DRAFT NBA 2013: una noche sin estrellas

24 Jun

El draft de la NBA es uno de los mecanismos claves, junto con el tope salarial, para intentar igualar la competición, evitando que siempre ganen los mismos equipos. No siempre se consigue este efecto, ya que al tratarse de un tope salarial “blando” se puede sobrepasar pagando una multa. De hecho, esta próxima temporada se empezará a aplicar un regimen de penalizaciones mucho más duro para limitar este fallo del sistema. Mientras tanto, y gracias al draft, las franquicias pequeñas pueden disfrutar durante algunas temporadas, a un precio asequible de las futuras estrellas de la liga.

 La noche del jueves (madrugada del jueves al viernes hora española) los equipos de la NBA seleccionaran a sus futuros jugadores. Los primeros en elegir serán los Cleveland Cavaliers, luego los Orlando Magic y finalmente los Washington Wizards, tal como marcó el sorteo. A partir de ahí, llegará el turno del resto de equipos en función de su clasificación de esta temporada, y de los diferentes cambios de cromos que hayan tenido lugar entre ellos tanto en traspasos de años anteriores como en operaciones de última hora (los Suns, los Hawks o los mismos Cavaliers tienen dos opciones en la primera ronda, por ejemplo).

 Este año la noche del draft se presenta muy incierta, porque no hay un número 1 claro. Ninguno de los candidatos a entrar en la NBA parece superior al resto, no porque sean todos muy buenos, sino porque no se vislumbra ninguno con un perfil de futura estrella de la Liga. El hecho de estar tan abierta la selección hace que las previsiones varien en cuestión de horas, en función de la actuación de los jugadores en los distintos entrenamientos (abiertos o privados para cada equipo), conversaciones entre los ejecutivos de las franquicias o la rumorologia variada.

 Candidatos en apuros

 Nerlens Noel parece el principal candidato a ser el primer elegido de la noche. Hablamos de un pivot muy atlético de 2,10 de altura, con un buen salto que le convierte en excelente taponador y reboteador. Ha jugado una temporada en la Universidad de Kentucky a las ordenes de John Calipari, un entrenador que saca muy buen rendimiento de estos jugadores que sólo están en la universidad el tiempo que les obliga la reglamentación de la NBA (no se puede pasar a profesional con menos de 19 años en tu primera temporada, y habiendo estado un curso fuera del instituto o high school).

 Calipari, sin embargo, no ha podido trabajar mucho con Noel. El pivot se lesionó gravemente los ligamentos de la rodilla, y fue operado en marzo. Las previsiones médicas situan su retorno hacia finales de diciembre, lo que le haría perderse los dos primeros meses de la liga regular. Y eso sin haber pulido su juego ofensivo, muy limitado por lo visto hasta ahora. En la NCAA vivía de los rebotes ofensivos o de las asistencias de sus compañeros, pero no era capaz de generarse sus propias jugadas.

Shabazz Muhammad empezó la temporada siendo otro de los candidatos al número 1, pero conforme discurría la competición universitaria sus opciones han ido cayendo. El alero de UCLA ha demostrado ser un anotador tremendamente eficaz, pero a los ojeadores de la NBA no les ha gustado el hecho de que no genere juego para sus compañeros. Muhammad es un finalizador de jugadas. Durante el curso también se desveló que su padre había mentido sobre su edad. En lugar de 19 años tenía 20. Eso le hace menos dominante físicamente de lo que parecía, y limita su capacidad de progresión. Las dudas sobre su entorno familiar le han acabado de relegar en las previsiones.

El escolta de la Universidad de Kansas Ben McLemore era otro de los que estaba en la pugna. Ha realizado una buena temporada, evidenciando una gran capacidad de anotación. Y lo que es más importante, sin necesidad de acaparar demasiadas pelotas ni condicionar el juego de su equipo. Sin embargo, su floja actuación en los diferentes entrenos previos al draft ha sembrado dudas sobre sus posibilidades como profesional. También arrastra una historia personal potente, con un padre (jugador callejero de cierto renombre) que le abandonó de niño, y un hermano mayor, que ejerció de modelo paterno, actualmente en prisión con una larga condena tras verse envuelto en un tiroteo.

Las posibles sorpresas

Como pasa cada año, mientras unos bajan, otros suben. Alex Len es un pívot ucraniano de 2,15. Un cinco puro de los que cada vez cuesta más de encontrar. Las dudas sobre Noel han hecho mejorar sus opciones. Y en su caso, una lesión de tobillo le ha favorecido, al hacerle perderse las pruebas anteriores al draft. Así los ojeadores han tenido que quedarse con sus actuaciones durante la temporada, y no le han podido someter a pruebas específicas para revelar las debilidades de su juego.

Otto Porter es un alero completísimo. En la Universidad de Georgetown ha aportado en todas las facetas del juego. Proviniente de un entorno rural, criado en el seno de una familia donde se mama el baloncesto desde el mismo momento de nacer, y educado en una estricta ética de trabajo, presenta todas las cualidades para ser un buen jugador profesional. La duda, en su caso, es si tiene el carácter para dar el paso adelante y convertirse en una estrella.

Victor Oladipo ha hecho una temporada monstruosa en Indiana. Este escolta con unas capacidades atléticas excepcionales ha destacado en defensa y ataque. Su seguimiento del juego le ha hecho estar presente en la mayoría de jugadas importantes de su equipo. Un jugador listo para producir desde el primer minuto. Lástima que en el draft las franquicias prefieren arriesgar en hipotéticas figuras antes que en jugadores sólidos.

Y luego está Trey Burke. El base de Michigan ha sido el mejor base de esta temporada en la NCAA. Dirige, anota y además aporta liderazgo en pista. Un director de juego que sabe ser decisivo cuando hace falta serlo. Un jugador excepcional, lástima de la posición que ocupa. Porque de los primeros equipos en elegir en el draft, ninguno tiene urgencias en el lugar de base.

La gran incógnita es el griego Giannis Adetokunbo, un polivalente jugador exterior de 2,06 que cumplirá 19 años el 16 de diciembre. Las expectativas sobre él son enormes. Ya se le califica como el nuevo “Magic” Johnson. Los informes de los ojeadores dicen que incluso puede ejercer de base. Claro que jugaba en el Filathlitikos, de la segunda división griega. Habrá que ver de que es capaz contra rivales de más nivel. El equipo que lo quiera deberá llegar a un acuerdo con el CAI de Zaragoza que, anticipándose a la NBA, le firmó un contrato por 4 temporadas.

Los expertos ven el draft de este año como uno de transición a la espera del siguiente, el del 2014, en el que se prevee una remesa excepcional de talento. Además de algunos jugadores que no han querido entrar en el presente, como Marcus Stark, Glenn Robinson III, James Michael McAdoo o Mitch McGary, se espera una clase de novatos extraordinaria, con Andrew Wiggins, Jabari Parker, los gemelos Harrison, Julius Randle, Noah Vonleh o Aaron Gordon entre otros. Si no sois seguidores de la Liga Universitaria, la próxima temporada será un momento inmejorable para empezar a serlo.

 

publicado en http://www.encancha.com, junio 2013

Anuncios
NBA.com | Hang Time Blog

The official news blog of NBA.com with commentary and analysis from NBA.com's staff of writers.

ProBasketballTalk

Basketball - NBC Sports

EL ECO SIN PASOS

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

La Canasta Americana 🏀

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

A %d blogueros les gusta esto: