La suerte de los Cavaliers

24 May

Los Cleveland  Cavaliers son un equipo en reconstrucción desde que Lebron James cambió los grandes lagos de Ohio por las soleadas playas de Florida. Con Kyrie Irving como nuevo jugador franquicia, la fortuna les brinda una gran oportunidad de acelerar este complejo proceso.

Esta semana se celebró el sorteo del draft de la NBA, que decide el orden en que elegirán los equipos que han quedado fuera del playoff. Se realiza mediante un sistema aleatorio, aunque con un reparto de probabilidades inversamente proporcional a la clasificación de las franquicias. Los que han ganado menos partidos durante la liga regular tienen más posibilidades de elegir entre los tres primeros.

Originariamente la primera elección del draft recaía en el peor equipo de la temporada. Posteriormente,  las dos primeras opciones de elegir pasaron a repartirse entre los dos peores equipos por el nada sofisticado método de la moneda al aire. Actuaciones escandalosas de equipos que se dedicaban a perder partidos de forma descarada para asegurar sus opciones de futuro llevaron a implantar un sistema de sorteo de las tres primeras plazas.

Abonados al número 1

El ganador de este año han sido los Cleveland Cavaliers. Desde que se instauró esta lotería, en 1985, es la cuarta vez que esta franquicia se lleva el premio gordo. En 1986 eligieron al pívot Brad Daugherty, entorno al cual formaron un gran bloque con Mark Price, Craig Ehlo, Larry Nance  y John “Hot Rod” Williams, entre otros. Sin embargo, sus continuos problemas de espalda le forzaron a retirarse tras 8 temporadas, con tan solo 28 años.

En junio de 2003, tras una serie de años anodinos, los Cavaliers fueron doblemente afortunados. Por una banda, consiguieron nuevamente la primera elección del draft. Y por otra, este hecho se produjo el mismo año que Lebron James optaba a hacerse profesional.  James volvió a poner la franquicia en el mapa,  llevándola hasta las finales de la NBA en 2007. Se enfrentaron a los Spurs en año impar. O sea que perdieron.

Con el proyecto agotado, Lebron James voló a Miami en 2010, dejando tras de sí un equipo desolado…pero con mucha suerte. El propietario Dan Gilbert envió a su hijo Nick como representante del equipo al sorteo del draft del 2011. Y el chaval fue talismán al obtener de nuevo una primera elección. Los Cavaliers se hicieron con Kyrie Irving, llamado a ser el mejor base de la NBA dentro de no demasiado tiempo. Un jugador sobre el que cimentar un nuevo proyecto.

Este año han sido agraciados de nuevo con el número uno. Por cuarta vez en su historia. Y de nuevo, con Nick Gilbert como talismán. Aunque en esta ocasión su sonrisa no sea tan amplia y sincera como en la anterior. Porque si hay un año en el que perder no era tan malo, y ganar no significaba tanto, era este. Los Cavaliers tienen una patata caliente en las manos.

En 1986, 2003 y 2011 era muy fácil elegir. Había unos números 1 bastante claros, y era muy difícil equivocarse. Algo que no ocurre en 2013. La clase de novatos de este año presenta buenos jugadores (como siempre), pero muy pocas opciones de que alguno de ellos se convierta en estrella.

Una elección complicada

El honor de ser el primer elegido se lo disputan básicamente dos jugadores, Nerlens Noel y Ben McLemore. Noel es un pívot eminentemente defensivo, muy intimidador y reboteador, pero con un juego de ataque muy limitado. Y además, convaleciente de una grave lesión en los ligamentos de la rodilla que no le permitirá reaparecer, según las previsiones, hasta diciembre. McLemore es un escolta muy anotador, con más probabilidades de llegar a all star. Lástima que los Cavaliers eligieron con el número 4 del pasado draft a otro escolta, Dion Waiters.

Elegir a Noel como número 1 supone un gran riesgo. Porque tal vez nunca llegue a desarrollar su juego de ataque. Y porque seguramente su nivel defensivo no alcanzará la excelencia demostrada en la liga universitaria, ante rivales menos poderosos físicamente. Pero si no lo eliges, y luego resulta ser un jugador determinante, se te puede quedar la misma cara de tonto que a los Portland Trail Blazers cuando eligieron a Sam Bowie en 1984 por delante de Michael Jordan.

Así que por primera vez en 20 años, desde que los Orlando Magic traspasaron a Chris Webber, el número 1 del draft podría ser traspasado. Los cavaliers tienen una plantilla joven, con Irving, Waiters y el ala pivot Tristan Thompson como nucleo de futuro, y 20 millones de dólares de espacio para absorber los emolumentos de una figura sin que ello les aboque a pagar la temida multa por superar el tope salarial. Recordemos que este año se endurece, y mucho, esta tasa.

La rumorología ya ha empezado a funcionar. Por ahora, la mayoría de bulos incluyen también en la operación al convaleciente Anderson Varejao. A cambio, uno o varios jugadores de calidad contrastada y alguna elección para el draft del 2014. Porque según parece, esa promoción de rookies será la buena, una lluvia de futuras estrellas que las franquicias esperan como maná caído del cielo. Y para el que hay que empezar ya a posicionarse.

La segunda elección del draft del 2013 será para los Orlando Magic. Sin la presión de los Cavaliers, tendrán la oportunidad de conseguir piezas para reconstruir su destartalada plantilla, aunque sin partir de cero gracias a la presencia de los prometedores Tobias Harris y Nikola Vucevic. El podio lo completan los Washington Wizards, un conjunto al que una buena decisión la noche del draft puede convertir en un equipo interesante. Con el trío John Wall, Bradley Beal y Nené Hilario, sólo necesitan una pieza para completar el puzle.

 

publicado en www.encancha.com, mayo 2013

Anuncios
NBA.com | Hang Time Blog

The official news blog of NBA.com with commentary and analysis from NBA.com's staff of writers.

ProBasketballTalk

Basketball - NBC Sports

EL ECO SIN PASOS

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

La Canasta Americana 🏀

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

A %d blogueros les gusta esto: