El Principio KISS

14 Nov

ImagenEl principio KISS (del inglés Keep It Short and Simple[]: «Manténgalo breve y simple») es un acrónimo que recomienda el uso de instrucciones sencillas y comprensibles, rechazando lo enrevesado e innecesario. Este término, idéntico a la palabra en inglés para beso, también se conoce por Keep It Simple, Stupid, «Mantenlo simple, estúpido». Y por él parece que apuestan en los Lakers. Simplificación de sistemas. Tal vez los californianos hayan consultado la wikipedia como yo.

Instantes finales del partido entre los Utah Jazz y los Angeles Lakers, con el partido decidido a favor de los locales. Cuarta derrota de la temporada en cinco partidos para los californianos. Kobe Bryant en el banquillo con cara de pocos amigos. Muy pocos amigos. Y en eso se le cruza su entrenador, Mike Brown. Y aparece La Mirada.

(http://www.youtube.com/watch?v=Mb-x9NuO_Og&feature=youtu.be)

 El técnico sabía lo que significaba el gesto. Era su fin. El tercer despido más rapido de un técnico en la historia de la NBA (5 partidos, el récord es de Dolph Schayes, destituido la primera noche).  No es el primer entrenador despedido por uno o varios de sus jugadores. En los mismos Lakers Magic Johnson ya lo hizo con Paul Westhead en 1981. Y lo mismo se dice de Mike D’Antoni la temporada pasada, despedido de los Knicks por sus diferencias con la estrella del equipo, Carmelo Anthony (según comentan los mentideros el entrenador quería traspasar al jugador).

 Precisamente D’Antoni es otro de los protagonistas de esta historia. Su nombre, junto con el de Jerry Sloan, sonaba para ocupar el cargo vacante. Hasta que desde el equipo se filtra que están pensando en sacar de su retiro al mítico Phil Jackson. Con Bernie Bickerstaff ejerciendo de entrenador accidental del equipo de Los Angeles y ganando dos partidos seguidos en casa, los seguidores locales corean el nombre del Maestro Zen desde las gradas. “We want Phil, we want Phil”. Y en una decisión fulminante, sin ni siquiera entrevistarse personalmente con el elegido, los Lakers anuncian que su nuevo entrenador es….Mike D’Antoni.

 Brown destacaba como un técnico especialista en defensa. Para esta temporada se le fichó como asistente a Eddie Jordan, un especialista ofensivo en ataques tipo Princeton, combinativos y de movimiento constante y coordinado de los jugadores. Y los Lakers este año ni atacaban ni defendían. Las ocho derrotas de la pretemporada podían considerarse anecdóticas. Las cuatro de la Liga Regular ya no.

 La gerencia de los Lakers, vista la escasa capacidad de los jugadores para asimilar el nuevo estilo de ataque (o eso, o le han hecho la cama muy bien a Mike Brown), ha preferido no arriesgar con otro sistema elaborado como el triángulo ofensivo del venerable Phil Jackson (además de las supuestas peticiones astronómicas de Jackson en cuestión de dinero, gestión del equipo, porcentaje en acciones…). Y se han quedado con D’Antoni y su sistema vistoso, rápido y simple.

 El base coge la pelota y corre. El resto le acompañan. Opción A: El base juega bloqueo y continuación con el pivot. Canasta. Opción B: el base penetra y dobla a un tirador. Canasta. Los Phoenix Suns de D’Antoni (2003-2008) jugaban a un ritmo endiablado, con posesiones de menos de 10 segundos. Tenian un Steve Nash en plenitud de facultades, unos tiradores mortales (Joe Johnson, Quentin Richardson en su año tonto, Leandro Barbosa), un cuatro bajito pero saltarín y rápido (Shawn Marion) y un pivot demoledor (Amar’e Stoudemire). La versión primigenia del “small ball” que se está poniendo de moda.

 Aquellos Suns son el equipo que más provecho ha obtenido de una jugada tan básica como el bloqueo y continuación. Y no solo eso. Dwight Howard fue la temporada pasada el jugador de la liga más resolutivo en situaciones de continuación. Y he aquí otra de las claves del fichaje de D’Antoni. Dwight Howard acaba contrato a final de temporada, y los Lakers esperan renovarle para que recoja el testigo de Kobe Bryant como líder del equipo. Así que mejor que esté a gusto con el nuevo entrenador.

 Los Knicks ficharon a D’Antoni para trasplantar su idea de juego a Nueva York, y no lo consiguió. Posiblemente no tenía las piezas necesarias. En los Lakers podría pasarle lo mismo. Pero seguramente habrá aprendido de la experiencia. Cambiará su estilo para amoldarse a sus piezas…y no volverá a pensar en traspasar a su estrella. ¿Pero que pasa con la palabra maldita? DEFENSA. El técnico no brilla en este concepto. Por eso ha pedido que le fichen a Nate McMillan (el exentrenador de Portland Trail Blazers) como asistente.

De como supere este hándicap depende el éxito o el fracaso. El título, o pasar a la historia como un nuevo desastre equiparable a los 4 Fantásticos (Shaquille O’Neal, Kobe Bryant, Karl Malone, Gary Payton, temporada 2003-2004). Porque en Los Angeles la distancia entre el éxito y el fracaso es mínima. Tanta como el diámetro de un anillo de oro y diamantes.

Publicado en http://www.encancha.com, noviembre 2012

Anuncios

Una respuesta to “El Principio KISS”

  1. Amedar Consulting 15 noviembre, 2012 a 08:08 #

    I truly appreciate this post. I’ve been looking everywhere for this! Thank goodness I found it on Bing. You have made my day! Thank you again!

Los comentarios están cerrados.

NBA.com | Hang Time Blog

The official news blog of NBA.com with commentary and analysis from NBA.com's staff of writers.

ProBasketballTalk

Basketball - NBC Sports

EL ECO SIN PASOS

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

La Canasta Americana 🏀

un blog con artículos sobre baloncesto EUA, principalmente. Ni más...ni menos

A %d blogueros les gusta esto: