North Carolina también puede con Kentucky

16 Dic

Los exámenes de final de semestre han reducido el ritmo de partidos. No olvidemos que los jugadores son estudiantes (o eso se les supone). Aún así, hemos tenido duelos muy interesantes. Ell número 1 ha sufrido para mantener su imbatibilidad y North Carolina se confirma como la “matagigantes” de la temporada.

En el artículo de la semana anterior, acertamos con el pronóstico (la verdad es que tampoco era muy difícil): Arizona le arrebató a Michigan State el número uno del ránking de Asociated Press. Syracuse ascendió hasta el segundo lugar, seguida de cerca por Ohio State y Wisconsin. Los Spartans, por su parte, cayeron hasta el quinto lugar.

Las grandes caídas las protagonizaron Kentucky y Kansas, que perdieron 8 y 7 lugares respectivamente. Los Wildcats son ahora onceavos mientras que los Jayhawks ocupan la posición de la mala suerte, la 13. Peor les fue a UCLA, Michigan y Dayton, que desaparecieron de la lista de los 25 mejores conjuntos. Los 4 primeros del Top 25 y 11 equipos más empezaron la semana invictos.

ARIZONA CONSOLIDA SU NÚMERO 1

Arizona estrenó la semana como mejor universidad del ránking con una victoria sobre New Mexico State (74-48). Los Wildcats se mantienen invictos tras 11 partidos, en cinco de los cuales dejaron a sus oponentes por debajo de la barrera de los 60 puntos. Los Aggies aguantaron 10 minutos hasta que un triple de Brandon Ashley (¡cómo ha mejorado este jugador en la distancia) dio el pistoletazo de salida para el despegue definitivo de los de Sean Miller.  La jugada de la noche, el increíble mate de Rhondae Hollis-Jefferson.

En su visita a Michigan su rival les plantó más cara (70 -72). Los Wildcats perdían 37 a 28 al descanso, con 16 puntos de Glenn Robinson III para los locales (acabó el partido con 20). Nada más empezar la segunda parte la diferencia de los Wolverines llegó hasta los 11 puntos. Pero Arizona no estaba dispuesta a dejarse la imbatibilidad a las primeras de cambio. 10 puntos seguidos de Caris LeVert dieron aire a los locales para resistir el primer arreón visitante.

La aparición de Nik Stauskas permitiía a Michigan abrir brecha de nuevo. Pero Aaron Gordon (14 puntos) y Brandon Ashley  (18 puntos) son de ideas fijas: no les gusta perder. En unos últimos 30 segundos igualados, la seguridad de Nick Johnson desde la linea de tiros libres (convirtiendo los 6 que lanzó en este lapso) daban a Arizona el margen suficiente como para contrarrestar el posterior triple de Spike Albrecht.

KANSAS ENTRA EN BARRENA

La mala racha de Kansas se prolongó en su visita al número 19 Florida (67-61), sumando su tercera derrota en cuatro partidos. Los de Bill Self empezaron mandando en el marcador (3-10 en el minuto 5) hasta que el entrenador local Billy Donovan decidió darle un baño táctico a su tocayo. Alternando las defensas en zona 2-3 y 1-3-1 con momentos de individual, despistó totalmente a los jugadores de los Jayhawks, que encajaron un parcial de 21 a 0. El peso anotador de los Gators recayó sobre dos secundarios como Patric Young y Dorian Finney Smith, desconcertando más aún a una Kansas totalmente centrada en parar a Casey Prather. Al descanso se llegó con un claro 36 a 21.

Andrew Wiggins (26 puntos, 11 rebotes), el único de los Jayhawks que le había puesto corazón al partido durante la primera mitad, encontró también el acierto en la segunda. Y intentó la remontada, aunque fuera en solitario. Con 18 puntos en este período acercó a Kansas en el marcador hasta el margen de la derrota honrosa, pero la dirección y acierto de Scottie Wilbekin (11 de sus 18 puntos en el segundo tiempo) mantuvieron a Florida por delante. En el tramo final Self ordenó a sus hombres hacer falta sobre Patric Young, un pésimo lanzador de tiros libres, pero Donovan neutralizó esta táctica con cambios de balonmano, sacando a su pívot sólo en defensa.

Kansas se reencontró con la victoria en su siguiente partido en casa, ante New Mexico (80-63). Los Jayhawks neutralizaron al pivot de Los Lobos Alex Kirk (5 puntos y 5 rebotes), y en ataque aparecieron Perry Elllis (21 puntos), Joel Embiid (18 puntos, 16 en la segunda parte). El otro motivo de consuelo para los de Bill Self fueron los excelentes números conseguidos por  Cliff Alexander, uno de los jugadores de instituto que han firmado para la próxima temporada, en un partido (30 puntos, 24 rebotes y 15 tapones). El chico promete.

KENTUCKY TAMBIÉN CAE ANTE NORTH CAROLINA

Los de Calipari perdieron en su visita a la número 18, North Carolina. Los Tar Heels, que ya han vencido esta temporada a Louisville y Michigan State, se apuntaron otra muesca derrotando a los Wildcats (82-77). Apareció James Michael McAdoo, clave en la defensa sobre la estrella rival, Julius Randle, y siendo incisivo en ataque. El alero provocó muchas faltas a sus defensores, y a pesar de no estar fino en los tiros libres (12 de 19), se fue hasta los 20 puntos.

J.P. Tokoto secundó a McAdoo durante la primera parte. En la segunda mitad el protagonismo lo asumió Marcus Paige, anotando 21 de sus 23 puntos. North Carolina consiguió un margen de seguridad de 5-6 puntos que supo administrar hasta el final del tiempo reglamentario, haciendo inútiles dos triples de los gemelos Harrison (uno de Andrew y otro de Aaron) en los últimos 20 segundos.

Kentucky  empezó la semana recibiendo al entonces mejor anotador de la categoría, la invicta Boise State (91 puntos e media). Viniendo de una derrota ante Baylor, los Wildcats no podían permitirse perder. Y no lo hicieron, a pesar del nuevo look de Willy Cauley-Stein, superando a los Broncos 70 a 55. Después de su mala noche contra los Bears, James Young había entrenado a conciencia el lanzamiento. Anotó 17 de sus 21 puntos en la primera parte, apareciendo cada vez que sus rivales intentaban acercarse en el marcador. En la segunda mitad los de Calipari se limitaron a conservar lo ganado en la primera y guardar fuerzas, aunque insuficientes para su partido contra los Tar Heels.

LOS SUSTOS DE MICHIGAN STATE Y SYRACUSE

Oakland vendió cara su derrota ante el número 5 del país (63-67). Los Spartans acusaron su parón de 10 dias sin partidos, lo que aprovecharon los Golden Grizzlies. Mucho más entonados de salida, dominaban en el marcador 20 a 12 con un buen papel de Duke Mondy (24 puntos, 6 rebotes). Mondy, líder en recuperaciones de la Division I, robó además 7 balones. Los triples de Travis Bader ayudaban a Oakland a llevar la iniciativa en este primer periodo.

Pero Michigan State despertó. Branden Dawson, criticado por su flojo papel en la derrota de su equipo ante North Carolina en su partido anterior, se reivindió con 16 puntos, 13 rebotes y 3 tapones. Adreian Payne le secundó con 20 puntos y 10 rebotes. Y en la segunda parte despertó el base Keith Appling (18 de sus 21 puntos llegaron en los últimos 20 minutos). Los Spartans impusieron su mayor físico, y se hicieron con la victoria.

El número 2 Syracuse también sufrió para sacar adelante su enfrentamiento contra Saint John’s (63-68).  Los Red Storm, en una remontada espectacular en la segunda parte, pasaron de perder de 13 a ganar de 2 en 11 minutos. Los Orange tuvieron que recurrir a  6 puntos de C.J. Fair (3 canastas desde el mismo punto cercano a la linea de fondo, a unos 5 metros del aro) y a otros 6 puntos y 2 asistencias (para Fair, por supuesto) de Tyler Ennis para asegurar el triunfo. Ambos jugadores acabaron el partido con 21 puntos, secundados por Jerami Grant con otros 14 y autor de un tapón a dos manos importante en la recta final del encuentro.

EL RESTO DE RANKEADOS

Wichita State número 12 según los votantes de AP, mantuvo su imbatibilidad tras 10 partidos. En el último de la racha derrotó a Tennessee por 70 a 61, con TeKele Cotton anotando todos sus puntos, nada menos que 19, en la segunda mitad.  En la primera, los Volunteers les habían mantenido a raya liderados por Jordan McRae (26 puntos), autor de acciones tan espectaculares como este mate.

El número 20 Gonzaga llegaba a West Virginia con el mejor porcentaje en lanzamientos de campo de la NCAA, 54,9%. Los Mountaineers les dejaron en un 44,3%, pero no pudieron parar al pívot Przemek Karnowski. Y es que, para disgusto de muchos, la altura no se entrena. Sin ningún jugador que pudiera oponerse a sus 2,15, el polaco se fue hasta los 19 puntos y 13 rebotes. Y sin embargo, los locales consiguieron ir por delante en el marcador hasta que a falta de 4 minutos el base Kevin Pangos conectó tres triples consecutivos claves en el triunfo de los Zags por 76 a 80.

La número 23 Iowa desperdició una gran oportunidad de soprender a la número 17, Iowa State, en el derbi estatal (85-82), Los visitantes, aupados por los 25 puntos y 17 rebotes de Aaron White, fueron por delante en el marcador la mayor parte de los 40 minutos de juego. Los Hawkeyes ganaban de 5 a falta de 1:21, pero un parcial de 7 a 0 de los Cyclones les dio la victoria. Zach McCabe, que acredita un 43,2% en triples esta temporada, falló desde la distancia el lanzamiento que podía haber conducido a una prórroga.

LA VIDA FUERA DEL RÁNKING

La Universidad de Maryland lleva un récord de 7 victorias y 4 derrotas. Los Terrapins abrieron su última participación en la liga regular de la Atlantic Coast, una de las conferencias con un calendario más madrugador, con una victoria sobre Boston College (80 a 88), exhibición ofensiva incluída de Dezmine Wells capaz de anotar 18 de sus 33 puntos en los últimos 7 minutos del enfrentamiento. En su siguiente enfrentamiento, ajeno a la ACC, sufrieron para derrotar a Florida Atlantic (66-62) liderada el argentino Pablo Bertone con 21 puntos, 4 rebotes y 4 asistencias. El navarro Javier Lacunza jugó 8 minutos para los Owls, pero no acertó ninguno de sus 4 lanzamientos.

Evan, el hermano pequeño del escolta de los Pelicans de la NBA Eric Gordon, parecía haber encontrado su tiro. El número 10 de Indiana, tras anotar 15 puntos (7 de 9 en el lanzamiento) la semana pasada contra North Florida, batió su marca personal con 26 (10 de 12, con 4 de 5 en triples) en la victoria de su equipo sobre Oakland por 81 a 54. Làstima que contra Notre Dame se rompió su buena racha (3 de 10 en el lanzamiento) y la de su universidad (72-79), ahora con un balance de 8 victorias y 3 derrotas. Los Fightin Irish fueron siempre por delante en el marcador liderados por los 23 puntos y 9 asistencias de Jerian Grant, hermano del jugador de Syracuse Jerami, hijo del exNBA Harvey y sobrino del campeón con los Bulls Horace. Lo lleva en los genes.

T.J. Warren sigue tirando del carro de North Carolina State, que lleva un balance de 7 victorias y 2 derrotas. El alero sophomore (23,3 puntos, 6,8 rebotes de media) anotó 29 puntos en la sufrida victoria ante Detroit por 82 a 79. Warren ha sido el máximo anotador, en solitario o compartido, del Wolfpack en todos los partidos de esta temporada. Por los Titans destacó Juwan Howard Jr con 24 puntos. El nombre no engaña, el jugador de Detroit es el hijo de uno de los legendarios “Fab Five” de Michigan que jugó 16 temporadas en la NBA.

En Louisiana State (6 victorias, 2 derrotas) se friegan las manos con el cuarteto que han conseguido reunir. En las alas, el júnior Johnny Bryant III (14,9 puntos, 9,5 rebotes) y el freshman Jordan Mickey (14,8 puntos, 8,8 rebotes) y en la dirección el júnior Anthony Hickey (9,5 puntos, 3 rebotes, 4 asistencias) y el sénior Andre Stringer (13,1 puntos, 3 rebotes, 2,8 asistencias). Contra Louisiana Monroe, una mala noche de Bryant y Hickey les hizo sufrir más de la cuenta (61-54). Por suerte para los Tigers, Mickey no falló.

Colorado sumó su décima victoria consecutiva por primera vez en 50 años. Los verdugos de Kansas la semana pasada lograron este hito ante la débil Elon (80-83). Entre Xavier Johnson (15) y Josh Scott cogieron más rebotes que todo el equipo rival (27). Y sin embargo, los Phoenix nunca se desconectaron del todo en el marcador gracias al alero alemán Sebastian Koch. El sénior transformó 9 de los 14 lanzamientos de 3 que lanzó para anotar 27 puntos. Un triple de Spencer Dwindle (17 puntos, 6, rebotes, 7 asistencias) evitó a los Buffaloes de Colorado sustos mayores en la recta final del encuentro.

El ritmo de esta semana, más flojo por los exámenes del semestre, nos permite echar un ojo a universidades más modestas en las que habitualmente no reparamos. Una de ellas es Virginia Military Institute, que juega su última temporada en la Big South antes de dar el salto de vuelta a la Southern Conference. Los Keydets son un equipo muy anotador con una interesante pareja de bases, el freshman QJ Petersen (21 puntos por partido) y el sénior Rodney Glasgow (15,3 puntos de media). Su tripleta mágica la completa el ala pívot sénior DJ Covington (15,3 puntos, 7,6 rebotes).

HENDERSON ANOTA TRIPLES HASTA SIN QUERER

Marshall Henderson, la estrella de Ole Miss, es un consumado triplista del que ya hemos hablado en artículos anteriores. Lo suyo es pasión por la linea de tres puntos, con noches en que se tira hasta las zapatillas. Para Henderson, no hay lanzamiento malo. Pero lo bueno es que mete anota hasta sin querer. Como ésta contra Middle Tennessee. Esta asistencia realmente vale 3 puntos. Esto es una carambola y no las del billar a tres bandas.

 

DE FIESTA CON LOS ROWDY REPTILES

Del partido entre Florida y Kansas ya hemos hecho la crónica deportiva. Además de los triples de Wiggins o la buena defensa local, hubo otra imagen muy destacable, la coreografía que se marcaron los Rowdy Reptiles, el grupo de aficionados locales. Buen ambiente en las gradas y diversión asegurada, otro de los grandes alicientes del baloncesto universitario.

versión integra del artículo publicado en http://www.encancha.com, diciembre 2013

Anuncios
NBA.com | Hang Time Blog

The official news blog of NBA.com with commentary and analysis from NBA.com's staff of writers.

ProBasketballTalk

Basketball - NBC Sports

EL ECO SIN PASOS

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

La Canasta Americana 🏀

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

A %d blogueros les gusta esto: