semana, T.J. McConnell fue su jugador más acertado en ataque (13 puntos, 6 rebotes, 6 asistencias con 6 de 12 en los tiros de campo). El base había llegado hasta los 21 puntos en el triunfo previo ante Oregon (62-80).

El resto de jugadores de los Wildcats o bien tuvieron malos porcentajes o bien tuvieron pocas ocasiones para lanzar en un duelo muy defensivo. El encuentro fue igualado en todo momento, y ninguno de los dos equipos tuvo ventajas superiores a los 4 puntos. La defensa de los Wildcats concedió una entrada a canasta fácil a Langston Morris-Walker (12 puntos, 8 rebotes), quien anotó a 28 segundos del final. McConnell tuvo un lanzamiento para forzar la prórroga en el último segundo, pero no acertó ante la alegría de los seguidores locales.

La nueve del ranking Utah se mantuvo firme en el liderato de la conferencia. En su único partido e esta semana derrotó sin problemas a un rival que le podía plantear problemas como Colorado (74-49). Los Utes se aplicaron en defensa, sumando 28 de sus puntos tras pérdidas de pelota visitantes. En segundas opciones llegaron 13 más fruto de sus 14 rebotes en ataque. Colorado fue incapaz de anotar ningún punto durante unos 8 minutos y medio interminables de la primera parte en los que fallaron 5 tiros y perdieron 7 balones.

Cuando peor lo tenía, UCLA rompió una racha de 5 derrotas consecutivas con un triunfo ante Stanford tras dos prórrogas (81-86). El equipo que dirige Steve Alford perdía de 11 en el ecuador de la segunda parte, acribillado desde la lejanía por Chasson Randle (32 puntos, 7 de 13 en triples) y Anthony Brown (21 puntos, 5 de 11 en tiros de 3 puntos). El freshman Kevon Looney (27 puntos, 19 rebotes) surgió al rescate de los Bruins.

El ala pívot anotó 10 de sus puntos en el parcial de 1 a 15 que igualó el encuentro. Randle y Brown tuvieron sus tiros de la victoria al final de la segunda parte con el marcador empatado a 66, pero fallaron. Al final de la primera prórroga Randle volvió a tener su oportunidad con 2 tiros libres que le podían haber dado el triunfo a los Cardinals. Sólo anotó 1. En el segundo período añadido Tony Parker (22 puntos, 12 rebotes) remató la faena para UCLA con dos mates. Los de Steve Alford siguieron con su línea ascendente superando a California (73-54) a pesar del festival triplista de Jordan Matthews (23 puntos, 6 de 9 en tiros de 3).

Washington se mantuvo en su caída en picado tras encadenar su cuarta derrota consecutiva. En el derbi estatal ante Washington State (77-80) perdió a pesar de la buena actuación de Nigel William-Goss (30 puntos, 7 rebotes, 6 asistencias, 3 recuperaciones). La seguridad de Davonte Lacey (25 puntos) desde la línea de tiros libres, anotando los 6 últimos de los estatales, frustró su intento de remontada.

Southeastern Conference

La primera de la clase, Kentucky, rozó la derrota ante Ole Miss (89-86) en su primer partido del curso en la SEC. Los Wildcats abrieron el partido con un parcial de 18 a 5 gracias a 7 puntos de Karl Towns y 3 triples de Aaron Harrison (26 puntos, 4 rebotes). Los Rebels, lejos de rendirse, llegaron al descanso con una ventaja de 2 puntos liderados por Stefan Moody (25 puntos, 5 de 7 en triples). En la segunda mitad él y Jarvis Summers (23 puntos, 4 asistencias, 4 recuperaciones) mantuvieron a los visitantes en el partido.

Los de John Calipari tampoco pudieron poner tierra de por medio en la prórroga. A 15 segundos del final Trey Lyles falló 2 tiros libres, lo que dio a Martavious Newby la oportunidad de alargar el partido cinco minutos más. Para tranquilidad de los locales, su triple no entró. Fue el partido de la presente temporada en que Kentucky ha encajado más puntos y el primero en el que su rival le superó en puntos en la pintura (26 a 30). El español Sebas Saiz (6 puntos, 7 rebotes, 3 tapones) puso su granito de arena en este último logro de Ole Miss. Saiz firmó 10 puntos y 5 rebotes en la victoria ante South Carolina (65-49).

En su segundo partido de la semana los apuros para los discípulos de Calipari aún fueron mayores. Durante los primeros 20 minutos de juego, Texas A&M llegó a ganar de 11 con un Danuel House muy inspirado (25 puntos, 9 rebotes). Después del descanso Kentucky parecía que podía empezar a respirar tranquila cuando se puso 7 arriba a 6 minutos del final. Pero los Aggies hicieron lo impensable. ¿Remontar? No, más aún. ¿Forzar una prórroga? No, fueron dos. Devin Booker (18 puntos, 4 de 7 en triples) lideró en anotación a unos negados Wildcats en el tiro (28,1%). Aaron Harrison no veía aro, y aún así siguió lanzando (12 puntos, 4 de 20 en los tiros de campo).

Arkansas, antepenúltima del ranking, empezó apurada su encuentro en la pista de Georgia (75-79).  Los Razorbacks, tras ceder un margen de 13 puntos a su rival, llegaron al descanso 7 abajo en el marcador. Después de haber anotado 15 de sus 26 lanzamientos (de ellos 6 de 9 triples) en la primera parte, los locales anotaron 4 de sus primeros 18 en la segunda. Bobby Portis (21 puntos, 5 rebotes) sólo había contado con la ayuda de Michael Qualls (17 puntos, 7 rebotes) en el primer período. En el segundo, con la aparición en ataque de más compañeros, Arkansas remontó. Alandise Harris (15 puntos), con 7 puntos seguidos, puso por delante al equipo de forma definitiva a 5 minutos del final. Portis se fue hasta los 32 puntos y los 11 rebotes en el triunfo ante Vanderbilt (82-70).

Florida, liderada por Dorian Finney-Smith (20 puntos, 7 rebotes) rompió una racha de dos derrotas de la semana anterior en su debut de conferencia ante South Carolina (68-72). Por primera vez esta temporada, Michael Frazier (17 puntos) no fue titular. El entrenador Billy Donovan decidió que saliera desde el banquillo. La presión por liderar el equipo ha hecho perder efectividad en su tiro a Frazier. Este no es el único problema de Donovan, que ha sancionado a John Horford (hermano del NBA Al) por mala conducta. Los Gators sumaron su segundo triunfo de la semana ante Mississippi State (72-47).

West Coast

Gonzaga, sexta del ranking, se mantuvo firme en su conferencia derrotando a San Francisco (88-57) y Santa Clara (79-57) con buenas actuaciones de su pivot Przemec Karnowski (16 puntos ante los Dons y 18 y 9 rebotes contra los Broncos). El primer partido de la semana, en su retorno a su pista de Spokane tras tres semanas jugando fuera de casa, lo solventaron en la segunda mitad con un parcial de 16 a 2. En el segundo tuvieron 5 jugadores con más de 10 puntos anotados. Uno de ellos, Domantas Sabonis (11 puntos, 9 rebotes). Saint Mary’s le sigue disputando el liderato de la conferencia tras vencer apuradamente a Pacific (47-54) con 21 puntos y 11 rebotes de Brad Waldow. Fue el único jugador de los dos equipos en llegar a los 10 puntos.

Un entrenador en patinete

El técnico de Saint Bonaventure Mark Schmidt se lesionó el tendón de Aquiles hace unas semanas, y desde entonces utiliza un patinete de 3 ruedas adaptado para dirigir a su equipo durante los partidos. La solución tiene sus riesgos. El artilugio no es tan estable como podría parecer, y la prueba evidente fue su vuelco al final del encuentro ante Massachusetts. Por suerte, Schmidt no resultó dañado en el percance.

Versión íntegra del artículo publicado en http://www.encancha.com

Anuncios
NBA.com | Hang Time Blog

The official news blog of NBA.com with commentary and analysis from NBA.com's staff of writers.

ProBasketballTalk

Basketball - NBC Sports

EL ECO SIN PASOS

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

La Canasta Americana 🏀

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

A %d blogueros les gusta esto: