Miami Heat busca la excelencia

29 Mar

Miami Heat ha marcado entre los meses de febrero y marzo el mejor registro de partidos ganados en la historia de la franquicia. Hasta el punto de amenazar con marcar un nuevo récord de victorias consecutivas en la NBA. Una demostración de porqué son uno de los máximos aspirantes a ganar el campeonato esta temporada.

Los Chicago Bulls dejaron en 27 la marca de triunfos encadenados de los Miami Heat. La segunda mejor racha de triunfos en la historia de la NBA. Con un equipo diezmado por las lesiones, sin su estrella Derrick Rose (baja durante toda la temporada), ni el básico Joakim Noah, ni Marco Belinelli ni Richard Hamilton, los Bulls vencieron a los Heat por 101 a 97.

Para encontrar la derrota anterior de los de Florida, tenemos que retroceder hasta el 1 de febrero, cuando cayeron 102 a 89 en la pista de los Pacers de Indiana. Han sido casi dos meses seguidos sin perder, con triunfos de prestigio ante Clippers, Thunder o Knicks, victorias sufridas contra Celtics, Magic, o Cavaliers y una dulce venganza contra los Pacers. A los Kings de Sacramento les endosaron 141 puntos tras dos prórrogas, en un enfrentamiento con tintes épicos. Y si, también han tenido sus partidos tranquilos.

En todo este tiempo Lebron James ha jugado a un nivel espectacular, casi sobrehumano. Sus números han sido espectaculares, cercanos al triple doble de media: 27 puntos, 8,1 rebotes, 8 asistencias, 1,9 robos y un 57,5% de acierto en sus lanzamientos de campo. En sólo dos meses ha dejado clara su supremacía ante el resto de gallitos de la liga.

El hito de las 33

Fue una racha que empezó de forma natural, con un calendario bastante favorable que encadenaba 5 partidos seguidos como locales. El equipo fue cogiendo velocidad de crucero hasta convertirse en un camión sin frenos, arrollando un rival tras otro. Una vez superada la quincena de victorias, la prensa empezó a desempolvar los viejos registros de récords de la Liga. Y los Heat aceptaron el reto.

Superaron a los Blazers de 1990-91, (16 victorias), a los Suns y los Mavericks de 2006-07 y a los actuales Clippers (17), a los Knicks de 1969-70 y los Bulls de 1995-96 (18), a los Celtics de 2008-09 (19), a los Bucks de 1970-71 y los Spurs de la temporada pasada (20), y a los Rockets de 2007-08 (22). Superaron rachas de grandes equipos campeones, y de otros que simplemente tuvieron unos momentos de inspiración. Hasta que por delante suyo sólo quedaron los 33 triunfos consecutivos de Los Angeles Lakers en 1971-72.

Aquella temporada los Lakers ganaron su primer anillo después de su mudanza desde Minneapolis en 1960. Jerry West, Wilt Chamberlain y Gail Goodrich eran sus estrellas. Elgin Baylor se retiró por una lesión de rodilla tras sólo 9 partidos de liga regular. La misma noche que sus compañeros, sin su ayuda, daban comienzo a una racha histórica. En aquella plantilla había un férreo defensor, que incluso amargaba los entrenamientos a sus compañeros. Pat Riley. El mismo que ahora ocupa el despacho presidencial en Miami.

Para el entrenador de los Heat, Erik Spoelstra, llega ahora un momento crucial. Sin quitar valor a lo conseguido por sus jugadores, deberá combatir algo tan humano como su relajación. Tras dos meses agotadores tanto física como psíquicamente persiguiendo una quimera, sus hombres se han quedado ahora sin un objetivo tangible.

Ahora toca pensar en el campeonato

Después de estas semanas de gloria, los de Miami son virtualmente, a falta de 11 partidos aún de liga regular, el mejor equipo del Este. Lo que les da ventaja de campo en los playoffs de su conferencia hasta llegar a unas lejanas finales. El entrenador Spoelstra podría dedicarse ahora a dosificar a sus jugadores, dar descanso a sus estrellas, concediendo incluso alguna derrota, de cara a la lucha por el anillo.

Pero la gran final se juega contra un equipo del Oeste. A pesar de su prodigiosa racha, los Heat no han conseguido despegarse ni de los San Antonio Spurs ni de Los Oklahoma City Thunder. Centrados todos los focos en el desafío titánico de los Heat, los dos equipos del Oeste se han comportado como diligentes hormiguitas, sumando pacientemente victoria a victoria para no perder la estela del equipo de moda.

Durante estos dos meses pletóricos Lebron, Wade, Bosh y Los Otros han doblegado en su único enfrentamiento directo a Durant, Westbrook y Asociados. Pero no se han medido con los tejanos del eterno Duncan. Lo harán este domingo, 31 de marzo, en San Antonio. El enfrentamiento puede servir como referencia comparativa entre ambos equipos.

Sea cual sea el resultado del domingo, ceder la ventaja de campo en una hipotética serie a 7 partidos a un equipo sólido, de plantilla profunda y compensada, y sobretodo curtido en mil batallas como los Spurs no parece un buen negocio. Como tampoco lo sería concederles el privilegio de jugar un último partido en casa a unos Thunder resabiados de su experiencia de la temporada pasada. Se dice que para ganar una Final primero tienes que perder otra. Los de Oklahoma ya lo hicieron, y este año querrán devolverles el favor a los Heat.

Porque el verdadero objetivo en Miami no es (o era) pasar a la historia por ser el equipo que ha ganado más partidos seguidos. El gran reto que afrontan es volver a ganar el campeonato. Y a partir de este segundo anillo consecutivo, seguir buscando más títulos. Crear su propia dinastia,  como los Minneapolis Lakers de los 50, los Boston Celtics de los 60, Los Angeles Lakers de los 80 o de principios del siglo XXI, y los Chicago Bulls de los 90. ¿Serán capaces de conseguirlo?

 

publicado en http://www.encancha, marzo 2013

Anuncios
NBA.com | Hang Time Blog

The official news blog of NBA.com with commentary and analysis from NBA.com's staff of writers.

ProBasketballTalk

Basketball - NBC Sports

EL ECO SIN PASOS

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

La Canasta Americana 🏀

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

A %d blogueros les gusta esto: