Pau Gasol seguirá en los Lakers (segunda parte)

9 Ene

Cuando parecía cantado que Pau Gasol haría las maletas rumbo a Cleveland, las exigencias de Los Lakers dieron al traste con un trato prácticamente cerrado. Como decía en un articulo anterior, Gasol seguirá en Los Lakers…por ahora. El cupón de descuento de Andrew Bynum se lo quedaron los Chicago Bulls.

La operación entre Lakers y Cavaliers, que no cuajó, consistía básicamente en un cambio de cromos. Los Lakers cedían a su máximo reboteador y segundo mejor anotador en estos momentos a cambio de un exLaker que se ha pasado la temporada anterior en blanco, en esta había sido apartado de su equipo y con,  al parecer, un nulo interés por recuperar su nivel.

Así presentada, esta operación parecía carecer de toda lógica. Y desde un punto de vista puramente deportivo, no la tenía. La explicación hay que buscarla en la contabilidad. El interés de los californianos por recuperar al mismo jugador del que se libraron hace dos veranos en el trueque que les proporcionó los servicios de Dwight Howard radicaba en una peculiaridad del contrato de Bynum.

El pívot arrastra un largo historial de lesiones en las rodillas. Tras una temporada en blanco (su año en los Sixers), los Cavaliers no se fiaban de un jugador con muy mala fama respecto a su motivación y su interés por el baloncesto. Así que le firmaron 12 millones de dólares por temporada en un contrato no garantizado. Si le cortaban antes del 7 de enero la cantidad a pagar era “sólo” de 6 millones.

En Cleveland confiaban en que esta amenaza serviría de estímulo para que Bynum se esforzara en recuperar el nivel mostrado en su etapa en Los Lakers. Nada más lejos de la realidad. Este número 10 del draft del 2005, del que se esperaba que algún día llegase a ser un pívot dominante, se ha quedado por el camino. Toda la NBA tenía claro que iba a ser cortado.

La operación ahorro

Y llegado este punto es cuando se despierta el interés de los Lakers por su exjugador. Los Cavaliers, con una plantilla integrada por jugadores jóvenes, no sobrepasan el tope salarial. Algo que sí le ocurre al equipo de Los Angeles, cuyas nóminas suman un total de 78.672.819 dólares, casi 7 millones por encima del límite de las tasas. De mantener su estructura salarial, los californianos deberán pagar 11 millones a final de temporada en concepto de impuesto de lujo.

Enviando los 19,2 millones de sueldo de Gasol a los Cavaliers y recibiendo los 6 millones de Bynum (porque todos teníamos claro que el jugador no seguiría con contrato el 8 de enero) los sueldos de los Lakers quedarían por debajo de la cantidad máxima permitida. Y el equipo se ahorraría unos 11 millones de penalización (al difunto Jerry Buss eso nunca le preocupó, aunque parece que a su hijo Jim si). Y eso en el corto plazo.

Porque la franquicia tiene una larga tradición de sobrepasar los topes salariales. Lo cual, bajo una clausula del nuevo convenio que será efectiva a partir de la siguiente temporada, encarece la multa a pagar. Para hacerse una idea, los 11 millones de esta pasarían a ser 18 la siguiente. Y este encarecimiento se mantendría hasta que los Lakers cerrasen una temporada por debajo de este límite.

El acuerdo parecía fácil entre las dos franquicias. Los Cavaliers ya se habían interesado por Pau Gasol antes de que Howard anunciase su marcha a los Rockets. Lo veían como la pieza que les faltaba para acompañar a Kyrie Irving hasta los playoffs. El base dio el susto con un golpe en la rodilla en mitad de las conversaciones, pero por suerte la cosa no fue seria. Una lesión de su estrella hubiera enfriado el interés del equipo de Cleveland en absorber un salario elevado sin la esperanza de entrar en la lucha por el anillo.

La falta de valentía de los Lakers

La franquicia angelina quería reducir sus costes salariales. Y de paso, eliminar un foco de tensión en la plantilla ante un jugador que no se adapta al sistema de juego del entrenador y que arrastra demasiados problemas físicos. A pesar de que sea el “brother” de Kobe Bryant. La estrella mostrará su disgusto si traspasan a su colega del alma, pero no se plantará. Acaba de renovar, con 35 años, por dos temporadas más a razón de 24 millones de dólares por cada una de ellas.

Pero he aquí que a Mitch Kupchak, general mánager del equipo, le entró miedo. Cerrar la operación así tal cual era admitir que se tiraba la temporada, gritar a los cuatro vientos que Los Lakers hacían tanking para colocarse cara al draft, cargarse de un plumazo la tradición y el prestigio de la segunda franquicia con más Finales de la NBA ganadas.

Y Kupchak, para guardar las apariencias, intenta nadar y guardar la ropa. Sube sus exigencias y pide, además de Bynum, a Dion Waiters y/o una primera ronda de draft. El escolta, número 4 del draft del 2012,  es el segundo mejor anotador de los Cavaliers con 15 puntos por partido y uno de los pilares en su proyecto de futuro. El ejecutivo no evalua bien la situación, no está en situación de exigir. El principal interesado en el trato son los Lakers, y no los Cavaliers, con más ofertas interesantes sobre la mesa.

Bynum  acabó siendo despedido en Chicago a cambio de Luol Deng, dos elecciones en primera ronda de draft muy protegidas (en ningún caso corresponderían a una de las 10 primeras elecciones) y dos segundas rondas. Todas estas opciones de draft provienen de otros equipos  a través de cambios pasados realizados por unos Cavaliers que así protegen sus posibilidades de crecimiento futuro.

¿Y ahora qué?

El 20 de febrero se cerrará el mercado de traspasos en la NBA. Hasta esa fecha, la situación de Pau Gasol seguirá generando rumores, tal y como viene ocurriendo las últimas temporadas. No esperéis un artículo sobre cada uno de ellos. Colapsaríamos la red. Así que informaré sólo sobre noticias provenientes de fuentes altamente fiables o hechos consumados.

Si para esa fecha no ha sido traspasado, lo más probable es que acabe la temporada y empiece un verano muy movido. Veo difícil que siga en los Lakers. Primero, tendría que aceptar una rebaja muy considerable de su sueldo (suponiendo que le ofrezcan esa posibilidad). Y seguro que recibe ofertas mejores de otros equipos. Y segundo tendría que producirse la salida del entrenador Mike d’Antoni. No tiene mucho sentido quedarte en un sitio en el que el jefe quiere echarte. No esperéis que vuelva a España. Por poco que le paguen, será el doble de lo que cobraría en la ACB.

Y antes de que alguno me pregunte por la posibilidad de la amnistía (que seguro que sale el tema), lo aclararé. La amnistía es una figura del convenio vigente en la NBA que permite a un equipo cortar a un jugador sin que el salario del despedido cuente para el tope salarial. Los Lakers no pueden amnistiar a Pau Gasol. Porque ya amnistiaron en su día a Metta World Peace, y durante la vigencia del convenio cada equipo sólo puede amnistiar a un único jugador.

El antaño primer equipo de Los Angeles es el tercer peor del Oeste, con 14 victorias y 22 derrotas. Han ganado uno de sus 10 últimos partidos. Perdieron de forma consecutiva contra tres de los peores conjuntos de la NBA, Utah Jazz, 76ers de Filadelfia y Milwaukee Bucks. Si lo que quieren es “tankear”, no les hace falta librarse de Gasol para ello.  Por cierto, de jugar en el Este con este registro rozarían las plazas de play offs. Pero ese es tema para otro artículo.

 

artículo publicado en http://www.encancha.com, enero 2014

Anuncios
NBA.com | Hang Time Blog

The official news blog of NBA.com with commentary and analysis from NBA.com's staff of writers.

ProBasketballTalk

Basketball - NBC Sports

EL ECO SIN PASOS

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

La Canasta Americana 🏀

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

A %d blogueros les gusta esto: