Joel Embiid, ¿tras los pasos de Greg Oden en la NBA?

22 Jun

El draft de la NBA del 2014 ha añadido un  elemento  que hasta ahora le faltaba. Anda sobrado de talento, como vengo repitiendo desde noviembre. Tiene emoción, por la incertidumbre de un número 1 competido. Y ahora, además, tiene drama. El que se cierne sobre el futuro de la carrera de un joven jugador.

En noviembre todo hacía suponer que este iba a ser el draft de Andrew Wiggins. Este joven alero canadiense, hijo de un exjugador de la NBA, llegaba a la NCAA siendo uno de los deportistas más populares de los EUA, la promesa que todo el mundo quería ver. Demasiadas expectativas, demasiados minutos de fama para un chaval recién salido del instituto. En resumen, demasiado “hype”.

Era una misión casi imposible responder a tanta fama con una actuación al alcance de todo lo que cientos de páginas de prensa y internet habían dicho de él. Y Wiggins no ha cumplido. ¿Es por ello un mal jugador? Todo lo contrario. Simplemente, aún no ha llegado al límite del potencial que se le prevé. Una temporada en el baloncesto universitario en los Jayhawks de Kansas no ha sido suficiente para lograrlo.

Los dos principales candidatos a hacerle sombra eran otros dos freshman, el alero Jabari Parker y el ala pívot Julius Randle. Parker, también hijo de exjugador NBA, tuvo un principio de temporada arrollador, con unos promedios anotadores excepcionales para un debutante. Las limitaciones en el juego de Duke, que carecía de jugadores altos de buen nivel, obligaron a su entrenador Mike Krzyzewski a ponerlo de 4. Ha rendido, pero esa no es su posición.  Sus números fueron bajando al tiempo que caían las opciones de Duke de hacer una temporada acorde a su historia. Y el equipo cayó en su primer partido del torneo nacional ante la modesta Mercer.

Julius Randle también se mostró dominador en la parte inicial de la temporada, un coloso bajo los tableros. Su fuerza física y juego de pies hacían a este zurdo un jugador imparable cuando decidía encarar canasta. Sus números individuales fueron bajando a medida que sus compañeros exteriores subieron de nivel y se pusieron a su altura. Hasta que cayeron en la gran final de marzo ante la sorprendente Connecticut…y con Randle anulado por la defensa rival. Y para acabar de arreglarlo, en las mediciones oficiales previas al draft se quedó algo bajito para su posición. Y eso si que es grave.

Embiid explota antes de lo previsto

Y  mientras tanto en Kansas se había producido una eclosión inesperada, la del pivot camerunés de 2,13 Joel Embiid. Todos haciendo cola para ver a Wiggins, y resulta que el “bueno” era uno de los reservas de su equipo. Tras unas pocas semanas, desplazó a Tarik Black del cinco titular y le discutía al que todos apuntaban como futuro número 1 del draft el liderazgo del equipo. Técnicamente aún estaba verde, pero lo compensaba con su potencia atlética y su gran coordinación. Al jugador de los Jayhawks se le esperaba, pero no tan pronto.

Joel Embiid es otro ejemplo más de una historia bien conocida por los aficionados al baloncesto. La del joven talento africano, sobrado de centímetros, que empieza jugando al futbol. Hasta que algún cazatalentos le echa el ojo, le convence de su errónea elección de deporte y se lo lleva a estudiar a los Estados Unidos. En el caso de este pívot al que han llegado a comparar con el gran Hakeem Olajuwon, su descubridor y mentor ha sido el NBA Luc Richard Mbah a Moute.

 

Pero cuando llegó la fase clave de la temporada NCAA, la de los torneos de conferencia y luego la Locura de Marzo, Embiid desapareció. Una fractura por estrés en su espalda le obligó a perderse los partidos más importantes de la temporada. Mientras en Kansas rezaban por su recuperación y apremiaban a Wiggins a tomar los galones que en teoría le correspondían, jugaban al despiste con la fecha de un retorno del pívot…que nunca se produjo. El equipo que entrena Bill Self cayó eliminado en la segunda ronda del cuadro completo ante Stanford.

Esta pronta eliminación no supuso un lastre para las posibilidades del joven africano en el draft. Más bien al contrario. Su ausencia había pesado más que la presencia de Wiggins. Punto para él. La duda era como se recuperaría de su inoportuna lesión de espalda. Una incógnita que la agencia que le representa se encargó de despejar con una sesión preparatoria abierta a todos los ojeadores de los equipos de la NBA y los medios, y que ya os mostramos en un artículo anterior. El camino de Embiid hacia el número 1 quedaba despejado.

Los Cavaliers, el equipo que elegirá en primera posición, cumplieron el guión previsto y le invitaron para hacer un entrenamiento privado. Tras la sesión de trabajo, fuentes de la franquicia manifestaron que el jugador les había gustado pero no les había convencido por completo. Era una forma educada de empezar a negociar, tanto con los representantes del jugador como con otros conjuntos de la NBA interesados en hacer un canje. Embiid apuntaba a número 1.

Hasta que la semana previa el draft el jugador volvió a lesionarse. Otra fractura por estrés, pero en esta ocasión en su pie derecho. Una lesión que le ha obligado a pasar por el quirófano y que le mantendrá de baja entre 4 y 6 meses. Embiid no podrá realizar el entrenamiento que tenía concertado con los Milwaukee Bucks, ni estar presente este jueves en la gran noche del draft, ni jugar la liga de verano con el equipo que le seleccione. Ya veremos si llega a tiempo de empezar la temporada.

Embiid, fuera de la lucha por el número 1

Si la lesión de espalda tenía cierta importancia, el efecto de la del pie es devastador para las esperanzas del camerunés.  Baste recordar los problemas que sufrió Yao Ming en sus pies, y que le obligaron a retirarse. Espalda y pies son las dos zonas más sensibles para un pívot, las que soportan más duramente los rigores de su peso. Y a Embiid, en su corta carrera, ya le han fallado las dos.

El caso de Greg Oden está aún demasiado reciente como para olvidarlo. Teniendo en cuenta que los Cavaliers ya parecieron equivocarse eligiendo en primer lugar del último draft a Anthony Benett, es difícil que vuelvan a arriesgarse a no ser que tengan apalabrado el traspaso del pívot a otra franquicia dispuesta a jugársela.

A Greg Oden, uno de los fichajes de Miami Heat para este curso que ha acabado, ya le dediqué parte de un artículo en pretemporada . Completaré lo dicho entonces con un par de datos más. Tras tres temporadas en blanco, Oden ha participado en 23 partidos con los Heat, en los que ha estado pista 212 minutos (una media de 9,2). Tres de ellos han sido en playoffs,  con un tiempo total en pista de 7 minutos. Y ninguno de ellos fue en las Finales contra los Spurs. Queda claro que está muy lejos de ser un jugador determinante.

Y con los problemas físicos de Embiid, y la corta estatura (para un ala pívot NBA) de Randle, el camino vuelve a abrirse para Andrew Wiggins, con Parker como único rival de importancia. Aunque el canadiense no debería descuidarse. Porque hay otro talento internacional que está subiendo muchos enteros de cara a la gran noche. Se trata del base-escolta australiano  de 1,98 Dante Exum.

A pesar de venir de la lejana Oceanía, Exum tiene algunos lazos con la NBA.  Su padre, Cecil Exum,  es norteamericano y llegó a jugar en la NCAA. Y no lo hizo en un equipo cualquiera, sino en Carolina del Norte. Tuvo el honor de formar parte del mítico equipo de los Tar Heels que ganó el “March Madness” de 1982, con nombres tan ilustres en sus filas como Michael Jordan, James Worthy y Sam Perkins. Elegido en novena ronda del draft de 1984 por los Denver Nuggets, no llegó a debutar. Y emigró a Australia, donde desarrolló su carrera baloncestística. Y donde nació su hijo.

Exum no ha jugado en NCAA, sino que salta a la NBA directamente del baloncesto de formación de su país. Lo cual tal vez no sea una desventaja, tal como hemos visto por lo expuesto anteriormente en los casos de Wiggins, Parker y Randle. A nivel internacional participó en el campeonato del mundo sub-19 del 2013, en el que le hizo un traje en cuartos a España.

 

publicado en http://www.encancha.com, junio 2014

Anuncios
NBA.com | Hang Time Blog

The official news blog of NBA.com with commentary and analysis from NBA.com's staff of writers.

ProBasketballTalk

Basketball - NBC Sports

EL ECO SIN PASOS

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

La Canasta Americana 🏀

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

A %d blogueros les gusta esto: